Está en la página 1de 5

EL POLITÓLOGO

LA REALIDAD Y EL RETO
Son las 3: pm, un sábado nublado. Mela, estudiante de la Universidad Nacional
Micaela Bastidas de Apurímac de la Escuela Académica Profesional Ciencia
Política y Gobernabilidad, observa, piensa, analiza con la mirada tan directa a
la plaza de armas del distrito de Huancarama-Andahuaylas-Apurímac, entre
vistazos que da a los pobladores, la infraestructura de sus calles y la calidad
que brinda se hace preguntas ¿Quién soy yo? Una futura politóloga ¿para que
sirvo? Para hacer análisis política, poseendo una diversidad de conocimientos,
enfoques y perspectivas teorías que sirven de herramienta principal para
resolver conflictos sociales, ¿Qué puedo hacer por la tierra que me vio nacer?

-de pronto se responde. Primero analizar a profundo la realidad política,


económica y social con crítica, segundo interdisciplinar a los pobladores
buscando el adecuado método, tercero implantar políticas que velen la calidad
y bienestar de la población siempre en cuando se aplique el 90% de práctica.

La tarde se fue tan apresurado, llego la hora de cenar, Mela y su padre


tuvieron un dialogo efímero. En lo cual el padre dijo estas palabras “a la
persona no le hace el dinero, la hace la humildad, sencillez, disciplina, así que
te encuentres en lugares lejanos no te olvides de la disciplina, se perseverante
con tus objetivos.

Al amanecer del día siguiente Mela observa el cerro qorawiri, viendo salir a sol
y expresa su efímero poema.

Qorawiripa waqtachanmanta ima sumaqtan

Kancharymun tayta inty

Paypa kanchayninwan huancarama llaqta ima

Sumaqtan rikukun.

Wawankuna anchataraqmy kuyanku

Pachamamamata, yachanku ally allynta pachamamaqa

Kanan kuyasqa.

Turaykuna, panaykuna, yachankun sunqunkupy maman kasqantan


pachamama, taytan kasqantan tayta inty.
¿Qué es un politólogo?
¿Qué es un politólogo?

Es la persona encargada del estudio de las dinámicas y relaciones políticas, no


significa que sea un político de profesión sencillamente por una razón, el campo
de acción de un Cientista Político no se reduce únicamente a estos temas, por el
contrario su espectro de conocimiento académico y empírico es uno de los más
amplios y diversos dentro de las ciencias sociales.

En Apurímac, Mucha gente tiende a pensar, equivocadamente del politólogo,


confunde que la profesión ciencia política y gobernabilidad sirve para ser
politiquero (alcalde, congresista, presidente, etc.), político, caudillo, seguimos con
el pensamiento subdesarrollado.

La Ciencia Política y gobernabilidad no es ajena a los cambios surgidos a través


del tiempo y debido a esto se ha adaptado no solo al estudio del Estado y sus
instituciones y a las relaciones de los individuos, sino que ha desarrollado su
conocimiento, cada vez más importantes instituciones de carácter privado y no
gubernamental.

Empezando de Apurímac sin irnos más allá nos falta poner en práctica políticas
ambientales, culturales, económicas y otros. Hablando de política ambiental no
tenemos un buen régimen del cuidado del ambiente, nos acostumbramos a
escribir en papeles en millares de hojas, pura teoría que nos hacen soñar
maravillas, prometen estar en el paraíso. Bueno se equivocan de nada sirve
aprobar artículos, leyes, firmado por un grupo de personas que dicen ser la voz del
pueblo, hijo del pueblo; estamos acostumbrado a ser mandados, pisoteados,
perdimos la dignidad, la autonomía. Acostumbrados a decir amén será como tú lo
digas, dime todo lo que desee que yo obedeceré como siervo, pongo suyo señor.

Las políticas ambientales en Abancay son paupérrimas, un asco que hace vomitar
a diario. De nada favorece 98% de teoría y el 2% de práctica, seria fabuloso,
genial 90%práctica y el 10% teoría.

Hace mucha falta politólogos en la región, quienes encaminen proyectos,


inversiones del estado al buen servicio del ciudadano y que no se desperdicie los
tantos millones que se van a la basura, a la mano de los grandes ratas del país,
nuestras materias primas al servicio del occidente, esclavo del capitalismo, pues
hasta nos corrigen que no es capitalismo sino desarrollo económico, que bonito
nombre, dicen ayudar a los países subdesarrollados, pero no nos damos cuenta
que día a día nos están asesinando.

Me pregunto por qué el nombre del año 2017 “Año del buen servicio del
ciudadano” cual buen servicio, cada día hay más pobres, discriminación,
marginación social. Tendría que haber corrección “Año del Buen Servicio al
Capitalismo”. Los peruanos no somos dueños de nuestras tierras somos inquilinos
que pagamos a diario tributos al agujero negro de EE.UU.
Abancay se va apresurando en ser ciudad primaveral de ratas de bolsillos
enormes, que tienen hambre, apetito de comer los millones que viene de la
minería, indignante chiste. Que Sera de 10 años la situación, el estado emocional
de Chalhuahuacho, Fuerabamba que se envenena, la agricultura, ganadería,
cultura, tradiciones y población haciendo grandes homicidas a diario.

“El saber politológico es un saber aplicable. Esto no significa de ningún modo que
su aplicación será siempre inmediata ni que estará siempre coronada de éxito.
Significa, en cambio, que el cuerpo de conocimientos, de generalizaciones, de
teorías de alcance medio, construido y acumulado por la ciencia política, puede
ser utilizado en la práctica. Naturalmente “práctica” significa, a su vez, que los
conocimientos politológicos pueden servir tanto para manipular algunas variables
políticas, y así alcanzar los resultados queridos, como para prever, dentro de un
ámbito de variaciones aceptables, Las consecuencias de determinadas opciones,
decisiones y cambios político–organizativos”.
(Gianfranco Pasquino).

¿Y para qué sirve un politólogo?

Cuando escuchamos la palabra "Politólogo", nos salta a nuestro pensamiento la


pregunta ¿y para qué sirve un politólogo?; es un político, dicen algunos, es un
investigador, una persona que escribe discursos y conoce de oratoria, dicen otros.
La verdad es que el politólogo conoce de esto y de otras cosas más, que le
permiten, al igual que otras cientistas sociales, orientar caminos de acción. Así, el
politólogo es un profesional que se encarga de estudiar el ejercicio del poder en un
colectivo humano, con el fin de intervenir en situaciones donde existan presentes
por lo menos, los intereses de dos actores sociales que interactúan.

El politólogo busca responder a interrogantes como:

¿Cómo establecer la justicia o injusticia?


¿Cómo influir en la opinión pública?
¿Cómo organizar la economía?
¿Las causas de la mala inversión?

Conclusión

El politólogo tiene la capacidad de interactuar, organizar, realizar aportes en la


sociedad, estudian el comportamiento de otros actores sociales, entre los cuales,
el Estado es uno más de ellos, aunque por ello no deja de ser considerado como
el actor político por excelencia en una sociedad. Apurímac carece de politólogos,
salvemos UNAMBA, salvemos Tamburco, Abancay, Andahuaylas, Chincheros,
Grau, Antabamba, Cotabambas, Aymaraes, salvemos el Perú.

También podría gustarte