Está en la página 1de 176

1

TEMARIO ORAL DE DERECHO PENAL:


TEMA1:
DERECHO PENAL:
A. DERECHO PENAL OBJETIVO: Es el conjunto de normas jurídico-penales que
regulan la actividad punitiva del Estado, que determinan los delitos, las penas y/o
medidas de seguridad que han de aplicarse a quienes los cometen (IUS POENALE)
Es la facultad de castigar que tiene el Estado como único ente soberano, es del
derecho del Estado a determinar los delitos, señalar, imponer y ejecutar las penas
correspondientes o las medidas de seguridad en su caso. Si bien es cierta la
potestad de penar no es un simple derecho, si no un atributo de la soberanía
estatal, ya que es el Estado con exclusividad a quien corresponde esta tarea,
ninguna persona puede arrogarse dicha actividad.
Es objetivo porque el objeto del Derecho Penal es la norma.

B. DERECHO PENAL SUBJETIVO: Es la facultad de castigar que tiene el Estado


como único ente soberano, es el derecho del estado a determinar los delitos,
señalar, imponer y ejecutar las penas correspondientes o las medidas de
seguridad en su caso (IUS PONIENDI)
Es el conjunto de normas jurídico penales que regulan la actividad punitiva del
Estado, que determina en abstracto los delitos, las penas y las medidas de
seguridad, actuando a su vez como un depositario legal que limita la facultad de
castigar del Estado, a través del Principio de legalidad, de defensa o de reserva
que contiene nuestro Código Penal en su artículo 1 (NULLUM CRIMEN, NULLUM
POENA SINE LEGE o de legalidad) y se complementa con el artículo 7 del Código
Penal (Exclusión de Analogía)
NOTA: Si derivado de lo anterior les pusieran a definir el Derecho Penal
Sustantivo: Parte del derecho, compuesto de normas establecidas por el Estado
que determina los delitos, las penas y las medidas de seguridad que han de
aplicarse a quienes los cometan. Para FRANZ VON LISZT: Conjunto de reglas
jurídicas establecidas por el Estado, que asocian al crimen como hecho y la pena
como legitima consecuencia. Para Cuello Calón: Es el conjunto de normas
jurídicas que determinan los delitos, las penas que el Estado impone a los
delincuentes y las medidas de seguridad que el mismo establece.
C. FUENTES DEL DERECHO PENAL: Se denomina fuente desde el punto de vista
amplio (LATU sensu), al manantial natural de donde brota algo, y desde el punto
de vista estrictamente jurídico (strictu sensu), nos referimos en sentido figurado
al lugar donde se origina, de donde emana, donde se produce el derecho y en
este caso, el derecho penal.
1. FUENTES REALES O MATERIALES (SUBSTANCIALES) Tiene su fundamento en
la realidad social de los hombres y por ende de los pueblos, son las expresiones
humanas, los hechos naturales o los actos sociales que determinan el contenido
de las normas jurídico penales, es decir, son las expresiones y manifestaciones
socio-naturales previas a la formalización de una ley penal.
2. FUENTES FORMALES: Se refiere al proceso de creación jurídica de las
normas penales y a los órganos donde se realizan el mencionado proceso
legislativo que de acuerdo a la organización política del Estado de Guatemala,
corresponde al Congreso de la Republica, básicamente, con participación del
poder ejecutivo, quien en última instancia ordena su publicación.
2

3. FUENTES DIRECTAS: Son aquellas que por si mismas tienen la virtud


suficiente para crear normas jurídicas con carácter obligatorio, son aquellas de
donde emana directamente el derecho penal. La ley es la única fuente del
derecho penal, por cuanto que solo esta puede tener el privilegio y la virtud
necesaria para crear figuras delictivas y las penas o medidas de seguridad
correspondientes. Las fuentes directas suelen dividirse en FUENTES DE
PRODUCCIÓN: Que son las integradas por la autoridad que declara el derecho, el
poder que dicta las normas jurídicas, que no es más que el Estado, a través del
Organismo Legislativo , representado por el congreso de la República, que es
lugar donde se producen las leyes y FUENTES DIRECTAS DE COGNICION: Son las
manifestaciones de voluntad estatal, la expresión de la voluntad del legislador y
como tal asienta Sebastián Soler, la forma que el derecho objetivo asume a la
vida social, es decir la fuente de conociendo que es precisamente el Código penal
y las leyes penales especiales. La única fuente directa del Derecho penal es la ley.
De tal manera pues que no hay más fuente productora de Derecho penal que la
misma ley penal que es patrimonio del poder publicó representado
exclusivamente por el Estado.
4. FUENTES INDIRECTAS: Son aquellas que solo en forma indirecta pueden
coadyuvar en la producción de nuevas normas jurídico penales, e incluso pueden
ser útiles tanto en la interpretación como en la sanción de la ley penal, pero no
pueden ser fuentes de derecho penal ya que por si solas carecen de eficacia para
obligar; entre ellas tenemos: la costumbre, la jurisprudencia, la doctrina y los
principios generales del derecho; LA COSTUMBRE: Como fuente del Derecho
general, no es más que un conjunto de normas jurídicas, no escritas, impuestas
por el uso. Antiguamente se le consideró también como fuente del derecho penal;
LA JURISPRUDENCIA: Que consiste en la reiteración de fallos de los tribunales en
un mismo sentido, la jurisprudencia es el derecho introducido por los tribunales
mediante la aplicación de las leyes, pero en sentido estricto, se da este nombre al
criterio constante y uniforme de aplicar el derecho mostrado en las sentencias de
los tribunales de la nación; LA DOCTRINA: Es denominado derecho científico y
consiste en el conjunto de teorías, opiniones y aun especulaciones que realizan en
una materia o acerca de un punto los jurispenalistas, los doctos, los especialistas
del derecho penal. Es básicamente importante en la creación y desarrollo de
nuestra disciplina por cuanto que ha dado origen al denominado derecho penal
científico colectivo; Y LOS PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO: Que son los
valores máximos a que inspiran las ciencias jurídicas, la justicia, la equidad y el
bien común, tienen primordial importancia en la interpretación y aplicación de la
ley penal, pero no pueden ser fuente directa del derecho penal, sencillamente
porque para tratar de alcanzarlos deben cristalizar en la misma ley penal del
Estado.
D. RELACION DEL DERECHO PENAL CON OTRAS LEYES:
1. Con el Derecho Constitucional: El Derecho Penal como cualquier institución
en un Estado de Derecho, debe tener su fundamento en la Constitución, que
señala generalmente las bases y establece las garantías a que debe sujetarse el
Derecho Penal.
2. Con el Derecho Civil: Ambos tienden a regular las relaciones de los hombres
en la vida social y a proteger sus intereses estableciendo sanciones para asegurar
su respeto, en el derecho civil son de carácter reparatorio o aspiran adstruir el
estado jurídico creado o a anular los actos antijurídicos y a reparar los daños
3

causados, la sanción penal en cambio es retributiva atendiendo a la gravedad de


daño causado y la peligrosidad social del sujeto activo.
3. Derecho Internacional: En la actualidad por la excesiva comisión de delitos
de tipo internacional, hacen necesaria una mancomunada acción de diverso
Estados, surgiendo así una legislación penal creada por acuerdos y tratados
Internacionales.
4. Con la legislación comparada: Se refiere al estudio, análisis y comparación
de las legislaciones de diversos países, que ayudan a la modernización de las
legislaciones.
E. ESCUELAS DEL DERECHO PENAL: Las escuelas del Derecho penal son un
conjunto de doctrinas y principios que a través de un método tienen por objeto
investigar la filosofía del derecho de pensar, la legitimidad del IUS PUNIENDI la
naturaleza el delito y los fines de la pena.
1. ESCUELA CLÁSICA DEL DERECHO PENAL: Sus mas connotados
representantes son: ROMAGNOSI, LUIGI LUCHINI, ENRICO PESSINA Y FRANCESCO
CARRARA.
a. POSTULADOS DE LA ESCUELA CLÁSICA: La corriente clásica del derecho
penal, sentó las bases para construir un colosal monumento jurídico que
resplandeció sobre las construcciones penales alcanzadas hasta esa época, cuyos
postulados más importantes podemos resumirlos de la siguiente manera:
1) RESPECTO AL DERECHO PENAL: Se consideró como una ciencia jurídica que
debía estar incluida dentro de los límites que marca la ley, sin dejar nada al
arbitrio del juez, cuyo fundamento debía ser la justicia limitada a las necesidades
de defensa, buscando con ello la tutela jurídica, a través del estudio de tres temas
fundamentales: el delito, la pena y el juicio penal.
2) RESPECTO AL METODO: Considerado que el método más apropiado para el
estudio de su construcción jurídica era el Racionalista o Especulativo del cual se
sirven las ciencias jurídico- sociales.
3) RESPECTO AL DELITO: Sostuvieron que no era un ente de hecho, sino un
ente jurídico, quedaba establecido, de una vez para siempre, el límite perpetuo de
lo prohibido, distinguiéndolo, además de los que podía ser una infracción a la ley
moral o a la ley divina, que no son delito.
4) RESPECTO DEL DELINCUENTE: No profundizaron en el estudio del
delincuente, mas que como autor del delito, afirmando que la imputabilidad moral
y libre albedrío son a base de su responsabilidad penal. La escuela clásico no
ignoraba al delincuente son que lo excluía porque no lo necesitaba para su
construcción jurídica. Al derecho penal clásico le interesa el acto del delincuente
mismo, y ni siquiera el acto sólo del delincuente, sino el acto relacionado con una
violación al derecho que lo convierta en ente jurídico.
2. ESCUELA POSITIVA DEL DERECHO PENAL: Sus principales representantes
son: CESARE LOMBROSO, RAFAEL GARÒFALO, ENRICO FERRI.
El derecho penal en esta nueva escuela no se asienta ya sobre la responsabilidad
moral, sino es predominante determinista y se asienta sobre la responsabilidad
social. Por otra parte, la razón de la existencia del derecho penal ya no se busca
en la tutela jurídica, sino en la defensa social indirecta. De acuerdo con la
responsabilidad social, el hombre es imputable, no porque se a un ser consciente,
inteligente y libre, sino sencillamente por la razón de que vive en sociedad y ésta
debe defenderse contra los que la atacan, sean éstos normales o anormales. El
delito deja de ser un ente jurídico para convertirse en una realidad humana
4

constituida por toda la acción contrapuesta a las exigencias de la seguridad


social.
La escuela positiva cree haber comprobado la inutilidad de la pena, que no puede
reformar al delincuente, y propone una serie de medidas de seguridad que llevan
por fin principal reformar al delincuente, y propone una serie de medidas de
seguridad que llevan por fin principal reformar al delincuente, para devolver a la
sociedad un miembro no peligroso.
a. POSTULADOS DE LA ESCUELA POSITIVA: La transformación tan profunda que
sufre el derecho penal con la escuela positivista puede apreciarse se recuerda que
para Enrico ferri el Derecho penal desaparece como disciplina jurídica para
convertirse en una simple rama de la Sociología Criminal, cuyos postulados más
importantes podemos resumirlos de la siguiente manera.
1) RESPECTO AL DERECHO PENAL: Nuestra disciplina pierdo su autonomía,
como ciencia jurídica y es considerada como parte de las ciencias fenomenalitas
especialmente como una simple rama de la sociología criminal. Enrico Ferri
sostenía: la antropología y la estadística criminas, así como el Derecho criminal y
penal no son mas que capítulos diferentes de una ciencia única que estudia el
delito considerado como fenómeno natural y social.
2) RESPECTO AL METODO: Para su construcción utilizaron el método de
observación y experimentación, propio de las ciencias naturales, al cual
denominaron método positivo y del que tomó su nombre la Escuela Positiva del
derecho penal.
3) RESPECTO AL DELITO: Se considero al delito como un fenómeno natural o
social.
4) RESPECTO A LA PENA: Consideraron que la pena era un medio de defensa
social que se realizaba mediante la prevención general y la prevención especial,
sosteniendo que la pena no era la única consecuencia del delito, ya que debía
aplicarse una serie de sanciones y medidas de seguridad, de acuerdo con la
personal del delincuente.
3. ESCUELA ITALIANA: Sus principales representantes son: MANUEL
CARNEVALE Y BERNARDINO ALIMENA.
Esta escuela planteo sus más importantes postulados en forma ecléctica,
retomando principio fundamentales, tanto de la Escuela clásica como de la
escuela positiva del derecho penal, iniciando así una nueva etapa en el estudio de
nuestra ciencia que podrían catalogarse como antecedentes del Derecho penal
contemporáneo, que principia perfilarse en los primeros años del siglo anterior.
F. PRINCIPIO DE LEGALIDAD EN EL DERECHO PENAL: Este principio se
encuentra contenido en el artículo 1 de derecho penal que establece que no
pueden imponerse penas por delitos que no se encuentren debidamente
establecidos en una ley antes de la comisión del hecho delictivo que se investiga.
G. LA ANALOGÍA EN EL DERECHO PENAL: En Guatemala, el artículo 7 del código
penal establece “por analogía, los jueces no podrán crear figuras delictivas ni
aplicar sanciones. Tiene como fundamento el principio de legalidad del artículo
primero, de tal manera que usar la analogía como un recurso para integrar la ley
penal frente a una laguna legal, es absolutamente prohibido porque vulnera el
principio de defensa o de reserva que es la base de nuestro ordenamiento jurídico
penal.
H. TEORÍA DE LA LEY PENAL: Dentro de la teoría de la ley penal se habla de
una serie de principios que el Estado democrático tiene que respetar como lo son:
5

1. Respeto a la dignidad de la persona humana: El hombre nunca puede ser


objeto, ya que es sujeto cuando el proceso va dirigido a él y puede ser
objeto cuando se vuelve medio del proceso como en el caso de prevención
general.
2. No a la tortura: Las penas no pueden ser ni inhumanas ni degradantes,
3. El Derecho penal no puede ser moralizador ni imponer una ideología
4. El Derecho penal tan sólo debe alcanzar al culpable por su acción
Sin embargo no se debe olvidar que el principal principio es el indicado en el
Artículo 17 de la Constitución y el 84 del Código Penal, que es el principio de
legalidad, no hay delito ni pena sin ley anterior “NULLUM CRIMEN, NULLA POENA
SINE LEGE”.
LA LEY PENAL: Se identifica con el derecho penal, aunque hay que decir que el
Derecho Penal es el genero y la Ley Penal es la especie. La Ley Penal es aquella
disposición por virtud de la cual el Estado crea Derecho con carácter de
generalidad estableciendo las penas correspondientes a los delitos que define. En
su estrictus sensu es una norma de carácter general que asocia una sanción a
una conducta prohibida por ella.
CARACTERÍSTICAS DE LA LEY PENAL:
1. Generalidad, obligatoriedad e igualdad: La Ley Penal se dirige a todas las
personas que habitan un país, todos están obligados a acatarlas.
2. Exclusividad: Solo la ley puede crear delitos y establecer las penas y
medidas de seguridad.
3. Permanencia e inelubilidad: Se refiere a que la Ley Penal permanece en el
tiempo y en el espacio hasta que sea derogada.
4. Imperatividad: Las Leyes Penales contienen generalmente prohibiciones o
mandatos que todos deben cumplir, no dejado a la voluntad de las personas su
cumplimiento.
5. Sancionadora: Es siempre sancionadora de lo contrario seria una Ley Penal
sin pena.
6. Constitucional: Se fundamenta en la Constitución.
FORMAS Y ESPECIES DE LA LEY PENAL: Forma: de donde fueron emanadas:
1. Ley Formal: precepto que nace del órgano legislativo.
2. Ley Material: Es toda disposición de carácter general acompañada de una
sanción punitiva, que no ha emanado del órgano legislativo. (Decreto Ley de
gobiernos de facto)
Especie: otros cuerpos legales no contenidos en el Código Penal.
3. Leyes penales especiales: Es el conjunto de normas jurídicas penales que no
estando contenidas precisamente en el Código Penal, regulan la conducta de las
personas pertenecientes a cierto fuero o tutelan bienes o valores jurídicos
específicos, convirtiéndoles en leyes especiales. (Ley de defraudación aduanera.)
4. Convenios Internacionales: Son tratados celebrados entre distintos países
que contienen normas jurídico penales.
La mayoría de las leyes penales están compuestas en dos partes:
1. Precepto o mandato: (Ejemplo: artículo 123 Código Penal) El precepto en
este artículo es al que cometa el homicidio.
2. Sanción o consecuencia: Es la prisión de 8 a 20 años por ejemplo.
El Código Penal se divide en:
Parte general del artículo 1 al artículo 122
6

Parte especial del artículo 123 al artículo 479.


De las faltas del artículo 480 al artículo 498.
Las dos primeras partes como, la parte general: son las normas que nos dicen
como debemos aplicar la ley (precepto o mandato), la parte especial: describe los
delitos en concreto (sanción o consecuencia).
La definición propia de un delito está en la parte especial y los delitos comunes se
definen en la parte general.
Los principios que tiene que respetar el Derecho Penal están contenidos en la
Constitución.
La ley penal es expresión clara de la organización estatal. A un Estado
democrático, le tiene que corresponder un sistema democrático como a un Estado
totalitario un sistema totalitario ya que las primeras leyes que se modifican son
las penales al cambiar de sistema gubernamental. Al Estado de Derecho le tiene
que corresponder el Derecho penal.
G. INTERPRETACIÓN, APLICACIÓN E IGNORANCIA DE LA LEY PENAL: Interpretar
la Ley Penal es un proceso mental que tiene como objeto descubrir el verdadero
pensamiento del legislador, o bien explicar el verdadero sentido de una
disposición legal.
1. CLASES DE INTERPRETACIÓN DE LA LEY PENAL:
a. Desde el punto de vista del intérprete:
1) Auténtica: Es la que se hace el propio legislador en forma simultánea o
posteriormente a la creación de la ley.
2) Doctrinarias: Es la que hacen los juspenalistas en sus trabajos científicos,
pero estas no obligan a nadie.
3) Judicial o usual: Es la que hace diariamente el juez al aplicar la ey en su
caso concreto.
b. Desde el punto de vista de los medios para realizarla:
1) Gramatical: analiza el verdadero sentido de las palabras en sus acepciones
común y técnica. Ver art. 11 de la LOJ.
2) Lógica o teleológica: Constituye una interpretación mas íntima y profunda
que sobrepasa la letra del texto para llegar a través de diversos procedimientos
teleológicos racionales, sistemáticos, históricos, políticos, etc, al conocimiento de
la razón legal para la cual fue creada la ley, es decir el fin que se propone.
c. Desde el punto de vista del resultado:
1) Interpretación declarativa: Cuando no se advierte discrepancia de fondo ni
de forma entre la letra de la ley y su propio espíritu, debe concordar la
interpretación gramatical con la lógica.
2) Interpretación restrictiva: Se da cuando el texto legal dice mucho más de lo
que el legislador realmente quiso decir, con el fin de buscar el verdadero espíritu
de la ley.
3) Interpretación extensiva: Se da cuando el texto legal dice mucho menos de
lo que el legislador realmente quiso decir, con el fin de buscar el verdadero
espíritu de la ley he de interpretarse extensivamente.
4) Interpretación progresiva: Cuando se hace necesario establecer una relación
lógica e identificar el espíritu de la ley del pasado con las necesidades y
conceptos del presente.
APLICACIÓN DE LA LEY PENAL:
Concurso aparente de leyes o normas penales
7

Definición: Hay concurso aparente de las leyes o normas penales, cuando una
misma conducta delictiva cae o esta comprendida por dos o más preceptos
legales, que la regulan, pero un precepto excluye a los otros en su aplicación en el
caso en concreto. Para que exista un concurso aparente de delitos es necesario:
Que una misma acción sea regulada por dos o mas normas, que una de estas
excluya a la otra en la aplicación del caso concreto.
Los principios para resolver el conflicto son:
1) Principio de Alternatividad: hay una alternatividad cuando dos tipos de
delitos se comparte como círculos secantes.
2) Principio de Especialidad: En el caso de que una misma materia sea
regulada por dos leyes o disposiciones, una general y otra especial la especial
debe aplicarse al caso en concreto.
3) Principio de consunción, absorción o exclusividad: Surge cuando un hecho
previsto por la ley o por disposición legal esta comprendida en el tipo descrito en
otra y puesto que ésta es de más amplia alcance, se aplica con exclusión de la
primera. Ejemplo: el delito de lesiones que se convierte en homicidio a
consecuencia de la muerte del que la sufrió.
IGNORANCIA DE LA LEY PENAL: Esta es una circunstancia atenuante, es decir, que
modifica en beneficio del delincuente, tal y como lo establece el numeral 9º del
artículo 26 del Código Penal.
H. AMBITOS DE VALIDEZ DE LA LEY PENAL:
1. ÁMBITO TEMPORAL DE VALIDEZ:
a. EXTRACTIVIDAD DE LA LEY PENAL: La denominada extractividad de la ley
penal no es más que una particular “Excepción” al principio general de
“Irretroactividad” en cualquier clase de ley, por el cual una ley solo debe de
aplicarse a los hechos ocurridos bajo su imperio, es decir bajo su eficacia
temporal de validez. Art. 2 del CP, la extractividad se puede dar de dos formas:
Retroactividad y Ultractividad de la ley Penal.
1) RETROACTIVIDAD: consiste en aplica una ley vigente con efectos hacia el
pasado, a pesar de que se haya cometido el hecho bajo el imperio de una ley
distinta y ya se haya dictado sentencia.
2) ULTRACTIVIDAD: En el caso que una ley posterior al hecho sea perjudicial al
reo, entonces seguirá teniendo vigencia la ley anterior.
b. SUCESIÓN DE LEYES PENALES EN EL TIEMPO:
1) LA NUEVA LEY CREA UN TIPO PENAL NUEVO: quiere decir que una conducta
que anteriormente carencia de relevancia penal, resulta castigada por la ley
nueva. En este caso la ley penal nueva es irretroactiva, no se puede aplicar
porque perjudica al sujeto.
2) LA NUEVA LEY DESTIPIFICA UN HECHO DELICTIVO: quiere decir que una ley
nueva le quita tacita o expresamente el carácter delictivo a una conducta
reprimida o sancionada por una ley anterior. En este caso la ley penal nueva es
retroactiva, debe aplicarse al caso en concreto porque favorece al sujeto.
3) La nueva ley mantiene la tipificación del hecho delictivo y es más severa:
una ley castiga mas severa la conducta delictiva que la ley anterior. No es
retroactiva ya que no favorece al sujeto.
4) La ley nueva mantiene la tipificación del hecho delictivo y es menos severa:
La ley nueva castiga menos severo la conducta delictiva, es retroactiva ya que
beneficia al sujeto.
8

Nota: Cuidado con la retroactividad y la cosa juzgada ya que se puede decir que
cuando se dictado la sentencia no puede aplicarse la retroactividad, pero el
criterio que al parecer es el correcta es el que si se puede aplicar ya que siempre
debe aplicarse las normas que favorezcan al reo, y además debe siempre
prevalecer el derecho sustantivo sobre el adjetivo, asimismo constitucionalmente
también esta previsto la retroactividad de la ley, ver Art. 18 del C. Procesal Penal
y 2 del C.P.
3. LEYES EXCEPCIONALES O TEMPORARIAS: Son las que fijan por si mismas por
sí mismas su ámbito de validez temporal, es decir, que en ellas mismas se fijan su
tiempo de duración y regula determinadas conductas sancionada temporalmente,
tal es el caso de las leyes de emergencia. Ver art. 3 de CP salvo lo dispuesto en al
Art. 2 del CP extractividad.
c. ÁMBITO TEMPORAL DE VALIDEZ DE LA LEY PENAL:
Cuando la doctrina se refiere al la ley penal es el especio, lo hace con el fin de
explicar el campo de aplicación que puede tener la ley penal en un país
determinado. La determinación del ámbito especial de validez de la ley penal es
el resultado de un conjunto de principios jurídicos que fijan el alcance de la
validez de las leyes penales del Estado con relación al espacio. el ámbito especial
de validez de una ley es mucho más amplio que el denominado territorio, la ley
penal de un país regularmente trasciende a regular hechos cometidos fuera de su
territorio.
Problemas de eficacia espacial de la ley penal:
Se puede aplicar la ley penal a un territorio distinto del país al cual pertenece.

1. Principio de Territorialidad: Sostiene que la ley penal debe aplicarse


únicamente a los hechos cometidos dentro del los limites del territorio del
Estado que la expide y dentro de ese limite la ley penal debe aplicarse a
autores o a cómplices de los delitos, sin importar su condición de nacional
o extranjero, residente o transeúnte, ni la pretensión punitiva de otro
Estado. Se fundamenta en la soberanía de los Estados, por lo que la ley
penal no puede ir más allá del territorio donde ejerce su soberanía
determinado territorio. Ver art. 4 del C.P.
b. PRINCIPIOS DE EXTRATERRITORIALIDAD: Es una partícula excepción al
principio de territorialidad y sostiene que la ley penal de un país, si puede
aplicarse a delitos cometidos fuera de su territorio teniendo como base los
siguientes principios (ver Art. 5 y 6 del C.P.)
c. PRINCIPIO DE NACIONALIDAD O DE LA PERSONALIDAD: La ley penal del
Estado sigue al nacional donde quiera que este vaya, de modo que la
competencia se determina por la nacionalidad del autor del delito y tiene en la
actualidad aplicación cuando se dan las siguientes circunstancias: Que el
delincuente nacional no haya sido penado en el extranjero y que se encuentre en
su propio país. Se fundamenta en una desconfianza existente respecto de una
posible falta de garantías al enjuicia el hecho cometido por un nacional de un país
extranjero. ver Art. 5 inciso 3 del CP.
c. PRINCIPIO REAL DE PROTECCIÓN DE DEFENSA: Fundamenta la extra
territorialidad de la ley penal, diciendo que un Estado no puede permanecer
aislado frente a ataques contra la comunidad que representa por el solo hecho de
que se realicen el en extranjero de tal manera que la competencia del Estado
9

para el ejercicio de la actividad punitiva esta determinada porque el interés


lesionado o puesto en peligro por el delito sea nacional. Ejemplo: falsificación de
moneda nacional en el extranjero. Ver art. 5 incisos 1, 2, 4 y 6 del CP.
d. PRINCIPIO UNIVERSAL O DE COMUNIDAD DE INTERESES: Sostiene que la ley
penal de cada Estado tiene validez universal, por lo que todas las naciones tienen
derecho a sancionar a los autores de determinados delitos, no importando su
nacionalidad, lugar de comisión de delito, ni el interés jurídico vulnerado, la única
condición es que el delincuente se encuentre en el territorio de su Estado y que
haya sido castigado por este delito. Ver Art. 5 inciso 5 del CP.
I. POLÍTICA CRIMINAL:
1. DEFINICION: Conjunto sistematizado de principios conforme a los cuales
debe el Estado organizar la lucha contra la criminalidad.
Esta no es una ciencia si no un criterio directivo de la reforma penal que debe
fundamentarse sobre el estudio científico del delincuente y de la delincuencia, de
la pena y demás medidas de defensa social contra el delito sobre esta base ha de
examinarse el derecho en vigor apreciando su adaptación, al momento presente,
su idoneidad como medio de protección social contra los criminales y como el
resultado de tal criterio proponer las mejoras reformas necesarias tanto en el
terreno de la legislación penal como en el campo penológico. Mediante este
criterio orientador se ha conseguido importantes conquistas legislativas, un
sistema especial para menores, tratamiento de delincuentes patológicos, etc.
En el desarrollo histórico de la política criminal, designación que aparece en
Alemania hacia el 1800, merece especial mención los reformadores del derecho
penal Cesar Beccaria y Hommel
2. REALIDAD SOCIAL: Existe una gran conclusión en delimitar los campos en
la política criminal. Para algunos autores es una disciplina separada, mientras que
para la mayoría está unida al DP y a la dogmática. Su objetivo fundamental sería
la critica y la propuesta de reforma del DP vigente. Esta crítica se realiza tanto
desde la dogmática como con los resultados de la investigación criminológica, de
ahí que muchas veces se haya definido como puente entre el DP y la criminología.
Por lo tanto, si la Política criminal se basa en el estudio de las condiciones que
pueden hacer el eficaz la actuación del DP, propondrá reformas al derecho
vigente tanto partiendo del conocimiento y adecuación de las normas, como de
los posibles resultados de su aplicación.
En la administración del actual Fiscal General de la República, licenciado Carlos
David de León Argueta, el M.P. pondrá en marcha una PC democrática, acorde con
los principios constitucionales, los avances del MP, la criminología, los DH, y los
acuerdos de paz, acción que se encaminará a consolidar al estado de derecho
mediante la defensa de los derechos de la ciudadanía.
La PC democrática del MP vendrá a ser la estrategia orientadora de la actividad
del MP en el territorio nacional, lo que se basará en objetivos, principios y
cualidades que permitirán guiar todas y cada una de sus acciones, expresando la
unidad de criterios frente al tema del delito, la persecución penal y el
mantenimiento de la legalidad del país
En efecto, por primera vez en la historia del MP se impulsará una política
democrática en contra del crimen y la delincuencia, p0lanteamiento que recogerá
los retos de la justicia frente a la nueva complejidad nacional y mundial y se
brindará especial atención a las tendencias del proceso de globalización.
10

Para lograr la eficiencia de la PC democrática y del MP, las cualidades y principios


de la PC buscarán que las fiscalías sean ejes centrales en la reacción democrática
frente al crimen. Asimismo que sea defensora de los principios constitucionales y
del estado de derecho.
La PC debe ser preventiva, propositiva, científica, multidisciplinaria, sistemática,
incluyente, participativa, educativa, dinámica, estable, permanente y
fortalecedora de la transferencia contra la corrupción y contra la impunidad.
Asimismo, debe ser programática, profesional, consciente y ética.
Por otro lado, la PC debe ser promotora de los consensos, la legitimidad y la
institucionalidad, consciente de la situación de los sectores sociales menos
protegidos y promotora de la paz y de la cooperación internacional.
El área de PC está conformada por un equipo de miembros del MP dirigidos y
coordinados por el FRG, a quien debe asesorar y apoyar en la definición y en la
ejecución de una política de combate al crimen de carácter democrático. La
Comisión de PC estará dirigida por un coordinador de área y tendrá con finalidad,
consolidar la coordinación con el sector justicia en materia de PC, programas y
proyectos, así como la búsqueda de soluciones a los problemas comunes.
Es importante destacar que nuestro país sigue afectado por un proceso de alta
conflictividad social, en donde se destacan los temas con el agrario y el racismo,
entre otros, a los que el MP planteará el plan Nacional de Reducción de la
Conflictividad Social.
TEMA 2:
TEORIA DEL DELITO:
La teoría del delito tiene como principal objetivo precisar el concepto de delito, ya
que este es su objeto de estudio.
Este tema es de especial importancia para el juez de paz, pues dentro del proceso
penal, es por lo general la Autoridad que recibe las actuaciones, y le corresponde
hacer la primera evaluación de los hechos, para determinar si encuadra dentro
del concepto de delito.
La teoría del delito es una construcción dogmática, que nos proporciona el camino
lógico para averiguar si hay delito en cada caso concreto.
La dogmática es un método del conocimiento, pero la delimitación de lo que hay
que conocer no es cuestión que incumba al método.
Es una elaboración teórica, lógica (no contradictoria) y no contraria al texto de la
ley; que nos permite definir cuando una conducta puede ser calificada como delito.
La dogmática jurídico-penal "establece límites y construye conceptos, posibilita una
aplicación del derecho penal segura y previsible y lo substrae de la irracionalidad,
de la arbitrariedad y de la improvisación".
A. DEFINICION DOCTRINARIA Y LEGAL DE DELITO:
1. DEFINICION DOCTRINARIA: Es la acción típica, antijurídica y culpable.
Por lo tanto la teoría del delito es parte de la ciencia del derecho penal que se
ocupa en explicar el delito en general y cuales son sus características.
2. DEFINICION LEGAL: En realidad, ni los propios tratadistas se han puesto
de acuerdo en una definición universal, el anteproyecto no contiene definición de
delito, dándose sólo los conceptos de Delito Doloso, Culposo y consumado.
De acuerdo al Artículo 11 del Código Penal, el Delito Doloso es “cuando el
resultado ha sido previsto o cuando, sin perseguir ese resultado, el autor se lo
representa como posible y ejecuta el acto.”
11

El Artículo 12 del Código Penal, indica que el Delito culposo es “cuando con
ocasión de acciones u omisiones lícitas, se causa un mal por imprudencia,
negligencia o impericia.”
El Artículo 13 indica que El delito es “consumado, cuando concurren todos los
elementos de su tipificación.”
Delito es una conducta humana individualizada mediante un dispositivo legal (tipo)
que revela su prohibición (típica), que por no estar permitida por ningún precepto
jurídico (causa de justificación) es contraria al orden jurídico (antijurídica) y que, por
serle exigible al autor que actuase de otra manera en esa circunstancia, le es
reprochable (culpable). El injusto (conducta típica y antijurídica) revela el disvalor
que el derecho hace recaer sobre la conducta misma en tanto que la culpabilidad es
una característica que la conducta adhiere por una especial condición del autor (por
la reprochabilidad que del injusto se le hace al autor).."
B. RELACION DE CAUSALIDAD: Es la acción y resultado, nexo causal dentro del
tipo objetivo, en los delitos de lesión o resultado. Tiene que determinarse la
relación para que se le pueda imputar el resultado al autor como producto de su
acción.
1. TEORIAS:
A. TEORÍA CAUSALISTA:
1) Teoría de la equivalencia de las condiciones: Todas las condiciones tienen el
mismo valor, es decir las de resultado. Una acción es causa de un resultado, es
decir que al haber resultado tuvo que darse la acción.
2) Teoría de la causalidad adecuada: No todas las condiciones son causas, sino
sólo aquellas que provocan un resultado.
3) Teoría de la relevancia típica de la causalidad: Cuando el nexo causal esté
vinculado con cierto resultado, esté contenido en cierto elemento objetivo del tipo
penal. La relevancia de la causalidad estará determinada por la existencia o no
de la voluntad delictiva dirigida a causar el resultado prohibido.
4) Teoría de la Imputación objetiva: Un resultado será imputable a una acción
toda vez que haya:
a) Elevado riesgo de producción del resultado
b) Elevación de ese riesgo no es permitida
Esta teoría es de calidad normativa y los criterios normativos de más
representación son:
c) Disminución de riesgo
d) Cursos causales hipotéticos
e) Creación o no de un riesgo jurídicamente relevante
f) Ámbito de protección de la norma
2. TEORÍA FINALISTA: Es todo comportamiento de la voluntad humana que
implica un fin. La idea esencial de esta teoría, es la voluntad que implica un fin.
Lo más importante por lo tanto es el FIN, es lo que se quiere lograr y los medios
que se ponen en marcha; se puede realizar la acción iniciándose a su vez una
acción causal sólo que este proceso causal va dirigido con una finalidad.
La teoría finalista tiene dos fases:
a. FASE INTERNA: Es en sí el pensamiento del autor, es decir piensa en el fin
como:
1) Plantearse el fin
2) Analiza los medios
12

3) Analiza los efectos concomitantes


b. FASE EXTERNA: Después de pensado y haberse propuesto el fin,
seleccionando los medios y ponderados los efectos concomitantes, el autor
EJECUTA el proceso causal y procura llegar a la meta propuesta, es decir cuando
inicia el proceso causal.
Se critica la teoría finalista porque el Derecho Penal no castiga el FIN sino los
medios o los efectos concomitantes. En los culposos el valor no está en el FIN.
3. DIFERENCIAS ENTRE LA TEORÍA CAUSAL Y LA TEORÍA FINALISTA
a. En la teoría causal el dolo y la culpa son analizados en la culpabilidad
b. En la teoría finalista el dolo y la culpa son analizados en la tipicidad.
C. SUJETOS DEL DELITO: La doctrina generalmente se refiere a dos clases de
sujetos: el primero que es, quien realiza o comete el delito y que recibe el nombre
del sujeto activo, ofensor, agente o delincuente; el segundo que es, quien sufre
las consecuencias del mismo y que recibe el nombre de sujeto pasivo, ofendido,
etc.
1. SUJETO ACTIVO: En legislaciones antiguas y principalmente en los pueblos
primitivos,, absurdamente atribuyeron capacidad delictiva a los animales y hasta
las cosas inanimadas, considerándolos y juzgándolos como sujetos activos de los
delitos imputados a los mismos. Si embargo con las legislaciones modernas eso
fue cambiando y ahora podemos decir que sujeto activo del delito es el que
realiza la acción, el comportamiento descrito en la ley. Al ser la acción un
acaecimiento dependiente de la voluntad, no puede ser atribuida ni por
consiguiente realizada, sino por una persona humana. Sujeto activo del delito es
quien lo comete o participa en su ejecución, el que o comete directamente es
sujeto activo primario y el que participa es sujeto activo secundario.
Con respecto a las personas jurídicas como sujetos activos del delito podemos
mencionar que luego de realizado el Segundo Congreso Internacional de Derecho
Penal, realizado en Bucarest, concluyeron que se debe establecer en el Derecho
Penal medidas eficaces de defensa social contra la persona jurídica cuando se
trate de infracciones perpetradas con el propósito de satisfacer el interés
colectivo de dichas personas o con recursos proporcionados por ellas y que
envuelven también su responsabilidad. Que la aplicación de las medidas de
defensa social a las personas jurídicas no debe excluir la responsabilidad penal
individual, que por la misma infracción se exija a las personas físicas que tomen
parta en la administración de los intereses de la persona jurídica. Nuestra
legislación penal vigente en art. 38 acepta la responsabilidad individual de los
miembros de las personas jurídicas, que hubieren participado en hechos
delictivos.
2. SUJETO PASIVO DEL DELITO: Sujeto que sufre las consecuencias del delito.
Es el titular del interés jurídicamente protegido, atacado por el delito, o puesto en
peligro.
D. OBJETO DEL DELITO: Es todo ente corpóreo hacia el cual se dirige la
actividad descrita en el tipo penal. Es todo aquello sobre lo que se concreta el
interés jurídico que el legislador pretende tutelar en cada tipo, y al cual se refiere
la conducta del sujeto activo. Su contenido son: las personas individuales o
jurídicas, los animales y los objetos inanimados.
E. FORMAS DE MANIFESTACIÓN DEL DELITO: La conducta humana, como
presupuesto indispensable, para la creación humana, como presupuesto
indispensable, para la creación formal de todas las figuras delictivas, suele operar
13

de dos maneras distintas ( obrar activo y obrar pasivo) , dando origen a la


clasificación de los delitos atendiendo a las formas de acción.
DE ACUERDO A LAS DOS MANERAS DE ACTUAR SE CLASIFICAN ASÍ:
1. DELITOS DE ACCIÓN O COMISIÓN: La conducta humana consiste en hacer
algo que infringe una ley prohibitiva.
2. DELITOS DE PURA OMISIÓN (OMISIÓN PURA): La conducta humana consiste
en no hacer algo, infringiendo una ley preceptiva que ordena hacer algo.
3. DELITOS DE COMISIÓN POR OMISIÓN (OMISIÓN IMPROPIA) La conducta
humana infringe una ley prohibitiva, mediante la infracción de una ley preceptiva,
es decir, son delitos de acción cometidos mediante una omisión. Ej: Una madre
que no alimenta a su hijo recién nacido, con lo que le causa la muerte.
4. DELITOS DE PURA ACTIVIDAD: Estos no requieren de un cambio en el mundo
exterior, es suficiente la condición humana. Ej: Participar en asociaciones ilícitas.
F. ELEMENTOS DEL DELITO: Se habla de dos clases de elementos: Los Positivos
que conforman al delito y los Negativos que hacen que jurídicamente no exista el
delito.
1. ELEMENTOS POSITIVOS:
a. La acción o conducta humana,
b. La tipicidad,
c. La antijuricidad o antijuridicidad,
d. La culpabilidad,
e. La imputabilidad,
f. Las condiciones objetivas de punibilidad,
g. La punibilidad.
2. ELEMENTOS NEGATIVOS:
a. Falta de acción,
b. La atipicidad o ausencia de tipo,
c. Las causas de justificación,
d. Las causas de inculpabilidad,
e. Las causas de inimputabilidad,
f. La falta de condiciones objetivas de punibilidad,
g. Las causas de exclusión de la pena o excusas absolutorias.
La legislación guatemalteca al referirse a los elementos negativos del delito lo
hace como causas que eximen de responsabilidad penal, así:
a. Causas de ínimputabilidad. Artículo 23 CP.
1) Minoría de edad,
2) Trastorno mental transitorio.
3) Causas de justificación. Artículo 24 C.P.
4) Legítima defensa,
5) Estado de necesidad,
6) Legítimo ejercicio de un derecho.
b. Causas de inculpabilidad. Artículo 25 C.P.
1) Miedo invencible,
2) Fuerza exterior,
3) Error,
4) Obediencia debida,
5) Omisión justificada.
Los elementos accidentales del delito, los trata como circunstancias que
modifican la responsabilidad penal, ya sean atenuantes o agravantes. Artículos 26
14

y 27 del Código Penal.


G. ASPECTOS NEGATIVOS DEL DELITO EN CUANTO AL INDIVIDUO Y LA
SOCIEDAD:

ASPECTO CÓDIG
POSITIVO O
(ELEMENTO) ASPECTO NEGATIVO PENAL

CONDUCTA Vis maior,


Comportamiento Vis absoluta,
humano activo u sonambulismo,
omiso generado AUSENCIA DE hipnosis
de un delito CONDUCTA sueño

TIPICIDAD No adecuación de
Adecuación de la la conducta al
conducta al tipo ATIPICIDAD tipo

ANTIJURICIDAD legitima defensa,


Contrario a estado de
derecho. Es la necesidad,
violación a la CAUSAS DE legítimo ejercicio
norma jurídica JUSTIFICACIÓN de un derecho Art. 24
IMPUTABILIDAD
Capacidad de Minoría de edad,
entender y desarrollo
querer en el intelectual
campo del CAUSAS DE retardado,
Derecho Penal INIMPUTABILIDAD trastorno mental Art. 23
Miedo invencible,
CULPABILIDAD fuerza exterior,
Reproche penal. error,
Grados: dolo, obediencia
culpa y CAUSAS DE debida, omisión
preterintencion INCULPABILIDAD justificada Art. 25
Art.
PUNIBILIDAD 280,
Amenaza legal EXCUSAS Previstas en cada 388 y
de una pena ABSOLUTORIAS tipo 476
H. CONDUCTA Y SU APECTO NEGATIVO:
1. ACCIÓN: Se llama acción todo comportamiento dependiente de la voluntad
humana. Solo el acto voluntario puede ser penalmente relevante. La voluntad
implica, sin embargo, siempre una finalidad. No se concibe un acto de la voluntad
que no vaya dirigido a un fin. El contenido de la voluntad es siempre algo que se
quiere alcanzar, es decir, un fin. De ahí que la acción humana regida por la
voluntad sea siempre una acción final, una acción dirigida a la consecución de un
fin. La acción es ejercicio de actividad final.
La dirección final de la acción se realiza en dos fases: una externa; y otra interna.-
15

En la fase interna, lo que sucede en la esfera del pensamiento del autor, éste se
propone anticipadamente a la realización del fin propuesto. Por ejemplo: realizar
un viaje de San Benito Petén a la Ciudad Capital de Guatemala. Para llevar a cabo
este fin selecciona los medios necesarios (viajar en vehículo, en bestia, avión etc).
Esta selección, sólo puede hacerse a partir del fin ya propuesto y determinado. Es
decir, solo cuando el autor está seguro de qué es lo que quiere hacer, por tanto
ya puede plantearse el problema de cómo lo quiere hacer. En esta fase interna
tiene también que considerar dicho autor los efectos concomitantes que van
unidos a los medios elegidos y a la consecución del fin que se ha propuesto, así
por ejemplo, elige el vehículo como medio de transporte para el viaje, el cual es
de gran distancia, sabe que tiene que parar en algún lado para dormir ya en la
noche, así como para llenar el tanque de combustible, comer, cubrir las
necesidades fisiológicas, etc. Pero sabe que el vehículo cuenta con una avería en
el radiador, por tanto está seguro que se le sobrecalentará ya cuando le toque
que subir las cuestas, etc.
La consideración de estos efectos concomitantes puede hacer que el autor vuelva
a plantearse la realización del fin y rechace algunos de los medios seleccionados
para su realización (así continuando con nuestro ejemplo) en vez de llevarse el
vehículo que se encuentra en malas condiciones, decide transportarse en bus
extra urbano. Pero una vez que los admita, como de segura o probable
producción, también esos efectos concomitantes pertenecen a la acción.
a. FASE EXTERNA. Pues bien, ya propuesto el fin representado mentalmente,
seleccionados los medios para su realización y ponderados los efectos
concomitantes, el autor procede a su realización en el mundo externo; pone en
marcha, conforme a un plan, el proceso causal, dominado por la finalidad, y
procura alcanzar la meta propuesta, realizando paso a paso cada acto diseñado
mentalmente.
La valoración penal puede recaer sobre cualquiera de estas fases de la acción,
una vez que esta se ha realizado en el mundo externo. Puede suceder que el fin
principal sea irrelevante desde el punto de vista penal y no lo sean los efectos
concomitantes, o los medios seleccionados para realizarlo.
Así, por ej. cuando el autor conduce un vehículo a más velocidad de la permitida,
puede pretender una finalidad absolutamente loable (llegar a tiempo al lugar de
trabajo), pero los medios empleados para ello (conducir imprudentemente un
vehículo, para llegar a tiempo con la esposa al hospital quien va a dar a luz un
bebe) o los efectos concomitantes (que se produzca la muerte de un peatón que
es atropellado en la carrera realizada) son desvalorados por la ley penal, o sea
cuando se dice que la acción final es la base del derecho penal, no se quiere dar a
entender que solo sea el fin de esa acción lo único que interesa al derecho penal,
pues este puede estar igualmente interesado en los medios elegidos para
conseguir el fin, o en los efectos concomitantes surgidos en la realización de ese
fin.-
No podrán ser delito ni el pensamiento, ni las ideas, ni la intención sino se traduce
en ACTOS
b. EXTERNOS. Hay dos clases de acción:
1) acción propiamente dicha y
2) acción por omisión
En todas las acciones las que nos interesan son las típicas.
16

a) ACCIÓN TÍPICA: especificada en la parte especial del Código Penal, estos


elementos que utiliza el código penal se llaman típicos, son para individualizar
una conducta. Aquella conducta que reúne varios requisitos se llamará por
ejemplo: parricidio. Todos esos elementos son los tipos. Para el principio de
legalidad para que se de un delito tiene que cumplirse cada uno de los tipos o
elementos que estén en el Código.
No debe confundirse que el hecho que la acción sea típica ya es un delito ya que
este es un indicio, pero nos faltan elementos como la acción antijurídica.
Hay acciones antijurídicas que no son típicas, por ejemplo, pasarse un semáforo
en rojo es antijurídico pero como no está en el Código Penal, no es típico.
b) ACCIONES TÍPICAS ANTIJURÍDICAS: Si va en contra de la norma son
acciones típicas y antijurídicas. Hay acciones típicas que no necesariamente son
antijurídicas como matar en legítima defensa, es decir está tipificado el delito de
homicidio y por ello es típica dicha acción pero es antijurídica porque fue en
legítima defensa.
I. OMISIÓN: En derecho penal, el delito omisivo aparece de una triple forma.
1. Como delito de omisión pura o propia, en los que se castiga la simple
infracción de un deber de actuar, sin más equivalen a los delitos de simple
actividad.
Ejemplo de estos delitos en los Códigos de otros países, es la omisión del deber
de impedir determinados delitos, nuestro Código Penal también los tiene.-
Dejar de promover la persecución y castigo de los delincuentes. Así también
contempla el retardo malicioso en la administración de justicia, el que es
equiparable a la conducta calificada como el no prestar la debida cooperación en
la persecución penal, por parte del particular o del funcionario público. Se
encuentra así mismo el no socorrer a alguien que se encuentra en peligro,
pudiendo auxiliarlo.
2. Como delito de omisión y resultado, en los que la omisión se vincula a un
determinado resultado, con el que se conecta normalmente; Así, por ejemplo, el
castigo por la no-prestación de la debida cooperación para la Administración de
Justicia, por parte del funcionario público, cuando resultare grave daño para la
realización de la misma;
Y los artículos del código Penal que se refieren al castigo a los funcionarios
públicos que "consintieren" el quebrantamiento de la evasión fiscal mediante la
tolerancia a la falsificación de documentos o la sustracción de caudales públicos,
entendiendo por "consentir" también el dejar hacer.
3. Como delitos impropios de omisión, o de comisión por omisión, en los que,
al igual que en los supuestos anteriores de la omisión, ésta se conecta con un
determinado resultado prohibido, pero en el tipo legal concreto, no se menciona
expresamente la forma de comisión omisiva, constituyendo, pues, un problema de
interpretación, al dilucidar cuándo la forma omisiva puede ser equiparada a la
activa, que sí se menciona expresamente en la ley.
Ejemplo: dejar morir de hambre a un niño recién nacido, no está expresamente
tipificado en ninguno de los distintos delitos contra la vida; sin embargo, todos
admiten que dicha omisión debe ser equiparada a la acción de matar y conectada
causalmente con el resultado muerte.
Aunque ello no puede ser negado, la equiparación y equivalencia de la omisión,
no mencionada expresamente en el tipo legal, a la acción en sentido estricto
descrita legalmente debe realizarse con sumo cuidado, si no se quiere lesionar el
17

principio de legalidad y el principio de intervención mínima que impide equiparar


con la misma sanción, comportamientos cualitativamente diferentes.
4. Los delitos omisivos propios. En estos delitos, el contenido típico está
constituido por la simple infracción de un deber de actuar. Paradigma de este tipo
de delitos es la omisión del deber de socorro.
En él, el deber de actuar surge, en el plano objetivo, de la presencia de una
situación típica (persona desamparada y en peligro manifiesto y grave Art.154 CP)
que exige una intervención. No socorrer, determina el cumplimiento de los
elementos objetivos del tipo de injusto de este delito omisivo, al que suelen
añadirse otros elementos que delimitan el ámbito de exigencia tal el asunto de
poder hacerlo sin riesgo propio ni de terceros.
En el ámbito subjetivo, la imputación a título de dolo requiere el conocimiento de
la situación típica y de las posibilidades de intervención que el supuesto tiene, y
el sustraerse conscientemente a pesar de ese conocimiento a la obligación de
actuar.
La imprudencia, generalmente no punible, puede surgir, tanto de la negligencia
en la apreciación de la situación típica, (creencia errónea de que no hay gravedad
en un accidente que se acaba de producir y por tanto no se apresuran los
paramédicos a hacerse presente en la escena de los hechos) o de las propias
posibilidades de intervención, como en la falta de cuidado en la ejecución de la
acción mandada.
La realización del tipo de injusto no implica, por supuesto, todavía ni la
antijuricidad ni la culpabilidad, que deberán ser examinadas, una vez tipificada la
omisión.-
5. Los delitos de omisión impropios o de comisión por omisión. Como ya se ha
dicho, una problemática especial, dentro de los delitos de omisión, presentan los
delitos llamados de comisión por omisión, o impropios de omisión.
En ellos, el comportamiento omisivo no se menciona expresamente en el tipo, que
solo describe y prohíbe un determinado comportamiento activo, pero la más
elemental sensibilidad jurídica obliga a considerar el equivalente, desde el punto
de vista valorativo, y a incluir, por tanto, también en la descripción típica del
comportamiento prohibido, determinados comportamientos omisivos, que
también contribuyen a la producción del resultado prohibido.
El comportamiento humano en sí es un poder activo, pero de no cumplir con éste
se da una omisión. La sanción se produce porque alguien hace lo prohibido, en el
caso de la omisión es dejar de hacer algo que es obligatorio, que está
reglamentado.
Cuando hablamos de omisión, no queremos decir que es no hacer nada, sino el
dejar de hacer algo en concreto. La ley nos dice que debemos hacer tal cosa y no
la seguimos, es delito de OMISIÓN. La omisión penalmente relevante será la
omisión de la acción esperada. Si la acción esperada no se da, por lo tanto se da
la OMISIÓN; es decir, que de todas las omisiones que uno pueda hacer o no hacer
la acción esperada, son acciones impuestas por la ley.
La imposición que nos pone la ley es en busca de la protección de un bien
jurídico; cuando la ley nos dice como tenemos que actuar de tal forma tenemos
que actuar para el bien público.
7. Noción: La conducta es el primero de los elementos que requiere el delito
para existir. Algunos tratadistas lo han llamado acción, hecho, acto o actividad.
18

Conducta: Es un comportamiento humano voluntario (algunas veces la conducta


humana puede tener responsabilidad imprudencial o preterintencional), activo
(acción o hacer positivo) o negativo (inactividad o no hacer) que produce un
resultado.
J. TEORIA CAUSAL DE LA ACCION: Al derecho penal le interesa las causas, que
tienen su nacimiento en la conducta humana, entre ésta y el resultado delictuoso
debe existir una relación de causa y efecto, de lo cual es fácil observarse en los
delitos de resultados --comisión o comisión por omisión--, pero en el caso de los
delitos puros de omisión se da el problema, sin embargo se indica que existe esta
relación de causalidad debido a que si no se da la ilícita inactividad del agente no
hubiera llegado a producirse el delito.
1. LA TEORÍA DE LA CAUSALIDAD, SE SUBDIVIDE ASÍ:
a. Corriente de la equivalencia de las condiciones, indicando que existe un
actuar ciego;
b. La causalidad adecuada: que indica que la eficacia intrínseca de la
condición para producir en abstracto la condición dada.
El Código Penal en su artículo 10 sigue la corriente causalista, quedando entonces
las argumentaciones sobre la causalidad adecuada, como las de la equivalencia
de condiciones (conditio sine qua non) expresado en el pensamiento causalista
del legislador.
K. TEORIAS SOCIALES DE LA CONDUCTA: La llamada teoría social de la acción,
pretendió ser un puente o posición intermedia entre las teorías causal y final. Se
basa en la afirmación de que no cualquier acción puede ser materia prohibida por
el derecho penal, sino sólo aquellas que tienen sentido social, es decir, que
trascienden a terceros, formando parte del interaccionar humano, sólo las
acciones que forman parte de esta interacción pueden interesar al derecho penal,
y no aquellas que no trascienden el ámbito individual.
Un poco más adelante dentro del planteo, se llega a sostener que sólo pueden ser
acciones con relevancia penal las que perturban el orden social y que, por
definición, deben formar parte de esa interacción.
L. ASPECTO NEGATIVO: AUSENCIA DE CONDUCTA: Puesto que el derecho penal
sólo se ocupa de acciones voluntarias, no habrá acción penalmente relevante
cuando falte la voluntad. Sucede esto en tres grupos de casos:
1. FUERZA IRRESISTIBLE. El Código Penal, en uno de sus artículos declara
exento de responsabilidad criminal al que obra violentado por una fuerza
irresistible. La fuerza irresistible es un acto de fuerza proveniente del exterior que
actúa materialmente sobre el agente.
Desde el punto de vista cuantitativo, la fuerza ha de ser absoluta de tal forma que
no deje ninguna opción para el que la sufre. Si la fuerza no es absoluta, el que la
sufre puede resistirla o por lo menos tiene esta posibilidad, no cabe apreciar esta
eximente. No es lo mismo amarrar fuertemente a una persona a un árbol
mientras duerme para impedir que cumpla con su deber (por ejemplo el guardián
de una bodega para impedir que de la alarma de robo, o el guardián de vías de
tren) que amenazarle con una pistola con la misma finalidad. En el primer caso
falta la acción, al no poder el sujeto ni siquiera manifestar su voluntad. En el
segundo caso, la voluntad existe pero está viciada en sus motivaciones. El primer
caso constituye un supuesto de fuerza irresistible que excluye la acción; el
segundo es un supuesto de vicio compulsivo que no excluye la acción al no anular
19

totalmente la voluntad, sino la antijuricidad o la culpabilidad, según se estime


existe aquí estado de necesidad o miedo insuperable.
La fuerza ha de provenir del exterior, es decir, de una tercera persona o incluso,
más dudosamente, de fuerzas naturales (en contra de esta última posibilidad, se
han pronunciado algunos doctrinarios y algunos Tribunales Supremos de otros
países, ya en reiteradas oportunidades)
La doctrina considera que los impulsos irresistibles de origen interno (arrebato,
estados pasionales) no pueden servir de base a esta eximente, porque se trata de
actos en los que no está ausente totalmente la voluntad, aunque esto no excluye
que puedan servir de base a la apreciación de otras eximentes, como la de
trastorno mental transitorio que excluyen o disminuyen la imputabilidad o
capacidad de culpabilidad.
En la práctica “la fuerza irresistible” carece de importancia, salvo raras hipótesis,
en los delitos de acción; pero es importante en los delitos de omisión (atar al
encargado de preservar la seguridad en el parque nacional Tikal, para que éste no
advierta a los pilotos de buses que transportan turistas al mismo, a efecto de
tener la posibilidad de asaltarlos al momento de que éstos lleguen al parque; atar
al encargado de guiar el tráfico aéreo para que éste no pueda advertir a los
pilotos de aviones que están por aterrizar que existe peligro en la pista, por lo que
no pueden aterrizar en ese momento, o recibir la advertencia de peligro en la
misma; o atar al guardián encargado del control de las vías de trenes para que
éste no pueda accionar el cambio de dichas vías). La consecuencia principal de la
apreciación de esta eximente es que el que violenta, empleando fuerza irresistible
contra un tercero, responde como autor directo del delito cometido, y el que actuó
violentado por la fuerza irresistible no solo no responde, sino que su actuación es
irrelevante penalmente, siendo un mero instrumento en manos de otro que es el
verdadero responsable.
2. MOVIMIENTOS REFLEJOS. Los movimientos reflejos tales como las
convulsiones epilépticas o los movimientos instintivos de defensa, no constituyen
acción, ya que el movimiento no está en estos casos controlado por la voluntad.
Hay estudios científicos que actualmente han determinado que las glándulas que
conocemos con el nombre de “las Amígdalas” tienen la funcionalidad de ordenar
la acción del movimiento reflejo del ser humano ante un ataque que amerite
respuesta inmediata y que no de tiempo a la reflexión cerebral. El estímulo del
mundo exterior es percibido por los centros censores del cerebro que lo trasmiten,
sin intervención de la voluntad, directamente a los centros motores. Desde el
punto de vista penal no actúa quien en una convulsión epiléptica deja caer un
valioso jarrón que tenía en ese momento en la mano, o quien aparta la mano de
una placa al rojo vivo rompiendo con ello un valioso objeto de cristal, o el que en
el sueño profundo y en la convulsión epiléptica toma del cuello a la pareja y la
estrangula. Distintos de los movimientos reflejos son los actos en "corto circuito",
las reacciones impulsivas o explosivas, en los que la voluntad participa, así sea
fugazmente, y que por lo tanto no excluyen la acción.
3. ESTADOS DE INCONSCIENCIA. También falta la acción en los estados de
inconsciencia, tales como el sueño, el sonambulismo, la embriaguez letárgica, etc.
En estos casos los actos que se realizan no dependen de la voluntad y, por
consiguiente, no pueden considerarse acciones penalmente relevantes. Se discute
si la hipnosis puede dar lugar a uno de estos estados. La opinión dominante se
inclina por la negativa, aunque teóricamente no está excluida la posibilidad de
20

que el hipnotizador llegue a dominar totalmente al hipnotizado, sobre todo si éste


es de constitución débil, surgiendo en este caso una situación muy próxima a la
fuerza irresistible.-
Aunque en los estados de inconsciencia falta la acción, pueden ser penalmente
relevantes, si el sujeto se ha colocado voluntariamente en dicho estado para
delinquir (el encargado del control del tráfico aéreo, el encargado de la seguridad
en el parque nacional Tikal, o el guardián del cambio de vías de tren al que nos
referíamos con anterioridad) se emborrachan hasta quedar dormidos para
provocar intencionadamente un choque de trenes, o de aviones, o que lleguen los
turistas para ser asaltados más adelante, llegan a ese estado por negligencia (el
indicado guardia se queda dormido y no cambia a tiempo las vías, provocando el
choque de trenes, o el del aeropuerto causa un choque de aviones, o bien, el del
parque, pierde la conciencia y no avisa a los transportista que hay unos
asaltantes esperándoles en dicho parque). En estos casos llamados "actiones
liberae in causa" lo relevante penalmente es el actuar procedente. El problema de
las "actiones liberae in causa" es, sin embargo, muy compleja.
M. TIPICIDAD Y SU ASPECTO NEGATIVO:
1. TIPO: La diversidad de formas de aparición que adoptan los
comportamientos delictivos impone la búsqueda de una imagen conceptual lo
suficientemente abstracta como para poder englobar en ella todos aquellos
comportamientos que tengan unas características esenciales comunes. Esta
figura puramente conceptual es el tipo.
Tipo es, por tanto, la descripción de la conducta prohibida que lleva a cabo el
legislador en el supuesto de hecho de una norma penal. tipicidad es la cualidad
que se atribuye a un comportamiento cuando es subsumible en el supuesto de
hecho de una norma penal.
2. EL TIPO TIENE EN DERECHO PENAL UNA TRIPLE FUNCIÓN:
a. una función seleccionadora de los comportamientos humanos penalmente
relevantes.
b. una función de garantía, en la medida que solo los comportamientos
subsumibles en él pueden ser sancionados penalmente.
c. una función motivadora general, por cuanto con la descripción de los
comportamientos en el tipo penal el legislador indica a los ciudadanos qué
comportamientos están prohibidos y espera que con la conminación penal
contenida en los tipos, los ciudadanos se abstengan de realizar la conducta
prohibida, a la que se le puede llamar como “la materia de prohibición”.
TEMA 3:
A. PRINCIPIOS GENERALES DE LA TIPICIDAD: La tipicidad se encuentra apoyada
en el ordenamiento jurídico y en especial en los preceptos constitucionales y
estos principios supremos constituyen una garantía de legalidad.
1. NULLUM CRIMEN SINE LEGE. NO HAY DELITO SIN LEY (INDUBIO PRO REO).
2. NULLUM RIMEN SINE TIPO. NO HAY DELITO SIN TIPO.
3. NULLUM POENA SINE TIPO. NO HAY PENA SIN TIPO.
4. NULLUM POENA SINE CRIMEN. NO HAY PENA SIN DELITO.
5. NULLUM POENA SINE LEGE. NO HAY PENA SIN LEY.
Las garantías constitucionales garantizan al sujeto su libertad en tanto no exista
una norma o tipo que establezca el comportamiento que se pudiera imputar.
B. CLASIFICACIÓN DE LOS TIPOS:
Clasificación de los tipos
21

Los tipos presentan características distintas de acuerdo con su estructura, con el


sujeto activo al cual se refieren, con el bien jurídico que buscan proteger o con el
alcance de la conducta que describen.
1. DIIVISIÓN DE LOS TIPOS EN RELACIÓN CON SU ESTRUCTURA
Si nos atenemos a su estructura formal, los tipos penales pueden ser básicos,
especiales y subordinados; elementales y compuestos; autónomos y en blanco.
a. Tipos básicos, conocidos igualmente como fundamentales son aquellos en
los que se describe de manera independiente un modelo de comportamiento
humano y, por esa razón, se aplican sin sujeción a ningún otro. Por lo regular,
estos tipos encabezan cada uno de los capítulos del código y constituyen su
espina dorsal; de esta especie son el homicidio simple y el hurto.
b. Son especiales aquellos tipos que, además de los elementos propios del
básico contienen otros nuevos o modifican requisitos previstos en el tipo
fundamental; por eso se aplican con independencia de este. Es ejemplo de éste,
el hurto de uso respecto del hurto propiamente dicho
c. Llámense subordinados o complementados los tipos que, refiriéndose a uno
básico o especial, señalan determinadas circunstancias o aspectos que cualifican
la conducta, los sujetos o el objeto descrito en estos; por esa razón no pueden
aplicarse en forma independiente; su vida jurídica depende de la del tipo básico o
especial al cual se refieren y los efectos de su aplicación se reflejan solo en el
momento procesal de la imposición de la pena de esta clase son el homicidio
agravado y el hurto cualificado.
Tanto los tipos especiales como los subordinados pueden ser privilegiados o
agravados; aquellos prevén una sanción más leve que la de los básicos o los
especiales de los básicos o los especiales, y estos, una de mayor gravedad Debe
advertirse que esta clasificación supone que en las tres categorías precedentes
(tipos básicos, especiales y subordinados) se tutela el mismo bien jurídico; son,
pues, formas diversas de protección de idéntico interés fundamental.
d. Con el nombre de elementales calificamos aquellos tipos que solo describen
un modelo de comportamiento; se distinguen porque tienen apenas un verbo
rector; son de esta categoría la fuga de presos y la violación carnal.
e. Compuestos son los tipos que describen una pluralidad de conductas cada
una de las cuales podría conformar un tipo distinto aunque referido al mismo bien
jurídico; se identifican sin mayor dificultad porque tienen varios verbos rectores;
pertenecen a esta categoría la concusión y el falso testimonio
f. Son tipos autónomos aquellos que describen un modelo de comportamiento
al cual puede adecuarse directa o inmediatamente la conducta del actor, sin que
el intérprete deba acudir al mismo o a otro ordenamiento jurídico para completar
su significado; de esta especie son, entre otros, el secuestro y el aborto
g. Llámense tipos en blanco aquellos cuya conducta no está integralmente
descrita en cuanto el legislador se remite al mismo o a otro ordenamiento jurídico
para actualizarla o precisarla; mientras tal concreación no se efectúe, resulta
imposible realizar el proceso de adecuación típica. Desde el punto de vista
estrictamente formal, pueden ser completos o incompletos; pero sustancialmente
muestran un vacío conceptual que ha de ser llenado por otra disposición legal;
son como cheques en blanco que esperan ser completados en su confección para
que tengan valor pleno; todos ellos contienen ingredientes normativos de carácter
jurídico.
22

En la elaboración de esta clase de tipos ha de tener especial cuidado el legislador,


pues se corre el riesgo de que su norma integradora (generalmente proveniente
del ejecutivo) no tenga suficiente claridad o de que sea modificada
frecuentemente, con eventual violación del principio de tipicidad.
2. DIVISIÓN DE LOS TIPOS EN RELACIÓN CON EL SUJETO ACTIVO
Si nos atenemos al número de agentes que se requieren para la realización de la
conducta típica, los tipos se dividen en mono-subjetivos y pluri-subjetivos.
Son mono-subjetivos aquellos tipos que describen conductas realizables por una
sola persona; así, el prevaricato y el abuso de confianza.
Tipos plurí-subjetivos son los que exigen la presencia de por lo menos dos
personas para la realización de la conducta en ellos descrita; tal la rebelión y el
concierto para delinquir. En cuanto a la calidad de los actores, divídanse los tipos
en: de sujeto activo indeterminado y de sujeto activo cualificado.
Llámense tipos de sujeto activo indeterminado, aquellos en los; que no se exige
ninguna condición especial para ejecutar la conducta en ellos descrita; para
referirse a tales sujetos el legislador suele emplear palabras como "el que" o
"quien"; de esta categoría son la inducción a la prostitución y la extorsión.
Por tipos de sujeto activo cualificado se conocen los que requieren del sujeto
agente una cualidad o categoría especial, sin la cual la conducta no es típica o se
adecua a otro tipo penal; dicha cualificación puede ser natural, jurídica o
profesional; la primera se relaciona con la edad, el sexo o cualquiera otra
condición bio-síquica del actor, como en caso del aborto en cuanto solo puede
ser cometido por una mujer embarazada; la segunda se refiere a una condición
personal con relevancia jurídica inmediata, como la de ser funcionario o empleado
público (peculado, cohecho), la última dice relación a la actividad profesional que
debe desarrollar el sujeto activo, como la condición de comerciante reclamada en
la quiebra fraudulenta.
3. DIVISIÓN DE LOS TIPOS EN RELACIÓN CON EL BIEN JURÍDICO TUTELADO.
Desde este punto de vista los tipos penales pueden ser simples y complejos, de
lesión y de peligro.
a. Con el nombre de tipos simples o mono-ofensivos se conocen aquellos en
los que el legislador quiso tutelar un solo bien jurídico; tales el hurto, en el que se
pretende velar por el derecho de propiedad privada, y el homicidio, mediante el
cual se busca amparar el derecho a la vida.
b. Complejos o pluriofensivos se llaman, en cambio, los tipos que pretenden
amparar simultáneamente varios bienes jurídicos; quien realiza la conducta en
ellos prevista afecta, pues, al propio tiempo, una pluralidad de intereses. En el
incendio de cosa mueble o inmueble por ejemplo. se está lesionando el bien
jurídico de la propiedad de quien tiene el dominio sobre la cosa quemada, pero
igualmente se está atentando contra la integridad colectiva por el peligro que
para el conglomerado social representa un incendio.
c. Tipos de lesión son los que protegen bienes jurídicos cuya integridad
desaparece o sufre mengua con la conducta del agente; de esta categoría son el
homicidio, pues que quien da muerte a otro destruye el bien jurídico de la vida, y
el hurto, en cuanto quien sustrae cosa ajena disminuye el patrimonio económico
de la persona afectada.
d. Son tipos de peligro los que describen conductas cuya ejecución apenas
amenaza o pone en peligro el bien jurídico que se ha querido proteger; se trata
por lo regular de intereses colectivos de tal importancia que e legislador no
23

espera a que sean destruidos para sancionar al infractor, sino que los defiende
incluso de conductas que tengan poder suficiente para afectarlos; en estos casos
basta, pues, que el comportamiento del actor sea idóneo para amenazar el bien
Jurídico, sin que se requiera que efectivamente lo haya lesionado; el
envenenamiento o contaminación de aguas o sustancias destinadas a la
alimentación es claro ejemplo de esta especie de tipos penales; ellos sancionan la
conducta de quien pone en peligro la vida del grupo social por el solo hecho de
contaminar aguas o sustancias alimenticias, sin esperar a que el consumo de
estas o aquellas pueda causar real daño.
4. DIVISIÓN DE LOS TIPOS EN RELACIÓN CON SU CONTENIDO
Esta clasificación se refiere a los diversos aspectos a que da lugar la técnica
empleada por el legislador para describir los modelos de comportamiento
susceptibles de sanción penal. Por este aspecto divídanse los tipos en las
siguientes especies: de mera conducta y de resultado; de conducta instantánea y
de conducta permanente; de acción y de omisión; abiertos y cerrados.
a. Tipos de mera conducta son los que describen como punible el simple
comportamiento de! agente, independientemente de sus consecuencias; de esta
especie es el falso testimonio, pues sanciona la conducta del actor por el solo
hecho de afirmar una falsedad o de negar o callar lo que es verdad, sin que se
requiera que tal actitud ocasione determinadas consecuencias.
b. Tipos de resultado son aquellos en los que se exige expresa o tácitamente
que !a conducta descrita produzca determinado efecto; adviértase que el
concepto de resultado o efecto llamado evento por los italianos ha de entenderse
en sentido naturalístico y no jurídico, vale decir como una modificación del mundo
exterior. La violación carnal y las lesiones personales son ejemplos de esta
especie porque !a primera supone la penetración de elemento extraño en el
órgano sexual del sujeto pasivo y la segunda. modificación dañosa de la
integridad biosíquica.
Aunque generalmente basta la producción de un solo resultado para que la
conducta pueda subsumirse en esta clase de tipos legales, algunas veces es
necesario ocasionar varios efectos; en esta hipótesis se habla de tipos de
rebultado plurimo o de doble resultado; tal el caso del homicidio preterintencional.
en que el actor causa una lesión (primer resultado) de la cual se deriva la muerte
del sujeto pasivo» (segundo resultado) o el de la modalidad abortiva, cuyas dos
consecuencias son la lesión corporal inferida a la mujer embarazada y el daño
ocasionado al feto.
Esta división —tipos de mera conducta y de resultado— tiene consecuencias
jurídicas que dicen relación con el momento consumativo del delito, con el
fenómeno de la prescripción, con la competencia territorial referida al lugar de la
comisión del hecho y con el desarrollo de la acción en punto a tentativa.
c. Tipos de conducta instantánea son aquellos en los que la realización del
comportamiento descrito se agota en un solo momento; esta categoría puede
comprender tipos de mera conducta como la injuria, o de evento como el
homicidio, sin que en este último caso importe que el resultado (muerte) se
produzca inmediatamente después de ejecutada la conducta o en un momento
posterior, siempre que en este caso haya relación causal entre la acción y su
resultado.
d. Tipos de conducta permanente son aquellos en los que el comportamiento
del agente se prolonga en el tiempo, de tal manera que su proceso consumativo
24

perdura mientras no se ponga fin a la conducta en estos casos, dice PANNAIN, se


ocasiona la lesión de un bien jurídico que se produce en un momento dado y que
se prolonga en el tiempo a partir del momento inicial de la lesión. El concierto
para delinquir y el secuestro son ejemplos de esta especie en el primero, la
conducta típica se mantiene en tanto haya asociación con animo delincuente, y
en el segundo, permanece todo el tiempo en que el sujeto pasivo se halle a
merced del actor.
Esta distinción tiene importancia en los siguientes casos: para la aplicabilidad o
no de la ley penal nacional; para adscribir competencia judicial, para determinar a
fecha desde la cual deba empezar a contarse la prescripción del delito; para fijar
el momento desde el que ha de comenzarse a contar el término hábil para la
presentación de la querella en aquellos delitos que la exijan; y para definir cuál es
la ley aplicable cuando ha entrado a regir una distinta de aquella que estaba en
vigor al comenzar la conducta.
e. Tipos de acción son los que describen un comportamiento positivo que ha
de exteriorizarse mediante actos sensorialmente perceptibles como dar muerte a
alguien, prender fuego a bien mueble o inmueble o destruir instalaciones
telegráficas.
f. Entendemos por tipos de omisión aquellos en los que se describe una
conducta negativa, vale decir, un no hacer penalmente relevante adviértase, sin
embargo, que no cualquier actitud negativa configura la omisión típica, sino el no
actuar cuando se tenía la obligación jurídica de hacer algo; tal la situación del
agente de la fuerza pública que rehúsa prestar el apoyo solicitado por autoridad
civil o la de quien se niega a socorrer a persona "herida o en peligro de muerte o
de grave daño a su integridad personal".
Es necesario distinguir esta omisión pura o propia de la llamada impropia, que,
referida a un tipo de acción con evento, implica simplemente inactividad como
medio para lograr un resultado susceptible de obtenerse ordinariamente
mediante conducta positiva; como cuando la madre decide ocasionar la muerte
de su hijo recién nacido absteniéndose de alimentarlo. Se dice en estos casos que
el actor incurre en delito de comisión por omisiones.
g. Son tipos abiertos los que describen escuetamente la conducta o mencionan
solamente el resultado, sin precisar en el primer caso las circunstancias en que tal
conducta ha de realizarse, ni indicar en el segundo la modalidad del
comportamiento que ha de producirlo. De esta categoría son, entre otros, la
falsificación de moneda y el incesto.
h. Cerrados son, en cambio, aquellos tipos que concretan las circunstancias de
modo, tiempo o lugar en que la conducta debe realizarse o señalan no solamente
el resultado del comportamiento descrito sino también la forma como debe
producirse; pertenecen a esta especie el estupro y la violación de derechos
políticos.
C. ASPECTO NEGATIVO: ATIPICIDAD: Entendemos por atipicidad el fenómeno en
virtud del cual un determinado comportamiento humano no se adecua a un tipo
legal
1. CLASES DE ATIPICIDAD: Distínganse dos modalidades de este fenómeno: la
primera, conocida como atipicidad relativa, se caracteriza porque la conducta
realizada no se subsume plenamente en un tipo penal determinado por ausencia
de al menos uno de sus elementos constitutivos. La segunda implica realmente
inexistencia de un tipo penal que describa la conducta en examen, y suele
25

denominarse atipicidad absoluta. Examinaremos brevemente el alcance de ambos


fenómenos.
a. Atipicidad relativa. La falta de adecuación típica que distingue este
fenómeno puede referirse a uno cualquiera de los elementos que integran el tipo,
así: los sujetos, la conducta o el objeto.
Habrá atipicidad relativa en relación con los sujetos —activo o pasivo— cuando el
hecho descrito en la ley penal es realizado por persona que no reúne las
condiciones señaladas en el tipo, o cuando el titular del bien jurídico vulnerado
tampoco presenta dichas calidades. Un ejemplo de la primera hipótesis se daría
cuando un particular obtiene el concurso de la fuerza pública para consumar acto
arbitrario o injusto; tal comportamiento es atípico, exige que el agente sea
"empleado oficial". Ejemplo de la segunda hipótesis podría ser la realización del
acceso carnal sobre persona mayor de catorce años con su consentimiento; en
este caso la atipicidad se deriva de que limita la edad del sujeto pasivo a catorce
años.
La atipicidad será relativa respecto de la conducta, cuando el comportamiento del
actor no puede subsumirse dentro de un determinado tipo penal por falta de un
elemento descriptivo o normativo señalado en dicho tipo; ha de advertirse que al
mencionar el elemento descriptivo de la conducta típica nos referimos igualmente
a una cualquiera de las circunstancias modales, temporales o espaciales que
integran tal elemento. En estas condiciones sería atípica la conducta de quien,
para su propia satisfacción, induce a la prostitución a persona honesta.
Finalmente, habrá atipicidad relativa en relación con el objeto material cuando
este no reúne las características señaladas en el respectivo tipo, como cuando
alguien causa daño a un animal de su propiedad, cuando la conducta no lo
vulnera como en la falsedad inocua.
Puede considerarse también como forma de atipicidad relativa la que surge de la
producción de un resultado típico derivado de caso fortuito o fuerza mayor no
predicable de conducta humana, lo mismo que la inacción”.
b. Atipicidad absoluta. Supone este fenómeno que la conducta examinada no
sea subsumible en ningún tipo penal porque no está en absoluto descrita en la ley
como hecho punible. Hay, pues, en este caso una verdadera ausencia de tipo y,
por ende, imposibilidad de aplicar sanción alguna, de conformidad con el principio
según el cual no hay delito sin tipicidad.
"La no incriminación de un hecho por ausencia total de tipo que la describa es, de
otra parte homenaje a la libertad ciudadana en los Estados democráticos, puesto
que permite al hombre realizar cualquier actividad sin temor de que por ella
pueda ser objeto de represión punitiva, en tanto tal conducta no esté previamente
descrita como ilícita en la ley".
2. ANTIJURICIDAD Y SU ASPECTO NEGATIVO: Formalmente se dice que
antijuricidad es la relación de oposición entre la conducta humana y la norma
penal o bien la contradicción entre una conducta concreta y un concreto orden
jurídico-penal establecido previamente por el Estado.
a. Materialmente se dice que es la acción que encierra una conducta antisocial
que tiende a lesionar o a poner en peligro un bien jurídico tutelado por el Estado.
b. Con el tercer aspecto, (en sentido positivo) es un juicio de valor por el cual
se declara que la conducta no es aquella que el Derecho demanda y en sentido
contrario (negativo), es el juicio desvalorativo que un juez penal hace sobre una
acción típica, en la medida en que ésta lesiona o pone en peligro, sin que exista
26

una causa de justificación, el interés o bien jurídicamente tutelado.


Es el juicio negativo de valor que recae sobre un comportamiento humano y que
indica que este comportamiento es contrario a las exigencias del ordenamiento
jurídico. Sólo los que están descritos en el tipo porque no siempre será
antijurídica aunque sea típico. La antijuricidad es un concepto unitario válido para
todo el ordenamiento jurídico, de tal forma que lo que es antijurídico en una rama
del derecho lo es también para las restantes ramas del ordenamiento jurídico.
Sin embargo, no todo comportamiento antijurídico es penalmente relevante. Por
imperativo del principio de legalidad y de la idea de seguridad y certeza jurídicas
solo los comportamientos antijurídicos que, además, son típicos pueden dar lugar
a una reacción jurídico penal.
D. CLASES DE ANTIJURICIDAD FORMAL Y ANTIJURICIDAD MATERIAL: A la simple
contradicción entre una acción y el ordenamiento jurídico se le llama antijuricidad
formal. La antijuricidad no se agota, sin embargo, en esta relación de oposición
entre acción y norma, sino que tiene también un contenido material reflejado en
la ofensa al bien jurídico que la norma quiere proteger. Se habla en este caso de
antijuricidad material.
Antijuricidad formal y material no son sino aspectos del mismo fenómeno. Una
contradicción puramente formal entre la acción y la norma no puede ser calificada
de antijurídica, como tampoco puede ser calificada como tal la lesión de un bien
que no este protegido jurídicamente.
La esencia de la antijuricidad es, por consiguiente, la ofensa a un bien jurídico
protegido por la norma que se infringe con la realización de la acción.
En la medida en que no se de esa ofensa al bien jurídico no podrá hablarse de
contradicción entre la norma y la acción.
La falsificación de la firma de un personaje famoso por puro pasatiempo o la
confección de una letra de cambio con fines didácticos, etc., no constituye una
acción antijurídica de falsedad material, ya que el bien jurídico protegido en este
delito, la seguridad en el tráfico fiduciario, no se ve afectada por estos hechos
(sobre el concepto de bien jurídico)
E. ASPECTO NEGATIVO: CAUSAS DE JUSTIFICACIÓN O LICITUD: En la doctrina
científica del Derecho Penal, las causas de justificación son el negativo de la
antijuricidad o antijuricidad como elemento positivo del delito, y son aquellas que
tienen la virtud de convertir en lícito un acto ilícito, es decir, que cuando en un
acto delictivo aparece una causa de justificación de lo injusto, desaparece la
antijuricidad del delito (porque el acto se justifica), y como consecuencia se libera
de responsabilidad penal al sujeto activo.
El ordenamiento jurídico no solo se compone de prohibiciones sino también de
preceptos permisivos o permitidos que autorizan realizar un hecho humano, en
principio, prohibido, pero tolerable y aceptable por las circunstancias en que éstos
llegan a suceder.
En derecho penal la existencia de un hecho típico supone la realización de un
hecho prohibido, por cuanto que el tipo constituye o describe la materia de
prohibición, es decir, aquel o aquellos hechos que el legislador quiere evitar que
realicen los ciudadanos.
Pero en algún caso concreto el legislador permite ese hecho típico, en cuanto hay
razones políticas, sociales y jurídicas que así lo aconsejan.
En estos casos, el indicio que pueda existir de la antijuricidad que supone la
tipicidad queda desvirtuado por la presencia de una causa de justificación.-
27

En otras palabras, por la existencia de una causa de exclusión de la antijuricidad


en el hecho, convierte este en sí en un acto típico, pero es un hecho
perfectamente licito y aprobado por el ordenamiento jurídico. A diferencia de lo
que sucede con las causas de inculpabilidad, las de justificación no solo impiden
que se pueda imponer una pena al autor de un hecho típico, sino que convierten
ese hecho en lícito, aprobado por el ordenamiento jurídico.-
De ello se derivan importantes consecuencias:
a. Frente a un acto justificado no cabe legitima defensa, ya que esta supone
una agresión antijurídica.-
b. La participación (inducción, cooperación, etc.) en un acto justificado del
autor está también justificada dicha participación (sobre la autoría mediata)
c. Las causas de justificación impiden que al autor del hecho justificado pueda
imponérsele una medida de seguridad o cualquier tipo de sanción, ya que
su hecho es lícito en cualquier ámbito del ordenamiento jurídico.
d. La existencia de una causa de justificación exime de la comprobación por
parte de la autoridad de la culpabilidad del autor, ya que la culpabilidad solo
puede darse una vez comprobada la existencia de la antijuricidad.
e. El ámbito de las causas de justificación se extiende hasta donde llega la
protección normativa del bien que, por renuncia de su titular o por mayor
importancia de otro, se permite atacar. Toda extralimitación en el ejercicio
de una causa de justificación o lesión de un bien extraño será, por lo tanto,
antijurídica.
F. CAUSAS DE JUSTIFICACIÓN
1. PRINCIPIOS GENERALES: Las causas o los fundamentos de la justificación se
encuentran en todo el Ordenamiento Jurídico, es así indiferente que la realización
de la acción típica esté autorizada por el derecho civil, administrativo o penal. Por
ejemplo, el derecho de retención que también rige en materia civil.
La principal característica de la causa de justificación, es que excluye totalmente
la posibilidad de toda consecuencia jurídica: no solo la penal, sino también la civil,
administrativa etc., no solo respecto al autor, sino también a quienes le han
ayudado o inducido, a diferencia de las de inculpabilidad y las excusas legales
absolutorias, en las cuales subsiste la responsabilidad civil y la responsabilidad de
los partícipes.
Para autores como Bacigalupo y Jescheck el número de causas de justificación
no quedará nunca cerrado, es decir que por ley no podrán limitarse y definirse las
causas de justificación posibles, por el contrario, lo que fundamenta la calidad de
una circunstancia como causa de justificación, es la decisión referente a que esa
circunstancia debe tratarse bajo las reglas de las causas de justificación.
La existencia de una causa de justificación depende de la concurrencia de los
elementos objetivos y subjetivos de las mismas: el elemento objetivo se refiere a
la existencia real de la situación objetiva justificante y el elemento subjetivo al
conocimiento de la existencia de la situación objetiva justificante y el querer
ejercer el derecho de esa causa de justificación.

2. LEGITIMA DEFENSA. Definición, Naturaleza y Fundamento:


Dentro de este apartado vamos a enunciar las principales características que
tanto la legislación como la doctrina señalan sobre este instituto, pero con mayor
relevancia expondremos el por qué de su existencia, es decir, como se justifica
que esta figura, que excluye la antijuridicidad de la acción y que por tanto
28

exonera por completo de responsabilidad penal sea una constante en todos los
ordenamientos, tanto los mas conservadores como los de avanzada, debiendo
anotar además que esta institución se remonta incluso hasta el Derecho Natural.
En pocas palabras Wetzel señala que “el Derecho no tiene por qué ceder ante lo
injusto”.
Asimismo, se indica por la doctrina que la legítima defensa transforma lo
típicamente injusto en justo.
Podríamos continuar transcribiendo expresiones que intentan definir que es en el
fondo, esta causa de justificación. No obstante, podemos afirmar que es un tipo
permisivo que se aplica cuando se presenta una situación determinada, que reúne
todas las características que el mismo exige, excluye la antijuridicidad de la
acción, por lo que lejos de violar el derecho el acto lo reafirma y defiende.
Siempre será una conducta referida a evitar o repeler la agresión ilegítima de que
se es objeto. Más adelante expondremos en detalle cuáles son esas
características que el hecho debe reunir para que opere la legítima defensa, y
sobre todo qué es agresión ilegítima.
Lo dicho hasta ahora, no difiere para el tratamiento de las demás causas de
justificación que conoce la doctrina y que nuestra legislación acoge.
Específicamente, en cuanto al particular que ahora nos ocupa se ha señalado
como su fundamento, que nadie está obligado a soportar lo injusto, por lo que la
legítima defensa se presenta cuando el sujeto se ve obligado a defender sus
bienes jurídicos porque el Estado no puede concurrir a tiempo en su defensa.
De modo entonces, que ante una situación conflictiva el sujeto puede actuar
legítimamente porque el Estado no tiene otra forma de garantizarle el ejercicio de
sus derechos, la protección de esos bienes jurídicos. Debe entonces de tratarse de
una situación en la cuál dicha protección no puede ser suministrada de otra
manera, de ahí que Zaffaroni hable de la “naturaleza secundaria de la legítima
defensa”.
Refiriéndose a la fundamentación filosófica de la legitima defensa Antonio
Quintano Ripollés hace un breve recorrido sobre las diferentes visiones que se le
han dado, las cuales vale la pena retomar a efecto de tener un marco más amplio
para el posterior desarrollo de la misma: “ En el Derecho y la práctica
germánicos, la legítima defensa sufrió deformaciones que amenazaron en
convertir su ejercicio excepcional y supletorio en una regresión a los tiempos de la
justicia privada, confundiéndose el derecho con el deber de “venganza de la
sangre” .....En la dialéctica hegeliana de las tesis y las antítesis se anunció de la
siguiente manera: siendo el delito (agresión) la negación del derecho, la defensa
al ser negación de la negación, venía a afirmarlo. Abundando en estas ideas otro
gran jurista alemán, Binding, consideró tal derecho de defensa como originario, es
decir, no derivado de una presunta delegación del Estado por imposibilidad de
socorro inmediato, ficción grata a la doctrina clásica italiana. Como excepcional
puede ser considerada en la filosofía alemana la actitud de Kant de estimar a la
legítima defensa como intrínsecamente injusta, impune por consideraciones
utilitarias.”
Podría parecer innecesario recalcar la calidad justificante de la legítima defensa,
pero no son pocos los casos en que se escucha que excluye el dolo, o bien que es
una eximente o una causal de exculpación. La legítima defensa actúa en el nivel
de la antijuridicidad del injusto, por lo que la tipicidad como tal subsiste, aunque
no se puede hacer el juicio de reproche porque el injusto quedó incompleto y no
29

tiene sentido analizar lo referente a culpabilidad, es decir, resulta innecesario


llegar hasta ese nivel.
Consideramos que con estas acotaciones hemos reseñado sobre todo cuál es el
fundamento de esta causa de justificación. Al intentar definirla hemos admitido
que en el fondo lo que existe es un estado de necesidad ante el cual el sujeto que
se enfrenta a la situación de conflicto debe actuar, con esto surge desde ahora la
necesidad de delimitar la aplicación de ambos tipos permisivos: a saber, el
estado de necesidad y la legítima defensa.

3. EL ESTADO DE NECESIDAD: Para exponer la presente causal de


justificación, al igual que el caso de la legítima defensa, debemos
empezar por definir un poco su concepto y justificación.
El Dr. Rodríguez Devesa sostiene que El Código Penal Español no contiene una
definición de lo que es Estado de Necesidad, por lo que señala que hay una
definición que parece aceptada en doctrina que considera que consiste en una
situación de tal índole que no hay otra opción que lesionar un bien jurídico de
otra persona (o infringir un deber) o sufrir la destrucción de un bien jurídico propio
(o dejar de cumplir otro deber, si de colisión de deberes se trata).
Su justificación para algunos autores está en que el principio de que necesidad
carece de ley, pues lo ineluctable cae fuera de las normas ordinarias que regulan
la conducta humana tanto de orden moral, como jurídico. De este modo se trata
de una pugna de intereses que nace de una situación de hecho que no implica
licitud inicial, de ahí que el agente puede reaccionar de igual modo frente a lo
lícito y lo ilícito.
Debe aclararse el concepto de necesidad y sus implicaciones. Existe necesidad en
casos extremos, y estos casos se fijan mediante un proceso abstracto en el que se
toma en consideración la naturaleza misma del interés jurídico que se trata de
salvar en sacrificio del otro, así por ejemplo la vida es el bien jurídico superior a
todos los individuales, y además la índole concreta del peligro que surge en la
colisión con el bien jurídico que se sacrifica.
Cita el autor Quintano que se han dado muchas justificaciones filosóficas y
jurídicas sobre la existencia del estado de necesidad, ubicándolo como algo ajeno
al derecho, o como algún resabio de la naturaleza primitiva del hombre, o bien
producto de la debilidad humana, a quien no se le puede exigir heroísmo. Todas
estas justificaciones son de índole subjetiva, y harían parecer estas situaciones
como exculpantes y no como justificantes. Por lo que la doctrina moderna le da un
sustento objetivo, partiendo de Hegel, con la afirmación de que la “la colisión de
derechos crea Derecho”, sea que la base objetiva de que se parte es la pugna
entre derechos e intereses.
Lo anterior, demuestra que el Estado de Necesidad no siempre ha sido aceptado
como eximente, y para ello se parte e dos razones: Unas veces la impunidad ha
sido otorgada por una razón subjetiva que toma en cuenta el ánimo del autor, y
otra es tomada en cuenta un criterio objetivo de los bienes en juego, y el mayor
interés que tiene el Derecho en el bien jurídico defendido por el autor.
Los anteriores conceptos y otros que enmarcan la figura, se encuentran recogidos
en nuestro Derecho en el artículo 24 inciso 2) del Código Penal. Seguidamente,
se desarrollan los requisitos que exige la ley para que se configure el Estado de
Necesidad:
30

4. LEGÍTIMO EJERCICIO DE UN DERECHO. En cuando al ejercicio legítimo de un


derecho que también contempla la norma que exponemos, debemos empezar
por diferenciarlo del cumplimiento de un deber legal pues en ocasiones se utilizan
indistintamente o se confunden. La principal distinción radica en que respecto del
deber legal el sujeto no tiene opción y debe actuar conforme se lo exige la ley,
mientras que quien ejerce un derecho tiene la facultad de renunciar a ese
ejercicio, es decir ante un derecho legítimo la persona puede hacer o no uso de él.
De modo que la causal de justificación operaría en el tanto se haga uso del
derecho.
El ejercicio del derecho debe ser legítimo, lo cual implica que los medios por los
cuales se hace valer deben ser los prescritos por el Ordenamiento, dichos medios
no deben ser constitutivos de delito. Por otro lado ese ejercicio tampoco es
ilimitado y hay ciertas esferas de la convivencia social que deben respetarse,
como por ejemplo la reservada a las tribunas. Así, aunque haya sido víctima de
un robo no estoy facultado para recuperar mis bienes a matar o herir al
receptador.
Dentro de esta causal los casos típicos son los que se refieren a los derechos
correccionales y al ejercicio de algunos deportes. en el primer ámbito se incluyen
las situaciones en que una persona tiene el derecho de corrección sobre otra, sea
derivado de la ley o de un contrato, este derecho de corrección debe entenderse
conferido solamente en la medida necesaria para lograr los fines educativos
expresamente establecidos. La clave será la moderación. De tal suerte que se
justifican algún acto de represión o mal trato leve, pero jamás expresiones
injuriosas o lesiones constitutivas de delito, se puede justificar alguna restricción
a la libertad de movimiento, pero nunca el secuestro.
Respecto a la práctica de deportes se ha analizado dentro de esta causal en tanto
se entiende que algunas lesiones están justificadas cuando se ejerce el derecho a
practicar un determinado deporte, en donde todos los que participan aceptan las
reglas del juego.
De hecho la práctica del deporte es lícita y hasta fomentada por el Estado, por lo
que es una actividad amparada por el Derecho. Lo anterior significa que se
excluyen de protección los deportes prohibidos por la Administración Así por
ejemplo las lesiones y hasta la muerte producidas en una competición de boxeo
pueden estar justificadas por esta eximente, en el tanto no se haga un uso
ilegítimo de la práctica del deporte, en otras palabras si se han respetado las
reglas del juego.
Se excluye la aplicación de la eximente si en el caso concreto se demuestra que
la práctica del deporte fue utilizada para la comisión de un delito. Lo mismo que
los casos imprevistos y que no caen dentro de la naturaleza misma de la actividad
deben resolverse por las reglas comunes de la responsabilidad.
El Código Penal, lo describe en el Art. 24. con el título: Causas de justificación. Son
causas de justificación:
5. LEGÍTIMA DEFENSA.
a. Quien obra en defensa de su persona, bienes o derechos, o en defensa de la
persona, bienes o derechos de otra, siempre que concurran las circunstancias
siguientes:
1) Agresión ilegítima;
2) Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla;
31

3) Falta de provocación suficiente por parte del defensor. Se entenderá que


concurren estas tres circunstancias respecto de aquel que rechaza al que
pretende entrar o haya entrado en morada ajena o en sus dependencias, si
su actitud denota la inminencia de un peligro para la vida, bienes o
derechos de los moradores.
El requisito previsto en el literal c) no es necesario cuando se trata de la defensa
de sus parientes dentro de los grados de ley, de su cónyuge o concubinario, de
sus padres o hijos adoptivos, siempre que el defensor no haya tomado parte en la
provocación.

6. ESTADO DE NECESIDAD: Quien haya cometido un hecho obligado por la


necesidad de salvarse o de salvar a otros de un peligro, no causado por él
voluntariamente, ni evitable de otra manera, siempre que el hecho sea en
proporción al peligro. Esta exención se extiende al que causare daño en el
patrimonio ajeno, si concurrieren las condiciones siguientes:
a. Realidad del mal que se trate de evitar;
b. Que el mal sea mayor que el que se cause para evitarlo;
c. Que no haya otro medio practicable y menos perjudicial para impedirlo.
No puede alegar estado de necesidad, quien tenía el deber legal de afrontar el
peligro o sacrificarse.
7. LEGÍTIMO EJERCICIO DE UN DERECHO. Quien ejecuta un acto, ordenado o
permitido por la ley, en ejercicio legítimo del cargo público que desempeña, de
la profesión a que se dedica, de la autoridad que ejerce, o de la ayuda que
preste a la justicia.
Todos estos efectos son predicables por igual de todas las causas de justificación
que reconoce el ordenamiento jurídico. Del catálogo de eximentes recogidas en el
Código Penal, tienen el carácter de causas de justificación: la legítima defensa, el
estado de necesidad, y el legítimo ejercicio de un derecho que bien puede ser
equiparado al caso fortuito, al cumplimiento de un deber o ejercicio legítimo de un
derecho y la obediencia debida.
Junto a ellas se considera también como causas de justificación el consentimiento
en los casos en los que la protección de un bien jurídico queda supeditado a la
voluntad de su titular. En la doctrina se atribuye esta cualidad al derecho de
corrección (que no sería más que un supuesto concreto del ejercicio legítimo de
un derecho) y el riesgo permitido (especialmente como justificación en los delitos
imprudentes) En todo caso, sin perjuicio de pronunciarnos más adelante sobre
cada una de ellas, parece claro que el catálogo de causas de justificación no
puede ser un catálogo cerrado, por cuanto las causas de justificación no son un
problema específico del derecho penal, sino un problema general del
ordenamiento jurídico. Cualquier acto lícito, desde el punto de vista del derecho
público o privado, puede serlo también para el derecho penal, y, a la inversa,
cualquier acto justificado de derecho penal es también un acto lícito para las
restantes ramas del ordenamiento jurídico.
El concepto de licitud o ilicitud, de jurídico o antijurídico, es, por lo tanto, un
concepto general válido para todo el ordenamiento jurídico. Lo único específicos
de cada rama del derecho son las consecuencias que se atribuyen al acto jurídico
o antijurídico. De aquí se desprende que las fuentes de las causas de justificación
pueden tener un origen en cualquier rama del ordenamiento jurídico que, por
32

medio de sus disposiciones (ley, reglamento, derecho consuetudinario, etc.),


autorice la realización de un hecho penalmente típico.

G. EL TIPO DOLOSO:
1. ESTRUCTURA DEL TIPO DOLOSO

- Acción
- Relación de causalidad
Tipo objetivo: - Resultado
- Elementos descriptivos
- Elementos normativos

TIPO DOLOSO

-Elemento cognoscitivo
DOLO -Elemento volitivo

Tipo subjetivo

Elementos - Elementos de autoría


Especiales - Elementos de ánimo

2. CONCEPTO DE DOLO: El ámbito subjetivo del tipo de injusto de los delitos


dolosos está constituido por el dolo.
El Término dolo tiene varias acepciones en el ámbito del derecho. Aquí se
entiende simplemente como conciencia y voluntad de realizar el tipo objetivo de
un delito.
Es la voluntad consiente dirigida a la ejecución de un hecho que es delictuoso. O
sea que es propósito o intención deliberada de causar un daño.
3. ELEMENTOS DE DOLO: De la definición de dolo aquí propuesta se deriva que
el dolo se constituye por la presencia de dos elementos: uno intelectual y otro
volitivo.
a. Elemento intelectual. Para actuar dolosamente, el sujeto de la acción debe
saber qué es lo que hace y los elementos que caracterizan su acción como acción
típica. Es decir ha de saber, por ejemplo en el homicidio, que mata a otra
persona; en el hurto, que se apodera de una cosa mueble ajena; en la violación,
que yace con una mujer privada de razón o de sentido o menor de 12 años, etc.
No es necesario, en cambio, que conozca otros elementos pertenecientes a la
antijuricidad, a la culpabilidad o a la penalidad. El conocimiento de estos
elementos puede ser necesario a otros efectos, por ejemplo, para calificar la
acción como antijurídica, culpable o punible, pero no para calificarla como típica.
El elemento intelectual del dolo se refiere, por tanto, a los elementos que
caracterizan objetivamente la acción como típica (elementos objetivos del tipo):
sujeto, acción, resultado, relación causal o imputación objetiva, objeto material,
etc.
Así, por ejemplo, el tipo subjetivo del homicidio doloso requiere el conocimiento
(y, como después se verá, la voluntad) de que se realizan los elementos objetivos
33

del tipo de homicidio: que se mata, que la acción realizada es adecuada para
producir la muerte de otra persona, que la víctima es una persona y no un animal,
etc. El que el sujeto conozca la ilicitud de su hacer (cree, por ejemplo, que mata
en legitima defensa) o su capacidad de culpabilidad es algo que no afecta para
nada a la tipicidad del hecho, sino a otros elementos de la teoría general del
delito.
El conocimiento que exige el dolo es un conocimiento actual, no bastando uno
meramente potencial. Es decir, el sujeto ha de saber lo que hace, no basta con
que hubiera debido o podido saberlo.
Esto no quiere decir que el sujeto deba tener un conocimiento exacto de cada
particularidad o elemento del tipo objetivo.
En algunos casos, esto seria imposible. Así, por ejemplo, en la violación de una
menor de 12 años no es preciso que el sujeto sepa exactamente la edad, basta
conque aproximadamente se represente tal extremo; en el hurto basta con que
sepa que la cosa es ajena, aunque no sepa exactamente de quién sea, etc. Se
habla en estos casos de "valoración paralela en la esfera del profano", es decir, el
sujeto ha de tener un conocimiento aproximado de la significación social o jurídica
de tales elementos.
b. Elemento volitivo. Para actuar dolosamente no basta con el mero
conocimiento de los elementos objetivos del tipo, es necesario, además, querer
realizarlos.
Este querer no se confunde con el deseo o con los móviles del sujeto. Cuando el
atracador a un banco del sistema mata al cajero para apoderarse del dinero que
éste tiene bajo su custodia, probablemente no desea su muerte, incluso preferiría
no hacerlo, pero a pesar de ello quiere producir la muerte en la medida en que no
tiene otro camino para apoderarse del dinero que éste guarda.
Igualmente, son indiferentes para caracterizar el hecho como doloso los móviles
del autor. En el ejemplo anterior, los móviles del autor pueden ser simplemente
lucrativos, de venganza, políticos, etc.; el atraco no deja por eso de ser doloso.
Los móviles solo en casos excepcionales tienen significación típica y por lo
general solo inciden en la determinación de la pena como circunstancias
atenuantes o agravantes.
El elemento volitivo supone voluntad incondicionada de realizar algo (típico) que
el autor cree que puede realizar. Si el autor aún no está decidido a realizar el
hecho (por ejemplo, aún no sabe si disparar y espera la reacción del otro) o sabe
que no puede realizarlo (la víctima se ha alejado del campo de tiro) no hay dolo,
bien porque el autor no quiere todavía, bien porque no puede querer lo que no
está dentro de sus posibilidades.
De algún modo el querer supone además el saber, ya que nadie puede querer
realizar algo que no conoce. Esto no quiere decir que saber y querer sean lo
mismos:
El ladrón sabe que la cosa es ajena, pero no quiere que lo sea; su afán por
apoderarse de ella le hace realizar voluntariamente la acción de apoderamiento, a
pesar del conocimiento de lo ajeno.
Lo mismo sucede en otros delitos. El violador sabe que la mujer con la que yace
es una oligofrénica y, a pesar de ello, quiere yacer con ella, aunque
probablemente preferiría que fuera sana mentalmente.
En todos estos casos se puede decir que el autor quiere todas y cada una de estas
circunstancias, al incluir en su voluntad la representación total del hecho, tal
34

como se presenta en la parte objetiva del tipo.


H. CLASES DE DOLO: Según sea mayor o menor la intensidad del elemento
intelectual y volitivo, se distingue entre dolo directo y dolo eventual.
Ambas categorías suponen una simplificación y una reducción de los complejos
procesos psíquicos que se dan en la mente del sujeto en relación con los
elementos objetivos del tipo.
Entre la intención coincidente en todo con el resultado prohibido y el simple
querer eventual de ese resultado hay matices y gradaciones, no siempre
perfectamente nítidos.
1. CONSCIENTES DE ESTAS LIMITACIONES SE PUEDE ADMITIR LA DISTINCIÓN
TRADICIONAL:
a. Dolo directo. En el dolo directo el autor quiere realizar precisamente el
resultado prohibido en el tipo penal (en los delitos de resultado) o la acción
típica (en los delitos de simple actividad):
“El autor quería matar y mata”, “quería dañar y rompe la cosa”, etc. En estos
casos se habla de dolo directo de primer grado.
En el Código Penal se utiliza a veces expresiones como "de propósito",
"intención", "malicia", etc., que equivalen a esta especie de dolo directo.
Dentro del dolo directo se incluyen también los casos en los que el autor no quiere
directamente una de las consecuencias que se va a producir, pero la admite como
necesariamente unida al resultado principal que pretende:
“Dispara contra alguien” que está detrás de una vitrina de almacén, y sabe que
para matarlo tiene que romper la vitrina que da a la calle del negocio referido. No
basta con que prevea la consecuencia accesoria, es preciso que, previéndola
como de necesaria producción, la incluya en su voluntad.
De acuerdo con lo dicho anteriormente no hay, por consiguiente, ninguna
dificultad en admitir también aquí la existencia de dolo o incluso de dolo directo,
aunque para diferenciarlo del supuesto anterior, se hable en este caso de dolo
directo de segundo grado.
Las diferencias psicológicas no significan necesariamente diferencias valorativas
penales: tan grave puede ser querer matar a alguien sin más como considerar su
muerte una consecuencia necesariamente unida a la principal que se pretendía.
b. Dolo eventual. Con la categoría del dolo directo no se pueden abarcar todos
los casos en los que el resultado producido debe, por razones
político-criminales, imputarse a título de dolo a quien se le atribuye la
acción, aunque el querer del sujeto no esté referido directamente a ese
resultado.
Con todas estas expresiones se pretende describir un complejo proceso
psicológico en el que se entremezclan elementos intelectuales y volitivos,
conscientes o inconscientes, de difícil reducción a un concepto unitario de dolo o
culpa.
Como ejemplo del dolo eventual yo les he ejemplificado la siguiente anécdota a
mis alumnos. Resulta que un individuo se entera por los medios de comunicación
que se ha desatado una tormenta a consecuencia de una influencia de baja
presión proveniente del pacífica. Dicha tormenta afectará toda el área montañosa
del área donde nace el río que pasa a la rivera del lugar donde éste tiene
instalada su vivencia. Resulta que Paco quiere deshacerse de su suegra y sabe
que cuando llueve mucho en la montaña el río vecino a su casa crece
significativamente y es probable que arrastre todo lo que se encuentre a su paso.
35

Él puede apreciar que hay un sol radiante y es probable que no llueva por sus
alrededores, pero si la noticia radial se encuentra alertando a sus radioescuchas y
constantemente lo informa es que probablemente en las próximas horas se
suceda el fenómeno. Ante dicha probabilidad y sabiendo que su suegra no ha
tenido noticias de lo que se avecina, le ordena que se baya al río a lavar ropa, le
indica que se la deberá llevar toda, ya que hay buen sol y así no perderá el
tiempo. Pasan las horas y más tarde la corriente del río sube sin previo aviso, y se
lleva a la suegra con todo y ropa río abajo, causándole la muerte en forma
instantánea por golpes sufridos en la cabeza.
El ”dolo eventual” constituye, por lo tanto, la frontera entre el dolo y la
imprudencia o culpa y dado el diverso tratamiento jurídico de una y otra categoría
es necesario distinguirlas con una mayor claridad.-
Para distinguir el dolo eventual de la imprudencia se han formulado
principalmente dos teorías:
3. LA TEORÍA DE LA PROBABILIDAD;
Parte del elemento intelectual del dolo. Dado lo difícil que es demostrar en el dolo
eventual el elemento volitivo de querer el resultado, la teoría de la probabilidad
admite la existencia de dolo eventual cuando el autor se representa el resultado
como de muy probable producción y a pesar de ello actúa, en otras palabras,
“admite o no su producción”.
Si la probabilidad “de producción del resultado” es más lejana o remota, y esta
sujeta a ciertas circunstancias habrá culpa o imprudencia con representación.-
4. LA TEORÍA DE LA VOLUNTAD O DEL CONSENTIMIENTO;
Atiende al contenido de la voluntad. Para esta teoría no es suficiente conque el
autor se plantee el resultado como de probable producción, sino que es preciso
que además se diga:
"Aun cuando fuere segura su producción, actuaré".
Hay, por el contrario, culpa si el autor, después de haberse representado el
resultado como de segura producción, hubiera dejado de actuar.
Contra la teoría de la probabilidad se afirma que deja sin valorar una parte
esencial del dolo:
a. El elemento volitivo, y que, por otra parte, no siempre la alta probabilidad
de producción de un resultado obliga a imputarlo a titulo de dolo (piénsese en las
intervenciones quirúrgicas de alto riesgo)
b. Parece, por ello, preferible la teoría de la voluntad, por cuanto, además de
tener en cuenta el elemento volitivo, delimita con mayor nitidez el dolo de la
culpa.
Sin embargo, también contra ella se han formulado objeciones.
a. En primer lugar, porque presume algo que no se da en la realidad: que el
autor se plantea lo que haría, en el caso de que el resultado fuere de producción
segura. Ciertamente la teoría de la voluntad se basa en confrontar al delincuente
con el resultado cuando éste todavía no se ha producido, imaginándolo como
efectivamente acaecido.
b. En segundo lugar, porque no siempre se puede demostrar un querer
efectivo, ni aun en los casos en que el autor se imagine el resultado como seguro.
Incluso en el dolo directo de segundo grado es suficiente con la representación de
la necesaria producción del resultado concomitante.
A pesar de estas objeciones, es preferible la teoría de la voluntad, porque, en
última instancia, todo el problema del dolo desemboca a la larga en “La
36

demostración del querer el resultado”, siendo insuficiente la simple


representación de su probable producción. La demostración de “ese querer”
plantea, ciertamente, problemas de prueba en la práctica, pero no por ello puede
prescindirse de él.-
La doctrina se inclina por la teoría del consentimiento, con excepción de
Gimbernat que mantiene la de la probabilidad. Algún sector doctrinal, aun
manteniendo la distinción dolo eventual-imprudencia, considera que aquel debe
incluirse en esta a efectos de punición.
En realidad, el dolo eventual en tanto sea dolo, solo puede incluirse en el tipo de
injusto del delito doloso con todas sus consecuencias. Las dificultades para trazar
las fronteras entre dolo eventual e imprudencia han condicionado una
jurisprudencia vacilante que unas veces utiliza la teoría de la probabilidad y otras
la del consentimiento.
5. OTRA CLASIFICACIÓN: El artículo 11 del C.P. indica que delito doloso es
cuando el resultado ha sido previsto o cuando sin perseguir ese resultado, el autor
se lo representa como posible y ejecuta el acto. Nuestra legislación lo clasifica así:
Dolo Directo y Dolo Indirecto.
a. DOLO DIRECTO: Es cuando la previsión y la voluntad se identifican
completamente con el resultado, (cuando el resultado ha sido previsto), llamado
también dolo intencional o determinado.
b. DOLO INDIRECTO: Es cuando el resultado que no se quería causar
directamente y que era previsible, aparece necesariamente ligado al hecho
deseado y el sujeto activo ejecuta el acto, lo cual implica una intención indirecta.
c. DOLO EVENTUAL: Surge cuando el sujeto activo ha previsto y tiene el
propósito de obtener un resultado determinado, pero a su vez preveé que
eventualmente pueda ocurrir otro resultado y aún así no se detiene en la
ejecución del acto delictivo.
d. DOLO DE LESION: Cuando el propósito deliberado del sujeto activo es de
lesionar, dañar o destruir, perjudicar o menoscabar un bien jurídico tutelado.
e. DOLO PELIGROSO: Es cuando el propósito deliberado del sujeto activo no es
precisamente lesionar un bien jurídico tutelado, sino ponerlo en peligro. Ej.
Agresión.
f. DOLO GENERICO: Está constituido por la deliberada voluntad de ejecutar un
acto previsto en la ley como delito.
g. DOLO ESPECIFICO: Está constituido por la deliberada voluntad de ejecutar
un acto previsto en la ley como delito.
h. DOLO IMPETU: Es cuando surge imprevisiblemente en la mente del sujeto
activo como consecuencia de un estado de animo.
i. DOLO DE PROPOSITO: Es el dolo propio que surge en la mente del sujeto
activo con relativa anterioridad a la producción del resultado criminoso, existe un
tiempo más o menos considerable, que nuestro Código denomina premeditación,
como agravante
TEMA 4:
LA CULPABILIDAD: La comisión de una acción típica y antijurídica no basta para
considerar que se ha cometido delito. Es necesario que el autor haya obrado en
forma culpable.
El fundamento de la culpabilidad está íntimamente ligado a las teorías que
fundamentan la pena.
37

En el derecho antiguo se concedió escasa importancia al elemento subjetivo del


delito y apreciaba solamente el daño producido prescindiendo de su causalidad
espiritual.
En el derecho germánico primitivo el resultado del hecho era decisivo, el objeto
de la pena era el daño producido y no la acción culpable, ignorándose la misma
por completo.
Sin embargo, en algunas remotas legislaciones se encontraban insospechadas
precursiones sobre la imputabilidad y culpabilidad con el código de Ammurabí, en
el libro de Manú, pero éstas constituyen raras excepciones, ya que en aquellos
tiempos prevaliera el desconocimiento del elemento psicológico del delito.
A. CULPABILIDAD EN EL CAUSALISMO: Para la dirección causalista, el tipo del
hecho doloso y el culposo son idénticos (acción, causalidad, resultado); la distinción
entre delito intencional e imprudente no se establece hasta llegar a (las formas de)
la culpabilidad: es ahí donde se examina si la voluntad del autor está dirigida al
resultado típico (delito doloso) o no ( en este caso, si aun no queriéndose el
resultado se ha actuado sin observar la diligencia debida, habrá imprudencia).
B. CULPABILIDAD EN EL FINALISMO: Por su parte, Enrique Gimbernat Ordeig,
expone: "El sistema finalista y el tradicional coinciden en que ambos estructuran el
delito en tipicidad, antijuridicidad y culpabilidad; difieren en cambio entre sí en el
contenido que dan a esos elementos.”
El finalismo, distingue ya en el tipo entre delito doloso y culposo. Además de la
causalidad entre comportamiento y resultado, hay que examinar en el tipo el
contenido de la voluntad: si el autor quiso el resultado -y sólo entonces- habrá tipo
doloso; si no fue ése el caso, habrá a lo sumo -si se actuó negligentemente- un
hecho imprudente.
C. CAUSAS EXCLUYENTES DE CULPABILIDAD: En el derecho penal guatemalteco
actualmente tiene vigente como causas de inimputabilidad,
1. El menor de edad;
2. Quien en el momento de la acción u omisión, no posea, a causa de
enfermedad mental, de desarrollo psíquico incompleto o retardado o de trastorno
mental transitorio, la capacidad de comprender el carácter ilícito del hecho o de
determinarse de acuerdo con esa comprensión, salvo que el trastorno mental
transitorio, haya sido buscado de propósito por el agente.
Conforme a dicha norma legal, todas ellas responden a la idea de las eximentes
de responsabilidad penal. La minoría de edad como causa de inimputabilidad,
está establecida buscando la seguridad jurídica, de un modo tajante que no
admite gradación. De tal modo que solo a partir de los dieciocho años se puede
responder y no antes a la responsabilidad penal, aunque en el caso concreto se
pudiera demostrar que el menor de esa edad tiene la capacidad de culpabilidad
suficiente.
Algo similar sucede con la alteración en la percepción; aquí el legislador exige, sin
embargo, que la afección lo sea de nacimiento o desde la infancia y que tenga
alterado gravemente la conciencia de la realidad, con lo que se alude ya a un
dato que afecta a la capacidad de culpabilidad.
Finalmente la enajenación y el trastorno mental transitorio inciden de lleno en la
capacidad de motivación y, con ello, se convierte en la causa de inimputabilidad
por excelencia.-
D. EL TIPO CULPOSO: El tipo culposo prohíbe una conducta que es tan final
como cualquier otra, cabe precisar que, dada su forma de deslindar la conducta
38

prohibida, el más importante elemento que debemos tener en cuenta en esta


forma de tipicidad es: la violación de un deber de cuidado.
El concepto general de culpa puede construirse a partir de los tipos culposos que
hay en la parte especial. Hay códigos que crean un "delito de culpa" (que se suele
llamar crimen culpae) o bien, que admiten que cualquier tipo puede tener la
forma culposa.
Si bien se ha dicho que la imprudencia es un exceso en el actuar y la negligencia
es una falta en el actuar, lo cierto es que en uno y otro caso —que en e! fondo no
pueden distinguirse bien— hay un deber de cuidado violado, que es lo importante,
como se deduce del mismo tjpo cuando, en general, se refiere a los "deberes a su
cargo".
Los tipos culposos como tipos abiertos. Hemos visto que son tipos abiertos los que
deben ser completados (cerrados) por el Juez, acudiendo a una disposición o
norma de carácter general que se encuentra fuera del tipo. El tipo abierto, por sí
mismo, resulta insuficiente para individualizar la conducta prohibida. Esto es lo
que sucede siempre con los tipos culposos: no es posible individualizar la
conducta prohibida si no se acude a otra norma que nos indique cuál es el
"cuidado a su cargo" que tenía el sujeto activo.
E. ESTRUCTURA DEL TIPO CULPOSO:
Culpa y finalidad. El derecho penal individualiza conductas que prohíbe con
relevancia penal, mediante los tipos. Los tipos, legales siempre individualizan
conductas y es imposible que individualicen otras cosas, porque es inconcebible
que el derecho prohíba algo distinto que conductas humanas. Por consecuencia,
el tipo culposo, al igual que el doloso, no hace distinto en individualizar una
conducta. Si la conducta no se concibe sin voluntad, y la voluntad no se concibe
sin finalidad, la conducta que individualiza el tipo culposo tendrá una finalidad, al
igual que la que individualiza el tipo doloso. Todo este planteo parece una
simpleza y, en realidad lo es. Puede reducirse a lo siguiente: los tipos (dolosos y
culposos) contienen prohibiciones de conductas. No obstante, debemos hacer el
planteo porque demasiado frecuentemente se ha confundido lo que se prohíbe (la
conducta) con la forma en que se la prohíbe.
El tipo culposo no individualiza la conducta por la finalidad sino porque en la
forma en que se obtiene esa finalidad se viola un deber de cuidado. La
circunstancia de que el tipo no individualice la conducta culposa por la finalidad
en sí misma, no significa que la conducta no tenga finalidad lo que parecen haber
entendido muchos autores.
El tipo es una figura que crea el legislador, una imagen que da a muy grandes
trazos y al solo efecto de permitir la individualización de algunas conductas.
F. EL TIPO OBJETIVO: El aspecto objetivo del tipo culposo
La función del resultado en los tipos culposos. Todos los planteamientos que se
han hecho de la teoría de la culpa a partir del resultado, han sido completamente
erróneos, precisamente por sobre valorar la función del mismo, que en el tipo
culposo no tiene otra que delimitar los alcances de la prohibición. El resultado es
un delimitador de la tipicidad objetiva culposa, que algunos han llamado
"componente de azar" (Exner).
Cuando un sujeto circula por una carretera a exceso de velocidad, realiza
exactamente la misma conducta violatoria del deber de cuidado que cuando
circula por la misma carretera y a igual velocidad, pero con la diferencia de que
causa una lesión o una muerte.
39

Sin embargo, en el primer caso la conducta será atípica y en el segundo será


típica.
La realidad es que el resultado es, efectivamente, un "componente de azar", que
responde a la propia función garantizadora —función política— que debe cumplir
e! tipo en un sistema de tipos legales. El resultado no puede considerarse fuera
del tipo objetivo culposo, ni puede pretenderse que es una "condición objetiva de
punibilidad", sino que es una limitación a la tipicidad objetiva, pero que se halla
dentro del tipo objetivo. Si se considerase al resultado fuera del tipo, los
elementos de! tipo objetivo culposo quedarían muy reducidos, y el tipo culposo
quedaría casi reducido a un conjunto de elementos normativos y subjetivos, lo
que afectaría seriamente a la seguridad jurídica. El resultado integra el tipo
porque así lo exige la función garantizadora que cumple el tipo y la ley penal en
general, por no decir que todo el derecho. "Cuando se afirma que el resultado
tiene una función limitadora y se procura excluirlo del tipo, se incurre en un error
resultante del desconocimiento de la función del tipo, vale decir de su misión de
definir y caracterizar con la mayor precisión posible el delito, a fin de impedir el
imperio de la discrecionalidad en el derecho penal" (Luiz Luisi).
La causalidad en el tipo culposo. La causalidad en el tipo culposo participa de las
mismas penurias que el resultado pero, por lo demás, sigue siendo un concepto
físico al igual que en el tipo doloso. El relevamiento de la causalidad por el tipo
culposo no es útil para asentar la tipicidad objetiva, sino sólo para delimitarla,
puesto que tal causal es la conducta del que viola el deber de cuidado como la del
que lo observa.
La violación del deber de cuidado. Habiendo fracasado todas las tentativas de
valerse de la causalidad para individualizar la conducta culposa, pasó a
desempeñar un primerísimo papel la violación del deber de cuidado. Se trata de
un componente normativo del tipo objetivo culposo que es hoy ampliamente
reconocido como prioritario y decisivo por casi toda la doctrina.
Resulta claro que el deber de cuidado debe ser violado por una conducta, porque
es inadmisible que haya procesos causales que violen deberes de cuidado.
Por otra parte, son incontables las conductas en que se puede violar, un deber de
cuidado, determinando la afectación de un bien jurídico ajeno y que no se hallan
reglamentadas ni podrían estarlo. Aquí las remisiones a las pautas sociales son
absolutamente ineludibles.
Que la ley remita a pautas sociales de cuidado no significa en modo alguno que lo
haga a una fórmula general como la del "hombre normal", el "reasonable man" de
los angosajones o cualquier otra similar que, en último análisis, son el "buen
padre de familia" de los civilistas. Estas fórmulas generales no sirven de nada
porque el deber de cuidado debe determinarse conforme a la situación jurídica y
social de cada hombre. No es parejo el deber de cuidado que tiene a su cargo el
conductor de un vehículo individual y el de uno de transporte colectivo, o el del
peatón y el conductor, por mucho que todos participen del tránsito y que tengan
deberes de cuidado a su cargo.
G. EL TIPO SUBJETIVO: Su naturaleza. En el tipo culposo hay requerimientos
objetivos y subjetivos, pero la estructuración misma del tipo es distinta de la del
tipo doloso, por lo que no deben ser considerados de la misma forma que en
aquél, como componiendo dos partes del tipo, en que debe analizarse la objetiva
primero y la subjetiva luego en cada caso concreto. Aquí por el contrario,
40

hablamos de tipo objetivo y subjetivo culposo, por razones de conveniencia de


ordenamiento expositivo, pero lo cierto es que para determinar la presencia de
aspectos que hacen al tipo objetivo concretamente, la violación del deber de
cuidado es ineludible referirse a aspectos que pertenecen al tipo subjetivo, como
la finalidad que ya hemos visto y la posibilidad de previsión del resultado.
Por otra parte, en el aspecto cognoscitivo del tipo subjetivo culposo hay un
conocimiento potencial, es decir, una posibilidad de conocimiento, no
requiriéndose un conocimiento efectivo, como sucede en el caso del dolo.
Estas características hacen que algunos autores prefieran no hablar de un tipo
culposo subjetivo doloso. Por nuestra parte creemos que es posible y conveniente
hacerlo, a efectos de ubicar bajo un rubo común todos los requerimientos
subjetivos de la culpa, siempre que tengamos debidamente en cuenta la
advertencia que hemos formulado y nos atengamos a ella.
Componentes Subjetivos: El tipo subjetivo culposo se integra en un aspecto
conativo y un aspecto intelectual o cognoscitivo. El aspecto conativo es la
voluntad de realizar la conducta final de que se trate con los medios elegidos,
cuya función dentro de la estructura típica culposa ya hemos visto.
El aspecto cognoscitivo o intelectual de la culpa es la posibilidad de conocer el
peligro que la conducta crea para los bienes jurídicos ajenos y de prever la
posibilidad del resultado conforme a este cono cimiento. Este aspecto se
denomina previsibilidad.
Hay atipicidad culposa cuando el resultado no era previsible para el autor, sea
que no lo fuese porque se hallaba más allá de la capacidad de previsión
(ignorancia invencible) o porque el sujeto se el resultado para el albañil, que no
puede prever que el ladrillo que coloca se aflojará pasados veinte años y caerá
hundiendo el cráneo de un paseante. En lugar, hay un error invencible de tipo,
que también elimina la previsibilidad, cuando alguien conduce por un camino
sinuoso atendiendo todas las indicaciones pero causa un accidente porque circula
en dirección prohibida, debido a que alguien había cambiado las originales
indicaciones de los carteles. Se encuentra en error invencible de tipo quien
descarga bultos de un camión, que cree que contienen lana porque así están
rotulados, y uno de ellos resulta conteniendo un explosivo que al arrojarlo del
vehículo estalla, causando lesiones.
A la ignorancia invencible que elimina la previsibilidad del resultado típico, suele
llamársela caso fortuito.
La previsibilidad condiciona el deber de cuidado: quien no puede prever no tiene a
su cargo el deber de cuidado y no puede violarlo. Quien no puede prever que a!
encender la luz pondrá en funcionamiento un mecanismo diabólico injertado en el
interruptor para matar á alguien, no ha violado ningún deber de cuidado, pero el
que al abrir la puerta de un recinto percibe un fuerte olor a gas y pese a ello
opera el interruptor, viola un deber de cuidado, porque le era previsible que podía
causar una explosión.
La previsibilidad debe establecerse conforme a la capacidad de previsión de cada
individuo, sin que para ello pueda acudirse a ningún "término medio" o "criterio
de normalidad".
41

H. RESPONSABILIDAD POR EL RESULTADO VERSARI IN RE. (lo que es causa de la


causa es, a su vez, causa), como principio o fundamento de la imputación
(responsabilidad), ya lo observamos, es insuficiente y hasta inconstitucional. Es
penar a una persona por el resultado, sin que ese resultado le sea imputable,
cuando menos, al sujeto a título de culpa. Responde a una institución del derecho
penal primitivo (versari in re ilícita). "...Según el principio del versari in re ilícita, "es
conceptuado autor el que, haciendo algo no permitido, por puro accidente causa un
resultado antijurídico, (Kollman)...Según esta opinión, el que bebe alcohol (en forma
voluntaria y no por error o accidente) en forma que se produce una perturbación
profunda de la actividad consciente- asimilable a la enajenación mental- y en ese
estado mata o hiere a alguien, debe ser penado como autor de un homicidio o de
unas lesiones dolosas, porque el estado de inimputablidad no se le computa, en
razón de que lo quiso, y, como conforme al principio versari in re ilícita "el que quiso
la causa quiso el efecto", no queda otra alternativa que sancionarle de ese
modo...Se ha dicho que la conducta en que consiste ese injusto no es libre "en
acto", pero es libre "en su causa", por lo cual...el dolo o la culpa del injusto debe
trasladarse a la voluntad del sujeto presente en el momento de colocarse en estado
de culpabilidad.
I. LA PRETERINTENCIONALIDAD: Ha sido rechazada la responsabilidad objetiva,
es necesario que toda responsabilidad penal descanse en una relación de dolo o
culpa entre el agente y el resultado; el simple nexo de causalidad no puede dar
lugar al nacimiento de la responsabilidad penal.
Dentro de este contexto, según algunos autores, se violenta el principio de
culpabilidad en los delitos preterintencionales, en los que la intención del sujeto de
producir cierto resultado delictivo es superado por el resultado efectivamente
ocasionado, por ejemplo en caso de la muerte a causa de un aborto o la causación
de la muerte a causa de un secuestro extorsivo etc.
No obstante, en tales hipótesis en realidad no violentan el principio de culpabilidad,
sino que ambos son hipótesis de una consecuencia especial del hecho; en todo
caso, se requiere en cuanto al resultado que el mismo sea, cuando menos,
imputable a título de culpa.
En doctrina se ha llamado a estas figuras "complejas", en virtud de que si ellas no
existieran, sería menester aplicar las reglas del concurso ideal de delitos. En ellos se
mezcla el dolo y la culpa, como por ejemplo en el homicidio preterintencional (o el
abandono de incapaces con resultado muerte), o se mezclan dos figuras culposas,
como la penalización de la culpa del desastre y de la muerte.
J. FASES DE LA REALIZACION DEL DELITO:
K. CASO FORTUITO Y FUERZA MAYOR:
L. LA ITER CRIMINES: En Derecho Penal se conoce como Iter Criminis a la vida
del delito desde que nace en la mente de su autor hasta la consumación, esta
constituido por una serie de etapas desde que se concibe la idea de cometer el
delito hasta que el criminal logra conseguir lo que se ha propuesto, dichas etapas
puede tener o no repercusiones jurídico penales y se dividen en fase interna y
fase externa del iter criminis.
Fase Interna: Esta conformada por las llamdas “voliciones criminales” que no son
mas que las ideas delictivas nacidas en la mente del sujeto activo, que mientras
no se manifiesten o exterioricen de manera objetiva no implica responsabilidad
penal, ya que la mera resolución de delinquir no constituye nunca un delito. Este
estadío del inter criminis se basa en el principio de “el pensamiento no delinque”.
42

Fase externa: LA fase externa del iter criminis comienza cuando el sujeto activo
exterioriza la conducta tramada durante la fase interna, en este momento
principia a atacar o a poner en peligro un bien jurídico protegido a través de una
resolución criminal manifiesta nuestro Código Penal reconoce expresamente dos
formas e resolución criminal una individual, la proposición Art. 17 del C.P. cuando
el que ha resuelto cometer un delito invita a otra o a otras personas a ejecutarlo;
y la colectiva, la conspiración Art. 17 CP cuando dos o más personas se conciertan
para cometer un delito.
M. LA CONSUMACIÓN: El delito es consumado cuando ocurren todos los
elementos de su tipificación realizando voluntariamente actos propios del delito y
configurando los elementos que lo integran, lesionando o poniendo en peligro el
bien jurídico objeto de protección penal y se sancionará de acuerdo con el Art. 62
del CP.
N. LA TENTATIVA: Ha tentativa cuando con el fin de cometer un delito se
comienza su ejecución por actos externos, idóneos, y no se consuma por causas
independientes de la voluntad del agente, el sujeto activo mantiene la finalidad
de cometer el delito, esta finalidad se identifica plenamente con la
“intencionalidad” de tal manera que sólo cabe en los delitos dolosos, ya que en
los delitos culposos existe ausencia de volunta intencional, los actos encaminados
a la ejecución del delito deben ser idóneos y dirigidos a la perpretación del
mismo, se sanciona de acuerdo a los Art. 63 y 64 del CP.
Ñ. LA TENTATIVA IMPOSIBLE: Si la tentativa se efectúa con medios
normalmente inadecuados o sobre un objeto de tal naturaleza que la
consumación del hecho resulta absolutamente imposible, el autor solamente
quedará sujeto a medidas de seguridad. En este caso no obstante la voluntad del
sujeto activo, el delito no puede llegar a consumarse nunca, porque las medidas
que utiliza son inadecuadas (envenenamiento con azúcar) o porque el objeto
sobre que recae la acción hace imposible la consumación del hecho (pretender
matar a un muerto), en este caso la ley supone evidentemente un indicio de
peligrosidad en el sujeto activo y ordena las medidas de seguridad
correspondientes.
O. EL DESISTIMIENTO: Cuando comenzada la ejecución de un delito el autor
desiste voluntariamente de realizar todos los actos necesarios para consumarlos.
Solo se le aplicará sanción por los actos ejecutados, si estos constituyen delitos
pos sí mismos. No hay que confundirlo con el desistimiento procesal, aquí se trata
de que el sujeto activo a pesar de que puede consumar el delito y habiéndolo
iniciado desiste voluntariamente de consumarlo, entonces su conducta es impune
a menos que de los actos realizados se desprenda la comisión de otro delito el
cual deba sancionarse.
P. LA INSTIGACIÓN DELICTIVA:
TEMA 5:
LA AUTORIA Y PARTICIPACION EN EL DELITO:
A. EL AUTOR: los sujetos que prestan una contribución causal a la realización
del tipo, con independencia de la importancia que corresponda a su colaboración
para el conjunto del hecho. Bajo este punto de vista prevalece el criterio de
causalidad, reservando al Juez el castigo de cada uno de los cooperadores según
la intensidad de su voluntad criminal y la importancia de su contribución al hecho.
43

CONCEPTO DUALISTA: Cuando varias personas participan de un hecho punible,


entre autoría como forma de participación principal y complicidad e inducción
como formas de participación secundaria.
1. TEORÍAS DE LA PARTICIPACIÓN:
a. Teoría objetiva de la participación: Según esta corriente autor es quien
comete por si mismo la acción típica, mientras que la sola contribución a la
caución del resultado mediante acciones no típicas no puede fundamentar autoría
alguna (prestar el arma para el homicidio), desde el punto de vista de esta teoría
la inducción y la complicidad son categorías que amplían la punibilidad a acciones
que quedan fuera del tipo ya que con este criterio solo podría sancionarse al que
por sí mismo mata lesiona o roba. Para esta teoría lo importante es establecer si
el sujeto realizó o no la acción típica para así considerarlo como autor.
b. Teoría subjetiva de la participación: para esta teoría es autor todo aquel que
ha contribuido a causar el resultado típico, sin necesidad de que su contribución
al hecho consista en una acción típica, desde este punto de vista, también el
inductor y el cómplice son en sí mismo autores, toda vez que el sujeto que prestó
el ama homicida, contribuyó con el resultado típico, aunque no realizara en forma
directa la acción homicida, para esta teoría no interesa el grado de contribución
que un sujeto tuvo en la comisión de un delito, basta con su intención delictiva y
su contribución aún mínima en el hecho para ser considerado autor.
c. Teoría del dominio del hecho: Según esta teoría la actuación del sujeto en el
delito puede darse como autor, en el supuesto de que el sujeto domine el hecho o
bien como cómplice en el caso de que se coopere en la realización de un delito,
en tanto que la inducción se constituye en una forma de participación secundaria
por la cual un sujeto provoca o crea en otra la resolución de cometer un delito,
entonces autor es quien como figura central del suceso, tiene el dominio del
hecho conductor conforme a un plan y de esta manera está en condiciones de
frenar o no, según su voluntad, la realización del tipo.
B. LA AUTORIA MEDIATA: Se manifiesta como dominio de la voluntad, que
consiste en dominar el hecho a través del dominio de la voluntad de otro.
Para la existencia de la autoría mediata es indispensable la participación de dos o
más personas, toda vez que será indispensable la participación de dos o más
personas, toda vez que será indispensable la presencia de un sujeto que domina
el hecho (llamado autor mediato) y otro sujeto que es utilizado por el autor
mediato para la realización del delito (instrumento). La participación del autor
mediato y el instrumento es indispensable para esta forma de autoría, solo que en
esta forma de autoría no puede haber acuerdo común entre determinado e
instrumento.
La autoría mediata no se diferencia de la inmediata desde el punto de vista de la
causalidad: tanto la acción del autor inmediato como el autor mediato deben esta
en relación de causalidad con la realización de hecho típico. La diferencia entre
ambas formas de autoría ésta en el modo como el autor mediato contribuye al
resultado. Lo hace mediante el acto de conectar para la ejecución de la acción
típica de una tercera persona.
Conforme lo anterior se puede afirma que mientras la autoría inmediata identifica
al sujeto que realiza la acción con su propia mano, la autoría mediata requiere la
presencia de dos o más personas, una quien tiene el dominio del hecho a través
del dominio de la voluntad de otra persona que es utilizada como instrumento Es
indispensable que entre autor mediato e instrumento no exista acuerdo en común
44

en cuanto a la realización del delito, toda vez que de haber acuerdo el


instrumento dejara de ser tal para convertirse en coautor.
1. CLASES DE AUTORÍA MEDIATA:
a. Autoría mediata con instrumento inimputable: En forma de autoría mediata
aparece cuando el autor mediato utiliza a un menor o a un inimputable como
instrumento, para realizar por su medio, el tipo penal.
b. Autoría mediata con instrumento sometido a error: Bajo esta forma de
autoría mediata, dentro de otros podemos analizar dos supuestos que son, el de
la autoría mediata que existe cuando el autor mediato hace caer en error al
instrumento o bien cuando el autor mediato se aprovecha del error en que se
encuentra el instrumento.
3. Autoría mediata con instrumento sometido a coacción: La autoría mediata
puede presentarse en aquellos casos en los que el determinado crea o se
aprovecha de un estado de coacción en que se encuentra el instrumento. Poco
importa, en tales hipótesis, que sea el mismo autor mediato quien haya producido
la causa de inculpabilidad en que consiste la coacción, o simplemente que se
aproveche de un estado de inculpabilidad por coacción creada por un tercero.
C. LA COAUTORIA: Se caracteriza por la intervención igualitaria, más o menos,
de dos o mas personas todas como autores inmediatos, sin que sus conductas
dependan de la acción de un tercero, bien que realicen las mismas acciones o
bien que se dividan las necesarias para la comisión del hecho. Pueden ser
coautores también a pesar de que uno sea autor material, el que haya ejecutado
materialmente los actos propios del delito, y otro autor intelectual, el instigador
que ha ideado y planificado la comisión del delito, lo importante es que ambos
tengan la misma responsabilidad penal dentro del asunto. Es importante que el
ejecutor o autor material tenga la plena conciencia de que el acto que realiza es
delictivo, de lo contrario, entonces la responsabilidad penal recaerá en el autor
intelectual únicamente.
D. LA PARTICIPACION: La participación es intervención en un hecho ajeno. El
partícipe se halla en una posición secundaria respecto al autor. El hecho principal
pertenece al autor, no al partícipe. Este no realiza el tipo principal sino un tipo
dependiente de aquél. Puede consistir en una conducta de inducción o de
cooperación. El inductor a un homicidio no “mata”, no realiza el tipo de
homicidio, sino sólo el tipo de inducción a homicidio, que consiste en determinar a
otro a que “mate”.
Existen dos teorías principales que tratan de explicar el fundamento del castigo
de la participación:
1. Teoría de la corrupción o de la culpabilidad
2. Teoría de la causación o del favorecimiento
Según la primera, el partícipe es castigado por convertir a otra persona en
delincuente o contribuir a hacerlo. Esta teoría considera esencial que el partícipe
haga o contribuye a hacer al autor “culpable” del hecho.
La teoría de causación o del favorecimiento, en cambio, ve el desvalor de la
participación en el hecho de que causa o favorece la lesión no justificada de un
bien jurídico por parte del autor. No es importante aquí que el autor obre o no
culpablemente, sino basta la causación o favorecimiento e un hecho antijurídico
del autor por parte de un partícipe que actúa culpablemente.
E. EL LINCHAMEINTO Y SU RELACION CON EL DELITO DE MUCHEDUMBRE.
F. EL DELITO DE MASAS:
45

TEMA 6:
LA IMPUTABILIDAD Y SU ASPECTO NEGATIVO:
Como ya habíamos expuesto, la capacidad psíquica, dado que el delito es una
conducta, puede influir en los diferentes estratos del análisis, así la incapacidad
psíquica, en determinado momento puede eliminar la conducta, o bien la tipicidad
{en los casos de error de tipo, psíquicamente condicionado}, o en al antijuricidad
{es necesario que quien actúa a su amparo reconozca los elementos de la situación
objetiva de la justificación, lo que requiere cierta capacidad psíquica}, en la
culpabilidad se requiere de un cierto grado de capacidad psíquica que le haya
permitido disponer de un cierto grado de determinación.
Para poder imputar a un sujeto un reproche de injusto, la capacidad psíquica que se
requiere es la necesaria para que le haya sido posible comprender la naturaleza del
injusto, de lo que hacía y que le haya podido permitir adecuar su conducta
conforme a esa comprensión de la antijuricidad.
"...Quien padece una psicosis delirante, que le lleva a un delirio de referencia en
que cree que el vecino le esta matando con polvos venenosos, cuando el pobre
hombre está matando hormigas en su jardín, no puede ser reprochado por su
conducta de agredir al vecino porque no puede exigírsele que comprenda la
antijuricidad de la misma. Por otro lado quien comprende la antijuricidad de su
conducta, pero no puede adecuarla a la comprensión de la antijuricidad, porque no
tiene capacidad psíquica para ello, tampoco puede ser reprochado por su injusto: el
que padece una fobia a los insectos, sabe que es injusto empujar ancianas por la
calle, pero si ha visto una cucaracha y eso le desencadena un pánico incontenible,
no podrá adecuar su conducta a la comprensión de la antijuricidad, por mucho que
razonando se percate de que su miedo no tiene una causa real y de que empujar a
una anciana en esas circunstancias es un acto deplorable y malvado.
La imputabilidad o capacidad de culpabilidad. Bajo este término se incluyen
aquellos supuestos que se refieren a la madurez psíquica y a la capacidad del
sujeto para motivarse (edad, enfermedad mental, etc.) Es evidente que si no se
tienen las facultades psíquicas suficientes para poder ser motivado
racionalmente, no puede haber culpabilidad.-
A. ACCIONES LIBERAE IN CAUSA: Para que exista delito, en un mismo momento,
la conducta debe ser típica, antijurídica y culpable.
No obstante, cuando en forma intencional (voluntaria), antes de la realización de la
conducta, el sujeto trata de excluir alguno de estos elementos, procurándose una
inimputabilidad (excusa) (o bien para facilitarse la comisión del hecho), el
ordenamiento jurídico establece que se retrotrae en el tiempo (a la ACTIO
PRAECEDENS) el elemento o la culpabilidad faltante.
La "ACTIO LIBERA IN CAUSA" ocurre cuando en el momento de la acción faltan los
presupuestos requeridos por los respectivos tipos penales y si el agente ha
producido voluntariamente la exclusión del elemento faltante, para realizar el hecho
punible en estado de incapacidad.
B. ASPECTO NEGATIVO: INIMPUTABILIDAD: La inimputabilidad tiene dos niveles,
el primero es la incapacidad de comprensión de la antijuridicidad, lo que elimina la
culpabilidad porque cancela la posibilidad exigible de comprensión de la
antijuridicidad; la segunda es la incapacidad para autodeterminarse conforme a la
comprensión de la antijuridicidad, elimina la culpabilidad porque estrecha el ámbito
de autodeterminación del sujeto.
C. EXIMENTES DE RESPONSABILIDAD PENAL: Este es uno de los elementos
46

negativos del delito, el cual tiene como consecuencia eliminar la responsabilidad


penal del sujeto activo.
En la doctrina científica del Derecho Penal, las causas de justificación son el
negativo de la antijuricidad o antijuricidad como elemento positivo del delito, y
son aquellas que tienen la virtud de convertir en lícito un acto ilícito, es decir, que
cuando en un acto delictivo aparece una causa de justificación de lo injusto,
desaparece la antijuricidad del delito (porque el acto se justifica), y como
consecuencia se libera de responsabilidad penal al sujeto activo.
D. CASUAS DE IMPUTABILIDAD: En el derecho penal guatemalteco actualmente
tiene vigente como causas de inimputabilidad, a) El menor de edad; b) Quien en
el momento de la acción u omisión, no posea, a causa de enfermedad mental, de
desarrollo psíquico incompleto o retardado o de trastorno mental transitorio, la
capacidad de comprender el carácter ilícito del hecho o de determinarse de
acuerdo con esa comprensión, salvo que el trastorno mental transitorio, haya sido
buscado de propósito por el agente.
Conforme a dicha norma legal, todas ellas responden a la idea de las eximentes
de responsabilidad penal. La minoría de edad como causa de inimputabilidad,
está establecida buscando la seguridad jurídica, de un modo tajante que no
admite gradación. De tal modo que solo a partir de los dieciocho años se puede
responder y no antes a la responsabilidad penal, aunque en el caso concreto se
pudiera demostrar que el menor de esa edad tiene la capacidad de culpabilidad
suficiente.
Algo similar sucede con la alteración en la percepción; aquí el legislador exige, sin
embargo, que la afección lo sea de nacimiento o desde la infancia y que tenga
alterado gravemente la conciencia de la realidad, con lo que se alude ya a un
dato que afecta a la capacidad de culpabilidad.
Finalmente la enajenación y el trastorno mental transitorio inciden de lleno en la
capacidad de motivación y, con ello, se convierte en la causa de inimputabilidad
por excelencia.-
E. CAUSAS DE JUSTIFICACION: Son aquellas que tienen la virtud de convertir en
lícito un acto ilícito, es decir, que cuando en un acto delictivo aparece una causa
de justificación de lo injusto, desaparece la antijuricidad del delito (porque el acto
se justifica), y como consecuencia se libera de responsabilidad penal al sujeto
activo. Nuestro Código Penal describe como causa de justificación la legítima
defensa, el estado de necesidad y el legítimo ejercicio de un derecho. Las causas
de justificación tienen elementos objetivos y subjetivos. Para justificar una acción
típica no basta con que se dé objetivamente la situación justificante, sino que es
preciso, además que el autor conozca esa situación e, incluso, cuando así se exija,
que tenga las tendencias subjetivas especiales que exige la ley para justificar su
acción.
Por ejemplo, solo puede actuar en legítima defensa quien sabe que se está
defendiendo.
Para la justificación de una acción no es suficiente, por tanto, que el autor alcance
un resultado objetivamente lícito, sino que es preciso, además que haya actuado
acogiendo en su voluntad la consecución de ese resultado.
No actúa, por ejemplo, en legitima defensa quien mata por venganza a otro sin
saber que la víctima estaba esperándolo precisamente para matarlo.
La exclusión de la legítima defensa en este caso no se debe a que se mate por
venganza, sino a que el autor no sabía subjetivamente que estaba defendiéndose
47

de la agresión de la víctima.
El elemento subjetivo de justificación no exige, por lo tanto, que los móviles de
quien actúa justificadamente sean valiosos, sino simplemente que el autor sepa y
tenga la voluntad de actuar de un modo autorizado o permitido jurídicamente.
G. CAUSAS DE INCULPABILIDAD: Opera cuando el elemento subjetivo del delito
que es la voluntad del agente no existe o no está justificada, es el elemento
negativo de la culpabilidad. Se contempla en 5 casos a saber:
1. Miedo Invencible: Cuando no se actúa de acuerdo a la libre voluntad se da la
vís compulsiva, o sea un tipo de violencia psicológica o moral que influye directa y
objetivamente en el ánimo del sujeto, que se ve amenazado de sufrir un daño
igual o mayor al que se pretende que cause. En cuando al miedo, debe ser
invencible, que no sea posible sobreponerse; y en cuanto al mal, debe ser real y
que sea injusto.
2. Fuerza Exterior: Se refiere a la vís absoluta, o sea la violencia física o
material que se torna en irresistible, ejercida directamente sobre la humanidad
del sujeto activo, o sea que un tercero le hace obrar como un instrumento; existe
falta de acción, la fuerza irresistible debe ser empleada directamente sobre el
sujeto activo.
3. Error: Es un conocimiento equivocado, un juicio falso sobre algo; la
importancia de esto es que el sujeto debe actuar con conocimiento y querer
hacer, lo que hace o bien no haberlo sabido y querido, teniendo al menos la
posibilidad de prever el carácter típicamente antijurídico de la acción por el
realizada (culpa), este aspecto es conocido en nuestra legislación como legítima
defensa putativa, que es un error en hecho (aberratio ictus), o error propio, que es
cuando el sujeto activo rechaza una supuesta agresión contra su persona, al
creerse realmente atacado, pero ésta solo ha existido en la mente del agente. De
igual manera se habla del error de derecho que es una equivocación que versa
sobre la existencia de la ley que describe una conducta como delictiva; nuestra
ley la denomina ignorancia, y es atenuante (art. 26, num. 9 C.P.), también
denominado error impropio, es el error en el golpe, que es la desviación entre lo
imaginado por el sujeto y lo efectivamente ocurrido, cuando va dirigido contra
una persona, causando impacto en otra --error in personae-- art. 21.
4. Obediencia Debida: Es cuando existe un actuar en cumplimiento de un
deber jurídicamente fundado de obedecer a otra persona, y como consecuencia
de ello aparece la comisión de un delito; opera esta eximente y se da la
responsabilidad de quien ordenó el acto, pero el mandato no debe tener notoria
infracción clara y terminante de la ley, debido a que si es ilícito, no es obligatorio;
debe emanar de una autoridad superior al que se debe obediencia.
5. Omisión Justificada: Es la conducta pasiva en contra de una obligación de
actuar que imponen algunas normas, cuando el sujeto se encuentra
materialmente imposibilitado para hacerlo, quedando exento por inculpabilidad;
pero esa causa debe ser legítima (real) e insuperable que impide el actuar.
G. LA CULPABILIDAD Y SU ASPECTO NEGATIVO.
1. CONCEPTO: Es un comportamiento consiente de la voluntad que da lugar a
un juicio de reproche debido a que el sujeto actúa en forma antijurídica, pudiendo
y debiendo actuar diversamente.
a. Función subjetiva de la Culpabilidad:
La culpabilidad además de constituir un elemento positivo, para la construcción
técnica de la infracción, tiene como característica fundamental ser el elemento
48

subjetivo del delito, refiriéndose pues a la voluntad del agente para la realización
del acto delictivo. La culpabilidad radica pues, en la manifestación de voluntad del
sujeto activo de la infracción penal que puede tomarse dolosa o bien culposa,
dependiendo de la intención deliberada de cometer el delito, o bien de la
comisión del delito por negligencia, imprudencia o impericia.
Recordamos que un delito es una conducta, de la que se puede predicar que es
típica, antijurídica y culpable. La culpabilidad no puede ser más, por tanto, que una
cualidad de la acción y, más propiamente, de la conducta que ya hemos calificado
de típica y antijurídica.
Existe culpabilidad, como vimos, según Zaffaroni, cuando: "...la conducta típica y
antijurídica le sea reprochable al autor en razón de que tuvo la posibilidad (exigible)
de actuar de otra manera, lo que no sucede, por ejemplo en el caso del loco”.
El concepto normativo de culpabilidad se funda en que el sujeto podía hacer algo
distinto a lo que hizo y le era exigible en esas circunstancias que lo hiciese.
2. NATURALEZA
A este respecto se dan dos teorías.
a. Teoría Psicológica: Indica que la culpabilidad es la relación psíquica de
causalidad entre el autor y el acto, o bien entre el autor y el resultado; es decir, el
lazo que une al agente con el hecho delictivo es puramente psicológico; su
fundamento radica en que el hombre es un sujeto de conciencia y voluntad, y de
ésta depende que contravenga la norma jurídico o no.
b. Teoría Normativa: No basta la relación psíquica entre el autor y el acto, sino
que es preciso que ella de lugar a una valoración normativa, a un juicio de valor
que se traduzca en reproche, por no haber realizado la conducta deseada. Sus
aspectos fundamentales son:
 La culpabilidad es un juicio de referencia, por referirse al hecho
psicológico;
 La culpabilidad es un hecho atribuible a una motivación reprochable
del agente;
 La reprochabilidad de la conducta (activa u omisiva), únicamente
podrá formularse cuando se demuestre la exigibilidad de otra
conducta diferente a la emitida por el agente;
 La culpabilidad tiene como fundamentos, en consecuencia, la
reprochabilidad y la exigibilidad.
Por lo tanto se puede decir que la naturaleza de la culpabilidad es subjetiva
debido a la actividad psíquica del sujeto, formada por los motivos, las decisiones
de voluntad que toma o deja de tomar el sujeto y los elementos subjetivos del
injusto que de no computarse la culpabilidad no podrían ser imputados.
3. ASPECTO NEGATIVO: INCULPABILIDAD: Las causas de inculpabilidad no son
causas que eliminan la antijuricidad de la conducta; su razón de ser jurídico-penal
es simplemente reducir o hacer desaparecer el reproche personal del injusto Queda,
por tanto claro que, en nuestro derecho, la culpabilidad es un juicio de reproche, de
carácter normativo, en los dos niveles expuestos, y queda claro que las causas de
inculpabilidad (en uno y otro nivel) no son "númerus clausus", puesto que las
hipótesis que menciona el legislador son puramente ejemplificativas.
Opera cuando el elemento subjetivo del delito que es la voluntad del agente no
existe o no está justificada, es el elemento negativo de la culpabilidad. Se
contempla en 5 casos a saber:
49

a. MIEDO INVENCIBLE: Cuando no se actúa de acuerdo a la libre voluntad se da


la vís compulsiva, o sea un tipo de violencia psicológica o moral que influye
directa y objetivamente en el ánimo del sujeto, que se ve amenazado de
sufrir un daño igual o mayor al que se pretende que cause. En cuando al
miedo, debe ser invencible, que no sea posible sobreponerse; y en cuanto al
mal, debe ser real y que sea injusto.
b. FUERZA EXTERIOR: Se refiere a la vís absoluta, o sea la violencia física o
material que se torna en irresistible, ejercida directamente sobre la
humanidad del sujeto activo, o sea que un tercero le hace obrar como un
instrumento; existe falta de acción, la fuerza irresistible debe ser empleada
directamente sobre el sujeto activo.
c. ERROR: Es un conocimiento equivocado, un juicio falso sobre algo; la
importancia de esto es que el sujeto debe actuar con conocimiento y querer
hacer, lo que hace o bien no haberlo sabido y querido, teniendo al menos la
posibilidad de prever el carácter típicamente antijurídico de la acción por el
realizada (culpa), este aspecto es conocido en nuestra legislación como
legítima defensa putativa, que es un error en hecho (aberratio ictus), o error
propio, que es cuando el sujeto activo rechaza una supuesta agresión contra
su persona, al creerse realmente atacado, pero ésta solo ha existido en la
mente del agente. De igual manera se habla del error de derecho que es
una equivocación que versa sobre la existencia de la ley que describe una
conducta como delictiva; nuestra ley la denomina ignorancia, y es
atenuante (art. 26, num. 9 C.P.), también denominado error impropio, es el
error en el golpe, que es la desviación entre lo imaginado por el sujeto y lo
efectivamente ocurrido, cuando va dirigido contra una persona, causando
impacto en otra --error in personae-- art. 21.
d. Obediencia Debida: Es cuando existe un actuar en cumplimiento de un
deber jurídicamente fundado de obedecer a otra persona, y como
consecuencia de ello aparece la comisión de un delito; opera esta eximente
y se da la responsabilidad de quien ordenó el acto, pero el mandato no debe
tener notoria infracción clara y terminante de la ley, debido a que si es
ilícito, no es obligatorio; debe emanar de una autoridad superior al que se
debe obediencia.
e. Omisión Justificada: Es la conducta pasiva en contra de una obligación de
actuar que imponen algunas normas, cuando el sujeto se encuentra
materialmente imposibilitado para hacerlo, quedando exento por
inculpabilidad; pero esa causa debe ser legítima (real) e insuperable que
impide el actuar.
TEMA 7:
LA PUNIBILIDAD Y SU ASPECTO NEGATIVO.
1. DEFINICION: Es la abstracta descripción de la pena que plasma como una
amenaza de prevención general, el legislador en la ley penal. O sea que es la
determinación de la sanción en la ley penal.
2. NATURALEZA: El delito es acción punible. La punibilidad es uno de sus
caracteres más destacables, para que una acción constituya delito; además de los
requisitos de antijuricidad, tipicidad y culpabilidad debe reunir el de punibilidad.
Una acción puede ser antijurídica y culpable y sin embargo no ser delictuosa,
podrá constituir una acción de carácter civil o administrativo, pero par que
constituya un delito es necesario que su ejecución se halle conminada por la ley
50

con una pena que sea punible. Por lo tanto, la punibilidad viene a ser un
elemento de la tipicidad, pues el hecho de estar la acción regulada con una pena
constituye un elemento del tipo delictivo.
La doctrina europea ha ubicado la punibilidad con el último requisito del delito
por lo que define que el delito es la acción típica, antijurídica, culpable y punible.
Caso contrario a la doctrina latinoamericana, la cual no incluye la punibilidad
como un elemento del delito y entiende que el delito es sólo la acción típica,
antijurídica y culpable.
A. PENA: Es la real privación o restricción de bienes del autor del delito, que
lleva a cabo el órgano ejecutivo para la prevención especial, determinada en su
máximo por la culpabilidad y en su mínimo por la personalización. O sea que la
pena consiste en la ejecución de la punición impuesta por el Juez en su sentencia
condenatoria.
1. SANCIÓN:
La sanción es utilizada como un sinónimo de pena y es considerada como un
castigo o carga a que se hace merecedor quien quebranta una disposición no
penal. La sanción es exclusivamente impuesta por una autoridad administrativa.
Ej. Multa, clausura, etc. Hay que tener presente que no se podrá imponer una
pena si previamente no existe una ley que la establezca “nullum pena sin e lege”.
2. VARIACIÓN DE LA PENA: A delito igual pena igual: Si A mata, la pena
imponible será igual a la que se impondrá a B, quien también mató. Sin
embargo, existen tres variantes que modifican la penalidad:
a. Arbitrio Judicial: Es el margen señalado por la ley en cada norma que
establezca una pena, al considerar que ésta tiene un margen de acuerdo con un
mínimo y un máximo, dentro del cual el juez podrá imponer la que e4stime m’s
justa. Esto significa que el juzgador impondrá la pena que a su arbitrio (juicio)
considere más adecuada.
b. Circunstancias Atenuantes o Privilegiadas: Son las consideraciones del
legislador para que en determinados casos, la pena correspondiente a un delito se
pueda disminuir.
c. Circunstancias Agravantes: Son las consideraciones del legislador
contenidas en la ley para modificar la pena y agravarla. Estas variantes obedecer
a las circunstancias o factores que la propia ley tiene en cuenta para variar la
pena de modo que ésta sea más justa.
B. PRIVILEGIO DE LA PENA RELATIVAMENTE INDETERMINADA: Consiste en que
cada delito se elija un mínimo y un máximo dentro de los extremos que el juez
debe imponer la pena. (Art. 65, 123 del Código Penal).
C. ASPECTO NEGATIVO. EXCUSAS ABSOLUTORIAS: Constituyen la razón o
fundamento que el legislador consideró para que un delito, a pesar de haberse
integrado en su totalidad, carezca de punibilidad.
D. CONDICONALIDAD OBJETIVA Y SU ASPECTO NEGATIVO: Aunque en este case
se trate de un elemento del delito, su naturaleza es muy controvertida, pues la
mayoría de los autores niegan que s4e trate de un verdadero elemento del delito,
pero se incluye en el tema de la punibilidad por su estrecha relación.
Al igual que la punibilidad, la condicionalidad objetiva no es propiamente
integrante del delito, éste puede existir sin aquellas.
1. Noción de condicionalidad Objetiva: Está constituida por requisitos que la
ley señala eventualmente para que se pueda perseguir el delito.
51

Algunos autores señalan que son requisitos de procedibilidad, mientras que para
otros son similares hechos adicionales, exigibles y para otros constituyen un
auténtico elemento del delito.
En realidad, las condiciones objetivas son elementos del tipo, algunas veces tiene
que ver con la intencionalidad del sujeto, otras con respecto de la perseguibilidad.
Jiménez de Asuá las denomina condiciones objetivas de punibilidad y afirma que
son presupuestos procesales que a menudo se subordinan a la persecución de
ciertas figuras delictivas.
2. Aspecto Negativo: Ausencia de condicionalidad objetiva: La ausencia de
condicionalidad objetiva llega a ser el aspecto negativo, de las condiciones
objetivas de punibilidad. La carencia de ellas hace que el delito no se castigue.
E. TEORIA DEL DELINCUENTE. El Derecho Penal gira en torno a la ley, el delito,
el delincuente, y la pena y no puede pasar por alto al protagonista del crimen.
Aunque a la criminología le corresponde analizar al criminal desde un enfoque
interdisciplinario (sociología, biología, antropología y psicología), también es
necesario que desde el punto de vista del DP se puedan apreciar ciertos aspectos
necesarios para comprender los problemas que ofrece esta ciencia jurídica.
1. EL DELINCUENTE: No existen enfermedades, sino enfermos, de la misma
manera que no existen delitos, sino delincuentes.
Noción de Delincuente: Delincuente es la persona física que lleva a cabo la
conducta delictiva. Los animales solo son un instrumento que eventualmente
utiliza el hombre, pero la responsabilidad recae en el ser humano.
Diversas denominaciones:
a. Desde el punto de vista jurídico se conoce al delincuente o sujeto activo o
agente.
b. En la criminología se le conoce como criminal o antisocial, o sujeto
desviado.
c. En el Derecho Procesal Penal se le conoce como sindicado, inculpable,
procesado, sentenciado y reo. Dependerá del momento procesal.
2. TEORÍA DEL DELINCUENTE NATO:
César Lombroso. (escuela positiva), antropólogo y médico italiano, legó al DP y a
la criminología la “Teoría del Delincuente Nato”, la cual ha sido criticada
severamente y es considerada como el primer estudio científico realizado.
Esta teoría se resume así: Lombroso preocupado por la conducta o
comportamiento humano, en especial por la conducta criminal, se dedicó a
estudiar a los criminales de su época y clasificó a los criminales de acuerdo con
sus caracteres antropológicos y psicológicos. Afirma que el hombre al evolucionar
del simio, en algunos cosos queda un espacio que corresponde al hombre
delincuente, es decir, es un ser que llegó o no evolucionó completamente y se
quedó en una etapa intermedia; dividió simio y hombre. Desde luego dicha
postura ha sido superada; pero muchas notas de Lombroso han sido rescatadas.
Muchas de las nociones manejadas actualmente en ciencias penales y afines
parten del estudio de Lombroso como la peligrosidad, los factores criminógenos la
predisposición criminal, el concepto de delincuente como ser biopsicosocial, la
clasificación del delincuente, los tratamientos de éste, etc.
3. FRECUENCIA DEL COMPORTAMIENTO DELICTIVO: Aquí se hace referencia a
la pericidad y número de ocasiones que el delincuente infringe la ley.
52

a. PRIMODELINCUENCIA: Ubicación de aquellos sujetos que cometen un acto


delictivo por primera vez. El juez deberá tomar en acta esta circunstancia al
aplicar la pena.
b. REINCIDENCIA: Se presenta cuando un sujeto delinque por segunda vez,
siempre que haya sido sentenciado por el primer delito. La reincidencia puede
ser:
1) Genérica: Se produce cuando el agente delinque por segunda vez al
cometer un delito de distinta naturaleza que el primero.
2) Específica: Se presenta cuando el primero y el segundo son de la misma
naturaleza.
c. Habitualidad: Existe cuando el sujeto reincide en cometer a veces mas un
delito de la misma naturaleza, siempre que los tres delitos se cometan en un
período que no exceda de diez anos.
Para la criminología, la delincuencia habitual es cuando el sujeto hace de su
conducta una forma habitual de actividad.
d. OCASIONALIDAD: Se produce cuando el sujeto comete el delito en función
de habérsele presentado la ocasión. Puede tratarse de un delincuente primario o
de un reincidente.
e. DELINCUENCIA PROFESIONAL: Es desarrollar un comportamiento o
profesión, incluso el sujeto trata de perfeccionarse y llegar a hacer especialidades
para poder llevar a cabo la comisión del delito. Para su ejercicio se requiere de
una capacidad intelectual superior a la común, además de toda una organización.
Crimen Organizado.
F. IDENTIFICACION DEL DELINCUENTE: Cuando se detiene a un sujeto como
presunto responsable del delito imputado, la autoridad procede a identificarlo. No
bastan los datos de identificación aportados por la víctima y los testigos, sino
también es necesaria la intervención de especialistas para que puedan identificar
al delincuente. La identificación se puede hacer tanto con el detenido o sin él a
través del retrato hablado.
1. CRIMINALÍSTICA: Esta disciplina es de gran ayuda para el DP, pues reúne los
conocimientos técnicos y científicos que disipan los cuestionamientos formulados.
2. ACTUALMENTE EXISTEN LOS SIGUIENTES SISTEMAS DE IDENTIFICACIÓN:
a. DACTILOSCÓPICO: Mediante el examen de las huellas dactilares se puede
identificar a un sujeto.
b. ANTROPOMÉTRICO: Consiste en un a serie de medidas, proporciones y
características del cuerpo humano que sirven para distinguir a la personas y
lograr su identificación.
c. RETRATO HABLADO: Es la técnica por medio de la cual un sujeto (víctima o
testigo) aporta los datos o características del delincuente, mientras que un
dibujante especializado en la rama, realiza la descripción gráfica conforme a
los datos proporcionados. Su validez dependerá de la exactitud con que el
informante proporcione.
d. QUÍMICA Y BIOLOGÍA FORENSE: Mediante el análisis de sangre, semen,
cabello, ropa y diversas sustancias orgánicas e inorgánicas, se puede
identificar a un sujeto.
Los avances de al criminalística han hecho más fácil la identificación del sujeto; y
se requiere un nivel alto de preparación de los técnicos, así como capacitación y
actualización, sin olvidar la ética de dicho personal.
53

G. CONCURSO APARENTE DE LEYES: Es la reunión de dos o más personas,


como sujetos activos del delito. En principio, los delitos son cometidos por una
persona y otras veces por dos o más personas, pero en algunas situaciones la
propia ley exige concurrencia de dos o más sujetos que pueda existir el delito.
TEMA 8:
CONCURSOS DE DELITOS. CONCEPTO:
A. CONCURSO REAL DE DELITOS: Art. 69. Conocido en la doctrina como
concurso material de delitos, este concurso tiene lugar cuando una persona ha
cometido dos o más delitos, por lo tanto se le impondrán todas las penas
correspondientes a las infracciones que haya cometido a fin de que las cumpla
sucesivamente, principiando por las más graves, pero el conjunto de las penas de
la misma especie no podrá exceder del triple de la de mayor duración, si todas
tuvieren igual duración no podrán exceder del triple de la pena.
Este máximo, sin embargo, en ningún caso podrá ser superior:
1. A cincuenta años de prisión
2. A doscientos mil quetzales de multa
B. CONCURSO IDEAL DE DELITOS: Art. 70. Conocido en la doctrina como
concurso formal de delitos, este concurso tiene lugar u ocasión cuando un solo
hecho constituya dos o más delitos, o cuando uno de ellos sea medio necesario de
cometer el otro, únicamente se impondrá la pena correspondiente al delito que
tenga señalada mayor sanción, aumentada hasta en una tercera parte.
El tribunal impondrá todas las penas que correspondan a cada una de las
infracciones si a su juicio esto fuera más favorable al reo, que la aplicación de la
regla anterior.
Cuando se trate de concurso ideal de delitos sancionados con prisión, de delitos
sancionados con prisión y multa o de delitos sancionados sólo con multa, el juez,
a su prudente arbitrio y bajo su responsabilidad aplicará las sanciones respectivas
en la forma que resulte más favorable al reo.
C. DELITO CONTINUADO: Art. 71. Se entenderá que hay delito continuado
cuando varias acciones u omisiones se cometan en las circunstancias siguientes:
1. Con un mismo propósito o resolución criminal.
2. Con violación de normas que protejan un mismo bien jurídico de la misma o
de distinta persona.
3. En el mismo o en diferente lugar.
4. En el mismo o distinto momento, con aprovechamiento de la misma
situación.
5. De la misma o de distinta gravedad.
En este caso se aplicará la sanción que corresponda al delito, aumentada en una
tercera parte.
TEMA 9:
LA PENA Y MEDIDAS DE SEGURIDAD:
A. LA PENALOGÍA:
B. CLASIFICACIÓN DOCTRINARIA Y LEGAL:
1. CLASIFICACION DOCTRINARIA:
a. Por sus consecuencias
b. Reversible
c. Por su aplicación
1) principal
2) accesoria
54

3) complementaria
c. Por su finalidad que persigue
1) correctiva
2) intimidatoria o preventiva
3) eliminatoria
d. Por el bien jurídico que afecta
1) Capital
2) Corporal
3) Pecuniarias
4) Laborales
5) Informantes
d. Medidas sustitutivas
1) Condena condicional
2) Libertad preparatoria
3) Libertad provisional

2. CLASIFICACIÓN LEGAL
a. PENAS PRINCIPALES (Art. 41)
1) La de muerte
2) La de prisión
3) El arresto y
5) La multa
b. PENAS ACCESORIAS (Art. 42)
1) Inhabilitación absoluta
2) Inhabilitación especial
3) Comiso y pérdida de los objetos o instrumentos del delito
4) Expulsión de extranjeros del territorio nacional
5) Pago de costas y gastos procesales
6) Publicación de la sentencia y todas aquellas que otras leyes señalen
7) Medidas de seguridad (Art. 88)
8) Internamiento en establecimiento psiquiátrico
9) Internamiento en granja agrícola, centro industrial u otro análogo
10) Internamiento en establecimiento educativo o de tratamiento especial
11) Libertad vigilada
12) Prohibición de residir en lugar determinado
13) Prohibición de concurrir a determinados lugares
14) Caución de buena conducta
B. LA INDIVIDUALIZACION DE LA PENA: Concepto de individualización de la
pena
Actividad legislativa, judicial y administrativa. Suele decirse que hay una etapa
legal, otra judicial y otra administrativa de individualización de la pena. Ello no es
del todo exacto, porque en realidad, las actividades judicial y administrativa se
combinan para realizar la voluntad de la ley.
La individualización de la pena es la precisión que en cada caso concreto se hace
para determinar la cantidad y calidad de los bienes jurídicos de que es necesario
y posible privar al autor de un delito para procurar su resocialización.
Lo que nos ocupará aquí es la individualización que debe hacer el tribunal en el
caso concreto. Para ello, frecuentemente la ley contiene escalas generales o
especiales, dentro de las que el tribunal debe moverse, a la ley le es imposible la
55

previsión casuística de todas las circunstancias que es necesario ponderar en el


caso concreto, por lo que no le resta otro camino que conceder esta facultad de
ponderación al tribunal. Las normas a aplicar para la particularización de la pena
en cada caso han dado lugar a un capítulo especial del derecho penal que
últimamente se ha llamado, particularmente en Alemania, "derecho de
cuantificación de la pena".
C. LA PENA DE MUERTE A LA LUZ DE LA CONSTITUCION GUATEMALTECA Y
TENDENCAIS ACTUALES NACIONALES E INTERNACIONALES: Al respecto de la
pena de muerte, se puede indicar que tiene carácter extraordinario y se aplica
solo por los delitos señalados en la ley, regulados en los artículos 131, 132, 175,
201 y 383 del Código Penal. La pena de muerte, consiste en la eliminación física
del delincuente, debido a la gravedad del delito cometido y la peligrosidad
criminal del mismo. Al respecto de esta pena, se dan argumentos a favor de que
se continúa con esta práctica y otros que sea abolido, así:
1. TEORÍA ABOLICIONISTA:
Los exponentes de esta teoría, analizan la cuestión desde dos puntos de vista:
Moral y Jurídico.
Punto de Vista Moral: La pena de muerte es un acto impío, al imponerse se
arrogan calidades de omnipotencia divina; es un acto contrario a los principios de
la sociabilidad humana; va en contra de la conciencia colectiva, por el desprecio
que se manifiesta al verdugo en forma universal.
Punto de Vista Jurídico: Carece de eficacia intimidatoria en general, en relación
con ciertos delincuentes, carece de toda eficacia, debido a que se convierte en un
riego profesional; el espectáculo de la ejecución produce en las masas un estado
desmoralizador; su aplicación es escasa en proporción; la pena de muerte es
irreparable; carece de divisibilidad y proporcionalidad; no es correccional.
2. TEORÍA ANTIABOLICIONISTA: Sus argumentos son:
a. El particular que se defiende legítimamente, puede quitar la vida, el Estado
debe también tener igual derecho contra el que le ataca.
b. Es un procedimiento excelente y único de selección que asegura
perpetuamente a la sociedad contra el condenado y una saludable mejora de la
raza.
c. Ahorra a la sociedad el mantenimiento de un ser que le es enemigo.
d. Es una justa retribución contra los delitos contra la vida.
e. La pena de muerte es menos cruel que las privaciones de libertad.
3. TEORÍA ECLÉCTICA: Indica que la pena de muerte no debe aplicarse en
tiempo de normalidad, pero si en circunstancias extremas de descomposición
social, por cuanto la pena capital, constituye un acto de legítima defensa por
parte del poder público. Para su aplicación deben darse los supuestos siguientes:
1) Solo ha de aplicarse cuando se trate de delitos gravísimos.
2) La existencia de plena prueba y humanamente cierta la culpabilidad del
condenado.
3) Su ejecución debe ser de modo que haga sufrir menos al delincuente.
4) No aplicarse en presencia del pueblo, para evitar que excite la crueldad de
las almas.
En nuestro país se sigue la corriente ecléctica. Art. 18 Constitucional.
D. LA CONMUTA DE L APENA DE MUERTE: De conformidad con lo establecido
en el segundo párrafo del artículo 43 del Código Penal, establece que las personas
a las que se les haya impuesto la pena de muerte y que fueren beneficiadas con
56

la conmuta de dicha pena por la pena privativa de libertad se les impondrá la


pena máxima de prisión.
F. LA CONVERSION: De conformidad con lo establecido en el artículo 55 del
Código Penal establece que la pena de multa, que no la hicieren efectiva en el
término legal, o que no cumplieren con efectuar las amortizaciones para su
debido pago, o fueren insolventes, cumplirán su condena con privación de
libertad, regulándose el tiempo, según la naturaleza del hecho y las condiciones
personales del penado entre cinco quetzales y cien quetzales por cada día.
G. EL COMISO: Art. 60. El comiso consiste en la pérdida, a favor del Estado, de
los objetos que provengan de un delito o falta, y de los instrumentos con que se
hubieren cometido, a no ser que pertenezcan a un tercero no responsable del
hecho. Cuando los objetos referidos fueren de uso prohibido o no sean de lícito
comercio, se acordará el comiso, aunque no llegue a declararse la existencia del
delito o la culpabilidad del imputado.
Los objetos decomisados de lícito comercio, se venderán y el producto de la venta
incrementará los fondos privativos del Organismo Judicial.
H. EXTINCIÓN DE LA RESPONSABILIDAD PENAL: Art. 101. La responsabilidad
penal se extingue:
1. Por muerte del procesado o del condenado.
2. Por amnistía.
3. Por perdón del ofendido, en los casos en que la ley lo permita
expresamente.
4. Por prescripción.
5. Por cumplimiento de la pena.
I. EXTINCIÓN DE LA RESPONSABILIDAD DE LA PENA: Art. 102 al 111. La pena
se extingue:
1. POR SU CUMPLIMIENTO.
2. POR MUERTE DEL REO: Art. 103. La muerte de quien ha sido condenado,
extingue también la pena pecuniaria impuesta pendiente de satisfacer y
todas las consecuencias penales de la misma.
3. POR AMNISTÍA: Art. 104. La amnistía extingue por completo la pena y todos
sus efectos.
4. POR INDULTO: Art. 105. El indulto sólo extingue la pena principal.
5. POR PERDÓN DEL OFENDIDO, EN LOS CASOS SEÑALADOS POR LA LEY: Art.
106. El perdón del ofendido extingue la responsabilidad penal y la pena si ya
se hubiere impuesto, por delitos solamente perseguibles mediante denuncia
o querella.
En los delitos cometidos contra menores o incapacitados, el tribunal podrá
rechazar la eficacia del perdón otorgado por los representantes de aquéllos,
ordenando la continuación del proceso o el cumplimiento de la condena, a
solicitud o con intervención del Ministerio Público.
6. POR PRESCRIPCIÓN: Art. 107. La responsabilidad penal prescribe:
a. A los veinticinco años, cuando correspondiere pena de muerte.
b. Por el transcurso de un período igual al máximo de duración de la pena
señalada, aumentada en una tercera parte, no pudiendo exceder dicho
término de veinte años, ni ser inferior a tres.
c. A los cinco años, en los delitos penados con multa.
d. A los seis meses, si se tratare de faltas.
57

J. LA ANMISTIA: De conformidad con lo establecido en el artículo 104 del


código penal, la pena se extingue por completo juntamente con todos sus efectos
por la amnistía, la cual es dictada por el Congreso de la República de conformidad
con lo establecido en el literal g) del artículo 171 de esa Constitución.
K. EL INDULTO: De conformidad con lo establecido en el artículo 105 el indulto
solo extingue la pena principal, este indulto lo otorga el Presidente de la
República.
L. MODALIDADES DE LA IMPOSICIÓN DE LA PENA. De conformidad con lo
establecido en el artículo 41 y 42 del código penal, en Guatemala solo existen dos
modalidades de penas, las principales que son la muerte, la prisión, el arresto y la
multa; en cuanto a las penas accesorios que son la inhabilitación absoluta,
inhabilitación especial, comiso y perdida de los objetos o instrumentos del delito,
expulsión de extranjeros del territorio nacional, pago de costas y gastos
procesales, publicación de la sentencia y todas aquellas que otras leyes señalen.
M. LA PENA RELATIVAMENTE INDETERMINADA: De conformidad con lo
establecido en el artículo 1 del Código Penal que contiene el principio de
legalidad, en Guatemala no existe relatividad de la pena, ya que nadie puede ser
sujeto a penas o medidas de seguridad que no estén expresamente establecidas
en una ley anterior a la perpetración del hecho.
TEMA 10:
AMBITO DE APLICACIÓN DE LA LEY PENAL:
A. APLICACIÓN TEMPORAL: Cuando la doctrina se refiere al la ley penal es en el
tiempo, lo hace con el fin de explicar el tiempo de aplicación que puede tener la
ley penal en un país determinado. La determinación del ámbito temporal de
validez de la ley penal es el resultado de un conjunto de principios jurídicos que
fijan el alcance de la validez de las leyes penales del Estado con relación al
tiempo.
B. RETROACTIVIDAD DE LA LEY PENAL: Retroactividad consiste en aplicar una
ley vigente con efectos hacia el pasado, a pesar de que se haya cometido el
hecho bajo el imperio de una ley distinta y ya se haya dictado sentencia; el
principio general de la retroactividad de la ley establece que una ley nunca es
retroactiva salvo cuando se refiere a materia penal y que favorezca al reo. Art. 15
Constitucional. Art. 66 Código Tributario.
C. ULTRACTIVIDAD DE LA LEY PENAL: La ultractividad de la ley es aplicarse al
futuro, es decir, que la nueva ley penal debe de regir los hechos y actos que se
ejecuten durante su vigencia, salvo que la ley anterior sea de mayor beneficio
para el reo. Art. 2 y 3.
D. PRINCIPIO DE TERRITORIALIDAD DE LA LEY PENAL: Sostiene que la ley penal
debe aplicarse únicamente a los hechos cometidos dentro del los limites del
territorio del Estado que la expide y dentro de ese limite la ley penal debe
aplicarse a autores o a cómplices de los delitos, sin importar su condición de
nacional o extranjero, residente o transeúnte, ni la pretensión punitiva de otro
Estado. Se fundamenta en la soberanía de los Estados, por lo que la ley penal no
puede ir más allá del territorio donde ejerce su soberanía determinado territorio.
Ver Art. 4 del CP, Art. 5 Dto. 2-89. Art. 153 Const.
E. EXTRATERRITORIALIDAD DE LA LEY PENAL: Es una particular excepción al
principio de territorialidad y sostiene que la ley penal de un país, si puede
58

aplicarse a delitos cometidos fuera de su territorio teniendo como base los


siguientes principios: (ver Art. 5 y 6 del CP)
1 PRINCIPIO REAL O DE PROTECCIÓN DE INTERESES: Fundamenta la extra
territorialidad de la ley penal, diciendo que un Estado no puede permanecer
aislado frente a ataques contra la comunidad que representa por el solo
hecho de que se realicen el en extranjero de tal manera que la competencia
del Estado para el ejercicio de la actividad punitiva esta determinada porque
el interés lesionado o puesto en peligro por el delito sea nacional. Ejemplo:
falsificación de moneda nacional en el extranjero. Ver Art. 5 inciso 1, 2, 4 y 6
del CP.
2. PRINCIPIO DE PERSONALIDAD: La ley penal del Estado sigue al nacional
donde quiera que este vaya, de modo que la competencia se determina por
la nacionalidad del autor del delito y tiene en la actualidad aplicación
cuando se dan las siguientes circunstancias: Que el delincuente nacional no
haya sido penado en el extranjero y que se encuentre en su propio país. Se
fundamenta en una desconfianza existente respecto de una posible falta de
garantías al enjuicia el hecho cometido por un nacional de un país
extranjero. Ver Art. 5 inciso 3 del CP.
3. PRINCIPIO UNIVERSAL: Principio universal o de comunidad de intereses:
Sostiene que la ley penal de cada Estado tiene validez universal, por lo que
todas las naciones tienen derecho a sancionar a los autores de
determinados delitos, no importando su nacionalidad, lugar de comisión de
delito, ni el interés jurídico vulnerado, la única condición es que el
delincuente se encuentre en el territorio de su Estado y que haya sido
castigado por este delito. Ver Art. 5 inciso 5 del CP.
F. LUGAR DE COMISIÓN DEL DELITO: Art. 20. Generalmente en el lugar donde
se ha manifestado la conducta humana, donde la acción tuvo lugar, debe
producirse el resultado. Sin embargo, en ciertas ocasiones la causa y el efecto, la
conducta y el resultado no coinciden en lo referente al tiempo y al lugar del delito,
por lo que nos encontramos con los delitos de distancia. Para resolverlos se han
formulado las siguientes teorías:
1. TEORÍA DE LA ACCIÓN: Toma en cuenta el tiempo y el lugar donde se
realizo el movimiento corporal, sus defensores afirman que lo que da lugar a la
acción represiva no es el acto prohibido por la ley en si mismo, sino el hecho de
cometerlo, el hecho de obrar de manera contraria al orden establecido por el
legislador.
2. TEORÍA DEL RESULTADO: El delito se comete en el lugar y en el tiempo en
que se produjo el resultado de la acción. Contra esta, puede objetarse que en
ciertos delitos no puede determinarse ni el tiempo ni el lugar del resultado, por
ejemplo en los delitos que no pasan del grado de tentativa. Por otro lado existen
delitos que pueden producir resultado en diversos lugares y la aplicación de esta
teoría provocaría posibles conflictos jurisdiccionales.
3. TEORIA DE LA UBICUIDAD: También llamada teoría de conjunto. El delito se
comete tanto donde se desarrolla, total o parcialmente, la actividad delictuosa
como donde se produce el resultado.
Para solucionar el problema relativo al lugar del delito, la doctrina mas aceptada
es la de la ubicuidad ya que es la que favorece a los intereses sociales y porque
asegura el castigo del delito, tanto en el caso que la acción se haya ejecutado en
59

el territorio del Estado como cuando su resultado se haya producido dentro de sus
fronteras, evitándose así lamentables impunidades.
Para solucionar el problema relativo al tiempo del delito, la teoría aplicable es la
de la actividad, pues el principio de legalidad que inspira casi la totalidad de
legislaciones penales, la máxima Nullum crimen sine lege, toma como punto de
relevancia el momento en que el agente desarrollo su actividad criminal, es decir
el momento en que realizo la acción delictiva.
Los delitos de omisión deben considerarse cometidos en el lugar donde hubiera
debido ejecutar la acción positiva que tenía el deber jurídico de realizar,
comienzan en el momento en que se exige la ejecución del acto y duran cuanto
dura el deber de ejecutarlo.
Las cuestiones relativas a la determinación del tiempo y del lugar de la acción no
poseen solo un interés científico, sino una considerable trascendencia practica.
En el caso que una ley nueva aplicable al hecho punible, antes no sancionado
haya entrado en vigor después de la ejecución de la acción, pero antes de la
producción de su resultado, la actividad desarrollada por el agente será punible?
Este caso se resuelve conforme la teoría del resultado o de la ubicuidad, los
hechos realizados serán punibles, pues en ambos se toma en cuenta el resultado,
el cual se produjo después de haber entrado en vigor una nueva ley. Con arreglo a
la doctrina de la actividad, que es aplicable los hechos realizados por el agente no
serán punibles porque en el momento de su ejecución la ley no los definía como
delitos por lo tanto no constituían acciones penadas por la ley.
G. EXTRADICION Y REEXTRADICIÓN:
1. EXTRADICION: Art. 27 Const., Art. 8 Penal, Art. 68 Narcoactividad. Es el acto
en virtud del cual el gobierno de un Estado entrega al de otro un sujeto a quien se
le atribuye la comisión de un determinado delito para someterlo a la acción de los
tribunales de justicia de éste.
a. CLASES DE EXTRADICIÓN:
1) Extradición Activa: Se da cuando el gobierno de un estado, solicita al de
otro, la entrega de un delincuente, también se le denomina extradición
propia.
2) Extradición Pasiva: Se da cuando el gobierno de un Estado, mediante la
solicitud de otro, entrega a un delincuente para que sea juzgado en el país
requirente.
3) Extradición Propia.
4) Extradición Voluntaria: Se da cuando el delincuente voluntariamente se
entrega al gobierno del Estado que lo busca para someterse a la justicia
penal. Extradición Impropia.
5) Extradición Espontánea: Se da cuando el gobierno del Estado donde se
encuentra el delincuente, lo entrega espontáneamente sin haber sido
requerido para ello con anterioridad.
6) Extradición en Tránsito: Es el permiso que concede el gobierno de un Estado
para que uno o más delincuentes extraditados pasen por su territorio.
2. REEXTRADICION: Surge cuando un tercer Estado pide la entrega al país
que lo había extraído, basándose en que el delincuente cometió un delito en
su territorio antes que cometerlo en el país que logró primero su
extradición.
60

3. FUENTES DE LA EXTRADICIÓN: Sus principales fuentes se encuentran en el


Derecho Interno y en el Derecho Internacional.
a. Derecho Interno: Se encuentra en el Código Penal. Art. 8
b. Derecho Internacional: Se contempla los siguientes:
1) Tratados de Extradición: Consiste en Acuerdos o Convenios que se llevan a
cabo entre diferentes Estados.
2) Declaraciones de Reciprocidad: Esta se da cuando no hay tratados y se
realiza con el requerido a conceder la extradición, comprometiéndose a que
cuando exista un caso análogo se responda de la misma manera.
4. PRINCIPIOS QUE LA REGULAN
a. No entrega de nacionales, salvo pacto de reciprocidad.
b. Se excluye el caso de faltas o contravenciones, solo opera para delitos o
crímenes.
c. Se excluye los delitos políticos o comunes conexos.
d. Se excluyen los delincuentes políticos-sociales.
e. Se excluyen los desertores.
f. No aplicación al extraditado de pena distinta de la ley penal interna.
5. PRINCIPIOS OBSERVADOS EN LOS TRATADOS INTERNACIONALES FIRMADOS
POR GUATEMALA

a. EN CUANTO AL DELITO
1) Si el delito no está contemplado en el tratado, basta con el exilio en que se
somete como pena;
2) No se da la extradición cuando el hecho que se persigue no está
considerado como delito en la Ley Nacional y la de los países suscriptores
3) Son extraditables los procesados por delitos cuya pena sea mayor de un año
de prisión, generalmente se logra la extradición por los delitos que atentan
contra la vida, la propiedad, el pudor, la fe pública, libertad y seguridad
individual;
4) Solo se extraditan por delitos comunes y no por los delitos políticos
5) No se concede la extradición por delitos sociales, o sea los que
6) Que atentan contra la organización institucional del Estado;
7) La deserción como delito militar no es extraditable;
8) No se concede la extradición por faltas.
b. EN CUANTO AL DELINCUENTE:
1) Por la extradición se entregan a los autores y cómplices, pero los países no
están obligados a entregar sus con-nacionales;
2) Los militares no se extraditan por delitos similares a los políticos;
3) No están incluidos los delitos políticos.
c. EN CUANTO A LA PENA:
1) No puede imponerse la pena de muerte cuando ha sido condición de
extradición del delincuente;
2) No se concede la extradición cuando el acusado ha sido absuelto o cuando
la acción penal para perseguir el delito o para ejecutar la pena ya prescribió.
6. APLICACIÓN CON RELACIÓN A LAS PERSONAS: Uno de los caracteres más
salientes del antiguo derecho era la injusta desigualdad en que se hallaban las
personas ante la ley. Los nobles, poderosos, los colocados en esferas superiores
eran castigados con penas más suaves, mientras que a los humildes y plebeyos
se les reservaban las penalidades más duras e infames.
61

La Declaración de los Derechos del Hombre proclamó que todos los hombres son
iguales ante la ley dando paso para la desaparición de la desigualdad jurídica del
antiguo régimen. Actualmente el principio de igualdad ante la ley constituye una
garantía jurídica que reviste 2 aspectos:
a. Todos están sometidos a las mismas leyes penales, a todos se les aplican las
mismas penas
b. todos son objeto de idéntica protección penal. Excepto:
1) JEFES DE ESTADO: los reyes constitucionales gozan de una prerrogativa en
el orden penal, son irresponsables y así lo declaran las constituciones de los
países monárquicos. Se extiende a los delitos del orden común. Su razón
política se halla en la independencia recíproca de poderes ejecutivo,
legislativo y judicial, pues la independencia del poder ejecutivo desaparece
si el rey pudiera ser juzgado por los Tribunales del Justicia. Esta
irresponsabilidad no se extiende a los presidentes del régimen republicano
los cuales solo gozan de un especial régimen procesal que no constituye
inmunidad (antejuicio)
2) MIEMBROS DEL PARLAMENTO: gozan de la inmunidad parlamentaria, que es
una inmunidad relativa a las opiniones y votos emitidos en el desempeño de
sus funciones y destinadas a garantizar el libre ejercicio de estas.
3) MINISTROS: no gozan de inmunidad penal alguna, son responsables
penalmente como los demás ciudadanos, en caso de responsabilidad
política suelen quedar sometidos a un procedimiento penal que consiste en
ser juzgados por los representantes del poder legislativo pero cuando se les
exige otro orden de responsabilidad son juzgados por tribunales especiales
4) JEFES DE ESTADO EXTRANJEROS: con carácter público se encuentran en el
territorio nacional, están fuera del alcance de la ley penal vigente en éste y
no pueden ser perseguidos si cometen algún delito. Este privilegio está
consagrado por costumbre internacional.
5) REPRESENTANTES DIPLOMÁTICOS: gozan de independencia respecto de las
leyes penales del país ante el que está acreditados y su razón es que no
pueden ser sometidos a la ley extranjera y porque necesita libertad para
desempeñar sus funciones. No pueden ser detenidos ni procesados por
ningún delito. Es concedido a los embajadores, ministros, plenipotenciarios,
encargados de negocios, secretarios de embajadas y agregados, y todos los
miembros de la familia. Su duración comienza desde el momento en que
empiezan a representar a su país, cuando cesan en el cargo o son
despedidos, cesa el privilegio. También gozan de inmunidad durante el viaje
para llegar a su residencia o para marchar de ella. La inmunidad diplomática
se extiende a la independencia de la legislación penal territorial, también a
la inviolabilidad de la persona, residencia, muebles, etc.
H. PRINCIPIO DE INVIOLABILIDAD: Este principio supone que aquel que goza de
ella no puede ser castigado.
1. DEL JEFE DE ESTADO. La persona del rey es sagrada e inviolable, este es
que la acción penal no le puede ser dirigida. No es inviolable pero puede y
debe ser inmune. En España el presidente respondía de su conducta y de los
delitos de índole común, pero no se le podía perseguir hasta que expirara su
período presidencial, y la acción no prescribía para mientras.
2. DE PARLAMENTARIOS: los miembros de la cámara no son responsables por
las opiniones que emitan en ellas.
62

3. DE JEFES DE ESTADO EXTRANJEROS Y DIPLOMÁTICOS: es un privilegio


personal de su función y no se deduce de la ficción territorial del país a que
la misión diplomática pertenece. Se extiende a su familia y muchas veces a
su sequito. (297-298 C. Bustamante)
I. PRINCIPIO DE INMUNIDAD: Es aquel que lo resguarda contra toda
persecución penal mientras el cargo transitorio dura.
1. DE DIPUTADOS Y SENADORES: son inviolables y gozan de inmunidad por los
delitos que cometan. Su objetivo estriba en la necesidad de mantener la
independencia de los parlamentarios.
ANTEJUICIO: Los miembros del Congreso gozan de privilegios de carácter
personal, pues para poder ser sometidos a proceso penal previamente debe
declararse con lugar el trámite de antejuicio. Art. 161 Const.
Los diputados no pueden ser detenidos ni juzgados si la CSJ no declara
previamente que da lugar a formación de causa. En casos de delito flagrante no
pueden permanecer detenidos, sino que tienen que ser puestos a disposición de
la Junta Directiva o de la Comisión Permanente del Congreso.
También para el Presidente, jueces y magistrados del poder judicial.
J. LIMITES AL IUS PUNIENDI DEL ESTADO: El IUS PUNIENDI del Estado es la
facultad que tiene éste para imponer una pena, sin embargo existen límites a esta
imposición del Estado como lo son los:
1. LÍMITES MATERIALES:
a. LA NECESIDAD DE INTERVENCIÓN: El IUS PUNIENDI intervendrá cuando no
halla otro medio posible como el Derecho Penal, esto quiere decir que el Derecho
Penal es el último recurso que se debe utilizar para resolver cualquier problema.
b. EL BIEN JURÍDICO: No se pueden sancionar conductas que no lesionan el
bien jurídico. De acuerdo a lo anterior, el Derecho Penal no puede prohibir ni
señalar lo que no se refiere a bienes jurídicos o que los lesionen si no están
establecidos en la Constitución o Ley penal.
c. LA DIGNIDAD DE LA PERSONA: El hombre nunca puede ser objeto, ya que es
sujeto cuando el proceso va dirigido a él y puede ser objeto cuando se vuelve
medio del proceso como en el caso de prevención general, como es la
ejemplificación.
1) LAS PENAS NO PUEDES SER NI INHUMANAS NI DEGRADANTES:
a) Inhumanas: cuando no sea proporcional al hecho cometido como se mide en
función de la culpabilidad de la persona y de la peligrosidad.
En líneas generales, la proporción se mediría en función del bien jurídico
afectado.
b) Degradantes: Son aquellas que por su contenido afecta la dignidad de la
persona. Es independiente de la personalidad del hombre.
2. LÍMITES FORMALES: NULLUM CRIMEN, NULLA POENA SINE LEGE:
actualmente, su jerarquía constitucional es indiscutida. Esta se aplica no solo a las
sanciones propiamente penales, sino que a toda sanción que pueda aplicarse por
una sanción del ordenamiento jurídico. La consecuencia lógica de este principio es
que ninguna sentencia condenatoria puede aplicarse dictando una pena que no
está fundada en una ley previa, es decir una ley en la que el hecho imputado al
actor sea amenazado con pena. Tanto el delito como la pena deben estar
determinados en la ley previa.
a. PROHIBICIÓN DE LA ANALOGÍA: la teoría y la práctica admiten como
consecuencia del principio de legalidad la prohibición de la analogía.
63

Se entiende por analogía la aplicación de una ley a un caso similar al legislado,


pero no comprendido en su texto. Suele distinguirse de la interpretación
extensiva: mientras esta importa la aplicación más amplia de la ley hasta donde
lo consciente el sentido literal de la misma
Un amplio consenso científico, estima que la prohibición de la analogía solo rige
cuando se trata de la llamada analogía IN MALAM PARTEM, es decir lo que resulte
extensiva de la punibilidad. La analogía IN BONAM PARTEM, por el contrario
estaría legitimando la interpretación de la ley penal. La prohibición de la analogía
impide un tratamiento igualitario de las acciones que el declara punibles, siendo
la posición que se ha impuesto.
Dándose primacía a la interpretación teleológica se ha afirmado que la analogía
puede tener significación en forma indirecta en la fundamentación de la
punibilidad, sin embrago esta interpretación analógica tolerada tendría sus límites
en el sentido literal posible del texto. Partiendo que toda interpretación requiere
analogía, se entiende que la analogía es un procedimiento habitual de discusión
de la lógica jurídica que es utilizada en el derecho penal y no solo in bonam
partem
b. LA EXCLUSIÓN DEL DERECHO CONSETUDINARIO: la ley es la única fuente
del derecho penal, un segundo aspecto contenido en el principio de legalidad es
la prohibición de fundamentar la punibilidad en el derecho consuetudinario. Su
aplicación in bonam partem, es reconocida en principio como legítima, pero esta
debe responderse de modo negativo en relación con la parte especial del derecho
penal, es decir a la creación consuetudinaria de tipos penales no contenidos en la
ley formal.
c. LA PROHIBICIÓN DE LA RETROACTIVIDAD DE LA LEY PENAL: la retroactividad
de la ley penal será admitida únicamente cuando favorezca al reo, constituyendo
una excepción a la regla general de la irretroactividad. Cuando no reúna este
presupuesto la ley penal no podrá aplicarse retroactivamente.
TEMA 11:
DELITOS CONTRA LA VIDA Y LA INTEGRIDAD DE LAS PERSONAS:
Este tipo de delitos se encuentran regulados en el Código Penal del artículo 123 al
artículo 130; este tipo de delitos lo que protege es la vida y la integridad física de
las personas, se encuentran en primer orden ya que el bien que regulan es
considerado el máximo.
A. BIEN JURIDICO TUTELADO: Como se estableció anteriormente el bien jurídico
que protegen es la vida de la persona.
B. ELEMENTOS GENERICOS DE ESTOS DELITOS: (SUJETO ACTIVO Y SUJETO
PASIVO).
1. SUJETO ACTIVO: Es la persona que realiza la acción u omisión de la que
depende la muerte del pasivo.
2. SUJETO PASIVO: Debe ser una persona viva, debe tratarse de una persona
humana sin distinción de cualidades.
C. HOMICIDIO SIMPLE: Art. 123. Comete homicidio quien diere muerte a
alguna persona. Al homicida se le impondrá prisión de 15 a 40 años
D. HOMICIDIO EN ESTADO DE EMOCIÓN VIOLENTA: Art. 124. Quien matare
en estado de emoción violenta, se le impondrá prisión de dos a ocho años.
64

Dentro de las formas del homicidio simple, con penalidad atenuada por la
existencia de la circunstancia calificante de la emoción violenta,
aparece la del Artículo 124. Este es el llamado también homicidio
pasional, pues toma como guía la emoción pasional violenta.
Desde luego, la figura queda establecida para todos los casos de emoción
violenta, no solamente para el crimen pasional. En nuestra jurisprudencia
aparece que la emoción violenta contemplada por el arto. 124 del Código Penal,
tipifica únicamente un delito de homicidio simple, y en el caso de los homicidios
calificados, el aparecimiento de esta circunstancia no desvirtúa la calificante, y
únicamente puede servir para la atenuación de la responsabilidad.
1. CARACTERÍSTICAS DEL HOMICIDIO EN ESTADO DE EMOCIÓN VIOLENTA.
a. Una alteración psíquica de carácter temporal, que incide sobre la capacidad
de razonamiento del autor sin que se llegue a una causa de inimputabilidad
b. Es indispensable que la causa que produjo la alteración sea extrema, no
buscada de propósito por el agente, que impida la capacidad de razonar, de
prever y de aceptar el resultado dañoso.
c. Que la causa externa se proyecte sobre la culpabilidad disminuyendo la
voluntad criminal del sujeto activo.
E. HOMICIDIO EN RIÑA TUMULTUARIA: Art. 125. Cuando riñendo varios y
acometiéndose entre sí, confusa y tumultuariamente, hubiere resultado muerte
de una o más personas y no constare su autor, pero sí los que hubieren causado
lesiones graves, se impondrá a éstos prisión de seis a doce años.
No constando quién o quiénes causaron las lesiones, se impondrá a todos los
partícipes prisión de dos a seis años.
El acto rijoso, es básicamente una contienda de obra entre más de dos personas.
El acto del homicidio requiere no solamente la riña, sino que ésta sea tumultuaria.
El término confuso, que alude nuestro Código equivale a tanto como: mezclado,
revuelto, obscuro, dudoso, poco perceptible, difícil de distinguir; se refiere
entonces a que en la riña, participen más de dos personas, puesto que así, no
será perceptible un agresor directo. La expresión tumultuaria, se refiere a un
alboroto producido por una multitud, confusión agitada o desorden ruidoso. De
tal manera, lo expresado en nuestra ley, que verdaderamente es un pleonasmo,
sirve para indicarnos que en este tipo de homicidio, hay una confusión tal que no
puede determinarse finalmente el autor del hecho. Nuestra ley comprende dos
situaciones:
1. Que no conste el autor de la muerte, pero sí, quienes hubieren causado
lesiones graves.
2. Que no conste quién o quiénes causaron las lesiones
Aparece aquí entonces la responsabilidad respectiva de los partícipes, pues la
simple intervención en el tumulto o riña, hace responsables a quienes hallan
intervenido en el tumulto. Es éste pues, un homicidio con múltiples autores, en
defecto de no poderse determinar, por la realización de la confusión y el tumulto,
quien es realmente el autor directo del mismo. Los que lesionaron son, no
exclusivamente lesionadores, sino también copartícipes en el homicidio.
En este tipo de homicidio existe falta de ubicación de la voluntad criminal entre
los partícipes de la riña, no es que exista ausencia de dolo, se puede decir que
existe dolo indirecto porque aún no persiguiendo la muerte de alguno de los
65

contendientes, los que riñen se lo representan como posible y no se detienen en


la ejecución del acto.
CARACTERÍSTICAS:
1. La existencia de más de dos personas que actúan como sujetos activos y
pasivos simultáneamente.
2. Que en la riña los sujetos se acometan entre sí confusa y tumultuariamente.
3. Que la confusión en la riña sea de tal naturaleza que sea imposible
identificar a los responsables.
4. Que no se pueda establecer quién o quiénes de los contendientes causaron
las lesiones que produjeron la muerte.
F. HOMICIDIO PRETERINTENCIONAL: Art. 126. Quien cometiere homicidio
preterintencional, será sancionado con prisión de dos a diez años.
El homicidio preterintencional se produce cuando el agente proponiéndose causar
un mal menor, realiza un homicidio. El sujeto activo deseaba causar un mal, pero
no de tanta envergadura como la muerte que finalmente se produjo. De quedar
evidente que el hecho no se dirigía a causar un mal tan grave como el
efectivamente causado.
CARACTERÍSTICAS DEL HOMICIDIO PRETERINTENCIONAL:
1. La producción de un resultado dañoso más grave que el querido, que es la
muerte del sujeto pasivo.
2. El dolo de muerte aquí esta limitado, por cuanto se tenía
G. HOMICIDIO CULPOSO: Art. 127. Al autor de homicidio culposo se le
sancionará con prisión de dos a cinco años. Cuando el hecho causare, además,
lesiones a otras personas o resultare la muerte de varios, la sanción será de tres
a ocho años de prisión.
Si el delito fuere cometido al manejar un vehículo bajo influencia de bebidas
alcohólicas, drogas tóxicas o estupefacientes, que afecten la personalidad del
conductor o con temeridad o impericia manifiestas o en forma imprudente o
negligente en situación que menoscabe o reduzcan su capacidad mental, volitiva
o física, se impondrá al responsable el doble de la pena que le correspondería en
caso de no existir alguna de estas circunstancias.
Si el delito se causare por pilotos de transporte colectivo en cualquiera de las
circunstancias relacionadas en el párrafo anterior, será sancionado con prisión de
diez a quince años.
El párrafo primero del artículo citado se adecua y constituye el supuesto jurídico
genérico del tipo; en ese caso no interesa a la ley el medio utilizado para su
comisión. En nuestro medio es frecuente, y vamos a insistir en esto al hablar de
las lesiones, identificar como culposo todo suceso del tránsito de vehículos en que
se lesionan la vida o la integridad corporal. Sin embargo, para la ley, son idóneos
todos los medios con los cuales se puede verificar la muerte, y que sean
susceptibles de ser utilizados culposamente. En cuanto al segundo y tercer
párrafo del texto citado, la ley selecciona el medio y una determinada conducta
del sujeto activo del delito. El medio que escoge la ley es material, o sea,
ocasionar la muerte culposamente al manejar vehículo en estado de ebriedad. En
tales circunstancias, la razón que induce al legislador a tachar de negligente o
imprudente una conducta en la que eventualmente hay una causa de daño
contenida en aquélla.
SUJETOS DE LA INFRACCIÓN.
66

En lo referente al párrafo primero del texto legal, el sujeto activo puede ser
cualquiera. En el segundo y tercer párrafo se señala un sujeto activo
determinado: el conductor de vehículo en estado de ebriedad. Sujeto activo es el
conductor, no sus acompañantes aún cuando se hallaren también bajo influencia
de bebidas alcohólicas, a menos que realizaren también actos de conducción.
Aquí es necesaria la acotación al texto legal. Nos exige un estado de ebriedad,
que consiste en el estado que alcanza el individuo que habiendo ingerido alcohol
etílico y habiéndolo absorbido en su torrente circulatorio, causa ya, alteraciones
psíquicas, neurológicas, sensoriales, motoras y generales. De manera que no es
suficiente, como requiere otro tipo penal (arto. 157) que se conduzca bajo efectos
alcohólicos, lo cual es diferente y deberá quedar plenamente establecido para
responsabilizarse a una persona por este delito.
ELEMENTOS DEL DELITO.
1. Se requiere un resultado material, la muerte de una persona, no causada de
propósito por el agente, pero sí previsible, a diferencia del homicidio doloso en la
ausencia del animus necandi.
2. El acto inicial ha de ser lícito.
3. Se requiere una determinada conducta del agente. Ebriedad.
H. INDUCCIÓN O AYUDA AL SUICIDIO: Art. 128. Quien indujere a otro al suicidio
o le prestare ayuda para cometerlo, si ocurriere la muerte, se le impondrá prisión
de cinco a quince años.
Si el suicidio no ocurre, pero su intento produce lesiones de las comprendidas en
los artículos 146 y 147 de este Código, la pena de prisión será de seis meses a
tres años.
El Código Penal se refiere a dos supuestos:
1. Quien induce a otro al suicidio;
2. Quien le preste ayuda para cometerlo.
En el primer supuesto estamos ante el caso de excitar, instigar al suicidio. En el
segundo equivale, a prestar auxilio, prestar medios tales como armas, veneno o
cualquier otro género de cooperación, auxilio intelectual, como indicaciones
acerca del modo de ejecutar el suicidio, de servirse del arma, etc.
Inducir equivale entonces, a tanto como despertar en otro el ánimo suicida hasta
entonces existente. Esta incriminación es sumamente peligrosa por subjetiva,
puesto que la inducción es sumamente peligrosa por subjetiva, puesto que la
inducción es sumamente difícil de quedar fincada en bases materiales, ya que
puede perpetrarse por simple sugestión, una representación exagerada de los
males o peligros que aquejarían a la víctima o por consejos, y debe prevenirse
también por la colindancia tan próxima que tiene el ánimo en el sujeto activo, no
se cometería, y que queda librado siempre a la convicción subjetiva del juez.
I. EL INFANTICIDIO: Art. 129. La madre que impulsada por motivos
íntimamente ligados a su estado, que le produzcan indudable alteración síquica,
matare a su hijo durante su nacimiento o antes de que haya cumplido tres días,
será sancionada con prisión de dos a ocho años.
En el Código Penal de 1936 se sancionó el infanticidio honoris causa, esto es, el
realizado por la madre para ocultar su deshonra, o por los abuelos maternos para
67

ocultar la deshonra de su hija. En la legislación actual priva la tesis del


infanticidio determinado por motivos psicopatológicos, que es, desde luego, más
amplia que la del Código Penal anterior. Se refiere a la madre, como sujeto activo
único y determinado, que da muerte a su hijo, en el momento de su nacimiento o
antes de que haya cumplido tres días, siempre que haya sido impulsada por
motivos íntimamente ligados a su estado, que le produzcan indudable alteración
psíquica (Arto. 129). En este caso existen elementos constitutivos del hecho que
deben delinearse:
-. El hecho constitutivo de dar muerte al niño en el momento de su nacimiento
o dentro de los tres días de ocurrido el mismo.
-. El sujeto activo en este delito es determinado. Sólo puede serlo la madre, y
siempre que se evidente que fue impulsada por motivos íntimamente
ligados a su estado, los cuales le produjeron indudable alteración psíquica.
1. Elementos normativos temporales. La referencia a los tres días del
nacimiento, es un criterio netamente empírico; en algunas otras
legislaciones dicho término es diferente, cinco días, por ejemplo. Sin
embargo, si la muerte se produce después del referido término, la
incriminación sería distinta.
2. Elementos psicopatológicos. La expresión “Indudable alteración psíquica”
es realmente amplia. Tal y como lo presenta nuestro Código, el dolo de
muerte (animus necandi) se encuentra limitado o disminuido en la madre
por dos circunstancias:
a. Que la madre sufra o tenga impulsos motivados por el embarazo o
alumbramiento;
b. Que estos impulsos le produzcan alteración psíquica y como consecuencia
se produzca la muerte de su hijo.
El sujeto pasivo aquí sólo puede ser un niño a quien la madre da muerte durante
su nacimiento y hasta los tres días de nacido (72 horas).
J. SUPOSICIÓN DE MUERTE: Art. 130. Quien maliciosamente se hiciere pasar
por muerto o conociendo la existencia de proceso instruido con ocasión o con
motivo de su fallecimiento, no se manifestare, será sancionado con prisión de uno
a cinco años.
Analizando el contenido del artículo 130que indica, que este hecho consiste en
hacerse pasar por muerto, maliciosamente, o bien conociendo la existencia de
proceso instruido con ocasión o motivo de su fallecimiento no se manifestare, nos
encontramos ante una incriminación que se coloca entre los delitos que atentan
contra la vida, y sin embargo, no existe lesión o puesta en peligro de ninguna
vida.
Como el sujeto activo del delito es la persona que se hace pasar por muerta, no
hay realmente un sujeto pasivo determinado; el pasivo en todo caso tendría que
ser el Estado, únicamente, pues con el hecho se realiza una simulación del hecho
que da fin a la vida, como es la muerte.

TEMA 12:
HOMICIDIOS CALIFICADOS: Art. 131 al Art. 158.
La aparición de circunstancias calificativas al momento de la comisión del
homicidio ha dado lugar a los homicidios calificados.
A. EL PARRICIDIO: Art. 131. Quien conociendo el vínculo, matare a cualquier
ascendiente o descendiente, a su cónyuge o a la persona con quien hace vida
68

marital, será castigado como parricida con prisión de 25 a 50 años. Se le


impondrá pena de muerte, en lugar del máximo de prisión, si por las
circunstancias del hecho, la manera de realizarlo y los móviles determinantes, se
revelare una mayor y particular peligrosidad en el agente.
A quienes no se les aplique la pena de muerte por este delito, no podrá
concedérseles rebaja de pena por ninguna causa
1. ELEMENTOS: Podemos indicar que los elementos son los siguientes:
a. Sujeto Activo: Lo será únicamente quien este vinculado con el pasivo en la
relación a que se refiere la ley.
b. Sujeto Pasivo: El ascendiente, descendiente, cónyuge o conviviente del
activo, elemento subjetivo del tipo, quien le da muerte.
c. Elemento Interno: El conocimiento por el sujeto activo de la relación que le
une con el pasivo, como ascendiente, descendiente, marido o mujer, o
conviviente.
Se requiere siempre un actuar doloso, y al dolo aquí referido se ha llamado dolo
duplicado en razón de que se quiere privar de la vida no a un hombre cualquiera
sino a una persona con quien se tiene un nexo, que la política criminal del Estado
se interesa en proteger con especialidad.
d. Elemento Material: La materialidad del hecho es dar muerte a una persona,
que como ya vimos está calificada por el vínculo anteriormente relacionado.
Elemento constitutivo es no solamente dar muerte, sino la existencia del
vínculo ya referido, consecuentemente:
1) Si la muerte recae en un sujeto no cualificado por la relación a que se
refiere la ley, el resultado previsto en la ley, queda incluido dentro del homicidio.
2) Si la relación de parentesco o de convivencia existe pero no es conocida por
el activo, el resultado es también un delito de homicidio.
3) Si la relación consanguínea o de convivencia existe, pero el activo causa la
muerte del pasivo culposamente, no existirá parricidio sino un homicidio culposo.
B. EL ASESINATO: Art. 132. Comete asesinato quien matare a una
persona:
1. Con alevosía
2. Por precio, recompensa, promesa, ánimo de lucro
3. Por medio o en ocasión de inundación, incendio, veneno, explosión,
desmoronamiento, derrumbe de edificio u otro artificio que pueda ocasionar
gran estrago.
4. Con premeditación conocida
5. Con ensañamiento
6. Con impulso de perversidad brutal
7. Para preparar, facilitar, consumar y ocultar otro delito o para asegurar sus
resultados o la inmunidad para si o para coparticipes o por no haber obtenido el
resultado que se hubiere propuesto al intentar el otro hecho punible.
8. Con fines terroristas o en desarrollo de actividades terroristas.
Al reo de asesinato se le impondrá prisión de 25 a 50 años, sin embargo se le
aplicará la pena de muerte en lugar del máximo de prisión, si por las
circunstancias del hecho y de la ocasión, la manera de realizarlo y los móviles
determinantes, se revelare una mayor particular peligrosidad del agente.
A quienes no se les aplique la pena de muerte por este delito, no podrá
concedérsele rebaja de pena por ninguna causa.
69

Consiste en dar muerte a alguna persona en cualquiera de las circunstancias


establecidas en el artículo 132 del Código Penal, o sea con alevosía, recompensa,
promesa o ánimo de lucro, por medio o con ocasión de inundación, incendio,
veneno, explosión, desmoronamiento, derrumbe de edificio u otro artificio que
pueda ocasionar gran estrago, con premeditación conocida, con ensañamiento,
con impulso de perversidad brutal y también para preparar, facilitar, consumar u
ocultar otro delito o para asegurar sus resultados o la impunidad para sí o para
sus copartícipes o por no haber obtenido el resultado que se hubiere propuesto al
intentar el otro hecho punible, o con fines terroristas o en desarrollo de
actividades terroristas.
1. ELEMENTOS: Básicamente en el asesinato existe el elemento que también
es fundamental en el homicidio, como es la privación de la vida de un hombre por
otro, agregándose como elemento, la existencia de las cualificantes que se
encuentran en el hecho, de las señaladas por la ley.
2. CALIFICATIVAS DEL ASESINATO:
a. PREMEDITACIÓN: los elementos de la premeditación son:
1) Tiempo más o menos largo entre la resolución y la ejecución;
2) Reflexión fría y madura de la decisión.
Hay premeditación conocida cuando se demuestre los actos externos realizados
revelen que la idea del delito surgió en la mente de su autor, con anterioridad
suficiente a su ejecución, para organizarlo, deliberarlo o planearlo y que, en el
tiempo que medió entre el propósito y su realización, preparó ésta y la ejecutó fría
y reflexivamente (Artículo 27 inciso 3 Código Penal)
Los elementos arriba indicados son inseparables, pues no es suficiente la
demostración de que el delito se efectuó después de cierto tiempo de que el
agente lo resolvió, sino que es necesario que haya existido un cálculo mental frío
y reflexivo; ello pudiera observarse por ejemplo en el caso de la persona que
fuera de sí es impulsada por la cólera que le da la agresión sexual a su hija, va en
busca de un arma y regresa a matar al violador; si existe el intervalo de tiempo
entre la voluntad y la ejecución pero dentro de ese tiempo no ha existido un
examen calculado y sereno de las circunstancias, o como dice nuestra ley, no se
revele que la idea del delito surgió antes en la mente del autor, no habrá
premeditación.
b. LA ALEVOSÍA: El Código Penal en el Artículo 27 inciso 2 dice: ALEVOSIA 2º.
Ejecutar el hecho con alevosía. Hay alevosía, cuando se comete el delito emplea
medios modos o formas, que tiendan directa o especialmente a asegurar su
ejecución, sin riesgo que proceda de la defensa que pudiera hacer el ofendido, o
cuando éste, por sus condiciones personales o por circunstancias en que se
encuentra, no pueda prevenir, evitar el hecho o defenderse.
En la legislación mexicana, al igual que la argentina y la nuestra, no se requiere
que exista premeditación para que haya alevosía.
Elemento importante del concepto, es el riesgo que puede correr el agresor, éste
es el extremo psicológico característico de la alevosía, ya que el sujeto espere el
momento o lo aproveche, debe ser para actuar sin riesgo.
Así pues cuando se habla de alevosía se comprenden varios aspectos: el acecho,
la emboscada, el ataque artero, la insidia, y la preedición.
La doctrina suele dividir la alevosía en dos grandes grupos:
Alevosía Moral: Cuando la ocultación que el delincuente hace, es de su intención
criminal, como cuando antes del ataque se finge amistad o se disimula la
70

enemistad (por lo cual antiguamente se denominó proditorio al homicidio


cometido a traición); y
Alevosía Material: Corresponde al ocultamiento físico, ya sea del acto o del
cuerpo.
La otra forma aceptada por nuestra ley, se refiere propiamente a circunstancias
del ofendido: se da, cuando el ofendido por sus condiciones personales o por
circunstancias en que se encuentre, no pueda prevenir, evitar el hecho o
defenderse, con lo cual hay una referencia genérica a quien se encuentre en
situación de indefensión, como los casos de dar muerte a quien se encuentra
dormido, o a un recién nacido.
c. POR PRECIO, RECOMPENSA O PROMESA: Es el crimen cometido por
sicarios. Supone la intervención de dos personas y un objeto: la suma de dinero o
efecto de valor con que se recompensa la acción o se promete recompensar. En
este acto casi no es posible indicar la ausencia del elemento premeditación. Se
señala como elemento preponderante, el estado objetivo de indefensión de la
víctima: si es difícil en sí precaverse del enemigo que premedita la ofensa, lo es
aún más de un tercero, a quien muchas veces la víctima ni siquiera conoce.
d. Con ocasión de inundación, incendio, veneno, explosión,
desmoronamiento, derrumbe de edificio u otro artificio que pueda ocasionar gran
estrago:
Realmente estas formas específicas llevan intrínsecamente alguna expresión de la
alevosía, y en algunas ocasiones de premeditación, pues es indudable la frialdad
de ánimo de quien da muerte a una persona con tal formas.
e. Ensañamiento: Para los efectos penales, el ensañamiento consiste en
aumentar deliberadamente los efectos del delito, causando otros innecesarios
para su realización o emplear medios que añadan la ignominia a la acción
delictiva.
El diccionario de Derecho Usual nos refiere que ensañarse es “deleitarse o
complacerse” el causar a la víctima de un crimen o al enemigo ya rendido, el
mayor daño y dolor posibles, aún innecesarios para su muerte, a fin de prolongar
su agonía y hacerla más cruel, en general se refiere a todo mal físico innecesario
infringido al sujeto pasivo.
f. Con impulso de perversidad brutal: En este aspecto, la ley puede referirse
tanto al homicidio ejecutado sin causa alguna como al ejecutado mediante
corrupción moral o haciendo gala de degeneración o depravación sexual. En el
primer caso estamos frente al llamado delincuente nato. En el segundo caso,
estamos ante aquellos casos reveladores de grave vicio o anormalidad en el
sujeto activo (se trata de un homicidio sádico, horrible contubernio entre la sangre
y el goce sexual).
g. Para preparar, facilitar, consumar y ocultar otro delito o para asegurar
sus resultados o la inmunidad para si o para coparticipes o por no haber obtenido
el resultado que se hubiere propuesto al intentar el otro hecho punible:
AQUÍ HAY VARIAS CALIFICANTES
1) PREPARAR, FACILITAR, CONSUMAR Y OCULTAR OTRO DELITO O PARA
ASEGURAR SUS RESULTADOS. En este caso la muerte del pasivo sirve de medio
para cometer otro hecho.
2) OCULTARLO O ASEGURAR SUS RESULTADOS, como quien para asegurar un
robo mata al pasivo;
71

3) También se realiza para asegurar la impunidad o la de los copartícipes, es


decir, “para no dejar huellas del hecho”; y
4) Por no haber obtenido el resultado que se hubiere propuesto al intentar el
otro hecho punible. De tal manera que efectivamente se da un concurso de
delitos, en una misma figura, pues para cometer el hecho se da muerte, o bien
para asegurarse impunidad, o bien por no haberse obtenido el resultado
propuesto de antemano.
C. LA EJECUCION EXTRAJUDICIAL: Art. 132 bis. Comete el delito de ejecución
extrajudicial, quien por orden, con autorización apoyo o aquiescencia de
autoridades del Estado, privare, en cualquier forma, de la vida a una o más
personas, por motivos políticos; en igual forma comete dicho delito el funcionario
o empleado público, perteneciente o no a los cuerpos de seguridad del Estado,
que ordene, autorice apoye dé la aquiescencia para la comisión de tales
acciones.
Constituye delito de ejecución extrajudicial, la privación de la vida de una o más
personas, aún cuando no medie móvil político, cuando se cometa por elementos
de los cuerpos de seguridad del Estado, estando en ejercicio de su cargo, cuando
actúen arbitrariamente o actúen con abuso o exceso de fuerza. Igualmente
cometen delito de ejecución extrajudicial, los miembros o integrantes de grupos o
bandas organizadas con fines terroristas, insurgentes, subversivos o con
cualquier otro fin delictivo, cuando como resultado de su accionar resultare la
muerte de una o más personas.
El reo de ejecución extrajudicial será sancionado con prisión de veinticinco a
treinta años.
Se impondrá la pena de muerte en lugar de máximo de prisión, en cualesquiera
de los siguientes casos.
1. Cuando la víctima sea menor de doce años de edad o persona mayor de
sesenta años.
2. Cuando por circunstancias del hecho o de la ocasión, la manera de
realizarlo y los móviles determinantes, se revelare una mayor peligrosidad del
agente.
Este hecho consiste en privar de la vida a una o más personas por motivos
políticos con orden, autorización, apoyo o aquiescencia de las autoridades del
Estado. También comete este delito el funcionario o empleado (perteneciente o no
a cuerpos de seguridad) que ordena, autoriza o apoye o de la aquiescencia para
la comisión de dichas acciones.
El delito se comete aun cuando no medie móvil político, cuando se realiza por
elementos de los cuerpos de seguridad del Estado, estando en ejercicio de su
cargo, si lo realizan arbitrariamente o con abuso o exceso de fuerza.
Así también los miembros integrantes de grupos o de bandas con fines terroristas,
insurgentes, subversivos o con cualquier otro fin delictivo.
D. EL ABORTO: Art. 133 al Art. 140. Aborto es la muerte del producto de la
concepción en cualquier momento de la preñez.
1. CONCEPTOS DE LA PALABRA ABORTO:
a. CONCEPTO OBSTÉTICO: Es la expulsión del producto de la concepción
cuando no es viable o sea hasta el final del sexto mes del embarazo, y llaman a la
expulsión en los últimos tres meses, parto prematuro.
b. CONCEPTO MÉDICO LEGAL: La medicina legal limita la noción del aborto a
aquellos casos que pueden ser constitutivos de delito, o sea, solamente los
72

abortos provocados, independientemente de la edad cronológica del feto o de su


aptitud para la vida extrauterina.
c. CONCEPTO ESTRICTAMENTE LEGAL: Las legislaciones se dividen en dos
vertientes respecto al aborto:
1) Algunas definen o reglamentan este delito atendiendo por tal, la maniobra
abortiva (aborto propio), sin atender a que tenga o no por resultado la muerte del
feto.
2) Otras, como la mexicana y la nuestra, definen el delito por su
consecuencia final, o sea, la muerte del feto (aborto impropio o feticidio).
E. LAS AGRESIONES: Art. 141. El delito de agresión consiste en acometer a
otro, cuando ambos o nos e encuentran riñendo. El acometimiento puede ser de
dos maneras: embistiendo con armas o lanzando cualquier objeto capaz de
causar lesión. Tales actividades son, ostensiblemente accesorias de cualquier
otro evento delictivo, pero en este caso el legislador penal requiere la autonomía
del acto. Si no se da la autonomía del acto, por ser evidente su relación causal
por ejemplo, con las lesiones, sólo habrá sanción por estas últimas.
1. ELEMENTO INTERNO: Será la intención y voluntad de embestir únicamente
con la finalidad de agredir.
F. DISPARO DE ARMA DE FUEGO: Art. 142. Quien, de propósito, dispare arma
de fuego contra otro, aunque causare lesión leve, será sancionado con prisión de
uno a dos años. Si a consecuencia del disparo se causaren lesiones graves o
gravísimas o se ocasionare muerte, sólo se le impondrá la pena que por estos
delitos corresponda. En caso de lesión leve, para la aplicación de la pena, se
atenderá lo dispuesto en el artículo 70 de este Código.
1. CONCEPTO: Consiste este delito en disparar arma de fuego contra otro,
siempre que sea de propósito.
Al realizarse el disparo de arma de fuego, pueden establecerse las siguientes
alternativas:
a) que el disparo se haga con intención de matar
b) que para amenazar o amedrentar se dispare contra otro, pero no sobre él
sino cerca de él.
Esta última corresponde al delito analizado, en el que como puede verse lo
importante es la acción (disparar sobre otra persona) no la intención.
El artículo 142 nos hace referencia que no es aplicable este delito cuando
concurran circunstancias necesarias para constituir tentativa de delito que tenga
señalada pena mayor. “según la más avanzada y rica doctrina… el hecho de
disparar hacia una persona o grupo de personas es en realidad un homicidio en
grado de tentativa y… ante la dificultad de probar un dolo eventual se ha optado
por hacer autónoma una conducta que en realidad es accesoria” (Carrancá y
Rivas)
El tipo penal de “disparo de arma de fuego represen”ta una creación artificial de
notoria imprecisión técnica… pues instituye un verdadero premio en beneficio de
autores de atentados gravísimos contra la vida humana quien en ve de ser
sancionados con la pena del homicidio en grado de tentativa, lo son con la
especial y mucho más benigna a que se refiere nuestra ley”;
Sin embargo, es posible que “disparo de arma de fuego no produzca la más
mínima lesión”y, entonces lo que prevalece es el disparo:”.
73

Dice Carranca: “que este delito debe desaparecer, pues como se insiste, se crea
un absurdo al afirmar que : alguien dispare un arma de fuego, y que el disparo se
haga sobre otro, pueda ser, sin más una figura autónoma del delito.
G. LAS LESIONES: Art. 144 al Art. 151.
1. BREVE HISTORIA: En principio la legislación penal, sancionó como lesiones
únicamente los traumatismos y heridas que dejan una huella material externa,
tales como las equimosis, cortaduras, rupturas o pérdidas de miembros
exteriores. Posteriormente el concepto de lesiones se extendió a las lesiones
internas perturbadoras de la salud hasta llegarse a la época actual en que las
lesiones abarcan además de los aspectos ya mencionados, perturbaciones
psíquicas resultantes de causas externas.
2. CONCEPTO: Según la doctrina dominante, como el bien jurídico protegido es
la integridad física y mental de la persona, esa partir del mismo que se ha
conceptualizado; así lo hace nuestra ley, que indica (articulo 144) que comete
delito de lesiones quien, sin intención de matar, causare a otro daño en el cuerpo
o en la mente.
3. ELEMENTOS: De acuerdo con lo expresado, los elementos serían:
a. Material, que según la ley y la doctrina consistiría en todo daño interior o
exterior, perceptible o no, en la mente o en el cuerpo de un ser humano. "Dentro
del concepto general del daño alterador de la salud podemos mencionar las
siguientes hipótesis:
1) Las lesiones externas, o sea, aquellas que por estar colocadas en la
superficie del cuerpo humano, son perceptibles directamente, golpes traumáticos,
equimosis, quemaduras; y, las lesiones traumáticas o heridas propiamente
dichas...;
2) Las perturbaciones psíquicas o mentales.
b. Es preciso que los daños relacionados hallan sido causados por alguna
circunstancia externa. La causa externa puede ser física, moral o bien alguna
omisión que la implique. Dentro de las causas físicas, es sencillo comprender que
tenemos todas aquellas acciones positivas como dar un golpe con algún objeto,
inferir una puñalada, disparar un arma de fuego, etc. Es perfectamente posible
según nuestra ley, ya que no hace relación negativa en cuanto a ello, el empleo
de medios morales, como estados de terror, impresiones desagradables; sin
embargo, es sumamente difícil establecer las relaciones de causalidad, como ya
indicamos cuando nos referimos al tema del homicidio mediante medios morales,
pero la dificultad práctica en la obtención de pruebas no significa la no existencia
del delito.
c. Elemento interno. Es necesario que la lesión se deba a la realización
intencional o imprudente del acto del sujeto activo. La intención delictuosa, es el
animus leadendi, se presume según las prescripciones de los artículos 10 y 11 de
nuestra ley, no importa que el sujeto activo haya realizado las lesiones con dolo
eventual (como cuando se dispara un arma de fuego contra una multitud) o con
dolo determinado (cuando se dispara sobre persona determinada pero sin
propósito especial de causarle una clase de lesión). El grado de tentativa de este
delito presenta problemas de existencia real dado el sistema de punibilidad
seguido, en que se atiende al resultado de la lesión, por lo que si bien la
existencia teórica de la tentativa de lesiones es perfectamente posible segura Io
74

establecido en el articulo 14 del Código Penal, en cada caso concreto siempre


quedará la pregunta: ¿Tentativa de qué clase de lesiones? la cual se disipa al
establecerse finalmente dentro del proceso la clase de lesiones causadas.
4. SISTEMAS DE PENALIDAD DE LAS LESIONES: Los criterios que se han
establecido para la medición o establecimiento de penas en el delito de lesiones,
se agrupan en los siguientes sistemas:
a. Objetivo: Se basa en el daño causado en el ofendido; este sistema "parece
recordar los viejos sistemas punitivos de la compensación pecuniaria y del talión...
desgraciadamente, este sistema primitivo, por su facilidad de aplicación
prepondera en la mayor parte de las legislaciones contemporáneas, en las que
apenas se concede importancia a los elementos morales del delito y a las
condiciones per nuestra ley (artículo 447 en las dificultades prácticas de
establecer la motivación, Es obvio apreciar que nuestra legislación no escapa a la
tradición causista y objetiva del primer sistema ya indicado, incluso la
clasificación que se hace de las lesiones, como veremos a continuación, es desde
el punto de vista de la gravedad del resultado de las mismas.
5. CLASES DE LESIONES:
a. Lesiones específicas: En este grupo coloca la ley lesiones que por su
resultado se aprecian como efectos extremadamente graves tales como las
siguientes:
1) La castración. Comprendiéndose dentro de este hecho la realización de la
castración, o sea, la extirpación de los órganos genitales masculinos o femeninos;
y su elemento interno, o sea" la intención de castrar. En este caso, estamos ante
una mutilación realmente, pero específica, la de los órganos sexuales.
2) La esterilización. Como lesión especifica, el daño causado en este-hecho no
supone la importancia de la castración, o sea que el hecho no debe realizarse
mediante la extirpación de los órganos sexuales, constituyendo el hecho material
provocar un estado de incapacidad para fecundar en el hombre, o de concebir en
la mujer, interviniendo dolo específico, propósito de esterilizar.
3) La mutilación. En este caso el hecho material consiste en cercenar un
miembro de el cuerpo humano, exceptuándose, naturalmente los órganos de la
generación (que configuran la castración); el elemento subjetivo consiste en el
propósito específico de mutilar. (nuestra legislación habla de una cuarta
alternativa: dejar ciego)
Estas tres alternativas, requieren la voluntad del activo de vulnerar la salud del
pasivo, su integridad personal, en la forma directa y determinada por la ley.
Antecedentes de estos delitos para nuestra legislación se encuentran en la
legislación española.
b. Lesiones gravísimas: En algunas legislaciones, signo distintivo de la
gravedad de las lesiones, es que la vida haya estado en inminente riesgo, lo cual
no se específica en nuestra ley, aunque no es de desestimarse la posibilidad que
en las descripciones que hace nuestra ley, como resultado de la acción delictiva
que efectivamente la vida haya estado en peligro; tales son:
1) Enfermedad mental o corporal, de naturaleza incurable. La materialidad del
hecho es que se cause enfermedad mental o corporal de naturaleza incurable, es
75

decir danos absolutos v permanentes que priven definitivamente a la víctima de


sus facultades mentales o que causen enfermedad incurable. En este caso, es
cuando puede apreciarse, que con la lesión, la vida estuvo, y estará en inminente
peligro.
2) Inutilidad permanente para el trabajo. Esta referencia de "nuestra ley, es
para la tradicional incapacidad permanente para "trabajar", de otras legislaciones,
incluso antecedentes de la nuestra. Sin embargo, queda la antigua polémica, de si
dicha incapacidad o "inutilidad" como señala nuestra ley, lo es para todo tipo de
trabajo, o solamente para el tipo de trabajo que ha desempeñado el pasivo.
De acuerdo con una interpretación puramente gramatical entendemos que se
refiere nuestra ley, al trabajo propio del pasivo.
3) Pérdida de un miembro principal, o de su uso, pérdida de la palabra. En este
caso, el resultado ha de ser la pérdida de un miembro principal, aunque la
realidad, hayamos de acogernos a lo que nuestra jurisprudencia, no en forma
ordenada por cierto, ha tenido como miembro principal, pues aquí también
subsiste la antigua polémica, de si el miembro ha de reputarse principal para
quien lo pierde, o para quien lo estima, dada la utilización del mismo por el
pasivo en sus actividades. Sin embargo, pueden reputarse como principales, los
brazos y las piernas. En cuanto a la pérdida de habIa o pérdida de la palabra, se
refiere a la pérdida de la facultad de expresarse oralmente mediante las palabras.
4) Pérdida de un órgano o de un sentido. La referencia de la ley es a una
pérdida total de algún órgano calificado como tal desde el punto de vista médico
legal, o de un sentido como el oído por ejemplo, (se exceptúa la vista).
5) Incapacidad para engendrar o concebir. Aquí resulta inexcusable la
duplicidad de prescripción legal en cuanto a la esterilidad y la incapacidad para
engendrar o concebir, existente en los artículos 145 y 146 del Código Penal, más
inexcusable aún, resulta el hecho de que siendo fundamentalmente ambas
actividades, una sola, la pena que se establece en uno y otro caso son distintas.
(Posiblemente la diferencia quiere establecerse con la palabra de propósito que se
encuentra en el primero. Sin embargo, como opina Palacios, y es el criterio de
muchos no debe entenderse que la lesión sea un resultado. Aceptar la segunda
forma, equivale a decir que el delito tiene dos resultados: uno, dejar herido al
sujeto; y otro, que se produzca el resultado señalado en el artículo 146,
c. Lesiones graves: El resultado de estos delitos es el menoscabo en la salud
en alguna de las siguientes formas:
1) Debilitación de la función de un órgano, de un miembro principal o de un
sentido. Es necesario que tal debilitación, sea permanente como lo indica la ley.
La diferencia como lo estimado en el artículo 146 es que éste se refiere a la
pérdida, y en el 147 nos encontramos con debilitación permanente.
2) Anormalidad permanente del uso de la palabra. En este caso la ley se
refiere a la anormalidad en el uso de la palabra, como por ejemplo, tartamudos y
no la pérdida, que sería el caso ya analizado.
3) Incapacidad para trabajo por más de un mes. Aquí ya se habla de
incapacidad; ésta no debe ser menor de treinta días, pero su extremo no debe ser
tal, que produzca la incapacidad permanente.
4) Deformación permanente en el rostro. También ha sido objeto de polémica
76

la incriminación a que nos referimos, en vista de que se requiere una deformación


permanente y no una cicatriz perpetua y notable como requieren otras
legislaciones; verbigracia, la mexicana, pues lo relativo a deformación se presta a
la interpretación subjetiva, no solamente de quien la sufre, sino de quien la
aprecia, pues una señal consecutiva de un traumatismo, por pequeña, puede ser,
para una actriz de cine, una deformación, tanto que para otra persona no
significará mucho; de tal manera queda el problema de llamar deformación a toda
cicatriz, que es el criterio más usado, pues, en definitiva, toda cicatriz, lo es, o
bien, aquellas alteraciones traumáticas que contribuyen a desfigurar, que es a lo
que realmente el vocablo alude; se aúna a lo antedicho. La opinión de que
d. Lesiones leves: En los casos de estas lesiones es evidente que la vida
nunca estuvo en peligro, y que el término en que sanan es relativamente corto
este es el elemento material importante en las diversas incriminaciones
contenidas en el artículo 148 del Código Penal y que son:
1) Enfermedad o incapacidad para el trabajo por más de diez días sin exceder
de treinta. La penalidad en este tipo se fundamenta en el transcurso del tiempo
en que el ofendido se encuentra impedido (incapacitado) de trabajar, o la
duración de la enfermedad, cualquiera de los dos casos constituye del delito.
Cuando se trata de lesiones que tardan en curar diez días o menos, estamos ante
una falta contra las personas (artículo 481, inciso lo. del Código Penal).
2) Pérdida o inutilización de un miembro no principal. En ese caso, se tendrá
que estar a lo que la jurisprudencia ha tenido por "miembro no principal" aunque
la connotación de dicha frase no siempre equivaldrá lo mismo para todas las
personas, puesto que el dedo pulgar del pie izquierdo puede ser para nosotros un
miembro no principal, pero no para Maradona, por ejemplo, para quien sería un
miembro principalísimo.
3) Cicatriz visible y permanente en el rostro. En este caso, ya no se habla de
deformación, sino de cicatriz, pero como decíamos antes, queda el problema de
que si eventualmente toda cicatriz, como elemento extraño produce o no
deformación, ya que la palabra calificante aluda a alteración de forma de la cara,
o el rostro como dice nuestra ley.
e. Lesiones en riña: Nuevamente hacemos referencia a que la riña a que alude
nuestra ley, es la actitud mutua de violencia material entre tres personas o-más,
pues el carácter tumultuario indica la falta de individualización de las agresiones;
así que es aparte una riña, (una subitánea Iota insorta fra due o piu personae per
prívata cagione, Carrara); y, una riña tumultuaria, siendo esta última la que
nuestra ley recoge. La comisión de delitos de sangre en riña, como homicidio y
las lesiones está provista de una penalidad atenuada o privilegiada como ya
señalamos oportunamente, contrariando la moderna "tendencia criminológica
utilitaria que funda la represión de los de los delitos en principios social
endemonísticos, de defensa en contra de los criminales según su menor o mayor
terribilidad, es incon- cebible un sistema como el vigente, de atenuación para
todos los participantes de una riña. sin atender al grado de antisociabilidad que
representan.
f. Lesiones culposas: De acuerdo con lo establecido en el artículo 12 de
nuestra ley penal, estaremos en presencia del delito de lesiones culposas cuando
comprobadas éstas, se demuestre que se debieron a imprudencia' negligencia o
77

impericia del agente. El elemento interno del delito integrado por un estado de
imprevisión, se puede manifestar en acciones u omisiones que consistan en tales
negligencias o imprudencias. El delito culposo de lesiones causadas al manejar
vehículo en estado de ebriedad o bajo efecto de drogas o fármacos que afecten la
personalidad o en situación que menoscabe o reduzca su capacidad mental,
volitiva o física, y el hecho de lesiones por el piloto de transporte colectivo
también sufren de diferente penalidad en atención a las circunstancias de
ebriedad y conducir transporte colectivo señaladas en la ley.
g. CONTAGIO VENÉREO: El contagio de las enfermedades denominadas
venéreas, como sífilis, gonorrea, chancros, etc. es constitutivo de lesiones, cuando
el mismo se causa en forma dolosa, es decir, quien conociendo que padece de
enfermedad venérea, expone a otro al contagio. Este es el caso de un enfermo
que conociendo de su dolencia practica relaciones sexuales, de tal manera,
deberá estar demostrado que el activo conozca la infección, y no obstante,
expuso al pasivo al contagio por el contrario, si el contagio se debe a la
negligencia o falta de atención y cuidados del autor, no existirá el delito pues no
tiene éste Prevista la forma culposa. Este delito, es de los denominados
procesalmente. de acción privada, pues la autoridad solamente puede Proceder a
la instrucción de las diligencias encaminadas al procesamiento del autor cuando
existe denuncia o querella del ofendido Nótese, que. de acuerdo con el texto de
nuestra ley, es un delito de los llamados, de peligro, toda vez que se sanciona el
mero hecho de exponer a otro al contagio, independientemente de si éste ocurre
o no de manera que el hecho no es, como lo sugiere el hombre del delito, el
contagio, sino el peligro del contagio. En este delito, entonces hay dos formas: el
peligro y el contagio en sí.
H. EL DELITO DEPORTIVO: Art. 152 y Art. 153.
1. CONCEPTO: Las lesiones causadas en el ámbito deportivo, están, en
términos generales exentas de sanción penal, si ellas provienen de la aplicación
rigurosa de las reglas del deporte que se trate. Sin embargo, algunas lesiones
causadas en los deportes llegan a ser objeto de incriminación penal.
En cuanto a las primeras, o sea, las que son justificadas, encuentran la base de su
legitimación en algunos de los siguientes planeamientos:
a. Doctrina del consentimiento. Se sostiene por esta doctrina que la
legitimidad de los sucesos, incluso aquellos en que resulten lesiones, se debe al
consentimiento tácito existente entre los participantes. Sin embargo, esta tesis no
es suficiente para justificar aquellos casos en que el hecho es delictivo, pues por
razones de orden público, el consentimiento de la víctima de un delito, no excluye
la responsabilidad. Este consentimiento, se basa en una especie de contrato
existente entre el lesionador y el lesionado, que al mismo tiempo es un finiquito.
b. La ausencia de finalidad dolosa envíos sucesos deportivos. Aunque en
principio, en todo evento deportivo, es inexistente la finalidad dolosa; sin
embargo, no pueden descartarse aquellos casos en que el agente aprovecha la
situación deportiva para desarrollar una conciencia de lesionar, en el mismo
evento o con anterioridad al encuentro o evento deportivo.
Por tal razón, el artículo 152 de nuestro Código Penal, establece las formas dolosa
y culposa, con aprovechamiento del encuentro deportivo.
C. También se ha querido legitimar el suceso deportivo, en que se trata de una
78

finalidad o actividad, permitida, y aún, fomentada por el Estado.

2. ANTECEDENTES Y CLASES: En nuestra legislación no existe antecedente


sobre la regulación de las lesiones causadas en los deportes, sino hasta la actual,
que se basa en las estipulaciones, preferentemente del Código Penal tipo para
Latinoamérica.
Establece dos clases: el delito doloso, cuando el agente:
a. Aprovecha su participación en un suceso deportivo;
b. De propósito;
c. Infringiendo las reglas o indicaciones al deporte de que se trata;
d. Causa un resultado dañoso.
Aunque la ley no lo dice, es evidente que se refiere a un resultado corporal.
Cuando el agente causa ese resultado dañoso, sin propósito, pero con infracción
de las reglas o indicaciones deportivas comete el delito de lesiones a título de
culpa.
Al respecto, hay que anotar, que existen algunos deportes en los que la fricción
personal está ausente, como la natación, o algunas formas de atletismo: saltos,
carreras, etc., y en ellos cuando el deportista resulta lesionado, fácil es apreciar,
que salvo el hecho de propósito, la lesión será producto más de la casualidad.
En otros deportes, en donde se aprecia la confrontación personal aunque no sea
ese el objeto, como el fútbol, en sus diversas clases, en ellos el riesgo de lesión es
muy grande, pero como dijimos antes, y lo hace ver el código, salvo los casos de
propósito con infracción de reglas o de imprudencia, los lesionados no pueden ser
imputados como sujetos de delito.
Pero existen deportes en que precisamente la finalidad es la agresión, son
aquellos deportes calificados como violentos por nuestra ley (Art. 153). En ellos,
se obtiene la victoria a base de lesionar consciente y voluntariamente al
adversario. Este es el caso del boxeo, en donde la intencionalidad y la finalidad
lesiva prevalecen, y en donde la justificación puede darse en la legitimación
establecida por el Estado, el reconocimiento o legalización que el Estado da a
estos deportes. Por tal razón nuestra ley indica que quienes causen lesiones en un
deporte violento autorizado no incurren en responsabilidad penal, siempre que no
haya infracción de las reglas o indicaciones respectivas.
I. LA EXPOSICION DE PERSONAS A PELIGRO: Art. 154 al Art. 153.
1. DEFINICION: Los términos a que se refiere este capítulo, nos indican, que se
trata de protegerla integridad de las personas a peligro. Lo común en ellos, es que
sé desproteger o desampara a ciertas personas que tienen necesidades de ser
protegidas. Algunos autores como González de la Vega [1981] se manifiestan
contrarios a la colocación de los abandonos como delitos contra la vida y la
integridad de las personas, porque si bien algunos de ellos pueden producir como
consecuencia final del desamparo una alteración de la salud y aún la misma
muerte, los daños de lesiones u homicidio no son constitutivos de los abandonos.
Como el nombre del capítulo lo señala, estos delitos se realizan por la posibilidad
de que se ocasione un daño en el sujeto pasivo Estas incriminaciones se
convierten en delictivas, no por la realización de un daño, sino por la posibilidad
de convertirse en causas de un determinado resultado lesivo.
De tales situaciones de peligro, encontramos las siguientes clases:
79

a. Las situaciones que se revelan en lo que pudiera denominarse abandono


simple, es decir, en que se aprecia que únicamente se produce el desamparo,
como las de los artículos 154 y 155 párrafo primero.
b. Aquellas en que hay circunstancias consecutivas al abandono como las
descritas en el párrafo segundo de los artículos precedentemente señalados.
J. DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD DEL TRÁNSITO: Art. 157. al Art. 158.
El Derecho de Tráfico o del tránsito de vehículos, como lo considera abundante
doctrina [Cuello Calón, 1971], es objeto de regulación especial, tomándose en
cuenta que, salvo el caso de personas que usaran vehículos con el propósito
especifico de causar lesiones o aún la muerte, los conductores de vehículos están
ajenos a la comisión de hechos delictivos Aún la forma de lesiones culposas, cuyo
trámite corresponde a los llamados Juzgados de Tránsito" nos parece sumamente
discutible. De acuerdo con los elementos aceptados dentro de la moderna teoría
de la culpa [Vela Treviño, 1981], debe hacerse un gran esfuerzo, presumiendo
siempre contra el conductor del vehículo, para llegar a la conclusión que, (al
menos para una culpa con representación), pudo haber previsto el hecho.
1. CLASES: Los llamados delitos contra la seguridad del tránsito cometidos por
conductores pueden ser dos:
a. El hecho de conducir vehículo de motor bajo influencia de bebidas
alcohólicas o fermentadas, fármacos, drogas tóxicas o estupefacientes. En este
caso puede apreciarse que el objeto con el cual se comete el hecho es un
vehículo de motor, no en cualquier vehículo como se indica en lo relativo a
lesiones y homicidio culposos. De manera que si éstos pueden cometerse aún
maniobrando un bicicleta, en ésta última no se puede verificar el delito contra la
seguridad del tránsito analizado. Además, en cuanto a la situación personal del
activo, es suficiente que se encuentre bajo influencia de las bebidas o tóxicos
indicados.
b. Conducir un vehículo de motor con temeridad o impericia manifiesta, o en
forma imprudente o negligente, poniendo en riesgo o peligro la vida de las
personas, su integridad o sus bienes o causando intranquilidad o zozobra
públicas. En tal caso, bajo la sanción prevista se encontrarán las acciones de
quien conduzca con temeridad o impericia, o bien en forma imprudente o
negligente, pero siempre que se cause: riesgo o peligro para la vida de las
personas, su integridad o sus bienes, o causando intranquilidad o zozobra a la
colectividad.
2. DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD DEL TRÁNSITO COMETIDOS POR OTRAS
PERSONAS: Las personas que no siendo conductores de vehículos pueden incurrir
en estos delitos son:
a. Quienes pongan en grave e inminente riesgo o peligro la circulación de
vehículos;
b. Alterando la seguridad del tránsito mediante colocación de obstáculos
imprevisibles, derramamiento de sustancias deslizantes o inflamables, mutación o
destrucción, total o parcial de la señalización u otro medio;
c. No restableciendo los avisos indicadores de seguridad de la vía, cuando por
circunstancias necesarias debieron ser interrumpidos o removidos.
TEMA 13:
DELITOS CONTRA EL HONOR: Art. 159 al Art. 172.
80

A. GENERALIDADES: Las figuras delictivas contra el honor, comprendidas


dentro de la regulación del Código Penal guatemalteco, son una expresión de la
sistemática valorativa del orden constitucional, referida a los atributos de la
personalidad humana, dentro de los cuales aparece el honor.
En la idea del honor debe distinguirse el aspecto subjetivo, y el aspecto objetivo.
Es el primero el sentimiento de la propia dignidad moral nacido de la conciencia
de nuestras virtudes, de nuestro valor moral; el objetivo está representado por la
apreciación y estimación que hacen los demás de nuetro valor social y nuestros
atributos. Aquel es honor en sentido estricto, éste es la buena reputación. La
lesión de cualquiera de esos sentimientos es un delito contra el honor. La
protección penal en realidad no sólo se limita en consecuencia, a la dignidad
personal o a la buena reputación, sino que se extiende en general a sancionar
toda falsa imputación, de hechos delictuosos, y aún la verdadera de hechos
inmorales, que atenten contra la integridad humana; por lo tanto el precepto
penal protege a los que tienen esos atributos, tanto, como a los que no los
poseen, como los indignos y deshonrados.
En este sentido, tanto la doctrina como nuestro código penal olvida el estudio de
los delitos contra el honor en dos grandes grupos: el general, que comprende la
división del honor en subjetivo y objetivo, la existencia de la excepción de verdad,
las acciones imperfecta, el momento consumativo, la pluralidad de sujetos y
acciones y los efectos del perdón del ofendido, así como el delito continuado y el
régimen de la acción; y, el especial, referido a los tipos de delito en particulares
como la calumnia, la injuria y la difamación.
B. DEFINICION: Cuello Calón afirma que "En la idea del honor debe distinguirse
un aspecto subjetivo y otro objetivo. Es el primero el sentimiento de la propia
dignidad moral nacido de la conciencia de nuestras virtudes, de nuestros méritos,
de nuestro valor moral. El aspecto objetivo está representado por la apreciación,
estimación que hacen los demás de nuestras cualidades morales y de nuestro
valor social. Aquel es el honor en sentido estricto, éste es la buena reputación".
C. EXCEPTIO VERITATIS: Art. 162. Excepción Art. 413. En la doctrina es
conocida la excepción de verdad con el término latino EXCEPTIO VERITATIS cuya
acepción detallaremos a continuación.
La excepción de verdad, como institución de carácter penal, referida
estrictamente a los delitos contra el honor, es una institución, mediante la cual, el
sujeto activo en la comisión de un delito de la categoría indicada, trata de excluir
su responsabilidad criminal probando la veracidad de sus imputaciones, es decir
que se trata de una verdadera circunstancia que exime la responsabilidad
criminal, siempre y cuando la prueba aportada sea suficiente para establecerla.
D. REGIMEN DE ACCIÓN: Los delitos de calumnia, injuria y difamación solo
pueden ser perseguidos, como el texto legal declara en su artículo 169, por
acusación de la parte agraviada, esto es, mediante la querella presentada, por el
ofendido, a menos que la misma haya sido hecha contra instituciones del Estado,
los Jefes de Estado o representantes diplomáticos de naciones amigas o aliadas y
las demás personas comprenderse, en este caso la acción corresponde al
Ministerio Público; en cuanto a la ofensa contra funcionario a que se refiere el
artículo 169 ha de tenerse presente, que ha de perseguirse conforme éste si la
misma se efectúa cuando no se encuentre en el ejercicio de sus funciones o con
81

ocasión de ellas, pues de lo contrario se estará a lo dispuesto en el Artículo 411o


412 del mismo Código Penal según el caso.
E. ACCIONES ENCUBIERTAS O EQUIVOCAS: En los delitos contra el honor,
dadas sus especiales características, las formas de ejecución material y los
medios que se emplean adquieren determinados caracteres que le son propios ya
que en la Doctrina penal Moderna se encuentran descritos como actos
encubiertos y manifiestos. La calumnia o injuria manifiesta es aquella en la cual
el sujeto activo determina con su actitud un atentado contra loa honra o crédito
de la persona, o le imputa falsamente un delito en forma abierta y sin ninguna
reticencia; por el contrario, en el caso de las encubiertas o equívocas, el sujeto
activo esconde la verdadera intencionalidad de los hechos que realiza y los
esconde bajo muy variadas formas que necesitan una interpretación afectiva para
descubrir el resultado que se busca. Por ejemplo, podría hacerse mediante una
caricatura, una alegoría, un calco, que obligarán al Juez a adecuar la
interpretación del precepto legal y de los objetos que se le presenten.
F. CALUMNIA: Art. 159.
1. HISTORIA: En el derecho romano aparece primero la palabra injuria; en la
Lex Cornelia de injuriis, se sancionó como delito contra la integridad personal, así
como la violación del domicilio. Como ofensa al honor aparece en la ley de las XII
Tablas. En el derecho español, el Fuero Juzgo sancionó diversas clases de injurias,
apareciendo la noción de calumnia, en las Partidas, consistente como en la
actualidad, en la imputación de un hecho delictivo; la legislación nuestra, tiene en
el código anterior la regulación de la calumnia, así como en el actual, con las
mismas estipulaciones.
2. CONCEPTO: Nuestra ley establece (artículo 159 del Código Penal) que la
calumnia consiste en la falsa imputación de un delito de los que dan lugar a
procedimiento de Oficio.
3. ELEMENTOS: La materialidad del hecho requiere queja imputación sea falsa,
y que el delito sea de los que dan lugar a procedimiento de oficio.
Son estos últimos, los delitos perseguibles en razón de que lleguen a
conocimiento de la autoridad competente por cualquier medio, no importando
que el ofendido haya solicitado perseguirlo o no, dicha autoridad tiene obligación
de proceder a su averiguación. El elemento interno está integrado por la
conciencia del activo, de imputar un hecho delictivo "al pasivo, sabiendo que el
mismo ya sea porque el hecho no se cometió o porque el imputado no intervino
en él, es falso.
4. DIFERENCIAS: La calumnia tiene un gran parecido estructural con el delito
definido en el artículo 453 del Código Penal (que se refiere a imputar falsamente a
alguna persona hechos que, si fueren ciertos, constituirán delitos de los que dan
lugar a procedimiento de oficio). La diferencia ha de encontrarse en el lugar de
realización del hecho y en el bien jurídico tutelado. En este último delito, se
requiere que la imputación se haga ante funcionario administrativo o judicial que
por razón de su cargo debiera proceder a la correspondiente averiguación. El bien
jurídico tutelado en éste también es diferente, o sea, la administración de justicia.
G. LA INJURIA: Art. 161.
1. CONCEPTO: De acuerdo con la descripción que la ley hace de este delito
(que es básicamente la misma del antecedente de 1936, y del Código Penal
82

español) injuria es toda expresión o acción ejecutada en deshonra, descrédito o


menosprecio de otra persona.
2. ELEMENTOS:
a. MATERIAL: El hecho puede realizarse a través de expresiones, o bien por
actos: Dentro de las expresiones podrán considerarse no solamente las verbales
sino también las realizadas por escrito, en todo caso, dichas acciones o
expresiones han de ser aptas para ofender el honor del pasivo. Pero desde hace
mucho, la doctrina es unánime en considerar que por la dificultad de demostrar la
injuria a través de omisiones, solamente se acepta su comisión a través de
acciones, aunque las mismas no sean realizadas por el propio sujeto, sino a través
de otros, como niños, o animales.
La injuria debe ser en deshonra, descrédito o menosprecio. El ^descrédito ha de
ser no solamente lesionar el renombre o prestigio personal, sino aun, el crédito
económico. En cuanto al menosprecio, son expresiones o acciones desfavorables
para la persona de quien se hacen.
b. ELEMENTO INTERNO. El elemento volitivo está constituido no solamente de
ejecutar o proferir las expresiones, sino que debe hacerse con el ánimo especial
de ofender, el llamado animus injuriandi.
H. DIFAMACIÓN: Art. 164. En nuestra ley para que ocurra la difamación se
requiere que la calumnia o injuria se hiciere por medio de divulgación que puedan
provocar odio o descrédito o que menoscaben el honor, la dignidad o el decoro del
ofendido ante la sociedad.
1. ELEMENTOS: La materialidad del hecho requiere que se efectúen calumnias
o injurias por medio de divulgación; en cuanto a estos últimos no es-forzoso, pues
de otro modo la ley así lo diría especialmente, que tales medios de divulgación
sean los medios de comunicación social, como periódicos escritos, televisivos, por
radio, etc., sino cualquier medio de divulgación con destino al seno social del
ofendido. De acuerdo con las circunstancias de cada caso, tales medios serán
aquellos de los que se vale el sujeto activo para hacer llegar la ofensa a todo el
conglomerado social del pasivo, y que dé por resultado el odio o el descrédito o
que menoscabe el honor, la dignidad o el decoro del ofendido.
2. PUBLICACIÓN DE OFENSAS: Si las calumnias o injurias son reproducidas, a
sabiendas de que lo son, por un tercero, este incurre en el delito.
a. ELEMENTOS
1) Material. Reproducir a sabiendas de que se trata de calumnias o injurias, por
cualquier medio, las inferidas por una persona a otra, extraña al que la produce.
En sí la publicación de las ofensas, no es un delito separado, sino integrante de
las ofensas de que se trate.
2) Elemento interno. Es la conciencia de que se trata de calumnias e injurias, y
reproducirlas en ese entendido.
3. OFENSA A LA MEMORIA DE UN DIFUNTO: En este caso se trata de calumnias
e injurias proferidas contra las personas ya fallecidas, en las cuales la acción para
la persecución penal del hecho corresponde al cónyuge, ascendiente,
descendiente, hermanos y herederos del difunto.
4. MODOS DE COMISIÓN: La calumnia, injuria o difamación no pierden su
condición de tales aun cuando tengan lugar por medio de alegorías dibujos,
83

caricatura, fotografías, emblemas, alusiones o cualquier otro medio similar.


I. EXIMENTES DE LA RESPONSABILIDAD PENAL SEGÚN LA CONSTITUCIÓN:
Establece la Constitución Política de la República en su artículo 35 en su 2º
párrafo que no constituyen delito o falta las publicaciones que contengan
denuncia, crítica o imputaciones contra funcionario o empleados públicos por
actos efectuados en el ejercicio de sus cargos.
TEMA 14:
DELITOS CONTRA LA LIBERTAD Y SEGURIDAD SEXUAL: Art. 173 al Art. 200.
A. GENERALIDADES Y CUESTIONES DE TERMINOLOGÍA: En términos generales
en los delitos contra la libertad y seguridad sexuales el hecho consiste en atentar
contra la libertad y seguridad que en materia erótica tienen las personas. También
aparecen atentados contra el pudor en materia sexual.
B. DISPOSICIONES COMUNES A LOS DELITOS SEXUALES: Los delitos de
violación, rapto, estupro y abusos deshonestos. son considerados como cuasi
públicos, pues son perseguibles únicamente mediante denuncia del agraviado,
sus padres, abuelos, hermanos, tutores o protutores; pero cuando la persona
agraviada carece de capacidad para acusar o no tiene representante legal.
entonces el hecho será perseguido por acción pública.
C. EL REGIMEN DE ACCIÓN: El Código Penal establece en su artículo 197 que
los delitos de violación, estupro, abusos deshonestos y rapto serán perseguibles,
únicamente mediante denuncia del agraviado, de sus padres, abuelos, hermanos,
tutores o protutores o, en su caso, del Ministerio Público, aunque no formalicen
acusación.
Sin embargo, serán perseguibles por acción pública:
1. Si la persona agraviada careciere por su edad o por cualquier otra
circunstancia, de capacidad para acusar, no tuviere representante legal o no
estuviere bajo custodia o guarda.
2. Si el delito fuere cometido por el padre, la madre, el tutor o la persona
encargada por ley o de hecho, de la guarda o custodia del ofendido.
3. En caso de violación o de abuso deshonesto violento, si la víctima fuere
menor de quince años o se encontrare, en el momento del hecho, en situación de
trastorno mental.”
D. EL PERDON EXPRESO Y PRESUNTO DEL OFENDIDO O DE SU
REPRESENTANTE LEGAL: En los delitos de violación, estupro, abusos deshonestos
y rapto, el perdón de la parte ofendida extingue la responsabilidad. operando
expresamente el perdón corriente o expreso (artículo 106) y el perdón presunto
que consiste en el matrimonio de la víctima con el ofensor (artículo 200) siempre
que sea mayor de 12 años y con previa aprobación del Ministerio Público.
E. LAS PENAS PARA LOS COMPLICIS DE ESTE DELITO: De acuerdo con el
artículo 199, se equipara a la calidad de autores, a quienes cooperan en
los delitos de violación, estupro, abusos deshonestos y rapto, corrupción
de menores y contra el pudor, siendo ascendientes, tutores, protutores,
Albaceas, maestros o actúan con abuso de autoridad o confianza, serán
sancionados con las penas corresponden a los autores.
F. LA VIOLACIÓN: Art. 173 al 178.
1. ANTECEDENTES: El Derecho Romano no estableció una categoría
diferenciada para la violación, sancionándola como especie de los delitos de
coacción, y a veces, de injuria. Dentro de estos delitos sexuales. Se sancionaba
con la pena de muerte el estupro violento.
84

El Derecho Canónico consideró violación la desfloración de una mujer contra o sin


su voluntad. En los códigos penales contemporáneos, la infracción a que nos
referimos sigue castigándose con el máximo rigor, llegándose, en nuestra
legislación a sancionar uno de los casos de violación (artículos 175), con la pena
de muerte.
En la actual legislación se sigue utilizando la palabra yacer como sinónimo de
acceso sexual. En términos generales, la doctrina actual acepta que la imposición
de la cópula sexual sin consentimiento de la ofendida, ya sea por medio de la
"coacción física o la intimidación moral, es lo que tanto en la historia de las
instituciones penales como en la doctrina y en las legislaciones contemporáneas
constituye la esencia del verdadero delito sexual de violación. El bien jurídico
objeto de la tutela penal en este delito concierne primordialmente a la libertad
sexual contra la que el ayuntamiento impuesto por la violencia constituye el
máximo ultraje, ya que el violador realiza la fornicación sea por medio de la
fuerza material en el cuerpo de la ofendida "anulando así su resistencia (violencia
física), o bien, por el empleo de amagos, constreñimientos psíquicos o amenazas
de males graves que, por la intimidación que producen o por evitar otros daños le
impiden resistir (violencia moral, metus) Tanto en la violencia física como en la
moral. la víctima sufre en su cuerpo el acto sexual que realmente no ha querido,
ofendiéndose así el derecho personal a la determinación de su conducta en
materia erótica. Además, en la violación se contempla una de las infracciones de
naturaleza compleja más grave, la utilización de medios coactivos dispositivos, al
daño causado, específicamente contra la libertad sexual. Se suman otras ofensas
a diversas categorías de bienes jurídicos que pueden resultar comprometidos o
dañados; estos ataques se manifiestan en forma de amenazas, injurias,
intimidaciones, golpes, privación violenta de la libertad física, asalto, lesiones o
más o menos graves, y aún homicidio.
2. MODALIDADES: En nuestra legislación aparecen claramente definidas dos:
modalidades de violación; la común, o sea la ejecutada en todo caso inmediante
violencia, y la denominada doctrinalmente violación presunta o delito equiparado
a la violación, consistente en el acceso sexual con personas incapacitadas para
resistir el acto por enfermedades de la mente o en el cuerpo, por su corta edad, o
por semejantes condiciones de indefensión. Como estas hipótesis delictivas no
implican para su existencia el uso de violencia. más bien constituyen un delito
especial provisto de su propia descripción legislativa y distinto a la verdadera
violación, su nombre adecuado -dice González de la Vega, debe ser el de delito
que se equipara a la violación o violación impropia. Nuestra ley hace referencia a
esta modalidad mencionada últimamente, en los incisos 2 y 3 del articulo 173.
3. ELEMENTO DE LA VIOLACION PROPIA:
a. El elemento material puede a su vez estar integrado por los siguientes:
1) UNA ACCIÓN DE YACER CON MUJER. El yacimiento sin dichas connotación no
tiene significado penal en nuestro medio. A diferencia de otras legislaciones
que estiman como violación el acceso violento con persona de cualquiera de
los dos sexos. El yacimiento, se refiere, en nuestra ley, al acceso sexual
normal. Nuestro legislador empleó la palabra yacer, tomándola de la
legislación anterior, como significando por la de acceso sexual; físicamente
se caracteriza por la intromisión sexual del hombre hacia la mujer; así pues.
no quedan comprendidos aquí los ayuntamientos homosexuales. Tampoco
es relevante para la consumación del delito, que el acto sexual se agote
85

plenamente con el derrame seminal o el orgasmo femenino. El daño que


sufre la ofendida en su libertad sexual existe, aún cuando su violador haya
realizado la totalidad sexual existe, aún cuando su violador haya realizado la
totalidad del acto. o bien, lo haya interrumpido. No tiene tampoco que ver,
para la determinación de este delito, que a consecuencia del mismo se haya
originado la preñez de la violada. Consecuentemente: en el delito de
violación el elemento "yacer" consiste en una relación sexual usando
violencia, independientemente de su pleno agotamiento físico o que el acto
se haya interrumpido, con independencia también de consecuencias
posteriores a la cópula. El momento consumativo entonces es el de la
penetración viril. no importando incluso que después de ella la mujer se
abandone.
2) LA ACCIÓN DEBE SER VIOLENTA. El elemento fundamental del delito es la
violencia, pudiendo ser física o moral. La violencia física es la fuerza
material que se emplea para cometer el hecho, es decir, la fuerza material
aplicada directamente sobre el cuerpo de la víctima, fuerza que vence
cualquier intento de resistencia y la obliga a recibir una relación sexual que
no quería.
Algunos autores plantean dudas acerca de la posibilidad de que sin utilización de
armas, instrumentos o acompañantes, un solo varón de fuerzas normales pueda
violentar a una mujer también normal, pero, la fuerza física, de alguna manera
implica, en el momento, cierta fuerza moral que puede causar igualmente una
impresión moral en la mujer sujeto pasivo, Carránca, "observa que la violencia
debe ser ejecutada sobre la persona y precisamente sobre la persona misma de la
que se quiere abusar. No habrá violencia carnal cuando se violentasen cosas para
llegar a la mujer anuente Empero, es de advertir, los actos violentos ejercitados
en tercera persona allegada a la víctima por el parentesco o en el afecto pueden
integrar casos de violencia moral". Debe señalarse que la violencia puede
consistir en otras formas delictivas como ataques corporales, disparos, etc., y en
cuanto a la concurrencia de la violación con el homicidio, nuestra ley acepta la
hipótesis de la unidad del acto, ya que si la muerte resulta de la violación o con
motivo de ella, no hay un delito diferente, sino una penalidad agravada (artículo
175)
3) Violencia moral: Nuestra ley penal, admite expresamente las dos formas de
violencia: la física y la psicológica o moral. La primera como se dijo, es
manifestación de la fuerza. La segunda es intimidación; su esencia consiste
en causar o poner miedo en el ánimo de una persona o en llevar a ella una
perturbación angustiosa por un riesgo o mal que realmente amenace o se
finja.
En la violación puede consistir en constreñimientos psicológicos, ana1agos de
daños, de tal manera que por el temor que causan impiden resistir.
Nuestra ley admite dentro de estos casos de violencia moral, cuando concurre
hipnosis, narcosis o privación de razón o de sentido ya sea que el sujeto activo
provoque la situación o la aproveche.
b. Elemento Interno: El elemento subjetivo en este delito está integrado por
conocer que se actúa contra la voluntad de la violada y el querer emplear
violencia para el yacimiento. Delito doloso.
2. Sujetos de Hecho: En cuanto al sujeto activo, debe ser siempre un hombre.
no descartándose la posibilidad de que la mujer pueda actuar como ta1, en caso
86

de coparticipaciones el hecho (articulo 36 del Código Penal), pero básicamente el


hecho se caracteriza por una actividad viril.
En cuanto al sujeto pasivo, conforme la tendencia de nuestra legislación. ha de
ser siempre una mujer. no importando que sea mayor de edad o menor, casada o
soltera, viuda, doncella o prostituta. En efecto, Cuello Calón manifiesta que la
mujer puede ser sujeto pasivo de este delito, "sea virgen o desflorada, casada o
soltera de buena o mala fama, incluso una prostituta"; y Groizard refiriéndose a la
legislación española, indica que: "En la violencia ejercida sobre la meretriz se
encuentran reunidas todas las condiciones necesarias para la imputación del
delito".
3. DELITO EQUIPARADO A LA VIOLACIÓN O VIOLACIÓN IMPROPIA: La acción
en este delito consiste en tener acceso con personas incapacitadas (mujeres
siempre), para resistir psíquica o corporalmente al acto, debido a enfermedades
de la mente o del cuerpo, a la corta edad (menores de 12 años en cualquier caso),
o a análogas condiciones de indefensión de la víctima. Tales acciones no implican
realmente la existencia de violencia, y consecuentemente no son propiamente
violaciones. La doctrina generalmente no son propiamente violaciones. La
doctrina generalmente aceptada en la actualidad indica que se trata de un delito
especial autónomo en su descripción legislativa, provisto de sus propios
elementos, manifestando que su nombre adecuado ha de ser violación impropia o
delito que se equipara a la violación; nuestra ley se refiere a dicho delito en el
articulo 173. incisos 2 y 3.
a. LOS ELEMENTOS DE DELITO SON:
1) Una acción de yacer o realizar conjunción sexual con mujer;
2) Debe ser una de las indicadas en el articulo 173, incisos 2. y 3, o sea, que
la mujer se encuentre privada de razón 0 de sentido o incapacitad para resistir, o
bien que se trate de mujer menor de 12 años.
Modalidades: Las modalidades que aparecen son:
3) Mujer menor de 12 años: en los casos de que niñas menores de esta edad,
prestan su voluntad para el ayuntamiento sexual, se presume que su temprana
edad no les permite conocer los alcances de la relación sexual.
3} Mujer que esté privada de razón o de sentido o incapacitada para resistir.
No interesa en este caso que la mujer privada de razón preste o no su
consentimiento, porque el estima que no están aptas jurídicamente para hacerlo.
También queda comprendida en esta modalidad la cópula sexual del hombre con
mujer privada de sentido por causa psíquica, tóxica o patológicas, como
desfallecimientos o desmayos producidos por extrema debilidad, el letardo o
sueño; la narcosis, la hipnosis e incluso el sueño provocado por ebriedad.
G. EL ESTUPRO MEDANTE INEXPERIENCIA, ABUSO DE CONFIANZA Y ENGAÑO:
Art. 176 al Art. 180.
1. DEFINICION: A través del tiempo, la conceptualización del estupro ha
variado. La palabra estupro, dice Caitara, ha, sido empleada con significaciones
sustancialmente diversas: En el sentido figurado, preferido por los oradores y los
poetas, servía para expresar cualquier aptitud; en el lenguaje jurídico tuvo un
sentido amplísimo destinado a significar cualquier concúbito venéreo,
comprendiendo así al adulterio, y finalmente, la palabra se restringió para indicar
el concúbito con persona libre, de vida honesta, siendo este el significado que
más generalmente se le atribuyó sin que faltasen quienes la usasen en sentido
87

muy reducido para el caso de desfloramiento de virgen, distinguiéndose así entre


el estupro propio y el impropio consistiendo el primero en la desfloración.
Actualmente se considera, que el estupro consiste en la conjunción sexual
natural, obtenida por un hombre, sin violencia y por medios fraudulentos o de
maliciosa seducción con mujeres muy jóvenes, no vinculadas al sujeto en
matrimonio, y de conducta sexual honesta. Por tal razón en las legislaciones
penales modernas se acuerda protección especial para las mujeres de corta edad.
Respecto de los actos de ayuntamiento sexual realizados en sus personas, aunque
sea con su consentimiento y sin el empleo de violencia. En las diversas
legislaciones, varia la edad de la mujer sea la de cómo límite máximo contra estos
actos de yacimiento no violentos; virginidad, que los vocablos mujer honesta.
pues ésta puede serio sin necesidad de que sea físicamente virgen.
2. CLASES: Nuestra ley se refiere a las siguientes clases de estupro:
a. Mediante inexperiencia u obteniendo la confianza de la menor
comprendida entre 12 y l8 años.
b. Mediante engaño o mediante promesa de falsa de matrimonio con mujer
comprendida entre 12 y 18 años.
c. Forma agravada: Cuando el autor es pariente dentro de los grados de ley
de la estuprada o encargado de educación, custodia o guarda exceptuándose los
parientes relacionados en el artículo 257 del Código Penal.
3. ELEMENTOS DEL DELITO: Del análisis de los artículos 176 y 177 que
contienen el concepto legal del delito, podemos extraer los siguientes elementos.
a. Acceso Camal
b. Con menor de 18 y mayor de 12 años.
c. Que sea honesta;
d. Móvil: Procurar dicho acceso mediante el consentimiento de la ofendida a
través de su inexperiencia o confianza; engaño o promesa falsa de matrimonio.
Primer elemento: La acción humana típica del delito consiste en el acceso sexual
normal siendo el sujeto activo siempre un hombre y el pasivo una mujer menor de
edad, pero mayor de 12 años; es indiferente, al igual que en la violación,
fisiológicamente, o que se haya interrumpido, pues tratándose de un delito
instantáneo queda agotado o consumado en el momento mismo de la intromisión
sexual. En los procesos judiciales para la averiguación de estos delitos sirve de
base el informe del perito médico forense; sin embargo, puede obtenerse en otros
medios de comprobación: testimonios en los casos que haya sido posible,
confesión etc. En los casos en que el acto deja huella física, como cuando da por
resultado la desfloración o cuando ha producido el embarazo, si es eficiente el
informe médico. Aunque es suficiente prueba para determinar la responsabilidad.
El solo informe sobre la virginidad, resulta insuficiente, pues el código no requiere
que haya existido "doncellez" como el anterior sino que simplemente que la
víctima sea honesta.
Por otra parte, hay que señalar, como lo hace el maestro González de La vega
que hay mujeres que en el momento del reconocimiento pericial presentan
íntegros los signos anatómicos de la virginidad; es decir, que pudieron sufrir el
estupro sin ruptura del himen:; por alguna razón anatómica, en cambio, otras
pudieran presentar dicha ruptura no necesariamente consecutiva o razones
eróticas sino por razones congénitas, traumatismos o accidentes.
Segundo elemento: El único sujeto pasivo de la infracción es la mujer, y
exclusivamente la menor de 18 anos y mayor de 12 y que además, sea honesta,
88

por lo cual la protección del tipo penal se restringe a las mujeres muy jóvenes y
recatadas, por su escaso desarrollo psíquico y corporal y por su inexperiencia ante
los problemas de la vida, no están en aptitud de resistir moralmente las
actividades maliciosas encaminadas a obtener su consentimiento para la relación
sexual, y si lo otorgan, ese consentimiento está viciado por la menor edad, que
les impide darse cuenta de lo dañoso para su aceptación como por dolo de la
gente cuando hay engaño.
Tercer elemento: La mujer menor de edad ha de ser honesta. La honestidad a que
se refiere aquí la leyes la de carácter sexual; consiste "no solo en la abstinencia
corporal de los placeres libidinosos ilícitos, sino en su incorrecta actitud moral y
material en lo que se relaciona con lo erótico. Es decir, en resumen la correcta
conducta sexual de la mujer tanto desde el punto de vista corporal como natural.
De acuerdo con reciente doctrina mexicana, es un elemento normativo que el juez
debe valorar según los indicios existentes y atendiendo a las normas generales de
su cultura del medio y época en que viven los protagonistas activos y pasivos.
Cuarto elemento: La diferencia del delito de violación, es la presencia de la
violencia en éste último. En el estupro hay consentimiento o hay engaño. La
figura consensual se encuentra en el artículo 176 del Código Penal, o sea, cuando
el sujeto activo aprovecha lo que algunas 1egislaciones conocen como seducción.
La segunda forma legal se refiere fundamentalmente en una alteración, de la
verdad que produzca en la mujer error, confusión o equivocación, por la que
accede a la pretensión erótica. El elemento material del hecho es que haya
cualquier engaño o promesa falsa de matrimonio. Los otros tipos de engaño,
aparte de la promesa falsa de matrimonios, según Cuello Calon, son como el caso
del hombre casado que vence la resistencia de una menor persuadiéndola de que
es divorciado, o el de que tiene relaciones amorosas públicas con una menor,
relaciones consentidas por la familia pues el sujeto, activo ha hecho ver, sin
decirlo expresamente, que el propósito de las relaciones es el de un futuro
matrimonio.
H. EL ESTUPRO AGRAVADO: Art. 178. Aparece un tercer caso en el artículo
178 del Código Penal, con el epígrafe de Estupro Agravado, que es realmente lo
que en doctrina se conoce como estupro doméstico, que se da cuando el autor es
pariente dentro de los grados de ley, de la estuprada, o encargado de su
educación, custodia o guarda.
I. LOS ABUSOS DESHONESTOS: Art. 179 al Art. 180.
1. DEFINICION:
a. Legal: Nuestra ley refiere en el articulo 179 que comete abuso deshonesto
quien empleando los medios o valiéndose de las condiciones indicadas en los
artículos 173, 174 y 175 rea1izados en persona de su mismo o diferente sexo,
actos sexuales distintos de acceso carnal.
b. Doctrinaria: De acuerdo con la doctrina general sobre este delito, en
términos generales se comete abuso deshonesto mediante los actos corporales
de lubricidad, distintos de la relación sexual y que no tienden directamente a ella,
cualquiera que sea el sexo de sus protagonistas activos o pasivos.
2. ELEMENTOS: De dichos conceptos podemos extraer los siguientes
elementos:
a. Básicamente se trata de actos eróticos distintos del acceso sexual, o sea,
actos eróticos en la persona del pasivo, tales como caricias, o alguna otro manera
realizado para excitar o satisfacer los deseos sexuales de1 activo.
89

b. Ausencia de propósito de acceso sexual, material y psicológicamente.


En otras palabras, el ánimo lúbrico debe estar encaminado a que el acto sea
diferente del acceso carnal.
Modalidades o Formas de los Abusos Deshonestos: De acuerdo con el casuismo
establecido en nuestra ley puede darse:
c. Abuso deshonesto cometido en persona de uno u otro sexo, usando
violencia, o abusos deshonestos violentos propiamente dichos: articulo 179 inciso
1º, también quedaría incluso lo relativo a la violencia presunta o equiparada de
que habla el articulo 173, inciso 2
d. Abuso deshonesto que podríamos llamar doméstico, cuando el autor sea
pariente legal de la víctima, o encargado de su educación, custodia o guarda.
e. Cuando se causa grave daño a la víctima.
Todos estos casos quedan comprendidos en los que nuestra ley llama abusos
deshonestos violentos.
d)Abuso deshonesto en mujer mayor de 12 años y menor de 18 años,
interviniendo confianza o inexperiencia del pasivo. En este caso, ha de ser
obviamente, el activo un hombre.
f. Abuso deshonesto mediante engaño en mujer mayor de 12 y menor de 18
años. En estos dos últimos casos estaremos ante lo que nuestra ley denomina
abusos deshonestos agravados.
J. DELITO DE RAPTO: Art. 181 al 187.
1. GENERALIDADES: La concepción de rapto, ha atravesado por tres etapas
de penalidad, siendo ellas:
a. Época de Impunidad Absoluta: La de los tiempos perdidos de la historia,
cuando el rapto era el comienzo de la unión conyugal fenómeno social y
parte de la ceremonia de los matrimonios; ofrece un testimonio elocuente
de ello, el caso tan conocido del rapto de la Sabinas, llevado a cabo por los
fundadores de Roma.
b. Época de la Sanción Rigurosa para el Rapto: "El Derecho Penal en sus
comienzos fue siempre de una severidad singular; el espíritu de dragón
domina la orientación de todas las legislaciones primitivas", y en el caso de
rapto no fue una excepción. Siempre hablando de la Roma primitiva cuando
el rapto se efectuaba con violencia se equiparaba a la violación y cuando
era sin violencia se asimilaba al adulterio, sancionándose con las penas de
tales delitos. En España, el Fuero Juzgo castigó ese delito con la pérdida de
todos los bienes, la prohibición de casarse con la víctima, el azotamiento en
público, la entrega del delincuente en calidad de siervo a la víctima, al
marido o al padre de la misma.
c. Época de sanción mas Racionalizada: En la época actual, se tiende a
racionalizar la sanción y hacerla más acorde a su repercusión social.
2. DEFINICION:
a. Legal: Se encuentran definidas en nuestra ley, dos acciones típicas
correspondientes a lo que ella llama rapto propio (articulo 181 del Código
Penal) e impropio (articulo 182) en la siguiente forma: Rapto Propio: Quien
con propósitos sexuales sustrajere o retuviere a una mujer, sin su voluntado
empleando violencia o engaño. Rapto Impropio: Quien sustrajere o retuviere
a mujer mayor de doce años y menor de dieciséis, con propósitos sexuales,
de matrimonio o de concubinato, con su consentimiento.
90

b. Doctrina: Para el profesor uruguayo IRURETA GOYENA. Rapto es la


sustracción o la retención de una persona. Ejecutada por medio de violencia
o de fraude. con propósitos deshonestos o matrimoniales.
Para el profesor mexicano Francisco González de la Vega, "el rapto consiste en las
acciones de sustraer o retener a cualquiera persona con propósitos lúbricos o
matrimoniales realizadas: a) por medios violentos o engañosos; b) aprovechando
su incapacidad de resistir; o. c) tratándose de mujer joven. por medios
seductivos".
3. ELEMENTOS: De las descripciones. especialmente la legal, obtenemos los
siguientes elementos:
a. Una acción de apoderamiento de la mujer, consiste en sustraerla o
retenerla. Sustraerla es tomarla, lograr que acompañara al raptor hecho
logrado mediante la violencia o engaño, consensualmente (rapto impropio o
consensual), en el caso de las mujeres de 12 a 16 años. Ese acompañar
implica una movilización de la mujer, movilización que debe dar por
resultado la segregación de la mujer de sus condiciones familiares u
ordinarias de vida para ponerla bajo la potestad del actor, de manera que
no comete tal delito, el hombre que por ejemplo, arrastra a la mujer de un
cuarto a otro de la casa, con el propósito de forzarla sexualmente, pues no
la ha privado de su ambiente ni ha tenido ánimo de conservarla a su lado.
En cuanto a la retención esta supone que la mujer se encuentra en un
ámbito diferente y sea diferente a sus condiciones familiares ordinarias y se
le mantenga en él durante un tiempo más o menos determinado. A
diferencia de otro delito, como el de violación, en este se requiere un
transcurso de tiempo para que se verifique, por tal razón puede decirse, que
se trata de un delito permanente, pues la acción se prolonga en el tiempo.
b. Medios para su realización:
1) Violencia:
2) Engaño:
3) Seducción
4. CLASES: Los medios a que aludimos permiten dividir el rapto en dos
clases:
a. PROPIO: Art. 181. Está constituido por el rapto de una mujer, ejecutado
contra su voluntad y con propósitos sexuales.
Sujeto activo: puede ser cualquiera. Sujeto pasivo: ha de ser una mujer mayor o
menor de edad; no es menester que sea doncella ni siquiera de vida honesta y
buenas costumbres, pues el Código sólo habla de mujer.
b. RAPTO IMPROPIO: Art. 182. Rapto de una mujer mayor de doce anos y
menor de dieciséis realizado con su anuencia, con propósitos sexuales de
matrimonio o concubinato.
Sujeto activo de este delito puede ser cualquiera. Sujeto pasivo es una mujer
cualquiera, doncella, o no, menor de dieciséis y mayor de doce anos.
M LA CORRUPCIÓN DE MENORES: Art. 188 al Art. 190. Como su nombre lo
indica en este delito, solamente pueden ser sujeto pasivo los menores de edad;
según nuestra ley, consiste (artículo 188) en promover facilitar o favorecer la
prostitución o la corrupción sexual de menor de edad, aunque la víctima consienta
en participar en actos sexuales o verlos ejecutar.
De acuerdo con la descripción legal, los elementos son:
91

1. Promover, facilitar o favorecer la prostitución o corrupción de un menor de


edad en cualquier forma, ya sea mediante actos o aún mediante consejos o
sugerencias. La ley no se refiere a los que realizan con ellos actos
impúdicos, sino los intermediarios que facilitan la prostitución o corrupción
que cuando lo hacen para satisfacer deseos de terceros incurren en la forma
agravada señalada en el artículo 189 inciso 2 el delito se da, aún cuando el
menor consiente en participar o en ver ejecutar los actos sexuales, y basta
que se den facilidades para que se realicen los actos, no es preciso que
estos lleguen a efectuarse.
El delito se consuma, con la realización del acto de corrupción una sola vez, pues
si se reitera se da la forma agravada señalada en el artículo 189 inciso 6.
2. La edad del sujeto pasivo: Que sea un menor de edad, esto es, que no haya
cumplido los dieciocho años. Si es mayor de edad, puede darse el delito
previsto en el artículo 191 del Código Penal.
Modalidades: Nuestra ley acepta la forma que podemos llamar simple (artículo
188), y la agravada (artículo 189), así como la inducción a la prostitución o
corrupción sexual de menor de edad. Se refiere a que exista promesa o pacto aún
bajo apariencia de licitud, para inducir o dar lugar a la prostitución o corrupción
de menor de edad.
TEMA 15:
DE LOS DELITOS CONTRA EL PUDOR: Art. 191 al Art. 200.
A. GENERALIDADES: Como el nombre del capítulo que alberga estos delitos
puede sugerir que el bien jurídico tutelado en ellos es el pudor, puede ser
entendido que lo será el pudor en materia sexual.
El pudor comprende una gran amplitud de connotaciones: "El pudor individual es
un sentimiento adquirido en el curso de la vida humana y que puede desaparecer
total o parcialmente después de formado, consistente en la ocultación y
vergüenza de los órganos sexuales, de sus atributos, y en general. de todo lo que
representa una actividad lúbrica no es sino a través de la censura de la educación
y de la imitación como en los niños se va formando el sentimiento de vergüenza
acerca de lo sexual". Como se verá en los delitos que nuestro código denomina
contra el pudor, no es este tipo individual de pudor el bien jurídico objeto de la
protección, sino un pudor sexual colectivo.
La prostitución y sus Implicaciones Penales: El ejercicio de la prostitución está
íntimamente vinculado al delito de proxenetismo que veremos más adelante. Los
aspectos que merecen ser tratados en esta obra. son los siguientes:
La Prostitución considerada en sí misma no es una infracción al orden social; no es
un delito. Tampoco constituye una perturbación de tipo sexual; su ejercicio, es o
ha de ser motivo de medidas preventivas y profilácticas.
Sí bien en sí misma no es un delito. su ejercicio y explotación trae con frecuencia
medidas preventivas y profilácticas, como el proxenetismo, el rufianismo y la trata
de mujeres así como eventualmente la corrupción de menores.
B. PROXENETISMO: Art. 191. Comete este delito quien con ánimo de lucro o
para satisfacer deseos ajenos, promoviere, facilitare o favoreciere la
prostitución sin distinción de sexo.
El Lenocinio, celestinaje o alcahuetería, nombres con que se ha conocido esta
infracción a través del tiempo, tiene los siguientes:
1. Elementos:
92

a) El sujeto activo del delito puede ser cualquiera. así como sujeto pasivo, no
importa el sexo pues así lo indica expresamente nuestra ley, de manera que
puede darse la prostitución masculina.
b) El hecho material del delito es facilitar o promover la prostitución;
generalmente determinando a una mujer el ejercicio de la prostitución. Elemento
interno del delito será el ánimo de lucro, la satisfacción de deseos ajenos o él
aprovecha propio de alguna otra manera.
2. Clases: Nuestra ley tiene previstas dos clases: Simple (artículo 191) y
Agravado (artículo 192) El proxenetismo agravado se da cuenta la víctima es
menor de edad; cuando el autor es pariente de la víctima; y cuando hay violencia,
engaño o abuso de autoridad. Por engaño puede entenderse alguna maniobra
para disimular el propósito, por ejemplo; decirle a la mujer que va a llegar a servir
a una casa, siendo el objeto que realice actos de prostitución.
C. RUFIANERIA: Art. 193. Define el texto legal al delito de Rufianería como a
toda aquella persona “quien sin estar comprendido en el proxenetismo, viviere en
todo o en parte a expensas de persona o personas que ejerzan la prostitución o
de las ganancias provenientes de ese comercio”.
Sujeto activo puede ser cualquiera, sea pariente o extraño a la persona
prostituida. Cuando el sujeto fuere pariente, tutor, o autoridad pública, se
aplicarán las agravantes genéricas para los delitos que se regulan en el artículo
27 del Código Penal, como el caso del marido que explota la prostitución de su
mujer, por obrar con abuso de autoridad.
La rufianería o rufianismo consiste en que el sujeto activo del delito puede ser
cualquiera.
Elementos:
- La materialidad se da cuando la persona vive a expensas de quien realiza el
acto de prostitución. El delito existe aún concurriendo el consentimiento del
pasivo. También es elemento importante que el activo participe de los beneficios
que produzcan al pasivo; el ejercicio de la prostitución.
- Elemento interno: Está constituido por la voluntad de vivir de los beneficios
de la prostitución a expensas de las personas que la practiquen.
D. TRATA DE PERSONAS: Art. 194. Consiste este delito en promover, facilitar o
favorecer la entrada o salida del país de mujeres para el ejercicio de la
prostitución.
En su prime que, a sabiendas, dictare resoluciones contrarias a la ley o las
fundare en hechos falsos, será sancionado con prisión de dos a seis años.

Si la resolución dictada consistiere en sentencia condenatoria en proceso penal, la


sanción Será de tres a seis año bre de "Trata de Blancas (nombre desde luego
erróneo, por no ser sólo las mujeres de color blanco las víctimas de este
delito) La segunda modalidad, de reclutamiento de persona para el
ejercicio de la prostitución, se refiere a las de sexo masculino; y la tercera.
a una forma que podemos llamar agravada, cuando concurren las
circunstancias señaladas en el artículo 189, que establece que las formas
agravadas de corrupción.
E. EXHIBICIONES, PUBLICACIONES Y ESPECTÁCULOS OBSCENOS: Art. 195 y
196.
93

Los actos obscenos son aquellos encaminados a provocar maliciosamente la


excitación sexual: en este caso, se refiere la ley al exhibicionismo lúbrico del que
expone al público sus órganos sexuales, o bien, algún otro tipo de acto obsceno.
Art. 195 y 196 del Código Penal.
Tales acciones han de ser ejecutadas en sitio público (Lugar público) lugar abierto
al público. En relación con lo ya explicado cuando labramos del pudor. no es difícil
comprender que en otras legislaciones estas acciones sean denominadas como
ultrajes a la moral pública.
Comete este delito según lo indica el artículo 196, quien publicare, fabricare o
reprodujere libros, escritos, imágenes u objetos obscenos; así también, quien los
expusiere, distribuyere o hiciere circular. Este delito también es cometido por
quienes participan en espectáculos obscenos de teatro, cine, televisión o radio. El
elemento interno del delito consiste en la conciencia de la perturbación a pudor
sexual social que se causa.
TEMA 16:
DELITOS CONTRA LA LIBERTAD Y LA SEGURIDAD DE LAS PERSONAS:
En los delitos que se encuentran en este Título el bien jurídico objeto de
protección penal es la libertad, la seguridad de la persona, o ambos, se
desarrollan aquí los artículos 3. 4. y 5. Constitucionales. El artículo 3 en cuanto el
Estado garantiza y protege la seguridad de la persona. El Artículo 4 en cuanto se
refiere a la igualdad de todos los seres en nuestro país y su libertad; y, el artículo
5 en cuanto a que toda persona tiene permitido hacer lo que la ley no le prohíbe,
consecuentemente no está obligada a acatar órdenes que no estén basadas en
ley. y es en consecuencia de la obediencia basada en la ley que puede alegarse
eventualmente la obediencia debida a que hicimos alusión en nuestra parte
general.
En general los delitos de este capítulo consisten en la privación ilegal de la
libertad de las personas pues como indica Eugenio Florián, en sentido amplio,
todos los delitos pueden considerarse como lesivos de la libertad individual,
porque en la mayoría de los delitos, la contradicción de la voluntad de quien sufre
el daño es elemento ya sea principal o accesorio de los mismos. En lo referente a
los delitos que atentan contra la libertad individual, el hecho delictivo se da
cuando la voluntad del individuo, es objeto de la lesión.
El bien jurídico objeto de la protección penal, se refiere al derecho a la
independencia de todo poder extraño sobre nuestra persona, derecho de
determinación que no puede ser agredido sin que se lesione el bien jurídico
tutelado a que hicimos referencia.
Estos delitos se encuentran contenidos del artículo 201 al artículo 216.
A. PLAGIO O SECUESTRO: Art. 201. El plagio o secuestro no aparece, como
otras figuras, definido por nuestra ley. Es un delito en el cual fundamentalmente
se lesiona la libertad de locomoción del sujeto pasivo. Atendiéndonos a la
descripción gramatical, realmente todo plagio o secuestro es básicamente una
detención Legal, agravada por el articulo específico señalado en la ley (articulo
201), que consiste en el propósito de lograr, rescate, canje de terceras persona u
otro propósito ilícito igual o análoga entidad.
De la redacción confusa de la ley podemos extraer entonces los elementos no sin
antes aclarar que nos parece confusa por las siguientes razones:
- Que plagio y secuestro gramaticalmente significa lo mismo, por lo cual
basta con una de las expresiones;
94

- Al indicarse en el Código: "otro propósito ilícito de igual o análoga


entidad", nada claro se dice al juzgador para un caso concreto. y eventualmente
puede conducir a la creación de figuras penales por analogía.
Elementos:
Material: El núcleo del tipo penal constituye el apoderamiento que el agente
perpetra de una persona privándola de su libertad y manteniéndola durante un
tiempo sin ella.
Interno: Este es un delito doloso, requiere un dolo específico: Lograr rescate,
Lograr canje, Otro propósito ilícito. Debemos nuevamente señalar que la palabra
rescate, no es lo suficientemente clara; ésta puede significar tanto la acción de
recobrar algo, o bien, sustituir a alguien para liberarle de trabajo o contratiempo;
entenderemos, que con ella la ley se refiere al rescate de dinero que se pague a
cambio de la libertad de una persona.
El delito se suma con la realización del hecho previsto en la ley, esto es, privando
arbitrariamente de la libertad al sujeto pasivo, aún cuando el precio exigido sea
pagado o no, se cause daño al mismo o a un tercero. Por requerir la determinada
cantidad de tiempo, es posible la tentativa de plagio, y por la misma razón lo
colocamos dentro de los denominados delitos permanentes o de efectos
permanentes.
B. TORTURA: Art. 201 Bis. De acuerdo con la Declaración sobre la Protección de
Todas las Personas contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Degradantes o
Inhumanos adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 9 de
diciembre de 1975, la tortura es todo acto por el cual un funcionario público, u
otra persona a instigación suya, inflija intencionalmente a una persona penas o
sufrimientos graves, ya sean físicas o mentales, con el fin de obtener de ella o de
un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya
cometido o se sospeche que ha cometido, o de intimidar a esa persona o a otras.
No se considerará tortura las penas o sufrimientos que sean consecuencia
únicamente de la privación legítima de la libertad, o sean inherentes o
incidentales a ésta, en la medida en que estén en consonancia con las Reglas
Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos.
La Tortura puede ser física o mental.
C. DESAPARICIÓN FORZADA: Art. 201 Ter. Comete el delito de desaparición
forzada quien, por orden, con la autorización o apoyo de autoridades del Estado,
privare en cualquier forma de la libertad a una o más personas, por motivos
políticos, ocultando su paradero, negándose a revelar su destino o reconocer su
detención, así como el funcionario o empleado público, pertenezca o no a los
cuerpos de seguridad del Estado, que ordene, autorice, apoye o de las
aquiescencia para tales acciones.
Constituye delito de desaparición forzada, la privación de la libertad de una o más
personas, aunque no medie móvil político, cuando se cometa por elementos de
los cuerpos de seguridad del Estado, estando en ejercicio de su cargo, cuando
actúen arbitrariamente o con abuso o exceso de fuerza. Igualmente, cometen
delito de desaparición forzada, los miembros o integrantes de grupos o bandas
organizadas con fines terroristas, insurgentes, subversivos o con cualquier otro fin
delictivo, cuando cometan plagio o secuestro, participando como miembros o
colaboradores de dichos grupos o bandas. El delito se considera permanente en
tanto no se libere a la víctima.
95

El reo de desaparición forzada será sancionado con prisión de veinticinco a


cuarenta años. Se impondrá la pena de muerte en lugar del máximo de prisión,
cuando con motivo u ocasión de la desaparición forzada, la víctima resultare con
lesiones graves o gravísimas, trauma psíquico o psicológico permanente o
falleciere.
La desaparición forzada se basa en un secuestro llevado a cabo por agentes del
estado o grupos organizados de particulares que actúan con su apoyo, y donde la
victima desaparece. En estos casos, las autoridades no aceptan ninguna
responsabilidad del hecho, ni dan cuenta de las víctimas. Los recursos de habeas
hábeas o de amparo son mecanismos jurídicos destinados a garantizar la libertad
del ciudadano.
D. SOMETIMIENTO A SERVIDUMBRE: Art. 202. Entendemos que la norma
fundamental en este Delito, es la que niega la existencia de la esclavitud. Aunque
en la exposición de motivos de nuestro Código Penal se indica que este delito
mantiene características ya conocidas, vale aclarar que la referencia
posiblemente sea en cuanto a otras legislaciones pues no existió en el Código
Penal anterior un delito con nombre y caracteres similares a este. Consiste este
Delito en reducir a una persona servidumbre, de manera que además de privarle
de su libertad, el pasivo es obligado a servir al activo.
E. DISCRIMINACIÓN: Art. 202 Bis.
F. DETENCIONES ILEGALES: Art. 203. Es necesario observar que nuestra ley
utiliza palabras homónimas para dos tipos diferentes. En efecto, en los artículos
203 y 205, el epígrafe de ambos hace parecer que pudiera existir alguna
igualdad; sin embargo, los hechos descritos son diferentes.
Concepto: El delito de detención ilegal, que otras legislaciones llaman privación
ilegal de libertad, consiste en que el sujeto activo detiene al pasivo o lo encierra,
privándolo con ello de su libertad. El sujeto activo puede ser cualquiera así como
el pasivo, incluso puede serlo, la persona que esté privada de capacidad de
movimiento. En ningún caso un particular puede privar de su libertad a otro, a
menos que se trate del caso señalado en el artículo 258 del Código Procesal
Penal, en caso de detención de por un particular por delito flagrante.
El segundo elemento dentro de la materialidad del hecho consiste en la Licitud de
la privación de la libertad. de manera que cuando la detención no tiene el
carácter de ilicitud, tal como los internamientos de personas dementes para que
reciban tratamiento médico el hecho pierde carácter delictivo.
Elemento Interno: Consiste en la intención de privar de la libertad al sujeto pasivo.
Este es un delito doloso y de carácter permanente. Es autor del mismo, quien
mediante su actuación directa priva al pasivo de su libertad. El sujeto activo debe
ser siempre un particular.
Nuestra ley considera también autor del hecho: (articulo 203) a quien proporciona
lugar para la ejecución del delito, Agravantes Especiales: En relación con los
delitos de los artículos 20 1 y 203 del Código Penal, existen circunstancias
agravantes específicas, consistentes en el aumento de una tercera parte de la
pena, en los siguientes casos:
a) Cuando el secuestro o plagio dure más de diez días;
b) Si en la ejecución del delito mediare amenaza de muerte, trato cruel o
infamante para la persona ofendida;
c) Si el delito fuere cometido por mas de dos personas;
d) Si fuere anulada la voluntad de victima de propósito;
96

e) En los delitos de los artículos 20 1 y 203 si la acción se hubiere ejecutado con


simulación de autoridad; y
f) Si la víctima resulta afectada mentalmente en forma temporal o definitiva.
APREHENSION ILEGAL: Art. 205. En este delito la acción se realiza por un
particular que fuera de los casos permitidos por la ley aprehende a una persona
para presentarla a la autoridad. También es una variedad de la privación ilegal de
la libertad solamente que exige un elemento interno o propósito determinado: La
presentación de la persona aprehendida a la autoridad, sin estar autorizado
previamente por la autoridad. Los casos a que se refiere la ley, permitidos por ella
para aprehender personas, se refieren al auxilio que los particulares han de
prestar la conducción de personas y eventualmente en los casos de delito
flagrante a que se refieren los artículos 257 y 258 del Código Procesal Penal,
especialmente este último que señala que "Cualquier particular podrá detener al
sindicato de delito flagrante o a reos procesados prófugos, poniendo al
aprehendido a inmediata disposición del juez o de autoridad más accesible.
G. ALLANAMIENTO DE MORADA: Art. 206 al Art. 208. El Derecho Romano no
consideró el allanamiento de morada como un delito independiente, sino como
una modalidad de la injuria; siguiendo el relato del extinto maestro español Cuello
Calón, en el Fuero Juzgo se castigó al que entrare por fuerza en casa ajena sin
causar daño, posteriormente o permanecer en ella contra la voluntad del
morador, que es la forma actualmente aceptada por nuestra legislación (artículo
206)
Bien Jurídico Tutelado: El objeto jurídico de tutela penal en la ley es la
inviolabilidad de la morada, es decir, de la casa de habitación.
Concepto: De acuerdo con el texto de la ley, comete este delito el particular que,
sin autorización o contra la voluntad expresa o tácita del morador,
clandestinamente o con engaño entrare en morada ajena o en sus dependencias
o permaneciere en ellas.
Clases: Del contenido del texto legal. aparecen las siguientes clases (hipótesis del
allanamiento):
1. Allanamiento Activo. Que es la entrada en morada ajena contra la voluntad
ajena.
2. Allanamiento Pasivo: El hecho de permanecer o mantenerse en morada
ajena contra la voluntad expresa o tácita del morador.
3. Allanamiento Activo: Sujeto de este delito es cualquier persona, incluso los
parientes legales del pasivo pues en cuanto a ellos ninguna excepción hace la ley.
Sujeto pasivo es el morador aunque no se encuentre en la casa o morada.
Elemento material: Fundamentalmente el hecho de entrar en morada ajena hace
que se realice el delito. La finalidad ha de ser simplemente el allanamiento,
porque si el acto de entrar se efectúa como medio para otro fin posterior, habría
un concurso ideal de delitos, sancionándose el allanamiento en el otro delito, por
ejemplo, si se entra para dar muerte al morador, o para violar a la mujer que
reside en la morada.
Es importante señalar que como el allanamiento constituye elemento esencial del
hurto agravado, al tenor de lo estipulado en el inciso 3. del articulo 247 del
Código Penal, no puede ir apreciado como delito concurrente, para no sancionarse
dos veces el mismo hecho. La materialidad pues, consiste en entrar
efectivamente en la morada ajena, siendo indiferente que se emplee o no-
97

violencia, armas, mas de dos personas o simulación de autoridad ajena, puesto


que tales circunstancias agravan la pena impuesta al delito (articulo 207)
Por morada, desde el punto de vista legal, deben entenderse, tanto al local donde
habita una persona, como (nuestra ley extiende este concepto), todas las
dependencias de la casa habitada en comunicación interior con ella, pero es
preciso que el lugar esté destinado a habitación y se encuentre efectivamente
habitado, y como ya mencionamos antes, es indiferente que el morador sea el
propietario o Inquilino, o aún, un vigilante del lugar. De acuerdo con él articulo
208 no se aplica el concepto de allanamiento a quien entra en la morada para
evitar un mal grave a sí mismo, a sus moradores o a un tercero; este es un
supuesto de estado de necesidad en el que se violenta el derecho del morador a
vivir libre y seguro en su morada.
Tampoco se aplica el concepto aquí referido, al funcionario que allane un domicilio
pudiendo con órdenes emanadas de autoridad competente ni en el caso del
llamado allanamiento Judicial a que se refiere el artículo 189 del Código Procesal
Penal.
Tampoco se consideran morada ajena, los cafés, tabernas, posadas, casas de
hospedaje, y demás establecimientos similares mientras estén abiertos al público;
ello en consonancia con la finalidad de tales establecimientos, que son de
atención al público. Sin embargo, la entrada en una de las habitaciones de la
posada, contra la voluntad del huésped allí alojado, sí es allanamiento de morada,
aún cuando la posada u hospedaje se encuentran abiertos, siempre y cuando la
habitación le sirva de morada en términos de permanencia. En todo caso, la
misma ley indica (articulo 208 párrafos segundo). que la morada particular que en
dichas casas públicas tengan los que allí ejercen su industria no deben
considerarse accesibles al público, aún cuando dichas casas estuvieren abiertas.
Parte integrante del elemento material, es penetrar contra la voluntad del
morador. El allanamiento activo la voluntad contraria del morador puede ser
expresa o tácita, es decir, que la voluntad de no dejar entrar a un extraño en
morada puede constar o presumirse que la persona moradora no dio su
consentimiento y que en consecuencia la entrada tuvo lugar contra su voluntad.
La persona que habita el lugar con ánimo de permanencia, posee el derecho de
impedir la entrada cualquiera que sea el título por el cual disfruta de la morada:
como inquilino, propietario, comodatario, y aún contra el propietario del bien.
Elemento Interno: se encuentra constituido por la voluntad, ya sea de inflingir la
prohibición expresa o no atacar lo que tácitamente se supone que el morador no
quiere.
Allanamiento Pasivo: Siendo importante señalar que en este caso estamos ante
un delito de omisión, los elementos son: a) El hecho material permanecer o
mantenerse en la morada ajena, cuando el morador ha manifestado
expresamente su desde que el sujeto activo no permanezca en ella. La
permanencia en la morada, ha de ser contra la voluntad expresa del morador, a
diferencia del allanamiento activo, en que la voluntad contraria del morador
puede ser expresa tácita.
El elemento interno consiste en la conciencia del activo de permanecer en
morada ajena contra la voluntad del morador.
98

H. SUSTRACCIÓN DE MENORES: Art. 209 al Art. 213. Anteriormente se penó el


hecho de sustraer los hijos de los hombres libres de casa de sus padres, el
culpable quedaba como siervo del hijo robado o pagaba una pena pecuniaria.
En concatenación con la legislación española el Código Penal guatemalteco de
1936 (Decreto 2164) se refirió a la sustracción de menores y al abandono de
niños. En cuanto a la sustracción. se refirió a la que la legislación actual denomina
propia e impropia. Mencionó que la sustracción de un menor de siete años se
castigaba con la pena de diez años de prisión correccional. Incluye las mismas
penas para quien hallándose encargado de la persona del menor no lo presentara
a sus padres o guardadores, ni dieren explicación satisfactoria acerca de su
desaparición (impropia, para el actual código), así como también se refirió a lo
que el actual código denomina inducción al abandono de hogar.
El actual Código Penal menciona la sustracción propia, solamente que cambia la
edad, ya que habla de la sustracción de un menor de doce años de edad o un
incapaz del poder de sus padres, tutor o persona encargada del mismo, así como
de quIen lo tuviere contra la voluntad de éstos (artículos 209). En cuanto a la
sustracción impropia la ley se refiere " una omisión, ya que consiste en la no
presentación del menor" no Indicando la edad, pero es de suponer que se refiere
a las edades indicadas en el articulo 209, o sea, menor de 12; mayor de 12 pero
menor de 18 años. Menciona la ley en el artículo 211, el hecho de que habiendo
desaparecido el sustraído no se probare por los responsables el paradero de la
víctima o que su muerte o desaparición se debió a causas ajenas a la sustracción.
También se refiere a la inducción al abandono del hogar (articulo 212), cuyo
nombre indica su contenido, y que se refiere al menor de edad pero mayor de
diez años, y finalmente a la entrega indebida de un menor encontrándose a cargo
de la crianza o educación de un menor de edad, dándolo a un establecimiento
público o a otra persona sin la anuencia de quien lo ha confiado.
CLASIFICACIÓN DE ESTOS DELITOS:
1. Sustracción de Menores: Se comprenden aquí tres modalidades, la
sustracción propia, la impropia y la agravada, que se refieren, como ya se indicó,
a la sustracción propiamente dicha de un menor de doce años o mayor de esa
edad pero menor de dieciocho, también a su no presentación que es la llamada
sustracción impropia, ya la no demostración del paradero de la víctima.
2. Sustracción Propia: El sujeto activo puede ser cualquiera, incluso los padres
y lo Sustraen de persona que lo tenga bajo su poder. Así también la sustracción
propia comprende dos modalidades; la primera, sustraer al menor; y la segunda,
retenerlo contra la voluntad de las personas encargadas legalmente del menor. El
hecho material del delito está integrado por sacar al menor de la esfera de la
potestad de quien lo tenga a su cargo legalmente, ya sea con una acción de
sustraer o de retener. La esencia del delito es el alejamiento del menor del poder
de quien lo tenga legalmente. El elemento subjetivo está constituido por la
voluntad de sustraer a un niño de la edad fijada por la ley.
3. Sustracción Impropia: El hecho material consiste en que una persona se
halle encargada de un menor y no lo presente a sus padres o guardadores; los
elementos esenciales del mismo son: a) El hecho de no presentar a un menor que
ha sido confiado, ni dar razones satisfactorias de su desaparición, o sea, que el
elemento es doble en este caso, como se dijo, la ley se refiere a un menor de
edad o sea, menor de dieciocho años.
99

4. Inducción al Abandono de Hogar: La materialidad del delito, o sea, su


elemento de concreción, es inducir a un menor de edad, pero mayor de diez años
a que abandone la casa de sus padres. Inducción significa, aquí, instigación,
seducción para el abandono de la casa, no importando el motivo o destino final. El
elemento psicológico o interno está integrado por la voluntad y conciencia de que
se induce al menor a abandonar el hogar, que es el hogar de sus padres.
5. Entrega Indebida de un Menor: Comete este delito, al tenor de nuestra ley,
quien teniendo a su cargo la crianza o educación de un menor lo entregare a un
establecimiento público o a otra persona, sin la anuencia de quien se lo hubiere
confiado. El sujeto activo, como el pasivo, son determinados; el primero es quien
tiene a su cargo al menor; y el segundo, el mismo menor mencionado.
I. COACCIONES Y AMENAZAS: Art. 214 al Art. 216. Son aquellas mediante las
cuales se constriñe a una persona para que realice un acto contra su voluntad o
deje de realizar. Se hallaba en el antiguo Derecho Privado de Roma. pero no fue
introducida en el campo penal hasta la segunda mitad del siglo XVIII. Estos delitos
fueron reglamentados especialmente por la Lex Julia de vi publica y por la Lex
Julia de vi privata. Esta penaba el tomarse la justicia por su mano, en violento
ejercicio del propio derecho. En nuestro antiguo derecho ya penan hechos
caracterizados por el empleo ilícito de la violencia para imponer la ejecución de
determinados hechos", dice Cuello Calón refiriéndose en este último al Derecho
Penal español.
En el actual Código Penal, la coacción se comete por "Quien sin estar
legítimamente autorizado, mediante procedimiento violento, intimidatorio o que
en cualquier forma compela a para que haga o deje de hacer lo que la ley no le
prohíbe, efectúe o consienta lo que no quiere ó tolere que otra persona lo haga,
sea justo o no. Art. 214.

CLASES: La palabra coacción. se deriva del latín coactivo, y significa según el


Diccionario de la lengua. fuerza o violencia que se hace a una persona para
precisarla a que diga o ejecute alguna cosa. En ese sentido, coacción es
fuerza o violencia que obra sobre el ánimo de una persona. y por lo tanto
sobre la libertad del hombre pudiendo ser de dos clases: Física (absoluta) y
Moral o Intimidación ( impulsiva). Las legislaciones así como la etimología y
el origen histórico de la palabra hacen que en rigor se observe que coacción
es más que todo referida a la violencia moral, de acuerdo con nuestra ley, la
coacción puede realizarse en cualquier forma, ya sea física o moral.
Nuestra ley, sigue el patrón español de considerar tales hechos como delitos,
considerándola además como exento de responsabilidad por falta de culpabilidad
por ejecutar el hecho impulsado por miedo invencible, cierto o inminente según
las circunstancias articulo 25. Inciso lo.) En la violencia física. que puede ser a la
vez activa y pasiva, la violencia es material y el sujeto pasivo no puede
contrarrestar, resistir esa fuerza.
En cuanto a la violencia moral, podemos decir que es a la que propiamente se
llama coacción. y representa "la constricción que un mal grave e inminente ejerce
sobre el espíritu humano. Violentando sus determinaciones".
100

ELEMENTOS:
a) En cuanto al elemento material podemos agregar a lo ya dicho, que comete
este delito quien sin estar legítimamente autorizado y mediante procedimiento
violento o intimidatorio compela a otro ú obliga para que haga o deje de hacer
lo que la ley no le prohíbe, efectúe o consienta lo que no quiere o tolere que
otra persona lo haga. Sea justo o no.
El delito de coacción lesiona la facultad de todo individuo de actuar por sus
propios motivos, por tal razón, el bien jurídico que lesiona con su realización es
la libertad y seguridad de la persona. Dentro de tal evento podemos distinguir:
b) Se realiza el acto de compeler u obligar a otro, mediante procedimiento
violento o intimidatorio en cualquier otra forma a hacer lo que la ley no le
prohíbe, efectúe o consienta lo que no quiere o, es decir y en términos
generales: imponer una persona a otra su voluntad. a través de las formas
señaladas. Algunos penalistas consideran este hecho como subsidiario, es
decir, siempre va formando parte de otro hecho principal, y de ahí que algunas
legislaciones no lo sancionen específicamente, es decir, como delito autónomo,
y cuando así sucede, lo consideran como tentativa de otro hecho.
c) La violencia de que habla la ley ha de ser ilícita. ya que la ley se refiere a
"Quien sin estar legítimamente autorizado" realice uno de los actos a que se
refiere. esto quiere decir. que se puede dar el supuesto de que alguien pueda
impedir a otro hacer lo que la ley si prohíbe. no incurriendo por tanto en el
delito, por ejemplo, quien con violencia impide que se cometa un robo.
d) El elemento subjetivo en este hecho consiste en la voluntad específica de
influir en el ánimo de la persona en forma violenta para obligarla a realizar
actos contra su voluntad.

TENTATIVA Y CONSUMACIÓN: Como ya se dijo antes, lo complejo del hecho en


algunas legislaciones, o no se necesita como un delito aparte y no en forma
directa de otras incriminaciones. Puede por consiguiente darse en concurso
con las otras violaciones con que pueda interceptarse, y en este sentido.
somos de opinión que queda formando parte del nuevo hecho, por ejemplo,
el caso de quien para robar coacciona, puesto que la violencia requerida
para el robo se está efectuando a través de la coacción.
CASO: En relación con lo anteriormente indicado, el caso que nos ha llamado más
la atención por su irregular forma de tipificarse en nuestros tribunales es el de las
personas que a través de un mensaje pretendan obligar a alguien a que les
deposite una cantidad de dinero en cierto lugar. En muchos casos hemos visto
que se tipifica como coacción lo que es realmente (en caso de que el autor ha
sido detenido al momento de recoger la cantidad exigida) una tentativa de robo.

AMENAZAS: El antecedente más antiguo que podemos encontrar es el Código


Penal, español de 1822, en donde se regularon "consagrando a su regulación
preceptos de extremada minuciosidad.”
En la legislación actual, se ha sintetizado un tanto el concepto de la anterior,
indicándose que comete este delito (artículo 215) "Quien amenazare a otro con
causar al mismo o a sus parientes dentro de los grados de ley, en su persona,
honra o propiedad un mal que constituya o no delito".
101

DEFINICIÓN Y ELEMENTOS:
El texto lega no trae una referencia lo que debe atenderse por amenaza, en esa
virtud, debemos entender puesto que tal es el acuerdo de la doctrina, que la
amenaza consiste en el anuncio que se hace de un mal que puede ser o no delito.
Son elementos de este delito:
a) La amenaza de un mal. Amenazar es, pues, anunciar a otro que se le va a
causar un mal, con el propósito de infundirle miedo; es anunciarle que se leva
a causar u mal dependiente de la voluntad de quien se lo anuncia. Puede ser
verbal o por escrito. Lo fundamental es que el anuncio pueda perturbar la
tranquilidad del amenazado y causarle alarma o temor.
b) Que el mal sea futuro y de posible realización. Si el hecho que se anuncia se
causa al momento de la amenaza se integraría el delito con el mal causado y
anunciado. Así también, el mal ha de ser posible. Expresa también nuestra ley
que no es necesario que el mal que se anuncia sea para uno, puede admitirse
el mal anunciado para un extraño, siempre que sea de los indicados en la ley.

DIFERENCIAS ENTRE AMENAZA Y COACCIÓN: Ambos delitos constituyen un


atentado a la libertad y seguridad, pero se diferencian en que en la coacción
el empleo de la violencia moral o material, es para obligar a otro a hacer o
dejar de hacer lo que la ley no le prohíbe, ó tolere que otra persona lo haga,
en tanto que la amenaza es el mero anuncio de un mal futuro, concreto y
determinado, contra el sujeto pasivo o sus parientes dentro de los grados de
ley, en su persona, honra o patrimonio; el mal anunciado puede o no
constituir delito.
J. VIOLACIÓN Y REVELACIÓN DE SECRETOS: Art. 217 al Art. 223. De acuerdo
con lo indicado por Cuello Calón, el antecedente histórico de estos delitos se
encuentra en el Código Penal español de 1922, en donde se penó la violación de
la correspondencia (extraer, interceptar o abrir cartas del correo) realizada por
particulares y la revelación por éstos de los secretos que les hubieren sido
confiados.

LEGISLACIÓN NACIONAL: En el Código Penal anterior, estos delitos se encontraban


en el Título de los Delitos contra la Seguridad y Libertad, en el párrafo de los
delitos de Descubrimiento y Revelación de Secretos, siguiendo el
antecedente español. Las modalidades aceptadas por dicho código eran las
siguientes:
a) La revelación de secretos propiamente dicha, en el artículo 384 que indicaba:
"El que para descubrir los secretos de otros se apoderare de sus papeles o
cartas y los divulgue. Será castigado con seis meses de arresto mayor"
Existiendo también el precepto relativo a si los secretos no se divulgaban.
b) También se refirió dicha ley al administrador, dependiente o criado que
revelara los secretos de su principal, así como también se penaba la
divulgación de secretos que hubieren sido confiados a la persona en el ejercicio
de su profesión que es el delito denominado revelación de Secreto Profesional,
y finalmente contemplaba la Revelación de Secretos Industriales, que es lo
relativo al denominado en nuestra legislación actual, a la Infidelidad que más
adelante comentaremos.
102

En el Código Penal vigente encontramos distintas variedades de la violación y


revelación de secretos:
a) Violación de correspondencia y papeles privados.
b) Sustracción. desvío o supresión de correspondencia.
c) Intercepción o reproducción e comunicaciones.
d) Publicidad indebida.
e) Revelación de secreto profesional.
ELEMENTOS Y CARACTERÍSTICAS DE LOS DELITOS:
Violación de Correspondencia y Papeles Privados: El hecho material de este delito
consiste en abrir correspondencia, pliego cerrado o despachos telegráficos,
telefónicos o de otra naturaleza que no le estén dirigidos, o bien que sin abrirlos
se imponga de su contenido. Elemento Interno: este delito requiere un dolo
especial. debe realizarse con la intención de descubrir los secretos de otro, o
simplemente abrir de propósito la correspondencia.

SUJETOS: Sujeto activo puede ser cualquiera. Sujeto pasivo es la persona a quien
pertenecen la correspondencia, pliego o despachos a que se refiere la ley. El
bien jurídico tutelado en esta descripción legal es la seguridad, en el sentido
de que la correspondencia privada, merece un aseguramiento de este tipo
en la ley. La materialidad consiste en primer lugar, en un hecho de
apoderamiento de la correspondencia, pliego o despachos. De acuerdo con
nuestra legislación, el delito se realiza, tanto si los documentos indicados
contienen secretos o no, puesto que la tipificación se refiere a quien de
propósito o por descubrir los secretos, dándose a entender que comete este
delito quien realiza la apertura de correspondencia de propósito, o bien
quien lo hace con un propósito determinado de descubrir los secretos de
otro.
En segundo lugar, el hecho de abrir la correspondencia, puesto que nuestra ley
indica que se necesita esta manipulación, ya que si la correspondencia se
encuentra abierta, no se da la conjugación necesaria del verbo abrir que requiere
la ley. De acuerdo con el tenor de la misma, los secretos pueden ser divulgados o
no, pues se indica que puede darse la alternativa de que sea una apertura de
propósito o bien para descubrir los secretos.
SUSTRACCIÓN, DESVÍO O SUPRESIÓN DE CORRESPONDENCIA: Elemento material:
el hecho material se refiere aquí a tres alternativas:
a) La sustracción de correspondencia, pliego o despachos, consistente en
apoderarse de los referidos documentos. Refiere la ley que el apoderamiento
ha de ser indebido, esto es, no autorizado, que es a lo que se refiere el artículo
221, al hacer excepciones a la aplicación de la referida ley. Sujeto activo del
delito puede ser cualquiera persona. El sujeto pasivo es la persona a quien
pertenecen los documentos sustraídos, no siendo necesario para la realización
material, que dichos documentos estén cerrados.
b) El desvío de correspondencia, consiste en que la correspondencia no se envía a
su lugar de destino, debiéndose realizar dicho desvío, en la forma, "indebida" a
que se refiere la ley.
c) Supresión de correspondencia: La supresión se refiere a dos situaciones; el
primer lugar, tomar la correspondencia; y en segundo lugar destruirla para
evitar que llegue a su destinatario.
103

Tanto en la supresión como en el desvío, se debe contar con el elemento interno


de evitación de que la correspondencia llegue a su destinatario.
INTERCEPCIÓN O REPRODUCCIÓN DE COMUNICACIONES: La materialidad de este
delito puede configurarse interceptando, copiando o grabando comunicaciones
(radiales. Televisadas, telegráficas, telefónicas u otras semejantes) o bien
impidiéndolas o interrumpiéndolas, dichos actos deben ser ejecutados valiéndose
de medios fraudulentos, es decir, no admitidos por ninguna disposición legal.
Cualquier persona puede ser sujeto activo del hecho; y el sujeto pasivo tendrá
que ser quien sea propietario o tenedor legal de las comunicaciones ya indicadas.
El elemento interno esta constituido por la conciencia y voluntad de valerse de los
medios fraudulentos ya referidos para realizar el hecho.

PUBLICIDAD INDEBIDA: Este hecho se realiza materialmente, por quien


hallándose legítimamente en posesión de correspondencia, papeles,
grabaciones o fotografías no destinadas a la publicidad y los hiciere públicos
sin autorización, si el hecho causa o pudiera causar perjuicio. Tenemos
entonces que el sujeto activo es quien se halla legítimamente en posesión de
los documentos, y que los hace públicos sin la debida autorización,
significándose con esto, que no solamente debe contar con autorización, sino
con la debida autorización, o sea que debe autorizarse por la persona
propietaria de la correspondencia, papeles, grabaciones o fotografías
relacionadas. Parte fundamental de la materialidad del hecho es que la
publicidad o con la publicidad se cause o se pudiere causar perjuicio, tanto al
propietario de los documentos como a terceras personas.

Elemento interno del delito: Es hacer públicos correspondencia, papeles,


grabaciones o fotografías, sabiendo que no se tiene la autorización debida.
Conviene acotar aquí lo relativo a la eximente por justificación, en lo relativo a los
delitos de violación de correspondencia y papeles privados del artículo 217:
sustracción, desvío o supresión de correspondencia, y de intercepción o
reproducción de comunicaciones, en que al tenor de lo indicado en el artículo 221
son aplicables a los padres respecto de las personas que tengan bajo su custodia
o guarda. En tales casos, la ley considera que la sustracción o hechos relativos a
tales delitos no se realiza indebidamente, sino que se Justifica por la propia ley, en
concordancia con lo legislado en el artículo 24 inciso 3. del mismo código.
K. REVELACIÓN DE SECRETO PROFESIONAL: Art. 223. Las legislaciones
incluyen este delito en diferentes valoraciones jurídicas. Así la española lo incluye
dentro de los delitos de los funcionarios públicos en el ejercicio de sus cargos. La
legislación mexicana dentro del titulo específico de revelación de secretos; y la
venezolana dentro de los delitos contra la inviolabilidad del secreto, parte de los
delitos contra la libertad.
Incurre en este hecho quien, sin justa causa, revela o emplea en provecho propio
o ajeno un secreto del que se ha enterado por razón de su estado, oficio o
empleo, profesión o arte, si con ello ocasiona o puede ocasionar perjuicio. De
manera que el sujeto activo es siempre la persona que revela el resto en las
condiciones indicadas, siendo tal persona del estado, profesión, empleo, oficio o
arte de los relacionados en la ley. A la sociedad importa que el médico, el
abogado, el notario, el sacerdote, todos estos confidentes necesarios, estén
obligados a la discreción y al mantenimiento del secreto mas absoluto, pues nadie
104

se atrevería a confiar en ellos si fuera de temer la divulgación de los secretos


confiados. Este es el fundamento de la protección penal del secreto profesional.
Nuestra ley se refiere a dos hechos: revelar simplemente el secreto o emplearlo
en provecho propio o ajeno. El elemento psicológico del hecho está constituido
por la voluntad de revelar un secreto con la conciencia que se ha de guardar, y
que su revelación causará o causa, un perjuicio. Interesa llamar la atención de
que probablemente por un delito, se sale aquí el legislador del sistema de pena
mixta, es decir, aplica en general prisión y multa en determinados delitos, pero en
este deja al juzgador la potestad de aplicar ya sea prisión o multa.
TEMA 17:
DELITOS CONTRA LA LIBERTAD DE CULTO Y EL SENTIMIENTO RELIGIOSO: Art. 224
al Art. 225 c.
El bien jurídico tutelado es aquí, la libertad y seguridad en lo relativo a la libertad
de cultos específicamente, y la seguridad en cuanto al sentimiento religioso,
específicamente aludido.
HISTORIA: En el Código penal español se han colocado estos delitos dentro de las
infracciones de tipo administrativo y sanitario aunque al decir de Cuello Calón su
lugar adecuado se halla entre los delitos de carácter religioso. Este criterio es el
que inspira gran número de códigos, el de Italia. donde se incluyen en el título de
"Delitos contra los Sentimientos Religiosos y la Piedad de los Difuntos"; Alemania
entre los "Delitos contra la Libertad de Cultos y el Sentimiento Religioso";
Venezuela. entre los delitos contra "La libertad de Cultos"; El Código español de
1850 también incluía la profanación de cadáveres entre los delitos religiosos.

A. TURBACIÓN DE ACTOS DE CULTO: Art. 224. El hecho material del delito


consiste en interrumpir la celebración de una ceremonia religiosa o bien
ejecutar actos en menosprecio o con ofensa del culto. Así pues es delito:
a) Interrumpir la Celebración de una ceremonia religiosa;
b) Ejecutar actos en menosprecio del culto;
c) Ejecutar actos con ofensa del culto, ejecutar actos con ofensa de los objetos
destinados al culto.
En cuanto al primer hecho, consistirá en impedir el ejercicio de las funciones o
ceremonias religiosas. En el segundo, se trata de actos de desprecio o vilipendio
al culto o a quienes lo profesan; actos con ofensa de los objetos; que comprenden
aquellos de destrucción, maltrato o desperfeccionamiento de las cosas destinadas
al culto.
Sujeto activo del delito puede ser cualquier persona; sujeto pasivo lo serán los
seguidores del culto de que se trate.
Elemento interno del delito es la intención de ofender la libertad de cultos, o
específicamente el culto que se esté practicando.
b. PROFANACIÓN DE SEPULTURAS: Art. 225. Dentro de este epígrafe delictivo
se encuentran en nuestra ley (articulo 225) diversas infracciones:
a) Violar o vilipendiar sepultura. sepulcro o urna funeraria:
b) Profanar en cualquier otra forma el cadáver de un ser humano o sus restos.
El delito está constituido por violar sepultura, o sepulcro. La profanación de
cadáveres propiamente dicha se constituye por el hecho de sustraer o desenterrar
los restos humanos cadáveres, o cualquier acto atentatorio al respeto debido a la
memoria de los muertos.
105

C. INSEMINACIÓN: Art. 225 a. La Inseminación es la fusión del óvulo femenino


con el espermatozoide masculino que se efectúa normalmente por la cópula
carnal. Pero puede también producirse artificialmente, llevando el semen a la
vagina. Esta modalidad tiene múltiples motivaciones que dan lugar a varios
problemas jurídicos, según que la mujer este o no casada, que el semen utilizado
sea del marido o de un tercero, que ambos cónyuges estén conformes con la
fecundación artificial o que uno de ellos se oponga. Más aun si la inseminación se
hubiere llevado a cabo contra la voluntad de la mujer, empleando violencia o
aprovechándose de su imposibilidad para resistir, habría surgido un delito.
D. EXPERIMENTACIÓN. Art. 225 c, Se impondrá de uno a tres años de prisión
e inhabilitación especial hasta diez años al que, aún con el consentimiento de la
mujer, realizare en ella experimentos destinados a provocar su embarazo.
No se consideran experimentos los diversos intentos para procurar el embarazo,
que se realicen conforme a una técnica ya experimentada y aprobada.
TEMA 18:
DELITOS CONTRA EL ORDEN JURIDICO FAMILIAR Y EL ESTADO CIVIL: Art. 226 al
Art. 245.
Nuestro Código Penal Vigente, siguiendo la doctrina positiva, divide la regulación
de los tipos delictuosos, en relación a los valores fundamentales del estado, y en
este sentido, también incorpora en su texto la protección del orden jurídico
familiar, y el estado civil de la persona, basado fundamentalmente en que, la
familia es la base de las relaciones sociales y que ésta debe sujetarse,
precisamente a los lineamientos, que sobre este tema trae el Artículo 312 del
Código de Napoleón.
Los filósofos contemporáneos, han descubierto, todos los aspectos del desarrollo
histórico de la familia, basados en los preceptos de la sociedad moderna y que ha
pasado a través de una serie de concepciones disímiles, hasta converger en lo
que actualmente se considera el núcleo familiar.
A. CARACTERIZACIÓN DEL MATRIMONIO EN GUATEMALA: En la realidad social
guatemalteca, existen diferentes formas familiares; la primera es la familia
monogámica, que es sobre la cual se basa toda la normatividad del Código Civil.
La segunda es la campesina que agrupa la mayor parte de los núcleos familiares
guatemaltecos y que discrepan diametralmente de la anterior. Si analizamos
desde un punto de vista objetivo qué es lo que sucede con la conformación de
estas familias, observamos que en su mayoría, la forma de vida, de tratamiento, y
de desarrollo, está basada en las tradiciones ancestrales que se han visto
sometidas por virtud de la conquista a regímenes jurídicos extraños y por eso en
la actualidad, no se conforman ni tampoco se adecúan a la forma matrimonial que
trae contemplada el Código Civil. Claro, que se ha tratado de incorporar, mediante
disposiciones de carácter gubernamental o religioso, a las familias campesinas a
las normas legales de la familia monogámica, pero en la mayoría de los casos, no
se ha conseguido este objetivo y, por el contrario, esos núcleos familiares se han
mantenido graníticos y no dispuestos a aceptar otra regulación que no sea la que
tradicional y culturalmente han desarrollado. No se puede dejar de aceptar la
realidad de que la familia campesina es totalmente ajena a toda aplicación
normativa que trae el Código Civil. Como consecuencia de lo anterior, existe una
contradicción, en la adecuación de la tipología penal, y la realidad familiar, puesto
106

que en la gran mayoría de los casos la familia campesina está fuera de la


ubicación de los tipos delictivos, que regula el orden penal sustantivo, debido a
que su propia conformación social rechaza la creación jurídica fundamentada en-
los hechos hipotéticos previstos en las normas penales. Por ejemplo, dentro del
Código Penal existe la figura denominada bigamia o doble matrimonio, delito por
el cual se sanciona a una persona, que contrae matrimonio en dos oportunidades,
sin estar disuelto el vínculo anterior (delito 226 del Código Penal). Dentro de la
familia campesina, no podría darse nunca el delito de bigamia puesto que la
mayoría de las personas que la componen no están unidas por un matrimonio
como el que describe el Código Civil.
Otro ejemplo, aparece con el delito de negación de asistencia económica,
(Artículo 242 del Código Penal). Este delito, está totalmente fuera de la realidad
familiar guatemalteca, puesto que, trata de imponer una obligación alimenticia de
tipo legal a núcleos que ni siquiera tienen una sola de las características de la
familia monogámica que regula el Código Civil. En consecuencia, no es posible
que la "negación de asistencia económica "imponga obligaciones legales a una
persona, cuando el desajuste, presupuestario y su realidad de ingresos, no es
comparable con el concepto del Artículo 278 del Código Civil, son laborantes de
escasos recursos económicos cuyos salarios no los permiten mantener las
mínimas y elementales condiciones de seguridad de su familia.
No se puede obligar a un campesino a que cancele una pensión familiar como la
que determina el Código Civil, puesto que está fuera de su alcance, y no se le
puede incorporar en consecuencia dentro de normas jurídicas que no están
adaptadas a su realidad; es lógico que la mujer y los hijos tienen el derecho de ser
alimentados por el padre, pero también debe analizarse la realidad de éste padre
que se encuentra en imposibilidad económica de hacerlo, en virtud de que es
víctima de la situación social que no le permite ni siquiera satisfacer sus más
mínimas necesidades.
B. INSTITUCIONES COMUNES A ESTOS DELITOS: Es muy importante hacer
notar, que las figuras delictivas que aparecen descritas dentro de este título en el
Código Penal, son desarrolladas en forma muy diversa y discriminatoria puesto
que en algunas, se imponen sanciones notablemente severas en cuanto a la poca
gravedad que corresponde al delito; y en otras se deja totalmente librada dicha
sanción al albedrío de las partes, tanto del hombre como de la mujer. En estas
circunstancias se debe analizar fundamentalmente el Régimen de la Acción. El
régimen de la acción, se refiere a la forma en que se realiza la iniciación del
proceso penal, en cada tipo de delito; en la división que trae la parte general del
Código regula los delitos de acción privada, y de instancia privada. Refiriéndonos
a los delitos contra el orden familiar y el estado civil, salta a la vista el trato
discriminatorio, en relación al régimen de la acción, que se le otorga a las
personas o sujetos procesales para perseguirlos, porque por ejemplo en de la
negación de asistencia económica y de incumplimiento de deberes de asistencia,
al regular el régimen de la acción los tratan como delitos de acción pública
dependiente de instancia particular, dejando sujeta la iniciación del proceso penal
o su cesación a un acto meramente voluntario del sujeto agraviado; y en el caso
de la negación de asistencia económica, siempre recaerá como sujeto activo del
delito la obligación sobre el padre, y, en consecuencia se deja en poder de la
107

madre la acción penal, quien podrá ejercitarla y quien podrá también, dar por
cesado el procedimiento, siempre que se le cancelen los alimentos debidos y se
garanticen los futuros.

En los demás delitos, el matrimonio ilegal, incesto, suposición de parto, la acción


es de carácter público y corresponde a cualquier ciudadano el poder denunciar
ante las autoridades competentes la comisión de un hecho delictivo de esta
naturaleza para que se inicie el proceso penal corvo sin la intervención de parte
agraviada.
Como se ve, el régimen de la acción carece de uniformidad en este tipo de
delitos, y refleja cual es el contenido verdadero de la protección de ciertas figuras
delictivas que se regulan dentro del orden penal, puesto que si en la familia
dentro del Código Civil está conformada en la defensa de su núcleo y todas sus
instituciones anexas y conexas, no tiene porque haber una discriminación dentro
del régimen de la acción, dentro de los mismos; por el contrario, debían ser todos
o de Índole privado y/o público, pero no hacer esa inadecuada diferenciación en la
que unos delitos son de acción privada, y otros de acción pública como si se
tratara de instituciones diferentes y que no tuvieran una correlación lógica dentro
de toda la normatividad del Código Civil y, como consecuencia, del Código Penal
dentro de su tipología.
C. CELEBRACIÓN DE MATRIMONIO ILEGALES: Art. 226. El Artículo 226 del
Código Penal tipifica la figura de Celebración de Matrimonio ilegal de la siguiente
forma: "quien contrajere segundo o ulterior matrimonio sin hallarse legítimamente
disuelto el anterior, será sancionado con prisión de uno a tres años. Igual sanción
se impondrá a quien, siendo soltero, contrajere matrimonio, a sabiendas, con
persona casada".
Como se establece de la descripción del tipo, el objeto de protección penal en el
delito de celebración de matrimonio ilegal está constituido por las solemnidades
esenciales con las cuales reviste el Código Civil el hecho de que son personas,
hombre y mujer, contraigan matrimonio. De tal manera que el Código Civil
determina cuales son los requisitos esenciales sin los que no es posible la
celebración de un matrimonio, siendo el fundamental el que ambos cónyuges
deben estar en absoluta libertad de estado.
Debemos resaltar dentro de este aspecto, que el tipo de delito exige la
concurrencia de un dolo directo, puesto que la propia figura, lo hace descansar en
la expresión "a sabiendas", que determina el propósito delictivo y la ocultación
efectiva de un matrimonio civil anterior al que se encuentra unido uno de los dos
sujetos o ambos; de tal manera que quien incumple las formalidades que la ley
determina, está encuadrando su conducta dentro de la figura relacionada.
En la Bigamia, como también se le denomina en la doctrina al delito de
celebración de matrimonio ilegal, son múltiples los valores que se tratan de
defender pero fundamentalmente los intereses que se violan o arriesgan son: el
del estado civil de las personas, en cuanto a que se traduce en una falsedad de la
condición de soltería; el de la familia, por el desorden que su comisión entraña en
el seno de los dos afectados por el hecho, y el de la honestidad de la mujer como
soltera, si ella es el sujeto pasivo del delito.
108

D. DEROGATORIA DE LOS DELITOS DE ADULTERIO Y CONCUBINATO: Los


artículos 232, 233, 234 y 235 del Código Penal fueron declarados
inconstitucionales por la Corte de Constitucionalidad.
E. INCESTO: Art. 236 al Art. 237.

1. HISTORIA: La palabra incesto se deriva del latín incestus. Que es derivado a


su vez de cestus, que entre los antiguos significaba la cintura de Venus; así
el matrimonio contraído a pesar de impedimentos, se llamaba incestuoso, o
sea, sin cintura como si fuera indecoroso contraer matrimonio repugnante al
orden de la naturaleza. Según Cuello Calón, "El Derecho Romano,
especialmente el Imperial, castigó el incesto, no sólo el que tenía lugar entre
ascendientes y descendientes y entre hermanos y hermanas, sino también
entre tíos y sobrinos y entre afines en determinados grados, distinguiendo el
incestus juris gestium (entre ascendientes y descendientes) y el incestus
juris civiles (entre colaterales y afines).
En la legislación actual, el hecho está considerado como incesto específicamente,
y contenido dentro del Título de los Delitos contra el orden Jurídico Familiar y el
Estado Civil.

2. ELEMENTOS Y CARACTERÍSTICAS: En su sentido más restringido, el incesto


consiste en la relación carnal entre parientes tan cercanos que, por respeto
al principio exogámico, regulador moral y jurídico de las familias les está
absolutamente vedado el concúbito y contraer nupcias". De tal manera que
este concepto, tiende a proteger la exogamia (la rigurosa interdicción sexual
entre parientes muy próximos), máximo y universal principio ético y jurídico
que regula la comunidad humana en materia sexual, se traduce en una
condena o un estigma de carácter penal, por la multimilenaria observación
de que su práctica es fuente de intranquilidad y desorden y posiblemente
productora de procesos hereditarios degenerativos y taras.
Actualmente numerosas legislaciones inspiradas especialmente en la francesa, no
ven en el incesto una figura especial y lo consideran incidentalmente como una
forma agravada de otros delitos, especialmente el estupro. "Consideran, con
alguna razón, que ni el matrimonio incestuoso ni las relaciones incestuosos fuera
del matrimonio deben ser especialmente incriminadas: no en el matrimonio.
porque la nulidad, que es la consecuencia del impedimento dirimente, constituye
sanción civil suficiente para establecer el orden jurídico ofendido: no las
relaciones sexuales, porque esos actos, examinados en sí mismos. no ofenden
ningún derecho particular o general. Castigarlos constituiría obstinación de poner
luz para investigaciones indiscretas, en vergüenzas o mancillas cuya revelación
misma es una causa de escándalo en actos que la sociedad no tiene ningún
interés en castigar.
Nuestro Código Penal vigente indica que comete incesto (articulo 236) quien
yaciere con su ascendiente, descendiente o hermano. Los elementos que se
desprenden de la redacción de este precepto son:
a) El bien jurídico protegido es el orden jurídico familiar, en atención a la
prevalecía del principio exogámico ya mencionado.
b) La materialidad del hecho se consuma a través de la realización de los
siguientes actos:
109

 Relaciones sexuales. La palabra yacer, es tomada aquí en tal sentido.


La relación sexual o coito es aquí el elemento fundamental.
 El conocimiento del vínculo de parentesco que une a los partícipes. En
tales condiciones, sujeto activo será el pariente que conociendo el
vínculo realice los actos de yacimiento ya indicados.
Sujeto pasivo es el participe ignorante de la relación parental indicada. El
elemento interno o psicológico es el conocimiento del parentesco a que ya
aludimos de parte de la persona que realza el acto, y la voluntad de realizarlo
pese a dicho conocimiento. Este hecho puede eventualmente concurrir con el de
violación y / o el adulterio.

F. SUPOSICIÓN DE PARTO: Art. 238 al Art. 241.


El denominado delito de Suposición de infante o de parto, según nuestra ley,
consiste en dos tipos de actividad material:
a) La primera, que la mujer finja el parto para poder obtener derechos que no le
corresponden a ella o al supuesto hijo: y.
b) Fingir la existencia de un niño a efecto de que se inscriba en el registro.
En el primer caso. El sujeto activo está determinado en la ley; en el segundo caso,
puede ser cualquiera. En cuanto al sujeto pasivo, tendrá que ser, según los casos,
tanto el niño que se suponga nacido, como sus verdaderos parientes legales. Este
hecho lo comete, según Cuello Calón. "la mujer que simula hallarse en estado de
embarazo finge el parto y presente como fruto de él una criatura que no es suya”.

VARIEDAD DE LA INFRACCIÓN: Dentro de las variedades de estos delitos


encontramos la sustitución de un niño por otro, consiste en hacerle tomar a
un niño el lugar de otro, en momento posterior al parto. con lo cual se altera
el estado civil del niño (artículo 239) .
También se encuentra la supresión y alteración de estado civil. Dentro de estos
hechos encontramos dos formas a que se refieren las denominaciones
respectivas.
a) La supresión del infante, que no consiste en matarlo, sino en la acción de
negar su existencia, ya sea ocultándolo o exponiéndolo. Aquí debe de privar el
elemento interno que sería el propósito de hacer perder al niño su estado civil.
b) La otra acción se refiere propiamente a la alteración, consistente en denunciar
o hacer inscribir en el registro respectivo cualquier hecho que altere el estado
civil de una persona o a sabiendas se aproveche de la inscripción falsa.
G. SUSTITUCIÓN DE UN NIÑO POR OTRO: Art. 239. Consiste en el hecho de
sustituir un recién nacido por otro. Sujeto activo puede ser cualquiera. Y pasivo,
es el niño sustituido, el Niño cuyo estado Civil ha sido alterado por la sustitución
es el sujeto pasivo, aunque no sufra un daño material. El hecho material es poner
ó colocar un niño en lugar de otro nacido de distinta madre, mediante la
sustitución se introduce a un niño en familia que no es la suya y se le atribuyen
nombre, situación y derechos que no le pertenecen.
El elemento subjetivo está integrado por la conciencia de sustituir un niño por
otro y de que tal sustitución modificará su estado civil. Se consuma cuando tiene
lugar la sustitución material de un niño por otro.
H. SUPRESION Y ALTERACIÓN DEL ESTADO CIVIL: Art. 240. Consiste la
materialidad del delito en denunciar o hacer inscribir en el Registro Civil,
falsamente, cualquier hecho que altere el estado civil de una persona. La
110

denuncia o la inscripción ha de ser falsamente y ha de alterar el estado civil


(artículo 240 inciso lo.)
Su elemento interno está en la conciencia de que la denuncia es falsa y que con
ella se altera el estado civil; sujeto activo es quien hace la inscripción y pasivo la
persona cuyo estado civil se altera.
El inciso 2 del artículo 240, trae el delito de supresión de estado civil, o pérdida de
estado civil puede cometerse mediante ocultación o mediante exposición; la
ocultación consiste en hacer desaparecer el hijo; la exposición el que abandonó
el hijo. El elemento interno consiste en la voluntad de ocultar o exponer al hijo y
el propósito de hacerle perder con ello su estado civil.
I. USURPACIÓN DEL ESTADO CIVIL: Art. 241. Consiste este delito en usurpar el
estado civil de otro. O sea, cualquiera de los derechos que forman el estado civil y
no situaciones pardales. Elemento interno es la voluntad de usurpar derechos
inherentes al estado civil de otra persona.
J. NEGACIÓN DE ASISTENCIA ECONOMICA: Art. 242 y Art. 243. Este delito
consiste en incumplir o descuidar los derechos de cuidado y, educación con
respecto a descendientes, o bien personas que se te tengan bajo guarda o
custodia: descuido que coloque al pasivo en situación de abandono material y
moral: este tipo de abandono será en todo caso:
1. Abandono Material: "Descuido del menor en la alimentación, higiene,
vestuario y medicamentos por incumplimiento de los deberes asistenciales
correspondientes, a los padres, tutores o guardadores.
2. Abandono Moral: "Carencias en la educación, vigilancia o corrección el
menor, suficiente para convertirlo en un ser inadaptado para la convivencia
social, por incumplimiento de los deberes correspondientes a los padres o a quien
esté confiada su guardia"
Eximente: Cuando el obligado paga la cantidad que ha sido motivo de la llamada
"Negación". y garantiza suficientemente a criterio del Juez de Familia. ya que al
indicarse "conforme a la ley” aparece una alusión a la Ley Civil, entonces el sujeto
activo del hecho queda exento de sanción.
K. INCUMPLIMIENTO DE DEBERES DE ASISTENCIA: Art. 244.y 245. Concepto:
La familia en nuestro tiempo ya no es la misma organización estable de otra
época. y no porque así lo quieren los miembros de ella, sino porque los tiempos
que vivimos son muy distintos de aquellos en los cuales la familia era una entidad
económica cerrada, cuya organización y mantenimiento corría a cargo de sus
integrantes. Pero en la actualidad para que una familia se mantenga es
indispensable que haya una respuesta económica, o sea, que los padres puedan
responder exactamente por los hijos: esto implica un ingreso económico sin el
cual no es posible que haya ninguna clase de perspectiva social.
Ese ingreso implica que el padre y la madre deben salir a trabajar; esta necesidad
se acentúa en la familia proletaria y se presenta algunas veces en la familia
burguesa. Tal situación imperará mientras no se cambien las bases de la
organización social; eventualmente tendrá que existir un reajuste, por lo menos
de las condiciones sociales, de las relaciones de los dueños de los medios de
producción y los dueños de la fuerza de trabajo. En nuestro país hay un desarreglo
socioeconómico, por medio del cual aparecen este tipo de delitos, que son, según
pensamos, creación legislativa porque si la gran masa popular soporta una
servidumbre, está condenada a la miseria, a la desocupación, cómo puede
pedirse entonces, a un pueblo generalmente desempleado que cumpla con
111

obligación que en parte se crean por esos desajustes económicos ajenos a la


intrínseca naturaleza humana.
Respecto de los delitos contra la Seguridad de la Familia la legislación anterior
indicaba";que lo cometía la persona que estando obligada a prestar alimentos a
hijos menores, padres desvalidos, cónyuge o hermanos incapaces en virtud de
sentencia firme o de convenio en documento público o auténtico. se negare a
cumplir con tal obligación después de ser legalmente requerido. Dicho precepto
pasó al Código actual que ya sabemos es de fuerte inspiración positiva y
consecuentemente de gran contenido reaccionario, en el cual se indica: Artículo
242: "Quien estando obligado legalmente a prestar alimentos en virtud de
sentencia firme o de convenio que conste en documento público o auténtico se
negare a cumplir con tal obligación después de ser legalmente requerido será
sancionado con prisión de seis meses a dos años salvo que probare no tener
posibilidades económicas para el cumplimiento de su obligación. El autor no
quedará eximido de responsabilidad penal por el hecho de que otra persona lo
hubiere prestado.
Elementos y Características del Delito: El hecho material del delito consiste en
negarse aprestar los alimentos a los que se está obligado en virtud de sentencia
firme, de convenio que conste en documento público o auténtico, después de
requerírsele legalmente, Se requiere entonces, básicamente:
a) Que haya una obligación de prestar alimentos. Legalmente constituida a
través de una sentencia recaída en el juicio respectivo;
b) La negación cuando el Ministro ejecutor, en cumplimiento a la orden del juez
para que proceda a cobrar o ejecutar la sentencia, hace el requerimiento
respectivo y el obligado no paga la suma entonces el alimentista o su
representante, la madre generalmente, el que solicita la certificación de lo
actuado al Juzgado del orden criminal para que se inicie el proceso respectivo.
Incumplimiento Agravado: El traspaso de bienes a terceros personas para
incumplir o eludir el cumplimiento de las obligaciones es llamado Incumplimiento
Agravado. El sujeto activo consuma entonces el delito de Negación de Asistencia
Económica Agravada en el momento en que realiza las acciones de traspaso, que
son también un elemento material del delito.
TEMA 19:
DELITOS CONTRA EL PATRIMONIO: Art. 246 al Art. 281.
A. GENERALIDADES: La designación del titulo: "Delitos contra el Patrimonio" es
reciente en nuestra legislación. Anteriormente en el código penal de 1936 se
incluyeron los de este título dentro de los que se llamaron "Delitos contra la
Propiedad" sin embargo, al repararse por los legisladores en lo equívoco de la
denominación pues las infracciones a que se refiere dan lugar a atentados no
solamente contra la propiedad sino contra todo el patrimonio económico de las
personas, se ha cambiado por el nombre con el cual encabezamos. Es equívoco
designarle únicamente "Delitos contra la Propiedad" "por dar a entender, a
primera vista al menos, que el único derecho protegido a través de las normas
represivas de estas infracciones lo era el de propiedad cuando es evidente que
por la vía del robo puedan lesionarse algunos otros patrimoniales". La actual
denominación es entonces "cerca y clara; desde luego nos recuerda que las
personas tanto física como morales, pueden ser posibles sujetos pasivos de las
infracciones ya enumeradas, y, también hacer notar que el objeto de la tutela
penal no es únicamente la protección del derecho de propiedad, sino en general.
112

la salvaguarda jurídica de cualesquiera otros derechos que puedan constituir el


activo patrimonial de una persona. En otras palabras, los bienes jurídicos
protegidos a través de la represión penal son todos aquellos derechos de las
personas que puedan ser estimables en dinero o sea que formen su activo
patrimonial".
Todos estos delitos, desde el punto de vista de los efectos que se causan en la
persona que resiente la acción ilícita, tienen un rasgo común consistente en el
perjuicio patrimonial resentido precisamente por la víctima, o sea, la injusta
disminución en los bienes patrimoniales del sujeto pasivo, lo que hace cambiar los
distintos tipos, es el procedimiento que el ejecutor utiliza. Por ejemplo, en el robo
la acción lesiva se caracteriza por el apoderamiento violento de la cosa objeto del
delito; en la apropiación y retención indebidas: el retener el objeto que se ha
entregado con obligación de devolver: en la estafa: el engaño; en la usurpación:
la ocupación violenta o furtiva del bien y, en el daño: la destrucción o menoscabo
de la cosa.
B. EXIMENTES: Art. 280. Están exentos de responsabilidad penal y sujetos
únicamente a la civil por los hurtos, robos con fuerza en las cosas, estafas,
apropiaciones indebidas y daños que recíprocamente se causaren:
1. Los cónyuges o personas unidas de hecho, salvo que estuvieren separados
de bienes o personas y los concubinarios.
2. Los ascendientes o descendientes consanguíneos o afines.
3. El consorte viudo, respecto a las cosas de la pertenencia de su difunto
cónyuge, mientras no hayan pasado a poder de otra persona.
4. Los hermanos si viviesen juntos.
Esta exención no es aplicable a los extraños que participen en el delito.
C. EL HURTO: Art. 246 al Art. 250. Comete el delito de hurto quien tomare, sin
la debida autorización cosa mueble, total o parcialmente ajena.
El hurto violento, sin quedar excluido del concepto de hurto se consideraba como
un delito de coacción. Los romanos dejaron para la posteridad, la noción amplia
del hurtum, a través de la definición de Paulo: "hurtum est contrectatio
fraudulosa, lucri faciendi causa, vel ipsius rei, vel etiam usus e jus posesionisve".
El hurto en Roma, era un delito privado, la acción de llevar a los tribunales al
autor, se concedía únicamente al perjudicado. También se distinguió en el
Derecho Romano, entre el hurto y el robo, es decir: furtum y rapina.
- Se diferencian el hurto y el robo: el primero como apoderamiento de la cosa ya
fuera encubierto o clandestino; y el segundo, como apoderamiento violento, "los
ladrones eran castigados con penas pecuniarias y corporales, pero no podían ser
penados con muerte ni con mutilación de miembro salvo en los casos de robo con
armas en casas o en iglesias, salteamiento de caminos, o robos, en el mar con
buques armados y en otras hipótesis de suma gravedad.
1. ELEMENTOS Y CARACTERÍSTICAS: De acuerdo con nuestro actual código
penal comete hurto "Quien tomare. sin la debida autolizaci6n. cosa mueble, total
o parcialmente ajena". (Artículo 246).
La diferenciación que hace nuestra ley, entre hurto y robo, proviene de la
legislación española de Las Partidas, que como dijimos señalaba que el robo
consistía en el apoderamiento por la fuerza y el hurto en la sustracción astuta.
LOS ELEMENTOS QUE SE DESPRENDEN DE LA DEFINICIÓN CONTENIDA EN
NUESTRA LEY SON:
113

a. El apoderamiento: Se trata aquí del hecho de "tomar la cosa "; lo que


equivale a apoderarse de ella: que el agente tome posesión material de la misma
o que la ponga bajo su control. La aprehensión, dice González de la Vega, citando
palabras de Garraud "no es una manifestación completa de la voluntad del ladrón
sino hasta que por el desplazamiento se consuma el acto material incriminado".
En términos un tanto más simples, diríamos que la acción de aprehender o tomar
directa o indirectamente la cosa es el apoderamiento.
b. Que la cosa sea mueble. En este aspecto, entendemos que la
denominación "cosa" adquiere un significado genérico como: sustancia corporal o
material susceptible de ser aprehendida y que tiene un valor económico. En
cuanto a la referencia a mueble encontramos en el artículo 451 del Código Civil
en bienes muebles:
1. Los bienes que pueden trasladarse de un lugar a otro, sin menoscabo de,
ellos mismos ni del inmueble donde estén colocados.
2. Las construcciones en terreno ajeno;
3. Las fuerzas naturales susceptibles de apropiación;
4. Las acciones o cuotas de las sociedades accionadas. Aún cuando estén
constituidas para adquirir inmuebles, o para la edificación u otro comercio sobre
esta clase de bienes;
5. Los derechos de crédito referentes a muebles, dinero o servicios personales
y
6. Los derechos de autor o inventor comprendidos en la propiedad literaria
artística e industrial.
Ha sido motivo de jurisprudencia nacional, que la cosa mueble ha de ser
susceptible de apreciación económica, ya que sino tiene un valor entonces no
podrá hablarse de delito de hurto.
c. La ajenidad de la cosa: Como el delito es, en esencia un ataque a los
derechos patrimoniales de otro, es un elemento importante para destacar que
nadie puede hurtarse a sí mismo. pues aunque existe el llamado hurto impropio
(cuando una cosa se ha dado a un tercero y el propietario es quien la sustrae), la
doctrina está acorde en que; en tal caso no se trata verdaderamente de un hurto,
sino de una figura delictiva equiparada al hurto. La expresión cosa ajena, aunque
el sujeto pasivo no sea realmente el propietario, puede ser un simple tenedor,
pero a título legal.
D. HURTO AGRAVADO: Art. 247. Existe hurto agravado cuando concurren las
siguientes circunstancias:
1. Cuando el hecho es cometido por domésticos o intervención con grave
abuso de confianza. En este caso el sujeto activo se aprovecha de su situación de
doméstico, o, cuando hay abuso de la confianza depositada en el activo siempre
que dicho sea grave, situación subjetiva a determinarse por el juzgador
2. Cuando fuere cometido aprovechándose de calamidad pública o privada o
de peligro común. El elemento subjetivo especial en este caso. es la voluntad de
aprovecharse de la situación de calamidad o de peligro común.
3. Cuando se cometiere en el interior de casa, habitación o morada o para
ejecutarlo el agente se quedare subrepticiamente en edificio o lugar destinado a
habitación. Esta circunstancia agravante no se aplicará cuando el hurto
concursare con el de allanamiento de morada. Como puede verse. la ley penal
hace una sinonimia con los vocablos casa, habitación y morada. Si el hurto
concurre con el allanamiento de morada no se aplica la agravante, esto es, no se
114

indicará que hay allanamiento y hurto agravado, sino allanamiento y hurto en el


respectivo concurso.
4. Cuando se cometiere usando ganzúa, llave falsa u otro instrumento
semejante, o llave verdadera que hubiere sido sustraída, hallada o retenida. Se da
el hecho cuando el hurtador sin violentar la cerradura y utilizando los medios a
que se refiere la ley, ingresa al lugar del hecho.
5. Cuando participan en su comisión dos o más personas; una o varias
fingiéndose autoridad o jefes o empleados de un servicio público. En tal caso
aparece la coautoría, por participar varias personas.
6. Cuando e1 hurto fuere de objetos o dinero de viajeros y se realizare en
cualquier clase de vehículos o en estaciones, muelles, hoteles, pensiones o casas
de huéspedes. El texto legal exige objeto, sujeto pasivo y lugar específico
7. Cuando fuere de cosas religiosas o militares, de valor científico, artístico,
histórico o destinadas al uso u ornato públicos.
8. Si el hurto fuere de armas de fuego.
9. Si el hurto fuere de ganado. El código penal anterior le denominó hurto de
semovientes y otras legislaciones le han denominado abigeato o cuatrería.
10. Cuando el hurto fuere de vehículos dejados en la vía pública o en lugares de
acceso público.
E. HURTO DE USO: Art. 248. Comete este delito quien, sin la debida
autorización tomare una cosa mueble, total o parcialmente ajena, con el solo
propósito de usarla y efectuare su restitución en circunstancias que claramente lo
indiquen o se dedujere de la naturaleza del hecho; dejare la cosa en condiciones y
lugar que permitan su fácil y pronta recuperación.
Como puede verse, no prevalece en el hecho el propósito de lucrar, pero si existe
el propósito de aprovecharse de la cosa, aprovechamiento que desde luego se
concreta de una u otra manera, en el menoscabo del patrimonio del pasivo".
Fundamentalmente existe un elemento interno: el propósito de usar la cosa ajena.
Aprovecha de su situación de doméstico, cuando hay abuso de la confianza
depositada en el activo, siempre que dicho sea grave, situación subjetiva a
determinarse poro el juzgador.
La culpabilidad en este delito atenúa la gravedad del hecho en relación con el
hurto genérico, pues: en el fondo la actividad es la misma. En Centroamérica las
legislaciones salvadoreña y costarricense, contienen esta figura.
F. HURTO DE FLUIDOS: Art. 249. Los elementos mencionados en la figura
genérica pueden ser aplicados en esta figura, siendo la, diferencia, el objeto de
sustracción, que ha de ser un fluido tal como: La energía eléctrica, gas, o
cualquier otro.
G. ROBO: Art. 251 al Art. 256. Concepto: Siguiendo la línea doctrinaria
establecida por el código penal español el nuestro hace del robo un delito diverso
del hurto. En el código penal de 1936 se estableció que cometen el delito de robo
que con ánimo de lucrar se apoderan de las cosas muebles ajenas, con violencia o
intimidación de las personas o empleando fuerza en las cosas. El código penal
actual simplifica un tanto la figura e indica (artículo 251) que lo comete quien. sin
la debida autorización y con violencia anterior simultánea o posterior a la
aprehensión, tomare cosa mueble, total o parcialmente ajena.
El precedente más antiguo se encuentra en la Rapiña del derecho Romano. "El
código francés transforma el robo de delito a crimen cuando lo preside la
violencia, mereciendo pena de trabajos forzados perpetuos si se causan, heridas o
115

contusiones, y pena de muerte en caso de homicidio. En España. el hurto se


trasforma en robo (infracción más grave) cuando el apoderamiento se efectúa con
violencia o intimidación en las personas o empleando fuerza en las cosas; en
ciertos extremos la, penalidad será de, muerte.
1. ELEMENTO Y CARACTERÍSTICAS:

a) Tomar o apoderarse de un objeto. Este no es el simple apoderamiento de


que hablamos en el hurto pues va unido a la característica de que sea con
violencia.
b) Con violencia anterior, simultánea o posterior a la aprehensión. La violencia
puede considerarse tanto desde el punto de vista del sujeto, como desde el punto
de vista del objeto. Desde el primer punto de vista se refiere tanto a violencia
moral o intimidación.
La violencia física ejercitada directamente sobre el pasivo, es decir "la fuerza en
virtud de la cual se priva al hombre de libre ejercicio de su voluntad,
compeliéndolo materialmente a hacer a dejar de hacer lo que según su naturaleza
tiene derecho a ejecutar dejar de ejecutar, puede consistir en simples maniobras
coactivas como amordazamiento, atadura o sujeción de la víctima o en la
comisión de especiales infracciones, como golpes u otras violencias físicas".
En cuanto a la violencia moral. Podemos decir .que ella también aniquila la
libertad: "su esencia consiste en causar o poner miedo en el ánimo de una
persona o llevar a él una perturbación angustiosa por un riesgo o mal que
realmente amenaza o se finge en la imaginación. Así como la violencia física en el
cuerpo del hombre y le priva del libre ejercicio de sus miembros o movimientos.
la intimidación destruye, suspende o impide el libre ejercicio de su voluntad y
produce análogos efectos que la fuerza física" .
La violencia según nuestra legislación puede ser antes del apoderamiento, en el
momento mismo del apoderamiento, y con posterioridad a la toma de los objetos,
cuando el activo ejercita la violencia para proporcionarse la fuga o defender el
objeto después de consumado el hecho.
c) Que la cosa sea mueble. En este aspecto nos permitimos a lo dicho supra en
relación con el hurto: el objeto también diferencia el hecho del llamado en la
doctrina y otras legislaciones (como la mexicana) robo de inmuebles. al que
nuestra ley denomina usurpación.
d) Total o parcialmente ajena. Reiteramos que la ajenidad no es tanto en
referencia con el pasivo sino al activo, de manera que la cosa no debe ser
realmente del sujeto activo, aunque no corresponda legalmente al pasivo este ha
de tenerla de manera legítima.
H. HECHOS SACRILEGICOS: Art. 255 bis. El artículo 255 Bis. Del Código Penal,
establece que cuando los hechos a que se refieren los artículos anteriores
relativos al hurto y robo, el objeto materia del delito sea destinado al culto, sea
cosa sagrada o no, tales como: Santísimo Sacramento, Santos Oleos, Santas
Imágenes en bulto o en pintura, vasos sagrados, cálices, copones, patenas,
custodias, corporales, purificadores, ornamentos, vestiduras sagradas, pilas
bautismales, confesionarios, púlpitos, coronas, resplandores, anillos, cadenas,
pulseras, crucifijos, floreros, candeleros, Cruz Alta, ciriales, incensarios, alcancías,
Biblias o cualquier otro objeto similar de alto contenido religioso, profano o
histórico, independiente de que se cometan o no en el lugar destinado al culto, la
pena a imponer será para el caso de hurto la de doce anos de prisión correccional
116

inconmutables, y para el de robo la de veinte anos de prisión correccional


inconmutables. En ambos casos, se impondrá una multa de no menos del doble
del valor de dichos objetos.
A las personas que a sabiendas, adquieran, enajenen, exporten, trafiquen o
alteren en cualquier forma dichos objetos, o similares la pena a imponer será de
diez anos de prisión correccional inconmutables, y multa del doble del valor de los
objetos materia del delito. Se exceptúan sus legítimos propietarios y tenedores y
las personas legalmente autorizadas.
Será obligación del Estado velar por el inmediato aseguramiento de tales objetos,
así como la pronta entrega a sus propietarios y / o legítimos tenedores.
I. USURPACIONES: Art. 256 al Art. 260. Establece el artículo 256 del código
penal que comete usurpación, quien mediante violencia. Engaño, abuso de
confianza o clandestinamente con fines de apoderamiento o aprovechamiento
ilícito, despojare o pretendiere despojar a otro de la posesión o tenencia de un
bien inmueble o de un derecho real constituido sobre el mismo ya sea invadiendo
el inmueble, manteniéndose en él o expulsando a sus ocupantes.
El usurpador opera sobre el inmueble. en el sentido romano de la palabra. roba la
posesión; para la materialidad del hecho debe existir violencia, engaño, abuso
desconfianza o clandestinidad y un elemento Subjetivo delimitado: la finalidad de
apoderamiento o aprovechamiento ilícito.
Elementos:
a) Objeto material del delito: debe ser un inmueble o derecho sobre el mismo.
b) La acción delictiva ha de consistir en el despojo o la pretensión de despojar,
con fines de apoderamiento o aprovechamiento ilícito. Para Groizard "el derecho
turbado es el de posesión. De aquí que todo acto que implique la pérdida para
alguno de la posesión material de un inmueble debe tenerse para los efectos de
la ley, por ocupación. El dolo concreto es aquí constituido por el mal propósito de
adquirir los inmuebles de que otro está en posesión pacífica";
1. Usurpación Impropia. Está constituida por los elementos mencionados en
relación con el delito estudiado precedentemente,
2. Alteración de Lindero. Comete este delito (artículo 258) quien con fines de
apoderamiento o aprovechamiento ilícito, de todo o parte de un inmueble,
alterare los términos y linderos de los pueblos o heredades de cualquier clase de
señales destinadas a inflingir los límites de predios contiguos.
a. Elementos: La materialidad del hecho consiste en la remoción de linderos o
términos de los terrenos contiguos o heredades. El verbo alterar es rector de este
tipo penal y se refiere a cualquier tipo de alteración. "La expresión alterar, es
sumamente amplia, en ella se comprenderá no solo el hecho de remover señales,
cambiándolas de lugar, sino el de su destrucción, arrancar setos o vallados,
derribar paredes, cegar zanjas. etc."
El elemento subjetivo es esencial y consiste en un dolo específico: la voluntad de
realizar la alteración con fines de apoderamiento o de aprovechamiento ilícito en
todo o en parte del inmueble.
3. Perturbación de la Posesión: De acuerdo con lo prescrito en el articulo 259
del código penal comete este delito, quien sin realizar los actos señalados en los
artículos 256 a 258 del código penal perturba con violencia, la posesión, o
tenencia de un inmueble.
a. Elementos: Un primer aspecto de la materialidad del hecho. es que la ley
requiere de un hecho negativo: no estar comprendido en el acto dentro de los
117

relacionados en los artículos 256 (Usurpación), 257 (Usurpación impropia) y 258


(Alteración de linderos). El segundo aspecto es que realice uno de los siguientes
hechos:
Perturbar, esto es, causar molestias;
Ejercitar violencia
Que las molestias o perturbaciones violentas deben ir sobre la posesión O
tendencia de un inmueble.
Elemento interno del hecho es la conciencia de que con el acto se Perturba la
posesión del inmueble.
4. Usurpación de Aguas: Según establece nuestro código penal comete este
delito (articulo 260) quien, con fines de apoderamiento, de aprovechamiento
ilícito o de perjudicar a otro, represare, desviare o detuviere las aguas destruyere,
total o parcialmente, represas, canales, acequias o cualquier otro medio de
retención o conducción de las mismas, o de cualquier otra manera, estorbare o
impidiere los derechos de un tercero sobre dichas aguas.
a. Elementos: De acuerdo con la descripción legal, esta infracción tiene Varias
formas en que puede llegar a materializarse.
Represar .desviar o detener las aguas.
Destruir, total o parcialmente: represas, canales, acequias o cualquier otro medio
de retención o conducción de las aguas.
Estorbar o Impedir derechos de terceros sobre las aguas
Al respeto de las aguas menciona al maestro González de la Vega: "Las Aguas que
indudablemente se refiere la infracción son aquellas que forman parte de un
inmueble, tales como las de los arroyos cauces, canales, presas, depósitos,
aguajes, etc., destinados al servicio del mismo"
Elemento interno del demo: está constituido por:
La finalidad de apoderarse de las aguas
La finalidad -de aprovecharse de ellas
El propósito de causar perjuicio.
J. EXTORSIÓN: Art. 261. Según nuestra ley penal comete extorsión, quien para
procurar un lucro injusto o para defraudarlo, obligare a otro, con violencia, a
firmar, suscribir, otorgar, destruir o entregar algún documento, a contraer una
obligación o a condonarla o a renunciar a algún derecho.
Elementos:
Material: compuesto por los siguientes aspectos:
a) Obligar a alguien empleando violencia debiendo ser la misma, previa a la
realización de los hechos.
b) La violencia debe ser medio para la realización de alguna de las siguientes
actividades del pasivo: que éste firme. Suscriba otorgue. destruye o
entregue cualquier documento. También: que contraiga una obligación. la
conduce o renuncia a algún derecho:
c) Tales actividades estarán encaminadas a la realización de los hechos
indicados, ya la entrega del documento.
Interno: está constituido por el ánimo de defraudar patrimonialmente al Sujeto
pasivo que es lo que la ley denomina: "para procurar un lucro injusto",
Naturaleza: Se ha dicho que este delito es de una naturaleza especial .pues
convergen diversos bienes jurídicos bajo su tutela. Así, encontramos un aspecto
de delito contra las personas por la existencia de violencia. Así, participa
consecuentemente de la naturaleza de los delitos complejos.
118

K. CHANTAJE: Art. 262. La palabra chantaje (chantaje) es de origen francés. Es


de la legislación francesa que fue tomada esta figura por la legislación española y
luego por la nuestra. Consiste este delito en exigir a otro, dinero, recompensa o
efectos, bajo amenaza directa o encubierta de imputaciones contra su honor,
prestigio o de violación o divulgación de secretos. en prejuicio del mismo, de su
familia o de la entidad en cuya gestión intervenga o tenga interés.
Elementos:
Material: La materialidad del delito puede dividirse en los siguientes aspectos:
a) Un hecho de exigir a otro. Esto indica que la exigencia, ha de ser previa.
b) Que la exigencia consista en dinero, recompensa o efectos de cualquier
clase;
c) Dicha" exigencia debe ser bajo amenaza (ya directa o encubierta de:
imputaciones contra el honor o plagio del pasivo o bien de divulgación o violación
de secretos que afecten al pasivo. a su familla o a la entidad, en cuya gestión
intervenga o renga interés.
d) La finalidad -de aprovecharse de ellas (Ilícitamente);
e) El propósito de causar perjuicio.
L. ESTAFA: Art. 263 al Art. 271.
La esencia de los fraudes punibles (estafas) reside en el elemento interno: el
engaño. que es. la mutación o alteración de la verdad para defraudar el
patrimonio ajeno. Mediante una manipulación o ardid, se procura hacer llegar al
dominio del activo el bien ajeno. Las legislaciones modernas "ante lo arduo de
encontrar una definición que comprenda íntegramente en reducidos términos la
complejidad del fraude hacer una lista detallada de los casos de incriminación,
provistos cada uno de constitutivas especiales pero comprendidos todos ellos bajo
la denominación común de fraude". La estafa en sí es una especie del fraude
genérico. Pero nuestra legislación adopta el sistema de llamar al delito en general
como estafa, olvidando lo impropio de llamar al género por la especie.
Refiere González de la Vega, que la diferenciación entre fraude y los otros delitos
patrimoniales comenzó en el Derecho Romano con la Ley Cornelia de falsos,
dentro del llamado stelltonatus: "en el este comprendieron los fraudes que, no
habían dentro de los delitos de falsedad..." y en "general se considera a este
delito patrimonial que no pudiera ser, considerado en otra calificación delictiva"
llegándose a la época actual en que se considera el delito de fraude y. dentro de
él, los del tos designados como defraudaciones
ESTAFAS Y OTROS ENGAÑOS: De acuerdo con lo que establece el artículo 263 del
código Penal comete estafa quien, induciendo a error contra otra, mediante ardid
o engaño, lo defraudare a su patrimonio en perjuicio propio o ajeno.
Elementos:
a) Bien Jurídico protegido: el patrimonio económico de las personas.
b) Sujeto activo: cualquiera, a excepción de los funcionarios quienes en el caso
respectivo incurrirán en las distintas figuras de negociaciones ilícitas en que
intervengan.
c) Elemento material: contiene los siguientes aspectos:
1. La utilización de un ardid o engaño para inducir a error a otro:
tradicionalmente se ha estimado como el elemento fundamental de la estafa el
engaño; en nuestra ley se agrega: el ardid, sinónimo, de truco o trampa, pero
siempre dirigido, como cualquier engaño, a provocar error en el sujeto pasivo.
119

2. La defraudación o perjuicio en el patrimonio ajeno, consistente en un


perjuicio concreto, valorable, perjuicio Que no desaparece con el reintegro del
valor de lo defraudado.
d) Elemento interno: es la conciencia de que se usa el ardid o engaño
defraudar patrimonialmente al pasivo.
La Estafa y Otros Delitos Patrimoniales:
Existen algunos puntos de similitud entre la estafa y algunos otros delitos
patrimoniales Como el hurto, el robo y la apropiación y retención indebidas. En
todos ellos los resultados coinciden porque todos ellos importan un perjuicio a la
víctima por la disminución de su caudal patrimonial y porque causan sus autores
un aprovechamiento indebido de lo que no les pertenece.
En otras palabras los efectos de estos delitos no se limitan al perjuicio resentido,
por la víctima al disminuirse sus valores patrimoniales sino que se traducen, de
hecho, en una enriquecimiento Ilícito del delincuente obtenido por la apropiación
del bien o derecho en que se de la infracción."
Pero también existen diferencias que identifican a cada una de las figuras, por
ejemplo: en el desapoderamiento de la cosa existente en el hurto y en el robo no
interviene la voluntad de pasivo, lo que sí sucede en la estafa aunque disuadida
tal voluntad mediante el ardid o engaño. En la apropiación indebida el objeto
llega a manos del activo sin desapoderamiento o engaño, pues la cosa está a su
disposición. y la infracción consiste en el cambio de destino y para el cual le han
sido confiados los objetos.
M. CASOS ESPECIALES DE ESTAFA: Art. 264. El artículo 264 del código penal
menciona veintidós posibilidades punibles de engaño a ardid. sin embargo se
comete estafa no solamente dentro de tales posibilidades sino cuando el activo se
vale de cualquier otro engaño que defraude O perjudique a otro (artículo 264
inciso 23). Las posibilidades legales indicadas. son:
a) Quien defraudare a otro usando nombre fingido, atribuyéndose poder,
influencia, relaciones o cualidades supuestas, aparentando bienes, comisión,
empresa o negociaciones imaginarias. Es esta la materialidad del hecho. Se
contienen en este inciso legal algunas variedades del fraude de simulación o
fingimiento de poder, influencia, relaciones o cualidades, bienes, comisión,
empresa O negociaciones imaginarias. El elemento interno radica como en
toda estafa en el propósito de defraudar patrimonia1rnente a otro.
b) El joyero que hace fraude con los objetos que trata. En ese caso la
defraudación consiste en la alteración de la calidad. ley o peso de los objetos
que el platero o joyero elabora o comercia siendo el elemento interno que a
través de tal defraudación se perjudica patrimonialmente a otro por el sujeto
activo. que en todo caso ha de ser siempre un platero o joyero.
c) Los traficantes que defraudaren. usando medidas falsas, los traficantes o
comerciantes que expenden artículos a base de pesas o medidas y que utilicen
falsas pesas o falsas medidas. con el propósito del afectar patrimonialmente a
sus clientes.
d) Quien defraudare a otro. con supuesta remuneración a funcionarios o
autoridades. agentes de esta no empleados, públicos. o como recompensa de
su mediación para obtener una resolución favorable en un asunto que de los
mismos dependa. sin perjuicio de las acciones de calumnia que a estos
corresponda. Consiste el hecho en: al defraudar patrimonialmente a otro: el
engaño consiste en una supuesta remuneración a autoridades. Agentes de
120

esta. funcionarios o empleados públicos; la remuneración ha de ser supuesta


pues en caso de verificarse realmente se integraría el delito de cohecho.
e) Quien cometiere alguna defraudación utilizando firma de otro en blanco.
Cuello Calón. indica que este delito es realmente una falsedad y entre estas
infracciones debiera estar colocado.
f) Quien defraudare a otro haciéndole suscribir, con engaño, algún documento.

ELEMENTOS:
Material:
La materialidad del hecho está integrada por los siguientes aspectos:
a) Hacer suscribir con engaño a otro. un documento. Inicialmente ha de utilizarse
algún engaño para que el pasivo suscriba el documento. Se necesita además
una defraudación patrimonial sobre el pasivo. Elemento interno es la
conciencia de la defraudación patrimonial a través del engaño realizado para
hacer que el pasivo suscriba el documento.
b) Quien se valiere de fraude para asegurar la suerte en Juegos de azar .El medio
debe ser la utilización de un fraude. que debe ser inicial y debe darse en un
Juego de azar; elemento interno es el propósito o conciencia de usarlo en un
Juego de azar.
c) Quien cometiere defraudación sustrayendo. ocultando o utilizando. en todo o
en parte. algún proceso. expediente. documento u otro escrito. Requiere como
partes del elemento material:
 Cometer alguna defraudación:
 un acto de sustracción. ocultación o inutilización total o parcial de algún
proceso. expediente o cualquier otro escrito:
 que con dichos actos se cause un perjuicio patrimonial al pasivo.
 El animo de defraudar a través de la realización de las acciones indicadas.
constituye el elemento interno del delito.
 Quien fingiéndose dueño de una cosa inmueble. la enajenare. gravare o
dispusiere de ella. en cualquier otra forma.
Para que este hecho se materialice se requiere:
a. que el sujeto activo se finja propietario de una cosa Inmueble:
b. que a través de dicha simulación. la enajene o disponga de ella en alguna
forma.
Interno:
1. La voluntad de defraudar el patrimonio a través del engaño representado en el
hecho de fingirse propietario.
2. Quien dispusiere de un bien como libre, sabiendo que estaba gravado o sujeto
a otra clase de limitaciones, y quien con su enajenación también impidiere, con
ánimo, general el ejercicio de tales derechos, requiere en este caso, que el
sujeto activo sea el propietario del bien, y que disponga de él como libre
sabiendo la limitación, por ejemplo: enajenándolo con el conocimiento de que
está hipotecado (si es un inmueble) e indicando que. está libre de gravámenes:
El segundo caso señala este inciso se refiere a quien con animo de lucro,
realiza la venta o gravamen para impedir que se ejerciten los gravámenes
anteriores.
3. Quien enajena separadamente una cosa a dos o más personas. con perjuicio
de cualquiera de ellas o de tercero. En este caso el hecho se materializa por la
doble venta de una misma cosa: a) que dicha venta se haga dos veces a
121

personas diferentes, y b) La conciencia del autor de que no tiene derecho a


hacer la segunda venta. por el conocimiento de que ya no le pertenece. Sujeto
activo es el propietario que realiza la doble venta. Pasivo es inicialmente. quien
resulte perjudicado con la transferencia en la primera operación.
4. Quien otorga en perjuicio de otro. un contrato simulado, que en este caso la
simulación puede ser unilateral o plurilateral. Puede ser que varios otorgantes
finjan o aparenten la creación de obligaciones o de derechos en un contrato, o
bien que uno realice tales acciones. Que se cause perjuicio a otro.
Generalmente un tercero ajeno al contrato. y la conciencia de que la
simulación contractual ocasiona un perjuicio a otro.
5. Quien a sabiendas adquiere o recibe. en cualquier forma, bienes de quien no
fuere su dueño no tenga derecho a disponer de ellos. El sujeto activo en este
caso. debe tener conocimiento de que quien le ha entregado la cosa no es su
propietario, o que siéndolo no puede disponer de la misma y la recibe
causando con ello perjuicio a terceros, que son quienes tienen disposición
sobre loS bienes.
6. Quien con perjuicio de otro. ejerce un derecho de cualquier naturaleza a
sabiendas de que ha sido privado del mismo por resolución judicial firme. La
materialidad del hecho contiene los siguientes aspectos: a) Ejercer un derecho
de cualquier naturaleza. por parte del activo. sabiendo que ha sido privado del
mismo por resolución judicial firme; b.) que con dicho ejercicio se cause un
perjuicio patrimonial; c.) la voluntad de realizar el hecho sabiendo que se está
privado del mismo y que con la resolución dicha. Se causará un perjuicio.
7. Quien destruyere o deteriorare. total o parcialmente. Bienes que le
pertenezcan. Afectos a derechos de un tercero. con el propósito de defraudar a
éste. El elemento natural de la infracción está compuesto por: 1) Que se
destruyan o deterioren. total o parcialmente bienes que pertenezcan al sujeto
activo; 2. Que dichos bienes estén afectos a los derechos de un tercero. 3. Que
la destrucción o deterioro se realicen con el propósito de defraudar al tercero
que tiene derechos sobre los bienes; 4. El elemento psicológico del delito está
constituido precisamente por la conciencia de que con el hecho se afectan los
derechos del tercero en forma patrimonial.
8. Quien Comprare a plazo un bien y lo enajenare posteriormente o dispusiere de
él, en cualquier forma, sin haber pagado la totalidad del precio.
9. Quien negare su firma en cualquier documento de obligación o descargo. Este
hecho. materialmente consiste en: 1) Que exista previamente la firma del
obligado en cualquier documento; 2) Que la persona obligada niegue dicha
firma; 3. Que con la negativa se cause perjuicio patrimonial. Elemento interno
del hecho es la conciencia de que con la negativa de la firma se causa un
perjuicio patrimonial.
10. Quien con datos falsos u ocultando antecedentes que le sean conocidos.
celebrare. dolosamente. Contratos, basado en dichos datos o antecedentes.
Pensamos que es necesario para tratar el elemento subjetivo de este delito
hacer una separación entre el dolo civil. que otorga al afectado una acción de
reparación del perjuicio. del dolo penal que hace incurrir en sanción penal. En
este caso hay referencia, dolo penal: el ánimo de lucro en el sujeto activo del
hecho.
11. Quien sin autorización o haciendo uso indebido de esta. Mediante colectas
o recaudaciones defraudare a otros. Implica este delito: la falsedad que se da
122

en colectas o recaudaciones y no tener autorización o hacer uso indebido de


ella. Causar perjuicio. Elemento interno: es la voluntad de causar perjuicio
patrimonial.
12. Quien cobrare sueldos no devengados. servicios no efectuados. En todo
caso. El sujeto activo puede ser cualquier particular. y la materialidad se da
cuando a) cobra sueldos no devengados o cobra servicios no efectuados; b)
Que dicho acto cause un perjuicio. Es de notar en este caso. que el perjuicio
no sea contra el Estado pues entonces se manifiesta un delito contra la
Administración Pública. Elemento interno del hecho es la conciencia de que los
que han efectuado y la voluntad de perjudicar el patrimonio ajeno.
13. Quien defraudare valiéndose de la inexperiencia. falta de discernimiento o
pasiones de un menor o incapacitado. Estamos ante una estafa genérica con
un sujeto pasivo determinado: el menor de edad o incapacitado. El elemento
moral está compuesto por la conciencia de la situación del sujeto pasivo y la
voluntad. El querer aprovecharse de su inexperiencia falta de discernimiento o
pasiones.
14. El deudor que dispusiere, en cualquier forma, de los frutos gravados con
prenda para garantizar créditos destinados a la producción. Esta es similar a la
señalada en el inciso 10 de este artículo que comentamos (artículo 264),
siendo la diferencia que el sujeto activo debe ser el deudor que realiza una
acción determinada: que dispone en cualquier forma de los frutos gravados
con prenda que garantiza créditos destinados a la producción. Es necesario
también. que previamente se haya constituido un crédito garantizado con
prenda. Elemento interno es la intención de causar perjuicio con la acción
descrita.
ELEMENTOS:
Material: Consiste en el hecho dé agregar a la sustancia calidad o cantidad de
bienes que se entreguen a otro; debe existir un contrato o título obligatorio que
señale la calidad o cantidad de los los bienes.
La culpabilidad consiste en la conciencia de que la sustancia, calidad o cantidad o
bienes es diferente a la pactada, y la voluntad de engañar al pasivo,
defraudándole así en su patrimonio.
ESTAFA MEDIANTE CHEQUE:
La expedición de cheques sin fondos. con fondos insuficientes para cubrir el que
se ha dado o reiterando los fondos antes de que los cheques puedan ser
cobrados. ha dado lugar a que se verifique este delito (artículo 268). El cheque
necesita de la tutela que da la represión penal pues "al sustituirse por medio del
cheque la circulación directa del dinero, no es posible lograr su aceptación
universal en el comercio si los tomadores del documento no gozan de las
garantías jurídicas suficientes, tuteladoras de la buena fe de la emisión. en la
rápida circulación y en el exacto pago del documento".(28)
Elemento Material: Integrado por: la acción de librar un cheque en pago que el
librador de cheque tenga fondos o haya dispuesto de los mismos antes de
transcurrido el plazo de presentación. Según el-articulo 502 del Decreto 2-70 del
Congreso de la República (Código de Comercio) "Ios cheques deberán presentarse
para su pago dentro de los quince días calendario de. su creación".
123

Este delito denominado por autores como González de la Vega (29) Fraude contra
establecimientos comerciales. Quien por de propósito defraudase haciéndose
prestar algún servicio de los de pago inmediato (artículo 269).
Aspectos.
1. Material: los aspectos son: a) Hace prestar algún servicio que genera pago
inmediato servicio que ha de referirse al consumo de bebida o alimento; b)
usar la defraudación patrimonial.
2. Intento de causar defraudación patrimonial comete este delito (artículo 270)
quien se aprovechare indebidamente de energía eléctrica o cualquier otro
fluido que le esté siendo suministrado o alterare los medios o contadores
Elementos:
Material: Consiste en el hecho dé engañar a través de la sustancia calidad o
cantidad de bienes que se entreguen a otro; debe existir previamente un contrato
o título obligatorio que. señale la sustancia, calidad o cantidad que deben de
llevar de llevar los bienes.
1. La culpabilidad consiste en la conciencia de que la sustancia, calidad o
cantidad o bienes es diferente a la pactada, y la voluntad de engañar al pasivo,
defraudándole así en su patrimonio.
Elemento Interno: Es el propósito de defraudar. atraer intenciones o aparentar la
Situación económica que la empresa no tiene.
Comete este delito. según la descripción legal. quien en perjuicio de otro se
apropiare o distrajere dinero efectivo o cualquier otro bien mueble que hubiere
recibido en depósito comisión o administración o por cualquier otra causa que
produzca obligación de devolverlo.
Esta denominación ha sido denominada. tanto con el nombre que aparece en
nuestra ley . Su diferencia con las estafas propiamente dichas consiste en que
estas tienen como nota peculiar el empleo de maniobras engañosas para
sorprender la buena té y la credibilidad del sujeto pasivo. mientras que en este
delito no hay engaño.
Que el sujeto haya recibido dinero. efecto o cualquier otro bien mueble. La
apropiación o distracción de la cosa en perjuicio de otro. A esto llama González
de la Vega: disposición. "Por disposición del bien se entiende el hecho de que su
precario poseedor, violando la finalidad jurídica de la tendencia. se adueño de él,
obrando como si fuera su propietario. sea para apropiárselo en forma de ilícita
retención (disponer para sí) o sea disipándolo en su personal satisfacción o en
beneficio de otra persona (disponer para otro). Esos actos consisten siempre en la
distracción de la cosa del fin para que fue entregada, implicando un injusto
cambio de destino del objeto".
Que la cosa haya llegado a posesión del agente de un modo legal y que
posteriom1ente la oculte. empeñe. grave o enajene en cualquier fom1a. d) Que
con el hecho se cause un perjuicio patrimonial: "El daño al patrimonio se percibe
en el momento mismo en que, debido a la criminal maniobra sobre la cosa. no se
logra su restitución o no se puede hacer uso de los derechos sobre ella.
N. APROPIACION Y RETENCION INDEBIDAS: Art. 272 y 273. Comete este delito,
quien en perjuicio de otro, se apropiare o distrajere dinero, efectos o cualquier
otro bien mueble que hubiere recibido en depósito, comisión o administración o
por cualquier otra causa que produzca obligación de devolverlo.
Esta infracción ha sido denominada tanto con el nombre que aparece en nuestra
ley, como con el de abuso de confianza (abús de confinase en Francia)
124

Su diferencia con las estafas propiamente dichas consiste en que estas tienen
como nota peculiar el empleo de maniobras engañosas para sorprender la buena
fe y la credibilidad del sujeto pasivo. mientras que en este delito no hay engaño,
sino abuso de confianza que a aquel se inspiró.
Elementos:
a) Material. La materialidad del hecho se integra por:
1. Que el sujeto haya recibido dinero, efecto o cualquier otro bien mueble en
depósito, comisión o administración; o sea, que se encuentre en posesión
de la cosa por habérsele entregado por el propietario o por quien tenga el
dominio legal sobre la misma. “En todo caso es preciso que la cosa haya
sido entregada al culpable, en virtud de la confianza que inspiraba y ésta es
una de las características más salientes del delito”. Cuello Calón.
2. La apropiación o distracción de la cosa en perjuicio de otro.
A esto llama González de la Vega: disposición. "Por disposición del bien se
entiende el hecho de que su precario poseedor, violando la finalidad jurídica de la
tendencia, se adueño de él, obrando como si fuera su propietario, sea para
apropiárselo en forma de ilícita retención (disponer para sí) o sea disipándolo en
su personal satisfacción o en beneficio de otra persona (disponer para otro). Esos
actos consisten siempre en la distracción de la cosa del fin para que fue
entregada, implicando un injusto cambio de destino del objeto".
3. Que la cosa haya llegado a posesión del agente de un modo legal y que
posteriom1ente la oculte, empeñe, grave o enajene en cualquier forma.
4. Que con el hecho se cause un perjuicio patrimonial: "El daño al patrimonio
se percibe en el momento mismo en que, debido a la criminal maniobra sobre la
cosa, no se logra su restitución o no se puede hacer uso de los derechos sobre
ella. González de la Vega
b) Elemento Interno: Está constituido por la voluntad de apropiarse del objeto
o de distraerla del fin para el que fue entregada.
Ñ. DELITOS CONTRA EL DERECHO DE AUTOR: Art. 274 al Art. Este delito
consiste según el articulo 274 Del código penal en violar los derechos de
propiedad !industrial o intelectual de otro. El artículo 42 de la Constitución
política indica:"Se reconoce el derecho de autor y el derecho de inventor; los
titulares de los mismos gozarán de la propiedad exclusiva de su obra o invento,
de conformidad con la ley y los tratados internacionales". Es, entonces disposición
constitucional reconocer la propiedad exclusiva de los derechos de autor o de los
derechos de inventor.
Así también el artículo 470 del Código CMI indica que el producto o valor del
trabajo o industria lícito, así como las producciones del ingenio o del talento de
cualquier persona, son propiedad suya y se rigen por las leyes relativas a la
propiedad en general y por las especiales sobre estas materias.
ELEMENTO MATERIAL: La materialidad del hecho está constituida por la violación.
en cualquier forma de los derechos de autor o inventor reconocidos por la
Constitución de la República y cuyo desarrollo se encuentra en el Decreto 1037
del Congreso (Ley sobre derecho de autor de obras literarias científicas y
artísticas) .Esto es atribuyéndose la propiedad o la elaboración total o parcial de
algún producto del ingenio o del talento de las personas.
ELEMENTO INTERNO: La conciencia de que el derecho que le usufructúa no es
propiedad del otro y la voluntad de real de perjudicar al autor o inventor.
125

Violación a Derechos de propiedad Industrial consiste este delito en fabricar,


poner en venta o introducir en la República artículos que, por su nombre, mar-
En todo caso es preciso que una vez entregada al o culpable en virtud de la
confianza que inspiraba y esta es una de las características mas salientes del
delito". La apropiación o distracción de la cosa en perjuicio de otro. A esto llama
González de la Vega: disposición. "Por disposición del bien se entiende el hecho
de que su precario poseedor, violando la finalidad jurídica de la tendencia. se
adueño de él, obrando como si fuera su propietario. sea para apropiárselo en
fom1a de ilícita retención (disponer para sí) o sea disipándolo en su personal
satisfacción o en beneficio de otra persona (disponer para otro). Esos actos
consisten siempre en la distracción de la cosa del fin para que fue entregada,
implicando un injusto cambio de destino del objeto". Que la cosa haya llegado a
posesión del agente de un modo legal y que posteriormente la oculte. Empeñe,
grave o enajene en cualquier fom1a. Que con el hecho se cause un perjuicio
patrimonial: "El daño al patrimonio se percibe en el momento mismo en que,
debido a la criminal maniobra sobre la cosa, no se logra su restitución o no se
puede hacer uso de los derechos sobre ella.
Está constituido por la voluntad de apropiarse del objeto o de distraerla del fin
para el que fue entregada.
O. LA PROPIEDAD INDUSTRIAL Y DELITOS INFORMATICOS: Art. 274 A al 275 bis.
P. LA USURA: Art. 276 y 277. Nuestra ley penal vigente indica que comete el
delito de Usura quien exige de su deudor en cualquier forma, un interés mayor
que el tipo máximo que fije la ley o evidentemente desproporcionado con la
prestación (artículo 276).
Esta definición tiene la diferencia con su antecedente histórico el código penal
español. que requiere la habitualidad (este ultimo) en las negociaciones de usura.
Para nuestra ley .cualquier negociación en que se exija un Interés mayor que el
tipo máximo de interés señalado en la ley. O evidentemente desproporcionado
con la prestación. Es usura. En la práctica. se realizan muchos hechos de usura.
sin que vean sancionados penalmente.
Los elementos conforme la primera parte del artículo 276 se refieren a lo que
podemos llamar usura genérica siendo ellos:
a) Material: Que se exija por el acreedor al deudor un interés mayor que el que
fije la ley o evidentemente desproporcionado con la prestación. Es necesario que
previamente se haya constituido un crédito y que se haya fijado in interés
superior al legal.
c) Interno: La conciencia de que el interés exigido por el activo (el acreedor) es
superior al exigido por la ley, y la voluntad de exigirlo pese al conocimiento de
ello.
Q. LOS DAÑOS: Art. 278 y 279. Comete este delito quien de propósito,
destruyere. Inutilizare, hiciere desaparecer o de cualquier modo deteriorare.
parcial o totalmente. un bien de ajena pertenencia.
El daño pena, es "una variedad del daño civil tienen por consiguiente daño penal
y daño civil grandes semejanzas. Este sin embargo. puede distinguirse por dos
notas características:
1. Que el hecho ha de encajar en alguna de las figuras de delito.
2. Conforme. a la jurisprudencia establecida, que en el hecho concurra animo
específico de dañar.
126

Según nuestra ley, se requiere un propósito específico de menoscabar el valor del


bien ajeno. Precisamente, dice González de la Vega, "la línea divisoria que permite
distinguir el daño de otros delitos 'patrimoniales a los que hemos llamado delitos
de enriquecimiento indebido, es la ausencia de lucro directo... El dañador ni para
si ni para otro se hace de lo ajeno; su acción alcanza al simple atentado en la
cosa".
De acuerdo con el texto legal, hay dos clases: daño genérico y daño agravado.
Estamos comentando precisamente el daño o daño genérico cuyos elementos
son.
1. Material: el hecho de destruir, inutilizar, desaparecer o deteriorar un bien
ajeno. en cualquier forma.
2. Interno: El querer realizarlo, el propósito directo.
Daño Agravado:
Este tipo de daño se comete cuando:
1. Recayere en ruinas o monumentos históricos, o si fuere ejecutado en bienes
de valor científico, artístico o cultural.
2. El daño se hiciere en instalaciones militares, puentes, caminos o en otros
bienes de uso público o comunal.
3. Cuando en su comisión se emplearen sustancias inflamables, explosivas,
venenosas ó corrosivas. Elemento interno del hecho es el propósito de causar el
daño por uno de los medios específicos señalados en la ley o sobre los objetos
indicados en la misma.
TEMA 20:
DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD COLECTIVA: Art. 282 al Art. 287.
Dentro de los delitos contra la seguridad colectiva, contiene nuestra ley penal del
incendio y los estragos, los delitos contra los medios de computación, transporte
y otros servicios públicos, la Piratería y los delitos contra la Salud. El bien Jurídico
protegido en estas descripciones penales es según se indique del texto legal: La
seguridad colectiva, comprendiéndose dentro de la misma el hecho de que toda la
colectividad o sociedad tenga protección jurídica aunque el ataque se dirija a uno
de sus miembros.
Se han clasificado dentro de este rubro estos ataques por el peligro que
representan para la colectividad consumándose con la sola realización de la
descripción típica, sin que sea necesario un resultado dañoso. Por esta razón se
encuentran clasificados estos hechos, dentro de los delitos de peligro.
En el código penal anterior de 1936, estos delitos se encontraban plasmados en
igual forma que en el código penal español, dentro de los delitos contra la
propiedad, por conocer el daño que contra ella causan estas infracciones. En la
actualidad, como dijimos aparecen dentro del titulo de los delitos contra la
seguridad colectiva dando más importancia al peligro social que representan.
A. CONCEPTO DE SEGURIDAD COLECTIVA: La Seguridad Colectiva está
constituida por la certeza de la protección que el Estado debe otorgar a la
comunidad para desarrollar normalmente sus actividades.
El Estado tiene el deber de proteger la colectividad, de toda agresión que le cause
daño o la exponga a peligro. Pero la tutela del Estado, en los delitos enumerados
en este título, no se dirige tanto al daño inmediato, sino al potencial y probable,
que se llama peligro. Un incendio, una inundación un naufragio, una epidemia, un
envenenamiento de aguas, puede ocasionarle daño a los particulares; pero mas
que de este daño, la ley se preocupa del peligro –tanto más difundible- que, a
127

causa, de esos hechos, amenaza a la totalidad de los ciudadanos, a la comunidad.


Por esto se habla de delitos de peligro común.
El peligro puede ser próximo o remoto, probable o posible, presunto o abstracto,
efectivo o concreto.
El peligro abstracto se establece en virtud de una presunción legal. Por ejemplo
el abandono de un menor, el peligro concreto se comprueba basándose en
apreciaciones técnicas delegadas al juez. Así, es inmanente, y no se admite
prueba en contrario, el peligro de incendio, de inundación, se naufragio, de
desastre ferroviario, de epidemia, de envenenamiento de aguas; en cambio es
eventual, y se determina en cada caso concreto, el peligro de dano mediante
incendio inundación o desastre ferroviario.
Por lo tanto puede definirse como peligro comun la posibilidad, presumida por la
ley o comprobada por el juez en cada caso, de algún dano a una pluralidad de
personas o de cosas.
B. INCENDIO: Art. 282 y Art. 283. Conforme lo indica el maestro Cuello Calón
"Las XII Tablas se ocupan del incendio, la Lex Comelia de Sicariis, castigo el
incendio cuando tenía lugar dentro-de Roma o en sus proximidades" En el antiguo
Derecho Español "El Fuero Juzgo en el caso de incendio de casa ajena manda
quemar al incendiario además de imponer la reparación del daño causado; en
este Código, como en otras leyes posteriores y en la legislación foral, son
frecuentes los preceptos que castigan el incendio de los bosques y la meses.
Las Partidas penaron los incendio de casas o meses realizados por gente armada
con pena de muerte en el fuego") Nuestra ley no hace una definición específica.
Se refiere a quien de propósito cause incendio de un bien ajeno o al incendio de
bien propio que ponga en peligro la vida, la integridad corporal o el patrimonio de
otro (artículo 282) .
Consecuentemente ha de acudir a la definición doctrinaria de Incendio: 'Es el
hecho de prender fuego en las cosas propias o ajenas y con la Consecuencia del
cual exista peligro de propagación o una perturbación de la seguridad general"
Clases:
De acuerdo con lo que establecen los artículos 282, 283 y 285 Del código penal el
delito de incendio tiene tres clases: el incendio (que también incendio & llamar
genérico), el incendio agravado y el incendio culposo.
1. Sujeto activo del delito puede ser cualquiera.
2. Materialidad: El delito consiste en prender fuego a objetos.
3. Elemento interno: La voluntad de prender fuego en un objeto con la
conciencia de poner en peligro la seguridad de la comunidad.
Por tratarse de un delito de peligro, como ya indicamos, el hecho se consuma
cuando el objeto prende fuego, sin que sea necesario que se destruya totalmente.
Tentativa: Puede existir la tentativa, cuando se ejecutan actos que encaminen a la
realización del incendio, por ejemplo: regar gasolina alrededor del objeto sin llegar
a prenderle fuego por causas ajenas a la voluntad del activo.
C. ESTRAGO: Art. 284. Nuestra ley se refiere a los estragos como, el hecho de
causar "daño empleando medios poderosos de destrucción o por medio de
Inundación, explosión, desmoronamiento o derrumbe de edificio"
Puig Peña indica que el estrago es "aquel daño de extraordinaria gravedad e
importancia, que no se produce si el agente no se vale de un medio de
destrucción suficientemente poderoso para causarlo"
128

Clases: De acuerdo con nuestra ley aparecen: el estrago y el estrago culposo, o


sea, se clasifican según la culpabilidad con que el hecho sea realizado.
Sujetos y elementos
I. Sujeto activo: Puede serio cualquier persona.
2. Su jeto pasivo: Individualmente también puede ser cualquiera.
3. Materialidad: El estrago, propiamente hablando es un daño.
Aunque nuestra ley no lo indica, creemos que el daño puede realizarse en cosas
propias o ajenas; en cosas propias, si con el daño se atenta contra la seguridad
colectiva. LOs medios para realizarlo serán: inundación, explosión,
desmoronamiento o derrumbe.
4. Culpapabi1idad: en el estrago, al igual que en el incendio, se sanciona tanto
la culpabilidad dolosa como la culposa. La dolosa en el estrago se integra con la
conciencia y voluntad de querer realizar el estrago con el conocimiento de la
capacidad destructiva del medio.
5. Bien Jurídico Tutelado: El complejo de condiciones garantizadas por el
ordenamiento jurídico, que aseguran la vida, la integridad personal y el bienestar
y propiedad considerados como bienes de todos en pocas palabras: la seguridad
colectiva.
D. FABRICACION Y TENENCIA DE MATERIALES EXPLOSIVOS: Art. 287. Comete
este delito quien con el fin de contribuir a la comisión de delitos contra la
seguridad colectiva fabricare, suministrare o adquiriere, sustrajere o tuviere
bombas, materias explosivas, inflamables, asfixiantes o tóxicas, o sustancias o
materiales destinados a su preparación.
Elementos:
1. Material: La materialidad consiste en fabricar, suministrar, adquirir, sustraer
o tener bombas materiales destinadas a su preparación.
2. Interno: Está constituido por la finalidad de que con el hecho se contribuye a
la comisión de delitos contra la seguridad colectiva, requiere pues, dolo
específico, de dificultar a impedir las tareas de defensa contra un desastre.
La otra alternativa señalada para la comisión de este hecho está constituida por:
I. Dar instrucciones para la preparación de las sustancias o materiales ya
indicados.
2. El elemento interno consiste en tener conocimiento o presumir que se
contribuye a la elaboración de los; materiales indicados.
TEMA 21:
DELITOS CONTRA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, DESASTRE FERROVIARIO,
TRANSPORTE Y OTROS SERVICIOS PÚBLICOS: Art. 288 al Art. 298.
En este capítulo encontramos una serie de delitos calificados genéricamente
como desastres, así como la tentativa de los mismos, que la ley eleva a la
categoría de consumación; los hechos, como se verá, se integran con la
desestabilización de los servicios públicos a que se refiere cada figura.
A. PELIGRO DE DESASTRE FERROVIARIO: Art. 288. Este delito, de acuerdo con
la descripción que hace nuestra ley (artículo 288) consiste en impedir o perturbar
el servicio de ferrocarril en alguna de las siguientes formas:
1. Destruyendo o dañando una línea férrea, material rodante, obra o
instalación ferroviarias. El texto 1egal agrega el vocablo: descomponiendo, pero
pensamos que es innecesario por quedar subsumido dentro de los dos ya
mencionados.
2. Colocando en la vía Obstáculos que puedan producir descarrilamiento.
129

3. Transmitiendo aviso falso relativo al movimiento de trenes o interrumpiendo


las comunicaciones telefónicas, telegráficas por radio.
La materialidad consiste en alguna de las situaciones ya descritas; elemento
interno es la conciencia de que con cualquiera de los actos se realice el desastre y
querer hacerlo.
B. DESASTRE FERROVIARIO: El código penal en su artículo 289 al refel1rse al
desastre, no lo define, nosotros pensamos que con este término la ley se refiere al
daño que produzca la Interrupción del servicio ferroviario:
Elementos:
1. Material: Que realice uno de los actos indicados en el artículo 288 y que con
dicho evento se cause un daño y que con dicho evento se produzca tal
interrupción del mismo.
2. Elemento Interno. La voluntad de que con un evento de los mencionados se
produzca un daño al servicio de ferrocarril y el propósito de interrumpir el mismo.
C. ATENTADO CONTRA LA SEGURIDAD DE LOS TRANSPORTES MARÍTIMOS,
FLUVIALES O AÉREOS: Art. 290. Este delito consiste en: a) Poner en peligro
embarcación o aeronave, propia o ajena: b) Practica cualquier acto tendiente a
impedir o dificultar la navegación marítima, fluvial o aérea (artículo 290)
Elementos:
I. Material: La materialidad del hecho está integrada por poner en peligro una
embarcación o aeronave o practicar cualquier acto tendiente a impedir o dificultar
la navegación.
2. Interno: En el primer caso, la intención debe ser, poner en peligro
únicamente, la embarcación o aeronave: el segundo caso se refiere en su
estructura interna a la intención de impedir o dificultar la navegación.
D. DESASTRE, MARÍTIMO, FLUVIAL O AÉREO: Art. 291. Cuando con el hecho
descrito en el delito anterior, produce efectivamente el naufragio o varamiento de
la nave, o la caída o destrucción de la aeronave, se consuma este delito según lo
indica el artículo 291.
Elementos:
1. Material: que se produzca naufragio o varamiento de nave, o caída o
destrucción de aeronave mediante los hechos ya identificados
2. Interno: El propósito de causar el naufragio o varamiento de la nave o la
caída o destrucción de la aeronave.
E. ATENTADO CONTRA OTROS MEDIOS DE TRANSPORTE: Art. 292. Consiste en
poner en peligro, impedir o dificultar cualquier otro medio de transporte público,
exceptuándose los mencionados respecto del delito anterior(artícul0 292). Agrega
la ley que si del hecho resulta siniestro, la pena es superior. No define el código, lo
que se refiere a siniestro, posiblemente quiera identificar el vocablo con el de
desastre.
Elementos:
I. Material: Se materializa el hecho real1zando cosas que tengan por objeto
atentar contra los medios de transporte, poniéndolos en peligro, dificultándolos o
impidiéndolos. Requisito esencial, es que el transporte sea público, no cualquier
clase de transporte. Pues el móvil tiene que ver con el atentado a la seguridad
colectiva que se realiza con el hecho:
2. Interno: La intención de poner en peligro, dificultar o impedir el transporte
público, conociendo que se pone en peligro la seguridad de quienes utilizan dicho
medio de transporte.
130

F. ATENTADO CONTRA LA SEGURIDAD DE SERVICIOS DE UTILIDAD PÚBLICA:


Art. 294. Comete este delito quien pone en peligro la seguridad, o impida o
dificulte el funcionamiento que alguno de los siguientes servicios públicos: a)
Agua; b) Luz; c) Energía eléctrica; d) cualquier otro destinado al público.
Elementos:
Material: Consiste el hecho, en realizará algún acto que pongan en peligro la
seguridad, impida o dificulte el funcionamiento de alguno de los servicios
aludidos.
Interno: La conciencia de que con el acto se atenta contra alguno de los servicios
públicos indicados y la voluntad de realizarlo.
G. PIRATERIA: Art. 299 al Art. 300.
1. GENERALIDADES: Este delito, en sus distintas clases ha sido denominado
algunas veces e incluso en otras dentro de las llamadas "infracciones comunes a
todas las naciones"; por ello en nuestra Misión anterior (imitando su precedente la
legislación española) lo incluía dentro de 106 delitos contra el Derecho de Gentes
o de trascendencia Internacional.
El código penal vigente lo incluye dentro de los de1itos contra la seguridad
colectiva, posición cuestionable a nuestro entender, toda vez que de acuerdo con
la motivación de los hechos, podría haber piratería-(especialmente aérea) de
tendencia 1nternacional, o bien de alguna manera coexistente con el terrorismo
de tipo internacional.
2 CLASES: De acuerdo con lo indicado en el código penal aparecen:
a) La piratería o Piratería marítima;
b) Piratería aérea, piratería o PIRATERÍA MARITIMA:
Elementos:
1. Material: Consiste el hecho en la realización de cualquiera de los actos a
que se refiere la ley en el artículo 299. En términos generales la infracción. según
nuestra ley. tiene un contenido mas amplio que el simple robo en alta mar del que
habla la mas antigua tradición. Se señalan algunas condiciones en cuanto a los
actos de depredación contra embarcaciones en cuanto a los actos de depredación
contra embarcaciones, tales como que el sujeto activo no esté autorizado por
algún Estado beligerante, esto es que no se encuentre en guerra o que no
pertenezca a la marina de guerra de algún otro estado, pues en este último caso.
Tratándose de que el sujeto activo sea un guatemalteco puede integrar una figura
diferente, por ejemplo las de los artículos 359 y 362 del código penal.
2. Interno: La conciencia y voluntad de realizar los actos de depredación y
violencia en embarcaciones-
PIRATERÍA AÉREA: En el artículo 300 el Código penal hace una escueta referencia
a la Piratería Aérea. De acuerdo Con el Diccionario de la Real Academia Española:
Pirata es el ladrón que anda robando Por el mar". Consecuentemente nuestra ley
utiliza el vocablo como sinónimo de ladrón o depredador. Sin embargo. lo hoy se
conoce como Piratería Aérea encierra un complejo de actividades que van, desde
la depredación de aeronaves como único móvil hasta la finalidad política o
terrorista de ciertos grupos étnicos o nacionales.
Eelementos:
I. Elemento material está integrado por la realización de los hechos a que se
refiere el articulo 300 del código penal a realizarse en aeronaves.
131

2. Elemento interno del hecho es la conciencia de que con el acto se afecta la


seguridad de los pasajeros y tripulantes de la aeronave y la voluntad de realizar
los actos depredatorios.
TEMA 22:
DELITOS CONTRA LA SALUD: Art. 301 al Art. 312.
Dentro de estos de agrupa nuestra ley penal, infracciones con las que se afecta la
salud colectiva, el valor jurídico afectado es, la seguridad colectiva en el ámbito
de la salud. En la actualidad, dice el Lic. Arturo Montoya en su tesis de graduación
como Abogado, la técnica legislativa ya la metodología jurídico penal. van
procurando deslindar los campos, reduciendo el ámbito de la delincuencia que
atenta contra la salud el riesgo general comunitario.
A. PROPAGACIÓN DE ENFERMEDAD: Art. 301. Se comete este delito, cuando de
propósito se propaga una enfermedad peligrosa o contagiosa para las personas.
Sujeto activo. Cua1quier persona, independientemente de la razón o titulo por el
cual baya conocido la enfermedad.
1. ELEMENTOS:
a. Material: La materta1idad del hecho está Constituida por propagar una
enfermedad peligrosa o contagiosa para seres humanos.
Entregar al consumo o tener en depósito para su distribución, agua, o sustancia
alimenticia o medicinal a sabiendas de que está adulterado o contaminada
(articulo 302). material; En cuanto a la primera forma puede darse arrojando al
agua que se utilice para la bebida, objetos o sustancias que la envenenen
contaminen o adulteren de modo peligroso para la salud colectiva. Para la
existencia del delito. Dice: Cuello Catón "no basta que las bebidas o comestibles
pierdan en calidad, lo que podría constituir una estafa, sino que se adulteren con
una mezcla, cualquiera que sea nociva a la salud. No es preciso que sea capaz de
otorgar la muerte, es suficiente que pueda realizarse por adición de elementos
nocivos (verbigracia mezclando en la leche líquido o sustancia nociva. o
sustrayendo las sustancias normales empleadas por perjudiciales (verbigracia.
sustituyendo el azúcar por glucosa) o por otros medios diversos".
b. Interno: Constituido por la conciencia de que con el hecho se envenena,
adultera, o contamina de un modo peligroso para la salud. el agua o sustancia
alimenticia o medicina1 destinados al consumo.
El segundo caso se refiere a personas entregan al Consumo o tienen en deposito
para su distribución las materias, y conociendo la contaminación o adulteración
qué contienen los distribuyen. por lo que su elemento interno es precisamente el
conocimiento a que hemos hecho referencia y la voluntad de distribuirlo pese a
ese conocimiento.
B. ENVENENAMIENTO DE AGUA O SUSTANCIA ALIMENTICIA O MEDICINAL: Art.
302. Quien de proposito, envenenare, contaiminare o adultare, de modo peligroso
para la salud, agua de uso común o particular, o sustancia alimenticia o medicinal
destinadas al consumo, será sancionado con prisión de dos a ocho años. Igual
sanción se aplicará a quien a sabmiendas, entregare al consumo o tuviere en
depoósito para su distribución, agua o sustancia alimenticia o medicinal,
adulterada o contaminada.
C. ELABORACIÓN PELIGROSA DE SUSTANCIAS ALIMENTICAS O TERAPEUTICAS:
Art. 303. Este hecho puede verificarse de dos maneras;
1. Elaboración de sustancias alimenticias o terapéuticas en forma peligrosa
para la salud.
132

2. Comerciar sustancias nocivas a la salud a sabiendas de su adulteración,


deterioro o contaminación.
Elementos:
1. Material: la realización de las dos formas indicadas.
2. Interno: El conocimiento del peligro que encierran las sustancias y la
voluntad de su elaboración o comercialización.
D. EXPENDIO IRREGULAR DE MEDICAMENTOS: Art. 304. De acuerdo con lo que
establece el artículo 304 del código penal comete este delito.
1. Quien estando autorizado para el expendio de un medicamento, lo
suministrare sin prescripción facultativa, cuando ésta Fijere necesaria o en
desacuerdo Con ella.
2. Quien estando autorizado para suministrar medicamento, lo hiciere en
especie, cantidad o calidad diferente a la declarada o convenida.
3. Quien estando autorizado para suministrar medicamentos los expende a
sabiendas de que han perdido sus propiedades; Terapéuticas (o de su fecha de
expiración) (artículo 304)sujeto activo del delito puede ser Quién esta
legítimamente autorizado para expender medicamento.
Elementos:
1. Material: Se da cuando el sujeto activo expende el medicamento sin la
receta respectiva. o bien no cumple con lo indicado en la misma en forma textual.
0 está en desacuerdo con ella. En el segundo caso el sujeto activo efectúa el
despacho en especie, calidad o cantidad diferente a la declarada o convenida.
El tercer caso es el de quien sabiendo que el medicamento ha perdido sus
propiedades curativas lo despacha o bien lo hace después de la fecha de
expiración de su validez declarada.
2. Interno: La voluntad de proporcionar el medicamento, de expenderlo sin la
receta. en calidad o cantidad diferente a la convenida, o bien la voluntad de
expenderlo con posterioridad al tiempo de vigencia que impreso en los
medicamentos, Cuando exista otro tipo de daño en el hecho, el delito deberá
determinarse por el resultado obtenido por el peligro con1do como es el caso de
los delitos contra la salud.
F. CONTRAVENCIÓN DE MEDIDAS SANITARIAS: Art. 305. Este delito se comete
por quien infrinja medidas impuestas Por la ley o las adoptadas por las
autoridades sanitarias para impedir la introducción o propagación de una
epidemia, de una plaga vegetal o de una epizootia susceptible de afectar a los
seres humanos (artículo 305}.
Elementos:
1. Material: Como se aprecia, estamos ante un típico caso de ley penal en
blanco. En casos de epidemias, plagas o epizootías, las autoridades establecen
medidas sanitarias especificas para impedir su introducción al país, o su
propagación para el caso de que ya se hayan introducido. La materialidad del
hecho se verifica cuando se infrinjan tales disposiciones es esencial que alguno de
os hechos que se refieren a la epidemia o plaga, estas sean suceptibles de afectar
a los seres humanos.
2. Interno: La conciencia de que con la infracción de las medidas impuestas
por las autoridades se permita la introducción o propagación de plagas o
enfermedades de las referidas por la ley y la voluntad de infringir tales medidas.
G. SIEMBRA Y CULTIVO DE PLANTAS PRODUCTORAS DE SUSTANCIAS
ESTUPEFACIENTES: Art. 306.
133

H. INHUMACIONES Y EXHUMACIONES ILEGALES: Art. 311. Comete este delito


quien practicare inhumación. Exhumación o traslado de un cadáver o restos
humanos contraviniendo las disposiciones sanitarias correspondientes.
Elementos:
1. Material: Conviene indicar que aquí también se trata de una ley en blanco.
La materialidad es practicar una inhumación, exhumación o traslado de restos
Humanos, sin cumplir con las prescripciones que para tales hechos determina el
Código de Salud.
2. Interno: La conciencia de que se carece la autorización y que por
consiguiente no se han cumplido los requisitos legales, y la voluntad pese a ello,
de verificar la inhumación, exhumación o traslado de restos humanos.
TEMA 23:
DELITOS CONTRA LA FE PÚBLICA Y EL PATRIMONIO NACIONAL: Art. 313 al Art. 334.
A. FE PUBLICA: Es la facultad de infundir certeza a ciertos hechos y actos,
revestidos de una presunción de veracidad conferida a los documentos con los
cuales se prueba algo.
B. DELITOS CONTRA LA FE PÚBLICA Y SU CLASIFICACION: La necesidad de
tutelar la "fe pública" constituye la objetividad jurídica de los delitos
comprendidos en este título. Los delitos contra la fe pública presentan
configuración especial, según el objeto a que esa misma fe se refiere. De aquí su
clasificación, conforme a un esquema, tradicional en gran parte.
1. Si el delito ofende la fe pública, relativa a la legitimidad de las monedas y
de los papeles de crédito público, tenemos la falsedad en monedas o falsedad
monetaria.
2. Si la actividad criminosa se vuelve contra la fe inherente a los medios
simbólicos de autenticación, se tiene la falsedad en sellos e instrumentos
análogos.
3. Si el delito atenta contra la veracidad de los documentos, hay falsedad
documental.
Sin embargo esta división, predominante en la doctrina y en la legislación
moderna, no es la única, pues hay quien clasifica entre los delitos contra la fe
pública, los abusos de confianza del funcionario público (peculado) por quebrantar
la fe pública depositada en él, y los delitos del comerciante en el ejercicio del
comercio (fraude comercial, bancarrota).
También hay quien insiste en colocar aquí la falsedad judicial.
Nuestra legislación se refiere a tres grandes grupos de delitos contra la fe pública.
.
1. Los delitos de falsificación de moneda:
2. Los delitos de falsificación de documentos:
3. Los referentes a la falsificación de sellos oficiales, sellos de correo y
especies fiscales.
C. FABRICACION DE MONEDA FALSA: Art. 313. Legalmente consiste este delito
en fabricar moneda falsa imitando moneda legítima nacional o extranjera de
curso legal en la República o fuera de ella (artículo 313)
Elementos:
134

1. Material: El hecho consiste en fabricar moneda falsa imitando moneda


legítima; es tal hecho al que tradicionalmente se ha conocido como falsificación
de moneda; se ha llamado así a la
“creación imitativa ilegítima, cualquiera que sea la materia empleada y el medio
seguido, sin que interese el grado de perfección de la imitación ni 1a cantidad de
piezas falsificadas"
2. Interno: Además de la voluntad de fabricar la moneda imitando la legítima,
se requiere el dolo específico de ponerla en circulación. Consumación: El hecho se
consuma "en el momento en que el falsificador produce aunque sea una sola
moneda en forma definitiva o tal, que lo producido pueda ser puesto en
circulación como se encuentra con posibilidad "de ser aceptado por el público; o
bien, repitiendo las palabras de Carrara, cuando la moneda "es idónea para
engañar la fé pública, cuando reúne condiciones de expendibilidad.
D. INTRODUCCIÓN, EXPEDICIÓN O CIRCULACIÓN DE MONEDAS FALSAS O
ALTERADAS: Art. 315. El código penal preceptúa que comete este delito quien, a
sabiendas introduce al país moneda falsa o alterada.
Elementos:
1. Material: El hecho de introducir al país moneda falsa o alterada, siendo
posible que se trate de moneda nacional o extranjera.
2. Interno: El delito requiere dolo específico pues con la frase: a sabiendas la
ley nos indica que en el agente debe existir voluntad y conciencia, de “hacer uso
de la moneda que sabe que es falsa o que sabe que está alterada. La frase
examinada configura varias circunstancias que establecen presuntamente ese
dolo específico, presunción legal que es juris tantum, por lo que puede ser
destruida por prueba en contrario suficiente. Tales circunstancias son: a) La
experiencia derivada del conocimiento de la calidad de las monedas, por razón de
la profesión actividad u ocupación del agente; b) La portación de dos o mas
monedas falsas o alteradas, como indicio de que el agente se dispone a hacerlas
circular; c) El poner en circulación una y en esa misma ocasión ser portador de
otras dos o mas, como indicio también de que se tiene la maliciosa intención de
ponerlas en circulación todas; y d) El haber cometido con anterioridad el mismo
delito".
E. FALSIFICACIÓN DE SELLOS, EXPEDICIÓN O CIRCULACIÓN DE MONEDAS
FALSAS O ALTERADAS: Art. 328. De acuerdo con el código penal este delito
consiste en falsificar sellos oficiales, papel sellado, estampillas de correo, timbres
fiscales, o cualquier otra clase de efectos sellados o timbrados cuya emisión esté
reservada a la autoridad o controlada por ésta (artículo 328) o tenga por objeto el
cobro de impuestos.
Elementos:
1. Material: El hecho consiste en: a) Falsificar sellos Oficiales; En este caso la
ley se refiere a los sellos de hule o de goma que poseen relieves o perforación,
que son usados para garantizar la identidad y legitimidad de las cosas a que son
aplicadas por la autoridad. B) Papel sellado: es el papel en que deben extenderse
los documentos oficiales y demás documentos públicos. Una ley específica, la Ley
del timbre y del papel sellado, determina los documentos que deben faccionarse
en papel sellado y el valor del mismo. c) Estampillas de correo: los sellos del
correo en que se aprecia el valor del impuesto pagado por el remitente, el código
postal regula lo referente a estampillas de correo. d) timbres fiscales: son
utilizados para completar el valor del papel sellado o en defecto del mismo. e) La
135

fals1ficación de cualquier otra clase de efectos sellados o timbrados cuya emisión


esté reservada a la autoridad o controlada por ésta, o tenga por objeto del cobro
de impuestos.
2. Interno: La conciencia y voluntad de falsificar alguno de los sellos
mencionados.
F. LA FE PUBLICA DOCUMENTAL: Este tema se refiere a la falseda que se
pueda cometer en documentos públicos, expedidos por funcionario en el ejercicio
de su cargo. En Guatemala existen dos clases de falsedad que son falsedad
material contenida en el artículo 321 y la falsedad ideológica contenida en el
artículo 322.
G. ACTOS EQUIPARADOS A LOS PÚBLICOS PARA EFECTOS PENALES: El artíiculo
324 del Código penal establece que en materia penal se considera como
documentos públicos, los títulos de crédito, nominativos o a la orden, o en letras
de cambio, u otros títulos transmisibles por endoso.
H. VALIDEZ DEL ACTO: Puede hablarse de acto en cuanto el acto existe; pero
no existe cuando le faltan aquellos elementos que la ley considera esenciales.
Esto debe decirse de los negocios jurídicos realizados por personas
absolutamente incapaces (locos, niños); o cuando carecen de las formas
requeridas por la ley (como un testamento público sin testigos una donación por
medio de una escritura privada, un acto público no aceptado por un funcionario
publico); o cuando tienden a un fin imposible o ilícito (venta de cosas inexistentes
orden de asesinar, etc.). Estos actos se llaman también absolutamente nulos o
nulos, pero son totalmente inexistentes, y como tales no pueden producir efectos
jurídicos (lo que es nulo no produce ningún efecto); ni siquiera son propiamente
"actos" conforme a lo dicho en el numero anterior, y, por lo tanto, no son
susceptibles de falsedad.
Se llama inocua o inútil la falsedad que recae sobré esta clase de actos por cuanto
no puede causar daño.
Son muy distintos los actos que se llaman relativamente nulos, o simplemente
anulables, como los llevados a cabo por personas capaces, cuyo consentimiento
está, sin embargo, vicia do por error, violencia o dolo, o por personas sólo
legalmente incapaces como los menores, los interdictos, los inhabilitados; o, por
último, los negocios que son declarados nulos, por disposición legal, en favor de
determinadas personas. Estos actos producen todos sus efectos mientras no sean
impugnados por los derechos habientes ni anulados mediante sentencia judicial;
además pueden subsanarse mediante ratificación revalidación"), a diferencia de
los actos nulos, para los que vale la regla, (lo que es vicioso desde el principio, no
puede revalidarse con el transcurso del tiempo); y pueden ser convertidos en
otros actos que tengan todos los requisitos para la validez ("conversión").
En este caso la falsificación es siempre posible.
I. ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DEL DELITO DE FALSEDAD: Los elementos
esenciales de la falsedad en actos, bajo cualquier forma que sea, son tos
siguientes: 1) inmutación de la verdad; 2) imitación de la verdad; 3) daño; 4)
antijuridicidad; 5) dolo.
1. LA INMUTACIÓN DE LA VERDAD: Dice CARRARA, es tan "ingénita a la
falsedad, que casi parece superfluo enumerarle como elemento esencial de este
delito".
136

Puede recaer sobre la materialidad del acto (falsedad material), y se manifiesta


como contrafacción, alteración o supresión; o sobre su contenido ideal (falsedad
ideológica), o sobre el ser de la persona (falsedad personal).
2. LA IMITACIÓN DE LA VERDAD: Además de la inmutación de la verdad, la
doctrina tradicional ha requerido siempre la imitación de la verdad, según el
antiguo principio de los prácticos: (la falsedad es la imitación de la verdad en
perjuicio ajeno). Es tan indispensable este elemento, que causa estupor el ver que
la doctrina moderna pretende eliminarlo. Así argumenta CARRARA:
3. DAÑO: Como en todo delito el daño es elemento de la falsedad; y elemento
esencial en cuanto se identifica con la antijuridicidad, y no es condición objetiva
de punibilidad o fin subjetivo (motivo) extraño al dolo mismo, como alguno, con
muy poca exactitud lo afirma. Sin daño real o posible (peligro), no hay
antiiuridicidad. no hav delito, no hay falsedad. Si falta un daño a lo menos
potencial, aptitud para producir un perjuicio habrá una intención mala, pero no
falsedad consumada o tentada. Por esto no es la falsedad llamada inútil o inocua,
o sea la que nunca puede producir daño, como acontece cuando la falsedad recae
sobre un documento inexistente o absolutamente nulo. Por ejemplo, de un
documento que carece de firma, de un acto público otorgado ante un funcionario
público incompetente por razón de materia, o una falsedad que recae sobre
partes no esenciales del acto, como son las cláusulas legalmente implícitas
(recordemos el ejemplo clásico de CAR RARA sobre el vínculo de solidaridad entre
las personas mutuamente obligadas, agregado en una letra de cambio), o de la
falsificación de una cruz, etc.

4. ANTIJURICIDAD: La única hipótesis que merece importancia, al tratarse de


las causas que excluyen la antijuricidad, es la del consentimiento del agraviado.
La cuestión de si el consentimiento del derecho habiente tiene eficacia eximente
debe resolverse negativamente, tanto para los documentos públicos, como para
los privados. La fé publica documental, en cuya lesión consiste la objetividad
jurídica de la falsedad en actos, constituye un bien típicamente indisponible. La
lesionada por la falsedad es la colectividad organizada en Estado, no la persona
particular, que, eventualmente, puede ser tan sólo perjudicada. Estamos, pues,
fuera de la teoría del consentimiento del agraviado, el asentimiento de éste no
tendría ninguna eficacia.
5. DOLO: En el delito de falsedad, la imputabilidad es a título de dolo,
consistente en la conciencia de hacer valer como verdadero un documento falso,
con daño ajeno, dolo genérico por lo tanto, y no específico, pero doble en su
unidad, por cuanto supone: 1) concienia y voluntad de inmutar la verdad; 2)
conciencia y voluntad de producir daño o peligro.
En último término, la falsedad es un delito de doble resultado (inmutación de la
verdad y daño); y a ambos debe encaminarse la intención (previsión y volición).
Por consiguiente, es erróneo el enseñar como homenaje a un obtuso materialismo
jurídico que el dolo en la falsedad, consiste en el acto mismo de la falsificación, y
que, si existe el conocimiento de la inmutación de la verdad, nada más debe
buscarse. El dolo jamás está en la cosa misma, mucho menos en la falsedad; al
contrario, debe ser siempre probado; y no se prueba en la falsedad, si no se
demuestra que el agente, fuera de reconocer y querer la inmutación de la verdad,
137

ha querido y previsto el daño real o posible.


La buena fé excluye el dolo; y se tiene buena fé, "No sólo cuando se cree
verdaderamente lo que es falso, sino también cuando, conociendo la falsedad, se
cree que es inofensiva y no se preveé de ningún modo la posibilidad del daño".
Cuando falta la conciencia de la ilegitimidad del hecho, voluntariamente causado
no hay delito imputable a título de dolo; si acaso, se podría responder a título de
culpa pero nuestro derecho ignora la figura de la falsedad culposa.
J. PROCESO EJECUTIVO Y CONCURSO DE DELITOS: Las diversas formas de
falsedad tienen requisitos comunes, pero se diferencian en el proceso ejecutivo.
Aunque más adelante volveremos sobre este asunto, diremos desde ahora que,
que la falsedad en documentos públicos y privados se perfecciona con la
falsificación.
No es admisible la tentativa, por tratarse de un delito de peligro y sólo
eventualmente de daño efectivo.

CONCURSO DE DELITOS: Si, como es frecuente, la falsedad concurre con otros


delitos (es decir, cuando es perpetrada para cometer u ocultar un delito de estafa,
de apropiación indebida o de peculado), se aplican las normas del concurso ideal
(Artículo 70 del Código Penal), ya que "con una sola acción se han violado
diversas disposiciones legales", sin distinguir si se trata de falsedad en actos
públicos o en privados. Y no podría hablarse, en este caso, de concurso de normas
jurídicas, pues éste supone una norma general y una norma especial que regulan
una misma materia".
No se presenta la hipótesis del delito continuado pues, sea que por delito
continuado se entienda una pluralidad de hechos criminosos que ascienden de
menor a mayor, sea que se designe con ese nombre una pluralidad de hechos,
cada uno de los cuales integra los elementos de un delito repugna a tal
construcción la falsedad en documentos privados (delito medio) concurrente con
la estafa (delito fin), y no puede llevarnos a la absorción de la primera.
También queda fuera del campo de aplicación el delito complejo porque la
falsedad no se provee como elemento constitutivo o circunstancia agravante de
ninguna forma de estafa.
K. FORMAS TÍPICAS DE FALSEDAD: Se refiere en si a las clases de falsedad que
regula nuestro ordenamiento sustantivo penal, las cuales son:
1. FALSEDAD MATERIAL: Art. 321. Se tiene ésta forma de falsedad siempre que
la inmutación de la verdad recae materialmente sobre la escritura. La inmutación
material puede efectuarse, o mediante formación o contrafacción, o mediante
alteración, o por medio de supresión.
Formación, es la creación de un acto.
Contratación, es la formación total o parcial de un acto falso, sea que se cree
enteramente un documento falso (en el contenido o en la forma), sea que se cree
parcialmente, por medio de adiciones, supresiones o modificaciones, distintas de
la verdad (por ejemplo, agregándole al acto legítimo notas accesorias falsas,
como registros, endosos, cancelaciones, etc.).
La contratación se distingue de la formación, en cuanto presume un modelo que
imitar, un término de comparación.
138

Alteración, es la transformación material de documento legítimo en alguna de sus


partes, al agregarle o quitarle palabras, cifras, etc. De modo que el documento
exprese o atestigue cosas distintas de las que expresaba o atestiguaba en su
estado primitivo. Se distingue de la contratación en que ésta crea un acto (total o
parcialmente), mientras en la alteración el documento auténtico preexiste, pero
se le contamina con adiciones, tachaduras, raspaduras, etc. Sin embargo no
constituye alteración la corrección de errores materiales.
Además, la alteración debe dejar que subsista el documento, aunque modificado y
viciado en su tenor; si anulara la esencia del acto, daría lugar a falsedad por
supresión.
Se comprende, pues, que la alteración solamente puede recaer sobre un
documento auténtico; un documento ya alterado no está bajo el amparo de la ley.
Supresión no es la alteración, sino la sustracción, el ocultamiento o la destrucción
de un acto, para ocultar la verdad en perjuicio ajeno (véase el Artículo 327 del
Código Penal).
El código configura varias hipótesis de falsedad material, en documentos públicos
(Articulo 321 del Código Penal).
a) Falsedad Material, cometida por un funcionario público en documentos
públicos. (Artículo 321 del Código Penal).
b) Falsedad Material, cometida por un funcionario público en documentos
públicos o privados y en atestados sobre el contenido de algunos actos.
c) Falsedad Material, cometida por un particular (Artículo 321 del Código
Penal).
2. FALSEDAD IDEOLOGICA: Art. 322. Se llama falsedad ideológica -con
inadecuada palabra, aunque ya esté aceptada por la tradición la que recae, no
sobre la materialidad, sino sobre el contenido ideal de un acto. Escultóricamente
la define MANZINI, como aquella falsedad "que se encuentra en un acto
exteriormente verdadero cuando contiene declaraciones mendaces; y se llama
ideológica, precisamente porgue el documento no es falso en sus condiciones
esenciales pero sí son falsas las ideas que en él se quieren afirmar como
verdaderas".
Se castiga la falsedad ideológica en un documento público, ya que interesa
primordialmente a la sociedad el que los actos públicos se redacten de modo que
correspondan fielmente a los hechos y a declaraciones efectuadas en presencia
del funcionario público.
Un testamento que contenga un legado que no ha sido dispuesto, un contrato de
venta que atestigüe que se ha pagado el precio que todavía está por pagar, son
documentos verdaderos, pero no verídicos, y por esto son falsos, ideológicamente
hablando.
La Falsedad Ideológica, es reprimida por numerosos códigos, entre los cuales se
cuentan el francés, el alemán, y en Italia el de las Dos Sicilias el sardo italiano, y
bajo algunas formas el toscano. No obstante, conviene advertir que la doctrina
italiana no esta toda de acuerdo sobre la acriminación de la falsedad ideológica,
bajo la configuración de falsedad. Uno de los primeros en levantarse contra la
construcción jurídica de la falsedad ideológica fue CARRARA, quien sostuvo -como
139

ya lo había hecho NICOLINI que no existe más falsedad que la material, pues en
todos los casos "lo. que se falsifica es la materialidad del escrito, que no es como
debía ser materialmente". Por lo tanto, la falsedad puramente ideológica o
intelectual no era punible bajo el título de falsedad documental, sino (en casos
oportunos) bajo el de fraude, aunque la falsedad intelectual se hallara en un
documento público.
Cualquiera puede ver cómo esta crítica de CARRARA se deduce a una pura
sutileza, porque, aunque es cierto que en la falsedad ideal hay siempre falsedad
material (y viceversa), no puede negarse, sin embargo, que una cosa es crear
materialmente, en todo o en parte, un acto falso, y otra es crear una divergencia,
como PESSINA le objetó a CARRARA, consiste en el medio, "que es distinto, según
haya que recurrir, para sustituir lo verdadero por lo falso, al artificio de viciar la
materialidad de la escritura, o al de enunciar como hecho verdadero lo que no es
cierto".
El código configura las siguientes hipótesis de falsedad ideológica:
a) Falsedad Ideológica, cometida por el funcionario público en actos públicos
(Artículo 322 del Código Penal).
b) Falsedad Ideológica, cometida por un particular en un acto público, (Artículo
322 del Código Penal).
3. FALSEDAD PERSONAL: Se llama falsedad personal la que recae sobre una
persona, o más propiamente, sobre la identidad, el estado y las cualidades de una
persona, de modo-que las autoridades y la fe pública se engañen acerca de ella.
El Código Vigente creó la categoría autónoma de la "falsedad personal" al lado de
la falsedad material e ideológica, siguiendo las enseñanzas de la Escuela Italiana;
pero se equivocó al hacer de ella, contra lo enseñado por los autores italianos,
una clase distinta de la "falsedad en actos". Ya que la falsedad personal es
tomada en consideración en cuanto se traduce siempre, en último análisis, en una
falsedad documental. En efecto, a la falsedad documental da siempre origen una
declaración falsa.
Tres figuras de falsedad personal preveo el Código:
a) Usurpación de Funciones. (Artículo 335 del Código Penal).
b) Usurpación de Calidad. (Artículo 336 del Código Penal)
c) Declaraciones falsas sobre la identidad o las calidades personales propias
ajenas (uso público de nombre supuesto) (Artículo 337 del Código Penal).
L. FALSEDAD EN DOCUMENTOS PRIVADOS: Consiste este delito en el hecho de
quien, con el fin de conseguir, para sí mismo o para otros, algún provecho, o de
causar a otros algún daño, forma en todo o en parte un documento privado falso.
Objeto de esta acriminación es el interés público de tutelar la fe pública inherente
a un documento privado como elemento de prueba. Sin embargo, no debe
pasarse en silencio la discusión doctrinal acerca de la naturaleza jurídica de la
falsedad en documentos privados a la que muchos autores han negado el
carácter de delito contra la fe pública. CARMIGNANI, GIULIANI, GABBA, CARRARA,
CRIVELLARI, ZERBOGLIO y OLIVIERI, sostuvieron que el delito de "falsedad
privada" no debe clasificarse entre los delitos contra la fe pública, sino entre los
delitos contra la propiedad, ya que, cuando se falsifica o se altera una firma o una
140

escritura privada, no es posible imaginar un interés universal y común a todos los


ciudadanos, respecto a esa firma o a ese escrito; y en cambio se tiene una simple
lesión del derecho de propiedad privada, sin el concurso de un daño inmediato
común a todos los ciudadanos. No han hecho eco a esa doctrina los legisladores
ni la mayor parte de los autores, que han aceptado la opinión de PESSINA, es
decir, que la falsificación de un documento privado aunque no lesiones los
derechos patrimoniales, si lesiona el derecho, a través de los medios destinados a
comprobar la verdad de las cosas y de los hechos.
Sujeto activo puede ser "cualquiera".
La acción supone:
1. La formación, en todo o en parte, de un documento privado falso o la
alteración de un documento privado legitimo.
De las expresiones anteriores se deduce, como han opinado la doctrina y la
jurisprudencia, que, por lo regular, el documento privado no admite sino la
falsedad material.
Cuando el documento privado es genuino es decir, debido realmente a su autor
aparente, nada importa, para los efectos del delito, que el documento no sea
verídico, esto es, que sea falso en su contenido intelectual. Por consiguiente, no
es punible el registro falso que un comerciante o un dependiente hacen en libros
de comercio.
La falsedad ideológica en documentos privados podrá constituir estafa u otro
delito, pero no da lugar al delito que estamos examinando, a menos que la ley, en
algunos casos excepcionales, la considere punible.
2. El fin de obtener algún provecho para sí o para otros, o de causar a otros
algún daño.
Este fin, además de ser considerado en el dolo, es un elemento material
constitutivo del delito, el provecho puede ser injusto o también justo, pues la
justicia de él no quita la antijuridicidad de la acción.
El daño que se causa a otros puede ser público o privado, patrimonial o no
patrimonial.
Pero es evidente que cuando falta la posibilidad de daño, nos hallamos ante una
falsedad inocua, no punible.
Esto acaece cuando no se trata de un documento en sentido jurídico, es decir,
dotada de cualquier eficacia probatoria y de valor documental (por ejemplo,
cuando se falsifica una carta comendaticia).
La antijuridicidad no queda excluida por el consentimiento del agraviado; pero la
orden o la autorización de firmar pueden, en casos determinados, valer como
causa de exclusión del dolo.
La imputabilidad es a título de dolo (específico), es decir, supone la conciencia y
la voluntad de la falsificación y del uso con el fin de obtener un provecho para sí
mismo o de causar daño a otros.
Si la falsedad es un medio para cometer otro delito (estafa, por ejemplo), se tiene
concurso ideal y no delito complejo.
141

M. USO DE DOCUMENTOS FALSOS: Art. 325. Este delito, consiste en el hecho


de quien, sin haber concurrido en su falsedad, hace uso de un documento falso.
Su objeto jurídico es la conveniencia de amparar la fe pública violada por el
simple uso de documentos falsos, aunque la falsificación se haya efectuado sin la
cooperación del agente.
Agente es todo el que no haya concurrido en la falsedad.
La acción consiste en "hacer uso" de un documento falso.
"Usar" un documento significa "servirse de él" (y no de la materia de él) en cuanto
documento probatorio, aunque no se pretenda hacer efectivo en juicio su poder
probatorio, sino únicamente obtener su registro, su autenticación, su
reconocimiento, su comunicación y transmisión a otros, para depositarlos, etc.
El "uso", pues, tiene sentido amplísimo y no se limita únicamente a fines
judiciales o legales. De todas maneras, supone siempre una acción, no una simple
omisión.
Los "actos falsos" a que se refiere el uso, pueden ser públicos o privados. A menos
que la ley, en cuanto a los documentos privados, requiera para esta acriminación
al fin de "obtener para sí o para otros algún provecho o de causar a otros un
daño", lo que equivale a decir que requiere un dolo específico.
¿Cómo ha de entenderse la condición negativa puesta por la ley de que el agente
no debe "haber concurrido en la falsedad?.
Esto significa que el agente ha debido permanecer extraño a la falsificación, ya
como autor principal, ya como copartícipe. Si falsifica el documento o concurre en
la falsificación, responderá solamente de este delito, es decir, de un delito único,
que algunos consideran como progresivo por tratarse de un acto público. O sea
que el uso queda absorbido en la falsificación.
A la hipótesis de que el agente no ha concurrido en el delito de falsedad, se debe
equiparar la de que, aunque hubiera concurrido, el delito se haya extinguido, por
amnistía o por otra causa. Por lo tanto, si alguno falsifica un documento (como
autor o cómplice) y después hace uso de él, responderá, no de falsificación, sino
de uso de un acto falso, según este Artículo 325.
37. DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA

Concepto: En sentido técnico el término administración de justicia tiene el mismo


significado que juderarse instantáneo, no permanente, y se consuma con el
primer acto de uso. Por lo tanto, el término para cualquier efecto de la ley penal
corre desde el momento del uso, y no desde el momento en que éste cesa.
No es posible la tentativa, pues el primer acto de uso consuma el delito.
Hay concurso ideal, cuando el uso se convierte en medio para cometer otro delito,
por ejemplo, una estafa.
Es posible la coparticipación criminosa si alguno instiga al agente al uso, o le
presta ayuda; pero no si únicamente se ha aprovechado del hecho,
permaneciendo pasivo.
142

La imputabilidad es a título de dolo genérico: conciencia y voluntad de hacer uso;


menos en el caso de uso de escritura privada, que exige dolo específico.
N. SUPRESIÓN, DESTRUCCIÓN Y OCULTACIÓN DE ACTOS VERDADEROS: Art.
327. Este delito comprende las tres clases de actos a que se refiere el artículo
327: destruir, ocultar o suprimir total o parcialmente un documento verdadero,
público o privado, ya sea con un fin indeterminado o con el ánimo de evadir a la
justicia en cuanto a documentos que constituyan medios de prueba.
Elementos:
1. Material: Se comete este delito: a) Suprimiendo un documento, quitándolo
de alguna manera; b) Ocultándolo, es decir, sustrayéndolo de donde se encuentra
para que no pueda encontrarse; c) destruyéndolo mediante alguna forma como el
incendio. Estimamos en todo caso, que en el hecho no aparece forma alguna de
falsedad sino más bien causar perjuicio con la supresión u ocultación del
documento.
2. Interno: Voluntad de la ocultación o destrucción del documento, o bien el
ánimo específico de evadir la acción de la justicia.
TEMA 24:
DELITOS DE FALSEDAD PERSONAL: Art. 335 al Art. 339.
A. DELITOS DE FALSEDAD PERSONAL: Son aquellos que se cometen en contra
de una calidad o de una autorización especial necesaria para poder llevar a cabo
ciertos actos o hechos.
B. USURPACION DE FUNCIONES. Art. 335. Quien, sin titulo o causa
legítima, ejerciere actos propios de una autoridad o funcionario, atribuyéndose
carácter oficial, sancionado con prisión de uno a tres años.
Elementos:
1. Material: Esta configurado por: a) ejercer actos propios de una autoridad o
funcionario, esto es, que el activo no siéndolo, ejerce tales actos. b) atribuirse
carácter oficial. c) no tener titulo o causa para ello.
2. Subjetivo: La culpabilidad en el hecho debe ser dolosa; consistirá el dolo en
la conciencia de no ser funcionario y la voluntad de ejercitar las funciones. Sujeto
activo del delito solamente puede ser un particular que ejerce actos propios de
una autoridad, o funcionario careciendo de tal carácter. "La usurpación consiste
en atribuirse ese carácter y en tal virtud ejercer alguna función propia del cargo
qué se finge desempeñar.
Para esto basta con un solo acto de ejercicio indebido, como si el agente fuese el
funcionario competente. No es necesaria la causación de algún daño.
C. USURPACION DE CALIDAD: Art. 336. Quien se arrogare título académico o
ejerciere actos que competen a profesionales, sin tener título o habilitación
especial.
Elementos:
1. Material: comprende:
a) Arrogarse titulo académico, o sea, aplicarse a sí mismo el carácter de
poseedor de un título académico, titulo profesional, por ejemplo fingirse abogado,
médico y colocar signos o rasgos que así lo expresen en papel membretado, en la
placa enclavada en la puerta de la oficina, en tarjetas de visita, en el directorio
telefónico, etc.
b) Ejercer actos que competen a profesionales sin tener titulo o habilitación
especial. Aquí los actos que se ejecutan son los propios de la calidad de abogado:
firmar escritos o memoriales, comparecer a las audiencias, etc. En cuanto a la
143

habilitación especial mencionada por la ley es por que hay quienes pueden
realizar determinados actos de algunos profesionales, pero por una habilitación
especial, como la que se da a los estudiantes de Derecho Pasantes de los Bufetes
Populares, quienes si bien no pueden suscribir el auxilio profesional, pueden estar
presentes en determinados actos.
2. Interno: La conciencia de no poseer el título académico y la voluntad de
arrogárselo.
C. USO PÚBLICO DE NOMBRE SUPUESTO: Art. 337. Quien usare públicamente
nombre supuesto, sí el usó del nombre supuesto tuviere por objeto ocultar algún
delito, eludir una condena, o causar algún perjuicio al Estado o a un particular.
El hecho previsto en el artículo 337 del código penal consiste en usar
públicamente un nombre supuesto.
Elementos:
1. Material: Consiste en usar públicamente un nombre que no sea el que
legalmente corresponde a la persona. El nombre legal integrado por el de pila y el
patronímico o apellido. El hecho se configura cundo el sujeto declara que su
nombre es otro, diferente del que legalmente le corresponde; puede ser un
nombre imaginario o el de otra persona. Se requiere que el uso sea público, es
decir, efectuado ante el conglomerado social; no siendo necesario que realice
ante autoridad pública, pero es más evidente su realización en este último caso;
tampoco es necesaria la causación de un perjuicio. "El nombre imaginario o de
otra persona, es el nombre supuesto, el nombre falso: la adición al propio nombre,
de una designación que no altera la identidad, no constituye suposición de
nombre aunque se refiera a un hecho no verdadero, por ejemplo agregar al
nombre y apellidos verdaderos las palabras constitutivas de un apodo o
sobrenombre.
2. Interno: El dolo consiste en la voluntad y conciencia del agente de ocultar
mediante el falso nombre, la autenticidad de su persona. Este dolo no existe, por
ejemplo en el escrito que, como José Martínez Futz, Azorin, usa un seudónimo;
pues no quiere con ello mantenerse oculto ya que no niega a quien se lo pregunte
cual sea el seudónimo adoptado como nombre literario, sino que lo que quiere es
tener un nombre propio periodístico, literario. etc. Nuestra ley, en ciertos casos
exige un dolo específico, como cuando el uso del nombre supuesto tiene por
objeto ocultar algún defecto, eludir una condena: "0 causar algún perjuicio al
Estado o a algún particular, a quien además de la sanción señalada en el caso de
dolo genérico, se impone pena de prisión.
TEMA 25:
DELITOS CONTRA LA ECONOMIA NACIONAL Y EL AMBIENTE: Art. 340 al Art. 358.
El Derecho Penal Económico es una rama del Derecho, que surgió por la
necesidad de normalizar penalmente algunas actividades contra la economía de
la sociedad.
La legislación sobre este nuevo tipo de delitos es originada por causas diversas,
tales como la guerra, inflación, escasez de artículos básicos, etc; pero más que
todo por el egoísmo humano; es por ello que el Derecho Penal Económico debe
llevar u sello de drasticidad, severidad e intimidación particulares.
La consideración de lo económico en lo criminal, dice Manuel López Rey y Arrojo,
se inicia en el Segundo Congreso de las Naciones Unidas para la Prevención del
Delito y Tratamiento del delincuente celebrado en Londres Inglaterra en 1960.
144

El bien jurídico tutelado en la criminalidad económico social, es la economía


social, o como dice nuestro Código Penal la economía nacional, pues en términos
generales podemos entender como delitos económicos los hechos referentes a
materias económicas, o bien como dice Bortzutzky: Una acción u omisión ilícita
que atenta contra el bien jurídico de la libre competencia de la oferta y la
demanda.
Sujeto activo de estos delitos es por lo general la persona individual o jurídica,
vinculada con actividades de tipo financiero, económico, comercial, industrial, etc.
Cuya responsabilidad penal resulta precisamente de su participación en tales
actividades.
A. MONOPOLIO: Art. 340. Art. 360 Dto. 2-70. Quien, con propósitos
ilícitos, realizare actos con evidente perjuicio para la economía nacional,
absorbiendo la producción de uno o más ramos industriales, o de una misma
actividad comercial o agropecuaria, o se aprovechare exclusivamente de ellos a
través de algún privilegio, o utilizando cualquier otro medio, o efectuare
maniobras o convenios, aunque se disimularen con la constitución de varias
empresas, para vender géneros a determinados precios en evidente perjuicio de
la economía nacional o de particulares, será sancionado con prisión de seis meses
a cinco años y multa de quinientos a diez mil quetzales.
Elementos:
1. Material. Consiste en: absorber la producción de algún ramo industrial, es
decir, que una o más ramas o actividades sean absorbidas; o bien, constituir
varias empresas para determinar el precio de lo que produzcan.
2. Interno. Además del dolo genérico se requiere el específico de dañar la
economía nacional, pues por tratarse de delitos económicos, el orden jurídico
penal persigue la protección del bien común, en forma del bienestar económico
de la nación.
B. ESPECULACIÓN: Art. 342. Quien, esparciendo falsos rumores,
propagando falsas noticias o valiéndose de cualquier otro artificio semejante,
desviare o falseare las leyes económicas naturales de la oferta y la demanda, o
quebrantare las condiciones ordinarias del mercado produciendo mediante estos
manejos, el aumento o la baja injustificada en el valor de la moneda de curso
legal, o en el precio corriente de las mercancías, de las rentas públicas o privadas,
de los valores cotizables, de los salarios o de cualquiera otra cosa que fuere
objeto de contratación, será sancionado con prisión de uno a cinco años y multa
de un mil a cien mil quetzales.
Para el caso en que el delito contemplado en el presente artículo sea establecido
en una cadena de negocios, deberá tomarse como delito independiente para cada
uno en que se cometa el delito en referencia.
Elementos:
a. Material: Integrado por:
- El esparcimiento de falsos rumores, falsas noticias u otro artificio
semejante;
- Que con ellos, se desvíen o falseen las leyes económicas de la oferta
y la demanda o se quebranten las condiciones ordinarias del mercado;
- Que se produzca con ello aumento o baja injustificada en el valor de la
moneda de curso legal, o en el precio corriente de las mercancías,
rentas públicas o privadas, valores o salarios o cualquier cosa objeto
de contratación.
145

El medio para cometer el delito es el esparcimiento de falso rumores o la


propagación de falsas noticias. El hecho, en sí consiste en causar trastornos a la
economía nacional (aumento o baja en el valor de la moneda) desviando o
falseando las leyes económicas con los rumores o la propagación de las falsas
noticias.
C. DELITO CAMBIARIO: Art. Este delito se encuentra derogado del Código
Penal, se encuentra regulado en el Decreto 74-92 que contiene la Ley de Lavado
de Dinero y otros activos.
D. QUIEBRA FRAUDULENTA y QUIEBRA CULPABLE: Art. 348 y 349. Es la de los
comerciantes que dolosamente disminuyen su activo o aumentan su pasivo
provocando o agravando la cesación de pagos, así como la de los comerciantes
cuya verdadera situación no puede apreciarse. La quiebra por si sola no es un
delito, esto es, la cesación de pagos judicialmente declarada no es’ta tipificada
como delito. El delito surge cuando al lado del quebrado se prueban la existencia
de ciertas circunstancias que hacen que la quiebra sea declarada culpable o
fraudulenta, pero en ambos casos, como elemento interno, se requiere la
existencia de dolo, la conciencia y voluntad de dejar de efectuar los pagos.
E. ALZAMIENTOS DE BIENES: Art. 352. Quien, de propósito y para sustraerse al
pago de sus obligaciones se alzare con sus bienes, los enajenare, gravare u
ocultare, simulare créditos o enajenaciones, sin dejar persona que lo represente, o
bienes suficientes para responder al pago de sus deudas.
Elementos:
a. Material integrado por:
1. Alzarse con los bienes; este hecho consiste en ocultar o hacer desaparecer
los bienes, quedando a consecuencia de4 esta ocultación en situación de
insolvencia;
2. No dejar representante o bienes para responder del pago de las deudas que
la persona tiene;
3. Enajenar, gravar, ocultar, dichos bienes;
4. Simular créditos o enajenaciones para evitar el pago de las obligaciones.
b. Interno. Delito doloso, integrado por el propósito específico de sustraerse al
pago de las obligaciones contraídas.
El elemento interno de este delito está constituido no sólo por la voluntad de
ocultar o hacer desaparecer los caudales, sino por un dolo específico integrado
por el ánimo de perjudicar a los acreedores.
F. INFIDELIDAD Y COMPETENCIA DESLEAL: Art. 357 y 358.
1. INFIDELIDAD: Quien, imputare falsamente a otro, un hecho que le
perjudique en el crédito, confianza o prestigio que mereciere en sus actividades
mercantiles, será sancionado con multa de doscientos a dos mil quetzales, si el
hecho no constituyere otro delito más grave.
Elementos:
a. Materiales.
El delito se configura con el hecho de imputar falsamente a otro, un hecho que
sea perjudicial en el crédito confianza o prestigio que haya alcanzado en sus
actividades comerciales, siempre que el hecho no constituya otro delito más
grave;
b. Interno. La conciencia y voluntad de perjudicar el crédito, confianza o
prestigio comercial del sujeto pasivo.
146

2. COMPETENCIA DESLEAL. Quien realizare un acto calificado como de


competencia desleal, de acuerdo a las disposiciones sobre esa materia contenidas
en la Ley de Propiedad Industrial, será sancionado con multa de cincuenta mil a
cien mil quetzales, excepto que el hecho constituya un acto de violación a los
derechos de propiedad industrial tipificada en el artículo 275 de este Código.
Elementos:
a. Materiales. La materialidad se realiza a través de:
1) Desviar o tratar de desviar en beneficio propio o de un tercero;
2) La clientela de un establecimiento comercial o industrial;
3) Que dichos actos se realicen a través de maquinaciones fraudulentas,
sospechosas, malévolas o cualquier medio de propaganda.
b. Elemento Interno. El dolo específico de desviar en beneficio propio o de un
tercero, la clientela de un establecimiento comercial o industrial. Dentro de lo
que la ley denomina maquinaciones fraudulentas, puede apreciarse en el Tipo
parte del dolo, configurándose cualquier género de engaño destinado a desviar la
clientela de un establecimiento comercial en beneficio propio o del tercero.
TEMA 26:
DELITOS AMBIENTALES:
A. DESTRUCCION DE MATERIAS PRIMAS O DE PRODUCTOS AGRICOLAS O
INDUSTRIALES: Art. 343.
B. PROPAGACIÓN DE ENFERMEDADES EN PLANTAS O ANIMALES: Art. 344.
C. EXPLOTACIÓN ILEGAL DE RECURSOS NATURALES: Art. 346.
D. CONTAMINACIÓN: Art. 347 A.
E. CONTAMINACION INDUSTRIAL: Art. 347 B.
F. PROTECCIÓN A LA FAUNA: Art. 347 E.

TEMA 27:
DELITOS CONTRA LA INDUSTRIA Y EL COMERCIO:
A. DELITOS CONTRA LA ECONOMÍA NACIONAL: Estos delitos son los que se
cometen en contra de alguna actividad productiva nacional, tales como el
monopolio y la especulación que se refieren al beneficio de la mayoría.
B. DELITOS CONTRA EL REGIMEN TRIBUTARIO: Art. 358 A al 358 D. El bien
jurídico tutelado es la relación jurídica tributaria establecida entre el fisco y los
ciudadanos; el Estado se vale de su poder punitivo para hacer efectiva dicha
relación.
Sujeto Activo: Toda persona puede ser sujeto activo de este delito pues el tipo
objetivo no exige determinadas características para ser autor. No hay duda
alguna que el contribuyente que realiza alguna de las acciones indicadas en el
tipo es el sujeto activa del delito en términos generales pero también puede serlo
quien actúa en su nombre o bien el agente retenedor del tributo.
Elementos del tipo:
El hecho se realiza mediante simulación, ocultación, maniobra, ardid o cualquier
otra forma de engaño, por lo cual el hecho en sí consiste en un fraude a las
finanzas. La doctrina mayoritaria indica que lo importante en este delito es el
verbo defraudar, que tiene que guardar consonancia con el significado que
normalmente se asigna a este concepto en otros artículos del Código Penal.
Aunque dicho verbo solamente aparece en el nombre del artículo, es claro que el
mismo es el eje del tipo. Del contenido del artículo podemos deducir que la
147

persecución por este delito a los comportamientos engañosos en los que exista
siempre el ánimo defraudatorio de las fianzas publicas
Estos delitos son:
1. DEFRAUDACIÓN TRIBUTARIA contenido en el artículo 358 A que tiene lugar
cuando quien, mediante simulación, ocultación, maniobra, ardid, o cualquier otra
forma de engaño, induzca a error a la administración tributaria en la
determinación o el pago de la obligación tributaria, de manera que produzca
detrimento o menoscabo en la recaudación impositiva.
2. CASOS ESPECIALES DE DEFRAUDACIÓN TRIBUTARIA: Contenido en el
artículo 358 B.
3. APROPIACION INDEBIDA DE TRIBUTOS: Contenido en el artículo 358 C que
se comete cuando quien actuando en calidad de agente de percepción o de
retención, en beneficio propio, de una empresa o de tercero, no entere a la
Administración Tributaria la totalidad o parte de los impuestos percibidos o
retenidos, después de transcurrido el plazo establecido por las leyes tributarias
específicas para enterarlos.
4. RESISTENCIA A LA ACCIÓN FISCALIZADORA DE LA ADMINISTRACIÓN
TRIBUTARIA: Contenido en el artículo 358 D que consiste en que quien, después
de haber sido requerido por dicha Administración, con intervención de juez
competente, impida las actuaciones y diligencias necesarias para la fiscalización y
determinación de su obligación, se niegue a proporcionar libros, registros u otros
documentos contables necesarios para establecer la base imponible de los
tributos; o impida el acceso al sistema de cómputo en lo relativo al registro de sus
operaciones contables.
C. DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD DEL ESTADO: Art. 359 al 380. El orden
jurídico, como medida de carácter político, es uno de los elementos integrantes
del Estado, según la doctrina del ente autónomo, sustentada por Kelsen y
Jellineck, que forman la base de la actual teoría constitucional sobre la existencia
del Estado. 'Nuestro país, sigue la doctrina constitucional contemporánea, basada
en la separación de poderes, el ejercicio autárquico de la soberanía, y las
garantías individuales.
Es en otras palabras una forma estatal que se basa, en la teoría de la norma
fundamental hipotética denominada Constitución Política.
El orden constitucional, es el que determina, en normas generales la integración
política y social de la Nación, aunque la estructura económica, es la que establece
la forma de gobierno y su proyección individual o social. En este orden de ideas,
debemos aceptar, que se hizo necesario, dentro de la teoría del derecho penal,
incorporara. Texto de los ordenamientos sustantivos, una gama de conductas
antisociales, que en un momento determinado pueden poner en peligro, no sólo la
vigencia de la Constitución Política sino también sus instituciones esenciales,
como la limitación o supresión de organismos del Estado, su desarrollo, o la
sucesión de cargos fundamentales para el orden político como la sucesión de
Presidente o Vicepresidente de la República. Por estas .razones, siendo el Derecho
Penal eminentemente sancionador, es obvio, que cualquier atentado, contra la
máxima representación legal del orden jurídico interno e internacional de la
República debe ser objeto de una regulación delictual.
D. LA SEGURIDAD DEL ESTADO Y EL ORDEN INSTITUCIONAL: Art. 381 al Art.
382.
148

E. TRAICION PROPIA: Art. 359. Este delito tiene lugar cuando un guatemalteco
tomare las armas contra el Estado, o se uniere al enemigo, o se pusiere a su
servicio.
Elementos:
1. Material:
Tome armas contra el Estado
Se une al enemigo
Se pone al servicio del enemigo (cooperar)
2. Interno: conciencia de la nacionalidad guatemalteca y la voluntad de unirse
a intereses contrarios a ellos.
Objeto jurídico: integridad física y jurídica del Estado de Guatemala
Sujeto activo: guatemalteco
F. ATENTADO CONTRA LA INTEGRIDAD E INDEPENDENCIA DEL ESTADO: Art.
360. El guatemalteco que ejecute actos que directamente tiendan a menoscabar
la integridad del territorio de la República, someterla total o parcialmente al
dominio extranjero, comprometer su soberanía o atentar contra la unidad nacional
Sujeto activo: guatemalteco
Elemento:
a. Material:
 Menoscaben la integridad del territorio nacional
 Someterla total o parcialmente al dominio extranjero
 Comprometer su soberanía o atentar contra la unidad nacional
b. Interno: voluntad de realizar los actos descritos, sabiendo que con ello se
está actuando contra los intereses del Estado guatemalteco
G. ESPIONAJE: Art. 369. Comete este delito:
1. Quien en tiempo de guerra sirviere de espía al enemigo, será sancionado
con prisión de diez a veinte años.
2 Si el espionaje se verificare en tiempo de paz o en favor de potencia
neutral, la sanción será de cinco a diez años.
3. Quien procurare u obtuviere, indebidamente, informaciones secretas,
concernientes a la seguridad, a los medios de defensa o a las relaciones
exteriores del Estado,
Elementos:
a. Material: el hecho se realiza por:
 cualquier persona, nacional o extranjera
 cualquier tiempo
 sirva de espía
b. Interno. Voluntad del sujeto pasivo de poner los secretos estatales al servicio
de otro Estado
H. INSTRUSION: Art. 371. Quien, en territorio guatemalteco realice actividades
destinadas a alterar violentamente el orden político de un Estado extranjero.
Elementos:
a. Material: realización de actividades destinadas a alterar violentamente el
orden político de un Estado extranjero, siendo necesario que se realicen en el
territorio guatemalteco
b. Interno. Delito doloso, dolo específico de querer cambiar violentamente el
orden político de un Estado extranjero.
149

I. GENOCIDIO: Art. 376. Comete delito de genocidio quien, con el propósito de


destruir total o parcialmente un grupo nacional, étnico o religioso, efectuare
cualquiera de los siguientes hechos:
1. Muerte de miembros del grupo.
2. Lesión que afecte gravemente la integridad física o mental de miembros
del grupo.
3. Sometimiento del grupo o de miembros del mismo, a condiciones de
existencia que pueda producir su destrucción física, total o parcial.
4. Desplazamiento compulsivo de niños o adultos del grupo, a otro grupo.
5. Medidas destinadas a esterilizar a miembros del grupo o de cualquiera
otra manera impedir su reproducción.
Elementos:
a. Material. Perpretación de delitos contra la vida y la integridad personal de los
componentes del grupo
b. Interno. Dolo específico. Propósito de destruir total o parcialmente un grupo
nacional, étnico o religioso
J. VIOLACIÓN A LA CONSTITUCIÓN: Art. 381. Este delito tiene lugar cuando:
1. Quien ejecutare actos que tiendan directamente a variar, reformar a
sustituir, total o parcialmente la Constitución de la República por medios no
autorizados por el ordenamiento constitucional.
2. Quien ejecutare actos no autorizados por el ordenamiento constitucional
que tiendan directamente a limitar o reducir, en todo o en parte, las facultades
que la Constitución otorga a los organismos del Estado.
3. Quien, mediante actos de similar naturaleza indicados en los dos incisos
anteriores, tienda a variar el régimen establecido en la Constitución de la
República, para la sucesión en el cargo de Presidente de la República.
4. Quien ejecutare la misma clase de actos para privar al Vicepresidente de
la República, de las facultades que la Constitución le otorga.
K. PROPAGANDA REELECCIONARIA: Art. 382.
Esta conducta delictiva, se encuentra descrita dentro de nuestro ordenamiento
penal como la conducta de quien "públicamente hiciere propaganda o real izare
actividades tendientes a la reelección de una persona que ejerza la Presidencia de
la República, o a cualquier otro sistema por el cuál se tienda a vulnerar el
principio de alternabilidad o a aumentar el término fijado por la Constitución de la
República, para el ejercicio de la Presidencia".
En este sentido debemos decir, que la acción que se ejercita en la propaganda
reelecionaria, debe ser pública, de conocimiento general, mediante la cuál la
ciudadanía se entere del objetivo de la reelección o de modificación del régimen
presidencial isla. Puede hacerse por cualquier clase de medios de comunicación
social, o mediante propaganda impresa, litográfica, o por alegorías, caricaturas u
otro medio mecánico semejante.
Tiene lugar cuando:
Quien hiciere propaganda pública o realizaré otras actividades tendientes a la
reelección de la persona que ejerza la Presidencia de la República, o a cualquier
otro sistema por el cual se pretenda vulnerar el principio de alternabilidad o a
aumentar el término fijado por la Constitución para el ejercicio de la Presidencia
de la República
TEMA 28:
150

DELITOS CONTRA LOS PRESIDENTES DE LOS ORGANISMO DEL ESTADO: Art. 383 al
38407 E.
Dada la alta investidura, dentro del orden político, económico y social, que
revisten los Presidentes de cualquiera de los tres organismos del Estado, el
Ejecutivo, Legislativo o Judicial, la mayoría de ordenamientos penales sustantivos,
tanto europeos, como americanos, han incorporado dentro de su texto, una
norma especial que protege la vida y la integridad de tales personas en lo
particular, siempre y cuando al momento de producirse el atentado, se
encuentren ejercitando los cargos correspondientes. En términos generales, la
protección de la vida y la integridad corporal de los Presidentes, de los
organismos del Estado, así como su libertad, es aceptada como una necesidad de
orden práctico, por cuanto que ellos representan políticamente a la Nación.
En este orden de ideas, debemos dejar claro, que sea el caso de la muerte, o de
cualquier otro atentado contra la integridad personal o la libertad, los tipos
delictuosos, tienen los mismos elementos jurídicos integrantes que las figuras
comunes, que hemos analizado en páginas anteriores, diferenciándose
únicamente en razón del sujeto pasivo del delito, que para el caso es de
naturaleza oficial. Debe tratarse pues, del Presidente de uno de los tres
organismos del Estado, y al momento de producirse el resultado delictual debe
estar ejerciendo los actos propios de su alta investidura, debiéndose tener
presente, para su aplicación que, el funcionario público es "quien por disposición
de la ley, por elección popular o legítimo nombramiento ejerce cargo o mando,
jurisdicción o representación, de carácter oficial.
A. REBELIÓN: Art. 385. Una modalidad de los delitos políticos, que tiene mayor
sustantividad, dentro de! Código Penal, aunque tenga mezcla de otros tipos
delictuosos ya comentados con anterioridad, es la Rebelión, figura que desde el
Código Penal de 1870 de España, ha sido común para nuestro ordenamiento
penal. La rebelión consiste en "quienes se alzaren en armas, con el objeto de
promover guerra civil o para deponer al gobierno constitucional, para abolir o
cambiar la Constitución de la República, para variar o suspender, en todo o en
parte el régimen constitucional existente o impedir, la integración, renovación,
libre ejercicio o funcionamiento de los Organismos del Estado.
La rebelión he manifestado, es el principal de los delitos contra la seguridad
interna del Estado, y consiste, como ya se vio en la exégesis legal, en el
levantamiento público y con armas, en abierta hostilidad contra los poderes del
mismo, con el fin de derrocarlos y sustituirlos por otros. Estos poderes, son los
primarios de gobernar y legislar, no los secundarios, cuyo intento de
derrocamiento constituye sedición.
Sujetos activos de esta acriminación penal son:
1. Los promotores, dirigentes o cabecillas. Estos agentes son los que
determinan que la rebelión se ponga en marcha, y no los meros inductores o
instigadores particulares.
2. Los jefes subalternos de la rebelión. Son aquellos que dictan las órdenes
correspondientes y ejecutan dirigiendo los actos materiales propios del delito.
3. Los meros partícipes. Son los que realizan públicamente el alzamiento, y
hacen uso de las armas para cualquiera de los fines señalados dentro del Código
151

Penal.
Para cualquier tipo de sujetos activos debemos determinar que el objeto del delito
consiste en alzarse públicamente con armas y en abierta hostilidad al Gobierno. El
alzamiento se produce según Manzini y puede considerarse consumado cuando
se produce dé tal modo que se determina al Estado a la coerción directa, efectiva,
de policía o medidas extraordinarias de defensa, mediante el empleo de la fuerza
pública, o si se produjo de improviso, se haya cometido, o intentado cometer,
actos de violencia pública.

El objeto concreto de la acción está constituido:


1. Por promover la guerra civil.
2. Deponer al gobierno constitucional.
3. Para abolir o cambiar la Constitución.
4. Para variar o suspender, en todo o en parte el régimen constitucional, o
impedir la integración, renovación, el libre ejercicio o funcionamiento de los
organismos del Estado.
B. SEDICIÓN: Art. 387. Es sedición "el levantamiento ¡legal y tumultuario de un
número mayor o menor de personas, que sin desconocer la autoridad
gubernamental, buscan por la fuerza entorpecer la actividad normal del gobierno"
Sujetos activos de esta acriminación penal son:
1. Los promotores, dirigentes o cabecillas.
2. Los jefes subalternos de la sedición.
3. Los meros ejecutores. El objeto concreto de la acción se reduce a los
siguientes actos:
a. Deponer a alguno o algunos de los funcionarios públicos o impedir que
tomen posesión de su cargo quienes hayan sido legítimamente nombrados. El
precepto se refiere en general a toda clase de empleados o funcionarios públicos,
a excepción de los que dirigen los organismos del Estado o forman parte de él
(Ministros, Vice-Ministros, Magistrados).
b. Impedir, por actos directos, la promulgación o ejecución de las leyes o
resoluciones judiciales.
c. Ejercer actos de odio o venganza en alguna autoridad o sus agentes dentro
de los cuáles se incluyen sus bienes. En este supuesto, la conducta ilícita
observada por los partícipes, puede concurrir con otros delitos, específicamente
determinados en la parte especial del Código (Lesiones, daños, robos, hurtos).
d. Ejercer con fines políticos o sociales, algún acto de coacción contra los
particulares, contra una clase social o contra las pertenencias del Estado o de
alguna entidad pública.
e. Allanar los centros penales o lugares de detención o atacar a quienes
conducen presos o detenidos de un lugar a otro, para maltratarlos o liberarlos.
Todos los actos anteriores, deben ir dirigidos, a desestabilizar la acción
gubernamental, en cualquiera de las actividades administrativas, legislativas o
judiciales, y siempre referida a funcionarios y empleados de menor categoría. El
152

móvil es indiferente, salvo el caso de los objetivos números tres y cuatro


anteriores. Es factible la tentativa, y el delito puede concurrir con otros,
especialmente calificados. (Asesinato, amenazas).
C. TERROTISMO: Art. 391 al Art. 397. La ley castiga el delito de terrorismo
efectuado mediante conducta antisocial que de propósito "atente contra el orden
constitucional o de alterar el orden público, ejecutando actos encaminados a
provocar incendio o a causar estragos o desastres ferroviarios, marítimos,
fluviales o aéreos".
La imputabilidad en este delito, es a título de dolo directo, ya que la norma penal
exige específicamente "el propósito", al cuál van encaminadas las acciones de
alteración del orden constitucional o de alteración del orden público, mediante
atentados criminales que tiendan a provocar grandes estragos, como el incendio
o los desastres de cualquier tipo de trasportes, no sólo porque afectan
directamente a la economía nacional, sino porque ponen en peligro, la vida y la
integridad corporal de la población que los utiliza, causándoles en forma
colectiva, terror o pánico; ante la sorpresa y lo inopinado de estos ataques las
fuerzas gubernamentales, no pueden prestar una labor de protección y
prevención efectiva.
Con la expresión utilizada por el legislador de "ejecutar actos encaminados", se
anticipa la verdadera consumación delictiva, siendo que es indiferente la
producción del resultado dañoso, castigando en realidad en este tipo verdaderas
tentativas de delito.
El objeto de la acriminación penal, debe entenderse en un sentido amplio y no
restringido, ya que los actos de terrorismo pueden ir encaminados también a la
destrucción de obras civiles o militares, iglesias, u otros edificios religiosos,
museos, bibliotecas, archivos y edificios públicos o particulares, puentes, diques,
puertos, canales, o embalses, vías de comunicación, de transportes, conducciones
de energía eléctrica, o de fuerza motriz, y otras construcciones análogas,
destinadas al servicio público, minas polvorines, depósitos de combustibles,
empleando para ello, sustancias explosivas, inflamables, asfixiantes u otras
similares.
D. APOLOGÍA DEL DELITO: Art. 395. La apología, pública, oral o escrita, por
medio de la imprenta u otro procedimiento de difusión de un delito, de cualquier
tipo o naturaleza o de una persona condenada por un delito", sea de los
expresados en el título que nos ocupa o sistematizado bajo otro bien jurídico
tutelado constituye esta conducta.
La apología, desde el punto de vista jurídico penal, debe entenderse, para los
efectos de la aplicación de la norma, como todos aquellos actos de carácter
externo que tiendan a la i exaltación de los delitos o*de los delincuentes, como si
se tratara de virtudes morales o humanas, dignas de imitación por la colectividad,
cuando efectivamente se trata de conductas que atentan contra cualquiera de los
objetos de protección penal que se regulan dentro del ordenamiento sustantivo.
E. TENENCIA Y PORTACION DE ARMAS DE FUEGO PROHIBIDAS: Art. Existe el
derecho de tenencia y portación de armas de fuego a las personas que se
encuentran en el territorio nacional de conformidad con los requisitos establecidos
en la Ley de Armas y Municiones
153

Además todos los ciudadanos gozan del derecho de tenencia de armas de uso
personal (defensivas o armas cortas y deportivas), en el lugar de su habitación y
en el lugar de trabajo siempre que sea dentro de un inmueble y obtengan la
autorización del DECAM, quedan exceptuados la oficina de estado; para el
ejercicio de este derecho deberán cumplir con todos los requisitos que exige la
Ley de Armas y Municiones.
Por lo que se entiende por:
Armas de fuego ofensivas: todas las que han sido fabricadas para uso bélico o
modificadas con tal propósito, ya sea de uso individual o manejo colectivo.
De uso individual son: pistolas de ráfaga intermitente múltiple y/ o continua,
subametralladoras y fusiles militares y de asalto.
De manejo colectivo son: ametralladoras ligeras y pesadas, cañones
ametralladores, cañones, aparatos de lanzamiento y puntería de granada y
proyectiles impulsados o propulsados.
Se incluyen también cualquier tipo de granadas, explosivos no industriales y/o
elementos necesarios para sus lanzamientos, así como las armas de fuego y sus
municiones diseñadas con propósito bélicos especiales, como aquellas que fueron
fabricadas sin número de serie, silenciadas o con alta precisión y otras
características aplicables a propósitos bélicos.
En el caso de portación de armas de fuego se necesita la autorización del DECAM,
pero las clasificadas como defensivas y/o deportivas; existen casos especiales de
tenencia y portación de armas de fuego ofensivas para su seguridad pero con la
autorización del DECAM previo dictamen favorable del Estado Mayor de la
Defensa Nacional.
Por lo que existen los siguientes delitos, los cuales se encuentran regulados en la
Ley de Armas y Municiones, de la siguiente manera:
DELITO DE TENENCIA ILEGAL DE ARMAS DE FUEGO OFENSIVAS, EXPLOSIVOS,
ARMAS QUÍMICAS, BIOLÓGICAS, ATÓMICAS, TRAMPAS Y ARMAS EXPERIMENTALES:
el que tuviere una o más armas de esta clase sin estar autorizado.
DELITO DE TENENCIA Y DEPÓSITO ILEGAL DE ARMAS DE FUEGO OFENSIVAS,
EXPLOSIVOS, ARMAS QUÍMICAS, BIOLÓGICAS, ATÓMICAS, TRAMPAS Y ARMAS
EXPERIMENTALES: quien las tuviere en su poder sin estar autorizado por el
DECAM.
PORTACIÓN ILEGAL DE ARMAS DE FUEGO OFENSIVAS: el que sin autorización
portare armas de esta clase.
PORTACIÓN ILEGAL DE EXPLOSIVOS, ARMAS QUIMICAS, BIOLÓGICAS, ATÓMICAS,
TRAMPAS BELICAS Y ARMAS EXPERIMENTALES: el que sin autorización las portare
TENENCIA DE ARMERIA ILEGAL: el que sin contar sin licencia del DECAM, de
manera permanente o habitual le de mantenimiento o reparación a armas de
fuego que no sean de su propiedad.
F. DEPÓSITO DE ARAMS Y MUNICIONES: Art. 402. En el Código Penal lo regula
como el DELITO DE DEPOSITOS NO AUTORIZADOS, el que consiste en que sin
estar autorizados legalmente, tuvieren o establecieren un depósito de armas o
municiones que no sean de uso exclusivo del Ejército.
En la Ley de armas y municiones contempla el DELITO DE DEPOSITO ILEGAL DE
ARMAS DE FUEGO DEFENSIVAS Y/O DEPORTIVAS, el que consiste en que sin
haberlas registrado en el DECAM, tuviere en su poder cinco o más armas de esta
clase.
TEMA 29:
154

DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACION PÚBLICA COMETIDOS POR PARTICULARES:


A. DEFINICION DE ADMINISTRACION PÙBLICA: En sentido amplio,
"administración pública" denota toda la actividad del Estado, excepto la
legislación. El Estado -según la tripartición clásica- obra como poder legislativo,
ejecutivo y judicial. Todo lo que no entra en el campo legislativo y forma el campo
ejecutivo, en sentido lato, limita el terreno de la administración pública.
En sentido más estricto y técnico, la "administración pública" es sólo una parte de
la actividad ejecutiva, y propiamente, cuanto de ésta queda al excluir la actividad
política o del gobierno.
Puesto que el "gobierno" es una actividad de orden superior a la cual concierne el
régimen del Estado en su conjunto unitario, nos queda que la "administración" es
una actividad de orden subordinado, que tiene por objeto intereses más
circunscritos y, de todos modos, menos esenciales. Tales serían la defensa
externa del Estado, el mantenimiento de las relaciones con los demás Estados, la
aseguración del orden interno, la organización de la jurisdicción, y en general, la
satisfacción de necesidades y el promover aquellos fines de elevación intelectual
y moral, inseparables del progreso de un Estado.
Esta es la administración por su aspecto objetivo.
Por el aspecto subjetivo, la administración pública es el conjunto de órganos o
sujetos, singulares o colegiados, o institucionales, de que se sirve el Estado para
conseguir los fines de que antes hablamos (ministerios, municipios, etc.).
El Código considera la "administración pública" como sujeto pasivo de delito, no
atiende ni a una ni a otra acepción del término. En el primer sentido, hubiera
debido incluir también entre los delitos "contra la administración", los delitos
contra la administración de justicia, de los cuales hace, en cambio, un título
aparte; en el segundo sentido hubiera debido dejar fuera los delitos de desacato o
atentado. Pero razones de carácter político y tradicional prevalecieron sobre los
criterios estrictamente técnicos, y en ellas se inspiró la clasificación de los delitos
comprendidos en el título XIII, al incluir en los delitos contra la administración
pública, no sólo los que van contra la actividad administrativa en sentido propio,
sino también los que van contra la actividad legislativa y judicial.
B. FUNCIONARIO PÚBLICO: Es toda aquella persona individual que presta sus
servicios al Estado por medio de elección popular o nombramiento. En cuanto que
el numeral 2º del artículo 1 de las disposiciones generales establece que en
aspectos penales se considera funcionario público, quien por disposición de la ley,
por elección popular o legitimo nombramiento, ejerce cargo o mando, jurisdicción
o representación, de carácter oficial.
C. DELITO DE ATENTADO: Art. 408. El delito de atentado tiene lugar cuando:
1. Quienes, sin alzarse públicamente, empelan violencia para algunos de los
fines señalados en los delitos de rebelión (Art. 385) o de sedición (Art. 387)
2. Quienes acometen a funcionario, a la autoridad o a sus agentes, o
emplearen violencia contra ellos, cuando se hallaren en ejercicio de sus funciones
o cargos, o con ocasión o con motivo de ellos.
Elementos.
Los elementos objetivos del tipo pueden separarse en dos grupos distinguiendo
las alternativas de los incisos del artículo. En el inciso uno serán: el elemento
objetivo emplear violencia, sin alzarse públicamente; interno: el dolo específico
155

de realizar algunos de los fines señalados en los delitos de rebelión o sedición,


conociendo que se realiza contra la autoridad. En cuanto al elemento objetivo
señalado, la referencia legal es tanto a la vis absoluta como a la vis compulsiva.
La violencia debe emplearse directamente sobre la autoridad.
En el segundo inciso.
Elementos objetivos: un hecho de acometimiento o empleo de violencia; que tal
hecho se realice contra funcionario, autoridad o sus agentes; que dichas personas
se encuentren en ejercicio de sus funciones o cargos, o que los hechos se realicen
con ocasión o con motivo de ellos.
Elementos subjetivos: La conciencia de que el pasivo es una autoridad, su agente,
o un funcionario público, y la voluntad de realizar el acometimiento, esto es, la
agresión contra ella.
D. DELITO DE RESISTENCIA CONTRA UN FUNCIONARIO: Art. 409.Este delito
tiene lugar cuando alguien se opusiera a la ejecución de un acto legal de
funcionario o de la autoridad o sus agentes, mediante violencia.
Elementos.
a. Objetivos. Forman parte de la materialidad del hecho los siguientes
elementos:
1) Oponerse a la ejecución de un acto legítimo de un funcionario o de la
autoridad o sus agentes.
2) Forma parte integrante como elemento objetivo del tipo, que la oposición se
realice con violencia.
3) Que alguna autoridad o sus agentes previamente, traten de ejercitar alguna
actividad propia de sus funciones; tal actividad debe ser legítima.
Han de constituir además, la razón de la existencia del servicio público o de la
función misma de que se trate, y no corresponder a las funciones propias de la
organización interna del mismo servicio (por ejemplo no comete este delito el
agente policial que ataca a puñetazos a su superior al ser arrestado por éste a
causa de oponerse a que ejerza alguna de sus funciones.
b. Subjetivo: Que el sujeto quiera impedir el ejercicio de la actividad legal de
un funcionario, la autoridad o sus agentes. Es un delito doloso que se consuma
con la oposición a la ejecución del acto sin que sea necesario que el acto quede in
ejecutado parcial o totalmente. Este delito presenta la formación agravada, en
las mismas circunstancias señaladas en el Art. 410.
E. DESCATO DE LA AUTORIDAD: Art. 411 y 412. Este delito tiene lugar cuando
quien amenazare, injuriare, calumniare o de cualquier otro modo ofendiere en su
dignidad o decoro, a una autoridad o funcionario en el ejercicio de sus funciones o
con ocasión de ellas.
Estas acciones delictivas han sido sancionadas penalmente desde la época del
Imperio Romano (con el nombre de injuria atroz); aparecen recibidas
posteriormente por el derecho español y trasladadas a los países Iberoamericanos
como producto de la conquista.
1. Elementos.
a. Los elementos objetivos del delito de desacato a los presidentes de los
organismos del Estado consisten en:
1) Ofender en su dignidad o decoro, amenazar, injuriar o calumniar.
2) A los sujetos pasivos que pueden ser cualquiera de los Presidentes de los
Organismos del Estado. Encontramos que realmente los actos objetivos del tipo
pueden reducirse a: amenazar, injuriar. Para determinar si tales hechos son
156

constitutivos de calumnias, injurias, debe estarse a lo que el Código Penal


establece como tales infracciones, las cuales define expresamente. En cuanto a
las amenazas debe acudirse a la definición que la jurisprudencia nacional y la
doctrina han aceptado para las mismas.
3) Subjetivos. La conciencia y voluntad de que se amenaza, injuria o calumnia
a alguno de los Presidentes de los Organismos del Estado.
4) Los elementos objetivos del delito de desacato a la autoridad se configuran
por:
a) Amenazar, injuriar, calumniar o de cualquier modo ofender en su dignidad o
decoro.
b) Al sujeto pasivo: Autoridad o funcionario en el ejercicio de sus funciones.
F. DERECHO DE RESISTENCIA LEGAL CONTRA LA ARBITRARIEDAD DE UN
FUNCIONARIO PÙBLICO: Art. 45 Constitucional. Establece que es legítima la
resistencia del pueblo para la protección y defensa de los derechos y garantías
establecidas en la constitución.
G. DELITO DE VIOLACIÓN DE SELLOS: Art. 417. Establece el artículo 417 que
quien violare los sellos puestos por la autoridad para asegurar la conservación o
la identidad de una cosa.
TEMA 30:
DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACION PÙBLICA COMETIDOS POR FUNCIONARIOS:
Art. 418 al Art. 452. En este caso, la característica principal es que los sujetos
activos de las incriminaciones que se describen solamente pueden ser
funcionarios o empleados públicos.
A. ABUSO DE AUTORIDAD: Art. 418. El delito se realiza cuando el sujeto activo
abusando de su cargo, ordena o comete cualquier acto arbitrario o ilegal en
perjuicio de la administración o de los particulares, que no se halle especial mente
previsto en el código.
1. Elementos
a. Materiales. Se materializa el hecho, a través de:
1) Ordenar o cometer un acto arbitrario o ilegal;
2) Que dicho acto perjudique a la administración o a los particulares;
3) Que no se halle especialmente previsto en las disposiciones del Código. En
cuanto al primer aspecto, entendemos que el acto ordenado no solamente sea
ilegal, puede ser simplemente arbitrario, indebido, sin causa; nos parece
entonces, redundante la exigencia legal de que el hecho se efectúe abusando del
cargo o de la función pues es evidente, que si ordena un acto ilegal, no está
usando ponderadamente del cargo a de la función.
b. Interno. El delito es doloso, exige un propósito especial, el perjudicar la
administración pública o los particulares a través del acto arbitrario o ilegal
ordenado.
B. REVELACIÓN DE SECRETOS: Art. 422. Comete este delito el funcionario o
empleado público que revelare o facilitare la revelación de hechos, actuaciones o
documentos de los que tenga conocimiento por razón del cargo y que por
disposición de la ley deben permanecer en secreto.
1. Elementos
a Objetivos. La materialidad está integrada por:
157

1) Revelar o facilitar la revelación de hechos, actuaciones o documentos.


2) Que tales hechos, actuaciones o documentos el activo tenga conocimiento
por razón del cargo que ocupa o desempeña.
3) Que tales hechos, actuaciones o documentos deben permanecer en secreto
porque la ley así lo ha dispuesto previamente.
b. Subjetivo. Que el sujeto activo quiera revelar hechos, actuaciones o
documentos de los cuales conoce por razón del cargo que desempeña, y que la
ley haya dispuesto que los mismos deban permanecer en secreto.
C. INCUMPLIMIENTO DE DEBERES: Art. 419. El delito se comete cuando el
sujeto activo, omite, rehúsa hacer, o retarda algún acto propio, de su función o
cargo.
1. Elementos
a. Materiales. El hecho admite tanto la forma activa como la pasiva. En esta
última el activo omite o rehúsa hacer algún acto propio de su función o cargo.
Cuando lo retarda puede realizar algún acto material activo para tal efecto. La ley
se refiere a funcionarios o empleados públicos sin distinción de jerarquías; atiende
sólo a su carácter genérico de ser funcionario o empleado público.
b. El elemento interno se integra con el querer omitir, rehusar o retardar un
acto propio que el funcionario deba realizar; esto es, que no sea optativo,
discrecional, sino que deba realizarse por razón de la función o el cargo. El
Capítulo V del Título V del código, se denomina también, incumplimiento de
deberes, mas tal incumplimiento se refiere, a los deberes de asistencia familiar.
D. ABANDONO COLECTIVO E INDIVIDUAL DE FUNCIONES PÙBLICAS, CARGOS O
EMPLEOS: Art. 429 y 430.
Cometen este delito los funcionarios o empleados públicos, empleados o
dependientes de empresas de servicio público, que abandonaren colectivamente
su cargo, trabajo o servicio.
Nótese que en el presente caso, el Código Penal no se refiere como sujetos
activos, únicamente a los funcionarios empleados públicos, tal como sugiere el
nombre del capítulo que estudiamos, involucrando también a empleados o
dependientes de empresa o servicio público. Hay, naturalmente empresas de
servicio público, tales como el servicio de autobuses, pero ésta es de carácter
privado, por lo que en ese supuesto, se están equiparando a los empleados o
dependientes de tales empresas, a empleados públicos; por otra parte, hacemos
notar, que no se ha contemplado la actuación de los funcionarios de tales
empresas.
1. Elementos
a. Materiales. El hecho se materializa cuando: los sujetos activos, abandonan
colectivamente su cargo, trabajo o servicio.
b. Intelectuales: la conciencia y voluntad de abandonar, en forma colectiva el
cargo, trabajo o servicio.
E. ANTICIPACIÓN Y PROLONGACIÓN DE FUNCIONES PÚBLICAS: Art. 426. Estas
infracciones se cometen por los servidores públicos (funcionarios o empleados)
que ejercen las funciones de un empleo o cargo, en el primer caso, sin haber
tomado posesión legítima del mismo o sin satisfacer los requisitos legales. En el
158

delito de anticipación de funciones públicas, nuestra ley (artículo 426 del Código
Penal) eleva a la categoría de autor del mismo al funcionario que admite un
subalterno en el desempeño del cargo o empleo sin que haya cumplido con las
formalidades legales.
1. Elementos
a. El elemento material de la anticipación de funciones públicas está integrado
así:
1) El sujeto activo, como es evidente, no ha alcanzado aún la categoría de
funcionario o empleado, pues;
2) Entra a desempeñar el cargo o empleo público sin cumplir con las
formalidades legales;
3) La materialidad del hecho se alcanza, con desempeñar el cargo, como si se
hubiesen llenado tales formalidades.
Puede darse la variedad indicada, en que el sujeto activo sí es funcionario, como
el caso del funcionario que admite un subalterno que no haya cumplido las
formalidades legales.
b. Elemento interno del hecho es, el primer caso, la voluntad de desempeñar
el cargo sabiendo que no se han cumplido las formalidades legales. En el segundo
querer que el subalterno desempeñe el cargo, sabiendo que no ha cumplido las
formalidades legales.
El delito de prolongación de funciones públicas es práctica mente complemento
opuesto, o sea, continuar ejerciendo las funciones del empleo, cargo o comisión,
después de haber cesado conforme a la ley. Esta cesación, debe ser conforme a la
ley; pudiendo ser: suspensión legal en el ejercicio del cargo, revocación del
nombramiento, o bien destitución legal, la prórroga en el ejercicio del cargo,
después de haber una desvinculación legal constituye este delito. "El tipo legal
requiere como elemento objetivo, estar en el ejercicio del cargo; y como elemento
subjetivo del injusto que el agente continúe ejerciendo las funciones propias del
cargo a sabiendas de que ha sido revocado el nombramiento que se le expidió o
que ha sido suspendido o sustituido en el cargo, empleo o comisión que ha estado
desempeñando, o sea que el tipo legal exige la prueba de un dolo específico
consistente en la conciencia y voluntad del agente de prorrogar el ejercicio de su
función pública a sabiendas de que carece del derecho de continuar en dicho
ejercicio, lo que da su específica antijuricidad a la conducta..."
Los delitos de anticipación de funciones públicas y prolongación de funciones
públicas quedan comprendidos en la legislación mexicana dentro del delito
denominado Ejercicio indebido de servicio público.
Como sanción adicional, los responsables de los delitos mencionados han
percibido derechos o emolumentos por razón de cargo o empleo antes de poder
desempeñarlo o después de haber debido cesar, están obligados a restituirlos
(artículo 428)
F. DETENCIÓN IRREGULAR: Art. 424. Comete este delito el funcionario o
encargado de un establecimiento de reclusión, que admita el ingreso de alguien
sin orden legal de autoridad competente, no ponga al detenido a disposición del
juez o autoridad respectiva o no dé el debido inmediato cumplimiento a una orden
de libertad legalmente expedida.
159

1. Elemento: Como se aprecia, el delito puede cometerse a través de diversas


actividades, por un sujeto activo especial: un funcionario de un establecimiento
de reclusión; nuestra ley dice: funcionario o encargado, posiblemente, pensamos,
estimando que alguna vez el encargado no llene los requisitos que la ley
establece para los funcionarios, pero en todo caso, la palabra adecuada seguía
siendo: empleado, en lugar de indicada. Las actividades delictivas dentro de este
tipo son:
a. Que admite, el ingreso al centro de reclusión, sin orden legal de autoridad
competente, de alguien. La disposición en sí, es vaga. Entendemos por el texto
del artículo que se debe referir al ingreso al centro de reclusión, sin orden legal
con el objeto de ser recluido el pasivo, pero la redacción del artículo puede dar
lugar a que también quede incluido el que el funcionario autoridad el ingreso al
centro de reclusión, de alguien, sin orden legal, pero con motivación legal.
Elemento interno del hecho, es el querer admitir el ingreso al centro de reclusión,
sabiendo que quien ingresó carece de orden legal de autoridad competente.
b. No ponga al detenido a disposición del juez o autoridad respectiva. En este
caso el objeto o materialidad, se realiza a través de una persona detenida en el
centro de reclusión a cargo del sujeto activo, quien al ser requerido, no pone al
detenido a disposición del juez o autoridad que se le requiere. El elemento interno
es la voluntad de no poner al detenido a disposición del funcionario competente.
c. No dé inmediato cumplimiento a una orden de libertad legalmente
expedida. Se requiere:
1) Que el sujeto activo reciba una orden para dar libertad a alguien.
2) Que dicha orden haya sido legalmente expedida, o sea, por autoridad
competente, en acatamiento de a ley.
Esta infracción es propiamente la detención irregular. Es precisamente este tipo
de delitos, de los que se discute su inclusión como delito contra la Administración
Pública, pues si bien es cometido por funcionario o empleado público, y de alguna
manera se lesionan intereses jurídicos administrativos, lo cierto es que el bien
jurídico superior a tutelar es el de la libertad de la personas, cuya soltura no se
cumple, pese a la orden legalmente emitida. Por esta razón se les han
denominado delitos especiales impropios de los funcionarios.
G. COHECHO: Art. 439 al Art. 444. "En Roma se denominó este delito crimen
repctundanmr, las doce tablas lo consideraron como un delito capital, pero en
tiempos posteriores fue penado con mayor suavidad..."
En el Derecho Penal español más antiguo "se penó especialmente a los jueces que
recibieran dádivas: Las Partidas... reprimieron con rigor estos hechos, y
^Novísima Recopilación... dispuso que los alcaldes de las al/adas. Corregidores
alcaldes y jueces de ciudades, villas y lugares, no tomaran, ni en público ni a
escondidas, ni por si ni por otros, dones de ninguna persona de las que entre ellos
hubieran de venir en pleito so pérdida de oficio y de la imposición de graves
penas pecuniarias" [Cuello Calón, 1971: 381-382].
Tres especies de corrupción o cohecho, contiene nuestro Código Penal (artículos
439-444) siendo ellas: El cohecho activo, el pasivo y la Aceptación ilícita de
regalos.
1. COHECHO PASIVO: Art. 439. De acuerdo con nuestra ley, consiste este delito
160

en que el sujeto activo, que en este caso puede ser, cualquier persona, mediante
dádivas, presentes, ofrecimientos o promesas, intenta cohechar o cohecha a los
funcionarios o empleados públicos.
a. Elementos
1) Sujetos. Cualquier persona puede ser sujeto activo: que el agente, quiera,
con su conducta, obtener para sí o para otro un lucro cualquiera, lo que constituye
el objeto material inmediato del delito, y así se lesione la libertad y la igualdad de
la prestación del servicio que le está encomendado, lo que constituye el objeto
material mediato del delito.
2. ACEPTACIÓN ILICITA DE REGALOS: Art. 443. Comete este delito el
funcionario o empleado público que acepa, dádivas presentes, ofrecimientos o
promesas de personas que tuvieren algún asunto pendiente ante él.
a. Elementos
1) Sujeto activo del delito solamente es el funcionario o empleado publico.
2) El hecho se configura cuando el sujeto activo, acepta las dádivas presentes
ofrecimientos o promesas.
3) Que el sobornante tenga algún asumo Pendiente ante el sujeto
4) Elemento interno es la conciencia del activo de que el corruptor lene algún
asunto pendiente ante él, y la voluntad de aceptar las dádivas, presentes,
ofrecimientos o promesas.
3. PECULADO: Comete el delito de peculado el funcionario o empleado público
que sustrajere o consintiere que otro sustraiga dinero o efectos públicos que
tenga a su cargo por razón de sus funciones; así también el funcionario o
empleado público que utiliza en provecho propio, trabajo o servicios pagados con
fondos públicos. Art. 445.
a. Elementos
1) Que el sujeto activo tenga a su cargo por razón de sus funciones dinero o
efectos públicos.’
2) Que dichos efectos o dinero lo sustraiga directamente, o bien consienta que
otro lo sustraiga. El término sustracción, se refiere en este delito a apropiarse de
los efectos. Se refiere a los actos que violan la fidelidad que los funcionarios
deben observar en el manejo de los caudales que tiene a su cargo y “reprimen no
solo el perjuicio económico si no también y muy especialmente el abuso por parte
del funcionario, de la confianza públicamente en él depositada”
Por tal razón a estos delitos, en la literatura penal alemana dominante trata de
separárseles de los delitos contra la administración pública, segregándoseles
como apropiaciones y retenciones indebidas, criterio que no ha sido aceptado en
nuestro ambiente penal especialmente porque en la forma en que se sanciona
actualmente como delito contra la administración pública “se halla la única
respuesta posible a la corrupción característica de las administraciones
moderadas y a la violencia que brota de la burocracia de los Estados" [Torio
López, Delitos contra la Administración Pública: 423].
3) Elemento interno. Es un delito doloso; requiere un dolo específico
consistente en la conciencia y voluntad del sujeto activo de obtener lucro
económico propio o de un tercero.
161

La otra alternativa descrita en el mismo tipo contiene los siguientes elementos:


a) Material. Utilizar en provecho propio trabajo o servicio pagados con fondos
públicos; esto es, aplicar a su beneficio, trabajo o servicios que estén siendo
pagados con fondos públicos.
b) Interno. La conciencia y voluntad de valerse de su carácter de funcionario o
empleado para aprovecharse de trabajo o servicios que estén siendo pagados con
fondos públicos.
Elemento interno que en ambos casos, admite la forma culposa, como los refiere
el artículo 446, que crea una forma sui generis de la culpa cuando dice: Que, por
negligencia o falta de celo, diere ocasión (el sujeto activo) a que se realizare por
otra persona, la sustracción de dinero o efectos públicos. Decimos sui generis,
pues las especies de la culpa admitidas son: la imprudencia, negligencia o
impericia (artículo 12 del Código Penal). por lo que la falta de celo entendida
como falta de cuidado puede quedar dentro de las alternativas mencionadas.
H. MALVERSACIÓN: Art. 447. Entiende nuestra ley que comete este delito el
funcionario o empleado público que da a los caudales o efectos que administra
una aplicación diferente de aquella a que estuvieren destinados.
1. Elementos:
a. Que el sujeto activo, administre caudales o efectos públicos.
b. Que dé a los mismos una aplicación diferente de aquella a que estén
destinados. Se entiende-aquí, que no se los apropia, pues en ese caso se daría el
peculado, sino que estando destinados los caudales para cierto objeto, se destine
a otros.
c. Elemento interno es la conciencia de que los caudales están destinados a
ciertos efectos, y la voluntad de destinarlos para un objeto diferente.
I. CONCUSIÓN: Art. 449. Se llama concusión el hecho del funcionario público
que abusando de su calidad o de sus funciones, directa o indirectamente o por
actos simulados se interese en cualquier contrato en-que intervenga por razón de
cargo.
En sus dos formas típicas la concusión constituye la extorsión o la estafa del
funcionario público, así como el peculado es la apropiación indebida de éste.
La concusión se diferencia de la extorsión propiamente dicha, en cuanto la
violencia o el engaño provienen en aquella del funcionario público que abusa de
su cargo.
Se distingue de la estafa, porque ésta es un delito con sujeto indiferente (pues
puede ser cometida por "cualquiera"), mientras que la concusión fraudulenta es
un delito con sujeto calificado (ya que solamente puede cometerla el funcionario
público, abusando de su calidad).
Lo que distingue la concusión y el fraude es el uso de la violencia o del engaño,
que faltan en la segunda, por cuanto hay un concurso de voluntad. En el fraude el
particular es objeto activo junto con el funcionario, porque coopera con éste en el
delito (delito bilateral). Y en ¡a concusión hay solamente un sujeto pasivo no
imputable (delito unilateral).
Además, la concusión se diferencia del peculado y de la malversación, porque en
162

éstos la causa de la posesión es legítima (razón de cargo), mientras que en


aquella hay un apoderamiento viciado por violencia y fraude.
El objeto jurídico de esta acriminación es el interés de la administración pública
por la probidad y fidelidad del funcionario, gravemente comprometida por el
hecho de que extorsiona o arranca dinero u otra utilidad; y además, el interés de
que la libertad de consentimiento de los particulares, quede ilesa al tratar con los
órganos de la administración pública.
El agente es el funcionario público: no, como en el peculado, el encargado de un
servicio público.
No importa que el funcionario haya cesado en su calidad en el momento de
efectuarse el delito, si el hecho se refiere al cargo o servicio ejercidos, todavía
menos valor tendrá el hecho de hallarse con permiso, en vacaciones o en tiempo
ferial.
El sujeto pasivo es de ordinario un particular (aun el incapaz), pero puede serlo
también un funcionario público (inferior o superior jerárquico del agente), y en
general, el Estado u otra entidad pública. La expresión legal "a alguno" no admite
exclusiones.
La acción consiste en asegurar la intervención directa o indirecta de actos
simulados del tipo de delito, en constreñir o inducir a alguno, abusando de la
calidad o cargo de funcionario público, a dar o prometer indebidamente, para si
dinero u otra utilidad.
Por lo tanto, los elementos de este delito son:
1. Los actos de constreñir o inducir que dan lugar respectivamente a las dos
formas de concusión: la violenta y la fraudulenta.
La distinción entre los dos medios empleados por el concusionario corresponde
ala distinción, ya hecha por la doctrina, entre concusión explícita o manifiesta y
concusión implícita u oculta. Recordemos las palabras de CARRARA "El funcionario
puede extorsionar por dinero al particular, o manifiestamente, amenazándolo con
el abuso de sus propios poderes si no le da el dinero, u ocultamente, si engaña al
particular haciéndole creer que de veras debe entregar ese dinero. De aquí nace
la subdivisión de la concusión propia en implícita y explícita. Es explícita, si el
funcionario amenaza con un acto que él mismo confiesa ser injusto, de su propio
poder, como el que amenazare con arresto comparecencia ante el juez o cosas
semejantes, si no se le entrega el dinero. Y es implícita, si el funcionario, hace
creer al particular que le toca pagar lo que en realidad no debe, como pago a
ministros, al registrador y a otros que cobran un impuesto indebido o superior al
debido.
"Constreñir" significa forzar la voluntad renuente por medio de violencia o de
amenaza.
La violencia (psicología) sólo se tiene en cuenta cuando se resuelve en una
coacción moral, de modo que la voluntad, a causa de ella, ya no es libre.
La violencia física tiene un ámbito más amplio: puede ir desde la lesión o los
golpes hasta el despojo y el desposeimiento, incluyendo también la violencia
sobre las cosas como en el caso del funcionario judicial que, para sacar alguna
utilidad, inicia una ejecución mobiliaria ilegal; o del funcionario recaudador, que,
163

con el mismo fin, ordena el traslado de los bienes embargados.


La violencia moral, o amenaza, puede asumir tantas formas cuantas sean los
modos de avasallar la voluntad del sujeto pasivo; será, por lo tanto real o verbal,
directa o indirecta, explícita o implícita, clara o simbólica, condicionada. Sólo se
requiere que sea idónea, Pero no bastaría el solo temor reverencial, es decir, la
reverencia o sujeción inspiradas por la autoridad.
No se excluye que la coacción se verifique formalmente, es decir, conforme a
alguna norma jurídica; pero es claro que esta juridicidad aparente queda
neutralizada por la conducta abusiva del agente mismo. El fin antijurídico que
éste se propone no puede dejar de influir sobre la legalidad de los medios. Y el
magistrado debe tener presente esa conducta al apreciar el hecho, porque la
característica de la concusión no consiste únicamente en el uso de la violencia o
la amenaza (elementos esenciales también en robo con violencia sobre las
personas, o en extorsión), sino en la circunstancia de que una y otra es la
expresión de un abuso de funcionario público. No hay duda de que es derecho del
funcionario público otorgar o negar una concesión al particular; pero si el
funcionario amenaza con rechazar la concesión que se le pide, si no se le entrega
una suma de dinero nos hallaremos ante una concusión violenta.
J. FRAUDE: Art. 450. Comete el delito de fraude el funcionario o empleado
público, que interviniendo por razón de su cargo en alguna comisión de
suministro, contratos, ajustes, o liquidaciones de efectos de haberes públicos, se
concertare con los interesados o especuladores, o usare de cualquier otro artificio
para defraudar al Estado.
TEMA 31:
DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACION DE JUSTICIA:
En sentido técnico el término administración de justicia tiene el mismo significado
que jurisdicción, es decir, indica el poder del Estado que tiene por objeto el
mantenimiento y la actuación del ordenamiento jurídico. Sólo que ese concepto,
tal como se emplea en derecho público, según ya dijimos en otro lugar, sufre una
deformación, o al menos una ampliación, en el campo del derecho penal, pues en
él se incluyen todas las formas de actividad que tengan alguna relación con el fin
último de la justicia. Así al lado de una categoría de delitos que agravian el
ejercicio de la actividad judicial propiamente dicha, encontramos otros delitos que
ultrajan la autoridad de las decisiones judiciales y, por último, un grupo de
acciones criminosas que tienen por objeto la defensa arbitraria de los propios
derechos. Así, el concepto de administración de justicia se dilata y se diluye
gradualmente hasta tomar un significado que no corresponde al uso correcto de la
palabra en derecho público, y que sólo es válido en cuanto a los fines específicos
del derecho penal.
A. DEFINICION DE ADMINISTRACION DE JUSTICIA: Es la actividad jurisdiccional
que ejercen los jueces de conformidad con la constitución política de la República
y demás leyes. Art. 203 Const., y Art. 57 LOJ.
B. ACUSACIÓN Y DENUNCIAS FALSAS: Art. 453. Acusación es la acción procesal
que se ejerce ante el juez competente, contra la persona que se supone
responsable del delito. Denuncia es el hecho de poner en conocimiento del juez o
MP la existencia del delito.
164

1. Elementos:
a. Sujetos: cualquiera
b. Que se realice una imputación (atribuir penalmente a otro una conducta
delictiva) contra alguna persona y que esta sea falsa.
c. La imputación ha de recaer sobre hechos que de ser ciertos constituirán
delito o falta de los que dan lugar a procedimiento de oficio.
d. Que se haga funcionario administrativo o judicial
e. En el sobreseimiento o sentencia absolutoria se hayan declarado
calumniosa la acusación.
f. Elemento interno: intencionalidad en cuanto a la conciencia que se imputa
hechos delictivos y que la imputación sea falsa.
Diferencia con calumnia: el bien jurídico tutelado, ante funcionario, de
procedimientos de oficio.
C. SIMULACIÓN DE DELITO: Art. 454. Comete el delito de simulación de delito
quien falsamente afirme ante funcionario administrativo o judicial que se ha
cometido un delito de los que dan lugar a procedimiento de oficio, o simulare la
existencia de pruebas materiales con el fin de inducir a la instrucción de un
proceso.
1. Elementos:
a. sujeto activo cualquier persona
b. materialidad del hecho: afirmar que se ha cometido un delito de los que dan
lugar a procedimiento de oficio
c. afirmación sea falsa
d. afirmación ante funcionario
e. hecho sea simulando la existencia de pruebas materiales de un hecho
delictivo con el fin de inducir a la iniciación de un proceso
f. elemento interno: dolo específico de inducir a la iniciación del proceso y
conciencia de efectuar la afirmación sobre el hecho.
D. LA AUTO IMPUTACIÓN: Art. 456. Quien, mediante declaración ante
autoridad competente, se atribuyere a sí mismo un delito que no hubiere
cometido o que hubiere perpetuado otra persona.
1. Elementos:
a. Que el sujeto se atribuya así mismo un delito que no hubiere cometido o
perpetrado por otra persona.
b. Que la declaración se verifique ante autoridad competente
c. Elemento interno: sujeto activo quiere atribuirse un delito que sabe que no
ha cometido.
E. OMISIÓN DE DENUNCIAR UN DELITO: Art. 457. El funcionario o empleado
público que, por razón de su cargo, tuviere conocimiento de la comisión de un
hecho calificado como delito de acción pública y, a sabiendas, omitiere a
retardare hacer la correspondiente denuncia a la autoridad judicial competente.
1. Elementos:
a. Sujeto activo. Funcionario o empleado público
b. Conocimiento de la comisión del delito de acción pública
c. Interno: dolo genérico que a sabiendas omite o retarda hacer la denuncia y
el específico querer omitir o retardad la denuncia
165

F. COLUSION: Art. 458. Quien, mediante pacto colusorio o empleando


cualquier otra forma ilícita, evite la citación o comparecencia a juicio a tercero o
provoque resoluciones que perjudiquen los derechos del mismo.
1. Elementos:
a. sujeto activo: cualquiera y los abogados una pena accesoria a sabiendas
del pacto colusorio, dirijan, patrocinen o realicen las solicitudes y gestiones
b. materialidad del hecho: efectuar un pacto colusorio o cualquier otra forma
ilícita
c. con los actos se evite la comparecencia a juicio de tercero o provoquen
resoluciones perjudiciales.
d. Interno: dolo específico evitar la comparecencia, citación o provocar una
resolución perjudicial.
G. PERJURIO: Art. 459. Comete perjurio quien, ante autoridad competente,
jurare decir verdad y faltare a ella con malicia.
1. Elementos:
a. Sujetos: quienes bajo juramento afirmen una falsedad o nieguen una cosa
cierta, faltando con ello a la verdad
b. Se falte a la verdad con malicia
c. Interno la conciencia e intención de faltar a la verdad en juicio, bajo
juramento con ánimo de causar un mal.
G. FALSO TESTIMONIO: Art. 460. Comete falso testimonio, el testigo intérprete,
traductor o perito que en su declaración o dictamen ante autoridad competente o
notario, afirmare una falsedad, se negare a declarar estando obligado a ello u
ocultare la verdad.
1. Elementos:
a. sujetos: testigos, intérpretes, traductores o peritos
b. hecho material: afirmar una falsedad, negarse a declarar u ocultar la verdad
c. ante autoridad competente
d. interno: la conciencia y voluntad del sujeto de afirmar una falsedad u
ocultar la verdad conociéndola
H. PRESENTACIÓN DE TESTIGOS FALSOS: Art. 461. Quien, a sabiendas,
presentare testigos frisos en asuntos judiciales o administrativos o ante notario.
1. Elementos:
a. Materialidad: presentación de testigos falsos en asuntos judiciales o
administrativos o ante notario
b. Interno: dolo específico: conocimiento de que los testigos que se presentan
son falsos y la voluntad de presentarlos.
I. LA PREVARICACIÓN JUDICIAL: Art. 462 al Art. 464. El juez que, a sabiendas,
dictare resoluciones contrarias a la ley o las fundare en hechos falsos.
También llamado prevaricato doloso
1. Elementos:
a. sujeto activo: funcionario judicial (juez de instancia o cualquier ramo)
b. contenida su actuación en resolución judicial
c. resolución contraria a la ley o fundada en hechos falsos
d. Intención deliberada de faltar a la verdad y justicia a sabiendas)
e. conocimiento de la injusticia.
f. realiza al dictarse sentencia condenatoria esto agrava la pena
166

J. PATROCINIO INFIEL. Art. 465. El abogado o mandatario judicial que, de


cualquier modo, perjudicare deliberadamente los intereses que le estuvieren
confiados.
1. Elementos:
a. Sujetos: abogados o mandatarios judiciales
b. Material: se tome la defensa, dirección o procuración de una parte y en el
mismo asunto se tome después la defensa o dirección de la parte contraria
o se le auxilie o aconseje
c. Interno: conciencia que se está representando a una parte y la voluntad de
defender o dirigir a la otra o auxiliarle o aconsejarle
K. DOBLE REPRESENTACION: Art. 466. El abogado o mandatario judicial que,
habiendo tomado la defensa, dirección o procuración de una parte, representare
después a la contraria en el mismo asunto, la auxiliare o aconsejare.
1. Elementos:
a. Sujetos activos: abogados o mandatarios (representantes) judiciales
b. Materialidad: perjudicar de cualquier modo los intereses confiados
c. Juicio civil, penal
d. Interno: conciencia y propósito específico de perjudicar los intereses
confiados
L. DENEGACIÓN Y RETARDO DE JUSTICIA: Art. 468 y 469. El Juez que no diere
curso a una solicitud presentada legalmente o que retardare, maliciosamente, la
administración de justicia. El juez, el representante del Ministerio Público o el
funcionario, autoridad o agente de esta que, faltando a la obligación de su cargo,
dejare maliciosamente de promover la persecución y procesamiento de los
delincuentes
1. Elementos:
a. Sujeto activo: juez
b. Hecho: no dar curso a una solicitud presentada legalmente o retardar la
administración de justicia
c. Interno: dolo: conciencia
d. Objetivo: dejar maliciosamente de promover la persecución y
procesamiento, el hecho debe ser una obligación del cargo
e. Intencional: quiera con interés ajeno
f. Sujetos: jueces o representantes del MP, funcionario, autoridad o agente
M. EVASIÓN: Art. 470. Quien, hallándose detenido o condenado, se evadiere,
comete el delito de evasión.
1. Elementos:
a. Sujeto activo: arrestado, detenido o condenado.
B. Materialidad: evade con o sin violencia
N. COOPERACION EN LA EVASIÓN: Art. 471. Quien procurare o favoreciere la
evasión de una persona detenida o condenada por delito.
1. Elementos:
a. Sujetos: cualquier persona, funcionario o empleado de confianza, encargado
de la custodia o guarda del evadido
b. Materialidad: procurar o favorecer la evasión
Ñ. EVASIÓN CULPOSAR: Art. 472. El funcionario o empleado público encargado
directamente de la custodia o guarda de persona detenida o condenada por delito
que culposamente diere ocasión para que se fugue.
1. Elementos
167

a. Sujeto activo: encargado de custodia o guarda de la persona detenida o


condenada con calidad de funcionario o empleado público
b. Materialidad: culposamente (imprudencia, negligencia o impericia)
O. ENCUBRIMIENTO: Art. 4474 al Art. 476. Es responsable de encubrimiento
propio quien sin concierto, connivencia o acuerdo previo con los autores o
cómplices del delito pero con conocimiento de su perpetración, interviniere con
posterioridad, ejecutando alguno de los siguientes hechos:
1. Ocultar al delincuente o facilitar su fuga.
2. Negar a la autoridad sin motivo justificado la entrega de un sindicado,
perseguido, o delincuente que se encuentre en la residencia o morada de la
persona requerida.
3. Ayudar al autor o cómplice a eludir las investigaciones de la autoridad o
sustraerse de la pesquisa de esa.
4. Recibir, ocultar, suprimir, inutilizar, aprovechar, guardar, esconder, traficar o
negociar, en cualquier forma, objetos, efectos, instrumentos, pruebas o rastros
del delito.
Elementos
a. Sujeto activo: conoce de la perpetración del delito e interviene “con
posterioridad” realizando los hechos
b. Interno: conciencia y voluntad de encubrir
TEMA 32:
DELITOS DE JUEGOS ILÍCITOS: Art. 477 al Art. 479. En un título especial al final del
Código Penal, que demuestra la imprecisión del legislador al respecto de su
naturaleza jurídica, se regulan los juegos ilícitos en su área delictiva; corto es el
título de los delitos de Juegos Ilícitos, más propio para declamaciones éticas y
sociológicas que para problemática jurídico penal. Si analizamos en general la
regulación que al respecto de este delito hace el Código Penal llegamos a la
conclusión que pocos son los artículos que al respecto de esta cuestión se han
dedicado, e incluso la propia jurisprudencia guatemalteca casi nunca ha tenido
ocasión de pronunciarse sobre el particular, dejando en consecuencia un vacío
mas profundo acerca del disciplinamiento penal de este vicio que al decir del
autor español Viada Es entre los elementos de corrupción el que más desastrosas
consecuencias produce en el seno de la sociedad.
La reforma legislativa del año 1,974 en Guatemala, modificó totalmente la
regulación que al respecto de estos delitos traía el Código derogado, que
siguiendo un concepto puramente tradicional los titulaba "Juegos, Rifas y Lides de
Gallos", sin embargo, tanto el Código Penal derogado como el actual siguen la
siempre desordenada sistemática en relación a la calificación de estos hechos, sin
descubrir aún su naturaleza jurídica, ya que la ley derogada lo regulaba en el
título de los delitos contra la salud pública y el actual en un título aparte.
En el Artículo 477 del Código Penal se crea la tipificación de las conductas o
incriminaciones penales que caen bajo la regulación del delito de juegos ¡lícitos,
pero no se trata de una ley penal en blanco cuyo contenido y sanción se dejan a
una ley o a un reglamento, sino por el contrario es de carácter positivo, con
mención concreta de los que se consideran prohibidos, los de suerte, envite o
azar, siendo por analogía similar a los que el Código Civil declara como
obligaciones naturales privadas del ejercicio de la acción reclamatoria. El
concepto que trae el Código Vigente, es el que tradicionalmente ha aceptado la
168

doctrina penal, tanto los partidarios de la Escuela Clásica como los de la Escuela
positiva; sin embargo adiciona a la conceptuación de las conductas prohibidas la
infracción conocida como de expedición de billetes de loterías o rifas no
legalmente autorizadas que, tradicionalmente, han desaparecido del campo
penal. Art. 479.
El concepto en tal virtud de los juegos ilícitos, conocidos también como de suerte,
envite o azar, sin embargo, no es demasiado claro o quizás, lo es en demasía,
puesto que tal como se acostumbra en la redacción de los preceptos legales
dentro de nuestro Código, las conductas incriminatorias se definen de tal forma
ambiguas y extensivas, que dan cabe a una interpretación confusa de carácter
jurisdiccional.
No obstante lo anterior si analizamos la realidad guatemalteca podemos observa
que la costumbre tiene en materia de juegos ilícitos efectos trascendentales
predominantes, tolerándose a la vista de todo el mundo el ejercicio de juegos
ilícitos y apuestas que, desde las loterías, los billares y- las máquinas
tragamonedas, nadie puede regatear su carácter ilícito, por no intervenir en ellos
la destreza en más proporción que en la mismísima ruleta. Porque si partimos de
la base de la doctrina tradicional, lo que el juego ilícito persigue es obtener un
lucro proveniente, no de la destreza de los contendientes, sino por el contrario
basada exclusivamente en la suerte, lo que acarrea tremendos estragos en la
colectividad.
De tal manera que si en la realidad se aceptan comúnmente el ejercicio de tales
juegos de suerte, tenemos un punto de partida para sostener que las
prescripciones del Código parecen tender primordial mente a la represión del
profesionalismo, por la incorporación dentro de la figura tipo del término "Casas
de Juego", que constantemente utiliza, refiriéndose a los banqueros,
administradores, empresarios, gerentes o demás personas encargadas asi como a
los dueños; en este sentido es de advertir que a la sanción penal que corresponde
a los autores del delito, hay que añadir la medida de seguridad que
eventualmente pudiera aplicarse basada en el Artículo 87 inciso 5o. del Código
Penal que se refiere a la vagancia habitual.
Por otro lado, nuestro Código Penal ni en los propios tipos delictuosos, ni en las
disposiciones generales donde define termino lógicamente, algunos de los
conceptos que utiliza en su contenido tales como "muebles", "funcionario
público", "arma", o "violencia", señala con precisión qué debe entenderse por
"juegos de suerte en vite o azar", motivo por el cual debemos aceptar en principio
el concepto que da de los mismos el autor español Quintano Ripollés y que •dice:
"Cometen este delito todos aquellos, que sostienen, dirigen o toman parte en
determinado lugar, en aquellos juegos en los que, mediante interés, la ganancia o
la pérdida depende totalmente de la suerte sin que influya en ellas la natural y
lícita habilidad del jugador.
ELEMENTOS DEL DELITO DE JUEGOS ILÍCITOS:
Como ya lo he referido anteriormente, los fallos de los Tribunales guatemaltecos
en materia de Juegos Ilícitos, son prácticamente inexistentes ya que son hechos
criminales, que bajo el sello del profesionalismo, no se han producido en nuestro
país.
169

De tal forma que los elementos integrantes de tales figuras delictivas, deben
buscarse en la descripción topológica que para el efecto señala el Artículo 477 del
Código Penal, y del mismo se desprenden los siguientes:
1. Elementos Objetivos:
a) Que el Juego sea de suerte, envite o azar, que conforme a la definición
doctrinaria que es comúnmente aceptada, son aquellos que no exigen
absolutamente ni destreza ni cálculo alguno, dependiendo su resultado solo de la
casualidad o de la suerte, y que desde el punto de vista civil se le considera como
obligaciones naturales, privadas del ejercicio de la acción reclamatoria. (Artículo
2145 del Código Civil).
b) Que tenga lugar en las llamadas casas de juego, entendiéndose por tales,
aquellos lugares que habitualmente se destinan a los juegos prohibidos, es decir,
dedicados de exprofeso a dicho ilegal pasatiempo. En este sentido, al contrario de
la legislación belga como la afirma Puig Peña, en la legislación guatemalteca es
indiferente, que se trate de casas públicas o privadas, aunque para el caso de
éstas últimas es indispensable la habitualidad, constitutiva del dolo específico del
hábito de jugar.
c) El Dolo Específico: constitutivo de la absoluta conciencia de estar
ejecutando un juego ilícito, en el que sólo interviene la suerte o al azar marcado
con la reiteración de actos constitutivos de la habitualidad que representan el
resultado delictuoso; este elemento se desprende de la definición del verbo
concurrir que denota la voluntad del sujeto de invertir parte de su patrimonio en
juegos carentes de destreza.
2. Elementos subjetivos: En relación a los sujetos activos, dentro del delito de
Juegos Ilícitos y como una excepción a las reglas comunes de la mayoría de los
tipos delictuosos, el Código Penal, enumera taxativamente a qué personas
considera como partícipes directos de los mismos determinación que aparece en
los Artículos 477 y 478 de la siguiente forma:
a. Los banqueros, administradores, empresarios, gerentes, y demás personas
encargadas y los dueños de casas de juegos de suerte.
En este sentido debemos entender lo siguiente:
Por dueños de casas de juego, no ha de considerarse a los meros propietarios del
inmueble, sino al arrendatario del local en que se juega, y sin cuyo requisito no
podrá tener lugar, por lo que el dueño de la casa de juego "será toda persona
individual o colectiva, que establezca o consienta el juego prohibido en un local
sometido a su disposición, dirección o gerencia aunque el Código no dice nada,
parece ser que con el nombre de banquero hay que comprender, no el que de
momento lleva el juego, sino el que asume la dirección del mismo debiendo ser
responsable, como afirma Viada, ya ejerza estas funciones, solo momentánea o
habitualmente". Esta deducción se obtuvo del fallo del Tribunal Supremo Español
en sentencia del 14 de febrero de 1893, en el que declara: "que para que los
dueños de las casas de juego puedan ser castigados no es preciso que los
jugadores sean sorprendidos jugando, sino que basta el simple hecho de tener la
casa". Son delitos, agrego yo de mero resultado, sin que sea necesario el acto
propio de juzgar.
170

b) Las personas que concurrieron a las casas de juegos de suerte, envite o


azar, es decir los jugadores; debiéndose entender por jugadores los que asisten a
las casas de juego y toman parte directa en el mismo, sin que sea suficiente el
hecho material de encontrarse una persona en el local en que se juega. De tal
manera que la propia descripción de la figura delictiva y de las personas que en el
juego intervienen excluye categóricamente a los cómplices de los delitos de
juegos ilícitos, ya que sólo pueden ser autores directos.
A. JUEGOS ILÍCITOS: Art. 477. Los banqueros, administradores, empresarios,
gerentes o demás personas encargadas y los dueños de casas de juegos de
suerte, envite o de azar, serán sancionados con prisión de uno a cinco años y
multa de mil a diez mil quetzales.
1. Elementos:
a. Material: es un delito de peligro, no de resultado; se configura con el hecho
de ser banquero, administrador, empresario, gerente o encargado o dueño de
juegos de suerte o azar
b. Interno: conciencia de prohibición de juegos de suerte, envite o azar; la
conciencia de que los juegos que se practican en la casa son ilícitos.
2. Sujetos:
a. Activo: banqueros, administradores, empresarios, gerentes y encargados o
dueños de casas de juegos de suerte, envite o azar.
B. ASISTENCIA: Art. 478. Cometen el delito de asistencia las personas que
concurrieren a las casas de juegos de suerte, envite o azar que no estén
autorizadas.
1. Elementos:
a. Material: asistencia a las casas de juegos de suerte o azar.
b. Interno: conciencia de que se asiste a una casa de juegos de suerte, y la
voluntad de realizar el hecho a pesar de tal conocimiento.
2. Consumación: Con la simple asistencia a las casas de juegos; aunque se ha
dicho que para que se consuma es necesario jugar, o sea concurrir a las casas de
juego de suerte y la voluntad de realizar el hecho a pesar de su conocimiento.
C. LOTERÍAS Y RIFAS ILÍCITAS: Art. 479. Los empresarios y expendedores de
billetes de loterías o rifas, o autorizados legalmente.
1. Elementos:
a. Material: es un delito de peligro y en consecuencia el hecho se integra con
ser empresario o expendedor de billetes de loterías o rifas no autorizadas
legalmente.
b. Intencional: conciencia de ser empresario, o el querer expender o vender
billetes de loterías o rifas con el conocimiento de la ilicitud de las mismas o de
que no es de las autorizadas legalmente.
2. Sujetos:
a. Activos: solo pueden serlo los empresarios y expendedores de billetes de
lotería o rifa no autorizada legalmente.
TEMA 33:
CONTRAVENCIONES O FALTAS:
A. LA TEORIA DE LAS FALTAS O CONTRAVENCIONES DEL CÓDIGO PENAL
GUATEMALTECO Y LOS PRINCIPIOS DEL DERECHO PENAL:
Desde los tiempos en que el Derecho penal fue tomando su conformación como
171

ciencia de carácter jurídico y se fueron elaborando las principales instituciones


que como el delito, la pena y el sujeto delincuente, forman parte integrante del
objetivo de esa disciplina, asi también, se fueron elaborando los principios
básicos, tanto de aplicación de la norma jurídica Penal como de la configuración
de los diferentes tipos que encierran en su estructura las conductas que pueden
determinarse dentro de lo ¡lícito penal.
Tanto las Instituciones fundamentales del Derecho Penal, como los principios en
los cuáles se sustenta, su validez temporal y espacial, han ido cambiando o
transformándose como advenimiento de las escuelas de derecho penal y con las
diferentes formas o modos de producción, porque no debemos perder de vista
que las Escuelas del Derecho Penal representan en cada caso el fundamento del
orden jurídico vigente, que como medida política, se desprende del orden
económico.
En este orden de ideas es interesante fundamentalmente el analizar si los
principios de legalidad, de tipicidad, de analogía, este último como Instituto
accesorio al principio de legalidad son respetados o no por el Código Penal
Vigente dentro del libro tercero que regula la calificación de las faltas o
contravenciones; es de suyo muy importante determinar el extremo de aplicación
de tales principios sobre todo si tomamos en consideración que como ya lo
expusimos con anterioridad y al referirnos a la teoría general sobre el delito, y su
regulación dentro de la parte general del libro primero que si bien es cierto que
como postulados fundamentales de la aplicación de la ley penal se encuentra
insertos en el Código penal el principio de legalidad (Artículo 1o.) el de tipicidad
(Artículo 1º.) y el de exclusión por analogía (Artículo 7o.) tales principios
solamente tienen una validez ideal ya que no solo, dentro de la propia práctica en
la aplicación de la ley, sino también dentro del propio contexto del Código y en
relación a toda su sistemática y descripción de las figuras delictivas,
constantemente se violan tales principios.
Al estudiar comparativamente, el contenido de las disposiciones generales
relativas a las faltas, señale que el Artículo 480 del Código Penal remitía en
cuanto a las principales materias que conforman la teoría general del delito la
regulación sobre las faltas referidas a la vigencia de la Ley Penal, la relación de
causalidad, las causas de exención de responsabilidad criminal y las demás
instituciones que en forma colateral o accesoria inciden en el aparecimiento,
desarrollo y predicción de los resultados ilícitos incorporados en las normas
penales; en este orden de ideas es sumamente importante destacar como marco
de referencia de carácter general el hecho de que si las disposiciones generales
relativas a ^s faltas disponen su aplicación indiscriminada de toda la teoría del
delito, con algunas modificaciones, en relación a las faltas, es indudable que los
principios generales en que se fundamente la existencia de la ley penal también
debe ser aplicados en forma global a este tipo de infracción. Partiendo de esta
base, la crítica que he hecho en forma general al contenido de los principios de la
ley penal es valedera, en una aplicación de estricto contenido jurídico al régimen
de las contravenciones o faltas, ya que la validez temporal y el ámbito de vigencia
espacial es exactamente igual a estos dos tipos de incriminaciones de carácter
penal.
B. DEFINICION DE FALTAS: GUILLERMO CABANELLAS DE TORRES: El autor
Español Guillermo Cabanellas de Torres, establece que por faltas “debe de
172

entenderse a las acciones u omisiones voluntarias castigadas por la ley con pena
leve; por lo cual se han denominado delitos veniales o miniaturas del delito.
C. DE LAS FALTAS O CONTRAVENCIONES EN PARTICULAR: Las faltas han sido
expuesta claramente en la exposición general que atiende sobre todo a la
violación de los principios que como la legalidad tipicidad o Exclusión de la
Analogía forman el valladar ideológico del Estado Guatemalteco.
No obstante, si es de suma importancia, puntualizar al respecto de la regulación
propiamente jurídica sobre las faltas que trae el Código y la doctrina tradicional
sobre la que se inspira.
En este sentido según autores clásicos como Pacheco o Cuello Calón y algunos
otros afirman, que las llamadas "Faltas contravencionales" no deben tener un
puesto dentro del Código Penal, sino en ordenanzas Gubernativas o Municipales y
por el contrario afirman que las "Faltas Veniales" o "Faltas Delictuales" si deben
estar incluidas dentro del Código Penal.
Estas "Faltas Veniales" como las denomina Pacheco, son las que nuestro Código
Penal regula como "Faltas contra las personas" y "Faltas contra la propiedad" y la
segunda categoría “Faltas Contravencionales” las que denomina” contra las
buenas costumbres” ”contra los intereses generales de la población” y “contra el
orden público”.
Con relación a la tesis clásica, sostenida por los referidos autores, considero que
la misma ha sido superada en la actualidad por las razones siguientes:
1. Si analizamos la mayoría de los tipos de faltas contra la propiedad o las
personas su configuración legal corresponde a delitos que ya se encuentran
constituidos en el Libro Segundo (Hurto, lesiones, coacción, amenazas, injurias), y
las circunstancias de que se les considera como menos graves en razón a un
criterio repetitivo, no significa que constituyan incriminaciones independientes, y
por el contrario se ha utilizado como fórmula de justificación, la de que, serán
contravenciones aquellos hechos que no constituyan delitos, fórmula que no
tienen ninguna base científica para su mantenimiento.
En esta virtud lo que considero que debe suprimirse del Libro Tercero del Código
Penal son precisamente esas faltas porque o se incorporan en el texto de los
delitos, o por su escasa gravedad no deben constituir un motivo de represión
penal, saltando a la vista que la propia teoría y el Código no han encontrado cómo
definir independientemente las conductas ¡lícitas de las faltas contra la propiedad
por ejemplo, el Articulo 485 inciso 2o. para definir la falta, con una absoluta
carencia de sistemática incorpora al siguiente texto: "Será sancionado con arresto
de 20 a 60 días quien cometiere estafa, apropiación indebida u otro fraude cuyo
perjuicio patrimonial, no exceda de cinco quetzales.
2. Por otro lado, la propia naturaleza de las conductas que se describen en la
clasificación bipartita y que en la mayoría de los casos son acciones u omisiones
que contravienen reglamentos, ordenes de autoridad u ordenanzas municipales
son las que debe mantener al texto del Código Penal, por constituir su descripción
figuras no previstas como tipos de delitos, en otra parte de la sistemática del
Código y respondiendo precisamente a la naturaleza ideológica de la ley Penal- de
lo contrario repetir conductas ilícitas en un libro especial como lo hace la doctrina
no justifica la existencia de un nuevo Libro del Código Penal el cuál debería en
173

orden a la sencillez y para evitar el exceso de diversificación legislativa que


perjudica gravemente a la colectividad desaparecer, ya que es absurdo afirmarlo
que "Qumtano Ripollés" "Que sin sustantividad genuina la mayoría de las faltas
carecen de interés y aún de carácter verdaderamente penal por lo que mas que
comentario propiamente dichos, lo que precisan estos preceptos es una exacta
concordancia y alguna que otra referencia Jurisprudencial interesante.
Al resultado de la posición que he esbozado, en relación a la regulación de las
faltas contra "las personas, y contra la propiedad", en el libro tercero del Código
Penal, en el sentido de que carecen de autonomía propia y en consecuencia no
tienen el carácter de contravenciones, únicamente me basta agregar lo siguiente:
dentro del Código Penal se regulan como incriminaciones penales las faltas
"contra las buenas costumbres", "contra los intereses generales de la población" y
"contra el orden público", que según la postura generalmente aceptada en la
doctrina si constituyen verdaderos tipos penales de orden inferior; sin embargo y
como ocurre en casi todo el texto de nuestra ley penal, no se tuvo ni siquiera el
cuidado de utilizar al describir estas infracciones una terminología adecuada a
nuestro medio y se utilizan frases, como el caso del Artículo 496 inciso 6o que no
tienen actualidad, por un lado, y por el otro, porque carente de toda creatividad
científica nuestro Código Penal en el capitulo comentado "copia" literalmente las
faltas que aparecen reguladas en el Código Penal español de 1928.
D. FALTAS CONTRA LAS PERSONAS: 481. Este tipo de contravenciones o faltas
son las que se realizan directamente contra la integridad física de cualquier clase
de persona, sin importar que tipo de resultado sea el ocasionado.
El jurisconsulto y abogado guatemalteco Francisco de Mata Vela en su libro
titulado El Derecho Penal Guatemalteco establece que por lo dicho “SUPRA
referente a las faltas ha de hacer algún comentario en cuanto a los problemas
que plantea la aplicación de la ley penal en lo relacionado a este tipo de
infracciones.
De las faltas más importantes de esta clasificación se pueden mencionar las que
tienen como consecuencia o resultado una lesión en la victima que le pueda
causar una enfermedad o incapacidad para el trabajo por lo menos de diez días
ésta clase de faltas puede decirse que es el delito menos dañino de las lesiones
leves, porque si analizamos bien su estructura vemos que la diferencia es el
resultado inactivo de la victima, porque el Artículo 148 del Código Penal,
establece “... Es lesión leve la que produjere en el ofendido alguno de los
siguientes resultados: 1º.- Enfermedad o incapacidad para el trabajo por más de
diez días sin exceder de treinta. ...” claro esta que la sanción o pena que ha de
cumplir o le corresponde a las personas culpables de faltas es menor a las que les
corresponde a los delitos en sí, porque al culpable de una falta contra la persona,
dado el caso de las consecuencias o resultados será leve.
Como puede establecerse en el contenido de los artículos que tratan todo lo
relacionado con las faltas contra las personas, que las consecuencias que se
establecen en los mismos son de una menor gravedad que las que se establecen
para los delitos en sí; como ejemplo cite el artículo de mérito relacionado con el
artículo 481 –también ya relacionado- y así sucesivamente en estos tres artículos
posteriores, si los analizamos veremos que lo establecido en los mismos son
consecuencias menores.
174

El inciso numeral 1º. del Artículo 482 puede equipararse a lo establecido en el


Artículo 156 que contiene el delito de Omisión de Auxilio.-
Asimismo las mismas observaciones y comentarios, son posibles para los demás
artículos que contienen las faltas contra las personas.
E. FALTAS CONTRA LA PROPIEDAD: Art. 485 al Art. 488. Este tipo de faltas son
también conocidas como “las faltas patrimoniales, que así eran conocidas en el
Código Penal derogado” haciendo honor este tipo de denominación al bien jurídico
tutelado en las mismas, ya que trata los infracciones o contravenciones leves que
puedan recaer en cualquier clase de bien contenido en el Titulo VI del Libro
Segundo del Código Penal vigente.
Por lo tanto un hurto que la cuantía del objeto hurtado no exceda de cien
quetzales, no es considerado como tal, sino como una falta contra la propiedad,
de conformidad con lo establecido en el Artículo 485, que establece: “... Quién
cometiere hurto de cosas mueble cuyo valor no exceda de cien quetzales, ...”.-
Al respecto como lo establece el tratadista de Derecho Penal Guatemalteco
GUILLERMO ALFONSO MONZÓN PAZ que las faltas contra la propiedad,
corresponden a delitos ya tratados en el libro segundo y que la única diferencia es
en razón a su importancia pecuniaria.-
F. FALTAS CONTRA LAS BUENAS COSTUMBRES: Art. 489. En general se refieren
estas faltas, contravenciones o infracciones de las buenas costumbres que deben
de observarse para la convivencia en armónica y con respeto a los demás
miembros de nuestro conglomerado social; este tipo de faltas se refieren más al
buen comportamiento que debe de prestar toda clase de persona que se
desenvuelva dentro del ámbito social de una sociedad.
Las faltas de esta clase de división que son cometidas o infringidas con mayor
reincidencia son las que se establecen en el numeral 1º. del Artículo 489 que se
refiere a las personas “que en estado de ebriedad provoque escándalo o ponga en
peligro o riesgo su seguridad propia o la de los demás....” dado que nuestra
sociedad según estudios realizados por la ASIES y el CIEN establecieron que el
setenta y cinco por ciento (75%) de la misma ingiere más licor o cerveza, que
drogas dado que los mismos son más bajos en costos y están alcance de
cualquier persona, otra causa es que las autoridades encargadas de regular la
venta de tales productos no tienen establecidas medidas precautorias como para
las personas que en grado de habitualidad ingieren licor, otro aspecto es que no
existen medidas para su distribución ya que también personas menores de edad
tienen fácil acceso a este tipo de licores.
G. FALTAS CONTRA LOS INTERESES GENERALES Y REGÍMENES DE LAS
POBLACIONES: Art. 490 al Art. 495. Realmente éstas faltas y las relativas al orden
público son las verdaderas contravenciones, que son transgresiones de mero
riesgo y no de resultado lesivo, se refieren estas últimas a la turbación del orden
público sin que esta turbación llegue a constituir el delito de desorden público.
H. FALTAS CONTRA EL ORDEN PUBLICO: Art. 496 al Art. 497. Este tipo de faltas
o contravenciones son las que están dirigidas a ser aplicadas aquellas personas
que de alguna manera alteran la tranquilidad de las vías publicas como las de un
Tribunal –en lo que se refiere a lo publico-, pero también son objeto de sanción las
personas que alteren el desarrollo de actos públicos, espectáculos, solemnidades
o reuniones numerosas.
La mayor discusión que podría prestar esta clase de faltas es la que se encuentra
175

contenido en el Artículo 497 que establece: “Será sancionado con arresto de diez
a sesenta días, quién ocultare su verdadero nombre, estado, domicilio o demás
datos de identificación, al funcionario o empleado público que se les requiera por
razón de su cargo.” Porque lo regulado en este artículo constituye en sí el delito
contenido en el artículo 337 delito de uso público de nombre supuesto.
H. FALTAS CONTRA EL ORDEN JURIDICO TRIBUTARIO: Art. 498. Como su nombre
lo indica este tipo de faltas son las que se cometen en contra de la administración
fiscal pero aquí existe un concurso aparente de leyes, porque existe un Código
Especifico que trata todo lo relacionado a esta clase de faltas, como lo es el
Decreto 6-91 CODIGO TRIBUTARIO, porque en dicho código se regula todo lo
relacionado contra el régimen tributario.-
A los responsables de cometer este tipo de faltas no deberían de ser favorecidos
con lo establecido en el artículo 498, sino este artículo debería de ser derogado,
para que solamente sean aplicadas las normas establecidas en el Código
Tributario, ordenamiento legal que tiene reguladas penas mayores para las
personas que cometan las infracciones establecidas en el artículo citado del
Código Penal; lo anterior desde el aspecto jurídico, pero en el aspecto social
debería de ser derogado también ese artículo porque los infractores del mismo
realizan un grave daño al Estado de Guatemala, quién deja de percibir ingresos
por los tributos omitidos y al final el perjudicado es el pueblo de Guatemala.
I. DIFERENCIAS ENTRE FALTAS Y DELITOS: La diferencia entre delito y falta o
contravención, es uno de los más discutidos. En general, sus soluciones obedecen
a dos sistemas típicos: el cualitativo: que sitúa el criterio distintivo en la
naturaleza jurídica particular de estas dos clases de infracciones, y el cuantitativo:
que negando toda diferencia jurídica intrínseca se apoya en el criterio de la
gravedad y clases de las penas.
Nuestro Código Penal, sigue la tendencia de la filosofía del Derecho Penal Bipartito
por el hecho que nuestro Ordenamiento Penal, primero se encuentra dividido en
tres libros: el primero, o sea el Libro Primero contiene los principios, instituciones
y potestades que rigen a todo tipo de procesos o causas del orden penal que
muchos autores, jurisconsultos y doctrinarios lo consideran como un libro
introductorio al estudio de dicha materia, y en su Libro Segundo contiene la gran
clasificación de los delitos y en el Libro Tercero contiene lo relacionado a las
faltas.
Con lo antes indicado, se nos indica que a las personas acusadas que haber
cometido alguna falta debe de aplicársele lo indicado en el Libro Primero del
Código Penal, es decir, que las mismas puedan haber actuado por una causa que
pudiera eximirlas de responsabilidad penal, como por ejemplo, podría citarse la
causas de ínimputabilidad, causas de justificación y porque no de una causa de
inculpabilidad.-
Los principios generales aplicables a la institución de las faltas se encuentran
contenidos en el Artículo 480 del Código Penal, que establece lo siguiente:
1. Por faltas solamente pueden ser sancionados los autores.-
2. Solo son punibles las faltas consumadas.-
3. El comiso de los instrumentos y efectos de las faltas, previsto en el artículo
60, será decretado por los tribunales según las circunstancias.-
4. La reincidencia en faltas no se apreciara después de transcurrido un año e
la fecha de la sentencia anterior.-
176

5. Pueden aplicarse a los autores de las faltas, las medidas de seguridad


establecidas en este Código, pero en ningún momento caso deberán exceder de
un año.-
6. Se sancionara como falta solamente los hechos que, conforme a este
Código, no constituyan delito.
Con lo antes indicado se determinar que las faltas o contravenciones son
conductas ilícitas que tienen determina cierta pena para su infractor, claro está
que al culpable de alguna de las establecidas en el Código Penal así será la
misma.-
La doctrina italiana por ejemplo, al igual que muchas doctrinas europeas
consideran a las faltas como simples contravenciones de policía, en tales códigos
penales se encuentran tipificadas las faltas contra la propiedad, o contra las
personas por considerar que tales conductas corresponden a la tipicidad de los
delitos.-
En cambio nuestro Ordenamiento Penal tiene otra clasificación para este tipo de
conductas delictivas, porque aunque existan doctrinas que consideren a las
mismas como simplemente contravenciones a las leyes penales, debe de tenerse
presente en la práctica sustantiva penal guatemalteca como hechos normalmente
considerados como delitos.-
Aunque otra diferencia que existe entre los delitos del Libro II y las Faltas
contenidas en el Libro III, es referente a la prescripción de la responsabilidad
penal, porque entre otras, diferencias existe la que el tiempo de prescripción en
los delitos es de cinco añosa los delitos que tiene contempladas penas
pecuniarias o multa, mientras que para las faltas el tiempo máximo para que las
mismas sean extinguidas por prescripción es de seis meses de conformidad con lo
establecido en el Artículo 107 del Código Penal, inciso numeral 4º del mismo.
J. COMPETENCIA PROCESAL PENAL: Competencia, ya dijimos que los únicos
órganos competentes para conocer de las faltas cometidas dentro de un
municipio son los jueces de paz de conformidad con lo establecido en el Artículo
44 del Código Procesal Penal, Decreto 51-92 del Congreso de la Republica, el que
a continuación es citado en su parte conducente:
“ Los jueces de paz tendrán las siguientes atribuciones: Juzgar las faltas.