Está en la página 1de 5

TRABAJO PRÁCTICO N° 4 Derechos del Heredero

Comisión : 0957 Catedra: Graciela Medina Profesora a cargo: Esther Haydee Silvia Ferrer de
Fernández

Alumna: Hinojosa Claure Laura Cyntia Año: :2018 Tema: LEGITIMA

Autos: Carucci, Élida M. c/GCBA s/Prescripción Adquisitiva


Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la
Ciudad de Buenos Aires - Sala I
Fecha: 13-09-2017

Marco Factico:
La señora Élida María Carucci inició demanda de prescripción adquisitiva de dominio del 50%
indiviso correspondiente al inmueble sito en la calle Gorriti Nº 3659, planta baja “2” de esta
ciudad contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA). Pidió que se cancele el
dominio de Carlos Modesto Gareca y se lo inscriba a su nombre. Relató que adquirió el
inmueble mencionado con el Sr. Gareca en el año 1971. Dicha compra fue efectuada en partes
iguales, de modo que correspondía la titularidad del dominio en un 50% a la actora y en un
50% al Sr. Gareca. Manifestó que el 29 de junio de 2001 falleció el copropietario sin dejar
ningún heredero ni acreedor. Así, en las actuaciones “Gareca Carlos Modesto s/sucesión ab
inestato” se reputó vacante la sucesión del causante de conformidad con lo establecido en el
art. 3539 del Cód. Civ. y el art. 733 del C.P.C.C.. Adujo que desde 1971 vivió
ininterrumpidamente en el inmueble referido, y que se ocupó de pagar regularmente los
servicios, expensas y tributos que pesaban sobre el bien, así como de realizar las reparaciones
y trabajos de mantenimiento necesarios. Ofreció prueba y fundó en derecho su demanda. Se
presentó la curadora de bienes designada en el proceso sucesorio y contestó demanda;
presentación a cuyos términos me remito por razones de brevedad. Allí solicitó que se
desestime la acción.Al fallecer,viene el problema de que es lo que sucede con ese 50 % que
queda vacante para el Estado.Carucci quería ese 50 %.

Una vez sustanciada la prueba, el a quo ,1era instancia, dictó la sentencia de a través de la cual
desestimó la demanda entablada por la actora, con costas. Para resolver de ese modo, consideró
que el éxito de la pretensión dependía de que se demostrara la posesión en el tiempo; carga que,
al tratarse de una pretensión vinculada a un condómino, exigía la prueba de la realización
efectiva de actos capaces de operar la exclusión de la posesión de la que gozaba el otro
comunero. Manifestó que para ello era necesario acreditar que la Sra. Carucci había gozado de
la posesión pacífica e ininterrumpida del cincuenta por ciento (50%) del inmueble inscripto a
nombre del Sr. Mareca por un período de veinte (20) años. Considerando la fecha de inicio de
demanda , debía demostrar posesión pacífica desde el 27 de noviembre de 1988. Al respecto,
sostuvo que la actora no logró probar haber realizado acto alguno que resultara idóneo para
excluir de la posesión al Sr. Gareca. Destacó que la accionante misma manifestó “junto con el
causante hemos vivido en dicho inmueble en aparente matrimonio hasta su fallecimiento”,
como así también que “el domicilio real del causante siempre fue Gorriti 3659, planta baja 2”.
Por tales razones, concluyó que no se encontraban reunidos los recaudos dispuestos por la
normativa aplicable para acceder a la prescripción adquisitiva del cincuenta por ciento (50%)
del inmueble sobre el que versa la controversia. Primera instancia no reconoce la demanda
solicitada por la actora porque dice que para dirimir si tenía razón o no ,no se puede basar
exclusivamente en una prueba testimonial.

Marco Normativo:

La Cámara revoca la sentencia de grado y establece que corresponde hacer lugar a la demanda
de prescripción adquisitiva solicitada por la actora ,haciendo lugar al recurso interpuesto por la
misma, .También decide reconocerle a la mujer el derecho sobre la totalidad de la propiedad
que había adquirido junto a su concubino, en tanto si bien no existen normas especiales relativas
a la relación de convivencia y el derecho de propiedad para el caso en cuestión, no se puede
soslayar que, a través de diversas regulaciones, el legislador ha considerado la situación del
conviviente (entre otras, la del supérstite) digna de protección, máxime cuando si no se le otorga
la demanda a la peticionante, se colocaría a quien hace más de cuatro décadas adquirió por
partes iguales un inmueble para habitarlo con su concubino, en una posición más desventajosa
que la de un hipotético usurpador que, para esa fecha, hubiese tomado posesión del bien.
El Cód. Civ. y Com. contiene previsiones tendientes a atender las necesidades de vivienda de
quienes integran uniones convivenciales (conf., por ejemplo, los arts. 522 y 526); el marco
normativo reseñado debe interpretarse bajo las pautas que en materia de constitucionalismo
social impone el art. 14 bis de la Constitución Nacional. Para así decidir tuvo en cuenta los
siguientes fundamentos:
- Analiza que habían vivido por lo menos 30 años juntos en el inmueble ,desde que lo
compraron hasta que fallece el causante en el 2001.
- Analiza la CN ,en particular el derecho a la vivienda digna
- Analiza pactos internacionales sobre los derechos de las personas mayores,entonces
toma en cuenta que Carucci ya tenía 86 años y había vivido 30 años con Carlos
Modesto.
- Que si fuese un tercero el que usurpa la vivienda,este estaría en mejor situación que
Carucci que había convivido con Carlos Modesto de manera
continua,ininterrumpida,pacifica,publica. Además, la Sra.Carucci que había comprado el 50%
del inmueble .Si se quedaba con la decisión de primera instancia ella hubiera quedado en una
posición menor que una persona que hubiera usurpado el inmueble.
- Que no había otros herederos
- Que la Sra. había pagado el ABL.había hecho mejoras en la casa,había mantenido el
inmueble en perfectas condiciones y pagado los impuestos.
- Se tiene en cuenta el excesivo rigorismo de la formalidad de la ley,al decir que porque
no se casaron el 50% queda vacante.
- Toma en cuenta el pacto internacional respecto de la mujer que establece que como es
una mujer se encuentra en una situación de desigualdad ,de desprotección por el solo
hecho de ser mujer.
- Además se presentaron 3 testigos que acreditaron que ella convive en ese inmueble
desde hace 30 años.
- Se tiene en cuenta la edad avanzada de la actora y se debe ponderar su condición de
mujer y que se encuentra expuesta una situación de vulnerabilidad de la que dan cuenta
distintos instrumentos internacionales como la convención sobre la eliminación de
todas las formas de discriminación contra la mujer,la convención interamericana para
prevenir,sancionar y erradicar la violencia contra la mujer,la convención sobre la
protección de personas mayores .
- Se tiene en cuenta que Carlos Modesto tenía el domicilio en Gorriti porque eran pareja
y vivieron juntos durante por lo menos 30 años
- Resulta claro que la protección jurídica de la familia debe extenderse también a casos
como el presente. Máxime teniendo en cuenta las especiales condiciones personales de
la actora. Si bien no existen normas especiales relativas a la relación de convivencia y
el derecho de propiedad para el caso que nos ocupa, el tribunal no puede soslayar que,
a través de diversas regulaciones, el legislador ha considerado la situación del
conviviente (entre otras, la del supérstite) digna de protección. Ello abona la tesis de
que en el presente caso no resulta plausible exigir la interversión por parte de la
condómina y coposeedora, a fin de excluir de la posesión a quien en vida fuera su
concubino quien, como ya fue puesto de resalto, no tiene herederos.
- Sería injusto pretender que Carucci hubiera intentado hacer actos de exclusión respecto
de Carlos Modesto sobre el 50% de la propiedad.

Marco axiologico:
Los principios que tuvo en cuenta la Cámara son:
1- derecho a la propiedad: hay que respetar que ella era parte del 50 % del inmueble.
2- Principio de solidaridad familiar :no se debe aferrar al excesivo ritualismo, se debe tener en
cuenta que hubo convivencia por más de 30 años y no establecer qué porque no se casaron
el 50% queda vacante.
3- Protección del más débil: la Sra.Carucci es considerada débil por ser mujer,por ser una
persona de edad avanzada .Esto fue bueno para ella.
4- Principio de Buena fe por parte de ella: ella en lo que pretendía actuaba con buena fe,no le
estaba tratando de quitar ni iba a interferir en la legítima de ningún otro heredero ya que no
lo había.Lo que ella pide no afectaba la legítima de ningún tercero.Si bien no habia hecho
ningun acto de exclusión ,porque no pudo hacer acto de exclusión contra su propia
pareja/marido ,si había contribuido con los gastos de la casa ,pagaba los impuestos.Había
cumplido con todo lo que solicita la prescripción adquisitiva ,salvo que no había hecho acto
de exclusión.

Mi opinión personal:
Esta bien que le hayan hecho lugar a lo solicitado por la actora,porque siempre se tiene que
defender a los más débiles,en este caso persona de edad avanzada , y se tiene que tener en
cuenta que la señora había pagado todos los impuesto, había convivido por más de 30 años y
que si no le dieran lugar a lo solicitado se dejaría a la persona que incluso tenía la titularidad
del dominio en un 50% del inmueble,en peor condición que una persona que usurpa ,la cual
hubiese tomado posesión del bien .