Está en la página 1de 3

Resolución de la Corte IDH

Caso Durand y Ugarte vs. Perú


(Medidas Provisionales)

1. Inconvencionalidad de medidas que pretendan impedir la investigación y


sanción de los responsables de las violaciones graves de los derechos humanos

“30. Al respecto, esta Corte considera pertinente recordar que su jurisprudencia


constante ha sido clara en señalar que son inadmisibles las disposiciones de amnistía,
las disposiciones de prescripción y el establecimiento de excluyentes de
responsabilidad que pretendan impedir la investigación y sanción de los responsables
de las violaciones graves de los derechos humanos tales como la tortura, las
ejecuciones sumarias, extralegales o arbitrarias y las desapariciones forzadas, todas
ellas prohibidas por contravenir derechos inderogables reconocidos por el Derecho
Internacional de los Derechos Humanos”

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha reiterado que las medidas y


disposiciones que pretendan impedir la investigación y sanción de los responsables
de las violaciones graves de los derechos humanos se encuentran prohibidas por ser
contrarias al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, encontrándose dentro
de esta la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

2. La garantía de estabilidad e inamovilidad de los jueces

“35. En este sentido, si bien este tribunal internacional ha señalado con anterioridad
que la garantía de estabilidad e inamovilidad de los jueces no es absoluta, también
ha indicado que los procesos relativos a medidas disciplinarias, suspensión o
separación del cargo no pueden tener una “aparente legalidad” de manera que “una
mayoría parlamentaria” pueda “ejercer un mayor control” sobre un Tribunal
Constitucional con un “fin completamente distinto y relacionado con una desviación
de poder dirigida a obtener el control de la función judicial a través de diferentes
procedimientos” como pueden ser “el cese y los juicios políticos”.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos declara que la garantía de estabilidad


e inamovilidad de los jueces avala que las medidas disciplinarias, suspensión o
separación del cargo no pueden tener una aparente legalidad que permita el control de
los órganos jurisdiccionales por parte del órgano político.
Voto Disidente del juez Eduardo Vio Gross

1. Normas procesales en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos

“(…), que el sistema interamericano de derechos humanos no está integrado


exclusivamente por las normas que reconocen los referidos derechos, sino que
también lo está por aquellas de orden procesal. Unas y otras son igualmente
relevantes e indispensables para garantizar el debido y oportuno respeto de los
derechos humanos. Lo anterior, es particularmente significativo puesto que la
jurisdicción interamericana, empleando términos de la Convención, debe
proporcionar a todo el que comparece ante ella, sea persona humana sea Estado, las
“ debidas garantías ” de ser un “ tribunal competente, independiente e imparcial”
en el ejercicio de su competencia , consistente en la “ interpretación y aplicación
” de la Convención , es decir, impartir justicia en materia de derechos humanos. El
objeto y fin de la Convención comprende, entonces, como elemento esencial de los
mismos, el estricto respeto de las normas procesales que la rigen. Éstas no son, por
ende, prescindibles, sino que son tan necesarias como las sustantivas, en particular,
dado que es su respeto por parte de la Corte lo que le suministra a sus decisiones la
seguridad jurídica de que han sido adoptadas con la independencia y la
imparcialidad requeridas”.

El Juez Eduardo Vio Gross en su Voto Disidente señala que la normativa del Sistema
Interamericano de Derechos Humanos no solo está integrado exclusivamente por
las normas que reconocen los referidos derechos, sino que también lo está por
aquellas de orden procesal, las cuales son igualmente relevantes e indispensables
para garantizar el debido y oportuno respeto de los derechos humanos.

2. Beneficiarios de las medidas provisionales

“8. Entonces, este es el universo de los eventuales beneficiarios de las medidas


provisionales que puede adoptar la Corte en el marco de la supervisión del
cumplimiento de esta sentencia: los familiares de los señores Duran y Ugarte. Desde
esa perspectiva es claro que los magistrados del Tribunal Constitucional no eran
víctimas reconocidas en la sentencia y por lo tanto no podía ser beneficiarios de
medidas adoptadas en el curso de la supervisión del cumplimiento de sentencia. A lo
que se suma otra cuestión que no es de menor entidad: la falta de legitimación de los
representantes de las víctimas para solicitar medidas provisionales a favor de
terceros, que no fueron parte del caso y a quienes por lo tanto no están legitimados
para representar ante la Corte”.

El Juez Humberto Antonio Sierra Porto en su Voto Disidente señala que los
beneficiarios de las medidas provisionales dentro de un caso en trámite ante la Corte
Interamericana de Derechos Humanos son únicamente las víctimas y sus familiares.

3. Carácter de las medidas provisionales

“24. Las medidas provisionales en el sistema interamericano deben ser destinadas a


procurar que los efectos jurídicos de una eventual Sentencia del sistema
interamericano no resulten ilusorias, pero no deben constituir decisiones definitivas
de fondo que cesen una controversia, cuando ni siquiera se ha valorado su
conformidad al derecho internacional de los derechos humanos, sino una eventual
afectación prima facie a derechos establecidos en la Convención que debería ser de
extrema gravedad, urgente e irreparable”.

El Juez Humberto Antonio Sierra Porto en su Voto Disidente señala que las medidas
provisionales no deben constituir decisiones definitivas de fondo que cesen una
controversia, puesto que su finalidad es asegurar los efectos jurídicos de una eventual
decisión final del Sistema Interamericano.