Está en la página 1de 20

TABLA DE CONTENIDO

 INTRODUCCIÓN

 BARRERA DE CRECIMIENTO # 1- FALTA DE ORACION Y DEVOCIÓN


ESPIRITUAL.

 BARRERA DE CRECIMIENTO # 2- UNA VISIÓN QUE NO ES CLARA NI


ATRACTIVA

 BARRERA DE CRECIMIENTO # 3- EL SERVICIO DE ADORACION DE LA


IGLESIA

 BARRERA DE CRECIMIENTO # 4- UNA MENTALIDAD CENTRADA EN UO


MISMO

 BARRERA DE CRECIMIENTO # 5 - MIEMBROS DE LA IGLESIA QUE NO


ESTAN INVITANDO A OTROS

 BARRERA DE CRECIMIENTO # 6 – PASTORES ESTANCADOS

 BARRERA DE CRECIMIENTO # 7 – UN LIDERAZGO DESENFOCADO

 BARRERA DE CRECIMIENTO # 8 – DEMACIADOS MINISTERIOS

 BARRERA DE CRECIMIENTO # 9 – FALTA DE PREOCESOS SALUDABLES

 BARRERA DE CRECIMIENTO # 10 – FRACASO EN EL DESARROLLO DE


LIDERES

 CONSEJOS FINALES
¿POR QUÉ LAS IGLESIAS NO CRECEN?
Esa es una pregunta frustrante que debemos considerar. Tal vez estés orando,
predicando, guiando y construyendo, pero solo te sientes cansado y estancado.
Observas a otras iglesias con programas y ministerios similares creciendo
exponencialmente trayendo nuevas personas y te preguntas qué debes hacer.
Puede ser difícil, pero los grandes pastores y líderes se detienen a considerar las
razones por las cuales las iglesias nunca crecen o dejan de crecer

PRIMERO, HAY BARRERAS ESPIRITUALES DE CRECIMIENTO.


Pablo escribe en 1 Corintios 3: 6: "Yo planté la semilla en sus corazones, y Apolos la
regó, pero fue Dios quien la hizo crecer.".
Las palabras de Pablo contienen un gran consejo acerca del crecimiento de la iglesia
para los pastores. Es importante que sembremos y es importante que se riegue, pero al
final, es Dios quien hace que la iglesia crezca. Una iglesia es un organismo espiritual,
es el cuerpo de Cristo, él se encarga de su crecimiento.
No puedes presionar un botón para controlar al Espíritu Santo, ni puedes orquestar las
bendiciones de Dios. El liderazgo, los sistemas y las estrategias son importantes, y
estamos llamados a plantar y regar, pero aun así el crecimiento de la iglesia es una
bendición que solo Dios da. Es por eso que la renovación espiritual y la oración es
fundamental para una iglesia saludable. Ninguna técnica de crecimiento o táctica
remplazará la mano de Dios.

SEGUNDO, HAY BARRERAS CULTURALES DE CRECIMIENTO.


¿Recuerdas la parábola del sembrador en Mateo 13? Algunas semillas cayeron en el
camino, algunas cayeron en suelo rocoso, algunas cayeron entre los espinos y algunas
cayeron en buena tierra, en la historia, tanto el agricultor como la semilla son
consistentes. La diferencia entre la que creció y lo que no creció era el suelo en que
cayó.
La cultura en tu iglesia es como el suelo en la parábola de Jesús, puedes hacer todo
lo correcto, pero aún no experimentar crecimiento si el suelo no está preparado de la
manera correcta. Las estrategias, las tácticas ni las ideas funcionarán si su iglesia no
está preparada.
Uno de los mayores obstáculos para el crecimiento de la iglesia es que los miembros
prefieren mantener su zona de confort en vez de sacrificar su bienestar por el bien
del evangelio. Los miembros de la iglesia frecuentemente se resisten al cambio por el
deseo de:
1. Preservar la intimidad social.

2. Mantener el control.

3. Conservar sus recuerdos.

4. Proteger su territorio.

5. Permanecer cómodos.

Las iglesias que rompen barreras frecuentemente se componen de miembros que


están dispuestos a poner de lado sus propias necesidades y preferencias por el
bien del Evangelio. Este es el tipo de cultura saludable donde el crecimiento ocurre
naturalmente, donde el suelo está preparando para el crecimiento.

TERCERO, HAY BARRERAS ESTRUCTURALES DE CRECIMIENTO.


Muchas iglesias funcionan como pequeños negocios familiares. En la tienda de la
esquina, mamá y papá manejan todo. ¿Quieres hablar con el Gerente? Ella está
almacenando estantes. ¿Quieres ver al Director de Marketing? Él está en la caja
registradora. Mamá y papá hacen de todo, y organizan su negocio para mantenerlo
pequeño, lo cual está bien si eres mamá y papá y no quieren crecer.
Los supermercados, son diferentes, están organizados de manera diferente, se
manejan de manera diferente, están estructurados para ser más grandes, para crecer.
Si su iglesia está estructurada como un negocio de mamá y papá, donde el pastor y
unos cuantos líderes son responsables de todo, desde la contabilidad hasta el
ministerio de limpieza, la iglesia probablemente tendrá problemas para crecer.
De hecho, es probable que su iglesia esté perfectamente estructurada para su tamaño
actual. Si tu quieres que tu iglesia crezca, sin duda debes prestar atención a los
marcadores espirituales, pero también necesitas ver los problemas estructurales que le
impiden romper la próxima barrera de crecimiento.
Bien ahora ya conocemos esos tres tipos de obstáculos que se interponen en el
camino del crecimiento de la iglesia. Las buenas noticias es que puede tomar medidas
en cada categoría. Las barreras espirituales se pueden romper con la oración y con el
poder del Espíritu Santo. Las barreras culturales pueden ser eliminadas con el
liderazgo y la comunicación. Las barreras estructurales se pueden mejorar con
sistemas y procesos saludables. Ahora profundicemos en las Diez Barreras
específicas que enfrentan las iglesias.
BARRERA DE CRECIMIENTO # 1
FALTA DE ORACION Y DEVOCIÓN ESPIRITUAL
La parte de la iglesia como un negocio.
Lo más probable es que su iglesia sea una organización sin fines de lucro, legalmente
organizada en su país y reconocida por el gobierno federal y debido a eso, su iglesia
está facultada para contratar personal, comprar instalaciones, pedir contribuciones. El
negocio es una de los aspectos que no siempre emociona a los pastores y ministros
que quieren servir a las personas sinceramente. Pero la iglesia funciona como un
negocio en este aspecto y hay mucho que podemos aprender del mundo de los
negocios. Pero aún así, la iglesia local es mucho más que un negocio. Aunque es un
negocio y ciertos principios pueden ayudarnos a tomar buenas decisiones y operar
ministerios exitosos, nunca podemos dejar de lado la naturaleza sobrenatural y eterna
del ministerio.
La habilidad de manejar la iglesia como un negocio es importante, pero lo que la iglesia
más necesita es un liderazgo espiritual. Las políticas y reglamentos son útiles, pero no
se puede obligar una política para amar a tu prójimo como a ti mismo o ir al mundo a
hacer discípulos.
Un plan de negocios puede ayudarnos a enfocarnos, pero ningún plan comercial puede
compensar la bendición de Dios y la obra del Espíritu Santo. El apóstol Pablo escribió
al menos dos cartas a su discípulo Timoteo, con consejos útiles para pastorear la
iglesia. Pablo le pidió a Timoteo que hiciera de la oración su máxima prioridad. Pablo le
escribió diciendo: "En primer lugar, te ruego que ores por todos los seres humanos.
Pídele a Dios que los ayude; intercede en su favor, y da gracias por ellos. 2 Ora de ese
modo por los reyes y por todos los que están en autoridad, para que podamos tener
una vida pacífica y tranquila, caracterizada por la devoción a Dios y la dignidad. 3 Esto
es bueno y le agrada a Dios nuestro Salvador, 4 quien quiere que todos se salven y
lleguen a conocer la verdad. "- 1 Timoteo 2: 1-4

LA ORACIÓN ES UNA TAREA ESPIRITUAL QUE RESULTA EN BENDICIONES


ESPIRITUALES.
Cuando su iglesia está estancada, su primera tarea debe ser orar y buscar la sabiduría
que solo puede venir de Dios. Podemos implementar todas las estrategias y ideas que
queramos, pero nunca olvidemos que ciertas barreras son espirituales y solo pueden
ser rotas a través de la oración.
¿Qué haría Dios en tu iglesia si todos tus miembros comenzaran a orar por un objetivo
especifico? ¿Qué pasaría si tu equipo de líderes estuviera orando y ayunando juntos
buscando la voluntad de Dios y sabiduría?
BARRERA DE CRECIMIENTO # 2
UNA VISIÓN QUE NO ES CLARA NI ATRACTIVA
"LA CLARIDAD NO ES TODO, PERO CAMBIA TODO".
Las iglesias que rompen barreras trabajan duro para aclarar y comunicar una misión y
visión atractivas. Si quieres llevar a tu iglesia al crecimiento, debes comenzar por
clarificar las expectativas de la iglesia. Muchas veces, nuestros destinos y resultados
son borrosos, son confusos. ¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? ¿Cómo lo logramos?
Esas son las preguntas de la misión y la visión, es casi imposible ser demasiado
enfático en comunicar esto en exceso a tu iglesia.

LA MISIÓN Y LA VISIÓN SON DOS COSAS DISTINTIVAS.


Los pastores que dirigen iglesias que crecen deben trabajar duro para aclarar y
comunicar un profundo sentido de propósito y también una misión muy específica. Tu
misión es el porqué tu iglesia existe. Es lo que responde a la pregunta "¿Por qué
estamos aquí?" Es la razón dada por Dios para ser. En cierto sentido, tu misión nunca
se logra realmente, es algo por lo que siempre te esforzarás, pero nunca lo verás
totalmente cumplido. La visión, por otro lado, debe ser específica y concreta. Necesitas
una fecha límite y debes ser capaz de lograrlo en un período de tiempo determinado.
Mientras tu misión será la misma dentro de 100 años, tu visión cambiará a medida que
tu iglesia crezca.

COMUNICAR AMBOS.
Necesitas comunicar tu misión y tu visión utilizando una declaración con lenguaje corto,
sencillo y poderoso. Algunas personas no se motivan por el panorama general; este
tipo de personas necesitan saber qué haremos ahora y porqué es urgente, es por eso
que se comunica un propósito general, además de una visión a corto plazo, esto puede
ayudarles a conectarse con toda la congregación. Tu misión podría ser "llevar a las
personas a una relación más cercana con Jesús. "Esa es la razón por la que existimos,
pero cuando lo piensas, siempre estaremos luchando por lograrlo. Nunca podremos
sacarlo de nuestra lista y decir: "¿Que sigue?" Es por eso que necesitas una visión
clara como el agua y un objetivo para los próximos dos o tres años.
¿Estás tratando de alcanzar a los jóvenes, lanzar una segunda plantación, conectar a
todos los asistentes en grupos entre semana, o animar a todos a servir en alguna área
de la iglesia? Tu visión necesita un objetivo claro y convincente, un tema con el que
puedas guiar a todos. Debes ser súper específico. ¿Cuál es tu misión? ¿Cuál es tu
visión? ¿Y cuáles son tus objetivos?
BARRERA DE CRECIMIENTO # 3
EL SERVICIO DE ADORACIÓN DE LA IGLESIA
FALTA DE PROPÓSITO Y PODER
La primera vez que las personas interactúan con tu iglesia, es probable que los
encuentren en tu sitio web. Pero cuando visitan tu iglesia por primera vez, es probable
que sea en el servicio de adoración del domingo en las instalaciones de tu iglesia.
Ahora tu iglesia es mucho más que el servicio de adoración del domingo, sin embargo,
el servicio de adoración de tu iglesia es la puerta de entrada. Nos guste o no, las
personas juzgan a la iglesia por la calidad y los beneficios que reciben del servicio de la
iglesia. No solía ser de esa manera, puede que no sea así en otros países, pero para
aquellos de nosotros en iglesias en este lado del planeta, esta es la realidad. No
importa cuán grande o pequeño sea el servicio de tu iglesia, si se pueden planificar
servicios de calidad que ayuden a las personas a conectarse con Dios.
No dejes que la falta de recursos los detenga, hay hojas de evaluación y formatos
de planificación de ministerio gratuitas en internet. Tienes gente cariñosa en tu iglesia
que crea un ambiente acogedor, puede que esto requiera mucha planificación, pero no
mucho dinero. El crecimiento tiene ver más con la mentalidad y la actitud de servicio
que con el presupuesto.
Aquí hay algunas maneras prácticas en que puedes darle propósito y poder a tu
servicio de adoración.

PRESTA ATENCIÓN A LOS MOMENTOS CLAVE.


La mayoría de los accidentes de tráfico ocurren en las intersecciones. De manera
similar, las transiciones en el servicio son uno de los momentos más importantes para
enfocarse en la calidad. Presta atención a lo que se dice al pedir la ofrenda, al ponerse
de pie para adorar y cómo comienzas y finalizas el servicio de la iglesia. Los momentos
clave en el servicio proporcionan claridad y mejoran la calidad del servicio, ayudan a
que las personas se conecten mejor con Dios.

EVALUA TODO.
Mientras que las iglesias pequeñas pueden no tener los recursos que tienen las
iglesias más grandes, las cosas que hacen la mayor diferencia son gratis (o al menos
no cuestan mucho). Es gratis evaluar la bienvenida, como se recoge la ofrenda, a los
músicos, el sermón, el orden del servicio y la invitación a seguir a Jesús. Hazte
preguntas difíciles y dale a las personas espacio para proporcionar comentarios
honestos. Al mejorar alguna área la iglesia en general mejora su servicio. Busca
formularios que puedas usar para evaluar el servicio de la iglesia o el sermón. Elije un
domingo y pídeles a tres personas que te brinden sus comentarios. Este es un ejercicio
valioso que las iglesias deberían hacer al menos una vez al año.

INVOLUCRA A OTROS.
Los pastores no tienen que hacerlo todo. Deben involucrar a otros en la planificación y
revisión del proceso. Intenta enviar tu nota del mensaje a otras personas unos días
antes del domingo y pídeles retroalimentación por adelantado. Pídele a voluntarios o
personas creativas que te den su opinión honesta sobre la música, el mensaje, las
áreas de servicio, el ambiente y las instalaciones.
PRÁCTICA.
Los ensayos de música, las transiciones y la predicación son cosas que pueden
mejorar dramáticamente su servicio. No hay nada como practicar mucho para mejorar
el desempeño.

PLANIFICA Y ORA.
Alguien dijo una vez: "El llamado al ministerio es el llamado a prepararse". La mayoría
de los problemas, de hecho, se pueden resolver con una planificación adecuada.
Planifiquen su año con anticipación. Planifiquen su servicio hasta con unas semanas
por adelantado. Pongan todo en una hoja de cálculo. La planificación no limita al
Espíritu Santo, por el contrario. Dios ciertamente puede hablar cuando quiera, pero
nosotros debemos estar preparados para escuchar su voz y hacer que más personas
estén viniendo a escuchar su voz.
BARRERA DE CRECIMIENTO # 4
UNA MENTALIDAD CENTRADA EN UNO MISMO
Las iglesias que crecen mantienen un enfoque saludable para alcanzar a los de
afuera como prioridad. Deben esforzarse por tener un ambiente acogedor, deben
diseñar intencionalmente el servicio pensando en los que vienen de afuera. Crear
pasos simples que ayuden a las personas que vienen de afuera a seguir a Jesús.

LA HOSPITALIDAD ES BÍBLICA
Hay un mandato bíblico para ser hospitalarios. 1 Pedro 4: 9 dice que debemos mostrar
hospitalidad a todos. Hebreos 13: 2 dice que algunos de nosotros hemos en
hospedado a ángeles sin saberlo.
Una iglesia amigable con los que vienen a visitarnos es una iglesia que obedece la
Biblia. No creas la mentira de que ser amigable con los de afuera significa que tienes
que diluir el mensaje. Esto es solo una excusa para ser egoísta. Cumplir la Gran
Comisión en el contexto de dirigir una iglesia local significa que tenemos que diseñar
servicios de la iglesia teniendo en mente a los que vienen de afuera. Como
cuando tienes invitados en tu casa, tienes que ser consciente de ellos, tratarlos bien si
quieres que vengan otra vez.

AQUÍ HAY AL MENOS CUATRO GRANDES OPORTUNIDADES PARA MOSTRAR


HOSPITALIDAD A LOS QUE NOS VISITAN.
1. Tu sitio web debe crear expectativa. Muchos invitados visitarán tu sitio web antes
de visitar tu iglesia, asegúrate de que su sitio esté diseñado con ellos en mente. Pon
los horarios y la ubicación de tu servicio en un lugar visible. Crea una página que
responda a sus preguntas y dudas.
2. Tu primera oportunidad es el equipo de recibidores que saludan a la gente a la
entrada. Deben ser gente amable colocados en lugares clave para la creación de un
entorno amigable donde los invitados puedan escuchar a Dios sin interrupciones. Si le
falta esta área, conviértelo en un punto importante de énfasis para tu iglesia.
3. Diseña cada servicio de tu iglesia donde tengas que explicar todo. No tienes que
ser relevantes para las personas nuevas; solo tienes que explicarles cómo y porque
hacen las cosas. Cada vez que se reúnan, imaginen hay alguien con cero
conocimientos de Dios, de la Biblia que viene por primera vez a la iglesia.
4. Tu proceso de seguimiento. Cuando la gente visita su iglesia, ¿qué pasa después?
¿Tiene un proceso de seguimiento que anima a las personas a dar un siguiente paso?
Asegúrate de que la gente sepa dónde para ir de un punto a otro en la iglesia. No
asumas que ellos saben que hacer después, establece un proceso, pasos sencillos
para integrarlos a un proceso de discipulado y servicio en la iglesia.

DISEÑA UN PROCESO DE SEGUIMIENTO EFECTIVO.


Para dirigir a tu iglesia a través de la próxima barrera de crecimiento deben crear
procesos intencionalmente. ¿Qué sucede cuando alguien los visita? Pongan el proceso
visible en lugar donde todos puedan verlos y usen los mismos pasos con cada persona
que viene por primera vez. ¿Hay llamadas telefónicas, tarjetas de agradecimiento o
mensajes de texto que ayuden a las personas a conectarse? ¿Podrían proporcionar
una persona que funcione como guía para ayudarles a hacer amigos en la iglesia?
¿Están guiando a cada persona al siguiente paso de una manera súper clara? ¿Han
escrito o bosquejado su proceso? ¿Lo tienen impreso para que cada persona de la
iglesia lo conozca? Aquí hay un proceso de muestra. Los miembros de Church Fuel
One pueden descargar este proceso y personalizarlo rápidamente para su iglesia en
churchfuel.com/one.
BARRERA DE CRECIMIENTO # 5
MIEMBROS DE LA IGLESIA QUE NO ESTAN INVITANDO A OTROS
Puede sonar demasiado simple, pero si quieren que su iglesia crezca, la gente debe
invitar a sus amigos.

EQUIPA A TU IGLESIA PARA INVITAR.


No es suficiente pedirle a su iglesia que invite personas. Tenemos que darles las
herramientas que necesitan. Imprimir tarjetas de invitación y ponerlas a su disposición.
Escribir una publicación en Facebook y pedirles que la compartan a sus conocidos.
Crear gráficos o tarjetas que puedan compartir con sus amigos y compañeros de
trabajo.
Aquí hay dos artículos que pueden ayudarlos a crear una cultura para invitar y alentar a
las personas a invitar a aquellos que conocen:
• http://churchfuel.com/how-to-create-the-habit-of-inviting-in-your-church
• http://churchfuel.com/19-ways-to-encourage-your-church-to-invite-others

SIEMPRE HABLA CON LOS INVITADOS.


Si hay 27 personas en el servicio de tu iglesia y tú las conoces a todas porque se
relacionan contigo, aun así, habla con los invitados por primera vez dales la bienvenida
formalmente o durante los anuncios del servicio. Lo que estás haciendo es marcar el
tono que el domingo es apropiado para los invitados y les estás comunicando la
expectativa de que ese día es para invitar personas.

CREAR UNA EXPERIENCIA DIGNA DE UNA INVITACIÓN.


En lugar de pedirle a la gente que invite a sus amigos y familiares, algunas iglesias
harían bien en trabajar en la experiencia general de sus servicios del domingo.
Asegúrate de tener una experiencia de calidad donde las personas estén escuchando
el evangelio de esperanza y experimentando el amor de Jesús. Cuando hagan esto
verás que la gente naturalmente invitara a sus amigos y familiares.
BARRERA DE CRECIMIENTO # 6
PASTORES ESTANCADOS
La diferencia entre una mentalidad estática y una mentalidad en crecimiento
proviene de la creencia que tus cualidades están talladas en piedra, tu eres quien eres
y punto. La mentalidad estática piensa en las características como la inteligencia, la
personalidad y la creatividad son rasgos fijos, en lugar de algo que puede ser
desarrollado. Por otro lado, la mentalidad en crecimiento parte de la creencia de que
tus cualidades básicas son cosas que puedes cultivar con esfuerzo. Sí, la gente difiere
mucho en aptitudes, talentos, intereses o temperamentos, pero todos pueden cambiar
y crecer a través de la aplicación y la experiencia. Las personas que adoptan la
mentalidad estática dicen: "Las personas inteligentes tienen éxito, así que si tienes
éxito es porque debes ser inteligente”. Las personas que adoptan una mentalidad de
crecimiento dicen: "Las personas pueden volverse más inteligentes si salen de su zona
de confort y enfrentan desafíos ". Las personas que creen que esto tienden a intentar
cosas más difíciles.
Creo que muchos pastores y líderes de la iglesia tienen una mentalidad estática
cuando se trata del crecimiento de la iglesia, se mantienen alejados de cosas difíciles y
temen a arriesgarse, creyendo que no se puede cambiar nada, o simplemente "se lo
dejan a Dios".
Cuando los pastores adoptan una mentalidad de crecimiento, se abren a nuevas
posibilidades, que incluyen nuevas bendiciones espirituales. Puede dolerte escuchar
esto, pero tu eres la barrera número uno para el crecimiento de tu iglesia. Tu forma de
pensar, tu filosofía, tus creencias. . . son naturalmente los limites. Considera este
gráfico en la siguiente página:
MENTALIDAD ESTATICA MENTALIDAD EN
CRECIMEINTO
ENTRENAMIENTO No veo el valor en las opiniones de Yo puedo y debo aprender de los
expertos. Además, yo no tengo el demás.
tiempo o el dinero para hacerlo.
CAMBIO Prefiero mantener las cosas de la Acepto el cambio y guío a otros a
forma en que son porque lo que se través de él, porque creo que el cambio
conoce es mejor que lo conduce a un crecimiento.
desconocido.

DESAFÍOS Evito los desafíos. Abrazo los desafíos.

PERSONAL Cuando tengamos el dinero para Desarrollemos personas que hagan las
contratar a alguien las cosas cosas.
mejoraran.

CRÍTICA Tiendo a ignorar a los críticos Puedo no estar de acuerdo con los
completamente o lo contrario, me críticos, pero puedo aprender mucho de
obsesiona lo que la gente piensa ellos.
sobre mí.

VOLUNTARIOS Todos los que quieran hacer algo Crearemos una gran visión y nos
ya no pueden porque todas las aseguraremos de que todos encuentren
áreas ya están ocupadas o no se el lugar correcto para servir.
comprometen y si se comprometen
fallan.

DESARROLLO DE No hay suficientes líderes Si no hay líderes a mi alrededor, seré


LIDERAZGO capacitados a mi alrededor así que responsable de desarrollarlos no puedo
me siento cómodo diciéndoles a hacer esto yo solo.
todos qué hacer.

OFRENDAR La ofrenda no es buena debido a Voy a ser el mejor administrador de lo


la economía, nuestra área o el que Dios me ha dado a mí.
tipo de personas a las que estamos
tratando de alcanzar.

Hay una razón por la cual los atletas profesionales que están en la cúspide de su
profesión pagan mucho dinero para tener entrenadores. Y es que los mejores atletas
hacen lo que sea para que los lleven a conseguir los mejores resultados. Los
entrenadores ven cosas que la gente no ve y ofrecen una perspectiva diferente a la que
ya tienes. Es por eso que los pastores que quieren llevar a su iglesia a otro nivel harían
bien en pedirle a personas con entrenamiento a ayudarlos a pensar, a guiar y a crecer.
Una opinión externa puede ayudar a salir de una mentalidad estática y comenzar a
tener una mentalidad de crecimiento. Todos necesitamos entrenadores en nuestras
vidas porque no podemos hacer esta labor solos.
BARRERA DE CRECIMIENTO # 7
UN LIDERAZGO DESENFOCADO

“LO QUE TE TRAJO HASTA AQUÍ NO TE LLEVARA HASTA ALLA”


Esas son las palabras de Marshall Goldsmith. Y aunque su excelente libro no es sobre
la iglesia, todos los líderes de la iglesia deben tomar nota. Hay una buena posibilidad
de que La estructura de liderazgo de tu iglesia este obstaculizando el crecimiento y la
mantiene estancada. Los sistemas y la estructura que ayudan a una iglesia a llegar a
200 personas son las mismas cosas que obstaculizan a esa misma iglesia a crecer a
500 personas. Una iglesia con 2,000 asistentes frecuentemente lucha para crecer más
allá de esa asistencia porque los principios que han estado usando son probados y
verdaderos. El crecimiento requiere cambios, y esos cambios siempre son dolorosos.

EN UNA IGLESIA EN CRECIMIENTO EL PAPEL DEL PASTOR DEBE CAMBIAR.


Uno de los mayores cambios estructurales que las iglesias deben hacer para crecer es
el papel del pastor. Un pastor que dirige cada reunión, que predica cada sermón y que
toma cada decisión puede muy fácilmente convertirse en la tapa del crecimiento de su
iglesia. Debe cambiar su función de aquel que hace todo el ministerio y que toma todas
las decisiones a alguien que dirige un equipo de personas para que ellos lleven el
ministerio a otro nivel. Si no tienes suficientes líderes a tu alrededor, haz de esto tu
máxima prioridad.

EN LUGAR DE UN GENIO CON DOCENA AYUDANTES, CREA UN EQUIPO DE


LIDERAZGO.
Los pastores que se abren paso siempre empoderan a más personas para dirigir y
tomar decisiones. En lugar de supervisar a todo el personal crea un equipo de
liderazgo de tres o cuatro líderes comprometidos para dirigir la iglesia. Encárgate de
guiar a los líderes y déjalos dirigir los ministerios. Los equipos de liderazgo no solo son
efectivos para las mega iglesias, las iglesias de cualquier tamaño también se
beneficiarán enormemente.

TU ERES EL OFICIAL PRINCIPAL QUE DA CLARIDAD.


Los pastores de las iglesias en crecimiento deben clarificar los roles y los objetivos
para cada persona en el equipo. Debes clarificar el objetivo a alcanzar para la iglesia y
también para las personas que sirven en la iglesia. Ayúdalos a mantenerse enfocados
en la misión.
BARRERA DE CRECIMIENTO # 8
DEMASIADOS MINISTERIOS

NO TODOS LOS MINISTERIOS SON IGUALES.

Hay ministerios en tu iglesia que necesitan una cantidad sacrificial de tu tiempo.


Necesitan una cantidad sacrificial del presupuesto, simplemente porque son más los
importantes. Es por eso que no necesitas sacrificar en todos los ámbitos. Debes
mirar lo que es el más efectivo y mover los recursos allí. Esto significa que tendrás que
hacer una evaluación honesta de todos los programas y eliminar ministerios. Tal vez
deben dejar de hacer algo que funcionó bien hace tiempo, pero ya no funciona bien
ahora para el cumplimiento de la misión y la visión.

LA PALABRA CLAVE EN LA EVALUACIÓN ES. . . EFECTIVO

Cuando evalúas programas, ministerios y eventos especiales, la palabra clave no debe


ser “bueno" o "malo". Debe ser efectivo. Los pastores y los líderes de la iglesia deben
preguntarse: "¿Qué tan efectivo es esto para ayudarnos a lograr nuestra misión y
cumplir nuestra visión? "¿Hay buenos programas que nos están impidiendo lograr la
misión y visión? La administración se trata de asignar tiempo, dinero y energía a lo que
funciona mejor, se trata de ser efectivo.

DEBEN ENCONTRAR SU MINISTERIO ERIZO.

En el libro “De bueno a grandioso”, Jim Collins reintrodujo la idea del concepto del
erizo. Mientras que el zorro sabe muchas cosas, el erizo está enfocado en una cosa
sola cosa, es por eso que es muy efectivo. Las iglesias necesitan encontrar su
ministerio erizo. La clave del crecimiento podría ser no lo que comienzas sino lo que
dejas de hacer.
BARRERA DE CRECIMIENTO # 9
UNA FALTA DE PROCESOS SALUDABLES

"LOS DISCÍPULOS VERDADEROS NO SE HACEN A TRAVÉS DE SERMONES


SINO A TRAVÉS DE PROCESOS. "- J.D. GREEAR.
Para que las iglesias crezcan más allá de su tamaño actual, es absolutamente
imprescindible establecer sistemas, procedimientos y procesos saludables.
Un sistema es simplemente algo que haces más de una vez. Es algo que haces de una
forma repetitiva. Hay una razón por la cual los pilotos y los cirujanos tienen procesos y
repiten los mismos pasos cada vez que realizan su labor.
Aquí hay algunos sistemas que necesitas:
• Un sistema de predicación que se asegure de cubrir los temas más importantes en
cada ocasión del año.
• Un sistema de ofrendas y donaciones que garantice que está recaudando dinero
durante todo el año y aprovechando los momentos clave del año.
• Un sistema de voluntarios que garantice que se está reclutando, capacitando y
creando nuevos líderes.
• Un sistema de asimilación que garantice que las personas no caigan en las grietas
o se vayan por la puerta de atrás.
• Un sistema de liderazgo que se asegure de que estás desarrollando líderes
intencionalmente porque no todo depende de ti.
• Un sistema de comunicación para que sepa cuándo hablar de qué y que todos
sepan lo que necesitan saber en el momento correcto para lograr la misión.
• Un sistema de seguimiento que pueda agradecer de manera efectiva a los invitados
por su visita, a los donantes por sus ofrendas y los que invitan a personas por invitar.
Cuando hablamos de estos programas, escuchamos estos comentarios una y otra vez.
"Es que no soy una persona de sistemas".
"Somos una iglesia que se organiza de una semana a otra".
"No queremos quitarle su lugar al Espíritu Santo en la iglesia".
Aquí hay tres cosas a considerar:

# 1 - NO TIENES QUE SER BUENO EN ALGO PARA VALORARLO.


El hecho de que no seas bueno en algo no significa que no valga nada. Yo no tengo
ser bueno en baloncesto para apreciar a Michael Jordan. No tengo que ser bueno en
inversión para apreciar Warren Buffet. No tengo que ser un cantante talentoso para
valorar a Los Beatles. Hay muchos talentos que no poseo pero que admiro y valoro. Lo
mismo es cierto en tu iglesia. No tienes que ser una persona de procesos para ver el
valor de crear sistemas saludables.
No permitas que tu personalidad le impida asignar valor, eso es una señal de
inmadurez. Un buen líder reconoce que su personalidad no debe guiar la forma
completa de cómo debería funcionar la iglesia

# 2 - LOS SISTEMAS ESTÁN AL SERVICIO DE ALGO MÁS GRANDE.


Los procesos no son sobre la personalidad. Ni siquiera están para organizar todo y
hacer que las cosas fluyan mejor. Los sistemas saludables tienen que ver con la misión
y la visión de la iglesia. Entre mejores sistemas tengan conducirán a mejores discípulos
Un proceso saludable que moviliza a las personas a ser parte de grupos entre semana
logrará mucho más que un sermón apasionado sobre el mismo tema. Un proceso
simple y repetible de cómo dar seguimiento a los invitados y ayudarlos a dar el primer
paso, harán más que preguntarse cómo ser una iglesia más acogedora. Si no eres una
persona de procesos, está bien. Porque hay algo mucho más importante que tu en
juego, la misión de la iglesia.

# 3 - ALGUIEN EN TU IGLESIA PIENSA DE ESTA MANERA.


Si no eres un pastor amante de los procesos, no intentes cambiar tu cableado, Dios no
te hizo de esa manera, y eso es algo bueno. Pero no descartes el hecho de que Dios
cableo a otras personas de manera diferente. Hay gente, voluntarios y líderes en tu
iglesia quienes saben hacer sistemas y procesos.
Así que consigue unas cuantas personas que sepan cómo hacer las cosas. No
disminuyas su contribución solo porque es diferente a la tuya. Si no eres el tipo de
pastor que ama los sistemas y procesos, aún puedes valorarlos y ver los beneficios en
tu iglesia.
BARRERA DE CRECIMIENTO # 10
FRACASO EN EL DESARROLLO DE LÍDERES

Si deseas que tu iglesia tenga un mayor impacto en el ministerio, concéntrate en


involucrar a más personas en el ministerio.

EL PASTOR NO ES EL ÚNICO LIDER.


La estructura de tu iglesia está perfectamente diseñada para llegar a las personas que
estas llegando. Si tienes una cultura de arriba hacia abajo, donde unos pocos grupos
selectos de cristianos profesionales hacen todo el ministerio, vas a batallar para hacer
impacto máximo. Cuando el pastor y el personal tienen que hacer todo el ministerio, el
ministerio se limita al tiempo de algunas personas. En cambio, lo que debes hacer es
desarrollar líderes para liderar el ministerio y liberar el control a un ritmo apropiado.

HAY UNA GRAN DIFERENCIA ENTRE UN VOLUNTARIO Y UN LÍDER.


Tu iglesia necesita ambos. Tu trabajo como pastor es equipar a las personas para
que hagan el trabajo del ministerio, no hacer todo el ministerio tú mismo. Esto
requiere un compromiso firme y un plan intencional para reclutar e invitar personas a
participar.
Algunas personas en tu iglesia quieren ser voluntarios. Necesitan tener oportunidades
para servir. Otras personas en tu iglesia están dotadas para ser líderes. Debes
reclutarlos a ambos y desarrollarlos personalmente y luego darles la oportunidad de
liderar y tomar decisiones.

INSPIRAR A LA GENTE PARA SERVIR Y LIDERAR.


Las iglesias que rompen las barreras de crecimiento inspiran a las personas a servir y a
liderar de una manera que también les ayuda a seguir a Jesús. Usa sermones y
comunícate claramente al invitar a personas a servir. O bien, convierte a tus voluntarios
existentes en especialistas en contratación cambiando la descripción de su trabajo. De
asistentes a reclutadores/ capacitadores.
CONSEJO DE DESPEDIDA
Como pastores y líderes de la iglesia enfrentaremos barreras de crecimiento a lo largo
de diferentes estaciones de nuestro ministerio. Las barreras de crecimiento no están
destinadas para impedir que nos movamos hacia adelante, sino para ayudarnos a
aclarar la visión y para guiarnos a pasar al siguiente nivel.

Romper una barrera de crecimiento para un líder o ministerio de la iglesia es un reflejo


del proceso de santificación en nuestras propias vidas
No huyas de los desafíos que vienen con las barreras de crecimiento, abrázalas. Ellas
te refinarán a ti, a tu equipo y a tu iglesia, nos convertirán en las personas que Dios
quiere que seamos.
Michael Lukaszewski
Fundador y CEO de Church Fuel