Está en la página 1de 2

Casa Pachamanca

La pachamanca es una milenaria técnica peruana de cocinar bajo tierra con piedras y especies, en
el idioma Quechua pacha significa “tierra” y manca significa “olla”. Y así como se cocina bajo tierra,
esta casa en Las Casuarinas, un barrio residencial de Lima, fue construida de la misma manera.

Aquis e hablala Casa Pachamanca, situada en una terraza con una colina, privilegiada con vistas
panorámicas a la ciudad de Lima, desde donde se ve la ciudad, el mar y la puesta de sol, cada
atardecer en la terraza seguro que es un hermoso espectáculo, llenas con desniveles, cuevas y
pasadizos. El ….estuvo la oficina peruana 51-1 Arquitectos, ya que en el 2009 recibieron el encargo
de un matrimonio de cocineros, pidiéndoles una casa para su familia que fuese respetuosa en el
barrio y en donde los lujos no fuesen materiales sino que conceptuales.

Sin embargo, en Lima el agua es un bien escaso, ya que el tipo de suelo es árido y llueve poco, …si
hay presencia de humedad, por eso, el primer lujo que decidieron incluir en el proyecto fueron las
áreas verdes. En vez de diseñar un edificio, diseñaron un jardín exótico, porque más que
arquitectura se puede observar que es un paisaje. Lo primero que hicieron los arquitectos fue
manipular el terreno generando una colina, un valle, una meseta, un acantilado, una cueva, una
quebrada y una orilla. Se adicionó algo peculiar y conceptual a la casa, un tipo de vegetación
diferente a cada espacio según el cambio de altitud: árboles, hierbas, hortalizas, plantas colgantes,
xerófilas e hidrófilas, entre otras; en cada desnivel se representó los andes que posee el Perú,
realizada por el paisajista Luis Camacho.

Una vez definido el paisaje en sí, se procedió a habilitar con el programa de la casa, distribuyeron
los diferentes espacios en 682 metros cuadrados, con dormitorios, baños, cocina, comedor, sala,
oficina, garaje, pero siempre “cuidando las cualidades espaciales y las vistas obtenidas, con los
requerimientos funcionales” los arquitectos; ya que la metodología que usaron para el diseño de la
casa fue primero partir de la forma y concepto, y posteriormente lo que es lo funcional, del mismo
modo lo podemos apreciar en las otras casas que desarrollaron como la Casa en Espiral y la Casa
Snake.

La Casa Pachamanca no nos muestra una estructura jerárquica de ingreso por lo cual la circulación
es libre y casi no hay límites entre el interior y el exterior. Y es tan curioso el “orden”, desorden en
realidad, que valdría la pena hacer un recorrido; ya que hay varias entradas, niveles y rutas. En el
nivel inferior se colocaron las áreas de servicio, una sala de estar familiar, una pieza de televisión,
una sala de baile con un baño y una pieza de invitados con un baño. En este nivel también está el
comedor, el baño de visitas, la cocina, la despensa y el comedor de diario en un patio. En la terraza
hay un jardín y una piscina. En el nivel intermedio hay tres dormitorios, cada uno con un baño y sala
de estar. Y en la parte superior está el estudio y el techo jardín, que envuelve la casa y llega hasta la
entrada principal.

En este proyecto toda la atención se centra más que en la arquitectura, en el paisaje, por eso la
decoración es súper sencilla pero bien pensada. Por el mismo hecho de que no nos muestra un juego
de volúmenes sino que una sola unidad, y no por eso deja ser atractiva. Como la casa muestra un
paisaje exótico, y que a propósito tiene también una gran diversidad de terminaciones y texturas,
en los interiores pusieron diferentes cortes de piedra en las zonas bajas, muchos tipos de madera
reciclada, estampados de hormigón en el falso cielo que soporta el jardín superior, barandas hechas
con troncos o forradas en cuero y techos acústicos de madera.

“La casa Pachamanca muestra una arquitectura que puede y debe ser respetuosa de su entorno,
que la vegetación y las plantas pueden ser la mejor arquitectura en un lugar en donde todos gritan
por llamar la atención y en donde el encargo privado puede ayudar a restablecer la falta de áreas
verdes en una ciudad en el desierto”, los arquitectos Fernando Puente Arnao, César Becerra y
Manuel de Rivero, de 51-1 Arquitectos.

Comparando….

La riqueza de verdor que posee esta casa, o techo jardín como Le Corbusier lo llamaría, es un tema
que me llama la atención, ya que es difícil ver en Lima casas de este tipo, a mi parecer es por lo
elevado que es el costo para su implementación y estructuración, además del mantenimiento, sin
embargo también trae beneficios …

Intereses relacionados