Está en la página 1de 2

Andar en el Espíritu Santo

PASAJE CLAVE: Gálatas 5.16 | LECTURAS DE APOYO: Génesis 1.2, 26 | Juan 14.6, 26; 15.26; 16.8-13 | Hechos 1.7-8 Romanos 8.11,14-16 | Efesios 1.13-14

INTRODUCCIÓN:

con per sonalidad, voluntad y emociones. No es una fuerza imper sonal.

Muchos creyentes se pasan toda la vida cristiana sin entender la necesidad de la obra del Espíritu Santo en sus vidas.

¿Cuál es su labor en la vida del creyente?

Sin embargo, este es uno de los tópicos más importantes de la Biblia. Sin el Espíritu Santo es simplemente imposible que nuestra vida sea agradable delante de Dios pues gracias a Él tenemos el poder para resistir el pecado y obedecer a Dios. Es Él quien nos ayuda a inter-

El apóstol Pa blo sa bí a bien lo que significa

Enseñar a los cr eyentes y r ecor dar nos lo que hemos apr endido (Jn 14.26), es decir la verdad que el mismo Cr isto nos diera a conocer en los Evangelios. De esa manera trae a nuestra memor ia pasajes y ver sículos que contienen la verdad bíblica.

preta r la Biblia y nos capacita pa ra tener comunión con nuestro Padre celestial. Sin Él nadie puede tener una vida cristiana fructífera.

depender del Espír itu, por lo que dijo: “Andad e n e l E s p ír i t u , y n o s a t isfa g á is l o s d e s e o s d e l a c a r n e ” ( G á 5 . 1 6 ). Au n q u e re c i e n t e m e n t e h aya m o s l l e g a d o a s e r n u e va s c r i a t u ra s, l o s deseos de la ca r ne siguen estando presentes en cada creyente, es decir, nuestras tendencias a pecar o rebela r nos contra la voluntad de Dios. Al anda r en el Espír itu usted y yo ten- dremos poder pa ra vencer esa s tendenci a s y disfr uta r en plenitud de la vida cr isti ana .

Dar testimonio de Cristo y no de sí mismo (Jn 15.26). Nos revela nuestra necesidad de Cristo y nos indica cómo podemos depender del Señor a cada inst ante y ante cualqui er acti vidad y decisión.

Convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio (Jn 16.8-11). Si alguno cree que puede ser salvo por sus propios esfuerzos y decisiones, también llama nuestra atención acerca de nuestra necesidad de estar conscientes, plenamente con- vencidos de que somos pecadores y de que nadie puede ser libre de sus pecados si no acepta que solamente podrá ser salvo al aceptar que Cristo tomó su lugar en la cruz.

DESARROLLO DEL SERMÓN:

Guiar nos a toda la ver dad (Jn 16.13). Cr isto

Morar en nosotr os (Ro 8.11). Desde el

¿Quién es el Espíritu Santo?

repitió esto en var ias ocasiones no solo porque es vital para el cre yente, sino porque Él mismo afir mó ser “el camino, y la verdad y la vida” y

Junto con Dios Padre y Dios Hijo, es miembro de la Trinidad. Como tal, también estuvo presente en la creación del mundo (Gn 1.2, 26) y, al mismo tiempo, posee todos los atributos de una persona,

que “nadie viene al Padre” sino por Él (Jn 14.6).

momento en que somos salvos Él mora en el corazón de cada cre yente.

PRINCIPIOS DE VIDA NOTAS DEL SERMÓN | SLP100425

■ Guiar nos a cada paso y ayudar nos a des- cubrir los planes del Padr
■ Guiar nos a cada paso y ayudar nos a des-
cubrir los planes del Padr e para nosotr os
incluyendo el futuro, y sus indicaciones iniciales
siempre ser virán para beneficiar nos.
(Ro 8.14). Se trata de mantener nos en la senda
de rectitud y dignos representantes de nuestra
familia espir itual.
¿Cómo lograr “andar en el Espíritu’?
■ Asegurar nos de que hemos sido salvos
(Ro 8.16). La ratificación de esta segur idad está
basada en que hemos llegado a ser hijos de Dios
y que Él lo declara con gozo y satisfacción.
Quisiera exhortarle a iniciar sus actividades cada
mañana con una oración como la siguiente:
■ Nos habilita para llevar a cabo la tar ea
de evangelización (Hch 1.7-8). Los pr imeros
discípulos tuvieron que esperar antes de poder
contr ibuir a esta ma gna tarea aunque habían
andado con el Señor Jesús durante tres años.
■ Sellar nos eter namente como sus
herederos legítimos (Ef 1.13-14). Es decir,
que el Espíritu nos pone una marca indeleble de
que hemos sido adoptados en el reino de Dios y
de esta manera se propone garantizar que sere-
mos suyos “hasta el día de la redención, para
alabanza de la gloria de su gracia”, no para jac-
tarnos de nuestra posición privilegiada.
“Padre, te suplico que durante todo este día tú
me dirijas, que hables a mi corazón y me hagas
sensible a lo que sucede a mi derredor en la vida
de cuantos encuentre a mi paso. Lléname de tu
gozo sobrenatural y úsame para cumplir tus
propósitos. Me entrego totalmente a ti”. Si de esta
manera usted rinde completamente su voluntad
al Espíritu Santo y depende de sus habilidades y
no de las suyas en lo personal, Él se encargará de
que la vida de usted sea agradable a Cristo y lo
glorifique verdaderamente.
CONCLUSIÓN:
¿Qué quiere decir “andar en el Espíritu”?
Esta frase implica que debemos vivir no solo hoy y
quizá mañana sino a cada momento, dependiendo
de Él, siendo sensibles a su voz para dirigirnos y
obedientes a sus indicaciones. Es decir, vivir como
agrada a Dios, pues vivir en sumisión al Espíritu
Santo es compartir su labor, ya que su propósito
principal es vivir en cada uno de nosotros la vida
de Jesucristo.
¿Quiere usted vivir con verdadera paz, con-
tentamiento y gozo? ¿Desea tener el poder
necesario para vencer la tentación o perseverar
en medio de la adver sidad? La respuesta se
encuentra en su entrega total y obediencia a las
indicaciones iniciales del Espíritu Santo. Fije sus
pensamientos en las cosas de Dios y confíe en el
poder del Espíritu Santo que mora en usted para
dir igirle y capacitarle a fin de obedecer su voz.
No olvide que si permanecemos sensibles a esas
indicaciones, dependemos totalmente de Él y le
obedecemos, disfr utaremos de lo mejor de la
vida que Él desea que tengamos.
Por ejemplo, quizá recibamos de pronto indi-
cación de alejarnos de una situación adversa y
nos lleve por otra ruta distinta a la que habíamos
iniciado. Acaso nos lleve a dar palabras de con-
suelo para quien esté sufr iendo o nos muestre
que debemos hacer algo totalmente fuera de lo
común a fin de auxiliar a un extraño o suplir
una necesidad urgente. A veces será bastante
claro por qué Él nos haya dirigido de una u otra
forma o quizá nunca lo sabremos a ciencia cierta.
Sin embargo, el Espír itu conoce todas las cosas,
Andar en el
Espíritu Santo
Para adquirir una copia de
este mensaje en CD o DVD,
visite www.encontacto.org.
S100425D
LLAME GRATIS: 888-730-4211
SERVICIO AL CLIENTE: 8:00 a.m.–8:00 p.m. EST | Lun.-Vie.

PRINCIPIOS DE VIDA NOTAS DEL SERMÓN | SLP100425

Copyright © 2011 por Ministerios En Contacto. Todos los derechos reservados. In Touch Ministries, Inc. autoriza la impresión de este material para uso personal solamente. www.encontacto.org