Está en la página 1de 8

El enfoque agroecológico de la ganadería como la mejor opción para lograr

una producción más limpia y sostenible en un proceso de certificación.1

Por: Antonio Arcila A. Administrador de Empresas, Mag. Sci., Administrador Finca


Oro Hermanos, Gabriel Jaime Ramírez , Tecnólogo Agropecuario, Comercial
Porvenir y José Óscar Sierra P., Zoot. , Mag. Sci., Asesor y Consultor Técnico
Particular, E-Mail: josierra23@epm.net.co.

La investigación agrícola mundial, en los últimos sesenta años, trabajando el


modelo de la revolución verde, ha sido orientada hacia la búsqueda de soluciones
a los problemas que se presentan dentro del proceso productivo y no hacia cómo
evitarlos. Las universidades han formado, y siguen formando, a los profesionales
del agro para trabajar el modelo de la revolución verde, para trabajar el concepto
de cultivo y potrero limpio, con la utilización alta de insumos externos y pesticidas
para altos rendimientos por unidad de área, sin tener en cuenta el deterioro de los
recursos naturales y la contaminación del medio ambiente y de los productos.

El modelo convencional no utiliza adecuadamente el suelo como el factor más


importante y fundamental del proceso productivo y lo lleva hacia una situación de
hidroponía, externamente sostenida, a través de la aplicación de altas dosis de
fertilizantes químicos de rápida solubilidad, con los problemas inherentes que esto
trae para la biota y la naturaleza misma del suelo.

Así, este modelo ha llevado al productor o ganadero a una alta dependencia de


insumos externos (herbicidas, insecticidas, vermífugos, baños, etc.), a la
dilapidación de los recursos naturales, a la contaminación de las aguas, al
envenenamiento de los alimentos, con sus repercusiones en la salud humana, al
empobrecimiento del hombre del campo, al éxodo rural, al crecimiento de las
ciudades y sus problemas de abastecimiento de agua, energía eléctrica,
alimentos, transporte y seguridad.

Según Pinheiro (2.004), en EE UU, el Consejo Nacional de Investigación informó


que entre 1985 y 1989 quebraron 200.000 agricultores. En Brasil, en los últimos
ocho años (1.994–2.002) los productores rurales sufrieron una descapitalización
del 44%.

Colombia no es ajena a esta situación, basta recordar las crisis que han sufrido los
cafeteros con su nuevo modelo de cafetal a cielo abierto y altos insumos, los
algodoneros, los lecheros, los productores de granos y cereales, etc.
1
Conferencia presentada en: Seminario Nacional de Actualización en Sanidad y Producción
Bovina. Organizado por: Secretaría de Agricultura y Desarrollo Económico de Cundinamarca,
Universidad Nacional de Colombia y Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales, UDCA,
Bogotá, Mayo 18-20 de 2.005.
2

En el enfoque convencional, no se trabaja el sistema productivo como un todo,


sino que se trabaja sólo sobre algunos de sus factores, como genética,
fertilización, control de malezas, alimentación, etc.

Un ejemplo muy claro lo constituye la lechería especializada, donde sólo se le ha


dado importancia a tres factores sobre los cuales se ha desarrollado esta
actividad, estos son: genética, fertilización y alimentación. Con este enfoque se
han desarrollado genéticamente vacas con capacidades productivas tan altas que
por sus exigencias nutricionales, ya no pueden sobrevivir del pastoreo y requieren
una alimentación suplementaria muy alta a base de concentrados, que
frecuentemente ocasiona problemas de tipo metabólico, como acidosis ruminal,
timpanización, etc. Igualmente, como se busca trabajar con altas capacidades de
carga por unidad de área, el sistema es altamente dependiente de la utilización de
fertilizantes solubles capaces de inducir altos rendimientos de forraje, por encima
de la capacidad agrológica del suelo. Estas aplicaciones de fertilizantes, a
menudo, sobrepasan la capacidad de retención y almacenaje de nutrientes
solubles del suelo, resultando en altos niveles de lavado de sustancias
contaminantes de fuentes de agua, como nitratos, amonio, sulfatos, etc. que están
afectando la riqueza ictiológica de del trópico alto.

El modelo ha sobrepasado, tanto la capacidad fisiológica de los animales como


herbívoros, como la capacidad agronómica de las fincas; por tanto, ha dejado de
producir con base a pasto y se ha convertido en un sistema reciclador de
alimentos concentrados, con muy poca utilización del suelo, mediante la
producción de forraje hidropónico en monocultivo.

Las vacas con producciones más altas, no son necesariamente las que dejan
mayor beneficio financiero a los productores. Vacas con producciones entre 8 y 15
litros/día resultan en una mayor ganancia, porque su alimentación básica puede
ser el pasto solamente, Pinheiro (2.004).

La producción de carne y leche sólo es sustentable económica, energética,


ambiental y socialmente, si se realiza sobre la base de pastos. Esto, a partir del
concepto termodinámico de que sólo es posible obtener grandes producciones, a
partir de grandes aportes energéticos al proceso, parecería un imposible para la
producción agro ecológica; pero de qué insumos se habla en la producción agro
ecológica? Estos insumos son la energía solar, el gas carbónico y el agua del
suelo, que deben ser utilizados al máximo, no tienen costo y no contaminan,
Pinheiro (2.004).

El modelo convencional actual, sepultó notables descubrimientos como el efecto


saliva, la transmutación de los elementos a baja energía, el ciclo del etileno, la
acción solubilizadora del ácido carbónico, la importancia crucial de la materia
orgánica y de la biología del suelo, en obras tan importantes como las de Howard,
Voisín, Russell, Fukuoka y tantas otras, Pinheiro (2.004).
3

El efecto saliva, se refiere a que la saliva de los bovinos, ovinos y caprinos, tiene
constituyentes que aumentan el rendimiento del pasto hasta un 44%, mediante la
estimulación del rebrote de las plantas que han sido consumidas por el animal. El
agente responsable es la tiamina que está presente en la saliva, Pinheiro (2.004).

La teoría de Kervran, citado por Pinheiro (2.004), de la transmutación de


elementos a baja energía, propone el pasaje de un elemento a otro, a nivel del
núcleo de los átomos de hidrógeno, oxigeno y carbono por acción biológica, para
dar otros nuevos elementos mediante reacciones subatómicas. El calcio en el
huevo y en el pollito muestran un aumento de 4,92 veces, sin tener en cuenta el
calcio de la cáscara. Así el calcio pudo tener su origen en una de las siguientes
reacciones:
28
Si + 12C = 40Ca; 24Mg + 16O = 40Ca; 39k + 1H = 40Ca.

Kervran enfatiza la presencia del silicio como elemento básico de las


transmutaciones biológicas a baja energía; el Si es el mineral más abundante en la
superficie terrestre, que tiene, entre otras la siguiente equivalencia: 12 C + 16 O =
28
Si. Otros autores también han propuesto teorías sobre la transmutación de los
elementos en la naturaleza.

En el ciclo etileno, el gas etileno es muy importante en la biología del suelo, en la


mineralización del nitrógeno, en la liberación de macro y micro elementos.

El pasto y el agua son la base de la alimentación de los herbívoros, sean éstos


rumiantes o no, Por lo tanto, toda la atención debe ser centrada en la formación de
una pastura de calidad y alta productividad, y en la provisión de agua abundante y
de buena calidad, Pinheiro (2.004).

El proceso de producción debe ser llevado a cabo respetando el bienestar y


confort del animal, para que la explotación sea racional. Este bienestar está
estrechamente relacionado con la calidad biológica de los productos obtenidos,
con mayores y mejores niveles de producción, y con mayores beneficios
económicos. Todo el proceso debe estar enmarcado en una atmósfera etológica,
de respeto al bienestar del animal, Pinheiro (2.004). Por esto, los potreros deben
contar con muy buena diversidad vegetal (ensalada en oferta), con el fin de
brindarle al animal la posibilidad de balancear su dieta a través del año, con muy
buena arborización en toda su extensión, con el fin de brindarle también al animal
condiciones adecuadas para realizar las operaciones propias del proceso de
pastoreo, como la ingestión de forraje, la rumia, la digestión y sus funciones
metabólicas en condiciones de temperatura confortable.

En la agricultura agro ecológica se maneja una visión más holística, más general,
de todo el ecosistema. Se trabaja sobre las causas y no sobre los síntomas o
efectos Primavesi (2.001). En este enfoque se estudian los fundamentos y las
bases de los diferentes procesos y fenómenos naturales, para, de esa manera,
actuar en la práctica del proceso productivo, en el manejo y conservación del
suelo y del agua, en el manejo del los pastos, de los animales, bajo la dirección
4

inteligente del hombre. Se pone más énfasis en los aspectos ecológicos del suelo
y en cómo desencadenar la biocenosis del mismo, el nuevo concepto de las
arvenses o plantas indicadoras, la teoría de la trofobiosis, la transmutación de
elementos a baja energía, la importancia crucial de reponerle al suelo la materia
orgánica, el ciclo etileno, la acción solubilizadora del ácido carbónico y el
favorecimiento de la biota del suelo, Pinheiro (2.004).

La esencia conceptual de este enfoque agro ecológico de la ganadería está


basada en la maximización de la captación de energía solar, que no tiene costo,
es infinita y, utilizada en la fotosíntesis, no contamina el ambiente durante su
transformación en energía biológica, esto es, en forma de carne, leche, lana,
pieles, trabajo y demás utilidades limpias para la satisfacción de las necesidades
de la humanidad. Hoy a nivel mundial, se busca desarrollar conductas agro
ecológicas y más sostenibles y sustentables.

En la ganadería ecológica el sistema de manejo de los potreros, se basa en la


intervención del hombre en los procesos de la vida de los pastos, de la vida de los
animales, de la vida del ambiente, comenzando por la vida del suelo y el desarrollo
de la biocenosis, que es el desarrollo dinámico de la vida del suelo.

En la ganadería ecológica los diversos nutrientes que requieren los pastos, se


encuentran en la biomasa vegetal de la hojarasca diversa que cubre el suelo,
proveniente de plantas de raíces profundas que reciclan estos nutrientes.

La ganadería ecológica es un sistema dinámico, donde todos sus elementos están


interrelacionados y en continuo cambio, de tal manera que cualquier acción sobre
uno de sus componentes se refleja en los demás, cuyos efectos no siguen un
patrón predeterminado, Pinheiro (2.004).

En la ganadería ecológica no se utilizan elementos contaminantes de los


productos obtenidos, ni del ambiente; la producción es completamente natural y no
causa efectos dañinos en el ambiente.

Un bovino emite en su vida, cerca de 3.500 kg de CO2 , producto de la conversión


del metano ruminal en gas carbónico. Una pastura bien manejada, bajo el enfoque
agro ecológico, secuestra 14.467 kg CO2/ha /año, a través de la deposición de la
materia orgánica de las boñigas y la materia orgánica de los restos vegetales
colocados sobre el suelo y del sistema radicular. Si la vida promedia de un bovino
fuera de tres años, el secuestro de carbono por la pastura en ese período sería de
43.400 kg de CO2/ha; esto es, para cada unidad de carbono emitida por el bovino,
serían secuestrados 12,5 veces más por la pastura. Este cálculo es para una
carga de una cabeza por hectárea. Aún con cinco cabezas por hectárea, la
relación sería: 43.400/3.500 x 5 = 2,5 veces, o sea una relación de 1:2,5, lo que
indica que por cada kg de carbono emitido por el animal corresponde un secuestro
de 2,5 kg de carbono por la pastura, Pinheiro (2.004). Como se ve, la ganadería
ecológica no contamina el ambiente.
5

Finca ecológica es entonces aquella en la cual su producción está libre de


sustancias contaminantes (fertilizantes químicos, herbicidas, insecticidas,
vermífugos, etc.) de los productos finales obtenidos y que, a cambio, utiliza una
alta biodiversidad (diversidad de plantas y animales) para lograr una producción
más limpia y sostenible.

La finca ecológica, con su alta diversidad vegetal y cobertura densa del suelo,
produce una alta cantidad de biomasa vegetal, con plantas que tienen sistemas
radiculares muy diversos, realizando una mayor exploración del suelo, lo que
permite un mayor reciclaje de nutrientes a través de sus partes aéreas que son
colocadas sobre el suelo. Al ser cortada y colocada sobre el suelo la biomasa
vegetal, a través del acolchado, ésta va a colocar en la superficie una gran
cantidad de macro y micro nutrientes que son indispensables para el crecimiento
de los pastos.

El problema más grande de los suelos de regiones tropicales y subtropicales


cuando son cultivados es que, en condiciones de suficiente humedad, pierden
rápidamente la materia orgánica hasta niveles subóptimos, y con ella pierden su
bioestructura y sus condiciones para producir. Por esto es que la restitución de la
materia orgánica al suelo se vuelve vital en la agricultura tropical. Además se debe
tener en cuenta que con la disminución de la materia orgánica decrece también la
capacidad de intercambio de cationes que es uno de los parámetros que más
determina su fertilidad potencial, Primavesi (2.001).

El reciclaje de macro y micronutrientes y la materia orgánica, contribuyen


igualmente, para que las plantas se mantengan resistentes a enfermedades e
insectos plagas en su parte aérea en función de la reducción de metabolitos libres
(menos aminoácidos libres, más proteínas completas, menos azúcares solubles,
más almidón y celulosa sintetizadas), según Osterroth, citado por Sorio (2.003).
Plantas bien nutridas no atraen insectos plagas ni agentes patógenos.

Según Sorio (2.003), uno de los objetivos y estrategias más importantes del
sistema de pastoreo utilizado, es el aumento y mantenimiento de los contenidos
de materia orgánica en los suelos de los potreros. Para esto, cuenta el sistema
con herbívoros como los aliados de mayor relevancia, los protagonistas principales
y los iniciadores de los dinámicos procesos físicos, químicos y biológicos
involucrados.

El conjunto de las acciones realizadas por los animales en funciones como


seleccionar, cortar, masticar, insalivar, ingerir el pasto, regurgitar, rumiar, ingerir y
digerir la masa alimenticia y, por fin, excretar el residuo resultante, se constituye
en el principio de todo sistema de fertilización y aumento de los contenidos de
materia orgánica de los suelos que dan soporte al crecimiento de las plantas de la
pastura, Sorio (2.003).

En cada ocupación de un potrero, ocurre remoción de materia verde de las plantas


para el tracto digestivo de los animales, la que, después de digerida, se devuelve
6

a la superficie del suelo bajo la forma de excretas (boñiga y orina), capaces de


ejercer notoria influencia sobre la biocenosis del suelo y la capacidad de
crecimiento de las plantas.

Plantas beneficiadas por descansos adecuados y cosechas realizadas en el


momento fisiológico más adecuado para el rebrote, producen mayores cantidades
de masa verde transformada en excrementos, activadores de la vida del suelo.

Con el aumento de materia verde de las plantas forrajeras, aumenta el volumen de


las raíces, principal alimento de los seres vivos del suelo, cuyo trabajo libera
nutrientes que se encuentran en los compuestos orgánicos; cuando la fauna del
suelo abre camino para el agua de infiltración y para las raíces, al mismo tiempo
fragmenta detritos de las plantas , mezcla y granula el suelo.

Plantas recuperadas y abonadas con excrementos animales producen mayor


cantidad de forraje verde, con repercusión directa e inmediata sobre el crecimiento
del volumen de raíces, que liberan nutrientes y aumentan la vida del suelo y
mejoran su estructura. El resultado final será el aumento de la fertilidad del suelo,
con efecto directo e inmediato sobre el crecimiento de la producción de forraje
verde y la disponibilidad de alimento para los animales, que retribuirán con mayor
producción de excrementos capaces de sostener el ciclo de mayor crecimiento de
forraje verde en el sistema, Sorio (2.003).

Según Forero, sf, en la naturaleza ninguna planta es maleza y ningún microbio o


insecto es plaga. Si las plantas tienen buena nutrición, ninguna plaga aparece. Los
microbios e insectos plagas de la agricultura inculta son neutros o benéficos en la
agricultura ecológica. La deficiente nutrición de una planta atrae plagas que deben
indicar al agricultor la deficiencia nutricional para buscar soluciones. Las plagas
aparecen para destruir y avisar los errores del hombre. Las malezas avisan con su
presencia que el suelo sufre compactación, mal drenaje, pH extremos, o
deficiencias o excesos de algún mineral que ellas empiezan a solucionar. Los
insectos o microbios avisan que las plantas y sus frutos tienen baja calidad
biológica, por deficiencias nutritivas. Aparecen para destruir plantas de mala
calidad biológica, para preservar la salud del ecosistema evitando su
degeneración, así cuidan la buena alimentación y salud humana. Este es un
principio fundamental de la biología y la ecología: la clave agrícola es la nutrición
biológica y balanceada de las plantas, si se cumple, no hay plagas ni enfermedad.
De acuerdo con estos conceptos se puede afirmar que en la naturaleza no hay
plagas.

Con el monocultivo resulta inevitable la aparición de insectos plagas dañinos al


cultivo. La única especie sembrada será incapaz de conseguir la diversidad de
nutrientes necesarios para balancear su metabolismo interno, ya que estará
limitada a los nutrientes que puede extraer su raíz del nicho particular de
ubicación. No aprovechará el reciclaje que harían otras plantas colocando sus
raíces a diferentes profundidades y en diferentes espacios del suelo, Forero, s.f.
7

El manejo de una buena diversidad vegetal en la pastura, con buena arborización


de los potreros y pastoreo racional, permite eliminar por completo la utilización de
herbicidas, baños y vermífugos, haciendo que la producción obtenida sea
completamente limpia, como se ha logrado demostrar en varias fincas que vienen
trabajando con este modelo de producción ecológica desde hace ya más de seis
años. Así mismo, los niveles de producción, expresados en términos de capacidad
de sostenimiento de los potreros, ganancias diarias de peso y producción de carne
por hectárea por año, se han incrementado significativamente; esto como
consecuencia del mejoramiento de las condiciones de fertilidad de los suelos, lo
que se ha venido reflejando en el cambio de las coberturas vegetales de las
pasturas hacia especies de mayor calidad y mayores requerimientos como guinea,
pangola, climacuna, uribe.

Referencias

ANALAC – SENA 2.004. Seminario Regional de Ganadería Ecológica y


Producción más Limpia. Valledupar, 8 y 9 de Julio de 2.004. Memorias
del Seminario.

Forero, R. Sin fecha. Agricultura y ganadería tropical. Memorias del curso


Agricultura y Ganadería Tropical. IICA. Bogotá, 34p.

Mejía G, M Sin fecha. El potrero arborizado, técnica paliativa en el uso


pecuario de la tierra. 3p (Fotocopia del original).

Pinheiro, M. L.C. 2.004. Pastoreo rotacional Voisín. Tecnología agro ecológica


para el tercer milenio. 1° ed. Buenos Aires: Editorial Hemisferio Sur. 336p.

Primavesi, A. 2.001. Manejo ecológico del suelo tropical. Memorias de un


seminario. IICA. Bogotá, Febrero 26 – 28 de 2.002. 51p.

Sierra P,J O y Arcila A, A 2.002 La biodiversidad vegetal de las pasturas


tropicales: elemento indispensable para una producción limpia en la
ganadería. El Cebú, N° 324:36-40

Sierra P, J O y Arcila A, A 2.003. Desarrollo de un modelo sostenible de


producción limpia en ganadería de carne. El Cebú, N° 330: 40-45.

Sierra P, J O y Arcila A,A, 2.003. Desarrollo de un modelo sostenible de


producción limpia en ganadería de carne. El Cebú, N° 331:66-71.

Sorio H. 2.003. Pastoreio Voisín: teorías-práticas-vivencias/ Humberto Sorio


Junior-Passo Fundo: UPF, 408p.
8