Está en la página 1de 34

SECRETARÍA DE EDUCACIÓN DE BOGOTÁ D.C.

LOCALIDAD 4a – SAN CRISTÓBAL


CENTRO EDUCATIVO DISTRITAL EL MANANTIAL
NIT: 830.061.995-5 DANE: 11100186693
Legalización de Estudios Res 5581 / Agosto 11/ 1997
Teléfono: 2805979

PROYECTO: LA PRIMERA INFANCIA DESDE


LA LUDICA CONSTRUYE DE UNA COMUNIDAD
SOCIALMENTE PARTICIPATIVA Y DE
DERECHOS

Tocar al niño es tocar el punto más delicado y vital, donde todo


puede decidirse y renovarse, donde todo está lleno de vida,
donde se hallan encerrados los secretos del alma, por ahí se
elabora la educación del hombre del mañana .

3
ÍNDICE
Pág.

1. LA PRIMERA INFANCIA

1.1 Introducción……………………………………………………………………….............................................. 3

2. CARACTERIZACIÓN………………………………………………………………………………………………………….. 7

2.1 Jornada 40 horas………………………………………………………………………………………………………….. 7

2.2 Contexto de la Escuela Rural El Manantial…….………………………………………………………………... 8

3. FORMULACION DEL PROYECTO

3.1 Identificación…………………………………………………………………………………………………………………. 11

4. OBJETIVOS…………………………………….………………………………………………………………………………… 11

4.1 Objetivo General……………………………………………………………………………………………………………. 11

4.2. Objetivos Específicos……………………………………………………………………….………………………….. 11

5. JUSTIFICACIÓN………………………………………………………………………………………………………………. 12

6. MARCO LEGAL…………………………………………………………………………………………………………… 13

7. MARCO TEORICO……………………………………………………………………………………………………………….. 16

8. PRINCIPIOS PEDAGOGICOS…………………………………………………………………………………………….. 25

9. IMPACTO DEL PROYECTO………………………………………………………………………………………………. 26

10. FASES DEL PROYECTO……………………………………………………………………………………………………. 30

11. PLAN ESTRATEGICO……………………………………………………………………………………………………… 31

12. RECURSOS……………………………………………………………………………………………………………………. 32

13. EVALUACION………………………………………………………………………………………………………………… 33

14. BIBLIOGRAFIA……………………………………………………………………………………………………………… 33

3
1. LA PRIMERA INFANCIA

1.1 Introducción

Entiéndase la Primera Infancia como la etapa de la vida que va desde el nacimiento hasta

los 6 años de edad.

“La atención integral en la Primera Infancia es la clave para crear un mundo donde impere

la esperanza y el cambio, en lugar de la privación y la desesperación, y para fomentar la

existencia de países prósperos y libres”

Unicef, Estado Mundial de la Infancia 2001

Los efectos de lo que ocurre durante el período de embarazo y los primeros años de vida

de un ser humano suelen ser duraderos y en algunos casos, permanentes. Durante el

último trimestre de la gestación y hasta los 3 años de vida se desarrollan muchas de las

estructuras del cerebro y se establece todo un sistema de interconexiones esenciales para

su correcto funcionamiento y el de todo el sistema nervioso central. Componentes tan

fundamentales como la confianza, la curiosidad, la capacidad para relacionarse con los

demás y la autonomía, dependen del tipo de atención y cuidado que reciben los niños por

parte de ambos padres y de las personas encargadas de cuidarlos. Lo que niños y niñas

aprenden durante los primeros años va a determinar en gran medida tanto su desempeño

en la escuela primaria como los logros intelectuales, sociales y laborales a lo largo de su

vida. El terreno perdido en materia de aprendizaje y desarrollo durante los primeros tres

años de vida nunca se recupera. Esto en términos prácticos quiere decir que los niños que

3
no reciben lo que necesitan durante este período, no van a poder desarrollar todo su

potencial.

Por ello, la ventana de oportunidades para invertir en el desarrollo de la primera infancia

se limita a este corto periodo de la vida, decisivo para obtener importantes retornos

sociales y económicos que se traducen en desarrollo humano y social. Las inversiones que

promueven el desarrollo integral en la primera infancia se justifican, en primer lugar,

desde la óptica de los derechos, ya que el desarrollo truncado de un niño o una niña,

cuando pudiera haberse evitado, viola un derecho humano fundamental. También hay un

fuerte argumento de equidad y justicia social, ya que los niños y niñas que se enfrentan a

ambientes o factores negativos pueden quedar permanentemente rezagados en su

desarrollo. También hay razones económicas que justifican la inversión durante la primera

infancia, ya que ésta conlleva a un aumento en la educación y la productividad a lo largo

de los años y a un mejor nivel de vida cuando el niño o niña llega a la edad adulta.

Estimaciones para América Latina indican que en promedio, un trabajador que ha

alcanzado la primaria completa logra un ingreso 50% superior en su primer empleo al que

habría obtenido de no haber estudiado. Este porcentaje asciende a 120% si se trata de

secundaria completa. También se ha demostrado que los programas preventivos pueden

producir ahorros al Estado y a la sociedad, al reducir la necesidad de atención de salud

curativa; al mejorar la eficacia de los sistemas educativos; al reducir las tasas de deserción

y repitencia escolar; y al reducir la incidencia de otros problemas sociales. No existe un

país en el mundo que haya logrado un nivel significativo y sostenible de desarrollo sin

3
garantizar al menos la educación básica universal para su población. La evidencia empírica

y los análisis teóricos han demostrado que una población educada no solamente

contribuye al desarrollo económico, sino que es un requisito del mismo.

Por lo anterior se puede afirmar que el Desarrollo Infantil Temprano es la vía más

poderosa que tiene una sociedad para sentar bases de equidad. Favorecer el inicio parejo

de la vida es un deber del Estado y de la sociedad en su conjunto, con lo cual se garantiza

a todos los niños y niñas sin excepción el mejor comienzo para sus vidas.

Un aspecto fundamental que merece ser resaltado es la importancia que revisten las

condiciones sociales y económicas de la mujer para el bienestar de los niños y las niñas,

especialmente durante su primera infancia. La supervivencia, el crecimiento y el desarrollo

en la primera infancia están íntimamente relacionados con la supervivencia, la salud, la

educación, la autonomía y el bienestar de las mujeres, así como con la edad de éstas en su

primer parto y su estado nutricional antes del embarazo. En consecuencia, es necesario

apoyar la salud, la nutrición, la educación y el bienestar psicosocial de la mujer durante el

embarazo y la lactancia para que puedan tomar decisiones sobre su salud y la de sus hijos

e hijas, así como impulsar acciones afirmativas que garanticen igualdad de oportunidades

para las mujeres y contribuyan a superar la feminización de la pobreza

En el transcurso de los últimos años, el desarrollo infantil temprano se ha venido

posicionando progresivamente en la agenda internacional y nacional, gracias a los avances

en el conocimiento científico sobre el papel clave de esta etapa para el desarrollo humano

y el desarrollo social y también debido a la creciente voluntad política de los gobernantes

y tomadores de decisión.

3
En Colombia se ha avanzado significativamente en la expedición de leyes, normas y

herramientas procedimentales, planes, programas y proyectos institucionales que buscan

promover y proteger los derechos de la primera infancia. Entre estos se pueden

mencionar la Ley 1098 de 2006 o Ley de Infancia, la Política de Primera Infancia, el

CONPES 109 de Primera Infancia, los lineamientos de política del Ministerio de Educación

Nacional para la educación inicial y el Plan Nacional de Salud Pública, que establecen la

prioridad en la primera infancia.

Paralelo a estos logros en materia normativa, también se han registrado avances en

algunos de los indicadores relacionados con la salud, la nutrición y el desarrollo de los

niños y niñas menores de 6 años. No obstante, es preciso reconocer la persistencia de

indicadores nacionales y subnacionales, que reflejan las grandes inequidades del país y la

grave situación de vulneración de los derechos de las niñas y niños, como son entre otros,

las tasas de desnutrición en varios departamentos y regiones, la prevalencia de anemia

como un problema de salud pública, las todavía bajas coberturas de vacunación, la

mortalidad neonatal y las bajas coberturas de atención integral en el componente de

educación inicial.

Dentro de las propuestas del programa de gobierno BOGOTA HUMANA se ha

contemplado la inclusión y desarrollo de la propuesta de motivar a los colegios a

participar de la JORNADA ESCOLAR 40 HORAS Y PRIMERA INFANCIA.

La Escuela Distrital El Manantial para el año 2013 le ha apostado a formar parte de esta

iniciativa en pro de favorecer a la comunidad con una alternativa pedagógica y social que

3
solucione muchos de sus conflictos en convivencia, violencia intrafamiliar, madres

adolescentes y niños en edades de 3 y 4 años desvinculados de las garantías del estado,

abandono y poco acompañamiento y desarrollo de las capacidades y habilidades de los

niños y niñas, en consecuencia busca continuar brindando mejorar la calidad educativa de

la población que atiende y seguir aportando a la trasformación de las vidas de las familias

y la comunidad en general.

Con la JORNADA UNICA PARA LA EXCELENCIA Y LA FORMACION INTEGRAL se amplia la

cobertura además a la primera infancia que incluye los niveles de pre-jardín, jardín y

transición.

2. CARACTERIZACIÓN

INSTITUCION EDUCATIVA: CENTRO EDUCATIVO DISTRITAL EL MANANTIAL

DIRECCIÓN: Calle 27 A Sur No. 17 – 21 Este

BARRIO: EL MANANTIAL

TELÉFONO: 280 59 79

POBLACIÓN ATENDIDA Niños de 3 años y 4 años en los niveles de pre-jardín y jardín

RESPONSABLE: Gloria María Ángel Díaz y Gina Marcela Wilches

2.1 JORNADA 40 HORAS

La implementación del proyecto inicialmente requiero las voluntades de todos los


miembros de la comunidad educativa, padres, madres, tutores o acudientes, niños y
niñas, docentes, Directivo docente. Posteriormente el compromiso institucional desde la
adecuación de espacios, algunos recursos y docentes. Finalmente el aval de la SED y apoyo

3
con dotaciones, refrigerios y la posibilidad de contar con otros maestros y mejorar varios
espacios físicos a largo plazo de la institución que posibiliten la buena marcha de todas las
metas.
Se pretende una articulación de los aprendizajes, las metodologías, los procesos
pedagógicos, de convivencia y evaluación que dinamicen la vida y la calidad educativa del
CED EL MANANTIAL. De igual manera una nueva mirada hacia la escuela por parte de los
padres y su compromiso en fortalecer la corresponsabilidad que les compete
socialmente.

2.2 CONTEXTO DE LA ESCUELA RURAL EL MANANTIAL

La Escuela El Manantial se encuentra ubicada en la localidad cuarta, San Cristóbal, al Sur

Oriente de Distrito Capital. El centro educativo Distrital el Manantial se halla sobre los

cerros orientales en zona de reserva forestal, por esta razón responde a una condición de

ruralidad y zona de difícil acceso. Se atiende una población escolar para el año 2013

desde primera infancia que incluye pre-jardín, jardín y preescolar a grado quinto con

estudiantes en edades promedio entre los tres y dieciséis años. Las familias son

constituidas por madres cabeza de hogar en su mayoría, entre 3 a 12 hijos ya sea de un

mismo progenitor o diferentes, estrato 1.

Los niños y niñas muestran en sus relaciones con los otros las frustraciones que su

entorno les da: hambre, maltrato, abandono, inseguridad y vulnerabilidad. Sus sueños y

metas se enmarcan en terminar el grado quinto donde la mayoría no inicia su bachillerato

o se retira al poco tiempo. Como resultado de esta situación se tienen madres

adolescentes, jóvenes dedicados a delinquir y al consumo de sustancias psicoactivas pero

3
que independiente de su situación guardan un gran afecto y amor por su escuela donde

expresan vivieron los mejores momentos.

Las relaciones personales se ven marcadas por un trato agresivo, con un vocabulario rudo

y uso de la fuerza como factor de poder. No hay mediación a través del dialogo, un

accidente se interpreta como una agresión y termina en conflicto. Hay poca solidaridad

cuando un compañero sufre alguna dificultad. Muestran una autoestima baja, inseguridad

y apatía al trabajo en equipo. Falta de asertividad en sus participaciones y dificultad para

que escuchar las observaciones e instrucciones.

Existen falencias en los lazos familiares de los miembros que la conforman y esto influye

notablemente en el desarrollo de la personalidad de los niños y niñas. Se ha encontrado

poco estimulo desde la familia en el desarrollo de las habilidades comunicativas orales y

escritas debido al índice de analfabetismo presente en la población; el entorno enmarca

una comunicación cerrada, alejada de la tecnología, del discurso, del debate, la reflexión

crítica y atiende a las relaciones con el otro en búsqueda de la sobrevivencia en un

contexto marcado por diversas problemáticas sociales como el desempleo, la violencia

intrafamiliar, el abuso sexual, la desnutrición, la carencia de servicios públicos y vivienda

digna, entre otras. Las relaciones con los adultos son conflictivas marcadas en el no

acatamiento del pacto de convivencia e indiferencia frente a las relaciones afectuosas.

El barrio es fundado cuando el M-19 se reinserto, llevando a muchos de sus integrantes a

habitar en este sector, generando permanentes conflictos y enfrentamientos que en

ocasiones se daban dentro de la planta física; los índices de violencia desde ese entonces

se han ido disminuyendo, ya que la escuela se ha constituido a largo de sus 20 años en el

3
centro conciliador de la violencia en sus diferentes manifestaciones por los miembros de

la comunidad. Se ha enmarcado como el único ente que une la comunidad con la

sociedad, es la iglesia, el centro cultural, el sitio de encuentro, y ahora el lugar que cobija y

fortalece la educación de sus niños desde los tres años; ya que no se cuenta con un jardín

cercano y estos menores corren muchos peligros y abandonos en su núcleo familiar.

Por otra parte, la población para ir al sector urbano debe desplazarse desde San Cristóbal

a pie por un lapso de 35 minutos ya que no cuentan con servicio de transporte o rutas

cercanas. Muchos aun no tienen servicios públicos básicos, otros han sido reubicados por

estar en zona de alto riesgo lo que ha conllevado a la disminución en la población

estudiantil, siendo necesario entregar docentes y reubicar grupos.

Dentro de otras consideraciones hay que resaltar que no existen espacios de

esparcimiento y diversión en el sector, los niños y niñas se aventuran entre el bosque y los

peligros de una zona montañosa y boscosa sin la supervisión de un adulto.

En la Escuela EL MANANTIAL los proyectos: Proyecto Educativo Institucional –PEI-,

Proyecto Educativo Institucional Rural –PIER-, PROYECTO DE DEMOCRACIA, DERECHOS

HUMANOS E INCLUSION, el PPP Y PROYECTOS TRASVERSALES se centran en el trato con

amor, respeto a la diferencia, a la vida, y con ello se busca mejorar las relaciones

humanas que se dan entre todos los miembros de la comunidad.

Los esfuerzos de las maestras se encauzan en superar las adversidades que enfrentan los

miembros de la comunidad y propiciar un ambiente que los motive a aprender, crecer y

restituir sus derechos para mejorar sus condiciones de vida.

3
3. FORMULACION DEL PROYECTO

3.1 IDENTIFICACIÓN

El proyecto denominado LA PRIMERA INFANCIA DESDE LA LUDICA


CONSTRUYE DE UNA COMUNIDAD SOCIALMENTE PARTICIPATIVA Y DE
DERECHOS se desarrolla en el Centro Educativo Distrital El Manantial
atendiendo las necesidades de una comunidad rural y ubicada en zona de difícil acceso de
la Localidad 4 de San Cristóbal, donde la niñez vulnerada en un alto índice; corre el peligro
de perder muchos de sus derechos, a crecer en un ambiente con oportunidades,
enriquecido, afectuoso y feliz.

4. OBJETIVOS

4.1 OBJETIVO GENERAL

 Garantizar el desarrollo integral en la primera infancia en la comunidad Educativa de la


Escuela El manantial a partir de una educación de derechos, equitativa, de inclusión y
participativa en niños desde los tres años como respuesta a una comunidad rural y
olvidada de nuestro Distrito Capital.

4.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Propiciar una educación de calidad, oportuna y pertinente, que anime


aprendizajes relevantes y significativos en función del bienestar, del desarrollo
pleno y la trascendencia del niño, en estrecha relación con la familia, en un
contexto sociocultural determinado.

 Facilitar que el niño transite por diversas experiencias educativas desde los tres
años enriqueciendo su proceso de desarrollo.

3
 Garantizar la articulación de las diferentes modalidades de atención con el sistema
educativo

 Potenciar la participación permanente de la familia en función de la realización de


su rol como primeros educadores y en su acción formativa conjunta,
complementaria y congruente, que optimice el crecimiento, desarrollo y
aprendizaje de los niños.

 Crear ambientes saludables, protectores y acogedores a través de la


implementación de una estrategia de intersectorialidad para asegurar la
educación y el bienestar de los niños.

 Considerar la diversidad étnica, lingüística y de género y las necesidades educativas


especiales, en la construcción de proyectos pedagógicos pertinentes.

 Generar la creación de redes sociales de apoyo, cooperación y gestión para


favorecer la educación y bienestar de los niños.

5. JUSTIFICACIÓN

La infancia es la etapa del desarrollo evolutivo de los seres humanos que marca cómo
seremos en el futuro. Las habilidades que potenciemos de niños determinarán, de una
manera u otra, nuestro carácter y nuestras aptitudes frente a la vida. Por ello es tan
importante que, desde pequeños, inculquemos a nuestros niños y niñas aspectos que
puedan favorecerles tanto en el día a día como en su futuro.

3
La inclusión de dicho proyecto en la comunidad educativa de El Manantial disminuirá
notablemente situaciones sociales conflictivas del sector y propiciara niños más felices y
con un desarrollo más asertivo a las exigencias del mundo actual.

6. MARCO LEGAL

Los avances del país en materia normativa y de política han sido importantes y se ha
logrado sensibilizar y comprometer a muchos más sectores y actores de los que
tradicionalmente estaban comprometidos o directamente relacionados con el tema de
Primera Infancia.

Aun así, es importante reconocer que el ritmo con que el país ha logrado avanzar en la
implementación de la política no coincide con las condiciones y situaciones relacionadas
con pobreza, inequidad social y vulneración de derechos a que están expuestos los niños y
niñas en Primera Infancia, mostrando así, un panorama aún bastante lejano al deseable,
en materia de cobertura y calidad en la Atención.

Es por esta razón que el Gobierno Nacional decide avanzar de forma decidida en la
Atención Integral a esta población y sus familias con la Estrategia Nacional de Cero a
Siempre.

Acorde al Plan Nacional de Desarrollo Prosperidad para Todos 2010-2014, uno de los
principales propósitos del Gobierno es la atención integral a la población colombiana
menor de seis años., que se fundamenta en los siguientes pilares:
 El reconocimiento del niño y la niña como sujetos activos que piensan, sienten, se
expresan, aprenden desde que están en el vientre y tienen derecho a un desarrollo
pleno y armónico.

 El enfoque de desarrollo infantil basado en derechos, que debe ser abordado


multisectorialmente a través de la integración de servicios de educación inicial,

3
salud, nutrición, cuidado y protección, que permitan potenciar las habilidades
cognitivas, sensoriales, motrices, sociales y emocionales de los niños y las niñas.

 La corresponsabilidad del Estado, la Sociedad Civil y la Familia en la generación de


todas las condiciones necesarias para que la primera infancia sea tratada con amor
y respeto; goce de una familia que la proteja y acompañe su crecimiento; logre un
desarrollo sano y nutrición adecuada; y acceda a una educación inicial diferencial
que facilite la potenciación de sus capacidades.

Políticas y legislaciones sobre la educación de la primera infancia en Colombia

En el país como antecedente principal de las nuevas políticas para la primera infancia,
podemos reseñar la Constitución Política de Colombia de 1991, que dio paso a la Ley

115, Ley General de Educación, en ellas se estableció una educación preescolar de 3


grados y el último de ellos como grado obligatorio de la educación formal. Pero la
construcción de una política de primera infancia que incidiera en la educación de este
grupo etario, se inició con una primera movilización social en el año 2002, la cual se
consolidó en 2005 con la iniciación del Programa de Apoyo para la Construcción de la
Política de Primera Infancia. Dicho programa organizó siete comisiones encargadas de
hacer un balance de la situación de los desarrollos en primera infancia.

A partir de los trabajos realizados en las comisiones se organizó el Segundo Foro


Internacional: Movilización por la primera infancia. La anterior movilización será, además,
la base para la expedición de la Política Pública Nacional de la Primera Infancia “Colombia
por la primera infancia”, de diciembre de 2006 y que luego se concretara en el CONPES
109, de diciembre de 2007.

Otro gran aporte será la promulgación de la ley 1098 de 2006, Código de Infancia y
Adolescencia, un año anterior a la formulación de la política, en ella se habla de varias
premisas no negociables por las que la sociedad debe responder tales como: La protección
integral (artículo 7); el Interés superior de los niños, las niñas y los adolecentes (artículo 8).

3
Así mismo, el artículo 29 referido al Derecho al desarrollo 14integral en la primera
infancia, además de definir la primera infancia, hablará explícitamente de educación
inicial:

“Artículo 29. Derecho al desarrollo integral en la primera infancia. La primera infancia es la


etapa del ciclo vital en la que se establecen las bases para el desarrollo cognitivo,
emocional y social del ser humano. Comprende la franja poblacional que va de los cero (0)
a los seis (6) años de edad. Desde la primera infancia, los niños y las niñas son sujetos
titulares de los derechos reconocidos en los tratados internacionales, en la Constitución
Política y en este Código. Son derechos impostergables de la primera infancia, la atención
en salud y nutrición, el esquema completo de vacunación, la protección contra los peligros
físicos y la educación inicial. En el primer mes de vida deberá garantizarse el registro civil
de todos los niños y las niñas.”

En general, hoy en día en el país se acepta que la educación inicial se refiere a la


educación que reciben los niños y niñas de 0 a menores de 5, en tanto que los mayores de
5 estarían en el grado obligatorio de transición.

La Ley 1295 de 2009 de abril de 2009 o de atención integral de la primera infancia, por la
cual se reglamenta la atención integral de los niños y las niñas de la primera infancia de los
sectores clasificados como 1, 2 y 3 del Sisbén, será otra contribución a la situación de la
primera infancia, especialmente de los sectores más vulnerados, con la cual el Estado se
plantea contribuir a mejorar la calidad de vida de las madres gestantes, y las niñas y niños
menores de seis años, clasificados en los niveles 1, 2 y 3 del Sisbén.

Así mismo se declara que los derechos de los niños y las niñas comienzan desde la
gestación y que el Estado les garantizará a los menores, de los cero a los seis años, en
forma prioritaria, los derechos consagrados en la Constitución Nacional y en las leyes que
desarrollan sus derechos. Para contribuir con lo anterior, se plantea que “El Ministerio de
Educación Nacional, con el acompañamiento del Instituto Colombiano de Bienestar
Familiar, promoverá el diseño y la discusión de lineamientos curriculares, que puedan ser
incorporados por las normales superiores con miras a promover la formación de

3
profesionales capacitados para atender a los niños y las niñas de la primera infancia, de
los niveles 1, 2 y 3 del Sisbén, en labores de atención en nutrición, logro de competencias
específicas por medio de metodologías flexibles y especiales y formación en valores”.

Por último, se menciona el Foro Mundial de grupos de trabajo por la primera infancia:
Sociedad Civil y Estado, realizado en Cali, Colombia, en noviembre de 2009, en el que se
desarrollaron tres focos principales: Avances y sostenibilidad de la política pública de
primera infancia. Atención Integral a la primera infancia con Enfoque diverso. Y alcance y
responsabilidad de la sociedad civil con la primera infancia.

7. MARCO TEÓRICO

El Desarrollo Humano en el sentido propuesto por Amartya Sen, ¨ es un proceso


conducente a la ampliación de las opciones de que disponen las personas... las tres
opciones esenciales son: poder tener una larga vida y saludable, poder adquirir
conocimientos y poder tener acceso a los recursos necesarios para disfrutar de un nivel de
vida decoroso1 (PNUD 1990). Por otra parte, las Naciones Unidas en la política de
Bienestar Social plantean que ¨ El bienestar humano, como propósito social, resulta de la
elevación del nivel de vida, la realización de la justicia social y la ampliación de
oportunidades para que la población pueda desarrollar sus capacidades superiores como
ciudadanos sanos, educados, participantes y aportantes¨ 2

El mejoramiento de las condiciones de vida, la realización de una justicia social, así como
la ampliación de oportunidades, son esenciales en la construcción de sociedades más
justas guiadas por un modelo de desarrollo que privilegie el bienestar de las personas en
el cual la política pública social y particularmente la de la primera infancia tengan un papel
privilegiado

Se requiere entonces, transformar las prácticas sociales entorno a la primera infancia en


cuanto a conocimientos, creencias, actitudes y a las posibilidades de acceder a servicios en
1
Torrado, M.C, Reyes M. E. Y Duran, E. (2002) Bases para la Formulación de un Plan Nacional para el
Desarrollo de la Primera Infancia. Observatorio sobre infancia. Universidad Nacional de Colombia
2
Op. cit.

3
todos los escenarios en los cuales los niños estén presentes para garantizarles el ejercicio
de los derechos: al interior de la familia, en las instituciones, en los grupos comunitarios.
Desde el desarrollo humano se concibe a los niños como seres con permanente potencial
de cambio, con derecho de tener un desarrollo integral que les posibilite el ejercicio de los
derechos ciudadanos con la mayor calidad de vida posible y la realización como personas a
lo largo de la vida, tal como lo plantea el Documento de Jamaica (2000) sobre políticas a
favor de la niñez3.

Teniendo en cuenta que el desarrollo humano reconoce que las personas son en esencia
seres sociales cuyo crecer y aprender dependen de condiciones materiales y de la calidad
de las interacciones humanas, para mejorar la situación de los niños, se requiera generar
un verdadero ambiente de bienestar, de manera que sean posibles el acceso a bienes y
servicios, relaciones sociales basadas en la equidad, el respeto y en el reconocimiento de
los otros como personas.

Se trata entonces de un proceso de transformación cultural que busca visualizar a la


infancia y devolverle la importancia que parece haber perdido y a los adultos y a la
sociedad en su conjunto, la responsabilidad que tienen en la construcción de condiciones
que garanticen el desarrollo humano.

Al considerar el desarrollo como un derecho universal, tal como lo ha hecho la Convención


Internacional sobre los derechos del Niño, se obliga a la familia, la sociedad y el estado a
garantizar las condiciones para su realización. De esta manera el desarrollo deja de ser un
asunto de dotaciones individuales para convertirse en una responsabilidad colectiva sobre
la cual se puede actuar, premisa que sienta las bases para el diseño de políticas públicas
en este campo

PERSPECTIVA POR CICLOS DE VIDA: MIRAR INTEGRALMENTE A LOS NIÑOS EN SU ETAPA


DE DESARROLLO, CON TODOS SUS DERECHOS, IMPLICA UNA NUEVA GESTIÓN EN LA
POLÍTICA SOCIAL

3
Observatorio de Infancia (2002) Estado del Arte sobre la Situación de la Niñez en Bogotá Durante la Ultima
Década. DABS - Universidad nacional de Colombia

3
Reconocer al sujeto en desarrollo como sujeto biológico y sociocultural implica aceptar la
incidencia de factores como el aporte nutricional y la salud como fundamentos biológicos,
y los contextos de socialización (familiar, institucional, comunitario) como fundamento
social sobre el desarrollo. El desarrollo no puede disociarse de procesos biológicos como la
maduración y el crecimiento ni de las dinámicas socioculturales donde se dan las
interacciones con otras personas y con el mundo social y cultural, propias del proceso de
socialización.

La primera infancia es la etapa del ciclo vital que comprende el desarrollo de los niños
desde su gestación hasta los 5 años de vida, etapa crítica para el desarrollo pleno del ser
humanos en todos sus aspectos: biológico, psicológico y social y tal como lo demuestran
múltiples investigaciones es crucial para la estructuración de la personalidad, la
inteligencia y el comportamiento social:

- Desde el nacimiento, se cuenta con capacidades físicas, psicológicas y sociales, que


son fundamento para aprendizaje, comunicación, socialización, para desarrollo de
habilidades, capacidades y competencias
- Primer año de vida es definitivo para el crecimiento físico y el estado nutricional,
así como vínculo afectiva con la madre
- Las células del cerebro crecen aceleradamente durante los tres primeros años de
vida, proliferan las conexiones neuronales. Este desarrollo cerebral depende tanto
del estado de salud como de la calidad de las relaciones con los demás y con el
ambiente que le rodea
- Gran parte del desarrollo de los procesos cognitivos que fundamentan la
inteligencia, ocurren antes de los siete años, igual ocurre con los procesos socio
emocionales que fundamentan la calidad relacional del sujeto
- Aporte básico de nutrientes se constituye como la base biológica que en buena
parte sustenta el desarrollo psicológico y social
- Las condiciones biológicas, ambientales y relacionales son necesarias pero no son
suficientes por sí solas

Las condiciones ambientales, las relacionales con los primeros agentes socializadores,
marcan la pauta para el éxito o fracaso posterior. “Invertir” en la primera infancia, crea
condiciones para transformar lo económico, lo social y lo político de un país.

3
Lo anterior, implica intervenir sobre múltiples factores del contexto: el saneamiento
básico como garantía de mejor salud, la alimentación y las prácticas de crianza y cuidado
de la salud, el acceso a servicios básicos, las oportunidades de educación y disfrute de la
cultura.

En consecuencia los planes y programas de atención a la primera infancia deben guiarse


por criterios de articulación e integralidad, que superen la lógica sectorial que viene
imperando, privilegiando las características y necesidades de este ciclo de vida. Es en otras
palabras poner a funcionar el Sistema Nacional de Bienestar Familiar – SNBF-.

CONCEPTO DE NIÑO

Ser social, sujeto pleno de derechos, activo en proceso de construcción. No hay duda
acerca del papel activo del sujeto en desarrollo, quien es parte esencial del proceso; no se
trata de un agente pasivo sobre el cual recaen acciones, sino de un sujeto que interactúa
con sus capacidades actuales para que en la interacción, se consoliden y construyan otras
nuevas. Ser único con una especificidad personal, activa, biológica, psíquica, social y
cultural en construcción. Es un ser en permanente evolución, a quien se le debe
reconocer su identidad específica y respetar su desarrollo psíquico cultural.

 La calidad es condición esencial de todo proceso educativo

 La educación de la primera infancia debe edificarse bajo condiciones que garanticen la


cualificación del sistema, en la que la calidad afecte por igual a sus actores, oriente los
procesos de gestión, potencie las acciones pedagógicas y posibilite el pleno
desarrollo de cada niño.

• La pertinencia es la posibilidad de que el conocimiento y la vida se


acerquen de forma tal que el conocimiento sea la herramienta que permita
la comprensión y transformación de la vida

3
 La pertinencia de las acciones educativas que se desarrollen a favor de la primera
infancia debe edificar un proceso sólido de socialización mediante el cual los niños
incorporen de manera gratificante los elementos socioculturales de su medio
ambiente Este proceso, es condición necesaria para el desarrollo del niño y se
configura gracias a las relaciones que se establecen con los adultos y con los más
variados objetos culturales.

 La pertinencia tiene que ver entonces, con la construcción de modalidades y modelos


pedagógicos, dirigidos a la educación de la primera infancia en los que se tengan en
cuenta la diversidad étnica y cultural, y las características y necesidades particulares
de los niños.

 La integralidad es la visión que considera como un todo las dimensiones del


desarrollo infantil

 El niño es un ser indivisible. De ahí que sus experiencias de aprendizaje se vivencien


de manera integral. La actividad que direcciona el actuar del niño adquiere gran
relevancia en la medida en que también integra los procesos de apropiación,
construcción y comunicación. Ello implica considerar que los niños aprenden
actuando, sintiendo y pensando. Por consiguiente es esencial en el trabajo educativo
con la primera infancia basar la actividad de acuerdo con cada etapa del desarrollo del
ciclo de vida.

 La experiencia de ser parte de un grupo, es también un ámbito constitutivo de la


integralidad. La vida de grupo permite al niño manifestarse y enriquecerse, siempre y
cuando se propicie en ambientes de confianza, en donde le sea posible crear y vivir
relaciones de afectividad, solidaridad, respeto, cooperación, participación, sentirse a
gusto y no ser violentado en sus expresiones. De esta manera se posibilita la
construcción de la identidad y autoestima.

3
 La vida grupal tiene que ver entonces, con la calidad de la interacción humana, la
participación y la decisión. Este principio se debe tener en cuenta de manera
intencional en la interacción permanente adulto-niño.

 El juego, experiencia vital de la infancia

La posibilidad creadora que tiene el juego, está cargada de una alta energética y consolida
el desarrollo emocional del niño. Este punto de vista resalta el valor afectivo que los
objetos poseen. Por ello, es esencial establecer en la educación para la primera infancia
momentos de juego y crear espacios de juego acompañados por el adulto.

En relación con este principio, es importante señalar que es a través del juego que el niño
crea. Y es además precisamente en él, en donde el niño empieza a conocer el valor del
respeto por las normas, por los acuerdos, el valor del trabajo cooperativo, lo significativo
de aprender a compartir y convivir con el otro. El juego se constituye entonces en una
experiencia determinante para la construcción de una convivencia basada en el respeto, la
cooperación y la solidaridad. También en el juego el niño simboliza su realidad
transformándola, policías, superhéroes, bomberos, enfermeras, y otro sin número de
personajes cobran vida al ser representados por los niños. Y esto es precisamente lo que
potencia la creación y le otorga un sentido al vivir.

INTERVENCION PEDAGÓGICA CON LA PRIMERA INFANCIA

Se llama intervención pedagógica al conjunto de acciones que de manera intencional se


prevén y ejecutan con el fin de establecer una serie de condiciones, en las que los niños
puedan desarrollar competencias referidas a la apropiación del mundo social, físico y
natural, y a la comprensión y uso de los distintos medios y procesos comunicativos. El
desarrollo infantil está determinado, por las condiciones de salud, nutrición, ambiente y
por la constitución de relaciones socializadoras.

A la educación para la primera infancia le interesa propiciar el conocimiento de los


objetos, mediante la vinculación del niño con variadas y múltiples experiencias culturales.
Este tipo de vivencias son las que le facilitan la comprensión y apropiación de relaciones

3
causales y representarse la realidad social. Pero además, debe propender por que el
niño se conozca y se quiera a sí mismo, no solo para construir una identidad, sino para
reconocerse como miembro de un grupo social en el que al mismo tiempo es igual y
diferente.

COMPETENCIAS PEDAGÓGICAS

La primera infancia es el periodo comprendido entre el nacimiento y los seis primeros


años de vida. De acuerdo con diferentes investigaciones, en este ciclo vital se definen
muchas de las competencias futuras en términos de socialización, educación y desarrollo
del ser humano.

Las competencias de la educación inicial se orientan a propender por modos específicos


de actuación, en especial los referidos a “saber ser”, “saber hacer”, “poder ser” y “poder
hacer.”. Se trata de realizar diversas acciones que permitan que estos modos de
actuación se desarrollen. Hablamos de estos modos de actuación porque en la práctica,
cada vez que nos referimos al hacer, están siempre presentes el saber y el poder: se
puede hacer o se sabe hacer, aunque aquí también tiene presencia el deber y querer, pero
estos hacen parte de las condiciones anteriores al hacer y ser. Cada uno de estos modos
de actuación es susceptible de combinarse entre sì. En el caso, de la educación para la
primera infancia entre el poder ser y hacer son necesarias las regulaciones
institucionales, el conjunto de medidas de bienestar y las acciones que vinculan a los niños
con la utilización de objetos. Entre el poder ser y el poder hacer es importante el
itinerario de los saberes que traen los niños y las experiencias que desde allí construyen
en el marco de los proyectos pedagógicos.

Los modos de actuación referidos a saber ser, saber hacer, poder ser y poder hacer, son la
plataforma que permite decidir y actuar cuando se esta frente al mundo social y al
mundo físico y natural, sin olvidar que el lenguaje es el garante de su apropiación y su
comunicación. Dicho en otros términos, los modos de actuación en el mundo social, físico
y natural se constituyen en las competencias básicas a desarrollar en la primera infancia.

3
COMPETENCIAS PARA LA COMPRENSIÓN Y APROPIACIÓN DEL MUNDO SOCIAL

Las competencias sociales tienen que ver con los modos de actuación que son necesarios
para la socialización del niño y que por consiguiente son objeto de la educación. Las
acciones requeridas tienen que ver con: el establecimiento de relaciones de confianza, la
construcción de la autonomía, para lo cual es indispensable aprender a tomar decisiones,
tomar iniciativas y ser capaz de controlar los actos impulsivos.

Las competencias sociales son la base para que el niño aprenda a participar en la vida
grupal y desarrolle, entre otras, relaciones de solidaridad, responsabilidad y cooperación.
Solo a partir de su vivencia es que los niños pueden internalizar las normas y valores de la
cultura.

Se trata de que el niño pueda apropiarse del mundo social como un científico social que
usa los conocimientos propios de las ciencias sociales: relaciones del hombre con la
historia y la cultura, las formas de organización humana, las relaciones ético-políticas que
facilitan de manera particular construir la identidad, adoptar una visión pluralista, así
como asumir un compromiso personal y social.

Las condiciones que vive el niño, son el punto de partida. Se trata de observar e identificar
las relaciones que el niño ha construido en su entorno específico, lo que permite derivar
de allí situaciones y problemas, tal y como él los concibe, y que por consiguiente puede
resolver, y que se constituyen a su vez en herramienta del trabajo pedagógico.

COMPETENCIAS PARA COMPRENDER DEL MUNDO FÍSICO Y NATURAL

Los modos de actuación que los niños usan para percibir, explorar, pronosticar, inferir y
valorar, en el intento de explicarse el mundo y construir conceptos como formas de
adquirir nuevos conocimientos, en otras palabras, para establecer relaciones con la
naturaleza, emergen desde los primeros meses de edad del niño, y constituyen los
soportes fundamentales del pensamiento científico. En el acceso al conocimiento de las
ciencias naturales, los niños, espontáneamente, buscan regularidades en sus relaciones
con el entorno, razonan con base en estrategias y, en ese proceso, empiezan a generar
hipótesis como científicos interesados por el estudio de la naturaleza. Posibilitarle
aproximarse al conocimiento como un científico natural, le permita construir
conocimientos propios de las ciencias naturales, tales como el surgimiento de la vida y la
de los organismos vivos, donde viven y cuales son sus interacciones y transformaciones,
así como cuales son sus aportes para mejorar la vida de los individuos y las comunidades
y comprometerse de manera personal y social.

3
Los niños siempre hacen preguntas referidas a los fenómenos de la naturaleza, preguntas
que son el punto de partida del trabajo con ellos, pues situarse desde la perspectiva del
niño, obliga en primera instancia a indagar acerca de las preguntas que se han hecho
sobre un fenómeno o artefacto, en segundo lugar a identificar a partir de las acciones
del niño las ideas implícitas que el tiene respecto de los fenómenos y/o artefactos; en
tercer lugar descubrir como es que el niño despliega sus prácticas; cómo usa la
información , qué es para el un problema; en síntesis se trata de conocer còmo
comprende el mundo.

COMPETENCIAS PARA LA COMUNICACIÓN

La comunicación constituye el proceso central mediante el cual el niño desde los primeros
años de vida intercambia y construye significados con los otros. La interacción con el
medio, a través de los diferentes instrumentos de comunicación, permite exteriorizar las
vivencias emocionales, acceder a los contenidos culturales, producir códigos cada vez más
elaborados y ampliar progresivamente la comprensión de la realidad.

En los primeros meses de vida el niño utiliza el lenguaje no verbal para manifestar sus
necesidades, expresar sus sensaciones y sentimientos y vincularse con los otros y con lo
que lo rodea. Progresivamente el lenguaje no verbal, junto con la capacidad de
representación que permite procesos de mayor abstracción y simbolización, posibilitará el
desarrollo de distintos lenguajes como soporte de las relaciones con la familia, con la
dinámica social y con el mundo natural.

Los actos de comunicación se constituyen en formas particulares de usar el lenguaje,


cuyas expresiones corresponden a formas concretas social e históricamente situadas.

En esta perspectiva, dentro de la dimensión comunicativa, el lenguaje no verbal y el


lenguaje verbal adquieren un rol protagónico en los aprendizajes. Se caracterizan por ser
instrumentos privilegiados que usan los seres humanos para comunicarse entre sí y
potenciar el desarrollo del pensamiento y la creación.

La apropiación de las distintas formas de lenguaje, con especial énfasis en el lenguaje oral
y escrito, dependerá de la amplitud, diversificación y calidad de las experiencias
comunicativas que el niño tenga en su entorno.

3
Al fomentar el aprendizaje de las diversas formas de comunicación y expresión se
otorgará al niño la oportunidad de manifestar sus sentimientos, emociones e ideas con
mayor elaboración y riqueza de matices; para ello, se deben propiciar experiencias en las
que los niños puedan desarrollar su sensibilidad artística y estética, asimismo
experimentar y apreciar la música, la pintura, la escultura, la arquitectura, la fotografía, el
cine, la danza y el baile, el teatro y la literatura.

8. PRINCIPIOS PEDAGOGICOS

La Educación Inicial se entiende como un derecho de todos los niños y las niñas a recibir
una atención y una educación que potencie al máximo su capacidades y potencialidades.
En este sentido, la educación inicial en este documento se inscribe en una perspectiva de
Potenciamiento de Desarrollo.

Al considerarse un derecho, la Educación Inicial reconoce que los niños y las niñas nacen
en condiciones diferentes: físicas, culturales y sociales, por lo tanto es fundamental
garantizar la equidad de oportunidades de desarrollo y aprendizaje desde la primera
infancia, ofreciendo unas relaciones de la mejor calidad a fin de que su competencia
pueda aflorar y desarrollarse.

La Educación Inicial se asume en una perspectiva de atención integral; en ese sentido, los
elementos de cuidado característicos de los niños y las niñas de la primera infancia y el
potenciamiento del desarrollo, son partes indisociables en la actividad pedagógica.

El niño y la niña, son sujetos activos que interactúan con el mundo y, por consiguiente,
desde que nacen son “competentes” para comprender y actuar en el mundo.

Algunos de los pilares pedagógicos que enmarcan la primera infancia son:

 Los niños y niñas aprenden actuando, sintiendo y pensando, por lo que son los
protagonistas de su propio aprendizaje a través de procesos de apropiación,
comunicación y construcción.

3
 Toda situación educativa debe propiciar que cada niño y niña se sienta acogido, en
función a sus necesidades e intereses generando un sentimiento de seguridad,
aceptación, confortabilidad y goce de aprender.

 Cada niño es un ser único con características, necesidades, intereses y fortalezas, que
se debe conocer y respetar en cada situación de aprendizaje.

 Las situaciones de aprendizaje deben favorecer la interacción significativa con otros


niños, niñas y adultos como forma de integración y vinculación afectiva, fuente de
inicio a su contribución social.

 Enfatiza el carácter lúdico que debe tener todo aprendizaje

9. IMPACTO DEL PROYECTO

IMPACTO PRIMERA INFANCIA DENTRO DE LA SOCIEDAD EDUCATIVA

se puede concluir que el Desarrollo Infantil Temprano es el camino más poderoso que
tiene una sociedad para sentar bases de equidad, con lo cual se garantiza a todos los
niños y niñas sin distinción alguna el mejor comienzo para sus vidas.

Un aspecto fundamental que merece ser resaltado es la importancia que revisten las
condiciones sociales y económicas de la mujer para el bienestar de los niños y las niñas,
especialmente durante su primera infancia por lo cual es importante resaltar la comunidad
con la cual se trabaja y las condiciones desfavorables que se presentan junto a su
problemática psicosocial . La supervivencia, el crecimiento y el desarrollo en la primera
infancia están íntimamente relacionados con la supervivencia, la salud, la educación, la
autonomía y el bienestar.

En el transcurso de los últimos años, el desarrollo infantil temprano se ha venido


posicionando progresivamente en la agenda internacional y nacional, gracias a los
avances en el conocimiento científico sobre el papel clave de esta etapa para el desarrollo
humano y el desarrollo social y también debido a la creciente voluntad política y manejo

3
de la educación en esta primera etapa del desarrollo de los niños y niñas en edades de
3,4,5 años en los niveles de pre jardín, jardín y preescolar.

Impacto primera infancia a nivel:

Social:

La zona rural con la cual se plantea este proyecto se encuentra en una situación de
desigualdad, mostrando mayores tasas de repetición y deserción que las zonas urbanas,
en el medio rural nuestra escuela El Manantial se preocupa por impartir una educación de
calidad y garantizar a partir de la primera infancia un cambio a nivel social incluyendo
espacios educativos que nos permitan cambiar el pensamiento de las familias y el de los
niños y niñas frente a las necesidades educativas y a la apropiación he importancia de la
misma, por esto se ve la necesidad de garantizar la cobertura desde la edad de primera
infancia para poder realizar procesos adecuados con un segumiento y una duración a lo
largo de toda la primaria, para esto es importante conseguir mantener la continuidad de la
escuela para poder lograr asi avances sociales significativos y relevantes en cada una de
las familias que integran la comunidad educativa El MANANTIAL.

ECONOMICO:

En esta zona se evidencia un alto nivel de mendicidad ya que la comunidad tiene otras
prioridades en las cuales enfatizarse, tales como lo es el alcohol, la drogadicción, el uso
de sustancias alucinógenas etc, lo cual provoca un desequilibrio a nivel familiar y por lo
tanto afecta la economía del hogar ya que el dinero que se puede conseguir es invertido
en otras cosas, el estado proporciona a esta población diferentes ayudas para lograr
cubrir necesidades alimenticias y nutricionales de los niños y niñas de la comunidad, sin
embargo estas ayudas lo que han proporcionado es lograr mas mendicidad y crear la
mentalidad en los menores de pedir y esperar que todo les den.

PSICOLÓGICO:

Este es muy relevante he importante en el desarrollo social y personal de los niños y


niñas de la comunidad, ya que afecta directamente su pleno desempeño de cada una de
las capacidades y habilidades que pueden tener, en nuestra escuela los niños y niñas
presentan gran dificulta de socialización debido a la violencia intrafamiliar a nivel físico y,
spsicológico y sexual , Considerando la violencia intrafamiliar como toda acción u omisión
cometida en el seno de la familia por uno o varios de sus miembros que de forma
permanente ocasione daño físico, psicológico o sexual a otros de sus miembros, que
menoscabe su integridad y cause un serio daño a su personalidad y/o a la estabilidad
familiar.

3
En las familias se han reconocido diversas formas de vivir violencia. La violencia física es
considerada como toda lesión física o corporal que deja huellas o marcas visibles; ésta
incluye golpes, bofetadas, empujones, entre otras.3

La violencia psicológica se refiere al hostigamiento verbal entre los miembros de la familia


a través de insultos, críticas permanentes, descréditos, humillaciones, silencios, entre
otras; es la capacidad de destrucción con el gesto, la palabra y el acto. Esta no deja
huellas visibles inmediatas, pero sus implicaciones son más trascendentes.

Se considera violencia sexual a la imposición de actos de orden sexual por parte de un


miembro contra la voluntad de otro. Este tipo de violencia incluye la violación marital.

Cada de las anteriormente mencionas es lo que se evidencia en el comportamiento de


nuestros niños evidenciándose en la poca capacidad de tolerancia y autocontrol frente a
pequeñas discusiones que se presentan entre pares.

NECESIDADES DE APRENDIZAJE

En este aspecto nos centramos dándole gran importancia ya que muchos de los niños
y niñas de la escuela presentan diferentes necesidades educativas ya que no han
tenido un adecuado aprestamiento de la educación inicial en los niveles de pre jardín ,
jardín y para dar paso a una educación formal en el nivel de preescolar, por lo tanto
es importante y relevante la necesidad de garantizar un adecuado nivel educativo y
nutricional enfocándonos en la primera infancia para de esta manera poder desarrollar
en los menores sus habilidades y capacidades y poder cubrir y priorizar sus
dificultades de aprendizaje.

IMPORTANCIA DE LE PRIMERA INFANCIA EN EL DESARROLLO DE LOS NIÑOS Y


NIÑAS EN CUANTO A LOS PROCESOS DE DESARROLLO DE LAS DIMENSIONES

DESARROLLO HABILIDADES NIVEL PRE- JARDÍN , JARDÍN

“La actividad lúdica y su incidencia en el


desarrollo de la psicomotricidad en los
niños de pre- jardín y jardín analiza
específicamente el contenido del problema
y crea una posible solución. Los objetivos
demuestran que la actividad lúdica como
metodología de enseñanza y aprendizaje
es un medio efectivo para el desarrollo de
la psicomotricidad en el niño para esto la
estimulación es de gran importancia ya
que Los niños en edades tempranas son
capaces de absorber la mayor cantidad de
información que les sea posible a base de

3
la experimentación y observación de su
entorno, la misma que se facilita por medio
a. Desarrollo psicomotriz de la estimulación con actividades lúdicas
que de forma práctica ayudan al niño a
mejorar sus logros en el área del desarrollo
de la psicomotricidad, así pues el juego
proporciona al niño placeres, sentidos y
movimientos que le permiten reconocerse
en un entorno social e individual,
demostrando que la actividad lúdica incide
en el desarrollo de la psicomotricidad.

La importancia de este primer nivel es


lograr que los niñas y niñas tengan un
adecuado desarrollo del lenguaje y uso del
mismo, ya que la primera etapa en el
proceso de adquisición y construcción del
manejo lingüístico es de vital importancia,
para que el niño logra construir y asociar
b. Habilidades en el desarrollo del de forma coherente frases con sentido y
lenguaje. vocalizar en forma correcta las palabras
gesticulando de forma correcta con un
vocabulario amplio fonético y no gestual.

La vinculación de la primera infancia hace


un gran auge en el desarrollo
comportamental del menor, ya que el
aprende a socializar de forma correcta y a
c. COMPORTAMIENTO
interactuar con sus pares de manera
asertiva dándoles bases sólidas desde los
inicios de convivencia a través de los
modelos manejados por la escuela y la
resolución de conflictos que se imparte
desde el aula de clase y se exterioriza en
las familias y luego en la comunidad en
general.

Esta parte abarca gran relevancia en el


desarrollo cognitivo de los niños y niñas, ya
que se les garantiza durante la jornada
escolar dos refrigerios que logran cubrir
necesidades alimenticias, dándoles de

3
esta manera energía para poder realizar las
actividades escolares durante la jornada,
d. Nutrición ya que muchos de los menores llegan a la
escuela sin desayunar y en su hogar la
alimentación no es la adecuada por lo
tanto no consumen la cantidad de
alimentos necesarios durante el día con los
nutrientes adecuados para un pleno
desarrollo físico y mental.

FASES DEL PROYECTO

1. Divulgación del PROYECTO

2. Puesta en marcha

3. Trabajo institucional

4. Seguimiento y Evaluación

10. PLAN ESTRATEGICO

FASES NOMBRE FECHA

3
1 PLANEACION PRIMERA INFANCIA. NOVIEMBRE 2012
promoción ,Matriculas, organización
institucional

2 INICIO DEL PROYECTO FEBRERO 2013

3 ADQUISISCION DE DOTACIONES MARZO 2013

JUNIO 2013

4 ACTIVIDADES PRIMER SEMESTRE

 ASESORIA DE LA SED

 PLANEACIONES

 TALLERES CON PADRES

 EJECUCION CON LOS


NIÑOS( PROYECTOS LUDICOS)

SEGUNDO SEMESTRE

 PLANEACIONES

 TALLERES CON PADRES

 EJECUCION CON LOS


NIÑOS( PROYECTOS LUDICOS)

5 JULIO 24

Evaluación DICIEMBRE 03

11. RECURSOS

 FISICOS: Dotaciones desde la SED, aulas asignadas, recursos didácticos

3
 HUMANOS: Estudiantes y algunos padres.

Los medios físicos y materiales son esenciales para realizar cualquier intervención
pedagógica con la primera infancia. No deben escogerse al azar sino que deben responder
de manera intencional a una acción pedagógica. Estos deben organizarse de acuerdo con
el proyecto pedagógico que se desarrolle, dicho en otros términos deben adecuarse a las
necesidades, fortalezas, características propias del niño y su contexto. Es importante aquí
señalar que los materiales pedagógicos cobran valor en sí mismos cuando se introducen
como soporte de lo lúdico y dentro de la dinámica del juego, permiten la creatividad, la
imaginación, la fantasía.

La organización del tiempo depende de las jornadas de atención y varía en razón al tipo
de modalidad que se adelante. Pero independiente de esto se hace necesario considerar
el tiempo en función de: la construcción de hábitos, en función de la intensidad de la
acción y en función de la duración de la misma.

En el tiempo, el manejo de una secuencia de actividades permite la apropiación de un


antes, ahora y un después; de la misma manera, el manejo del espacio ( interior y exterior)
garantiza un dominio sobre el mismo y permite el contacto y la exploración de los
materiales pedagógicos.

La evaluación, entendida como un proceso reflexivo sistemático formativo flexible y


objetivo permite establecer el grado de alcance de los propósitos de un programa, la
pertinencia de los métodos utilizados, el aprovechamiento de sus recursos y el impacto en
sus beneficiarios. Involucra la toma de decisiones y la puesta en marcha de acciones de
mejoramiento que garanticen la cualificación de la atención que se brinda a la primera
infancia.

12. EVALUACION

3
La evaluación implica además el desarrollo de procesos integrados de supervisión, asesoría y
seguimiento así como la evaluación de acciones institucionales de los agentes educativos y
demás actores involucrados en el desarrollo educativo.

La veeduría ciudadana se puede convertir en un elemento clave en la evaluación y mejoría


de la calidad de las diferentes modalidades, quiénes mejor que las familias, las
comunidades y los mismos niños pueden decir qué tanta utilidad para ellos ha tenido una
modalidad. Hay que empoderar a las comunidades en esta función, darles elementos
técnicos y de conocimiento para que hagan una veeduría constructiva, que a la vez que les
permite apropiarse de los servicios, les da oportunidades de hacer sus aportes para un
mejor funcionamiento.

13. BIBLIOGRAFIA

DOCUMENTOS TECNICOS Y DE POLITICA


 Conpes Social 162 de 2013 . Distribución SGP. Recursos para la Primera infancia, provenientes
del crecimiento real de la economía superior al 4% en el 2011.

 Conpes Social 152 de 2012. Distribución de recursos del SGP para la atención integral a la
primera infancia.

 Cartilla Atención Integral a la primera infancia.

 Fundamentos técnicos de la Estrategia de Cero a Siempre

 Conpes Social 109 de 2007. Política Pública Nacional

 Ley 1176 de 2007. Por la cual se desarrollan los artículos 356 y 357 de la Constitución
Política y se dictan otras disposiciones

3
 Plan Nacional para la niñez y la adolescencia.

 Código de Infancia y Adolescencia

 Acto Legislativo 04 de 2007. Por el cual se reforman los artículos 356 y 357 de la
Constitución Política

 Ley 115 de 1994. Por la cual se expide la Ley General de Educación.

 Ley 715 de 2001. Por la cual se dictan normas orgánicas en materia de recursos y
competencias de conformidad con los artículos 151, 288, 356 y 357 (Acto Legislativo 01 de
2001) de la Constitución Política y se dictan otras disposiciones para organizar la prestación
de los servicios de educación y salud, entre otros.

 Ley 1295 de 2009. Por medio de la cual se reglamenta la atención integral a los niños y las
niñas de la primera infancia.