Está en la página 1de 5

Historia de la televisión

Con la invención del Disco de Nipkow de Paul Nipkow, se hace el primer gran avance para
hacer de la televisión un medio comunicacional relevante. El cambio que traería
la televisión tal y como hoy la conocemos fue la invención de Philo Taylor
Farnsworth y Vladímir Zvorykin. Esto daría paso a la televisión completamente electrónica,
que disponía de una mayor definición de imagen e iluminación propia. Las primeras emisiones
públicas de televisión las efectuó la BBC en Inglaterra en 1927 y la CBS y NBC en Estados
Unidos en 1930

Primeros desarrollos en la televisión


Los primeros intentos de transmitir imágenes a distancia se realizan mediante la electricidad y
sistemas mecánicos. La electricidad ejercía como medio de unión entre los puntos y servía
para realizar la captación y recepción de la imagen, los medios mecánicos efectuaban las
tareas de movimientos para realizar los barridos y descomposición secuencial de la imagen a
transmitir. Para 1884 aparecieron los primeros sistemas de transmisión, mapas escritos y
fotografías llamados telefotos. En estos primeros aparatos se utilizaba la diferencia de
resistencia para realizar la captación. El desarrollo de las células fotosensibles de selenio, en
las que su resistividad varía según la cantidad de luz que incida en ellas, el sistema
perfeccionó hasta tal punto que en 1927 se estableció un servicio regular de transmisión de
telefotografía entre Londres y El Salvador en el departamento de La Paz y también en Nueva
York. Las ondas de radio pronto sustituyeron a los cables de cobre, aunque nunca llegaron a
eliminarlos por completo, sobre todo en los servicios de punto a punto.
El desarrollo de la telefotografía alcanzó su cumbre con los teleinscriptores, y su sistema de
transmisión. Estos aparatos permitían recibir el periódico diario en casa del cliente, mediante
la impresión del mismo que se hacía desde una emisora especializada.
Hasta la década de los años 80 del siglo XX se vinieron utilizando sistemas de telefoto para la
transmisión de fotografías destinados a los medios de comunicación.

El movimiento de la imagen en la televisión


La imagen en movimiento es lo que caracteriza a la televisión. Los primeros desarrollos los
realizaron los franceses Rionoux y Fournier en 1906. Estos desarrollaron una matriz de células
fotosensibles que conectaban, al principio una a una, con otra matriz de lamparillas. A cada
célula del emisor le correspondía una lamparilla en el receptor.
Pronto se sustituyeron los numerosos cables por un único par. Para ello se utilizó un sistema
de conmutación que iba poniendo cada célula en cada instante en contacto con cada lámpara.
El problema fue la sincronización de ambos conmutadores, así como la velocidad a la que
debían de girar para lograr una imagen completa que fuera percibida por el ojo como tal.
La necesidad de enviar la información de la imagen en serie, utilizando solamente una vía
como en el caso de la matriz fotosensible, se aceptó rápidamente. En seguida se desarrollaron
sistemas de exploración, también llamados de desintegración, de la imagen. Se desarrollaron
sistemas mecánicos y eléctricos.
Televisión mecánica, el disco de Nipkow y la rueda fónica
Artículos principales: Televisión electromecánica y Disco de Nipkow.

En 1884 Paul Nipkow diseña y patenta el llamado disco de Nipkow, un proyecto de televisión
que no podría llevarse a la práctica. En 1910, el disco de Nipkow fue utilizado en el desarrollo
de los sistemas de televisión de los inicios del siglo XX y en 1925, el 25 de marzo, el inventor
escocés John Logie Baird efectúa la primera experiencia real utilizando dos discos, uno en el
emisor y otro en el receptor, que estaban unidos al mismo eje para que su giro fuera síncrono
y separados 2 m. Se transmitió una cabeza de un maniquí con una definición de 28 líneas y
una frecuencia de cuadro de 14 cuadros por segundo.
Baird ofreció la primera demostración pública del funcionamiento de un sistema de televisión a
los miembros de la Royal Institution y a un periodista el 26 de enero de 1926 en su laboratorio
de Londres. En 1927, Baird transmitió una señal a 438 millas a través de una línea de teléfono
entre Londres y Glasgow.
Este disco permite la realización de un barrido secuencial de la imagen mediante una serie de
orificios realizados en el mismo. Cada orificio, que en teoría debiera tener un tamaño
infinitesimal y en la práctica era de 1 mm, barría una línea de la imagen y como éstos, los
agujeros, estaban ligeramente desplazados, acababan realizando el barrido total de la misma.
El número de líneas que se adoptaron fue de 30 pero esto no dio los resultados deseados, la
calidad de la imagen no resultaba satisfactoria.
En 1928 Baird funda la compañía Baird TV Development Co para explotar comercialmente la
TV. Esta empresa consiguió la primera señal de televisión transatlántica entre Londres y
Nueva York.

Televisión
La televisión es un sistema para la transmisión y recepción de imágenes y sonido a distancia
que simulan movimiento, que emplea un mecanismo de difusión. La transmisión puede ser
efectuada por medio de ondas de radio, por redes de televisión por cable, televisión por
satélite o IPTV, los que existen en modalidades abierta y pago. El receptor de las señales es
el televisor.
La palabra «televisión» es un híbrido de la voz griega τῆλε (tēle, «lejos») y la latina visiōnem
(acusativo de visiō «visión»). El término televisión se refiere a todos los aspectos de
transmisión y programación de televisión. A veces se abrevia como TV. Este término fue
utilizado por primera vez en 1900 por el físico ruso Constantin Perskyi en el Congreso
Internacional de Electricidad de París (CIEP). La televisión es el medio de comunicación de
masas por excelencia, de manera que la reflexión filosófica sobre ellos, se aplica a ésta.

Proceso de mescal de marketing


Se denomina mezcla de mercadotecnia o mix comercial (conocido en el mundo anglosajón
como marketing mix) a las herramientas o variables de las que dispone el responsable de
la mercadotecnia para cumplir con los objetivos de la compañía. Son las estrategias
de marketing, o esfuerzo de mercadotecnia y deben incluirse en el plan de marketing (plan
estratégico). La empresa usa esta estrategia cuando busca acaparar mayor clientela. Son
buenas técnicas.

El concepto «mezcla de mercadotecnia» fue desarrollado en 1950 por Neil Borden, quien listó
12 elementos, con las tareas y preocupaciones comunes del responsable del mercadeo. Esta
lista original fue simplificada a los cuatro elementos clásicos, o "Cuatro P": Producto, Precio,
Punto de venta (distribución), Promoción por McCarthy en 1960. El concepto y la
simplicidad del mismo cautivó a profesores y ejecutivos rápidamente.1
En 1984 el AMA (Asociación Americana de Marketing) lo consagró en su definición de
mercadotecnia: «Proceso de planificación y ejecución del concepto Precio, Promoción y
distribución de ideas, bienes y servicios para crear intercambios que satisfagan los objetivos
del individuo y la organización».

Gestión de la mezcla de mercadotecnia[editar]


Para que una estrategia de mercadante (mezcla de mercadotecnia) sea eficiente y eficaz, ésta
debe tener coherencia tanto entre sus elementos, como con el segmento o segmentos de
mercado (ver segmentación de mercado) que se quieren conquistar, el mercado objetivo de la
compañía.

Elementos de la mezcla de mercadotecnia[editar]

Relación de las Cuatro P

Los elementos de la mezcla original son:

Esquema del ciclo de vida del producto.

 Producto o servicio: En mercadotecnia un producto es todo aquello (tangible o intangible)


que se ofrece a un mercado para su adquisición, uso o consumo y que puede satisfacer
una necesidad o un deseo. Puede llamarse producto a objetos materiales o bienes,
servicios, personas, lugares, organizaciones o ideas. Las decisiones respecto a este punto
incluyen la formulación y presentación del producto, el desarrollo específico de marca, y
las características del empaque, etiquetado y envase, entre otras. Cabe decir que el
producto tiene un ciclo de vida (duración de éste en el tiempo y su evolución) que cambia
según la respuesta del consumidor y de la competencia y que se dibuja en forma de curva
en el gráfico. Las fases del ciclo de vida de un producto son:

1. Lanzamiento
2. Crecimiento
3. Madurez
4. Declive

 Precio: Es principalmente el monto monetario de intercambio asociado a la transacción


(aunque también se paga con tiempo o esfuerzo). Sin embargo incluye: forma de pago
(efectivo, cheque, tarjeta, etc.), crédito (directo, con documento, plazo, etc.), descuentos
pronto pago, volumen, recargos, etc. Este a su vez, es el que se plantea por medio de una
investigación de mercados previa, la cual, definirá el precio que se le asignará al entrar al
mercado. Hay que destacar que el precio es el único elemento de la mezcla de
mercadotecnia que proporciona ingresos, pues los otros componentes únicamente
producen costos. Por otro lado, se debe saber que el precio va íntimamente ligado a
la sensación de calidad del producto (así como su exclusividad).

 Plaza o Distribución: En este caso se define como dónde comercializar el producto o el


servicio que se le ofrece (elemento imprescindible para que el producto sea accesible para
el consumidor). Considera el manejo efectivo del canal de distribución, debiendo lograrse
que el producto llegue al lugar adecuado, en el momento adecuado y en las condiciones
adecuadas. Inicialmente, dependía de los fabricantes y ahora depende de ella misma.

 Promoción: Es comunicar, informar y persuadir al cliente y otros interesados sobre la


empresa, sus productos, y ofertas, para el logro de los objetivos organizacionales (cómo
es la empresa=comunicación activa; cómo se percibe la empresa=comunicación pasiva).
La mezcla de promoción está constituida por Promoción de ventas, Fuerza de venta o
Venta personal, Publicidad, Relaciones Públicas, y Comunicación Interactiva (marketing
directo por mailing, emailing, catálogos, webs, telemarketing, etc.).

Estrategias de producto

Las Estrategias de producto reúnen las diferentes acciones que se realizan a la


hora de diseñar y producir un bien o servicio teniendo en cuenta principalmente las
necesidades y preferencias del consumidor. El desarrollo de la estrategia de
producto en una empresa tiene una gran importancia, ya que en entornos altamente
competitivos, este tipo de estrategia de marketing debe gozar de una constante
actualización.

Para el desarrollo de las estrategias de producto efectivas, la compañía debe conocer los
comportamientos del consumidor y su respuesta ante el lanzamiento de productos
nuevos. Al mismo tiempo, también es importante conocer las actitudes de las
empresas competidoras y su reacción ante las estrategias de la firma en cuestión.

Con la estrategia de productos, una organización es capaz de definir su camino a seguir


tomando como referencia el producto, uno de los elementos del Marketing mix. Con el
diseño de un bien o servicio para producir y habiendo elegido el mercado en el que entrar,
la compañía realiza mediante este tipo de estrategias su plan de acción comercial.

Una buena estrategia de producto es aquella nacida tras una inicial y exhaustiva
investigación de las características del producto que va a comercializarse. En ese
sentido, es importante a la hora de acometer la salida de un producto nuevo haber
realizado un intensivo trabajo previo de ideas y estudios del mercados y del público en
el que concentrarse mediante una correcta segmentación de clientes.

Siguiendo esta línea, conocer a quién se va a dirigir el producto, las bondades y


beneficios del mismo y qué aporta como novedad frente a la competencia, son los
pilares principales de una correcta estrategia de producto. Por este motivo también
adquiere importancia el papel de la marca tanto si esta es ya conocida o si trata de abrirse
paso en el mercado.

Existen diferentes acciones a la hora de diseñar estrategias de producto, por lo que las
posibilidades dentro del ámbito del marketing son numerosas. Es corriente encontrarse
con estímulos al cliente por medio de cambios en las etiquetas o envases de los
productos, ofreciendo esporádicamente más cantidad del mismo o añadir algún detalle o
característica extra al mismo como modo de llamar la atención.

Es un ejemplo claro el de la telefonía móvil, donde cada cierto tiempo salen al mercado
los mismos modelos con nuevas versiones y mejoras. Ésta y otras prácticas similares
buscan el reconocimiento del producto por parte de los consumidores y el desarrollo de la
marca.

Habitualmente las estrategias de producto centran el mensaje a ofrecer al público en


las características o atributos del bien o servicio en particular. Saber transmitir un
mensaje nítido con las bondades del producto y aportar valor al mismo en la mente del
potencial cliente es muy importante de cara al éxito o no en el mercado al que se entra.

Dicho lo cual, es deseable un alto nivel de distinción para que el producto sea
perfectamente identificable por su marca y que aclare por qué hay que escogerlo
frente a sus competidores. En ese aspecto destaca el efecto de las etiquetas, el diseño de
envases y otras labores predefinidas inicialmente en el Plan de marketing de la empresa.