Está en la página 1de 5

Claves para una evangelización efectiva.

Catedral de Vida, 31 de Enero de 2016

Todos hemos tenido la experiencia de hablarle a otra persona de la necesidad


de conocer el amor de Dios.

¿Le gustaría que cada ves que hable del amor de Dios a alguna persona, esta
llegara a la Iglesia y cambiara su conducta?

¿Le gustaría que al predicar la palabra de Dios a sus familiares que no


conocen de Cristo, ellos asistieran junto a usted a la iglesia viviendo un
verdadero arrepentimiento en sus vidas?

A quien no le gustaría. Pero…

Algunas veces nos sentimos frustrados por que los resultados de nuestra
evangelización no son los que esperamos.

Algunas veces recibimos rechazo, las personas nos escuchan con respeto pero
a la hora de la verdad con Cristo no se comprometen.

Y estas negativas nos desaniman optando por no hacer nuestra prioridad el


evangelismo.

Veamos algunos secretos para que nuestra evangelización sea efectiva.

1. Debo orar.

El evangelismo sin oración no tienen resultados efectivos. La oración es parte


de las disciplinas espirituales del creyente y dentro de ella debe estar incluido
el evangelismo.

Nuestra oración demuestra nuestras prioridades y carácter.

A veces nuestra oración se convierten en una oración egoísta, centrada solo


en mis necesidades.

Ayúdame, susténtame, provéeme, sáname,


Y nos olvidamos que debemos orar por aquellos que no conocen del amor de
Cristo.

Veamos el ejemplo de Jesús. Jesús era un evangelista exitoso. Podemos ver


que en tres años de ministerio hizo aproximadamente 300 discípulos fieles.
¿Cuál fue el secreto de Jesús?

A la mañana siguiente, antes del amanecer, Jesús se levantó y fue a un lugar


aislado para orar. 36 Más tarde, Simón y los otros salieron a buscarlo. 37
Cuando lo encontraron, le dijeron:

—Todos te están buscando.

38 Jesús les respondió:

—Debemos seguir adelante e ir a otras ciudades, y en ellas también predicaré


porque para eso he venido.

39 Así que recorrió toda la región de Galilea, predicando en las sinagogas y


expulsando demonios. Marcos 1:35

La oración es la primera clave para una evangelización efectiva.

- Tenga persistencia en la oración por aquellos a quien va a evangelizar.

17 Nunca dejen de orar. 1 Tesalonicenses 5:17

18 Oren en el Espíritu en todo momento y en toda ocasión. Manténganse


alerta y sean persistentes en sus oraciones por todos los creyentes en todas
partes.[f]

19 Y oren también por mí. Pídanle a Dios que me dé las palabras adecuadas
para poder explicar con valor su misterioso plan: que la Buena Noticia es para
judíos y gentiles por igual. Efesios 6:18-19

- Busque compañeros de oración (familiares).

19 »También les digo lo siguiente: si dos de ustedes se ponen de acuerdo aquí


en la tierra con respecto a cualquier cosa que pidan, mi Padre que está en el
cielo la hará. 20 Pues donde se reúnen dos o tres en mi nombre, yo estoy allí
entre ellos. Mateo 18:19
- Crea que su oración trae resultados.

6 Pero tú, cuando ores, apártate a solas, cierra la puerta detrás de ti y ora a tu
Padre en privado. Entonces, tu Padre, quien todo lo ve, te recompensará en
público. Mateo 6:6

2. Debo pedir la guía del Espíritu Santo.

Cuando queremos evangelizar surgen algunas dudas al respecto. A menudo


nos preguntamos ¿cómo lo haremos? ¿A quien evangelizaré? ¿Cuál es el
momento indicado? Entre otras.

Veamos un ejemplo de cómo el Espíritu Santo nos guía para respondernos


todos estos detalles. (Hechos 8:26)

En cuanto a Felipe, un ángel del Señor le dijo: «Ve al sur por el camino del
desierto que va de Jerusalén a Gaza». 27 Entonces él emprendió su viaje y se
encontró con el tesorero de Etiopía, un eunuco de mucha autoridad bajo el
mando de Candace, la reina de Etiopía. El eunuco había ido a Jerusalén a
adorar 28 y ahora venía de regreso. Sentado en su carruaje, leía en voz alta el
libro del profeta Isaías.

29 El Espíritu Santo le dijo a Felipe: «Acércate y camina junto al carruaje».


30 Felipe se acercó corriendo y oyó que el hombre leía al profeta Isaías. Felipe
le preguntó: —¿Entiendes lo que estás leyendo?
31 El hombre contestó:
—¿Y cómo puedo entenderlo, a menos que alguien me explique?
Y le rogó a Felipe que subiera al carruaje y se sentara junto a él.

32 El pasaje de la Escritura que leía era el siguiente:


«Como oveja fue llevado al matadero.
Y, como cordero en silencio ante sus trasquiladores,
no abrió su boca.
33 Fue humillado y no le hicieron justicia.
¿Quién puede hablar de sus descendientes?
Pues su vida fue quitada de la tierra»[c].
34 El eunuco le preguntó a Felipe: «Dime, ¿hablaba el profeta acerca de sí
mismo o de alguien más?». 35 Entonces, comenzando con esa misma porción
de la Escritura, Felipe le habló de la Buena Noticia acerca de Jesús.
36 Mientras iban juntos, llegaron a un lugar donde había agua, y el eunuco
dijo: «¡Mira, allí hay agua! ¿Qué impide que yo sea bautizado?».[d] 38 Ordenó
que detuvieran el carruaje, descendieron al agua, y Felipe lo bautizó.

39 Cuando salieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe. El eunuco
nunca más volvió a verlo, pero siguió su camino con mucha alegría. 40 Entre
tanto, Felipe se encontró más al norte, en la ciudad de Azoto. Predicó la
Buena Noticia allí y en cada pueblo a lo largo del camino, hasta que llegó a
Cesarea.

El espíritu Santo le mostró a Felipe.


a. a quien predicar
b. el momento indicado para asarlo.
c. Las palabras indicadas y precisas para la ocasión.

Pídale al espíritu Santo que le ayude a crear una estrategia para hablar de
Cristo a otros.

Otro ejemplo: Hechos 16:6-10

6 Luego, Pablo y Silas viajaron por la región de Frigia y Galacia, porque el


Espíritu Santo les había impedido que predicaran la palabra en la provincia de
Asia en ese tiempo. 7 Luego, al llegar a los límites con Misia, se dirigieron al
norte, hacia la provincia de Bitinia, pero de nuevo el Espíritu de Jesús no les
permitió ir allí. 8 Así que siguieron su viaje por Misia hasta el puerto de Troas.

9 Esa noche Pablo tuvo una visión. Puesto de pie, un hombre de Macedonia —
al norte de Grecia— le rogaba: «¡Ven aquí a Macedonia y ayúdanos!». 10
Entonces decidimos[c] salir de inmediato hacia Macedonia, después de haber
llegado a la conclusión de que Dios nos llamaba a predicar la Buena Noticia
allí.

El espíritu Santo, en el proceso de evangelizar, te responderá cada duda que


tengas al respecto, pero…

… frente a la guía del Espíritu Santo no nos queda más si no obedecer su vos
al pie de la letra.

3. Debo hacer la tarea completa.


¿Ha visto la escena trágica de un niño recién nacido abandonado?
¿Qué sentimientos emergen de usted?

Recuerde que la persona que usted trajo a los pies de Cristo es un recién
nacido y usted es su padre espiritual. Juan 3:36

Que no se nos vea como padres que abandonan a sus hijos.

Recuerde cual es la meta. “La meta es hacer discípulos” a través del


evangelismo (la predicación de la palabra).

Mantenga un continuo contacto con ellos llamándolos, visitándolos y


animándolos a seguir asistiendo a la iglesia.

21 Después de predicar la Buena Noticia en Derbe y de hacer muchos


discípulos, Pablo y Bernabé regresaron a Listra, Iconio y Antioquía de Pisidia, 22
donde fortalecieron a los creyentes. Los animaron a continuar en la fe, y les
recordaron que debemos sufrir muchas privaciones para entrar en el reino de
Dios. Hechos 14:21

Ahora que conoce estos tres secretos para tener una evangelización efectiva
y tener los resultados que usted desea al hablarle a otros de Cristo le animo a
que decida a ponerlos en práctica.

También podría gustarte