Está en la página 1de 2

ENSAYO: Método de Penman- Monteith FAO

Durante los últimos 50 años se han desarrollado una gran cantidad de métodos más o
menos empíricos por numerosos científicos y especialistas en todo el mundo, con el fin
de estimar la evapotranspiración a partir de diferentes variables climáticas. A menudo
las ecuaciones estaban sujetas a rigurosas calibraciones locales pero demostraron
tener limitada validez global. Por otra parte, probar la exactitud de los métodos bajo
nuevas condiciones es laborioso y necesita mucho tiempo y dinero. A pesar de ello, los
datos de evapotranspiración son necesarios con antelación al planeamiento de
proyectos o para programar calendarios de riego. Para cubrir esta necesidad, algunas
guías fueron desarrolladas y publicadas en el Documento N° 24 de la Serie FAO Riego
y Drenaje «Necesidades de agua de los cultivos». En este documento, y con el fin de
adecuarse a las necesidades de usuarios con diversa disponibilidad de datos, se
presentaron cuatro métodos para calcular la evapotranspiración del cultivo de referencia
(ETo): BlaneyCriddle, radiación, Penman modificado y el método del tanque de
evaporación. El método de Penman modificado se consideró que ofrecía los mejores
resultados con el mínimo error posible con relación a un cultivo de referencia (pasto).
También se esperaba que el método del tanque de evaporación ofreciese estimaciones
aceptables, en función de la localización del tanque. El método de la radiación fue
sugerido para las áreas donde los datos climáticos disponibles incluían la medición de
las horas de insolación, la nubosidad o la radiación, pero no la velocidad del viento ni la
humedad atmosférica. Finalmente, la publicación propuso el uso del método de Blaney-
Criddle para las áreas donde los datos climáticos disponibles incluían solamente datos
de temperatura del aire. Los métodos climáticos citados, fueron calibrados para obtener
valores mensuales o decadiarios y no así para cálculos diarios u horarios de ETo.
Por ejemplo, el método de Blaney-Criddle fue recomendado para períodos de un mes
o mayores. El método del tanque de evaporación fue sugerido para ser aplicado a
períodos de diez días o más. Lamentablemente, los usuarios no siempre han respetado
estas condiciones y con frecuencia los cálculos se han hecho para periodos diarios de
tiempo. Por otra parte, los avances en la investigación y la valoración más precisa del
uso de agua del cultivo han revelado debilidades en las metodologías propuestas.
Numerosos investigadores analizaron el funcionamiento de los cuatro métodos para
diversas localidades. Aunque los resultados de tales análisis podrían haber sido
influenciados por el sitio, las condiciones de medida o por el sesgo en la recopilación de
los datos climáticos, llegó a ser evidente que los métodos propuestos no se comportan
de la misma manera en diversas zonas del mundo. Frecuentemente se encontraron
desviaciones entre los valores calculados y los observados sobrepasando los rangos
indicados por la FAO. Se encontró que el método de Penman modificado con frecuencia
sobrestimaba la ETo,por niveles de hasta 20 por ciento para condiciones evaporativas
bajas. Las otras 18 Evapotranspiración del cultivo ecuaciones recomendadas mostraron
una correlación variable con la evapotranspiración del cultivo estándar de referencia
(pasto). Para evaluar la validez de éstos y de otros procedimientos de estimación bajo
diversas condiciones climáticas, se emprendió un importante estudio bajo auspicio del
Comité de Requerimientos de Agua para Riego de la Sociedad Estadounidense de
Ingenieros Civiles (ASCE por sus siglas en ingles). El estudio de ASCE analizaba el
comportamiento de 20 diversos métodos, usando procedimientos detallados para
determinar la validez de los resultados de estos métodos comparados con una base de
datos cuidadosamente obtenida de lisímetros en 11 localidades, bajo condiciones
climáticas variables. El estudio probó y demostró claramente la amplia variabilidad de
resultados de los métodos aplicados bajo diversas condiciones climáticas. En un estudio
paralelo solicitado por la Comunidad Europea, un consorcio de institutos de
investigación europeos evaluó el funcionamiento de los varios métodos de cálculo de
evapotranspiración con datos de diversos estudios lisimétricos en Europa.

 Los métodos basados en la ecuación de Penman podrían requerir una


calibración local de la función del viento para obtener resultados satisfactorios.
 Los métodos de la radiación demostraron buenos resultados en climas húmedos
donde el término aerodinámico es relativamente pequeño, pero su
funcionamiento en condiciones áridas fue errático y con tendencia a subestimar
la evapotranspiración.
 Los métodos basados en la temperatura del aire al ser empíricos, requieren
cuidadosas calibraciones locales para alcanzar resultados satisfactorios. Una
excepción posible es el método de Hargreaves (1985) que ha producido
resultados razonables de ETo con cierta validez global.
 Los métodos basados en la evaporación del tanque reflejan las limitaciones de
estimar la evapotranspiración del cultivo basándose en datos de evaporación
libre del agua. Estos métodos son susceptibles a las condiciones microclimáticas
bajo las cuales los tanques están funcionando y al rigor de mantenimiento de la
estación. Muchas veces su funcionamiento se ha presentado errático.
 La fórmula de Penman-Monteith ha sido reportada por ambos equipos de
investigación (ASCE y Europeo) como aquella que produce resultados
relativamente exactos y consistentes tanto en climas áridos como en húmedos.

CONCLUSIONES:

 Todos los métodos necesitan calibración in situ mediante lisímetros y técnicas de


medición indirecta, métodos micrometeorológicos.

 Los métodos de radiación muestran buenos resultados en regiones donde el término


aerodinámico es relativamente pequeño, pero la realización en condiciones áridas
tiende a subestimar la evapotranspiración de referencia.

 En el caso de los métodos que utilizan la cubeta de evapotranspiración claramente


reflejan las insuficiencias de predecir la evapotranspiración del cultivo a partir de la
evaporación de agua al aire libre. Los métodos son susceptibles a las condiciones
microclimáticas bajo las cuales están las cubetas y el rigor del mantenimiento de la
estación.

 La relativa precisión y cumplimiento de la aproximación de Penman-Monteith tanto en


climas áridos y húmedos ha sido indicado en los estudios de American Societ. Y of Civil
Enginreers (A.S.C.E) y en estudios europeos.