Está en la página 1de 10

-V1

EL USO DE FUENTES DOCUMENTALES Y ESTADÍSTICAS

Una estrategia básica de investigación consiste en acudir a archivos de datos y a


fuentes bibliográficas en busca de la información, que otros autores han reunido, con-
cerniente a! problema de estudio. Esta estrategia se encuadra dentro de ia denominada
"investigación no-reacüya", a partir de ia pubbcacion de Webb tí al (1966), Unobtnisive
Measures: Wanreactive Research ta the Social Sciences.
Esta obra presenta una serie de enfoques de investigación dirigidos a minimizar los
efectos,1 que la presencia de! investigador puede ocasionar, en la obtención de infor-
mación- Comprende los archivos documentales y estadísticos, además de los docu-
mentos personales (autobiografías, diarios, memorias, cartas, fotos o cualquier registro
¡cónico u objeto personal) y la observación no interactiva. De ellos., en este capítulo se
tratarán, «alusivamente, el uso de fuentes (ardñvos) documeniales y esta4ísticos. Para
una introducción, a] uso de la documentación y la observación-participación en la in-
vestigación cualitativa, remito al lector interesado a la lectura de los capítulos 4 y 5 del
manual anteriormente referido de Miguel Valles en esta misma coíección.
La exposición de esta estrategia de investigación antecede -en este manual- al res-
to de las estrategias aquí descritas (encuesta y experimentación), por su consideración
de "básica''_EstQ es, preseate en- la mayoría de los estudios, bien como estrategia úni-
ca de investigación, o bien complementando otras estrategias principales diseñadas pa-
ra alcanzar los objetivos del estudio.
Como ya se ha razonado en la enumeración y acotación de las estrategias de in-
vestigación (Capítulo 3), la revisión bibliográfica de investigaciones teóicis y empíricas
sobre el tema concreto de estudio (y otros similares) figura en lúa preliminares de cual-
quier indagación. Fundamentalmente, porque contribuye a:

a) 1.&]'amiliarizadón con el tema de estudio, sus antecedentes y Ja tnetodología


ya ensayada.
220 Tercera Parte: Lo obtención ¿t -.nformaeión : El -t,o de fuentes documéntela y estadísticas 222
h) La estructuración de Jas ideas originarias del estudio en un diseño de investi- Esta "síntesis" resuiía ds Ja valoración de la información disponible y sa adecuación
gación concreto, ai indicar: a los propósitos de ia investigación.
1) Aspectos a tratar (hipótesis a comprobar). Previsión varis en énfasis (teórico y/o metodc'ósico) y ea el penodo de ?empo
2} Sujetos a analizar (características de ¡2 población de interés). que comprenda: incluye sólo estudios coetáneos o pueae abarcar diferentes raomen
3) Estrategias y técnicas de recogida y de análisis a aplicar, tras los resultados tos temporales, proporcionando así una perspecü.a histories a la investigación
y experiencia adquirida en indagaciones precedentes. Ei número de estudios revisados también varía dependiendo del ie>ra eme se
analice y de Ja experiencia deí investigador en ía locaiizaaon del material reJevast-" (Ha-
La información así obtenida (medíante/«¿mw secundarias) descubrirá eí.cono- J:im,I994). . ~
cimiento que ya se tiene sobre el terna elegido frente a los aspectos necesiiado3.dema-
yor profuíidización a través de investigación "primaria". Como afirma Stewart (1984;
;• E! meta-análisis
13):
•. "El propósito de ia investigación primaria generalmente debería ser rellenar los Sé define cerno "elanáüsis ds los análisis (e! análisis estadístico de Jos haílazsos de
agujeros en eJ conocimiento .existente. Esios agujeros no pueden ser identificados sin muchos análisis individuales}" (Giass-e; aL 1957:21) ' No es un método de investigación
una comprcnsidn.de la base de conocimiento existente. Es quizad desafortunado que o una fuente de datos", sino que "proporciona un mea o ds resumir ¡os resultados de nu-
el término "s=cund2fia"schEya elegido pura referirse a dalos existentes. Este térmi- merosos estudios caaatitativos sobre un dominio particular* (Bryman, 1935 ZZS)
no no implica algo sobre ¡a importancia de ia información." Tiene como objetivo principal Ja obtención de un cuadro resurrsn, que sintetice Jos
resultados cuantitativos alcanzados es distintas lr\s Cada estudio revisa
Pero, ¿qué ss entiende por investigación secundaria'?, ¿qué línninos comprende? do constituye una unidad de ia muestra a¿ ssnid'os 'relevantes) extraída aei íotai
existente. En ¿ÍJa se, aplican distintas técnicas de análisis estadístico (umvarjíbk, bi~
variable, o multivariable), para comprobar ei nivel de íignificanvidad estadística de de-
6.1. Clarificación terminológica; el análisis secundario y el meta-análisis terminados hallazgos.
La consecución dé este objetivo supone:
. En general, por investigación primaria se entiende cualquier tipo de indagación en
ia que el investigador analiza la informadóa que éí.mismo obtiene, mediante Ja apli- a) La descripción de Jos hallazgos y cómo •varían üe un estudio a otro Los na
cación de una o vanas técnicas de obtención 'de datos (cuestionario, guión ds entrevista,. Uazgosse convierten en ¡2 variable depenaierte fea ios análisis estadísticos)
observación). Por el contrario, la investigación secundaria se.ümiía aí .análisis de dates mientras que las características (sustanti"gs y metodológicas) de los estudios
recabados por.otros investigadores (con anterioridad ai momento de. ¡a. investigación). en ¡as variables, independientes.
Sin embargo, ambos tipos de investigación no constituyen modalidades conírapuesias, by La comprobscióa de su significatividad.
sino complementarias..La investigación secundarla se considera extensión y punto de c) La determinación de su magnitud conjunta.
partida habitual de la indagación primaria.
Dentro de la invesñgación secundaria Hakim (1994) diferencia tres variedades im-
portantes: ' . . Esta cuonüflcación suele implicar, de acuerdo con Glass e'al (1987 69)
a) La revisión de investigad caei. , _ a) "Medición en sus aspectos métricos (per ejemplo ^en-qué ano ss realizó ei
b) Ei meta-análisis, ' ' estudio?, ¿ciiái esei tamaño de ia miíerínrín Jaqus se basa ei coeficiente de
c) El análisis secundario. correlación r¿,. obtenido?).
b) Su función nominal c de codificación (por ejsraplo, ¿fueron Jas diferencias ini-
ciales corregidas por el análisis de la covananza1* sí = 1,no = 2)"
• La revisión de investigaciones . ..;
Representa uno de los preliminares esenciales en cualquier indagación empírica, A ello se suma ¡a aplicación de tests dasigniftcs ,\ndad estadística, como la í de Sm-
al proporcionar una síntesis del conocimiento existente sobre un tema especifico. dent o Ía X?.
222 Tercera Pane. La obtención de información
Copiado 6: El uso de furnia documentales y estadísticas. 223

La solidez <i$ las conclusiones del meta-análisis depende de la calidad de los es-
tuáios,jevisados, de si "representan" realmente a la totalidad de estudios existentes (si 6-2.1. Datos no publicados, elaborados por organismos públicos y privados, relativosa
su actuación
se iadjoyea tanto investigaciones publicadas como no publicadas), y de cómo se haya
procedido en el análisis de cada uno de elfos.
Todo organismo (o empresa) registra alguna información sobre su personal y as-
pectos relacionados con su actividad: Esta información adquiere un gran ínteres en la
« El análisis secundario descripción y evaluación de la actuación de estos organismos. Pueden citarse, a modo
de ejemplo, los expedientes mcoadps por instancias judiciales, los informes de pacien-
>
tes de centros sanitarios, los expedientes académicos de alumnos de centros de ense-
"Es sencillamente un análisis postenor de la información que ya se ha obtenido. Tai
ñanza, los registros de afiliados a asociaciones o del personajde una empresa
análisis puede estar relacionado con eí propósito original para e! que ios datos se re-
El carácter privado (no "publico"'} de este tipo de información obstaculiza su ac-
cogieron, o puede dirigirse aun asunto bastante diferente del que instó el esfuerzo de
ceso. En casa de requerirla, el investigador tendrá que solicitarla, expresa y formal-
reunión: de ÍQ$4atos originales Puede implicar la integración de distintas fuentes o un
mente, al organismo en cuestión En esta solicitud se ha de enfatizar la trascendencia
reanáíía? de los datos de una f uerrfe única1* (Stewart. 1984; 1 1).
de la información requerida para los objetivos de la investigación; además de garan-
El anáfisis secundario facilita ei análisis comparativo y eí de .tendencias, •& partir
tizar e! anonimato de tas personas a Jas que se refieran ios datos manejados.
de los datos disponibles para un amplio periodo de tiempo. De acuerdo con Hakim
(1994:23); ¡
6.2.2. Dalos pttbticados por organismos públicos y privados: estadísticas e informes
"El análisis. secundario de dalos existentes es probable que siga sien
mación más corriente para realizar esludios comparativos internacionaics. especial-
mente para estudios que buscan cubrir na número elevado de países y/o tendencias'a Algunas entidades (públicas y prhadas) editan estadísticas e informes como parte
lo largo del tiempo." principa! (o complementaria) desu actividad. La Calidez y fiabUidad de estas fuentes es
algo que el investigador deberá comprobar contrastándola., por ejemplo, con la infor-
~'De,'hecho, usa proporción .importan te de "investigación económica se basa en el macíÓJn que recabe de dichos organismos mediante otras fuentes: bien vía invesitgación
análisis secundario de senes temporales de nivel macro, que -consisten en un, gran nú- primaría (una encuesta, por ejemplo) p secundaria (estadísticas y/o informes elaborados
mero de indicadores estadísticos nacionales y medidas cotejadas desde una gran va- por otras instancias)- La razón.pnnapal de esta necesaria contratación reside en la po-
riedad; de encuestas oficiales y series estadísticas" (HaJom, J994; 22). sibilidad de que el organismo productor distorsione sus informes para crear una buena
imagen pública de su actuación.
v Sin duda, estos tipos de análisis se han visto favorecidos por la eclosión, «n los últi-
mos aftos, de las aplicaciones informáticas para la detección y utilización de la infor-
mación secundaria.
EjEMPLO DZGONTRASTACIÓN DE DATOS PUBLICADOS
6.2. Fuentes de información "secundaria99
En la evaluación de la intervención de los Tribunales Tutelares de Menores {Cea.
1992). ya relatada -véase Capítulo 3-, se tuzo uso de distintas fuentss documeníalss y es-
La información secundaria engloba tanto datos "brutos", elaborados por distintos
tadísticas. Concretamente, se contrastaron Estadísticas del Tribunal Tutelar efe Menores de
organismos {públicos o privados) para sus propios propósitos, como los proporcionados
Madrid (referentes a los ejercíaos de 1975 hasta 1983J, con los datos publicados en fas £s-
y analizados en distintas publicaciones. E! amplio abanico existente puede resumirse tadísticss judiciales del instituto Nacional de Estadística (del mismo período de tiempo). Es-
en los apartados siguientes: tos dalos secundarlos se contrastaron,, a su ve?, con la información registrada en los expe-
dientes de menores incoados en las susodichas ¡echas.
lj- Ba&sropublicados, elaborados poí organismos públicos y privados, relativos I, t información reunida de las tres fuentes citadas no coincidía, ni siquiera las cifras es-
t , a>su actuación. ( •?; tadísticas propprcionaífes por elTribdnal de Menores de Msdnd y las pubScadas (por el INE (pe-
2) Daiospublicados por organismos públicosy privados: estadísticas e informes se a que'este ütoma organismo confecciona sus Estadísticas iudidales> de tos boletines que pe-
nódicamente ie remiten los tribunales de jusScia}.
=3) -JnvesñgaciQnes publicadas en libros y revistas.
4) investigaciones no publicadas. Entre las causas de esta falta de concordancia en la información procedente de distintas
fuentes; se observaron e/rores en si registre de la información (desde el mismo mprrientp en
224 Tercera Pañi: La obtención de información Capitulo 6 £1 uso ¿e fuentes documentales y estadisucaí "225
que se abre expediente al menor), junto a la existencia de criterios de dosificación desiguales Este banco de datos reúne una colección de más.de 400.000 series crcncK
en ambos organismos. A ello se suman las incorrecciones encontradas en !a actuación del lógicas (measuales trimestrales y anuales) de diversas.fuentes. Instituto Na-
personal de los tribunales en el cumplimiento ds su función. ; - . cional de Estadística, Mímsteno de Trabajo y Seguridad Soaa! Banco de
El conocimiento del proceso seguido en la elaboración ds las estadísticas ayudó en su España, Ministerio de Industria y Energía,pnnapalmente Aellas se suman di-
interpretación:
versas series internacionales de ¡a colección Main Economic Indicators ds la-
OCDE.
El banco de datos VÍDEOTEX, ai que se accede marcando "031 en. la. red
IBERTEX, y tecleando *INE? Con este servicio se dispone de los dates del
Además de las estadísticas e informes publicados por entidades particulares, por INE a! momento y a un bajo coste (1?, ¡Jamada telefónica)!
parte de las administraciones públicas se realizan r-con mayor o menor ngor- "esta-
dísticas oficiales"- Estas describen, con a'erta regularidad temporal, algunas de las ca-
racterísticas soaodemográticas de 3a población. c.1 Banco de España y los distintos ministerios también presentan un,ampho ca-
En España, a nivel nacional, son de obligada referencia las estadísticas elaboradas
íáiogo de publicaciones, sobre jnatenas afines a su íunaón.Tal es e> caso de las esía-
y publicadas por e! Instituto Nacional de Estadística (INE). De ellas cabe mencionar
dísticasedltadasporsíMinistenodeTrabajoySegundad Social. • -"
las sisuiefltes:
• Anuario de estadfsticasJaborales.
Censo de población (desde 1857). • Estadísticas de accidentes de trabajo y enfermedades laborales'
Anuario estadístico de España (desde 1S5S). • Estadísticas de huelgas y cierres patronales
Nomenclátor (desde ÍS5S). • Estadísticasdepenaisosdetrabajoaextranjeros
Movimiento natural de la población (desde iSóS),
Censo de edificios y viviendas (desde 1950).
Estadísticas judiciales (desde 1959).
Asimismo, han de mencionarse los Bolennes Esiadüacos de Datos Básteos del Mi-
Proyección de la población española (desde 1978).
nisterio de Asuntos SociaJes, presentado en pape! y en disquete (para facilitar su tra-
Encuesta de migraciones (desde 1980). tamiento informático),
Migraciones (desde 19S5).
A escala regional, ílesde ios años ochenta algunas Comunidades autónomas han
Encuesta Continua de presupuestos familiares (desde 1985).
creado institutos de estadística propios (País Vasco, Andalucía, Valencia, por ejemplo)
Censo electoral. Inform&sobrela revisión anual (desde 1992). En otros casos (como Madrid), la producción regional de información estadística (de-
Clasificación nacional de actividades económicas (desde 1993).
mográfica % económica, sobretodo) sena organizado en un departamento de estadís-
Boletín mensual-de estadística. tica nonnalnrente dependiente de la Consejería de Economía """'1
Indicadores sociales. Entre las estadísticas demográficas publicadas por la Consejería de Economía Je
Panorámica social de España. .
Ja Comunidad de Madnd, por ejemplo, están las siguientes1
Encuesta socíodemográfica 1993- . . . . _ - . _ .
Encuesta d e fecundidad- . . .
• Anuario estadístico dé ía Comunidad de Madrid (desde 1984)i
Encuesta de salarios en ía indus'.ria y Jos servicios.
• Censo de población de los municipios de mecos de 50.000 habitantes de la Co-
Estudio sobre la nutrición (basado en la Encuesta de presupuestos familiares
munidad de Madrid:
1990-1991). . . - ./ -
• Censo de viviendas de los municipios de menos de 50 000 habitantes ae la Co-
munidad de Madnd
Además de estas pubüc-cit-nesimpresas (algunas (3e ellas también disponibles en • Resultados adicionales de¡ ceiiso de población de ¡a Comunidad de Madnd.
soporte magnético), el INE oferta otros servicios de difusión.ds estadísticas: « Froyeccio.ies ¿e población de k Comunidad oe Madnd a 1996
• 2001 Proyecciones de población de la Comunidad de. MadncL
. a) El banco de.datosTEM.PUS, de acceso gratuito a través de la red telefónica • Proyección ds población > bogares de la Comunidad de Madrid -con horizonte
, . conmutada o !a.red IBERPAC (mediante un modera conectado a un PAC. de en el año 2006.'
'_ X.2S o a un nudo de X.25J.. • Encuesta demográfica de la Comunidad ds Madnd" (de 1986 y de 1991)
ne. Ljt obienaón de. oiforrraaóti Copiado 6: Ei uso de fnenia documfmales y estadísticas 227

1 Padrón de habitantes de 1986 de la Comunidad de Madrid. Informe anual 1994 (Comité Económico y Soctal).
Nomenclátor de la Comunidad de Madrid 1991. EitToítm Yearbook 95 A Stanstical Eve on Europe 19S3-1993
Estadísticas del movimiento natural de la población de la Comunidad de Madnd Siatitáqiies démographiques 1995
(desde 1986), en colaboración con al Ayuntamiento de Madridy la Consejería Estudios de desarrollo regional -Estudio prospectivo de las regiones del Me-
de Salud. diterráneo Oeste. Europa 2000-
Boletín trimestral •'demografía y salud" (desde enero de 1988} Europa 2000*. Cooperación para la ordenación del territorio europeo.
Gensos de población y vivienda de 1991 de la Comunidad de Madrid.
Clases sociales* estudio comparativo entre España y la Comunidad de Madrid
Este mismo organismo cuenta, además, con varias bases de datos. De eilás son de
Actitudes y representaciones sociales de la población de la Comunidad de especial referencia:
Madrid en reiación con los censos de población y vivienda de 1991.
oTaños eumpiidos. los ancianos ds la Comunidad d:e Madnd. _ • EÜRQSTAT-CD (que contiene estadísticas sociales y económicas, datos re-
gionales y sobre comercio exterior).
• CD-ROM COMEXT (base de datos comunitarias sobre el comercio exte-
A^ estas publicaciones se suman los Docianenios fie trabajo (también editados por rior).
-et Departamento de Estadística de ia Comunidad de Madrid) y los ficheros Tipo Ma- « CB'ROM Panorama de la industria comunitaria (proporciona una amplia pa-
¡ri^pofáiribitos geográficos (datos en soporte magnético)siguientes: los censos d& po- norámica de la situación de la industria y los servicios de la Unión Europea).
blación y vivienda de 1991 de la Comunidad Je Madrid, fas Estadfepcas de movimiento • CD-ROM REGIOMAP (que integra las estadísticas regionales oficíales de EU-
.natural dfe la.pobraeión ds la Comunidad de Madrid: y los Resultados electorales de la RQSTATprocedemes de.ia base de datos REGIO -Estadísticas regionales- con
Comunidad de Madrid, los datos topográficos y los límites territoriales de GÍSCO en un software de es-
, - _ A escaía municipal, algunos ayuntamientos (como el de Madrid y Barcelona, en- tadísticas y cartografías).
treoíros) también generan información estadística desagregada para su ámbito mu*
TÚápai (por distritos y barrios administrativos, por ejemplo). No se trata solamente de
explotaciones detalladas del Podren municipal de habitantes, sujo también de estudios También: cabe mencionar aquí los informes de la Organización de Cooperación y
'sociológicos hechos por el persona! técnico del Ayuntamiento, p encargados a profe- Desarrollo Económico (OCDE) sobre distintos temas, y sus bases de datos como, por
sionales- ejrteraos. Entre estos estudios cabe citar la- Encuesta sobr$ formas de vida del ejemplo, CD-ROM OECD Statisñcal Compendhim (que proporciona más de 150 000
Ayunraatfenfo de Madrid. series cronológicas, actualizadas anualmente, seleccionadas de las principales bases de
Respecto a entidades privadas, oan de citarse las publicaciones de íos servicios de datos estadfeticos de la QCÍDE).
estudios de distintas entidades bancarias, como B ANESTG, el Banco Bilbao-Vizcaya t>e Naciones Unidad son conocidos el Siatisacal Yearbodk (también en CD-ROM)
o la Confederación de Cajas de Ahorros, por ejemplo, y el Defnographic Yearbbok, entre otras publicaciones. Su base de datos STATBASE
Tambiéaes obligado ¿acer referencia a los estudios promovidos por fundaciones, LOCATOR ON E>{SK (disponible en disquetes) facilita la Idealización de bases de da-
-como lárFuridación FOESS A (Fomento de Estudios Sociales y de§oaología Aplicada), tos estadísticas internacionales en soporte electrónico.
que* des¿é/t9<¡9 viene patrocinando distintos-informes sociológicos sobre la situa- La UNESCO publica igualmente un Anuario estadístico. Referencias a docu-
ción social en España, De más reciente creación es e! Centro de Investigación de la mentos y publicaciones de lí UNESCO pueden encontrarse en CD-ROM Bases de
Realidad Social (GIRES), que desde 1990 lleva a cabo diferentes encuestas sobre as- Datos de íaUNESCQ.
pectos sociológicos, En este breve repaso de fuentes principales de datos estadísticos, merecen asimismo
A escala internacional destacan (en el contexto europeo) las "estadísticas, oficiales" resaltarse (os. Informes sobra et Desarrollo Mundial, del Banco Mundial- Este orga-
efectuadas, poi^EURGSTAT (OSona Estadfcrca de las Comunidades Europeas) nismo también edita soportes magnéticos sobt 2 investís- sión, análisis e información
Entre^surpublíeaciones estadísticas se encuentran las siguientes estadística de distintos aspectos del desarrollo económico y social. Entre sus pubb-
caciones electrónicas están:
« Anuario Em-osraE'95 visión estadística sobre Europa 1983-1993.
• World Tables 1994. Disquetes (de datos económicos, demográficos y s^áles so-
* Estadísticas básicas de la Unión Europea. bre más de 160 economías, así como indicadores básicos de otras 30X
228 Tercero Parte: La oblenáón de información Capuulcú El¡ao dcfuerits aociitnenmles y estadísticos
Social índicators of Development 1994. Disgustes (qué incluye estimaciones so- De ahí que no sorprenda que algunos autores (GlaSs el ai, 1987) afirmen que es di
bre fertilidad, mortalidad, analfabetismo y salud,-entre otras). fícil conocer si los estudios que figuran en los índex o abstracto representan la mayo
CD-ROM World Data (el primer CD-ROM elaborado por el Banco Mundial, ría de ¡a evidencia existente sobre la cuestión que se investiga, o solo-una parte no re
que contiene datos estadísticos relativos al período 1960-1992) presentativa de ia misma.
CD-ROM Woríd Development ReportJ97S-199$ .(que Constituye un archivo de Junto con ios índex y abstraen están tes Reviews (como Sociológica! Reviev.
todos los World Developineni Repara publicados por el Banco Mundial desde Revtew of Educaiional Research, o Psycliologtcal Buüetin, por ejemplo). Esíos com
1978 hasta 1995). prenden artículos y recensiones de publicaciones (libros y revistas) sobre un tema par
ticular. Recensiones de publicaciones también pueden encontrarse en la generalidat
de lasrevjstas científicas editadas.
6.2.3. Investigaciones publicadas Una vez localizados los estudios (artículos o libros) junteras, podrán conocera
otras referencias bibliográficas (no proporcionadas en Jos abstracis), gracias a las bi
Existen vanas formas de acceder a estudios publicados Tradiaenalraente, la ma- bliografías adjuntas en las publicaciones consultadas. A su vez. fetas remitirán a nue
nera más rápida era recurrir a fuentes secúndanos que atan y resumen investigaciones vas referencias y así, sucesivamente, hasta que e} investigador decida dar por concluí
publicadas en distintas áreas de cqnocimienlo._Las principales fílenles de referencias Son: da la revisión bibliográfica
Los grandes avances en el campo de la informática han propiciada laioesecuciói
: a) índices 'como The Social Saences Cüation índex (SSCI). que compila unos de una búsqueda bibliográfica más rápida y cómoda (vía terminales de ordeñador o mi
130.000 artículos de revista cada año. A su vez contiene un índice temático1 el croordenadores) que ios métodos tradicionales anteriormente .referidos. La mayorí,
Permuterm Subject Index. as las grandes bibliotecas disponen hoy de terminales de ordenador que permiten ac
Otros índices que cubren bibliografía especializada son Curren! Index ceder tanto a bases de datos extemas, como a ía utilización de bases de dalos ed disco
10 Journals w Editcanon, Index ofEconomíc Artides, Social Science Index. Po- compactos tipo CI>ROM. - '
pulación índex o The Internauona't Populación tensusBibliography revisión Cada láísco CD-ROM contiene una base de daws, o una pane de ella (comt
and updaia, entre otros PSYCLJX P°r ejemplo, que comprende vanos volúmenes del Psyóhalogical Abstraéis)
b) Abstraes, como por sjempio. Sociológica! Absiracts, Psychological Abstracto, La editorial Sage (una de las editoriales inisrnaaonales más importantes en la djvuí
Abstracto m AnL-opology^ Dissenation Abstraos fniemational^ íntemaüonel Po- ¿adán de literatura metodológica) ofrece también una base de daros de Metodologí-
litical Science Abstraéis, por ejemplo. as la Investigación Social en CD-ROM Esta base permítela ijúsquedade más d¡
Estos abstracts contienen breves resúmenes (en lomo a 100 palabras re- 34.000 referencias bibliográficas claves en la metodología as las ciencias sociales des
dactadas por el propio autor del estudio) de investigaciones publicadas ea dis- de nn PC¡ «a ana -fracción de tiempo considerablemente inferior al Heéesanq para UBI
'. tintos países del mundo, de las que se tiene conocimiento por la revisa que los búsqueda convencional en bibliotecas. - "^ **
edita. Las investigaciones figuran ordenadas por tema y autor. Pero, como la utilización de ¡os CD-ROM también está condicionada al empleo di
palabras "clave" (como en los absrracís e índex), su uso no logra Solventar las de
ñcisncías observadas en la búsqueda bibliográfica limitada a ia consulta manual délo
Sin embargo, la generalidad de los inaex y absiracu presentan -siguiendo a Coo- abstracts. Estas deficiencias se resumen en dos fundamentales, -
per (1984)- tres limites importantes.
a) Que Apalabras clave no identifiquen referencias bibliográficas deonterés.
a) La larga carencia temporal (con frecuencia más de des años) desde que el es- b) Que la base de dalos en CD-R OM se restrinja a referencias bibliográficas to
tudio concluye y este aparece registrado en sl&bstracts. ¿nadas de unas fuentes específicas, y ea fechas relatyasjeníe recientes. Así, Síe
b) Se centran en disciplinas particulares, cuando las investigaciones son. con wardt (1984) observa que la mayoría de las bases d$,daios no contienen re.
freeusncia, interdisciplinales. ferencias bibliográficas previas a 1970 - ^
c) Su organización Aunque el abstrací cubra, con exba"strviuad, ¡as revistas
relevantes a un tema concreto, es probable que algunos artículosse pierdan,por 6.2.4. Investigaciones no publicadas
no ser fácilmente localizados Esto ultimo ocurre cuando el investigador DO co-
noce termina1; clave de los índices que se aplican-«i artículos, o cu ando el autor Laíúente principal de los dates no publicados soQ los archivos o bancos de da
de los índices omite término, ^ue el investigador emplea comúnmente. tos secúndanos (de encuesta ger.-,ralmente) La mayoría de estos bancos de áaio.
a;

r 230 Tercera Parle. La obtención de información Capítulo 6: El \tso de fuentes documentales y esiadúiicas 231

pertenecen a1 universidades y ceñiros de investigación. Entre los más conocidos es- b) Medidas utilizadas: la calidad de los datos secundarios no puede evaluarse sin
tání ' un conocimiento previo de ía metodología empleada cuando se recopilaron los
datos. Específicamente, se precisa información sobre.
•» EUnter-Universií)' Consornum for Polatcal and Social Research (ICPSR), en la 1) El diseño maestral, con especial atención a la representatividad de !a
. Universidad de Michigan (EEUU). muestra,
• ' El fconornífand Soda! Reseordi Cometí (ESRC). en la Universidad de Essex 2} Los porcentajes de respuesta conseguidos.
'
3) JUs técnicas de obtención de datos empleadas (de observación, de en-
* L&S'Sieimvetz Archives, en Holanda. trevista, de documentación),
4} Las líenteos analíticas aplicadas a la información reunída-
c) Ef (ictnpodc recogida de los datos. Cuando se utilizan datos secúndanos hay
En España, eí Instituto de Información y Pocumeomeiójfen_ Ciencias Sociales y
que cerciorarse de ía fecha de obtención de la información.
Humanidades {ISQQ, dependiente deí CSIC (el Consejo Superior de Investigaciones Por ejemplo, la referencia temporal de ios datos de una encuesta, en la que
Científicas) dispone de un seroao( especializado en informados bibliográfica. Este ser- se basa un informe sociológico, dará la fecha de realización del trabajo de cam~
vicio comprende la edición de repertorjos bibliográficos y la creación: de bases de da- po. Otro ejemplo se tiene en los censos de población, cuyas estadísticas van re-
tóí autprnatizadas, feridas-a una fecha determinada' antes a 31 de diciembre del año censal, aho-
Él C&&SQ de Investigaciones Sociológicas (CIS), dependiente'del Ministerio de la ra a 1 de marzo.
ién comprende un banca áe datos que reáne información de lasnu-
Cualquier investigador sabe del desfase entre la recogida de los datos y
la publjcaciórkde los resultados Este desfase, sumado al tiempo transcurrido
, , Ea-la vertiente jtfívada, hay nuevamente que hacef Teferenda'aljTI^ESrSi bien es- hasta el momento en el que se baraja la utilización de los datos, puede
te ceatra-dfr investigación ofrece un- volumen de información considerablemente in- hacernos perder el interés por éstos No quiere ello decir que losdatos de ha-
ferior, debido a su reciente creación. - ce unos años hayan perdido todo su valor para el sociólogo. Ésa sería una
Es la actualidad, la red INTERNET representa la vía más lápida y económica de concepción errónea de la división del trabajo entre sociólogos e faístona-
accederá.jnfonnaciÓQ disponible ea bibliotecas y bancos de datqs. Ademas permite, so- "dores. Piénsese en lo imprescindibles que se vuelven ios datos que se ob-
licitar laíemisíóníie los estadios que se precisen. tuvieron tiempo atrás para analizar los más recientes con la necesaria pers-
Por ultimo, los. congresos, seminarios, o simposio, permiten también el conocí' pectiva histórica.
míeateiydivuígaeio'B de investigaciones no publicadas, realizadas en fechas recieníes. d) ía adecuación de los anáOsis y las conclusiones. Habrá que comprobar la
Esesinvesnaacaonesfiguran reseñadas en los resúmenes áfcormaücadones y ponencias consistencia de la información con la proporcionada por otras fuentes.
editados por eí organismo responsabJe del congreso o siroposia. Víase, por ejemplo,
Cuando la misma información se presenta mediante varias fuentes de
los publicados por la Federación Española de Sociología de los últimos congresos ce-
{Jatos independientes, la confianza en esos datos aumenta. De ahí que se re-
lebrados-.. - comiende el contraste de información, al menos de dos fuentes distintas.
En caso de no coincidencia en la información, ¿abría,que identificar po-
sibles razones de la discrepancia observada y determinar qué fuente se estima
"&3í]E'wJuaaóí! j> análisis de. dalos secundarios más fiable.

7¿ates:de proceder al análisis de la información adquirida medíaníe fuemes se-


ctfndaejas-.,bay que evaluar la calidad detía misma- Ea conformidad "con Stewart MacPoaaJd y Tipien (1993) agrupan las cuestiones de evaluado" e interpretación
' (1984); Jí evaluación de datos secúndanos debería segur lea misinos pracedinaentcs eu cuatro criterios esenciales e# tcdo análisis documental:
Aplicados;en iá evaluación de datos primarios, Éstos se resumen en. los aspectos si-
guieaíes;/ a) Autenticidad: si el documento es o no auténtico. En caso de serlo, si lo es ea su
totalidad o jólo en una parte.
a} Fuentes de datos- ¿cuál era el propósito del estudio?, ¿quién recogió la infor- b) Credibilidad de los datos y de la fuente consultada
mación? c) ftepresemariyidad respecto deí conjunto de documentas existentes.
Tercera Parte: La obtención de info Capitulo 6 EinsvdífuenJestícxnifitnlalesyesiailiSticaf
d) Significado aparéate y profundo. Para ésto último se emplearían, preferente- A este respecto Stewart (19S4 113) expone que "no es musüal que se tomen
mente, técnicas analíticas cualitativas, como e¡ análisis estructural o el ínter- prestados cuestionarios e ítems ae los ya existentes ec la literatura. Esto no só-
premcional. lo reduce el trabajo requsndo para desarrollar un nuevo instrumento de in-
vestigación, sino que también permite mayor comparabilidad entre la investi-
gación previa y el nuevo estudio. Es costumbre citar ia fuente'de la que se loman
Concluida la evaluación comienza el análisis de la información Éste puede los ítems. Cuando se toman los instrumentos enteros, normalmente se debe ob-
consistir sólo en Ja lectura analítica (cuándo se realizan revisiones de investigaciones), tener permiso del autor"
o bien.en la aplicación de análisis dé contenido (cuantitativo y/o cualitativo) en el aná- e) En el diseño muestra!, al proporcionar los dales censales características de ¡¿po-
lisis de documentos, o ir nías allá, empleando técnicas estadísticas complejas (espe: blación de interés. Esta información resulta necesanaparaadccuar Ja muestra
cialmente el meta-análisis). a la población y, de esta forma, alcanzar una mayor representatividad y1 pre-
En general, pueden empicarse las mismas técnicas analíticas utilizadas para la des- cisión de las estimaciones muestra'es'
cripción e interpretación de la información primaria Desde análisis exploratorios j) En los diseños ctiast-txpenn^entales, cuando se comprueban los efectos de
(ae distribuciones de frecuencias y descripción univanable) hasta análisis muluvana- intervenciones o tratamientos concretos, antes y después de suplicación
bles sofisticados En los Capítulos 9 y 10-se describe la diversidad analítica existente en g) En ¿ualgraer investigación mtiltimétodo, comfr complementó-a la informa-
la investigación cuantitativa (primariay secundaria) Para su conocimiento, remito a Ja ción recabada mediante otras estrategias ds ¡Jívesñgaáón"
lectura de dichos capítulos
En su contra, eí principal inconveniente de! uso ae información staaidana disponible
es su no.adecuación. Ello puede deberse bien ala inexistencia de la información que se
6.4. Ventajas e inconvenientes del uso de fuentes documentales j> estadísticas desea (sobre todo* si ésta es muy específica), o bien a que Ja información existente no
se adecúa a los objetivos concretos de la investigación. Los datos secundarios pueden
La principal ventaja de Ja información secundaria es su disponibilidad y a bajo cos- ser incompletos o haber sido recogidos para otros propósitos diferentes de los perse-
te, especialmente si la información se halla publicada. En caso contrario, el acceso a di- guidos por si investigador que los consulta. - /*-
cha información resultará más arduo. A la no adecuación se suman otros inconvenientes fundamentales ,
E! recurso a esta estrategia de investísaciéd se recomienda cuando
a) Gomo generalmente transcurre un largo período dí-Uempadesdeque se recoge •
a) Se desea información sobre acontecimientos del pasado, y ésta es difícil de ob- la mf ormaaón original y ésta es analizada y publicada, slieie .haber una demora
tener por otros medios (por no Jocalizaaón de sus actores, o porque éstos no considerable en Ja disponibiüdad de ios¿#oj5eCítñdí^cs> ~'<
la recuerden con exactitud) La, demora Dega, por ejemplo, a ser de tres años en Jas £stad&Sc&n¡diaa¡es
b) Se djseña una investigación primaria La revisi&n bibliográfica ayuda a la for- elaboradas,por el INErea lP96se conocelaMona^ónidattva ai ejercicio de
mulación dei problema, planteamiento de las hipótesis^ acotación de la po- 1993" -
blación a analizar, y la selección <Je temeíodologfa a emplear (a partir de la ex- De ahí que se considere a Íes datos, secundarios "por definición, viejos"
periencia alcanzada en investigaciones anteriores) (Stewart, 1984 14} Lo que repercute, lógicamente^n su no conveniencia pa-
c) Se dispone de recursos (económicos, materiales y humanos) limitados para de- ra la descripción de fenómenos contemporáneos
sarrolíar una investigación primaria (trabajo de campo). b) Cuando se utilizan datos secunaanos no siempre se tiene información que
d) Se precisa dar una visión general efe un fenómeno social coccreto, incluyendo ayude a evaluar Ja cabdad de los dates proporcionados Concretamente, el cc-
distintos entornos soao-culturales y períodos de tiempo nócunientc de los errores muéstrales, los errores de mediaón (operaaonaL<-
E¡ recurso a información secundara se muesíra dé gran utilidad en estufaos zaciÓí: de conceptos « interpretación), y ios áüobltncitn'ylanálisisd& Ja m-
co nparativos (nacionales e internacionales) y de tendencias Si bien, eílo exi- * iormacióe.
ge que se hayan seguido unos mismos criienos gara la obtención de informa; Su conocimiento sin duda ayudará no sólo a la evaluación de la calidad de
aón en las fuentes originales (que se haya, por ejemplo, aplicado un mismo la infonaación registrada, smo también a su interpretación. De ahí la impor-
cuesaonano en distintos países o periodos de tiempo; En Caso contrario, no po- tancia de obtener una copia del insmanemo ds reedición empleado, junto con
drán compararse los resultados obtenidos. las especificaciones técnicas de su aplicación.
234 Tercera Parte: La obtención d: informictón Capítulo 6: El uso de fuentes documentales y estadísticas 235

c) Las fuentes secundarias disponibles pueden reunir información únicamente de CUADRO 61. Ventajas e inconvenientes del uso de fuentes documentales y estadísticas.
algunas de las>yanables que el investigador precise conoce:; También puede
atontecer tjué-estas variables hayan sido medidas de forma no coincidente con Ventajas Inconvenientes
' los interese&del investigador. Precisa menos tiempo y recursos No disponibilidad, por ser d'iEáí
íos datas estadísticos se presentan,"nabitualmente, agrupados en un nú- (humano^ y económicos) que o estar restringido su acceso, q
mero concreto de categorías, y para una población determinada. Si eiujves- por no adecuarse & los objetivos
la investigación con datos primarios.
tjgador desease información individual o desagregada para un segmento es- de la investigación,
pecífico tle la población, por ejemplo, los dorar secundarios no lograrían Facilita eí acceso'» un mayor al período de tiempo o
volumen de Información (procedente a la población que el anáfora precisa.
cubrir sus objetivos. de arnplra$,y diversas muestras)í
En relación a esto., puede considerarse a los usuarios de datos publicados difícil de alcanzar mediante Falta de control y/o conocimiento
"prisioneros de decisiones sobre la concepfualtzaeión realizadas por aquellos una sola investigación primaria del proceso de obtención y registro
.que'ongmariarnenfe recogieron los datos" (Jacob. 1994:345-346), originario de la información. Ello
d) Les conceptos también pueden cambiar de-significado a lo largp del tiempo^ Lo Permite cubrir amplios períodos limita la evaluación de la calidáa
de tiempo. de los datos-y su interpretación.
jqóe^dificnf ía la comparación de datos reunidos eadístímas fechas,
-Picha cpmpaFabilidad también se agrava> cuando unos mismos conceptos Ayuda aí diseño y reafizadpn Su potencial de favorecer la
' 'no'se Han medido ¿e la misma forma en distintas fuentes de. dalos secúndanos. de un estudio, desde los inraps comparación de datos
. def proyecto ¿e investigación se restringe cuando acaecen
(la formulación del problema cambios en la organización
_y las hipótesis a comprobar) hasta de Ja información
Pese a estos inconvenientes, el uso de datas secundarios se muestra "impreserníiib.te su conclusión (la interpretación a to largo del tiempo.
para buena parte de los planteamientos macrosociológicQS,en ios. que se trata de út de Jos resultados).
dagar cuestiones' referentes a la estructura social global o a la articulación-de sus-sab-
estructuras" (Beltrán-, 19S9: 34-35). Por lo que algunos autores se muestran bastante
optimistas, y estiman que "d análisis secundario.es probable que mantenga una^po-
sición dominante en la investigación de las ciencias sociales para el futuro previsible" , En esta investigación, se pretende la-descripaón y explicación de la abstención elec-
(KíécoItV Káthañ, 19S7r1I). toral ea"España,--SHs. características, factores y evolución,'4urante el período comr
.Indudablemente, a su gran expansión han contribuido los avances habidos enr el prendido entre 1977 y 1993. Concretamente, se limita a dos tipos de procesos electorales:
campb de ladtifoímática e# ios ültimos años- Éstos se han materializado, sobre todo, las elecoqaes generales y las elecciones municipales {a Jas elecciones autonómicas y eu-
cala cjeacjóií'de arcKtvos 'dédalos, y en las posibilidades de tratamiento anaUtico aho- ropeas apenas se hace referencia).
ra a! alcance de los usuarios de ordenadores personales. La inexistencia de información electoral equiparable-a, la actual impidió alargar ha-
En eíCuadro 6.1 se resumen algunas de las ventajas e inconvenientes principales cia atrás el periodo de estudio de la abstención enEspaña. Por lo que la investigación
de ía estrategia de investigación aquí denominada uso de fuentes documentales y es- se circunscribe analíticamente a la etapa democrática actual, fijando su inicio en las
tadísticas. elecciones generales del 15 de junio de 1977.
Para cubrirlos objetivos desestudio (explicar la abstención electoral y su evolución
durante el período analizado), se JJevó a cabo;
6£, Ejemplo de uso de daíos secundarios en una investigación real
a) Un análisis agregado de los resultados electorales y otros datos estadísticos
agregados.
Aunque el uso de- datos secundónos está presente en alguna (o varias) de las tases b) Un anáiísis individual, a partir de la informador} tomada de encuestas'jreali-
comprendidas en el desan illo de cualquier investigación, aquí se ha seleccionadotco- zadas eu dichas fechas.
tno eje^tct'SustrativQ, ana investigación reciente realizada exclusivamente a partir de
- fuente seístindafias. Se trata de la que fuera tesis doctoral del profesor MapueUustól Caf
labozp (J995) ¿¿abstención, electoral en España* 1977-1993, publicada, por el Centro dé Además, se tomaron datos de otros estudios para comparar loí niveles de abs-
favístígacüonés Sociológicas (GIS), en la colección Monografías, con el numero 143.2 tención en elecciones locales y legislativas en la Comunidad Europea. A ello se suma
236 . Tercera Parte: La obtención de información Capitulo 6: El-iao defuentes documentales y estadísticas 237
la correspondiente revisión bibliográfica exigida de investigaciones que enmarquen el los modelos obtenidos fue muy raduada entre ei i y el 8% de la vanartza de la variable ,
tema de estudio y los aspectos metodológicos de su análisis, abstención electoral)
La explicación ofrecida se refiere tanto a las manifestaciones, como agregado, de También se realizaron análisis bivanabies (de cruces de-variables) para explorar la
los electores,que no votan (en diferentes ámbitos territoriales o demográficos), como relación existente,entre cada "variable esphcatns coa Ja conducta-abstencionista De
a su dimensióa individual (en términos ae comportamiento político y electoral de los todo ello se concluyó ia propuesta ce un modelo .integrado por factores subjetivos y cb-
abstencionistas}. jeQvos,con el propósito de explicare! comobrtamieato abstencionista mediante vnpaíh
Los datas agregados de abstenaos que se analizan en esta investigación proceden, anáiists
en su mayoría, de los avances de resujtados electorales hechos públicos por el Mi-
nisterio del Inferior Si bien, fa información mas precisa (de la faaíitada por esta fuen-
te oficial) concierne a los votantes, porgúese contabilizan uno a uno en cada escru- Lecturas complementarias
tinio electoral. En cambio, los abstecáonísíás resultarán dé:lá diferencia entre el
• numero de electores y el número de voiante$j(íiay2n emitido un voto válido, blanco Dale, A ei al j(198S) JDoingsecoiuían-andlysis Leuden, Imwm Hyman
o nulo). Para su cálculo se toman los datos sobre electores procedentes del Cerno elec- Giass, G V et aL (19S7) Mesa-analysu m social researchrBéveñy HáJs, Slge~
toral, publicado por e! INE. González Kodríeusz.B (1994) "La utilización de ios datos disponibles"; En García Ferrando
En su interpretación* téngase presen te que esta fugóte estadística se ve afectada por ef <f? fcomp ). ¿¡análisis de la realidad social. Madrid, Alianza,pp. 245-273
16'Écolt.K I yftathan L-A (19S7) Secondan arn¡fsbofjitrvfydata.BeveTÍyíhils,SagE.
la distancia temporal que separa la consulta electoral deja fecha de realización del cen-
Siena Bravol R (1993) Tesa doao'des y ¡rac-ajos de investigación cíenáfica.Mzaná Parauaríb-
so o padrón tmaucipaLPese z ello, la información que proporciona la citada fuente se- Stettarí D M Q9$£\'Sscondary reséarcit, mtormanon sources and nierhods Beveriy Hills,
cundaria fije de gran utilidad para ¡a descripción (niveles, fluctuaciones y tendencias) Sage,
de la abstención en cada proceso electoral, distinguiendo los contextos aacional. re- Valles Marliaez M. (1996) Técn.ccu a-cLm ¡vas de investigación social Madnd, Síntesis.
gionales, provinciales y locales, y en 'as zonas rurales y urbanas Asimismo, posibilitó
e.l establecimiento de relaciones entre niveles de abstención y diferentes caractensüCaS
demográficas, económicas y sociales de ]as provincias y ciudades españolas
No obstante, el análisis agregado efectuado se plantea en términos de complé-
menianedad con los datos de encuesta. Los ¿alas de encuesta reanalizados proce- Ej erados Propuestos
dieron, todos ellos, del Centro ds Investigaciones Sociológicas (CIS) Es decir, de en-
cuestas posl-elettorales de ámbito nacional, levantadas-pocos días después de cada 1. En utí estudio sobre Ja natalidad, ¿que fuentes documentales y estadísticas con-s-
proceso electoral (y con criterios y procedimientos estandarizados) suliaría'', í ,'T,¿" .' X-"
La valide», de estas encuestas depende, obviamente, de ía ausencia de distorsión en- 2. Si el estudio fuese sobre el maltrato infantil ¿a qué fuentes de mfopaadén se-
tre los comportamientos efectivos y los comporíanlien,tos confesados en ellas En rea- cundaria accdiría'Realice una b&queca bibliográfica eaMÍqiie.las palabras da-,
lidad, las encuestas manejadas por el autor sólo reflejan, aproximadamente, la mitad •vé queíaya utilizado. S "" -1
de los absteoaonistas reales (respecto de la fueqte oficial consultada) Pese a ío cuai. 3. Describa un estudio en que se baya seguido la estrategia aqin'deDonunada "uso
la información se estima de gran interésporque permite. ds füeates documentales y estadísticas*" Señale los objetivos def estuoio, su di-"
seño y los resultados obtenidos. _* ,~_ff' *
a) Traza reí perfil personal y conteictual'de ¡oj abstencionistas declarados, y su
evolución a lo largo del período de tiempo considerado
b) Establecer en qué medida los comportamientos individuales vienen determi-
nados (o se explican) por factores medioambientales o individuales.
La informador disponible se procesó mediante dos técnicas analíticas muitiva-
riables. & análisis factorial (que agrjpólas34 . jrubles indepraidientes incluidas en cua-
tro factores, explicando el 80% de la vananza conjunta),) elanáksis de regresión múl-
tiple (que mostró ser estadísticamente significativo, aunque la capacidad explicativa de