Está en la página 1de 24

1

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD


CARRERA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

TEMA:
INVESTIGACION SOBRE AXIOLOGIA

ASIGNATURA: Pensamiento filosófico ética y ciudadanía

DOCENTE: Ciro Marín Benítez

ALUMNO: Zuta Hurtado, Mariafe Daniela

CÓDIGO: 017201689I
Contenido

2
RESUMEN............................................................................................................................................. 3
INTRODUCCION ................................................................................................................................ 4
1.- PLANTEAMIENTO DEL ´PROBLEMA ..................................................................................... 5
2.- OBJETIVOS .................................................................................................................................... 5
3.- JUSTIFICACION ............................................................................................................................ 5
4.- MARCO TEORICO ........................................................................................................................ 5
4.1 ANTECEDENTES ......................................................................................................................... 5
5. HIPOTESIS ....................................................................................................................................... 6
6. METODOLOGIA ............................................................................................................................. 6
6.1 ¿QUE ES LA AXIOLOGIA? ......................................................................................................... 6
6.2 LA AXIOLOGÍA COMO DISCIPLINA FILOSÓFICA. ........................................................... 7
6.3 FUNCIONES Y PRINCIPIOS FILOSÓFICOS .......................................................................... 8
6.4 EL TEMA DE LOS VALORES EN LA FILOSOFÍA DE LA CIENCIA DESARROLLADA
POR POPPER, KUHN Y LAUDAN ................................................................................................... 9
7. FUNDAMENTOS AXIOLOGICOS ............................................................................................. 10
7.1 HARTMANN Y EL PROBLEMA DE LOS VALORES........................................................... 10
7.2 AXIOLOGIA ANDINA ................................................................................................................ 13
8. LA REFLEXIÓN AXIOLÓGICA Y EL SISTEMA DE VALORES DEL PROFESIONAL DE
LA SALUD .......................................................................................................................................... 14
9. VALORES MEDICOS ................................................................................................................... 19
9.1 LA VALORACIÓN MÉDICA Y LA EXPERIENCIA ............................................................. 20
10. LAS ORIENTACIONES DE LA AXIOLOGÍA MÉDICA SON: ............................................ 21
10.1 PRINCIPIOS DE LA AXIOLOGÍA MÉDICA: ...................................................................... 22
CONCLUSIONES............................................................................................................................... 23
BIBLIOGRAFIA................................................................................................................................. 24
3
RESUMEN
En la antigüedad los médico-filósofos juzgaban la enfermedad como desviación de la norma y
la salud como equilibrio o armonía de las fuerzas de lo húmedo, lo seco, lo frío, lo caliente,
etc. Posteriormente la medicina, notablemente influenciada por la filosofía positivista, se
inclina hacia lo concreto y observable, centrándose en los procesos biológicos del organismo.
Actualmente la Bioética estudia los valores humanos relacionados con la vida y la salud. us
categorías fundamentales: valor y valoración, se definen en relación con las necesidades de
salud. Estas últimas constituyen el conjunto de exigencias objetivas, de cuya satisfacción
depende el funcionamiento óptimo de la biología humana, la psiquis humana y la vida social
del hombre. La valoración médica es un complejo proceso subjetivo donde intervienen el
médico como sujeto de la valoración y el paciente como integridad y la calidad de la atención
médica como objeto del reflejo valorativo. Se basa en la práctica médica y guarda una estrecha
relación con la experiencia de los galenos. Sistema de valores de la profesión médica:
Comprende lo valores morales, cognitivos y culturales que guían el sentido y orientación de la
actividad médica, a la vez que regulan positivamente la relación médico-paciente-comunidad.
4
INTRODUCCION
5
1.- PLANTEAMIENTO DEL ´PROBLEMA
¿CUAN IMPORTANTE ES EL DESARROLLO AXIOLOGICO EN PROFESIONALES
DE LA CARRERA DE MEDICINA HUMANA?

2.- OBJETIVOS
OBJETIVO GENERAL

Fundamentar los principales criterios para un adecuado desarrollo axiológico de los


profesionales Médicos a fin de que brinden una adecuada atención que garantice la salud de
los pacientes.
OBJETIVOS ESPECIFICOS

a) Identificar las implicaciones axiológicas adecuadas cuando existe un desarrollo


axiológico
b) Fomentar una cultura fundamentada en valores.
e) Contribuir con el desarrollo teórico y práctico de la concepción axiológica de la
evaluación.

3.- JUSTIFICACION
La axiología, es una rama de la filosofía que va enfocada al estudio de los valores y de su
utilidad para el hombre. El componente valorativo siempre ha estado presente en la actividad
médica, tal como lo evidencia la historia de la medicina. Las concepciones filosóficas que
fundamentan el conocimiento médico desde la antigüedad hasta nuestros días, incluyen el
aspecto axiológico como elemento primordial, producto del condicionamiento social de la
Medicina, de la especificidad gnoseológica de la actividad médica y de las características de la
práctica médica, que es ante todo una relación social: relación médico-paciente. La axiología
mádica es una disciplina que sistematiza los valores que fundamentan la actividad médica, a
partir de una síntesis del saber integradora de lo científico, (interconexión de las ciencias
médicas) lo ético (regulación de la relación médico-paciente-comunidad) y lo cultural
valorativo (significación de la actividad médica para la sociedad) Sus categorías
fundamentales: valor y valoración, se definen en relación con las necesidades de salud.

4.- MARCO TEORICO

4.1 ANTECEDENTES
ANTECEDENTES INTERNACIONALES:
Título: ELEMENTOS AXIOLÓGICOS DE LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN
ORIENTADOS AL PROFESIONAL DE LA ADMINISTRACIÓN COMO TOMADOR DE

6
DECISIONES

Autor: LAURA SARABIA


Objetivo:
Conclusiones
 El profesional del área administrativa como tomador de decisiones y usuario directo o
indirecto de los sistemas de información, tiene la corresponsabilidad junto con el personal del
área de informática de estar al tanto y tomar acciones en cuanto a los abusos de la tecnología
de información en las áreas de trabajo dentro de sus organizaciones

5. HIPOTESIS
El estudio de esta área es indispensable para el avance de los humanos dentro de todos los
términos porque es notorio que la vida se trata de los valores implementados por las personas.

Los valores son datos que organizan a la sociedad y ayudan a que se puedan cumplir las normas
que se creen correctas para lograr el desarrollo de la misma, por ende, el poder entender o
comprender esta área es fundamental para todos.

6. METODOLOGIA
CONCEPTUALIZACION:

6.1 ¿QUE ES LA AXIOLOGIA?


La axiología del griego acios o axios que significa (valioso) y Aoyoc o logos que significa
(tratado), empleado por primera vez por Wilbur Marshall, 1906, para designar la rama de la
filosofía que estudia la naturaleza de los valores y juicios valorativos.

Asimismo la axiología es la parte de la filosofía que estudia los valores, con el objeto de
formular una teoría que permita explicar la existencia y la vigencia de todo el mundo de
producción humana que tiene importancia definitiva para la vida del hombre y su desarrollo
histórico social.

La axiología no sólo trata de los valores positivos, sino trata también de los valores negativos,
analizando los principios que permiten considerar que algo es o no valioso y considerando los
fundamentos de tal juicio.
6.2 LA AXIOLOGÍA COMO DISCIPLINA FILOSÓFICA.

7
La axiología tiene como objeto de estudio dilucidar desde la perspectiva filosófica, la dicotomía
entre el "ser" y el "valer"; conocida tal disyuntiva como "el problema de los valores". A tal
efecto, se presenta dicho problema abordando el discurso ingenuo y cotidiano que da cuenta de
la existencia del mismo, así como también, asumir una actitud apirética y epistemológica en
torno a su formulación, legitimidad, génesis y principales impulsores. La preocupación más
importante y trascendental del pensamiento filosófico y pedagógico actual está constituida por
la explicación y determinación del concepto "valor". Es cierto que este concepto ha sido tratado
por muchos pensadores desde hace tiempo, pero también es verdad que es sólo a finales del
siglo pasado cuando empieza a ser tratado con cierta precisión y formalidad.

Formalidad y precisión que viene a definir a la "axiología" o a la "teoría de los valores" como
disciplina filosófica, que empieza a tener presencia y auge a partir del último decenio del siglo
pasado (1890), la cual ha de tener a su cargo el estudio y la responsabilidad de explicar qué es
el "valor".

La necesidad de precisión en el concepto del "valor" ha conllevado a que en la axiología se


coloque como imperativo categórico que el concepto del "valor" sea tratado con un significado
genérico, suponiendo que las diversas especies de valores lo son precisamente de un único
género.

Es este imperativo categórico el que permite, por un lado, que la axiología adquiera su
legitimidad, y por otro, que el problema de los valores pueda ser formulado de manera más
consistente y válida,

Desde el punto de vista histórico, el desarrollo y determinación del concepto del "valor" ha
producido una disyuntiva o dicotomía, debido a que se han enunciado diversas teorías que
tradicionalmente se clasifican en dos grandes grupos: las teorías subjetivistas y las teorías
objetivistas del valor. Basados en esta dicotomía presentamos los aportes y explicaciones que
sobre el concepto del "valor" nos señalan algunos filósofos clásicos, entre ellos: Max Scheller
y Nocolai Hartmann.

En este sentido, quien afirme que los valores existen independientemente del hecho de que sean
o no evaluados, o estimados, evidentemente sostendrá una teoría axiológica objetivista; en
cambio, quien sostenga que no hay valores independientes de los sujetos que efectúan las
valoraciones, adoptará una postura subjetivista.
6.3 FUNCIONES Y PRINCIPIOS FILOSÓFICOS

8
Los diferentes filósofos presentados a continuación hacen referencia acerca de la parte
axiológica del ser humano

PLATON:

Hace corresponder cada tipo de alma con una virtud que le es propia. La prudencia es la virtud
correspondiente al alma racional; la fortaleza o el valor, al alma irascible o de la voluntad; y la
templanza o moderación, es la virtud del alma sensible o de los deseos. Los conceptos ético-
políticos son centrales en el pensamiento platónico, donde se da una clara vinculación entre los
órdenes morales y político; de ahí que el concepto de justicia, central en la filosofía platónica,
pueda también definirse en relación con las tres virtudes del alma. Según esta concepción la
justicia es la encargada de que cada virtud armonice con las otras y desempeñe el papel que le
corresponde en la estructura moral.

KANT:

Para conocer mejor la naturaleza de la ética kantiana es importante conocer la diferencia entre
lo ideal y lo real. Que a su vez lo ideal se caracteriza por su no realización, pues de lo contrario
sería real. Su explicación es clara, mientras que lo real existe en la experiencia, es algo fáctico,
lo ideal no existe en la experiencia, sino que su lugar es el pensamiento, como guía o modelo
para la experiencia. El mundo de las ideas no es la realidad física sino la realidad del
pensamiento. Por ejemplo, la casa ideal y la casa real son muy diferentes (como el amor ideal
y el real). Entre ambas hay una diferencia cualitativa, pero la casa-idea sirve de modelo y guía
para la casa-cosa. Y esta es precisamente a naturaleza de los principios morales. Los ideales
morales, son ideales, es decir, modelos que se deben ajustar a la conducta humana. El problema
de la moralidad no es el de la realidad de nuestra conducta, la que de hecho es, pues sería real,
sino la que debe ser. Por lo tanto, en la razón práctica no se trata de juicios de hecho sino de lo
que Kant llama imperativo categórico, que no es otra cosa que juicios de estructura similar a
los de hecho, sujeto más predicado, pero unidos no con ser sino con deber ser. Por ejemplo, un
juicio del tipo "los hombre son razonables" es de hecho; pero si dijéramos "los hombre deben
ser razonables" sería un juicio moral. En primer caso, ya son razonables. En el segundo, no. Si
la base de la razón teórica es la experiencia, la de la razón práctica son las ideas entendidas
como reglas para la experiencia. Mientras que los conceptos son nociones de algo, las ideas
son nociones para algo, para una finalidad, que en el caso de la conducta es la realización de
un ideal o principio moral. Así pues, el conocimiento moral se formula en imperativos

9
categóricos, juicios del deber ser.

NIETZSCHE:

La Preocupación moral atraviesa todo el pensamiento de Nietzsche, que se llama a sí mismo


"el primer inmoralista". Confiesa que la preocupación moral le acompañó como obsesión desde
los trece años. La moral es el gran "error, el más fatal de todos".

La moral es el gran objetivo de la crítica demoledora que hay que hacerle a la decadente cultura
occidental, especialmente a la mentalidad judeo-cristiana, sustentada por la casta sacerdotal
"los enemigos más malvados". Este es el tema específico y central de dos de sus obras más
importantes del período de madurez Más allá del bien y del mal y Genealogía de la moral.
Desde el ámbito de los valores morales y su genealogía hace Nietzsche su crítica más profunda
a la cultura occidental.

SÓCRATES:

Sócrates descarta como criterio de bondad ética, la utilidad, el placer y el poder. Su concepto
de bien lo toma el mundo de la técnica, de las artes manuales, el buen zapatero, el buen albañil
es el que sabe hacer zapatos o casa.

La bondad consiste en la sabiduría en saber obrar, en entender, por eso se puede afirmar: "el
sabio es bueno".

ARISTÓTELES:

La doctrina moral de Aristóteles se encuentra fundamentalmente en su ética o nicomaco. En


ella trata el tema del bien, el cual es el fin último de las acciones de los seres humanos.

6.4 EL TEMA DE LOS VALORES EN LA FILOSOFÍA DE LA CIENCIA


DESARROLLADA POR POPPER, KUHN Y LAUDAN
Muy diferente será la visión que puede deducirse de la filosofía de Karl Popper. Aunque
algunos filósofos, con una mirada superficial sobre su obra lo hayan catalogado de cientificista,
y hayan querido ver en él un exponente de la neutralidad valorativa, en la filosofía de la ciencia
popperiana subyace un fuerte imperativo moral; la falsación y la crítica no sólo son preceptos

10
metodológicos sino también reglas propias del ethos de la ciencia.

Las consecuencias filosóficas del falsacionismo popperiano van mucho más allá de la ciencia
experimental, concentrándose en lo que él llama "racionalismo crítico". Sin embargo, en La
Lógica de la Investigación científica, Popper centra toda su preocupación en resolver los
aspectos prácticos de su metodología, y no ve las consecuencias filosóficas de su método; por
otra parte, al centrar la crítica solamente en las refutaciones empíricas de las teorías científicas,
relega a un segundo plano el "método de la discusión racional". Popper es el primero en darse
cuenta de las limitaciones de su método en este campo.

Es así que la comunicabilidad del conocimiento científico al igual que su crítica son
condiciones indispensables para lograr la intersubjetividad, tesis esta que ya no tiene que ver
con la metodología, ni con la epistemología, sino con la axiología, o si se quiere, se dan aquí
los primeros pasos en esta dirección. Es más, la concepción popperiana del ethos de la ciencia
conduce a vincular la actividad científica con las normas políticas e institucionales de la
sociedad concreta en donde la ciencia se elabora: "en último término, el progreso depende en
gran medida de factores políticos, es decir, de instituciones políticas que salvaguarden la
libertad de pensamiento.

Están regidas por normas y valores, de donde deduce que además de una metodología y una
epistemología, la filosofía de la ciencia debería incluir también una axiología, si de verdad
quiere acercarse a la práctica científica real. Sin embargo, siguiendo una tesis reduccionista, se
centró únicamente en el conocimiento científico y su expansión, dejando de lado el contexto
de aplicación, sin duda una de las grandes peculiaridades de la ciencia, y donde el problema de
su ethos y de sus valores resulta más

7. FUNDAMENTOS AXIOLOGICOS

7.1 HARTMANN Y EL PROBLEMA DE LOS VALORES.


Lo primero y fundamental que hay que dilucidar y explicar para considerar la sustentación ética
de los valores, es preguntarse sobre la "manera de ser de los valores". Para los filósofos antiguos
la "idea" ocupa el lugar del valor, por ejemplo: la idea de la justicia y de la valentía; sin
embargo, Hartmann señala que la consideración griega sobre el valor, sólo resalta en la idea el

11
contenido, con lo que no se destaca su manera de ser; la cual es evidentemente diferente a la
de los principios ónticos, como por ejemplo, a la de la unidad, la oposición, la forma, la materia.

En la modernidad es Kant quien logra resaltar de manera muy precisa y acuciosa, a la ley moral
de los principios del objeto a través del concepto de "deber ser", colocando el origen del "deber
ser" en la razón, con lo que, según Hartmann, con ello surge una nueva dificultad en el
tratamiento del valor. Si se entiende esta razón como práctica sería a ella misma a la que toca
decidir libremente en pro o en contra de la ley moral. Es decir, tiene que prescribir por un lado
la ley como ley suya que es, y por otro lado, poseer un espacio libre para oponerse justo a esta
ley. Si tal ley no poseyese ese espacio, quedaría sometida a la ley "como una ley natural" y por
consiguiente sería infalible en su actividad, pero su inhabilidad no sería su valor moral.

Para Hartmann (1954), lo que ha hecho Kant es unir en la razón práctica dos autonomías
heterogéneas, una la de la ley del "deber ser", y la otra la de la decisión frente a la ley, lo cual
le parece patentemente imposible y al respecto argumenta:

“Más como es imposible buscar la libertad en algo distinto del sujeto que quiere (de la persona),
el error tiene que estar en el origen subjetivo del "deber ser".

Pero si se borra este origen, vuelve en seguida a pasar al primer término la aporía de la manera
de ser del deber ser. Pues ahora sólo puede tratarse de una raíz objetiva. Pero tal raíz ha
menester, ante todo, de que se aclare su manera de ser. Pues ésta ha de ser de distinta especie
que la de los principios del ser”.

La aporía sobre la manera de ser del deber ser constituye el problema fundamental del valor,
aún no resuelto y, en el estado actual de la axiología todavía enteramente insoluble, con lo que
se constituye entonces como el aspecto más metafísico y necesario de aclarar en el estudio del
valor.

Además, dicha aporía se encuentra en todos los restantes dominios del valor, en el llamado
dominio de los valores de bienes, en el de los valores vitales, en el de los valores estéticos, y
otros; no se puede considerar superada en modo alguno, dicha aporía, declarando autónomos
estos dominios del valor. Pues lo necesario es la comprensión de la autonomía lo cual depende
precisamente de la comprensión de la manera de ser de los dominios.
Con lo que en síntesis, la situación sobre el deber ser de los valores queda expresada en la

12
siguiente proposición: lo sustraído a la aprobación del sujeto existe "en si", no indicando con
ello que necesite ser real, pues la realidad no juega para nada en lo referido a la manera de ser
de los valores. La consideración de que los valores existen con patente independencia de que
se los realice en el mundo y, no importando la medida en que se los realice, constituyen el
hecho de que sólo de esta manera es posible que los valores morales tengan un carácter de
deber ser, por tanto es necesario atribuirles otra manera de ser.

Igualmente existen leyes y esencias que apenas tienen un "ser ideal", caso particular de ello el
de las relaciones matemáticas, la dificultad se presenta en aclarar qué manera de ser tienen estas
relaciones; tan es así que hoy día ha revivido la discusión dado que la manera de ser de las
relaciones matemáticas no puede ser idéntica a la de los valores. Con lo que podemos señalar
que el ser ideal de los valores ha de tener una especie de ser diferente que no se sustente en el
sujeto ni sea parecida al de otras esencias.

El ser ideal de los valores constituye hoy día un problema abierto, insoluble por el momento
dada su reciente aparición y su escasa comprensión en todos sus ámbitos; por lo que su especie
se puede admitir fácilmente, pero no mostrar directamente ni tampoco precisar
ontológicamente.

Para Hartmann del ser ideal de los valores pende la tarea de una metafísica de los valores. Y
esta tarea subsiste independientemente de la amplitud con que la multiplicidad de los valores
deje señalar su contenido por un lado y, por otro, se deje descubrir fenomenológicamente.

La importancia de esta tarea se observa en la dependencia de su solución en relación de la


decisión de la gran discusión acerca del absolutismo o la relatividad de los valores. Pues
Hartmann señala que "no hay más manera de darse los valores que la conciencia del valor, bajo
la forma del sentir el valor.

Ahora bien, este sentir del valor, históricamente se ha hecho mudable. Por su parte el
relativismo histórico se aside de este hecho para sostener que los valores mismos están
sometidos a la mudanza histórica; con lo que resultaría que son dependientes de la conciencia
del valor.

La otra concepción, el absolutismo, que se enfrenta a la del relativismo es aquella según la cual
el reino de los valores subsiste inalterablemente en sí, y en donde la conciencia del valor sólo
aprehende, según los casos, fragmentos de él.
De esta manera, el sentir el valor se comportaría, en relación con el reino de los valores, al

13
igual que el conocimiento en relación al ente en general; considerando que tampoco el
conocimiento aprehende de una vez en mundoente integro, por el contrario el mundo-ente se
le abre paulatinamente al avanzar, y sus imágenes del mundo se reemplazan históricamente
como las morales, diversas por su contenido de valores, de los pueblos y épocas.

Ahora bien, la primera concepción (el absolutismo) combate el ser no subjetivo de los valores,
mientras que el relativismo lo tiene por supuesto; es por ello que a la cuestión ontológica
fundamental toca, en último término, decidir acerca de la razón o sinrazón del relativismo del
valor. Para Hartmann no tiene absolutamente sentido alguno querer dominar estar cuestión
mediante una previa decisión especulativa, con ello no se hace sino cargarla aún más de
supuestos incontrolables, no se aclara, sólo se la oscurece. En conclusión, para Hartmann, es
sólo mediante un trabajo sólido de base ontológica con el que se puede prometer alguna efectiva
claridad al problema de los valores

7.2 AXIOLOGIA ANDINA


Cuando hablamos de axiología nos referimos a la teoría de valores; pero no en la dimensión
del precio a un determinado producto, sino en un sentido moral y filosófico, refiriéndonos a las
cualidades que dan sentido, coherencia a nuestras acciones y permiten el desarrollo de la vida
dentro de la visión de mejora permanente.

Dentro la cultura andina se rescatan también valores como la comunitariedad que es el apego
a la comunidad, por lo que la persona no se aleja definitivamente de ella y no desaparece como
individuo, sino que se desarrolla conjuntamente al desarrollo de la comunidad; la distribución
comunitaria que se refiere a la distribución equitativa de la producción lograda en comunidad;
la consulta comunitaria (cabildos) para decidir en consenso acciones que permitan el vivir bien
en comunidad.

El respeto, es otro valor presente en las comunidades, mas no solo como acción de saludo, sino
como una expresión de conductas empáticas para una convivencia en solidaridad y fraternidad
con sus semejantes, con la naturaleza y el cosmos a quienes los considera como sujeto y no
como objeto; el trabajo en equipo o trabajo colectivo como el ayni, la minka, la mita, y otros
que en conjunto llegan a constituirse en formas superiores de producción.
Otro valor destacado es "la compartición festiva" que es posiblemente el secreto cualitativo del

14
vivir bien porque se considera al trabajo como una interacción holista, mediado por la ritualidad
que se produce en un contexto festivo y alegre. La siembra, la cosecha, el marcado de los
animales, la construcción de la casa, y otros trabajos, donde la solidaridad y la reciprocidad
caracterizan las relaciones intracomunitarias a diferencia de la mentalidad moderna que separa
el trabajo de la fiesta.

Dentro de la visión antropocéntrica, está presente el capitalismo que es una forma de vida donde
los valores se desarrollan de diferente manera aquí se busca el "vivir mejor" que endiosa el
lucro y considera persona exitosa a quien tiene dinero y fracasado el que no lo tiene, se
considera "inteligente" al que vive del trabajo del otro, al explotador. El valor del lucro, de afán
y de negocio genera el individualismo que golpea y aplasta al otro para sobresalir solo y no en
comunidad.

El racismo es propio de la lógica capitalista, desprecio a otras culturas, razas o idiomas, la


actitud depredadora hacia la naturaleza, concibiéndola como objeto que se puede usurpar,
robar, destruir con tal de generar lucro, y no como un sujeto con el que hay que logar y
comprender que agredirla es agredirse a uno mismo.

8. LA REFLEXIÓN AXIOLÓGICA Y EL SISTEMA DE VALORES DEL


PROFESIONAL DE LA SALUD
La Medicina griega, influida notablemente por la filosofía de la naturaleza, consideraba que la
práctica médica era un arte (tekné): el arte de organizar externamente la naturaleza humana
para restablecer el orden, la norma. La enfermedad es una desviación de la norma, y la cura un
retorno a la naturaleza.

La armonía, simetría, equilibrio, medida, es para los griegos sinónimo de salud y por ende
valores positivos, en tanto que el desequilibrio, desarmonía y preponderancia de uno de los
elementos sobre los demás equivale a la enfermedad.

La medicina griega, junto a la filosofía es una ciencia incipiente que sistematiza la experiencia
y la observación y constituye un importante instrumento para explicar racionalmente la vida
humana

La medicina hipocrática es una expresión de estas concepciones; en el equilibrio de los


humores está la clave de la salud del hombre y en su desequilibrio la enfermedad. Hipócrates
sintetizó genialmente las más brillantes concepciones de la medicina griega en cinco ideas
esenciales: universalidad e individualidad, principalidad, armonía, racionalidad y divinidad.
15
En Hipócrates, como en otros médico-filósofos griegos, la armonía, el equilibrio, la belleza, el
orden, la norma, la razón o logos y la justicia son valores universales y esenciales.

Según Platón, la virtud, la belleza y la perfección, que brotan de la idea del bien...” causa de la
ciencia y de la verdad y supera en belleza a estas...” son valores absolutos y universales y se
manifiestan en la utilización de los objetos o fenómenos. (2) La idea del bien proporciona
utilidad y positiva ventaja a la justicia.

A pesar de su idealismo, Platón analiza los valores en un sentido positivo y humano.

Para la filosofía estoica, la salud no tiene valor en si, esta puede ser indiferente al hombre; las
enfermedades leves pasan pronto y las graves pueden acabar con la muerte. Sin embargo, la
salud del alma si es importante y de esta se encarga la filosofía. Entre los estoicos, el verdadero
médico es el filósofo que diagnostica las enfermedades del hombre y prescribe su tratamiento.

Basado en la concepción aristotélica acerca de que el conocimiento teórico que explica las
causas de los fenómenos es superior al conocimiento empírico, Galeno buscó una explicación
científica a la enfermedad. Rechazó la idea de que esta es causada por elementos sobrenaturales
y consideró que existen tres causas principales: externas o primitivas, internas o dispositivas y
conjuntas o inmediatas.

Galeno se basó en la filosofía estoica, al considerar a la virtud y la razón fundamentales para


el hombre, el cual no debe dejarse llevar por impulsos irracionales. Los excesos, las pasiones
desenfrenadas y en general los errores humanos son enfermedades del alma.

En el siglo XIX la axiología se sistematizó como concepción filosófica. Sobresalen Nicolás


Hartmann (filósofo alemán nacido en 1882), Eduardo Hartmann (berlinés, 1842-1906) y Max
Scheler (alemán nacido en Munich, 1874-1928). Este último creó una teoría de los valores,
considerando a estos como “ ...forma de experiencia cuyos objetos son completamente
inaccesibles al entendimiento...auténticamente objetivos, dispuestos en un orden eterno y
jerárquico.

En su jerarquía de valores, Scheler ubicó en primer lugar los valores religiosos, en segundo
lugar, los valores espirituales (a los cuales corresponden los valores estéticos, así como el
conocimiento puro: la filosofía). En tercer lugar se encuentran los valores vitales (donde se
ubica la salud, la enfermedad, la vejez, la muerte, la ascensión y decadencia, agotamiento y
exuberancia, y lo bueno y lo malo en sentido de habilidad y eficiencia) y por último, los valores

16
agradables – desagradables, a los que corresponde la función del sentir sensible de gozar y
sufrir.

El ascenso de la filosofía positivista en la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo
XX, fundamenta la inclinación del hombre hacia lo concreto y observable, hacia el
conocimiento racional y científico de las cosas, primando las ciencias naturales.

Positivismo, cientificismo, evolucionismo, utilitarismo, realismo, son las corrientes más


vigorosas de esta época. Darwin, Bernard, Moleschott, Büchner, son leídos, sus ideas se
difunden.

En la medicina se entrelazan la tendencia anatomopatológica, fisiopatológica y etiopatológica,


triunfando el paradigma biologicista que la acompañará hasta nuestros días. Dichas tendencias
son antecedentes históricos de la actual especialización y supe especialización en Medicina.

Si bien los valores y la valoración están presentes en la actividad médica, la reflexión teórico
axiológica en la medicina ha adolecido de una sistematización coherente con la necesidad de
impulsar un saber y una práctica más científica de la medicina.

Se ha destacado el estudio de los valores morales, del cual la bioética contemporánea es un


magnífico ejemplo. En la introducción a la Enciclopedia de Bioética se define a esta como:
Estudio sistemático de la conducta humana en el campo de las ciencias biológicas y la atención
de salud, en la medida en que esta conducta se examine a la luz de valores y principios morales.

La bioética comprende problemas relacionados con valores que surgen en las profesiones de la
salud y la salud mental. Se aplica a investigaciones biomédicas y sobre el comportamiento.
Abarca cuestiones de salud pública, salud ocupacional e internacional, y la ética del control de
la natalidad, entre otros.

Las definiciones actuales de Bioética no modifican la esencia de la concepción clásica de la


misma. Aunque numerosos estudios éticos se acercan al valor y la valoración, el campo de la
reflexión axiológica es mucho más amplio y no se reduce a las cuestiones éticas.

Respecto a la significación social de la actividad médica, la medicina social y la sociología


médica, se destacan los condicionantes sociales del proceso salud enfermedad y la importancia
de la prevención, desvinculando en ocasiones, los factores sociales de otros de carácter
científico o metodológico.
17
El examen del valor social de la medicina resulta insuficiente desde el ámbito de la medicina
social tradicional, que se centra en como la sociedad determina la actividad médica, pero no
investiga como la medicina sustenta el organismo social.

Así también, la incidencia del factor económico en la práctica médica ha cobrado importancia
en los últimos años sobre todo, la relación costo- beneficio. El desarrollo tecnológico encarece
los servicios de salud y la privatización de estos, acentúa la desigualdad social. El tratamiento
de tales problemas desde un ángulo estrictamente económico o gerencial, impide ver la relación
que guarda la distribución de los servicios y bienes de salud con los aspectos éticos,
cognoscitivos, culturales y axiológicos en general. No se trata solo de que la axiología descanse
en la economía, sino de cómo la reflexión axiológico- valorativa explica y fundamenta este
importante factor de la vida social.

La importancia de la axiología médica se justifica también a partir de la necesidad de una


síntesis teórica del conocimiento médico que supere el actual aislamiento en que se encuentran
las diversas ramas de las ciencias médicas.

El rol de la cultura en la actividad médica ha sido estudiado a partir de propuestas teóricas de


un modelo médico” que responda a las necesidades de la práctica social. (8, 9) El tratamiento
axiológico sistematizado permitirá colocar a los valores culturales en el lugar que les
corresponde en las ciencias médicas, como núcleo donde se interconexiones lo científico:
síntesis e integración del saber, lo ético: regulación de las relaciones médico-paciente-
comunidad y lo cultural-valorativo: significación de la actividad médica para la sociedad.

Hasta el momento no existe la axiología médica como disciplina científica. Sus reflexiones se
producen en el terreno de la filosofía y recibe un tratamiento más profundo en el ámbito de la
ética. No obstante, en la literatura científica cubana y universal de las dos últimas décadas
apreciamos una marcada atención hacia la problemática axiológica en el terreno filosófico,
pedagógico y de las ciencias de la salud.

Los filósofos cubanos han hecho una importante contribución al examen de la problemática
axiológica y a la definición de sus categorías básicas, a partir de la filosofía social del
marxismo.

La relación entre conocimiento científico y valor, brújula de la reflexión teórica en este campo
ha sido magistralmente expuesta por la filósofa cubana Zayra Rodríguez Ugidos. (10) En su
obra Filosofía. Ciencia y valor explica la naturaleza peculiar y el reflejo filosófico de la realidad

18
donde se une lo científico y lo valorativo. La autora aborda el papel de la práctica en la imagen
valorativa, consecuente con la línea de pensamiento marxista.

Al filósofo cubano José Ramón Fabelo Corzo debemos una metodología rigurosamente
científica de la exposición e interpretación de las principales categoría s de la axiología: valor
y valoración.

Fabelo se refiere a la naturaleza objetiva del valor, el cual está determinado por la práctica
histórico- social y a la naturaleza subjetiva de la valoración. Define al valor como La
significación socialmente positiva de los objetos y fenómenos y a la valoración como el reflejo
subjetivo en la conciencia del hombre de la significación que para él poseen los objetos y
fenómenos de la realidad.

Es muy valiosa la contribución del psicólogo cubano Fernando González Rey a la problemática
de los valores, examinándolos en relación con la personalidad humana: valores personales,
diferencia entre los valores declarados y los valores reales, así como la relación entre valores
individuales y sociales. El autor señala que los valores son motivos que se configuran en el
proceso de socialización.

La globalización o mundialización capitalista, el dominio del mercado, la globalización cultural


son analizadas como responsables de los cambios del patrón valorativo dominante en la
sociedad contemporánea. (14, 15) Una mirada crítica a estos fenómenos, reafirma la justeza
del proyecto social socialista que hoy se desarrolla en nuestro país.

El tratamiento de la formación de valores en un sector tan importante de nuestra sociedad como


son los estudiantes, niños y jóvenes ha crecido en los últimos años, en correspondencia con la
necesidad de dar solución a las múltiples contradicciones del desarrollo social, tanto en el plano
interno como externo. El papel de la escuela, los programas de enseñanza, la familia y la
sociedad toda en la formación de valores ha merecido un lugar especial en las investigaciones
filosóficas y pedagógicas.

En las ciencias de la salud, a pesar de su relativo incremento, se observan discretos progresos


en los estudios axiológicos.

Las funciones del nuevo tipo de médico son totalmente aplicables al médico general integral:
prestador de asistencia sanitaria , decisor : utilización óptima de la nueva tecnología teniendo
en cuenta consideraciones éticas, comunicador : promoviendo modos de vida sanos mediante
técnicas de comunicación y capacitando al individuo para proteger su salud, líder comunitario

19
armoniza las necesidades sanitarias individuales y colectivas, gestor : trabaja en equipos
sanitarios, educador : educa a los pacientes, a la comunidad, a otros profesionales de la salud y
a los estudiantes de medicina, investigador y formulador de políticas sanitarias ,han sido
expresados por la 0rganización Mundial de la Salud

9. VALORES MEDICOS
Valores morales: Designamos como tal la significación social positiva de las normas,
principios, ideas y costumbres que regulan la conducta humana.

Dentro de ellos se encuentran la sensibilidad, solidaridad, amor al prójimo, honestidad,


responsabilidad, valentía, respeto, confidencialidad, patriotismo, legalidad, identidad y otros.

Valores cognitivos: Abarca la significación social positiva de las concepciones, hipótesis,


teorías, leyes, instrumentos y técnicas médicas.

Aquí se ubican las concepciones sobre terapéuticas y fármacos, habilidades, destrezas,


instrumentos, tecnología médica, teorías, hipótesis, principios y leyes médicas, funcionamiento
de instituciones y organizaciones médicas, entre otros.

Es importante señalar que el uso, en ocasiones indiscriminado, de la técnica contribuye a


despersonalizar la relación entre los médicos y sus pacientes y dificulta que estos últimos
conozcan su enfermedad, por lo que al no poder evaluar la experiencia del médico, basan su
juicio en el interés demostrado por el galeno y en la tecnología que utiliza.

Valores culturales: Se refiere a la significación social positiva de las tradiciones, costumbres


y modos de hacer que expresan el grado de desarrollo alcanzado por el hombre en la interacción
naturaleza-sociedad-hombre y cultura.

Abarcan los valores estéticos, jurídicos, políticos y en sentido amplio los restantes valores
señalados.

Los valores morales son los fundamentales en la profesión médica porque imprimen un sentido
humanista a la actividad médica, considerando al hombre no como un medio, sino como fin en
si mismo.

Regulan las relaciones entre el médico, el paciente, la familia, la comunidad y la sociedad, con
el fin de lograr el bienestar humano.
Impiden que la actividad médica se oriente a la búsqueda de privilegios o beneficios

20
económicos y la enfilan al individuo y a la humanidad.

Preservan la conducta positiva del médico en el seno de la sociedad.

Integran los valores cognitivos y culturales al sentido de la vida del profesional de la salud.

Otros valores a los que se orienta la profesión médica son: vida (valor fundamental), salud,
integridad física y mental, bienestar, felicidad y organismo humano. Así también familia,
comunidad y sociedad.

El ejercicio de la actividad médica forma parte del organismo social, es regulada por el sistema
de normas jurídicas vigentes en la sociedad y por ello los valores jurídicos son muy importantes
en la actividad médica. Dentro de ellos se destaca la legalidad.

El establecimiento de políticas de salud coherentes con el principio del humanismo justifica la


importancia de los valores políticos en la medicina.

Patriotismo es un valor moral y político a la vez. Sentido del deber, sentido de pertenencia son
valores políticos importantes.

9.1 LA VALORACIÓN MÉDICA Y LA EXPERIENCIA


La valoración y la experiencia son procesos subjetivos, indisolublemente ligados. La
experiencia del médico, al igual que la práctica, constituye la base, el fundamento de sus
valoraciones.

Así como en el diagnóstico de la entidad nosológica y la terapéutica a aplicar, en las


valoraciones la experiencia del médico es fundamental.

Entiéndase por experiencia el conjunto de conocimientos, habilidades y destrezas acumuladas


en la conciencia del médico que le permite tratar al paciente y contribuir a dar solución a su
problema de salud.

La experiencia profesional es la que permite al médico valorar como beneficioso o dañino


determinado proceso.

Cuando el médico se enfrenta al individuo sano o enfermo acude a su mente toda la experiencia
acumulada a lo largo de su vida profesional y social y por tanto los conocimientos
aprehendidos, el recuerdo de la práctica médica, del tratamiento a otros casos similares o
diferentes lo que sirve de base a la valoración médica.
Cada valoración representa al mismo al mismo tiempo un aporte a la experiencia del médico,

21
la enriquece con nuevas y variadas manifestaciones.

El hecho de que la patología se manifieste de forma singular en el organismo rompe con


frecuencia la correspondencia existente entre la valoración y la experiencia del médico.
Acostumbrado a develar la entidad nosológica a través de signos y síntomas establecidos por
la experiencia, este se encuentra con nuevas manifestaciones de la enfermedad, lo cual puede
alterar la veracidad de las valoraciones y constituye al mismo tiempo un estímulo a la
investigación y ampliación de los conocimientos.

Ello reviste particular importancia en la Atención Primaria de Salud, donde la mente del médico
debe ser suficientemente flexible como para considerar lo nuevo y desconocido, o lo viejo que
se presenta de una nueva forma.

El estudio de la patología en el contexto de la comunidad otorga características propias a la


relación valoración médica-experiencia del galeno. En la Medicina Familiar la experiencia
profesional es más amplia que en la atención hospitalaria. Abarca no solo al paciente, sino
también a su familia y a la comunidad en la que vive.

La experiencia del médico en la comunidad le aporta conocimientos y vivencias insustituibles


a la hora de valorar el estado de salud del paciente. El médico no se limita a lo que este le
refiere y al examen físico, sino que conoce el estilo de vida de su paciente, su vida familiar, sus
relaciones interpersonales en la comunidad y los diferentes aspectos psico-sociales que le
ofrecen una visión más íntegra y abarcadora de su objeto de estudio. Esta riqueza de elementos
es la fuente de valoraciones médicas más efectivas y verídicas.

La valoración médica puede adelantarse a la experiencia. Este es el caso de novedosas formas


de tratamiento, producto del desarrollo científico-técnico en que, aún sin experiencia en el
empleo de determinadas terapias, el médico valora si son beneficiosas o no para la salud
humana.

10. LAS ORIENTACIONES DE LA AXIOLOGÍA MÉDICA SON:


 Humana
 Social
 Etica
 Estética
 Científica

22
 Heurística

La significación social positiva de la medicina está dada en su capacidad de fortalecer y


mejorar la salud humana, preservar la vida, lograr una mejor adaptación del hombre al medio
ambiente y descubrir y transformar las causas de las enfermedades.

10.1 PRINCIPIOS DE LA AXIOLOGÍA MÉDICA:


1.- Necesidad de regular la ciencia médica en lo socio-ético y humanitario a escala nacional,
regional y global.

Autoconciencia de los médicos y del personal sanitario para desarrollar su actividad de forma
positiva.

La medicina se orienta al mejoramiento de la existencia humana, por lo que los principios:


conservación de la vida, alivio del dolor y muerte digna, deben guiar las investigaciones
médicas y la búsqueda de la verdad.

La búsqueda de la verdad en medicina no puede estar reñida con los principios socioéticos y
humanitarios que constituyen el fundamento de la actividad médica.

2.- La actividad médica es universal, su sentido no es elitista, sino humano.

3.- Atención al hombre como integridad y no sólo al “ órgano” o sistema dañado.

4.- Defensa de los valores humanos. La medicina no es sólo un valor material, sino también
un valor espiritual.

5.- Integración de los conocimientos científico-médicos que guíen una práctica más humana
de la medicina.

6.- Las ciencias médicas forman parte inalienable de la cultura humana.

Conocimiento y acción del hombre sobre su cuerpo y su mente.

Conocimiento y acción positiva del hombre sobre el medio ambiente.

Potenciar costumbres y tradiciones familiares, grupales o regionales que preserven la salud


humana.

Conocimiento y desarrollo de la antropología médica


CONCLUSIONES

23
La importancia de la axiología médica está dada en lo siguiente:

 La teoría científica debe guiar la práctica científica de la medicina.


 Es necesario mantener el sentido humano de la actividad médica.
 Tener en cuenta el condicionamiento social de la salud humana.
 La importancia de la subjetividad en el proceso salud- enfermedad.
 Papel del médico y del personal sanitario como promotor de salud: comunicador y
potenciador de valores, transformador de antivalores en valores.
 Importancia de preservar los valores humanos para garantizar el futuro de la humanidad
24
BIBLIOGRAFIA
 http://www.monografias.com/trabajos75/aspecto-axiologico-
investigacion/aspecto-axiologico-investigacion2.shtml#conceptoda
 https://definicion.de/axiologia/
 https://www.monografias.com/docs/monografia-de-la-axiologia-F3ZNA34CBY
 https://revistas.unal.edu.co/index.php/avenferm/article/view/37565
 https://www.redib.org/recursos/Record/oai_articulo1202131-axiolog%c3%ada-
%c3%a9tica-valores
 http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-81202001000100002
 http://www.redalyc.org/pdf/998/99826006005.pdf
 http://moodle2.unid.edu.mx/dts_cursos_mdl/lic/ED/FE/AM/05/La_axiologia.pdf

También podría gustarte