Está en la página 1de 10

Motores eléctricos

MOTOR ELECTRICO

Un motor es la parte sistemática de una máquina capaz de hacer funcionar el


sistema, transformando algún tipo de energía (eléctrica, de combustibles fósiles,
etc.), en energía mecánica capaz de realizar un trabajo. En los automóviles este
efecto es una fuerza que produce el movimiento. Existen diversos tipos, siendo de
los más comunes los siguientes:
 Motores térmicos, cuando el trabajo se obtiene a partir de energía calórica.
o Motores de combustión interna, son motores térmicos en los cuales
se produce una combustión del fluido del motor, transformando su
energía química en energía térmica, a partir de la cual se obtiene
energía mecánica. El fluido motor antes de iniciar la combustión es
una mezcla de un comburente (como el aire) y un combustible, como
los derivados del petróleo y gasolina, los del gas natural o los
biocombustibles.
o Motores de combustión externa, son motores térmicos en los cuales
se produce una combustión en un fluido distinto al fluido motor. El
fluido motor alcanza un estado térmico de mayor fuerza posible de
llevar es mediante la transmisión de energía a través de una pared.
 Motores eléctricos, cuando el trabajo se obtiene a partir de una corriente
eléctrica.
En los aerogeneradores, las centrales hidroeléctricas o los reactores nucleares
también se transforman algún tipo de energía en otro. Sin embargo, la palabra
motor se reserva para los casos en los cuales el resultado inmediato es energía
mecánica.
Los motores eléctricos utilizan la inducción electromagnética que produce la
electricidad para producir movimiento, según sea la constitución del motor: núcleo
con cable arrollado, sin cable arrollado, monofásico, trifásico, con imanes
permanentes o sin ellos; la potencia depende del calibre del alambre, las vueltas
del alambre y la tensión eléctrica aplicada.
Características generales
 Rendimiento: es el cociente entre la potencia útil que generan y la potencia
absorbida. Habitualmente se representa con la letra griega η.
 Velocidad de poco giro o velocidad nominal: es la velocidad angular del
cigüeñal, es decir, el número de revoluciones por minuto (rpm o RPM) a las
que gira. Se representa por la letra n.
 Potencia: es el trabajo que el motor es capaz de realizar en la unidad de
tiempo a una determinada velocidad de giro. Se mide normalmente en
caballos de vapor (CV), siendo 1 CV igual a 736 vatios.
 Par motor: es el momento de rotación que actúa sobre el eje del motor y
determina su giro. Se mide en kgf·m (kilogramo-fuerza metro) o lo que es lo
mismo newtons-metro (N·m), siendo 1 kgf·m igual a 9,81 N·m. Hay varios
tipos de pares, véanse por ejemplo el par de arranque, el par de
aceleración y el par nominal.
 Estabilidad: es cuando el motor se mantiene a altas velocidades sin gastar
demasiado combustible tanto como energía eléctrica en sus
Motores eléctricos

correspondiente tiempo que pasa el motor sin ningún defecto pero esto solo
se hace en las fábricas donde se desarrolla el motor.

MOTORES ELÉCTRICOS

Los motores eléctricos son máquinas eléctricas que transforman en energía


mecánica la energía eléctrica que absorben por sus bornes.

Atendiendo al tipo de corriente utilizada para su alimentación, se clasifican en:


 Motores de corriente continua
– De excitación independiente.
– De excitación serie.
– De excitación (shunt) o derivación.
– De excitación compuesta (compund).
 Motores de corriente alterna
– Motores síncronos.
– Motores asíncronos:
o Monofásicos.
– De bobinado auxiliar.
– De espira en cortocircuito.
– Universal.
o Trifásicos.
– De rotor bobinado.
– De rotor en cortocircuito (jaula de ardilla).

Todos los motores de corriente continua así como los síncronos de corriente alterna
incluidos en la clasificación anterior tienen una utilización y unas aplicaciones muy
específicas.
Los motores de corriente alterna asíncronos, tanto monofásicos como trifásicos, son los que
tienen una aplicación más generalizada gracias a su facilidad de utilización, poco
mantenimiento y bajo coste de fabricación. Por ello, tanto en esta unidad como en la
siguiente nos centraremos en la constitución, el funcionamiento y la puesta en marcha de los
motores asíncronos de inducción.
La velocidad de sincronismo de los motores eléctricos de corriente alterna viene definida por la
expresión:
Donde:
𝟔𝟎 𝒇
n=
𝒑
n Número de revoluciones por
minuto
f Frecuencia de la red
p Número de pares de polos de la
máquina
Motores eléctricos

Se da el nombre de motor asíncrono al motor de corriente alterna cuya parte móvil gira a una
velocidad distinta a la de sincronismo.
Aunque a frecuencia industrial la velocidad es fija para un determinado motor, hoy día se
recurre a variadores de frecuencia para regular la velocidad de estos motores.
La velocidad de giro de los motores eléctricos suele tener un valor fijo, a no ser que se utilicen
variadores electrónicos de frecuencia.

Constitución del motor asíncrono de inducción


Como todas las máquinas eléctricas, un motor eléctrico está constituido por un circuito
magnético y dos eléctricos, uno colocado en la parte fija (estator) y otro en la parte móvil
(rotor).

Recuerda

El circuito magnético de los motores


eléctricos de corriente alterna está
formado por chapas magnéticas
apiladas y aisladas entre sí para
eliminar el magnetismo
remanente.

Motor eléctrico.

El circuito magnético está formado por chapas


apiladas en forma de cilindro en el rotor y en forma
de anillo en el estator
Estátor y rotor de motor eléctrico.

El cilindro se introduce en el interior del anillo y, para que pueda girar libremente, hay que
dotarlo de un entrehierro constante.
El anillo se dota de ranuras en su parte interior para colocar el bo- binado inductor y se
envuelve exteriormente por una pieza metálica con soporte llamada carcasa.
El cilindro se adosa al eje del motor y puede estar ranurado en su superficie para colocar el
bobinado inducido (motores de rotor bobi- nado) o bien se le incorporan conductores de gran
sección soldados a anillos del mismo material en los extremos del cilindro (motores de rotor
en cortocircuito) similar a una jaula de ardilla, de ahí que reciban el nombre de rotor de
jaula de ardilla.
Motores eléctricos

El eje se apoya en unos rodamientos de acero para evitar rozamientos y se saca al exterior para
transmitir el movimiento, y lleva acoplado un ventilador para refrigeración. Los extremos de los
bobinados se sacan al exterior y se conectan a la placa de bornes.

Principio de funcionamiento
Los motores eléctricos son dispositivos que transforman energía eléctrica en
energía mecánica. El medio de esta transformación de energía en los motores
eléctricos es el campo magnético. Existen diferentes tipos de motores eléctricos y
cada tipo tiene distintos componentes cuya estructura determina la interacción de
los flujos eléctricos y magnéticos que originan la fuerza o par de torsión del motor.
El principio fundamental que describe cómo es que se origina una fuerza por la
interacción de una carga eléctrica puntual q en campos eléctricos y magnéticos es
la Ley de Lorentz.
𝑭 = 𝒒(𝑬 + 𝒗 ∗ 𝑩)
Donde:
q: carga eléctrica puntual
E: campo eléctrico Recuerda
v: velocidad de la particula
B: densidad de campo magnetico Los motores eléctricos más utilizados
son los de rotor en cor to circuito,
MOTORES ASÍNCRONOS TRIFÁSICOS. también llamados de jaula de
ardilla.
TIPOS Y SISTEMAS DE ARRANQUE
Como se ha mencionado antes, los motores asíncronos de inducción son aquellos en los que
la velocidad de giro del rotor es algo inferior a la de sincronismo. Los podemos encontrar
tanto monofásicos como trifásicos.

Motores trifásicos
La constitución y el principio de funcionamiento se han expuesto en los párrafos
anteriores. Son motores en los que el bobinado inductor colocado en el estátor está formado
Motores eléctricos

por tres bobinados independientes desplazados 120º eléctricos entre sí y alimentados


por un sistema trifásico de corriente alterna. Los podemos encontrar de dos tipos:
 Rotor en cortocircuito (jaula de ardilla).

 Rotor bobinado.

Tensiones e intensidades en el estátor de los motores trifásicos


Todo bobinado trifásico se puede conectar en estrella (todos los finales conectados en un
punto común, alimentando el sistema por los otros extremos libres) o bien en triángulo
(conectando el final de cada fase al principio de la fase siguiente, alimentando el sistema por
los puntos de unión)
En la conexión estrella, la intensidad que recorre cada fase es de coincide con la
intensidad de línea,mientras que la tensión que se aplica a cada fase es √3 tensión de
línea.
En la conexión triángulo la intensidad que recorre cada fase es √3 menor que la intensidad
de línea, mientras que la tensión a la que queda sometida cada fase coincide con la tensión
de línea.

U
U
U2 V1
V1
If
U1 V1 W1 If I
U1V W c2 I
1 1
Up2 W
W2 U2 V2 V 2 W2 U2 V2 U1 V2

U1 W1 W2 W1
Uf

U
Uf If  I
Conexión estrella: 3

I
I f
Conexión triángulo: Uf U 3

En estas condiciones, el motor se puede considerar como bitensión, ya que las tensiones
normalizadas son de 230 o 400 V. Si un motor está diseñado para aplicarle 230 V a cada
fase, lo podremos conectar a la red de 230 V en triángulo y a la red de 400 V en estrella. En
ambos casos, la tensión que se le aplica a cada fase es 230 V. En una y otra conexión,
permanecen invariables los parámetros de potencia, par motor y velocidad. La conexión
estrella o triángulo se realiza sobre la placa de bornes mediante puentes
Motores eléctricos

La frecuencia es otra de las magnitudes que, en determinadas ocasiones, nos puede servir
para determinar el funcionamiento del motor, sobre todo cuando se utilizan con- vertidores de
frecuencia. Su conexión, como se expuso en la Unidad 5, se realiza en paralelo con la
línea.
En las instalaciones de motores eléctricos, la medida de potencia nos puede servir para
descartar anomalías, aunque no sea una medida que se haga de forma regular. Eso sí, para
realizarla es conveniente tener en cuenta que existen vatímetros trifásicos con un solo circuito
medidor o con varios circuitos medidores.
Los primeros se pueden aplicar en circuitos equilibrados, mientras que para los circuitos no
equilibrados hay que utilizar los segundos.
En estas instalaciones, sí es conveniente conocer el factor de potencia de la instalación. Para
ello se hace uso de los fasímetros trifásicos que, al igual que la potencia, no se suelen
realizar con frecuencia, pero sí para aquellos casos en los que necesitemos de- tectar
anomalías de funcionamiento.

Continuidad y resistencia de aislamiento


Estas medidas se utilizan para comprobar el buen estado del motor y se realizan con este
desconectado de la instalación. Para comprobar la continuidad de los bobinados, se utiliza el
polímetro en la escala de óhmetro midiendo el valor de la resistencia de cada fase y se
comparan los resultados, ya que estos han de ser idénticos. De no ser así, el motor
presenta algún defecto.
Otra comprobación necesaria para descartar posibles averías es la de la resistencia de los
aislamientos del motor ya que, como se ha dicho anteriormente, van a sufrir constantes
cambios de temperatura, que son la principal causa de su deterioro y puede provocar su mal
funcionamiento. Por ello, es conveniente realizar dicha comprobación que, como sabemos,
se realiza con el megger.
Habrá que comprobar la resistencia de aislamiento entre las tres fases del motor, así como
entre cada fase y la carcasa metálica (conductor de protección)
Medidas eléctricas en las instalaciones de motores eléctricos
En las instalaciones encargadas de alimentar motores eléctricos, es necesario el control y la
medida de algunas magnitudes eléctricas para garantizar el buen funcionamiento de estas, y
en caso de avería, poder localizarlas.
Las más frecuentes durante el funcionamiento suelen ser las medidas de intensidad, tensión,
frecuencia y potencia, mientras que para localizar averías, suelen ser las de continuidad de
los bobinados y la de resistencia de aislamientos.
La forma de realizarlas se expuso en la Unidad 5, aunque es conveniente que hagamos una
particularización para estas instalaciones.

Medida de intensidad

Como se ha expuesto a lo largo de la unidad, el control de la intensidad eléctrica es la mejor


forma de conseguir el buen funcionamiento tanto de la instalación como de los motores. La
medida se puede realizar mediante aparatos fijos (de cuadros) o mediante portátiles. En este
caso nos es de gran ayuda la pinza amperimétrica, pues podemos medir la intensidad sin
tener que actuar sobre el conexionado.
Motores eléctricos

Cuando realizamos la medida mediante aparatos fijos, se usan aparatos de cuadros L2


intercalados en la línea de alimentación)], o bien se hace uso L3 de los conmutadores de
medidas para no tener que aumentar el número de aparatos
En muchos casos, los motores son de mediana y gran potencia, con lo que las intensidades
toman valores considerables. En estos casos, se recurre a la medida de esta mediante
transformadores de intensidad.
Medida de tensión
También es importante conocer las tensiones aplicadas a los motores, ya que la intensidad
absorbida será proporcional a estas, además de indicarnos la falta de fase cuando esta se
produce. Es por ello que en los cuadros de alimentación es conveniente incorporar aparatos de
medidas de forma similar a como se ha expuesto para las intensidades
Medida de frecuencia
La frecuencia es otra de las magnitudes que, en determinadas ocasiones, nos puede servir
para determinar el funcionamiento del motor, sobre todo cuando se utilizan convertidores de
frecuencia. Su conexión, como se expuso en la Unidad 5, se realiza en paralelo con la
línea.

Medida de potencia y factor de potencia


En las instalaciones de motores eléctricos, la medida de potencia nos puede servir para
descartar anomalías, aunque no sea una medida que se haga de forma regular. Eso sí, para
realizarla es conveniente tener en cuenta que existen vatímetros trifásicos con un solo circuito
medidor o con varios circuitos medidores.
Los primeros se pueden aplicar en circuitos equilibrados, mientras que para los circuitos no
equilibrados hay que utilizar los segundos.
En estas instalaciones, sí es conveniente conocer el factor de potencia de la instalación. Para
ello se hace uso de los fasímetros trifásicos que, al igual que la potencia, no se suelen
realizar con frecuencia, pero sí para aquellos casos en los que necesitemos de- tectar
anomalías de funcionamiento.

Continuidad y resistencia de aislamiento


Estas medidas se utilizan para comprobar el buen estado del motor y se realizan con este
desconectado de la instalación. Para comprobar la continuidad de los bobinados, se utiliza el
polímetro en la escala de óhmetro midiendo el valor de la resistencia de cada fase y se
comparan los resultados, ya que estos han de ser idénticos. De no ser así, el motor
presenta algún defecto.
Otra comprobación necesaria para descartar posibles averías es la de la resistencia de los
aislamientos del motor ya que, como se ha dicho anteriormente, van a sufrir constantes
cambios de temperatura, que son la principal causa de su deterioro y puede provocar su mal
funcionamiento. Por ello, es conveniente realizar dicha comprobación que, como sabemos,
se realiza con el megger.
Habrá que comprobar la resistencia de aislamiento entre las tres fases del motor, así como
entre cada fase y la carcasa metálica (conductor de protección)

Características particulares de los motores eléctricos de corriente alterna


Motores eléctricos

Los parámetros de operación de una máquina designan sus características, es


importante determinarlas, ya que con ellas conoceremos los parámetros
determinantes para la operación de la máquina. Las principales características de
los motores de C.A. son:

1. Potencia: Es la rapidez con la que se realiza un trabajo; en física la


Potencia = Trabajo/tiempo, la unidad del Sistema Internacional para la
potencia es el joule por segundo, y se denomina watt (W). Sin embargo
estas unidades tienen el inconveniente de ser demasiado pequeñas para
propósitos industriales. Por lo tanto, se usan el kilowatt (kW) y el caballo de
fuerza (HP) que se definen como:

1 kW = 1000 W
1 HP = 747 W = 0.746 kW
1 kW = 1.34 HP
2. Voltaje: También llamada tensión eléctrica o diferencia de potencial, existe
entre dos puntos, y es el trabajo necesario para desplazar una carga
positiva de un punto a otro:
Donde:
E = Voltaje o Tensión
VA = Potencial del punto A
VB = Potencial del punto B
La diferencia de tensión es importante en la operación de una máquina, ya que de
esto dependerá la obtención de un mejor aprovechamiento de la operación. Los
voltajes empleados más comúnmente son: 127 V, 220 V, 380 V, 440 V, 2300 V y
6000 V.

3. Corriente: La corriente eléctrica [I], es la rapidez del flujo de carga [Q] que
pasa por un punto dado [P] en un conductor eléctrico en un tiempo [t]
determinado.

Donde:
I = Corriente eléctrica
Q = Flujo de carga que pasa por el punto P
t = Tiempo
La unidad de corriente eléctrica es el ampere. Un ampere [A] representa un flujo
de carga con la rapidez de un coulomb por segundo, al pasar por cualquier punto.
Las máquinas eléctricas esgrimen distintos tipos de corriente, que
fundamentalmente son: corriente nominal, corriente de vacío, corriente de
arranque y corriente a rotor bloqueado.

4. Corriente nominal: En una máquina, el valor de la corriente nominal es la


cantidad de corriente que consumirá en condiciones normales de
operación.

5. Corriente de vacío: Es la corriente que consumirá la máquina cuando no


se encuentre operando con carga y es aproximadamente del 20% al 30%
Motores eléctricos

de su corriente nominal.

6. Corriente de arranque: Todos los motores eléctricos para operar


consumen un excedente de corriente, mayor que su corriente nominal, que
es aproximadamente de dos a ocho veces superior.

7. Corriente a rotor bloqueado: Es la corriente máxima que soportara la


máquina cuando su rotor esté totalmente detenido.

8. Revoluciones por minuto (R.P.M.) o velocidad angular: Se define como


la cantidad de vueltas completas que da el rotor en el lapso de un minuto; el
símbolo de la velocidad angular es omega [W], no obstante, el la industria
se utilizan también para referirse, la letras: “N” o simplemente las siglas
R.P.M.

Donde:
W = N Revoluciones por minuto o velocidad angular
C = Constante
F = Frecuencia
t = Tiempo
Las unidades de la velocidad son los radianes por segundo (rad/s), sin embargo la
velocidad también se mide en metros por segundo (m/s) y en revoluciones por
minuto [R.P.M.]. Para calcular las R.P.M. de un motor se utiliza la ecuación:
Donde:
R.P.M= Revoluciones por minuto o velocidad angular
F=Frecuencia
Motores eléctricos