Está en la página 1de 3

Puntos Sobresalientes 1 Crónicas 1, 2, 3, 4

Respuestas a preguntas bíblicas:

1:18. ¿Quién fue el padre de Selah: Cainán o


Arpaksad? (Lucas 3:35, 36.) El padre de Selah
fue Arpaksad (Génesis 10:24; 11:12). El nombre
“Cainán”, citado en Lucas 3:36, bien pudiera ser
una distorsión del término “caldeos”. Si así fuera,
el texto original diría “el hijo del caldeo
Arpaksad”. Otra posibilidad es que los nombres
Cainán y Arpaksad aludan a la misma persona.
Cabe mencionar que la expresión “hijo de
Cainán” no aparece en algunos manuscritos
(Lucas 3:36, nota).

(Lucas 3:35-36) “[hijo] de Serug, [hijo] de Reú,


[hijo] de Péleg, [hijo] de Éber, [hijo] de Selah,
36 [hijo] de Cainán, [hijo] de Arpaksad, [hijo] de

Sem, [hijo] de Noé, [hijo] de Lamec,”

(Génesis 10:24) “Y Arpaksad llegó a ser padre


de Selah, y Selah llegó a ser padre de Éber.”

(Génesis 11:12) “Y Arpaksad vivió treinta y


cinco años. Entonces llegó a ser padre de Selah.”

2:15. ¿Fue David el séptimo hijo de Jesé? No, no


lo fue. Jesé tuvo ocho hijos, de los cuales David
era el menor (1 Samuel 16:10, 11; 17:12). Al
parecer, uno de ellos murió sin dejar
descendencia. Por cuanto no tenía ninguna
relevancia en la genealogía, Esdras omitió su
nombre.

(1 Samuel 16:10-11) “Así que Jesé hizo que


siete de sus hijos pasaran ante Samuel; aun así,
Samuel dijo a Jesé: “Jehová no ha escogido a
estos”. 11 Por fin Samuel dijo a Jesé: “¿Son estos
todos los muchachos?”. A lo que él dijo: “El más
joven ha sido omitido hasta ahora, y, ¡mira!, está
apacentando las ovejas”. Por lo cual Samuel dijo
a Jesé: “Manda a traerlo, porque no nos
sentaremos para la comida hasta que él venga
acá”.”

(1 Samuel 17:12) “Ahora bien, David era hijo de


aquel efrateo de Belén de Judá cuyo nombre era
Jesé. Y este tenía ocho hijos. Y en los días de Saúl
el hombre era ya viejo entre los hombres.”
3:17. ¿Por qué se refiere Lucas 3:27 a Sealtiel,
hijo de Jeconías, como el hijo de Nerí? El padre
de Sealtiel fue Jeconías, y según parece, Nerí fue
su suegro. Lucas se refiere al yerno de Nerí como
si fuera hijo de este, del mismo modo que alude a
José como el hijo de Elí, el padre de María (Lucas
3:23).

(Lucas 3:27) “[hijo] de Joanán, [hijo] de Resá,


[hijo] de Zorobabel, [hijo] de Sealtiel, [hijo] de
Nerí,”

(Lucas 3:23) “Además, Jesús mismo, cuando


comenzó [su obra], era como de treinta años,
siendo hijo, según se opinaba, de José, [hijo] de
Helí,”

3:17-19. ¿Qué parentesco había entre Zorobabel,


Pedaya y Sealtiel? Zorobabel fue hijo de Pedaya,
y Pedaya era hermano de Sealtiel. Sin embargo,
hay veces que la Biblia llama a Zorobabel hijo de
Sealtiel (Mateo 1:12; Lucas 3:27). Esto pudiera
deberse a que Pedaya murió y fue Sealtiel quien
crió a Zorobabel; o quizá Sealtiel murió sin hijos
y Pedaya se casó con la viuda, según la ley del
levirato, y de esa unión nació Zorobabel, el
primogénito (Deuteronomio 25:5-10).

(Mateo 1:12) “Después de la deportación a


Babilonia, Jeconías llegó a ser padre de Sealtiel;
Sealtiel llegó a ser padre de Zorobabel;”

(Lucas 3:27) “[hijo] de Joanán, [hijo] de Resá,


[hijo] de Zorobabel, [hijo] de Sealtiel, [hijo] de
Nerí,”

(Deuteronomio 25:5-10) “”En caso de que


unos hermanos moren juntos y uno de ellos haya
muerto sin tener hijo, la esposa del muerto no
debe llegar a ser de un hombre extraño afuera.
Su cuñado debe ir a ella, y tiene que tomarla por
esposa y realizar con ella el matrimonio de
cuñado. 6 Y tiene que suceder que el primogénito
que ella dé a luz debe suceder al nombre de su
hermano muerto, para que el nombre de este no
sea borrado de Israel. 7 ”Ahora bien, si el hombre
no se deleita en tomar la viuda de su hermano, la
viuda de su hermano entonces tiene que subir a
la puerta, a los ancianos, y decir: ‘El hermano de
mi esposo ha rehusado conservar el nombre de
su hermano en Israel. No ha consentido en
ejecutar conmigo el matrimonio de cuñado’. 8 Y
los ancianos de su ciudad tienen que llamarlo y
hablarle, y él tiene que estar de pie y decir: ‘No
me he deleitado en tomarla’. 9 Entonces la viuda
de su hermano tiene que acercarse a él ante los
ojos de los ancianos y quitarle la sandalia de su
pie y escupirle en la cara y responder y decir: ‘De
esa manera debe hacérsele al hombre que no
quiere edificar la casa de su hermano’. 10 Y se le
tiene que llamar por nombre en Israel: ‘La casa
de aquel a quien le fue quitada la sandalia’.”

Lecciones para nosotros:

1:1–9:44. Las genealogías de personas de la vida


real prueban que todo el sistema relacionado con
la adoración pura se basa en hechos y no en
mitos.

4:9, 10. Jehová concedió la ferviente petición de


Jabez de ensanchar pacíficamente su territorio
para poder albergar a más personas temerosas de
Dios. Nosotros también debemos rogarle de
corazón que nuestra participación entusiasta en
la obra de hacer discípulos produzca fruto.