Está en la página 1de 9

MCA Business & Postgraduate School

Educational Excellence online

Introducción a la Redacción Académica

Módulo 1. El texto académico: tipos y características

Clase 2: Textos académicos: formatos de presentación.

Índice temático:

• Ideas principales

• ¿Cómo estudiar este tema?

• Introducción

• Desarrollo

• Conclusiones

• Referencias bibliográficas

Ideas principales

Textos académicos

Tipos y Formatos Usos

1
MCA Business & Postgraduate School
Educational Excellence online

Cómo estudiar este tema

Para el manejo de este tema se recomienda:

• Revisar todo el material.

• Prestar atención a los diferentes tipos de textos académicos.

• Llevar a la práctica el reconocimiento de los diferentes tipos de textos académicos.

Al final de esta clase, podrás responder a las preguntas: ¿Cuáles son los diferentes tipos de

textos académicos y cómo elegir el adecuado de acuerdo con el conocimiento que se quiere

divulgar?

1.1.- Introducción

Antecedentes en contexto

Partiendo de que los textos académicos son aquellos que tienen el propósito de comunicar

eficazmente resultados de investigación, es importante conocer además sus formatos y modos

de presentación, así como sus posibilidades para dar a conocer los logros.

Pero primero, recuerda sus características más distintivas.

2
MCA Business & Postgraduate School
Educational Excellence online

Estos elementos distintivos, aplicables a cualquier tipo de texto de divulgación científica, te

ayudarán a establecer qué documento redactar en cada caso según lo que se quiere dar a conocer.

Ante cualquier duda, recuerda utilizar los filtros principales que propusimos en la clase anterior

en relación con los textos académicos. Estos deben asumirse como “una publicación primaria

con suficiente información que permite proseguir observaciones, reproducir experimentos y

evaluar procesos intelectuales. Además, puede ser sometido a la revisión de la comunidad

científica sin restricciones” (Raya y Zulueta, 2015,p.9).

Por estas razones, la redacción académica o científica, que dan como resultado materiales

especializados y con características muy particulares, es la vía más idónea para divulgar

resultados en las distintas especialidades, según refiere Cevallos (2015, p.12), quien señala la

estrecha relación entre este proceso, y la investigación precedente:

(…) son dos actividades íntimamente relacionadas. Algunos estudiantes creen


erróneamente que los proyectos de investigación terminan cuando se obtienen los
resultados, cuando estos se analizan, cuando se entrega el informe del trabajo o
cuando la investigación se presenta en un congreso nacional o internacional. Debes
aprender desde bien temprano que la investigación formal y seria termina cuando
se publican los resultados del trabajo en una revista científica. Sólo entonces la
investigación pasa a formar parte del conocimiento científico.
Justo por estas razones, vale recalcar las cualidades básicas asociadas al empleo de un

lenguaje claro y preciso, de manera que ofrezca posibilidades para replicar el texto,

compartirlo o analizarlo por la comunidad científica o público interesado.

Antes de llegar al punto de analizar los diferentes tipos y formatos de textos académicos,

tener claridad respecto a cómo diferenciarlos del resto de documentos es imprescindible.

1.2.- Desarrollo

Características de los diferentes tipos de textos académico.

3
MCA Business & Postgraduate School
Educational Excellence online

Diferentes autores, escuelas y bibliografías proponen una serie de textos considerados

académicos. Y aunque casi la mayor parte de los análisis, estudios y propuestas se centran en

el formato IMRyD y el artículo científico, existen una serie de documentos cuyas características

y formato pueden incluirse en esta lista.

Con esta premisa, la pregunta a contestar es la siguiente: bajo qué formatos podemos presentar

textos académicos.

Para algunos especialistas, las tipologías se resumen en este pequeño grupo, sin embargo, es

una lista limitada.

Tomado de: http://image.slidesharecdn.com/escrituraacadmicayescrituracreativa-


150405171213-conversion-gate01/95/escritura-acadmica-y-escritura-creativa-5-
638.jpg?cb=1428271978

A los fines de este programa, trabajaremos con la clasificación y caracterizaciones de Raya y

Zulueta (2015, pp. 74-82), autoras que realizan una indagación exhaustiva del tema y ofrecen

una perspectiva clara de cómo abordar la redacción de textos académicos diversos.

El primer tipo de documento que presentan son las notas técnicas, definidas como textos breves

y concisos, dedicados a describir cambios en técnicas o procesos tecnológicos. Su propósito se

4
MCA Business & Postgraduate School
Educational Excellence online

enfoca en mostrar nuevas soluciones, aunque ello no implique necesariamente un nuevo aporte

o descubrimiento para el campo de estudio en sí. Una particularidad de las publicaciones en las

que aparecen las notas técnicas es el hecho de que el propio autor comente respecto a su

propuesta. Es un recurso muy empleado en áreas determinadas, sin embargo, no es un tipo de

material considerado como central de forma generalizada. Es recomendable revisar algunos

ejemplos.

Otro material de divulgación académica cuya característica esencial es la brevedad es el

Resumen o Abstract, que no existe por sí solo como material independiente, sino que forma

parte de la estructura de artículos, ponencias, informes de investigación, tesis, tesinas y otros

similares, se define como una “presentación sintética del tema o los aspectos centrales

contenidos en una obra propia o ajena, utilizando un lenguaje claro y una redacción sencilla y

precisa” (Raya y Zulueta, 2015).

De manera general, se recomienda una extensión de 200 palabras, cantidad variable según los

requerimientos de las diferentes publicaciones, y su contenido se centra en presentar sus

intenciones u objetivos, los métodos básicos, resultados, logros y alcances principales.

Otros textos académicos muy similares al resumen: la sinopsis, el sumario y las comunicaciones

breves, se encargan de mostrar contenidos y/o conocimientos de forma sucinta y abreviada.

En el primer caso, las autoras lo equiparan con el resumen en tanto se tomen en cuenta sus

características y forma de presentación.

En el caso del sumario, aunque algunos autores lo identifican como un tipo de texto similar al

resumen, en realidad es más cercano a un índice. Especialmente en los libros, se pueden

encontrar sumarios que dan paso a índices de contenido por capítulos, y en las revistas suelen

emplearse para enunciar sus diferentes materiales.

5
MCA Business & Postgraduate School
Educational Excellence online

Por su parte, las comunicaciones breves “se utilizan para dar a conocer el derecho de propiedad

intelectual de un aporte importante en una esfera del conocimiento. Por regla general, se

publican después en forma completa como artículo original” (Raya y Zulueta, 2015).

Estos formatos iniciales que te presentamos suelen emplearse con mayor o menor frecuencia,

dependiendo de las necesidades de divulgación, ya sean del autor o institucionales.

Sin embargo, no son los únicos, y en todos los casos, para determinar el mejor modo de

presentar los textos académicos, hay que tomar en cuenta que:

A esta diversidad de tipos de textos se suman otros, entre ellos, la Revisión bibliográfica, que

se encarga de compilar información respecto a un tema y presentarla de forma ordenada. Este

formato, aunque no se trata de una publicación original, su mayor beneficio reside en que ahorra

mucho trabajo y tiempo en los procesos de búsqueda de información específica. Su propósito

esencial es revisar la bibliografía existente acerca de la temática en cuestión, contextualizarla,

analizarla críticamente y ofrecer conclusiones relativas a la cuestión examinada. Para este tipo

de texto académico debe trabajarse un estilo de redacción explicativo, sin perder de vista la

síntesis, por supuesto, pero debe mostrar las aristas del tema analizado, de modo que queden

expresadas con claridad y profundidad las ideas centrales expresadas por los autores y

publicaciones consultadas, pues se trata de un documento especializado. Raya y Zulueta (2015)

las clasifican en: crítica, histórico-biográfica, tutorial o técnica.

6
MCA Business & Postgraduate School
Educational Excellence online

Otro formato, empleado con frecuencia por las ciencias de la salud, aunque no exclusivo de este

campo, es el Estudio de casos, considerado un texto muy fiable, pues consiste en una indagación

exhaustiva que se presenta en una serie de trabajos enfocados a valorar resultados,

investigaciones, alternativas innovadoras y procesos metodológicos en las más diversas áreas.

Se trata de un método de amplia aplicación, que implica poner en práctica las habilidades de

escritura para sintetizar toda la información en una extensión desde las 2 hasta las 20 páginas,

y con una estructura que incluye resumen, presentación, desarrollo, síntesis, conclusión y

bibliografía.

Por otro lado, con mayor posibilidad de extensión, tenemos la reseña, que ofrece información

ampliada respecto a un tema determinado, el trabajo de otros autores, un campo dado de las

ciencias o un problema de investigación puntual. De manera general se clasifican en reseña

descriptiva y reseña crítica. La primera también es denominada por algunos autores como

reseña histórica o histórica descriptiva y la segunda se emplea frecuentemente en la literatura,

aunque su uso no se limita a esta. En lo que sí deben coincidir ambas categorías es en reflejar

un trabajo especializado.

Menos generalizado que la reseña, pero con igual relevancia, resulta el Informe científico

técnico, denominado así porque sirve de referente para que especialistas en el tema o lectores

capacitados puedan evaluar y/o proponer recomendaciones respecto a la presentación del estado

del arte de un problema o el proceso para el logro de resultados. Sus características determinan

que este tipo de informe debe presentar la información de manera sistémica o cronológica. “La

estructura más recomendada es Resumen, Introducción, Desarrollo, Conclusiones y

Recomendaciones, Referencias bibliográficas y Anexos. De ser necesario se incluiría Prólogo,

Agradecimientos y Glosario de términos” (Raya y Zulueta, 2015).

Otras formas frecuentes de presentación de textos académicos son los Manuales y Tratados. El

primero se refiere a un formato de libro que concentra la esencia de un tema o campo de estudio.

7
MCA Business & Postgraduate School
Educational Excellence online

Se caracteriza, principalmente, por servir como un acercamiento rápido para indagaciones

referenciales. Los Tratados, por su parte, aunque también se presentan en formato libro, suelen

de mayor extensión que los manuales, y suman a su contenido una visión crítica del tema que

tratan.

En el caso particular de las ciencias biomédicas, hay una serie de textos académicos específicos

para esta área.

De manera general asumen técnicas, normas y estructura de la indagación y redacción de textos

académicos, pero más enfocados en la particularidad de estas ciencias, que permita no sólo la

difusión de conocimientos, sino su sistematización, y la validación de hallazgos.

Como las ciencias de la salud, cuyo aporte a la divulgación científica y la estandarización de la

escritura y difusión de textos académicos resulta trascendente, los diversos campos de estudio

han delimitado estilos

1.3.- Conclusiones

De manera general:

8
MCA Business & Postgraduate School
Educational Excellence online

Pensar que la producción científica, expresada en la redacción académica, se limita a estos tipos

de documentos sería desacertado. Sin embargo, esta clasificación facilita el proceso de

seleccionar el formato más adecuado de acuerdo con el área de estudios, el público al que se

dirige y los fines del trabajo.

Estos formatos más comunes, especialmente para trabajos de clase, presentaciones, informes

preliminares, consultas, bases de datos y recopilaciones ofrecen un amplio espectro de

posibilidades para el posicionamiento de las investigaciones y sus autores.

Sin embargo, existen otros cuyo uso está más generalizado, e incluso validado en los ámbitos

académico y científico.

Se trata de: el artículo, el ensayo, la monografía, la tesina y la tesis, cuyas características,

estructura, modos de presentación y usos serán analizados con más detalle en la próxima clase.

Referencias bibliográficas

Betancourt, V. (2003). La comunicación científica. La Habana: FINLAY Ediciones.

Cevallos, G.(2015). Manual de redacción científica. El artículo científico. Santo Domingo:


Imprenta Atenas.

Hernández, R. et al. (1998). Metodología de la investigación. México D.F.: Ed. Mc. Graw-Hill
Interamericana, 2da edición.

Raya, M. y Zulueta Ma. E. (2015). Textos científico-técnicos. ¿Cómo crearlos? La Habana:


Editorial Científico- Técnica. 2da.edición.

Teberosky, A. (2007). El texto académico. En Castelló, M. (Coord.). Escribir y comunicarse


en contextos científicos y académicos. Conocimientos y estrategias. Barcelona: Graó. pp. 17-
46