Está en la página 1de 3

El proceso del desplazamiento de iones de sodio y potasio a través de

la membrana celular es un proceso de transporte activo que implica la hidrólisis


de ATPpara proporcionar la energía necesaria. Se involucra a una enzima
conocida como Na+/K+-ATPasa. Este proceso es responsable de mantener el gran
exceso de iones Na+ fuera de la célula y el gran exceso de iones K+ en el interior
de la célula. Abajo se esboza un ciclo del proceso de transporte. Se lleva a cabo
el transporte de tres Na+ hacia el exterior de la célula y el transporte de dos
iones K+ hacia el interior. Esta transferencia de carga desequilibrada contribuye
a la separación de carga a través de la membrana. La bomba de sodio-potasio es
una contribuidora importante al potencial de acción producido por las células
nerviosas. Esta bomba se llama una bomba de iones de tipo P, debido a que las
interacciones de ATP fosforila la proteína de transporte, y provoca un cambio en
su conformación

La bomba de sodio potasio es un intercambiador de iones presente en todas las


membranas celulares de todos los seres vivos. Su función es imprescindible,
pasa iones de sodio (Na+)) a un lado de la membrana y mueve iones de potasio (K+)
en dirección contraria. Es por lo tanto un transportador transmembrana antiporte.
Para ello se vale de la energía producida por la degradación de ATP. Es por lo tanto
el ejemplo de ATPasa más importante. Puedes saber más sobre las ATPasas en el
artículo que le dedicamos aquí. También puedes leer nuestro artículo sobre el ATP
(adenosin tri-fosfato) para profundizar en la bioenergética y bioquímica de esta
proteína, aquí (próximamente).

Historia de su descubrimiento: el danés Dr. Jens Skou es un médico, químico y


profesor de biofísica, ya retirado. En su estudio en los años 1950 sobre
los anestésicos sobre la membrana celular concluyó que debía existir alguna
proteína que actuaba como canal que los anestésicos bloqueaban en las neuronas.
Como no se conocía cual era este transportador el Dr. Skou procedió a su búsqueda
pues era necesario para su estudio de los anestésicos. Tras sus experimentos
en pata de cangrejo descubrió y aisló una proteína que reunía las características
que él buscaba. Lo que no sabía en aquel momento era que la bomba sodio
potasio sentaría las bases de todos los estudios de transporte a través de
membranas, incluidos el transporte del impulso nervioso. Por ello se le otorgó
el premio Nobel de química en 1997 “Por el primer descubrimiento de una
enzima de transporte iónico”.
Funcionamiento: en un lado de la membrana la
bomba sodio potasio une tres inones de sodio.
En la cara citoplasmática de la membrana la
bomba sodio potasio une una molécula de ATP
y la hidroliza (obtiene energía de la rotura del
enlace de un fosfato, dando ADP y P inorgánico).
Con esta energía la proteína cambia de
conformación, un residuo de ácido
aspártico (un aminoácido de la proteína) recibe
la energía y promueve el movimiento de los
aminoácidos abriendo el canal transmembrana.
En ese momento los 3 iones de sodio pasan al
exterior de la membrana. Es en este momento
cuando dos iones de potasio se unen a la
bomba sodio potasio en la cara externa de la
membrana. En esta nueva conformación de la
proteína, el ADP y el fosfato inorgánico (Pi)
son liberados y la proteína recupera su
configuración inicial, dejando a los iones de
potasio en el lado del citoplasma.
Estructura: esta ATPasa está constituida por 4
subunidades, dos subunidades alfa y dos
subunidades beta que se unen formando
un tetrámero en la membrana. La subunidad
alfa consta de 8 segmentos, en ella se unen
tanto el ATP y los iones sodio en el
citoplasma, como los 2 iones potasio en el
lado extracelular. Por su parte la unidad
beta está compuesta por una estructura única
helicoidal, cuya función parece ser mantener a
las subunidades alfa en contacto y dentro de
la membrana.

Funciones: la bomba sodio potasio interviene en


el mantenimiento de la homeostasis celular (la
osmolaridad y el volumen celular). Además es el
principal encargado de la transmisión del
potencial eléctrico, es decir, del impulso
nervioso que mueve los músculos.