Está en la página 1de 8

II ENCUENTRO INTERNACIONAL DE POETAS AL VIENTO

22 al 26 de Agosto de 2018
Medellín, Colombia

Wahider Cardona Hernández


Reseña y muestra poética
Pereira, Colombia
Wahider Cardona Hernández
Pereira (Colombia) 1982. Soñador y divagante, creador, investigador y Gestor
Cultural. Director del Colectivo Villa Gallinazo, espacios para el arte y la cultura.
Fundador y miembro del comité editorial de El Búho Tuerto, Revista Indoamericana
de Cultura (2006). Libro Letras y Trazos, Ed. Villa Gallinazo (2008). Creador de la
página homenaje en la red social facebook al Poeta y escritor Colombiano Gonzalo
Arango (2009). Dirección y tallerista de la obra de creación poética, colectiva y
experimental Cementerio Exquisito (2011). CoFundador y Gestor del Encuentro
Internacional Nadaísmo en Todaspartes (2014). Miembro y CoFundador de La
Academia Colombiana de Historia Literatura y Arte (2017).

Actualmente se encuentra en proceso de publicación de la obra: Criptoemas y Poemas.

Contacto
Correo electrónico:
wahider@hotmail.com - wahider1@gmail.com
Facebook: www.facebook.com/wahider
Twitter: @WahiderCH
Cel. 3115175823
NOCTURNO
Wahider Cardona Hernández
Memorias del Destierro
"No había tiempo para la tristeza, no había tiempo para nada..."
GMH Mujeres y guerra pag. 356

Inocente del tiempo sumergida en un sueño inocente


hermosa niña ojos de cristal de selvas
condenada a pequeños infiernos, la ciudad insolente!
de estridentes luces y apabullantes bosques grises.

En tu mirada ancestral observo


la violenta marca de la infame historia
pequeñas manos tendidas al sol
claman justicia en una ciudad sin nombre
la desolación se hace cada vez más grande
no solo en ti... sino en mí... sino en todos...
así la vida se transforma en carne,
piel ajada por el tiempo en un día más de barbarie.

Deja que los dioses respiren a lo lejos


hermosa niña, vestidos color de arco iris
tu corazón aún puro guarda la sabiduría de extintos pueblos
Sonidos de cristalinas aguas y cantos de aves multicolores.
Nosotros, los predilectos hijos de las estrellas
nos asfixiamos lentamente en el suspiro de la vida
frías calles, atravesadas por la indiferencia.

Tu sonrisa es ironía de la existencia


Hermosa niña, cabellos de profunda noche
¡Hija del Olvido! Caminante de calles desoladas
Donde se desplaza más fácil el corazón
Que la tierra que te es negada.

Conocí la Nada, en la observación de aquellos ojos tristes,


desolados y sin esperanza, en el silencio constante de ésta generación,
donde los versos, evocan la memoria de fantasmas
cantos de un loco en las calles al otro lado de la ciudad...
Donde la poesía se quiebra en la mente antes de salir del cuerpo.
II

Escuchamos silbar la noche


pequeñas luces descendían la montaña...
¡Que triste el caserío en llamas,
iluminado por los techos de las casas!

Decían los hombres ultrajados:


no me maten! Yo no hice Nada!
La pequeña patria olvidada,
en la noche de los silenciados...

La mañana reveló el horror


el camino envuelto en llanto
la incertidumbre de no saber a donde ir
los pasos pesados, la huida hacia una ciudad gris

Atrás quedó tu padre en el silencio absoluto


ahora cautivo en un recuerdo de la memoria
allá donde muchos dejaron la vida,
allá donde todos dejamos nuestra alma.

Recuerdo:
Ella, ojos claros y puros,
exhortaba el viento fundido
humo de una ciudad
entre sus manos temblorosas

manos del transeúnte, delicadas e inocentes,


hija del destierro que pasas,
mientras la ciudad pasa indolente,
aplastante ante la historia hecha carne
y la carne hecha olvido.
III
Somos los muertos jugando a ser de todaspartes,
espacios de la vida enterrada,
morir, para mañana ser silencio.

El dolor de las victimas,


la memoria olvidada,
tu angustia que es mi angustia,
tus lagrimas que son mis lagrimas
la silenciosa voz de los muertos
que en las noches mas fuerte hablan.