Está en la página 1de 3

ESTUDIOS PARA EL TRATAMIENTO DEL AD

En los últimos 30 años, los investigadores han logrado avances notables en la


comprensión del funcionamiento saludable del cerebro y de lo que falla en la
enfermedad de Alzheimer. Los siguientes son ejemplos de objetivos prometedores
para terapias con fármacos de próxima generación bajo investigación en estudios
de investigación actuales:
 Beta-amiloide es el componente principal de las placas, una anomalía
cerebral característica de
Alzheimer. Los científicos
ahora tienen una
comprensión detallada de
cómo este fragmento de
proteína se recorta de su
compuesto precursor
amiloide (APP)
compuesto por dos
enzimas, beta secretasa
y gamma secretasa, para
formar la proteína beta
amiloide que está presente en niveles anormalmente altos en el cerebro de
las personas con Alzheimer. Los investigadores están desarrollando
medicamentos destinados a casi todos los puntos en el procesamiento de
amiloide. Esto incluye la actividad de bloqueo de la enzima beta-secretasa;
evitar que los fragmentos de beta-amiloide se agrupen en placas; e incluso
el uso de anticuerpos contra el beta-amiloide para eliminarlo del cerebro.

Medicamento actual en investigación que se dirige a beta-amiloide:


Aducanumab
Aducanumab es un anticuerpo monoclonal recombinante dirigido a formas
agregadas de beta-amiloide, como oligómeros y fibrillas, que pueden
convertirse en placas amiloides en el cerebro de personas con la
enfermedad de Alzheimer. Los primeros estudios mostraron niveles
disminuidos de beta-amiloide en los cerebros de los voluntarios del estudio.

 La beta secretasa (BACE) es una de las enzimas que recorta la APP y


permite que se forme beta amiloide. Las terapias que interrumpen este
proceso pueden reducir la cantidad de beta-amiloide en el cerebro y
finalmente intervenir en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Medicamento actual en investigación que se dirige a beta-secretasa:


JNJ-54861911
JNJ-54861911 inhibe la capacidad de la enzima beta-secretasa para
producir beta-amiloide. Actualmente se encuentra en un estudio de fase 3
para determinar si ralentiza el deterioro cognitivo en personas que no tienen
síntomas de Alzheimer pero que tienen niveles elevados de beta-amiloide
en el cerebro.
 La proteína Tau es el componente principal de los ovillos neurofibrilares, la
otra anomalía cerebral característica del Alzheimer. La proteína Tau ayuda
a mantener la estructura de una
neurona, incluidas pequeñas
estructuras tipo tubo llamadas
microtúbulos que entregan nutrientes
a través de la neurona.

Medicamento actual en
investigación que se dirige a la
proteína tau: AADvac1
AADvac1 es una vacuna que estimula
el sistema inmune del cuerpo para
atacar una forma anormal de proteína
tau que desestabiliza la estructura de
las neuronas.

 Hace tiempo que se sabe que la


inflamación cerebral desempeña un papel en los cambios que ocurren en
la enfermedad de Alzheimer. Tanto las placas beta amiloideas como los
ovillos tau provocan una respuesta inmune en el cerebro y las células
microgliales actúan como la primera forma de defensa inmune contra ellas.
Sin embargo, aunque la microglía ayuda a eliminar el beta-amiloide en el
cerebro, puede volverse hiperactivo en presencia de placas y producir
compuestos que dañan las células cercanas.

Medicamento actual en investigación que se dirige a la inflamación:


Sargramostim
Aprobado por la FDA para la estimulación de la médula ósea en personas
con leucemia, Sargramostim estimula el sistema inmune innato. Está siendo
probado en la enfermedad de Alzheimer porque puede estimular procesos
inmunes que podrían proteger a las neuronas en el cerebro de las proteínas
tóxicas.

 El receptor 5-HT2A se encuentra en la superficie de muchas neuronas


involucradas en la conciencia y el pensamiento. Las moléculas del
neurotransmisor serotonina se adaptan a los receptores 5-HT2A como una
llave que se ajusta a un candado. Cuando esto sucede, las neuronas que
contienen 5-HT2A se comunican más con sus neuronas vecinas. Sin
embargo, la comunicación demasiado activa entre las neuronas puede
jugar un papel en la psicosis relacionada con la demencia.

Droga actual en la investigación que se dirige a 5-HT2A: Pimavanserin


Pimavanserin es un agonista inverso para el receptor 5-HT2A. Esto significa
que pimavanserin imita la forma de la 'llave” de serotonina y se ajusta al
'cerradura' 5-HT2A. Sin embargo, pimavanserin tiene el efecto opuesto a la
serotonina: reduce la comunicación entre las neuronas. Esto puede tener el
efecto de reducir los síntomas de la psicosis relacionada con la demencia.

ENFOQUES SIN MEDICACIÓN

Gestión del comportamiento


A la luz de los beneficios limitados
observados con los medicamentos
actualmente disponibles, también
se está probando una gama de
intervenciones conductuales en los
ensayos clínicos de AD. Los
resultados preliminares, seguidos
en ensayos en curso, respaldan el
valor del yoga y la actividad física.
Los audífonos se están probando
como un medio para reducir el
aislamiento sensorial que experimentan los pacientes con AD con
problemas de audición.

Otras estrategias
Los enfoques más invasivos que no son medicamentos en las pruebas
actuales incluyen la electroacupuntura, la estimulación magnética
transcraneal repetitiva, la estimulación craneal directa y la estimulación
cerebral profunda.

Tratamientos para controlar la agitación, el insomnio y la apatía


Si bien los esfuerzos para prevenir o tratar los síntomas cognitivos de la
enfermedad de Alzheimer siguen siendo un objetivo principal, los
investigadores también han reconocido que necesitamos tratamientos para
los síntomas conductuales no cognitivos de la enfermedad de Alzheimer y
otras demencias. Los resultados preliminares sugieren que podemos estar
al borde de enfoques más efectivos para manejar estos síntomas
conductuales. Además de los medicamentos familiares que se están
probando (memantina para la agitación, aripiprazol para la agitación,
mirtazapina para el sueño, metilfenidato para la apatía), varios
medicamentos nuevos también están en ensayos clínicos para los síntomas
del comportamiento de la enfermedad de Alzheimer.

El tetrahidrocannabinol (el principio activo en la marihuana) se está


probando para el tratamiento de agitación. El fármaco bloqueador de la
dopamina, el brexiprazol, puede ser prometedor en el tratamiento de la
agitación. Pimavanserin, reduce los síntomas psicóticos en la enfermedad
de Parkinson, se está probando para el tratamiento de los síntomas
psicóticos en un grupo más amplio de trastornos neurocognitivos
principales.