Está en la página 1de 94

Llamada

en

Espera

Conéctate con el Plan de Dios para Tu Futuro

Doug Samples

Región Mesoamérica

Publicación Original Call Waiting Por Doug Samples Copyright © 2001 Published by Beacon Hill Press de Kansas City Una división de Nazarene Publishing House Kansas City, Missouri 64 109 EE.UU.

Esta edición fue adaptada y publicada para su uso fuera de los Estados Unidos por Región Mesoamérica, por acuerdo con Nazarene Publishing House.

Copyright © 2011 Todos los derechos reservados

978-1-56344-727-3

Traducción: Noyma Gonzalez Morejon

Diseño de cubierta: Scott Stargel

Todas las citas bíblicas que no tengan la aclaración son tomadas de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional® (NVI®). Copyright © 1973, 1978, 1984 por Sociedad Bíblica Internacional. Usado bajo autorización de la Casa Editorial Zondervan. Todos los derechos reservados.

Este libro es dedicado a mi rinoceronte favorito…

mi papá

Lawrence E. Samples

¡Todo lo que alguna vez he aprendido lo aprendí primero de mi papá!

Contenido

Prólogo

Introducción - ¿Podemos hablar?

PARTE 1

1. Todos nacemos líderes

2. ¿Y qué pasa si me mareo en un carrusel?

3. Hacer algo grande para Dios

4. No seas vaca…Se un rinoceronte

PARTE 2

5. ¿Qué hay con el llamado al ministerio a tiempo

completo?

6. Ejemplos bíblicos del llamado de Dios

7. El viaje de tu vida

8. Entonces, ¿Qué hago ahora?

Conclusiones – Necesitas una luz guía

Prólogo

¡Doug Samples ama a los jóvenes! No lo dice con fre- cuencia en este libro, porque no es necesario; simple-mente surge en cada pensamiento y en cada página. Debido a que los ama profundamente, Doug habla de una forma muy franca. Usa términos que quizás no hayan escuchado en conexión con la juventud, pero para cuando termine la conversación, términos como “vacas”, “rino-ce- rontes”, “el viaje de Dumbo”, “autopista 180”, “el dulce aroma de las flores del naranjo”, “la luz guía” y “el gas apes- toso” tienen un sentido perfecto. Leí este manuscrito por primera vez mientras iba de viaje recientemente para África. Me quedé enganchado con la nueva idea de ser un rinoceronte en vez de una vaca. A la mañana siguiente fuimos a un safari todo el día en la her- mosa reserva de Masai Mara en Kenia. Créanlo o no, fui- mos afortunados de encontrar un enorme y fuerte rinoceronte, con pinta de líder, parado a solas bajo un árbol en la más remota zona de esa vasta tierra. Fue justo como dijo Doug, “Cuando vayan en busca de rinocerontes, recuerden, no los van a encontrar en manada.” ¿Cómo supo eso un profesor de Oklahoma?

»7«

Doug Samples

Dios me ha estado hablando también recientemente a

través de otra línea: “¡No seas un cristiano promedio!” En

mi vida funciona de esta manera: no seas un discípulo pro-

medio de Jesús, no prediques sermones promedio, no leas la Biblia de manera promedio, y no proyectes una imagen

de cristiano promedio a los demás. Evidentemente Dios ha

estado hablándole a Doug Samples respecto a lo mismo; él protesta contra la mediocridad – actitudes mediocres, pen- samientos, empleos, iglesias, adoración, cargos, amistades. Que el Espíritu Santo pueda eliminar el promedio – la me- diocridad – de la vida de cada uno de nosotros y avive la llama de Dios dentro de nuestros corazones para que sea

un fuego poderoso. Presiento que esta verdad no es sólo para los jóvenes sino para los padres, abuelos, pastores, líderes de jóvenes, maes- tros, entrenadores, administradores e incluso para los su- perintendentes generales. Después de leer Llamada En Espera, mi primer pensamiento fue: debo comprar este libro para Jayson, Derek y Brooke, nuestros tres jóvenes nietos. Después de leer el libro tres veces, sentí lo mismo – sólo que con más fuerza. Deseo profundamente que mis tres jóvenes nietos (y Dalton, Ashley y Lexi, que son casi jóvenes) crezcan para ser fuertes rinocerontes y no vacas. Mi joven amigo, esa también es mi oración para ti. ¿Por qué hay que conformarse con ser un gorrión cuando Dios te ha creado para ser un águila?

Dr. Jim Diehl Superintendente General Emérito, Iglesia del Nazareno

»8«

Introducción

¿Podemos Hablar?

¿Podemos hablar? Sé que estoy escribiendo y tú estás le- yendo, pero ¿podemos hablar? Sé que será mayormente una conversación de un solo lado (“¿Qué es eso que dijiste?”), pero este libro pudiera ser mucho más divertido si estuvié- semos sentados en un restaurante tomando un refresco. Si estuviéramos frente a frente, pudiera mirar tus ojos ilumi- narse cuando las cosas marcharan bien. Cuando bostezaras, sabría que debo callarme. Podrías decirme cuando mis pa- labras no tuvieran sentido. Pero por ahora supongo que debo dejar que esta página hable por mí. Primero, déjame lanzar un bulto de preguntas para de- jarte pensando. ¿Qué pasaría si pudieras hacer algo real- mente grandioso con tu vida? ¿Qué pasaría si pudieras invertir tu vida de una manera que marcara una diferencia en tu mundo? ¿Qué pasaría si despertaras todas las mañanas para ir a un trabajo que te emocionara y desafiara todos los días? ¿Qué pasaría si pudieras realizar tus sueños y el sueño de Dios al mismo tiempo? Durante las siguientes pocas horas – o días- la pasaremos hablando juntos a través de las páginas de este libro, iremos más allá de las preguntas comunes que la juventud común- mente hace. Pasaremos la rutina de lo que está bien y lo

»9«

Doug Samples

que no para esta semana o la siguiente. Estoy sugiriendo que tú y yo exploremos la po- sibilidad en la que nadie quiere pensar y a la cual Dios te está invitando a ser su com- pañero para tener un mayor impacto en tu mundo. Quiero desafiarte a que pienses cómo

crees que vas a invertir tu vida de manera que el resultado sea hacer algo grandioso para Dios. Después de que te des cuenta de cuán grandiosos pla- nes tiene Dios aguardando para tu futuro, espero que uses esos sueños para dar forma a lo que eres ahora. Originalmente planifiqué titular este libro Así Que Piensas Que Eres Llamado. La idea detrás de ese título era que la mayoría de los jóvenes llegan a decidir lo que van a hacer con sus vidas. Pero luego otros jóvenes son llamados por Dios a dar sus vidas al ministerio. Quería con este libro apuntar hacia esas personas especiales que han sido escogi- dos por Dios para ser llamados. Pero mientras estaba escribiendo estas páginas, decidí que no podía aceptar esa idea. No creo que Dios quiera lla- mar a un pequeño grupo de jóvenes al ministerio a tiempo completo mientras le permite al resto escoger su ocupación favorita. Me he convencido de que todos somos especiales ante los ojos de Dios, y por tanto, Él tiene un llamado para todos sin importar cual sea el trabajo de su vida. Ese lla- mado puede llegar en varias formas y tamaños. Puede venir como un amanecer que avanza gradualmente o tan repen- tino como un trueno. El llamado de Dios para tu vida

ESCUCHA

ESTO…

¡DIOS QUIERE QUE SEAS SU COMPAÑERO!

» 10 «

Llamada en Espera

puede hacerse claro para ti alrededor del período de los años cuando tomas conciencia de la mezcla única de talen- tos, pasiones y dones que Él ha edificado en tu vida. Por otra parte, Su llamado puede llegar en un momento espe- cifico, inolvidable cuando Él dice, “¡Es eso!”

Su divino poder

nos ha concedido todas las cosas

que necesitamos para vivir.

2da Pedro 1:3

Cuando Dios dice “¡Es eso!” ese llamado puede tener perfecto sentido o puede tomarte por sorpresa. En otras pa- labras, el llamado de Dios puede venir como confirmación de lo que estabas esperando hacer, o puede enviarte radi- calmente a una nueva dirección. Mi oración es que aunque seas pastor de una iglesia o vendas zapatos, vayas tras eso con el llamado de Dios que produce pasión para la grandeza. Nuestro tiempo juntos será dividido en dos partes. Comenzaremos hablando de cómo todos nosotros, sin importar a que profesión nos sen- timos llamados, debemos soñar grandes sueños para Dios. Necesitamos asegurarnos de que nuestra vida cuenta para algo grande. Si Dios nos ha provisto de todo lo que nece- sitamos para una vida de grandeza, no podemos atrevernos a quedarnos en la mediocridad de lo ordinario. El reto de esta primera sección para todos nosotros es que vivamos de

» 11 «

Doug Samples

manera que “todo lo que hagamos, de palabra o de obra”, sea hecho para la gloria de Dios y “en el nombre del Señor Jesús” (Colosenses 3:17). En la segunda parte, nos enfocaremos específicamente en la idea de ser llamados por Dios al ministerio a tiempo completo como pastor, pastor de jóvenes, misionero, entre otros. Desde que pastoreé cerca de 20 años y ahora que en- seño en el área del ministerio pastoral a estudiantes jóvenes en un colegio, tengo un lugar especial en mi corazón para los jóvenes que sienten su llamado al ministerio. Aunque cada llamado de Dios es especial, el llamado al ministerio implica una relevancia única. Por eso, en la segunda parte, si te sientes llamado al mi- nisterio, espero poder ayudarte con algunos asuntos con los cuales puedas estar luchando. Estaremos explorando cuestiones como estas:

¿Cómo se siente el llamado? ¿Cómo escucho el llamado de Dios? ¿Cómo puedo saber realmente que viene de parte de Dios? ¿Qué debo hacer si tengo dudas? ¿Qué tipos de ministerios hay para escoger? ¿Cómo puedo aprender a ser un buen ministro? Aunque no te sientas llamado al ministerio (o no tienes claro a donde Dios te está llamando), algo del material de la segunda parte puede ser beneficioso para aclarar el plan de Dios. Muchos de los mismos principios se aplican para aquellos que van en otras direcciones. Me siento emocionado por tener esta oportunidad de hablar contigo acerca del llamado de Dios y hacer grandes cosas para Él. Espero que el tiempo que pasamos juntos sea útil para que hagas planes para tu futuro. Tú puedes ser una de las personas que Dios está llamando al ministerio

» 12 «

Llamada en Espera

cristiano a tiempo completo. Puede que sí, puede que no. Lo importante es prepararse para vivir una vida de grandeza para Dios. Antes de continuar, necesito pedirte que prometas leer acerca de la luz guía en el último capítulo. Después de leer todo lo demás, es el último capítulo el que hace que todo lo demás cobre un sentido de unidad. Si te lo saltas, te ha- brás perdido la razón entera de este libro. Si has hecho la promesa, entonces estamos listos para comenzar.

» 13 «

Parte 1

1

Todos nacemos líderes

Alguien preguntó una vez al poeta William Stafford, “¿Cuándo decidiste ser poeta?” Stafford respondió, “Todos nacimos poetas. Yo simplemente continúo siéndolo. La pre- gunta correcta es, ¿por qué otros no siguieron?” Eso es exac- tamente lo que siento respecto a los líderes. Creo que todos nacemos lideres. Eso significa que tú también. No es broma. Cada chico, cada chica han sido admirable y ma- ravillosamente creados” (Salmo 139:14) y llenos de poder de Dios para hacer grandes cosas. Estoy seguro de que has encontrado el versículo en Je- remías donde Dios dice que tiene grandiosos planes para ti, “planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza” (29:11). Con mucha frecuencia, sin embargo, terminamos con unos pocos líderes y muchos seguidores. En tu grupo de amigos en la escuela o la iglesia, usualmente ciertos jóvenes son considerados como líderes del grupo, mientras otros son vistos como los seguidores.

» 17 «

Doug Samples

Tú puedes ser uno de esos líderes, o de lo contrario, pue- des continuar entre los seguidores. Estoy sugiriendo que todos somos líderes o al menos podemos serlo si lo deseamos.

Diferentes Personalidades Para Líderes Diferentes

Tu mundo, tu escuela, tu iglesia necesitan todo tipo de lí- deres. ¡Qué fascinante es el hecho de que Dios haya creado todo tipo de personas para llenar todos los lugares del lide- razgo que necesitan! Un líder no es siempre una persona con un estilo particular en su personalidad. Eso significa que tú, con todos tus talentos, habilidades y dones únicos tienes un lugar para servir como líder. Sin importar cual sea el estilo de tu personalidad, las oportunidades para el liderazgo son amplias para ti. Si eres como Scott y tienes la personalidad de un joven amante de la diversión, chistoso, creativo, que asume car- gos, extrovertido, a veces travieso, miles de compañías con oportunidades para el liderazgo aguardan por ti. En el otro extremo del espectro hay muchas otras compañías bus- cando líderes como Mark, que es más calmado, introspec- tivo y reflexivo, quien ama hacer el trabajo al detalle y de pensamiento analítico. Cuando eches una mirada al mundo, descubrirás que cada posición de liderazgo tiene sus propias demandas. Nuevas compañías empresariales necesitarán un líder que tome posiciones y asuma riesgos y no le tenga miedo a in- tentar algo nuevo. Al mismo tiempo otras compañías ne- cesitarán una influencia paciente y calmada para guiarlos a través de tiempos de saneamiento corporativo. Un negocio fuera de control necesitará de una persona detallista y

» 18 «

Llamada en Espera

analítica al timón, mientras que una compañía estancada, con una junta de directivos que no se ponen de acuerdo, buscará a una persona entusiasta, amante de la diversión, que los lleve de regreso a la estabilidad. ¿Cuál es el punto? Espero que hayas visto que a lo largo de tu vida siempre habrá un lugar – un negocio, la familia, la iglesia, entre otros – que necesitará que entregues lo mejor de ti. Dios tiene un plan y un lugar para ti. Ya sea

ahora en tu grupo en la escuela y la iglesia, o dentro de 10 ó 15 años desde ahora en tu profesión, necesitas caminar a tono con Dios en Su viaje hacia la grandeza. A través de la Biblia es emocionante ver como Dios llamó a diferentes tipos de personas para tareas diferentes. Temprano en las Escrituras, Dios llamó al persistente Moisés, de habilidades cuestionables, “el melancólico”, para guiar a Su pueblo a salir de Egipto. Luego, dos locos esta- fadores convencieron al vacilante, inseguro, “déjame en paz, soy el más débil de los débiles” Gedeón “el flemático” de que era realmente un poderoso guerrero. En el nuevo tes- tamento, Jesús es poderoso para acometer grandes propó- sitos a través de las fortalezas y debilidades de Pedro “el sanguíneo”. Y es el volun-

tarioso, “asume retos” de Pablo, “el colérico” quien impulsa a la joven iglesia cristiana afuera al amena-

zante mundo romano. Con todas estas posibi-

lidades Dios indudable-

mente tiene posiciones de

liderazgo designadas y es- perando por ti.

Diferentes Tipos De Personalidad

• El Perfecto Melancólico

• El Pacifico Flemático

• El Popular Sanguíneo

• El Poderoso Colérico

» 19 «

Doug Samples

MISSING SUBTITLE HERE “Different Levels for Different Leaders”

Si bien hay posiciones en las carreras que necesitan de va- rios tipos de líderes, también hay un número infinito de niveles de liderazgo. El reconocimiento de que todos nace- mos líderes no significa necesariamente que vayas a ser el

presidente de tu país. Puede que ni siquiera seas el dirigente ejecutivo de alguna enorme compañía dentro de las 500 más poderosas. Pero piensa por un minuto en la persona que vino a ser el portero nocturno de uno de esos 500 negocios más po- derosos. Estoy sugiriendo que aún en la posición más baja, bien lejos de ser las personas que usualmente vemos que reciben todo hecho, las posibilidades de liderazgo para este custodio son aún interminables:

• Destacarse en su trabajo cada noche prepara el ca- mino para las cabezas pensantes de la corporación que toman las decisiones globales durante el día.

• Escuchar con su actitud paciente es de mucho ánimo (e influencia, eso es actuar como un líder) para un compañero de trabajo que está perdiendo a su esposa de cáncer.

• Entrenar a equipos de una pequeña liga de beisbol local es admirable para los chicos de nueve años, quienes piensan que él es genial.

• Servir en el Comité de Edificación y Propiedad en su iglesia contribuye a una perspectiva necesaria, ya que sus habilidades son indispensables.

• Proveer para su familia como esposo fiel y jugar con sus hijos en la sala de estar después de una cena que trae satisfacción.

» 20 «

Llamada en Espera

Aunque este custodio no pueda clasificar en ninguna lista de Grandes Líderes de Nuestro Tiempo, su liderazgo todavía tiene efectos significativos y expansivos en su co- munidad. En mi opinión, eso lo hace ser un gran líder. Ya sea que estés planificando ser custodio, el dirigente ejecutivo de una compañía, o alguien que se encuentre entre estos cargos, siempre tendrás cierto nivel de influencia de liderazgo para ofrecer a las demás personas. La buena noticia es que – incluso cuando no seas el chico más popu- lar de tu escuela, aunque no saques 100 puntos, aunque no seas el presidente estudiantil de la escuela, aunque no hayan votado por ti la mayoría cuando tenías grandes posibilida- des para tener éxito (pero quedaste en tercer lugar mientras casi seguro tenían una semilla atascada entre sus dientes después de comida) – a los ojos de Dios todavía tienes un tremendo potencial para el liderazgo. Él ha llenado creati- vamente tu vida con la combinación perfecta de talentos naturales, habilidades aprendidas y dones espirituales para hacer de ti exactamente lo que Él soñó que fueras. Él tiene increíbles y grandiosos planes aguardando por ti. ¿Estás listo para unirte a Él en el viaje?

Por Si Acaso

Por si acaso no me crees cuando digo que todos nacemos lideres, si acaso todavía estás pensando que este liderazgo / este asunto de la grandeza es para otras personas y no para ti, si acaso todavía sigues diciendo, “no soy lo suficiente- mente brillante” o “tengo muchas cosas en contra”, quiero dejarte con este último pensamiento: “Un estudio de tres- cientas personas altamente exitosas, como Franklin Delano Roosevelt, Helen Keller, Winston Churchill, Albert Schweitzer, Mahatma Gandhi, y Albert Einstein, revela que

» 21 «

Doug Samples

uno de cuatro presentan discapacidades, como ceguera, sor- dera, o miembros lisiados. Tres de cuatro nacieron en la po- breza, provienen de hogares quebrantados, o al menos vinieron de situaciones sumamente tensas y perturbados” (John Maxwell, Desarrollando el líder que hay en ti, 80).

» 22 «

2

¿Y qué pasa si me mareo en un carrusel?

“OK, así que Dios tiene un gran plan para mi vida. ¿Pero cómo se supone que averigüe cuál es ese plan? ¿Qué

pasaría si decido ser un gran ingeniero, pero Él quiere que sea un gran electricista? Quiero ase- gurarme de no echar las cosas a per-

der. ¿Cómo puedo saber con seguridad que voy en la dirección que Él quiere que vaya? ¿Por qué es tan difícil de saber esto?” Antes de que entres en un ataque de pánico y pienses que te has per- dido la voluntad de Dios antes de tu cumpleaños 18, volvamos atrás y re- cordemos cuánto te ama Dios. Re-

cordemos cuánto desea Él ayudarte a descubrir su diseño para ti. Estoy convencido de que Dios te ama demasiado y no dejaría que “echaras a perder las cosas”. Y además estoy convencido de que si mantienes un corazón sensible a la dirección diaria de Dios, aprenderás a discernir Su voluntad y Su llamado para tu vida.

¡Nunca

olvides lo

mucho

que Dios

te ama!

» 23 «

Doug Samples

Durante tus años de crecimiento…

• Observarás cierto desarrollo de talentos y habilidades.

• Descubrirás intereses que realmente te apasionan.

• Aprenderás que tu personalidad es única.

• Notarás que trabajas mejor con tus manos que con tu cabeza, o viceversa.

• Te darás cuenta que algunas cosas se te dan de forma natural, mientras otras resultan extremadamente difíciles. Todos estos factores son parte del proyecto que Dios construye dentro de ti. No es un accidente que tengas una colección específica de cualidades. Tampoco es algo que Dios juntó y luego dijo, “¡Vaya! ¿Qué voy a hacer con todo este desorden?” Él sabía exactamente lo que estaba ha- ciendo. Intencionalmente te creó para un propósito. Amo- rosa y tiernamente agrupó un número infinito de increíbles ingredientes para crear una persona llamada “TU”. Me gusta pensar que Dios tiene toda una colección de proyectos para nosotros en Su mente. En el Salmo 139:13-

15 dice, “Tú creaste mis entrañas, me formaste en el vientre

de mi madre. ¡Te alabo porque soy una creación admira-

ble!

te fue oculto el desarrollo de mi cuerpo mientras

yo era formado en lo secreto.” Cuando leo que David escribió respecto a “el desarrollo

de mi cuerpo” me lo imagino diciéndole a Dios, “Ya sabías cuál era el proyecto para mí desde el mismo principio de

mi vida. Desde el día primero, conocías mi ADN sin ha-

berlo puesto bajo un microscopio. Tú eres el Único que pri- mero escribió este programa de computación llamado “Mi Vida” y que ahora estoy experimentando.”

No

» 24 «

Llamada en Espera

Desde el mismo momento en que eres concebido, Dios ya ve las infinitas posibilidades de tu vida. Mientras vives tu vida, llegas a explorar esas posibilidades en la base del día a día sin saber con seguridad en qué dirección va tu viaje. En los primeros años, a veces eres abrumado por el des- afío de intentar averiguar exactamente qué es lo que se su- pone que hagas con tu vida. Le preguntas a Dios y a ti mismo: “¿Qué se supone que haga en mi vida? ¿Qué quiere Dios que yo sea?”

“¡Sólo Tengo Que Encontrar Su Voluntad!”

¿Puedo dar una sugerencia? A veces me pregunto si no nos estresamos demasiado con esto. Me pregunto si llama- mos a la puerta del cielo rogando a Dios que nos muestre cuál es Su voluntad para nuestras vidas cuando Él quiere

decir, “Oigan, chicos, están haciendo esto más difícil de lo que debería ser. Este no es un misterio complejo que tienen que resolver y “arreglar” para encontrar Mi voluntad para sus vidas. Relájense.” Quizás encontrar la voluntad de Dios no es tanto como escuchar una potente voz de los cielos que nos dice que hacer con el resto de nuestra vida. Tal vez se parece más a pedirle a Dios que nos ayude a ver claramente el proyecto que Él ha elaborado en nosotros. Escuché sobre un hombre de Da-

llas que caminaba por la calle un día y miró hacia abajo y vio las letras

VPC pintadas en la acera. Inmedia- tamente pensó que era una señal de Dios “¡Ve y Predica a Cristo!” El único problema era que era un predicador terrible. Mucho de los miembros de su

VPC

» 25 «

Doug Samples

iglesia se preguntaban si aquellas letras en la acera signifi- caban realmente “¡Ve y Pela Calabazas!” El llamado de Dios normalmente concuerda con los ta- lentos, habilidades, personalidad y pasión que Él ha puesto en nuestras vidas. Por ejemplo:

• Si tienes más de 2 metros de altura y pesas 205 libras, ¡probablemente Dios no te llamará a ser un jinete profesional para carreras de caballos!

• Si no tienes buena vista, probablemente Dios no te llamara a ser un piloto de la armada.

• Si te mareas en el carrusel de un parque de diversiones, probablemente Dios no te llame para ser astronauta.

• Si tienes problemas para comprender el concepto de la multiplicación, probablemente Dios no te llame para ser corredor de bolsa. Sí, debo admitir que hay contadas excepciones (Beetho- ven escribió su Novena Sinfonía cuando era totalmente

sordo). Sí, es cierto que Dios puede llamar a gente sin ta- lento para hacer cosas excepcionales. (Échale un vistazo a Gedeón en el capítulo 6.) Y, sí, si Dios pone un inusual pero definitivo llamado en tu vida, debes seguirlo y confiar en que Él sabe lo que está haciendo. Sin embargo, debes tener más éxito en tu búsqueda de la voluntad de Dios si incorporas algunas preguntas nuevas en tus oraciones. En lugar de la misma vieja pregunta:

“¿Qué quieres que haga con mi vida?” que tal algunas como estas:

• ¿En qué me has hecho ser bueno? ¿Con el piano? ¿Habilidades matemáticas? ¿Hablar en público?

» 26 «

Llamada en Espera

• ¿Por qué cosas me has hecho tener pasión? ¿Medicina y sanidad? ¿Crear nuevos negocios? ¿Remodelar autos viejos?

• ¿Me has creado con más habilidades mentales o manuales? ¿Física o plomería? ¿Consejería o condiciones atléticas? ¿Juez o portero? Una vez que comiences a tener algunos datos de tus conversaciones con Dios acerca de estos asuntos, estarás rumbo a descubrir la persona que Dios ha soñado que seas desde el principio. Por favor no me malinterpretes. No estoy sugiriendo que hagas una lista de tus puntos fuertes y de tus puntos débiles y luego decidas lo que quieres hacer con tu vida.

Buscar el llamado para tu vida sin la ayuda del liderazgo de Dios es buscar muchos callejones sin salida. A través del libro de Jueces, cuando “todos hicieron lo que les pareció bien a sus ojos” (21:25), ignorando la dirección divina, el resultado no fue bonito. Pero parte de descubrir la voluntad de Dios es evaluarte

a ti mismo a la luz del proyecto de Dios y pedirle que te ayude a ver la persona que Él ha constituido en ti. Como parte de este proceso de crecimiento y discernimiento que- rrás pedirle a Dios que confirme lo que estás viendo sobre Su propio llamado. Continúa hablándole a Dios respecto

a

lo que estás aprendiendo de ti mismo, y luego pregunta

si

tu visión espiritual es precisa.

Déjale saber si en algún momento malinterpretaste algún factor, Él tiene libertad total para presionar el botón de Actualizar y aclarar que significó la señal. Recuérdale a

» 27 «

Doug Samples

Él (y a ti también) que Él siempre tiene el derecho de “arrojar una nueva piedra en el estanque” que pueda crear nuevas ondas para ti (y Él) para arreglar las cosas. Cuando me enfrento a una deci- sión crítica y Dios no me ha manifes- tado claramente su voluntad, a menudo me encuentro orando de esta manera: “Dios, basado en todo lo que sé, parece que lo mejor que puedo hacer en esta situación es ABC. Ahora, si Tú quieres que haga algo diferente (como XYZ), entonces necesitas hacérmelo saber. Entonces, a no ser que lo oiga de ti, seguiré ade- lante por el camino ABC y asumiré

que es Tu voluntad en esta situación. Pero recuerda, quiero tu voluntad más que todo, así que todo lo que necesitas hacer, si me estoy perdiendo Tu señal es ¡hacérmelo saber!” Aquí está el trato: quieres conocer la voluntad de Dios para tu vida, y Él desea que conozcas Su voluntad. Él ha preparado algunas pistas relacionadas con el plan dentro del diseño de fábrica de tu vida. Si eres observador, serás capaz de ver algunas de ellas. Y si estás escuchando, oirás la confirmación del llamado de Dios. Y si por casualidad ma- linterpretas las señales y avanzas en la dirección incorrecta, Él te lo hará saber. Todo lo que necesitas es permanecer sensible.

¿

ABC

o

XYZ

?

» 28 «

3

Hacer algo grande para Dios

Para ser honesto, no estoy demasiado preocupado con respecto a que estés desapercibido de la voluntad de Dios para tu vida. Tengo mucha confianza en tu deseo de ser obediente y aún más confianza en la habilidad de Dios para revelar su plan para ti. En el amplio proyecto del plan ge-

neral de Dios, si eres camarero, profesor de una escuela se- cundaria, pastor o ama de casa, su gran plan es sencillamente que te metas en Su mundo con el objetivo de que seas Su testigo. Sea lo que sea que estemos haciendo en nuestra vida, lo importante es ser capaces de responder sí a tres preguntas básicas:

1. ¿Tienes un llamado?

2. ¿Vas a vivir con pasión?

3. ¿Harás algo grande para Dios con tu vida?

» 29 «

Doug Samples

¿Tienes Un Llamado?

De nuestro debate en el capítulo pasado, vale la pena volver

a enfatizar en esto: Cualquiera sea la carrera que ejerzas

como la misión de tu vida, necesitas estar seguro de que Dios te ha llamado a esa profesión. Si te vas a levantar todos los días a las 6:00 am para ir al trabajo, necesitas saber que Dios te ha llamado a esa profesión. Es difícil permanecer motivado cada día si no tienes un propósito y misión en la vida. Es por eso que es tan impor- tante durante los primeros años encontrar el plan y diseño de Dios para tu vida. Cuando sabes eso estás haciendo lo que Dios diseñó para ti, hay un extraordinario sentimiento de plenitud que hace la vida más agradable. Dios necesita desesperadamente personas que sientan el lla- mado a la profesión de la enfermería. Él necesita personas llamadas a ser periodistas. Necesita personas cristianas bue- nas y fuertes en el complejo de oficinas, en el campo del

petróleo, en fábricas, en la oficina de correos, políticos y en

la sinfónica.

Dios puede llamarte a ser un especialista de la sala de trau- mas y emergencias por unas cuantas razones: (1) Él sabe que serás bueno en eso. (2) Él sabe que puedes hacer felices

a muchas familias salvando a sus seres queridos del borde

de la muerte. (3) Él sabe que serás un estupendo ejemplo para tus colegas doctores y enfermeras. (4) Él sabe que tu diezmo ayudara a construir un nuevo gimnasio en tu la iglesia. (5) Él sabe que eres lo suficientemente humilde para hacer todas estas cosas admirables y que no se te suba la fama para la cabeza. Así que no sólo decidas que vas a hacer en la vida. Pídele a Dios que te revele su proyecto único para que puedas es- cuchar Su llamado en lo que sea que estés involucrado. Con

» 30 «

Llamada en Espera

la dirección de Dios, no sólo tendrás un trabajo o incluso una carrera, tendrás una misión en la vida.

¿Vas A Vivir Con Pasión?

Déjame intentar decirlo con otra vuelta; no estoy preocu- pado si eres pediatra o pastor. Por lo que si estoy muy pre- ocupado es por si vas a vivir tu vida con fuego, pasión y grandeza.

“¡Timoteo, es tu turno de avivar la llama!”

En 2da de Timoteo 1:6 Pablo tiene estas palabras para Timoteo: “Aviva el fuego del don de Dios, que hay en ti.” Suena inocente hasta que comprendes que estas son algunas de las últimas palabras de Pablo. Está en prisión. Está a punto de morir. Está haciéndole un llamado a Timoteo, “Ya casi ha llegado mi hora. He corrido mi carrera. Timo- teo, es tu turno. Ahora todo depende de ti. Necesitas en- cender tu vida con el fuego y la pasión de Dios. ¡Dios ha puesto su don de grandeza en ti, y necesitas avivar ese fuego en una llama abrazadora!” Pero cuando interpretamos ese clamor del primer siglo y lo llevamos al siglo XXI, nos enfrentamos a un gran pro- blema. La cultura de hoy no tiene nada que ver con la pa- sión, el fuego y las llamas abrazadoras. Tiene que ver con la mediocridad. Nos gusta ser promedios. Preferimos la po- sición media del paquete. Estar tibios nos encanta – no muy calientes y no muy fríos. ¿Sabías que no hace mucho que las camisetas más populares en Japón decían “¡Somos el No. 1!”? Ese mismo año en Estados Unidos, las camisetas más populares decían “¡Orgullo de no ser el mejor!”.

» 31 «

Doug Samples

¡Oh, cómo me gustaría convencerte de aborrecer la me- diocridad! Como me gustaría que aborrecieras:

La comida mediocre Los planes mediocres Las iglesias mediocres Los pensamientos mediocres La adoración mediocre Los libros mediocres Las calificaciones mediocres Los trabajos mediocres Las actitudes mediocres Los niños mediocres La vida mediocre El futuro mediocre Las clases mediocres Las amistades mediocres

No aceptes la mediocridad. No te conformes con el pro- medio. Libérate de todo lo mediocre que haya en tu vida y reemplázalo con pasión. Emociónate por la vida. Emoció- nate por la escuela. Emociónate por la familia. Emociónate por tu grupo de jóvenes. Emociónate por ser un cristiano. Emociónate por el futuro. ¡Emociónate por Jesús!

¿Harás algo grande para Dios?

Una vez más… sé que estás ansioso por saber que pro- fesión o carrera Dios quiere para tu vida, pero la pregunta más grande es esta: Sea lo que sea que hagas en la vida, ¿harás algo grandioso para Dios? Estoy escuchando a un número creciente de jóvenes que dicen, “Tendré un trabajo, pero realmente estoy emocio- nado con tener un ministerio en la iglesia para Jesús.”

» 32 «

Llamada en Espera

“Planeo ser piloto de avión, pero mi verdadero amor es ser- vir a Jesús.” “Estoy preparándome para ser profesora, pero eso solo será mi trabajo. Lo que realmente me llama la aten- ción es involucrarme en el ministerio de compasión de mi iglesia en el centro de personas sin hogar.” Esta idea de hacer algo grande para Dios obviamente significa involucrarse radicalmente en la vida y misión de la iglesia local. Sin embargo, puede extenderse más allá de

las paredes de la iglesia. Quiero desafiarlos a encontrar den- tro de las profesiones que escogieron o que quieren lograr, aspectos que den gloria y alabanza a Dios.

• Si vas a ser carpintero, entonces construye grandes casas.

• Si vas a ser reparador de carros, da a tus clientes el mejor servicio que puedan recibir en la ciudad.

• Si vas a ser ama de casa, entonces educa a los niños de forma grandiosa.

• Si vas a ser músico, crea un nuevo sonido que sea atractivo para múltiples generaciones.

• Si vas a ser un genio de la computación, diseña algunos video-juegos fantásticos que enseñen valores en lugar de violencia a nuestros niños. Howard Hendricks cuenta la historia de una inolvidable azafata que él conoció un día. El avión estaba abarrotado

de personas, y parecía que todos estuvieran perturbados e intranquilos. Había varios bebés en el vuelo esperando su turno para llenar el aire

con su llanto y sollozos. En adición a aquella agi- tación había turbulencias esporádicas que dificulta- ban a las azafatas servir la

¡ Servicio con una sonrisa

!

» 33 «

Doug Samples

comida. Pero había una azafata que nunca dejó que la in- tranquilidad del vuelo llegara a ella. Incluso a 30 000 pies de altura parecía estar a un nivel mayor que todos los demás. Cuando se encontraba con el mal humor de alguien ella siempre respondía con gentileza. Cuando las personas se quejaban por el movimiento del vuelo, hacía todo lo que podía para calmar a las personas. Incluso encontraba algún nuevo juguete para ayudar a entretener a los inquietos bebés. Y encima de eso, hacía todas esas cosas con una agra- dable y brillante sonrisa. Mientras el vuelo se acercaba a su destino, Howard tuvo

la oportunidad de hablar con la azafata. Él dijo, “¡La Aero- línea Delta es tremendamente afortunada de tener a alguien como usted trabajando para sí! Ella sorprendió a Howard diciendo, “Yo no trabajo para Delta”. Howard preguntó, “¿trabajas en alguna unión independiente de azafatas?” “No”, dijo ella con una suave sonrisa. “Bueno, entonces, ¿para quién trabajas?”, preguntó Howard. Con una sonrisa aún mayor le dijo, “trabajo para Jesús. Delta sólo firma mis cheques.” Por favor no vayas por la vida ocupado en un trabajo de 8 a 5 y luego sentándote en tu cómoda butaca todas las no- ches cambiando de canales.

• Durante estos primeros años de tu vida, escucha a Dios en tanto Él te ayuda a discernir la misión que ha diseñado para tu vida.

• Comienza ahora a reemplazar toda la mediocridad de tu vida por pasión.

• Decide ahora mismo que “sin importar quien firme mis cheques, siempre trabajaré para Jesús.”

» 34 «

4

No Seas Vaca…Sé un Rinoceronte

¿Alguna vez alguien se ha tomado el tiempo para expli- carte la diferencia entre una vaca y un rinoceronte? Todo tiene que ver con la actitud. Algunas personas tienen acti- tudes de vaca, mientras otras tienen actitudes de rinoce- ronte.

Vacas

• Las vacas adoran andar vagueando por ahí, mascando su comida y mugiendo, lo cual es su forma de quejarse.

• Las vacas adoran ser perezosas y andar por ahí todo el día sin nada que hacer.

• Las vacas siempre buscan los caminos cortos y de menor resistencia.

• Las vacas adoran esperar para ver por qué camino va la manada.

» 35 «

Doug Samples

• Las vacas siempre se conforman con una nota promedio en una prueba, especialmente cuando sacar una nota buena significa estudiar dos o tres horas más.

• De forma general y en su mayoría, las vacas adoran la mediocridad. Sueñan con ser ordinarias y promedio.

Rinocerontes

Por otra parte…

• Los rinocerontes son individuos rudos que disfrutan de la emoción de correr a través de la jungla de la vida en lugar de seguir a una manada de vacas al mercado de carne.

• Los rinocerontes adoran los grandes retos.

• Los rinocerontes adoran los riesgos, las demandas e incluso los fracasos potenciales que puedan venir con los peligros de la vida.

• Los rinocerontes adoran ir contra la corriente.

• Los rinocerontes adoran levantarse cinco minutos antes de las 6:00 am para una práctica de basquetbol.

• Los rinocerontes adoran tener el balón en sus manos en los segundos finales del juego.

• Los rinocerontes adoran ser los perros líderes que halan de trineos.

• Los rinocerontes son grandes soñadores.

• Los rinocerontes no le temen al fracaso, porque cada vez que fallan se vuelven más listos.

• Los rinocerontes comprenden que “el éxito es ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo.” (Esta es una cita de Abraham Lincoln.)

» 36 «

Llamada en Espera

Esta es la idea principal: Ser un rinoceronte es mirar para ver en qué dirección va todo el mundo y luego ir en la dirección contraria.

Los rinocerontes de las junglas de Virginia Occidental

Mi padre me enseñó desde edades tempranas a ser un rinoceronte. Mientras todos los demás padres se reunían en clubes y jugaban golf con sus hijos, mi padre compró una desagradable porción de una ladera arbolada llamada Knollwood. Allí debe haber habido millones de árboles en estos tres acres de la ladera de Virginia Occidental. Nuestro trabajo era concentrarnos en la mitad de los árboles con el

Las vacas sondean para poder encontrar el camino. Los rinocerontes guían el camino. Las vacas dicen, “Merezco del mundo lo mejor.” Los rinocerontes dicen, “Le debo al mundo lo mejor de mí.” Las vacas tienen problemas. Los rinocerontes tienen oportunidades. Las vacas se satisfacen con el status quo. Los rinocerontes siempre están buscando lo nuevo que Dios está esperando por hacer. Las vacas desean vaguear por ahí. Los rinocerontes desean cambiar el mundo.

» 37 «

Doug Samples

objetivo de hacer habitación para una casa, un camino, y así.

Durante el período en que cursé los estudios de secun- daria y preparatoria, mi padre y yo nos levantamos tem- prano todos los sábados en las mañanas y durante el verano para derribar árboles. Papá no creía en cortar el árbol, ti- rarlo al suelo y dejar el tocón. ¡Noooooo! Cada árbol tenía que ser sacado de raíz y luego cortado con una sierra entre dos hombres o un hacha. (Las sierras eléctricas deben haber sido contrarias a la religión de Papá.) Todas las mañanas cuando Papá y yo nos conducíamos hacia Knollwood, yo lloraba y me quejaba y hacia un es- cándalo esperando que de alguna manera ocurriera un mi- lagro de compasión y Papá me dejara regresar a casa para dormir. Yo quería ser una vaca como todos mis amigos vacas y dormir hasta las 11:00 am, y luego ir a jugar beisbol o basquetbol e irnos a sentar en la ribera para hacer cuentos sucios. Pero mi padre nunca me permitió ser una vaca. Me en- señó a trabajar duro mientras todos los demás estaban ju- gando. Me enseñó a derribar un árbol completo mientras todos los demás dejaban el tocón. Me enseñó a pensar mientras todos los demás metían la pata. Me enseñó a re- solver problemas mientras todos los demás andaban que- jándose. Me enseñó a soñar lo imposible mientras todos los demás decían que no se podía lograr. Me enseñó a com- prometer mi vida con Dios mientras todos mis amigos es- taban siendo vacas tiradas en la ribera. Al recordar, realmente odié esos días de trabajo y sudor en Knollwood. Pero ahora no los cambiaría por nada del mundo. Esos

» 38 «

Llamada en Espera

fueron los días cuando fui un rinoceronte joven en entre- namiento.

¿Eres Un Rinoceronte?

Aquí esta lo que es más emocionante para mí: sólo el hecho de que tú estés leyendo este libro significa que ya ca- lificas como un rinoceronte en potencia. (Si alguien lo compró para ti, entonces esa persona debe pensar que tie- nes algo de rinoceronte dentro de ti.) Sólo el hecho de que sostengas este libro en tus diminutas y pequeñas patas de rinoceronte me dice que hay algo dentro de ti que no quiere aceptar ser promedio. Si todavía sigues leyendo hasta este punto avanzado del libro, entonces es seguro que eres una de esas personas que sueñan con hacer grandes cosas para Dios. Pero debo advertirte: si eliges ser un rinoceronte, siem-

pre serás el blanco de muchas críticas y motivo de irritación para todas las demás vacas. Intentarán continuamente pre- sionarte para que regreses a la manada y seas promedio, simple, común y mediocre como ellas.

• “¿A dónde crees que vas?”

• “¿Quién te crees que eres?”

• “¿A quién tratas de impresionar?”

• “¡Alguien debe haberte dado un golpe o dos!”

• “¿Por qué tenías que arruinar las notas de todos los demás en esa prueba poniendo un patrón alto?”

• “¿Por qué ya no quieres andar mas con nosotros? ¿No somos lo suficientemente buenos para ti?”

Matemos Al Rinoceronte

Uno de los grandes rinocerontes de la Biblia enfrentó este mismo tipo de acusaciones desde muy temprano en su

» 39 «

Doug Samples

vida. En Génesis 37 José está comenzando a flexionar sus músculos de rinoceronte, diciéndoles a su padre y herma- nos acerca de esos sueños de rinoceronte que había tenido. En los sueños, Dios le está dando a José un adelanto de las increíbles cosas que iban a suceder en su vida. Sus herma- nos vacas, no están muy emocionados con ver a su pequeño hermano hablar como si fuera el gran rinoceronte rey de la jungla. Así que un día cuando José los vino a ver a los cam-

pos, se dijeron entre sí, “¡Ahí viene ese [rinoceronte] soña-

(v.19-20). (Revise el resto de la historia

para ver cómo este rinoceronte no sólo sobrevivió a los ata- ques sino que se convirtió en la persona que salvó el día.) Aquí está la clave: Cuando todas las vacas están desapro- bando lo que estás haciendo, entonces sabes que estás ha- ciendo lo correcto. Quizás esto es lo que la Biblia trata de decirnos cuando dice, “Amplia es la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Pero estrecha es la puerta y angosto el camino que con- duce a la vida y son pocos los [rinocerontes] que la encuen- tran” (Mateo 7:13-14, con una palabra extra incluida para el énfasis). No seas una vaca que sigue a la multitud. Dirige tu cuerno hacia Jesús, y síguele sin importar lo que los demás dicen o hacen.

Buscar otros rinocerontes

dor!

matémoslo”

En lugar de salir por ahí con todas las vacas, necesitas hallar otros amigos rinocerontes y formar equipo con ellos. Mientras vas en busca de rinocerontes, recuerda, no los vas a encontrar en manadas. Ellos indudablemente son perso- nas únicas que no aparecen en la lista de los más populares. Puedes encontrar incluso algunos grandes rinocerontes

» 40 «

Llamada en Espera

escondidos en el grupo de adultos en tu iglesia, de los cuales aprenderás valiosas lecciones, si eres capaz de sacar algún tiempo para estar con ellos.

Quizás sea de ayuda si te muestro al- gunos de los grandes rinocerontes de la historia para que veas como lucen. Tho- mas Edison fue un rinoceronte que falló miles de veces intentando inventar el bombillo, pero nunca se rindió. Orville y Wilbur Wright construyeron una má- quina de vuelo mientras las otras vacas estaban alrededor diciendo que eso no sería posible. John Glenn subió al espacio como astronauta por segunda vez cuando tenía 77 años de edad. Beethoven com- puso algunos de sus mejores trabajos con

una edad avanzada después de quedarse completamente sordo. Martín Lutero clavó sus noventa y cinco tesis en la puerta de la iglesia de Wittenberg, lo cual le trajo problemas pero así inició la gran Reforma de la Igle- sia. Martin Luther King Jr. tuvo un sueño en un tiempo donde todos los demás eran consumidos por una pesadilla. Bill Gates estaba soñando con una computadora personal en cada hogar de Estados Unidos sólo unos años después de que el presidente de la IBM había declarado, “Creo que hay un mercado mundial para quizás cinco computadoras.” Don Quijote, mi rinoceronte héroe, pudo mirar a Aldonza Lorenzo y ver a Dulcinea. Los tres jóvenes hebreos (Sadrac, Mesac, y Abednego) cada uno educadamente pero con va- lentía dijeron al rey, “¡No soy una vaca, así que no me postraré!”

LOS GRANDES RINOCERONTES EN LA HISTORIA
LOS GRANDES
RINOCERONTES
EN LA
HISTORIA

» 41 «

Doug Samples

¿Por Qué Ser Un Rinoceronte?

A estas alturas algunos de ustedes están probablemente metidos en todas estas cosas de rinocerontes. Pero algunos de ustedes pueden estar todavía haciendo la pregunta de porque. “¿Por qué tengo que ser un rinoceronte? ¿Por qué no puedo ser una vaca y tomarme la vida fácil? Ser un ri- noceronte suena a que hay que trabajar mucho.” Aquí está la razón. ¿Estás listo? La razón por la cual ne-

cesitas ser un rinoceronte en lugar de ser una vaca es porque allá afuera el mundo es una jungla y no un campo para pas- tar. Realmente es una jungla. Y si una vaca se pierde en la jungla, no va a ser el rey de la jungla; será la hamburguesa de la jungla. El mundo no es un lugar fácil. No es justo. No es seguro. El mundo allá afuera es desafiante, demandante, ries- goso y peligroso. Nunca lograrás sobrevivir, nunca lo lo- grarás si eres una vaca. Pero cuando decides ser un rinoceronte, estás eligiendo disfrutar de las aventuras y oportunidades de la vida. Estás eligiendo tomar la vida con valentía y confiando, incluso cuando eso signifique luchar atravesando fracasos y desilusiones. Como rinoceronte descubrirás que la Biblia es el manual de guía para el safari más emocionante que nadie haya es- crito jamás. A través de las páginas de la Palabra de Dios tú y yo podemos encontrar el tipo de alimento espiritual que mantiene a un rinoceronte fuerte. Cosas como:

• “En todos tus caminos reconoce a Dios, y Él enderezará tus veredas” (Proverbios 3:6, NVRJ)

• “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13, NVRJ)

• “Considérense muy dichosos cuando tenga que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que

» 42 «

Llamada en Espera

la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada” (Santiago 1:2-4).

• Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados , pero no destruidos” (2da Corintios 4:8)

• Por tanto, no nos desanimemos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día. Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos [sólo un rinoceronte pudiera ver un sufrimiento como algo ligero y efímero] producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento” (2da Corintios 4:16-17).

¿Elegir o Mugir?

Bueno, es tiempo para una gran pregunta final. Antes

de continuar con este libro, necesitamos establecer esta cosa de rinoceronte de una vez por todas. Ve por un bolígrafo, y marca una casilla.

o

¡Sí, elijo la grandeza!

o

No, gracias. Quiero ser mediocre.

¡Fantástico! Ahora sigamos adelante.

Si te gustaría leer más sobre ser un rinoceronte, debo animarte a contactar con Scott Alexander:

Rhino Press, P.O. Box 2303520, Laguna Hills, CA 92564. Él ha escrito tres libros de “Rinocerontología” que han sido funda- mentales para mi adopción del rinoceronte como uno de mis héroes favoritos.

» 43 «

Doug Samples

Doug Samples EL CREDO DEL RINOCERONTE • Las personas son irrazonables, ilógicas y egoístas… ¡ámalas de
Doug Samples EL CREDO DEL RINOCERONTE • Las personas son irrazonables, ilógicas y egoístas… ¡ámalas de

EL CREDO DEL RINOCERONTE

• Las personas son irrazonables, ilógicas y egoístas… ¡ámalas de todos modos!

• Si haces cosas buenas, te acusarán de tener motivos egoístas… ¡haz el bien de todos modos!

• Si tienes éxito, tendrás falsos amigos y verdaderos enemigos… ¡lucha por el éxito de todos modos!

• El bien que hagas hoy, mañana será olvidado… ¡haz el bien de todos modos!

• Ser honesto y sincero te harán vulnerable… ¡sé honesto y sincero de todos modos!

• Las grandes personas con grandes ideas pueden ser derribadas por las personas más pequeñas con las mentes más pequeñas… ¡piensa en grande de todos modos!

• Lo que te lleva años construir puede ser destruido en una noche… ¡construye de todos modos!

• Da al mundo lo mejor que tienes, y recibirás una patada por la boca… ¡da al mundo lo mejor que

lo mejor que tienes, y recibirás una patada por la boca… ¡da al mundo lo mejor
lo mejor que tienes, y recibirás una patada por la boca… ¡da al mundo lo mejor

tienes de todos modos!

» 44 «

PARTE 2

5

¿Qué hay con el llamado al ministerio a tiempo completo?

¿Cómo va tu refresco? ¿Necesitas volverlo a llenar? “Ca- marero, otra ronda de refresco por favor y una orden de papitas fritas para ir picando.” Espero que estés comenzando a interiorizar que Dios tiene una grandiosa vida por delante para ti. Implícitos en tu diseño de proyecto hay preciosos talentos, habilidades, pasiones, fortalezas en tu personalidad y dones espirituales que son tuyos para descubrir y desarrollar. Si mantienes tu corazón sensible al llamado de Dios y cultivas una gran actitud de rinoceronte, harás cosas gran- diosas para Dios sin importar cual sea tu trabajo.

» 47 «

Doug Samples

Mientras avanzamos en esta nueva sección, quiero cam-

biar el tema de nuestra discusión y hacerte algunas pregun- tas nuevas. En el capítulo 2 mencionamos que Dios tienen el dere- cho de “arrojar una nueva piedra al estanque” para crear nuevas ondas en tu vida. Esta es mi primera pregunta nueva: que sucedería si estás poniéndole cabeza a tu propio negocio, obteniendo buenas calificaciones, comportándote (la mayor parte del tiempo), creciendo con Dios, e inten- tando encontrar qué trabajo es el que necesitas para com- prar el último modelo de carro—y luego de repente, Dios arroja una nueva piedra en tu estanque: “Oye, quiero que seas pastor.” ¿Qué harías? ¿Cómo responderías? ¿Dirías que

sí o buscarías una forma agradable de decirle a Dios “estás

loco”? Quizás creas que eso nunca va a ocurrir contigo. Mi amigo Chad tampoco lo creía. Aquí está su historia de cómo Dios lo sorprendió. “Yo estaba en el altar orando con uno de mis amigos cuando me di cuenta que necesi- taba orar por mí mismo.

Me aparté un poco, en-

contré mi sitio y comencé

a orar. Luego, aunque no

era una voz audible, escu- ché a Dios hablando a mi ser interior, y Él dijo, ‘Mi- siones’. Yo dije, ‘¡Tienes

que estar bromeando!’ En un principio no quería ni pensar respecto a un llamado a las misiones, pero cada día desde entonces mi llamado se ha hecho más fuerte. Ahora es casi todo en lo que pienso.”

¡Tienes que estar bromeando!

» 48 «

Llamada en Espera

Evidentemente Dios no quiere llamar a todos los jóve- nes al ministerio a tiempo completo, pero sí creo que le en- cantaría que cada joven estuviese abierto al llamado para el ministerio. (En la primera sección del libro dijimos que todos, sin importar su profesión, deberían estar involucra- dos en el ministerio haciendo grandes cosas para Dios. Aquí está la segunda mitad, cuando utilizamos el término ministerio, nos referimos a la profesión a tiempo completo de un ministro, por ejemplo, un pastor, pastor de jóvenes, misionero, etc.) Mientras creces en tu relación con el Señor, debe haber tiempos cuando revisas tus señales con Él. Puedo verte te- niendo una conversación con Dios donde le dices, “Dios, estoy haciendo todo lo que puedo para seguir Tu orienta- ción. Ahora mismo parece que me estas guiando hacia la biología marina. Y me siento emocionado por eso. Pero sólo quiero recordarte que si quieres interrumpir esos pla- nes y llamarme para dar los primeros 10 años de mi vida a la enseñanza en el campo misionero, me alegraré de hacer reajustes. Porque todo lo que realmente quiero hacer es se- guir Tu voluntad para mi vida.” Si fueras a hacer esta oración, pudieras escuchar la res- puesta de Dios, “¡No, lo estás haciendo bien! Me gusta hacia donde nos dirigimos. Pero gracias por preguntar.” Algunos de ustedes sin embargo, pueden sentir que Dios los está llamando al ministerio. Para algunos, ese lla- mado ya ha llegado alto y claro y lo están ejerciendo. Otros, pueden estar orando fervientemente intentando descubrir si es seguro que están siendo llamados. No existe una fórmula de uno-dos-tres que pueda darte como ayuda para que sepas con seguridad si estás siendo llamado espe- cíficamente al ministerio. Nadie puede decirte eso con

» 49 «

Doug Samples

seguridad. Eso es algo que en última instancia debes des- cubrir entre tú y Dios. Durante el resto de nuestro tiempo juntos, me gustaría ir a tu lado en tu viaje para poder hablar sobre cómo es tener un llamado al ministerio. Quizás podemos plantear algunos asuntos y responder algunas preguntas que te ayu- darán en tu deseo de conocer la voluntad de Dios para tu vida.

Consejo De Los Expertos

Recuerdo cómo fue que Dios me llamó al ministerio. Recuerdo cuán emocionado estaba, y me encanta decir la historia de vez en cuando. Pero ahora quiero hacer algo mucho mejor. Tengo un montón de amigos del colegio que han sentido un llamado definitivo al ministerio y ahora están estudiando para eso. Les hice una serie de preguntas a las cuales respondieron. Esas respuestas me han dado una idea para ayudarme a escribir este libro. Estoy compar- tiendo sus respuestas a dos preguntas fundamentales con las cuales pueden estar batallando ustedes. Mientras escu- chan sus historias, aprenderás más acerca de tu propio llamado.

¿Cómo Fue Inicialmente Tu Llamado?

El llamado de Dios es como un copo de nieve: ninguno es exactamente igual. Dios nunca utiliza la misma manera para darnos Su mensaje. No existe “una forma perfecta” para que llegue el llamado. Aquí leerás algunas vías en que los jóvenes han escuchado el llamado de Dios. Puedes en- contrar historias similares a la tuya. Aún así, la tuya puede ser 100 porciento única.

» 50 «

Llamada en Espera

“Toda mi vida supe que Dios me quería para algo grande. Cuando Él vio cuán apasionado estaba guiando la alabanza y adorando en mi iglesia, comenzó a mostrarme que debía ejercerlo como la ocupación de mi vida” – Nathan.

“Cuando era un pequeño niño, había dos cosas

que quería hacer: construir rascacielos y ser pastor. Con el tiempo alcancé el quinto grado y quería ser

el primer capellán en una estación espacial.

Durante la etapa secundaria Dios me aclaró que iba a ser pastor. Fue algo de lo cual nunca podría escapar.” – Ben

“Cuando cumplí 15 años estaba en un campamento de la iglesia. Había estado luchando en mi interior para saber qué se suponía que haría con mi vida. Mi pastor de jóvenes había estado orando conmigo sobre esto. Luego una noche esa semana sentí: ‘Quiero que seas pastor de jóvenes.’ ¡Qué alivio saberlo finalmente! – Brandon

“Inicialmente comencé a sentir mi llamado cuando iba por ahí con un amigo del basquetbol que tenía un llamado al ministerio. Estábamos hablando sobre nuestro futuro y lo que haríamos

con nuestras vidas. Ahí fue cuando Dios comenzó

a hablarme. Durante los dos siguientes años me

fui fortaleciendo. Cuando nuestro grupo de jóvenes iba de misión en un viaje a Fort Worth, Texas, Dios me hizo saber con seguridad que me estaba llamando a trabajar con los jóvenes de la localidad.” – Chad

» 51 «

Doug Samples

“Mi madre me cuenta que cuando yo tenía tres y cuatro años me paraba frente a mis animales de peluche y les predicaba. Pero no fue hasta los últimos años de secundaria que Dios confirmó ese llamado. Una noche cuando visitaba mi colegio regional, Dios de repente y de forma definitiva me llamó al ministerio.” – Chris

“Recibí mi llamado el verano anterior a mi último año de secundaria. Estaba listo para que Dios hiciera nuevas cosas en mi vida. Mientras estaba en un campamento de la iglesia, Dios me confirmó cual era su plan. Ahora miro atrás, puedo seleccionar ejemplos donde Dios puede haberme estado diciendo exactamente la misma cosa, pero fue esa noche en el campamento cuando acepté el llamado de Dios para mi vida.” – Jeremy

“Mi llamado ha estado conmigo durante tanto tiempo que no recuerdo no haberlo tenido. Es como si hubiese sido creada para esto.” – Mary

“Recuerdo cuando todos los niños querían ser bomberos, y yo quería ser predicador. Pero no creo haber sentido realmente un llamado hasta mi temprana juventud cuando las personas de mi iglesia me informaron que ‘algún día sería predicador’.” – Michael

“Ustedes no van a creer esto, pero es cierto. Estaba viendo dibujos animados un domingo en la mañana cuando tenía 10 años. Durante un comercial, estaba cambiando los canales y

» 52 «

Llamada en Espera

encontré este canal televisivo cristiano de bajo presupuesto. Había una actuación desagradable de personas contrabandeando Biblias para Rusia. Estaba lleno de mal humor, actuaciones pobres, y parlamentos cursis. Pero esa fue la ocasión que Dios usó para llamarme al ministerio.” – Rodger

“Sencillamente ocurrió un día cuando vi que era posible entregar toda mi vida a algo que disfrutaba profundamente y que me llenaba de satisfacción. Eso era trabajar con niños.” – Sara

“Vino muy calmada y suavemente en una reunión de jóvenes en mi colegio regional. Dios usó a la persona que estaba hablando para hacerme saber que me quería como maestra en el campo misionero.” – Stephanie

“Cuando tenía 10 años estaba leyendo un libro de niños misioneros y cuando la niña de la historia le dijo a Dios que sería obediente e iría, sentí algo muy extraño. Me pregunté que estaba ocurriendo. Dije, ‘Dios, si fuiste Tú, por favor hazlo de nuevo.’ Lo hizo. Así que, ahora estoy preparándome para el campo misionero.” – Meagan

¿Cómo se siente tu llamado?

Siempre escuchamos a personas decir, “siento el llamado de Dios”. Les pedí a mis amigos que describieran como es ese “sentimiento”. Aquí está lo que respondieron. (Me gus- taría saber qué sentiste en tu llamado.)

» 53 «

Doug Samples

“Sentí como si Dios estuviera tirando de mi corazón.” – Zach

“Cuando inicialmente tomé conciencia de mi llamado estaba muy emocionado… ¡fue como el primer beso!” –Tyler

“Mi llamado fue como una brisa quieta al principio, pero ahora se ha convertido en una guerra dentro de mi corazón.” – B.J.

“Mi llamado vino por sorpresa. Fue un poco aterrador al principio. No podía pensar que Dios pudiera usarme, así que fue como un choque para mí.” – Justin

“Mi llamado me hizo sentir como si estuviera haciendo cualquier otra cosa que no fuera el ministerio a tiempo completo, como si estuviese perdiendo el tiempo.” – Joshua

“Mi llamado llego como un anhelo por ayudar a otras personas y también como un deseo de hacer mas con mi vida. – Paige

“El llamado para mí fue como una iluminación. Es como cuando pones un tubo en tu ojo y miras a través de él. Sólo puedes ver lo que está en frente de ti. El llamado de Dios fue como tomar un tubo. De repente sólo pude ver cosas que no imaginé que estuvieran ahí. Las cosas comenzaron a cobrar sentido y claridad.” –Chad

“Mi llamado parece mi sombra. Siempre está ahí como una llama eterna dentro de mi corazón. Mi

» 54 «

Llamada en Espera

llamado siempre me recuerda el propósito de mi vida.” – Stephanie

“Fue como el reconocimiento de algo que debía haber sabido todo el tiempo pero que nunca supe. Fue como, ‘¡Oh, vaya! ¡Ser pastor de jóvenes!’” – Andrew

“Cada vez que pensaba en ser pastor venía ese impulso persistente del cual no me podía escapar. Después de un tiempo me di cuenta que esa era la forma en la que Dios me estaba llamando al ministerio.” – Brad

“Fue como si Dios usara palabras audibles para

hablarme. Era como una presión en mi corazón – como si Dios tomara un sello de hierro incandescente y lo presionara contra mi corazón. En un minuto no

Dios puso un sello de hierro incandescente en mi corazón

estaba, y al siguiente minuto sí estaba. Ahí fue cuando Dios me mostró que quería que fuera misionero. Durante cuatro años estuve tratando de

escapar del llamado de Dios. Finalmente una noche todas mis fuerzas se fueron. Se escurrieron de mí como se escurre el agua de un recipiente roto. Me derramé en el suelo hasta quedar vacío. Luego Dios me llenó de su presencia. Mientras lloraba y oraba, me rendí completamente a Dios. Le dije que haría lo que Él

» 55 «

Doug Samples

quisiera que hiciera. Pero yo tenía una petición. Recuerdo claramente mi oración: ‘Señor, haré cualquier cosa que me pidas. Si quieres que entre al ministerio, lo haré. Si quieres que sea misionero, lo haré. Lo que quieras es Tuyo. Haré lo que quieras, pero lo haré mucho mejor si me das el deseo de hacerlo. Por favor, Señor, cambia mi deseo para que sea esto lo que quiero hacer. Así lo podré hacer con todo mi corazón. ¡Aún así, si no me das el deseo, lo haré de todos modos porque mi deseo es servirte! Antes de que hubiese abierto los ojos, Dios encendió un fuego en mi corazón que todavía hoy arde fuertemente.” – Rodger

¿Realmente Dios puede usarme?

Algunos de ustedes que piensan que tienen un llamado al ministerio pueden estar batallando con otro tipo de pre-

gunta. Puede haber cosas en tu pasado de las cuales no estás orgulloso. Puedes haber malgastado tu vida de tal forma al punto de no estar seguro si Dios realmente puede usar a alguien como tú. ¡Bueno, la buena noticia es que Dios perdona! Cuando confesamos los pecados de nuestro pasado y le dejamos saber cuánto lo sentimos, Él deja nuestra pantalla comple- tamente limpia. Nos da una segunda oportunidad. Si te estás preguntando si Dios puede usar a una persona como tú en Su ministerio, recuerda, estás en buena compañía porque:

• Moisés tartamudeaba.

• La armadura no le sirvió a David.

• Marcos fue rechazado por Pablo.

» 56 «

Llamada en Espera

• Timoteo tenía úlceras.

• La esposa de Oseas era prostituta.

• Amos dejó los estudios.

• Jacob fue un mentiroso.

• David tuvo un romance.

• Salomón fue muy rico.

• Abraham era muy viejo.

• David era muy joven.

• Pedro tuvo miedo a la muerte.

• Lázaro estuvo muerto.

• Juan era un santurrón.

• Noemí era viuda.

• Pablo era un asesino.

• Moisés también.

• Jonás huyó de Dios.

• María murmuraba.

• Gedeón y Tomás dudaron.

• Jeremías era depresivo y suicida.

• Elías ascendió en un carro de fuego.

• Juan el Bautista era muy hablador.

• Marta era afanada.

• María era vaga.

• Sansón tenía el cabello largo.

• Noé se emborrachó.

• Pedro, Pablo y Moisés eran temperamentales.

Si Dios puede usar a todas esas personas, estoy seguro que Él puede encontrar un lugar para ti y para mí.

Una Historia Más

Antes de concluir este capítulo concerniente al llamado de Dios al ministerio, tengo una historia de mi amigo Ryan para ti. Creo que te va a gustar.

» 57 «

Doug Samples

“Con indecisión, halé la tapa de la caja. Cerrando mis dedos en el fondo suavemente lo saqué y lo giré hacia arriba. Miles de piezas rápidamente cayeron en la mesa. Ninguna era igual. Ninguna era de la misma forma, color o tamaño. Mientras estaba allí con la mirada fija en ellas, me di cuenta de la increíble tarea que yacía frente a mí. Este era un reto que nunca había enfrentado antes en toda mi existencia, porque sólo tengo una oportunidad con este complejo problema, este rompecabezas. Mi parte es escoger las piezas. La imagen que hago será mi obra y la de nadie más porque Dios me ha dado libre albedrío. Aún, estoy confundido— piezas con salientes, piezas de esquina, piezas con hendiduras y ningún lugar para comenzar. Me siento en la aislada habitación de mi mente, en la silla de mi criterio, al lado de este vasto horizonte de la vida, y miro vagamente las posibilidades.

La habitación es un santuario, la silla es un banco, y el rompecabezas es mi vida. A diferencia de mi mente, no estoy apartado; el santuario está lleno con cientos de personas. Y me siento allí, retraído del grupo, me examino, orando. He llegado a un punto en mi vida donde debo tomar una decisión que definirá quién seré. No es algo fácil. Estoy aterrado porque no voy a tener una segunda oportunidad una vez que me comprometa. Es todo o nada en el negocio del ministerio. Así que oro seriamente, buscando orientación, un contorno, una pieza saliente para este problema.

» 58 «

Llamada en Espera

Por alguna razón abro mis ojos y miro fijamente al frente de la habitación. Entre los cientos de personas presentes, un hombre me mira y se pone de pie. Se mueve hacia el banco donde estoy, se sienta y dice palabras que nunca olvidaré. ‘No sé qué es, pero Dios quiere que te diga que te va a usar. Y yo no sé si quiere que te lo diga como una exhortación o simplemente como confirmación, pero esa es Su voluntad.’ De repente las piezas comienzan a moverse en la mesa. Miro asombrado como los fragmentos se van juntando. Los salientes de repente son contorneados y mi vida comienza a tomar forma. Mientras este hombre ora por mí, miro fijamente la mesa. Mis ojos están llenos de lágrimas porque me doy cuenta de que mi rompecabezas está siendo formado. No está terminado, pero comenzó.”

» 59 «

6

Ejemplos bíblicos del llamado de Dios

¿Qué tiene que decir la Biblia con respecto a todo esto? ¿Cómo nos puede ayudar a manejar este asunto del lla- mado de Dios? Cuando abrimos la Biblia, descubrimos que

el llamado de Dios no sólo llega a muchas personas únicas (como vimos al final del capítulo pasado) sino de muchas formas únicas.

• Puede llegar mientras estas metido en tus negocios (Moisés en Éxodo 3).

• Puede llegar tocando a tu puerta aún cuando estás escondiéndote en un programa de protección a testigos (Gedeón en Jueces 6).

• Puede llegar temprano en la vida cuando aún no estás ni siquiera seguro de cómo es la voz de Dios (Samuel en 1ra Samuel 3).

• Puede llegar a través de la voz profética de un mentor que pone sus brazos a tu alrededor y

» 61 «

Doug Samples

declara, “Tú harás grandes cosas para Dios” (Eliseo en 1ra. de Reyes 19).

• Puede llegar en un momento inolvidable de confrontación abrumadora entre tú y un Dios Santo (Isaías en Isaías 6)

• Puede llegar y cazarte de todas formas mientras huyes de Dios (Jonás en Jonás 1-3).

• Puede llegar con una simple palmada en el hombro y una invitación como “[ven], sígueme” (Leví en Lucas 5).

• Puede llegar como un rayo sorpresivo que te estremece y te envía en una nueva y radical dirección (Pablo en Hechos 9). Creo que tomaré un receso para el postre mientras estos muchachos te dicen como escucharon el llamado de Dios. Mientras les prestas atención, puedes sorprenderte de en- contrar alguna de sus historias parecidas a la tuya propia.

Un llamado inconfundible—Moisés

En tu avanzado mundo tecnológico quizás un arbusto quemándose no es algo relevante. En cambio yo nunca antes había visto un arbusto quemándose. Piénsalo, no había visto ninguno nunca. Estaba ocupándome de mis propios negocios en el desierto tratando de ser un pastor decente. Temprano en mi vida pensé que yo podía llegar a ser alguien importante. Pero luego lo eché a perder todo. Así que, me conformé con ser un tipo promedio en un lugar promedio haciendo cosas promedio. Me imaginé que eso era lo mejor que la vida tenía para ofrecerme. Luego un día apareció Dios y alteró todos mis planes de la mediocridad a la siguiente galaxia. Me opuse por un tiempo y sugerí que Él debía buscar a otra persona. Pero

» 62 «

Llamada en Espera

Dios hizo inconfundiblemente claro que tenía enormes pla- nes para mí. Su mensaje era tan cristalinamente claro que supe exactamente lo que debía hacer: “Tú liberarás a Mi pueblo del yugo de Egipto” (ver Éxodo 3:10). Ese encuentro con Dios fue tan increíble que tuve que quitarme las sandalias. Fue inolvidable. Ese fue el día donde Dios prometió ir conmigo y fortalecerme para la desafiante tarea que Él tenía yaciendo frente a mí. En los siguientes años, cada vez que me sentía tentado a dudar o temer siem- pre recordaba el día en que Dios me hizo ese inconfundible llamado.

Breve Resumen de Moisés Si vas a hacer algo grande para Dios, necesitas un arbusto
Breve Resumen de Moisés
Si vas a hacer algo grande para Dios, necesitas un arbusto
en llamas… o al menos un corazón en llamas.

Un llamado inesperado—Gedeón

Deseo haber tenido la confianza y el estilo de liderazgo que tuvo Moisés. Cuando se van a seleccionar equipos para un juego de beisbol, Moisés es siempre el primero en ser escogido y yo siempre soy el último. Yo soy como el her- mano pequeño que tienes que llevar y poner en tu equipo o si no Mamá se enfadará contigo. Cuando Dios vino a buscarme, yo estaba escondido en el granero para escapar de los madianitas. Su ejército era como un huracán categoría 5 destruyendo todo el campo. Todos sabían que alguien debía enfrentarlos, pero yo sabía con seguridad que no iba a ser yo. Saliendo de la nada Dios me encontró y sorprendió mi mundo dando voces, “El Señor está contigo, guerrero va-

» 63 «

Doug Samples

liente” (Jueces 6:12). Inmediatamente pensé que estaba bromeando, y le dije: “Debe haber una equivocación. Debe estar buscando al otro Gedeón que vive por la calle Hi- neni.” El dijo, “No, tú eres el que quiero.” Me avergüenza admitirlo, pero le hice esta tonta prueba a Dios. ¿No has escuchado de mis vellones? Lo hice pasar esta pruebas dos veces. Incluso traté de timarlo en la segunda ocasión. Ambas veces pasó la prueba. Así que, ¿qué harías en un caso como ese? Yo también. Deje de poner pretextos y le dije, “Si eres lo suficientemente loco para quererme, soy todo Tuyo.” Él respondió, “no estoy tan interesado en tu habili- dad como es tu disponibilidad.”

Breve Resumen de Gedeón Cuando Dios te llama a hacer algo grande, no hay problemas
Breve Resumen de Gedeón
Cuando Dios te llama a hacer algo grande, no hay problemas
con estar realmente asustado. Tampoco hay problema con
tener dudas y preguntas. Recuerda, Dios + tú = ¡la mayoría!

Un Llamado Temprano—Samuel

Soy uno de esos muchachitos que ha estado en la iglesia toda su vida. En realidad comencé a asistir a la iglesia nueve meses antes de nacer. Mi madre y mi padre eran grandes creyentes, amaban a Dios y a la iglesia. Mamá cuenta la his- toria de cómo ella oró para que yo naciera y cómo prometió entregarme al Señor. Dios respondió su oración y Mamá cumplió su promesa. Debido a este gran legado, siempre sentí como si estu- viese destinado a servir al Señor. Es como si todo en mi vida me preparara para ser un siervo del Señor. Tanto como puedo recordar, he querido servirle. Así que es algo natural

» 64 «

Llamada en Espera

que muy temprano en mi vida escuchara el llamado de Dios. De hecho, vino tan precozmente que no estaba se-

guro al principio de que fuera realmente Su llamado. Pensé que era otra persona llamándome. Pero luego de hablar con

mi pastor, él me ayudó a darme cuenta que era realmente

Dios quien me estaba llamando. Estoy muy agradecido con mi madre y mi padre. Me alegra que me hayan traído a la iglesia. Me alegra que me hayan dedicado al Señor. Me alegra que hayan soñado con

grandes cosas para mí. Y me alegro por el pastor quien tuvo

un oído sensible, lo suficiente como para ayudarme a es- cuchar el llamado de Dios con claridad y seguridad.

Breve Resumen de Samuel Si vas a hacer algo grande para Dios, ¡es bueno tener
Breve Resumen de Samuel
Si vas a hacer algo grande para Dios, ¡es bueno tener un
comienzo temprano!

Un Llamado Humano—Eliseo

Has oído hablar del niño que dijo, “Abuela Morris siem- pre solía agarrarme y pellizcarme la mejilla y decir, ‘Mu- chacho, uno de estos días vas a crecer y a convertirte en un gran predicador.’” Esa es mi historia. En mis días Elías era “el Hombre”. Él era uno de mis héroes. Sus oraciones hicieron que la lluvia se detuviera por tres años. Destruyó a Baal en uno de los más grandiosos partidos de lucha libre de todos los tiempos. Él y su familia adoptiva sobrevivieron por dos años con una increíblemente pe- queña cantidad de harina y aceite. Y cuando estuvo en su

» 65 «

Doug Samples

punto más bajo, aún era capaz de escuchar la clara y cal- mada voz de Dios. ¿Tienen alguna idea de lo que es que alguien como Elías se acerque a ti, imponga sus manos sobre ti, te mire a los ojos y te diga, “Dios me ha dicho que tú harás grandes cosas para Él”? Eso es exactamente lo que Elías hizo con- migo. Para ayudarme a comenzar en el ministerio, me permi- tió andar junto con él y ser su asistente. Le ayudé a poner las sillas para nuestras reuniones con el grupo de jóvenes, iba llamando con él, aprendí cómo orar con él, y vi como él era un hombre de Dios. Para ser honesto con ustedes, durante todo este tiempo no he estado muy seguro si Dios me ha llamado o no. Todo estaba basado en lo que Elías me había dicho. Y por mucho tiempo eso era bastante bueno para mí. Pero llego un día cuando Dios confirmó que realmente era su voluntad que cumpliera con la predicción que Elías me había dado mu- chos años antes.

Breve Resumen de Eliseo A veces el llamado de Dios a la grandeza viene a
Breve Resumen de Eliseo
A veces el llamado de Dios a la grandeza viene a través de la
voz humana. No lo ignores.

Un Llamado Santo—Isaías

Mi llamado llegó un domingo por la mañana en la igle- sia. Fue como si Dios mismo estuviese hablándome direc- tamente. ¡Dios vino a mí! (¿Eso suena raro?) Él me llenó de Su presencia. Habían seres como ángeles volando alre- dedor. Me mostró cuán Santo es, cuán diferente Él es. Este

» 66 «

Llamada en Espera

ha sido el encuentro más íntimo que jamás he tenido con Dios. Cuando me di cuenta de cuán grandioso Él es, inme- diatamente me di cuenta de cuán poca cosa soy yo. Antes, cuando me comparaba con mis amigos cristianos, sentía que probablemente estaba haciendo las cosas bien. Pero cuando tuve una imagen clara de Dios, supe que estaba en problemas y que necesitaba ayuda seriamente. Le pedí a Dios que me hiciera limpio como Él. Y lo hizo. Ese fue el día en que Dios me santificó completamente. Ese fue el mismo día en que recibí mi llamado. Vino como un paquete de acuerdos. Estar tan cerca de Dios como nunca antes yo había estado me permitió escuchar a Dios llorar y decir, “¿A quién encontraré para que lleve mi mensaje de salvación al mundo?” Rápidamente respondí, “Heme aquí Señor, envíame.” Él dijo, “¡Está bien, vamos!” Desde ese momento, salí a hacer grandes cosas para Dios. Pero yo se que nada hubiese sucedido si no hubiera experimentado todo aquello ese día cuando ajuste todo con Dios.

Breve Resumen de Isaías Antes de que puedas hacer cualquier cosa grandiosa para Dios, necesitas
Breve Resumen de Isaías
Antes de que puedas hacer cualquier cosa grandiosa para
Dios, necesitas entender cuan poca cosa eres sin Él.

Un llamado perseguido—Jonás

Tempranamente supe que Dios me había llamado a ser predicador. También sabía que yo no quería tener parte en ese plan. Sin duda sabía que debía hacer lo que Él me es- taba diciendo que hiciera. Y sabía que eso debía ser lo

» 67 «

Doug Samples

correcto o lo mejor. Sencillamente yo no quería. Pensé que yo conocía mi vida mejor que Dios. Entendí que yo podía llevar mi vida mejor de lo que Él podía. Así que huí de su llamado. No sólo lo ignoré o intenté pretender que no existía. Yo sencillamente me fugué. Y por supuesto, ustedes saben de todo lo referido al pez que me trago en el océano. El punto clave de mi historia es que servimos al Dios de las segundas oportunidades. Aunque armemos un es- cándalo y salgamos corriendo, nos quejemos y enojemos contra Dios por no preguntar nuestro criterio respecto a cómo conducirnos en el mundo, Él es paciente para per- manecer llamando a nuestra puerta y preguntando, “¿Ahora estás listo para escuchar?” De hecho, toda mi vida he sido negativo, protestón, pero Dios nunca me ha forzado a tomar mi boleto y partir. Me alegra que Él nunca se haya dado por vencido conmigo. Me alegra que me haya dado una segunda oportunidad para decir sí a Su voluntad y llamado para mi vida.

Breve Resumen de Jonás Si Dios tiene un llamado a la grandeza para tu vida,
Breve Resumen de Jonás
Si Dios tiene un llamado a la grandeza para tu vida, no huyas
de Él. Él sabe lo que es mejor. Además… conoce tu número.

Un Llamado Transformador—Leví

Para ser sincero, no tengo idea de por qué Jesús me llamó a ser uno de Sus discípulos. ¿Por qué me llamo a mí y no a otra persona? ¿Por qué me escogió de entre la mul- titud? ¿Por qué me eligió para la grandeza? Ni idea.

» 68 «

Llamada en Espera

Yo creo que así funciona muchas veces. Dios viene y nos da una palmada en el hombro y dice, “¿Te gustaría se- guirme en un viaje hacia la grandeza?” Y luego puede su- ceder que muchos de los otros hombros que el toca como el nuestro están conectados a un corazón que dice que sí. Desde mi perspectiva el llamado de Dios significa tres cosas: Primero, es un llamado para estar con Él. Antes que todo lo demás, Él simplemente desea que los otros discí- pulos y yo disfrutemos de su compañía, que edifiquemos una relación, una amistad con Él. Segundo, es un llamado

a la preparación. Necesitamos esos tres años de enseñanza

y entrenamiento al lado de Jesús. Aprendimos muchas lecciones. Desde el mismo co- mienzo estuve listo para testificar y comenzar a traer per- sonas a Jesús. Pero no existe forma en que hubiera podido manejar los resultados del ministerio si no hubiese pasado por esos años de entrenamiento con Jesús. Por último, el llamado de Jesús es un llamado para transformación—un llamado no sólo para trasformar mi propia vida sino por una pasión para transmitir ese mensaje transformador de vidas hacia otros. Si Dios puede tomar una persona codiciosa, materialista y egoísta como yo y transformar completamente su vida, entonces tengo que contar a los demás acerca de lo que Dios puede hacer con sus vidas.

Breve Resumen de Leví Si quieres un ministerio de grandeza a largo plazo, tendrás que
Breve Resumen de Leví
Si quieres un ministerio de grandeza a largo plazo, tendrás
que buscar tres cosas: estar con Él, ser preparado, ser
transformado.

» 69 «

Doug Samples

Un Llamado Totalmente Inesperado—Pablo

Yo era tu peor pesadilla. Yo era el que se burlaba de ti por ser cristiano. Yo era el que podía citar porciones de la Biblia para probar mi criterio y hacerte lucir como un tonto. Yo era el que te espiaba para agarrarte si alguna vez metías la pata. Siempre estaba ocasionando problemas. El punto es que yo era la última persona que alguien hubiese pensado que podía ser llamado por Dios. Yo era tan malo y desagradable que ningún cristiano habría inten- tado hablarme acerca de Dios. Todos sabían que les hubiese golpeado en la cabeza. El único que no me temía era Dios mismo. Como modo de llamar mi atención, Él envió esta increíble exhi- bición de láser que literalmente me estremeció. Él no gol- peó un arbusto del entorno. Vino directamente hacia mí y me dijo que reuniera todos mis hechos. Desde ese momento mi vida dio un giro de 180 grados. Hablando de ser radical. Al principio yo era radical en mi odio hacia Jesús, pero desde que el tomó control de mi vida, estoy completamente comprometido y 24/7 enamorado de Jesús. Cuando finalmente entregué mi corazón a Jesús co- mencé a seguir Su llamado para mi vida, nosotros realmente lo hicimos por el tiempo perdido. Supongo que sea por eso que dice “Mientras más grande seas, más grande es la caída.” Todo lo que sé es que cuando caí por Jesús, caí duro.

Breve Resumen de Pablo A veces cuando piensas que has sido muy malo como para
Breve Resumen de Pablo
A veces cuando piensas que has sido muy malo como para
que Dios te use, ahí es cuando Dios muestra su gran plan al
mismo centro de tu corazón.

» 70 «

7

El viaje de tu vida

¿Cómo nos va hasta este punto? Hemos estado sentados aquí por tanto tiempo ahora, que vamos a tener que dejar una buena propina. ¿Por qué no salimos y damos una vuelta? Tengo algunas vistas que quisiera mostrarte. Mien- tras conducimos hacia el norte por la Central del Valle de California en la Autopista 99, del lado de tu ventanilla queda la Sierra Nevada. Por mi lado de la ventanilla y no a mucha distancia se hallan las fabulosas brisas del océano justo al oeste de nuestra posición. Ya que tenemos un fresco día de primavera, los árboles de almendro están totalmente florecidos y la nieve cubre el pico de las montañas que lucen deslumbrantemente blancas en la calidez del amanecer. Giramos al este por la Autopista 180 y avanzamos hacia las montañas. Pronto sentimos el olor más extraordinaria- mente dulce que jamás se haya sentido en el planeta Tie- rra—el olor a naranjo florecido en los primeros días de abril. ¡Aleluya! Mientras vamos ganando altura, las vías de la montaña ponen alta tensión a nuestro pequeño motor.

» 71 «

Doug Samples

El camino se va inclinando y las curvas agudas de la montaña demandan toda la atención. Las montañas pare- cen levantarse rápidamente frente a nosotros mientras nos vamos acercando. En algún punto necesitamos decidir exactamente a donde queremos llegar en este viaje. Quizás cuando giramos en la autopista 180, estábamos seguros del pico exacto o el lago que tenía “nuestro nombre” puesto. Por otro lado, quizás todo lo que sabíamos era que la mon- taña nos estaba llamando. Cuando miramos en el mapa, nos damos cuenta que hay un grupo de opciones para es- coger. Están los picos majestuosos y los claros y cristalinos lagos de los cuales todos hablan, pero también hay bosques antiquísimos, corrientes de agua helada, tranquilos caminos de arboledas, asombrosas cascadas, cuevas escondidas, sor- prendentes formaciones de roca. Mientras continuamos nuestro viaje hacia arriba, nos detenemos en varios puntos del paisaje donde podemos mirar hacia atrás y ver el camino sinuoso detrás de nosotros. También podemos vislumbrar la cima que aún aguarda por nosotros. Estos breves momentos son buenas oportunida- des para verificar nuestro camino y asegurarnos de que es- tamos avanzando en la dirección correcta. ¿Realmente queremos escalar esta montaña o sería mejor un paseo por la playa? Una vez que hayamos confirmado que fuimos he- chos para las montañas, podemos dirigirnos con toda in- tención en esa dirección. Cuando llegamos y salimos del carro, sentimos el estimulante aire de la montaña y nos damos cuenta, “De esto se trata la vida”.

Detallemos Esto

Está bien, ¿En qué punto de la historia descubriste la alegoría? ¿O es una metáfora? (Siempre mezclo estos

» 72 «

Llamada en Espera

conceptos) Sólo por diversión, puedes leer nuevamente la historia y ver cuánto simbolismo puedes encontrar antes de comenzar a darte mi interpretación. “Conduciendo al norte en un fresco día de prima- vera” se refiere a esos primeros días del viaje de nuestra vida. Como joven tienes todas las posibilidades de la vida frente a ti. Las oportunidades están floreciendo a tu alre- dedor. Tu futuro es increíblemente emocionante. (Re- cuerda, eres un rinoceronte, no una vaca.) “Cuando giramos hacia el este” simboliza decir sí al llamado definitivo de Dios al ministerio a tiempo com- pleto. La verdad es que, pudiste haber escuchado fácilmente y respondido al llamado de Dios que te hubiera enviado en dirección oeste hacia las interminables posibilidades de las carreras seculares al otro lado de la costa. Y si ese hubiese sido Su llamado, entonces hubieses estado 100 por ciento en Su voluntad de girar al oeste y seguirle en ese gratificante viaje. Pero por la razón que sea, has escuchado la voz de Dios resonando en las montañas y llamándote a una vida en el ministerio que será desafiante y placentera. “Autopista 180” juega un papel extremadamente im- portante en esta analogía. La Autopista 180 es el camino de preparación para el ministerio al cual necesitas prestar especial atención. El hecho de que puedas ver el pico de la montaña no significa puedes escuchar el llamado de Dios hoy y saltar al ministerio a tiempo completo mañana. El llamado al ministerio es un llamado a la preparación. Eso es tan decisivo que necesitas escucharlo de nuevo. El lla- mado al ministerio es un llamado a la preparación. Mi amigo Jeremy cursa los últimos años de la prepara- toria. Así es como él describe su lucha en la Autopista 180. “La mayor dificultad que he experimentado jamás es la

» 73 «

Doug Samples

paciencia. En más de una ocasión me han dicho que el lla- mado al ministerio es un llamado a la preparación. Tengo

una urgencia respecto a salir y entrar en el ministerio ahora. Me parece que la escuela es casi como tiempo perdido. Mi pastor me ha dicho que debo planificarme para la escuela y quizás para el seminario. Estoy tomando su consejo por- que eso va a beneficiarme a largo plazo. Además no muchas iglesias están dispuestas a aceptar a un muchacho sin estu- dios de 19 años de edad. Es probablemente una sabia de- cisión.” Un gran ministerio precisa de una gran preparación. Un viejo predicador dijo, “Si tengo 10 años para ejercer el mi- nisterio, gastaría 4 de ellos en preparación.” Es emocio- nante darse cuenta de que Jesús pasó 30 años de preparación comparados con solamente 3 de ministerio ac- tivo. La iglesia necesita que seas un ministro agudo y bien educado. Las congregaciones que servirás en el futuro irán cada domingo buscando orientación espiritual. Dios nece- sita que estés intelectualmente preparado para enfrentar los retos de tu sociedad y tu cultura. Necesitas tener una clara comprensión de:

• La Biblia

• Teología cristiana

• Filosofía

• Misiones

• Formación espiritual

• Habilidades para predicar

• Habilidades en las relaciones

• La iglesia

• La historia de la iglesia

• Adoración

» 74 «

Llamada en Espera

• Evangelismo

• Santidad cristiana

• Habilidades en la consejería

• Habilidades en el liderazgo

¿Crees que vas a encontrar todo eso es un restaurante como McDonald de comida rápida? Lo dudo.

Además de toda esta preparación ministerial, también

necesitas una educación sólida en áreas generales de la cien- cia, historia, redacción en

Español, literatura, artes, ne- gocios y así sucesivamente, con el objetivo de estar bien equilibrado. Mientras sigues “escalando en la evaluación”

(educación), sentirás una tensión en tu cerebro producida por el intento de crear nuevos pliegues en tu materia gris. Habrá momentos cuando te sentirás como una esponja saturada y estés has- tiado de ver que eres sólo un principiante con dos años to- davía por delante y luego el seminario. Pero antes de que entres en pánico y te estrelles en estas cerradas curvas de la montana, permíteme asegurarte que no tienes que sacar 100 puntos todo el tiempo. Solo tienes que dar lo mejor de ti. Como dijo Pablo, deberás ser deci- dido en seguir avanzando hacia la meta para ganar el pre- mio que Dios ofrece mediante Su llamamiento celestial en Cristo Jesús” (Filipenses 3:14) Nunca olvidaré un día cuando estaba en 11vo grado y la Sra. Strickland me desafió a dar lo mejor de mis esfuerzos de rinoceronte en mi examen de curso. Estudiábamos re- dacción. Me estaba quejando porque mi examen era tan bueno como el de los muchachos que me rodeaban y

El llamado al ministerio es un llamado a la preparación.

» 75 «

Doug Samples

además debí haber recibido la misma nota. La Sra. Strickland me dijo que quería verme en el pasillo. Pensé que estaba metido en problemas. Ella me puso la mano en el hombro y dijo palabras inolvidables a mi sensible cora- zón. Ella dijo, “Doug, se quién eres y lo que quieres ser en la vida. El resto de estos muchachos solo serán doctores, abogados y gente de negocios. Pero tú vas a ser pastor. Ese es el trabajo más importante del mundo entero. Lamento que a veces eso no sea justo, pero yo espero mucho más de ti que de todos los demás.” ¡Vaya! A partir de ese momento ella fue mi profesora preferida. Aprendí más de ella que de todos los demás. Du- rante mis años de escuela y seminario hice todos mis exá- menes exactamente de la misma forma que la Sra. Strickland me había enseñado. Deseo poder ser tu Sr. Stric- kland. (O quizás Sr. Strickland) Dondequiera que estés en la Autopista 180, quiero desafiarte a que comiences a pre- pararte con una gran educación. Si estás en los primeros o últimos años de la escuela, haz lo mejor en estos años de colegio. Desarrolla buenos hábitos de estudio y cultiva el gozo de aprender lo cual te ayudará en la vida. Puedes querer hacer planes también para entrar en un colegio cristiano o una Universidad donde puedas conti- nuar con tu educación. Es posible que con la graduación de la escuela te sientas listo y preparado para tomar una po- sición de ministerio en tu iglesia local. Sin embargo, nota- rás que vale la pena continuar estudios superiores hacia el grado de maestría. Como se puede deducir de esta larga discusión sobre la Autopista 180, la preparación educacional para el ministe- rio es extremadamente importante. Mientras más temprano

» 76 «

Llamada en Espera

descubras la disciplina de ser un eterno estudiante, mejor serás. “El dulce aroma del naranjo florecido…” En algún sitio de la Autopista 180 probablemente encontrarás a tu pareja, lo cual será el aroma más dulce de tu vida. Tu cón- yuge será tu mejor amigo(a), tu compañero(a) de oración, tu amante, tu compañero(a) de sueños y el gozo de tu vida. Así que ten cuidado en tus prácticas de cortejo no enamo- rarte de una vaca. Decir eso es suficiente. “Los picos, lagos, corrientes, bosques y demás” están diseñados para representar las muchas opciones disponibles en el campo del ministerio. Como se menciona en la his- toria, tu llamado al ministerio puede llegar con un llamado

claro a un área específica, como las misiones o el ministerio con los jóvenes. Por otra parte, puedes estar seguro de tu llamado al ministerio pero no tener idea del ministerio exacto que Dios tiene para ti. Lo importante por ahora es estar consciente de las dife- rentes funciones en las cuales un ministro puede servir. Puedes ser:

• Pastor

• Pastor de jóvenes

• Ministro de música

• Pastor administrativo

• Capellán

• Educador

• Misionero

• Pastor de niños

• Diacono

• Plantador de iglesias

• Evangelista

• Especialista urbano

» 77 «

Doug Samples

En los años que tienes por delante, mientras la iglesia

busca formas para satisfacer las necesidades de nuestra so- ciedad, habrá indudablemente nuevas categorías añadidas

a la base habitual. Otro asunto a considerar por ti es la posibilidad de que con el tiempo tu comprensión del llamado pueda cambiar.

En mis primeros años de secundaria, tuve un claro llamado

a ser misionero. Pero cuando estaba en el seminario, Dios

me hizo pasar por un doloroso proceso de seis meses donde el llamado cambio al ministerio con los jóvenes. Luego de

un año con el ministerio de jóvenes, Dios cerró esa puerta

y me envió al ministerio pastoral. Después de 22 años pas-

toreando, Dios ahora me ha movido al ministerio de la en- señanza. ¿Quién sabe qué otra cosa ha planificado para mí? Sé cuidadoso en no cerrar con llave el llamado de Dios en un tipo específico de función en el ministerio. Mientras más aprendes acerca de tus propios dones y habilidades, dale a Dios la libertad de dirigirte al área que Él sabe que va mejor contigo. “Puntos del paisaje” son amplios lugares durante el viaje donde puedes tomar aliento y reenfocarte. Algunos de ustedes pueden sentir ahora mismo que Dios les ha hecho un llamado definitivo al ministerio a tiempo com- pleto. Pero puede llegar un tiempo cuando no estés seguro

de las cosas. Si eso sucede, querrás encontrar un lugar para salirte de la carretera y verificar tu posición.

Mi amigo Roger Hahn enseña en el Seminario Teoló-

gico Nazareno. Escucha como él explica este proceso para verificar si estamos aptos para enfrentar lo que viene: “De- berías comenzar a cuestionarte tu llamado, no serás la pri- mera persona en hacerlo. Debes considerar en oración tu sentido del llamado y las formas a través de las cuales la

» 78 «

Llamada en Espera

iglesia ha confirmado tu llamado entusiasta o dubitativa- mente. Puedes querer hablar respecto a tus preguntas con amigos cristianos maduros y confiables, incluyendo tu pas- tor y/o profesores. No te precipites en decidir que malinterpretaste el lla- mado o que ya no hay llamado. Si es así, luego de haber orado cuidadosamente y haber traído todo a consideración, tú decides si malinterpretaste el llamado o si ya no hay lla- mado, no tomes esto como una señal de fracaso espiritual. Dios hará uso de todo tu conocimiento y desarrollo en Su tiempo. “No permitas que amigos malintencionados o personas conocidas te hagan sentir culpable por haber cambiado tu entendimiento respecto a la voluntad de Dios para tu vida. Es mejor lidiar con un llamado equivocado o una nueva dirección en tu vida cuando sabes que eso ha sucedido en lugar de continuar preparando un falso sentido de duda o un deseo de complacer a otra persona.” Es posiblemente normal que vengan períodos donde cuestiones tu llamado. Y es bueno batallar con tu llamado porque así te ves forzado descubrir con claridad que real- mente Dios te ha llamado al ministerio. Uno de mis anti- guos profesores me dijo una vez, “Si puedes hacer alguna otra cosa en lugar de ser predicador y aún así ir al cielo, mejor hazlo porque vendrán muchos días donde desearás ir a hacer otra cosa.” Si Dios disipa tus dudas y responde todas tus preguntas, entonces puedes sentirte confiado en avanzar hacia la mon- tana. “De eso se trata la vida.” Mi oración por ti es que si has sentido verdaderamente un llamado de Dios al minis- terio a tiempo completo, puedas permanecer en fe durante

» 79 «

Doug Samples

el proceso de preparación. Luego, yo confío, que una vez allá afuera (con la ayuda de Dios y la exhortación de tu pa- reja), seas capaz de decir con confianza: “De esto se trata la vida. Este es mi destino. Esto es lo que Dios diseñó para mí. Este es mi llamado. Esta es mi vida.”

¡Disfruta del viaje!

Bueno, el viaje alegórico fue un poco más rápido que el viaje explicativo. Espero que haya sido de ayuda. Quiero hacerte una presentación previa respecto a qué esperar en los años que vienen. Afortunadamente este atractivo viaje turístico respondió algunas de tus preguntas y te animó a permanecer enfocado en tus sueños de hacer grandes cosas para Dios.

» 80 «

8

Entonces, ¿Qué hago ahora?

Ahora que ya estás de regreso en casa después del mara- villoso viaje turístico por la montaña, ¿qué se supone que hagas? Si sabes que Dios te ha llamado al ministerio, y que ese ministerio todavía tarda en llegar algunos años, ¿Qué haces mientras tanto? Una vez terminada la escuela y que comiences realmente las clases en teología y ministerio, rápidamente ascenderás a la montaña. Pero pueden quedarte algunos años de es- cuela. ¿Hay algo que puedas hacer ahora mismo para for- talecer tu llamado? Presenté esa pregunta a algunos de mis colegas amigos que sólo te llevan algunos años de ventaja en el viaje mi-

nisterial. Dejaré que ellos te cuenten qué hicieron para for- talecer su llamado cuando aún estaban estudiando en la escuela. Sus sugerencias circulan alrededor de tres asuntos principales.

1. Involúcrate ahora.

2. Encuentra un mentor o mentores espirituales.

3. Continúa escuchando y siendo obediente.

» 81 «

Doug Samples

1. Involúcrate ahora

“Involúcrate. Participa en los eventos locales y del distrito. Sé un líder. Yo he enseñado en las Escuelas Bíblicas de Verano y en la clase de los niños en la Escuela Dominical. He participado en dos viajes misioneros a México y participado en proyectos urbanos.” –Stephanie

“Di clases en la Escuela Bíblica de Verano y actualmente doy clases a juveniles en la Escuela Dominical. Todo lo que puedas hacer en la iglesia, especialmente donde puedas enseñar, es una experiencia maravillosa. Incluso llegué a dirigir un par de veces el devocional del domingo en la noche. Es más fácil pararse frente a personas que conoces que frente a personas que no conoces. Y ellos siempre te darán buenos consejos para la próxima vez después que termines.” –Andrew

“Desde que Dios me hizo un llamado claro al ministerio, he trabajado duro para involucrarme como líder en mi grupo de jóvenes y en mi iglesia.” –Paige

“Me involucré con Jóvenes para Cristo en mi escuela. En mi primer año solamente habían dos personas en la celebración “Nos Vemos en el Poste”. Al año siguiente habían 10; al siguiente 20 y el último año teníamos 50 personas. Estaba tan emocionada que comencé a llorar.” –Alma

» 82 «

Llamada en Espera

“Dirigí un estudio bíblico en mi casa. Fue algo pequeño, sólo cinco o seis jóvenes de asistencia, pero fue una experiencia extraordinaria.” –Ben

“Ya que no podemos simplemente saltar de un aeroplano y caer en algún sitio para comenzar ‘realmente a ministrar’, necesitamos simplemente saltar y comenzar justamente donde nos encontramos.” –Chad

“Un llamado al ministerio para luego en la vida es inútil si no va acompañado de acción ahora mismo. Siempre he tratado de ser un buen ejemplo

para mis amigos no cristianos en la escuela. Vivir

y compartir mi fe en ese ambiente no cristiano ha

sido mi mayor desafío y debilidad. Pero estoy convencido de que ser un cristiano consistente durante los años de la secundaria me ha hecho impactar a mis amigos, ya que ser consistente y genuino es lo que más la gente está buscando hoy

en día. Aprender a salir de mi zona de comodidad

y ser más intencional a la hora de compartir mi fe ha sido una estupenda manera de ir tras mi

llamado.” –Brad

El mensaje de estos estudiantes debe quedar claro. Si planeas estar involucrado en el ministerio según el llamado de tu vida, necesitas comenzar esa vida de ministerio ahora mismo. Busca formas de involucrarte en la vida de tu igle- sia. Bríndate como voluntario para ayudar en la Escuela Dominical, Escuela Bíblica de Verano o la iglesia infantil. Comprométete a ser un líder dentro de tu grupo de jóve- nes. Ayuda a tus amigos jóvenes a conectarse y ser apoyo

» 83 «

Doug Samples

en tu grupo de jóvenes. Ayuda a tus amigos a aprender a adorar y prestar atención al pastor. (Algún día puedes ser tú el que esté allá arriba.) Pídele a Dios que te ayude a en- contrar formas para ser un testigo fiel de Cristo aún cuando eso signifique echarte toda la carga encima. No esperes por un aeroplano que te lleve y te suelte en algún sitio donde puedas hacer algo grande para Dios; practica haciendo grandes cosas ahora donde Dios te ha puesto.

2. Encuentra un mentor o mentores espirituales

“Lo más importante para mí fue encontrar un

mentor espiritual. Cuando la vida se te vira al revés y todo se mezcla en tu cabeza, necesitas a alguien en quien apoyarte, alguien que pueda brindarte una buena orientación con sabiduría.

Mi pastor de jóvenes me permitió ir a su lado y ser

su compañero en el ministerio. Me enseñó acerca

de cómo dirigir la adoración, ser sensible a la

necesidad de las personas y otras lecciones del ministerio. Siempre me apoyó y estuvo dispuesto a sacar tiempo para responder mis preguntas y temores. Sobre todo, es maravilloso saber que hay alguien orando por ti mientras intentas comprender tu llamado.” –Nathan

“Soy el tipo de persona que le gusta hacer muchas preguntas, por eso siempre he necesitado de personas importantes a mi alrededor con las cuales poder hablar. Al luchar con mi llamado, ha sido bueno tener pastores, padres y amigos cercanos con una sabiduría excepcional para ayudarme a poner

» 84 «

Llamada en Espera

en orden las cosas. Un pastor en especial tomó tiempo para escuchar todas mis preguntas y hacerme saber que no había problemas con preguntar. A veces creo que el pudo ver el pastor que hay en mi más de lo que yo podía.” –Chris

“Mi pastor y pastor de jóvenes han salido de su propio camino para ayudarme a seguir mi llamado. Me han contado cómo fueron sus experiencias mientras trabajaban en sus propios llamados. Han estado disponibles para yo poder hacerles preguntas y ayudarme a pensar en mis opciones. Me mostraron cómo preparan los sermones, y luego me dieron la oportunidad de hacer lo mismo y predicar en nuestra iglesia en varias ocasiones.” –Jeremy

“Mi pastor de jóvenes me permitió pasar mucho tiempo junto a él. Nos hicimos los mejores amigos. Tuvimos un estudio bíblico juntos, y ahí fue donde aprendí a ser 100 por ciento real con Dios. Me ayudó a ver más allá del panorama del ministerio

y me habló respecto a la función adecuada de un

pastor. Me enseñó que el ministerio es un maratón

y no una carrera de 100 metros planos.” –Zach

“Durante la primera etapa de secundaria mi pastor de jóvenes y su esposa fueron maravillosos. Me dieron muchas oportunidades para el ministerio. Aunque yo era joven, ellos reconocieron que yo estaba lista para aprender. Me ayudaron a desarrollar muchos de mis talentos en áreas como el liderazgo y la organización.” –Mary

» 85 «

Doug Samples

Espero que puedas ver cuán importante es tener un mentor o mentores en tu vida. Necesitas encontrar a al- guien con quien puedas hablar acerca de tus sentimientos, alguien que te pueda exhortar, alguien que te pueda brindar orientación y sabiduría. Como dicen mis amigos, es mara- villoso si tu pastor o pastor de jóvenes pueden servirte como mentores. Para algunos de ustedes, pueden ser su mamá o papá los que se conviertan en compañeros espiri- tuales en este viaje. Si tienes dificultades para hallar un mentor, puedes pe- dirle a tu pastor o a otro amigo cercano que lea este capítulo y luego pídele que considere la posibilidad de ser tu mentor. Asegúrate de hacer esto como asunto de oración, y pide a Dios que te guie hacia la persona correcta. Si continúas sin poder hallar a alguien, recuerda ser un rinoceronte y ser persistente hasta que encuentres la persona.

3. Continúa escuchando y siendo obediente

“No puedo recordar algo específico que la gente me haya dicho respecto a mi llamado. Es como si todos los comentarios se hubiesen mezclado en un solo consejo básico: ‘Mantén tu corazón sensible y permanece obediente a Su orientación.’” –Brad

“Decir sí a Dios, y no dejar que tus propios planes tomen el control.” –Kelli

“Necesitas ser cuidadoso para escuchar la voz de Dios claramente. Asegúrate de que eres llamado. Estarás haciendo esto por el resto de tu vida, por eso necesitas asegurarte de que tu llamado es realmente el llamado de Dios y no tu propia gran idea.” –Stephanie

» 86 «

Llamada en Espera

“Desde la noche en que finalmente oré por mi

llamado, he intentado hacerlo realidad. Más que eso, he intentado permanecer abierto a la voluntad de Dios. Todo lo que Él quiere de mí es Suyo. Simplemente sigo escuchando Su voz. Por ahora, estoy confiado de que quiere que continúe

en

el campo misionero. Pero si eso llega a cambiar,

no

dudaré en seguirle en una dirección diferente.

He

tenido momentos donde he dudado de mi

llamado, pero Dios ha sido fiel. Nunca me ha dejado. Continuamente confirma Su llamado en

mi vida. Así que confío en Él y le sigo lo mejor que

puedo.” –Rodger

La clave hasta aquí es que permanezcas sintonizado con

la voz de Dios y te mantengas prestando atención a los de- talles. Mientras vas cre- ciendo en tu vida

espiritual y madurando en la comprensión de tu llamado, Dios será capaz de mostrarte claramente lo que Él tiene prepa-

rado para ti. Busca Su dirección en los sermo- nes, predicadores invitados y misioneros. Aprende a disfru- tar de Su refrescante presencia en la adoración y en tu vida personal de oración. Mantén tu corazón sensible a Sus su- surros; no hagas que Él tenga que gritarte para llamar tu atención.

La oración es como una cinta adhesiva especial

» 87 «

Doug Samples

Una última palabra de Josh

“Puedo enriquecer hasta este punto mi viaje con tres cosas: tener fe, confiar en Dios y orar. Seguir el llamado de Dios me ha forzado a ir dando pasos en fe. Tengo eso en mi mente. Así que, tengo que confiar en Dios en nuevas formas, lo que ha causado en mí el deseo de asegurarme de que estoy haciendo realmente Su voluntad y no la mía. Y luego la oración. Es como una cinta adhesiva especial: le servirá a todo. Es la solución universal a todos los problemas.” –Josh

» 88 «

Conclusión

Necesitas una luz guía

Que increíble privilegio me has dado en ser parte de tu vida a través de las páginas de este libro. He intentado em- plear nuestro tiempo juntos para comuni- carte algunas de los apasionadas llamas que arden dentro de mi corazón. Pero he dejado lo mejor para el final. Estas últimas páginas contienen la luz guía que hacen todos los fuegos posibles. Si te pierdes esto, todo lo anterior se volverá nada. Antes de comenzar, necesito asegurarme de que todos sepan qué es una luz guía. Muchos de ustedes han crecido en hogares completamente electrificados y qui- zás nunca han visto una luz guía. Si levantas la tapa de una estufa que funciona con gas, encontrarás una fina llama que arde continuamente. Cuando giras la llave de la estufa, li- beras el gas y esta fina llama, llamada luz guía, prende el fuego en los quemadores de la estufa. (Lo lamento, pero

el gas y esta fina llama, llamada luz guía, prende el fuego en los quemadores de

» 89 «

Doug Samples

ese es el alcance de mi conocimiento científico/mecánico.) El punto es, que si no tienes luz guía, nunca tendrás fuego.

La Luz Guía

A través de estas páginas he puesto todo mi empeño en desafiarte para que tu vida arda y brille para Dios. He tra- tado de comunicarte cuánto odia Dios la mediocridad y cómo Él ha diseñado tu vida para la grandeza. He inten- tado ayudarte a ver cuánto quiere Dios que seas una gran persona, cuánto desea que descubras que tiene grandes pla- nes para tu vida. He tratado de hacer inconfundiblemente claro que no importa si estás llamado al ministerio o a hacer otra cosa en la vida, necesitas hacer algo grande para Dios con tu vida. He intentado animarte a ser un rinoceronte para Jesús. ¡Oh, cuanto deseo que tu vida sea una llamarada para Dios! Pero necesito asegurarme de que sepas cómo es que estos fuegos de grandeza se desarrollan. Ni tú ni yo creamos estos fuegos por nuestra propia cuenta. La única razón por la cual tenemos grandes fuegos en nuestras vidas es porque tenemos a Jesús, La Luz Guía, en nuestros cora- zones. Él es el Único que prende todos los demás fuegos. Sin la Luz Guía, todo lo que somos es un poco de gas maloliente. (Esta es la parte más importante de todo el libro. ¿Regresarás atrás a leerlo de nuevo para asegurarte de que no te perdiste nada? Y léelo despacio.) Quiero hacer algo grandioso con mi vida. Y realmente quiero hacer grandes cosas con tu vida. Pero cuando las cosas grandiosas suceden en nuestras vidas, necesitamos re- cordar quién es la Luz Guía y quién es el gas. Nosotros no hacemos grandes cosas y luego nos llevamos el crédito de ello. No hacemos grandes cosas y pensamos que eso se ori-

» 90 «

Llamada en Espera

ginó en nosotros. No hacemos grandes cosas y luego nos llenamos de orgullo porque nosotros somos geniales. Ahora, seamos sinceros. Si decidimos seguir el llamado de Dios para nuestras vidas y rendimos nuestra voluntad a Su plan, entonces grandes cosas van a suceder. Y cuando Dios alcanza esas grandes cosas en y a través de nuestras

vidas, es muy fácil escuchar aplausos y la ovación de otros

y pensar que es debido a quiénes somos.

¿A Quién Le Pertenece La Ovación?

Cuando cada una de las iglesias que pastoreé experimen- taron un crecimiento saludable, recibí muchos reconoci-

mientos por el crecimiento de la iglesia. Ya que soy bastante listo y me gusta estudiar duro, tengo varios títulos colgados en mi pared. Como tengo una loca personalidad de rino- ceronte, hay un montón de muchachos en el colegio que piensan que soy un profesor genial. Pero permítanme de- cirles lo que sé en lo profundo de mi corazón: todas esas cosas buenas serían nada más que gas maloliente si no fuera Jesús la Luz Guía que enciende mi fuego. Como resultado, siempre estoy consciente de que siempre soy un siervo del Rey. Aunque me esfuerzo por buscar la grandeza, estoy consciente que si esa grandeza tiene lugar, es por causa de Jesús. Debido a todo lo que Él me ha dado, vivo mi vida como un regalo de agradecimiento a mi Padre Celestial. Debido

a que he decidido que Jesús sea el Señor y Maestro de mi vida, sé que las siguientes cosas son ciertas:

• Es en Él que yo “vivo, me muevo y soy” (Hechos

17:28).

• Es a través de Su fortaleza que yo “puedo hacer todas las cosas” (Filipenses 4:13).

» 91 «

Doug Samples

• Sé que apartado de Él no puedo hacer nada bueno (Juan 15:5)

• Estoy en extremo consciente que si hay alguna “esperanza de gloria” en mi, esta proviene de Cristo (Colosenses 1:27).

• De una forma alocada, es bueno saber que después de haber hecho cualquier cosa que alguien pueda llamar bueno, mi respuesta sea decir, “no soy nada más que siervo inútil que no ha hecho más que cumplir con su deber” (Lucas 17:10).

• Se cuan afortunado soy de tener el tesoro de Cristo en mi “vasija de barro” (2da Corintios 4:7).

• Es mi esperanza que cuando las personas vean mis buenas obras, toda la gloria sea para mi Padre (Mateo 5:16)

Aviva la Llama

Haz algo grande para Dios con tu vida. Si Él te diseña y te llama a ser conductor de camiones, sé uno bueno. Si Él te diseña y te llama a ser pastor, sé uno bueno. Y recuerda siempre dar a Él toda la gloria.

» 92 «