Está en la página 1de 5

Psicología del desarrollo humano: desde el nacimiento a la vejez

plicaciones, comparaciones, conver- de lo que escuchamos, de las unida-


saciones…, y seguir una adecuación des lingüísticas, su segmentación, su
del discurso a la situación. A ello manipulación… Entre otras, es im-
contribuye notablemente la escolari- portante trabajar estas:
zación infantil. 1. Identificar objetos que contienen
unos fonemas y sílabas.
4.1.3. Desarrollo del lenguaje a los 2. Discriminar gráfica y auditivamen-
cuatro y cinco años te palabras similares por sus grafías
A los 4 o 5 años de edad los ni- o fonética: bolo-polo, pala-bala.
ños han adquirido los aspectos más 3. Eliminar segmentos fónicos a las
importantes del lenguaje, aunque su palabras para formar otras. Ej.:
desarrollo continuará durante toda pamela-pala.
la vida. Los nuevos contextos favo- 4. Identificar la posición que ocupan
recen la aparición de nuevas viven- los fonemas en al palabra.
cia, experiencias en la escuela, los 5. Identificar sílabas como integran-
amigos, la televisión, las lecturas… tes de la palabra.
que proporcionarán gran variedad de 6. Segmentar palabras en sílabas y
conocimientos y nuevos modelos del estas en fonemas.
uso del lenguaje. 7. Invertir el orden de las sílabas y
A medida que vayan adquiriendo formar nuevas palabras. Ej.: pala-
nuevas competencias y habilidades lapa.
en el campo de la lectoescritura ac- 8. Discriminar el n.º de veces que
cederán a nuevos lenguajes como el aparece un fonema en palabras.
matemático, lógico… que contribui- 9. Formar palabras a partir de sílabas
rán en un enriquecimiento en el len- desordenadas.
guaje que gana en cantidad y calidad, 10. Rimas, trabalenguas y onomatope-
siendo más correcto. yas.
El proceso de desarrollo del len-
guaje no es idéntico para todos los in- 5. DESARROLLO DE LA
dividuos, puede depender de muchos PERSONALIDAD
Copyright © 2012. ECU. All rights reserved.

factores, por lo tanto, se exponen un


calendario aproximado pero que no 5.1. Teorías de la personalidad
debe ser común para todos los niños/ Las personas se diferencian unas
as ya que cada uno tiene su propio de otras por la herencia particular, el
ritmo. contexto y las influencias ambientales,
Sobre todo se deben trabajar, des- que las hace singulares. Todo ello ayu-
de los 3 hasta los 6 años, las habili- da a conformar la personalidad pues es
dades de conciencia fonológica, es fruto de la acumulación de experien-
decir, la capacidad de ser consciente cias comunes a otros (desarrollo nor-

Cantero, VMP 2012, Psicología del desarrollo humano: del nacimiento a la vejez, ECU, Alicante. Available from: ProQuest Ebook Central. [3 April 2018]. 83
Created from ippsp on 2018-04-03 07:13:21.
El desarrollo del niño en la infancia (2-6 años)

malizado), de experiencias únicas (las entre 2 polos: iniciativa-culpabilidad.


singulares vividas) y la herencia (ge- Cuando se potencia el polo iniciativa,
nética, carácter, temperamento). los niños pueden desarrollar un verda-
La personalidad será, pues, un con- dero sentimiento de autonomía. Por el
junto de rasgos psicológicos fruto del contrario, si predominan las exigen-
desarrollo personal y la vida afectivo- cias y restricciones, se desarrollan sen-
social. Los aspectos que definen la timientos de culpa, relacionados con la
personalidad son el autoconcepto y la violación de las normas establecidas.
autoestima, la autonomía personal, el
desarrollo social y el apego. 5.1.3. Teoría de Wallon (2-6 años).
Entre las descripciones clásicas Se da lo que él llama estadio de
sobre la personalidad se encuentran personalismo, que incluye 3 periodos
las aportaciones de Freud, Erickson y diferenciados:
Wallon. Véanse a continuación algu- a. De oposición o cabezonería (2-3
nos de sus aspectos más relevantes: años): intentan reafirmar su yo
oponiéndose a los otros.
5.1.1. Teoría psicoanalítica de Freud b. Periodo de la gracia (alrededor de
La personalidad está vinculada al los 4 años): intentan llamar la aten-
transcurso y progreso del desarrollo de ción y reconocimiento de los otros
las pulsiones. En la fase fálica (3 y 6 utilizando todas sus habilidades y
años aproximadamente) la zona eró- destrezas. Les gusta exhibir ante
gena son los genitales externos, que los demás sus capacidades.
conlleva el descubrimiento de las di- c. Imitación (4-5 años): cuando las
ferencias de los genitales entre sexos. gracias dejan de funcionar empie-
Se da el complejo de Edipo en niños y zan a imitar a los adultos buscando
al complejo de Electra en niñas, referi- el reconocimiento y aprobación.
do al deseo sexual hacia el progenitor A partir de los 6 años se inicia el pro-
del sexo opuesto (intentando mantener ceso de identificación con los adultos
una relación privilegiada). El miedo al más cercanos, una etapa posterior que
castigo y el principio de realidad pone indica cierto dominio de las caracterís-
Copyright © 2012. ECU. All rights reserved.

fin a esta fase y se pasa a la identifica- ticas personales, discriminación, selec-


ción con el progenitor del mismo sexo ción y preferencia, etc.
(formación del superyó).
5.2. La autonomía
5.1.2. Teoría psicosocial: Erikson El concepto de autonomía nos
Este autor da más importancia a refiere a dos dimensiones: personal
las experiencias sociales vividas que a (seguridad en sí mismo) y social (in-
los aspectos biológicos. Entre los 3 y 6 tegración). Estamos acostumbrados a
años, se produce una tensión evolutiva escuchar, tanto desde la escuela como

84 Psicología del desarrollo humano: del nacimiento a la vejez, ECU, Alicante. Available from: ProQuest Ebook Central. [3 April 2018].
Cantero, VMP 2012,
Created from ippsp on 2018-04-03 07:13:21.
Psicología del desarrollo humano: desde el nacimiento a la vejez

desde la educación en el hogar, lo ele- gar, diferenciar actividades, ayudar en


mental que resulta para el niño la ad- casa, etc. Y eso se aprende, por lo que
quisición de una correcta autonomía es tarea tanto de padres (especialmen-
personal. Es una forma de sentar las te) como de docentes (en la medida
bases para un aprendizaje y desarrollo que la situación lo permita).
adaptativo, de manera que no requie-
ra de los demás para cada paso sino 5.3. El autoconcepto
que solo haga uso de los más capaces
cuando necesite en verdad ayuda para 5.3.1. El autoconcepto entre los 2 y 6
la realización de tareas o superación de años
obstáculos. En esta etapa, el niño, tiende a des-
Los factores implicados son psi- cribirse basándose en aspectos concre-
comotor (desplazamiento y manipu- tos y observables, especialmente me-
lación), intelectual (comprensión y diante características referidas a su as-
expresión) y afectivo-social (afectos pecto físico (“tengo los ojos azules”),
y empatía). Estos contribuyen a la de corte global (“soy bueno”), en base
conquista de la autonomía en niños de a sucesos externos y arbitrarios (“soy
edades tempranas de modo que pue- mala porque pegué a Juan”), o de ín-
dan seguir sin problemas su desarrollo dole psicológico-concreto (“me gusta
y adquisiciones o aprendizaje general. jugar con mi amigo”). Se trata de un
Muy importante es el hecho de autoconcepto poco coherente, arbitra-
enseñar hábitos, que no son más que rio y cambiante, que depende en gran
rutinas, conductas sistemáticas que medida de los educadores cercanos
ayudan a organizar nuestros compor- (familia y escuela).
tamientos y tareas diarias, que se dan Desde la psicología cognitiva ac-
en un mismo tiempo y/o lugar. Se ca- tual, el autoconcepto se entiende tam-
racterizan por su automatismo, cons- bién como un proceso en constante
tancia e identidad. Y las condiciones construcción, fruto de la interacción
para su aprendizaje son la capacidad entre el sujeto y el medio, que no dic-
de imitación, curiosidad y admiración ta mecánicamente la conducta, pero
Copyright © 2012. ECU. All rights reserved.

por el adulto. que influye en esta a través de dos


De los dos a los seis años se van procesos mediacionales: el afecto y
a aprender la mayoría de hábitos de la motivación. El autoconcepto es una
la vida diaria que nos van a servir a estructura cognitivo-afectiva que con-
lo largo de toda la vida. Aprendemos tiene información personal (creencias,
a dormirnos solos en la habitación, a emociones, evaluaciones), pero a la
asearnos, vestirnos, comer sin ayuda, vez juega un papel activo en el proce-
organizarnos nuestras cosas, seguir samiento de la misma (atención, me-
unos horarios establecidos en el ho- moria y utilización de la información).

Cantero, VMP 2012, Psicología del desarrollo humano: del nacimiento a la vejez, ECU, Alicante. Available from: ProQuest Ebook Central. [3 April 2018]. 85
Created from ippsp on 2018-04-03 07:13:21.
El desarrollo del niño en la infancia (2-6 años)

Así pues, está en la base de los juicios de las personas que le rodean. En parte
y acciones de los individuos, tanto de podría decirse que “somos lo que nos
uno mismo como de los demás. dicen que somos”.
Por otra parte, Gecas y Schwalbe
5.3.2. La autoestima entre los 2 y 6 (1983), consideran que el autoconcep-
años to implica ir más allá del self espejo. Es
Se refiere a la visión que cada uno decir, el concepto de sí mismo no de-
tiene de su propia valía y competencia, pende de las valoraciones reflejadas por
y forma parte del autoconcepto. Tie- los otros, sino también de las acciones
ne un carácter multidimensional, pues y consecuencias. Es un self más activo
puede referirse tanto a la propia com- que la metáfora del espejo. Son, pues,
petencia social, como laboral, escolar, relevantes: el contexto de la acción, su
personal, deportiva, etc. Así, una niña significado para el niño, las consecuen-
puede tener una alta autoestima en el cias no intencionadas de esa acción, la
aspecto académico pero baja en el fí- confianza en uno mismo y la capacidad
sico. y motivación para el esfuerzo.
Entre los 2-6 años, las evaluacio-
nes suelen ser más idealizadas. Entre 6. EL DESARROLLO
los 4-7 años, podemos hablar de cuatro EMOCIONAL DE LOS 2 A LOS
dominios distintos: competencias físi- 6 AÑOS
cas, competencia cognitivo-académi-
ca, aceptación por parte de los iguales Cabe diferencias dos tipos de emocio-
y aceptación por parte de los padres. A nes:
los 7-8 años empezará a aparecer una a. Primarias: amor, el miedo, el due-
autoestima global más objetiva. lo y la ira.
Coopersmith (1967), con la metá- b. Secundarias: de carácter social y
fora “yo como espejo”, quiso expresar aparecen más tardíamente que las
que para que un niño posea una alta au- primarias, por ejemplo, vergüenza,
toestima debe también haberla sentido culpa, pena, orgullo… entre otras.
Copyright © 2012. ECU. All rights reserved.

3/4 años 4/5 años 5/6 años


Manifestaciones externas: Comprensión y control de las Comprensión y
El lenguaje favorece la expresión y comuni- propias emociones: control de las propias
cación de los estados anímicos. Contextualización de las emociones:
Principales emociones: cólera (discusiones) y emociones. Comprensión entre
miedo (oscuridad, monstruos). Aprenden a ocultar las una emoción real y una
Capaces de “manipular” a las personas que emociones, diferencias entre expresada.
los rodean y explotar sus sentimientos. el estado interno y la conducta Se disimula a propósito.
Hacen enrabiar sus hermanos o amigos, pero externa. Pero no utilizan Se inicia el desarrollo de
saben también consolarlos, hacerles risa. estrategias de disimulo, actúan atribución de emociones
Aprenden que unos actos hacen enojar o conforme a lo que enseñan los sociales (vergüenza,
complacen. padres. culpa, pena).
Cuadro 3.4. La expresión emocional entre los 2 y los 6 años

86 Psicología del desarrollo humano: del nacimiento a la vejez, ECU, Alicante. Available from: ProQuest Ebook Central. [3 April 2018].
Cantero, VMP 2012,
Created from ippsp on 2018-04-03 07:13:21.
Psicología del desarrollo humano: desde el nacimiento a la vejez

Cabe tomar conciencia que la edu- En torno a los 2 años, descubren las
cación integral no solo abarca el inte- diferencias anatómicas entre los niños
lecto sino que también hace referencia y las niñas, gran curiosidad; exploran
al sentimiento y la emoción, la ima- sus genitales y las sensaciones que les
ginación y la acción emocional, como produce, y también se observan entre
partes integrantes del proceso de ense- ellos como reacción de incitaciones o
ñanza-aprendizaje y de un buen desa- comentarios. Cabe tener muy presen-
rrollo infantil (Shapiro, 1997). te que la sexualidad del niño y la niña
Es importante favorecer el desa- dependerá de la reacción, conducta y
rrollo emocional en los niños para actitud del adulto frente a estás prácti-
lograr que sean emocionalmente com- cas, puesto que según sus reacciones,
petentes (Del Barrio, M. V., 2002; Go- naturales o avergonzadas, sus pala-
leman, D., 1996). bras y valoraciones promoverán una
Estudios transculturales, referi- actitud sana o, por el contrario, de ver-
dos a la emocionalidad de los niños, güenza.
muestran que los niños japoneses, al Entre los 3 y los 5 años se suceden
igual que los occidentales, no dife- varias manifestaciones del interés
rencian con nitidez lo que se expresa sexual, juegos entre ellos, conductas
frente a lo que se siente antes de los autoexploratorias o incluso masturba-
cinco o seis años (Gardner, D. Harris, torias. Se inician los roles de novia/
P.L., Ohmoto, M. & Hamazaki, T., novio formando parejitas con un cier-
1988). Consideran que hacia los seis to sentido de la posesión, los juegos
años se despliega la competencia de como excusa para explorar los diferen-
falsear la emoción, es decir, de ocultar cias corporales de sexo entre niños y
las verdaderas emociones a sabiendas niñas, distinguiendo incluso entre un
del efecto que ello comporta. “beso de afecto” (a la mejilla) y un
“beso de amor” (a la boca), etc.
7. LA SEXUALIDAD DEL NIÑO Es importante que tanto padres
Y DE LA NIÑA y madres, como docentes, tengan en
consideración esta parte o aspecto
Copyright © 2012. ECU. All rights reserved.

El despertar de la sexualidad me- del desarrollo evolutivo en los niños,


rece un comentario específico, puesto puesto que dependiendo de cómo se
que nuestro ámbito cultural tiende a interpreten estas conductas o se traten
ignorar la sexualidad infantil, a excep- las situaciones, la niña o el niño creará
ción de los freudianos, que quizás le ciertas ideas y esquemas de lo bueno
atribuyen un papel excesivo. Si ob- y lo malo, lo vergonzoso y lo normali-
servamos a los niños es probable que zado, etc.
identifiquemos multitud de manifes-
taciones.

Cantero, VMP 2012, Psicología del desarrollo humano: del nacimiento a la vejez, ECU, Alicante. Available from: ProQuest Ebook Central. [3 April 2018]. 87
Created from ippsp on 2018-04-03 07:13:21.

También podría gustarte