Está en la página 1de 3

GENERALIDADES

 DE  ONCOLOGÍA  
 
 
El ser humano esta constituido por células, estás las cuales son capaces de
responder a las demandas fisiológicas normales, manteniendo un estado de
equilibrio denominado homeostasia. Los tipo de estrés fisiológicos más intensos y
algunos estímulos patológicos pueden dar lugar a un numero de adaptaciones
celulares fisiológicas y morfológicas, durante las cuales se alcanzan nuevos, pero
al alterados, estados estables, preservando la viabilidad de la célula y modulando
su función según responde a tales estímulos. Si sobrepasan los límites de la
respuesta adaptativa, se produce una lesión celular, la cual puede ser reversible o
irreversible. Algunas de las adaptaciones celulares son:

§ Hiperplasia: Consiste en un aumento del número de células


§ Hipertrofia: aumento en el tamaño de las células individuales
§ Atrofia: Disminución de tamaño y función celular.
§ Metaplasia: Es un cambio reversible por el cuál una célula (epitelial o
mensenquimal) se sustituye por otro tipo celular.
§ Displasia. Crecimiento y maduración desordenados de las células.
Variación en su tamaño. (1)

Las neoplasia según la definición de Barbacci: es una proliferación anormal de los


‘tejidos’ que se inician de manera aparentemente espontánea, de crecimiento
progresivo, sin capacidad de llegar a un límite definido, carente de finalidad y
regulado por leyes propias más o menos independientes del organismo”.

Las tres características principales de los tumores son: 1) Forman una masa
anormal de células. 2) Poseen crecimiento independiente, excesivo y sin control.
Pues se pierden las capacidades de respuesta a los controles normales del
crecimiento (las células tumorales continúan proliferando). 3) Tienen la capacidad
de sobrevivir incluso después de desaparecer la causa que lo provocó.

La diferenciación celular se refiere al grado en que las células neoplásicas se


asemejan a las células normales equivalentes, tanto morfológicamente como
funcionalmente, la falta de diferenciación se denomina anaplasia.
Los tumores bien diferenciados están compuestos de células que se asemejan a
las células normales maduras del tejido de origen, mientras los pobremente
diferenciados tienes células de apariencia primitiva.

La oncología (del griego oncos: tumor) es la ciencia que estudia los tumores y esta
misma ciencia los diferencia en neoplasias benignas o malignas, según el
comportamiento clínico que posean:

§ Los tumores benignos son aquellos cuyas características microscópicas y


macroscópicas no son graves; es decir, el tumor se encuentra en una zona
bien localizada y se puede curar mediante una extirpación quirúrgica, ya que
no ha dado lugar a implantes secundarios. Crecimiento lento. Bien
diferenciados citológicamente
§ Los tumores malignos son aquellos que pueden infiltrar las estructuras
adyacentes, destruyéndolas; o propagarse a lugares lejanos, dando lugar a
implantes secundarios (metástasis) y ocasionando, así, una muerte casi
segura. Pocos diferenciados citológicamente. Crecimiento rápido.(2)

La nomenclatura delas neoplasias sigue ciertas reglas generales:


1. La neoplasias benignas del tejido conjuntivo se denomina con el sufijo –
oma, agregado al tipo celulares que les da origen, como fibroma, lipoma,
leiomioma.
2. Los tumores benignos del tejido epitelial de revestimientos se llaman
papilomas o pólipos. Los de epitelio glandular, adenomas. Los que forman
grandes masas quísticas se denominan cistoadenomas.
3. Los tumores malignos de tejido conectivo se conocen colectivamente como
sarcomas. (del griego Sar: Carnoso)
4. Las neoplasias malignas de tejido epitelial se denominan carcinomas. Con
crecimiento glandular adenocarcinoma, y el que se produce en células
escamosas reconocibles carcinomas escamoso o epidermoide.
5. Cuando la neoplasia esta formada por más de una capa embrionaria, que
muestran cierto grado de organización tisular se conoce como teratoma.
6. Algunas son llamadas por epónimos: Enfermedad de Hodgkin, tumor de
Wils. .(3)

Muchas observaciones clínicas, epidemiológicas y experimentales han permitido


formular teorías acerca del desarrollo del cáncer. Se estima que 80 a 90% de las
neoplasias son de este origen ambiental, que engloba al modo de vida, de riesgos
ocupacionales o de la contaminación.

Las teorías propuestas han sido:

1. Teoría Viral: Virus que causan cáncer . Los virus cuyo material genético está
constituido por ARN y que tienen la capacidad de inducir la síntesis de la enzima
transcriptasa reversa, pueden hacer copias de ADN a partir de su ARN e
insertarse en el genoma de las células hospederas como lo hace el virus del
sarcoma de Rous. A estos virus se les conoce como retrovirus y constituyen una
familia a la cual pertenece el virus del sida.

2. Teoría del oncogén. En el hombre se han identificado más de 40 genes cuya


función está relacionada directamente con los complejos sistemas de señales que
regulan el crecimiento, la proliferación y la división celular. Estos genes reciben el
nombre de protooncogenes, debido a que bajo ciertas condiciones, pueden
funcionar como oncogenes, es decir, como secuencias de ADN que dirigen
mecanismos que llevan a la formación de neoplasia, para convertirse en
oncogenes, los protooncogenes deben ser “activados”, es decir, son modificados
por 1.- sustancias químicas, 2.- radiaciones o bien por 3.- algún virus . Por
ejemplo, se asocia al oncogen "myc" con cáncer de pulmón, leucemias y linfomas.
3. Teoría de genes supresores. Éstos son genes encargados de frenar el proceso
de descontrol, si fallan, pueden dejar que el cáncer progrese. Como lo es el
llamado RB1, aso- ciado a casos de retinoblastoma.

4. Teoría génica. Se produce una cascada de eventos, que combinan mutaciones


de ciertos genes y ausencia o inactivaciones de los genes supresores de tumores.
Esa combinación trágica puede ser disparada por el consumo de tabaco, las
dietas con grasas en exceso y la radiación ultravioleta, entre otros factores.

5. Teoría inflamatoria. En ésta teoría tiene un papel protagónico el sistema


inmune. Puede generar una respuesta en forma de inflamación, que puede
favorecer o impedir el crecimiento de un tumor. Por ejemplo la infección por la
bacteria Helicobacter pylori puede producir inflamación crónica del estómago y
desencadenar cáncer.

Cáncer hereditario: Es preciso hacer notar que en los países en los que el cáncer
ocupa uno de los primeros lugares como causa de enfermedad y muerte. Varias
características permiten distinguir los casos de transmisión hereditaria, entre las
cuales se encuentran las siguientes:

§ Edad temprana de aparición


§ Varios familiares afectados por el mismo tipo de cáncer
§ Un número mayor de casos que en la mayoría de las familia
§ Forma de transmisión hereditaria de tipo mendeliano
§ Aparición de múltiples tumores en el mismo individuo
§ Asociación entre casos de cáncer, padecimientos hereditarios,
malformaciones al nacimiento y abortos en la misma familia.

Se ha observado en el caso del cáncer de mama, que puede existir un riesgo en


ciertas familias, a que más de un miembro de sexo femenino de la familia
desarrolle la enfermedad. Por ello, y como una medida para detectar oportuna-
mente el inicio de un tumor, se recomienda que mujeres cuyas madres, tías,
abuelas maternas o hermanas hayan tenido cáncer de mama vigilen
continuamente sus senos para detectar nódulos precursores.(4)

Finalmente las vías de diseminación de los cánceres puede ocurrir a través de tres
vías: La siembra directa en las cavidades o superficies corporales, la diseminación
linfática y la diseminación hematógena. (5)

1. Robins y Cotran. Patología estructural y funcional. Octava edición. Editorial Elsevier.


2. Manual de Enfermería Oncológica. Instituto Nacional de Cáncer Argentina.
3. Pérez Tamayo, López Corella PRINCIPIO DE PATOLOGÍA. 4ta edición. Ed. Panamericana
4. Medina Villaseñor E.A, Martinez Macías R. FUNDAMENTOS DE ONCOLOGÍA.
Primera Edición 2009. Facultad de Estudios Superiores Zaragoza, UNAM, México, D.F.
5. Granados García, Herrera Gómez. MANUAL DE ONCOLOGÍA. 4ta edición. Instituto
Nacional de Cancerología.