Está en la página 1de 4

QUÉ ES LA SOCIOLOGÍA

La sociología es la ciencia que estudia el comportamiento social de las personas,


de los grupos y de la organización de las sociedades.

La sociología tiene dos grandes formas de tratar los fenómenos sociales. Por una
parte, se ocupa de los agregados y entidades sociales. Los sociólogos tratan de
conocer qué son, cómo funcionan y cómo afectan al comportamiento y al bienestar
de las personas. La Sociología estudia la familia, la religión, las instituciones
educativas, las empresas, las administraciones, la ciencia, etc. También se ocupa
de los rasgos que caracterizan a las sociedades, como la desigualdad, los valores
y creencias, las manifestaciones culturales, la criminalidad y las migraciones, entre
otros muchos, teniendo en cuenta cómo dichos rasgos condicionan la vida de la
gente. Esta disciplina trata temas tan diversos como la inserción de los jóvenes en
el mercado laboral, los problemas derivados del mayor número de personas
mayores, las diferentes trayectorias profesionales de mujeres y hombres, los
cambios históricos de las clases sociales, etc.

Por otra parte, la sociología se ocupa del comportamiento de las personas en


relación con los demás y con el conjunto de situaciones en las que viven. Indaga
cómo ocurren sus acciones y qué consecuencias tienen en nuestros modos de vida.
En especial, presta atención al impacto que el comportamiento de la gente tiene en
la sociedad a través de sus acciones y su participación en los procesos de cambio,
creando formas sociales nuevas o transformando las existentes. Algunos tipos de
acción de los que se ocupa la sociología son: los movimientos sociales, el
comportamiento político, el trabajo, la innovación tecnológica, las relaciones
afectivas y las formas de consumo y ocio.

Una característica importante de la Sociología es que valora el pensamiento activo


y crítico cuando se ocupa de un hecho social. El trabajo sociológico trata de
cuestionar las asunciones de sentido común y las explicaciones populares de la
realidad social que no están basadas en evidencias contrastadas. Por tanto, en
muchas ocasiones desvela situaciones que cuestionan formas tradicionales de
pensar y actuar que suelen darse por sentado. En resumen, nos interesa estudiar
las tendencias generales e intentamos buscar las explicaciones y las motivaciones
latentes, no evidentes, que subyacen a las distintas manifestaciones sociales.

A través de su perspectiva analítica, de sus teorías y de sus métodos de


investigación, la Sociología es una disciplina que expande nuestro entendimiento y
percepción de las relacionales sociales humanas, de las culturas y de las
instituciones que moldean nuestra vida y el devenir de las sociedades.

Origen de la sociología
Según distintos estudios históricos, se le atribuye el origen de la sociología al
período comprendido entre finales del siglo XVIII a principios del siglo XIX.

El contexto geográfico e histórico de los inicios de la sociología fue la Europa post


revolución francesa y revolución industrial y principalmente estos estudios
comenzaron a realizarse en Francia, Alemania e Inglaterra.

Realmente la sociología surge como producto de un punto de quiebre en la sociedad


donde vivían estos filósofos y estudiosos.

Hay que tener en cuenta que antes del siglo XVIII no había nada que estudiar en el
desarrollo y comportamiento de las comunidades, pues se considera que eran
estáticas y no ocurrían cambios realmente importantes.

Pioneros

Se considera que los principales pioneros de estos estudios y quienes comenzaron


a darle un inicio al concepto de sociología propiamente dicho fueron Henri de Saint-
Simon, Augusto Comte y Karl Marx.

Cada uno de ellos realizó distintos estudios y aportes en áreas específicas. Por
ejemplo, Henri de Saint-Simon se enfocó en analizar y señalar que como sociedad,
nos vemos sometidos a distintos patrones que muchas veces pueden ser
inconscientes.

Sociología desde sus inicios hasta la actualidad

Como muchos de los pensamientos y ciencias sociales que surgieron en esa época,
la sociología intentó imponerse como una especie de religión o manera de vivir.
La sociología fundamenta su teoría principal en que como humanos, no actuamos
por instinto o decisiones innatas, sino que por el contrario, siempre tenemos –en
mayor o menor medida– influencias de todo tipo, ya sean culturales, políticas o
historias.
La sociología establece que como individuos respondemos a los deseos impuestos
por los grandes grupos sociales y vivimos para responder y satisfacer las
expectativas de los habitantes en donde cohabitamos.
A medida que pasó el tiempo, estos conceptos fueron desarrollados y pensados aún
más por distintos filósofos que siguen considerándose como precursores en la
sociología y aunque tal vez, no fueron los fundadores, realizaron grandes aportes a
esta ciencia social
Cuáles son las características de la sociología.
Objetivo El principal objetivo de la sociología es alcanzar la verdad, donde para
esto recurre al uso de métodos estratégicos. Esta busca alcanzar un conocimiento
plenamente objetivo y verídico. Esta ciencia capta los fenómenos y acciones
sociales, analiza cómo es y la transformación de la realidad social para así acceder
a la verdad a través de la implementación de estrategias y métodos. Por tanto, su
objetivo base como ciencia es conseguir un conocimiento objetivo y verídico. Origen
La primera definición de esta rama de estudio fue dictada por el francés Augusto
Comte en el año 1838, quien explica que el término se usa para describir esa ciencia
nueva que dará paso al descubrimiento de leyes muy similares a la de la naturaleza
para la sociedad, las cuales serán encontradas al aplicar ciertos métodos de
estudio, como es el caso de las ciencias físicas. Tipos Existen dos tipos de
sociología acorde a Edgar Morín, estos son:
Sociología científica: considerada como determinista y mecanicista. Sociología
ensayística: esta contribuye con la toma de conciencia de ciertos actores sociales.
Campos La sociología se llega a aplicar a diversos campos de estudio, donde en
ocasiones se les considera como clases de la misma sociología, entre ellas se
encuentran:
Sociología política: que se enfoca en la dimensión de la política y el vínculo de esta
con lo social. Sociología de trabajo: es aquella que se basa en estudiar el empleo,
las organizaciones, remuneraciones, los problemas laborales, las formaciones
profesionales, los sindicatos, etc.
Sociología de la educación: estudia la administración y los objetivos de la educación,
los programas educativos y demás aspectos relacionados a esta área.
Sociología rural: esta trabaja sobre la estructura de la sociedad rural, analizando,
conociendo y a la vez explicando sus grupos, clases, colectividades, etc, en la
sociedad.
Sociología urbana: esta estudia directamente la organización y los diversos
procesos sociales en un determinado espacio.
Características principales de la sociología como ciencia
Es teórica: con esta se puede diseñar y a la vez crear proposiciones meramente
lógicas de observaciones realizadas.
Empírica: se centra en la observación aplicada y sistemática de fenómenos sociales
que son reales.
Abierta: esta no es dogmática.
Acumulativa: es decir, que no parte de cero.
Crítica: nunca se aferra a posturas estáticas.
Neutra: nunca llega a ser valorativa. Está muy ligada a otras ciencias como es las
ciencias sociales, como la antropología, la economía, la ciencia política, la
psicología, la educación moral y cívica.
Su campo de estudio es la sociedad.
Su objeto de estudio es el ser humano.
Posee sus propias técnicas y métodos usados para comprobar los hechos sociales.