Está en la página 1de 62

SISTEMA DIGESTIVO

El sistema digestivo es el conjunto de órganos (boca, faringe, esófago, estómago,


intestino delgado e intestino grueso) encargados del proceso de la digestión.
La digestión es el proceso de transformación de los alimentos para que puedan ser
absorbidos y utilizados por las células del organismo.
La función que realiza es la de transporte (alimentos), secreción (jugos digestivos),
absorción (nutrientes) y excreción (mediante el proceso de defecación).
En el proceso de digestión se transforman los glúcidos, lípidos y proteínas en
unidades más sencillas, gracias a las enzimas digestivas, para que puedan ser
absorbidas y transportadas por la sangre

Órganos fundamentales

BOCA: Es una cavidad hueca en la cual se encuentran los dientes, que son los
encargados de triturar el alimento. Los dientes se pueden clasificar en caninos,
incisivos, premolares y molares. En la boca encontramos también la lengua, un
músculo con gran cantidad de papilas gustativas, que ayuda en la masticación y
mezcla de los alimentos, facilitando su tránsito hacia el esófago.
En todo lo anterior participan las glándulas salivales, productoras de un líquido
llamado saliva, que actúa como lubricante, destruye las bacterias ingeridas con los
alimentos e inicia la digestión química de los glúcidos, gracias a la acción de la
enzima llamada amilasa o ptialina, que rompe el almidón en maltosa. La saliva se
encuentra compuesta por un 95% de agua y un 5% de solutos tales como iones de
sodio, potasio, cloruro, bicarbonato, y fosfatos.

El resultado de la masticación es una masa homogénea de alimento llamada bolo,


cuyos componentes ya han comenzado el proceso de fermentación.

Faringe Es un musculo en forma de tubo que ayuda a respirar y está situado en el


cuello y revestido de membrana mucosa; conecta la nariz y la boca con la tráquea
y el esófago respectivamente, y por ella pasan tanto el aire como los alimentos, por
lo que forma parte del aparato digestivo, así como del respiratorio.

Esófago Es una parte del tubo digestivo de los seres humanos formada por un tubo
muscular de unos 30 centímetros, que comunica la faringe con el estómago. A
través de este conducto los alimentos son transportados hasta el estómago para
continuar su proceso digestivo.

Estómago Podría describirse como un reservorio temporal del bolo alimenticio


deglutido hasta que se procede a su tránsito intestinal, una vez bien mezclado en el
estómago. Se ubica en la porción superior de la cavidad abdominal, debajo del
hígado. Su superficie externa es lisa, mientras que la interna presenta numerosos
pliegues que favorecen la mezcla de los alimentos con los jugos digestivos.

Intestino delgado Es la parte del tubo digestivo que inicia después del estómago y
acaba en el ciego del colon. Se divide en tres porciones: duodeno, yeyuno, e íleon.

a) Duodeno: Es el primer segmento del intestino, mide unos 25 cm de longitud.


Ocupa una posición fija en la cavidad abdominal, sostenido en su lugar por
ligamentos que lo aseguran al hígado y al estómago. Se encarga de la digestión de
los alimentos y de la absorción de los nutrientes. De hecho, es el lugar principal para
la absorción de hierro. Varios de los conductos del páncreas, el hígado y la vesícula
biliar, se abren en el duodeno para facilitar sus funciones principales.

Además de digerir los alimentos, es responsable de regular la velocidad del vaciado


gástrico, así como de la activación de las señales de hambre.

b) Yeyuno: Mide aproximadamente entre 1,5 a 2,5 metros de largo. Se sitúa entre
el Duodeno y el íleon, su función es realizar la absorción de las sustancias de los
alimentos. En este trozo de intestino delgado actúa el jugo intestinal, que degrada
al mínimo los hidratos de carbono, las proteínas y los lípidos.
c) Íleon: El íleon, que es de aproximadamente de unos 7,5 metros de largo, tiene un
diámetro menor que el yeyuno (3 cm el yeyuno, 2 cm el íleon) y tiene una tonalidad
más clara. Su principal función es absorber los nutrientes (vitamina B12) del quimo,
o los alimentos digeridos.

Intestino grueso Es la penúltima porción del tubo digestivo, formada por el ciego,
el colon, el recto y el canal anal.

a) Ciego: Es la primera porción del intestino grueso. Denominado así por constituir
una especie de fondo de saco donde implanta el apéndice cecal, y en el cual
desemboca el intestino delgado a través del esfínter ileocecal. Realiza diferentes
funciones y aportes al proceso de digestión, ya que este posee numerosas bacterias
que contribuyen a la reducción de algunas sustancias de difícil absorción por otras
estructuras.

b) Colon: Es la parte más grande del intestino grueso y se divide en tres secciones:
colon ascendente, colon transverso y colon descendente.

El colon ascendente, llega hasta el borde del hígado (glándula que produce y
secreta la bilis), en este punto se incurva, formando el colon transverso, que se
extiende horizontalmente hasta las inmediaciones del bazo (órgano linfático
muscular). A partir de aquí se incurva nuevamente hacia abajo, y se denomina colon
descendente. Después describe una curva en forma de s, recibiendo el nombre de
colon sigmoide o sigma.

La principal función del colon es convertir en heces el líquido del intestino delgado,
llamado quimo. Junto con esto, interviene en las siguientes acciones:

- Las bacterias que habitan en él producen vitaminas K y B.

- Crea anticuerpos que protegen el sistema contra posibles enfermedades.

Recto: Es el tramo final del intestino grueso. Mide entre 15 y 20 centímetros.


Recoge los residuos cuando se ha eliminado la mayor parte del agua que contienen,
y los retiene hasta que son expulsados.

Canal anal: De unos 4cm de longitud, revestido de crestas verticales llamadas


columnas anales. En las paredes del canal anal hay dos fuertes capas planas de
músculos llamados esfínteres interno y externo, que actúan como válvulas y que se
relajan durante la defecación.

Ano: Situada en el extremo del aparato digestivo, es por dónde se eliminan los
gases y las heces. Se ubica al lado de los genitales, en la zona perineal.
ENFERMEDADES DEL SISTEMA DIGESTIVO

Ranking Enfermedad
1 Reflujo Gastroesofágico
2 Cálculos Biliares
3 Enfermedad Celíaca
4 Enfermedad de Crohn
5 Colitis Ulcerosa
6 Síndrome del Intestino Irritable
7 Hemorroides
8 Diverticulitis

Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico


Cuando el ácido del estómago retrocede a tu esófago (una condición conocida como
reflujo gástrico), sientes un dolor ardiente en el centro del pecho. Esto suele ocurrir
después de comidas o durante la noche.
Aunque el reflujo gástrico es común, si los síntomas afectan tu vida cotidiana o se
presentan al menos dos veces a la semana, puede ser una señal de la Enfermedad
de Reflujo Gastroesofágico, que ya se trata de una enfermedad crónica.
Si presentas acidez estomacal, mal aliento, erosión en los dientes, náusea, dolor en
el pecho o problemas para tragar o respirar, debes acudir al médico.
Cálculos biliares
Los cálculos biliares son depósitos que se forman en tu vesícula y se pueden formar
si ésta no se vacía adecuadamente, si los niveles de colesterol son elevados o si
existen muchos residuos de bilis.
Cuando los cálculos biliares bloquean los conductos que conectan la vesícula a tus
intestinos, pueden causar dolor agudo en la parte superior derecha del abdomen.
Enfermedad celíaca o celiaquía
La celiaquía es una seria sensibilidad al gluten, una proteína localizada en el trigo,
el centeno y la cebada. Al comer gluten, el sistema inmunológico comienza a atacar
al cuerpo, dañando el proceso de absorción de los nutrientes de las comidas que
se ingieren.
Se calcula que el 83% de la población tiene la enfermedad celíaca, pero no lo saben
debido a un diagnóstico incorrecto o a que se puede confundir con otra condición;
esto la convierte en una de las enfermedades digestivas más comunes a nivel
global.
Algunos síntomas de celiaquía en los niños son: dolor abdominal, diarrea,
estreñimiento, vómito y pérdida de peso. En los adultos: anemia, fatiga, pérdida
ósea, depresión y, en casos extremos, convulsiones.
La enfermedad de Crohn
La enfermedad de Crohn forma parte de un grupo de enfermedades digestivas
llamadas enfermedades intestinales inflamatorias. El Crohn afecta mayormente la
parte final del intestino delgado, pero puede localizarse en cualquier parte del tracto
digestivo.
Los síntomas más comunes son: dolor abdominal, diarrea, sangrado rectal, pérdida
de peso y fiebre.
Ésta es otra de las enfermedades autoinmunes de esta lista, lo que significa que el
propio sistema ataca las células del cuerpo, creyendo que son agentes invasores.
Causas
Aunque las causas de la enfermedad son desconocidas los genes, el ambiente y el
tabaquismo son factores que pueden desencadenar este padecimiento que afecta
al intestino y que es catalogada como una enfermedad autoinmune, es decir, el
propio cuerpo es el que ataca las células que habitan en él.
Colitis ulcerosa
La colitis ulcerosa también forma parte de las enfermedades intestinales
inflamatorias y afecta a un gran número de personas en nuestro país. Los síntomas
son muy similares a los de la enfermedad de Crohn, pero la parte del intestino
afectada es únicamente el intestino grueso, también conocido como colon.
Si tu sistema inmunológico confunde a la comida con agentes invasores, las llagas
o úlceras comenzarán a aparecer en el colon. Pero si experimentas movimientos de
intestinos frecuentes, dolor y diarrea, sangre en las heces o calambres abdominales,
debes visitar a tu médico para que determine la presencia de esta enfermedad
digestiva en tu organismo.
Síndrome del intestino irritable
¿Tu tracto digestivo es irritable? ¿Tienes dolor o incomodidad estomacal al menos
3 veces al mes, durante varios meses? Puede tratarse del síndrome irritable, otra
de las enfermedades digestivas comunes.
Ya sea estreñimiento, diarrea o distensión abdominal, es recomendable que acudas
al médico si notas irritabilidad constante en tus intestinos.
Hemorroides
En México cada vez son más comunes estos casos, sin importar la edad. Las
hemorroides son una inflamación de los vasos sanguíneos al final del tracto
digestivo, lo que puede generar dolor y comezón. Algunas causas incluyen
estreñimiento crónico, diarrea, falta de fibra en la dieta y estrés.
Si notas la aparición de una “almorrana” o has visto sangrado al ir al baño, acude
con un médico para que evalúe la mejor forma de tratarte.
Diverticulitis
Los divertículos son pequeñas bolsitas que se pueden formar en cualquier parte del
sistema digestivo que tenga un poco de debilidad, pero son especialmente comunes
en el colon.
Si tienes divertículos, pero no presentas síntomas, la condición se conoce como
Diverticulitis, lo cual es bastante común en adultos y rara vez ocasiona problemas;
no obstante, si las bolsitas sangran o se inflaman, se trata de Diverticulitis. Los
síntomas incluyen sangrado rectal, fiebre y dolor abdominal.
Causas
Se desconocen las causas de esta enfermedad, solo se sabe que se presenta en
los adultos de 60 años en adelante. Se cree que la ingesta de comidas procesadas
sea una de las causas por las que esto ocurre.
Síntomas
Entre los síntomas que dan al momento de presentar esta enfermedad son: gases,
fiebre, náuseas, escalofríos, vómitos y pérdida del apetito.
Gastritis
Sin duda, la gastritis es una de las enfermedades más comunes del sistema
digestivo. La gastritis se define como la hinchazón o inflamación del revestimiento
del estómago, que se presenta con sensación de ardor o dolor en la boca del
estómago. La enfermedad puede durar sólo por un corto tiempo (aguda) o
permanecer durante meses o años (crónica).
Para prevenir la gastritis, evite el uso prolongado de irritantes como el ácido
acetilsalicílico (aspirina), los antiinflamatorios, el consumo de alcohol y siga las
indicaciones de su médico respecto de una dieta saludable y equilibrada para la
gastritis.
Gastroenteritis
La gastroenteritis consiste en la inflamación de la membrana interna del intestino
que puede causar nauseas o vómitos. También se la conoce como gripe estomacal.
Cáncer colorrectal
Es el tercer tipo de cáncer más común en Estados Unidos. Aparece cuando células
anormales crecen en el colon o en el recto, se agrupan y terminan por formar
tumores. Por eso si se detecta en forma temprana, se trata fácilmente y, a menudo,
se cura. Sin embargo, no se suele detectar en estadios tempranos, por lo que el
tumor acaba por extenderse y el cáncer de cólon o se convierte en la segunda causa
principal de muerte por cáncer en los Estados Unidos.
Úlcera péptica
Es una llaga situada en la pared interna del estómago o del intestino delgado
superior (duodeno). Las úlceras pépticas se producen cuando la capa protectora del
intestino o del estómago se resquebraja. Entonces, los jugos digestivos pueden
dañar el tejido del intestino o del estómago (úlceras duodenales o gástricas,
respectivamente). Las úlceras pépticas tienen ya fácil tratamiento y quienes las
padecen ya no tienen que sufrirlo de por vida.

Cálculos biliares
Los cálculos biliares aparecen en el cuerpo humano a partir del colesterol y de otras
sustancias que se almacenan en la vesícula bilar, encargada de la producción de la
bilis. Pueden ser más pequeños que un grano de arena o tan grandes como una
pelota de golf. La mayoría de los cálculos biliares no causan problemas. Sin
embargo, si obstruyen un conducto, por lo general, deberían tratarse.
Úlcera gástrica
Si tienes dolor y ardor que provienen de la boca del estómago aunado a flatulencias
puedes estar siendo atacado por una de las enfermedades del sistema digestivo,
también conocida como úlcera péptica. La úlcera es una llaga que cubre la parte
interna del estómago o del intestino delgado.
El dolor por lo general se presenta después de las comidas y puede postergarse por
horas, por lo general suele desaparecer al momento de ingerir un antiácido. El
estrés puede empeorar las úlceras por lo que recomendamos evitarlo.
Causas de la úlcera gástrica
La causante de esta enfermedad del sistema digestivo es una bacteria que lleva por
nombre Helicobacter pylori o el tomar muchos ibuprofenos o aspirinas. Con
tratamiento la úlcera puede desaparecer, si esto no sucede lo recomendable es
operar.
Síndrome del colon irritable
Este síndrome aparece sin importar la edad de la persona, generando un fuerte
dolor en la parte del abdomen y a veces estreñimiento siendo más propensas las
mujeres de sufrir esta enfermedad que los hombres.
Causas
Las razones que hacen que se genere esta enfermedad del sistema digestivo aún
se desconocen, pero el estrés es uno de los efectos desencadenantes.
Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
El reflujo gastroesofágico es una de las enfermedades del sistema digestivo que es
muy común y que se puede auto diagnosticar. Es la irritación del esófago que causa
acidez gástrica sintiéndose una sensación de ardor en el pecho de la persona
afectada
Si el ardor y la molestia persisten por dos o tres días a la semana es porque sufre
de esta enfermedad y lo más recomendable es que visite el médico para que le
recete el medicamento, aunque cambiar el estilo que lleva puede ser la solución.
Más afecciones del sistema digestivo
Enteropatía pierdeproteínas
Esprúe tropical
Perforación gastrointestinal
Causas de las enfermedades del sistema digestivo
Los trastornos digestivos o enfermedades gastrointestinales, como comúnmente
también son llamados a estas enfermedades pueden deberse a muchas causas.
Sin embargo, la principal está relacionado con la mala alimentación o un estilo de
vida poco sano. Estas son las principales causas:
 Estrés o ansiedad
 Fumar cigarrillos o consumir drogas
 Beber alcohol
 Exceso de alimentos procesados
 Llevar una alimentación desbalanceada
 Alergias
Cuidados del sistema digestivo
Las enfermedades del aparato digestivo suelen aparecer a diferentes edades, pero
es más frecuente a medida que una persona envejece, suele aparecer mayormente
en personas con más de 65 años de edad. Por tanto, es importante seguir estas
recomendaciones para que conforme vayamos teniendo cambios en nuestro cuerpo
no sean negativos o perjudiciales para nuestra salud.
Tomar suficiente agua: Como ya sabrás el 75% de nuestro cuerpo es agua, y nos
ayuda a realizar todos esos procesos internos que se llevan a cabo todos los días.
El agua es necesaria para ayudar a acelerar el paso de los nutrientes hacia el
torrente sanguíneo, además nos ayuda a descomponer los alimentos. Recuerda, 2
litros de agua por lo menos al día
Alimentación sana: Recuerda que la comida natural, libre de procesos es mucho
mejor. Además, ingiere todo tipo de macro y micronutrientes, carbohidratos, grasas,
proteínas, vitaminas y minerales.
Haz ejercicio: No es la primera vez que lo mencionamos, ni la última. Los beneficios
de la actividad física son muy importantes para mantener el cuerpo activo y
realizando cientos de procesos internos.
Come bien: Ya mencionamos la alimentación sana, pero en este punto, te
mencionamos que es importante respetar los horarios de comida. Intenta comer
siempre a la misma hora y hacerlo varias veces al día en porciones pequeñas.
Evita el estrés o la ansiedad: El último punto clave es evitar estar angustiado o
estresado ya sea por situaciones laborales, familiares o de cualquier índole, pues
nos pueden provocar enfermedades más graves que las que ya has leído.
Alimentos para mejorar el aparato digestivo
Como ya hemos dicho varias veces, la alimentación es un punto clave para llevar
una vida sana y mejorar la digestión. Los mejores son los siguientes:
 Aceite de oliva
 Vinagre
 Jengibre
 Alcachofa
 Manzana
 Yogur
 Piña o ananá
 Plátanos (bananas)
Cómo prevenir enfermedades del sistema digestivo
Existen hábitos saludables con los que podemos prevenir todo tipo de trastornos.
Lavarse bien las manos antes y después de comer, así como antes y después de ir
al baño son algunas precauciones que debes tomar sino quieres estar el hospital
por un buen rato. Comer a tiempo y las cantidades adecuadas es otro gran consejo
que no debes dejar aún lado.
Recuerda dormir bien por lo menos ocho horas al día, pues en este descanso
también tu cuerpo realiza procesos digestivos. Libérate del estrés antes de ir a la
cama leyendo un buen libro o relajándote con música, esto te ayudará a dormir
mejor y más rápido.

.
SISTEMA NERVIOSO

El sistema nervioso es el encargado de dirigir, supervisar y controlar todas las


funciones y actividades de nuestros órganos y nuestro organismo en general.
Las células de nuestro sistema nervioso se llaman neuronas y existen solamente en
este lugar. Las neuronas reciben los estímulos de todas las partes de nuestro
cuerpo y, a su vez, manda las respuestas para que los órganos y otras capacidades
físicas funcionen adecuadamente.
Qué es Neurona:
Neurona es una célula nerviosa que posee la capacidad de excitarse y de propagar
el impulso nervioso a otra neurona. Las neuronas son las células más importantes
del sistema nervioso central (cerebro o médula espinal), la transmisión de impulsos
eléctricos de una neurona a otra, constituye el principio de la base del
funcionamiento del cerebro.
Qué es Sinapsis:
La sinapsis es la manera que se comunican y organizan las neuronas y las
divisiones del sistema nervioso.
Las sinapsis ocurren en la corteza del cerebro donde se encuentran las células
nerviosas o también llamadas neuronas. La conexión funcional entre una neurona
y una segunda célula se llama sinapsis.
La sinapsis en el sistema nervioso central es la comunicación entre una neurona y
otra neurona, en cambio, en el sistema nervioso periférico la transmisión de
información sucede entre una neurona y una célula efectora en un músculo o en
una glándula.
Las sinapsis permiten que la información que una neurona transmite sea filtrada e
integrada y se caracterizan por ser una transmisión que va en una sola dirección.
Para diferenciar entre el transmisor y el receptor de la señal se llama a la neurona
que envía la señal como neurona pre sináptica y a la que recibe la señal como
neurona pos sináptica.
El sistema nervioso tiene la función de relación, ya que, como la palabra indica,
relaciona las funciones y estímulos de las diferentes partes del cuerpo a través de
este sistema central.
Funciones
El sistema nervioso tiene tres funciones básicas: la sensitiva, la integradora y la
motora.
- Sensorial: Percibe los cambios (estímulos) internos y externos con los receptores
u órganos receptivos. Los cambios incluyen una amplia gama de factores físicos
como la luz, presión o concentración de sustancias químicas disueltas.
- Integradora: Analiza la información sensorial y toma las decisiones apropiadas. Se
activa o modifica por la información que está almacenada y se recupera de la
memoria.
- Motora: Provoca respuestas de músculos o glándulas. El sistema nervioso puede
estimular músculos y glándulas para que actúen o inhibirlos.
Para estudiar el sistema nervioso, se ha dividido anatómicamente en dos partes: el
sistema nervioso central (SNC) y el sistema nervioso periférico (SNP):
El sistema nervioso central
El sistema nervioso central está compuesto del encéfalo y la médula espinal. El
encéfalo es conformado por:
El cerebro: órgano que controla las acciones voluntarias. Se relaciona con el
aprendizaje, la memoria y las emociones.
El cerebelo: coordina los movimientos, reflejos y equilibrio del cuerpo.
El bulbo raquídeo: dirige las actividades de los órganos internos como, por
ejemplo, la respiración, los latidos del corazón y la temperatura corporal.
La médula espinal se conecta al encéfalo y se extiende a lo largo del cuerpo por el
interior de la columna vertebral.
El sistema nervioso somático
Está formado por los nervios craneales y espinales, que conducen impulsos
nerviosos desde el sistema nervioso central hasta la musculatura estriada,
provocando los movimientos voluntarios, y a su vez transmite información sensitiva
desde el resto del cuerpo al sistema nervioso central.
El sistema nervioso autónomo
Es independiente del control de la corteza cerebral, regulándose a sí mismo, siendo
responsable del movimiento de las vísceras y de la musculatura lisa, así como
también de la actividad de las glándulas exocrinas. Lo controla el hipotálamo, pues,
éste entrega información proveniente de otros elementos del sistema nervioso
central, principalmente del tronco encefálico. De su actividad depende la
manifestación física de las emociones y la mantención del homeostasis frente a
variaciones ambientales y del medio interno.
El sistema nervioso autónomo se divide en sistema nervioso entérico, sistema
nervioso simpático y sistema nervioso parasimpático.
a) El sistema nervioso entérico: es una red neuronal que controla la actividad de la
musculatura del tubo digestivo en la digestión de los alimentos, y además, es
responsable de las emociones que se sienten en el estómago, pues, está conectado
con el sistema límbico, como por ejemplo, “las mariposas en el estómago”.
b) El sistema nervioso simpático: está relacionado con actividades que requieren
energía, pues, actúa frente a situaciones de alerta o estrés, como las que se dan
frente a una pelea o a una huida, preparando al cuerpo para combatir o correr.
c) El sistema nervioso parasimpático: está relacionado con acciones que conservar
la energía, ya que, se conecta a los mismos órganos que el sistema nervioso
simpático, pero sus acciones son opuestas, es decir, vuelve al organismo a la
condición de reposo y menor consumo de energía.
ENFERMEDADES Y TRASTORNOS DEL SISTEMA NERVIOSO HUMANO
-Esclerosis múltiple. Los nervios de la médula espinal y el cerebro se deterioran
paulatinamente y se daña la vaina de mielina que rodea las neuronas. Como
consecuencia, los impulsos nerviosos se reducen y pueden detenerse, lo que causa
debilidad, espasmos musculares, dificultad de equilibrio y problemas de habla y
visión.
-Meningitis. Es la inflamación de las meninges, las membranas que recubren el
encéfalo y la médula espinal. Puede ser desencadenada por virus o bacterias.
-Enfermedad de Parkinson. Este trastorno crónico provocado por la muerte de
neuronas en el mesencéfalo o cerebro medio (el que controla movimientos de los
músculos) carece de cura y progresa con el tiempo. El afectado experimenta
temblores y lentitud para efectuar movimientos voluntarios.
-Encefalitis. Se trata de una inflamación del encéfalo debido a bacterias o virus. Se
presenta dolor de cabeza, fiebre, dificultad para hablar, pérdida de energía y rigidez
corporal, que pueden desencadenar convulsiones y hasta la muerte.

SISTEMA CIRCULATORIO

El aparato o sistema circulatorio es un sistema de transporte que tiene como función


distribuir la sangre por todos los órganos y tejidos del cuerpo, está conformado por
el corazón y los vasos sanguíneos que son de tres tipos: las arterias, las venas y
los capilares.
La sangre es un fluido compuesto por células y una fracción líquida llamada plasma
en donde se encuentran diversos nutrientes, hormonas, factores de la coagulación,
anticuerpos, sustancias producto del metabolismo y agua. Las células sanguíneas
son de varios tipos, los Glóbulos Rojos o Eritrocitos contienen Hemoglobina y su
función es transportar oxigeno (O2) y dióxido de carbono (CO2), los Glóbulos
Blancos o Leucocitos relacionados con el sistema de defensas contra agentes
infecciosos y las Plaquetas o Trombocitos necesarias para el proceso de
coagulación de la sangre. Aproximadamente un 8% del peso corporal corresponde
al volumen sanguíneo (conocido como volemia), es decir unos 5,6 litros.
La sangre

La sangre es el fluido que circula por todo el organismo a través del sistema
circulatorio. Es un tejido líquido, compuesto por agua y sustancias orgánicas e
inorgánicas (sales minerales) disueltas, que forman el plasma sanguíneo y tres
tipos de elementos formes o células sanguíneas:

- Glóbulos rojos
- Glóbulos blancos
- Plaquetas

Una gota de sangre contiene aproximadamente unos 5 millones de glóbulos rojos,


de 5.000 a 10.000 glóbulos blancos y alrededor de 250.000 plaquetas.

Los glóbulos rojos


También denominados eritrocitos o hematíes, se encargan de la distribución del
oxígeno molecular (O2). Tienen forma de disco bicóncavo y son tan pequeños que
en cada milímetro cúbico hay cuatro a cinco millones, midiendo unas siete micras
de diámetro. No tienen núcleo, por lo que se consideran células muertas. Los
hematíes tienen un pigmento rojizo llamado hemoglobina que les sirve para
transportar el oxígeno desde los pulmones a las células. Una insuficiente
fabricación de hemoglobina o de glóbulos rojos por parte del organismo, da lugar a
una anemia, de etiología variable, pues puede deberse a un déficit nutricional, a
un defecto genético o a diversas causas más.

Los glóbulos blancos


También denominados leucocitos tienen una destacada función en el Sistema
Inmunológico al efectuar trabajos de limpieza (fagocitos) y defensa (linfocitos). Son
mayores que los hematíes, pero menos numerosos (unos siete mil por milímetro
cúbico), son células vivas que se trasladan, se salen de los capilares y se dedican
a destruir los microbios y las células muertas que encuentran por el organismo.
También producen anticuerpos que neutralizan los microbios que producen las
enfermedades infecciosas.

Las plaquetas
Son fragmentos de células muy pequeños, sirven para taponar las heridas y evitar
hemorragias.
El corazón

El corazón es el principal órgano del sistema cardiaco y uno de los más importantes
del ser humano. Es un órgano muscular, responsable de recibir y bombear la sangre
para que ésta circule por todo el cuerpo, alrededor de unas 60 a 100 veces por
minuto.

es una estructura muscular que actúa como bomba, manteniendo la sangre en


constante movimiento entre los tejidos y los pulmones, es capaz de bombear unos
5 litros de sangre por minuto en reposo.
Para llevar a cabo esta función el corazón consta de cuatro cavidades: dos aurículas
y dos ventrículos, el lado derecho del corazón recibe la sangre del cuerpo y la envía
a los pulmones, allí ocurre un intercambio gaseoso en el que la hemoglobina libera
el dióxido de carbono proveniente de los tejidos y se carga con oxígeno proveniente
del aire que respiramos, la sangre oxigenada pasa de los pulmones al lado izquierdo
del corazón desde donde se bombea al resto del cuerpo.
La sangre oxigenada llega a los tejidos por las arterias, a su vez la sangre poco
oxigenada regresa al corazón a través de las venas. En la medida que las arterias
se van distribuyendo por el organismo se dividen en ramas cada vez más delgadas
hasta llegar a vasos microscópicos llamados capilares, estos vasos son muy
delgados con el fin de permitir el paso de nutrientes y oxígeno a los tejidos, estos
capilares arteriales se continúan con los capilares venosos ó vénulas que tienen
como función recoger desechos y dióxido de carbono, las vénulas se van agrupando
en su recorrido al corazón dando origen a las venas.
El aparato circulatorio distribuye el flujo sanguíneo a dos importantes estructuras,
como lo son el hígado y los riñones. El primero cumple una importante función de
filtro de la sangre proveniente del aparato digestivo de la que obtiene nutrientes,
químicos e incluso microorganismos, estos son procesados pasando nuevamente
a la circulación o eliminándose por la bilis. Los riñones también cumplen una función
de filtro al retirar los desechos de la sangre para eliminarlos por la orina, otra
importante función de estos órganos es regular los niveles de agua en el organismo
y mantener la presión arterial.

El corazón por fuera


El corazón consiste principalmente, en una masa muscular llamada miocardio o
músculo cardiaco. Está cubierto por una capa de endotelio llamada endocardio y
lo recubre una membrana de doble pared llamadas epicardio y pericardio.
Además, existe la llamada cavidad pericárdica, ubicada entre las dos paredes,
en la que se encuentra un líquido lubricador, que permite que el corazón lata sin
rozamientos.

El corazón por dentro


En el interior del corazón se encuentran cuatro cavidades: dos aurículas y dos
ventrículos. Estas están conectadas entre sí mediante válvulas. La que conecta
al ventrículo izquierdo con la aurícula izquierda se llama válvula
mitral o bicúspide, y la que comunica al ventrículo derecho con la aurícula
derecha se llama válvula tricúspide. Las válvulas están formadas por dos y tres
membranas, respectivamente, que se encuentran conectadas a las paredes del
corazón.

El corazón está conectado a los vasos sanguíneos, que son los tubos por los que
circula la sangre. Son de tres tipos: arterias, venas y capilares.

Las venas
Las venas son las que llevan la sangre al corazón, desde los órganos del
cuerpo. Las que llegan al corazón son las dos venas cavas y las cuatro
pulmonares. Las venas cavas llegan a la aurícula derecha y las pulmonares, a la
aurícula izquierda.

Las venas llevan sangre continuamente al corazón y se abren libremente en sus


paredes.
Las venas cavas son dos de las venas mayores del cuerpo. Su característica
principal es que cuenta con una vena cava superior o descendente, y otra inferior
o ascendente.

- Vena cava superior: Recibe la sangre de la mitad superior del cuerpo.

- Vena cava inferior: Recibe la sangre de los órganos situados debajo del
diafragma.

Las arterias
Las arterias son los vasos que llevan la sangre desde el corazón hacia los
órganos. Salen del corazón la arteria pulmonary la gran artería aorta, una del
ventrículo derecho y la otra, del ventrículo izquierdo. A diferencia de las venas,
estas arterias no trabajan libremente, ya que la administración de sangre hacia
ellas, está regulada por las válvulas sigmoideas, que dejan salir sangre sólo
cuando se ejerce presión en los ventrículos cuando se contraen.

Los capilares
Los capilares son vasos microscópicos de finas paredes que llevan la sangre a
todas las células de los órganos del cuerpo.
La circulación

El proceso circulatorio es un círculo cerrado que se inicia y finaliza en el corazón.

Las cavidades derechas son las que impulsan la sangre que contiene los desechos
del organismo hacia los pulmones, para su eliminación. En los pulmones se recoge el
oxígeno captado por el aparato respiratorio y la sangre oxigenada se introduce en el
corazón por la aurícula izquierda, siendo impulsada hacia el organismo desde el
ventrículo izquierdo. Así, la sangre con residuos llega a la aurícula derecha a través
de las venas cavas, mientras que la sangre oxigenada llega al corazón a través de las
venas pulmonares y se reparte por todo el cuerpo a partir de la aorta.

Todo el proceso circulatorio se divide en dos partes que se denominan:

Circulación mayor o general: La circulación de la sangre oxigenada por todo el


cuerpo y el retorno de la sangre venosa de todo el organismo hacia el corazón.

Circulación menor o pulmonar: La circulación que envía la sangre venosa a los


pulmones y que recogiendo el oxígeno de éstos, introduce en el corazón la sangre
oxigenada.
CORAZÓN
ANATOMÍA MACROSCÓPICA
Localización
El corazón es un órgano musculoso formado por 4 cavidades. Su tamaño es
parecido al de un puño cerrado y tiene un peso aproximado de 250 y 300 g, en
mujeres y varones adultos, respectivamente. Está situado en el interior del tórax,
por encima del diafragma, en la región denominada mediastino, que es la parte
media de la cavidad torácica localizada entre las dos cavidades pleurales. Casi dos
terceras partes del corazón se sitúan en el hemitórax izquierdo. El corazón tiene
forma de cono apoyado sobre su lado, con un extremo puntiagudo, el vértice, de
dirección antero inferior izquierda y la porción más ancha, la base, dirigida en
sentido posterosuperior
Pericardio La membrana que rodea al corazón y lo protege es el pericardio, el cual
impide que el corazón se desplace de su posición en el mediastino, al mismo tiempo
que permite libertad para que el corazón se pueda contraer. El pericardio consta de
dos partes principales, el pericardio fibroso y el seroso.
El pericardio fibroso, más externo, es un saco de tejido conjuntivo fibroso duro no
elástico. Descansa sobre el diafragma y se continúa con el centro tendinoso del
mismo. Las superficies laterales se continúan con las pleuras parietales. La función
del pericardio fibroso es evitar el excesivo estiramiento del corazón durante la
diástole, proporcionarle protección y fijarlo al mediastino.
El pericardio seroso, más interno, es una fina membrana formada por dos capas:
a. la capa más interna visceral o epicardio, que está adherida al miocardio.
b. la capa más externa parietal, que se fusiona con el pericardio fibroso.
Entre las hojas parietal y visceral hay un espacio virtual, la cavidad pericárdica, que
contiene una fina capa de líquido seroso, el líquido pericárdico, que reduce la
fricción entre las capas visceral y parietal durante los movimientos del corazón.
Pared
La pared del corazón está formada por tres capas:
 Una capa externa, denominada epicardio, que corresponde a la capa visceral del
pericardio seroso.  Una capa intermedia, llamada miocardio, formada por tejido
muscular cardíaco.
 Una capa interna, denominada endocardio, la cual recubre el interior del corazón
y las válvulas cardíacas y se continúa con el endotelio de los granos vasos torácicos
que llegan al corazón o nacen de él.
Cavidades El corazón está formato por 4 cavidades: dos superiores, las aurículas
y dos inferiores, los ventrículos. En la superficie anterior de cada aurícula se observa
una estructura arrugada a manera de bolsa, la orejuela, la cual incrementa
levemente la capacidad de la aurícula.
1. Aurícula derecha: Es una cavidad estrecha, de paredes delgadas, que forma el
borde derecho del corazón y está separada de la aurícula izquierda por el tabique
interauricular. Recibe sangre de tres vasos, la vena cava superior e inferior, y el
seno coronario. La sangre fluye de la aurícula derecha al ventrículo derecho por el
orificio aurículoventricular derecho, donde se sitúa la válvula tricúspide, que recibe
este nombre porque tiene tres cúspides.
2. Ventrículo derecho: Es una cavidad alargada de paredes gruesas, que forma
la cara anterior del corazón. El tabique interventricular lo separa del ventrículo
izquierdo. El interior del ventrículo derecha presenta unas elevaciones musculares
denominadas trabéculas carnosas. Las cúspides de la válvula tricúspide están
conectadas entre sí por las cuerdas tendinosas que se unen a los músculos
papilares. Las cuerdas tendinosas impiden que las valvas sean arrastradas al
interior de la aurícula cuando aumenta la presión ventricular. La sangre fluye del
ventrículo derecho a través de la válvula semilunar 4 pulmonar hacia el tronco de la
arteria pulmonar. El tronco pulmonar se divide en arteria pulmonar derecha y arteria
pulmonar izquierda.
3. Aurícula izquierda: Es una cavidad rectangular de paredes delgadas, que se
sitúa por detrás de la aurícula derecha y forma la mayor parte de la base del
corazón. Recibe sangre de los pulmones a través de las cuatro venas pulmonares,
que se sitúan a la cara posterior, dos a cada lado. La cara anterior y posterior de la
pared de la aurícula izquierda es lisa debido a que los músculos pectíneos se sitúan
exclusivamente en la orejuela. La sangre pasa de esta cavidad al ventrículo
izquierdo a través del orificio aurículo-ventricular izquierdo, recubierto por una
válvula que tiene dos cúspides válvula mitral (o bicúspide).
4. Ventrículo izquierdo: Esta cavidad constituye el vértice del corazón, casi toda
su cara y borde izquierdo y la cara diafragmática. Su pared es gruesa y presenta
trabéculas carnosas y cuerdas tendinosas, que fijan las cúspides de la válvula a los
músculos papilares. La sangre fluye del ventrículo izquierdo a través de la válvula
semilunar aórtica hacia la arteria aorta.
El grosor de las paredes de las 4 cavidades varía en función de su acción. Las
aurículas tienen unas paredes delgadas debido a que solo transfieren la sangre a
los ventrículos adyacentes. El ventrículo derecho tiene una pared más delgada que
el ventrículo izquierdo debido a que bombea la sangre a los pulmones, mientras que
el ventrículo izquierdo la bombea a todo el organismo. La pared muscular del
ventrículo izquierdo es entre 2-4 veces más gruesa que la del ventrículo derecho.
Entre el miocardio auricular y ventricular existe una capa de tejido conjuntivo denso
que constituye el esqueleto fibroso del corazón. Cuatro anillos fibrosos, donde se
unen las válvulas cardiacas, están fusionados entre si y constituyen una barrera
eléctrica entre el miocardio auricular y ventricular.
Inervación
El corazón está inervado por fibras nerviosas autónomas, tanto del sistema
parasimpático como del sistema simpático, que forman el plexo cardíaco. Las ramas
del plexo cardiaco inervan el tejido de conducción, los vasos sanguíneos coronarios
y el miocardio auricular y ventricular. Las fibras simpáticas proceden de los
segmentos medulares cervical y torácico. La inervación parasimpática deriva de los
nervios vagos o X par craneal.
Irrigación
En la parte inicial de la aorta ascendente nacen las dos arterias coronarias
principales, la arteria coronaria derecha y la arteria coronaria izquierda. Estas
arterias se ramifican para poder distribuir la sangre oxigenada a través de todo el
miocardio. La sangre no oxigenada es drenada por venas que desembocan el seno
coronario, la cual desemboca en la aurícula derecha. El seno coronario se sitúa en
la parte posterior del surco aurículoventricular.
ANATOMÍA MICROSCÓPICA
Músculo cardíaco El miocardio o músculo cardíaco está formado por fibras
musculares estriadas más cortas y menos circulares que las fibras del músculo
esquelético. Presentan ramificaciones, que se conectan con las fibras vecinas a
través de engrosamientos transversales de la membrana celular o sarcolema,
denominados discos intercalares. Estos discos contienen uniones intercelulares que
permiten la conducción de potenciales de acción de una fibra muscular a las otras
vecinas.
Sistema de conducción cardíaco
Cada latido cardíaco se produce gracias a la actividad eléctrica inherente y rítmica
de un 1% de las fibras musculares miocárdicas, las fibras autorrítmicas o de
conducción. Estas fibras son capaces de generar impulsos de una forma repetida y
rítmica, y actúan como marcapasos estableciendo el ritmo de todo el corazón, y
forman el sistema de conducción cardíaco. El sistema de conducción garantiza la
contracción coordinada de las cavidades cardíacas y de esta forma el corazón actúa
como una bomba eficaz. Los componentes del sistema de conducción son:
1. El nódulo sinusal o nódulo sino auricular, localizado en la pared de la aurícula
derecha, por debajo de desembocadura de la vena cava superior. Cada potencial
de acción generado en este nódulo se propaga a las fibras miocárdicas de las
aurículas.
2. El nódulo aurículoventricular (AV) se localiza en el tabique interauricular. Los
impulsos de las fibras musculares cardíacas de ambas aurículas convergen en el
nódulo AV, el cual los distribuye a los ventrículos a través del
3. haz de His o fascículo aurículoventricular, que es la única conexión eléctrica entre
las aurículas y los ventrículos. En el resto del corazón el esqueleto fibroso aísla
eléctricamente las aurículas de los ventrículos.
4. El fascículo aurículoventricular se dirige hacia la porción muscular del tabique
interventricular y se divide en sus ramas derecha e izquierda del haz de His, las
cuales a través del tabique interventricular siguen en dirección hacia el vértice
cardíaco y se distribuyen a lo largo de toda la musculatura ventricular.
5. Por último, el plexo subendocárdico terminal o fibras de Purkinje conducen
rápidamente el potencial de acción a través de todo el miocardio ventricular.
VASOS SANGUÍNEOS

GENERALIDADES
Los vasos sanguíneos forman una red de conductos que transportan la sangre
desde el corazón a los tejidos y desde los tejidos al corazón. Las arterias son vasos
que distribuyen la sangre del corazón a los tejidos. Las arterias se ramifican y
progresivamente en cada ramificación disminuye su calibre y se forman las
arteriolas. En el interior de los tejidos las arteriolas se ramifican en múltiples vasos
microscópicos, los capilares que se distribuyen entre las células. Los 6 capilares se
unen en grupos formando venas pequeñas, llamadas vénulas, que se fusionan para
dar lugar a venas de mayor calibre. Las venas retornan la sangre al corazón. Las
paredes de los grandes vasos, arterias y venas, están constituidos por tres capas:
1. La capa interna está constituida por un endotelio (epitelio escamoso simple), su
membrana basal y una capa de fibras elásticas.
2. La capa media está compuesta por tejido muscular liso y fibras elásticas. Esta
capa es la que difiere más, en cuanto a la proporción de fibras musculares y
elásticas y su grosor entre venas y arterias.
3. La capa externa o adventicia se compone principalmente tejido conjuntivo.
ARTERIAS
Las arterias son vasos cuyas paredes están formadas por tres capas (capa interna
o endotelio, capa media y capa externa o adventicia), con un predominio de fibras
musculares y fibras elásticas en la capa media. Ello explica las principales
características de las arterias: la elasticidad y la contractilidad. Según la proporción
de fibras elásticas y musculares de esta capa se pueden diferenciar dos tipos de
arterias: arterias elásticas y arterias musculares.
 Las arterias elásticas son las de mayor calibre, la aorta y sus ramas, tienen una
mayor proporción de fibras elásticas en su capa media y sus paredes son
relativamente delgadas en relación con su diámetro. La principal función de estas
arterias es la conducción de la sangre del corazón a las arterias de mediano calibre
.  Las arterias musculares son las de calibre intermedio y su capa media contiene
más músculo liso y menos fibras elásticas. Gracias a la contracción
(vasoconstricción) o dilatación (vasodilatación) de las fibras musculares se regula el
flujo sanguíneo en las distintas partes del cuerpo.

ARTERIOLAS
Las arteriolas son arterias de pequeño calibre cuya función es regular el flujo a los
capilares. La pared de las arteriolas tiene una gran cantidad de fibras musculares
que permiten variar su calibre y, por tanto, el aporte sanguíneo al lecho capilar.
CAPILARES
Los capilares son vasos microscópicos que comunican las arteriolas con las
vénulas. Se situan entre las células del organismo en el espacio intersticial para
poder facilitar el intercambio de sustancias entre la sangre y las células. Las paredes
de los capilares son muy finas para permitir este intercambio. Están formadas por
un endotelio y una membrana basal.
VENAS Y VÉNULAS
La unión de varios capilares forma pequeñas venas denominadas vénulas. Cuando
la vénula aumenta de calibre, se denomina vena. Las venas son estructuralmente
muy similares a las arterias aunque sus capas interna y media son más delgadas.
La capa muscular y elástica es mucho más fina que en las arterias porqué presentan
una menor cantidad de fibras tanto elásticas como musculares. La capa externa
(adventicia) es más gruesa y contiene más tejido conjuntivo. Las venas de las
extremidades inferiores presentan válvulas en su pared, que es una proyección
interna del endotelio. La función de estas válvulas es impedir el reflujo de sangre y
ayudar a dirigir la sangre hacia el corazón.
ANASTOMOSIS
Se llama anastomosis a la unión de dos o más vasos. Existen distintos tipos de
anastomosis:
 Anastomosis arteriales: es la unión de dos ramas arteriales que irrigan una misma
región. Las anastomosis arteriales constituyen rutas alternas para que llegue sangre
a un tejido u órgano.
 Anastomosis arteriovenosa: es la comunicación directa entre una arteriola y una
vénula de manera que la sangre no pasa a través de la red capilar.
SISTEMA LINFÁTICO
El líquido intersticial entra en los capilares linfáticos situados en el espacio
intersticial, cuyas paredes presentan poros que permiten la entrada de líquido,
pequeños solutos y grandes partículas. Desde los capilares, el fluido llamado linfa,
se dirige a las venas linfáticas a través de las cuales llegan a dos grandes conductos
donde se drena toda la linfa de nuestro organismo: el conducto linfático derecho y
el conducto torácico. De está forma la linfa retorna al Sistema cardiovascular.

SISTEMA CARDIOVASCULAR:
. Circulación general y pulmonar
FISIOLOGÍA DEL CORAZÓN
 Potencial de acción
 Propagación del potencial de acción
 Electrocardiograma
 Ciclo cardíaco
 Gasto cardíaco
FISIOLOGÍA DE LA CIRCULACIÓN SANGUÍNEA
 Flujo sanguíneo
 Presión arterial
 Resistencia vascular
 Retorno venoso
 Regulación de la presión arterial
 Intercambio capilar
 Evaluación del sistema circulatorio: Pulso, Presión, arterial
GENERALIDADES. CIRCULACIÓN GENERAL Y PULMONAR
En cada latido, el corazón bombea sangre a dos circuitos cerrados, la circulación
general o mayor y la pulmonar o menor. La sangre no oxigenada llega a la
aurícula derecha a través de las venas cavas superior e inferior, y el seno
coronario. Esta sangre no oxigenada es transferida al ventrículo derecho
pasando a través de la válvula tricúspide y posteriormente fluye hacia el tronco
pulmonar, el cual se divide en arteria pulmonar derecha e izquierda. La sangre
no oxigenada se oxigena en los pulmones y regresa a la aurícula izquierda a
través de las venas pulmonares (circulación pulmonar). La sangre oxigenada
pasa al ventrículo izquierdo donde se bombea a la aorta ascendente. A este
nivel, la sangre fluye hacia las arterias coronarias, el cayado aórtico, y la aorta
descendente (porción torácica y abdominal). Estos vasos y sus ramas
transportan la sangre oxigenada hacia todas las regiones del organismo
(circulación general).
FISIOLOGÍA DEL CORAZÓN
POTENCIAL DE ACCIÓN
Funcionalmente el corazón consta de dos tipos de fibras musculares: las
contráctiles y las de conducción. Las fibras contráctiles comprenden la mayor
parte de los tejidos auricular y ventricular y son las células de trabajo del corazón.
Las fibras de conducción representan el 1% del total de fibras del miocardio y
constituyen el sistema de conducción. Su función no es la contracción muscular
sino la generación y propagación rápida de los potenciales de acción sobre todo
el miocardio.
contracciones del músculo cardiaco están generadas por estímulos eléctricos
regulares que se generan de forma automática en el nódulo sinusal. La llegada
de un impulso a una fibra miocárdica normal genera un potencial de acción
(cambios en la permeabilidad de la membrana celular a determinados iones), el
cual ocasiona la contracción de la fibra muscular del miocardio. El potencial de
acción de las fibras miocárdicas contráctiles auriculares y ventriculares
comprende tres fases:
1. Despolarización: cuando la excitación de las fibras del nódulo sinusal llega a
las fibras auriculares ocasiona la abertura rápida de canales de sodio, con lo que
se inicia la despolarización rápida.
1. Meseta: en una segunda fase, se abren canales lentos de calcio que facilitan
la entrada de iones calcio al interior de la fibra miocárdica.
2. Repolarización: la recuperación del potencial de membrana en reposo es
debida a la abertura de canales de potasio y al cierre de los canales de calcio.
Enfermedades del sistema circulatorio
Aterosclerosis: Literalmente, “el endurecimiento de la materia grasosa.” Las
dietas altas en grasa pueden provocar la formación de placas de grasa que
cubren los vasos sanguíneos. Estas áreas grasosas pueden calcificarse y
endurecerse conduciendo a la arteriosclerosis, endurecimiento de las arterias.
Cuando los vasos sanguíneos se vuelven menos elásticos, la presión arterial se
eleva y puede resultar en apoplejías y daño a los riñones y el corazón.
¿Hamburguesa doble con queso y tocino, alguien?
Infarto de miocardio (MI) – ¿Tú sabes que estamos hablando del músculo
cardíaco, verdad, miocardio? Un infarto es el bloqueo del flujo de sangre
resultando en la muerte del tejido muscular. Lenguaje común para esto es un
“ataque al corazón.” El bloqueo ocurre en una de las arterias del músculo
cardíaco, una arteria coronaria. Dependiendo de la cantidad del tejido que
muere, la víctima de un infarto de miocardio puede sobrevivir y someterse en
rehabilitación cardiaca, fortaleciendo el músculo cardíaco restante o puede morir
si demasiado tejido muscular esta destruido. ¿Hiciste ejercicio en el gimnasio
esta semana?
Prolapso mitral, estenosis, regurgitación- La sangre fluye a través de cuatro
cámarasen el corazón separadas por válvulas de un solo sentido. Una válvula
principal es la que separa las cámaras superior e inferior en el lado izquierdo del
corazón. El lado izquierdo es especialmente importante porque la sangre recién
oxigenada proveniente de los pulmones se distribuye fuera del corazón al resto
del cuerpo. La válvula izquierda, llamada atrioventricular por las cámaras que
separa, también se llamada la válvula mitral, ya que tiene la forma de una gorra
boca abajo del Obispo, una mitra. Si las solapas de esta válvula se rompen
debido a la enfermedad, el proceso se llama prolapso, “una caída hacia
adelante”. Esto resulta en fugas y flujo retrógrado llamado “regurgitación”
(¿captas la idea?). A veces, una válvula está anormalmente estrecha causando
una obstrucción parcial que constriñe flujo. Estenosis significa “un
estrechamiento”.
Angina de pecho- Literalmente, “dolor en el pecho.” Pero, este es un tipo de
dolor especial asociado con el corazón y se distingue como “trituración, como
tornillo de banco”, y a menudo es acompañado de falta de aire, fatiga y náuseas.
Dolor de angina indica que no llega suficiente sangre al músculo del corazón, y
el corazón está protestando y pidiendo más. Las personas con una historia de
angina frecuentemente toman pastillas de nitroglicerina para aliviar el dolor con
el aumento del flujo de sangre al músculo del corazón.
Doctor listening to a patient's heartbeatArritmia / disritmia- Frecuencias
cardíacas y ritmos anormales tienen nombres especiales, como taquicardia
ventricular, fibrilación, pero genéricamente se denominan arritmias o disritmias,
que significan “sin ritmo” y “ritmo anormal.” Hay distinciones sutiles entre los
dos, pero a menudo se usan intercambiablemente.
Aneurisma
El aneurisma se trata de una pequeña cavidad globosa que aparece en las
arterias del cuerpo humano. No es típico de ninguna zona en concreto y puede
surgir de forma más o menos espontánea en lugares tan dispares como el
cerebro, los pulmones o el corazón.

El principal riesgo del aneurisma es que pueda reventar al aumentar de tamaño


desmesuradamente. Esto puede provocar hemorragias graves en las que es
necesario intervenir quirúrgicamente con la mayor rapidez posible. Se trata de
una enfermedad grave que se puede presentar en forma de fatiga, pérdida de
equilibrio, problemas en el habla, visión doble y problemas de percepción cuando
el aneurisma aún está intacto y en versiones más severas de los mismos
Accidente cerebrovascular

Conocidos también con el nombre de ictus, se corresponden con dolencias de


diferentes tipos. Por un lado, están los ictus isquémicos o infartos cerebrales que
tienen lugar cuando, de forma súbita, cede la irrigación con sangre al cerebro.
Los ictus hemorrágicos o derrames cerebrales tienen lugar cuando un vaso que
recorre el cerebro se rompe causando una hemorragia encefálica.

Estos problemas tienen mayor incidencia entre los mayores y son más susceptibles
de padecer el problema aquellos con una presión arterial elevada o que no
practiquen deporte en absoluto.

Entre los síntomas que permiten detectar que se está sufriendo un accidente
cerebrovascular están la pérdida de fuerza en las extremidades, el habla impedida,
la merma de la compresión, la pérdida del equilibrio o de la coordinación, los mareos
y la pérdida de visión entre otros.

Arritmias
Las arritmias son anomalías en el ritmo habitual de las contracciones y
expansiones de las cavidades cardíacas durante la pulsación. En muchos casos
se trata de arritmias no malignas que si bien pueden ser molestas para el paciente
no suponen ningún peligro para su salud.

En otros casos pueden indicar un problema de mayor profundidad, como por


ejemplo, la predisposición a sufrir un infarto agudo de miocardio.
Infarto agudo de miocardio o ataque al corazón
Durante un infarto agudo de miocardio el corazón se detiene. A menudo la causa
de esta parada se halla en algún problema con las arterias coronarias que las
rodean, ya sea por el alto colesterol o por la hipertensión.

Esta dolencia requiere una actuación veloz. Si existe una obstrucción en el


corazón que impide el correcto funcionamiento de este hay que canalizar por un
camino alternativo el flujo vascular de forma que se evite la muerte del tejido
cardíaco.

Ocurre más en varones a partir de los cuarenta años, especialmente si están


sometidos a altos niveles de estrés y padecen obesidad. Haber sufrido problemas
de corazón anteriores o alteraciones del ritmo cardíaco aumenta el riesgo de
padecer uno de estos ataques.

Cabe destacar que el ataque al corazón es una de las principales causas de


muerte súbita que existen, pero con una desfribrilación a tiempo se puede revertir.
Algo que no ocurre con otras enfermedades menos frecuentes.
Insuficiencia cardíaca congestiva
Se trata de una enfermedad a causa de la cual el corazón es incapaz de realizar el
abastecimiento de oxígeno necesario para el adecuado funcionamiento del cuerpo
humano. Esto tiene efectos muy diversos sobre el organismo pero uno de los
principales es la fatiga.

La insuficiencia cardíaca suele aparecer al arrastrar otros problemas de corazón,


aunque no es inaudito que aparezca espontáneamente. La incapacidad de
bombear sangre puede deberse a que el músculo cardíaco está rígido y la sangre
no puede entrar a las cavidades o porque el corazón no es capaz de expulsar la
sangre correctamente.
Linfadenopatía o ganglios linfáticos inflamados
Tiene mayor incidencia en la ingle, el cuello, la axila, detrás de los oídos, bajo la
mandíbula y en la nuca, pero puede presentarse en muchas otras partes del
cuerpo, allá donde se encuentren los ganglios linfáticos.

Se detecta fácilmente por un aumento del tamaño de los ganglios, aparente al


tacto. Tiene origen en las infecciones agudas, los tumores, las enfermedades
autoinmunes y hasta como contraindicación de algunos medicamentos.
Diversos tumores y cánceres
Existen muchas variedades tumorales y cancerígenas que atacan a uno o a varios
de los tejidos implicados en el sistema circulatorio, por desgracia es imposible
tratarlos todos ellos en un espacio reducido. Estas afecciones suelen requerir la
intervención de un cirujano para eliminar las células modificadas que causan la
enfermedad y tiene su origen en factores ambientales y
hereditarios principalmente, apareciendo con mayor frecuencia en la vejez.

Esperamos que este artículo cargado de información os sea de ayuda para


conocer con más detalle las enfermedades del sistema circulatorio, el aparato
circulatorio en sí y los hábitos de vida saludable que hay que seguir para minimizar
el riesgo de padecer estas enfermedades.

Si has llegado aquí tras sufrir un problema relacionado, ojalá este artículo sirva
para calmarte y marcar el curso de acción a tomar.

Los supervivientes de infartos y accidentes cerebrovasculares pueden sentirse


aliviados pues con un control adecuado de nuestra actividad física y de la
alimentación se pueden evitar reincidencias indeseadas.

Aquellos que hayan sido diagnosticados con hipertensión o colesterol, ahora


saben que simplemente han de ponerse manos a la obra para reducir los valores
de las siguientes analíticas.
SISTEMA URINARIO

El aparato urinario comprende una serie de órganos, tubos, músculos y nervios


que trabajan en conjunto para producir, almacenar y transportar orina. El aparato
urinario consta de dos riñones, dos uréteres, la vejiga, dos músculos esfínteres y
la uretra.

¿COMO FUNCIONA?

El cuerpo toma las sustancias nutritivas de los alimentos y las convierte en energía.
Una vez que el cuerpo ha incorporado los componentes de los alimentos que
necesita, deja productos de desecho en el intestino y en la sangre.
Los riñones y el aparato urinario ayudan al cuerpo a eliminar los desechos líquidos,
conocidos como "urea", y a mantener en equilibrio las sustancias químicas como el
potasio, el sodio y el agua. La urea se produce cuando los alimentos que contienen
proteínas, tales como la carne, el pollo y ciertos vegetales, se degradan en el
cuerpo. La urea se transporta en la circulación sanguínea hacia los riñones, donde
se elimina junto con el agua y otros desechos en forma de orina.
Otras funciones importantes de los riñones incluyen el control de la presión de la
sangre y la producción de eritropoyetina, que controla la producción de glóbulos
rojos en la médula ósea. Los riñones también regulan el equilibrio de los ácidos y
conservan los fluidos.
 Dos riñones. Par de órganos de color oscuro, entre marrón y morado, que se ubican
debajo de las costillas y hacia el centro de la espalda. Su función es eliminar los
desechos líquidos de la sangre en forma de orina; mantener un equilibrio estable de
sales y otras sustancias en la sangre; y producir eritropoyetina, una hormona útil en
la formación de los glóbulos rojos. Los riñones eliminan la urea de la sangre a través
de unas unidades de filtración diminutas llamadas "nefronas". Cada nefrona
consiste en una bola formada por pequeños capilares sanguíneos llamados
"glomérulos" y por un pequeño tubo llamado "túbulo renal". La urea, junto con el
agua y otras sustancias de desecho, forma la orina al pasar a través de las nefronas
y bajar a los túbulos renales.
 Dos uréteres. Dos tubos estrechos que llevan la orina de los riñones a la vejiga. Los
músculos de las paredes de los uréteres se contraen y relajan continuamente para
forzar la orina hacia abajo, lejos de los riñones. Si la orina se acumula, o si se
mantiene detenida, puede desarrollarse una infección del riñón. Aproximadamente
cada 10 o 15 segundos, los uréteres vacían cantidades pequeñas de orina en la
vejiga.
 Vejiga. Un órgano hueco de forma triangular ubicado en el abdomen inferior. Está
sostenida por ligamentos unidos a otros órganos y a los huesos de la pelvis. Las
paredes de la vejiga se relajan y dilatan para acumular la orina, y se contraen y
aplanan para vaciarla a través de la uretra. La vejiga típica de un adulto sano puede
almacenar hasta dos tazas de orina durante entre dos y cinco horas.
 Dos músculos del esfínter. Los músculos circulares que ayudan a que la orina no
gotee cerrándose herméticamente como una cinta de goma alrededor del orificio de
la vejiga.
 Nervios de la vejiga. Estos nervios le avisan a la persona cuando es hora de orinar
o de vaciar la vejiga.
 Uretra. Este tubo permite que la orina se expulse del cuerpo. El cerebro envía
señales a los músculos de la vejiga para que se contraigan y expulsen la orina. Al
mismo tiempo, el cerebro envía señales a los músculos del esfínter para que se
relajen y permitan la salida de orina de la vejiga a través de la uretra. Cuando todas
las señales se suceden en el orden correcto, la persona orina normalmente.
¿Qué causa problemas en el aparato urinario?

Los problemas en el aparato urinario pueden ser causados por envejecimiento,


enfermedad, o lesión. A medida que envejecemos, los cambios en la estructura de
los riñones hacen que pierdan cierta habilidad para eliminar los desechos de la
sangre. Además, los músculos de los uréteres, vejiga y uretra tienden a perder
cierta fuerza. Usted puede tener más infecciones urinarias puesto que los
músculos de la vejiga no se contraen lo suficiente para vaciar la vejiga por
completo. Una reducción en la fuerza de los músculos de los esfínteres y la pelvis
también pueden causar incontinencia, que es la fuga accidental de orina. Las
enfermedades y lesiones también pueden impedir que los riñones filtren la sangre
por completo u obstruir el paso de la orina.

ENFERMEDADES DEL SISTEMA URINARIO

Los trastornos del aparato urinario varían desde aquellos que son fáciles de tratar
a aquellos que ponen en riesgo la vida.

La hiperplasia prostática benigna (BPH por sus siglas en inglés) es una


afección de la glándula prostática, que forma parte del aparato reproductor
masculino. La próstata se encuentra al fondo de la vejiga y circunda la uretra. La
BPH es un agrandamiento de la glándula prostática que puede interferir con la
función urinaria en hombres mayores. La obstrucción ocurre cuando la próstata
aprieta la uretra, lo que puede causar dificultad para orinar. Por lo general, los
hombres con BPH presentan otros síntomas vesicales, como un aumento en la
cantidad de veces que vacían la vejiga durante el día y por la noche. La mayoría
de hombres que tienen más de 60 años presentan un poco de BPH, pero no todos
tienen problemas de obstrucción. Existen varias opciones para el tratamiento de la
BPH.

El síndrome de la vejiga dolorosa o cistitis intersticial (PBS o IC por sus siglas


en inglés) es un trastorno crónico de la vejiga. También se conoce como síndrome
de disuria, urgencia y frecuencia. En este trastorno, las paredes vesicales pueden
inflamarse e irritarse. La inflamación puede causar cicatrización y endurecimiento
de la vejiga, capacidad reducida de la vejiga, hemorragia puntiforme, y en casos
poco comunes, úlceras en el revestimiento vesical. Aún se desconoce la causa de
la IC.

Cálculos renales es un término que por lo general se usa para referirse a piedras
en el aparato urinario. Los cálculos se forman en los riñones y se pueden
encontrar en cualquier parte del aparato urinario. Su tamaño varía. Algunos
causan gran dolor, mientras otros causan muy poco dolor. El objetivo del
tratamiento es eliminar los cálculos, prevenir la infección y prevenir la recurrencia.
Se usan tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos. Los cálculos renales afectan
más a los hombres que a las mujeres.

La prostatitis es una inflamación de la glándula prostática, que causa entre otros


síntomas, frecuencia y urgencia urinaria, ardor o dolor al orinar, un trastorno
llamado disuria, y dolor en la parte baja de la espalda y el área genital. En ciertos
casos, la prostatitis es causada por una infección bacteriana que puede tratarse
con antibióticos, pero las formas más comunes de prostatitis no se relacionan con
ningún tipo de organismo infeccioso. Los antibióticos por lo general son ineficaces
en el tratamiento de la prostatitis no bacteriana.

La proteinuria es la presencia de cantidades anormales de proteína en la orina.


Los riñones sanos eliminan los desechos de la sangre pero dejan la proteína. La
proteína en la orina no causa problemas por sí misma, pero puede ser una señal
de que los riñones no están funcionando normalmente.

La insuficiencia renal (del riñón) sucede cuando los riñones no son capaces de
regular el agua y las sustancias químicas en el cuerpo o eliminar los desechos de
su sangre. La insuficiencia renal aguda (ARF por sus siglas en inglés) es la
aparición repentina de insuficiencia renal. Esta afección puede ser causada por un
accidente que lesiona los riñones, la pérdida de gran cantidad de sangre, o ciertas
drogas o venenos. La ARF puede llevar a la pérdida total de la función renal. Pero
si los riñones no se encuentran gravemente dañados, pueden sanar. La
enfermedad renal crónica (CKD por sus siglas en inglés) es la pérdida gradual de
la función renal que puede producir insuficiencia renal permanente o enfermedad
renal en etapa terminal (ESRD por sus siglas en inglés). Pueden transcurrir varios
años antes de que usted sepa que tiene CKD.

Las infecciones del tracto urinario (UTI por sus siglas en inglés) se producen
por infecciones bacterianas en el tracto urinario. Las mujeres son más propensas
a tener una UTI que los hombres. Las UTI se tratan con antibióticos. El beber
bastante líquido también ayuda a expulsar las bacterias.

El nombre de la UTI depende del sitio en el aparato urinario donde se desarrolló la


infección. Una infección en la vejiga se llama cistitis. Si la infección se produce en
uno o ambos riñones, la infección se conoce como pielonefritis. Si la pielonefritis
no se trata adecuadamente, puede causar daños graves a los riñones.

La incontinencia urinaria, que es la pérdida del control de la vejiga, es el escape


involuntario de orina. Hay muchas causas y tipos de incontinencia, y muchas
opciones de tratamiento. Los tratamientos van desde ejercicios simples hasta
cirugía. La incontinencia urinaria afecta a las mujeres más que a los hombres.
La retención urinaria, o la dificultad para vaciar la vejiga, es un problema
urológico común con varias causas posibles. Por lo general, la micción se puede
iniciar de forma voluntaria y la vejiga se vacía por completo. La retención urinaria
es el almacenamiento anormal de orina en la vejiga. La retención urinaria aguda
es la incapacidad repentina de orinar, que causa dolor y molestia. Las causas
pueden incluir una obstrucción en el aparato urinario, estrés, o problemas
neurológicos. La retención urinaria crónica se refiere a la presencia frecuente de
orina en la vejiga después de un vaciamiento incompleto. Las causas comunes de
la retención urinaria crónica son el fallo de los músculos vesicales, el daño
nervioso, o las obstrucciones en el tracto urinario. El tratamiento de la retención
urinaria depende de la causa.

Datos acerca de la orina:


 Los adultos eliminan aproximadamente un litro y medio de orina por día, según su
consumo de líquidos y alimentos.
 El volumen de orina que se acumula por la noche es aproximadamente la mitad del
que se acumula durante el día.
 La orina normal es estéril. Contiene fluidos, sales y productos de desecho, pero está
libre de bacterias, virus y hongos.
 Los tejidos de la vejiga están aislados de la orina y de las sustancias tóxicas por
medio de una capa que no permite que las bacterias se adhieran y crezcan en la
pared de la vejiga.
SISTEMA OSTEOMOLESCULAR
El sistema óseo es el conjunto de huesos, cartílagos y articulaciones que conforman
el esqueleto, y permiten al cuerpo sostenerse, proteger los órganos y movilizarse.
Éste puede ser interno, como en los mamíferos, o externo, como en el caso de los
artrópodos.
DESCRIPCION ANATOMICA DE LOS COMPONENTES DEL SISTEMA OSTEOMUSCULAR.

Anatomía es la base de todas las ramas de la medicina y estudia la estructura del


cuerpo humano vivo, en forma macroscópica. La estructura hace posible la función.

El sistema osteomuscular está formado por el sistema óseo y muscular.

La osteología es la ciencia, rama de la morfología que estudia los huesos del cuerpo
humano, en su estructura, función y patología.

Los huesos conforman el esqueleto y éstos a su vez por tejido óseo, que es de tipo
conjuntivo especializado y que está mineralizado, vascularizado y que está en
constante cambio, se caracteriza por su dureza, elasticidad, capacidad regenerativa
y sus mecanismos de crecimiento.

A excepción del hueso hioides, que se encuentra separado del esqueleto, todos los
demás se encuentran articulados entre sí por estructuras como cartílagos,
músculos, tendones y ligamentos.

Los huesos constituyen el 12% del peso corporal total del cuerpo humano.

Los huesos son 26 en la columna vertebral, 8 en el cráneo, 14 en la cara. 8 oído, 1


hioides, 25 en el tórax, 64 en el miembro superior y 62 en el miembro inferior.

Los huesos están compuestos por un tipo de células llamadas osteocitos, los cuales
están unidos entre sí mediante las articulaciones, y entre ellos están los cartílagos
que impiden el roce entre un hueso y otro.

El esqueleto humano está formado por un total de 206 huesos, que van creciendo
y desarrollándose desde la niñez. El calcio es el elemento fortificador de los huesos
y éste se obtiene de alimentos como leche y derivados, huevos y algunos vegetales.

El cuerpo humano almacena depósitos de calcio durante el crecimiento, pero al


envejecer, es necesario suplir el calcio para mantener los huesos sanos.
Esta deficiencia, así como la falta de una adecuada ejercitación, pueden dar origen
a diferentes enfermedades que afectan el sistema óseo. Estas enfermedades
afectan particularmente la movilidad del cuerpo, y por ende la calidad de vida del
enfermo.

Las funciones del esqueleto humano son varias como:

sostén mecánico del cuerpo y de sus partes blandas, mantenimiento postural, para
que se mantenga la bipedestación, soporte dinámico, para la locomoción. marcha y
movimientos funcionando como anclaje o palanca, como protección de vísceras,
pulmones, etc., como almacén metabólico en la regulación de sales de calcio y
fosfato, transmisión de vibraciones y por último contención de la médula que
participa en la hematopoyesis.

HUESOS

Son estructuras rígidas mineralizadas (osificadas) que se conectan entre sí por


medio de los ligamentos y con los músculos a través de los tendones. En algunos
huesos, los cartílagos intervienen complementando su estructura. Los huesos no
son todos iguales, ya que hay diferencias de tamaño, consistencia y función.

El tejido óseo de los huesos tiene células llamadas osteoblastos, osteocitos y


osteoclastos. Los osteoblastos están presentes en zonas donde se requiere nueva
formación de hueso, por ejemplo en casos de fracturas. Los osteocitos son los
encargados de mantener la vida y la estructura ósea. Los osteoclastos son células
grandes que están en la superficie del hueso, lugar donde se produce la reabsorción
de tejido óseo.

La superficie del hueso está cubierta por el periostio, membrana de tejido conectivo,
fibrosa y muy resistente que envuelve la superficie externa de los huesos, a
excepción de los sitios donde hay superficies articulares, tendones y ligamentos. El
periostio está provisto de muchas terminaciones nerviosas, de ahí su gran
sensibilidad, y de numerosos vasos sanguíneos que nutren al hueso.

Los huesos contienen alrededor de un 30% de materia orgánica compuesta por


tejido conectivo de fibras colágenas (osteína). La materia inorgánica representa un
45% y está formada por fosfato de calcio, carbonato de calcio y fosfato de magnesio.
El restante 25% es agua. Del total de la parte sólida de los huesos, el 60% es
materia inorgánica y el 40% es materia orgánica.

Composición química de los huesos


Los huesos dan consistencia y resistencia a los golpes y presiones, aunque también
tienen cierta elasticidad que les permite proteger órganos vitales como el cerebro,
el corazón y la médula espinal, entre otros.

Algunas vitaminas son muy importantes para la formación del hueso. La vitamina A
es necesaria para la maduración, regeneración y modelado de las estructuras
óseas, mientras que la vitamina D es importante para que se produzca la absorción
de calcio en el intestino delgado. La vitamina C es esencial en la formación del
colágeno, principal proteína de sostén del tejido conectivo de la piel, de los
tendones, del cartílago y de los huesos. La mayor parte del calcio y fósforo del
organismo está en los huesos.

Según

sea la forma y función, los huesos se clasifican en largos, alargados, cortos, planos
e irregulares.

HUESOS LARGOS

Se ubican en los miembros superiores (brazo y antebrazo) y en los inferiores (muslo


y piernas) formando palancas. Predomina el largo sobre el ancho. Los extremos de
los huesos largos reciben el nombre de epífisis. La epífisis proximal es la superior y
la epífisis distal la inferior. Por lo general, son las partes ensanchadas de la pieza
ósea y están formadas por hueso esponjoso, que es un conglomerado de laminillas
óseas que dejan espacios donde se aloja la médula ósea. Posee numerosos vasos
sanguíneos que nutren a los osteocitos. El hueso esponjoso también está en el
interior de los demás huesos del esqueleto.

La parte media o cuerpo de los huesos largo corresponde a la diáfisis, en general


de forma tubular y en cuyo interior está la cavidad medular que contiene la médula
ósea amarilla en los adultos. Esta cavidad medular está rodeada por el endostio,
que es una membrana que tiene células formadoras de hueso.

La diáfisis está formada por hueso compacto, donde las laminillas óseas no están
separadas como en las epífisis sino bien apretadas entre sí dándole al hueso una
consistencia maciza. Conductos muy finos atraviesan al hueso compacto (canales
de Havers) que se comunican entre sí. En su interior se disponen los nervios y vasos
sanguíneos. El resto de los huesos del esqueleto están revestidos por hueso
compacto.

Partes de un hueso largo (fémur)


Partes de un hueso largo

Regiones internas de un hueso (húmero)

regiones internas de un hueso largoDe acuerdo a lo señalado, la médula ósea


ocupa las cavidades que hay dentro de algunos huesos. Hay dos tipos de médula
ósea: la médula ósea roja, formada por muchos vasos sanguíneos y la médula ósea
amarilla, que posee abundante tejido adiposo. Al nacimiento, los huesos están
ocupados solamente por médula ósea roja. A medida que el individuo crece, parte
de la médula roja es reemplazada por médula ósea amarilla. En los adultos, la
médula ósea roja está presente en los huesos planos, en las epífisis de los huesos
largos (fémur, húmero y tibia, entre otros), en las vértebras, en las costillas y en el
esternón. La médula amarilla, sin actividad hematopoyética (formadora de sangre),
se ubica en la diáfisis de los huesos largos. Está formada por abundante tejido graso
y es importante como reserva energética del organismo.

En los niños, entre la diáfisis y las epífisis se ubica el cartílago epifisiario o cartílago
de crecimiento, lugar donde el hueso crece en longitud.

HUESOS ALARGADOS

Tienen conformación similar a los huesos largos pero sin cavidad medular. Las
costillas son huesos alargados.

HUESOS CORTOS

Tienen forma de cubo. El tejido óseo se dispone de manera similar al de la epífisis


de los huesos largos. Su principal función es amortiguar los choques. Los huesos
cortos son los que forman las muñecas de las manos.

HUESOS PLANOS

Predomina tanto el largo como el ancho. La función es proteger a los órganos que
cubren, como el omóplato de la espalda, los huesos del cráneo y los de la pelvis.

HUESOS IRREGULARES

Son de forma variada, como los huesos de la cara, las vértebras y los pequeños
huesos del oído. Poseen distintas funciones según sea la parte del esqueleto en
que se sitúan.

DIVISIÓN DEL SISTEMA ÓSEO

Para su estudio, los huesos del esqueleto se dividen en tres regiones: cabeza,
tronco y extremidades.
HUESOS DE LA CABEZA

Están representados por los huesos del cráneo y de la cara. Los huesos del cráneo,
que forman una estructura resistente para darle protección al cerebro, son el frontal,
el occipital, el esfenoides y el etmoides (impares) y los huesos parietales y
temporales (pares). El esfenoides es un hueso profundo y de forma irregular, que
está en la base del cráneo. El etmoides es también irregular y se ubica entre el
esfenoides y el hueso frontal.

Los huesos de la cara también se distinguen en pares e impares. Los pares son los
nasales, los maxilares superiores, los unguis o lagrimales, los cigomáticos o
malares, los cornetes inferiores y los palatinos. Los huesos impares de la cara son
el vómer y el maxilar inferior.

HUESO HIOIDES

El hioides es un hueso irregular, impar, con forma de herradura, que se encuentra


en la parte anterior del cuello, debajo de la lengua y sobre el cartílago tiroides de la
laringe. Es el único hueso que no está unido al esqueleto. Interviene en la deglución,
la fonación y la respiración.

HUESOS DEL OIDO MEDIO

El oído medio está formado por tres huesos muy pequeños que forman una cadena
en la cavidad timpánica cubiertos por la mucosa del tímpano. El más externo se
llama martillo, le sigue el yunque y por último se ubica el estribo, el más pequeño
de todo el organismo. Los tres juntos apenas llegan a pesar 50 miligramos. Durante
el desarrollo son los primeros huesos en osificarse. Carecen de periostio. Su función
es la transmisión del sonido por el oído medio.

HUESOS DEL TRONCO

Tener en cuenta que todas las descripciones que se realizan en este trabajo se
basan en una adecuada posición anatómica del cuerpo, es decir, en posición de pie,
con los brazos caídos cerca del tronco y las palmas de las manos hacia delante. Por
lo tanto, las manos quedan con los pulgares hacia fuera y los codos atrás. Los
tobillos y los pies están extendidos, con los talones un poco elevados y la punta de
los pies hacia delante. Por último, la cabeza mira al frente, erguida y sin
inclinaciones. Para más detalles consultar aquí

El tronco está formado por el esternón, los doce pares de costillas y las vértebras
que conforman la columna vertebral.

ESTERNÓN
Es un hueso impar y plano que se ubica en el centro de la parte anterior del tórax.
Se divide en tres regiones, una parte craneal (superior) llamada manubrio, el cuerpo
en la zona central y la apófisis xifoides en caudal (parte inferior). Mide unos 15-20
centímetros de longitud.

El esternón se articula con las clavículas en la parte superior y con los primeros
siete pares de costillas en los bordes laterales mediante cartílago costal. La
articulación esternocostoclavicular se forma al unirse el manubrio esternal con la
primera costilla y con la clavícula.

COSTILLAS

Tanto el hombre como la mujer tienen 12 pares de costillas, huesos alargados que
se unen a las vértebras torácicas de la columna vertebral por dorsal (detrás). En la
parte ventral (frente) del cuerpo, los primeros 7 pares se unen al hueso esternón
mediante cartílago costal (costillas verdaderas), 3 pares se unen a través de
cartílago a las costillas verdaderas (costillas falsas) y los 2 pares restantes quedan
libres (costillas flotantes). De esta manera, las costillas forman como una jaula
curvada que protege a los órganos intratorácicos, entre ellos a los pulmones, al
corazón y a la tráquea.

El tórax del hombre es más amplio y voluminoso.

COLUMNA VERTEBRAL

Es el eje del esqueleto. Está formada por huesos de forma irregular llamados
vértebras. La especie humana posee 33 vértebras de distinta forma y función. Las
vértebras se articulan unas con otras mediante los discos vertebrales de tejido
cartilaginoso, que protegen de golpes a la columna y le dan elasticidad. En el cuerpo
de cada vértebra hay un orificio, que al unirse todas las vértebras forman la cavidad
raquídea, lugar donde se aloja la médula espinal, importante estructura del sistema
nervioso. El número de vértebras y su disposición en la formación de la columna
vertebral se presenta en la siguiente tabla.

HUESOS DE LAS EXTREMIDADES SUPERIORES

Las extremidades superiores están constituidas por las cinturas escapulares


derecha e izquierda y por los siguientes huesos: el húmero (brazo), el radio y el
cúbito (antebrazo), los huesos del carpo (muñeca), los metacarpianos (palma) y las
falanges (dedos). Los huesos del carpo, del metacarpo y las falanges forman la
mano.

CINTURA ESCAPULAR

Formada por dos huesos pares, la clavícula y la escápula (omóplato). Tiene por
función unir las extremidades superiores al esqueleto axial.
CLAVÍCULA

Es un hueso largo que está a ambos lados en craneal del tórax. La epífisis medial
se une al esternón y la epífisis lateral a la escápula. La clavícula carece de cavidad
medular.

ESCÁPULA

Hueso plano que está en dorso-lateral (atrás y al costado) del tórax, en el área
comprendida entre la 2º y 7º costilla. En el ángulo lateral presenta una cavidad
llamada glenoidea para que se articule con la cabeza del húmero (hueso del brazo)
formando la articulación del hombro. De esa manera se unen las extremidades
superiores al tronco.

HÚMERO

Es un hueso largo y potente cuya cabeza, situada en la epífisis proximal, se articula


con la escápula, dando lugar a la articulación del hombro. En la epífisis distal posee
una superficie para articularse con el cúbito (articulación humero-cubital) y otra
superficie para la articulación con el radio (articulación húmero-radial), formando así
la articulación del codo.

Articulación del hombro

huesos que conforman la articulación del hombro

RADIO

Es un hueso largo que se sitúa en lateral del antebrazo. En la epífisis proximal


(cabeza del radio) se articula con el húmero y el cúbito. La extremidad distal, más
voluminosa, se articula con los huesos escafoides, semilunar y piramidal del carpo.
La diáfisis del radio se une a la diáfisis del cúbito mediante un ligamento interóseo.

CÚBITO (ulna)

Es un hueso largo ubicado en medial del antebrazo, del lado del dedo menor o
meñique. El cuerpo del cúbito disminuye de grosor a medida que desciende. La
epífisis proximal articula con el húmero, se ubica el olécranon donde se inserta el
músculo tríceps braquial y presenta una cavidad para la articulación de la cabeza
del radio. La extremidad distal del cúbito (cabeza) articula con la epífisis distal del
radio y con el hueso piramidal del carpo.

Articulación del codo

huesos que conforman la articulación del codo

CARPO

El carpo es un grupo de 8 huesos distribuidos en dos filas, una proximal de 4 huesos


y otra distal, también de 4 huesos carpianos. La hilera proximal articula con los
extremos distales del radio y cúbito, mientras que la fila distal lo hace con los huesos
metacarpianos.

Huesos del carpo (de lateral a medial)

Huesos del carpo (de lateral a medial)

Huesos del carpo (muñeca)

Huesos del carpo (muñeca)

METACARPOS

Son cinco huesos largos que forman la palma de la mano. Se denominan huesos
metacarpianos y se distinguen numerándolos del I al V, en sentido latero medial. En
el extremo proximal los metacarpos se articulan entre sí y con los huesos de la fila
distal del carpo, según:

huesos del carpo que articulan con los metacarpianosEn el extremo distal, los
metacarpianos se articulan con sus respectivas falanges.

Vista dorsal de la mano

Vista dorsal de la mano

Vista palmar de la mano

Vista palmar de la mano

FALANGES

Son huesos largos ubicados en los dedos. Los dedos son cinco estructuras que se
encuentran en la parte final de cada extremidad superior (dedos de las manos) e
inferior (dedos de los pies). Se distinguen numerándolos del 1 al 5, siguiendo
también una dirección latero medial como en los metacarpianos. Cada dedo posee
tres falanges, una proximal que articula con su respectivo metacarpiano, una
falange intermedia y otra falange distal, donde se insertan las uñas. El dedo 1
(pulgar) tiene solo dos falanges, ya que falta la intermedia. En total, cada extremidad
superior posee 14 falanges.

Partes de la mano

Partes de la mano

Extremidad superior derecha

HUESOS DE LAS EXTREMIDADES INFERIORES

Cada extremidad inferior está formada por las cinturas pelvianas derecha e
izquierda junto a los siguientes huesos: fémur (muslo), rótula (hueso de la rodilla),
tibia y peroné (pierna), tarso (huesos del tobillo), metatarsos (planta) y falanges
(dedos). Los huesos tarsianos, metatarsisnod y las falanges forman el pie.

CINTURA PELVIANA

Está formada por un hueso plano llamado coxal, producto de la unión de tres
huesos, el ilion, isquion y pubis, que se fusionan a temprana edad. Cada coxal,
ubicado hacia ambos lados de la línea media, se articula con las vértebras sacras
(hueso sacro) en dorsal. En ventral se articulan entre sí a través de la sínfisis
pubiana. En la parte lateral cada coxal presenta una depresión o fosa llamada
cavidad cotiloidea o acetábulo, lugar donde encaja la cabeza del fémur para formar
la articulación coxofemoral o articulación de la cadera. De esa manera se unen las
extremidades inferiores con el tronco. Los dos coxales, el sacro y las vértebras
coccígeas fusionadas (coxis) forman la cavidad pelviana, donde se alojan los tramos
iniciales y finales del intestino grueso, (ciego y recto respectivamente), la vejiga y
los órganos internos de la reproducción, como los ovarios, las trompas, el útero, la
próstata, etc.

huesos de la cintura pelviana

La pelvis de la mujer es más ancha y amplia que la del hombre, con lo que se logra
un mayor lugar al útero grávido y un mejor trabajo de parto.

FÉMUR

Es el hueso más largo y más potente de todo el esqueleto. Está curvado sobre sí,
con la concavidad hacia dorsal. En la epífisis proximal está la cabeza del fémur, que
se articula con el acetábulo del hueso coxal. En la epífisis distal lo hace con la rótula
y la epífisis proximal de la tibia, estructuras que forman la rodilla.

RÓTULA

Es un hueso plano y esponjoso, de forma triangular, que se desliza sobre el extremo


distal del fémur. Se ubica en la parte anterior de la rodilla y en ella se insertan
ligamentos y tendones. Permite la articulación del fémur con la tibia y evita que la
pierna se doble hacia delante.

Dentro de la articulación de la rodilla están los meniscos, cartílagos de forma


semilunar cuya misión es aumentar la superficie proximal de la tibia para distribuir
las fuerzas que llegan a la rodilla y permitir su estabilización.

Vista lateral de la articulación de la rodilla

Vista lateral de la articulación de la rodilla

huesos que conforman la articulación de la rodilla con sus respectivas estructuras

TIBIA

Es un hueso largo y muy resistente, que se ubica en antero-medial de la pierna.


Recibe el peso del fémur y lo transmite hacia el talón. La epífisis proximal es ancha
y se articula con el fémur y con el peroné hacia lateral. La epífisis distal de la tibia,
que también se ensancha, se une al astrágalo, uno de los huesos del metatarso. La
tibia se articula en su cara lateral con el hueso peroné. Ambos están unidos por
medio de un ligamento interóseo.

PERONÉ (fíbula)

El peroné es un hueso largo, mucho más delgado que la tibia y ubicado en lateral
de la pierna. Como todo hueso largo, consta de dos epífisis (extremos) y una diáfisis
o cuerpo de sección triangular. Se articula con la tibia a través de ambas epífisis y
con el hueso astrágalo en distal.

Huesos de la pierna derecha

Huesos de la pierna derecha TARSO

El tarso es un grupo de 7 huesos que están ubicados entre la pierna y los huesos
metatarsianos. Se disponen en dos filas, una superior (proximal) y otra inferior
(distal), según se indica en la siguiente tabla.
Huesos del tarso

El tobillo se encuentra en la unión de la pierna con el pie. Es una articulación


formada por tres huesos, la tibia, el peroné y el astrágalo

Huesos del tarso

Huesos del tarso METATARSOS

Es un conjunto de 5 huesos largos llamados metatarsianos. Junto a los huesos del


tarso forman el empeine, que es la parte proximal del pie ubicada entre la pierna y
los dedos. Los huesos metatarsianos se identifican con los números I al V de medial
a lateral. El metatarsiano I es más corto y más grueso que los restantes.

En el extremo proximal los metatarsos se articulan entre sí y con los huesos de la


fila anterior del tarso, a excepción del escafoides o navicular.

huesos del tarso que articulan con cada metatarsianoEn el extremo distal, los
huesos metatarsianos se articulan con sus respectivas falanges.

Huesos del pie derecho (vista lateral)

Huesos del pie derecho (vista lateral)Pierna y pie izquierdo (vista lateral)

Pierna y pie izquierdo (vista lateral)

FALANGES

Son los huesos largos más distales de la extremidad inferior, que se corresponden
con la última parte del pie. Igual que en la extremidad superior, hay 14 falanges en
cada extremidad inferior. Los cinco dedos de cada pie se reconocen numerándolos
del 1 al 5 como los dedos de la mano, pero con la diferencia que se parte desde
medial a lateral. Así es que el dedo gordo del pie es el número 1. También en
correspondencia con la mano, cada dedo del pie tiene tres falanges, una proximal,
otra media y la restante distal, a excepción del dedo 1 que tiene dos falanges como
el pulgar, ya que está ausente la falange intermedia.

Todas las falanges proximales articulan con sus respectivos huesos metatarsianos.

huesos del pieExtremidad inferior derecha

Extremidad inferior derecha y cintura pelviana

FISIOLOGÍA DEL SISTEMA ÓSEO


La mayor parte del calcio y del fósforo que hay en el organismo está almacenado
en los huesos. Estos minerales le dan consistencia y resistencia ante los distintos
golpes y presiones a los que está sometido el cuerpo.

Los huesos cumplen funciones muy importantes, entre ellas:

-Protección: a órganos vitales como el cerebro, los pulmones y el corazón. Los


huesos también brindan protección contra traumas externos a los que está sometido
el organismo a diario.

-Sostén: el esqueleto actúa como un armazón donde se fijan y apoyan las


estructuras del organismo, sobre todo los músculos, ligamentos y tendones.

-Metabolismo mineral: del calcio y del fósforo.

-Locomoción: aunque los huesos actúan en forma pasiva, la asociación con


músculos y articulaciones dan lugar al desplazamiento del cuerpo, ya que actúa en
la fijación de esas estructuras.

-Hematopoyesis: -Hematopoyesis: en la médula ósea roja se forman los glóbulos


rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas sanguíneas. Como fue mencionado en
párrafos anteriores, la médula ósea roja en adultos está en las epífisis de los huesos
largos, en los huesos planos, en las vértebras, en las costillas y en el esternón.

-Reserva de energía: la médula amarilla, sin actividad hematopoyética, se ubica en


las diáfisis de los huesos largos de los adultos. Ese abundante tejido graso de
depósito sirve como fuente de reserva energética.

Enfermedades del Sistema Musculo esquelético

Artritis Mientras que envejecemos, nuestros tejidos articulares se vuelven menos


resistentes al desgaste y comienzan a degenerar manifestándose como hinchazón,
dolor, y muchas veces, la pérdida de la movilidad de las articulaciones. Los cambios
ocurren en ambos tejidos de las articulaciones blandos y los huesos opuestos, una
condición llamada osteoartritis. Una forma más grave de la enfermedad se llama
artritis reumatoidea. Esta última es una enfermedad autoinmune en la que el cuerpo
produce anticuerpos contra tejidos de las articulaciones causando inflamación
crónica resultando en severo daño articular, dolor e inmovilidad.

Osteoporosis “hueso poroso.” La maldición de los adultos mayores, en especial,


las mujeres. La dura, como pierda calidad de los huesos depende del calcio.
Cuando un exceso de calcio se disuelve de los huesos o no se reemplaza lo
suficiente, los huesos pierden densidad y se fracturan con facilidad. El estrógeno,
la hormona sexual femenina, ayuda a mantener los niveles adecuados de calcio en
los huesos. Una vez que los ovarios dejan de producir la hormona, mujeres están
en alto riesgo de desarrollar osteoporosis. Un colapso de las vértebras óseas de la
columna vertebral resulta en la pérdida de estatura y postura encorvada. Las
fracturas de cadera son una ocurrencia común.

Osteomalacia – “Huesos blandos.” Si el suficiente calcio no es depositado durante


el desarrollo la niñez temprana, los huesos no endurecen como pierda, si no
gomosos. Tanto el calcio adecuado en la dieta y la vitamina D, principalmente, de
la exposición del sol normal o suplementos, son necesarios para el desarrollo
normal del hueso. Antes, los suplementos de vitamina de la leche “raquitismo,” otro
nombre para la osteomalacia en los niños, era común resultando en las piernas
curvadas clásicas del niño afectado.

Síndrome del túnel carpiano – Las personas cuyo trabajo consiste en flexión
repetida de la muñeca (mecanografiar, pintando casas) pueden desarrollar
hormigueo y/o dolor en el pulgar, el índice y los dedos del medio junto con la
debilidad de los movimientos de los dedos pulgar, en especial, agarrando un objeto.
El nervio principal para movimientos finamente controlados del pulgar pasa a través
de un canal óseo/ligamentoso en la parte inferior de la muñeca. Movimientos
repetitivos de flexión pueden inflamar y engrosar el ligamento sobre el “túnel” a
través de los huesos carpianos (muñeca) atrapando y comprimiendo el nervio.

Tendinitis- Tensión repetida en un tendón, la unión de un músculo al hueso, puede


inflamar el tendón resultando in dolor y dificultad con el movimiento involucrando el
músculo. Los tendones tienen un pobre suministro de sangre; por lo tanto,
típicamente se tardan mucho tiempo para curar con la orden de seis semanas o
más.

Desgarro del manguito rotatorio – Los músculos rodeando la articulación del


hombro están involucrados en la rotación de los hombros con el brazo y la mano
hacia adelante y hacia atrás, entre otros movimientos. Los tendones de estos
músculos también contribuyen a la fuerza estructural de la articulación del hombro.
Movimientos fuertes y rápidos, como en el tenis y el béisbol pueden desgarrar uno
de estos tendones que resulta en dolor y reducción de la movilidad del hombro. Se
puede necesitar cirugía para reparar un tendón desgarrado.

Bursitis – Una Bursa es una bolsa pequeña, cerrada con una cantidad mínima de
líquido lubricatorio que sirve como un amortiguador donde los huesos hacen
contacto cercano y para minimizar el trauma y la fricción donde los tendones cruzan
los huesos y las articulaciones. La inflamación lleva al dolor e inmovilidad en un
área de la articulación.

Distrofia muscular – La distrofia muscular es un grupo de enfermedades


hereditarias en las que los músculos que controlan el movimiento progresivamente
se debilitan. El prefijo dis-, significa anormal. La raíz,-trofia, se refiere a mantener
la nutrición normal, estructura y función. La forma más común en niños se denomina
distrofia muscular de Duchenne y solamente afecta a los hombres. Usualmente
aparece entre las edades de 2 a 6 y los afligidos viven típicamente hasta los últimos
años de la adolescencia a los primeros años de los 20s.

Miastenia grave – “Debilidad muscular, profunda”. Esta es una enfermedad


autoinmune que implica la producción de anticuerpos que interfieren con los nervios
que estimulan las contracciones musculares. Músculos de la cara y del cuello son
los más, obviamente afectados, que se manifiesta como párpados caídos, visión
doble, dificultad para tragar y fatiga general. No hay parálisis actual de los músculos
afectados, pero una fatiga rápida de la función.

Lupus eritematoso – Una enfermedad autoinmune en la que el cuerpo produce


anticuerpos contra una variedad de órganos, especialmente tejidos conectivos de la
piel y las articulaciones. El lupus leve puede implicar un distintivo sarpullido en
forma de mariposa sobre la nariz y las mejillas. Lupus leve también puede incluir
mialgia y artralgia (¿recuerdas estas palabras?) Lupus severo o sistémico (LES)
implica la inflamación de múltiple sistemas de órganos como el corazón, los
pulmones o los riñones. Por cierto, lupus significa “lobo” en latín. Tal vez una
referencia a la erupción facial que le puede dar a un paciente un aspecto parecido
al lobo.

Osteoporosis

Es una enfermedad que afecta la densidad de los huesos, deteriorándose la micro


arquitectura de los mismos, haciéndolos más frágiles y propensos a fracturarse con
cualquier golpe o esfuerzo.

Es provocada por la disminución del tejido que forma al hueso, o también por la
pérdida de las sales minerales que lo constituyen. El paciente no sabe que la sufre
hasta que ocurre una fractura y es diagnosticado. La densidad de los huesos puede
ser medida mediante el procedimiento de densitometría ósea.

Las causas de esta enfermedad son, en las mujeres, la disminución en la producción


de estrógenos, así como de progesterona, al entrar en la menopausia.

Enfermedad de Paget
Es una enfermedad asintomática que consiste en el crecimiento acelerado del
proceso de regeneración ósea. Los huesos constantemente se van regenerando,
pero al sufrir esta patología, lo hacen de una manera más rápida de lo normal.

Como consecuencia, el hueso regenerado es más débil y menos rígido, por lo que
es propenso a fracturarse o doblarse. Sus causas no son totalmente conocidas y se
especula que afectan factores genéticos, así como también la acción de algún tipo
de virus.

Esta enfermedad puede afectar algún área específica o a todo el esqueleto.


Dependiendo de la zona afectada, puede presentar diversos síntomas, a saber:

1. Pelvis: Dolor en las caderas.


2. Cráneo: Dolores de cabeza y perdida de la audición.
3. Espina Dorsal: Adormecimiento u hormigueo y dolor en las extremidades.
4. Piernas: Piernas arqueadas, lo cual también provocara osteoartritis.
Osteoartritis

Es un tipo de artritis que afecta al cartílago, el cual es el encargado de impedir el


roce entre los huesos de las articulaciones, recubriéndolos. Como consecuencia, se
produce mucho dolor en las mismas.

Adicionalmente, el roce puede causar fragmentación de los huesos, cuyos


pedacitos pueden quedar incrustados en el cartílago, aumentando así el dolor.

Las articulaciones se hinchan y pueden crearse espolones en los huesos,


produciéndose deformidades. El movimiento de la persona queda limitado. A
diferencia de la artritis, la osteoartritis sólo afecta a las articulaciones y no a otros
órganos del cuerpo.

Entre las causas de esta enfermedad figuran el sobrepeso, envejecimiento, lesiones


en las articulaciones, defectos en la articulación en su formación o genéticos y
desgaste producido por deporte o alguna actividad física.

4- Osteopetrosis

Es una enfermedad genética bastante rara que consiste en un aumento de la


densidad ósea, haciendo a los huesos frágiles e impidiendo su crecimiento normal.

Osteogénesis Imperfecta
Es un desorden de origen genético que causa debilidad en los huesos, haciéndolos
más frágiles y propensos a partirse, a veces sin ninguna razón aparente. Esto causa
también una musculatura muy débil, dientes quebradizos y pérdida del cabello.

Se origina porque la afectación a los genes hace que no se produzca colágeno, una
proteína que endurece a los huesos.

6- Acromegalia

Es una enfermedad causada por un aumento en la segregación de la hormona de


crecimiento, proveniente de la glándula pituitaria.

Como consecuencia, las extremidades se hacen más grandes, y en algunos casos


también los órganos internos, lo que puede causar la muerte. A diferencia del
gigantismo, que produce crecimiento exagerado en la pubertad, esta enfermedad
se manifiesta en los adultos.

7- Acondroplasia
Es un desorden genético del ADN que produce enanismo. La persona crece en su
columna vertebral, pero sufre acortamiento de las extremidades, por lo que su
cuerpo deja de ser armonioso.

8- Siringomielia

Es el trastorno producido por un quiste dentro de la médula espinal, el cual destruye


su centro al expandirse, produciendo dolor, debilidad y rigidez en la espalda y
extremidades; dolores de cabeza, insensibilidad a la temperatura o una
combinación de todas las anteriores.

9- Escoliosis

Es la desviación lateral de la columna que por sí sola no causa síntomas, pero con
el tiempo, produce desgaste sobre las vértebras y por consiguiente, dolores. Es una
de las enfermedades de la columna vertebral más comunes.

10- Lordosis

Columna
vertebral con médula espinal.
Es la desviación de la columna vertebral que produce una joroba.

11- Enfermedad de Perthes


Es una enfermedad que afecta a los huesos de las rodillas de los niños. El hueso
femoral se deteriora, debido a falta de riego sanguíneo, provocando dolor e
imposibilidad de caminar.

12- Displasia Fibrosa

Es un crecimiento e hinchazón excesiva de los huesos debido a un crecimiento


anormal de las células. Hay diversos tipos de displasia dependiendo de la zona que
afecten. Las más comunes son cráneo, pelvis, canillas, muslos y brazos.

13- Osteomielitis

Es una infección bacteriana que afecta directamente a los huesos. Debe ser tratada
con antibióticos y con cirugía para remover las partes afectadas.

14- Juanete

Un juanete es el agrandamiento de la articulación del dedo gordo del pie, producida


por el desplazamiento de la misma o del tejido que la forma.

Se crea como consecuencia un abultamiento doloroso, incrementado porque allí se


aplica mucha fuerza al caminar. La articulación se va endureciendo haciendo que
caminar o usar zapatos se haga difícil o imposible. Aparecen tras años de esfuerzos
en el área y son causados por defectos al caminar, herencia u otros motivos.

15- Cáncer

El cáncer en los huesos no es común. Dependiendo del tipo de cáncer, puede


afectar tanto a los niños como a los adultos, y se manifiesta en las extremidades.
No se considera cáncer en los huesos a otros tipos de cáncer que han hecho
metástasis y afectan a los huesos.

16- Osteomalacia y Raquitismo


Es la condición causada por un retardo en el depósito de fosfato de calcio en los
huesos en crecimiento permitiendo de este modo deformaciones en el esqueleto,
especialmente piernas arqueadas en el caso de los niños.

En los adultos se conoce como osteomalacia, y dado que ya los huesos no están
creciendo, no se producen deformidades, pero sí se produce debilitamiento, lo cual
conlleva a fracturas de los huesos, sobre todo aquellos que soportan más peso
como la pelvis o los de las piernas.

Aun cuando no haya fractura del hueso, los que padecen estas enfermedades
pueden sufrir dolores y debilidad muscular.

Una adecuada alimentación que incluya vitamina D puede prevenir esta


enfermedad, la cual puede ser causada por factores hereditarios, así como escasa
exposición solar (mayormente en países cercanos al círculo polar), ya que la fijación
de la vitamina D depende de la exposición al sol.

17- Osteodistrofia Renal

Es una condición causada por la estimulación del metabolismo de los huesos,


producida por un incremento hormonal en la tiroides y un retardo en la
mineralización de los huesos. Esto es consecuencia de alguna enfermedad crónica
renal. Todo esto conlleva a defectos en la formación de los huesos.

Enfermedades Bucales

Los huesos que están en la boca comprenden los huesos esponjosos y los huesos
densos, y, al igual que el resto del cuerpo, están sujetos al proceso de formación y
reabsorción a lo largo de la vida.

Cuando el proceso de degeneración supera al de formación, se puede ocasionar


una pérdida en el soporte de los dientes, o una disminución del espacio en aquellos
lugares donde se han perdido piezas dentales.
SISTEMA MUSCULAR

Sistema muscular. En anatomía humana, el sistema muscular es el conjunto de los


más de 650 músculos del cuerpo, cuya función primordial es generar movimiento,
ya sea voluntario o involuntario -músculos esqueléticos y viscerales,
respectivamente. Algunos de los músculos pueden enhebrarse de ambas formas,
por lo que se los suele categorizar como mixtos.
El sistema muscular permite que el esqueleto se mueva, mantenga su estabilidad y
la forma del cuerpo. En los vertebrados se controla a través del sistema nervioso,
aunque algunos músculos (tales como el cardíaco) pueden funcionar en forma
autónoma. Aproximadamente el 40% del cuerpo humano está formado por
músculos, vale decir que por cada kg de peso total, 400 g corresponden a tejido
muscular.
El sistema muscular está formado por el conjunto de músculos que pueden ser
controlados de forma voluntaria por un organismo vivo (músculos esqueléticos).nota
1 Su función principal es conseguir movilidad, acción que tiene lugar cuando

estímulos eléctricos procedentes del sistema nervioso provocan la contracción de


las fibras musculares. Los músculos que se contraen de forma automática como
el músculo cardíaco o la musculatura lisa no se consideran habitualmente parte del
sistema muscular. El conjunto de la musculatura esquelética corresponde
aproximadamente al 40% del peso de un hombre adulto. La suma del sistema
muscular más el sistema óseo formado por los huesos da lugar al aparato locomotor

FunctionLos músculos son asociados generalmente en las funciones obvias como


el movimiento, pero en realidad son también los que nos permiten impulsar
la comida por el sistema digestivo, respirar y hacer circular a la sangre

Funciones
El sistema muscular es responsable de:
 Locomoción: efectuar el desplazamiento de la sangre y el movimiento de
las extremidades.
 Actividad motora de los órganos internos: el sistema muscular es el
encargado de hacer que todos nuestros órganos desempeñen sus
funciones, ayudando a otros sistemas como por ejemplo al sistema
cardiovascular.
 Información del estado fisiológico: por ejemplo, un cólico renal provoca
contracciones fuertes del músculo liso generando un fuerte dolor, signo del
propio cólico.
 Mímica: el conjunto de las acciones faciales, también conocidas como
gestos, que sirven para expresar lo que sentimos y percibimos.
 Estabilidad: los músculos conjuntamente con los huesos permiten al cuerpo
mantenerse estable, mientras permanece en estado de actividad.
 Postura: el control de las posiciones que realiza el cuerpo en estado de
reposo.
 Producción de calor: al producir contracciones musculares se origina
energía calórica.
 Forma: los músculos y tendones dan el aspecto típico del cuerpo.
 Protección: el sistema muscular sirve como protección para el buen
funcionamiento del sistema digestivo como para los órganos vitales
Clasificación según la forma en que sean
controlados
 Voluntarios: controlados por el individuo
 Involuntarios o viscerales: dirigidos por el sistema nervioso central
 Autónomo: su función es contraerse regularmente sin detenerse.
 Mixtos: músculos controlados por el individuo y por sistema nervioso, por
ejemplo los párpados.
 Los músculos están formados por una proteína llamada miosina, la misma se
encuentra en todo el reino animal e incluso en algunos vegetales que poseen
la capacidad de moverse. El tejido muscular se compone de una serie de
fibras agrupadas en haces o masas primarias y envueltas por la aponeurosis
una especie de vaina o membrana protectora, que impide el desplazamiento
del músculo. Las fibras musculares poseen abundantes filamentos
intraprotoplasmáticos, llamados miofibrillas, que se ubican paralelamente a
lo largo del eje mayor de la célula y ocupan casi toda la masa celular. Las
miofibrillas de las fibras musculares lisas son aparentemente homogéneas,
pero las del músculo estriado presentan zonas de distinta refringencia, lo que
se debe a la distribución de los componentes principales de las miofibrillas,
las proteínas de miosina y actina.

La forma de los músculos


 Cada músculo posee una determinada estructura, según la función que
realicen, entre ellas encontramos:
 Fusiformes músculos con forma de huso. Siendo gruesos en su parte
central y delgados en los extremos.
 Planos y anchos, son los que se encuentran en el tórax (abdominales), y
protegen los órganos vitales ubicados en la caja torácica.
 Abanicoides o abanico, los músculos pectorales o los temporales de la
mandíbula.
 Circulares, músculos en forma de aro. Se encuentran en muchos órganos,
para abrir y cerrar conductos. por ejemplo el píloro o el orificio anal.
 Orbiculares, músculos semejantes a los fusiformes, pero con un orificio en
el centro, sirven para cerrar y abrir otros órganos. Por ejemplo los labios y
los ojos

Existen básicamente tres tipos de tejido muscular: esquelético, cardiaco y liso. Los
tres presentan la propiedad de la contractibilidad por la cual las células pueden
disminuir y aumentar su longitud, pero difieren por sus características
microscópicas, localización y la forma en que se regula la contracción que puede
ser voluntaria a través de órdenes generadas en el lóbulo frontal del cerebro o
involuntaria, es decir automática sin que intervenga la voluntad, tal como ocurre en
el músculo cardiaco o en la capa muscular que está situada en la pared del
intestino.2 El tejido muscular está formado por células llamadas miocitos y tiene
cuatro propiedades principales que lo diferencian del resto de los tejidos:1
 Excitabilidad eléctrica. El tejido muscular recibe impulsos eléctricos del sistema
nervioso y responde a los mismos generando movimiento.
 Contractibilidad. Se define como la capacidad de acortamiento que genera una
tensión llamada fuerza de contracción. Si la tensión producida supera la
resistencia, se produce un movimiento que será diferente dependiendo del
lugar en el que esté situado el músculo.
 Extensibilidad. Es la capacidad del músculo para extenderse sin sufrir daño
alguno. Esta propiedad puede apreciarse claramente en la capa muscular del
estómago que se distiende considerablemente cuando el estómago se llena de
comida durante el proceso de digestión.
 Elasticidad. Se refiere a la capacidad del tejido muscular para volver a su
longitud original después del proceso de contracción o tras su estiramiento.
Si se compara el tejido muscular con otros tejidos como el tejido óseo que forma
los huesos, puede comprenderse fácilmente la importancia de estas cuatro
propiedades. El tejido óseo no es excitable eléctricamente, tampoco tiene
capacidad de contraerse o variar de forma. No es extensible, si sufre un
alargamiento se rompe provocando una fractura

A continuación se citan algunos de los músculos más importantes.5 Para una lista
completa véase Anexo:Músculos esqueléticos

Pectoral mayor.

 Expresión facial. Músculo orbicular de los párpados, orbicular de los


labios y buccinador que se sitúa en la mejilla.
 Movimientos del ojo. Este grupo de músculos constituyen la musculatura
extrinseca del ojo y pueden mover el globo ocular en todas direcciones.
Incluyen el músculo recto superior, músculo recto inferior, músculo recto
externo, músculo recto interno, músculo oblicuo superior del ojo, músculo
oblicuo inferior del ojo y músculo elevador del párpado
 Masticación. En el proceso de masticación intervienen el masetero y
el temporal que se insertan en la mandíbula.
 Movimientos del cuello. Los más importantes son
el esternocleidomastoideo que se inserta en la clavícula y la apófisis mastoides
y el músculo trapecio.
 Movimientos del hombro. La articulación del hombro tiene gran capacidad de
movimiento en los tres planos del espacio, puede realizar flexión,
extensión, abducción, aducción, rotación interna y rotación externa. Intervienen
entre otros músculos el pectoral mayor situado en la cara anterior del tórax,
el dorsal ancho ubicado en la espalda y el deltoides. Los rotadores del hombro
son cuatro: supraespinoso, infraespinoso, redondo mayor y subescapular.
 Movimientos del antebrazo. Intervienen el bíceps braquial y el tríceps
braquial que tienen acciones contrarias.
 Movilización de mano y dedos: Músculos flexores y extensores de los dedos
como el músculo flexor común profundo de los dedos de la mano, músculo
flexor común superficial de los dedos de la mano y el extensor común de los
dedos.
 Respiración. Los más importantes son el diafragma y los músculos
intercostales.
 Abdomen. Algunos de los más importantes son el músculo recto abdominal,
el músculo oblicuo externo del abdomen y el músculo oblicuo interno del
abdomen.
 Columna vertebral. Músculo erector de la columna formado por el músculo
iliocostal, músculo longísimo y músculo espinoso, mantiene la columna erecta.
 Movimientos de cadera. Glúteo mayor extiende el muslo. Psoas iliaco flexiona
el muslo. Aductor mayor del muslo aduce el muslo.
 Movimientos de la pierna. Cuádriceps formado por cuatro vientres, extiende la
pierna. Biceps femoral, semitendinoso y semimembranoso extienden la pierna.
 Movimientos del pie. Gastrocnemio y soleo flexionan la planta del pie. Tibial
anterior flexión dorsal del pie. Peroneo largo y peroneo corto abductores y
rotadores externos del pie.
 Dedos del pie. Músculos flexores y extensores de los dedos del pie como
el músculo flexor largo de los dedos del pie, flexor largo del dedo
gordo, músculo extensor corto de los dedos y músculo extensor corto del dedo
gordo.

TIPOS DE MUSCULOS
Existen tres tipos de músculo: músculo esquelético, músculo liso y músculo
cardiaco. En la mayor parte de los textos se considera que el sistema muscular está
formado únicamente por los músculos esqueléticos que son los que hacen posible
los movimientos voluntarios.1 Sin embargo en ocasiones se incluye el músculo liso y
el músculo cardiaco en este sistema, aunque sus funciones son muy diferentes
como se reseña a continuación
Músculo estriado (esquelético)
El músculo estriado es un tipo de músculo que tiene como unidad fundamental
el sarcómero. Al verse a través de un microscopio, presenta estrías, que están
formadas por las bandas claras y oscuras alternadas compuestas de actina y
miosina. Está formado por fibras musculares en forma de huso, con extremos muy
afinados, y más largas que las del músculo liso.
La función principal de los músculos estriados es generar los movimientos
voluntarios. Otra función es el mantenimiento de la estabilidad corporal que es
posible gracias a una contracción parcial constante y mantenida que se llama tono
muscular. Por otra parte los músculos estriados son la principal fuente de calor
corporal y contribuyen a mantener la temperatura del organismo próxima a 37º
centígrados.5
Músculo liso
El músculo liso, también conocido como visceral o involuntario, se compone de
células en forma de huso que poseen un núcleo central que se asemeja en su
forma a la célula que lo contiene; carece de estrías transversales aunque muestra
ligeramente estrías longitudinales. El estímulo para la contracción de los músculos
lisos está mediado por el sistema nervioso vegetativo autónomo. El músculo liso
se localiza en el aparato reproductor y excretor, en los vasos sanguíneos, en
la piel y otros órganos internos.
Las funciones del músculo liso son muy diferentes según su ubicación, las fibras
que forman parte del tubo digestivo provocan al contraerse los movimientos
peristálticos , las situadas en las paredes de los vasos sanguíneos causan
disminución o aumento en el calibre de los vasos según se contraigan o relajen,
las localizadas en los bronquios pueden aumentar o disminuir la luz bronquial, las
ubicadas en la dermis constituyen los músculos erectores del pelo, mientras que
las fibras musculares del iris en el ojo hacen posible la dilatación o constricción de
la pupila dependiendo del grado de luminosidad ambiental.5
Músculo cardíaco
El músculo cardíaco (miocardio) forma la pared del corazón. Es un tipo de
músculo estriado con algunas características especiales. Su función es bombear
la sangre a través del sistema circulatorio. Las células están ramificadas formando
una estructura que se conoce como sincitio funcional, porque están
interconectadas por uniones comunicantes que se llaman discos intercalares, lo
que hace posible que la contracción sea sincronizada. Existen dos sincitios
funcionales, uno forma las aurículas y otro los ventrículos.
FORMA DE LOS MUSCULOS
Cada músculo posee una determinada estructura, según la función que realice.
Entre ellas encontramos:

 Fusiformes: predomina la longitud, son gruesos en su parte central y delgados


en los extremos. Por ejemplo el bíceps braquial.
 Planos y anchos: por ejemplo los que se encuentran en la pared del abdomen
y protegen los órganos ubicados en su interior.
 Abanicoides o con forma de abanico: los músculos pectorales o los temporales
de la mandíbula.
 Circulares: músculos en forma de anillo. Se encuentran en muchos órganos y
tienen la función de abrir y cerrar conductos. Por ejemplo el orificio anal.
 Orbiculares: músculos semejantes a los fusiformes, pero con un orificio en el
centro. Sirven para cerrar y abrir otras estructuras. Por ejemplo el músculo
orbicular de los párpados.

Funcionamiento[editar]

El bíceps y el tríceps realizan funciones contrarias, son antagonistas.9

Músculos sinergistas
Los músculos agonistas son aquellos que al contraerse provocan la fuerza
necesaria para realizar determinada acción. El músculo antagonista es el que al
contraerse realiza la acción contraria. Por ejemplo al flexionar el codo el bíceps
braquial actúa como músculo agonista, mientras que el tríceps braquial se relaja y
funciona como antagonista. Sin embargo cuando se realiza la extensión del codo
el tríceps se contrae y actúa como agonista y el bíceps se relaja y funciona como
antagonista.10
Los músculos sinergistas son aquellos al contraerse colaboran con el principal
para realizar determinada acción. Existen también músculos llamados fijadores
que actúan inmovilizando articulaciones vecinas con la finalidad de que sea
posible realizar la acción principal. Un ejemplo de músculo que actúa como fijador
en determinadas circunstancias es el deltoides que fija la posición
del hombro cuando se realiza la flexión del codo.10
De todo lo expuesto se deduce que realizar un determinado movimiento es una
acción compleja en la que deben actuar de forma coordinada diferentes músculos
con funciones diferentes, aunque puede existir uno que sea el principal.
Tendones
Se llama tendón a la estructura anatómica situada en el extremo un músculo que
sirve para unirlo a un hueso. El tendón transmite la fuerza desarrollada por el
músculo al hueso y provoca el movimiento. La mayor parte de los músculos
cuentan con dos tendones, uno en cada extremo. En ocasiones el extremo de un
músculo se bifurca y termina en dos tendones, pero también puede ocurrir lo
contrario, es decir que varios músculos se unan en su extremo terminal y formen
un único tendón, por ejemplo en la pantorrilla se unen los tendones del músculo
sóleo y los dos gastrocnemios para formar el tendón de Aquiles. El sitio en el que
se une el tendón con el músculo se llama unión miotendinosa, mientras que la
unión del tendón con el hueso recibe el nombre de unión osteotendinosa. No debe
considerarse el tendón como una estructura inerte, pues se ha comprobado que
contiene filamentos de actina y miosina lo que le da cierta capacidad de
contracción.11
Contracción isométrica e isotónica
Contracción isométrica. En este tipo de contracción la longitud de la fibra
muscular permanece casi constante, pero el tono muscular se intensifica y no se
produce desplazamiento. Un ejemplo es la contracción que tiene lugar en los
músculos de las extremidades inferiores y los situados en la proximidad de la
columna vertebral para mantener la postura erecta.12
Contracción isotónica. En este tipo de contracción la longitud de la fibra muscular
se modifica por acortamiento, pero el tono muscular permanece casi constante y
se produce desplazamiento. Un ejemplo es la contracción muscular que se realiza
para levantar un objeto y cambiarlo de posición.

Enfermedades
A continuación, se citan algunos de los trastornos más frecuentes que pueden
afectar al sistema muscular.

 Desgarro muscular: ruptura del tejido muscular.


 Calambre: contracción espasmódica involuntaria de uno o varios músculos.
 Distrofia muscular: degeneración de los músculos esqueléticos de origen
hereditario.
 Atrofia muscular: pérdida o disminución del tejido muscular que puede
obedecer a numerosas causas.
 Hipertrofia muscular: crecimiento o desarrollo anormal de los músculos.
 Poliomielitis: enfermedad producida por un virus, que actúa sobre el
sistema nervioso y ocasiona que los impulsos nerviosos no se transmitan,
provocando atrofia muscular en las regiones afectadas.
 Miastenia gravis: es un trastorno neuromuscular que caracteriza por una
debilidad del tejido muscular, provocando entre otros síntomas ptosis
palpebral.