Está en la página 1de 6

Texto 1: Poema Itaca, de Cavafis

Objetivo: Aplicar los tres niveles de comprensioí n lectora: literal, inferencial y críítico-valoí rico en un
Cuando emprendas tu viaje a Itaca
texto líírico.
pide que el camino sea largo,
Instrucciones: Lee cada texto seguí n como indique tu profesora. En cada clase ella te indicaraí las
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
preguntas
No temas aque los tendraí s queni
lestrigones responder por cada texto.
a los cííclopes
ni al coleí rico Poseidoí n,
seres tales jamaí s hallaraí s en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emocioí n que toca tu espííritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cííclopes
ni al salvaje Poseidoí n encontraraí s,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.


Que muchas sean las manñ anas de verano
en que llegues -¡con queí placer y alegríía!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancíías,
naí car y coral, aí mbar y eí bano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos maí s abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente.


Llegar allíí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos anñ os
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindoí tan hermoso viaje.


Sin ella no habríías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha enganñ ado.


Asíí, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,

Texto 2: Resumen de las aventuras de Ulises


Ulises se dispone a volver a IÍtaca despueí s de luchar en la batalla de Troya. Durante su viaje se topoí con la
isla de Tracia y con otra, que hizo perder la memoria a algunos de sus hombres. Despueí s alcanzaron otra
isla, en la que se encontraríían a un cííclope, quien les tuvo encerrados. Despueí s escaparon y Poseidoí n se
enfadoí porque Ulises hirioí a su hijo. Otra vez zarparon y llegaron a Eolia, y Eolo les dio provisiones y un
odre que no debíían abrir hasta que no estuvieran en IÍtaca. Pero antes de llegar, su tripulacioí n la abrioí …
Desencadenoí una tormenta y volvieron a Eolia, pero esta vez sin ayuda de Eolo. Terminaron en otra isla
en la que no fueron bien recibidos, al huir, soí lo quedaba una tripulacioí n. Despueí s, en la isla de Circe, sus
hombres fueron convertidos en cerdos, menos Euríícolo, que hizo posible el rescate. Entonces partioí al
Reino de los Muertos para que Tiresias previera su regreso. Seguidamente, Ulises partioí y consiguioí
atravesar las sirenas. Despueí s decidieron enfrentarse a Escila de entre el Remolino de Caribdis y los
arrecifes. Y despueí s pasaron por la isla de las Vacas del Sol, y Ulises, el uí nico superviviente, esperoí en la
isla de Calipso.
Mientras Teleí maco buscaba a su padre. Gracias a Hermes, Ulises escapoí de la isla, pero su barco se
hundioí e Ino le ayudoí . Llegoí a Reacia, donde la hija del rey le ayudoí . Y allíí celebroí unos juegos para
demostrar su honor y partioí con muchos regalos. Sin darse cuenta llegoí a su tierra, donde para no ser
visto, Ateneas le disfrazoí de mendigo. Tambieí n hizo que Teleí maco regresara, y junto a Eumeo y a Filetio,
despueí s de descubrir quieí n era, tramaron un plan. Peneí lope, cansada, propuso matrimonio a quien
ganara el concurso de tiro con arco. Entonces Ulises, cogioí el arco y empezoí a matar a los pretendientes.
Peneí lope afirmoí que era Ulises y lo recibioí con carinñ o. Mientras Ulises visitaba a su padre los familiares
fueron a vengarse y en la pelea, Atenas pidioí calma.

Texto 3: Columna de opinión “A propósito de Antígona”

¿Hay machismo en Chile? ¿Se discute el machismo presente? ¿Estaí incorporado en lo que llamamos la
"cultura chilena"? ¿El machismo mata? Utilizando esta frase "el machismo mata" la Red Chilena contra la
Violencia hacia las Mujeres, inicioí por novena vez una serie de acciones para alertar sobre la violencia de
geí nero. Sobre la violencia hacia las mujeres. Habitualmente esta se entiende como violencia intrafamiliar
que llega al femicidio, su expresioí n maí s brutal, y se circunscribe a un proceso policial primero y judicial
despueí s. Pero la violencia de geí nero es mucho maí s que eso. La violencia de geí nero estaí maí s presente, es
maí s habitual y la vivimos maí s de lo que pensamos.

Luego de una conversacioí n con la vocera de la Red Chilena, conocíí una dimensioí n distinta de la violencia
hacia las mujeres. Una que es menos reconocida, que por repetida no vemos, que se considera casi como
parte de la cultura chilena, que se ve en "como son las cosas", que es parte del "deber ser" de nosotras las
mujeres. Y que tiene muchos costos. Desde la publicidad, pasando por la educacioí n formal, por la vida
familiar y la del trabajo; se viven formas que nos violentan como mujeres. Las "princesas" y los
"campeones" para ninñ as y ninñ os. Las princesas que esperan ser rescatadas, queridas, salvadas. Que son
pasivas y pacientes, que se definen por el hombre que cambia su existencia. Por otro lado, los
“campeones" que son heí roes, que comandan su vida, que son valientes y decididos, que forjan su camino
de heí roes, solos. ¿Estoy exagerando? ¿Le estoy dando un significado mayor a algo que es soí lo un juego?
¿O en forma inocente, sin intencioí n, estoy asignando roles a los ninñ os y ninñ as desde pequenñ os?

Hace un anñ o, Comunidad Mujer lanzoí una campanñ a publicitaria para incentivar a las mujeres a ser lo que
quieran ser. Les mostroí el mundo de la ciencia, de la investigacioí n, del espacio, de la fíísica nuclear. La
idea es que las mujeres abrieí ramos los ojos a carreras que son consideradas menos tradicionales para
nosotras, que escapaí ramos al "deber ser". ¿Cuaí nto de la historia de Chile que pasamos en el colegio estaí
relatado por una mujer? ¿Cuaí nto de la historia universal vemos a traveí s de la historia de mujeres que
fueron parte de eí sta?

Y sigo... ¿cuaí ntas dimensiones se discuten, forman parte y se llevan adelante de nosotras las mujeres en
las polííticas puí blicas? Pareciera que soí lo existe una, la de la madre. Y puede sonar fuerte para algunos,
pero hay mucho maí s. Las mujeres no somos soí lo madres. El machismo existe de todas estas formas. El
machismo acarrea costos. ¿Cuaí nto de lo anteriormente escrito nos lleva a que las mujeres obtengamos
una remuneracioí n maí s baja que los hombres por la misma pega? ¿Cuaí nto de lo anterior hace que
paguemos todo el costo de tener hijos? ¿Cuaí nto de lo que comento hace que nuestros planes de salud
sean maí s caros soí lo por ser mujeres?

La violencia contra la mujer no es soí lo femicidio y en buena hora que tiene hoy una visibilidad distinta.
Hay distintos tipos de violencia hacia la mujer en Chile y ya es hora de que lo veamos. El machismo
mata... y mata de distintas maneras.

Extraíído de : http://www.publimetro.cl/nota/columnistas-publimetro/columna-de-beatriz-sanchez-el-machismo-mata/xIQogE!
45SH7o5dEX0k/

Texto 4 : Extracto de Antígona

*Ismena “Piensa de qué manera infeliz moriremos nosotras dos, que hemos quedado solas, si, despreciando
la ley, nos oponemos al decreto o al poder del jefe. Hay que tener en cuenta que somos mujeres, que no
estamos hechas para luchar contra los hombres, y además, que nos mandan los que tienen más poder y por
eso debemos obedecer estas cosas y otras aún más dolorosos que ésta si hace falta. Por mi parte, pidiendo a
los muertos que me perdonen porque estoy obligada a cumplir la ley, obedeceré a los que tienen el poder. No
tiene sentido hacer lo que está por encima de nuestras fuerzas.”

*Creonte “La obediencia salva a los pueblos que están bien dirigidos. Por eso hay que apoyar las órdenes de
los que mandan y nunca ceder ante una mujer. Es mejor, si fuera necesario, caer ante un hombre que oír
decir que hemos sido vencidos por una mujer”.

Instrucciones: A partir de las siguientes citas de Ismena y Creonte, conversa con tus companñ eras y
profesora, para luego responder las preguntas que estaí n a continuacioí n.

1) ¿De queí manera el argumento de Creonte puede ser contextualizado en nuestra sociedad?
Ejemplifica

2) ¿Coí mo crees que se comporta actualmente una mujer que piensa al igual que Ismena?

3) ¿De queí manera puedes relacionar la imagen de Antíígona, que frente a una injusticia no se queda
en silencio, con la columna de opinioí n que acabamos de leer? Justifica tu respuesta con ejemplos
cotidianos

Texto 5 ¿El destino está escrito o uno mismo se lo hace?

¿Cuaí ntos de ustedes alguna vez visitaron una bruja "recomendadíísima", con la intencioí n de saber lo que
les pasaríía en el futuro? Seguramente, si lo hicieron, sintieron una especie de miedo mezclado con
emocioí n, al escuchar que la adivina acertaba con ciertos asuntos de su vida... pero ¿recuerdan si se
cumplioí lo pronosticado para el futuro?

Hace algunos anñ os, acompanñ eí a una gran amiga (a la que llamareí Ana) a visitar a Sol; una bruja con fama
de ser bastante acertada leyendo cartas espanñ olas, y con la que se teníía que sacar cita como míínimo una
semana antes para obtener la sesioí n (eran muchas las personas y en su mayoríía mujeres las que
buscaban ansiosas saber sobre su futuro)

En un ambiente rodeado de velas de colores, una pequenñ a mesa, 2 sillas y mucho incienso con olor a
mirra (bueno para atraer la suerte y la tranquilidad), Sol le tiro las cartas a mi amiga.

Inicioí la lectura afirmando que Ana pasaba por un momento de depresioí n, debido a la separacioí n de sus
padres, por culpa de una mujer bastante joven (algo que realmente estaba sucediendo y por lo que Ana
se animoí a realizarse la lectura) Entre otras cosas, recuerdo que tambieí n le hablo sobre un viaje al
extranjero en el que conoceríía al amor de su vida (dos anñ os despueí s Ana viajo a Estados Unidos y
conocioí a Bryan, su actual esposo)

El caso de Ana es soí lo un ejemplo de diversos acontecimientos que me impulsan a efectuarme preguntas
como: ¿existe el destino?, ¿nuestra vida ya está planificada por fuerzas superiores?, ¿las cosas
pasan por que ya están escritas en algún lugar?

Otra situacioí n que contribuye a que surjan este tipo de interrogantes en mi cabeza, es la de los sueños
premonitorios (tema que me gustaríía tocar en otra columna) Y es que a veces, algunas personas (y me
incluyo) sonñ amos con momentos o personas que nunca hemos visto y díías maí s tarde aparecen en la vida
real.

No quiero dejar de mencionar, cuando tenemos la experiencia o sensacioí n de que lo que estamos
diciendo o haciendo ya lo hemos dicho y hecho antes, rodeados por las mismas personas, circunstancias
y en el mismo lugar ¡como si de pronto lo recordaí ramos! el famoso Dèjà vu.

Lo cierto es que en la vida uno toma decisiones cada segundo que pasa. Normalmente estamos
conscientes de aquellas que consideramos muy importantes, las que pensamos con mayor
detenimiento como: elegir a 'ese' candidato para que gobierne el paíís. Marcar Si o No, en la revocatoria
para la alcaldíía de Lima. Escoger queí estudiar o doí nde trabajar. Renunciar y buscar un nuevo trabajo. Con
quieí n casarnos o cuaí ntos hijos queremos tener... Pero también están aquellas decisiones cotidianas,
como salir de la casa, ir a la playa, almorzar, convocar una reunioí n de trabajo, entrar al facebook, leer este
artíículo...

Tenemos miles de caminos para elegir y decisiones que tomar cada segundo que pasa, pero
tambieí n es cierto que pase lo que pase solo iremos por un solo camino. Cuaí ntas veces decimos "si no
salía de la casa hoy no me hubiera chocado", "si no hubiera ido a esa reunión, no lo hubiera
conocido y ahora no estaría con él". Pero "lo otro" nunca pasó ni pasará, de miles de caminos para
elegir, escogimos solo eí se. Entonces, si el destino existe ¿nunca decidimos?, ¿todo esta minuciosamente
planeado y no nos damos cuenta?

Algunos creen que todo lo que les pasa ya estaí en su destino, otros que uno mismo se lo hace. Sea cual
fuese la verdad pienso que si tenemos la oportunidad de tomar decisiones en cada momento de
nuestra vida es muy importante pensar en las consecuencias -positivas o negativas- de cada una
de éstas. Por ejemplo, si no soportas tu trabajo debes decidir buscar otro para renunciar. Si quieres plata
para comprarte un carro, decide ajustarte un poco y ahorra. Si ya no quieres seguir sufriendo por un
hombre o una mujer, decide dejarlo(a).

Cada uno va construyendo su camino según las decisiones que va tomando a cada instante. Tal vez
no solo tenemos un destino escrito sino varios, pero depende de las decisiones que tomemos,
el que nos dirijamos a uno de ellos...

http://diariocorreo.pe/historico/el-destino-esta-escrito-o-uno-mismo-se-lo-h-178629/

Texto : La leyenda del hilo rojo

Cuenta una leyenda oriental que las personas destinadas a conocerse tienen un hilo rojo atado en sus
dedos.Este hilo nunca desaparece y permanece constantemente atado, a pesar del tiempo y la distancia.
No importa lo que tardes en conocer a esa persona, ni importa el tiempo que pases sin verla, ni siquiera
importa si vives en la otra punta del mundo: el hilo se estiraraí hasta el infinito pero nunca se
romperaí .Este hilo lleva contigo desde tu nacimiento y te acompañará, tensado en mayor o menor
medida, más o menos enredado, a lo largo de toda tu vida. Asíí es que, el Abuelo de la Luna, cada
noche sale a conocer a los recieí n nacidos y a atarles un hilo rojo a su dedo, un hilo que decidiraí su futuro,
un hilo que guiaraí estas almas para que nunca se pierdan…La leyenda versa asíí:

"Hace mucho mucho tiempo, un emperador se enteró de que en una de las provincias de su reino vivía una
bruja muy poderosa, quien tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mandó traer ante su
presencia. Cuando la bruja llegó, el emperador le ordenó que buscara el otro extremo del hilo que llevaba
atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa. La bruja accedió a esta petición y comenzó a
seguir y seguir el hilo. Esta búsqueda los llevó hasta un mercado, en donde una pobre campesina con una
bebé en los brazos ofrecía sus productos. Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a
ella y la invitó a ponerse de pie. Hizo que el joven emperador se acercara y le dijo: «Aquí termina tu hilo»,
pero al escuchar esto el emperador enfureció, creyendo que era una burla de la bruja, empujó a la
campesina que aún llevaba a su pequeña bebé en brazos y la hizo caer, haciendo que la bebé se hiciera una
gran herida en la frente, ordenó a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.

Muchos años después, llegó el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo
mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y llegó el día de la boda. Y en el
momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entró al templo con un hermoso vestido y un
velo que la cubría totalmente… Al levantárselo, vio que ese hermoso rostro tenía una cicatriz muy peculiar
en la frente."

Esta leyenda estaí tan arraigada en las culturas orientales que millones de personas llevan unidas a ellas
un hilo rojo verdadero. Aunque no hay claridad sobre si el origen es chino o japoneí s, se dice que la
leyenda comenzoí al conocer que la arteria ulnar conecta el dedo menñ ique (otras fuentes hablan del
anular, lo que tiene maí s tradicioí n en nuestra cultura) con el corazoí n, fuente de vida y eternamente
concebido como el hogar del amor…

Un hilo rojo al que no podremos imponer nuestros caprichos ni nuestra ignorancia, un hilo rojo que no
podremos romper ni deshilachar. Un hilo rojo directo al corazón, que conecta a los amores eternos,
a los profundos, esos que simbolizan el antes y por los que no hay después. El amor de una madre,
de un padre, de un hermano, de un ninñ o, de un amigo, de un hombre o de una mujer… Un hilo rojo que
simboliza el amor y el intereí s comuí n… Cada uno que lo interprete como quiera pero lo que estaí claro es
que, en ocasiones, las casualidades son tan fuertes que no dejan lugar a dudas… Almas gemelas se
llaman, corazones entrelazados con una o varias eternidades por vivir.
https://lamenteesmaravillosa.com/la-leyenda-del-hilo-rojo

También podría gustarte