Está en la página 1de 5

CAPITULO XIII

La Extradición

Es una institución jurídica por medio de la cual un estado obtiene de otro, la


entrega de una persona que se encuentra en su territorio; y que le es solicitada
para someterla aun proceso penal, o a la ejecución de una sentencia penal

1) CONDICIONES RELACIONEADAS CON LA CALIDAD DEL HECHO:


A) Identidad de la norma: A este principio también de le conoce como el
de la doble incriminación, en virtud de la cual el hecho debe
considerarse como un delito, tanto en el país requirente como en el país
requerido.

B) El delito debe ser común: quedan excluidos del alcance de la


extradición los delitos políticos. La extradición, si bien es cierto en la
antigüedad albergo a los políticos, también lo es, que después durante
mucho tiempo los excluyo. Contemporáneamente se viene observando
la reactualización del derecho de asilo
El carácter jurídico de la extradición solamente toma en cuenta a los
delitos comunes, y recoge la aspiración de la comunidad de estados en
tareas jurídicas cada vez más justas. Además, en los delitos políticos no
existe ofensa jurídica de ninguna naturaleza, ya que ellos se dirigen,
precisamente, contra el orden jurídico mismo que los declara ilícitos, de
modo que tales actos podrán calificarse de inmorales, antisociales, o
bien de revolucionarias, etc. Pero no de jurídicos o antijurídicos
Como no es fácil una diferenciación entre delito común y delito político,
preferimos anotar distinciones dentro del mismo campo del concepto del
delito político. Así : a) el delito político puro es aquel que va en contra
del orden jurídico en si mismo ejemplo, el delito de rebelión b) el delito
político relativo es aquel que además de tener móvil político constituye
una violación de puro es aquel que va en contra del orden jurídico en si
mismo, ejemplo, rebelión. b) el delito político es aquel que además de
tener móvil político constituye una violación de carácter común, ejemplo,
hurto de explosivos para una rebelión; c) delito conexo a delito político
es una infracción común, pero vinculada ocasionalmente a un delito
político puro
En el Perú los tratados y normas jurídicas concretan los principios
siguientes:
A) Los delincuentes acusados de delitos políticos y conexos no serán
entregados por el solo requerimiento de otro estado.
B) Si existen pruebas, que el estado requirente, pretende la extradición
para entregarlo a otro estado, se rehusara la extradición.
C) El estado requerido le corresponde calificar al delito como político

2) CONDICIONES RELACIONADAS CON LA PUNIBILIDAD:


A) La acción penal o la pena no deben estar prescritas:
El mero transcurso del tiempo hace posible la prescripción al acción de
la pena, de acuerdo a la ley del estado requirente a del requerido.

B) La sanción aplicable debe pertenecerá a la categoría penal:


En primer lugar, se denomina sanción a la consecuencia o efecto de
una conducta que constituye a la infracción de una norma jurídica.
Dependiendo del tipo de norma incumplida o violada, puede
haber sanciones penales y sanciones administrativas.

C) Que el delincuente ya sido absuelto ni cumplido su condena:

D) Conmutación de la pena de muerte:


El artículo 38 del código de Bustamante disponer la imposición de
ejecución de la pena de muerte por el delito materia de extradición.

3) CONDICIONES EN RELACION A LAS PERSONAS:


A) la extradición de los nacionales:
La no extradición del nacional parece ser la regla. el tratado de Montevideo
dice lo contrario en su artículo 20 al señalar que la nacionalidad de reo no
altera el principio de la territorialidad.

B) la extradición de los militares :


Hay casi unanimidad en rechazar la extradición de los militares claro está,
que estos delitos deben ser atentatorios al régimen jurídico.

4) ESPECIALIDAD EN LA EXTRADICIÓN:
Este principio obliga al estado que obtiene al delincuente a no procesarlo, y
a no hacerle pasible de una pena distinta a la que motivo la demanda de
extradición.
CAPITULO XIV
AMBITO TEMPORAL DE VALIDEZ DE LA LEY PENAL

1) PRINCIPIOS
La ley penal, como cualquier norma jurídica, tiene su ámbito de vigencia
señalado por su momento de aparición y de extinción esto significa que la
ley penal es la expresión fragmentaria de la cultura siempre cambiante,
pues la evolución social impone las modificaciones necesarias al
ordenamiento jurídico.
las leyes que deviene inoperantes y dejan de cumplir una necesidad social,
seran reemplazadas por otras que colmen nuevas aspiraciones, o
simplemente se derogan la ley vale y rige hacia el futuro.

2) La sucesión de leyes penales:


A) La ley nueva crea un tipo de delito nuevo:
Se establece una pena para un hecho que en la ley anterior era
imputable, da lugar a un resultado dañoso, estando prevista o tipificada
en la ley penal dicha acción u omisión con el señalamiento de la
correspondiente pena o castigo. Cuando dicha conducta no alcanza la
gravedad precisa para ser calificada como delito, puede encuadrarse en
las faltas o delitos menores, cuya tipificación en la ley penal se hace
separadamente de los delitos. Cuando la pena venga determinada por
la producción de un ulterior resultado más grave, sólo se responderá de
éste si se hubiere causado, al menos, por culpa. Se dice que hay delito
doloso cuando el autor del mismo ha querido el resultado dañoso;
cuando no se quiere dicho resultado, pero tampoco se evita, se dice que
hay delito culposo. Es delito de comisión el que conlleva una actividad
del autor que modifica la realidad circundante; y se habla de delito
de omisión cuando la conducta delictiva del autor ha consistido en un no
hacer o abstención de actividad.

B) La ley nueva despoja al carácter delictivo de un hecho:


La definición del delito tiene significación dogmática, puesto que en ella se
señalan todas las características de la acción amenazada con pena, cuyo
estudio, en conjunto, constituye el objeto de la teoría del delito. La tarea que
realiza el intérprete consiste en identificar o diferenciar el acto real, que va a
ser juzgado, y el descripto en la síntesis abstracta contenida en los tipos
penales de la ley. En el aspecto negativo, es decir, en la comprobación de
ausencia de alguna de las características fijadas al hecho humano por la
definición, es donde yace la limitación impuesta por el jus
C) La nueva ley modifica las condiciones de incriminación de un delito
haciéndolas más graves al reo:
La tipicidad califica los demás elementos del delito: al decir "acción
típicamente antijurídica y culpable", damos a la palabra "típicamente" la
función de calificar los demás elementos del delito. Para ser exactos,
debemos decir que califica la acción y las otras características de la
acción. Porque la acción constitutiva de lo injusto penal es típica,
antijurídica y culpable. De suerte que tipicidad, antijuridicidad y
culpabilidad son últimas, a su vez son caracterizadas por la tipicidad, al
requerirse que antijuridicidad y culpabilidad sean típicas.

D) La ley nueva modifica las condiciones de incriminación de un


delito, variándolos favorablemente al reo:
En el año 1930, en su trabajo modifica sustancialmente su definición.
Dice ahora que el delito es acción típicamente antijurídica y
correspondientemente culpable, siempre que no se de una causa legal
de justificación. Por lógicas y armoniosas que puedan parecer la
doctrina que fundamenta una definición, y la definición que es su
síntesis, ello debe decidirnos a adoptarlas si mas. La definición se debe
formular conteniendo las exigencias de un determinado derecho
positivo; y del sistema, o modo de estar legislados aspectos esenciales
del delito, puede resultar, y resulta, que algunas exigencias contenidas
en la definición son innecesarias o bien que deba agregarse otras.

3) Ley más benigna:


Resulta interesante analizar la relación existente entre la regla de la ley
penal más benigna consagrada en el art. 2 del Código Penal y las leyes
temporales, en relación a la lógica de las normas penales. Ello es así,
en virtud de que dicho principio integra las disposiciones jurídicas de la
parte general del Código Penal y tiene una peculiar relación
metanormativa respecto de las normas de la parte especial al estipular
qué norma debe aplicarse cuando existe sucesión de leyes en el tiempo
que regulan el mismo caso.
La interpretación de la mencionada metarregla debe hacerse teniendo
muy presente la condición de principio constitucional que ha adquirido a
partir de la última reforma constitucional. Es ello lo que lleva a
replantearse su aplicación respecto de las leyes temporales.
La razón de ser de las leyes temporales, dictadas para regular una
grave situación de tipo extraordinario y por un período limitado de
vigencia, es que el mismo este expresamente precisado en la propia
norma legal, siendo requisito en orden no solo a su eficacia sino a su
existencia misma, que una vez que cese su vigencia por cumplimiento
del plazo establecido, las condiciones y efectos mas gravosos que se
implementaron para combatir con éxito a esas circunstancias adversas
no comunes, deben persistir en el tiempo (ultra actividad de la ley mas
gravosa), pues de lo contrario, si al cesar dicho periodo vuelve a
reimplantarse el principio general de la ley penal mas benigna, con ello
caen los efectos mas gravosos y tales leyes carecen de toda eficacia y
propósito, tornándose ilusorios todos sus mandatos y prohibiciones.
El sustento que les da fundamento y permite la ultra actividad de la ley
anterior mas gravosa se basa en la plena aplicación del principio tempos
regit actum y en la circunstancia de que la regla de la ley penal más
benigna es de naturaleza legal, lo cual, debilita la fuerza vinculante que
posee el principio de la ley penal más benigna como rector al momento
de la aplicación de normas en conflicto.

4) LEYES TEMPORALES Y EXEPCIONALES:


Ley penal temporal
Una ley temporal es aquella que nace con un periodo determinado de
vigencia, de modo que cuando pasa ese tiempo deja de estar en vigor y
por tanto la ley anterior vuelve a estar en vigor.

- Ley penal excepcional


Como modalidad tenemos la ley excepcional que es también temporal
solo que no está predeterminado un tiempo si no una situación, cuando
acabe dicha situación dejará de estar en vigor (por ejemplo la legislación
en tiempos de guerra).