Está en la página 1de 11

Table

of Contents
Ayurveda y Psicología
Palabras iniciales
Capítulo I
El instrumento mental
Capítulo II
Ahamkara, el ego “El ego solo
comprende el lenguaje de recibir,
Capítulo III
Manas, la mente
Capítulo IV
Buddhi, el intelecto
Capítulo V
Chitta, la conciencia, las memorias
Capítulo VI
Bahyakarana: los sentidos
Capítulo VII
Los biotipos
Palabras finales
Anexo
La filosofía hindú
Ayurveda y Psicología

Dr. Fabián Ciarlotti


Ayurveda y Psicología
es editado por
EDICIONES LEA S.A.
Dorrego 330 C1414CJQ
Ciudad de Buenos Aires, Argentina.
E-mail: info@edicioneslea.com
Web: www.edicioneslea.com
ISBN 978-987-634-478-4
Queda hecho el depósito que establece la Ley 11.723.
Prohibida su reproducción total o parcial, así como
su almacenamiento electrónico o mecánico.
Todos los derechos reservados.
© 2012 Ediciones Lea S.A.
A los Tres:
Sabrina, Jerónimo, Uma
PALABRAS INICIALES

...Y finalmente llegamos a la mente.


Ya repasamos el cuerpo físico con Ayurveda
Sanación Holística, la veta cuántica con Ayurveda y
Metafísica, la energética con Ayurveda y Terapia
Marma, la cósmica con Ayurveda y Astrología y, más
cerca en el tiempo de este nuevo libro, aparecieron
los tres volúmenes dedicados al Yoga, recordamos:
Yoga y Vedanta, Yoga y Ayurveda y Yoga del
Conocimiento, los dos últimos escritos
conjuntamente con mi amigo y maestro Alfredo
Lauría, con quien también codirigimos el postgrado
de Medicina Ayurveda para profesionales de la
salud en la Universidad Maimónides.
Ayurveda y Psicología es una visión de la mente
surfeando la filosofía hindú Samkhya, Vedanta,
Upanishads, Bhagavad Gita y, bueno, un poco
también de quien escribe; entre sucesivos viajes,
convivencias, estadías en pueblos, monasterios,
ashrams y universidades, y cursos hechos en la
India (la cual recorrí por tierra de norte a sur y de
este a oeste). Así llegué a comprender un poco
más la mente hindú, por lo que me atrevo a escribir
esta nueva obra.
Es innegable que uno, a la vez, vuelca opiniones,
cosas personales, favoritismos por ideas,
comentarios y demás. Como siempre está presente
el sutra (“máxima, aforismo”) que dice: “todo
depende del observador”; éstas son opiniones de
mente tan solo vistas por otra mente de mente.
Existe el proyecto de otro libro, Ayurveda y Tantra
(aunque todavía no sé si ese va a ser el título
definitivo) para el año que viene.
Ahora bien, Ayurveda es esa completa y milenaria
medicina hindú que significa “conocimiento de
vida”, de Ayur: “vida“ y Veda: “conocimiento”. Una
de las tantas diferencias entre esta medicina
oriental y la nuestra occidental es que para el
Ayurveda la dirección o su foco es ser ciencia de la
vida, y para la medicina occidental la dirección es
ser ciencia de la enfermedad.
La orientación de la medicina occidental nos
predispone a nivel inconsciente a aceptar la
enfermedad como una condición normal, cuando
en realidad no lo es. El Ayurveda sostiene que no
es necesario enfermar y apunta directamente a la
prevención y a desequilibrios crónicos más que a la
etapa aguda, donde son más importantes los
avances en analgesia, antibióticos y anestesia, que
conoce y muy bien nuestra medicina occidental.
Por eso se complementan, en definitiva; todas las
medicinas son perfectas herramientas a utilizar si
es el momento oportuno.
En esta entrega no vamos a ver tanto a los Doshas
o biotipos corporales (los mencionaré un poco en el
capítulo 7 nomás), sino más bien vamos a referirnos
a todo el complejo mental en su base, sin esa
tendencia mental de los Elementos que constituyen
a cada biotipo.
Es por eso que se puede directamente empezar
con este libro sin haber leído ninguno anterior (igual
se lo va a entender y disfrutar). Espero que así sea
porque está escrito con mucho amor y algo de
conocimiento.
Veremos, entonces, la visión hindú del instrumento
mental con sus funciones o estratos llamado
Antahkarana, que refleja una humilde y cuestionable
opinión del Antahkarana de un occidental.
A por ella.
CAPÍTULO I

El instrumento mental
“Hay alguien en mi cabeza pero no soy yo”.
Pink Floyd

Antahkarana, la mente
El ser humano es ser humano porque tiene mente.
Sentir, aprender, disfrutar, pensar, razonar,
discernir, ser libre, todo esto hace de él un ser
humano.
Pero la mente puede también hacer del ser
humano un animal inferior, la mente puede hacer
del ser humano un infierno.
Antahkarana viene del sánscrito: antash que
significa, entre otras cosas, “final”, “interior”,
“mente”; y karana: “instrumento”.
Antahkarana es el instrumento interno mental (el
externo son los sentidos llamados Bahyakarana que
veremos luego) y según la filosofía hindú Samkhya,
filosofía base del Ayurveda y Yoga que veremos al
final, engloba cuatro aspectos:

Chitta, relacionado con el elemento Espacio,


donde encontramos la conciencia y las
memorias akáshicas (akasha significa
“espacio”), los karmas, las tendencias;
secundariamente está relacionado con el
elemento Aire (que en realidad hay que verlo
como viento) moviendo, mejorando o
empeorando la conciencia.

Buddhi, que corresponde al profundo intelecto y


que se relaciona con el elemento Fuego, con la
luz, la inteligencia, el discernimiento o viveka
hindú. Para el Ayurveda la mente y el intelecto
son dos facultades separadas.

Manas: la mente, que con dirección hacia


adentro está relacionado con el elemento Aire
(o sea los movimientos de los pensamientos).
Manas hacia fuera es el elemento Agua, con
sus emociones y apegos.

Finalmente Ahamkara, el ego; relacionado con


el elemento Tierra, el más denso, estático, y
pesado de los componentes.

Antahkarana es también traducido como “ser


interior”, ya que es todo el complejo mental interno.
Contiene, entonces, la conciencia, los arquetipos,
las tendencias, los karmas, los registros akáshicos,
el intelecto con su discernimiento, la mente con sus
pensamientos, emociones y pasiones, y el ego con
sus demandas, celos, ilusiones.
Antahkarana a la vez es un símbolo antiquísimo de
sanación y meditación que ha sido usado en Tíbet,
Japón, China, durante miles de años. Este símbolo
es un mandala (cerco, círculo), tiene un poder
energético muy grande y es utilizado como yantra
(instrumento de contemplación, visualización,
liberación).

También podría gustarte