Está en la página 1de 2

Discurso pronunciado por el

Gobernador del Estado de Jalisco,


Jorge Aristóteles Sandoval Díaz,
durante la entrega de apoyos del
programa “Nuestro Hogar”. Zapopan,
Jalisco.
Pronunciado por:
Jorge Aristóteles Sandoval Díaz
Fecha:
Jueves, Noviembre 13, 2014
Muchas gracias, muy buenos días. El día de hoy para nosotros significa poder contribuir con las
personas que han confiado en un gobierno y que el día de hoy podemos aportar algo de su
esfuerzo, que vaya directamente para mejorar su calidad de vida, que vaya directamente para su
hogar, para donde habitan la mayor parte del tiempo y donde comparten con su familia.
Yo por eso agradezco la presencia de Juan Carlos Lastiri, nuestro subsecretario. Le pido le envíe
un saludo a la maestra Rosario, con quien hemos podido trabajar muy unidos en saber reducir la
marginación en el estado de Jalisco
Agradecer también a Ramsés, de CONAVI, y le pido un saludo para la maestra Paloma, que
también ha invertido y ha apoyado a nuestro estado para beneficiar a nuestra gente sobre todo
desde lo más necesario, desde su casa, de su hogar.
Quiero agradecer el apoyo del presidente Héctor Robles, con quien hemos hecho un gran equipo
para impulsar y mejorar las condiciones de vida también de las distintas colonias más
abandonadas del municipio de Zapopan.
A Salvador Rizo, quien ha emprendido este programa con mucho tino, sobre todo yendo a
visitarlos, revisando los padrones y que esta aportación, que este recurso llegue a quien
verdaderamente lo necesita.
A la delegada Gloria Rojas, con quien también hemos participando en distintos proyectos y
programas. Y haciendo un gran equipo, hoy el Gobierno Federal, el Gobierno del Estado y el
Gobierno Municipal le estamos transformando en una mejora continua en su economía, en lo que
ustedes necesitan.
Y digo que ahora estamos entregando algo que es de ustedes, porque esto es un derecho, no una
dádiva. Esto es lo que necesita nuestro pueblo, más en condiciones difíciles, cuando cada vez la
situación económica se agudiza o se pone más compleja.
Vemos cómo (y lo señalamos y lo criticamos) un modelo económico, que ha dejado al mercado en
un libertinaje, ha llevado a que cada vez haya más pobres y menos ricos.
Pero la riqueza se concentra, fíjense ustedes, la riqueza del mundo se concentra sólo en el 1 por
ciento de la población del mundo y el 99 día con día vive con más carestías.
Por eso nuestro gobierno es sensible a ir cambiando las formas de gobernar y de estar más cerca
de ustedes, de nuestras familias que trabajan, luchan, piden una oportunidad y a veces no
encuentran una puerta abierta.
Ahí es donde tiene que estar nuestro gobierno, del lado de nuestra gente. Por eso decidimos salir a
recorrer las calles, las colonias, los municipios, las delegaciones, las comunidades, para
encontrarnos con la realidad y con las exigencias que ustedes nos piden para que nosotros
podamos resolver.
Porque lo que quiere nuestro pueblo son resultados, no intentos; lo que quiere nuestro pueblo es
poder cambiar su modo de vida y para eso necesitamos regular y distribuir mejor la riqueza, que no
se quede solamente en unas cuantas manos y así es entonces cómo podemos impulsar una
política social real, que llegue a quien lo necesita, darle herramientas para que pueda salir a
encontrar un empleo, darle herramientas para que pueda abrir un pequeño negocito, darle
herramientas para que pueda vivir mejor en su casa.
Como lo decía Gerardo, “voy a hacer un cuarto”. Y le digo: ¿Para quién es, para tus hijos? “No,
para mí”. Ahorita también Antonio, Crescencio, me decían que lo que vamos a hacer es un cuarto
para mí para mi mamá, mi mamá que es un adulto mayor, que ya se quedó sola, pues vamos a ver
cómo le ayudamos y esto es una gran ayuda para que ella pueda vivir mejor. Pisos, techos,
tinacos, es decir, esto es lo necesario para vivir bien.
Decía un escritor alemán, Wolfgang Lotz, que el ser humano más feliz es el que encuentra la
felicidad en su hogar, así sea un rey o un aldeano, pero él, de los seres humanos va a ser el más
feliz
Pero en el hogar necesita lo mínimo necesario para vivir, que cuando haga frío puedas estar
caliente, que cuando haga calor también puedas tener una mejor condición en tu clima.
El tema del piso es fundamental para evitar y reducir las enfermedades, por ejemplo. Entonces,
todos estos temas sabemos a dónde los estamos orientando y, repito, desde la visión de que esto
no es una dadiva que da el gobierno, es un derecho que tienen ustedes. Así es como tenemos que
trabajar y así es cómo vamos a impulsar nuestras políticas desde el gobierno.
Nosotros llegamos, estamos solamente un ratito, pero debemos llegar con el compromiso de dejar
un legado y cambiar las cosas para dejarlas mejor de cómo las encontramos, de poder salir con la
dignidad de decir venimos a hacer, que nos critiquen por hacer, pero no por no hacer.
Ese es el compromiso que tiene nuestro gobierno y lo que les he pedido a nuestros funcionarios es
que tengan mucha humildad, mucha sensibilidad, que salgan a la calle, que no se queden
abrazando el escritorio, que salgan a conocer los problemas y cómo vive nuestra gente en las
colonias y que no desde la comodidad de una oficina pretendan resolver los problemas.
Esa es la lucha de nuestro gobierno, ese es el objetivo del presidente Enrique Peña Nieto, por eso
nos apoyó con recursos federales y ahora de manera transparente lo hacemos para que llegue a
ustedes, a quien verdaderamente lo necesita y con quien la nación tiene una deuda.
Vamos trabajando juntos para mejorar nuestro estado y de entrada empezando por su casa, por su
hogar.
Muchas gracias a todos y a todas ustedes.

Intereses relacionados