Está en la página 1de 39

ESCUELA SECUNDARIA TECNICA #43

“JOSE SANTOS VALDES”


ESPAÑOL II
EXAMEN BLOQUE I
NOMBRE DEL ALUMNO_________________________________________________GRADO_______FECHA__________

1. Lee los artículos de divulgación y responde la pregunta 1.

Hombrecitos verdes o grises Antígona Segura

Miguel Alcubierre En el Universo hay entornos que van desde nubes heladas
de polvo y gas hasta estrellas de superficies ardientes, pero
Habrá quien se pregunte, ¿y cómo serán los pocos sitios cumplen con las condiciones que requiere la
extraterrestres? ¿Serán acaso como nos los pinta Viaje a las vida. Si bien sólo tenemos un ejemplo de vida —la
estrellas, con orejas puntiagudas o cráneos con crestas? ¿O terrestre—, y por lo tanto no podemos generalizar a otras
como los marcianos de los cuentos, hombrecitos verdes formas de vida, las leyes de la física, que son universales,
con dos antenitas? Estas respuestas resultarían hasta imponen límites a las otras posibilidades.
cómicas si no fuera porque en los medios de comunicación
se ha popularizado la imagen de extraterrestres Hasta donde sabemos, la vida sólo puede originarse donde
humanoides grises, delgados y con grandes ojos negros, se cumplan tres requisitos mínimos: materias primas como
como los de la serie de televisión Los expedientes secretos el carbono y el nitrógeno, al menos una fuente de energía
X.Baste decir que, desde el punto de vista de los biólogos, —como la luz de una estrella, — y agua, sustancia líquida
es imposible que los extraterrestres sean humanoides, con que facilita las reacciones químicas que requiere la vida
dos piernas y dos brazos como nosotros, con orejas para generarse y evolucionar. Así, aunque el Universo sea
puntiagudas o no, ya sean verdes o grises. La forma del muy grande y la vida muy adaptable, el lugar ideal para la
cuerpo humano, y de todas las demás criaturas terrestres, vida sería la superficie de un planeta, que además sea lo
es el resultado de miles de millones de años de evolución, suficientemente grande como para retener su atmósfera y
donde a cada paso los cambios han sido causados por guardar el calor estelar, mantener procesos geológicos
mutaciones al azar, moldeadas por la selección natural. activos —vulcanismo y generación de corteza—. Pero
¿Cómo son los extraterrestres? Parafraseando algo que leí, tampoco puede ser demasiado grande, porque, tendremos
y cuyo origen no recuerdo: vayan al zoológico o acuario mundos gaseosos incapaces de albergar vida.
más cercano y escojan a sus anchas. Los extraterrestres
tienen la misma probabilidad de parecerse a un cangrejo o Investigadores de muchas áreas del conocimiento están
a un pulpo que a nosotros. La especie humana es única, y desarrollando las bases científicas que nos permitirán
aun cuando existieran millones de civilizaciones en el identificar planetas habitables y planean las misiones de
espacio, ninguna sería como nosotros. exploración espacial que harán posible esta aventura. Sin
embargo, es prácticamente seguro que por mucho, mucho
Miguel Alcubierre. "Hombrecitos verdes o grises". ¿Cómo tiempo, la Tierra seguirá siendo el único planeta habitable
ves? Revista de Divulgación de la Ciencia de la UNAM. con el que cuente la humanidad.

Página:http://www.comoves.unam.mx/bottom.htm Antígona Segura. “Mundos como la Tierra”. ¿Cómo ves?


(recuperado el 15 de noviembre de 2007). Revista de Divulgación de Ciencia de la UNAM.

Mundos como la Tierra Página: http://www.comoves.unam.mx/bottom.htm


(recuperado el 15 de noviembre de 2007).
(fragmento)
1. ¿Cuál es el punto de vista de los autores sobre la existencia de vida en otros planetas?

2. Selecciona la opción en la que Miguel Alcubierre expone un argumento con el que está en desacuerdo, por considerarlo
absurdo y sin fundamentos.
3. Selecciona la opción que relacione las conclusiones de los artículos con las ideas que se derivan de cada una.

Lee los fragmentos. Fíjate en la función y significado de las palabras en negritas (nexos).

4. Elige la opción que explica la función de los nexos marcados en los textos.

Lee y escucha los poemas “La guitarra” y “La aurora”, de Federico García Lorca, representante de la Generación del 27, y
contesta la pregunta 5.

La guitarra
Empieza el llanto de la guitarra. Es imposible callarla. Llora por cosas lejanas.
Se rompen las copas de la madrugada. Llora monótona como llora el agua, Arena del Sur caliente que pide camelias
Empieza el llanto de la guitarra. como llora el viento sobre la nevada. blancas.
Es inútil callarla. Es imposible callarla.
Llora flecha sin blanco, la tarde sin saben que van al cieno de números y
mañana, y el primer pájaro muerto sobre La aurora de Nueva York gime leyes,
la rama. por las inmensas escaleras a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.
¡Oh guitarra! buscando entre las aristas
Corazón malherido por cinco espadas. nardos de angustia dibujada. La luz es sepultada por cadenas y ruidos
(Poema del cante jondo, 1921) en impúdico reto de ciencia sin raíces.
Fuente: Manuel Cifo González (comp.). La aurora llega y nadie la recibe en su Por los barrios hay gentes que vacilan
Antología poética de la generación del boca insomnes
27. México: SEP/Punto de Lectura, 2005, porque allí no hay mañana ni esperanza como recién salidas de un naufragio de
pp. 154 y 155. posible. sangre.
A veces las monedas en enjambres (Poeta en Nueva York, 1929-1930)
La aurora furiosos Fuente: Manuel Cifo González (comp.).
taladran y devoran abandonados niños. Antología poética de la generación del
La aurora de Nueva York tiene Los primeros que salen comprenden con 27. México: SEP/Punto de Lectura, 2005,
cuatro columnas de cieno sus huesos pp. 168-169.
y un huracán de negras palomas que no habrá paraíso ni amores
que chapotean las aguas podridas. deshojados;

6. Elige la afirmación sobre la estructura poética de los poemas “La guitarra” y “La aurora” que es FALSA.

Lee el poema “Adiós a ‘Manolete’”, de Gerardo Diego, representante de la Generación del 27., y contesta la pregunta 7.

Adiós a ‘Manolete’ de espesa inmensidad,


Gerardo Diego tú, bala de ti mismo, solos allá en su isla
vas a la muerte imán, se entrecruzan en paz.
Y te vas recto, recto proyectil, línea, héroe, Manolete: Famoso torero muerto en
¿como el río a la mar? alma, sin paso atrás. 1947 al ser cornado por un toro de
A la mar de la muerte nombre “Islero”
tus alamares van. Tú, matador de toros, Alamares: Botones de la chaquetilla del
mil siete has de tumbar traje de un torero.
No como el agua dulce e infinito yacente
que duda y vuelve atrás el ocho te abrirá. Fuente: Manuel Cifo González
antes del trago amargo (comp.). Antología poética de la
de efervescencia y sal, La balanza equilibra
la suerte y muerte igual. generación del 27. México:
sino como la bala “Islero” a Manuel reta. SEP/Punto de Lectura, 2005, pp. 105
que ciega y recta va Manuel a su isla va. y 106.
al blanco que la hechiza
con pupila fatal, Rodeados de sombra

7. ¿Cuál de los siguientes fragmentos expresa la valentía y decisión del torero al enfrentar su muerte?

a) A la mar de la muerte tus alamares van


b) Como la bala que ciega y recta va
c) Tú, matador de toros, mil siete has de tumbar
d) La balanza equilibra la suerte y muerte igual

8. ¿Qué tipo de temas aborda el poema “Adiós a ‘Manolete’”?


lee el poema “Romance de la defensa de Madrid”, de Rafael Alberti, representante de la Generación del 27.

Romance de la defensa de Madrid


Rafael Alberti

Madrid, corazón de España, la sangre se volvió nieve. con uñas, con pies, con
late con pulsos de fiebre. Fuentes de valor y hombría codos,
Si ayer la sangre le hervía, las guardas tú donde con empujones, con dientes,
hoy con más calor le hierve. siempre. panza arriba, arisco, recto,
Ya nunca podrá dormirse, Atroces ríos de asombro duro, al pie del agua verde
porque si Madrid se duerme, han de correr de esas del Tajo, en Navalperal,
querrá despertarse un día fuentes. en Sigüenza, en donde
y el alba no vendrá a verle. Que cada barrio a esa hora, suenen
No olvides, Madrid, la si esa mal hora viniere balas y balas que busquen
guerra; —hora que no vendrá—, sea helar su sangre caliente.
jamás olvides que enfrente más que la plaza más fuerte. Madrid, corazón de España,
los ojos del enemigo Los hombres, como castillos; que es de tierra, dentro
te echan miradas de muerte. igual que almenas sus tiene,
Rondan por tu cielo halcones frentes, si se le escarba, un gran
que precipitarse quieren grandes murallas sus brazos, hoyo,
sobre tus rojos tejados, puertas que nadie penetre. profundo, grande,
tus calles, tu brava gente. Quien al corazón de España imponente,
Madrid: que nunca se diga, quiera asomarse, que llegue. como un barranco que
nunca se publique o piense ¡Pronto! Madrid está cerca. aguarda...
que en el corazón de España Madrid sabe defenderse Sólo en él cabe la muerte.
(De un momento a otro, Fuente: Manuel Cifo 27. México: SEP/ Punto de
1934-1938) González (comp.). Antología Lectura, 2005, pp. 257-259.
poética de la generación del
9. Elige la opción que relacione los temas abordados en el poema con las circunstancias históricas y sociales que
vivieron los poetas de la Generación del 27.
Lee la encuesta.

10. Elige la opción que contenga una pregunta de la encuesta que NO corresponda al propósito
y alcance de la encuesta anterior.
Lee y Observa el anuncio publicitario.

Fuente: Instituto Superior de Formación y Recursos en Red para el Profesorado. Ministerio de


Educación. Gobierno de España.

Página: http://roble.pntic.mec.es/~msanto1/lengua/2publici.htm#m3 (recuperado el 22 de noviembre de 2007).

11. ¿Qué promete el mensaje publicitario al consumidor para que compre el producto que se
anuncia?

12. Las situaciones presentadas en los anuncios son semejantes excepto porque…:
13. Los elementos que organizan el contenido o muestran el propósito de los dos anuncios
son:

14. El mensaje principal de los dos anuncios se logra a través de los siguientes recursos
publicitarios, excepto:

Observa el video “Replicar y refutar”, que contiene información sobre el formato y ejemplos
de participaciones en un debate.

Después, contesta la pregunta 15. Puedes recurrir al botón de ayuda para conocer algunos
conceptos sobre el formato o sobre el tema del debate que se muestra en el video.

15. La estrategia discursiva del participante Rutilio Escandón Cadenas emplea diversos
argumentos que descalifican la postura opuesta.

Identifica la opción que NO constituye un argumento descalificatorio hacia la otra postura:


16. Identifica la opción que describe un dato impreciso citado en el debate y que corrige otro
participante.

17. Identifica la opción que NO es un argumento para apoyar la postura de Alonso Lujambio
Irázabal.

Lee el prólogo del cancionero Canciones de amor y dudas y contesta la pregunta 18.

La poesía y la canción

(fragmento)

José María Plaza

Siempre me ha llamado la atención que la poesía se haya convertido en algo ajeno a los
adolescentes en una época en la que su vida está sumergida en la música, en las canciones
que, como bien sabemos, son música y letra.

Posiblemente no entenderías tu mundo sin las canciones. Y sin embargo, la mayoría de los
jóvenes siente una especie de rechazo hacia la poesía, a la que ve como algo antiguo, lejano,
anticuado, incomprensible…

La poesía asusta. Y la poesía está en la canción y, por supuesto, en la vida o en una mirada que
nos conquista. […]

La canción está en tu vida, y la poesía también. Quizá las canciones (sus letras) puedan llegar
de una manera más directa y sintética al oscuro mundo de las emociones, las dudas y los
sentimientos, mientras que al iniciarte en algunos poemas te desorientas y no sabes cómo
continuar.
Tal vez por ello nos hemos embarcado en este ambicioso proyecto de acercar la poesía y sus
alrededores a los jóvenes, un proyecto pensado para los lectores que se inician en la poesía y
en el amor (aunque en el amor, como quizá ya hayas comprobado, siempre estamos
comenzando).

La antología Canciones de amor y dudas, que recoge los textos de un centenar y medio de
canciones españolas y de la América Latina, está dividida en cuatro partes claramente
diferenciadas. La primera, Poemas con música, ofrece, como su título indica, textos que se
concibieron como poemas en sí y a los que luego un artista les ha puesto música para ser
cantados.

La segunda parte de este libro se titula Canciones de hoy, es decir, de los años noventa. […]

Las Canciones de ayer, que forman la tercera parte, son temas que conocerán bien tus padres.
Es la música de los años ochenta y setenta.

El libro se cierra con Canciones de siempre, donde predominan los boleros. Son temas que
nunca se hacen viejos. Han llegado ya a alcanzar el sello de intemporales y se han convertido
en clásicos, […].

fuente: José María Plaza (antolog.). Canciones de amor y dudas. México: SEP/ SM/ El Barco de vapor, 2002. pp. 19-29.

18. De acuerdo con el prólogo, elige la opción que mencione el contenido y el propósito de la
antología.

19. Un grupo de estudiantes de secundaria, integrará una antología con textos escritos por
ellos mismos. De los siguientes aspectos, elige el que NO es importante para que elaboren el
prólogo de su antología.
Lee el formulario de solicitud de beca y responde la pregunta 20.
20. Para el llenado del formulario, la información que el solicitante debe conocer o tener a la
vista se refiere a:

Vuelve a leer el formulario y contesta la pregunta.

21. Selecciona la lista de documentos que deberá anexar a su solicitud el solicitante de una
beca de Excelencia:
A. Formato lleno de inscripción al semestre que va a cursar.
B. Para los alumnos de nuevo ingreso, certificado de secundaria con promedio de 8.0 o
superior.
C. Para los semestres subsiguientes, presentar boleta de calificaciones del semestre inmediato
anterior, con promedio de 8.0 o superior (para beca de Excelencia se requiere 9.5 o superior).
D. Formato lleno de estudio socio-económico.
F. Formato lleno de solicitud, según el tipo de beca solicitada.
G. En caso de solicitar la beca de estímulo académico, anexar el proyecto de trabajo que
justifica la solicitud.
H. En el caso de solicitar beca de egresado, anexar carta de aceptación en otra institución
educativa.

Lee el informe de experimento escrito por un alumno de secundaria y contesta la pregunta 22.

22. Elige la sugerencia que NO sirva para mejorar el texto de este reporte de experimento:

Lee el informe de experimento escrito por un alumno de secundaria y compáralo con el


fragmento de un reporte revisado y reescrito.

Observa los elementos que se incluyeron para mejorarlo.


23. Entre los que se presentan a continuación, elige la opción que ordena los pasos seguidos
para el proceso experimental de este reporte:

I. A continuación se vertieron 150 ml de agua en el vaso de medidas y se añadieron dos


cucharadas de colorante naranja. Posteriormente, se añadieron 14 gr de azúcar y se revolvió el
contenido.

II. En primer lugar se vertieron 150 ml de agua en el vaso de medidas, se añadieron dos
cucharadas de colorante rojo y se revolvió el contenido. Esta mezcla se vertió en la probeta.

III. Por último este proceso se repitió con los colores restantes, añadiendo a cada uno 14 gr
más de azúcar, es decir, 28 gr para el amarillo, 42 para el verde, etcétera.

IV. La mezcla de agua, colorante y azúcar se vertió lentamente sobre la mezcla anterior, de
color rojo, inclinando la probeta para que el líquido se deslizara sobre la pared del recipiente.
Antes de responder este reactivo, responde el número 23.

Lee el siguiente reporte de experimento.

24. Elige una forma de representación adecuada por complementar e ilustrar el proceso
experimental de la pregunta 23:

Proceso experimental

I. A continuación se vertieron 150 ml de agua en el vaso de medidas y se añadieron dos


cucharadas de colorante naranja. Posteriormente, se añadieron 14 gr de azúcar y se revolvió el
contenido.

II. En primer lugar se vertieron 150 ml de agua en el vaso de medidas, se añadieron dos
cucharadas de colorante rojo y se revolvió el contenido. Esta mezcla se vertió en la probeta.

III. Por último este proceso se repitió con los colores restantes, añadiendo a cada uno 14 gr
más de azúcar, es decir, 28 gr para el amarillo, 42 para el verde, etcétera.

IV. La mezcla de agua, colorante y azúcar se vertió lentamente sobre la mezcla anterior, de
color rojo, inclinando la probeta para que el líquido se deslizara sobre la pared del recipiente.
Lee el siguiente reporte de experimento, en el que se han omitido datos que amplían las
explicaciones de los resultados.

25. Elige la opción que contiene los datos que deben ir en el recuadro para completar la
explicación del texto anterior. Recuerda el significado de los símbolos:
> mayor que

< menor que

= igual que

Lee el fragmento de la novela Lazarillo de Tormes, publicada en 1554, en el que Lázaro, un


adolescente de origen muy humilde, está convaleciente de una herida y busca una manera de
ganarse la vida y un amo que lo contrate.

Fíjate en las palabras subrayadas y en la situación social y económica que rodea a Lázaro.
Después, contesta la pregunta 26.

Tratado tercero: Cómo Lázaro se asentó con un escudero,


y de lo que le acaesció con él.
Desta manera me fue forzado sacar fuerzas de flaqueza y, poco a poco, con ayuda de las
buenas gentes, di comigo en esta insigne ciudad de Toledo, adonde, con la merced de Dios,
dende a quince días se me cerró la herida. Y mientras estaba malo, siempre me daban alguna
limosna, mas después que estuve sano, todos me decían:
— Tú, bellaco y gallofero eres. Busca, busca un amo a quien sirvas.
— ¿Y adónde se hallará ese —decía yo entre mí—, si Dios agora de nuevo, como crió el mundo,
no lo criase?
Andando así discurriendo de puerta en puerta, con harto poco remedio (porque ya la caridad
se subió al cielo), topóme Dios con un escudero que iba por la calle con razonable vestido, bien
peinado, su paso y compás en orden. Miróme, y yo a él, y díjome:
—Mochacho, ¿buscas amo?
Yo le dije:
—Sí, señor.
—Pues vente tras mí —me respondió— ; que Dios te ha hecho merced en topar comigo.
Alguna buena oración rezaste hoy.
Y seguíle, dando gracias a Dios por lo que le oí, y también que me parecía, según su hábito y
continente, ser el que yo había menester.
Era de mañana cuando este mi tercero amo topé, y llevóme tras sí gran parte de la ciudad.
Pasábamos por las plazas do se vendía pan y otras provisiones. Yo pensaba (y aun deseaba)
que allí me quería cargar de lo que se vendía, porque esta era propria hora cuando se suele
proveer de lo necesario; mas muy a tendido paso pasaba por estas cosas.
“Por ventura no lo vee aquí a su contento —decía yo— y querrá que lo compremos en otro
cabo.”
Desta manera anduvimos hasta que dio las once. Entonces se entró en la iglesia mayor, y yo
tras él, y muy devotamente le vi oír misa y los otros oficios divinos, hasta que todo fue acabado
y la gente ida. Entonces salimos de la iglesia. A buen paso tendido comenzamos a ir por una
calle abajo. Yo iba el más alegre del mundo en ver que no nos habíamos ocupado en buscar de
comer. Bien consideré que debía ser hombre, mi nuevo amo, que se proveía en junto, y que ya
la comida estaría a punto tal y como yo la deseaba y aun la había menester.
En este tiempo dio el reloj la una después de mediodía, y llegamos a una casa ante la cual mi
amo se paró, y yo con él; y derribando el cabo de la capa sobre el lado izquierdo, saco una llave
de la manga y abrió su puerta y entramos en casa; la cual tenía la entrada obscura y lóbrega de
tal manera que parece que ponía temor a los que en ella entraban, aunque dentro della estaba
un patio pequeño y razonables cámaras.
Desque fuimos entrados, quita de sobre sí su capa y, preguntando si tenía las manos limpias, la
sacudimos y doblamos, y muy limpiamente soplando un poyo que allí estaba, la puso en él. Y
hecho esto, sentóse cabo della, preguntándome muy por extenso de dónde era y cómo había
venido a aquella ciudad.
Y yo le di más larga cuenta que quisiera, porque me parecía más conveniente hora de mandar
poner la mesa y escudillar la olla que de lo que me pedía. Con todo eso, yo le satisfice de mi
persona lo mejor que mentir supe, diciendo mis bienes y callando lo demás, porque me
parecía no ser para en cámara. Esto hecho, estuvo ansí un poco, y yo luego vi mala señal, por
ser ya casi las dos y no le ver más aliento de comer que a un muerto.
Después desto, consideraba aquel tener cerrada la puerta con llave ni sentir arriba ni abajo
pasos de viva persona por la casa. Todo lo que yo había visto eran paredes, sin ver en ella
silleta, ni tajo, ni banco, ni mesa, ni aun tal arcaz como el de marras: finalmente, ella parecía
casa encantada. Estando así, díjome:
—Tú, mozo, ¿has comido?
—No, señor —dije yo—, que aun no eran dadas las ocho cuando con Vuestra Merced
encontré.
—Pues, aunque de mañana, yo había almorzado, y cuando ansí como algo, hágote saber que
hasta la noche me estoy ansí. Por eso, pásate como pudieres, que después cenaremos.
Vuestra Merced crea, cuando esto le oí, que estuve en poco de caer de mi estado, no tanto de
hambre como por conocer de todo en todo la fortuna serme adversa. Allí se me representaron
de nuevo mis fatigas, y torné a llorar mis trabajos; allí se me vino a la memoria la consideración
que hacía cuando me pensaba ir del clérigo, diciendo que aunque aquél era desventurado y
mísero, por ventura toparía con otro peor: finalmente, allí llore mi trabajosa vida pasada y mi
cercana muerte venidera.
Y con todo, disimulando lo mejor que pude, le dije:
—Señor, mozo soy que no me fatigo mucho por comer, bendito Dios: deso me podré yo alabar
entre todos mis iguales por de mejor garganta, y ansí fui yo loado della fasta hoy día de los
amos que yo he tenido.
—Virtud es esa —dijo él— y por eso te querré yo más, porque el hartar es de los puercos y el
comer regladamente es de los hombres de bien.
“¡Bien te he entendido!, dije yo entre mí, ¡Maldita tanta medicina y bondad como aquestos
mis amos que yo hallo hallan en la hambre!”
Púseme a un cabo del portal y saque unos pedazos de pan del seno, que me habían quedado
de los de por Dios. Él, que vio esto, díjome:
—Ven acá, mozo. ¿Qué comes?
Yo lleguéme a él y mostréle el pan. Tomóme él un pedazo, de tres que eran el mejor y más
grande, y díjome:
—Por mi vida, que parece este buen pan.
—¡Y cómo agora —dije yo—, señor, es bueno¡
—Sí, a fe —dijo él—. ¿Adonde lo hubiste? ¿Si es amasado de manos limpias?
—No sé yo eso —le dije—; mas a mí no me pone asco el sabor dello.
—Así plega a Dios— dijo el pobre de mi amo.
Y llevándolo a la boca, comenzó a dar en él tan fieros bocados como yo en lo otro.
—Sabrosísimo pan está —dijo-, por Dios.
Y como le sentí de que pié coxqueaba, dime priesa, porque le vi en disposición, si acababa
antes que yo, se comediría a ayudarme a lo que me quedase; y con esto acabamos casi a una.
Y mi amo comenzó a sacudir con las manos unas pocas de migajas, y bien menudas, que en los
pechos se le habían quedado, y entró en una camareta que allí estaba, y sacó un jarro
desbocado y no muy nuevo, y desque hubo bebido convidóme con él. Yo, por hacer del
continente, dije:
—Señor, no bebo vino.
—Agua es, —me respondió—. Bien puedes beber.
Entonces tomé el jarro y bebí, no mucho, porque de sed no era mi congoja.
Fuente: Anónimo. Lazarillo de Tomes. México: SEP/ CONACULTA, 2002, p.45-48.

Gallofero. Holgazán.
Escudero. Rango de nobleza menor, que en su origen ayudaban a portar las armas y escudos
de los grandes señores.
Hábito y continente. Su ropa, su actitud y sus gestos.
Poyo. Banco de piedra.
Escudillar la olla. Servir el contenido de la olla en escudillas (platos).
Estuve en poco de caer de mi estado. Estuve a punto de desmayarme.
De los de por Dios. De los que obtuvo pidiendo limosna.
Por hacer del continente. Por fingir moderación.
Congoja. Pena, infortunio.
Arcaz: Baúl, arcón.

26. Las palabras desque, ansí y agora, marcadas en el texto, han cambiado a lo largo del
tiempo, pero siguen formando parte del español, ahora con otras formas. Identifica la opción
que muestre la forma actual de las tres palabras, de acuerdo con su significado en el texto.

Vuelve al leer el fragmento de la novela Lazarillo de Tormes.


27. Selecciona la frase que describa la situación enfrentada por Lázaro durante su primera
noche en casa del escudero.
Lee el fragmento de Lazarillo de Tormes y contesta la pregunta 28. En esta parte de la novela,
Lázaro cuenta cómo su nuevo amo, el buldero, engaña a la gente del pueblo reunida en la
iglesia para convencerlos de las bondades de la bula.
Tratado quinto: Cómo Lázaro se asentó con un buldero, y de las cosas que con él pasó
El señor comisario se subió al púlpito, y comienza su sermón y a animar la gente que no
quedasen sin tanto bien y indulgencia como la santa bula traía.
Estando en lo mejor del sermón, entra por la puerta de la iglesia el alguacil y, desque hizo
oración, levantóse y, con voz alta y pausada, cuerdamente comenzó a decir:
Buenos hombres, oídme una palabra, que después oiréis a quien quisiéredes. Yo vine aquí con
este echacuervo que os predica, el cual me engañó, y dijo que le favoreciese en este negocio, y
que partiríamos la ganancia. Y agora, visto el daño que haría a mi conciencia y a vuestras
haciendas, arrepentido de lo hecho, os declaro claramente que las bulas que predica son
falsas, y que no le creáis ni las toméis…
[…] Apenas había acabado su oración el devoto señor mío, cuando el negro alguacil cae de su
estado y da tan gran golpe en el suelo que la iglesia toda hizo resonar, y comenzó a bramar y
echar espumajos por la boca y torcella, y hacer visajes con el gesto, dando de pie y de mano,
revolviéndose por aquel suelo a una parte y a otra.
[…]
Finalmente, algunos que allí estaban, y a mi parecer no sin harto temor, se llegaron y le
trabaron de los brazos, con los cuales daba fuertes puñadas a los que cerca de él estaban.
Otros le tiraban por las piernas y tuvieron reciamente, porque no había mula falsa en el mundo
que tan recias coces tirase. Y así le tuvieron un gran rato. Porque más de quince hombres
estaban sobre él y a todos daba las manos llenas y, si se descuidaban, en los hocicos.
[…]
A todo esto el señor mi amo estaba en el púlpito de rodillas, las manos y los ojos puestos en el
cielo, transportado en la divina esencia, que el planto y ruido y voces, que en la iglesia había,
no eran parte para apartalle de su divina contemplación.
Aquellos buenos hombres llegaron a él y, dando voces le despertaron y le suplicaron quisiese
socorrer a aquel pobre que estaba muriendo y que no mirase a las cosas pasadas ni a sus
dichos malos, pues ya dellos tenía el pago.
[El buldero o comisario], mandó traer la bula y púsosela en la cabeza. Y luego el pecador del
alguacil comenzó poco a poco a estar mejor y tornar en sí. Y desque fue bien vuelto en su
acuerdo, echóse a los pies del señor comisario y, demandándole perdón, confesó haber dicho
aquello por la boca y mandamiento del demonio; lo uno, por hacer a él daño y vengarse del
enojo; lo otro, y más principal, porque el demonio recibía mucha pena del bien que allí se
hiciera en tomar la bula.
El señor mi amo le perdonó, y fueron hechas las amistades entre ellos. Y a tomar la bula hubo
tanta prisa, que casi ánima viviente en el lugar no quedó sin ella: marido y mujer, y hijos y
hijas, mozos y mozas.
[…]
Cuando él hizo el ensayo, confieso mi pecado, que también fui de ello espantado, y creí que así
era, como otros muchos; mas con ver después la risa y burla que mi amo y el alguacil llevaban
y hacían del negocio, conocí cómo había sido industriado por el industrioso y inventivo de mi
amo.
Fuente: Anónimo. Lazarillo de Tomes. México: SEP/ CONACULTA, 2002, p. 67-70.
Buldero. Autoridad religiosa que distribuía las bulas o perdones papales.
Bula. Documento expedido por la autoridad religiosa para perdonar alguna falta u otorgar un
privilegio.
Echacuervo. Mentiroso.
Torcella. Torcerla.

28. ¿Qué intención tiene el alguacil al presentarse en la iglesia?

Vuelve a leer el fragmento de Lazarillo de Tormes y contesta la pregunta 29.


29. El capítulo que narra las aventuras de Lázaro con el buldero ha creado polémica debido a la
crítica que realiza contra la pérdida de valores y la deshonestidad de algunas autoridades del
tiempo del Lazarillo.
Elige la opción que señala los hechos y circunstancias sociales de la época que pueden
relacionarse con las acciones de los personajes en el fragmento que leíste:
I. Los soldados que regresaban de la Nueva España se encontraban sin empleo ni forma de
ganarse la vida.
II. El movimiento conocido como Reforma protestante surgió con el objetivo de recuperar los
valores auténticos de la religión.
III. En algunos sectores de la sociedad española prevalecía la idea de que el trabajo manual era
deshonroso y sólo las clases bajas debían realizarlo.
IV. El monje alemán Johann Tetzel intentó recolectar grandes sumas de dinero negociando el
perdón de los pecados a cambio de un pago determinado.
V. Las cruzadas fueron campañas militares promovidas por las autoridades cristianas para
recuperar el Jerusalén, territorio dominado por los musulmanes.

Observa detenidamente el mapa que ilustra la extensión en el mundo de las lenguas con
mayor número de hablantes. Después, responde la pregunta 30.
30. Elige la opción que señale as regiones donde se hablan algunas de las lenguas más
importantes del mundo.

Lee el texto “Globalización y diversidad lingüística” y contesta la pregunta 31.

Globalización y diversidad lingüística

En los últimos años, se ha tenido la idea de que a una economía globalizada, debe
corresponder un sólo idioma globalizado: el inglés. En este sentido, algunos proponen, la
enseñanza exclusiva del inglés como lengua extranjera, ya que esta lengua estaría destinada a
ser la lengua universal.

La búsqueda de una lengua franca universal que permita unir a toda la humanidad con un
instrumento único de comunicación es una aspiración legítima. Pero eso no puede llevar a la
desvalorización de otras lenguas nacionales o regionales, que permiten la expresión de
grandes culturas.

Siempre será enriquecedor para una persona poder entrar en contacto con las producciones
culturales que circulan en español, en francés, en alemán, en ruso, en árabe, en chino,
etcétera.

Para el mercado de bienes materiales, es posible que la unificación mundial sea conveniente
por ser más rentable. Pero ese principio de la economía no puede aplicarse a los productos
culturales, como la lengua, para los cuales la diversidad es riqueza.

Fuente: “Globalización y diversidad lingüística”.

Página: http://observatorio.atriumlinguarum.org/?p=84 (recuperado el 11 de enero de 2008).

Economía globalizada. Modelo económico que consiste en la unificación de las distintas


economías de los países del mundo.

Lengua franca universal. Idioma adoptado para la comunicación global.

Legítima. Justificada.
31. ¿Cuál es la idea que propone el autor del texto “Globalización y diversidad lingüística”?

Lee nuevamente el texto “Globalización y diversidad lingüística” y contesta la pregunta 32.

32. Selecciona las conclusiones que se derivan del texto “Globalización y diversidad
lingüística”.

I. La implementación de una lengua franca universal, imposibilita la valoración de otras lenguas


como medio de expresión y fomento a la cultura.

II. Las políticas económicas dan poder a algunas lenguas y culturas que se imponen por encima
de las demás.

III. Las diversas lenguas en el mundo permite que distintas comunidades creen y compartan
sus producciones culturales.

IV. La humanidad requiere una lengua universal que permita unir a toda la humanidad
mediante un instrumento único de comunicación.

Lee el texto “El poder de la escritura” y contesta la pregunta 33.

El poder de la escritura

El nacimiento de la escritura constituyó, en cierto modo, un avance para la humanidad. Este


fenómeno, surgido de manera casi simultánea en distintas áreas culturales del planeta,
permitió perpetuar acciones, saberes y momentos históricos que, de otra forma,
probablemente hubieran desaparecido.

Al registrar el saber en distintos tipos de soporte material (piedras, pergaminos, papiros, libros,
etc.), los códigos escritos facilitaron un uso eficiente del conocimiento. Pero por otro lado, se
convirtieron en una barrera para acceder a la información, pues solamente una minoría
favorecida de la población (sacerdotes, funcionarios y escribas) controlaba la información y
podía emplear la escritura y la lectura de manera eficaz y pertinente.

Fuente: “El poder de la escritura”.

Página: http://209.85.173.104/search?q=cache:8-
Uq1sItCXcJ:eprints.rclis.org/archive/00003102/02/Archivos_orales.pdf+efectos+de+la+escritura+en+la+estabilizaci%C3%B3n+de+l
as+lenguas&hl=es&ct=clnk&cd=21&gl=mx&client=firefox-a (recuperado el 10 de enero de 2008).
33. Los siguientes argumentos evidencian la importancia de la escritura en el desarrollo
histórico de la humanidad, EXCEPTO:

lee el siguiente fragmento de la entrevista. Responde la pregunta 34.

Entrevista
(Adaptación)
¿Cómo discriminamos los mexicanos?
José Cárdenas, conductor: En un país machista, ¿cómo toma el hombre a la mujer de acuerdo
con la encuesta?
Miguel Székely, Subsecretario de SEDESOL: […] Por ejemplo, cuando se les pregunta a los
hombres mexicanos si consideran que es una violación a los derechos humanos de las mujeres
el no contratarlas si están embarazadas, la abrumadora mayoría, casi 90 por ciento dice que
por supuesto es una violación a sus derechos humanos. Pero después, cuando se les pregunta
a los mismos hombres si contratarían a una mujer sin hacerle un examen médico, uno de cada
cuatro mexicanos le haría un examen médico a una mujer antes de contratarla, precisamente
para ver si está o no embarazada.

[…] Uno de cada cuatro mexicanos opina que las mujeres que son violadas es porque provocan
a los hombres, 40 por ciento de los hombres opina que está bien que las mujeres solamente
trabajen en tareas propias de su sexo, uno de cada tres mexicanos opina que está bien que los
hombres ganen más que las mujeres, aunque hagan exactamente la misma actividad […]. Y
una cosa muy impresionante que sale de esta encuesta es que los dos lugares donde se aprecia
mayor discriminación contra las mujeres son, por un lado, el mercado laboral, en donde se ve
que a las mujeres se les dan menos oportunidades, y por otro lado, la familia, en donde un
aspecto también interesante es que se ve que, por motivos culturales, a más de la mitad de las
mujeres las tratan con una actitud de desprecio o con una actitud de menores oportunidades
respecto a sus hermanos hombres. A más de la mitad de las mujeres se les hace atender a los
varones de la casa, en detrimento de sus propias oportunidades. Incluso, lo que nos revela
esta encuesta es que uno de cada cuatro mexicanos sigue opinando que “¿para qué educar a
las mujeres si luego se van a casar y las va a mantener su marido?”. Es decir, sí tenemos
evidencia […] que seguimos siendo una cultura muy machista y de muy poca equidad de
género.

Fuente: José Cárdenas. “Entrevista con Miguel Székely Pardo, Subsecretario de Planeación, Prospectiva y Evaluación de la
SEDESOL”. Radio Fórmula OnLine, 17 de mayo de 2005.

Página:http://www.radioformula.com.mx/multimedia/jc/170505_jc3.ram (recuperado el 22 de mayo de 2007).

34 ¿Cuál opción NO describe los cambios que se requirieron para transcribir la entrevista
(pasar del modo oral a lengua escrita)?
Lee con atención el reporte de entrevista y responde la pregunta 35.

Mujeres en labores “rudas”.

Toman cursos para trabajar en oficios antes realizados por hombres

Rocío Robles y Elena Varela

Clara Caamal Loeza es una de las 150 mujeres que, a golpes de cuchara, soldadura y cables
derriban el mito yucateco de que los oficios de plomero, electricista y albañil son exclusivos de
varones. Más rápido de lo que se seca el cemento, ellas construyen una nueva realidad que
será cotidiana en el ámbito local.

Clara ya terminó su capacitación y recibe ingresos por hacer instalaciones hidráulicas y


sanitarias. Ahora toma un curso de albañil y nadie se burla de su nuevo interés.

A Clara la conocimos cuando acudimos al centro de capacitación de la Fundación Boxito, en


Mérida, Yucatán. Le agradecimos la entrevista y le explicamos que en la escuela estábamos
realizando entrevistas a diferentes personas y así saber lo que hacen para ganarse la vida.

—¿Cómo decidió dedicarse a la plomería?

—Un día me enteré de los cursos que ofrece Boxito y me inscribí. Inicialmente iban destinados
a los hombres que estaban desempleados, pero al abrirse a las mujeres tuvieron mucho éxito.
Son cursos de plomería y electricidad, y cada uno dura tres meses.

—¿A qué se dedicaba anteriormente?

—Yo laboraba en una maquiladora, donde ganaba menos de $500 semanales, pero dejé el
trabajo para cuidar a mi madre cuando le detectaron cáncer.

—¿Qué pensaron los hombres de la familia sobre su trabajo?

—Cuando les conté que tomaría un curso de plomería se sorprendieron mucho. Incluso uno de
mis hermanos se burló de mí y me dijo, “ese trabajo es para hombres, es sucio y rudo”.

—¿Y ahora es distinta su opinión?

—Sí, ha cambiado. Especialmente la de mi papá. Ya hice varios trabajos junto con él. Está
contento y me felicitó, pues le enseñé cómo hacer ciertas cosas de un modo mejor y de mayor
calidad.

—¿A qué se dedica él?

—Mi padre es albañil empírico, aprendió el oficio de mi abuelo.


Clara nos cuenta que es una de los siete hijos de un albañil de Tecoh, Yucatán, que al principio
también rechazó la idea de su hija. A él le hubiera gustado que alguno de sus varones lo
ayudara en el oficio, pero ellos optaron por otras actividades.

—¿Y este trabajo es mejor que el que tenía usted antes?

—Sí. Ahora gano dos o tres veces más en mi oficio de plomería. Ya hice trabajos en Tecoh,
Umán y Mérida, donde instalé tres baños completos y tres tinacos, y realicé diversas
reparaciones.

Cuando le preguntamos sobre sus compañeras en los cursos de la Fundación, Clara nos
comentó que algunas tuvieron que enfrentar el rechazo de sus padres, hermanos o esposos,
que creen que las mujeres pierden el tiempo en los cursos porque son oficios que no pueden
desempeñar. Y también nos dijo que ellas les han demostrado lo contrario.

—¿Piensa continuar con esta ocupación por mucho tiempo?

—Sí, claro. Algunas compañeras ya nos estamos organizando para trabajar juntas. La gente
piensa que nosotras somos más responsables que los hombres, porque nos gusta el detalle,
llegamos temprano y no nos emborrachamos.

Y si los hombres ven con pasmo ese avance, si todavía hay mujeres que consideran que ellas
no deben pisar ese terreno, entonces su escándalo será mayor cuando se enteren que algunas
de ellas se organizan para formar grupos de trabajo y ofrecer sus servicios. Una cuadrilla
trabajará pronto en Ciudad Caucel.

Durante la entrevista, Clara nos pareció una persona muy tranquila, responsable y con muchas
ganas de trabajar. Al principio estaba un poco seria, pero poco a poco tuvo más confianza con
nosotras.

Gracias a la información que nos dio Clara, pudimos darnos cuenta de que no hay oficios que
sean exclusivamente para hombres ni para mujeres. Lo que importa es la dedicación y el
esfuerzo que ponemos al realizar nuestro trabajo. También aprendimos que muchas veces hay
que intentar hacer lo que uno cree que es correcto, aunque reciba críticas.

Fuente: Rocío Robles; Elena Varela. Mujeres en labores rudas. Toman cursos para trabajar en oficios antes realizados por hombres.
Diario de Yucatán.

Página:http://www.yucatan.com.mx/noticia.asp?cx=11$1310000000$3853567&f=20080630 (recuperado el 2 de septiembre de


2008)

35. Selecciona la opción en la que se utiliza adecuadamente el discurso indirecto para reportar
las palabras de la entrevistada.
Relee el reporte de entrevista y responde la pregunta 36.

36. Elige la opción que contiene las palabras escritas correctamente que completan las
oraciones.

A. A Clara la conocimos ______ acudimos al centro de capacitación de la Fundación Boxito, en


Mérida, Yucatán.

B. — ________ les conté que tomaría un curso de plomería se sorprendieron mucho.

C. —¿___ pensaron los hombres de la familia sobre su trabajo?

D. —¿A ____ se dedica él?

E. —¿Y este trabajo es mejor ____ el que tenía usted antes?

Vuelve a leer el reporte de entrevista y responde la pregunta 37.

37. Selecciona el fragmento de la entrevista en el que las entrevistadoras escriben una síntesis
de algunas respuestas de la entrevistada:
Lee el fragmento de La vida es sueño, de Pedro Calderón de la Barca, en el que aparece
Rosaura (quien se ha disfrazado de hombre) acompañada de Clarín, el gracioso. Durante su
recorrido encuentran a Segismundo, quien ha permanecido encerrado en una torre solitaria
desde que nació. Después responde la pregunta 38.

La vida es sueño

Jornada Primera

ESCENA II apenas signo es de estrellas


Ábrense las hojas de la puerta, y —gracias al docto pincel—,
descúbrese cuando atrevido y cruel,
Segismundo con una cadena y vestido de la humana necesidad
pieles. le enseña a tener crueldad,
Hay luz en la torre. monstruo de su laberinto:
SEGISMUNDO: ¿y yo, con mejor instinto
¡Ay, mísero de mí! ¡Y ay, infelice! tengo menos libertad?
Apurar, cielos, pretendo, Nace el pez, que no respira,
ya que me tratáis así, aborto de ovas y lamas,
qué delito cometí y apenas, bajel de escamas
contra vosotros, naciendo; sobre las ondas se mira,
aunque si nací, ya entiendo cuando a todas partes gira,
qué delito he cometido: midiendo la inmensidad
bastante causa ha tenido de tanta capacidad
vuestra justicia y rigor, como le da el centro frío;
pues el delito mayor ¿y yo con más albedrío
del hombre es haber nacido. tengo menos libertad?
Sólo quisiera saber, Nace el arroyo, culebra
para apurar mis desvelos que entre flores se desata,
(dejando a una parte, cielos, y apenas, sierpe de plata,
el delito de nacer), entre las flores se quiebra,
¿qué más os pude ofender cuando músico celebra
para castigarme más? de las flores la piedad,
¿No nacieron los demás? que le dan la majestad
Pues si los demás nacieron, del campo abierto a su huída;
¿qué privilegios tuvieron ¿y teniendo yo más vida
que yo no gocé jamás? tengo menos libertad?
Nace el ave, y con las galas En llegando a esta pasión,
que le dan belleza suma, un volcán, un Etna hecho,
apenas es flor de pluma, quisiera sacar del pecho
o ramillete con alas, pedazos del corazón:
cuando las etéreas salas ¿qué ley, justicia o razón,
corta con velocidad, negar a los hombres sabe
negándose a la piedad privilegio tan süave,
del nido que deja en calma; excepción tan principal,
y teniendo yo más alma, que Dios le ha dado a un cristal,
¿tengo menos libertad? a un pez, a un bruto y a un ave?
Nace el bruto, y con la piel ROSAURA:
que dibujan manchas bellas, Temor y piedad en mí
sus razones han causado. y aunque en desdichas tan graves
SEGISMUNDO: la política he estudiado,
¿Quién mis voces ha escuchado? de los brutos enseñado,
¿Es CLOTALDO? advertido de las aves,
CLARÍN: [Aparte.] y de los astros suaves
Di que sí. los círculos he medido
ROSAURA: tú, sólo tú, has suspendido
No es sino un triste, ¡ay de mí!, la pasión a mis enojos,
que en estas bóvedas frías la suspensión a mis ojos,
oyó tus melancolías. la admiración a mi oído.
SEGISMUNDO: [Ásela.] Con cada vez que te veo
Pues la muerte te daré, nueva admiración me das
porque no sepas que sé y cuando te miro más,
que sabes flaquezas mías. aún más mirarte deseo.
Sólo porque me has oído, Ojos hidrópicos creo
entre mis membrudos brazos que mis ojos deben ser,
te tengo de hacer pedazos. pues, cuando es muerte el beber,
CLARÍN: beben más, y desta suerte,
Yo soy sordo, y no he podido viendo que el ver me da muerte,
escucharte. estoy muriendo por ver.
ROSAURA: Pero véate yo y muera,
Si has nacido que no sé, rendido ya,
humano, baste el postrarme si el verte muerte me da,
a tus pies para librarme. el no verte qué me diera.
SEGISMUNDO: Fuera más que muerte fiera,
Tu voz pudo enternecerme, ira, rabia y dolor fuerte;
tu presencia suspenderme fuera muerte, desta suerte
y tu respeto turbarme. su rigor he ponderado,
¿Quién eres? Que aunque yo aquí pues dar vida a un desdichado
tan poco del mundo sé, es dar a un dichoso muerte.
que cuna y sepulcro fue ROSAURA:
esta torre para mí; Con asombro de mirarte,
y aunque desde que nací con admiración de oírte,
(si esto es nacer) sólo advierto ni sé qué pueda decirte,
este rústico desierto ni qué pueda preguntarte;
donde miserable vivo, sólo diré que a esta parte
siendo un esqueleto vivo, hoy el cielo me ha guiado
siendo un animado muerto; para haberme consolado,
y aunque nunca vi ni hablé si consuelo puede ser
sino a un hombre solamente del que es desdichado, ver
que aquí mis desdichas siente, a otro que es más desdichado.
por quien las noticias sé Cuentan de un sabio que un día
de cielo y tierra; y aunque tan pobre y mísero estaba,
aquí, porque más te asombres que sólo se sustentaba
y monstruo humano me nombres de unas yerbas que cogía.
entre asombros y quimeras, ¿Habrá otro (entre sí decía)
soy un hombre de las fieras más pobre y triste que yo?
y una fiera de los hombres; Y cuando el rostro volvió,
halló la respuesta, viendo pues volviendo en mi sentido,
que iba otro sabio cogiendo hallo que las penas mías
las hojas que él arrojó. para hacerlas tú alegrías
Quejoso de la fortuna las hubieras recogido.
yo en este mundo vivía, Y por si acaso mis penas
y cuando entre mí decía: pueden en algo aliviarte,
¿habrá otra persona alguna óyelas atento, y toma
de suerte más importuna?, las que dellas me sobraren.
piadoso me has respondido; Yo soy…

Fuente: Pedro Calderón de la Barca. La vida es sueño. Versión libre.

Hidrópicos. Un organismo o parte del cuerpo que retiene líquidos y no puede eliminarlos.

38. Identifica la opción que describe las emociones de los personajes en la escena anterior:

39. Selecciona la opción que expresa el sentido de las siguientes palabras de Segismundo:

Ojos hidrópicos creo


que mis ojos deben ser,
pues, cuando es muerte el beber,
beben más, y desta suerte,
viendo que el ver me da muerte,
estoy muriendo por ver.

40. En La vida es sueño, algunos personajes muestran cualidades que se consideraban valiosas
en su época.
Lee la siguiente tabla con las características del teatro barroco.

41. Identifica las características presentes en el fragmento que leíste de La vida es sueño:

42. La escuela secundaria a la que asistes no cuenta con Biblioteca Escolar, cada grupo tiene
algunos libros en su salón de clases, pero no hay un espacio específico para consultarlos y no
se tiene acceso a todos los libros de todos los grupos. Por eso decidieron organizarse para
instalar una biblioteca. Elige la opción en que se mencionan algunos documentos que pueden
orientarlos en esta tarea.

1. Reglamento escolar de la secundaria


2. Boletín 124. Informe sobre el ajuste a las fechas del calendario escolar
3. Manifiesto UNESCO/IFLA sobre la Biblioteca Escolar
4. Manual del maestro bibliotecario
5. Convocatoria para el Premio Nacional de Ciencias y Artes
6. Bibliotecas Escolares: instalación y movimiento del acervo en la educación secundaria

43. ¿Cuál de los siguientes materiales NO elegirías para promover la participación de la


comunidad escolar en la instalación de la biblioteca de la escuela?
Lee los textos “Rostro y talle” y “Dudas sobre mí (intención de autorretrato)” y contesta la
pregunta 44.

Rostro y talle

Éste que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de
alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte
años que fueron de oro, los bigotes grandes, la boca pequeña, los dientes ni menudos ni
crecidos, porque no tiene sino seis, y ésos mal acondicionados y peor puestos, porque no
tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos estremos, ni grande, ni
pequeño, la color viva, antes blanca que morena; algo cargado de espaldas, y no muy ligero de
pies; éste digo que es el rostro del autor de La Galatea y de Don Quijote de la Mancha, y del
que hizo el Viaje del Parnaso, a imitación del de César Caporal Perusino, y otras obras que
andan por ahí descarriadas y, quizá, sin el nombre de su dueño. Llámase comúnmente Miguel
de Cervantes Saavedra. Fue soldado muchos años, y cinco y medio cautivo, donde aprendió a
tener paciencia en las adversidades. Perdió en la batalla naval de Lepanto la mano izquierda de
un arcabuzazo, herida que, aunque parece fea, él la tiene por hermosa, por haberla cobrado
en la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros,
militando debajo de las vencedoras banderas del hijo del rayo de la guerra, Carlo Quinto, de
felice memoria.

Fuente: Miguel de Cervantes Saavedra. "Rostro y talle".

Página: http://www.aache.com/quijote/autor.htm (recuperado el 20 de febrero de 2008).

Dudas sobre mí (intención de autorretrato)


¿Qué puedo decir de mí si ni siquiera sé si soy o no soy?
Le pregunté a mis amigos y se rieron.
Le pregunté a mamá y me abrazó.
Les pregunté a los profesores y juntaron las cejas enojados.
Le pregunté a un árbol viejo que por toda respuesta me empapó de hojas y todos pensaron
que era otoño.
Le pregunté a mi placard, pero estaba demasiado desordenado para contestar.
Le pregunté al presidente y dijo que no conocía a ninguna Roberta. ¡Qué insolente!
Y así fui, preguntando por las calles, pero nadie supo decirme cómo soy.
Es que a veces creo que soy muy alegre y me encuentro llorando en mi cuarto; otras creo que
soy malísima pero no puedo dejar de acariciar a los perros callejeros.
Digo que soy charlatana pero el otro día fui a una reunión con gente desconocida y no pude
pronunciar dos palabras juntas.
Hay días en que creo que lo sé todo y por la noche me doy cuenta que no sé nada de nada.
Leo mi diario desesperada buscando una definición de mí y descubro que soy ROBERTÍSIMA
Frío y calor, blanco y negro, sonrisa y lágrima, bosque y desierto, sol y luna, música y silencio…
Cuando se es tantas cosas a la vez, ¿se es todo o se es nada?
Fuente: Alba Martínez Olivé, et al. La enseñanza del español en la escuela secundaria. Lecturas.
Primer Nivel. Programa Nacional de Actualización Permanente. México: SEP, 1996, p. 184.
44. En los fragmentos de textos, se cambió la persona gramatical usada en la narración
original. Elige la opción que menciona la persona gramatical en la que están escritos y el efecto
que se produce.
Fragmento 1
¿Qué puede decir de ella si ni siquiera sabe si es o no es?
Le preguntó a sus amigos y se rieron.
Le preguntó a su mamá y la abrazó.
Les preguntó a los profesores y juntaron las cejas enojados.
Le preguntó a un árbol viejo que por toda respuesta la empapó de hojas y todos pensaron que
era otoño.
Fragmento 2
“Fui soldado muchos años, y cinco y medio cautivo, donde aprendí a tener paciencia en las
adversidades. Perdí en la batalla naval de Lepanto la mano izquierda de un arcabuzazo, herida
que, aunque parece fea, yo la tengo por hermosa…”
Vuelve a leer los textos “Rostro y talle” y “Dudas sobre mí (intención de autorretrato)” y
contesta la pregunta 45.

Rostro y talle

Éste que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de
alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte
años que fueron de oro, los bigotes grandes, la boca pequeña, los dientes ni menudos ni
crecidos, porque no tiene sino seis, y ésos mal acondicionados y peor puestos, porque no
tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos estremos, ni grande, ni
pequeño, la color viva, antes blanca que morena; algo cargado de espaldas, y no muy ligero de
pies; éste digo que es el rostro del autor de La Galatea y de Don Quijote de la Mancha, y del
que hizo el Viaje del Parnaso, a imitación del de César Caporal Perusino, y otras obras que
andan por ahí descarriadas y, quizá, sin el nombre de su dueño. Llámase comúnmente Miguel
de Cervantes Saavedra. Fue soldado muchos años, y cinco y medio cautivo, donde aprendió a
tener paciencia en las adversidades. Perdió en la batalla naval de Lepanto la mano izquierda de
un arcabuzazo, herida que, aunque parece fea, él la tiene por hermosa, por haberla cobrado
en la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros,
militando debajo de las vencedoras banderas del hijo del rayo de la guerra, Carlo Quinto, de
felice memoria.

Fuente: Miguel de Cervantes Saavedra. “Rostro y talle”.

Página: http://www.aache.com/quijote/autor.htm (recuperado el 20 de febrero de 2008).


Dudas sobre mí (intención de autorretrato)
¿Qué puedo decir de mí si ni siquiera sé si soy o no soy?
Le pregunté a mis amigos y se rieron.
Le pregunté a mamá y me abrazó.
Les pregunté a los profesores y juntaron las cejas enojados.
Le pregunté a un árbol viejo que por toda respuesta me empapó de hojas y todos pensaron
que era otoño.
Le pregunté a mi placard, pero estaba demasiado desordenado para contestar.
Le pregunté al presidente y dijo que no conocía a ninguna Roberta. ¡Qué insolente!
Y así fui, preguntando por las calles, pero nadie supo decirme cómo soy.
Es que a veces creo que soy muy alegre y me encuentro llorando en mi cuarto; otras creo que
soy malísima pero no puedo dejar de acariciar a los perros callejeros.
Digo que soy charlatana pero el otro día fui a una reunión con gente desconocida y no pude
pronunciar dos palabras juntas.
Hay días en que creo que lo sé todo y por la noche me doy cuenta que no sé nada de nada.
Leo mi diario desesperada buscando una definición de mí y descubro que soy ROBERTÍSIMA
Frío y calor, blanco y negro, sonrisa y lágrima, bosque y desierto, sol y luna, música y silencio…
Cuando se es tantas cosas a la vez, ¿se es todo o se es nada?
Fuente: Iannamico, Roberta. “Dudas sobre mí (intención de autorretrato)”. En Alba Martínez
Olivé. et al. La enseñanza del español en la escuela secundaria. Lecturas. Primer Nivel.
Programa Nacional de Actualización Permanente. México: SEP, 1996, p. 184.
45. Relaciona la frase del texto con la sensación que genera en el lector.

46. “Rostro y talle” es un autorretrato en el que Miguel de Cervantes Saavedra se describe y


cuenta algunos eventos de su vida. Lee nuevamente el texto y observa que su nombre aparece
una sola vez, ¿cuáles de las siguientes palabras ocupa el escritor para sustituir su nombre?
Rostro y talle

Éste que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de
alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte
años que fueron de oro, los bigotes grandes, la boca pequeña, los dientes ni menudos ni
crecidos, porque no tiene sino seis, y ésos mal acondicionados y peor puestos, porque no
tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos estremos, ni grande, ni
pequeño, la color viva, antes blanca que morena; algo cargado de espaldas, y no muy ligero de
pies; éste digo que es el rostro del autor de La Galatea y de Don Quijote de la Mancha, y del
que hizo el Viaje del Parnaso, a imitación del de César Caporal Perusino, y otras obras que
andan por ahí descarriadas y, quizá, sin el nombre de su dueño. Llámase comúnmente Miguel
de Cervantes Saavedra. Fue soldado muchos años, y cinco y medio cautivo, donde aprendió a
tener paciencia en las adversidades. Perdió en la batalla naval de Lepanto la mano izquierda de
un arcabuzazo, herida que, aunque parece fea, él la tiene por hermosa, por haberla cobrado
en la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros,
militando debajo de las vencedoras banderas del hijo del rayo de la guerra, Carlo Quinto, de
felice memoria.

Fuente: Cervantes Saavedra, Miguel de. “Rostro y talle”. Consultado en: http://www.aache.com/quijote/autor.htm (recuperado el
20 de febrero de 2008).

Lee el siguiente artículo de opinión y contesta la pregunta 47.

Los emos según mi primo


(fragmento)
Brenda Lozano
Patricio, mi primo, tiene trece años. Hace unos días, Patricio me llamó por la tarde. Confesó, al
otro lado de la línea, que era un emo. Le pregunté qué era un emo, temiendo que fuera el
apócope del chemo. Prometió responder si lo llevaba a cenar esa noche.
Llegamos, Patricio y yo, a un restaurante. Apenas se sentó –uniforme puesto, mochila al
hombro–, puso unas páginas sobre mi plato. Señaló que las hojas contenían todo lo que había
que saber sobre los emos. Empecé a leer en voz alta: “Los emos son adolescentes de
apariencia triste. Generalmente son delgados y el fleco les cubre la cara”. Patricio,
entrelazando los dedos sobre su plato, corrigió: “No, no, los emos no sólo son de apariencia
triste: se dedican todo el día a deprimirse. No hacen la tarea, no tienen trabajo, nomás se
dedican a ser emos”.

Continué la lectura. Algunos textos que Patricio buscó en Internet: “Los emos han sido
descubiertos por la sociedad mexicana luego de los ataques en marzo en la ciudad de
Querétaro, en la Plaza de Armas. Los punks, darks y metaleros han atacado a los emos en 14
estados del país”. Patricio añadió: “No entiendo. Si su vida es una ruina, ¿para qué les pegan?
Son chavos que escuchan música distinta, pero esa no es razón para golpear a alguien”.
Pregunté a Patricio por qué pensaba que los habían golpeado, respondió: “Porque los otros
creyeron que los estaban imitando”.

Huelga decir que la respuesta de Patricio es el argumento de los jóvenes que golpearon a los
emos. Pero ¿por qué, en nuestro país, un grupo de jóvenes golpea a otro por diferencias de
gustos, digamos, musicales? Ninguna de las llamadas “tribus urbanas” se originó en nuestro
país. Tanto punks como emos son imitación: han mirado y copiado la moda en otros países. No
rinden culto a la vestimenta típicamente mexicana, sus modelos no cantan en español. Si el
metal, el punk, y el dark no han salido del ombligo mexicano, ¿por qué pelean contra la
imitación? ¿Y por qué maliciosamente a golpes? ¿No son banales los golpes? Que vengan unas
palabras de Hannah Arendt: “Lo que nos enseña Adolf Eichmann es que la temible banalidad
del mal, desafía la palabra y el pensamiento”.

[…] Los adolescentes están tan conscientes de sí y tan concentrados en ser distintos al de al
lado que, me temo, en esto radicó el impulso de golpear a los emos. ¿Pues qué adulto, en su
sano juicio, golpearía porque repara en la oficina que otro se vistió parecido y escucha ópera
en su computadora? […]

Fuente: Brenda Lozano. “Los emos según mi primo”. Letras Libres. “Blogs de la redacción”, 9 de abril de 2008.

Página:http://www.letraslibres.com/blog/blogs/index.php?title=los_lemgemosl_emg_segun_mi_primo&more=1&c=1&tb=1&pb=
1&blog=5 (Recuperado el 30 de abril de 2008)

47. Selecciona la opción que mencione el propósito del artículo “Los emos según mi primo”.

48. ¿Cuál es la postura de la autora respecto a las agresiones hacia los emos y qué argumento
ofrece para sustentarla?

49. ¿A qué postura se opone Brenda Lozano en su artículo?


Lee nuevamente la pregunta con la que Brenda Lozano concluye su artículo:

¿Pues qué adulto, en su sano juicio, golpearía porque repara en la oficina que otro se vistió
parecido y escucha ópera en su computadora?

50. Elige la opción que contenga una manera distinta de plantear esta pregunta, sin perder el
significado que tiene en el artículo.