Está en la página 1de 2

LEVANTATE Y TOMA POSESION DE LA PROMESA

Josue 1:1-9
1 Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a
Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: 2 Mi siervo Moisés ha muerto; ahora,
pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a
los hijos de Israel. 3 Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que
pisare la planta de vuestro pie. 4 Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Éufrates,
toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio.
5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés,
estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. 6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú
repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a
ellos. 7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda
la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra,
para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de
tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes
y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu
camino, y todo te saldrá bien. 9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no
temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

JOSUE Y CALEB

Dios hablo a Moisés y dijo que enviara hombres para que reconocieran la
tierra de Canaán, la cual había prometido darle al pueblo de Israel.

Y fueron escogidos 12 hombres de los mejores de cada tribu, y después de


haber venido de observar la tierra 10 de los hombres dijeron al pueblo que
la tierra que habita ahí es fuerte, las ciudades muy grandes y fortificadas, y
vimos allí muchos enemigos, habían gigantes y nosotros éramos como
langostas ante ellos y así nos veían ellos a nosotros, ósea se
menospreciaron. Entonces pensaron en volver a Egipto.

Pero Caleb hizo callar al pueblo y les dijo subiremos y tomaremos posesión
de ella, porque más podremos nosotros que ellos,
Solo Josué y Caleb vieron lo bueno de la tierra y hablaron al pueblo que no
temieran y que creyeran a la voz de Dios y en el respaldo que Dios hacia
ellos pero a pesar de ello el pueblo no creía.

Estrategias para tomar posesión de mi promesa:


1. Levántate y pasa
Orando a Dios y clamando en unidad
Hombre, mujer; aun cuando te haya abandonado, tu hermano, tus hijos, tu
esposo, tu padre, talvez tu madre, aun cuando tus amigos te hayan dejado
solo en esa prueba tan dura, a pesar de que tu familia este en contra de esa
decisión, a pesar de que nada salga bien el señor de dice levántate, si
aunque es difícil hacerlo después de enfrentar repetidas derrotas.

Cuando el Señor hablo a Josué, Moisés ya no estaba y todos acababan de


cruzar este largo y tenebroso desierto que son en nuestra vida las
dificultades, enfermedades, soledades etc., que tenemos que enfrentar antes
de obtener la promesa.

2. No temas ni desmayes, esfuérzate y se muy valiente


En el libro de Josué 1:1-9 Dios le habla a Josué y le repite varias veces no
temas, no temas, esfuérzate y se muy valiente, si tenemos que ser muy
valientes para poder obtener nuestra victoria, quizás no sea facial pero lo
lograremos, quizás tengamos que vencer muchos obstáculos pero confiando
en Dios lo lograremos.

3. Un plan, sin alejarse de la presencia de Dios


Josué: colaborador de Moisés, era un hombre leal estuvo con Moisés a pesar
de todo, el nunca se alejaba del tabernáculo, ósea de la presencia de Dios.

Dios lo recompenso por su lealtad y por su fe, prolongándole su vida y


permitiéndole la entrada a la tierra prometida.

Josué era un hombre con capacidad militar, realizo un plan para tomar
posesión de la promesa.
- Que capacidades tienes que puedas colocarlas al servicio de la
comunidad?
-El triunfo colectivo es a veces nuestro triunfo

4. Creer que lo que Dios prometió se cumplirá.


Los 10 espías vieron lo humano, Josué y Caleb vieron en el Espíritu, te invito
a que tu también lo hagas cree, que si Dios lo prometió, El lo cumplirá.