Está en la página 1de 4

MESA

 POR  LA  PROTECCION  A  LA  VIDA  


Apartado  agosto  23  de  2018  
 
Sr  Presidente  
Sr  Procurador  
Sr  Defensor  del  Pueblo  
Sr    ministro  de  defensa  ,/  Distinguidas  Ministras  
Dra.  María  Paulina  Riveros  Vice  Fiscal    
Honorables  Embajadores  /  y  delegados  comunidad  internacional  
Autoridades  departamentales  y  locales  
Defensores,  defensoras,  Lideres  y  Lideresas  
 
Les   expreso   el   saludos   de   las   plataformas   de   DDHH   y   paz   que   hacemos   parte   del  
proceso   Nacional   de   Garantías   y   nuestra   gratitud   Sr   Procurador   por   invitarnos   a  
esta   segunda   mesa     por   la   protección   a   la   vida;   permítanos   Dr.   Carrillo  
aprovechar   esta   oportunidad   para   poner   de   presente   un   escenario   que   con   el  
gobierno   colombiano,   y   con   el   apoyo   de   la   comunidad   internacional,   hemos  
construido   en   estos   últimos   años   las   organizaciones   sociales   y   de   derechos  
humanos,  el  Proceso  Nacional  de  Garantías;  un  escenario  de  interlocución  al  más  
alto   nivel   con   especial   énfasis   en   14   regiones   del   país   expresado   en   las   Mesas  
Territoriales   de   Garantías,   mesas   que   tienen   como   su   principal   objetivo  
garantizar  nuestra  labor    de  defensa  de  los  DDHH.    
 
El   Proceso   tuvo   su   origen   en   la   ausencia   de   garantías   que   se   advirtieron   durante  
las   discusiones   que   adelantábamos   con   el   gobierno   de   turno   para   lograr   la    
adopción  del  Plan  Nacional  de  Derechos  Humanos.  La  prevención,  la  protección  
y  la  investigación  son  los  ejes  que  impulsan  el  proceso.  
Como   logros   importantes   de   ese   proceso   se   destacan:   la   creación   de   la   Unidad  
Nacional   de   Protección;   el   programa   de   garantías   para   defensoras   y   lideresas,   la  
creación  de  la  comisión  intersectorial  y  el  plan  de  acción  2018;      la  expedición  de  
normas   de   vital   importancia   para   la   prevención   y   protección   individual   y  
colectiva     y   la   concertación   de   un   protocolo   para   garantizar   el   ejercicio   del  
derecho  a  la  protesta  social.  
 
Pese   a   los   avances   hoy   debemos   manifestar   nuestra   preocupación   por   el  
aumento   que   se   viene   registrando   en   agresiones   de   todo   tipo   contra   defensores,  
defensoras,   lideres   y   lideresas;   las   cifras   del   Ministerio   Publico   hablan   de   347  
asesinatos   desde   enero   de   2016,   por   su   parte   el   Programa   Somos   Defensores  
reporta  que  entre  enero  y  junio  de  2018  se  presentaron  397  agresiones,  272  de  
las  cuales  son  amenazas  y  77  asesinatos,  cifras  que  denotan  un  incremento  del  
34%   en   homicidios   en   comparación   con   el   año   anterior.   Lideres   comunales,  
comunitarios,  campesinos  e  indígenas  están  entre  las  principales  víctimas.  
 
Hoy   queremos   insistir   que   es   una   obligación   del   gobierno   colombiano   y   de   las  
instituciones   del   Estado     la   adopción   de   medidas   necesarias   para   prevenir   y  
castigar   las   acciones   de   los   grupos   denominados   sucesores   o   herederos   del  
paramilitarismo.     Expresamos   nuestro   temor   por   la   persistencia   de   estos   grupos  
y   su   interacción   con   diversas   formas   de   violencia   que   afectan   a   la   sociedad   en  
general  y  ponen  en  peligro  el  éxito  de  los  acuerdos  logrados  con  las  FARC  
 
En   ese   sentido   queremos   dejar   expresada   nuestra   preocupación     por   los   escasos  
avances   que   se   registran   en   el   cumplimiento   de   los   objetivos   de   la     Comisión  
Nacional  de  Garantías  de  Seguridad,  en  especial  el  relativo  a  la  adopción  de  un  
plan  de  acción  y  de  una   política  de  erradicación  de  las  organizaciones  sucesoras  
del  paramilitarismo.  
 
La  impunidad  sigue  favoreciendo  a  los  perpetradores  de  las  agresiones,  creemos  
importante   pero   insuficiente   lo   hecho   hasta   hoy   por   la   Fiscalía   en   materia   de  
investigación,  judicialización  y  acusación  de  los  responsables  de  los  sistemáticos  
homicidios   cometidos   contra   lideres,   lideresas,   defensoras   y   defensores   de  
derechos   humanos.   En   los   casos   ocurridos   entre   2009   a   2017   el   índice   de  
impunidad   es   del   91.4%;   a   la   fecha   solo   hay   48   sentencias   condenatorias,   el   362  
casos  siguen  en  indagación.    
 
Pese    a  que  el  país  ha  dado  importantes  pasos  para  lograr  una  sociedad  en  la  que  
se  excluya  la  violencia  de  la  política,    hoy  enfrentamos  nuevos  ciclos  de  violencia,  
por  ello  es  necesario  avanzar  en  una  acción  conjunta  en  materia  de  garantías  que  
permita   adoptar   una   política   publica   de   garantías   con   énfasis   en   la   prevención   y  
para  nosotros  el  escenario  natural  de  esta  concertación  es  la  Mesa  Nacional  de  
Garantías.  
 
Insistimos   en   la   necesidad   de   desarrollar   la   lucha   frontal   contra   la   impunidad,   la  
Fiscalía   General   de   la   Nación   esta   obligada   a   avanzar   positivamente   en   la  
investigación,  judicialización  y  acusación  de  los  responsables  de  los  sistemáticos  
y   reiterados   homicidios   cometidos   contra   lideres,   lideresas,   defensoras   y  
defensores  de  derechos  humanos,  integrantes  de  las  FARC  y  sus  familias.  
 
Pedimos   de   Ud   señor   Presidente   asumir   el   compromiso   de   cumplir   e  
implementar     los   acuerdos   que   en   materia   de   garantías   se   han   pactado   en   la  
Mesa   Nacional   de   Garantías.   Celebramos   su   decisión   de   reversar   el  
nombramiento  de  la  Dra  Ortiz  en  la  Dirección  de  la  UNP  y  hacemos  votos  porque  
acierte    en  la  selección  de  los  funcionarios  que  esta  por  nombrar  en  las  entidades  
que  tienen  que  ver  con  el  respeto  y  garantía    de  los  derechos  humanos.    
 
Le  pedimos  comprometerse  hoy  a  convocar  la  primera  sesión  de  su  gobierno  con  
la  Comisión  Nacional  de  Garantías  de  Seguridad;  fijar  fecha  para  reunir  a  la  Mesa  
Nacional   de   Garantías   y   comprometerse   decididamente   en   la   concertación   y  
adopción  del  Plan  Nacional  de  Acción  en  Derechos  Humanos.  
 
Lo  invitamos,  Dr.  Negret,  a  asumir  la  secretaría  técnica  de  las  mesas  territoriales  
de  garantías.  
 
Dr.   Carrillo   lo   instamos   a   hacer   seguimiento   al   cumplimiento   de   los  
compromisos  del  Estado  y  del  gobierno  en  la  Mesa  Nacional  de  Garantías,  a  velar  
por  la  aplicación  efectiva  y  ejemplarizante  de  la  Directiva  002  
 
La   reconciliación   nacional,   la   participación   de   la   sociedad,   el     fin   del   conflicto  
armado,  la  erradicación  de  la  violencia  de  la  política  y  la    construcción  de  la  paz  
estable  y  duradera  será  posible  si  cesan  los  asesinatos  contra  nuestros  lideres  y  
lideresas  y  se  garantiza  nuestra  labor  de  defensa  de  los  derechos  humanos.    
 
Que  la  paz  no  nos  cuesta  la  vida  
 
Gracias