Está en la página 1de 42

y

«manta

/fientaitia
ta
como la vcíotl
alemanes «m-lón—

Sssg^4 fin*
isr ^ ,o
PEDIDOS A | ^rapdsa6djssecrctatnenie >
o«r&e ^ ñ
Sociedad General Española de Librería,
d 4c«vígas\c 6? 1^14 \
Diarios, Revistas y Publicaciones (S. A.)

IWio 1 parda
Perras, 21, moderno

^
.<¿y\

,;-r

-
ir:
-
Otto Richard TANNENBERG

LA MÁS GRANDE ALEMANIA

Con un apéndice conteniendo los


fines de guerra publicados o pro¬

pagados secretamente desde el 4


: de Agosto de 1914

Artes Gráfcas «MATEU». — Paseo del Prado, núm. 34. — MADRID

W
Thor stand am Mitternachtsende der Welt
Die Streitaxt wraf er, die schwere:
«Soweit der sausende Hammer fállt
Sind mein das Land und die Meere».
Und flog der Hammer aus seiner Hand,
es

Flog über die ganze Erde,


Fiel mieder am fernster Südens Rand,
Dans Alies sein eigen werde.
Seitden ist es freudig Germanenrecht
Mit dem Hammer Land zu erwerben.
Wir sind das Hammergottes Genchlecht
Und wollen sein Weltreich arobern.

*
* *

Thor estaba los confines del mundo septentrional.


en

Arroja su hacha, su pesada hacha de batalla


Tan lejos como caiga esta masa silbadora.
Serán míos la tierra y los mares.
Y la masa voló de su mano,
Voló por encima de la tierra
y cayó sobre los límites más
apartados del Sur
Para que toda la tierra fuera de él.
Desde entonces, es el derecho intrépido de los
germanos
Ganar tierras con la espada.
Somos la raza del dios del hacha
y queremos conquistar su imperio universal.

i-' ' ..:

í?
PRÓLOGO

Sigue una pequeña recopilación de extractos sacados del


famoso libro de Tannenberg —biblia del pangermanismo
alemán contemporáneo, evangelio de los militaristas y de
los jtmkers, obra que acusa la fuerte personalidad de su
autor, germano auténtico, intérprete certero de la mentali¬
dad del pueblo teutón—y de documentos que han visto la
luz en la prensa alemana durante la guerra. Damos, de to¬
dos esos extractos, la fuente de origen. Nada se ha alterado^
ni en un detalle. Se ha procurado que la traducción sea lo
más fiel posible y a esta fidelidad se ha sacrificado incluso el
estilo en ocasiones, porque se quería ante todo que la reco¬
pilación a que aludimos y que estas líneas preceden, fuera
como una
fotografía del alma alemana.
Wetterlé, en el prólogo de una obra titulada Palabras
Alemanas, ha escrito :
«Al contrario de lo que sucedía en losdemás países, los
intelectuales de Berlín, Jena, Munich, no soñaban más que
conquistas e imponían sus quimeras a la nación. Tan excelsa
locura halló, desde que empezó la guerra, su expresión en
algunos de los dichos alemanes o Palabras Alemanas, que en
el presente tomo se hallan reunidas.
»Que lean y vuelvan a leer con el mayor esmero, con
se
suma atención,
que se saque de ellas todo lo que se pueda
sacar, siempre se hallará el mismo pensamiento, la misma
idea: la hegemonía alemana sobre el universo, el dominio
absoluto y universal de la raza selecta. Y
siempre se pregona

10 —

el mismo método para realizar un proyecto tan monstruoso : Los alemanes, dentro de supaís, son los más sumisos de
la mentira, el desprecio del derecho de gentes, el menospre¬ los siervos. ¿Por qué? La raza germánica ¿es incapaz de
cio de la palabra que se ha dado, el culto de la fuerza brutal. rebeliones individuales? Podría creerse. La raza germánica
El alemán, cuando estaba persuadido que la victoria perma¬ tiene el instinto de lo rebañil y gregario. Cuando desbordóse
necería fiel a sus estandartes, no creía que le fuese dable por el inundo eran sus irrupciones oleadas de tribus. La
disimular sus intenciones. Hablaba libremente, y con su pe¬ masa avanzaba compacta, apretadísima. El hombre dejaba

sada altivez que hace de él un ente insoportable, confesaba de pertenecerse, se abismaba en el océano de carne sudo¬
con descaro
que quería avasallar al orbe después de haberlo rosa
y estremecida. Su yo anímico cedía su plaza al todo
asustado con sus crímenes. colosal que se adelantaba lento, aplastante, como un hormi¬
»No tardará en desmentir, enestá muy amaes¬
negar: guero en marcha o una emigración de langosta africana.
trado en el arte de la bellaquería. Sobrada razón tenemos Alguien ha dicho en un libro publicado en 1916 :
para oponerle desde ahora los textos auténticos, que más ((Spitteler, un poeta suizo de origen germano, en una de
tarde no tendremos que buscar con algún trabajo en las ya las conferencias que dió para explicar su aliadofilia, dijo que
envejecidas colecciones de diarios, ya que manos diestras y los alemanes, antes de Bismarck, eran siervos humildes, y
juicios pacientes los han reunido en un tomo. después de Bismarck siervos insolentes. La servidumbre
»Jamás los acusados han formulado por sí mismos un —que es abyección disimulada— les convierte en blanda
pedimento fiscal tan poderoso contra ellos. Al leerlo, en mo¬ cera en manos de sus elementos directores,
que sin trabajo
mentos en que el edificio de las ambiciones les insuflan el respeto a la jerarquía doblado de la vanidad
germánicas se
desploma bajo el empuje formidable de Europa, difícil es nacionalista. Y hay en el fondo de esa insuflación un ma¬
comprender cómo los criminales han podido llegar a confe¬ quiavelismo. El alemán acepta su condición de esclavo por¬
sar
proyectos que tanto les comprometen. ¿No hay que ex¬ que la idea de que pertenece a la supernación por excelen¬
trañarlo? Los alemanes estaban persuadidos que llevarían cia, mitiga sus amarguras espirituales. Vive dentro de la du¬
a cabo la reza de un
empresa preparada con tanta anticipación. No te¬ régimen absoluto, apoyado en una casta guerrera
nían motivo alguno para callarse, y podían pregonar sus es¬ y propietaria y sostenido por una burocracia que lleva al civi¬
peranzas y sus amenazas; ¿ y éstas, seguidas de atentados lismo la reglamentación granítica de la milicia. No es un
tan crueles, no debían contribuir a
quebrantar las últimas ciudadano, como el inglés, el francés, el yanki; no puede
resistencias ? decir, como el moscovita, que aun no ha salido de su Edad
Por ventura les salió mal la cuenta; las palabras
pero Media.
imprudentes no se borran. Son piedras inmortales que los Pero se consuela considerando que en sucualidad de
artesanos de la magna Alemania
han elevado al orgullo im¬ germano, de componente celular de un pueblo de elegidos
pertinente y a la presunción ridicula de un pueblo de locos.» y de señores, tiene derechos potenciales sobre los hombres
que no hablan alemán. Léanse las historias universales de
# # #
los escritores teutones contemporáneos. Por sus páginas co-

12 -
-

13 -

rre, escalofriante, esa convicción de la sublimidad germana. solo, encontraba descentrado. Para pensar, para reir, para
se

Todo lo bueno lo ha realizado el alemán. Las


grandes figu¬ divertirse, hasta para afligirse, necesitaba —y necesita— del
ras de
que se enorgullecen los latinos, los eslavos, los sajo¬ impulso ajeno, de la consigna recibida impersonalmente.
nes
independientes de las Islas Británicas, los escandinavos,
son
germanas expatriadas. Miguel Angel no es una gloria # # #
italiana. Un filólogo de Alemania ha
procurado superfetarle
una ascendencia intrarhenana inverosímil. Y así en todo
Esta hiperestesia nacional es el derivativo abierto a las Y sobre pueblo ha caído, durante casi un siglo, la pa¬
ese

cóleras democráticas de las multitudes. Se las hizo creer


labra llameante de los apóstoles de la guerra reivindicado-
que
el secreto de la grandeza era la res de la tradición de Prusia, la
organización jerárquica, la que ha hecho de las armas su
sumisión incondicional, la veneración de los gobernados por oficio nacional
los gobernantes. Y el Ya Clausewitz escribía, hace muchos lustros, obras
espíritu de crítica, de contradicción, de en sus
análisis de las instituciones, fué hoy clásicas
ahogado por la metodología :
y la clasificación, transportadas, desde las cátedras y labora¬ «No olvidemos la misión civilizadora que nos incumbe
torios, a la ciencia política.» merced a lo decretado por la Providencia. Así como Prusia
El niño alemán, fué fatalmente el núcleo de Alemania (Kern (i) Deut-
predispuesto a la obediencia ciega por el
legado psicológico de sus padres, cae en las manos deforma¬ schlancLs), así mismo Alemania será el núcleo del imperio
doras del maestro. Y el maestro le de Occidente.
cuidadosamente
prepara
para el cuartel. Hace de él un soldado y no un ciudadano ; Y para que nadie lo ignore, proclamamos, desde hoy,
una
máquina y no una voluntad brava y libre. Verdadera¬ que nuestra nación continental tiene derecho a la mar, no sólo
mente, la vida militar debía al mar del Norte, sino también al Mediterráneo
ser durísima en Alemania cuan¬ y al Atlánti¬
do no
embargante una materia prima tan dúctil y plegable, co. Nos apoderaremos, pues, una tras otra, de todas las pro¬
se mataban o estropeaban voluntariamente miles de vincias vecinas de Prusia, anexionaremos sucesivamente Di¬
jóvenes
todos los años. namarca, Holanda, Bélgica, el Franco-Condado, el Norte
El cuartel completaba la obra de la escuela. Terminado de Suiza, Livonia, y después Trieste y Venecia; finalmente
su servicio en filas, el alemán se
incorporaba a la sociedad el Norte de la región galia del Soma (Somme) al Loira.
civil. Pero en ella, la
disciplina continuaba chafando su
alma dócil. El escalafón, las asociaciones de veteranos, el La guerra es un acto de violencia cuyo objeto es obligar
socialismo, el Centro Católico, se apoderaban de él y le con¬ al adversario a que cumpla nuestra voluntad No hay lí¬
vertían en pieza de un complicado mites en el empleo de esa violencia Mientras no haya des¬
engranaje. Y manifesta¬
ba, votaba, cantaba y bebía cuando se lo mandaban. Y así baratado al enemigo, he de temer que él me desbarate Si
se daba el fenómeno
que hemos podido observar en los ale¬
manes que viven dentro de
España, de que un germano., (1) Er"alemán, kern significa hueso de la fruta, semilla, y en t. núclee.
-
14 -
-

15 -

«Los tratados que los


queremos echar por tierra al enemigo, hemos de proporcio¬ beligerantes han firmado pierden
todo valor jurídico de
nar nuestros esfuerzos a su resistencia. Pero el adversario obligación, en cuanto hay guerra
abierta.»
hace lo mismo, de que resulta manifestación por ambas
una
Y el general von Bernhardi decía por
partes que por sí misma agrava la situación hasta lo absoluto. su parte en uno de
sus libros:
«La guerra es un instrumento de
Cualquiera que se valga de la fuerza, sin piedad ningu¬ progreso, un regulador
en la vida de la Humanidad, un factor
na, y sin economizar la sangre, tarde o temprano tendrá la indispensable de ci¬
vilización, un poderío creador.»
preponderancia, si el enemigo no obra del mismo modo.No
¿ Que resultó de todo esto ? Que unas clases
se
puede introducir en la filosofía de la guerra un principio dirigentes
locas de ambición, inflamando en los siervos
de moderación, sin cometer un absurdo. que dominaban
un
orgullo nacional y racial insensato, con la argamasa de
los suicidios en los cuarteles, de la
Es menester dirigir nuestras empresas sobre todo hacia ultraespecialización ase¬
sina de iniciativas, del absolutismo
objetivos que sean de índole tal que aumenten los daños oca¬ político, habían fundado
sionados al enemigo. El primero de dichos métodos es la
la kultur. Y que el mundo ha visto,
aterrado, que la kultur
no es otra cosa
invasión de las provincias enemigas, no con intención de que un salvajismo científico.

conservarlas, sino para imponer contribuciones de guerra, y # # *

aun sencillamente para asolarlas.»

Y el «Gran Estado Mayor Alemán» en su publicación Ahora que Alemania gimotea y habla de paces democrá¬
para uso de la oficialidad teutona, titulada «Leyes de la gue¬
ticas, léase lo que soñaba, lo que ejecutaba, lo que planeaba
continental» dice cuando la guerra le era favorable. Y.
rra ; ganará el ánimo la con¬
fondo la historia de las guerras, vicción de que los aliados han hecho bien
«Estudiando a el oficial negándose a soltar
las armas sin antes haber arrancado la fiera los dientes
se
preservará de las ideas humanitarias exageradas y se for¬ a
y
mará un juicio cabal del vigor necesario que requiere una las uñas

guerra, y aun más, que la única y verdadera humanidad con¬ # #

siste lo más a menudo en el empleo de esas severidades apli¬


cadas sin reparos ni miramientos.» Cuando acabábamos este prólogo llegó la noticia de la
«Se puede emplear cualquiera medio de guerra sin el paz. Y se supo también que Alemania se declaraba republi¬
cual el objeto de la guerra no se pudiera negar. Resulta de cana y socialista.
esos principios o razones generales que sólo se oponen lími¬ Los aliados se muestran recelosos. No se fían de Alema¬
tes muy indeterminados al libre albedrío y a la voluntad del nia y la desarman. ¿ De quién la
culpa, sino de la Alemania
mando.» misma? Sus historiadores, sus filósofos, sus
tratadistas, sus
Y elgeneral von Blume, en su obra Wom kriege (De la técnicos, sus periodistas, sus profesores, sus caudillos, sus
guerra), dijo : reyes y príncipes, sus cancilleres, hasta sus agitadores rojos,
-
16 -

17 —

han sostenido, ya encubiertamente, ya con claridad meridia¬ denburg —el Hindenburg alcaloide del militarismo prusia¬
na, que la Fuerza es antes que el Derecho, que la necesidad no— es el hombre más admirable de Alemania. Vemos
que
no ley. Bethmann-Hollweg declaraba, el 2 de Agosto,
tiene ya anuncia el Lokal Anzeiger que el Kaiser volverá a Berlín
al embajador de Inglaterra que era absurdo batirse por un muy pronto
Tratado, pedazo de papel arrugado y no otra cosa, y que La Alemania imperialista, la de Tannerberg, la de Ber-
Alemania no comprendía que un simple documento antiguo nhardi, quiso conquistar al mundo. Después de haber pues¬
obligara a un pueblo a empuñar las armas. to a
Europa a sangre y fuego, fracasó en su bárbaro e im¬
Con gentes que no reconocen que los pactos escri¬
unas posible empeño. Y comprendió que debía pagar una cuenta
tos y refrendados son sagrados e intangibles, con un pueblo muy larga.
»Y para aparecer como
que reniega de su firma cuando le conviene, ¿qué recurso insolvente se colocó en la cabe¬

queda sino el desarmarlo? Si la fiera no puede dejar de ser gorro frigio y se vistió con una blusa y unos pantalo¬
za un

nes de obrero. Y ataviada de tal


fiera, ¿no deberá el cazador que la derriba —suponiendo guisa, se presentó a los ven¬
cedores y les dijo :
que no la quiera matar— enjaularla y arrancarla los dientes
»—La Alemania que
y las uñas, para que sus instintos no puedan reflejarse en cometió los crímenes que inten¬
actos destructores y dañosos? táis castigar ya ha muerto. Ahora hay otra Alemania, inocen¬
Es verdad que Alemania se dice arrepentida. Pero el te, cándida y pura. Esa nueva Alemania no debe sufrir
por
hecho de que se haya puesto el gorro frigio y la blusa no la antigua, ya desaparecida. Resignaos con vuestras ciuda¬
des destruidas, con vuestros millones de bajas, con vuestra
significa nada, por lo pronto.
Un periodista aliadófilo ha escrito con sobrada razón lo inmensa deuda, con vuestros navios mercantes hundidos
pol¬
los corsarios, con vuestras industrias
que sigue : arruinadas, con vues¬
«La revolución alemana es una de las farsas más gran¬ tras minas
anegadas, con vuestros campos trocados en ce¬
des de la historia contemporánea. Está siendo hecha con menterios, pedregales y cloacas. Abracémonos y pelillos a
la mar. Y permitid de
arreglo a un plan preconcebido. Tiene por fin esquivar el paso que la Alemania republicana y
obrera anexione, las dos Austrias
pago de la cuenta.
se

»Los sociales-demócratas se han prestado jubilosos a la »Mayoritarios y minoritarios alemanes se


dirigen a la In¬
comedia. Son muñecos del retablo del maese Pedro bur¬ ternacional y a los neutros. Amenazan con el bolchevikis-
gués y conservador. Detrás de ellos están los de siempre. mo. Amenazan con la bancarrota.
Apelan a los resortes hu¬
»'Vemos que Solf, el rabioso pangermanista, se dirige a manitarios. Apelan al compañerismo rojo. Apelan a la .ideo¬
los Gobiernos aliados pidiendo, en nombre de la nueva Ale¬ logía revolucionaria.
mania, el no cumplimiento de las condiciones del armisti¬ »Viendo el espectáculo, vienen a la memoria las frases
cio. Vemos que continúa actuando el mismo ministro de la de Heine :

Guerra que actuaba en tiempos del Kaiser. Vemos que el »—¡ Oh ! ¡ Esa Prusia ! ¡ Aprovecha hasta sus dema¬
Consejo de Obreros y Soldados de Cassel declara que Hin- gogos
O o ! *

2
-

18 -

19 -

»E1 Ejército, socialista. La Policía, socialista. El capi¬ principios sobre los cuales tiene que basarse ese arreglo?
talismo, socialista. Los funcionarios, socialistas. Hinden-
/
¿ Hemos de volver a las antiguas rivalidades nacionales,
burg, con sus generales, socialista. Parece una mutación es¬ animosidades y competencias en armamentos o hemos de
cenográfica. iniciar en el mundo el reinado del
principio de la paz? Es
»En el fondo, como decimos más arriba, se trata de en¬ el deber de liberalismo influencia para asegurar que
usar su

gañar y de salir del desastre lo mejor posible. Los mismos obtendremos el reinado de la paz.
¿ Cuáles son las condicio¬
periódicos alemanes reconocen que los daños causados a nes de la paz? Tienen que conducir a una solución que
Bélgica, justipreciados con mucha moderación, no serían debe fundamentalmente justa. Ningún
ser
arreglo que con¬
bien indemnizados mediante el pago de 18.000 millones de travenga los principios de la justicia eterna será permanente.
francos. Y luego quedarían las enormes reclamaciones de La paz de 1871 impuesta
*

por Alemania Francia ultrajó


a
Francia y otros pueblos. todos los derechos de la justicia. Que ese caso nos sirva de
»¿ Se comprende por qué Alemania se ha hecho repu¬ ejemplo. No debemos permitir que ningún sentimiento de
blicana y socialista? ¿Se comprende por qué sus sociales venganza o ningún espíritu de codicia nos
hagan rebasar
demócratas, a la vez que imponen el orden dentro de su los principios fundamentales del derecho.
¿ Se intentará vi¬
país, piden a los obreros de Francia, Inglaterra, Italia, Bél- gorosamente forzar al Gobierno para que se
separe de los
gica y Estados Unidos que hagan la revolución social y de¬ estrictos principios del derecho,
para satisfacer algún ideal
rriben violentamente a los Gobiernos burgueses? de venganza y de avaricia
sórdido, escuálido y bajo ? Debe¬
»Es la táctica de la Alemania kaiserina, que sigue, como mos absolutamente oponernos a esto. El triunfo de este Go¬
buena alumna, respetuosa con la maestra, la Alemania re¬ bierno las
en
próximas elecciones significará que la Delega¬
formada y roja. Se conserva la paz dentro de Alemania. Y ción británica en el
Congreso de la Paz estará en favor de
se procura incendiar
los países limítrofes. una
paz justa.» Aludió después a la Liga de las Naciones
y
«Porque así, a río revuelto, ganancia de alemanes dijo : «Una tal Liga será más necesaria ahora que nunca, y
«Afortunadamente, los aliados no se dejan deslumhrar las condiciones que existían en los
Balkanes antes de la gue¬
ni enternecer » rra afectan ahora
prácticamente a las dos terceras partes de
«v.
VV*
.y.
*7v"
«v,
*7V-
Europa. Han vuelto a nacer en Europa gran número de pe¬
queñas naciones y éstas necesitarán la Liga de las Naciones
para protegerlas contra la codicia y las ambiciones de veci¬
Los aliados, a pesar de todo, se conduceij generosamen¬ nos avaros. En mi
opinión la Liga de las Naciones es abso¬
te. En su discurso de inauguración de la campaña para las lutamente esencial para una
paz permanente. Iremos a la
elecciones del 14 de Diciembre de 1918, Lloyd George dijo : Conferencia de la Paz para
conseguir que esa Liga de las
«Uno de los principales resultados de las próximas elec¬ Naciones sea una realidad.
Soy de los que creen que sin la
ciones generales será la naturaleza de las estipulaciones de paz no podremosprogresar. La Liga de las Naciones garan¬
la paz. Significará el arreglo del mundo. ¿ Cuáles son los tiza la paz y asegura una reducción
general de armamentos.

21 —
-

20 —

rencia de los de Alemania, no hacen la guerra a los ancianos


Y esa garantiza a su vez que podremos abando¬
reducción
y los débiles. Los Gobiernos aliados han garantizado que la
nar aquí el sistema de servicio militar obligatorio.»
propiedad privada será respetada por el Ejército de ocupa¬
W TV"
ción, y confío en vosotros para que este compromiso sea lle¬
vado a cabo en su espíritu, así como en su letra».

general Petain, al comunicar a sus tropas que iban


Y el
«Os pido enseñéis al mundo que, lo mismo en la
que
a ocupar Alsacia-Lorena y las dos orillas del Rhin, publicó
guerra que en la paz, la disciplina británica, basada en la
una orden del día donde había estos párrafos admirables :
lealtad a nuestro Rey y en el
«Durante muchos meses habéis luchado con tenacidad. respeto a la autoridad, enseña
.la cortesía y la consideración hacia los no combatientes y
La Historia celebrará la energía desplegada durante cuatro
que, como verdaderos soldados, estamos dispuestos a cum¬
años de guerra por nuestra patria, la cual debía vencer para plir cualquier servicio que se nos exija».
no morir., Para dictar mejor la paz, llevaremos nuestras
armas hasta el Rhin, y en la querida tierra de Alsacia y Lo- #«\¿, «A£.
-7T

rena libertadores. Irán aun más lejos,


penetraremos como'
al país alemán, para ocupar los territorios, que serán la pren¬
Recordemos las frases de Heine :
da necesaria para nuestras justas reivindicaciones.
«j Oh ! Esta Prusia ! ¡ Utiliza hasta sus demagogos !»
¡
»Francia ha visto sus campos arrasados, sus ciudades en
Los nuevos gobernantes alemanes han
ruinas, y los habitantes de las regiones invadidas han tenido comenzado, ape¬
nas
ocuparon las poltronas que habían abandonado los anti¬
que sufrir numerosas crueldades.
guos a seguir la política internacional de éstos. Ha sido tác-
»No contestéis a los crímenes cometidos con la violen¬
tica de Alemania, desde el principio al fin de la
guerra, la
_

cia, aunque ésta-pueda pareceros legítima, a causa de vues¬ de enturbiar las aguas
tro resentimiento. ideológicas y sembrar la confusión
en las conciencias
»Permaneced disciplinados y mostraos respetuosos ha¬ ajenas. El Imperio fué un vasto depósito
de pedantescos
cia las personas y bienes. agitadores profesionales de todo orden. Se
expedía católicos a los países católicos, protestantes a los
»Después de haber derrotado al enemigo con la fuerza
de las armas, imponeos por vuestra digna conducta. Así, el
países protestantes, demócratas a los países democráticos,
pacifistas a los países donde convenía que actuaran los ene¬
mundo no sabrá qué admirar más : si vuestro heroísmo en
los combates o vuestra actitud en el éxito.»
migos oficiales de la guerra, socialistas a las naciones que
poseen una gran fuerza social organizada y terrible
Al mismo tiempo, el general inglés Rawlinson, coman¬ El ideal de la Alemania enmascarada de
dante del ejército británico de ocupación, lanzaba a sus tro¬ demagogia, ves¬
tida de rojo, sería
que los países aliados se convirtieran en
pas una proclama donde se lee estas palabras :
otras Rusias maximajistas.
«Quiero, además, pediros que al cruzar la frontera alema¬
No lo conseguirán
na demostréis al mundo que los soldados británicos, a dife¬
y pagará lo que debe
De

"La más grande Al emania,,


POR

TANNENBERG

La visión de la guerra futura


¿Cuándo qué orden ocurrirán las transformaciones y arreglos te¬
y en
rritoriales quehe esbozado? Es muy difícil, casi imposible dar una res¬
puesta. Pueden comenzar mañana, determinados por el aspecto que
puedan tomen los asuntos alemanes. También es posible que haya que
aguardar algunos años. Para mí, lo esencial es que el pueblo alemán,
todo entero, se familiarice con las diversas eventualidades
ligadas a los
sucesos que se aproximan. Este es el
objeto que he perseguido escri¬
biendo mi libro. No queremos, después del trabajo hecho, retirarnos
como niños
prudentes a nuestra antigua propiedad y conducirnos luego
como si pidiéramos perdón a nuestros
enemigos de haber tenido el arro¬
jo de alcanzar la victoria. El triunfo de 1870 ha sorprendido decidida¬
mente a nuestro pueblo,
porque de otro modo no nos hubiéramos con¬
tentado con una indemnización tan modesta como es la de cinco mil
millones de miserables francos 80
a
pfennig la pieza y el pedacito de
Alsacia Lorena: esto era para Francia, el país más rico del mundo, de¬
masiado poco. Ya progresaremos, y con asombro de los vencidos aca¬
baremos nuestra obra
hasta hacerles temblar de
espanto.
Faltó poco en 1908 para que comenzara la obra de edificación
de
la grande Alemania, aunque sepamos que no hay que comenzar¬
nueva

la mientras viva el
viejo Francisco José. Pero pueden venir otras oca¬
siones parecidas a aquélla. Dos o tres años basta
para que quienes en
1909 no tuvieron el valor de marchar contra
Austria, tengan concien¬
cia de que los armamentos actuales les
asegurarán esta vez la vic¬
toria.

24 —

25

A título de comparación recordaré solamente que después de 1866, la declaración de guerra de Francia, y' el mismo día Rusia decreta la
Napoleón y sus ministros trabajaron felizmente durante cuatro años, movilización. Inglaterra semantiene especiante; nunca hay mejores
hasta que finalmente en 1870 creyeron sus preparativos tan completos, negocios en Inglaterra que cuando luchan entre sí los Estados conti¬
que no faltaría ni un botón de uniforme. Desde el punto de vista pura¬ nentales. Vender a las dos partes armas y víveres... Hacía largo tiempo
mente humano, yo no sabría desear al viejo Emperador que presencie que no se había presentado una ocasión igual. Inglaterra se guardará
todavía un asalto de los lobos eslavos contra la vieja Austria. Pero bien de perder, declarándose por uno u otro bando, un momento tan

¿quién sabe lo que puede ocurrir mañana? excepcional para aumentar su riqueza. Cuando la paz se haga, sabrá
bien adelantarse a ella. Recuerda que la guerra del 70 le permitió
LOS ESLAVOS
apoderarse de Egipto, y espera que la fundación de la grande Alema¬
Un día nia le valdrá una nueva presa.
llegará en que los pequeños Estados, deseosos de crecer,
aspirarán a la independencia. No se contentarán ya con el tributo anual JAPÓN
que la vieja Austria les paga, en millones sacados de sus subditos ale¬ En Extremo Oriente la guerra europea despierta los instintos belico¬
manés, y descontentos del régimen de la casa de Haspburgo querrán te¬ sos del pueblo del Sol Naciente. A la declaración de guerra de Rusia a
nerlo todo.
Alemania responde la del Japón a Rusia. El pueblo japonés hará todo
Serbia quiere ser gran potencia y conquistar la Herzegovina y la Dal- lo posible por guardar en sitio seguro los frutos de la guerra de 1905,
macia, Trieste, Goritzia, Gradisca, La Carintia, La Cernióla, La Estiria
que la diplomacia de Europa le arrebató entonces. Aquella fué una gue¬
Meridional, La Eslavonia y La Croacia. Entonces Austria movilizará sus rra sangrienta y victoriosa, pero sin resultado positivo, según el método

tropas. La orden de movilización llegará a Praga y a Lemberg. Los che- asiático: hoy es un avance seguido de conquistas sin grandes com¬
cos y los polacos dirán: «no queremos marchar contra nuestros herma¬
bates.
nos eslavos», ¿y qué sucederá entonces?
Elpeligro de la guerra con Rusia es considerablemente disminuido
Los austríacos alemanes acogen la orden de marcha con entusiasmo
por el ataque del Japón en el Asia Oriental. Al mismo tiempo, Polonia
y se ponen en campaña contra los eslavos del Sur. Los polacos se man¬ es teatro de una sublevación contra la dominación rusa. Los polacos de
tienen a la espectativa buscando algún pretexto cómodo. Han levanta¬
Galitzia unen sus fuerzas a las de los polacos del Vístula medio. Ale¬
do sus tropas pero no marchan. Ellos montan la guardia contra cual¬
mania ocupa la frontera y abandona los adversarios en presencia a las
quiera que se aventurara a decir que los polacos podrían maltratar a los vicisitudes de las armas.
rutenos. Los checos se arrojan sobre las minorías alemanas de Bohe¬
ALEMANIA
mia y de Moravia y lo pasan todo a sangre y fuego. Alemania no tiene
más que un partido que tomar: enviar dos cuerpos de ejército que ocu¬ Alemania envía contra Rusia ejército de un millón de soldados.
un

La lucha se desarrolla del lado de las


provincias bálticas de la gran Li-
pen Bohemia, Silesia austríaca y Moravia.
En Viena los madgyares entablan negociaciones, porque la hora les tuania y de las regiones del Memel, del Duna, del Embach y del

parece propicia, para obtener algunas ventajas, como el empleo del D-nieper. Los rusos abandonan poco a poco estos territorios, que por su
madgyar para lengua de mando en el ejército, los límites aduaneros inte¬ población le son extraños, y se retiran sobre Moscou. Pero los ejércitos
riores y un banco propio: mientras que el enemigo está en la frontera alemanes no les siguen por las selvas y pantanos de Rusia, y se conten¬
ellos negocian, hasta que finalmente tienen tanto que hacer con sus tan con ocupar los territorios, cuya posesión podemos prever.

propios eslavos que olvidan lo convenido. Los checos se levantan en el Alemania envía al oeste el grueso de sus fuerzas. Ocho días des¬
norte de Hungría y en el sur son los territorios pertenecientes al reino pués de la declaración de guerra de Francia, cuatro millones de solda¬
de Hungría los que tienen que soportar el primer choque. dos alemanes franquean lo que ha sido hasta aquí la frontera Oriental
de este país. Las noticias llegadas de Oriente, la declaración de guerra
de los japoneses, la sublevación de los polacos, la revolución rusa que
FRANCIA
levanta de nuevo la cabeza... todo esto rompe en los franceses el ímpe¬
Francia, loca de alegría, cree que ha llegado la hora del gran arre- tu de que dieron pruebas al comienzo de la guerra del 70, y todo el
lo de cuentas. La ocupación de Praga por los alemanes es seguida de tiempo que gozó el Imperio de su prestigio tradicional. Cuarenta años
-

26 —

del régimen republicano han acabado por arrebatar a la juventud fran¬


cesa el último resto de ardor guerrero, de espíritu de sacrificio y de su¬
EL TRIUNFO
bordinación. Nadie quiere someter su yo a las exigencias del deber. La
Los alemanes sitian San
cobardía y la tontería rivalizan. La creencia en la traición aterra de Petersburgo y proclaman la anexión de las
regiones del Niemen, del Duma y del Embach. Los alemanes han ocu¬
nuevo el espíritu del soldado francés. Las fortalezas de
que los france¬
pado París y avanzan hacia la línea del Loira. Holanda y Bélgica han
ses esperaban tanto, no pueden nada contra los ataques de los globos pedido ser recibidas en el Imperio alemán a título de Estados confede¬
alemanes: no son más que nidos de bombas para los pobres soldados rados con todas sus colonias. El ofrecimiento
amontonados en ellas.
es aceptado bajo reserva.
¿Quién soñaría impedir que la Alemania victoriosa declarase estos
con

LA INVASIÓN países tierra del Imperio, sin condiciones? Las cuestiones de


detalle,
relativas a su admisión, serán
La Francia del norte y objeto de discusiones ulteriores en Ber¬
la del este ocupadas. Después del éxito
son lín. Una sola cosa es cierta: que
las colonias de los dos Estados, con
logrado por la flota aérea alemana, destruyendo la frontera Oriental, motivo de derecho
París no intenta siquiera defenderse. general, deben ser, no la propiedad privada de un
estado confederado, sino una tierra colonial del
Las noticias del Asia Oriental, la conquista de la región del río Imperio todo entero.
Francia, pobre en soldados, no puede resistir más largo
Amur por los japoneses, la marcha hacia adelante de estos últimos so¬ tiempo a
bre el lago Baikal, la-victoria de los polacos en el Bug, la ocupación de
Alemania, rica en soldados. La aproximación de las .tropas italianas,
hasta aquí cuidadosamente retenidas en el
las provincias bálticas y lituanas por Alemania, la conquista de Serbia sur, hace comprender los a
franceses que toda nueva batalla no sería más
por los alemanes de Austria, hacen ver claro a los franceses que sus que una estéril efu¬
sión de sangre. La guerra, que ha sido corta pero fecunda en suce¬
miles de millones han pasado a manos de los eslavos en pura pérdida.
A estas malas noticias se agrega otra: Italia ha declarado la guerra
sos, es seguida de una paz de importancia decisiva para el mundo
entero. Las negociaciones de
a Francia. paz con Francia se celebran en Bruse¬
Después llega la certidumbre de que Inglaterra no piensa en las. Por otra parte esta ciudad
modo alguno tomar una parte activa en el conflicto. Mercancías contra se llama ya «Brussel»: la antigua Bru¬
selas ha desaparecido
dinero, y cañones, fusiles y municiones, sí; pero soldados, no. Ade¬ para siempre.
más, ¿dónde los encontraría? La India no espera más que un momento RECORDANDO
propicio para sacudir el yugo inglés. Los estudiantes indostánicos de La guerra no debe
dejar al vencido más que los ojos para llorar.
Bengala asesinan a los altos funcionarios ingleses. En Egipto hay una La modestia de nuestra
parte sería una pura locura.
crisis parecida; resuena el grito de los derviches pidiendo Egipto Días como hacen pensar de una manera
estos
para muy especial en el
los egipcios. En los diarios de Australia se discute qué es lo que debe¬ año que la amistad franco-rusa lucía con su más vivo
en
brillo; brillo de
ría hacerse mejor en caso de derrota de Inglaterra: si agrupar los esta¬ empréstito, mientras que la fraternización de Cronstadt
preparaba todo
dos australianos en una confederación autónoma o agregarse a los Es¬ el mundo a ver a Francia tomando
su desquite sobre
Alemania al cabo
tados Unidos de América del Norte, por miedo a las claras amenazas de algunos meses. En su
alegría anticipada, los diarios franceses nos
del Japón. El Canadá registra ecos análogos y los diarios dan todos contaban que en el fondo Francia se había
extrañado mucho, en 1871,
los días detalles sobre el aumento inquietante del número de de la modestia de las
mongoles exigencias alemanas. En las esferas dirigentes de
establecidos en Vancouber y en la Colombia británica. El rey y París se admitía generalmente
el Par¬ que Alemania se haría entregar además
lamento ingleses se felicitan de no tener que tomar partido. la flota y las colonias francesas. Los
barcos de guerra franceses eran
Un profundo descorazonamiento se apodera de la nación francesa. los mejores del mundo. Las
colonias eran de pequeña extensión-, es
Todas sus esperanzas se desvanecen. Rusia ha flaqueado; el león che- verdad: Argelia, Senegal, Cambodge y Cayena. No era mucho;
pero
co yace en tierra agarrotado
y vigilado por los soldados de la reserva ellas luego han sido acrecentadas de un modo que no es de desdeñar.
alemana. Serbia ha sido lamentablemente vencida, el Estos artículos de periódicos,
Rey Pedro ha publicados en este período crítico don¬
huido y el Príncipe real Jorge ha muerto. Italia ha de todo político serio consideraba
ocupado Saboya, Ni¬ como inminente una declaración de
za
y Córcega. Inglaterra y América hablan de negocio pero no de librar guerra de Francia y Rusia contra
Alemania, daban la impresión de que
batalla. Los acontecimientos se precipitan. los círculos directores de París
querían anunciar al mundo especiante
-

28 -
-

29 -

que Francia, una vez victoriosa, no seria tan modesta como Alemania
ha sido en 1871. BÉLGICA Y HOLANDA PARA EL KAISER
Pero queremos corregirnos; los progresos de la cultura, sobre todo 3.° Francia declara que está de acuerdo,
cuando vienen de París, hallan en Alemania un público reconocido. en lo que respecta a la
entrada de Holanda y Bélgica en el
Imperio alemán. Así queda casi res¬
tablecida en el Oeste de Alemania la frontera del
Imperio de tiempos
de Carlos V. No del todo,
porque faltan algunos territorios cerca de las
fuentes del Escalda. Pero como nuestra frontera del Sur
La paz de Bruselas y del Este nos
imponen otros deberes más importantes aún, tenemos que contentarnos
EL BOTÍN A COBRAR con lo que hemos obtenido en la frontera
occidental, dadas las circuns¬
tancias actuales. Holanda entra con su casa Real el
Heaquí las estipulaciones de la paz de Bruselas:
Imperio a título
en
de Estado confederado y
gozando de la igualdad de derechos. Propor-
1.° Francia cede a Alemania los departamentos siguientes: Depar¬
cionalmente a su población, facilita dos
cuerpos de ejército, uno en
tamento 85, los Vosgos con Epinal; 54, Mosela y Mosa con Nancy y
Roterdam y el otro en Groninga. Las Universidades
holandesas son re¬
Luneyille; la mitad Este del 55 y del 8; Mosela con la villa de Verdun; conocidas y adoptan la organización de las Universidades alemanas. Ho¬
los Ardenas con Sedán: en total unos 17.TI4 kilómetros cuadrados. Es¬ landa entra en la unión aduanera alemana sin
pagar indemnización y sin
ta región es actualmente poco poblada: 69 habitantes por kilómetro asumir obligaciones especiales
para esto. Este tratamiento privilegiado
cuadrado, apenas la mitad de la densidad de Alemania. El país que se¬ tiene una importancia inmensa
para todas las ramas de la actividad eco¬
rá así cedido a Alemania en la cuenca superior del Mosa y en la del
nómica, especialmente para la horticultura que el clima favorece tan
Mosela no 1.192.453 habitantes. Esta nueva provincia
tiene más que felizmente y para la agricultura, cerca de las bocas del Rhin.
Holan¬
recibe el nombre de Franconia occidental; tendrá a Nancy por capital da guarda a Java, como
propiedad privada y sus otras colonias de
y será residencia de autoridades superiores, del nuevo cuerpo de ejér¬ la Insulindia, Surinám
y las de Australia se convierten en propiedades
cito y de una Universidad. Las capitales de distrito serán: para el norte
generales del Imperio alemán. En las escuelas holandesas se enseñará
Verdun en el Mosa, para el sur Epinal en el Mosela. La nueva fronte¬ el alto alemán como
segunda lengua nacional, y esto no sólo en las es¬
ra occidental será formada por la divisoria de aguas entre el Mosa y los
cuelas superiores, sino también en las
primarias. El dialecto holandés
afluentes de la orilla derecha del Sena. continuará siendo usado en los asuntos interiores
holandeses, mas para
OTRA FRANCONIA las relaciones con el
Imperio alemán y para el extranjero el alto alemán
será de rigor. Las mismas condiciones son
2.° Francia da asilo a los esta¬
los habitantes de este territorio y concedidas a Bélgica. Ella
da dos cuerpos de
blece en otra parte. La evacuación debe ser hecha en el espacio de un ejército, uno en Amberes y otro en Lieja. Bélgica no
reclama privilegios especiales, desde el
año, a partir del día de la firma del tratado de paz. El terreno repartido punto de vista colonial, antes al
contrario, considera como una ventaja que el Estado del
eR dominios de cuarenta a sesenta arpentas, según su calidad, y distri¬ Congo, dema¬
siado grande para tan
buido como don de honor a distinguido duran¬
los soldados que se han pequeño país, quede en,poder y bajó la protec¬
ción del gran Imperio alemán
te la guerra. Los edificios de las ciudades son igualmente repartidos en y de su pueblo.

inmuebles de valor aproximadamente equivalente. También tienen dere¬


cho a este reparto, los soldados que han hecho la campaña de 1870. LOS VALONES PIERDEN LA VALONlA
La creación de la nueva provincia de Franconia occidental, se impone 4.° Francia encarga de establecer los valones procedentes de
se

para corregir las faltas cometidas en 1871: hemos sido bastante locos Bélgica las regiones aun desiertas de su territorio. La operación debe
en
entonces para tratar sobre un pie de igualdad con los alemanes a los
hacerse en el espacio de fres años. Los bienes raíces
habitantes de estas regiones porque hablaban alemán, y para calcular y los inmuebles
de los valones y de los habitantes de la
nueva provincia de Franconia
demasiado bajo la influencia de Francia. Necesitamos al oeste de Al- Occidental sobre el alto Mosela, y el alto
sacia Lorena una provincia puramente alemana, a fin de resolver de una
Mosa, son tasados por peri¬
tos y pagados en bonos de la
indemnización de guerra, debida por
vez para siempre la cuestión de la Alsacia Lorena.
Francia a
Alemania, y que serán reembolsados por la República. Los

31 —

30 —

mos al fin gozarde la tranquilidad necesaria para nuestro desarrollo


terrenos así evacuados en el Mosa Medio, serán ocupados por los sol¬
pacífico, y encontraremos admirable nuestro sistema de lás familias con
dados alemanes que hayan realizado acciones brillantes durante la seis hijos.
guerra, y así al cabo de algunos años esta provincia fronteriza tendrá Nos haremos pagar los 35.000 millones de marcos, no de
francos,
una población puramente alemana. en cinco años,
y nuestro ejército de ocupación será retirado de Fran¬
La barrera aduanera antinatural entre el Imperio alemán y sus puer¬
cia por etapas sucesivas, según vayan siendo hechos los
tos de mar sobre el Mosa y el Rhin, cae gracias a la enexión de Holanda pagos.

y de Bélgica.
EL DINERO PRESTADO SU REPARTO

5.° Francia cede a Alemania la propiedad de los 12.000.000.000 Durante este tiempo la República tendrá los gastos que
que pagar
ha prestado a Rusia. ocasionen las medidas tomadas en beneficio de nuestra
que seguridad. El
podemos, sin embargo, regalar tan bella suma a la Santa Rusia,
No país es ocupado hasta las fronteras española e italiana, a fin de que los
porque hace de estos miles de millones un uso tan deplorable, que ya franceses del Mediodía sepan también lo que son los males de la
gue¬
no queda de ellos casi nada; y no se trata de hacérselos reembolsar. rra; la campaña del 70 no les había perjudicado en sus bienes,
y esto
Rusia no es un dominio hipotecado, del que se esperan intereses y que explica, hasta cierto punto, porqué se recluta entre ellos los elementos
se pone en venta pública cuando no ha sido entregado el dinero pun¬ más violentos y más escandalosos de las maniobras
antigermánicas.
tualmente el día del vencimiento. Pero nosotros sabremos cobrar este Nos será muy agradable que Inglaterra ayude a su
querida amiga Fran¬
dinero de otra manera, comprando por medio de asignaciones sobre cia a apresurar el pago de su deuda. 31.000 millones deberán ser
pa¬
nuestros créditos los dominios de los polacos en Posnania, Prusia oc¬ gados al contado en oro amonedado o en oro en barras, y 4.000 mi¬
cidental y alta Silesia; de los lituanos, en las orillas del Niemen; de los llones en bonos. Sabremos hacer un empleo
juicioso de los 35.000
letones en el Duna; de los estonios en el Embach y regiones inmedia¬ millones; nos son absolutamente indispensables para la creación de
tas a los ríos de las costas septentrionales; de los checos en Bohemia, la grande Alemania. Dedicaremos 15.000 millones a la extinción de la
Silesia austríaca y Moravia, y de los eslavos del Sur en Ukrania, Ca- deuda del Imperio y de sus Estados constitutivos,
y sólo quedará un
rintia, Estiria, Croacia, Dalmacia, Goritzia y Gradisca, siempre que ha¬ saldo de 2.400 millones de deudas. ¿De dónde
proviene la pesada deu¬
biten en el interior de los límites meridionales y orientales de la gran da del Imperio, sino de la obligación en que nos encontramos desde
hace cuarenta años, de soportar armamentos ruinosos
"

Alemania.
dirigidos contra
Este procedimiento permite lograr de una vez tres cosas: Rusia
nos Francia y los países que ha llevado a su órbita? Por eso es de la
justi¬
se desembaraza del fardo de deudas e intereses que la agobia, los esla¬ cia más elemental el aprovechar la ocasión para
librarnos de ella. Al
vos del Oeste y del Sur se convierten en ciudadanos de un país eslavo mismo tiempo logramos un objetivo de la más alta
importancia: sumas
y nosotros, alemanes, obtenemos libres de deudas y servidumbres los colosales pasan a las manos del pueblo alemán, su
espíritu de iniciati¬
países de colonización de que tenemos necesidad. va ve abrirse con la era nueva horizontes
magníficos; y la realización
de sus empresas exigirá dinero, mucho dinero.
LA INDEMNIZACIÓN Dos mil millones alimentarán las Cajas de socorro a los heridos
y a
las familias privadás de quienes las sostenían. El dinero
6.° Francia paga a la grande Alemania 35.000 millones de mar¬ consagrado a
los veteranos será buscado en otra parte.
cos en dinero contante: es la mitad del dinero contante que Francia se
Mil millones servirán para aumentar nuestra flota, de que tendremos
jacta de poseer. Esta pérdida herirá a Francia en su punto más sensible,
una apremiante necesidad para proteger nuestro Imperio colonial,
y allí donde son más grandes sus capacidades. Desde la caída del primer
considerablemente acrecentado.
Imperio el dinero es el ídolo de los franceses y su pérdida. Si Francia
Dos mil millones son destinados obras de expansión
no fuera quien tiene sobre la tierra más dinero contante, no habría
a
civilizadora, y
especialmente a la construcción de los puertos y de los ferrocarriles en
adoptado el sistema de la familia de un hijo único; y jamás tampoco
nuestras colonias.
hubiera logrado convertirse en el banquero complaciente e insinuante
Cuatro mil millones serán necesarios para la compra de las casas
de nuestros enemigos. Quitemos a Francia su maldito dinero y podre¬ y
-

33 —

32 —

pagada por los franceses, serán útilmente repartidos para bien de la na¬
del suelo la Franconia occidental y la Valonia, cuyos habitantes
en ción alemana.

actuales no deben sufrir ningún daño material. La suerte que les hiere EL INRI
es una necesidad superior. Serán indemnizados, no en dinero contante,
7.° Francia declara, que se adhiere a la entrada del Luxemburgo y
sino en bonos dados por Francia. Los bienes del Estado en Franconia
de Suiza en el Imperio alemán.
occidental quedan sin indemnización, como propiedad del Imperioale¬ 8.®
Francia está de acuerdo con las modificaciones hechas por
mán. En Bélgica no se cambia nada del antiguo régimen, porque el
Alemania en sus fronteras meridionales y orientales.
Estado, a consecuencia de la emigración alemana se germaniza. Como 9.° Francia renuncia flota y se
a su la entrega al Imperio alemán.
se trata de tres millones y medio de hombres, 4.000 millones bastarán 10. Francia renuncia a sus colonias, a excepción de Argelia, en
ampliamente para indemnizarles, tanto más, cuanto que los evacuados provecho de la grande Alemania.
se llevarán consigo sus bienes-muebles.
11. Francia se adhiere a los Tratados convenidos entre las
grandes
Tres mil millones son prestados a la nueva Austria alemana para potencias: Alemania, Inglaterra, Estados Unidos, Japón y Rusia.
liquidar deudas. Como la vieja Austria tiene seis mil millones de
sus 12. Francia acepta un nuevo Tratado de comercio con Alemania,
deudas, y en el momento de la separación los países polacos y rutenos Tratado en armonía con el desplazamiento de fuerzas que han deter¬
tomarán su parte de la deuda del Imperio, parte calculada, según su po¬
minado los sucesos.
blación, este préstamo podrá permitirles extinguir los dos tercios de di¬ Estos son los doce artículos
principales de la paz concluida en Bru¬
cha deuda. El pueblo alemán de Austria se encontrará así en posesión selas entre Alemania y Francia. Es la consagración definitiva de la su¬
de una suma bastante considerable, que podrá emplear en las exigen¬
perioridad del pueblo alemán, rico en hijos, sobre la Francia pobre en
cias de la era nueva.
hijos. La pugna de armamentos que ha seguido al Tratado de Francfort
Mil millones serángastados para comprar sus casas a los checos de termina al fin.
la región de los sudetas, a los eslovenos y a los servio-croatas de la
Italia
concluye la paz con Francia en Niza, y recibe Córcega y la
frontera meridional de nuestro territorio nacional. En cuanto al suelo,
región de los Alpes marítimos; estos países representan 12.460 kiló¬
les será pagado en bonos sobre nuestros créditos rusos. Esta suma
metros cuadrados y 550.000 habitantes, la
mayoría de estos de len¬
está tan ampliamente calculada, que cada emigrante será bien indemni¬
gua italiana. Las ciudades de Mentón, Monaco, Niza y Cannes, se con¬
zado a cuenta deella. Como se trata de unos cinco millones de checos vierten en italianas; la casa de juego de Monaco es
suprimida. La paz
y de dos millones de servo-crotas, cobrará cada familia de seis o siete de Niza da a Italia el primer puesto entre los pueblos latinos.
personas, más de mil marcos, como compensación de la pérdida del
derecho de domicilio. Los que conocen las viviendas de los paisanos
eslavos del Oeste y del Sur, dirán si mil marcos no representan para
ellos fuerie suma.
una La paz de Riga
Mil millones serán puestos a la disposición de la Comisión de colo¬
RESUMEN
nización de Polonia, Prusia occidental y alta Silesia, para la compra de
las casas de los habitantes de la Alemania oriental, que hablan polaco. La paz entre Alemania y Rusia es firmada en
Riga.
Sus tierras les son pagadas en bonos de garantía, que cambiarán en las Los miles de millones franceses no han dado la felicidad a los rusos.

cuencas media y superior del Vístula. Como su número se eleva sola¬


El pueblo ruso cree que la felicidad
lo que hay mejor y más impor¬
es

mente a tres millones de individuos, o sea a medio millón de familias, tante en toda actividad humana sobre la tierra. La felicidad ha abando¬
cada familia recibe una indemnización de 2.000 marcos, lo que es mu¬ nado a los rusos desde el día en que los viejos
lograron romper rusos
cho para un pobre polaco del Este. la influencia alemana. Desde la subida al trono del Zar
Alejandro III,
Mil millones serán invertidos en la compra del derecho de domicilio nada Ies sale bien. Primeramente, las derrotas de la
primera guerra del
de los letones, lituanos, estonios y rusos blancos, de los territorios nue¬ Asia oriental en 1905, después la revolución de los
nihilistas, tan ridi¬
vamente adquiridos. cula como peligrosa, luego la dependencia financiera
respecto a los
Por último, la guerra costará 5.000 millones. franceses, que se consideraban de tal modo proveedores y dueños,
De este modo los 35.000 millones de la indemnización de guerra 3
-

34 —
-

35 —

que protestaron cuando el Zar autócrata de todas las Rusias se aventu- •


entre la de Hohenzollern y

casa la casa de Hapsburgos, tratado que re¬
Mayo de 1910 y en Enero de 1911, a transportar cuerpos de ejér¬
en

cito de la orilla izquierda del Vístula a Wologda, en el Este de San Pe-


gula la suerte del antiguo Estado de Austria Hungría.
6.° Rusia cede a Alemania en el espacio de un año los colonos
tersburgo. Hoy comienzan a apercibirse en Rusia, de que hubiera valido alemanes diseminados en el gran Imperio ruso, sobre todo en el Volga
mas conservar con Alemania las tradicionales relaciones de amistad
medio y en el Sur del país; se puede calcular su número en 1.250.000;
consagradas por la prueba de los años, y que eran beneficiosas para irán a colonizar las nuevas provincias.
Rusia, como había sido el caso entre 1812 y 1870. Rusia es un país
7.° Rusia y Alemania se concederán recíprocamente en el porve¬
tan extraordinariamente rico en recursos naturales, que los checos y
nir en materia de aduanas el tratamiento de nación más favorecida.
los croatas bien provistos de dinero han de contribuir forzosamente a
8.° Rusia da aprobación a los Tratados concluidos por Alema¬
su
su prosperidad. Rusia es tan inmensa,
que puede fácilmente repartir,
nia conInglaterra, Estados Unidos y Japón.
diseminándolas a derecha e izquierda, a esas gentes que en Austria no
9.° Rusia cede la Finlandia a Suecia, exceptuando Viborg.
han sabido sino mostrarse impacientes y aspirar a las más absurdas
10. Rusia acepta los Tratados políticos entre Alemania, Suecia,
pretensiones; así desaparecerán, lo mismo que hace ciento veinticin¬
co años desaparecieron los colonos servios del
Noruega y Dinamarca.
Dniéper medio, de los Tales son las cláusulas esenciales de la paz concluida en Riga, en¬
que no ha quedado sino el nombre de Nueva Serbia en los atlas histó¬
tre Alemania y Rusia. Esta paz procura a Alemania, libres de toda ser¬
ricos. El embajador de Napoleón III hizo un día al Zar Nicolás, antes de
vidumbre y de toda deuda, los territorios de colonización de que tenía
la guerra de Crimea, maravillosas descripciones de la grandeza y la
necesidad; emancipa a Rusia de la tendencia antigermánica que ha
magnificencia de su país. A guisa de respuesta, el Zar preguntóle si
era sólo dicho país lo
inspirado su política exterior desde 1875; y también de su deuda de Es¬
que el emperador poseía, porque él tenía en el
tado con Francia; la Rusia de los Zares no se humillará más ante la
Asia septentrional un dominio, el oasis de Merw, que era él sólo más
Francia republicana y pródiga, cuyos deseos eran algunas veces difícil¬
grande que toda aquella Francia tan ponderada.
mente conciliables con las tradiciones del aristocrático Imperio de los
Zares.
TODO LO CEDE
EN IRKUTSK
El artículo I.° del Tratado de paz de Riga, precisa las disposiciones La paz
concluida con el Japón será más dolorosa para Rusia que la
relativas la cesión de los territorios ya
a mencionados de 202.000 ki¬
lómetros cuadrados en Lituania y en las paz con Alemania. Las negociaciones serán hechas en Irkutsk a orillas
provincias bálticas. del Angara, al Oeste del lago Baikal. Rusia cede al Japón la región del
El 2.°fija las condiciones en que Rusia acoge a los eslavos inmi¬
río Amur y la del Lena, con las tierras que se extienden al Norte y al
grados, lituanios y estonios.
Este. Acepta la anexión de la Mandchuria al Japón. Por este Tratado,
El 3.° estipula que Rusia consiente la creación de un nuevo reino
Rusia deja de formar parte de los países que tienen intereses en el
de Polonia, al que cederá la parte que posee de la cuenca del Vístula.
Océano Pacífico.
Polonia toma a su cargo una parte de la deuda del Estado ruso,
pro-
porcionalmente a la cifra de su población; y además 2.000 millones de
la deuda rusa de 12.000 millones que se debe a Alemania.
Pagará La paz c Inglaterra
esta suma dando asilo a los polacos, que serán forzados a abandonar
a Alemania e irán a colonizar la
región del Bug, afluente oriental del ACEPTACIÓN
Vístula.
El tratado concluido entre la casa de Hohenzollern y la Casa Real
El nuevo reino de Polonia es formado por
la antigua zona rusa de la
cuenca del Vístula y la Galitzia, y es
inglesa de Hannover Coburgo es redactado como sigue:
agregado a la nueva Austria. Artículo 1.° Inglaterra declara que está de acuerdo con las modifi¬
4.° Rusia se adhiere al Tratado de paz firmado en Bruselas entre
caciones que Alemania se ha visto obligada a introducir en sus fronte¬
Francia y Alemania.
ras oriental, meridional y occidental, como también con aquellas otras
5.° Rusia se declara de acuerdo con el Tratado político, concluido
cuya necesidad no se puede manifestar sino más tarde.

36 —

37 -

Art. 2.°
Inglaterra acepta el tratado político concluido entre las ca¬
sas de
Hapsburgo y de Hohenzollern, relativo a la organización del Im¬
inglés. El límite entre la Nigeria y el Camerún subsiste. Aparte de las
modificaciones ulteriores, la frontera meridional del territorio inglés,
perio de los Hapsburgos, por medio de los reinos de Hungría, Polonia,
Serbia, Bulgaria y Rumania. que es al mismo tiempo el límite septentrional del territorio alemán el
Este del lago Tchad, es formada por el grado 16 de latitud al Este del
Art. 3.° Inglaterra consiente en la entrada en el
Imperio alemán
de Holanda y Bélgica con sus colonias. punto donde esta línea corta el grado 15 de longitud. La frontera Este
del territorio alemán es formada por la divisoria de aguas entre la
Art. 4.° Inglaterra se adhiere a las cláusulas del tratado de paz
cuenca del lago Tchad y la del Bahr el Arab, al Este. Dicho gran terri¬
entre el Imperio alemán y
Francia, y especialmente a la cesión al Im¬ torio tiene una superficie de cuatro millones de kilómetros cuadrados
perio alemán de la Franconia occidental y de las colonias francesas.
Art. 5.° En su cualidad de gran banquero Inglaterra servirá de y 12 millones de habitantes.

intermediario para el pago de la indemnización de guerra de Francia a C) Inglaterra recibe en la América del Sur Cayena, que tiene 78.900
kilómetros cuadrados y 33.000 habitantes.
Alemania de 35.000 millones de marcos; el pago será hecho al con¬
Así queda arreglada la partición de las colonias francesas. Alema¬
tado y en bonos.
nia recibe 4.435.825 kilómetros cuadrados con 23.208.000 habitan¬
Art. 6.° Inglaterra consiente que Francia entregue a Alemania su
crédito de 12.000 millones de marcos contra Rusia.
tes e Inglaterra 4.453.200 kilómetros cuadrados con 18.341.000 ha¬
bitantes.
A MEDIAS Art. 9.° Alemania e Inglaterra ceden Túnez a Italia. La frontera
Sur es formada por el 25 grado de latitud. Bizerta, villa y puerto, son
Art. 7.° Alemania reparte con Inglaterra las colonias francesas.
se
para Alemania.
A) Alemania se queda con el Congo francés, o sea tres millones
Art. 10. Argelia sigue siendo posesión francesa.
y medio de kilómetros cuadrados y diez millones de habitantes, para
unir el Camerón con el Estado del
Congo, cedido al Imperio alemán
por Bélgica. Las orillas meridional y oriental del lago Tchad limitan el jPOBRE PORTUGAL!
territorio alemán por el Norte.
Art. 11. Alemania e Inglaterra se reparten las colonias portu¬
B) Alemania recibe Madagascar, las Comores, la Reunión y Obok
con 619.000 kilómetros cuadrados
y 2.898.000 habitantes.
guesas:

C) Alemania ocupa la mitad meridional de las colonias francesas A) Alemania reúne Timor y Kambing a sus posesiones holandesas
de la Indo-China, el Cambodge, la Cochinchina y de la Insulindia y ocupa Macau en un interés comercial. Esto repre¬
el Annam, así como
senta 16.260 kilómetros cuadrados y una población de 278.627 habi¬
Kwangtschu-Wan sobre la costa Sur de la China, con 289.500 kilóme¬
tros cuadrados y 9.828.000 habitantes. tantes. Se
apodera igualmente, como estaciones intermediarias, de las
islas de Santo Tomás y del Príncipe, y de las islas de Cabo Verde, con
D) Alemania recibe las islas situadas al Oeste de la India con 3.100
un total de 4.931 kilómetros cuadrados y 18.527 habitantes.
kilómetros cuadrados y 393.000 habitantes.
B) Alemania reúne sus posesiones australianas y las de Francia B) Alemania recibe el África occidental portuguesa, Angola, que
unirá al Suroeste africano con el Congo cedido por Bélgica. Se reserva
que tienen 24.225 kilómetros cuadrados y 89.000 habitantes.
Art. 8.° Inglaterra recibe de las colonias francesas: el derecho de hacer más tarde ciertos cambios, según las circunstan¬

A) En la Indo-China, el Tonkin y Laos y la prolongación oriental cias; por ejemplo, el de la región de las fuentes del Congo, al Sur del
de la Birmania británica y en la India los restos de las
posesiones de lago Meru, contra la porción inglesa del Alto Zambezé, cerca de las
cataratas Victoria. Angola tiene 1.315.460 kilómetros cuadrados y
que Francia estaba tan orgullosa, con un total de 364.300 kilómetros
cuadrados y 6.308.000 habitantes. millón y medio de habitantes.

B) Inglaterra añade a sus posesiones del África occidental: la Se- C) Inglaterra recibe el Este africano portugués, las costas de Mo¬
negambia, la cuenca del Niger, la Guinea, el Dahomey y las riberas zambique y de Sofala. El país tiene 768.740 kilómetros cuadrados
occidental y septentrional del lago Tchad. Este vasto territorio es limi¬ con 3.120.000 habitantes.
tado al Norte por el grado 25 de latitud y toca al
Este con el Sudán D) Inglaterra ocupa Diu, Daman y Goa, últimos restos de posesio¬
nes extranjeras en la India británica. Así la India es ocupada de una ma-

38 -

39 —

ñera uniforme y ningún otro Estado europeo tiene colonias en ella. No


trata sino de la cesión de 3.658
Norte de Europa quede New-York. Los Estados Unidos lo saben muy
se kilómetros cuadrados con 572.290
habitantes. Los puertos francés y portugués eran como
bien, porque los correos de New-York no son enviados directamente a
lunar que un
Río Janeiro, sino primero a Hamburgo y de allí al Brasil. Alemania e In¬
afeaba el imperio británico de las Indias.
Inglaterra consiente que Ma¬
rruecos, extendido al Sur hasta el grado 25 de latitud, sea colocado
glaterra, como grandes potencias industriales que son, deben reser¬
bajo el protectorado alemán.
E) Inglaterra recibe para redondear y completar su nuevo imperio
mundial en el Noroeste africano: Puerto-Guinea, con 37.000 kilóme¬
tros cuadrados y 200.000 habitantes, y la República negra de Liberia,
país todavía salvaje, que mide 85.380 kilómetros cuadrados, con dos
millones y medio de habitantes.
Art. 12. Alemania e Inglaterra se entienden acerca de la delimita¬
ción de sus esferas de influencia en China. Inglaterra escoge el Tibet,
el Turquestán, el superior del río Yang-Tsé y la cuenca del río
curso
Amarillo, que desemboca cerca de Cantón. Alemania escoge el curso
inferior del Yang-Tsé y el
Hoan-gho. Rusia recibe a título de indemni¬
zación la Mongolia occidental.
Japón obtiene la Mongolia oriental y se
le confirma en la posesión de la Mandchuria.

¡POBRE AMÉRICA DEL SUR!


Art. 13. Alemania e Inglaterra se entienden respecto a sus esferas
de influencia en la América del Sur.
Alemania toma bajo su protección las Repúblicas de la Argentina,
Chile, Uruguay y Paraguay, la tercera parte meridional de la Bolivia,
perteneciente a la cuenca del Río de la Plata y la parte meridional del
Brasil, en todas las regiones donde reina la cultura alemana.
Inglaterra
ocupa, por su parte, el Perú, el Ecuador, el Norte de Bolivia y el resto
del Brasil. Estos países
comprenden la cuenca del Amazonas, que es
el río más grande del mundo, así como las costas
que dependen de esa
cuenca en el Océano Pacífico
y el Atlántico. Esta forma de repartición
es motivada
por el hecho de que Alemania no puede recibir en Asia
y
África mas que territorios tropicales,
y necesita la región no tropical,
aún inocupada y apta
para la colonización de la América del Sur.
Art. 14. Alemania e
Inglaterra se ponen de acuerdo
para mante¬
ner en todas las circunstancias decisiones sobre la América del Sur
sus
contra las protestas eventuales de los
Estados Unidos. Alemania e In¬
glaterra han comprometido en la América del Sur valores tan
importan-
tes varios miles de millones de marcos—
que no pueden obrar de
varse regiones que, aparte sus capitales, no han sacado aún gran par¬
otro modo en interés de sus tido de las conquistas de la civilización moderna:ferrocarriles, correos,
pueblos. Aun desde el punto de vista geo¬
gráfico este reparto se justifica plenamente. La desembocadura del telégrafos, teléfonos y navegación a vapor. Para su aprovisionamiento
Amazonas y todos los puertos situados más al Sur están en productos de la industria estos
más cerca del países deberán depender únicamente
de Alemania e Inglaterra. La con currencia de otros Estados es evitada

40 —

mediante derecho de entrada de


un un
ciento del valor de
ciento por
los objetos, como se hace en la América del Norte. Alemania e Inglate¬ ^sutr
rra serán las únicas autorizadas emitir
empréstitos de Estado en esos
a

territorios.
Ningún súbdito de un Estado extranjero podrá adquirir in¬
muebles, minas, establecimientos industriales, casas u otras propieda¬

ux> °

des cualquiera. Estos Estados americanos


guardan su antigua autono¬
mía para lo que concierne a su administración interior, pero los dos
Estados protectores les representan exteriormente
y como compensa¬
ción aseguran la protección militar de sus Terrítorio a/emffn
territorios contra el extranjero.
Art. 15. Alemania e 9
íng'Jes
Inglaterra ofrecen a los Estados Unidos de
América del Norte, a cambio de su »
de Estados Unidos
consentimiento, el protectorado
sobre Méjico, Nicaragua, Costa
Rica, Honduras, El Salvador, Haití,
Colombia, Venezuela y Santo Domingo.
El protectorado alemán en la América del Sur
comprende seis mi-

42 -

llones y mediode kilómetros cuadrados y 12 millones de habitantes. tal y la Galitzia, después la frontera sigue al Sur la división de aguas
El protectoradoinglés es considerablemente mayor: 9.720.738 kiló¬ entre el Waag y el March, toca el pequeño Danubio a 40 kilómetros
metros cuadrados con 24.186.000 habitantes. La de Presburgo, atraviesa la isla de Schutt
parte ofrecida a los y llega al gran Danubio a 15
Estados Unidos es de 4.580.000 kilómetros cuadrados y 20 millones kilómetros al Este de Raab. El río Raab, con sus afluentes del
Oeste,
de habitantes. queda al occidente de la nueva frontera. El río Merkal queda al Este.
En las fuentes del Zala, que acaba en el
SIGUE EL REPARTO lago Balaton, toma la dirección
del Sudeste, toca el Drava en su confluencia con el
Mur, que viene de
Art. 16. Alemania Inglaterra convienen en que el Asia menor,
e
Estidia, sigue el Drava hasta 10 kilómetros de Barsch y corta el Sava
Siria, Mesopotamia y Palestina, la Persia occidental y la parte de Ara¬ en su confluencia con el
Una, cuya cuenca queda al Oeste. La línea
bia, situada al norte del trópico con 3.200.000 kilómetros cuadrados fronteriza sigue al Sudeste la cresta de los
Alpes dináricos y llega al
y 16 millones y medio de habitantes, constituyen un protectorado del Adriático a 20 kilómetros al Norte de la desembocadura del
Imperio alemán. Lo mismo ocurrirá con Siám, que tiene 634.000 kiló¬ Naremya.
El territorio cedido así mide 242.351 kilómetros
cuadrados.
metros cuadrados y 6.390.000 habitantes.
Inglaterra y Alemania de¬ Art. 2.° El
Imperio alemán da su consentimiento a la fundación
ciden que la parte de la Arabia, situada al Sur del
trópico en Afghanis- del nuevoImperio de los Hapsburgo, formado por los reinos de Hungría,
tán y la Persia oriental, sean
protectorado inglés. El territorio se ex¬ de Polonia, de Rumania, de Serbia
tiende sobre 2.977.000 kilómetros cuadrados y y de Bulgaria.
su población es de 15 Art. 3.° La capital del nuevo
millones de habitantes. Imperio de los Hapsburgo es Hofen-
Pest cuyo magnífico palacio real es la residencia más indicada
Art. 17. Alemania cede para los
Inglaterra, por razón de oportunidad, la
a
Soberanos.
cuenca delKagera, entre el Ukereve y el lago Tanganika; la extremidad
Norte de este lago africano también será inglesa; y HUNGRÍA
así será unido el
Sur africano británico con el Sudán británico del África
septentrional. Art. 4.° El Reino de
La orilla Oeste y la orilla Este del Tanganika seguirán siendo alemanas, Hungría se compone de la Hungría y de
Transilvania, con 267.337 kilómetros cuadrados y 16 millones de ha¬
como también el lago, pero el tráfico del Norte al Sur es libre.
bitantes.
Art. 18. Inglaterra cede a Alemania, a título de
compensación, las
islas de Zanzíbar y de Pemba, cerca de la costa oriental de
África; la POLONIA
bahía de las Ballenas, en el Sudoeste africano, y como estación inter¬ Art. 5.° El Reino de Polonia formado
media entre por la Galitzia, la Bukovina,
Obok, Zanzíbar y Sumatra, la mitad Sur de las Maldivias. los territorios del Vístula medio, hasta cerca de
Gracias a este tratado político en 18 artículos, concluido entre los Ottolotchin cedidos por
Rusia Alemania para ser entregados en
a
dos Estados contratantes, la paz queda seguida al Imperio de los
asegurada para siempre entre Hapsburgo. El antiguo límite del lado de Alemania sigue lo mismo. El
Inglaterra y Alemania. país es aumentado al Este, más allá de la frontera
polacalingüística con
la cuenca del
Bug superior y de sus afluentes orientales. Este aumento
da 50.000 kilómetros cuadrados. La
unos
La nueva Austria región del Bobra, afluente de
la derecha del Narew, el distrito de
Suwalki, de 12.000 kilómetros cua¬
drados, queda a Alemania como punto de unión entre la Prusia orien¬
EL IMPERIO HAPSBURGUÉS tal del Sur y la nueva
provincia prusiana del alto Memel. El Reino de
El curso de los sucesos en las últimas decenas de años en el Aus¬ Polonia se
compromete aceptar los tres millones de polacos que aban¬
a
tria alemana y las peripecias de la guerra en la Europa central, llevan donarán Alemania. La
capital del reino es Varsovia. Su extensión es
a la conclusión del tratado de 238.937 kilómetros cuadrados
siguiente entre la casa de Hapsburgo y el con 18.146.000
habitantes, cifra
Imperio alemán: que se eleva a 21 millones por la emigración del Oeste. Los 750.000
Artículo 1.° La casa de Hapsburgo cede al Imperio alemán todos alemanes que vivían en el Reino de
Polonia, emigran a Alemania y son
los territorios situados al Oeste de la línea Norte Sur descrita a conti¬ establecidos la alta
en
Silesia, en la provincia de Posen y en la Prusia
nuación. El tratado deja intacto el occidental.
antiguo límite entre la Silesia
orien¬
-

45 -

44 -

el Sur. Los búlgaros anhelan la posesión de la cuenca del Struma y del


SERBIA Karasu y de la costa del mar
Egeo. La extensión del reino es ahora
de 96.345 kilómetros cuadrados con 4.035.000
Art. 6." El Reino de Serbiaformado por la Bosnia, la Hertze-
es habitantes; la extén-
sión posible le daría 30.000 kilómetros cuadrados más
govina, la Eslavonia, la Dalmacia meridional y la Serbia conquistada. y reuniría en
sus límites a todos los
Su litoral va de Antivari al Sur hasta 20 kilómetros al Norte de la des¬ búlgaros.
embocadura del Naremya y mide unos 200 kilómetros. Los Art. 9.° El Imperio alemán reconoce la
puertos del expectativa del Imperio de
Reino sobre el Adriático son Cattaro, Ragusa los Hapsburgo sobre el Principado de Albania.
y Antivari. Serajewo,
situado en el centro, es
la capital. El Reino mide 118.871 kilómetros
cuadrados y tiene por el momento 5.562.000 habitantes. Los alema¬ RESUMEN
nes establecidos en la Bosnia del Norte
emigran hacia la costa. Los Art. 10. El
Imperio de los Hapsburgo reconoce el protectorado
anhelos justificados del pueblo serbio de extenderse hacia el Sur, en¬ eventual de Alemania sobre Turquía, es decir, sobre Constantinopla,
cuentran su porvenir más brillante en la formación del
poderoso Impe¬ con la cuenca del Maritza,
al sur de la frontera búlgara actual, cerca de
rio de los Hapsburgo. Los serbios
seguirán ambicionando la posesión Mustafá Pachá, el Asia menor,
Mesopotamia, Siria, Palestina, Armenia,
de Salónica y de la cuenca del Valdar, río tributario del
Egeo, porque el Kurdistan y la Arabia del Norte.
de esa manera Serbia ganaría en extensión los otros reinos del Impe¬
a Art. 11. El Imperio de los
rio de los
Hapsburgo se adhiere a los tratados de
Hapsburgo. paz del Imperio alemán con Francia y Rusia.
RUMANIA
Art. 7.° Por mediación y con la ayuda del
Imperio alemán el Reino
de Rumania es cedido
por la casa real de Hohenzollern-Sigmaringen
al Imperio de los Hapsburgo. Entre los países cedidos por la casa de
Hapsburgo a Alemania se forma para la casa real de Rumania un Reino
de Austria, comprendiendo las
provincias de la alta Austria, la baja
Austria, la Estiria y el Tirol. El Reino de Rumania es agrandado con
la cuenca del Dniéster,
y así la Besarabia, que hasta la guerra ruso-
turca de 1877 perteneció a Rumania, vuelve La po¬
a ser rumana.
blación de estos territorios es compuesta de rumanos. La extensión
del Reino sube a causa de ello de 131.353 kilómetros cuadrados con
5.960.000 habitantes, a 196.985 kilómetros cuadrados con 9.393.436
habitantes.
Es
preciso exceptuar de esta cesión la isla de Dranowa en la desem¬
bocadura del Danubio, con la montaña de Besch
Tepe de 242 metros
de altura. La navegación sobre el Danubio de
Presburgo hasta dicha
isla es libre de derechos, queda bajo la inspección aduanera de
pero
los Hapsburgo. Se fundará puerto libre alemán para el comercio
un
de Alemania con los países del litoral del Mar Negro. Bucarest es la
capital del Reino de Rumania.
Entre las dos familias reinantes hay un cambio de propiedades.

BULGARIA

Art. 8.° El Reino de Bulgaria unido al Imperio de los Hapsburgo,


es
con la perspectiva de ver realizarse sus esperanzas de extensión hacia
-

46 - -
47 -

Art. 12. El Imperio de los Hapsbugo firma el tratado entre Alema¬ industria, y los Hapsburgo lo mismo para la entrada de su sobrante de
nia y la Casa Coburgo-Hannover. ganado y cereales. Como Alemania debe comprar cada año en el ex¬
Art. 13.Alemania y los Hapsburgo se entienden acerca de las re¬ tranjero productos alimenticios por valor de más de mil millones, hay
laciones con Rusia y Japón; y en particular acerca de las tendencias a posibilidad de crear un cambio muy considerable con el Imperio de los
Hapsburgo, que es pobre en industria. El Imperio de los Hapsburgo se
compone, pues, de los reinos siguientes: Hungría, Polonia, Rumania,
Bulgaria, Serbia.
El Imperio de los
Hapsburgo mide 919.475 kilómetros cuadrados,
con 59.136.000
habitantes; de ellos seis millones recibidos gracias
a la
inmigración.
Por la emigración de los alemanes de»-Polonia
y Hungría, esta cifra
disminuirá en algunos millones. En comparación con el estado
actual,
el Imperio ha experimentado un aumento de 243.559 kilómetros
cua¬
drados y unos diez millones de habitantes. Las
perspectivas de engran¬
decimiento futuro son muy bellas.

La más grande Alemania


Para terminar mi trabajo, dar
voy a un cuadro de conjunto de los
cambios de fronteras obtenidos por los tratados de
paz de Bruselas, Ri¬
ga e Irkusk, así como de los engrandecimientos del Imperio alemán
obtenidos por los tratados entre Inglaterra
y Alemania de una parte y
Alemania y los Hapsburgo de otra.

Colonias alemanas y protectorados.


1. Posesiones
africanas.—Togo, Camerón, Congo, territorios del
Tchad, Africa oriental, Angola, país de Luderitz, Madagascar, Las Co-
mores, La Reunión, Obok, las islas de Cabo Verde, Santo Tomás
y la
isla del Príncipe.
Tienen 8.870.920 kilómetros cuadrados
y 44.224.627 habitantes.
2. Posesiones del Asia Occidental.—Asia Menor, Siria,
Mesopota-
mia, Armenia, Kurdistan, Arabia del Norte y Persia Occidental.
Tienen 3.204.399 kilómetros cuadrados
y 18.092.661 habitantes.
3. Asia del Sudeste yOceanía. —
Insulindia, Annam, Cambod-
ge, Cochinchina, Macao, Kwangtchu-Wan, Nueva Guinea e islas
oceánicas.
la emancipacióqn ue se manifiestan en la Rusia del Sur desde la^
Tienen 2.489.222 kilómetros cuadrados
victorias japonesas. y 48.378.627 habitantes.
4. Islas de la América Central
Art. 14. Alemania y los Hapsburgo se conciertan acerca de su ac¬ y Surinam.
Tienen 133.330 kilómetros cuadrados
titud frente a la revolución rusa amenazante. y 538.000 habitantes.
5. Protectorados. —En Africa, Marruecos. En Asia, Siam.
Art. 15.Alemania y los Hapsburgo concluyen un tratado de co¬
Tienen 1.634.000 kilómetros cuadrados
mercio sobre la base de un tratamiento recíproco de favor. Alemania y 13.320.000 habitantes.
6. América del Sur.—Protectorados.
obtiene condiciones especiales para la entrada de los productos de su
-

48 -

-
49 -
Tienen seis millones y medio de kilómetros cuadrados y 12 millo¬
nes de habitantes.

Las colonias alemanas y los protectorados cubren, pues, 22.831.871 CHINA PARA LUEGO
kilómetros cuadrados, con una población de 136.553.915 habitantes.
La repartición de
Esto representa para Alemania un aumento de unos 20 millones de ki¬ China es reservada para tiempos ulteriores porque
lómetros cuadrados y 124 millones de habitantes. los Estados interesados están suficientemente
ocupados en sus adquisi¬
ciones nuevas.

LA MÁS GRANDE ALBIÓN EL PUESTO AL SOL

El orden de cosas aporta a Inglaterra, estrechamente unida a Por estos combates y estos tratados, el
nuevo
pueblo alemán ha conquista¬
Alemania, un aumento parecido. do el puesto al Sol que le pertenece
por su número, sus cualidades
guerreras, su importancia en el comercio del mundo y su cultura gene¬
Antiguas posesiones inglesas. ral. Obtiene, después de
Inglaterra, el segundo lugar como potencia
colonial y queda por encima de Rusia, Estados Unidos
Africa del Sur. Africa del Norte, de Este a Oeste, con Egipto, Su¬ y Francia.

dan. Africa Oriental, Berbería, Nigeria, Costa de Oro y Sierra Leona.


Asia del Sur con Ceilán. Australia. Canadá, América
las Indias y CUATRO IMPERIOS COLONIALES
Artica, Terranova, América del Centro y del Sur: Indias occidentales.
Elpueblo alemán posee cuatro imperios coloniales: Africa Central,
El total de las antiguas posesiones inglesas era de 33.798.696 ki¬
Asia Occidental, Asia Sudoriental y América del Sur. Los tratados le
lómetros cuadrados, con 374.740.445 habitantes.
aseguran un quinto imperio en China.
Africa Central es un país tropical, de una fertilidad
extraordinaria,
Nuevas posesiones y protectorados. en la región de los
grandes ríos; nos da la seguridad de que seremos
Africa del Sur:
independientes de los Estados extranjeros para nuestros aprovisiona¬
Mozambique y Sofala.
mientos de algodón. Alemania será preponderante en
Africa del Norte, del Este y del Oeste: Senegambia, Dahomey, país el comercio del
marfil y del caucho.
del Niger, región Norte y Oeste del lago Tchad, Guinea y Liberia.
El Asia occidental, el país más
Asia del Sur: Arabia del Sur, Persia oriental y Afghanistan, Diu, productivo de la antigüedad, gra¬
nero de Roma, recobrará su
Damán, Pondichery, Goa, Laos, Tonkin. antigua gloria. Es preciosa para nosotros
como lazo de unión entre Alemania
y sus posesiones africanas, asiáti¬
América Central y Meridional o Indias occidentales: Cayena, Ecua¬
cas y australianas. El Asia
dor, Perú, Bolivia septentrional y Brasil del Norte. Sudoccidental, la Nueva Guinea y la Ocea-
nía, forman el dominio colonial más rico del mundo. El
Total de las nuevas posesiones y protectorados, 18.045.743 kiló¬ archipiélago
malayo nos procurará en el comercio colonial la plaza más ventajosa.
metros cuadrados y 63.419.290 habitantes.
Lo que otras veces Holanda era para nosotros, lo seremos
Las posesiones inglesas se elevan, pues, a 51.844.439 kilómetros nosotros para
el mundo entero.
cuadrados, con 438.159.735 habitantes.
La América meridional alemana nosprocurará en la zona templada
un terreno de colonización, donde nuestros emigrantes podrán dedicar¬
LOS 7ANKIS TAMBIÉN Y ADEMÁS ITALIA se a la agricultura. Chile
y Argentina conservarán su lengua y su auto¬
nomía, pero exigiremos que en las escuelas el alemán sea enseñado
Por su adhesión al tratado angloalemán, los Estados Unidos ven como segunda lengua madre. El Brasil del
aumentado su territorio a 14.307.036 kilómetros cuadrados,
Sur, el Paraguay y el Uru¬
con una
guay, son países de cultura alemana, y en ellos será el alemán la len¬
población de 116 millones de habitantes. gua nacional. La América meridional alemana nos librará de la tiranía
Italia obtiene Túnez y Trípoli, por largo tiempo deseados, con un
aduanera de la América del Norte, dándonos todos los
millón doscientos mil kilómetros cuadrados y 2.820.000 habitantes. productos que
antes debíamos pedir a esta parte del mundo. La
ventaja no será toda
para nosotros; se abrirán perspectivas que harán que esos Estados se

4
-

50 —

entusiasmen por nuestros planes. En diez años se llegará a una cifra de


negocios de 2.000 millones.
El litoral marroquí occidental y la isla de Cabo Verde servirán de
punto de apoyo, para nuestro comercio entre Alemania y Africa occi-
-
dental. En el mar Mediterráneo tenemos a nuestra disposición la costa
norte de Marruecos, Bizerta y la costa del Asia Menor y de Palestina.
En el camino más alejado de la Insulindia tenemos la costa occi¬
Fines de guerra propagados después
dental de la Arabia, Obok y las Maldivias meridionales. Entre el archi¬
piélago malayo y el Asia oriental hay Annam, Cochinchina, Kwang-
del 4 de Agosto de 1914
tchu-Wan y Macao. La isla del Gran Océano forma un puente entre la
Insulindia y la América meridional alemana. La villa libre de comercio
en la desembocadura del Danubio es un
punto de apoyo para las rela¬
ciones con el Asia Menor.
Manifestaciones anexionistas
EL FIN DEL CRIMEN
de ios
Para el
pueblo alemán el tratado con la Casa de Hapsburgo, tiene
tal vez una importancia mayor que el concluido con Inglaterra, porque Jefes de Estado, de los Ministros y Embajadores
reúne, en fin, a todos los alemanes que habitan la Europa central en
un
Imperio de una potencia formidable; afirma la seguridad de ios ale¬ El Kaiser
manes que habitan fuera de los límites del
Imperio de 1871 y aumenta
de un modo considerable el territorio nacional. En la lucha con los fran-
En el llamamiento al pueblo alemán, lanzado por el Kaiser desde su
Gran Cuartel general el 31 de Julio de 1915, hay este párrafo:
*

ceses, la antigua frontera del tiempo de Carlos V es restablecida al


«Perseveraremos sin debilidad en nuestros actos y en nuestros su¬
Oeste. Al Sur, el acceso al mar Mediterráneo es asegurado para todos
los tiempos por la colonización de la Marca meridional y
frimientos heroicos, hasta que venga la paz, una paz que nos ofrezca
del litoral. En
el Nordeste, todas las posesiones de la orden de los Caballeros Teutó¬ las garantías militares, políticas y económicas de que tenemos necesi¬
nicos vuelven a nosotros, que somos sus sucesores.
dad para el porvenir, y que llene todas las condiciones necesarias para
He el franco desarrollo de nuestras fuerzas creadoras, tanto en la patria
aquí todavía algunas cifras para terminar el cuadro:
como sobre la mar libre.»
Imperio alemán: 540.777 kilómetros cuadrados. Holanda, Bélgica,
Luxemburgo y Suiza, 105.924. Austria, 114.000. Franconia occiden¬
tal, 17.114. Región de los sudetas, 79.351. Litoral y marca meridional, El Rey de Baviera
49.000. Provincias bálticas, 160.000. Lituania 82.000.
El 7 de Junio de 1915, el Rey de Baviera pronunció en Furth, a los
La más grande Alemania, con 1.148.166 kilómetros cuadrados, es
el fin del pueblo alemán en el siglo xx.
postres de un solemne banquete organizado por la Liga bávara de los
Canales, un que pertenecen los párrafos que siguen:
discurso al
«La declaración de guerra de Rusia fué seguida de la de Francia, y
cuando los ingleses a su vez se lanzaron contra nosotros, yo dije:
»Me regocijo de ello; y me regocijo, porque vamos ahora a poder

ajustar nuestras cuentas con los enemigos; vamos a tener una salida
libre del Rhin al mar. Desde entonces han pasado diez meses, y ha
sido vertida mucha sangre preciosa. Un engrandecimiento del Impe¬
rio alemán y una ampliación de él, más allá de nuestras fronteras, debe
ser el fruto de esta guerra.»
-

53 -

—¿Cuáles son esas garantías?


El
—Probablemente, nos veremos obligados a quedarnos con los fuer¬
duque Juan Alberico de Mecklemburgo
tes de" Lieja y de Namur; necesitaremos, también, otros fuertes y tener
El duque Juan Alberico envió a la Sociedad Colonial del distrito del guarniciones a través de la Bélgica; igualmente tendremos necesidad
Ruhr, con ocasión del 25 aniversario de su fundación, un telegrama en de vías férreas, puertos y otros medios de comunicación. Los belgas no
el que decía entre otras cosas: podrán sostener un ejército, pero nosotros tendremos el derecho de
«Participo con vosotros la esperanza de que después de esta gran conservar un ejército considerable en Bélgica. Deberemos igualmente
guerra arrancaremos a nuestros enemigos una paz victoriosa, que nos obtener el control comercial de Bélgica. Nosotros no podemos permitir
dará un poderoso Imperio colonial en Africa, así como un número sufi¬
que Bélgica sea como un bastión avanzado de Inglaterra.
ciente de sólidos puntos de apoyo sobre el
globo terrestre para nuestra —Pues yo, por mi parte, no creo que los ingleses acepten que Bél¬
marina y nuestro comercio con depósitos de carbón
y estaciones de te¬ gica sea un bastión avanzado de Alemania, sobre todo desde que el al¬
legrafía sin hilos.» mirante Tirpitz me ha dicho que debereis quedaros con las costas de
Flandes para poder hacer la guerra a Inglaterra y América.
El Canciller del Imperio Y luego pregunté:
El 9 de Diciembre de 1915, Bethmann Hollweg, canciller del Im¬ —¿Y el norte de Francia?
perio alemán, respondiendo en el Reichstag a una interpelación de los —Aceptaremos evacuarlo —respondió el canciller.
socialistas, dijo entre otras cosas: —¿y la frontera oriental?
«Cuanto más dure la guerra, más aumentaremos las —Necesitamos hacer en ella una rectificación muy importante.
garantías que
debemos exigir a nuestros enemigos. Ni al Este ni al Oeste, nuestros —¿y acerca de Rumania?
enemigos deberán disponer de fuerzas de invasión. Es preciso que Bél¬ —Dejaremos que Bulgaria se arregle con ella.
gica deje de ser el punto de partida de un ataque contra nosotros. Con¬ -¿y Serbia?
tra todo esto nos prepararemos exigiendo —Podíamos permitir la existencia de una Serbia muy pequeña. Pero
ventajas políticas, militares y
económicas.» este es asunto de Austria. Además, deberemos dejar a Austria que se
las entienda como quiera Italia. Además, todos tendremos que
con co¬
El ministro prusiano de la Gobernación, brar indemnizaciones de todos nuestros enemigos. Y también se
von Loebell nos
tendrá que devolver nuestros navios y nuestras colonias.»
Contestando el
Landtag de Prusia von Loebell el 17 de Enero
en

de 1916, manifestación antianexionista de los socialistas, pro¬


a una
nunció esta frase: Las revelaciones de Dernburg
«ElImperio alemán debe abrirse un camino por el hierro y por la san¬ En Diciembre de 1914
gre hasta que haya cumplido su misión política mundial.» Dernburg, antiguo ministro de las Colonias
de Alemania, era agente financiero del Kaiser en los Estados Unidos,
y por aquel entonces expuso las condiciones de paz
que Alemania te¬
Las condiciones de paz de Bethmann-HoIIweg nía la pretensión de imponer. Eran estas:
Mister Gerard, revelaciones 1.a Alemania no tomaría muchos territorios Europa, pe¬
en sus publicadas por el Daily Tele- nuevos en

graph, ha dado a conocer las condiciones de paz de Bethmann-Holl- ro por razones militares rectificaría las fronteras y ocuparía los territo¬
weg en los siguientes términos: rios limítrofes que la guerra ha demostrado que eran puntos débiles en
«A fin de Enero de 1917 y como me hablara otra la armadura alemana.
vez de paz,
le dije: 2.a Geográficamente Bélgica pertenece a Alemania. Domina la
—¿Cuáles son, pues, esas condiciones de desembocadura del más grande de los ríos alemanes; y Amberes es un
las cuáles hacéis
paz, a
alusión constantemente? Primeramente: puerto esencialmente alemán.
¿Los alemanes están dispues¬
tos a evacuar Bélgica? 3.a La neutralidad belga debe ser abolida porque se ha demostrado
—Sí, pero con garantías. que es imposible.
-

54 -

4.a Las costas del Canal de la Mancha en Inglaterra, en Bélgica y La rendición de Francia según Bernstorff, embajador
en Francia deben ser neutralizadas aun en tiempo de guerra. de Alemania en ios Estados Unidos
5.a Todos los cables deben ser neutralizados.
6.a Todas las colonias alemanas deben ser devueltas.
El conde Bernstorff, embajador de Alemania en los Es¬
cuando era
tados Unidos dijo, y así lo publicaron los periódicos yanquis, que sabía
7.a Alemania debe tener absoluta libertad paradesarrollar sin in¬
tervención que su Gobierno obligaría a Francia vencida, a aceptar las siguientes
extranjera sus relaciones comerciales e industriales con Tur¬
condiciones.
quía. Esto implicaría el reconocimiento de una esfera de influencia ale¬
mana del Golfo Pérsico a los Dardanelos.
1." Cesión de todas las colonias francesas, incluso Marruecos,
8.a Los japoneses no podrán desarrollar su influencia en Mand- Argelia y Túnez.
churia,
2.a Cesión de todo el país comprendido desde Saint Valery en lí¬
9.a Todas las pequeñas
nea recta hasta Lyon, o sea más de la cuarta parte de Francia con 15
nacionalidades, como Finlandia, Polonia,
millones de habitantes.
Transvaal, si sostienen a Alemania, deberán tener derecho a decidir
acerca de su propio destino, y
3.a Una indemnización de 10.000 millones de francos.
Egipto deberá ser devuelto a Turquía, s
es que ella lo pide.
4.a Un tratado de comercio que permita a las mercancías alemanas
entrar en Francia sin pagar derechos durante veinticinco años y sin re¬
Rudolf Martin, exministro del Interior ciprocidad, y después la continuación de las condiciones del tratado de
Francfort.
En Abril de
1915, Rudolf Martín, ex ministro del Interior de Ale¬ 5.a Compromiso por parte de Francia de no tener ejército alguno
mania, expuso así las condiciones de una paz alemana y las pretensio¬ durante veinticinco años.
nes del pangermanismo: 6.a Demolición de todas las fortalezas francesas.
Después de dos años de guerra, Alemania dictará la paz en Lon¬ Entrega por Francia a Alemania de tres millones de fusiles,
7.a
dres. Sus condiciones comprenderán la entrega por los aliados de in¬ 3.000 cañones y 40.000 caballos.
demnizaciones, cuyo montante oscilará entre 100 y 150.000 millones 8.a Derechos de patente y de privilegio de invención alemanes sin
de francos.
reciprocidad durante veinticinco años.
Alemania se hará ceder las costas de
Francia, y hará la policía en 9.a Abandono por Francia de toda alianza con Inglaterra y Rusia.
París y en Londres, por medio de sus 40.000 dirigibles. 10. Alianza de Francia con Alemania, obligatoria durante veinti¬
Obligará a Inglaterra a abrir bajo el Canal de la Mancha un túnel cinco años.
por donde pasarán cuatro vías férreas y varias pistas para autos. El tú¬
nel será guardado en sus dos extremos por fuerzas alemanas. En cuan¬
to a Rusia, será repartida entre Alemania
y Austria.
Naturalmente, Bélgica será alemana, pagará una indemnización Manifestaciones anexionistas de los Grandes
especial y cederá el Congo. Partidos
Inglaterra entregará Egipto a Turquía y las Indias a Alemania.
Francia perderá Argelia, Túnez y Marruecos. Belfort será anexiona¬
La Liga Pangermanisía
do a la AIsacia Lorena.
El canal de Suez, será para Turquía. Liga Pangermanista, sección de Bona, envió en Junio de 1915
La
Serbia, será anexionada a Austria. una petición al canciller, copia de un mensaje dirigido al Kaiser, en
Todos los reclutas de los países aliados serán incorporados al ejérci¬ que se pedía que Alemania continuara la guerra hasta que pudiera im¬
to alemán. poner a sus enemigos las siguientes condiciones de paz:
1.a Anexión de todas las provincias rusas del Báltico.
2.a Anexión de los territorios franceses de Belfort, Epinal, Toul,
Verdun, San Quintín, Amiéns, Dieppe, Boulogne y Calais.
56 — -

57 -

3.a Cesión por


Inglaterra a Alemania de todos los territorios y to¬ desarrolle nuestro dominio colonial configuración,
en extensión y en
dos los puertos que puedan ser útiles al imperio como bases navales. conforme a pueblo comercial y mundial.»
nuestros intereses de
4.a Entrega en Kiel a Alemania de toda la flota inglesa. Más tarde, el citado Comité, el 15 de Agosto de 1915, votó otra
5.a Ocupación por Alemania de Portsmouth, Liverpool, Glasgow y resolución, donde había este párrafo:
otras ciudades inglesas hasta el
pago por la Gran Bretaña 'de una gran «El resultado de la paz de hoy no puede ser sino una paz que, am¬

indemnización de guerra.
pliando nuestras fronteras al Este, al Oeste y más allá de los mares,
nos garantice política, militar y económicamente y compense los enor¬

E! Partido Nacional Liberal mes sacrificios que el pueblo alemán ha hecho hasta el presente y está

El decidido a hacer hasta un fin victorioso.»


partido nacional liberal alemán, publicó en Diciembre de 191 <3
un folleto titulado: «Fines de
guerra y de paz», donde se decía que,
Los conservadores libres
según su partido, los fines de guerra de Alemania debía ser como
sigue: El
partido de los conservadores libres, que tiene doce Diputados en
1.° Anexión de la región de Belfort el Reichstag y representa cerca de 400.000 votos, votó el 6 de Di¬
con su capital, y anexión de
las cuencas de Briey y Longwy. ciembre de 1915, durante una asamblea celebrada en Berlín, una reso¬
2.° Incautación por Alemania de todos los ferrocarriles en Bélgica lución donde se dice:
y Luxemburgo. «El
pueblo alemán, animado de una orgullosa confianza en su mag"
3.° Ocupación militar indefinida de
Bélgica y Luxemburgo; países niñeo y victorioso ejército, no tiene sino desdén para las declaraciones
que económica y políticamente deberán quedar bajo su dependencia. ridiculas que hacen sus enemigos acerca de sus fines de guerra. Está
4.° Libertad de los A este efecto Alemania deberá obtener
mares. firme y unánimemente convencido de que sus pesados sacrificios en
puntos de apoyo para su flota y estaciones carboníferas en todos los bienes materiales y en sangre que él hace y hará con voluntad entu¬
grandes caminos del Océano. siasta, no deberán haber sido hechos en vano. Los conservadores libres
5.°Establecimiento del reino de Polonia, que será económicamen¬ reclaman como fin de guerra y
de paz una Alemania reforzada en toda
te dependiente de
Alemania, cuyos ferrocarriles serán alemanes y su su potencia, considerablemente ampliada más allá de sus fronteras
ejército será alemán. actuales por la toma de posesión de todos los territorios ocupados que
6.° Anexión de la Lituania y de la Curlandia. sea posible e indemnizada de sus
gastos en dinero.»
7.° Creación de una gran Bulgaria.
8.°
Reparto de los demás países conquistados entre Bulgaria y Los conservadores alemanes
Austria Hungría.
9.° Reunión de Armenia y El
partido conservador alemán tiene en el Reichstag 43 Diputados,
Egipto a Turquía.
representantes de cerca de 1.200.000 votos. El 9 de Octubre de 1915
reunióse su Comité ejecutivo y votó una resolución donde figuran estos
* *

párrafos:
«El Comité
ejecutivo del partido conservador considera que hay un
El Comité
ejecutivo del Partido Nacional liberal, reunido en Berlín
en los
objeto ofrece inalterablemente ante los otros al pueblo alemán
que se
primeros días de Enero de 1915, votó la siguiente resolución:
por ser el más importante de todos los fines de guerra: es la derrota de
«Todos pedimos, de un común acuerdo,
que los éxitos considera¬
bles de nuestro Inglaterra, a la que hay que tender por todos los medios.
incomparable ejército y de nuestra valerosa flota sean »Este Comité está de acuerdo con el conjunto del partido conserva¬
explotados en toda su extensión, que en el Oeste, particularmente, se
dor y con todo el pueblo alemán en su resolución de no retroceder
incorpore política, militar y económicamente al Imperio alemán los te¬ ante ningún sacrificio necesario
rritorios necesarios para para proseguir la guerra y lograr una
salvaguardar y reforzar nuestra potencia en paz duradera, honrosa y susceptible de dar una base firme al porvenir
tierras y mares; que se
obtenga en el Este no sólo una frontera estra¬ de Alemania. Como es justo, pide todas las anexiones territoriales
tégicamente mejor, sino nuevas tierras para nuestras colonias; que se que
sean precisas para el logro
de este fin.»
El Partido Popular Progresista Radical El Partido socialista

El 8 de Agosto de 1915 la minoría parlamentaria del partido popu¬ El jefe del partido socialista mayoritario alemán, Felipe Scheide
lar progresista radical, que consta de 44 Diputados y representa millón mann, en un discurso que en nombre de sus correligionarios pronunció
y medio de electores, reunióse y votó una orden del día a la que per» en el Reichstag el 6 de Abril de 1916, pidió anexiones y añadió:

tenecen los párrafos que siguen: «Es necesario tener, sobre la política, ideas infantiles para creer
«Igualmente enemiga de rehusar por principio toda adquisición te¬ que todo un continente puede ser puesto a fuego y a sangre, que mi¬
rritorial que de formular planes ilimitados de anexión, esta minoría llones de hombres pueden perecer, sin que sea desplazado ninguno de
considera indispensable asegurar el porvenir del Imperio, por amplia¬ los postes fronterizos colocados por diplomáticos muertos hace ya
ciones territoriales necesarias y por medidas militares económicas y mucho tiempo.»
crear condiciones que ofrezcan toda clase de garantías para el pleno

desarrollo de todas las fuerzas del pueblo alemán, tanto en el interior


El Comité nacional alemán para ia paz
como sobre el mar libre.»
Por su parte, el Comité central de dicho partido, votó por unanimi¬ El Comité nacional alemán para lasegún su programa,
paz, y que,
dad el 4 de Diciembre de 1915 una resolución donde era dicho, entre representa la tendencia moderada del mundo político germano, en lo
otras cosas: que respecta a los fines de guerra, publicó en Enero de 1917, con la
«Este Comité protesta de la arrogancia de nuestros enemigos que, firma de su presidente, el príncipe de Wedel, las siguientes condicio¬
no obstante su derrota en todos los teatros de la guerra, quieren dictar¬ nes, moderadas, según él, que debía imponer Alemania a sus ene¬
nos condiciones de paz. Este Comité está persuadido de que esas condi¬ migos:
ciones valdrán al Imperio alemán, no como nuestros adversarios lo es¬ 1.a La paz no deberá solamente una paz alemana, sino de to¬
ser
criben hoy todavía, en más favorable, la vuelta al estado de
el caso dos los aliados de Alemania, para que puedan continuar las actuales
cosas anterior a sino una protección duradera contra los ata¬
la guerra, alianzas.
ques extraños y un acrecentamiento definitivo de su potencia, de su 2.a La pazdebe ser hecha sobre la base de la situación militar en
bienestar y de sus territorios.» lo que respecta a los territorios ocupados. Ante todo, hay que lograr
rectificaciones de fronteras, sin que deba asustar a nadie la frase «polí¬
El Centro Católico tica de anexión».
3.a Debe ser asegurada para nosotros y no para los ingleses la li¬
Los días 24 y 25 de Octubre de 1915 el Comité central del partido
bertad de los mares.
del Centro católico reunióse en Francfort. Dicho partido tiene 88 miem¬
bros en el Reichstag y representa unos dos millones de votos. En el
4.a Se nos debe dar un imperio colonial fuerte y que pueda defen¬
derse por sí mismo.
segundo de los citados días ese Comité aprobó una resolución donde se
dice lo siguiente:
5.a Se nos debe pagar una gran indemnización de guerra.
«Los sacrificios terribles que la guerra ha impuesto a nuestro pueblo
exigen una seguridad reforzada de nuestro país al Este y al Oeste, se¬
Declaración de los partidos burgueses del Reichstag
guridad tal, que el enemigo pierda la gana de atacarnos de nuevo de Todos los partidos burgueses del Reichstag, representantes de ocho
improviso, y que el aprovisionamiento económico de nuestra población millones de votos entre doce millones de votantes, hicieron el 9 de Di¬
creciente quede garantizado para largos años. Esta seguridad acrecen¬ ciembre de 1915 una declaración en el Reichstag, a la que pertenecen
tada de nuestro Imperio debe también ser completada por la seguridad los párrafos que siguen:
acrecentada de los Estados aliados a nosotros.» «Nuestros enemigos pueden afirmar por nuevos juramentos su vo¬
luntad de perseverar en la guerra; aguardamos en una perfecta unión
y en un espíritu de resolución tranquila, poniendo la confianza en Dios,
la hora que haga posibles las negociaciones de paz. Esta paz deberá
60 —
-

61 -

salvaguardar de modo duradero los intereses militares, económicos, El gran Almirante von Tirpitz, ex
financieros y Ministro de Marina de Alemania,
políticos de Alemania en toda su extensión y por todos envió a la Liga para la difusión del
los medios, incluso el de las anexiones territoriales germanismo en el extranjero, un
indispensables
para ello.»
despacho que los periódicos de Berlín publicaron el 2 de Mayo de 1916
y donde había este párrafo:
«Para asegurar a nuestro Imperio un horizonte que abrace toda la
tierra necesitamos dos factores indispensables: la difusión del germa¬

Manifestaciones anexionistas de los militares nismo en el extranjero y el poderío marítimo.»

Las condiciones de paz de Tirpiíz General Kelm

El almirante
Tirpitz, en una interviú celebrada en 1.° de Octubre de El General de brigada Keim, Gobernador militar de la provincia
1917, ha expuesto al corresponsal en Berlín de Neues Pester Journal belga de Limburgo, envió el 29 de Mayo de 1915 al Tag, de Berlín, un
su punto de vista sobre el
problema de la libertad de los mares. artículo donde había estos párrafos:
El corresponsal le preguntó cómo podría ser «El soldado del frente ha sabido con estupefacción que hay en la
garantizada esa libertad
de los mares; y Tirpitz repuso: patria gentes que quieren hacer perder al pueblo alemán el gran precio
—No conozco más que unasola manera de asegurarla. Abolir la po" de la victoria, no hablando sino de política de nación civilizada, de
licía de los Océanos que ejerce Inglaterra. Este resultado no puede ser humanitarismo pleno, de consideraciones y de otras grandes palabras de
obtenido sino por el agrupamiento de las grandes potencias este género, que desgraciadamente ilusionaron al hombre alemán hasta
que impe¬
dirá prácticamente que la supremacía la víspera de la guerra. 7 este soldado no quiere oir hablar de aquellos
inglesa sea ejercida sobre los ma¬
res en el
porvenir. No lograremos jamás este fin con tratados escritos que coquetearon con la paz mundial y trataron de hacer creer al pue¬
porque Inglaterra, naturalmente, no piensa en abandonar de un modo blo alemán que una guerra mundial era imposible.»
voluntario su posición de potencia dominante.
Precisando más le diré que Bélgica no debe jamás ser una base
para General barón von Gayl
las operaciones inglesas. La cuestión
belga puede recibir diversas solu¬
ciones, pero la principal es que nosotros y no Inglaterra mantengamos El 24 de Abril de 1915 el general barón von Gayl, Comandante en
nuestro protectorado sobre
Bélgica. & jefe del 7.° cuerpo de ejército, dirigió una advertencia oficial al diario
Acerca de la posibilidad de limitar los armamentos navales, socialista de Dourtmund donde decía:
Tirpitz
se expresó así: «Le prohibo terminantemente que escriba atacando a aquellos que
—Cuando en un momento dado Mister Churchill me sometió este consideran como necesario en bien de la patria alemana, que Bélgica
proyecto, yo le dije que me parecía bien, pero luego no me han vuel¬ sea anexionada al Imperio alemán.
to a hablar del asunto.

Como el corresponsal le preguntara si al terminar la


guerra nadie Ludendorff
pediría que el Estrecho de Gibraltar, el Canal de Suez y otras vías ma¬
rítimas fuesen internacionalizadas,
Tirpitz respondió; Cuando el General Ludendorff era Jefe de Estado
Mayor del Ejér¬
—Si no se
obligaa Inglaterra a ponerse de rodillas no se la forzará cito alemán del Este, el 9 de Febrero de 1916, envió una carta a un
a abandonar un átomo de su supremacía naval, pero será periódico alemán fundado en Lodz (Polonia) después de la toma de
aplastada s*
explotamos, como conviene, la situación. esta ciudad por los alemanes. En esa carta decía:
«La potencia de la Europa central será acrecentada y la de los rusos
* será rechazada hacia el Este.»
* *
-

62 - —
63 —

El Gobernador general de Bélgica DE LIGAS INDUSTRIALES Y ECONÓMICAS


El Gobernador general de Bélgica, General barón von Bissing, pro¬ La Liga de agricultores, la Liga de campesinos alemanes, las Aso¬
nunció el 28 de Enero de 1916 delante del Palacio Real de Bruselas,
ciaciones cristianas de campesinos alemanes, la Unión central de in¬
con motivo del cumpleaños del Emperador, un discurso donde hay es¬
dustriales alemanes y la Unión de las clases medias del Imperio alemán,
tas frases:
que son las seis más grandes uniones económicas de Alemania, envia¬
«Tenemos que este país enemigo, ocupado y puesto por
cumplir en
ron el 20 de Mayo de 1915 al Canciller y a los Gobiernos de los dife¬
nosotros en estado de defensa, deberes particularmente graves e im¬
rentes Estados alemanes federados, una larguísima petición relativa a
portantes, como el año pasado. Lo que nos ha sido confiado lo guarda¬ a los fines de guerra.
remos contra todos.»
La resumiremos diciendo que en ella se pedía
Bélgica, los departamentos franceses del Norte, Paso de Calais y Meur-
the y Mosela, una gran indemnización de guerra, y extensiones territo¬
riales en Rusia.
Otras manifestaciones anexionistas

GRANDES ASOCIACIONES Hombres políticos y funcionarios

Asociaciones industriales y agrícolas El Presidente de la Cámara de los señores de Prusia


(conservador)
Agosto de 1915 las grandes asociaciones industriales y agrícolas
En
de Alemania dirigieron una Memoria al canciller del Imperio expresán¬ El Presidente de la Cámara de los señores de Prusia, von Wedel,
dole las condiciones que, según ellas, debían ser impuestas a Francia pronunció el 15 de Marzo de 1915, en la sesión de clausura de la legis¬
vencida. Eran así: latura, un discurso donde hay estos párraios:
1 .a alemana en hierro y en carbón, de¬
Para desarrollar la riqueza «Se puede afirmar que el proyecto de nuestros enemigos de aniqui¬
bían ser anexionadas las regiones de Briey y de Longwy, y los territo¬ lar a Alemania ha sido reducido a la nada y que en este respecto somos
rios carboníferos de los departamentos del Norte y del Paso de Calais y vencedores. Y si no quisiéramos nada más que rechazar este ataque,
de Bélgica. La grande y la mediana propiedad agrícola industrial exis¬ creo que no sería difícil obtener prontamente una paz. Pero Alemania

tentes en esos territorios, pasarán a manos alemanas. Francia recibirá no puede contentarse con eso.
e indemnizará a las familias desposeídas, que serán reemplazadas por
Después de los monstruosos sacrificios que hemos hecho en hom¬
familias alemanas. bres y en dinero, debemos pedir más que una paz blanca.»
2.a Todo el Imperio colonial francés, pasará a manos alemanas.
3.a Toda la región del litoral del Canal de la Mancha hasta el Som El doctor Oertel (conservador)
me, será cedida a Alemania, al mismo tiempo que los países cruzados
por los canales que llegan a la costa y las regiones inmediatas a ellos. El Doctor
Oertel, hablando en el Reichstag el 20 de Agosto de 1915,
4.a Para poner la frontera alemana al abrigo de todo ataque, se en nombre delpartido conservador alemán, dijo:
privará a los franceses de sus plazas fuertes de Verdun a Belfort, es de¬ «Es tarea de todos nosotros procurar al pueblo alemán, no sólo una

cir, de las líneas del Mosa y del Mosela y del territorio de Belfort. paz honrosa, sino una paz que corresponda plenamente a los sacrificios
5.a Se impondrá a la Francia una fuerte indemnización de guerra, consentidos por Alemania.»
para arrebatarla toda posibilidad de reconstituirse. Más tarde, el 18 de Enero de 1916, en otro discurso del Reichstag,
dijo:
«La frase garantías reales, no es una frase vacía de sentido. Signi¬
fica que debemos ampliar nuestras fronteras al Este y al Oeste. Por
-

65 —
-

64 -

primordial en la cuestión belga, como en todas las demás cuestiones,


ejemplo, ¿cómo disimulamos que la restitución de Curlandia sería un
que es preciso evitar que Bélgica sea un bastión para los enemigos; un
hecho incomprensible para el pueblo alemán?
Estado vasallo de Inglaterra y de Francia. Estamos de acuerdo con él
»No debemos perder de vista nuestro objetivo de combate. El fin de
acerca de esto,
y creo que para ello es necesario que nos quedemos
esta guerra no es sólo asegurarnos una paz honrosa, la libertad de los
definitivamente con ese territorio conquistado a precio de tanta
mares y una vida económica mejor. No es tampoco, sólo, engrandecer sangre
y en tantos terribles combates.»
territorialmente a Alemania. No; nuestro verdadero fin de guerra es
llegar a realizar la misión histórica mundial que el Altísimo ha asignado
Von Zedlitz (conservador)
precisamente al pueblo alemán.»
El
Diputado y Jefe de los conservadores libres, von Zedlitz, ya ci¬
Von Heydebrand (conservador) tado, publicó en el Tag, el 24 de Enero de 1915, un artículo donde
hay este párrafo:
El 15.de Enero de 1915, el leader de los conservadores alemanes, «La situación financiera de nuestros adversarios
excluye el reem¬
von Heydebrand, pronunció en Magdeburgo un discurso donde dijo, bolso integral en dinero de nuestros gastos de guerra y de nuestros
entre otras cosas:
perjuicios. Pero como no hay la menor razón para que renunciemos a
«La paz futura
debe ser solamente obra del arte diplomático,
no una plena indemnización de
guerra, es preciso encontrar para ésta una
sino paz que todo el pueblo alemán comprenda y apruebe; debe
una
otra forma. La estrecha
entrañar una seguridad absoluta para nuestro país y ser digna de nues¬
interdependencia de la hacienda del Imperio
de nuestra producción nacional, invita a buscar el sucedáneo de los
tro sacrificio. Nada sería más terrible que el hecho de que esta
gran pagos en dinero .en ventajas económicas susceptibles de acrecentar
guerra terminara con una desilusión para nuestro pueblo. Frecuente¬ nuestra renta nacional
y nuestro bienestar. Aludo a tratados comercia¬
mente la pluma ha estropeado lo que habíamos conseguido con
el sa¬ les ventajosos, a concesiones de minas y de ferrocarriles y a otras co¬
ble. Y ahora que estamos solos en el mundo seremos nosotros solos
sas del mismo género. Aludo también
los que decidiremos en última instancia lo que finalmente será.»
a adquisiciones territoriales. Los
yacimientos minerales en Lorena francesa y en Polonia rusa forman el
complemento natural y hasta un cierto punto indispensable de nuestros
El Jefe de los conservadores libres propios yacimientos mineros. Hay que pensar también en nuestra ne¬
cesidad de productos coloniales, en nuestra necesidad
El 17 de Enero de 1916, el Jefe de los conservadores libres, von de tierras de co¬
Zedlitz, pronunció en el Landtag un discurso donde hay este párrafo: lonización, y, por último, en nuestra necesidad de dar a nuestro exce¬
dente de población el campo necesario
«Seguiremos unidos luchando hasta concluir una paz que nos valga para su expansión útil. Ver
claro y justo en todas estas cuestiones
la seguridad y una ampliación de nuestras fronteras.» y hacer triunfar estos puntos de
vista, será una tarea digna de los esfuerzos de los caracteres nobles.»

El Diputado Mertin (conservador) ■

Paasche (nacional libera!)


ElDiputado Mertin, del partido de los conservadores libres, pro¬ El
diputado nacional liberal y vicepresidente del Reichstag Paasche
nunció en el Reichstag, el 18 de Enero de 1916, un discurso donde
pronunció el 18 de Abril de 1915, en su distrito electoral, un
dijo: discurso,
donde dijo entre otras cosas:
«El pueblo alemán no consentirá jamás en un abandono de las re¬
«No tenemos aún derecho
para hablar de fines de paz, pero hay una
giones enemigas hoy ocupadas.» cosa que debe ser dicha;
y es que en el fondo del corazón de todo ale¬
mán alienta este deseo. No devolveremos jamás el territorio
El Conde Wesíarp (conservador) enemigo o
conquistado al precio de tanta sangre alemana. Es preciso que
mos al Canal de la
llegue¬
El Conde Westarp, hablando en el Reichstag el 7 de Abril de 1916 Mancha, aunque tuviéramos que recomenzar la gue¬
rra. Es necesario
nombre de la minoría conservadora, que de nuevo la pluma no comprometa lo
en
dijo: que ha sido
«El Canciller del Imperio ha dicho, a propósito del interés alemán, ganado por la espada.»
5
-
66 -
-
67 — .

Stressemann (nacional liberal)


Julio Werner (pastor protestante)
El citado diputado al Reichstag Stressemann, jefe de los nacionales El 1.° de Enero de 1916, Julio Werner, pastor en la iglesia de San
liberales sajones, pronunció el 25 de Julio de 1915, un discurso donde
se dijo lo siguiente:
Pablo de Francfort, publicó en la Gaceta Prusiana de la Cruz, un ar¬
tículo donde hay este párrafo:
«Es necesario que seamos tan fuertes, que debilitemos de tal modo
«La posesión de Alemania, como gran potencia mundial, de la cua-
al enemigo, empleando para ello una total ausencia de escrúpulos, que
la guerra del 70 puso los jalones, debe ser consolidada militar y econó¬
ningún adversario ose atacarnos en lo sucesivo. Para esto es preciso
micamente por todos los medios apropiados en la lucha actual entre
ampliar nuestra frontera al Este y al Oeste.»
pueblos. No es esta una sed de conquista, es una necesidad del mante¬
nimiento de nuestra existencia nacional.»
*
* #

Munn (pastor protestante y diputado)


El diputado Stresemann, pronunció un discurso donde se dijo lo si¬ diputado social cristiano en el Reichstag, licenciado en Teología
El

guiente: Munn, publicó el 29 de Marzo de 1916 en la Prensa de Prusia una carta


«Veo en la provincia del Mar Báltico un país alemán, en el cual los donde se dice, entre otras cosas:
baltos han mantenido el espíritu alemán y la cultura alemana. Si aban¬
donáramos este país, tendríamos ante la historia la responsabilidad de «Bélgica es un concepto político debido al azar, poco viable, obra
haber contribuido a un aumento de los esfuerzos de rusificación. de diplomáticos embarazados en su diplomacia.»
También aprobamos el programa del Canciller del Imperio, en lo que La gente con cultura histórica debía ponerse al .servicio de nuestra
respecta al pueblo flamenco, pero la cuestión belga tiene también un Prensa más que lo hace, y escribir sobre el pasado de Flandes, el pasa¬
lado político importante. Si Bélgica no debe ser de nuevo un reducto do de la Curlandia, de la raza bajo alemana y de la Orden de los Caba¬
avanzado para nuestros enemigos, necesitamos no sólo excluir la situa¬ lleros teutónicos. Los lectores sacarían por su cuenta las deducciones.»
ción anterior a la guerra, sino garantizar la influencia dominante mili¬
tar, política y económica de Alemania». El diputado Peus-Dessan (socialista)

Bassermann (jefe del partido nacional liberal)


Eldiputado socialista del Reichstag, Peus-Dessan, contestando a
una enquéte del director de la revista de Lausana, La Voz de la Huma¬

El diputado del Reichstag Bassermann, jefe del partido nacional li¬ nidadDr. Broda, envió una carta en la que hay estos párrafos:
beral, a principios de Diciembre de 1914, pronunció un discurso que re¬ «La cuestión belga no es sólo asunto de los belgas.»
produjo la Prensa el 5 del mismo mes. En él hay estos párrafos: «Lo que nos importa no es la libertad interna del pueblo belga, sino
«Lo sabemos: El águila alemana desplegará victoriosamente sus alas el país belga, con su particular situación geográfica y, sobre todo, la
y volará fieramente más alto que nunca. Y sabremos guardar en el por¬ costa belga del mar del Norte que tiene un gran valor estratégico.
venir más remoto los países donde fué derramada
sangre alemana. ¿Quién podría, pues, censurar al imperio alemán porque, apoderándo¬
Nuestro amor apasionado, por nuestra patria alemana, nos da fuerzas se de Bélgica, procure, en lo porvenir, escapar a la doble presión del

para soportar los más pesados sacrificios. Precisamente, por ésto, debe¬ Este y del Oeste?»
mos guardar lo que hemos
conquistado y acrecentarlo hasta donde ten¬
gamos necesidad.» E! doctor Landsbcrg (diputado socialista)

•El Dr.Landsberg, diputado socialista, pronunció un discurso en


una reunión de la minoría social demócrata del Reichstag, pidiendo
que el partido no se opusiera a las anexiones. El discurso fué comen¬
tado por la Frankfurter Volksstimme del 16 de Enero de 1916.

69 -

68 —

En dicha pieza oratoria hubo esta perla: El Director de la Hamburg-Amerika


«¿Qué alemán podría protestar si nuestro gobierno exigiera la ane¬
xión de la línea del Narew para El 21 de Octubre de 1915, Ballin, Director de la Compañía Hamburg-
que Alemania estuviera mejor defen¬
dida en el Este?» Amerika, pronunció en el Círculo de Armadores de Hamburgo, un dis¬
curso donde dijo, entre otras cosas:

«Alemania no podrá trabajar mejor para el progreso de su porvenir


Marum (diputado socialista)
que procurando ante todo la adquisición de puntos de apoyo marítimos
El 2 de Febrero de 1916 el diputado socialista de Badén, Marum, de su flota, que remedien de modo completo el estado de cosas que
pronunció un discurso donde dijo entre otras cosas: actualmente deploramos. Tenemos necesidad de puntos de apoyo a ja
«Queda entendido que después de la guerra deberemos pedir cier¬ entrada y a la salida del Canal de la Mancha, y también necesitamos
tas garantías y rectificaciones de fronteras. otros poderosos puntos de apoyo más allá de los mares europeos.»
»¿Es que esta guerra, después de los sacrificios monstruosos que
nos ha costado y de la
sangre vertida va a terminar en tablas?» El Consejero secreto Hiilebrandt

El doctor Sudekum
En la Gaceta Prusiana de la Cruz del 31 de Diciembre de 1915 pu¬
(diputado socialista)
blicó una carta el Consejero secreto del Gobierno, profesor Hiilebrandt,
Ese mismo Dr. Sudekum que hace poco firmaba un llamamiento a miembro de la Cámara de los señores de Prusia, donde se leía, entre
la Internacional en pro del suavizamiento de las condiciones otras cosas, lo que sigue:
del armis¬
ticio, escribió durante la guerra varios artículos defendiendo las ane¬ espíritu de negocios, con su alegría aventurera, el atrevimiento
«El
xiones.
espiritual de nuestra técnica, no pueden desarrollarse si no asentamos
Uno de ellos fué publicado el Frankische nuestro pie sobre un suelo firme y ensanchado y si una frontera segura
en Tagespost, allá por
Julio de 1915. En él hay estos párrafos: no protege nuestro trabajo. Aún no se puede hablar de fines de guerra,

«Los sociales demócratas la tropa


son
escogida que podrá servir de pero el contorno de esos fines se va esfumando de día en día. Al Este
apoyo a Bethmann-Hollweg» (Belthmann-Hollweg fué el canciller y al Oeste, la bandera alemana debe flotar sobre las tumbas de los hé¬
anexionista que ayudó a desencadenar la alemanes.»
guerra). roes
Otro de los artículos apareció en el
Hamburger-Echo del 19 de Ju¬
lio de 1915.
El Prefecto superior de las provincias renanas
7 en él había esta declaración:
«Nadie en Alemania hará El barón von Rheinbaben, Prefecto superior de las provincias rena¬
objeciones serias si ponemos como con¬
diciones de paz las rectificaciones de fronteras nas, pronunció el 6 de Mayo de 1916 en el Círculo de la Prensa de
que nos son necesarias.»
Colonia, un discurso donde dijo, entre otras cosas:
El alcalde de Bielefeld
«Los territorios que nuestras tropas de combate ocupan sólidamente
en Flandes y en Francia, coinciden casi exactamente con las fronteras
El 5 de Agosto de 1915 se celebró una fiesta en el Ayuntamiento del antiguo Imperio alemán. Fueron antes alemanas durante siglos bajo
de Bielefeld, para celebrar la toma de Varsovia, y en ella el alcalde el nombre de Ducado de la Baja Lorena, hasta que la debilidad del Im¬
dijo: perio originó que nos las quitaran.»
«Hemos conquistado Varsovia y
espero que la capital de Polonia,
como toda la
Polonia, seguirá siendo alemana. No es que yo crea que Un Síndico'de la Cámara de Comercio
debemos sentir sed de conquistas, pero todo el río
Vístula, por razones
de cultura, debe ser un río alemán.» El doctor Beume, Síndico de la Cámara de Comercio de Brema, pro»
nuncio el 3 de Octubre de 1915, en una Asamblea pública organizada
por la Cámara de Comercio de dicha ciudad, un discurso donde hay es¬
tos párrafos:
-

70 - -
71 -

«No es el odio por lo que nos guiaremos, respecto a Inglaterra,


por
tratégica más favorable. Estamos convencidos de que para esto es ne¬
sino porla cólera, el día de la conclusión de la paz. ¡Ojalá concluyamos cesario corregir seriamente nuestra frontera occidental de Belfort al
una
paz que aporte a Alemania un acrecentamiento de potencia maríti¬ mar del Norte.
ma, nuevos depósitos de carbón, nuevos puntos de
apoyo para la flota Debemos hacer todo lo posible por conquistar la parte del litora
y nuevas tierras de colonización; una paz hecha por ella y para ella!»
francés deldepartamento del Norte al del Paso de Calais.
Para evitar un estado de cosas análogo al de Alsacia Lorena, las
De profesores y diplomáticos propiedades y empresas deberán ser arrebatadas a las manos antiale¬
manas para pasar a manos alemanas, siendo sus antiguos propietarios
El 20 de Junio de1915, en la Casa de Artistas de Berlín hubo una indemnizados por Francia.
gran reunión de profesores, diplomáticos y funcionarios activos superio¬
res. En ella se acordó enviar al canciller una
Ninguna influencia debe ser concedida a las poblaciones anexiona¬
petición sobre los fines*de das por nosotros.
guerra, que firmaban 352 catedráticos de Universidades y Escuelas su¬
Es necesario, además, imponer a Francia, entre todos nuestros ad¬
periores; 158 profesores eclesiásticos; 145 funcionarios superiores de
versarios, y más que a ninguno de ellos, una fuerte indemnización de
la Administración; alcaldes y
concejales; 148 jueces y abogados; 40 guerra, sin ninguna compasión, al modo terrible como ella ha pagado
diputados en el Reichstag y en el Landtag; 18 almirantes y generales
en situación de
ya su propia ceguedad y el egoísmo británico.
reserva; 182 representantes de la industria, del comer¬
No debemos olvidar tampoco que Francia posee un imperio colo¬
cio y de la banca; 52 agricultores,
y 252 artistas, escritores y editores. nial desmesuradamente grande, de que podría apoderarse Inglaterra si
En ella se decía que Alemania debía
imponer una paz bajo las condi¬ nosotros no nos quedáramos con él.
ciones siguientes:
En lo que respecta a Bélgica, decía el proyecto:
Una corrección de la frontera occidental de Beltort
hasta la costa, Habiendo sido conquistada Bélgica a costa de tanta noble sangre
que comprendiera los departamentos del Norte y él Paso de Calais;
anexión de
alemana, es necesario que la conservemos política, militar y económi¬
Bélgica y de sus colonias al Imperio alemán; cesión por Ru¬ camente.
sia de las provincias bálticas, hasta cerca de San
Petersburgo, y de to¬ Sus habitantes no deberán ninguna influencia política en e
tener
da la Polonia; cesión de
parte de las colonias inglesas, sobre todo en
Asia y Africa; cesión de Egipto a Imperio, y sus empresas y propiedades deberán pasar de las manos arv-
Turquía para que esta nación domine tialemanas a las manos alemanas.
el canal de Suez; grandes indemnizaciones en
metálico, pagadas, sobre He aquí el programa de los intelectuales, en lo relativo a Rusia.
todo, por Francia e Inglaterra; y entrega de los Balkanes a Austria
Los territorios que Rusia veráse obligada a cedernos, constituirán
Hungría.
el baluarte y la base para la garantía y el engrandecimiento de nues¬
tro pueblo. Es preciso que sean territorios de colonización agrícola,

que nos dén campesinos sanos, menantial de juventud para todas las
LOS INTELECTUALES fuerzas del pueblo y el Estado; territorios que pueden absorber una
parte del sobrante de nuestro pueblo y convertirse en una nueva patria
En los meses de Marzo y dentro de la vieja patria, para todos aquellos alemanes que quieran
Abril de 1915, hubo reuniones de intelec¬
tuales abandonar el extranjero.
en Berlín; y el 20 de Junio, en una nueva reunión, fué redacta¬
do Cuando se trate del cambio de fronteras de la Posnania, de la Sile¬
un
proyecto de bases de paz y enviado a la Cancillería
imperial. Lo sia oriental y de la Prusia oriental del Sur, será necesario que sea crea¬
firmaban entre otras personas, numerosos profesores de las Universi¬ da una cintura que no pertenezca a ningún propietario privado y sea
dades alemanas.
En lo que respecta a Francia, accesible a la colonización alemana. Esta cintura alemana protegerá
decíase en este proyecto: también a los polacos prusianos contra la influencia, demasiado directa
Queremos hacer tabla rasa del peligro francés. En interés de nues¬ de los polacos rusos, que tal vez tiendan a la autonomía.
tra propia existencia debemos debilitar a Francia política y económica¬
mente, sin ninguna consideración haciendo así nuestra
Además, aludimos enérgic ámente a las provincias bálticas rusas,
situación es¬
cuya población de lituanos, letones y estonios extraña a Rusia, puede

72 - -
73 -

convertirse en esa raza de obreros ambulantes de que tenemos tanta


»Bélgica constituye, particularmente, una cuestión de principio. En
necesidad. cuanto a saber de qué forma se resolverá un día'prácticamente esta

También deberá exigirse a Rusia una indemnización de guerra. cuestión de principios en cada uno de sus elementos, diremos que ese
es un problema de poca importancia.»

El mismo periódico reprodujo el 27 de Mayo de 1916, un artículo


de «Dómela Nieuwenhius», antiguo revolucionario socialista convertido,
LOS PERIODICOS
publicado en Der Panther donde hay estos párrafos:
«El alemán que acariciara solamente la idea de dejar reconstituirse
La Gaceta de Alemania del Norte
a Bélgica
bajo una forma u otra, merecería ser llamado imbécil y debe¬
El 24 de Abril de 1915 la Gaceta de Alemania ría llevar siempre las orejas del Rey Midas, como signo distintivo.»
del Norte, órgano
oficioso del Canciller, publicó un artículo al
que pertenecen los párrafos
que siguen: Der Konfektionar
«Ninguna persona de juicio puede pensar en renunciar a las venta¬
El 18 de Octubre de 1914 el órgano oficial del Sindicato alemán
jas de una situación militar favorable a Alemania para concluir una
paz
prematura con cualquiera de sus enemigos. patronal de las industrias de la confección, Der Konfektionar, publicó
un artículo dedicado a la industria
*Es necesario que saquemos
partido de todas las encajera alemana y titulado Calais
ventajas de la si¬ donde se decía, entre otras cosas:
tuación militar para crear la
garantía de que nadie osará turbar nuestra «La mejor solución sería que Calais quedara para siempre en manos
paz alemana.
»Los de los alemanes para que hiciéramos de él un segundo centro de la in¬
rumores relativos a los deseos de paz de Alemania son inven¬
ciones de tontos dustria encajera alemana.»
o malvados y ociosas en todo caso, dada la firmeza no
disminuida con que estamos resueltos reducir
a a nuestros adversarios
por la fuerza de las armas.»
Tagliche Rundschau
De un artículo del 6 de Abril de 1916:
Deutsche Tageszeifung «El objeto firme ahora gobernantes y gobernados
que se proponen
Elperiódico Deutsche 7ageszeitung, órgano de la Liga de terrate¬ alemanes, es como sigue: Nada de paz que no nos garantice nuestras
nientes, publicó el 28 de Marzo de 1915, un artículo donde fronteras al Este y al Oeste; debilitación de Rusia por adquisiciones te¬
hay estos
pánafos: rritoriales; ocupación permanente de Bélgica, a fin de que no pueda ser
«jQué solemnes y hermosos los tratados y los discursos que procla¬ campo de concentración de tropas y una puerta de invasión franco-in¬
maron y garantizaron delante de todas
las naciones la neutralidad del glesa.
reino de Bélgica! Pero esta neutralidad »Es condición sine qua non crear en el Oeste garantías que colo¬
y esta neutralización se fundieron
como la nieve al
Sol, cuando la Gran Bretaña quiso organizar una coa¬ quen a Bélgica en nuestra zona de influencia, bajo el triple punto de
lición antialemana, desde el vista económico, militar y político.»
punto de vista político, militar y marítimo;
fué la Gran Bretaña de 1906 la
que destruyó la neutralidad de Bélgica.
Bélgica, ha cesado de exponer aquí, es una cuestión de vida
como no se El Chcmnitzcr Volksstimme
o muerte
para el porvenir alemán. Las costas de los puertos de Bélgica Ernst Heilmann, redactor jefe de dicho importante diario socialista
no deberán estar
jamás en lo sucesivo bajo la influencia directa o indi" alemán, escribió el 2 de Julio de 1915, en este periódico, un artículo
recta de esas grandes
potencias extranjeras. Si Bélgica con sus fortale¬ donde hay estos párrafos:
zas, sus playas y sus puertos permaneciera bajo la influencia extranje¬ «Una guerra defensiva no se trueca en guerra de conquista porque
ra, es decir, enemiga, la libertad de los mares sería una frase vacía, el vencedor gane alguna cosa. Dar a los bandidos un salvoconducto
y
Alemania, como potencia marítima y comercial, continuaría estando a
para que nos salten al cuello siempre que quieran hacerlo y sin temor
merced de la Gran Bretaña.
a sufrir perjuicio, sería una locura suicida.

74 — -

75 —

»A1 contrario, debemos decir a nuestros adversarios que la partida nerse a mitad del camino, sino reconstruir y ensanchar su casa en Eu¬
está perdida para ellos cada día
y que que tarden en abandonarla ten¬ ropa y en el mundo con plena seguridad y para largo tiempo, aunque
drá su precio.» haya que hacer nuevos sacrificios.
»E1 pueblo alemán barrerá a los que sean bastante pequeños y co¬
La Gaceta Prusiana de la Cruz bardes para desear la vuelta al statu quo.»

La Gaceta Prusiana de la Cruz, en un artículo del 24 de Marzo de


1915, decía: Lcipzigcr Neuestc Nachrichtcn
«La reconstitución de Bélgica no establecería el mismo estado de El 9 de Marzo de 1916, este periódico publicó un artículo sobre
cosas anterior a la guerra, sino que originaría un estado de cosas sensi¬ Portugal, donde hay estos párrafos:
blemente peor.
«Portugal ha perdido hace ya mucho tiempo todo derecho moral a la
»Creemos que la posesión de las costas
belgas constituiría en nues¬ posesión de sus colonias, porque no puede administrarlas eficazmente,
tras manos una fuerza a la
que no podemos renunciar, sin debilitarnos elevarlas a una civilización más alta y sacar partido de ellas para él
peligrosamente para los futuros conflictos con Inglaterra, que no deja¬ mismo y para la humanidad. Este dominio colonial portugués desempe¬
rán de sobrevenir.»
ñará un papel importante, cuando a la conclusión de la paz sea hecho
En otro artículo titulado «Guerra de
conquista», y publicado el 29 nuevo reparto de Africa.»
Julio de 1915, se lee:
«7a sabemos qué puntos nuestras fronteras exigen una mayor
en

protección. Este conocimiento debe dar sus frutos y los dará. Lo que
Alemania ha conquistado al precio de la vida de sus MAXIMILIANO HARDEN
mejores hijos, no
puede devolverlo.»
De su revista El Porvenir
Dic Post
Maximiliano Harden, de los más grandes periodistas alemanes
uno
El periódico conservador libre Die Post, de Berlín, decía el 5 de que ahora se manifiesta tan pacifista y democrático, ha sido en los pri¬
meros tiempos de la guerra uno de los más furibundos anexionistas. He
Mayo de 1915:
«La opinión pública, representada, tanto
por las Ligas económicas, aquí, en prueba de ello, algunos extractos de artículos publicados por
como por la inmensa él en su revista El Porvenir.
mayoría de los partidos políticos, exige que se
El 22 de Agosto de 1914:
aseguren las costas del Norte tomando territorios más allá de las fron¬
teras del Imperio alemán, contra una invasión «Alemania tiene el derecho de extender su esfera de soberanía se¬
probable en lo futuro de
las tropas inglesas. También cree
que nuestra frontera de los Vosgos y
gún susnecesidades y también tiene la fuerza suficiente para ejercitar
nuestras fronteras orientales necesitan de ese derecho y desafiar a cualquiera que quisiera impedirlo.»
protección más seria.
una
El 29 de Agosto de 1914:
Ningún hombre de Estado que gobierne puede olvidar esto, porque esto
es el sentido
popular de las realidades desnudas de toda utopia.» «Inglaterra se ha aliado con los asquerosos monos amarillos y se re¬
gocija cuando sabe que las mujeres alemanas son ultrajadas y los hom¬
bres alemanes asesinados por cosacos borrachos. Que los
La Correspondencia Nacional Liberal ingleses, los
belgas, los franceses y los eslavos del Norte y del Sur, y con ellos los
La Correspondencia Nacional Liberaj, órgano del partido nacional japoneses, se digan entre sí que son representantes y guardianes de la
liberal, publicó el I.° de Agosto de 1915 un artículo en el que figuran cultura humana más refinada, y nos califiquen
de bárbaros. Seríamos
los siguientes párrafos: bien tontos si lo negáramos. Roma, en su lecho de muerte, llamaba
«Los círculos dirigentes a los cuales ha sido confiado el cuidado de bárbaros a los germanos que cavaban su tumba. Vuestra cultura, veci¬
decidir sobre la paz y la guerra y con ellos la inmensa mayoría del nos, no exhala muy buen olor. Acostumbraos a reconocer rápidamen¬
pueblo alemán no quieren a ningún precio la paz prematura, ni dete¬ te que la tierra alemana está habitada por
bárbaros y guerreros, que no

\
-

76 —

77 -
tienen tiempo para detenerse en frivolas conversaciones. Van a derro-
ar vuestros ejércitos; a coger prisioneros a vuestros terreno, fértiles entre todas. Ha sonado la hora de la
generales; a sem¬ hegemonía ale¬
brar en el mar vuestros tentáculos arrancados. Cuando
Tánger y Tolón, mana.

Amberes y Calais estén sometidos a su yugo bárbaro, entonces »Nos quedaremos con los Países Bajos belgas, a los cuales añadire¬
apro¬
vecharemos con placer la ocasión de charlar el litoral francés hasta más allá de Calais. De Calais a Amberes la
gentilmente con vos¬ mos

otros.» Flandes, el Limburgo, el Brabante, hasta más allá de la línea fortificada


El 5 de Septiembre de 1914: del Mosa, todo esto será prusiano.»
«Krupp ha dado la esperanza no sólo de vencer a Inglaterra en
nos El 1.® de Mayo de 1915:
su ciudadela
flotante, sino también de instalarnos a lo largo y a lo an¬ «Si queremos obtener únicamente la seguridad de que nadie en lo
cho de dos mares, sobre las costas de sucesivo osará turbar nuestra paz, podremos llamar nuestras
Francia, de Bélgica y de Marrue¬ tropas de
cos, en las barbas de Inglaterra celosa y gesticuladora. Los alemanes sus siete frentes
y repatriarlas. La gana de atacarnos no ha sido en nin¬
no están hechos para disputar con los otros pueblos en la paz; y esto es guna parte muy grande; y ahora está completamente desvanecida. Yr
su mayor título de gloria y de nobleza. Su virilidad no se afemina en las sin embargo, esta simple seguridad sería un lamentable y ridículo resul¬
paces largas, y la guerra ha sido siempre su principal ocupación. Nin¬ tado, después de semejante guerra. Necesitamos otras muchas cosas, y
gún pueblo ha guerreado tanto como ellos. Alemania quiere engrande¬ especialmente, dinero amonedado».
cerse, concretar las hazañas de sus soldados y de sus Estados en dere¬
cho soberano, ante los cuales
ninguna cabeza se puede negar a incli¬
narse respetuosamente.
Inglaterra asesta golpes, y para ello no le pidió
permiso a nadie. Su derecho se basa en su fuerza, y por esto hace la
guerra; una guerra que es buena. Nuestros soldados son héroes; sin de¬
jar de ser hombres, y por ellos la patria se convierte en más grande.
Todos aprenden a respetarla. Alemania destrozará a los
ingleses, aun¬
que su flota siga oculta, porque no hay mucha distancia de Calais a
Douvres. ¿Quién duda que sabremos vencerles? Se puede hacer todo lo
que se quiera con un ejército como el nuestro. No habrá paz mientras
que los ingleses no hayan recibido su castigo».
El 19 de Septiembre de 1914:

«¿Por qué el pueblo belga, mezcla de celta y de flamenco, nos cubre


de maldiciones? Debe a la raza alemana lo
mejor de su patrimonio artís¬
tico y cultural; debe al apoyo
de Berlín su Estado del Congo y su inde¬
pendencia. Y ahora ha perdido todo su derecho a esa independencia
por sus crímenes espantosos.»
El 17 de Octubre de 1914:
«No hacemos la guerra para castigar países, ni tampoco para liber¬
tar pueblos esclavizados y complacernos luego
el espectáculo de
en
nuestro noble desinterés. Hacemos la guerra porque tenemos la convic¬
ción firme como la roca, de que Alemania
después de lo que ha hecho
de grande, puede reivindicar
y debe obtener un territorio más vasto y
una esfera de acción más considerable. Las
potencias a costa de las
cuales ha crecido, viven aún;
y algunas de ellas se han repuesto de su
debilidad. España y Holanda, Italia y los
Hapsburgos, Francia e Ingla¬
terra, han poseído, administrado y colonizado grandes extensiones de
INDICE

Páginas

Prólogo 9

De La más Grande Alemania:

La visión de la guerra
23
La paz de Bruselas 28
La paz de Riga 33
La paz de Inglaterra 35
La nueva Austria 42
La más grande Alemania
47

Fines de guerra propagados después del 4 de Agosto


de 1914:

Manifestaciones anexionistas de los Jefes de Estado, de los


Ministros y Embajadores 51
Manifestaciones anexionistas de los grandes partidos 55
Manifestaciones anexionistas de los militares 60
Otras manifestaciones anexionistas 62

Hombres políticos y funcionarios 63