Está en la página 1de 3

ESCUELA SUPERIOR POLITÉCNICA DEL LITORAL

FACULTAD DE CIENCIAS NATURALES Y MATEMÁTICAS


Refinación de Petróleo y Gas

TEMA: BLEVE

NOMBRE: Christian Jesús Cabezas Guzhñay

PROFESOR: Ing. Raúl Serrano

FECHA: junio 20, 2018

Una BLEVE es un tipo de explosión mecánica cuyo nombre procede de sus iniciales en inglés
Boiling Liquid Expanding Vapor Explosión cuya traducción sería "Expansión explosiva del
vapor de un líquido en ebullición". Para dicho tipo de explosiones, no es requerida una
reacción química ni fenómenos o reacciones de combustión; estos incidentes pueden llegar
a ocurrir desde recipientes de gases licuados o líquidos en determinadas condiciones, hasta
los calentadores de Agua y calderas de vapor. Al producirse en tanques de
almacenamiento, el cual es cerrado, los gases o líquidos licuados se encuentran a una
temperatura superior a la de su punto de ebullición, junto con una presión de vapor mucho
mayor en comparación con la que tendría a temperatura ambiente. Si por algún motivo, se
llegase a producir una bajada brusca de presión en el sistema, en específico, a la fase
gaseosa, el líquido comenzará a evaporarse hasta alcanzar su equilibrio. La característica
fundamental del bleve es la expansión explosiva de toda la masa del líquido, tras ser
evaporado súbitamente, aumentando su volumen hasta más de 200 veces. La energía
liberada durante este suceso es tal, que se proyectas fragmentos del tanque de
almacenamiento, de distintos tamaños a distancias relevantes. Estos fragmentos, además,
pueden arrastrar cierto contenido de gotas de lluvia, con probabilidad de inflamación a
considerables distancias. [1]
Para que se produzca una explosión BLEVE, tienen que ocurrir ciertas condiciones, todas
correlacionadas entre sí:
Producto en estado líquido sobrecalentado
Ocurre cuando el líquido se encuentra a una temperatura superior a la que tendría si
estuviese en equilibrio con su presión de vapor. Esta no necesariamente es la única
condición, ya que requiere que esta temperatura llegue a un límite, donde, si se llegase a
fisurar el tanque, el gas licuado, en condiciones de sobrecalentamiento podría ser muy
peligroso.
Bajada súbita de la presión en el interior del recipiente
Tal condición puede ser ocasionado por varios factores los cuales dependerán de la
condición que haya tenido el tanque de almacenamiento; la resistencia del material del
tanque consecuentemente cause una ruptura en el mismo; perforación del recipiente por
impacto; ruptura por sobrecalentado o por válvulas de seguridad mal diseñadas. Este
descenso rápido de la presión ocasionará que el tanque quiera estar en equilibrio con el
ambiente, provocando que el líquido se evapore de manera violenta; si este es inflamable,
da lugar a la conocida bola de fuego (Fireball).
Condiciones de presión y temperatura que consigan la nucleación espontánea de toda la
masa
Son las condiciones necesarias para que se evapore todo o parte de la fase líquida
contenida en el recipiente. Si esta nucleación espontánea es homogénea por afectar a todo
el conjunto, la explosión es mucho más violenta que en el caso de ser heterogénea, al
concentrarse en zonas en contacto con la pared interior del recipiente. Igualmente es
necesario evitar las nucleaciones heterogéneas, ya que también son peligrosas por si
mismas y pueden contribuir a acelerar la homogeneización de la nucleación. La nucleación
heterogénea se puede producir en condiciones de sobrecalentamiento focalizado sin
alcanzar la temperatura límite.
Termodinámica del BLEVE
Cualquier líquido o gas licuado almacenado en el interior de un recipiente cerrado se
encuentra en las dos fases, líquido y vapor en situación de equilibrio, según la curva de
saturación presión - temperatura de la figura 1, o sea que a cada temperatura del líquido
le corresponde una determinada presión de vapor, que es la que está soportando la pared
interior del recipiente expuesto a la fase vapor. [2]

Figura 1. Curva de Saturación P vs T


A medida que aumenta la temperatura, aumenta obviamente la presión de equilibrio, hasta
alcanzarse el punto crítico, a partir del cual solo es posible la existencia de la fase gaseosa.
Por ello se define la temperatura crítica como aquella temperatura máxima a la que se
puede licuar un gas. Y la correspondiente presión crítica es la presión de vapor máxima que
puede tener un líquido. El sobrecalentamiento de una substancia puede lograrse mediante
calentamiento, superando su punto de ebullición sin que llegue a transformarse en vapor,
o bien disminuyendo la presión, permaneciendo la temperatura constante. Aunque en
sentido estricto la BLEVE es la explosión mecánica del recipiente, dado que normalmente
va asociada originariamente a incendios sobre recipientes que contienen líquidos
inflamables, nos limitaremos en este último apartado a los tres tipos de consecuencias que
suceden en este último caso:
• Radiación térmica.
• Sobrepresiones por la onda expansiva.
• Proyección de fragmentos metálicos.
Para la cuantificación de estos tres tipos de consecuencias se han desarrollado diferentes
modelos empíricos de análisis que han recogido las experiencias de accidentes sucedidos.
[3]

Figura 2. Proceso de un BLEVE

BIBLIOGRAFIA
 [1] Ravignani, E. (2017). Química Y Comportamiento del Fuego. junio 18, 2018, de
HAZMAT Sitio web: http://www.hazmatargentina.com/descargas/incendio
/quimicaycomportamiento.pdf.
 [2] Bestratén, M., Turmo, E. (2002). Explosiones BLEVE: Evaluación de la radiación
térmica. junio 18, 2018, de INSHT Sitio web:
http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/
Ficheros/201a300/ntp_293.pdf.
 [3] Esparza, F. (2014). El fuego o Combustión. junio 18, 2018, de Bomberos de
Navarra Nafarroako Suhiltzaileak Sitio web: http://www.bomberosdenavarra.com/
documentos/ficheros_documentos/fuego.pdf.