Está en la página 1de 4

Eliminar el sarro del inodoro

Este problema, caracterizado por una coloración amarillenta o marrón, suele generarse por la acumulación
de calcio y otros minerales presentes en el suministro de agua.

Si bien la industria ofrece una amplia variedad de productos químicos para minimizar su aspecto, muchos
desaconsejan su uso por el impacto ambiental que implican.
La buena noticia es que hay soluciones ecológicas que, elaboradas con ingredientes naturales, ayudan a
removerlo sin afectar el ambiente o la salud.
En el siguiente espacio queremos compartir 5 interesantes trucos que te pueden facilitar esta tarea para
mantener tu inodoro impecable.

1. Vinagre blanco y limón

La combinación de vinagre blanco con limón es un desinfectante natural por excelencia que, durante
décadas, ha representando una forma ecológica de mantener muchas superficies limpias.
En este caso especial resulta bastante útil, dado que los ácidos naturales de ambos
ingredientes descomponen con facilidad los depósitos de sarro del baño.
Su aplicación disminuye de forma notable las manchas y, de paso, remueve los microorganismos que
provocan malos olores.

Ingredientes
 ½ taza de vinagre blanco (125 ml)

 El jugo de un limón
¿Qué debes hacer?
 Agrega el jugo de un limón en media taza de vinagre blanco y frota la mezcla enérgicamente sobre las áreas
que deseas limpiar.

 Según el tipo de mancha, puedes utilizar una esponja abrasiva o papel lija de agua para facilitar la tarea.

Ver también: Cómo preparar vinagres medicinales en casa

2. Refresco de cola y bicarbonato


Es muy probable que alguna vez hayas visto el truco del refresco de cola como opción para desatascar los
baños y desagües.
Lo que quizá no sabías es que sus compuestos se pueden combinar con otros productos para remover el
sarro y las manchas que se forman en la superficie del inodoro.

Ingredientes
 1 lata de coca-cola (330 ml)

 1 taza de vinagre blanco (250 ml)

 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)

¿Qué debes hacer?


 Sobre el inodoro limpio, vierte la coca-cola asegurándote de cubrir las zonas donde se concentra el sarro.

 Deja que actúe 30 minutos y cepíllalo.

 Luego, incorpora el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio para obtener un efecto efervescente.

 Espera que actúen otros 15 minutos, frótalos con un cepillo y enjuaga.

3. Bórax
Considerado como un excelente agente de limpieza, el bórax es una sustancia útil para desinfectar y
blanquear los inodoros del hogar.
Aunque es un poco más agresivo que los ingredientes anteriores, no causa impactos fuertes en el
ambiente ni deja compuestos volátiles perjudiciales para la salud.

Ingredientes
 1 taza de vinagre blanco (250 ml)

 4 cucharadas de bórax en polvo (40 g)

 1 litro de agua caliente

¿Qué debes hacer?


 Rocía el vinagre blanco en la superficie del baño y déjalo actuar 20 minutos.
 Frótalo con un cepillo y, en seguida, añade las cucharadas de bórax en polvo.

 Asegúrate de usar guantes y una mascarilla o tapabocas al manipular estos ingredientes para evitar
accidentes.

 Pasados otros 15 minutos, añade un litro de agua caliente y retira las impurezas con ayuda de una esponja.

4. Piedra pómez
Aunque la piedra pómez se distingue por su capacidad para remover la piel muerta, resulta que también es
muy útil para quitar las manchas que se forman en el baño.
Su poder abrasivo acaba con el sarro y deja la superficie con un aspecto más higiénico.

¿Qué debes hacer?


 Humedece la piedra pómez con un poco de agua tibia y frótala sobre las zonas donde notes la presencia de
sarro.

 Evita usar la piedra seca, ya que puede ocasionar molestas rayas en este elemento.

 Vuelve a humedecerla cada vez que sea necesario para facilitar este trabajo.

5. Bicarbonato de sodio con agua oxigenada

Una pasta elaborada con bicarbonato de sodio y agua oxigenada puede ser muy útil para hacer más sencilla
esta tarea.

Ambos ingredientes ofrecen un aclarado natural de las superficies y, de paso, brindan


efectos desinfectantes para una limpieza completa.
Ingredientes
 ½ taza de bicarbonato de sodio (100 g)

 2 cucharadas de agua oxigenada (20 ml)

 El zumo de un limón (opcional)

¿Qué debes hacer?


 Humedece el bicarbonato de sodio con el agua oxigenada y usa la pasta obtenida para limpiar las manchas
del inodoro.

 Frótala con un paño o esponja abrasivo, y permite que actúe 20 minutos antes de enjuagarlo.

 De forma opcional puedes agregarle el zumo de un limón para lograr un efecto blanqueador más
potente.
Si aún no has eliminado el sarro de tu inodoro, elige cualquiera de estos métodos y sigue las instrucciones
para acabar con este problema.