Está en la página 1de 4

DEFINICIÓN DELAUREL

El laurel es un árbol perennifolio que pertenece a la familia de las Lauráceas. Tiene tronco liso y
recto, ramas levantadas y, por lo general, mide entre seis y siete metros. Sus hojas de color verde
oscuro son pecioladas, oblongas y aromáticas, siendo muy populares en
la cocina como condimento.

Este árbol presenta flores pequeñas de color blanco verdoso


o amarillento, que se agrupan en umbelas sésiles de cuatro
a seis flores. El fruto del laurel, por otra parte, es ovoide y
puede medir 1,5 centímetros, siendo usado en ciertas
preparaciones farmacéuticas.

El cultivo de laurel puede desarrollarse en distintos tipos


de suelo, pudiéndose multiplicar por esquejes o por
semillas. Se trata de una planta sensible a las heladas que
puede ser atacada por cochinillas, pulgones y otras plagas.

El sabor del laurel es algo picante, a la vez que dulce y fresco, y lo mismo se percibe en su aroma.
Se recomienda almacenarlo en frascos y evitar guardarlo en un frigorífico, para asegurarse de que
conserve sus cualidades y propiedades al máximo.

Las hojas de laurel tienen un uso muy extendido en la cocina. Suelen añadirse enteras para
saborizar las preparaciones (como estofados o guisos) y después se quitan antes de servir, aunque
también pueden triturarse e incluirse en los platos. En cuanto al uso medicinal, el laurel es
destacado por sus propiedades como estimulante del apetito y tónico digestivo.

Las marinadas, los caldos, las salsas y las verduras en vinagre son otros de los platos que se
benefician del uso del laurel, especialmente si se hidrata, para conseguir el mejor sabor posible. A
pesar de que mucha gente lo fríe, esto no es recomendable, ya que al cocerse ya no resulta tan
rico al paladar. Como ocurre con cualquier condimento, solamente a través de probarlo en
diferentes proporciones y formas podremos aprender a aprovecharlo.

Dependiendo del gusto y las necesidades de cada


persona, las hojas del laurel se pueden usar frescas o
secas, enteras o picadas, y combinarse con orégano,
uno de sus mejores complementos. La ventaja de
trocear las hojas de laurel es que el sabor se reparte
más uniformemente en la comida.

Si bien lo primero que la gente suele pensar es que


cualquier verdura fresca es preferible a su versión
deshidratada, existe una razón por la cual las hojas de
laurel secas pueden resultar más adecuadas para
ciertos platos: su sabor es considerablemente más suave. La principal diferencia es la amargura,
mucho menos pronunciada en estas últimas, y por eso se suelen utilizar en adobos con aceite
y vinagre, para que el sabor y el aroma de este último no sea tan fuerte.

Cabe destacar que el laurel también tiene un uso simbólico. La mitologíaindica que cuando la
ninfa Dafne era perseguida por Apolo Zeus la transformó en árbol para salvarla. Apolo, entonces,
decidió cortar y trenzar dos ramas, que se convirtieron en una corona triunfal que utilizan quienes
consiguen un logro o una victoria. Hoy, por lo tanto, el laurel es sinónimo de premio o triunfo.

La expresión dormirse en los laureles tiene una cierta relación con dicha simbología, ya que hace
referencia a dejar de esforzarse una vez que se han alcanzado ciertos logros. Su uso es muy común
en el ámbito escolar, para enseñar a los estudiantes a nunca conformarse con el éxito de un
examen, o con haber superado un período con buenas calificaciones; del mismo modo, ya en el
mundo profesional, es importante entender que el aprendizaje y el desarrollo no deben terminar
nunca, que todos los días es necesario invertir las mismas energías que el primero para evitar
estancarse.

Laurel: propiedades, beneficios y contraindicaciones Puntúa este título


Desde el Mediterráneo nos llega una de las infusiones más digestivas que podamos encontrar
aunque tiene muchas más propiedades. ¡Descubre cuáles son!

Si te interesa este artículo, descubre más en el Canal Enfermedades, donde recibirás las últimas
noticias sobre el mismo y podrás interactuar con sus seguidores!

Sugerir una corrección para esta noticia

La infusión de laurel es una receta perfecta


para ser consumida después de las
comidas por su acción digestiva, muy
apropiada también para estas fechas en
las que uno acostumbra a comer de más.
En el artículo que os presento hoy, vamos
a describir en detalle las propiedades, los
beneficios y los inconvenientes de esta hierba medicinal maravillosa. Descubrirás cómo el
laurel no es sólo útil para dar sabor a la carne, sino que tiene muchos talentos ocultos.

El laurel es un símbolo de gloria y sabiduría y en la mitología greco-romana era el símbolo del dios
Apolo. Una corona de laurel simboliza la victoria y la predilección por los dioses para quienes iban
a ser los ganadores de los concursos literarios y de atletismo, incluyendo los Juegos Olímpicos.

El mismo término "laurearse" significa alguien que ha sido galardonado con la corona de laurel.
Las hojas son conocidas por sus propiedades antisépticas, antiespasmódicas, digestivas y
estimulantes. En forma de infusión, la hoja de laurel limpia el sistema digestivo y promueve la
eliminación de los gases intestinales. Además tiene propiedades antireumáticas, expectorantes,
diuréticas, dermatológicas e incluso ayuda a regular la menstruación y reducir la arteriosclerosis.
Muy adecuada para aquellas personas que sufren acidez al comer ya que ayuda a prevenirla.

De las mismas hojas, además, se obtiene un licor aromático que ayuda a la digestión y ayuda a
curar trastornos respiratorios.

Incluso el vapor de estas hojas es bueno para la salud ya que la decocción de éstas se utiliza por su
efecto refrescante y para realizar baños de pies.

Otra cualidad es su capacidad para eliminar la retención de líquidos y con ello toxinas y ácido
úrico. Esto la hacer ideal para personas con problemas de gota, artritis o enfermedades
circulatorias e incluso para casos de obesidad.

También se puede preparar un ungüento perfecto para las articulaciones que hayan
experimentado un trauma o que han sido inmovilizadas durante mucho tiempo. Reduce
los dolores y la inflamación. Por eso se emplea en forma de bendajes o cataplasmas para tratar
enfermedades reumáticas.

Aplicado sobre la piel también es bueno para tratar problemas de acné, quemaduras, úlceras y
hongos porque ayuda a regenerar la piel y además es bacteriostática. De hecho este efecto de
regenerador también lo hace eficaz para tratar problemas de caspa o seborrea capilar y evita la
caída del cabello, por eso muchos champús destinados a fortalecer el cabello o evitar la aparición
de caspa utilizan laurel en su composición.

Contraindicaciones

Pese a sus beneficios hay que ir con cuidado con su consumo y ajustar bien las dosis ya que el
contacto prolongado puede causar irritación de la piel en individuos sensibles al laurel.

También es importante saber que puede dar fotosensibilación si se usa en la piel aí que siempre
deberíamos usar protección solar.

Y un exceso de infusión de laurel puede dar lugar a náuseas y vómitos e incluso padecer una
gastritis o úlcera.

Se debería evitar su aplicación en mujeres embarazas, en la lactancia y en niños de menos de 6


años, personas con gastritis o úlceras gástricas y enfermedades neurodegenerativas como el
Parkinson.

Remedios caseros con las hojas del laurel

Laurel para la caspa, piojos y cuero cabelludo graso: prepara una infusión con 10 hojas de laurel y
medio litro de agua. Pon el agua en un cazo a calentar y cuando rompa a hervir añade las hojas de
laurel. Tapa y retira del fuego. Deja reposar 30 minutos. Cuando ya está a temperatura ambiente
lo cuelas y lo aplicas sobre el cuero cabelludo dando un breve masaje. Se puede aplicar varias
veces al día.

Laurel para hinchazón y dolores: para aliviar el dolor y la inflamación en casos de artritis o
traumatismos vamos a mezclar 100 ml de un aceite base (puede ser de almendras dulces, de
argán, de oliva, de coco, etc.) con 35 gotas de aceite esencial de laurel. Masajea la zona afectada
entre una y tres veces al día.

Laurel para gripe, congestión y mucosidad: pon a hervir 300 ml de agua y, cuando rompa a hervir,
retira del fuego y añade 6 hojas de laurel o 5 gotas de aceite esencial de laurel. Coloca la cara
encima del bol y pon una toalla por encima cubriendo la cabeza y el bol para crear un espacio
cerrado y hacer vahos durante 20 minutos. Ten cuidado no te quemes.

El aceite esencial de laurel puede estar contraindicado en casos de embarazo, lactancia y niños
menores de 6 años. Esta es información general, para saber más en tu caso particular consulta con
un profesional de la salud cómo usar esta planta y/o su aceite esencial.

También podría gustarte