Está en la página 1de 3

Catulo y Safo

Cayo Valerio Catulo fue un poeta nacido en Verona en el año 84 antes de Cristo,
de una rica familia amiga de Julio César. Marchó joven a Roma, como tantos
otros, con la intención de hacer carrera política, pero a lo que se dedicó fue a la
poesía.

Se enamoró perdidamente de una noble romana alegre y casquivana, Clodia, que jugó a
capricho con el joven poeta. Catulo murió joven, a los treinta años. Con frecuencia la
muerte llama temprana a los poetas, sobre todo a los enamorados. Por cierto que Verona
debe ser buen país para los amores; allí vivieron y murieron de amor Romeo y Julieta.

Entre otros muchos poemas en los que sin duda refleja su reacción física y sus
sentimientos personales, Catulo escribió este famoso que a continuación trascribo, que
tiene el número 51 de sus poesías.

Casi igual a los dioses me parece,


o superior aún, si ello es posible,
quien frente a ti sentado te ve y oye
reír alegre.
Miserable yo, Lesbia, que, apocado,
pierdo el sentido sólo con mirarte
y se queda la voz en mi garganta
estrangulada.
Se me traba la lengua, un fuego corre
por mis venas, me zumban los oídos,
y un doble manto sobre mis dos ojos
tiende la noche.
La molicie, Catulo, te es funesta;
la molicie te excita y te transporta.
La molicie, que, antes que a ti, ha perdido
urbes y reyes.
(Traducción de José María Alonso Gamo)

Ille mi par esse deovidetur


ille, si fas est, superare divos,
qui sedens adversus identidem te
spectat et audit
dulce ridentem, misero quod omnis
eripit sensus mihi: nam simul te,
Lesbia, aspexi, nihil est super mi
vocis in ore,
lingua sed torpet, tenuis sub artus
flamma demanat, sonitu suopte
tintinant aures, gemina teguntur
lumina nocte.
otium, Catulle, tibi molestum est,
otio exultas nimiumque gestis:
otium et reges prius et beatas
perdidt urbes.

El poema, para el simple lector, parece simplemente expresar sus reacciones físicas y
psicológicas ante la presencia de la amada. Pero resulta que el poema está directamente
inspirado, casi es una traducción, en el poema de Safo reproducido por Longino en De
lo Sublime, 10,2:

Me parece igual a los dioses


aquel hombre que enfrente de ti
se sienta y de cerca tu dulce voz
escucha
y tu dulce reír. Eso, lo juro,
el corazón en mi pecho con fuerza golpea,
pues nada más que te miro, al instante, de voz
nada me queda.
Que la lengua se me quiebra, y un sutil
fuego en seguida me recorre por debajo la piel.
Con mis ojos no veo nada, y los oídos
me zumban,
y me recorre un frío sudor, y un temblor
hace presa de mí toda, y más pálida que la hierba
estoy. Y estar muerta por poco
me parece...
Pero todo se debe soportar...
(Traducción de Manuel Pérez López, en “De lo subime”; Edit. Dykinson)

Φάινεταί μοι κῆνος ἴσος θέοισιν


ἔμμεν ὤνερ ὄττις ἐνάντιός τοι
ἰσδάνει καὶ πλασίον ἆδυ φωνεί-
σασ ὐπακούει

καὶ γελαίσας ἰμέροεν. τὸ δὴ ᾽μάν


καρδίαν ἐν στήθεσιν ἐπτόαισεν,
ὢς γὰρ εὔιδον βροχέωσ σε, φώνας
οὖδεν ἔτ᾽ εἴκει,

ἀλλὰ κὰμ μὲν γλῳσσα ϝέαγε, λέπτον


δ᾽ αὔτικα χρῷ πῦρ ὐπαδεδρόμακεν,
ὀππάτεσσι δ᾽ οὖδεν ορημμ᾽, ἐπιρρόμ-
βεισι δ᾽ ἄκουαι.

ἀ δέ μ᾽ ίδρως κακχέεται, τρόμος δὲ


παῖσαν ἄγρει χλωροτέρα δὲ ποίας
ἔμμι, τεθνάκην δ᾽ ὀλίγω ᾽πιδεύης
φαίνομαι ἄλλα•

ἀλλὰ πᾶν τόλματον, ἐπεὶ +καὶ πένητα

Safo es la más famosa poetisa de la Antigüedad. Nació en Lesbos y vivió


aproximadamente entre los años 650 y 610 antes de Cristo. Es la más importante poetisa
lírica arcaica; figura entre los poetas líricos que el canon antiguo fijó y consagró para
siempre. Su amor a las muchachas, que canta en sus poemas, ha dado nombre a los
amores homosexuales femeninos, a los que llamamos sáficos o lésbicos. Lógicamente
este es el origen del término “lesbianismo”.

Pues bien, el poema en cuestión era muy conocido en Roma. Así que la simple
interpretación inicial se complica un tanto. ¿Por qué Catulo recurre al poema de Safo
para expresar su amor a Lesbia, nombre bajo el que se oculta una mujer real, Clodia?
¿Tiene algo que ver el nombre de la amada Lesbia con Lesbos, la patria de Safo? ¿es
posible trasponer los sentimientos amorosos femeninos a los masculinos, haciendo
verdad el dicho popular de “qué importa el sexo si el amor es puro”? ¿los versos de
Catulo son una mera traducción de la poetisa, una mera inspiración o una creación
original del poeta? .

A este respecto, conviene tener presente cómo el objetivo de un autor literario antiguo
es emular y si es posible superar al maestro. Pero claro está, una vez que el poeta o el
literato hace pública su obra y la entrega al conocimiento y disfrute del lector, que la
asume y recrea como propia, ¿a propiedad espiritual ¿de quién es, del autor material o
del lector identificado?. Por supuesto, los antiguos no tenían el concepto moderno de
propiedad intelectual.

Pero en fin, dejemos estas cuestiones tan prosaicas y volvamos a leer el poema en
ambas versiones. Disfrutemos con ellas y comprobemos que son coincidentes, pero sólo
en parte.