Está en la página 1de 5

INSTITUCIÓN UNIVERSITARIA CESMAG

MATERIA: Derecho Penal General


ESTUDIANTE: Lilia Alejandra Garzón - Andres Felipe Patiño
GRUPO: 3H

FICHA DE ANÁLISIS JURISPRUDENCIAL


DATOS GENERALES
IDENTIFICACIÓN
SENTENCIA SP1432-2014
NUMERO:
CORPORACIÓN CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
MG PONENTE: GUSTAVO ENRIQUE MALO FERNÁNDEZ
LINK http://www.cortesuprema.gov.co/corte/wp-
content/uploads/relatorias/pe/b2feb2014/SP1432-2014.doc
NORMA Violación indirecta del artículo 29, inciso 2º, de la Ley 599 de 2000,
DEMANDADA porque no se cumplió con la obligación de establecer, de acuerdo a lo
probado, que también afectó el artículo 29 de la Carta Política.
PROBLEMA La corte plantea la problemática haciendo énfasis en la dificultad que
JURÍDICO genera la circunscripción de las figuras de autoría, coautoría y otras
ENUNCIADO POR LA formas de participación, cuando se hace referencia al tipo de
CORTE imputación entorno a la responsabilidad de los miembros que se hayan
vinculados a organizaciones criminales jerarquizadas.

NORMAS JURIDICAS La evidente violación de parámetros legales por parte del afectado
RELEVANTES PARA entorno a la constitución y el código penal en donde se establecen
EL CASO delitos como concierto para delinquir agravado, homicidio agravado y
desaparición forzada.
Se logra percibir que el recurso de casación va en conjunto a los
fundamentos interpuestos por la defensa que se fundamentan en la
errónea interpretación de las pruebas como también las falencias en el
proceso atribuido a las figuras y las formas de participación en
crímenes descritos por el código penal.
Artículo 340, Artículo 103, Artículo 165 Código Penal

DEMANDA Recurso de casación interpuesto contra la sentencia de segundo grado


proferida por la Sala Penal de Descongestión del Tribunal de
Antioquia el 22 de mayo de 2012.

La violación indirecta del artículo 29, inciso 2º, de la Ley 599 de


2000.Gracias a yerros que se evidenciaron en la interpretación de las
pruebas en donde también se ve afectado el artículo 29 de la
Constitución Política

DECISIÓN Vale decir, que el procesado es responsable de las conductas que se


le atribuyen, a título de dolo, pues, en la orden que dio para que los
hombres escogidos se dirigieran al lugar donde se ejecutaron los
delitos de homicidio y desaparición forzada, fundamental para la
materialización de este resultado, van insertos los presupuestos de
conocimiento y voluntad anejos a este.
RESUELVE
NO CASAR la sentencia impugnada. Contra esta decisión no
procede recurso alguno
Cópiese, notifíquese, cúmplase y devuélvase al Tribunal de origen.
ARGUMENTO DE LA DECISIÓN
PROBLEMA Gracias los fundamentos estructurados por la corte y a pesar de que el
JURÍDICO tribunal ad quo incurrió en errores de fundamentación jurídica al
RESULETO POR LA adaptar elementos configurativos de la participación por coautoría
CORTE impropia se establece que los fines por los cuales funcionaba dicha
organización criminal fueron de fundamento para incriminar al
acusado sustentando los argumentos que ubican el comportamiento
dentro de la figura de la coparticipación criminal por coautoría
impropia.
RATIO DECIDENDI En el raciocinio del Tribunal encajaba que el procesado estuviera
vinculado con el grupo armado y cooperara conscientemente en sus
ideales y objetivos ilícitos, para acoplar su trabajo como un aporte
notable en la realización de un delito que si bien él no lo planificó y ni
siquiera conoció, se adecuaba a las actividades habituales de la
organización criminal.

El Tribunal edificó el elemento subjetivo, de la misma naturaleza al


delito, partiendo del artificio jurídico de sintetizar la conjetura de la
responsabilidad por la jerarquía en aparato organizado de poder,
refiriéndose a que no era preciso notificar al procesado la finalidad
criminal de la cúpula paramilitar, gracias a que su ubicación
jerárquica dentro del grupo acarreaba que se efectuaran las órdenes
sin el pleno conocimiento del propósito específico, en razón a que la
organización cometía delitos de este tipo.
SERRANO OSSA es coautor de los delitos producidos ya que él era
segundo al mando del Bloque Bananero, cuyo objetivo era cometer
delitos indiscriminadamente, de manera voluntaria, consciente y libre,
como la ejecución de homicidios sin justa causa y de conocimiento
público.

Además se toma la diferencia entre lo que es DETERMINACION y la


COAUTORIA MEDIATA:

En la determinación se establece una relación persona a persona a


partir de una orden, entre el determinador y el determinado o autor
material.

Por otro lado, la autoría mediata entre autor mediato y ejecutor


instrumental, se instaura una relación persona a persona objetiva, de
tal manera que sólo el autor mediato sabe de la tipicidad, ilicitud y
culpabilidad del comportamiento, por tanto que el ejecutor
instrumental bajo una causal de exclusión de responsabilidad, motivo
por el cual, mientras el autor mediato responde penalmente mientras
que en principio el ejecutor instrumental no es responsable.

La Corte agrega que provista la consumibilidad del autor material, el


“hombre de atrás” desconoce quién será el que ejecute finalmente la
orden distribuida, pero es cierto que tiene el dominio del hecho, en
cuanto le asiste seguridad en que por el control que tiene del aparato
organizado, se cumplirá su voluntad, razón por el cual se trata de un
autor mediato.

Por lo anterior, se establece que existe responsabilidad tanto para


quien personalmente ha ejecutado el hecho como quien no lo hizo
pero se encuentra vinculado al mismo hecho por el poder de mando.

Por consiguiente, en la mayoría de los casos la jurisprudencia de la


Sala de Casación Penal ha estimado que quienes distribuyen las
ordenes dentro de una organización criminal tienen la posición de
coautores materiales impropios por repartición de trabajo, mas no de
autores mediatos.

La sentencia de casación CSJ SP, 7 de marzo de 2007, Rad. 23815,


afirma que; Se predica la coautoría, cuando plurales personas son
gregarias por voluntad propia de la misma causa al margen de la ley,
comparten conscientemente los fines ilícitos propuestos y están de
acuerdo con los medios delictivos para lograrlos, de modo que
cooperan poniendo todo de su parte para alcanzar esos cometidos,
realizando cada uno las tareas que le corresponden, coordinadas por
quienes desempeñen a su vez el rol de liderazgo.

Entonces se insistió que cuando se está ante el fenómeno


delincuencial procedente de aparatos de poder organizados, los delitos
ejecutados son imputables tanto a sus dirigentes denominados autores
mediatos, a sus coordinadores en cuanto dominan la función
encargada a título de coautores.

ARGUMENTOS NO ESCENCIALES

OBITER DICTA Partiendo del contenido de los artículos 29 y 30, inciso 2º, del Código
RESALTABLES Penal, se tocan los conceptos de autor material, autor mediato y las
categorías de participación en el delito conocidas como coautoría
material propia e impropia.
La Sala de casación penal destaca que la primera se presenta cuando
varios individuos mediante acuerdo previo o concomitante realizan la
conducta, pero todos actualizan el verbo rector definido en el tipo. La
segunda tiene lugar cuando entre las personas que concurren a la
comisión del delito media división de trabajo, figura que también se
conoce como “empresa criminal”, donde todos realizan una parte del
delito, independientemente de su trascendencia individual, pues lo que
cuenta es el aporte a la empresa y la obtención del objetivo buscado.
En el mismo antecedente, sin aplicarla, se refiere la Corte a la teoría
del profesor alemán Clauss Roxin, quien incluye una tipología
adicional dentro de la figura de la autoría mediata, relativa a la
condición de quien actuando como jefe de un aparato organizado de
poder, imparte una orden, pues sabe que alguien de la organización –
sin saber quién– la ejecutará, de modo que “el hombre de atrás” no
necesita recurrir ni a la coacción ni a la inducción en error o al
aprovechamiento de error, puesto que, además, tiene certeza de que si
el ejecutor designado no cumple con su tarea, otro la realizará, es
decir, que el autor inmediato resulta fungible y, por tanto, su propósito
será cumplido.
INTERVENCIONES  El procurador Segundo Delegado para la Casación Penal
indica que los argumentos dados por el censor para respaldar
su reproche no consienten divisar que al momento de analizar
las pruebas los funcionarios hayan desdibujado su contenido y
que se desconozca dichas leyes.
 Sin embargo para el Delegado, los elementos de juicio fueron
examinados en su real dimensión, pero no se les concedió el
alcance que se reclama.
 Por lo tanto, contrario a lo que alega el demandante, considera
que del acusado es predicable la autoría mediata debido a su
vínculo finalísimo con los objetivos de quienes directamente
dieron la orden y ejecutaron el hecho criminal, es decir, que
SERRANO OSSA participó en el acto criminal y actuó con
consentimiento y voluntad para obtener como resultado la
muerte de CARLOS CASTAÑO
COMENTARIO
Las disposiciones interpuestas por la corte en torno a la problemática generada por la
culpabilidad abren camino a una interpretación de manera más clara atribuida a la participación
que tienen ciertas personas en crímenes de manera indirecta y la influencia que estás generan en
la materialización y consumación de una conducta punible Así estás no tengan participación
directa en torno a esta acción.

Además se instruye la coautoría, cuando plurales personas son integrantes por voluntad propia de
la misma causa en contra de la ley, además participan de manera consciente los desenlaces
ilícitos planteados y están de acuerdo con los medios delictivos para conseguirlos, de modo que
quienes actúan así, coparticipan perversamente en aptitud de coautores, si bien no todos ayuden
por sí mismos a la realización material de los delitos determinados.

También podría gustarte