Está en la página 1de 5

EL CASO DE MARÍA DEL PILAR PÉREZ LÓPEZ.

María del Pilar Pérez López, apodada por la prensa como “La Quintrala“, es una
arquitecta chilena, conocida por planear el asesinato de su ex esposo Francisco
Zamorano y su pareja Héctor Arévalo, y del joven Diego Schimidt-Hebbel, crímenes
perpetrados por el sicario José Ruz en abril y noviembre de 2008, respectivamente.

El caso de Pilar Pérez ha llamado la atención de los medios de comunicación


chilenos por la ambiciosa y fría personalidad de la mujer.

María del Pilar Pérez López nació aproximadamente en 1952, siendo la hija mayor
del matrimonio entre José Pérez Pérez y Aurelia López, teniendo dos hermanas:
Magdalena y Gloria.

Según su hermana Magdalena, María “era una persona confrontacional, llevada de


sus ideas y caprichosa”, que desde joven fue protagonista de hechos de violencia,
siendo uno de ellos cuando intentó ahorcar a Gloria, su hermana menor, cuando
ésta tenía un embarazo.

Homicidios.
Francisco Zamorano y Héctor Arévalo
María del Pilar Pérez, era ex esposa de Francisco Zamorano, con quién se había
casado en 1978, teniendo dos hijos: Rocío Zamorano y Juan José Zamorano Pérez.
El matrimonio duraría 15 años, separándose en 1991.

El 23 de abril del 2008, fueron hallados los cuerpos sin vida de Zamorano, y su
pareja Héctor Arévalo en su casa en Providencia. Los hombres habían sido heridos
a balas . Según investigaciones preliminares, se formalizó a el arrendador de la casa
en donde vivía la pareja, como autor del doble homicidio .

1
Sin embargo, el hombre era inocente, pues Pilar Pérez había planeado el crimen,
contratando a José Ruz, sicario que asesinó a los dos hombres. Éste confesaría en
diciembre de 2008 que la mujer le pagó 3 millones de pesos por realizar los
crímenes.

Según la Fiscalía, Pérez habría mandado a cometer el homicidio por celos, ya que
su hijo mayor tenía una relación cada vez mejor con su padre .

Diego Schimidt-Hebbel
En la mañana del 4 de noviembre de 2008, Diego Schmidt-Hebbel, se dirigía a la
casa de su novia, Belén Molina, sobrina de María del Pilar Pérez, en calle Seminario,
comuna de Providencia. El joven fue atacado por un sujeto, quién tras disparar en
dos ocasiones, lo apuñaló con un arma blanca. Horas después, moriría en la Posta
Central, producto de la gran pérdida de sangre que sufrió.

En un principio, la familia de Schimidt-Hebbel y la PDI señalaron que era probable


que el hecho hubiera sido un asalto.

Sin embargo, 3 días después, el caso dió un vuelco.

Personal de la PDI, llegó hasta la casa de María del Pilar Pérez el 7 de noviembre
para detenerla por su participación en el crimen, hecho que no se pudo concretar,
ya que fue hallada inconsciente por una sobredosis de medicamentos; la mujer
había intentado suicidarse .

Tribunal consideró confesión de Ruz como prueba central en condena a Pilar Pérez
(Canal2 TV Chile)

Fue hallada culpable de planificar y encargar a José Ruz los asesinatos de su ex


esposo Francisco Zamorano, Héctor Arévalo y de Diego Schmidt-Hebbel.

2
“Se condena a María del Pilar Pérez”. Sólo bastó escuchar esta frase para que los
padres del joven economista Diego Schmidt-Hebbel se abrazaran dentro del
tribunal. Entre gestos de alivio presenciaron el momento en el que los autores del
asesinato de su hijo fueron declarados culpables. “El dolor no se aminora, el dolor
está con nosotros todos los días. Nadie ni nada nos devuelve a nuestro hijo. Sin
embargo, valoramos que se haga justicia”, dijo, a modo de reflexión, Klaus Schmidt-
Hebbel, padre de la víctima, tras el veredicto.

A cuatro meses de iniciado el juicio, en fallo dividido, los magistrados del Tercer
Tribunal Oral de Santiago, integrado por los jueces Alejandro Aguilar, Patricia
González y Doris Ocampo (el voto disidente), resolvieron ayer condenar a la
arquitecta María del Pilar Pérez (59) y al sicario José Mario Ruz (46) como autores
de los homicidios de Francisco Zamorano (ex esposo de Pérez) y Héctor Arévalo,
cometidos el 23 de abril de 2008, y por el robo con homicidio de Diego Schmidt-
Hebbel, ocurrido el 4 de noviembre de 2008.

Además, ambos fueron hallados culpables del asesinato frustrado de cuatro


familiares de la arquitecta: su madre, Aurelia López; su hermana, Gloria Pérez; su
cuñado, Agustín Molina, y su sobrina, Belén Molina. A Pilar Pérez también se le
condenó por provocar lesiones graves a la novia de su hijo, en un episodio de
violencia que protagonizó en julio de 2007.

En los últimos minutos del veredicto, la profesional se llevó las manos al rostro y
lloró. Observó atentamente a los tres jueces mientras secaba las lágrimas con un
pañuelo. José Ruz, en tanto, se mantuvo impávido.

Crímenes por encargo

En la lectura de la resolución, que se prolongó por 45 minutos, los jueces acogieron


el planteamiento de los fiscales Carlos Gajardo y Rodrigo Lazo, en orden a que José
Ruz asesinó a Francisco Zamorano y su pareja, Héctor Arévalo, motivado por un

3
encargo de Pilar Pérez, quien le ofreció $ 2 millones para llevar a cabo el plan
criminal.

Según el veredicto, la justificación del doble homicidio fue que “(Pilar Pérez)
arrastraba un especial encono en contra del que fue su marido, que éste le temía y
que en el tiempo previo al delito, Pérez atravesaba por un período familiar
complicado debido al abandono de su hijo, lo que explica la motivación de su
actuar”.

Respecto del crimen de Diego Schmidt-Hebbel, los jueces también sostuvieron que
mediante “promesa remuneratoria”, Pilar Pérez instó al sicario José Mario Ruz a dar
muerte a sus familiares residentes en Seminario 97 y que también robara las joyas
que estaban en el lugar. Le ofreció $ 10 millones por cada muerte. Diego, quien ese
día había ido a buscar a su novia, Belén Molina, forcejeó con el asesino, pero recibió
un disparo y un corte en el cuello que le provocaron la muerte.

Las principales pruebas que consideró el tribunal fueron: la confesión de Ruz ante
los fiscales, los peritajes balísticos y el testimonio de un primo de Pilar Pérez a quien
ella le había pedido contratar a un sicario.

Los jueces, además, acogieron la millonaria demanda civil en contra de los


acusados, presentada por los familiares de las víctimas. En total, piden el pago de
$ 955 millones por daño moral. En este sentido, la arquitecta deberá responder con
las propiedades que tiene a su nombre y que están avaluadas en unos $ 500
millones.

El fiscal Carlos Gajardo se mostró satisfecho con el veredicto, pero dijo que aún hay
que esperar que se determine el tiempo que deberán cumplir en prisión los
acusados, trámite que quedó fijado para el 26 de febrero: “Toda esta historia, todo
este caso, es un caso terrible. Hay demasiadas muertes como para que uno pueda
estar contento de lo que ha pasado”.

4
De aplicarse la pena mínima por cada delito a que fue condenada, Pilar Pérez podría
ser sentenciada a cerca de 40 años de cárcel. La fiscalía pide condenas de 83 años
de presidio para Pilar Pérez y de 80 para José Ruz.

Luego de conocer el veredicto que declaró culpable a la pareja por los tres crímenes
de Providencia, sus defensores dijeron que, una vez que se conozca el contenido
de la sentencia, estudiarán presentar un recurso de nulidad del juicio, basado en el
voto de minoría de la magistrada Doris Ocampo.