Está en la página 1de 1

"Por incapacidad o negligencia", las cifras de la

mayor obra de infraestructura de este sexenio


son discordantes, indica la comisión de
seguimiento a la construcción de la nueva
terminal

El presidente de la Comisión Especial de Seguimiento a la construcción del Nuevo Aeropuerto


Internacional de la Ciudad de México (NAICM), Rafael Hernández Soriano (PRD), afirmó que “el
gobierno federal ha perdido el control financiero y de avances” de esta obra.

“No sé si (perdió el control financiero) por incapacidad o negligencia, pero ha perdido el control de la
mayor obra de infraestructura de este sexenio”, dijo a la prensa tras una reunión de cinco de los 10
integrantes de esa Comisión Especial con el titular la Unidad de Evaluación y Control de la Comisión de
Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Francisco Javier Vega Rodríguez.

El diputado perredista señaló que llegó a esta conclusión por “la danza y la discordancia de las cifras
que ellos mismos (el gobierno federal) han dado y lo que nos informa tanto el Auditor Superior de la
Federación, a finales del año pasado y, hoy, la Unidad de Evaluación y Control de la Cámara”.

Hernández Soriano sostuvo que este jueves “recibimos un informe consolidado de las auditorías de
2014, 2015 y 2016, (con) las observaciones que han recaído al respecto, y también el estatus en que se
encuentra cada una sobre diferentes áreas de la construcción del aeropuerto, en función de los informes
de la ASF”.

“Se ha venido incrementando el costo de la obra, de 169 mil millones, con que comenzó en el 2014, y ya
nos dicen que vale más de 250 mil (millones)”, agregó.

Consideró que el presidente Enrique Peña Nieto “tiene que aprovechar lo que resta de su administración
(que concluye el próximo 30 de noviembre), para corregir todas las anomalías o discordancias en los
avances de la obra, para dar mayor certeza al manejo de las finanzas públicas y los efectos colaterales
que tiene la construcción”.

También dijo que “es indispensable que (el Ejecutivo) separe (del cargo) al titular de la Secretaría de
Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, quien es el principal obstáculo para que
haya transparencia en el manejo financiero de la obra”.

En la reunión de la Comisión Especial estuvieron los diputados Rafael Hernández Soriano (PRD),
Guadalupe Alcántara Rojas (PRI), Federico Escobedo Miramontes (PES), Emiliano Álvarez López
(Morena) y Dalia María Rocha Ladrón de Guevara (MC).

“Se ha venido incrementando el costo de la obra, de 169 mil millones, con que comenzó en el 2014, y ya nos
dicen que vale más de 250 mil millones.”

Fuente: http://politicaspublicas.com.mx/index.php/noticia/index/7376