Está en la página 1de 6

Red Sanitaria para la recolección de aguas lluvias

Red de instalación interna para aguas servidas.

De acuerdo con los planos se ha diseñado la red sanitaria de aguas servidas para los diferentes
puntos de uso que desembocará a los colectores de alcantarillado principal. Para lo cual se ha
utilizado el concepto de "unidades de descarga". La Unidad de Descarga (UD), equivale a un
caudal que corresponde a la evacuación de 28 litros de agua en un minuto de tiempo, o lo que
es lo mismo 0,47 l/s. En la siguiente tabla se presentan el número de unidad de descarga
correspondiente a cada aparato sanitario existente y el diámetro mínimo a utilizar

Tabla 5.2-Instalaciones hidrosanitarias y de gas para edificaciones-Rafael Pérez Carmona

Dimensionamiento de los colectores secundarios y ramales de descarga

Los ramales son los tramos de tubería internos de las naves que conectan directamente con los
aparatos sanitarios mientras que los recolectores secundarios son los tramos de tubería que
recolectan las aguas servidas de todo el predio y que conectan las diferentes arquetas de
revisión y conducen las aguas hacia el pozo Till de revisión del predio.

Las tuberías de desagüe deben funcionar a flujo libre o canales y en condiciones uniformes. El
flujo a tubo lleno produce fluctuaciones de presión que pueden destruir los sellos hidráulicos.

Se recomienda que la tubería funcione al 50% de su profundidad, y en casos extremos al 75%.


Generalmente se utiliza la expresión de Manning.
1 2⁄ 1⁄
𝑣= 𝑅 3𝑆 2
𝑛
𝐴 2/3
𝑄 = 𝑣𝐴 = 𝑅
𝑛
Dónde:

v= velocidad, en m/s
n= coeficiente de rugosidad, PVC 0. 009 m/m
A= área hidráulica m2
R=radio hidráulico, m
S=pendiente m/m

Fuerza Tractiva.
Un criterio para el diseño de alcantarillados es la fuerza tractiva. Aquí se toma en consideración
la forma y área mojada del ducto. Su aplicación permite el control de la erosión, sedimentación
y presencia de sulfatos, se define con la siguiente expresión:

𝐹 = 𝛾𝑅𝑆
Dónde:
F: Fuerza de tracción en kg/m3.
𝛾: Peso específico del agua en kg/m3.
R: Radio hidráulico en m.
S: Pendiente m/m.

Consideramos que la resistencia al avance opuesta por las paredes de un canal, es similar al
efecto de la fricción en un cuerpo que se desliza por un plano inclinado. Si consideramos la
traslación de un volumen de líquido de superficie lateral unitaria, la fuerza de tracción, igual y
opuesta a la resistente será:

𝐹 = 𝛾𝑅𝑆
Si:
𝛾 =1000kg/m3
R= ∅/4
F=250 ∅𝑆
Para efectos de diseño, la mínima fuerza tractiva 0.15kg/m2.

Los ramales de descarga tendrán como pendiente mínima 2% y se adoptan como diámetros
mínimos 2%. En lo posible tendrán un solo alineamiento vertical y se emplearán en cambios de
dirección curvas de radio largo.

Los diámetros de tubería para los colectores horizontales son de 4” según la cantidad de
unidades descritas y en función de su pendiente 2%.

Se realizan los cálculos utilizando las tablas de Rafael Pérez Carmona:


Trampa de grasas

La trampa de grasas o interceptor de grasas es un receptáculo ubicado entre las líneas de


desagüe de la fuente o punto generador del residuo líquido y las alcantarillas, ésta permite la
separación y recolección de grasas y aceites del agua usada y evita que estos materiales ingresen
a la red de alcantarillado público ya que generan enormes trastornos al sistema de recolección
de Aguas Servidas.

Las trampas de grasas retardan el flujo del agua procedente de los desagües, con lo que las
grasas y el agua tienen tiempo para separarse. Al separarse las grasas flotan en la superficie
mientras que otros sólidos más pesados se depositan en el fondo de la trampa. El resto del agua
pasa libremente por el alcantarillado de la ciudad.

Instalación

 Debe instalarse tan cerca del punto generador de grasa como sea posible.
 Pueden ser colocadas según el espacio disponible sobre el suelo parcialmente o
empotradas.
 Debe haber espacio libre suficiente para retirar la tapa de la trampa de grasa y facilitar
su inspección y mantenimiento.
 Deberá ser ubicada en lugares seguros y no expuestas a riesgos por fugas o derrames.
 Lavabos, duchas y retretes no deben conectarse a la trampa de grasas

Mantenimiento

Para llevar a cabo el mantenimiento se hace necesario que el usuario que lo ejecuta tenga en
cuenta las siguientes recomendaciones de seguridad y medio ambiente:

 El usuario deberá tener como mínimo guantes, botas y mascarillas.


 No usar detergentes ni lejías.

Previa inspección del nivel de grasas en la superficie de la trampa siendo esta mayor a 3cm iniciar
con el mantenimiento.

 Destapar y extraer los flotantes que son las natas de grasas y aceites, usar un colador
con orificios que le permita retirarlos. Si hay suficiente cantidad retirar los lodos del
fondo dejando un residuo aproximado al 20% del total.
 Remover grasas, aceites y sólidos del fondo de la trampa usando espátulas, palas o
herramientas que le permitan realizar esta labor.
 Recoger y transportar las natas y lodos, preferibles en canecas, retirándole toda el agua
posible. Evitar cualquier derrame.
 Las grasas se deben vaciar en fundas completamente cerradas y listas para depositarlas
en la basura.
 Para aceites y derivados del petróleo, recoger y transportar los lodos y natas en
contenedores herméticos resistentes al impacto. Luego deben almacenarse para ser
desalojados.

Recomendaciones:

 La frecuencia de mantenimiento debe ser diaria.


 Se recomienda que el material de la tapa sea de un material que permita la fácil
manipulación a la hora de realizar la limpieza y mantenimiento de la trampa.
 Se ser posible se debe utilizar una tubería de ventilación colocada en la parte superior
del sistema para eliminar los gases producidos. Si se da un mantenimiento diario al
sistema, la producción de malos olores será mínima.