Está en la página 1de 607

ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

CRITERIOS BÁSICOS PARA

EL ESTUDIO Y EL DISEÑO
INDICE

CAPÍTULO 1. ASPECTOS A CONSIDERAR EN UN PROYECTO

CAPÍTULO 2. ESTUDIOS PRELIMINARES PARA EL DISEÑO DE LAS


OBRAS

CAPÍTULO 3. CRITERIOS DE CALIDAD DEL AGUA

CAPÍTULO 4. ESTUDIOS DE FUENTES DE AGUA Y DISEÑO DE


CAPTACIONES

CAPÍTULO 5. PLANTAS DE POTABILIZACIÓN

CAPÍTULO 6. TRATAMIENTOS ESPECIALES

CAPÍTULO 7. TRATAMIENTO Y DISPOSICIÓN DE RESIDUOS DE


PLANTAS DE POTABILIZACIÓN

CAPÍTULO 8. DESINFECCIÓN

CAPÍTULO 9. ESTACIONES DE BOMBEO DE AGUA CRUDA Y


TRATADA

CAPÍTULO 10. ALMACENAMIENTO Y REGULACIÓN DE LA PRESIÓN

CAPÍTULO 11. CONDUCCIÓN DE AGUA CRUDA Y TRATADA

CAPÍTULO 12. REDES DE DISTRIBUCIÓN

CAPÍTULO 13. EVALUACIÓN, OPTIMIZACIÓN REHABILITACIÓN Y


AMPLIACIÓN DE INSTALACIONES EXISTENTES

CAPÍTULO 14. EQUIPOS DE MEDICIÓN

CAPÍTULO 15. INSTALACIONES ELECTRICAS Y AUTOMATIZACIÓN

Criterios Básicos para el Estudio y el Diseño - Indice


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

CAPÍTULO 16. OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO

CAPÍTULO 17. IMPACTO AMBIENTAL

Criterios Básicos para el Estudio y el Diseño - Indice


CAPÍTULO 1. ASPECTOS A CONSIDERAR EN UN
PROYECTO

ÍNDICE

1. EL PROYECTO Y SUS COMPONENTES .........................................................1


2. EL CICLO DEL PROYECTO..............................................................................2
3. DESARROLLO DE LOS TRABAJOS................................................................3
3.1. DEFINICIONES ............................................................................................................................. 3
3.1.1. Plan de Acción................................................................................................................... 3
3.1.2. Subproyecto ...................................................................................................................... 3
3.1.3. Componentes .................................................................................................................... 3
3.1.4. Plan de Acción................................................................................................................... 3
3.1.5. Planteo y Análisis de Alternativas Para Cada Componente......................................... 4
3.2. FASE I – PREPARACIÓN DEL PROYECTO ...................................................................................... 4
3.3. FASE II........................................................................................................................................ 7
3.3.1. Subfase II A........................................................................................................................ 7
3.3.1.1. Aspectos Técnicos .............................................................................................................. 7
3.3.1.2. Acciones de Mejoramiento Comercial y Operativo y Apoyo Institucional ..................... 7
3.3.2. La Subfase II B................................................................................................................... 7
3.3.2.1. Ingeniería de Detalles de las Obras.................................................................................... 7
3.3.3. Subfase II C........................................................................................................................ 7
3.3.3.1. Contratación de las Acciones de Asesoría ....................................................................... 7
3.3.3.2. Construcción de los Sistemas............................................................................................ 8
3.4. FASE III....................................................................................................................................... 8
4. FORMULACIÓN DE ALTERNATIVAS ..............................................................8
4.1. EVALUACIÓN DE ALTERNATIVAS .................................................................................................. 9
4.2. TECNOLOGÍA APROPIADA........................................................................................................... 10
4.2.1. Recomendaciones Generales ........................................................................................ 10
4.2.2. Utilización de Tecnologías de Punta............................................................................. 10
4.2.3. Factores a Tener en Cuenta para Definir la Solución Tecnológica ........................... 11
ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

4.3. SELECCIÓN EN FUNCIÓN DE INDICADORES ..................................................................................11

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. ii


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

LISTA DE ILUSTRACIONES

TABLAS

Tabla 1. Fases y subfases del proyecto ................................................................................................. 2


Tabla 2. Esquema de un Plan de Acción................................................................................................ 4
Tabla 3. Ejemplo de indicadores de gestión de servicio....................................................................... 13

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. iii


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

1. EL PROYECTO Y SUS COMPONENTES

Un Proyecto, en un sentido amplio, es la realización de un conjunto de tareas


interrelacionadas por un objetivo común.

En el caso de sistemas de agua potable un Proyecto debe tener un enfoque integral, el


que debe comprender -en todos los casos- en forma simultánea un conjunto de
actividades relacionadas con el mejoramiento comercial, el mejoramiento operativo, la
optimización, rehabilitación y ampliación de las instalaciones existentes, la ejecución de
nuevas instalaciones y el fortalecimiento del ente prestador del servicio de agua potable.

Se debe siempre considerar, además en función de las mejoras del servicio de agua
potable y sus instalaciones, las necesidades complementarias de optimizar, rehabilitar,
ampliar o construir nuevas instalaciones de desagües cloacales.

En el caso de un Sistema de Abastecimiento de Agua Potable el Proyecto puede integrar


un sistema local o regional tanto desde el punto de vista de la captación como del
tratamiento. Se debe basar en un diagnóstico integral y debe considerar todas las partes
componentes, obras, instalaciones y equipos del sistema en su conjunto, tanto para
sistemas nuevos como para la ampliación o rehabilitación de sistemas existentes. Esto
es, abarcando las instalaciones principales y complementarias de cada etapa, desde la
captación hasta la distribución a los usuarios del servicio, incluyendo la obra de toma, su
ubicación y jurisdicción, grandes conducciones, conexiones domiciliarias(*), tratamiento,
almacenamiento, cañerías de distribución principales y secundarias, estaciones de
bombeo y sus características principales, según el caso.

El Proyecto debe incluir tanto análisis de la calidad del agua cruda como los caudales
disponibles y de sus variaciones durante el año para cada una de las fuentes previstas.

Todo Proyecto puede ser subdividido en subproyectos y éstos en componentes. Para


cada componente se debe especificar el tipo de actividades a realizar: trabajos de
asistencia técnica, contratación de servicios, adquisición y puesta en operación de
equipos, construcción de obras civiles y puesta en marcha de instalaciones.

Los subproyectos y componentes de un Proyecto deben ser definidos considerando el


proyecto como un todo. En caso de existir subproyectos de mejoramiento operativo y
comercial, debe tener en cuenta las medidas a implementar según cada componente de
los mismos para definir los parámetros de diseño a futuro, como son el agua no
contabilizada, las dotaciones de producción y consumo, los sistemas que a futuro serán
completa o parcialmente medidos, las tarifas vigentes o a regir y todos aquellos
parámetros que puedan influir en la etapa operativa del proyecto.

La definición de las proyecciones de los parámetros técnicos seleccionados será objeto


de análisis por el ENOHSa quién podrá aprobarlos o plantear las modificaciones
necesarias a los mismos.

(*)
Se considera en estas Normas como conexión domiciliaria de agua al tramo de cañería de nexo entre la red
de distribución y el inmueble servido (sea éste residencial, comercial, industrial o público) que se extiende
desde la abrazadera o collar de derivación hasta la línea municipal, incluidos accesorios, medidor, válvulas
y/o llaves, caja y acoplamientos.

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 1


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2. EL CICLO DEL PROYECTO

El proyecto se debe desarrollar en un ciclo comprendido por Fases y Subfases las que se
sintetizan en la Tabla 1:

Fases Subfases Actividades

Fase de Preparación y evaluación del proyecto, ajuste de las


I
preinversión condiciones de financiamiento
Identificación de acciones de mejoramiento
A comercial y operativo y apoyo institucional a
desarrollar y diseño preliminar de las obras.
Diseño definitivo de las acciones a
B desarrollar e Ingeniería de detalle de las
obras.
Contratación de servicios de asistencia
Fase de técnica para las acciones de mejoramiento
II
inversión comercial y operativo y apoyo institucional.
Ejecución de los servicios contratados.
Elaboración de los documentos de licitación.
C
Construcción de las obras civiles y las
instalaciones del proyecto.
Adquisición de equipos.
Prueba y habilitación de los equipos e
instalaciones.
Puesta en marcha de acciones
institucionales, comerciales y operativas
Fase de
III programadas.
operación
Puesta en marcha de equipos e
instalaciones

Tabla 1. Fases y subfases del proyecto

El proyectista debe tener una amplia responsabilidad en todo el proceso de identificación


e implementación del Proyecto y una activa participación en todas sus Fases y Subfases,
siendo de su directa responsabilidad las fases IIA y IIB.

En relación con la Subfase IIC es de su directa responsabilidad, como mínimo, la


elaboración de las Especificaciones Técnicas para la contratación de obras y de los
Términos de Referencia para la contratación de servicios.

El proyectista debería por otra parte participar en todas las restantes etapas de la
Subfase II c), por lo menos en calidad de asesor de la Supervisión.

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 2


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

3. DESARROLLO DE LOS TRABAJOS

3.1. DEFINICIONES

3.1.1. Plan de Acción

Se define como Plan de Acción, la identificación del conjunto de actividades específicas,


con sus inversiones correspondientes su cronograma de ejecución e interrelaciones entre
las áreas involucradas, para llevar a cabo un proyecto de abastecimiento de agua
potable. Conforman el Plan de Acción los subproyectos con sus respectivos
componentes.

3.1.2. Subproyecto

Se considera como subproyecto a una parte definida del Plan de Acción relacionada con
un área específica, tal como: mejoramiento operativo, apoyo institucional, mejoramiento,
comercial, infraestructura, rehabilitación, optimización, ampliación de las instalaciones del
sistema de agua potable), y/o equipamiento. El Plan de Acción se compone de
subproyectos por área.

3.1.3. Componentes

Se define como componente a cada una de las tareas identificadas que integran un
subproyecto, incluyendo diagnósticos, pliegos de contratación de consultoría, pliegos de
contratación de obra, especificaciones para compra de equipamiento, etc. Estas tareas
deben complementarse con los montos estimados de las inversiones, cronogramas
físicos y financieros de la ejecución y una detallada descripción de los términos de
referencia según los cuales deben ejecutarse las mismas etc.

3.1.4. Plan de Acción

El proyectista debe elaborar un Plan de Acción de acuerdo a los lineamientos de la


Tabla 2 en forma de cronograma que resuma los subproyectos en los que se divide el
mismo y los componentes que los integran, así como la duración e interrelación de los
trabajos y monto de las inversiones a realizar en el sistema a los efectos de cumplir con
el objetivo.

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 3


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Plan de Acción
Inversión Período (Meses, Semestres, Años, etc.)
Actividad
Total I II III IV V VI
Nombre del monto monto * monto monto monto monto monto
Componente 1
Nombre del Nombre del
Subproyecto 1 Componente 2
Nombre del
Componente 3
Nombre del
Componente 1
Nombre del Nombre del
Subproyecto 2 Componente 2
Nombre del
Componente 3
Nombre del
Componente 1
Nombre del Nombre del
Subproyecto 3 Componente 2
Nombre del
Componente 3
Sub-Totales ($)
Totales ($)
* Inversión prevista para el período
Tabla 2. Esquema de un Plan de Acción

3.1.5. Planteo y Análisis de Alternativas Para Cada Componente

El estudio a realizar debe incluir el planteo y análisis de las diversas alternativas posibles
en cada componente, para alcanzar los objetivos previstos.

Se debe descartar aquellas alternativas que no son viables por razones técnicas,
ambientales o legales, reduciendo la evaluación económica y financiera a aquellas que si
lo son y además, se debe determinar los puntos en los que es necesario profundizar los
estudios, abandonando aquellos proyectos que presentan algún aspecto francamente
desfavorable para su viabilización.

3.2. FASE I – PREPARACIÓN DEL PROYECTO

Las tareas que se deben desarrollar en la Fase I son las siguientes:


a) Definir el objetivo y alcance general del Proyecto.
b) Recopilar datos y antecedentes ambientales, de información institucional y legal, de
información socio económica, de información económico financiera y de información
técnica. Esta última debe contener al menos el estado actual de la prestación de
servicios de agua potable y desagües cloacales, consignando la cobertura y calidad
de los mismos y el estado de las instalaciones.

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 4


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

c) Realizar un diagnóstico de la situación actual del sistema de abastecimiento de


agua potable y de las necesidades a satisfacer con el proyecto.
El proyectista debe reconocer las fuentes de información y establecer la
confiabilidad de las mismas, identificando las alternativas básicas de solución, de
acuerdo a los objetivos.
d) Fijar los datos básicos y determinar la demanda de agua potable, de acuerdo a la
confiabilidad detectada de las fuentes de información y a los objetivos propuestos.
Puede haber ajustes posteriores en función de la incorporación de nueva y/o mejor
información o de los análisis económicos y financieros. Las normas para la
realización de los estudios demográficos y el estudio de demanda se encuentran en
el Capítulo 2 de la presente Norma.
e) Identificar un Plan de Acción
Es esta etapa se debe analizar, en forma integral la idea del proyecto para verificar
que se satisfacen las necesidades detectadas las que podrán estar
interrelacionadas con un plan de desarrollo o con las políticas para un sector o
región o bien como complemento de otro proyecto en estudio, tal como sucede en
programas de radicación industrial, de desarrollo urbano o emprendimientos
hidroeléctricos, todos ellos deben ser tenidos en cuenta por el proyectista.
f) Evaluar Financieramente el Plan de Acción
En esta etapa se debe estudiar los antecedentes que permitan formar juicio
respecto a la conveniencia de llevar a cabo el estudio. La elaboración debe incluir
un análisis preliminar del mercado (usuarios actuales y potenciales), de los
aspectos técnicos actuales y futuros y una evaluación financiera y económica
realizada sobre cifras aproximadas, para cada alternativa básica de solución para
cada componente.
La evaluación económica debe identificar y explicitar los costos y beneficios, para lo
que debe definirse, con precisión, las situaciones con proyecto y sin proyecto, es
decir clarificar acabadamente que sucederá si el proyecto no es ejecutado,
determinando en cada caso y para cada período la demanda satisfecha (o
insatisfecha).
g) Considerar los Aspectos Institucionales que puedan influir en una buena Operación
del Sistema
Debe quedar formalizado todo lo relativo a las instituciones participantes del
proyecto, su función y compromiso. Es decir deben definirse las organizaciones que
intervendrán como prestatario, ejecutor, garante, aportante de las contrapartidas
locales, administrador, operador, regulador, etc.
h) Desarrollar un Estudio de Prefactibilidad que permita una Evaluación Preliminar
Los resultados del estudio de prefactibilidad, deben ser utilizados para definir si es
justificable continuar con las inversiones que implican las etapas posteriores de
desarrollo y que aspectos son críticos, requiriendo una investigación de mayores
proporciones, tales como análisis mas profundos del mercado, ensayos de
laboratorio, relevamientos de campo, etc.

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 5


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

i) Estudio de Factibilidad

Este estudio debe proporcionar las bases técnicas, ambientales, económicas,


financieras, institucionales y legales, para decidir el proyecto.

Cuando se trate de grandes proyectos que incluyen un componente importante de


obra, en los que la obtención de la totalidad de la información requiere fuertes
inversiones el estudio de Factibilidad debe incluir un análisis detallado de:

• El mercado, representado por los usuarios actuales y potenciales.

• La tecnología que es posible aplicar al proyecto.

• El tamaño del proyecto, definido por sus variables principales.

• Las localizaciones posibles de las diferentes instalaciones, especialmente de


las fuentes de agua, su tratabilidad y su ubicación respecto de posibles vuelcos
contaminantes.

• Las condicionantes ambientales, durante la etapa de construcción.

• Las condicionantes ambientales en la etapa de operación considerando en


particular la interrelación con el sistema de desagües cloacales.

• Las condicionantes de orden legal e institucional.

• La necesidad de desarrollar acciones de desarrollo y fortalecimiento


institucional o de mejoramiento comercial.

• La necesidad de optimizar o rehabilitar las instalaciones existentes.

• La tecnología apropiada, concordante con las condiciones definidas por las


fuentes de agua y/o cuerpo receptor y la experiencia local de operación.

• La mejor localización posible de las instalaciones a construir, incluyendo en


este análisis los impactos ambientales y el costo de las tierras y sus mejoras.

• El tamaño adecuado del proyecto, considerando para ello las partes


componentes y las probables etapas constructivas de las instalaciones de
acuerdo a períodos de diseño considerados como de costo mínimo.

• La mejor oportunidad de expansión del sistema, en concordancia con los


períodos de diseño adoptados.

• Las mejores condiciones de financiamiento para ejecutar las ampliaciones, de


acuerdo a las etapas de crecimiento previstas.

El producto de esta etapa debe ser la identificación de las acciones necesarias


de apoyo institucional y de mejoramiento comercial y operativo y la definición
de un tamaño definitivo de las obras (capacidad de producción de agua). En
particular para las obras debe definirse un emplazamiento definitivo de las
instalaciones principales del sistema, la resolución de las obras de mitigación
ambiental necesarias, los costos de inversión y producción identificados y la
maximización de la rentabilidad económica y financiera del proyecto, para lo
que el estudio debe incluir un cronograma detallado de inversiones,
desagregadas en los grupos más importantes, tales como costos de ingeniería,

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 6


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

costos directos e indirectos de obra, costos financieros, gastos de


administración, costos operativos directos e indirectos, costos de
mantenimiento, costos de reposición, costos de ampliaciones menores, etc.

3.3. FASE II

Durante esta fase se deben completar las obras civiles e instalaciones del proyecto y
establecer, en forma detallada, el modo cómo se materializarán las acciones de
mejoramiento comercial y operativo y de apoyo institucional.

La Fase II debe desarrollarse en varias etapas, en forma secuencial, cada una de ellas
debe encararse una vez completada la anterior.

3.3.1. Subfase II A
3.3.1.1. Aspectos Técnicos

En esta etapa el proyectista debe realizar el diseño preliminar de las obras a construir y
las especificaciones técnicas de las obras como de los equipos a adquirir, incluyendo la
determinación de los costos de obra, del equipamiento, costos operacionales y de
mantenimiento.

3.3.1.2. Acciones de Mejoramiento Comercial y Operativo y Apoyo Institucional

En relación a estas acciones se debe redactar, en detalle, los Términos de Referencia


para la contratación de servicios y las acciones de asesoría y las Especificaciones
Técnicas para la compra del equipamiento necesario.

3.3.2. La Subfase II B
3.3.2.1. Ingeniería de Detalles de las Obras

El proyectista en esta fase debe realizar la ingeniería de detalle de las obras definidas
según los criterios recomendados en la presente Norma. Debe incluir también los
Cómputos, Análisis de Precios, Presupuestos, Pliegos de Especificaciones Técnicas, los
Manuales de Operación y Mantenimiento del Sistema y los Programas de Contingencia
para aquellas partes de los Sistemas que los requieran.

3.3.3. Subfase II C
3.3.3.1. Contratación de las Acciones de Asesoría

En esta subfase debe realizarse la contratación de servicios de Asesoría y la redacción


de las Normas y Procedimientos para concretar las acciones previstas.

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 7


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

3.3.3.2. Construcción de los Sistemas

Esta fase no es responsabilidad del proyectista pero se recomienda que el proyectista


actúe como asesor de la inspección de las obras en ejecución.

En la etapa de construcción de las obras se debe realizar una verificación cuidadosa de


las medidas de mitigación ambiental proyectadas, según la norma establecida en el
Capítulo 15 de la presente Norma.

3.4. FASE III

En esta fase, simultáneamente con la habilitación del servicio se desarrollarán las


acciones de mejoramiento comercial y operativo y apoyo institucional definidas en las
etapas anteriores.

Siempre es conveniente que el proyectista esté al tanto de los resultados de la


implementación del proyecto en la etapa operacional, lo que le permitirá hacer ajustes en
próximos diseños si se detectan desvíos importantes.

4. FORMULACIÓN DE ALTERNATIVAS

El proyectista debe tener en cuenta las etapas en las que secuencialmente se


desarrollará el diseño de las obras y cual o cuales son las oportunidades de evaluación,
utilizando para ello metodologías compatibles con los datos disponibles y su grado de
precisión.

Debe tener en cuenta en la enumeración de las tareas previas que se requieren para
realizar la evaluación de diseños alternativos que no es necesario completar el diseño de
las obras para realizar su análisis, basta para ello:

• Identificación de las obras a diseñar.

• Estudios de Base (Información secundaria).

• Diseños de ingeniería a nivel de Anteproyecto.

• Estudios de impacto ambiental.

• Estudio preliminar de costos y operación.

• Evaluación.

En caso de ser viable la ejecución de las obras se desarrollará la etapa posterior que
consta de los siguientes pasos:

• Estudios de Base (Información primaria).

• Desarrollo de la Ingeniería.

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 8


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Costos de obra.

• Costos operacionales.

• Ejecución de la obra.

En el caso que la evaluación dé como resultado la inviabilidad del proyecto esta segunda
etapa debe ser eliminada.

4.1. EVALUACIÓN DE ALTERNATIVAS

Para la etapa de evaluación del estudio el proyectista debe haber planteado diversas
alternativas de las obras y acciones previstas y de las posibles ubicaciones de las
instalaciones más importantes.

Al momento de efectuar la evaluación de dichas alternativas (tanto de procesos,


construcción y operación como de materiales a utilizar) se debe tener en cuenta las
condiciones singulares de la localidad donde se realizarán las obras (nivel socio
económico, posibles fuentes a utilizar, evolución demográfica prevista, características
topográficas y geotécnicas del área, etc.) y como las mismas condicionan el proyecto.

En todos los casos se debe analizar la posibilidad de ejecutar las obras en etapas,
asegurando que la oferta de servicios supere permanentemente la demanda,
minimizando inversiones ociosas en instalaciones y equipamientos. Se debe evitar
inversiones prematuras o excesivas y hacer el mejor uso posible de las instalaciones
existentes.

Se debe determinar, para cada alternativa en análisis, los costos de inversión, de


operación y de mantenimiento del servicio, en términos totales y unitarios. Los costos de
inversión deben incluir las inversiones fijas, los costos asimilables por el proyecto y las
inversiones en activos de trabajo, desagregados en moneda local y moneda extranjera.

Cuando se trate de soluciones que brindan similares beneficios en términos de protección


de recursos ambientales o sociales, población beneficiada, etc., la selección puede
efectuarse en base a criterios de mínimo costo, comparando para ello el valor presente
neto (VPN) del flujo de costos totales anuales de cada proyecto con una tasa de
descuento que se debe fijar en cada caso.

Si la alternativa a seleccionar implica la utilización de nuevas tecnologías, las mismas


deben contar con una corroboración experimental y deben ser previamente aprobadas
por el ENOHSa. Para ello deben acompañarse de su correspondiente justificación
técnico-económica, elaborada en forma lo más detallada y explícita posible, consignando
las ventajas de su aplicación.

Se debe tener en cuenta para la atribución de prioridades de inversión los siguientes


criterios: Terminar obras en proceso de ejecución, beneficiar el máximo número de
habitantes, mejorar la cobertura y calidad de los servicios, aumentar el nivel de bienestar
de las comunidades, aminorar los impactos ambientales y disminuir el grado de
contaminación existente.

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 9


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

En todos los casos se debe tener en cuenta que el sistema debe funcionar con eficiencia,
con cuentas equilibradas o superavitarias, a plena capacidad y producir beneficios
sanitarios y socioeconómicos en forma permanente.

Una vez establecido el orden de prioridad de las obras y acciones se debe preparar el
cronograma de inversiones a corto, mediano y largo plazo.

Se debe considerar que la eficiencia en la prestación del servicio depende de la


adecuada planificación inicial del sistema. Por ello la alternativa seleccionada debe:

• Plantear objetivos claros y normas precisas para las etapas de construcción y


operación.

• Realizar un estudio realista de la viabilidad financiera y previsión de mecanismos


alternativos para contingencias.

• Analizar las tareas y costos asociados de mantenimiento, de manera tal de asegurar


que todas las instalaciones funcionen adecuadamente durante el tiempo previsto.

• Analizar las tareas y costos asociados a la supervisión y regulación de la prestación.

• Informar claramente a todos los beneficiarios del sistema, de la política tarifaria a


aplicar, considerando los costos que ello representará en términos de: difusión y de
subsidios (si se resolviera aplicarlos).

4.2. TECNOLOGÍA APROPIADA

4.2.1. Recomendaciones Generales

La concepción del proyecto y la selección de la tecnología se debe adecuar al lugar de


emplazamiento del sistema y a los recursos disponibles en el mismo para su
construcción, operación y mantenimiento.

Antes de proceder a la selección del tratamiento de potabilización, grado de complejidad


de los equipos e instrumentación, materiales y métodos constructivos de las plantas y
estaciones de bombeo se debe considerar las características del lugar donde se
implantará la obra, la disponibilidad de recursos tecnológicos y humanos y la cultura,
respecto a la operación y el mantenimiento instalada en la entidad que tendrá a su cargo
la explotación.

4.2.2. Utilización de Tecnologías de Punta

Tecnologías de punta sólo se deben proyectar si se garantiza la operación y


mantenimiento correspondientes a las mismas. En ese sentido se debe tener en cuenta
los recursos humanos disponibles y la institución a cargo de la operación.

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 10


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

4.2.3. Factores a Tener en Cuenta para Definir la Solución Tecnológica

Los principales factores a tener en cuenta para definir la solución tecnológica son: la
calidad del agua de las fuentes, el grado de tratamiento requerido, la necesidad o no de
bombeo, la utilización de materiales y mano de obra local. No puede dejar de
considerarse para la captación, transporte, tratamiento y distribución del agua los
siguientes aspectos:

• La existencia de personal idóneo o la posibilidad de capacitar los recursos humanos


que la alternativa tecnológica en estudio requiere para la construcción y operación de
los sistemas y plantas.

• La existencia de restricciones locales, tales como: programas de protección


industrial, disponibilidad de recursos materiales, dificultades para realizar
adquisiciones en el exterior, etc.

• La dinámica local existente, en lo relacionado con modificaciones de precios de


productos, cambios o innovaciones tecnológicas, cambios sociales, etc.

• La relación existente entre la demanda y la disponibilidad de agua en cantidad y


calidad adecuadas para consumo humano.

• La existencia y organización de una institución o entidad local para desarrollar


actividades relacionadas con el abastecimiento, tratamiento y distribución del agua.

Se debe seleccionar la tecnología que mejor cumpla con los siguientes objetivos:
presente elevada eficiencia, sea de simple construcción, operación y mantenimiento,
presente un alto grado de confiabilidad y flexibilidad, haga el mayor uso posible de
recursos locales, tanto humanos como materiales, asegure el suministro continuo de
agua en calidad adecuada y de calidad satisfactoria al mayor números de usuarios,
brinde el servicio accesible en función de los recursos económicos existentes.

4.3. SELECCIÓN EN FUNCIÓN DE INDICADORES

El proyectista puede analizar la solución propuesta en las alternativas elaborando una


matriz con indicadores típicos del servicio, ya sea en el caso de un servicio en
funcionamiento o bien uno a proyectar.

En el caso de que se deba elaborar un proyecto para un servicio en operación se debe


comenzar su estudio utilizando indicadores del servicio para tener un panorama de la
situación. Los indicadores de gestión surgen de información operativa, comercial, técnica,
financiera, planificación, etc. que debe solicitarse al operador.

A título de ejemplo se indican en la Tabla 3 algunos indicadores normalmente utilizados.

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 11


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Número
Definición del Indicador Cálculo Expresado en
de Orden
Cobertura en superficie de la
1 localidad con sistema de agua Area con sistema de agua/área total %
potable
Indice de cobertura de agua
Población servida con agua/total de la
2 potable para la Población %
población
abastecida
Largo total de calles con red de
Cobertura de la red de agua
3 distribución/Largo total de calles con %
potable
viviendas
Indice de cobertura de Población servida con cloacas/total de
4 %
desagües cloacales la población
Volumen de agua producida por día
Producción de agua per capita 3
5 para la población servida con agua m /hab . día
o dotación de producción
potable
Volumen de Agua Consumido por 3
6 Consumo Medio Per Capita m /hab . día
habitante día.
Indice de Agua no Volumen producido - Volumen
7 %
Contabilizada consumido) / Volumen producido
Indice Productividad del Cantidad de conexiones de agua / N° N° de conex. De
8
personal de agua potable de personal agua./ N° personal
(N° de conex. de
(Cantidad de conexiones de agua +
Productividad del personal agua + N° de conex.
9 cantidad de conexiones de cloacas) /
total (1) de cloacas)./ N°
N° de personal total
personal
Volumen promedio diario de agua 3
Índice de utilización de la m /día producidos /
10 producida / Capacidad Instalada de 3
capacidad de producción m /día cap. prod. = %
producción
3
m / día
Indice de uso de la capacidad
Volumen promedio transportado diario / transportados /
11 de transporte de las
Capacidad de transporte instalada capacidad instalada
conducciones
(2)
3
m /día tratados en
Volumen promedio de agua 3
Índice de capacidad de planta / m /día
12 tratada/capacidad instalada de
tratamiento capacidad
tratamiento
instalada =%
Volumen promedio diario de agua
Indice de uso de estaciones de
13 elevada / Capacidad de bombeo %
bombeo
instalada
Capacidad de reserva
Indice de Capacidad de
14 instalada/Volumen promedio de agua %
reserva
distribuida por día
Indice Consumo unitario de
Consumo de coagulante/Volumen de 3
15 coagulantes Kg/m
agua tratada
Indice Consumo unitario de Consumo de cloro/Volumen de agua 3
16 Kg/m
cloro tratada
Indice Consumo unitario de Consumo de energía para la captación 3
17 KWH/m
energía para captación / Volumen de agua captada
Indice Consumo unitario de Consumo de energía para tratamiento / 3
18 KWH/m
energía para tratamiento Volumen de agua tratada
Densidad de Unidades de
Número de UCA de Agua / Número de
19 Consumo (UCA) de Agua por Número
Conexiones de Agua
Conexión

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 12


ENHOSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Número
Definición del Indicador Cálculo Expresado en
de Orden
N° clientes con micromedidor/N°
20 Índice de Micromedición %
clientes
Volumen de Agua Macromedido /
21 Indice de Macromedición %
Volumen de Agua Producido
Extensión de Redes por Extensión de Red de Distribución de
22 m/conexión
Conexión de Agua Agua/ Número de Conexiones de Agua
Volumen de Agua Facturado/Volumen
23 Indice de Facturación de Agua %
de Agua Producido
Indice de Morosidad de
24 Facturación Total/recaudación total %
Facturación

Tabla 3. Ejemplo de indicadores de gestión de servicio

En el caso de un proyecto nuevo se debe efectuar un estudio comparativo en base a los


indicadores utilizados referidos a servicios que apliquen tecnologías similares a las
previstas en el País, en la Provincia o en la Región. Se debe seleccionar aquellas
alternativas que permitan satisfacer dichos índices.

Para servicios existentes la comparación entre los valores obtenidos para los indicadores
y los valores considerados adecuados para el sistema en análisis debe servir de base
para corregir las tecnologías aplicadas.

Criterios Básicos - Cap. 1 – Aspectos a considerar en un proyecto / pág. 13


CAPÍTULO 2. ESTUDIOS PRELIMINARES PARA EL
DISEÑO DE LAS OBRAS

ÍNDICE

1. RECOPILACIÓN DE ANTECEDENTES ............................................................1


1.1. FINALIDAD .................................................................................................................................. 1
1.2. INFORMACIÓN A OBTENER ........................................................................................................... 1
1.2.1. Físicos ................................................................................................................................ 1
1.2.2. Aspectos Sanitarios.......................................................................................................... 3
1.2.3. Aspectos Ambientales...................................................................................................... 3
1.2.4. Aspectos Socio-Ecológicos............................................................................................. 4
1.2.5. Aspectos Relacionados con las Fuentes de Abastecimiento de Agua....................... 4
1.2.6. Aspectos Socio-Económicos y Demográficos .............................................................. 5
1.2.7. Infraestructura Urbana ..................................................................................................... 6
1.2.8. Abastecimiento Actual de Agua ...................................................................................... 7
1.2.9. Sistema Actual de Disposición de Excretas .................................................................. 8
1.2.10. Drenaje Pluvial................................................................................................................. 8
1.2.11. Limpieza Pública ............................................................................................................. 8
1.2.12. Aspectos Legales............................................................................................................ 9
1.2.13. Costo de Mano de Obra, Materiales y Energía............................................................. 9
1.2.14. Inspecciones Visuales .................................................................................................. 10
1.3. ORDENAMIENTO DE LA INFORMACIÓN RECOGIDA ........................................................................ 11
2. PARÁMETROS BÁSICOS DE DISEÑO ..........................................................12
2.1. HORIZONTE Y PERIODOS DE DISEÑO .......................................................................................... 12
2.1.1. Horizonte de Diseño........................................................................................................ 12
2.1.2. Períodos de Diseño......................................................................................................... 12
2.1.2.1. Obras Civiles...................................................................................................................... 12
2.1.2.2. Líneas de Conducción y Redes de Distribución ............................................................. 12
2.1.2.3. Equipos e Instalaciones Mecánicas y Electromecánicas............................................... 12
2.1.2.4. Equipos e Instalaciones Eléctricas .................................................................................. 13
2.1.2.5. Tanques y Cisternas de Almacenamiento ....................................................................... 13
2.1.2.6. Equipamiento Auxiliar ....................................................................................................... 13
2.1.2.7. Otras Instalaciones............................................................................................................ 14
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.1.2.8. Valores Definidos Para el Período de Diseño ..................................................................14


2.1.3. Consumos ........................................................................................................................14
2.1.3.1. Definiciones y Aspectos Generales..................................................................................14
2.1.3.2. Dotación de Consumo Media Anual Aparente.................................................................15
2.1.3.3. Formas de Cálculo .............................................................................................................15
2.1.3.4. Caracterización de los Consumos....................................................................................17
2.1.3.5. Dotación de Diseño............................................................................................................19
2.1.4. Caudales ...........................................................................................................................19
2.1.4.1. Nomenclatura .....................................................................................................................19
2.1.4.2. Definiciones y Aspectos Generales..................................................................................20
2.1.4.3. Definiciones de Coeficientes de Caudal...........................................................................21
2.1.4.4. Coeficientes de Caudal......................................................................................................22
2.1.4.5. Caudales de Diseño ...........................................................................................................23
2.1.4.6. Caudales de Diseño de Producción .................................................................................24
2.1.4.7. Caudales Especiales Para Diseño ....................................................................................25
2.2. PROYECCIONES DE POBLACIÓN ..................................................................................................26
2.2.1. Generalidades ..................................................................................................................26
2.2.2. Proyección Demográfica.................................................................................................27
2.2.3. Método de la Curva Logística.........................................................................................28
2.2.4. Método de Tasa Geométrica Decreciente .....................................................................29
2.2.5. Método de la Relación - Tendencia................................................................................30
2.2.6. Técnica de los Incrementos Relativos ..........................................................................34
2.2.7. Método de los Componentes..........................................................................................35
2.2.8. Utilización de Otros Métodos para Efectuar la Proyección Demográfica..................37
2.2.9. Selección del Método Adoptado ....................................................................................37
2.2.10. Análisis de Consistencia ..............................................................................................37
2.2.11. Distribución Espacial de la Población Futura ............................................................38
2.2.12. Población Temporaria ...................................................................................................39
2.2.13. Representación Gráfica ................................................................................................39

3. ESTUDIO DE OFERTA Y DEMANDA DE LOS SERVICIOS...........................40


3.1. DEMANDA DE SERVICIOS ............................................................................................................40
3.2. OFERTA DE SERVICIOS...............................................................................................................40
3.3. ESTUDIO DE DEMANDA...............................................................................................................42
3.3.1. Determinación de la Demanda Futura ...........................................................................43
3.3.2. Modelo de Demanda........................................................................................................44

4. INVESTIGACIONES TÉCNICAS DE CAMPO .................................................46


4.1. ESTUDIOS TOPOGRÁFICOS .........................................................................................................46
4.1.1. Aspectos Generales ........................................................................................................46
4.1.1.1. Alcance de Estas Normas..................................................................................................46
4.1.1.2. Tipos y Finalidades de Estudios Topográficos ...............................................................46
4.1.2. Especificaciones Para Estudios Globales ....................................................................47
4.1.2.1. Antecedentes a Consultar .................................................................................................47
4.1.2.2. Documentos a Elaborar .....................................................................................................48
4.1.2.3. Apoyos y Procesos Especiales.........................................................................................49
4.1.3. Especificaciones Para Estudios Sobre el Area a Servir ..............................................50
4.1.3.1. Antecedentes a Consultar .................................................................................................50

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. ii
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

4.1.3.2. Apoyo Horizontal ............................................................................................................... 50


4.1.3.3. Apoyo Vertical.................................................................................................................... 54
4.1.3.4. Planialtimetría General ...................................................................................................... 57
4.1.4. Especificaciones Para Batimetría.................................................................................. 62
4.1.4.1. Nivel de Referencia............................................................................................................ 62
4.1.4.2. Mediciones de Profundidad .............................................................................................. 62
4.1.4.3. Posicionamiento ................................................................................................................ 64
4.1.4.4. Control del Nivel de Agua ................................................................................................. 65
4.1.5. Estudios de Detalle ......................................................................................................... 65
4.1.5.1. Densificación del apoyo .................................................................................................... 65
4.1.5.2. Levantamiento Topográfico.............................................................................................. 66
4.1.5.3. Levantamiento Batimétrico............................................................................................... 66
4.1.5.4. Información Adicional ....................................................................................................... 66
4.1.5.5. Representación Morfológica............................................................................................. 67
4.1.5.6. Levantamiento de Cámaras, Túneles y Conductos ........................................................ 67
4.1.6. Trabajos de Mensura y Afectaciones............................................................................ 67
4.1.6.1. Generalidades .................................................................................................................... 67
4.1.6.2. Planos de Mensura ............................................................................................................ 68
4.1.6.3. Planos de Servidumbre ..................................................................................................... 68
4.1.6.4. Planos Indice y Fichero..................................................................................................... 68
4.1.6.5. Relevamientos de Mejoras................................................................................................ 68
4.2. ESTUDIOS GEOTÉCNICOS .......................................................................................................... 68
4.2.1. Reconocimiento Preliminar del Sitio............................................................................. 69
4.2.2. Investigaciones Básicas de Campo y Laboratorio ...................................................... 69
4.2.2.1. Rocas Aflorantes o Subaflorantes ................................................................................... 69
4.2.2.2. Materiales Granulares Gruesos ........................................................................................ 71
4.2.2.3. Investigaciones en Suelos Finos de Tipo Cohesivo o Limo - Arenoso ........................ 72
4.2.3. Investigaciones Geotécnicas Complementarias ......................................................... 73
4.2.3.1. Rocas Aflorantes o Subaflorantes ................................................................................... 73
4.2.3.2. Materiales Granulares Gruesos ........................................................................................ 74
4.2.3.3. Suelos Finos de Tipo Cohesivo o Limo - Arenoso ......................................................... 74
4.2.4. Estudios de Yacimientos y Fuentes de Provisión de Materiales de Construcción . 74
4.2.5. Cantidad de Investigaciones.......................................................................................... 76
4.2.5.1. Conducciones y Redes de Agua ...................................................................................... 76
4.2.5.2. Plantas Potabilizadoras..................................................................................................... 76
4.2.6. Informe Técnico............................................................................................................... 76
4.2.6.1. Memoria Descriptiva.......................................................................................................... 76
4.2.6.2. Resultados Obtenidos....................................................................................................... 77
4.2.6.3. Conclusiones y Recomendaciones.................................................................................. 77
4.2.7. Detalle de Planillas Para Estudios Geotécnicos.......................................................... 78
4.2.7.1. Tareas del Campo .............................................................................................................. 78
4.2.7.2. Ensayos de Laboratorio .................................................................................................... 78
4.2.7.3. Resumen de Resultado ..................................................................................................... 79

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. iii
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

LISTA DE ILUSTRACIONES

TABLAS

Tabla 1. Períodos de diseño. Sistema de agua potable........................................................................14


Tabla 2. Denominaciones de los caudales............................................................................................20
Tabla 3. Definición de caudales de diseño............................................................................................20
Tabla 4. Definición de coeficientes de caudal .......................................................................................21
Tabla 5. Coeficientes de caudal ............................................................................................................23
Tabla 6. Aplicaciones de caudales a lo largo del período de diseño ....................................................25
Tabla 7. Coeficiente de ponderación.....................................................................................................32

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. iv
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

1. RECOPILACIÓN DE ANTECEDENTES

1.1. FINALIDAD

Tiene como objetivo recopilar y analizar la información disponible y establecer las bases
sobre las cuales se debe fundamentar el Proyecto. La recopilación de antecedentes
provee los elementos básicos para la elaboración del proyecto. A fin de encarar el
estudio, se debe reunir, como mínimo, la información relacionada con la zona de
influencia del proyecto que se detalla a continuación.

1.2. INFORMACIÓN A OBTENER

La información que se debe obtener se relaciona con los siguientes aspectos:

1.2.1. Físicos

• Meteorológicos
¾Temperatura media, máxima media anual y mínima media anual.
¾Precipitación media anual.
¾Evapotranspiración potencial.
¾Déficit/exceso de agua en el suelo.
¾Vientos, direcciones más frecuentes, velocidad media.
¾Tipo climático.

• Topográficos
¾Recopilación de mapas, fotografías aéreas, e imágenes satelitales existentes.
¾Recopilación de planos resultantes de levantamientos altimétricos ya
efectuados, en escala conveniente.
¾Recopilación de planos resultantes de levantamientos catastrales o
semi-catastrales.

• Geológicos
¾Reconocimiento geológico de la superficie.
¾Recopilación de estudios geológicos existentes.
¾Datos referentes a la profundidad media de aparición de rocas y afloramiento
de las mismas.
¾Características geológicas y geotécnicas del subsuelo.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 1
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Hidrogeológicos
¾Reconocimiento hidrogeológico de la superficie.
¾Recopilación de estudios hidrogeológicos existentes.
¾Áreas de recarga.
¾Antecedentes sobre la piezometría del agua subterránea, fluctuaciones
estacionales, hidrodinámica, profundidad media y de la napa freática. Zonas de
recarga, almacenamiento y descarga. Perfiles de perforaciones. Ensayos de
bombeo. Información hidroquímica. Características hidrodinámicas.
¾Calidad hidroquímica de las aguas subterráneas.

• Geomorfológicos
¾Recopilación de estudios y mapas geomorfológicos existentes.
¾Unidades y subunidades geomorfológicas.
¾Identificación de zonas singulares (áreas inundables, salinizadas, erosionadas).
¾Caracterización de la fisiografía y el paisaje.

• Edafológicos
¾Tipos y distribución espacial de suelos (mapas).
¾Susceptibilidad a la erosión.
¾Déficit/exceso de agua en el suelo.
¾Aptitud agrícola.
¾Grado de permeabilidad.
¾Permeabilidad de los suelos.
¾Red de drenaje natural y artificial.

• Geotécnicos
¾Estudios geotécnicos existentes.
¾Información sobre las características del subsuelo.

• Hidrológicos
¾Comportamiento hidrológico de las formaciones geológicas del área en estudio.
¾Datos pluviométricos e hidrométricos existentes.
¾Reconocimiento general de la cuenca con relación a los cuerpos de agua
existentes, posibles receptores.
¾Recopilación de mapas existentes de la cuenca hidrográfica.
¾Formas, pendientes, longitud de los cauces, red de distribución de los mismos,
curvas hipsométricas.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 2
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Hidráulicos
¾Serie de niveles y caudales de los cuerpos de agua, capacidad de conducción,
pendientes hidráulicas.
¾Obras antrópicas.

1.2.2. Aspectos Sanitarios

• Recopilación de la información existente y los datos estadísticos de los


establecimientos asistenciales públicos, centros de salud, sanatorios e instituciones
congéneres en lo que respecta a:
¾Epidemiología, (epidemias, endemias de enfermedades relacionadas con el
agua y la excreta).
¾Mortalidad infantil.
¾Enfermedades de origen hídrico.
¾Cantidades de personas atendidas mensualmente por diarreas agudas y otros
síntomas de enfermedades de transmisión por el agua y la excreta,
especificando en lo posible las causas que las originaron y tipos de agentes
patógenos.
¾Capacidad de los establecimientos asistenciales.
¾Constancias sobre casos de enfermedades transmisibles a través de la excreta
y sus agentes transmisores.
¾Datos referentes a la contaminación actual y potencial de los cuerpos de agua
como posibles receptores.
¾Exámenes físicos, bacteriológicos y análisis químicos de los cuerpos de agua
existentes.

1.2.3. Aspectos Ambientales

• Recopilación de mapas de vegetación, zoogeográficos y de unidades de


conservación.

• Listas de diversidad del área en estudio y/o regiones aledañas ecológicamente


equivalentes.

• Recopilación de datos sobre especies de interés epidemiológico (vectores o


reservorios de enfermedades de interés sanitario).

• Reconocimiento in-situ de las distintas unidades de vegetación a fin de verificar el


grado de perturbación, identificar el tipo de uso antrópico, evaluar sus características
espaciales, y validar el análisis de sensibilidad ambiental.

• Recopilación de datos y estudios existentes sobre la calidad ambiental de los


cuerpos de agua.
¾Demanda biológica de oxígeno.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 3
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Concentración de bacterias coliformes.


¾Abundancia relativa de especies bentónicas, planctónicas e hidrofíticas
vasculares.
¾Disponibilidad de hábitat para aves acuáticas migratorias.

• Análisis de la tendencia de perturbación de los ecosistemas naturales.

1.2.4. Aspectos Socio-Ecológicos

• Tipos y frecuencia de usos antrópicos.

• Identificación de los bienes y servicios que brindan los sistemas ecológicos del área
de estudio.

• Valoración simbólica de dichos bienes y servicios por parte de la comunidad local.

• Datos sobre el uso de la fauna y flora local tanto por pobladores residentes como por
visitantes.

• Actividad de grupos ambientalistas locales (ONGs).

• Legislación vigente de protección y manejo de la fauna, flora, y ecosistemas


naturales.

• Tipos y frecuencia de usos antrópicos con relación a los bienes y servicios


ecológicos.

1.2.5. Aspectos Relacionados con las Fuentes de Abastecimiento de Agua

Fuentes Superficiales y Subterráneas

Información existente sobre la calidad de la fuente superficial a utilizar para


abastecimiento en caso de un sistema nuevo.

• Datos físico-químicos sobre calidad del agua cruda:


¾Turbiedad y color.
¾Oxígeno disuelto.
¾Nitratos, nitritos, nitrógeno amoniacal.
¾Fósforo total.
¾Sólidos suspendidos totales.
¾Sólidos disueltos totales.
¾Dureza total (CaCO3).
¾Velocidades de sedimentación.
¾Concentración de metales pesados (cromo, plomo, mercurio, cadmio).

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 4
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Concentración de pesticidas (aldrin, DDT, heptacloro, heptacloroepóxido).


¾Demanda química de oxígeno (DQO).
¾Susceptibilidad a la erosión de las riberas.

• Datos biológicos:
¾Demanda bioquímica de oxígeno (DBO: 5 días a 20°C).
¾Concentración de bacterias coliformes.
¾Presencia de especies vectores de enfermedades de origen hídrico.
¾Abundancia relativa de especies bentónicas, planctónicas, algas macrófitas e
hidrofíticas vasculares.
¾Disponibilidad de hábitat para aves acuáticas migratorias, etc.

• Datos varios:
¾Obras existentes y otros usos de la fuente.
¾Disponibilidad del recurso, capacidad máxima, media y mínima.
¾Información sobre los valores numéricos o niveles guía de calidad de agua.
¾Información sobre los usos previstos de la fuente como cuerpo receptor.
¾Información específica requerida por los modelos a emplear.

1.2.6. Aspectos Socio-Económicos y Demográficos

• Compilación de datos referentes a la creación y evolución histórica de la localidad.

• Población actual y evolución demográfica histórica según los diferentes censos


nacionales y provinciales, así como también apreciaciones demográficas municipales
necesarias para realizar los estudios demográficos según numeral 2.2 Proyecciones
de Población. Es conveniente contar con la información de los respectivos radios
censales utilizados.

• Población de verano, turística, temporaria, rotación de la población turística.

• Distancias a las ciudades y lugares más importantes de la Provincia y los medios de


transporte locales e interurbanos existentes, tanto de pasajeros como de
correspondencia y cargas.

• Verificación de la existencia de estudios estadísticos sobre la evolución del número


de:
¾Edificaciones y/o estructuras ejecutadas.
¾Conexiones de luz y fuerza motriz.
¾Conexiones de agua.

• Principales industrias, actividades agropecuarias de la región y centros comerciales.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 5
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Ubicación e importancia de los establecimientos industriales, comerciales y oficinas


públicas, cantidad de trabajadores y sueldos promedio.

• Tipos de producciones de la zona periférica de los sectores comprendidos en el


programa, especialmente las actividades agrícolas, hortícolas y ganaderas.
¾Información sobre establecimientos educacionales.
¾Tipo de enseñanza que se imparte.
¾Especializaciones en los distintos niveles.
¾Cantidad de alumnos que asisten a los establecimientos de enseñanza, sexo y
edades de los mismos.
¾Capacidad máxima de los establecimientos educacionales.
¾Información sobre los medios masivos de comunicación oral y escrita.
¾Información sobre las actividades económicas actuales y su evolución.
¾Nivel de vida de la población ocupante del área en estudio.

• Informaciones sobre la recaudación de impuestos, tasas y tarifas en el área de


influencia del proyecto, caracterizando las fuentes perceptoras y su evolución en el
tiempo.
¾Valor de la producción industrial.

1.2.7. Infraestructura Urbana

Desarrollo Urbano

• Verificación de la existencia de planes maestros de desarrollo urbano, planes de


regulación del uso del suelo.

• Zonas hacia las cuales tiende a desarrollarse la localidad.

• Ordenanzas de apertura de calles.

• Datos sobre proyectos o estudios urbanísticos sectoriales existentes en el área de


ejecución del proyecto.

• Programas de construcción de viviendas.

• Reconocimiento local de las áreas edificadas: clasificación cuantitativa y cualitativa


de las construcciones existentes, categorías, áreas de distribución geográfica.
¾Distribución espacial de las viviendas y baldíos en la planta urbana.

• Informaciones sobre las normas y reglamentos para construcción en el área de


estudio.

• Análisis de la tendencia de construcción en el área de influencia del proyecto.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 6
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Catastro de los sistemas de agua y desagües cloacales, energía eléctrica,


teléfono, gas, etc. existentes y proyectadas, cuyas obras puedan interferir con
las del sistema de distribución de agua.

• Planos de proyecto y conformes a obra de pavimentos y cordones cuneta.

• Radios servidos con energía eléctrica. Trazas de las líneas de media tensión en el
área de interés del proyecto. Potencia disponible.

• Servicios eléctricos y su capacidad para suministrar la potencia necesaria para la


ejecución de las obras y operación de los servicios.

1.2.8. Abastecimiento Actual de Agua

• Calidad del agua para consumo humano, ya sea de perforaciones o de planta


potabilizadora.

• Planos de la red de agua potable con ubicación planialtimétrica de las tuberías


acotadas respecto a la línea municipal. Planos y ubicación de la planta potabilizadora
y de las instalaciones complementarias, estaciones de bombeo, reservas, etc. Radio
servido actual y futuro. Horizonte del proyecto. Capacidad de las fuentes, de la planta
y de las conducciones, actual y previsto. Posibilidades de ampliación.

• Dotación actual y su evolución histórica. Hábitos del uso del agua que presenta la
población (riego de cultivos y jardines, otros consumos de agua en actividades
externas a las viviendas, etc.). Consumos comerciales e industriales. Forma de
prestación del servicio. Previsión de la colocación de medidores. Sistema tarifario y
su incidencia en la evolución de la dotación.

• Evolución del número de conexiones y de la población servida en los últimos años.


Comparación con la población total.

• Identificación de grandes consumidores de agua potable con el objeto de determinar


la ubicación de los grandes consumos de agua potable comerciales y/o industriales.

• Medianos y grandes usuarios de agua. Ubicación, actividad, consumo de agua.


Fuentes de agua utilizadas.

• Forma de abastecimiento de la población que no cuenta con conexión al servicio


público.

• Evolución de la recaudación a cargo del ente que presta el servicio. Indice de


morosidad.

• Comentario sobre el estado de las instalaciones y como se atiende la demanda del


servicio.

• Aplicación o no de sistema de medición de consumos domiciliarios, zonas, cantidad


de conexiones con micromedición, tendencias, evolución, datos históricos,
confiabilidad del sistema de lectura, nivel de pérdidas en el sistema, etc.

• Macromedición, en las plantas de tratamiento, o en caso de fuentes subterráneas en


los pozos, y para los caudales de producción y distribución.

• Características del organismo que presta el servicio de abastecimiento de agua:

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 7
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Aspectos institucionales:
™Empresas u organismos que prestan los servicios de agua potable y
desagües cloacales.
™Entes de Regulación y Control a nivel provincial y municipal.
™Leyes, ordenanzas, Marcos Regulatorios y contratos de la prestación de los
servicios, vigentes.
¾Aspectos comerciales:
™Catastro de clientes.
™Sistema tarifario. Micromedición.
™Sistema de facturación y cobranza.
™Atención a los clientes.
¾Aspectos Operativos:
™Catastro de instalaciones y redes.
™Macromedición.
™Balances hídricos. Agua no contabilizada.
™Detección y reparación de fugas.
™Centros de control.

1.2.9. Sistema Actual de Disposición de Excretas

• Identificación del o los sistemas de disposición de excretas utilizados en la localidad.

• Tipo de efluentes que generan los medianos y grandes usuarios de agua.

• Tratamiento y disposición final de las excretas.

• Capacidad y funcionamiento de los sistemas individuales.

1.2.10. Drenaje Pluvial

• Información sobre la situación de los desagües pluviales existentes. Organismo


responsable de su mantenimiento.

1.2.11. Limpieza Pública

• Recolección y disposición final de los residuos sólidos. Situación actual y previsiones


futuras. Área cubierta por el servicio de recolección.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 8
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

1.2.12. Aspectos Legales

• Normativa vigente relacionada con restricciones al derecho de propiedad,


expropiaciones y constitución de servidumbres para la ejecución de obras públicas,
tanto en el ámbito nacional, como provincial y municipal, incluyendo las normas
pertinentes contenidas en la Constitución Nacional y en la Constitución de la
Provincia.

• Normas locales y reglamentaciones administrativas relacionadas con los


procedimientos y formalidades a cumplirse con relación al punto anterior.

• Alternativas de financiación previstas en las normas vigentes.

• Identificación y recopilación de las normas aplicables en el orden nacional, provincial,


o municipal relacionadas con los problemas derivados del impacto ambiental que
pudieren producir obras de esta naturaleza.

• Recopilación de todas las normas, de distintas jerarquías, que contengan referencias


vinculadas con la situación institucional respecto de la protección del medio
ambiente, en particular las misiones y funciones de los distintos entes públicos o
privados, nacionales provinciales o municipalidades que tengan facultades y deberes
relacionados con protección ambiental vinculada con la ejecución de obras de
saneamiento.

• Legislación ambiental Provincial y Regional, en especial la referida a normas de


calidad inherentes al agua superficial.

1.2.13. Costo de Mano de Obra, Materiales y Energía

• Costos y disponibilidad de materiales de la región que puedan ser empleados con


mayor economía.

• Existencia de empresas constructoras y contratistas locales.

• Precios de subcontratistas locales, mano de obra, materiales y equipos y demás


elementos para la construcción de obras.

• Costos de explotación del servicio de agua.

• Precio de la energía eléctrica para los servicios públicos de agua y cloacas.

• Existencia de talleres mecánicos.

• Facilidades en el ámbito local para la reparación de equipos electromecánicos.

• Precio de combustible y de energía eléctrica.

La enumeración anterior debe ser ampliada y /o modificada según sea el caso, a fin de
recoger toda aquella información disponible que resulte conveniente para los estudios a
realizar.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 9
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

1.2.14. Inspecciones Visuales

Identificadas las zonas en los documentos debe efectuarse una inspección visual para un
mejor conocimiento del área de estudio.

En esta etapa se debe visitar la localidad y a través de la información recogida en


entrevistas a funcionarios involucrados en la problemática del proyecto y la observación
directa, recoger y analizar datos sobre los siguientes aspectos:

• Características de los suelos, altimetría y profundidad de la napa (niveles mínimos y


máximos registrados).

• Servicios que se prestan en la actualidad y organismos que los tienen a su cargo,


indicando en cada caso la fuente de información, en materia de: abastecimiento de
agua potable; colección y disposición final de la excreta y líquidos residuales y
recolección y disposición final de residuos sólidos urbanos.

• Planos de las redes de abastecimiento de agua potable y cloacales e información


sobre población servida en cada caso y población total de la comunidad,
especificando fecha y fuente de información.

• Forma en que se realiza la evacuación final de la excreta, aguas domiciliarias


servidas y desagües industriales y su relación con las fuentes de provisión y los
sistemas de distribución de agua potable. Si existiere una red local, se debe
establecer el lugar exacto del destino final de los líquidos cloacales y si la misma es o
no sometida a tratamiento previo; en el caso de las letrinas y baños con arrastre de
agua se debe establecer si hay servicio de camiones atmosféricos para el retiro de
los barros de los mismos, su destino final y si se los somete o no a tratamiento
previo.

• Usos y costumbres en la comunidad y sobre su participación directa en los aspectos


relacionados con los servicios de saneamiento, en especial el agua potable.

• Se debe recoger la información existente en:


¾Establecimientos asistenciales públicos, centros de salud y sanatorios y
consultorios privados sobre cantidades de personas atendidas mensualmente
por diarreas agudas y especialmente en niños de 0 a 4 años de edad,
especificando si fuere posible las causas que las originaron y si intervinieron
agentes patógenos.
¾Establecimientos educacionales de la localidad en todos los niveles de
enseñanza, para determinar: tipo de enseñanza que se imparte, indicando las
especializaciones en los secundarios y terciarios, cantidad de alumnos que
asisten en los diversos ciclos, discriminados por sexos y grupos etarios.

• Mediante la observación directa o por otros medios se debe establecer los distintos
niveles de vivienda sin expresión de cantidades pero tratando de determinar, de un
modo genérico, los criterios de diferenciación de las distintas categorías y sus líneas
de distribución geográfica dentro de población, marcando las zonas respectivas
sobre un plano de la localidad.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 10
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Se debe establecer:
¾Ubicación e importancia de los establecimientos industriales, comerciales y
oficinas públicas, indicando cantidad de trabajadores empleados en los mismos
y promedios de sueldos.
¾Producción agropecuaria de la zona periférica de la localidad, especialmente
productos de huertas, averiguando procedencia del agua de riego.
¾Distancias a las ciudades y lugares importantes de la Provincia y los medios de
transporte local e interurbano existentes, tanto de pasajeros cuanto de
correspondencia y cargas.
¾La organización del gobierno de la localidad, con expresión de los poderes que
lo integran y el número de integrantes de los mismos, consignando el nombre y
cargo de las principales autoridades.
¾Durante la permanencia en la localidad, en cumplimiento de las tareas
mencionadas, se debe realizar visitas a las autoridades administrativas,
educacionales y sanitarias, para conocer su opinión acerca del problema que
plantea la necesidad de un nuevo proyecto de abastecimiento de agua potable
y/o ampliación del existente.
¾Se debe efectuar asimismo un recorrido de la localidad, a efectos de recoger
elementos de juicio para establecer, sobre la base de la observación directa, el
radio actual y futuro de la red de distribución de agua potable y de recolección
de líquidos cloacales, si la misma correspondiere, tomando en consideración la
topografía del terreno en que se asienta la comunidad, la concentración de las
viviendas y las características de los suelos.

1.3. ORDENAMIENTO DE LA INFORMACIÓN RECOGIDA

Completada la recolección de datos, se debe proceder a un ordenamiento de la


documentación, para su posterior análisis.

El análisis de los antecedentes recopilados debe servir de base para la toma de


decisiones sobre qué datos se debe relevar en el campo y si bien la recopilación general
de datos no reemplaza la información primaria necesaria para el desarrollo de los
proyectos, puede ser muy útil para economizar costos en las siguientes etapas.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 11
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2. PARÁMETROS BÁSICOS DE DISEÑO

2.1. HORIZONTE Y PERIODOS DE DISEÑO

2.1.1. Horizonte de Diseño

Se debe considerar el horizonte de diseño para el caso de los Planes Maestros y


Directores como el período de tiempo que permite desarrollar un Plan de largo plazo. El
horizonte de diseño debe ser lo suficientemente extenso como para garantizar que todas
las realizaciones incluidas en las planificaciones quedan englobadas en él. Se debe
considerar, como mínimo, un período de treinta años.

2.1.2. Períodos de Diseño


2.1.2.1. Obras Civiles

El período de diseño de la totalidad de las obras civiles básicas que integran el sistema
debe ser de veinte (20) años, contados a partir del año inicial de operación, salvo que a
través de un análisis de costo mínimo, el proyectista justifique otro período a satisfacción
del ENOHSa. Las soluciones se deben orientar en forma tal de alcanzar el máximo grado
de aprovechamiento de cada parte de la obra dentro de la secuencia de construcción por
etapas que se adopte.

2.1.2.2. Líneas de Conducción y Redes de Distribución

El período de diseño de estas instalaciones debe fijarse en función de la evolución


prevista de los caudales a conducir a fin de evitar tanto velocidades muy bajas como
demasiado elevadas.

Si bien se fija en quince (15) años su período de diseño, el Proyectista debe analizar en
cada caso el período que optimice la inversión requerida previendo la posibilidad de
ejecutar conducciones paralelas, ampliaciones u obras complementarias en períodos más
reducidos.

2.1.2.3. Equipos e Instalaciones Mecánicas y Electromecánicas

El período de diseño de los equipos e instalaciones mecánicas y electromecánicas debe


ser de diez (10) años, contados a partir del año inicial de operación del sistema (año de
habilitación de las obras).

Los equipos e instalaciones comprendidos dentro del presente numeral son los equipos
de bombeo en sus diversas modalidades, reductores y motoreductores de velocidad,
motores eléctricos y de combustión interna y todo mecanismo que, integrando el
equipamiento de unidades principales, se vea sometido diariamente a procesos de
funcionamiento y desgaste. Expresamente, se excluyen las instalaciones mecánicas y
electromecánicas de equipamientos auxiliares y/o de uso ocasional, tales como grupos

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 12
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

electrógenos de emergencia, aparejos eléctricos, comandos de compuertas y vertederos,


etc.

Si el Proyectista opta, con la debida justificación, por períodos de diseño mayores o


menores que el consignado, debe considerar las etapas de obra previstas para cada
unidad y su correspondiente equipamiento, la vida útil de los componentes mecánicos y
electromecánicos, la posibilidad de compatibilizar la prestación con el requerimiento
futuro en base a renovación o cambio de parte de sus componentes y el número de horas
anuales reales de utilización.

2.1.2.4. Equipos e Instalaciones Eléctricas

Los equipos e instalaciones comprendidos en este numeral, incluyen los tableros


eléctricos, subestaciones transformadoras, instalaciones de iluminación, sistemas de
telecomando y comunicaciones, canalizaciones, conductores eléctricos y demás
elementos vinculados con los anteriores.

En principio, para los equipos e instalaciones eléctricas se debe adecuar su período de


diseño al de los equipos mecánicos con los que se encuentran vinculados. En el proyecto
de las obras civiles se debe prever, en todos los casos, las reservas de espacio para las
ampliaciones o agregados que se deban efectuar en la totalidad del período de diseño del
proyecto (espacio para agregado de tableros eléctricos, canalizaciones, transformadores,
etc.).

Las instalaciones de iluminación se deben proyectar con un período igual al de diseño de


las obras civiles o a las estructuras donde se instalen.

Para las restantes instalaciones eléctricas, el Proyectista debe analizar la conveniencia


de construir inicialmente la totalidad de las mismas o prever su ejecución por etapas,
acompañando la secuencia de los equipos a instalar tanto en número como en
capacidad.

2.1.2.5. Tanques y Cisternas de Almacenamiento

El volumen de las reservas debe determinarse en base a las características de las


fuentes y las variaciones previstas de los consumos y la posibilidd de ejecutarlas por
etapas.

Se fija, en principio, en diez (10) años su período de diseño, el Proyectista debe definir,
con la debida justificación, en cada caso el período óptimo en función del tipo de obra a
construir y las condiciones locales.

2.1.2.6. Equipamiento Auxiliar

Se debe considerar como equipamiento auxiliar a todo tipo de equipamiento mecánico,


electromecánico y eléctrico no comprendido en los numerales precedentes.

Para el equipamiento auxiliar, el período de diseño está definido por el período de diseño
asignado a las instalaciones principales a las cuales están destinados a servir. La
capacidad y cantidad de estos equipos debe evolucionar en la misma forma que las
instalaciones principales.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 13
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

El proyectista puede, con la debida justificación, optar por períodos de diseño diferentes a
los consignados en este numeral, a condición de demostrar su conveniencia técnica y
económica.

2.1.2.7. Otras Instalaciones

El Proyectista debe justificar, a satisfacción del ENOHSa, el período de diseño adoptado,


para todas aquellas instalaciones no tratadas en la presente norma. En todos los casos,
la solución adoptada debe ser del costo mínimo, que permita un tamaño adecuado de las
instalaciones, minimizando su capacidad ociosa y ajustando la ejecución a las
necesidades que deriven de la evolución de la demanda prevista en la fecha más tardía
posible.

2.1.2.8. Valores Definidos Para el Período de Diseño

El proyectista puede utilizar la Tabla 1 como guía para establecer el período de diseño
para cada unidad componente del sistema.

Sector Período de diseño años


20 (Superficiales)
Sistemas de Captación
10 (Pozos)
Líneas de Impulsión 15
Plantas de Potabilización
Obras Civiles básicas 20
Obras Civiles del Módulo de tratamiento 1ª
etapa 10
Instalaciones electromecánicas 10
Tanques y Cisternas de Almacenamiento 10
Redes de Distribución 15
Estaciones de Bombeo
Obras Civiles 20
Instalaciones electromecánicas 10
Medidores Domiciliarios 5 a 8

Tabla 1. Períodos de diseño. Sistema de agua potable

2.1.3. Consumos
2.1.3.1. Definiciones y Aspectos Generales

Dotación de consumo

A los efectos de aplicación de esta norma las dotaciones de consumo a utilizar en los
proyectos se deben ajustar a las siguientes definiciones:

Dotación de consumo media anual efectiva

Se denomina dotación de consumo media anual efectiva, a la cantidad de agua promedio


consumida en el año n por cada habitante servido y se expresa como:

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 14
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Consumo total residencial durante el día x


D n (lts / hab ⋅ día ) = = dotación efectiva
365 x población total servida al año n
(en el año n)

VCresn / 365 x Psn = dotación efectiva (en el año n)

Donde:

Vcresn = Volumen total consumido por usuarios domésticos o residenciales durante el


año n.

Psn = Población total servida en el año n.

2.1.3.2. Dotación de Consumo Media Anual Aparente

El cociente entre el consumo medio diario total de agua potable, por cualquier concepto
(consumos residenciales y no residenciales), y la población total servida exclusivamente,
se denomina dotación de consumo media anual aparente, y queda expresada por:

Dan (l / hab por día) = VCn / 365 x Psn = dotación aparente (en el año n)

En la expresión anterior:

VCn = Consumo medio diario total de agua potable en el año n

Psn = Población servida con agua potable al año n

El proyectista puede utilizar la metodología de cálculo de la dotación aparente para


realizar cálculos estimativos y comparativos.

Por otra parte puede considerar separadamente los habitantes servidos por agua potable
exclusivamente de aquellos que cuentan con servicio de agua potable y desagües
cloacales.

2.1.3.3. Formas de Cálculo

En el caso de no existir registros confiables de macromedición y micromedición de agua


potable, el proyectista puede utilizar registros pertenecientes a localidades de
características similares a la localidad en estudio, identificando claramente las similitudes
y diferencias, para aplicar las correcciones que sean necesarias.

De existir registros confiables de macro y micromedición, los mismos deben abarcar por
lo menos registros de volúmenes mensuales de los últimos 36 meses para que posean
consistencia estadística. Los datos disponibles deben permitir calcular la dotación de
consumo media anual por períodos de 12 meses.

La dotación inicial de agua a adoptar puede obtenerse como promedio de valores


parciales:

Da0 = (Da1 + Da2 + ... Dan) / n

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 15
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Donde:

Dai = dotación media de agua potable en el año i.

El proyectista se debe asegurar que está tomando el valor adecuado de los consumos,
basándose en los valores medidos.

Cuando se trata del proyecto de ampliaciones o modificaciones de servicios de agua


potable existentes y se cuente con registros confiables de caudales y conexiones de por
lo menos los últimos 36 meses en forma ininterrumpida, la dotación media diaria per
cápita durante los n períodos de 12 meses para los que se cuente con registros, se
puede determinar de la siguiente forma:

DC1 = V1 / (PS1 . N1)

DC2 = V2 / (PS2 . N2)

DC3 = V3 / (PS3 . N3)

...................................

DCn = Vn / (PSn . Nn)

Donde, para cada período 1, 2, ... n, de 12 meses:


3
DC1, DC2, ...DCn = dotación media diario en cada período (m /hab .d)

V1, V2, ...Vn = volumen consumido en cada período.

PS1, PS2, ...PCn = población media servida para cada período.

N1, N2, ...Nn = cantidad de días de cada período (días/año).

La población media servida se puede estimar con la siguiente expresión:

PSn = UCAn . dv

Donde:

UCAn = promedio de unidades de consumo de agua potable (UCAn) en servicio,


correspondientes a usuarios domésticos, para cada período de 12 meses.

dv = promedio de habitantes por vivienda.

El promedio de unidades de consumo (UCA) en servicio se puede calcular en base a la


sumatoria de las conexiones de agua potable UCAi en servicio registradas para cada mes
del período de 12 meses, multiplicadas por un coeficiente de relación entre las unidades
de consumo y las conexiones, utilizando la siguiente expresión:

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 16
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

ΣUCAi ⋅ r
UCAn =
12

siendo r = relación entre unidades de consumo de agua potable y conexiones.

En todos los casos, el proyectista debe tomar en cuenta la posibilidad de incremento la


dotación de agua derivada de la habilitación del servicio cloacal. El valor del incremento
del Dan por esta causa debe ser debidamente justificada.

2.1.3.4. Caracterización de los Consumos

Se debe diferenciar en el proyecto los diferentes consumos de agua potable y las


características de los consumidores según el uso del agua.

Si es posible se debe identificar los tipos de usuarios, de los sistemas de agua potable y
desagües cloacales, en el estudio detallado de los consumos se debe considerar para
cada tipo de consumo la evolución esperada en el tiempo, en base a los indicadores de
expansión de la localidad.

En los casos de consumos industriales, se debe realizar un estudio de los consumos


potenciales originados en el proceso industrial esperado, considerando además la
demanda de agua que surge por usos propios del personal, destinada a higiene, limpieza
y consumo directo del mismo.

En caso de no poder realizar un estudio detallado de los tipos de consumos, los mismos
se deben calcular como la sumatoria de:

C1 Consumos Residenciales: a los que corresponde una Dotación Residencial (Dr),


expresada como litros por día y por habitante servido.

C2 Consumos No Residenciales: que comprende los usos de los servicios de


infraestructura (escuelas, hospitales, otros), servicios municipales (plazas, jardines,
etc., riego y limpieza de calles, otros), usos comerciales (hoteles, cabañas, bares y
restaurantes, piscinas de natación, locales comerciales, peluquerías), usos
industriales (lavaderos, estaciones de servicios, envasadoras de gaseosas,
fabricas de helados, otras industrias con consumo de agua bajo ó alto en sus
procesos) usos recreacionales, usos temporales y/o eventuales y/o contingentes,
agua para obras en construcción, agua para incendios.

C3 Grandes Usuarios: su consumo puede ser determinado en base a sus


características. Otra forma, es estimar el consumo de los Grandes Usuarios como
un porcentaje del consumo de los Usuarios Residenciales.

Consumos Temporarios

En los casos de consumos temporarios de agua potable se deben considerar varios


casos:

• Para sistemas de agua potable existentes con micromedición cuando se analicen los
consumos en base a información histórica, los mismos deben incluir lo consumido
por los habitantes correspondientes a las actividades temporarias y las no
domésticas. El proyectista puede calcular la media de estos consumos, obteniendo

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 17
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

una dotación aparente, que se puede utilizar para el cálculo del caudal medio de
consumo de agua potable.

• En el caso de sistemas de agua potable sin medición de consumos se debe estimar


los consumos, analizando cada actividad temporaria en particular.

• Se debe diferenciar las siguientes situaciones:


¾Ciudades donde la afluencia turística supera ampliamente la población
permanente del lugar y además, se mantiene uniforme durante un largo
período de tiempo, con distintas rotaciones.
¾Casos donde la rotación puede ser de aproximadamente siete a diez días y la
influencia turística menor que la población permanente. En estos casos el
consumo se debe calcular teniendo en cuenta las estadísticas de turismo por
temporada y asignando un consumo per capita afectado por un factor
relacionado con la rotación turística. El proyectista debe verificar si se debe
contemplar o no dentro de los cálculos de consumo, el correspondiente al
turismo, en función de su significancia relativa y de su distribución en el año.
¾En otros casos donde exista una gran concentración turística en un solo
momento dado, y el consumo de la misma coincide con el máximo consumo de
la población permanente el mismo se debe incluir en el cálculo.

En aquellos casos donde la población no permanente tiene un nivel estable durante todo
el año el proyectista debe calcular una dotación ponderada en relación a la población a
servir permanente y no permanente.

Se tiene:

Pob p ⋅ dot p + Pobnp ⋅ dot np


= dot r
Pob p + Pobnp

donde:

Pob p = Pob. permanente servida con agua

Pob hp = Pob. no permanente servida con agua

dot p = dot. población permanente

dot np = dot. población no permanente

dot r = dotación resultante

En todos los casos se debe realizar una evaluación de los consumos picos de la
población temporaria y comparar con la demanda pico de la población estable, previo a
definir como cubrir la demanda.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 18
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.1.3.5. Dotación de Diseño

La dotación de consumo a utilizar como dotación de diseño media anual, debe calcularse
para cada caso en base a la capacidad de la fuente, la influencia del clima, las
características socio-económicas locales y al tipo de servicio y de usuarios.

A continuación, se indican valores de dotación efectiva de consumo o de diseño media


anual que pueden ser usados como referencia. No obstante, el proyectista debe someter
a consideración del ENOHSa los valores que adopte, acompañando en cada caso la
justificación correspondiente.

• Surtidores públicos 40 l/hab.día.

• Conexiones domiciliaras con medidor: 150 a 200 l/hab.día, con un máximo de


250 l/hab.día cuando hay condiciones de clima semiárido o árido.

• Conexiones domiciliarias sin medidor: 150 a 300 l/hab.día, debiendo justificarse en


base a datos de campo en cada caso.

• Conexiones para comercios. Se debe justificar en función del número de empleados


o locales sanitarios los consumos atribuidos.

• Conexiones para industrias que produzcan alimentos destinados al consumo de la


población. Se debe determinar el consumo en base al tipo de industria y al volumen
de producción.

Para el resto de las industrias la conexión a la red debe atender la demanda para
usos higiénicos y biológicos.

Si la capacidad de la fuente y las características del sistema lo permiten, pueden


preverse la provisión de agua potable para ciertos proceso industriales. Para ello, se
debe acompañar la justificación técnico-económica del abastecimiento, el que deberá
contar con la previa aprobación del ENOHSa.

• Conexiones para escuelas, hospitales y hoteles.


¾Escuelas: 20 a100 l/alumno . turno.
¾Hospitales y clínicas con internación: 200 a 300 l/cama día.
¾Hoteles: 100 a 250 l/cama día.

2.1.4. Caudales
2.1.4.1. Nomenclatura

Se adoptan las siguientes denominaciones:

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 19
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Caudal Nomenclatura
Medio diario QC
Máximo diario QD
Máximo horario QE
Mínimo diario QB
Mínimo horario QA

Tabla 2. Denominaciones de los caudales*

2.1.4.2. Definiciones y Aspectos Generales

A los efectos de la aplicación de estas Normas los caudales y los coeficientes de caudal a
utilizar en los proyectos se deben ajustar a las definiciones establecidas en la Tabla 3. El
subíndice "n" se debe reemplazar por el año del período de diseño que corresponda.

Denominación Definición
Menor caudal instantáneo del día de menor
QAn Caudal mínimo horario del año n.
consumo de agua potable de ese año.
Caudal medio del día de menor consumo de
QBn Caudal medio mínimo diario del año n.
agua potable del año n.
Cantidad de agua promedio consumida en
QCn Caudal medio diario del año n.
el año n por cada habitante servido.
Caudal medio del día de mayor consumo de
QDn Caudal medio máximo diario del año n.
agua potable del año n.
Mayor caudal instantáneo del día de mayor
QEn Caudal máximo horario del año n. consumo (QDn) del año n. Caudal horario
máximo absoluto del año.

Tabla 3. Definición de caudales de diseño

Todo proyecto debe incluir un cuadro en el que se especifiquen los coeficientes


adoptados y los valores de los caudales definidos en la Tabla 3, para el año inicial del
período de diseño (n = 0), el intermedio (n = 10 años) y el final (n = 20 años).

En todos los casos, para la presentación de proyectos, se debe utilizar la nomenclatura


especificada en esta norma.

*
Se ha adoptado una nomenclatura similar a la de las “Normas de Estudio y Criterios de Diseño y
Presentación de Proyectos de Desagües Cloacales” vigentes en ENOHSa.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 20
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.1.4.3. Definiciones de Coeficientes de Caudal

α1n Coeficiente máximo diario del año n α1n = QDn / QCn


α2n Coeficiente máximo horario del año n α2n = QEn / QDn
αn Coeficiente total máximo horario del año n α = QEn / QCn
β1n Coeficiente mínimo diario del año n β1n = QBn / QCn
β2n Coeficiente mínimo horario del año n β2n = QAn / QBn
βn Coeficiente total mínimo horario del año n βn = QAn / QCn
Nota: En los coeficientes no se considera el agua no contabilizada ni consumos
puntuales concentrados.
Tabla 4. Definición de coeficientes de caudal

α1 = relación entre el caudal medio del día de mayor consumo y el caudal medio anual.

α2 = relación entre el caudal máximo horario y el caudal medio del día de mayor
consumo.

α = α1 * α2 = relación entre el caudal máximo horario y el caudal medio anual.

β 1 = relación entre el caudal medio del día de menor consumo y el caudal medio anual.

β 2 = relación entre el caudal mínimo horario y el caudal medio del día de menor
consumo.

β = β 1 * β 2 = relación entre el caudal mínimo horario y el caudal medio anual.

Los valores de estos coeficientes pueden permanecer invariables en el tiempo o variar,


dependiendo de las condiciones y características del servicio bajo las que se determinan
y definen.

El caudal medio diario de consumo de agua potable QCn para el año n, se determina
tomando en cuenta los siguientes consumos:

• Caudales residenciales originados en los consumos de los usuarios domésticos.

• Caudales no residenciales originados por instituciones públicas y privadas,


comercios e industrias.

• Caudales consumidos por grandes usuarios sean estos consumos de agua potable
industriales y/o comerciales.

Para el cálculo del caudal medio diario se debe utilizar la siguiente expresión general:

QCn = QCres + QCnres + ∑ QCGUn

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 21
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Donde:
3
QCn = caudal medio diario de diseño para el año n (m /d).

QCresn = caudal medio diario para el año n, debido exclusivamente a usuarios


domésticos.

QCnresn = caudal medio diario debido a pequeños comercios, oficinas e industrias y


3
sanitarios de edificios públicos y grandes establecimientos (m /d).

Σ QCGUn = sumatoria de los caudales medios diarios aportados por los grandes usuarios,
para el año n.

Los caudales QGU consumidos por grandes usuarios se deben determinar en base a
datos aportados por los mismos, tomando en cuenta el consumo medido de agua potable
desde la red pública (cuando se abastezca en esta forma) la producción propia de agua
de cada usuario, las características del proceso industrial, los datos que recoja in situ el
proyectista y todo otro elemento que pueda ayudar a evaluar los consumos medios y
máximos de cada uno y su evolución en el tiempo. El proyectista debe presentar el
análisis justificatorio de los valores que adopte para el proyecto.

Los consumos de grandes usuarios se deben considerar como concentrados de caudal


QGU cuando el valor máximo horario final QGUE20 previstos para los mismos sea igual o
mayor a 5 veces el consumo máximo horario de una conexión típica de la localidad,
calculada según la siguiente expresión:

5 ⋅ α ⋅ DC 20 ⋅ d v
QGUE 20 ≥ 5 ⋅ q E 20 =
86400

Siendo:

QGUE20 = caudal máximo horario final previsto para la conexión (L/s)

DE20 = consumo máximo horario por habitante para el año 20 (L/hab . d)

α = coeficiente total máximo horario

DC20 = consumo medio diario por habitante para el año 20 (L/hab . d)

dv = densidad promedio de habitantes por viviendas de la localidad (hab/viv)

2.1.4.4. Coeficientes de Caudal

Cuando no existan registros confiables ininterrumpidos, de no menos de los últimos


36 meses, de consumos de agua potable o de descargas cloacales que permitan
determinar estos coeficientes, se pueden adoptar los valores especificados en la Tabla 5.
Los coeficientes se pueden modificar, a lo largo del período de diseño cuando el
crecimiento demográfico adoptado así lo determine, según los rangos de población de la
citada tabla.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 22
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Población servida α1 α2 α β1 β2 β
500 h < Ps ≤ 3.000 h 1,40 1,90 2,66 0,60 0,50 0,30
3.000 h < Ps ≤ 15.000 h 1,40 1,70 2,38 0,70 0,50 0,35
15.000 h < Ps 1,30 1,50 1,95 0,70 0,60 0,42

Tabla 5. Coeficientes de caudal

Cuando se cuente con registros confiables e ininterrumpidos de no menos de los últimos


36 meses, de macro y/o micromedición de agua potable, que permita discriminar
caudales horarios, por lo menos de los 3 meses más fríos y de los 3 meses más cálidos
del año, los coeficientes máximo y mínimo horario pueden determinarse en base a las
siguientes expresiones:

Donde:

QE1, QE2, ... QEn = caudales máximos horarios de cada período

QA1, QA2, ... QAn = caudales mínimos horarios de cada período

QC1, QC2, ... QCn = caudales medios diarios de cada período

Los valores de QAn para calcular ß2 se obtienen en base a los caudales mínimos horarios
nocturnos del período.

Dado que estos valores se determinan en base a registros horarios de macromedición, se


debe aplicar lo especificado para la corrección por fugas:

QEn = (1 - Ff) . QEn’

QAn = (1 - Ff) . Qan’

QCn = (1 - Ff) . QCn’'

Siendo los caudales QEn’ y QAn’ los obtenidos a partir de los registros de macromedición.

2.1.4.5. Caudales de Diseño

En las etapas de tratamiento, transporte, almacenamiento y distribución se produce una


merma en la cantidad de agua ya que los procesos correspondientes a cada etapa y las
fallas (técnicas, administrativas y contables), disminuyen la cantidad real de agua
disponible, lo que para cada etapa puede expresarse como:

Qs = Qi – ∆i – ANC

Donde:

Qs = caudal en la salida de cada etapa

Qi = caudal que ingresa a cada etapa

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 23
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

∆i = agua consumida en el proceso

ANC = agua no contabilizada = ∆t + ∆a + ∆c

∆t = agua no contabilizada por fallas técnicas

∆a = agua no contabilizada por fallas administrativas

∆c = agua no contabilizada por fallas contables

El valor de ∆i debe ser definido en función de la tecnología de potabilización y las


características físicas de las instalaciones de captación, transporte y almacenamiento.

El caudal de captación debe incrementarse en un porcentaje que tenga en cuenta las


pérdidas posteriores.

2.1.4.6. Caudales de Diseño de Producción

El caudal de producción se calcula como:

Qprod = QCn + ∆ANC

Siendo:

∆ANC = Agua no contabilizada

Qprod = QC / (1-ϕANC)

QC = Caudal característico basado en las dotaciones de consumo, incluye consumos


residenciales, no residenciales y grandes usuarios

∆ ANC
ϕ anc = Fracción del agua producida no contabilizada =
Q prod

Esta fracción incluye los consumos clandestinos, consumos no registrados por falencias
administrativas o comerciales, pérdidas físicas en el transporte y distribución (redes y
conexiones), falsos registros de medidores, usos públicos no registrados, etc.

Sistemas nuevos de abastecimiento

En el caso de sistemas completamente nuevos se debe calcular entre un 15 a 20 % de


agua no contabilizada como máximo.

Sistemas de abastecimiento existentes

En el caso de los sistemas que ya se encuentren en funcionamiento, se debe estimar el


porcentaje de agua no contabilizada en base a registros existentes de macromedición y
micromedición. De no existir dichos registros, se debe estimar dicho porcentaje en base a
la producción del sistema, sea este de tipo superficial o subterráneo, y se lo debe
comparar con el volumen de agua consumida en base a la dotación aparente de
consumo, aplicada a los habitantes servidos de la localidad en cuestión.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 24
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Con relación a la proyección del agua no contabilizada a lo largo del período de diseño
sólo puede ser disminuido dicho porcentaje si como parte del proyecto se prevé adoptar
medidas de control de pérdidas y fugas, establecer programas de micromedición y
macromedición, así como implementar medidas de control en el sistema comercial del
ente prestador.

La reducción de agua no contabilizada a proyectar debe ser distribuida en varios años


dependiendo del nivel inicial, llegando al 20 % del agua producida, por cuestiones de
economía. En los casos que el proyectista considere valores menores a los mencionados
debe justificar económicamente los beneficios que produciría en el sistema al alcanzar tal
reducción.

2.1.4.7. Caudales Especiales Para Diseño

En la Tabla 6, se resume los caudales a ser aplicados para cada tipo de obra e
instalación :

Mínimo del día Mínimo diario Medio diario Máximo diario Máximo del día
Período menor consumo anual anual anual mayor consumo
QA QB QC QD QE
Verificación de
Unidades de
Verificaciones
Plantas, equipos Costos
Inicial especiales ----- ----
de dosificación, operativos
optativas
macromedición,
etc.
Estaciones de
Capacidad de ra
10 Costos ra bombeo 1 etapa.
----- ----- la 1 etapa de ra
Años operativos Capacidad de la 1
la Planta
etapa de reserva
Capacidad de
Capacidad redes y
la Fuente.
conductos de
Capacidad de
alimentación a la red.
las
Estación de Bombeo
conducciones da
de la 2 etapa,
20 Costos hasta las
----- ----- capacidad de reserva
Años operativos reservas. da
de 2 etapa y
Caudal
capacidad de
Estación de
equipos de
Bombeo
** dosificación,
(Qb)
macromedición, etc.

**
Nota: Para Qb (caudal de bombeo) según sea el caso debe utilizar QD para obras de toma y aducciones,
en otros caos por ejemplo impulsión a un tanque elevado de distribución se debe efectuar un balance de
caudales utilizando QD ó QE en función del cálculo de la variación del volumen almacenado y variaciones de
presión en la distribución.
Tabla 6. Aplicaciones de caudales a lo largo del período de diseño

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 25
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.2. PROYECCIONES DE POBLACIÓN

2.2.1. Generalidades

• Todo proyecto debe incluir un estudio demográfico a través del cual se defina la
evolución de la población a servir durante el período de diseño y la distribución espacial
de la misma dentro de la planta urbana de la localidad.

• El estudio demográfico y de distribución espacial debe incluir, como mínimo, los


siguientes aspectos:
¾Población urbana de la localidad según los últimos tres censos nacionales.
¾Distribución espacial actual (a la fecha del proyecto) de la población en la
planta urbana, determinada basándose en censos de viviendas, fotografías
aéreas, datos catastrales, etc.
¾Plano de la planta urbana, con zonificación según densidad actual de la
población y ubicación de conjuntos habitacionales de alta densidad
demográfica.
¾Proyección demográfica para cada año del período de diseño por diferentes
métodos, incluyendo la justificación de la estimación considerada como válida.
¾Hipótesis adoptada para la distribución espacial de la población en la planta
urbana para el último año del período de diseño, debidamente justificada.
¾Análisis de consistencia entre la proyección demográfica, la distribución
espacial adoptada y otros elementos vinculados, como por ejemplo
reglamentos sobre uso del suelo, códigos de edificación, planes de desarrollo.
¾Plano de la planta urbana futura, con la debida justificación de las hipótesis de
expansión geográfica adoptadas y con zonificación según la densidad de
población prevista para el último año del período de diseño.

• A los efectos de la aplicación de estas normas, rigen las siguientes definiciones:


¾Población actual (Pa): población, expresada en número de habitantes, existente
a la fecha de ejecución del proyecto.
¾Población inicial (Po): población prevista para el año de habilitación de la obra
(n = 0, año inicial del período de diseño).
¾Población en el año n (Pn) medido a partir del año inicial del período de diseño.
¾Población final (P20): población prevista para el último año del período de diseño
(n = 20).
¾Período de proyecto y construcción de la obra (n0): Intervalo entre el año de
ejecución del proyecto y el de habilitación de la obra (de 2 a 3 años, según la
complejidad de esta última).

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 26
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.2.2. Proyección Demográfica

• La proyección demográfica se debe basar en la información obtenida de los censos


nacionales de población y vivienda, complementada con la información confiable que
puede recabarse en otras fuentes.

• Debido a que los límites geográficos de las localidades pueden variar entre censos, se
debe solicitar al INDEC la información cartográfica y la población por fracción y radio de
los distintos relevamientos y constatar que los datos de población de todos los censos
correspondan a áreas geográficas iguales. Si se presentaran diferencias, deben
efectuarse las correcciones necesarias de modo de hacer compatibles los datos
censales anteriores con el área adoptada por el último censo.

• Los métodos a utilizar para efectuar la proyección pueden ser:


¾Curva logística.
¾Tasas geométricas decrecientes.
¾Relación-Tendencia.
¾Incremento-Relativo.
¾Método de los componentes.

El método de curva logística es de aplicación en aquellas localidades que han


experimentado un crecimiento acelerado, el cual posteriormente ha sufrido una
atenuación observable en la estabilización de las tasas de crecimiento. En general se
utiliza en poblaciones consolidadas.

El método de las Tasas Geométricas Decrecientes es apto para localidades que han
sufrido un aporte inmigratorio o un incremento poblacional significativo en el pasado
reciente, debido a factores que generan atracción demográfica tales como, por ejemplo,
la instalación de parques industriales, mejores niveles de ingreso y/o calidad de vida,
nuevas vías de comunicación, etc. y cuyo crecimiento futuro previsible sea de menor
importancia.

Los métodos de Relación-Tendencia e Incremento-Relativo se adaptan mejor a


localidades más asentadas y cuyo crecimiento futuro esté más relacionado con el
crecimiento de la Provincia y del País en su conjunto que con las condiciones locales.

Cuando se cuenta con datos suficientes como para analizar los componentes de
crecimiento vegetativo y de movimientos migratorios es conveniente el uso del método
de los Componentes, ya que realiza una estimación más aproximada que los métodos
basados en algoritmos y procedimientos matemáticos.

• Para efectuar la proyección demográfica en todos los casos se debe dividir al período
de diseño total del proyecto (20 años) en dos subperíodos de n1 y n2 años de duración
cada uno, preferentemente iguales (10 años cada uno). El proyectista puede adoptar
subperíodos de distinta duración siempre que existan causas que justifiquen tal
decisión, a satisfacción del ENOHSa.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 27
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.2.3. Método de la Curva Logística

La ecuación de la curva logística para períodos anuales se expresa en la siguiente forma:

K
Pn =
1 + e (b − an )

donde:

Pn = población del año n

K = constante que representa el valor máximo de Pn , valor de saturación.

a = constante que determina la forma de la curva.

b = constante que determina la forma de la curva.

e = base de los logaritmos neperianos.

n = número de años considerados.

El ajuste de una curva logística a una serie numérica se hace por medio de los “puntos
elegidos” para lo cual se toman tres puntos de la curva que estén en la línea de la
tendencia. De este modo se obtiene un sistema de tres ecuaciones con tres incógnitas
que permiten determinar los tres parámetros de la curva. (K, a y b).

Para simplificar la resolución del sistema de ecuaciones se toman tres puntos de las
abscisas que se encuentren equidistantes (tiempo) y se ubica el comienzo del tiempo (t)
en el primero de ellos, de esta forma se obtienen tres puntos en correspondencia con los
tres pares de valores tiempo-población (t,p):

O P1

t2 P2

2t2 P3

Las fórmulas utilizadas para obtener los valores de las constantes son las siguientes:

2 P1 P2 P3 − P22 (P1 + P3 )
K=
P1 P3 − P22

 (K − P2 ) P3 
Ln  
 (K − P3 ) P2 
a=
t

 K − P1 
b = Ln  
 P1 

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 28
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Con la aplicación de este método se obtienen buenos resultados en poblaciones


estabilizadas y consolidadas.

2.2.4. Método de Tasa Geométrica Decreciente

• La tasa media anual para la proyección de la población se define en base al análisis de


las tasas medias anuales de los dos últimos períodos intercensales.

• Se determinan las tasas medias anuales de variación poblacional de los dos últimos
períodos intercensales (basándose en datos oficiales de los tres últimos censos de
población y vivienda):

P2
i I = n1 −1
P1

P3
i II = n 2 −1
P2

donde :

iI = tasa media anual de variación de la población durante el penúltimo período censal.

iII = tasa media anual de variación de la población del último período censal.

P1 = Número de habitantes correspondientes al primer Censo en estudio.

P2 = Número de habitantes correspondientes al penúltimo Censo en estudio.

P3 = Número de habitantes correspondientes al último Censo.

n1 = número de años del período censal entre el primero y segundo Censo.

n2 = número de años del período censal entre el segundo y el último Censo.

Para el intervalo comprendido entre el último censo y el año inicial del período de diseño
así como el primer subperíodo de n1 años, se debe efectuar la proyección con las tasas
media anual del último período intercensal utilizando las siguientes expresiones:

Pa = P3 ⋅ (1 + i )na

Po = Pa ⋅ (1 + i )no

Pn = Po ⋅ (1 + i )n

Siendo:

Pa = estimaciones de población existente a la fecha de ejecución del proyecto.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 29
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Po = estimaciones de población al año previsto para la habilitación del sitema.

Pn = estimaciones de población al año “n”.

i = asa media anual de proyección.

na = número de años transcurridos entre el último censo y la fecha de ejecución del


proyecto.

no = número de años transcurridos entre la fecha de ejecución del proyecto y la


habilitación del sistema.

n = número de años transcurridos entre la población base y el año inicial de


proyección.

Para cada subperíodo se determina la tasa media anual de proyección comparando los
valores de las tasas medias históricas iI e iII. Considerando los datos de los tres últimos
censos iI correspondería a la calculada con los dos primeros valores e iII con los dos
últimos. Si iI resulta menor que iII, la tasa utilizada en la proyección del primer subperíodo
debe ser igual al promedio entre ambas, resultando:

n1
  i + i II 
P1 = Po 1 +  I  
  2 

En el caso que iI resulte mayor que iII, la tasa de proyección debe ser igual al valor de iII,
resultando:

P1 = P0 (1 + i II )n1

Los valores de las tasas medias anuales de proyección que han sido determinados por
este procedimiento son válidos para la generalidad de los casos. No obstante ello, si por
las características particulares de la localidad en estudio los valores no se ajustaran a la
realidad observable, el proyectista puede adoptar otras tasas de crecimiento, debiendo en
ese caso suministrar las razones que lo justifiquen y gestionar la correspondiente
aprobación del ENOHSa.

2.2.5. Método de la Relación - Tendencia

a). El método se basa en el análisis de las relaciones entre la población total del país, la
total de la provincia, el partido o departamento y la localidad y en las tendencias de
evolución que presentan las mismas.

b). Se obtienen los valores de población total del país resultantes de los tres últimos
censos nacionales y de la proyección oficial para las siguientes tres décadas. En todos
los casos, se deben utilizar las proyecciones efectuadas por el INDEC:

PT1 = población del país según el antepenúltimo censo nacional

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 30
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

PT2 = población del país según el penúltimo censo nacional

PT3 = población del país según el último censo nacional

PTO = población del país proyectada al año inicial del período de diseño (n = 0)

PTn1 = población del país proyectada al año n1 del período de diseño

PTn2 = población del país proyectada al año final n2 del período de diseño

Las poblaciones del país PTO; PTn1 y PTn2 pueden extraerse de la publicación
Estimaciones y Proyecciones de Población Total del País (versión revisada), INDEC –
CELADE, serie de Análisis Demográfico N° 5, Buenos Aires, 1995. En dicha publicación
se considera la población al 30 de Junio de cada año y se encuentran valores desde el
año 1950 al 2050.

Cada vez que se aplique este método es conveniente consultar en dicho organismo
oficial la última Publicación sobre estimaciones.

c). Se obtienen los valores de población total de la provincia, resultantes de los tres
últimos censos nacionales y de la proyección oficial para las siguientes tres décadas:

p1 = población total de la provincia según el antepenúltimo censo nacional

p2 = población total de la provincia según el penúltimo censo nacional

p3 = población total de la provincia según el último censo nacional

p0 = población total de la provincia proyectada al año inicial del período de diseño


(n = 0)

pn1 = población total de la provincia proyectada al año n1 del período de diseño

pn2 = población total de la provincia proyectada al año final n2 del período de diseño

De ser necesario, para la determinación de p0, pn1 y pn2 se aplica un criterio similar al
utilizado para calcular la población total del país en los mismos años.

d). Se relacionan los datos históricos de la provincia y del país para cada año,
obteniéndose:

p1
R1 =
PT 1

p2
R2 =
PT 2

p3
R3 =
PT 3

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 31
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

e). Se extrae el logaritmo decimal de las relaciones R1, R2 y R3 y se determinan las


siguientes relaciones, para los dos períodos intercensales históricos:

I1= log R2 - log R1 (para N1 = años del 1° período intercensal)

I2 = log R3 - log R2 (para N2 = años del 2° período intercensal)

f). Se determina la relación provincia/país para el año inicial del período de diseño (n = 0),
utilizando la siguiente expresión:

l1 ⋅ C10 + l 2 ⋅ C 20
l og R4 = l og R3 +
C10 + C 20

siendo:

p0
R4 = = relación entre las poblaciones de la provincia y el país para el año inicial del
PT 0
período de diseño (n = 0)

C10, C20 = coeficientes de ponderación calculados según la Tabla 7

Período desde el último censo


Períodos Subperíodos de diseño
hasta el año inicial
Intercensales
(años) n0 = B0 – A3 n1 = B1 – B0 n2 = B2 – B1

1 1 1
C10 = C11 = C12 =
N1 = A2 – A1 (A3 + n0 / 2) − (A1 + N 1 / 2 ) (B0 + n1 / 2 ) − (A1 + N 1 / 2) (B1 + n2 / 2 ) − (A1 + N 1 / 2)

1 1
N2 = A3 – A2 C20 = C 21 = 1
(A3 + n0 / 2) − (A2 + N2 / 2) (B0 + n1 / 2 )− (A2 + N 2 / 2 ) C 22 =
(B1 + n 2 / 2) − (A2 + N 2 / 2)

A1 = año en que se realizó el antepenúltimo censo nacional


A2 = año en que se realizó el penúltimo censo nacional
A3 = año en que se realizó el último censo nacional
B0 = año previsto para la habilitación de la obra
B1 = año en que finaliza el primer subperíodo de n1
B2 = año final del período de diseño

Tabla 7. Coeficiente de ponderación

g). Se determina la relación provincia/país para los dos subperíodos de diseño de n1 y n2


años, por las siguientes expresiones:

I 1 ⋅ C11 + I 2 ⋅ C 21
l og R5 = l og R4 +
C11 + C 21

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 32
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

I 1 ⋅ C12 + I 2 ⋅ C 22
l og R6 = l og R5 +
C12 + C 22

R5 = pn1 / PTn1 = relación entre las poblaciones de la provincia y el país para el final del
primer subperíodo de diseño.

R6 = p20 / PT20 = relación entre las poblaciones de la provincia y el país para el final del
período de diseño (20 años).

C11, C12, C21, C22 = coeficiente de ponderación calculados según indica la Tabla 7.

h). Para las poblaciones de la localidad y la provincia se definen relaciones similares a las
establecidas en c), d) y e) (los coeficientes de ponderación son siempre los de la
Tabla 7).

L1 = P1 / p1

L2 = P2 / p2

L3 = P3 / p3

I'1 = log L2 - log L1 (para N1)

I'2 = log L3 - log L2 (para N2)

I'1 ⋅C10 + I' 2 ⋅C 20


l og R4 = l og R3 +
C10 + C 20

I'1 ⋅C11 + I' 2 ⋅C 21


l og R5 = l og R4 +
C11 + C 21

I'1 ⋅C 21 + I' 2 ⋅C 22
l og R6 = l og R5 +
C 21 + C 22

i). Se obtienen las relaciones de población provincia/país y localidad/provincia para el


período de diseño:

R4 = p0 / PT0 = ant (log R4) n=0

R5 = pn1 / PTn1 = ant (log R5) n = n1

R6 = pn2 / PTn2 = ant (log R6) n = 20

L4 = P0 / p0 = ant (log L 4) n=0

L5 = Pn1 / pn1 = ant (log L 5) n = n1

L6 = Pn2 / pn2 = ant (log L 6) n = 20

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 33
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

j). Se obtienen los valores de población de la provincia para el período de diseño:

p0 = R4 . PTo n=0

pn1 = R5 . PTn1 n = n1

pn1 = R6 . PTn2 n = 20

k). De igual manera se deben proyectar las poblaciones del departamento o partido
según corresponda y de la localidad.

2.2.6. Técnica de los Incrementos Relativos

Este método se fundamenta en la proporción del crecimiento absoluto de un área mayor,


que corresponde a áreas menores en un determinado periodo de referencia.

La información básica necesaria para la aplicación del método es:

• Proyección de la población del área mayor para el período en estudio.

• Población de cada una de las áreas menores correspondiente a las dos últimas
fechas censales.

Para la estimación de la población total de cada área se acepta que:

Pi (t ) = a i ⋅ PT(t ) + bi

Siendo:
(t)
Pi = la población del área menor (i) en el año (t)
(t)
PT = la población del área mayor en el año (t)

El coeficiente de proporcionalidad del incremento de la población del área menor en


relación al incremento de la población del área mayor es igual a:

Pi (1) − Pi(0 ) iP
ai = (1) (0 ) = T
PT − PT T

Pi (1) + Pi (0 ) −
Pi (1)
PT
(
PT + PT(0 ) )
bi =
2

Se puede utilizar publicaciones del INDEC para extraer las estimaciones de población
para las áreas mayores, por ejemplo para el país y la provincia para la cual es necesario
aplicar el método.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 34
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Se parte de considerar a la Argentina como área mayor y la provincia como área menor,
luego se aplica nuevamente la técnica para estimar la población del departamento y por
último la de la localidad.

2.2.7. Método de los Componentes

El método de las componentes proyecta la población por sexo y grupos de edad. El


método se basa en un análisis detallado de los nacimientos, defunciones y movimientos
migratorios.

Varios factores afectan a la migración, limitando el uso del método sólo para grandes
conglomerados. Cuando la migración neta no es significativa, puede suponérsela nula.

Se debe tener especial cuidado con los datos básicos, que pueden provenir de fuentes de
variada calidad. Es frecuente encontrar incoherencia en dicha información y dificultades
en su selección.

El método de los componentes parte de una población base, discriminada por sexo y por
grupos etarios a partir de la cual se realiza una proyección considerando en forma
independiente y para cada grupo etario las variables determinantes de dinámica
poblacional: mortalidad, fecundidad y migración.

Los datos de registros de nacimiento y defunciones pueden obtenerse de publicaciones


de la Dirección Nacional de Estadística de Salud, o de establecimientos Sanitarios
locales.

La proyección por sexo y edad necesita de la evaluación, del ajuste de la información y


de la proyección propiamente dicha.

Para la aplicación del método se deben seguir los siguientes pasos:

• Se debe determinar la población base o inicial a partir de la cual se proyecta la


población por sexo y grupo quinquenales de edad, así como los niveles pasados y
actuales de mortalidad, fecundidad y migración.

• Se debe formular la hipótesis de evolución futura de cada uno de los componentes


demográficos. Se recomienda plantear:
¾Una sola hipótesis de cambio para la mortalidad, dado que no se esperan
variaciones importantes en el comportamiento de este componente.
¾Diferentes hipótesis de evolución de la fecundidad, ya que resulta difícil prever
su comportamiento futuro, debido a los cambios producidos en su tendencia en
los últimos años: alta, media y baja.
Los índices que se utilizan con mayor frecuencia para calcular el número de
nacimientos incluyen la tasa de fecundidad específica según edad (ASFR), la
tasa general de fecundidad (GFR) y la tasa total de fecundidad (TFR). La
estimación de fecundidad, se realiza basándose en el número de nacimientos
por quinquenios, obtenidos de los últimos censos o publicaciones del Ministerio
de Salud y Acción Social.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 35
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Diferentes hipótesis referidas a los cambios migratorios.

Se debe definir las variantes en función del comportamiento futuro esperado


para la migración. Cuando se trata de describir la evolución de la población de
áreas menores, el principal elemento de incertidumbre resulta ser la estimación
de la migración interna que es el componente más inestable y en muchas
oportunidades el de mayor peso en el crecimiento de la población.

El proyectista debe elaborar tres hipótesis de migración que considere


diferentes saldos migratorios netos por quinquenio, variante alta, media y baja.

• Se debe ejecutar una proyección de población por sexo y grupos quinquenales de


edad, para lo cual se necesita:
¾Aplicar las relaciones de sobrevivencia por sexo y edad a la población base, a
fin de estimar cuantas personas de las presentes en el momento de partida
sobrevivirán en el quinquenio siguiente, considerando la evolución de la
mortalidad.
¾Estimar del número de nacimientos esperados en cada quinquenio de la
proyección, aplicando las tasas de fecundidad por edad correspondientes a las
mujeres en edades reproductivas (15 a 49 años) a la población femenina
proyectada.
¾Estimar de la población de 0 a 4 años de edad sobrevivientes al final de cada
quinquenio de la proyección, aplicando relaciones de sobrevivencia a los
nacimientos previamente proyectados.

A continuación se definen los indicadores demográficos más importantes para una mejor
interpretación del método.

• Fecundidad específica según edad: Número de nacimientos por mujer de un grupo


etario específico (por lo común, grupos etarios quinquenales, desde 15-19 a
40-44 años). Las tasas específicas de fecundidad de mujeres casadas por tramos de
edad están relacionadas con el número de nacimientos por mujer casada.

• Tasa total de fecundidad: Total de todas las tasas específicas por tramos etarios
(si éstas se encuentran agrupadas en tramos etarios quinquenales, el total se
multiplica por 5 para que arroje la Tasa total de fecundidad).

• Tasa bruta anual de natalidad: es el cociente entre el número medio anual de


nacidos vivos ocurridos durante un período determinado y la población media de
dicho período.

• Tasa global de fecundidad: representa el número de niños que en un período dado


habría nacido por cada mil mujeres sometidas a las tasas de fecundidad observadas
para ese período, bajo un supuesto de mortalidad nula desde el nacimiento hasta el
fin de la edad fértil.

• Tasa bruta de reproducción femenina: es el número medio de hijas nacidas vivas que
tendría una cohorte hipotética de nacimientos femeninos si estuviera sometida a un
repertorio dado de tasas de fecundidad por edad suponiendo que la mortalidad es
nula antes del término del período reproductivo.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 36
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Tasa bruta anual de mortalidad: es el cociente entre el número medio anual de


defunciones ocurridas en una población durante un período determinado y la
población expuesta al riesgo de morir durante ese período. Esta población equivale a
la población media del período.

• Tasa de mortalidad infantil: es el cociente entre las defunciones de menores de un


año y el total de nacimientos vivos de ese año o el número de nacimiento obtenidos
por ponderación entre aquellos ocurridos en el año en estudio y el anterior.

• Tasa neta de reproducción femenina: es el número medio de hijas nacidas vivas que
tendría una cohorte hipotética de nacimientos femeninos si estuviera sometida a un
repertorio dado de tasa de fecundidad y de mortalidad por edad.

• Tasa de crecimiento natural: se define generalmente como el cociente entre el


excedente anual de nacimiento sobre las defunciones y la población media en el
período considerado; es por lo tanto igual a la diferencia (algebraica) entre la tasa de
natalidad y la tasa de mortalidad.

• Tasa anual de migración neta: es el cociente entre el promedio anual de la migración


neta de un cierto período y la población media de ese mismo período.

2.2.8. Utilización de Otros Métodos para Efectuar la Proyección Demográfica

• El proyectista puede utilizar otro método de proyección demográfica diferente a los


detallados en estas normas, siempre que cuente con adecuada justificación teórica y
validación práctica, debiendo ser sometido previamente a aprobación del ENOHSa.

2.2.9. Selección del Método Adoptado

Los métodos más precisos para la determinación de población son aquellos en los cuales
intervienen variables socioeconómicas y movimientos migratorios, y son los que
requieren un mayor volumen de información.

Teniendo en cuenta que la información disponible es limitada, se deben hacer


proyecciones con diferentes métodos, para luego seleccionar aquel que se ajuste mas al
crecimiento de la localidad de acuerdo a la experiencia del proyectista.

2.2.10. Análisis de Consistencia

• La confiabilidad de los valores obtenidos a través de los métodos de proyección


disminuye a medida que la fecha de ejecución de los estudios se aleja del año de
realización del último censo de población. Por tal razón, es necesario analizar la
consistencia de la proyección confrontando las cifras estimadas por aquélla con la
evolución verificada por algunos indicadores demográficos indirectos, desde el año del
último censo disponible hasta la fecha de ejecución de los estudios.

• A tal efecto, se debe comparar la tasa de crecimiento demográfico implícita en la


proyección con la tasa de crecimiento que registren indicadores tales como:

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 37
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Matrícula escolar.
¾Cantidad de conexiones eléctricas.
¾Cantidad de conexiones de agua potable.
¾Padrón electoral.

• Otro indicador que puede utilizarse para corroborar la validez de las estimaciones, es el
número total de inmuebles edificados existentes en la localidad al momento de realizar
los estudios. El recuento de los inmuebles se puede llevar a cabo en oportunidad de
efectuar eventuales encuestas socio-económicas. A partir del número total de
inmuebles se puede estimar el número total de habitantes multiplicando el total de
viviendas por la cantidad promedio de habitantes por vivienda. La relación
habitantes/vivienda es un valor que puede obtenerse del último censo o de los datos
recogidos por la encuesta que se realice en la localidad. No obstante, conviene aclarar
que los datos sobre población que se infieran de la encuesta sólo pueden ser tomados
como estimaciones.

• Si en la comparación de la proyección demográfica con respecto al promedio de los


indicadores indirectos, incluidas las encuestas, se produjera un desvío significativo, se
debe reemplazar el método de proyección por otro que minimice la diferencia entre el
dato de población total que arroje el método adoptado y la población total que se infiere
de los indicadores.

2.2.11. Distribución Espacial de la Población Futura

• Además de la proyección demográfica (cantidad futura de habitantes) el proyectista


debe definir la distribución espacial de la población futura dentro de la extensión de la
planta urbana prevista para el final del período de diseño. Para ello, se debe partir de la
distribución actual de la población sobre la planta urbana y analizar las tendencias de
expansión de esta última y las tendencias de densificación demográfica.

• Para determinar la cantidad de inmuebles existentes en cada zona, al momento de


realizar los estudios se puede recurrir a los datos de eventuales encuestas
socioeconómicas, a la información por radios censales, a información catastral,
fotografías aéreas y al recorrido de la localidad. Con estos datos se puede calcular el
porcentaje de inmuebles existentes en cada zona respecto de la cantidad total de
inmuebles de la localidad. Basándose en estos porcentajes y la densidad de habitantes
por vivienda se puede distribuir la población total por zonas, obteniéndose la distribución
espacial actual de la población.

• Para estimar la distribución espacial de la población futura se debe analizar el posible


destino de las parcelas vacantes, dinámica de la construcción y localización de
viviendas y edificios. En base a las disposiciones de los Planes Directores y Códigos de
Planeamiento Urbano se debe adoptar hipótesis de crecimiento diferenciado por zonas,
que pueden ser expresadas en porcentaje de viviendas o de densidad demográfica. Si
se verificara que en alguna de las zonas la población alcanza el valor de saturación, se
debe detener el crecimiento de la misma en dicho valor y se deben recalcular los
porcentajes iniciales de las restantes sin considerar los inmuebles de la zona saturada,
efectuando luego la proyección con los nuevos porcentajes.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 38
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Con los resultados obtenidos se debe indicar la distribución de la población futura sobre
la planta urbana futura, definiendo la densidad en habitantes/hectárea y la población
total de cada zona, en un plano de la localidad.

2.2.12. Población Temporaria

• En aquellas localidades donde se produzcan variaciones temporarias de población


durante el año (debido al turismo o a determinadas actividades temporarias) el
proyectista debe estudiar la situación existente (capacidad de alojamiento, afluencia de
turistas, demanda de trabajadores temporarios, etc.) y definir la población temporaria
actual, el período en el que ocupa la localidad y la distribución espacial de la misma.

Asimismo, se debe analizar las tendencias de evolución de la actividad que da origen a


esa población temporaria y formular las hipótesis de proyección y distribución espacial
de la misma acordes con dichas tendencias, dentro del período de diseño.

Los valores de población temporaria actual y futura se deben presentar en forma


discriminada respecto de la población permanente de la localidad.

2.2.13. Representación Gráfica

En todos los casos, el proyectista debe incluir, en la documentación a presentar, una


representación gráfica de la evolución de la población, que comprenda los últimos tres
censos nacionales, el valor obtenido de eventuales encuestas socio-económicas y los
valores asignados para el período de diseño para los diferentes métodos de proyección
utilizados.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 39
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

3. ESTUDIO DE OFERTA Y DEMANDA DE LOS SERVICIOS

3.1. DEMANDA DE SERVICIOS

Se define como demanda en un servicio de agua potable, a la cantidad y calidad de agua


que satisface los requerimientos de los usuarios, incluyendo además todos aquéllos usos
no directamente requeridos por los usuarios residenciales, pero que hacen al
funcionamiento de toda la infraestructura social y al sistema de abastecimiento en
particular.

El proyectista debe tener en cuenta que para la satisfacción de dicha demanda pueden
existir condiciones particulares como:

• Limitaciones por producción insuficiente.

• Estado operativo de las redes que puede dar origen a:


¾Caudales insuficientes.
¾Bajas presiones.

• Inadecuada calidad del agua.

• Régimen tarifario aplicado.

3.2. OFERTA DE SERVICIOS

Se debe considerar el análisis de la Oferta de Servicios como uno de los puntos más
importantes del Proyecto, configurando un panorama de opciones aplicables, realizables
y sostenibles en el tiempo.

El proyectista debe realizar la determinación lo más precisa posible, del estado actual de
cada instalación a fin de tener un conocimiento acabado de cada parte componente del
sistema.

En el caso de reacondicionamiento o ampliación de un sistema de abastecimiento de


agua potable se debe, al menos, identificar y cuantificar las máximas prestaciones
alcanzables por los siguientes integrantes del sistema actual:

• Fuentes de agua.

• Obras de captación.

• Conducciones de agua cruda.

• Conducciones de agua tratada.

• Instalaciones de elevación de agua cruda.

• Instalaciones de elevación de agua tratada.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 40
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Instalaciones de potabilización de agua, considerando separadamente cada una de


las partes que lo integran.

• Reservas de agua cruda.

• Reservas de agua tratada.

• Instalaciones principales y auxiliares de desinfección.

• Sistema de conducciones principales de distribución de agua (redes maestras).

• Sistema de conducciones secundarias de distribución de agua (redes secundarias).

• Instalaciones eléctricas y de fuerza motriz.

• Conexiones domiciliarias.

• Sistemas de Pitometría, Macro y Micro medición.

• Sistemas de mando, telemando y control operacional.

• Relación de cobertura del sistema de agua potable con el sistema de desagües.

Se debe realizar una verificación de la capacidad máxima de cada elemento componente


del sistema en base a la cual se debe definir la situación al momento de planificar el
proyecto y sus etapas la que debe incluir el estado de las instalaciones desde el punto de
vista de la vida útil y la capacidad hidráulica. En el caso de las unidades de tratamiento se
debe analizar la capacidad en función de las características de cada unidad integrante del
tratamiento en base a la presente norma, a fin de determinar las máximas prestaciones
actuales y futuras posibles.

Luego de realizada la verificación el proyectista debe definir las medidas de optimización,


rehabilitación y ampliación de los sistemas.

El proyectista debe plantear, como mínimo, dos alternativas a partir del conocimiento de
la máxima capacidad de prestación y de la cantidad de agua no contabilizada. Estas
alternativas deben permitir analizar diferentes soluciones para la recuperación de
capacidades y los costos consecuentes de los trabajos que es necesario realizar para la
adecuación de las instalaciones.

Para ello se debe analizar:

• Instalaciones en su estado actual y su producción histórica, en base a la información


procesada.

• La prestación a alcanzar por las instalaciones reacondicionadas y/o rehabilitadas,


para lo que debe estimar el incremento de capacidad en base a los trabajos a
realizar y cuantificar el agua destinada a cada uso.

Se debe conocer la demanda y su variación en el tiempo y compararla con la oferta


actual, de lo que debe surgir para cada año en análisis el déficit que es necesario cubrir.
La cobertura de este déficit debe ser realizada atendiendo a los criterios de costo mínimo,
que consideran períodos de diseño usualmente aceptables como óptimos para cada
parte componente del sistema en estudio.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 41
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

El análisis de oferta debe incluir no sólo las instalaciones desde un punto de vista
cuantitativo, expresado en cantidades de agua a proveer sino también contemplar el
concepto de calidad de servicio, lo que significa tener en cuenta la presión disponible en
las redes y la calidad del agua suministrada.

3.3. ESTUDIO DE DEMANDA

El Modelo de Demanda debe acompañar al proyecto a toda su planificación y gestión e


inclusive en las evaluaciones expost destinadas a verificar su funcionamiento y a
introducir correcciones en los supuestos de base para futuros proyectos.

La capacidad de las obras a ejecutar debe ser el resultado de los caudales esperables
como medios, máximos (diarios y horarios) y mínimos. El proyectista debe asumir valores
típicos zonales o regionales para los coeficientes de pico, a aplicar sobre los caudales
medios resultantes.

Los caudales se deben determinar según el Numeral 2.1.4 del presente Capítulo de esta
Norma.

Para definir los parámetros iniciales del proyecto se debe realizar el diagnóstico que debe
integrar todo proyecto. La identificación de los problemas y las respuestas a las
cuestiones que se plantean en el diagnóstico son imprescindibles para lograr implementar
un adecuado Modelo de Demanda.

El diagnóstico debe considerar los siguientes aspectos:

• Caracterización de las zonas de servicio según sus funciones: urbanas: industrial,


comercial, agrícola, mixto, subcentros, centros urbanos.

• Caracterización de las zonas de servicio por indicadores de estructura social.

• Caracterización de las zonas de servicio por niveles de consumo representativos,


tomando como base la experiencia e información disponible tal como producción y
consumo per cápita, producción y consumo por unidad de consumo, etc.

• Identificación de grandes usuarios puntuales, actuales o presuntos.

• Evaluación de la población actual y futura esperable en cada zona de servicio, con


indicación de densidades y número de habitantes por vivienda.

• Tendencias de radicación de la población y de crecimiento del área.

• Definición de los parámetros del servicio existente en cada zona incluyendo


cobertura poblacional del sistema de abastecimiento de agua, la cobertura
poblacional del sistema de desagües cloacales en los casos de existir, el estado
general de los sistemas tipo de fuentes de producción de agua
(superficial/subterráneo), la disposición de efluentes (redes colectoras, pozos
sépticos, etc.) la disposición de los efluentes de los procesos de potabilización, la
cantidad de agua producida y la disponibilidad de producción.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 42
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Características del agua potable y de la red de abastecimiento de agua: edad,


presión operativa, funcionalidad (grado de incrustación, pérdida de carga, frecuencia
de averías, tipo de averías, etc.), roturas de derivaciones domiciliarias.

• Interrelación entre el sistema eléctrico y el sistema de agua potable, lo que en


algunos casos puede adquirir significativa importancia dada la configuración de los
mismos atendiendo a la necesidad de establecer suministros alternativos de energía
en puntos singulares si el sistema eléctrico denota fallas críticas.

• Cobertura de servicios técnicos: cuadrillas de reparación, servicios de


mantenimiento, obras de rehabilitación ejecutadas y proyectadas.

• Variables que reflejen la relación entre costos operativos, costos de mantenimiento,


costos de nuevas obras, tarifas y recaudación, para visualizar la problemática de la
incidencia de estos factores en la tarifa resultante y la respuesta de pago de los
usuarios.

El proyectista debe expresar los resultados en forma numérica y gráfica, en tablas y


planos, para facilitar su interpretación y análisis ya que constituyen la base del
conocimiento de la situación actual. Al mismo tiempo, esta información de base debe ser
compatible con los requerimientos del modelo de evaluación a aplicar, tanto en sus
contenidos como en los formatos y soportes informáticos en que se presenten.

3.3.1. Determinación de la Demanda Futura

Para la determinación de la demanda futura el proyectista debe tener en cuenta:

Cuantificar la demanda insatisfecha de la población actualmente abastecida, como


resultante de definir las fallas operativas (cortes periódicos, reducciones de caudales y
presiones en las redes, elevado número de fugas), insuficiencia de caudales, insuficiencia
de presiones y otras causas que impiden que el usuario satisfaga plenamente su
demanda en tiempo y forma.

Para estimar de la demanda de agua debe conocer detalladamente el entorno del


sistema y en particular las previsiones sobre el crecimiento demográfico, el aumento del
consumo por habitante y los planes de desarrollo que pueden influir en la demanda
industrial u otras.

Debe tener en cuenta en el análisis, que:

• La ejecución de un proyecto de abastecimiento de agua potable puede modificar la


situación en una localidad, estimulando el desarrollo de algunos sectores o incentivar
a la población aledaña a radicarse dentro del radio servido por la red de distribución.

• Los posibles cambios de las expectativas y las necesidades percibidas de la


comunidad se traducen en una mayor demanda de agua. El diseño debe ser flexible
para que esta evolución no perturbe el funcionamiento del sistema.

• Se debe considerar no sólo los volúmenes de agua que son consumidos por los
usuarios, sino también las pérdidas dentro de sus sistemas domiciliarios.

• Se debe evaluar, en forma realista, el agua perdida en la distribución.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 43
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

3.3.2. Modelo de Demanda

El proyectista debe desarrollar un Modelo de Demanda que permita definir la magnitud


del problema y plantear soluciones adecuadas para el mismo. La concepción inicial del
mismo puede variar sustancialmente a lo largo del desarrollo de las distintas etapas del
trabajo, pero debe servir de base para iniciar las acciones a partir de datos conocidos o
asumidos, permitiendo relacionar muchas de las variables y estudiar la incidencia de
cada una de ellas en los resultados finales.

El Modelo de Demanda que debe ser planteado desde la concepción misma del sistema
suministrando información necesaria para:

• Analizar la proyección de la demanda como base del diseño del sistema.

• Realizar el seguimiento posterior de la evolución de la demanda, con el sistema


implementado, de tal manera que se puedan realizar correcciones adecuadas,
anticipando los efectos de las modificaciones originadas por las variables.

• Realizar estudios de sensibilidad del comportamiento de la demanda y


consecuentemente del sistema, frente a variaciones acotadas de las variables.

• Definir la oportunidad de las inversiones.

• Analizar alternativas de evolución de la demanda, frente a la definición de diferentes


situaciones de cobertura y sus efectos sobre el sistema y las inversiones.

El Modelo de Demanda debe establecer las dotaciones de agua potable y dotación


aparente de agua potable, según los numerales 2.1.3 y 2.1.4 del presente Capítulo de
esta Norma. Sobre la base del conocimiento de las características de la población a
servir, sus actividades y su evolución futura.

El horizonte de análisis y el paso del tiempo deben ser fijados por el proyectista, de
acuerdo a las características especiales de cada proyecto. Habrá un paso de tiempo
standard (por ejemplo de (1) un año), el que puede ser variado adecuándolo a las
condiciones particulares de la situación que se analiza.

El modelo de demanda debe explicitar para cada año los siguientes parámetros de
diseño, con la descripción, breve pero muy clara, del contenido de la variable. Las
unidades de la variable se deben expresar en las unidades de acuerdo a su aplicación y a
formas usuales. En el caso de los pueden requerirse resultados en: [m3/día ], [m3/hora ],
[m3/seg ], [l/seg ].

• Población total.

• Habitantes por vivienda.

• Cobertura de agua potable.

• Población servida con agua potable.

• Unidades de consumo.

• Conexiones.

• Relación entre Unidades de consumo y conexiones domiciliarias.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 44
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Incremento anual de las unidades de consumo.

• Cobertura de desagües cloacales.

• Población servida con desagües cloacales.

• Dotación media de consumo.

• Dotación media diaria de producción resultante.

• Dotación máxima diaria de producción resultante.

• Consumo medio domiciliario de agua potable de agua potable.

• Consumo medio de grandes usuarios.

• Consumo medio total de agua potable.

• Porcentaje de agua no contabilizada.

• Demanda media diaria de agua potable.

• Coeficiente de pico estacional.

• Coeficiente de pico horario.

• Demanda máxima diaria de producción de agua potable.

• Demanda máxima horaria de producción de agua potable.

A partir del Modelo de Demanda debe ser posible establecer alternativas de las variables
estudiadas precedentemente, con lo que se debe obtener un panorama variado de
demandas esperables, éste debe poder ser ajustado de acuerdo a los condicionamientos
económicos, financieros y ambientales que surjan de las respectivas evaluaciones.
También debe permitir realizar un estudio de sensibilidad analizando cómo incide sobre
alguna variable, las variaciones posibles de otras variables.

El proyectista debe explicar la metodología de cálculo de cada uno de los parámetros


incluidos en el modelo.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 45
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

4. INVESTIGACIONES TÉCNICAS DE CAMPO

4.1. ESTUDIOS TOPOGRÁFICOS

4.1.1. Aspectos Generales


4.1.1.1. Alcance de Estas Normas

Las presentes normas están destinadas a establecer pautas relacionadas con la consulta
y compilación de antecedentes, mediciones en el terreno, obtención de información por
teleobservación (aerofotogramétrica y remota en general) y su procesamiento, hasta
llegar a la elaboración de documentos útiles para la evaluación, planificación, diseño,
construcción y mantenimiento de las obras de captación, potabilización, almacenamiento,
transporte y distribución de agua potable. Cubren asimismo los trabajos de agrimensura
relacionados con los inmuebles afectados.

Las especificaciones tienen el carácter de requerimiento mínimo y en casos particulares


las exigencias específicas del diseño o construcción podrían dar lugar a mayor
rigurosidad en exactitud y densidad de información, como así también puede presentarse
la oportunidad de que se disponga de datos que superen la calidad y cantidad mínima
prevista.

4.1.1.2. Tipos y Finalidades de Estudios Topográficos

Globales

Son estudios topográficos globales los destinados a la evaluación general, incluyendo


zonas periféricas, con el objeto de poder representar aspectos socioeconómicos, nivel
general de servicios existentes, zonificación, población y sus pautas de crecimiento,
alternativas de uso de fuentes de suministro e impacto ambiental.

Las escalas de representación de los documentos gráficos en estos casos oscilan entre
1:10.000 y 1:50.000. Escalas menores (1:250.000 a 1:1.000.000) pueden ser útiles para
la planificación regional de obras de transporte en áreas que deban servirse de fuentes
lejanas.

Del área a servir

Son estudios topográficos del área a servir los destinados a brindar información
planialtimétrica del área urbanizada y la de diseño, que incluye expansiones previsibles,
con el objeto de complementarla con información de infraestructura existente y de calidad
de suelos, a fin de permitir el diseño de las obras de captación, potabilización,
almacenamiento, transporte y distribución, hasta donde puedan producirse efectos
sensibles. Las escalas a prever en estos casos varían entre 1:2.000 y 1:10.000.

En los planos deben figurar datos de puntos de referencia, en especial ubicación y cotas
de puntos fijos. También deben figurar coordenadas de puntos de referencia planimétrica,
cuando deba procederse al replanteo de trazas en áreas de diseño en donde los detalles
edilicios no son suficientes para definir su emplazamiento durante la construcción.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 46
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

De detalle

Son estudios topográficos de detalle los destinados al diseño y posterior replanteo de las
obras de captación o potabilización. Además de proveer características de las
construcciones existentes y la planialtimetría del terreno, deben permitir el vuelco de la
infraestructura y los servicios existentes, como así también de la información geotécnica.

Las escalas de estos planos varían entre 1:100 y 1:1.000 y pueden ser complementados
con cortes de secciones en donde la escala vertical sea mayor aún (1:20, 1:25, 1:50,
etc.).

Deben contar con puntos planialtimétricos de referencia para el control y cómputo de


excavaciones, construcciones y montajes, con la posibilidad de proveer apoyo para
futuros controles y mantenimiento.

La información debe servir para la confección de los planos de proyecto y posteriormente


como base para la elaboración de los planos conforme a obra.

De mensura y afectaciones

Los estudios topográficos de mensura y afectaciones son utilizados para la compra,


transferencia o expropiación de inmuebles en los que se prevén implantar
construcciones, para la determinación de las indemnizaciones a que hubiere lugar por
mejoras afectadas o para dejar documentadas eventuales servidumbres relacionadas con
la infraestructura.

Las escalas y especificaciones están sujetas a las modalidades de las instituciones de


fiscalización parcelaria y catastral que tengan jurisdicción, no obstante ello, se trata que
estén comprendidas entre 1:500 y 1:5.000.

4.1.2. Especificaciones Para Estudios Globales


4.1.2.1. Antecedentes a Consultar
• Cartas del Instituto Geográfico Militar, preferentemente a escalas 1:50.000 y
1:100.000. Las de escala menor (1:250.000 ó 1:500.000) se utilizan solamente en los
casos de planificación regional previstos en 2.1.1.2 (Globales).

• Cartas de la Dirección Nacional de Minería y Geología, escala 1:250.000


complementado con el plano correspondiente a escala 1:100.000 con la morfología.

• Cartas y planos efectuados por instituciones nacionales, provinciales, municipales o


privadas para diversos fines, especialmente los que corresponden a escalas mayores
de 1:100.000 (1:50.000, 1:25.000, 1:20.000, 1:10.000, 1:5.000, 1:2.500, etc.).

• Productos de sensores remotos, especialmente falsos colores compuestos a partir


de satélites LANDSAT, SPOT, etc., elaborados por:
¾Comisión de Investigaciones Espaciales (CNIE).
¾Centro de Análisis y Procesamiento de Imágenes Satelitarias (C.A.P.D.I.S.,
Prov. de Buenos Aires).

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 47
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Empresas privadas especializadas en el tema.

• Copias por contacto de imágenes de vuelos aerofotogramétricos. Para orientar la


consulta de esta información se aconseja recurrir a la publicación H 1032 del Servicio
de Hidrografía Naval "Inventario de Levantamientos Aerofotogramétricos Sobre
Centros Urbanos.

• Planos generales de la infraestructura sanitaria y de servicios complementarios que


correspondan a la localidad en estudio disponibles en el Ente o Empresa prestadora
de los servicios.

• Publicaciones Náuticas, cartas y planos del Servicio de Hidrografía Naval y de la


Dirección Nacional de Vías Navegables.

• Fotografías satelitarias de origen soviético (SOJUZKARTA).

• Productos de satélites de investigación, por ejemplo ERS (Europeo).

• Datos procedentes de Sistemas de Información Georeferenciada (GIS, LIS) y


fotografías, filmaciones o videofilmaciones de reconocimientos aéreos, disponibles
en otros organismos o empresas privadas.

4.1.2.2. Documentos a Elaborar

De acuerdo a las características fisiográficas de la zona y a la infraestructura implantada,


como así también en función de la orientación general del proyecto a desarrollar, se debe
adoptar una escala. Para su elección deben servir de referencia las previsiones
formuladas en 4.1.1.2 (Globales).

En el caso de planificaciones regionales, la escala (generalmente pequeña) se debe


prever siguiendo los lineamientos del siguiente detalle:

• Cuencas de llanura con leves singularidades:


¾Menores de 100 km2: 1:50.000.
¾Entre 100 y 1.000 km2: 1:100.000.
¾Entre 1.000 y 10.000 km2: 1:200.000 a 1:400.000.
¾Mayores de 10.000 km2: 1:500.000 a 1:1.000.000.

• Cuencas de llanura con valles y cañadones profundos:


¾Menores de 20 km2: 1:50.000.
¾Entre 20 y 2.000 km2: 1:100.000.
¾Entre 2.000 y 10.000 km2: 1:200.000 a 1:300.000.
¾Mayores de 10.000 km2: 1:400.000 a 1:1.000.000.

• Cuencas de relieve pronunciado:


¾Menor de 10 km2: 1:50.000.
¾Entre 10 y 1.000 km2: 1:100.000.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 48
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Entre 1.000 y 10.000 km2: 1:200.000 a 1:300.000.


¾Mayores de 10.000 km2: 1:400.000 a 1:1.000.000.

El plano global se puede obtener como compilación de antecedentes y debe ser


complementado con información que surja de reconocimientos de la zona.

Debe elaborarse preferentemente a partir de cartas con base geométrica apoyada, en


donde la cuadrícula de coordenadas geográficas o planas generales (Gauss-Krüger) se
controla con los valores numéricos teóricos a fin de limitar la deformación de los
documentos impresos o copiados sobre material poco estable (papel en general).

La información de la carta apoyada (Instituto Geográfico Militar u otra referida a su


sistema geodésico) debe ser actualizada y complementada con los otros antecedentes
reunidos de acuerdo a 4.1.2.1 y los reconocimientos citados anteriormente.

Se puede obviar el vuelco de información que no sea útil al proyecto y simplificar la que
se expone en trabajos de mayor detalle.

Preferentemente para su elaboración se debe adoptar el sistema de coordenadas planas


Gauss-Krüger, en cuyo caso se debe(n) indicar la(s) hoja(s) cartográfica(s) que
sirvió(eron) de base.

Cuando se utilicen coordenadas de otra naturaleza se debe indicar sus características y


en el supuesto caso de no contar con los antecedentes respectivos se debe indicar
"Sistema geodésico y proyección no evaluados".

El documento se debe elaborar preferentemente en forma digital bajo un sistema CAD.


Se puede fraccionar en láminas de acuerdo a los formatos que se prevean en la
presentación de planos, y en cada lámina se debe hacer constar un croquis de ubicación
las mismas a una escala reducida entre 1/5 1/20 de la original, en donde quede resaltada
la correspondiente.

El área representada debe extenderse lo necesario para abarcar orígenes de incidencias


sobre el lugar en estudio y hasta donde se prevea que puedan producirse efectos
sensibles sobre el ambiente, como así también otras localidades o zonas de explotación
o servicio.

4.1.2.3. Apoyos y Procesos Especiales

Si bien el documento previsto en 4.1.2.2 en general va a surgir de compilación, con el


auxilio de procesos de digitalización o de ampliaciones o reducciones ópticas,
fotográficas o mecánicas, la eventual carencia de antecedentes cartográficos confiables
puede llevar a la necesidad de tener que elaborar tal información a partir de datos
vírgenes. En tal caso se debe recurrir a información digital de sensores remotos o a
vuelos aerofotogramétricos a escalas entre 1:20.000 y 1:80.000 a fin de minimizar el
costo del apoyo y proceso.

En general se debe prever la confección de una planimetría y solamente se debe recurrir


a la elaboración de una planialtimetría cuando el proyecto lo requiera especialmente y se
cuente con la posibilidad de efectuar una restitución aerofotogramétrica o proceso
tridimensional de imágenes satelitarias.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 49
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Se debe determinar un mínimo de puntos de control terrestre para poder efectuar las
correcciones geométricas de las imágenes remotas o la aerotriangulación del bloque
aerofotogramétrico.

Dicho apoyo se puede obtener mediante operaciones topográficas con tolerancias tres
veces superiores a las que se prevén en 4.1.3. También se puede utilizar
determinaciones geodésicas satelitarias relativas con un receptor ubicado en un punto
materializado al que se le fijen coordenadas para los trabajos previstos en 4.1.3. y el otro
en los detalles elegidos para el apoyo o puntos que los determinen. Para ello se deben
utilizar equipos aptos para apoyo geodésico topográfico mediante diferencias de fase
(simples, dobles o triples) o bien mediante pseudo-distancias relativas ("relative
pseudorange").

Las coordenadas horizontales se deben adoptar directamente del proceso relativo a partir
del punto de referencia anteriormente citado. Las cotas, en cambio, se deben corregir a
partir de la que se adopte para dicho punto y las de otros cuatro puntos distribuidos en las
proximidades del perímetro de la zona a levantar como mínimo, las que se deben
transportar mediante nivelación geométrica o trigonométrica con distanciómetro
electroóptico con visuales no mayores de 2 Km. Eventualmente se pueden usar visuales
mayores, en cuyo caso la medición se debe efectuar en forma recíproca y simultánea
para cada desnivel.

En el caso de preverse un proceso aerofotogramétrico, el mismo se debe llevar a cabo


mediante restitución en donde cada modelo cuente con cuatro puntos apoyados próximos
a las esquinas del mismo; si la zona a restituir fuera mucho menor que el modelo, la
ubicación de los puntos puede concentrarse cubriendo la periferia de la superficie a
utilizar. Tal apoyo se puede obtener a partir de una aerotriangulación apoyada en los
puntos del terreno previstos anteriormente. Dicha aerotriangulación debe concatenar
modelos consecutivos y laterales a fin de lograr la mayor homogeneidad posible en el
ensamble de la información.

4.1.3. Especificaciones Para Estudios Sobre el Area a Servir


4.1.3.1. Antecedentes a Consultar
• Los descriptos en 4.1.2.1. para estudios globales.

• Planos de detalle de infraestructura sanitaria y de servicios complementarios.

• Monografías y valores de puntos de referencia planimétricos y altimétricos


disponibles en la localidad y sus proximidades.

• Documentación sobre la planificación y uso real del territorio afectado por el diseño.

4.1.3.2. Apoyo Horizontal

Se debe dar prioridad al aprovechamiento de puntos trigonométricos de la Triangulación


General del País efectuada por el Instituto Geográfico Militar (I.G.M.) con valores
referidos al sistema POSGAR o al sistema Campo Inchauspe 1969 y que correspondan a
los denominados primero y segundo orden.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 50
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Como alternativa pueden emplearse otros puntos, preferentemente relacionados al


sistema anterior.

En el caso de no disponerse de apoyos previos se debe adoptar un sistema local referido


en general, mediante uno de los métodos que se detallan a continuación, por prioridad de
conveniencia:
1). Traspaso relativo de posición a dos puntos mediante posicionamiento satelitario a
partir de los puntos del I.G.M. citados anteriormente.
2). Determinación aislada mediante posicionamiento satelitario, aplicándole la
corrección que provea el I.G.M. para referirlo al sistema POSGAR o al sistema
Campo Inchauspe 1969. Esta determinación se debe complementar con una
orientación tal como se prevé en el siguiente punto (3).
3). Punto en el cual se leyó la latitud y longitud de una carta del I.G.M. a escala
1:50.000 o 1:100.000 y se estableció una orientación desde el mismo mediante
determinación astronómica de acimut o bien una determinación giroscópica con
error no mayor de 30 segundos sexagesimales.
4). Punto en el cual se efectuó una determinación astronómica de latitud, longitud y
acimut de una dirección que parta del mismo.

A partir de ese origen básico se debe establecer una densificación de apoyo planimétrico
a fin de que la referencia de posición de las obras sea coherente a lo largo de las
distintas etapas (planificación, diseño, construcción, ampliación, mantenimiento, etc.).

La cantidad de puntos materializados debe variar en función de las necesidades


específicas; como orientación general se puede considerar alrededor de un punto por
kilómetro cuadrado. Para facilitar el uso y preservar las marcas se debe prever sobre
construcciones existentes tales como edificios o tanques de mampostería u hormigón.

En el caso de tener disponibles varios puntos trigonométricos previos distribuidos en el


área, la densificación se debe efectuar mediante triangulación, previa verificación de la
coherencia entre los mismos mediante control de por lo menos una distancia y un ángulo;
se acepta una diferencia de hasta 1:10.000 en la distancia y de hasta 20" en la
comprobación angular.

Dicha red debe estar conformada de modo tal que cada punto se pueda obtener por lo
menos por dos caminos independientes y que uno de ellos sea a través de intersección
directa con ángulo formado por visuales o distancias comprendidas entre 40 y 140, o
poligonal. Los errores de cierres angulares de figuras cerradas, o entre caminos que se
puedan establecer entre orientaciones fijas de puntos conocidos, deben estar por debajo
de

± 20" . (n0,5 + 1)

donde n es el número de estaciones angulares que intervienen en el control.

Independientemente de ese control angular, las diferencias de coordenadas entre las dos
soluciones intersecciones mencionadas deben estar por debajo de

± 0,20 m * Km

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 51
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

donde Km es el promedio de las distancias entre los puntos anteriores y el que se toma en
consideración para verificar, expresado en kilómetros.

Preferentemente la red se debe compensar por mínimos cuadrados, método de variación


de coordenadas, pero pueden emplearse otros métodos de ajustes que distribuyan
equitativamente las discrepancias de cierre.

Alternativamente, en estos casos de varios puntos dados como referencia inicial, se


pueden utilizar los procedimientos que se describen a continuación los cuales son
también aptos para desarrollar apoyos desde un punto conocido con orientación dada de
acuerdo a las previsiones precedentes.

Triangulateración (Combinación de mediciones de distancias y direcciones)

Con esta técnica cada punto debe poderse obtener como mínimo a través de una
poligonal simple o traspaso polar desde puntos conocidos y debe poder verificarse con un
camino adicional mediante cualquier combinación independiente de direcciones o
longitudes medidas.

Las distancias se deben medir con distanciómetro electroóptico que asegure diferencias
menores a la siguiente en una base de contraste:

± 0,02 m . (K + 1)

siendo K la distancia expresada en kilómetros, y los ángulos con teodolito cuya lectura
por estima se pueda garantizar dentro de 10 segundos sexagesimales.

Toda distancia que tenga una inclinación superior a 20 minutos sexagesimales se debe
corregir por pendiente o desnivel.

Las estaciones angulares se debe efectuar como mínimo con dos reiteraciones, una para
cada posición de círculo.

Independientemente de ello, la solución entre el camino poligonal y el adicional no debe


diferir en más de

± 0,10 m . (Km+ 1)

donde Km es el promedio de distancias y/o visuales involucrados en ambos caminos.

Poligonal mediante distanciómetro electroóptico y teodolito (o estación total)

La red debe estar conformada por circuitos que partan de un punto con posición y
orientación conocidas y cierren en otros con las mismas características o bien que
vuelvan al punto y orientación de arranque. Puede complementarse con circuitos
adicionales que se originen y cierren en puntos y direcciones correspondientes a los
definidos anteriormente.

Las mediciones de lados y direcciones se deben efectuar con los medios y precauciones
descriptos en Triangulateración.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 52
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Las tolerancias de cierre angular deben ser de:

• ± 20" . n0,5 para polígonos cerrados.

• ± 20" . (n0,5 + 1) para circuitos que salen y llegan a puntos de orientación conocida,
donde n es el número de estaciones angulares que intervienen en el control.

Los errores de cierre en coordenadas deben estar por debajo de las siguientes
tolerancias:

• ± 0,10 m . ((ΣK)0,5 + ΣK) para polígonos cerrados.

• ± 0,12 m . (ΣK + 2) para circuitos que salgan y lleguen a puntos conocidos distintos.
K es la sumatoria de las longitudes de los lados involucrados en el control, expresada
en kilómetros.

Dichas poligonales se deben compensar rigurosamente por mínimos cuadrados,


adoptando una relación de pesos entre lados y direcciones acorde con los
procedimientos utilizados, o bien mediante la clásica simplificación de compensar
previamente los ángulos y luego los residuos de coordenadas proporcionalmente a los
lados.

Posicionamiento satelitario relativo

Para estos trabajos se deben utilizar exclusivamente receptores geodésicos del Sistema
de Posicionamiento Global (GPS).

Los vectores se deben medir en sesiones que no estén por debajo de una hora de
registro efectivo con geometría aceptable (coeficiente HDOP por debajo de 5).
Eventualmente para distancias menores de 20 km, se puede utilizar sesiones de 10
minutos si el equipo cuenta con modalidad estática rápida para el cálculo de vectores. Se
deben tener en cuenta los desplazamientos entre el sistema local adoptado y el sistema
de las efemérides radiodifundidas (WGS-84, etc.) de manera tal que el procesamiento de
los vectores se efectúe en el sistema satelitario y luego se transfieran nuevamente las
posiciones al sistema local.

Como mínimo se deben utilizar dos receptores simultáneos y conformar poligonales de


vectores que se deben poder ajustar con los programas comerciales difundidos para tal
fin.

Ningún vector debe diferir del correspondiente compensado en más de 0,10 metros en su
componente polar (Z), ni más de 0,20 metros en sus componentes ecuatoriales (X, Y).

Poligonal clásica con teodolito y cinta de agrimensor

Este procedimiento se debe aplicar exclusivamente en localidades de llanura, donde la


red de apoyo no ocupe una superficie mayor de 3 km2.

Se deben establecer circuitos cerrados sobre sí mismos o con arranque y cierre en


puntos conocidos. La tolerancia angular es:

• ± 40" . n0,5 para el primer caso.

• ± 40" . (n0,5 + 2) para el segundo.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 53
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Los errores de cierre en coordenadas tienen tolerancias de:

• ± 0,5 m . (ΣK)0,5

• ± 0,5 m . ((ΣK)0,5 + 1) respectivamente

Las variables n y ΣK tienen los mismos significados que se definen en Poligonal mediante
distanciómetro electroóptico y teodolito.

4.1.3.3. Apoyo Vertical

Se debe efectuar un minucioso estudio de los puntos altimétricos implantados en la


localidad y sus proximidades, como así también de la naturaleza y exactitud de los
valores numéricos de sus cotas.

• Se debe adoptar preferentemente las cotas referidas a uno de los siguientes


organismos:
¾Instituto Geográfico Militar (I.G.M.).
¾Dirección de Vías Navegables (D.V.N., antes D.N.C.P. y V.N. y antes
Navegación y Puertos del M.O.P.).
¾Obras Sanitarias de la Nación (O.S.N.).

En el supuesto caso de que no se consigan los antecedentes de un punto localizado, este


se debe descartar y adoptar otra referencia existente en la zona, o en su defecto se debe
usar un valor arbitrario; en este caso se debe prever que el cero altimétrico quede
ligeramente por debajo del nivel mínimo al que puedan llegar las obras.

Los puntos fijos existentes se deben complementar con otros especialmente colocados
para completar la referencia altimétrica de la zona a servir de manera tal que exista una
densidad de entre cuatro y seis puntos por kilómetro cuadrado.

Preferentemente se debe colocar ménsulas de bronce o aluminio, con tetón y


nomenclatura grabada, empotradas en paredes de edificios robustos y de buen estado de
conservación, cuidando de que quede espacio para apoyar una mira verticalizada de
cuatro metros sobre los mismos. Donde no haya posibilidades óptimas se debe utilizar
construcciones menores, obras de arte y hasta mojones especialmente colocados para
tal fin. Eventualmente se debe utilizar placas horizontales con tetón y nomenclatura, que
se debe empotrar en la parte superior de estructuras aptas para tal fin.

Se debe prever uno o dos polígonos principales de nivelación topográfica geométrica que
pase por el(los) punto(s) de referencia, que deben llegar a la periferia de la zona a
estudiar. Dicha área debe cubrir la expansión de los sectores urbanizados dentro del
plazo para el cual se prevé la vigencia del proyecto, y los lugares cuya morfología y/o
características físicas incidan directamente en los servicios a establecer.

La densificación de puntos interiores se determina mediante nivelación topográfica


geométrica que arranque y cierre en puntos de los citados polígonos principales.

A continuación se describen las características que deben reunir las nivelaciones


mencionadas.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 54
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Nivelación geométrica topográfica de apoyo

Se deben utilizar instrumentos de horizontalización automática cuyo dispositivo


compensador asegure un retorno dentro de 3" o bien de nivel tubular con sensibilidad
directa mejor que 20"/div.2 mm con posibilidad de incrementarla (x4 a x5) mediante
prisma de coincidencia y aumento del ocular respectivo.

Las miras pueden ser de madera, plástico reforzado o metal con graduación centimetrada
o código equivalente, debiéndose cuidar que las articulaciones o los topes del sistema
telescópico no produzcan errores mayores de 1mm por acople, ni 2mm en la longitud
total.

En el caso de que la pendiente media del terreno supere el 2%, dichas miras deben
contar con nivel esférico para asegurar su verticalización.

Para los puntos de paso se deben utilizar apoyos metálicos (sapos) y el estado de
corrección del nivel se debe mantener de manera tal que la influencia vertical del error
esté por debajo de 1:5.000 de la inequidistancia.

Las distancias máximas instrumento-mira deben ser de 110 metros. La inequidistancia


(atrás-adelante) no debe superar los 4 metros por estación; si hubiese impedimentos para
lograr ello se debe medir el desnivel parcial en forma recíproca para compensar las
influencias de desajuste en colimación y efectos de curvatura/refracción.

En cada tramo entre puntos fijos la suma algebraica de las inequidistancias debe estar
por debajo de los 20 metros.

En el área se establece uno o dos polígonos principales de acuerdo a las previsiones


formuladas en 2.1.3.3. Las líneas que los conformen deben incluir las vinculaciones a los
puntos altimétricos que se tomen como referencia. Los tramos entre puntos fijos se deben
medir en ida y vuelta con una tolerancia para su suma algebraica de:

± 10 mm . K0,5

siendo K la distancia expresada en kilómetros recorrida entre ambos puntos fijos como
promedio de ambos itinerarios.

Para polígonos cerrados los errores de cierre de los desniveles promedio deben estar por
debajo de

± 6 mm . (ΣK)0,5

donde K es el perímetro del polígono cerrado recorrido expresado en kilómetros.

Para controles entre puntos fijos adoptados como referencia inicial se debe adoptar una
tolerancia de

± 6 mm . ((ΣK)0,5 + 2)

donde ΣK es la distancia recorrida entre los puntos fijos expresada en kilómetros. Cuando
tal acuerdo no se verifique no se deben aceptar las cotas conocidas como referencia

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 55
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

absoluta, es decir, se deben agregar líneas de nivelación entre los puntos existentes y
estudiar la coherencia del sistema. Si hubiere uno o dos puntos que difirieran de la
referencia media del resto, se debe proceder a corregirlos localmente, en cambio, si la
dispersión muestra claramente que la diferencia surge de poca precisión en los puntos de
referencia, se debe proceder a establecer un horizonte promedio y recalcular la totalidad
de la red.

La adopción de una referencia media se debe reemplazar por la que provee un punto, si
existen antecedentes que garanticen el valor de ese punto fundamental y se pueda
aceptar que su grado de estabilidad vertical sea óptimo.

En el área interna del(los) polígono(s) principal(es) se debe complementar la densidad de


puntos fijos con otras referencias altimétricas, hasta lograr la densidad prevista en
4.1.3.3, mediante nivelación topográfica geométrica que arranque y cierre en puntos fijos
de los polígonos principales.

Cuando el recorrido directo entre esos puntos de arranque y cierre supere 1,5 Km se
deben prever bifurcaciones de manera tal que ninguna línea entre nudos (puntos de
bifurcación) supere ese límite.

La tolerancia para los recorridos entre puntos de arranque y cierre debe ser de

15 mm . ((ΣK)0,5 + 1)

donde K es la sumatoria de distancias de tramos entre puntos fijos sucesivos del


recorrido que se somete a verificación expresada en kilómetros.

Cuando las pendientes medias del terreno superen el 2%, la vinculación de puntos de
relleno se puede efectuar mediante nivelación trigonométrica, dentro de los lineamientos
que se describen en Nivelación trigonométrica.

Establecidas las líneas de nivelación y adoptadas las cotas de referencia fijas, se debe
proceder a una compensación de la red por mínimos cuadrados, asignándole a los
desniveles pesos inversamente proporcionales al promedio de las distancias recorridas
en ida y vuelta; a los desniveles medidos solo en ida se les debe asignar un peso
inversamente proporcional a la distancia recorrida y dividido por raíz cuadrada de 2.

Nivelación trigonométrica

Para densificaciones con pendiente media superior a la prevista en Nivelación


Geométrica Topográfica de Apoyo, se pueden determinar cotas de puntos de relleno
mediante nivelación trigonométrica en donde los lados y los ángulos verticales estén
medidos con estación total o con distanciómetro electroóptico y teodolito, cuya lectura
angular permita asegurar 10" y en donde dichos ángulos se midan en las dos posiciones
de círculo.

En el cálculo de los desniveles se deben tener en cuenta los efectos de curvatura


terrestre y refracción. Cuando las distancias superen los 600 metros las mediciones se
deben hacer en forma recíproca y cuando superen los 2.000 metros la medición de
ángulos verticales debe ser también simultánea.

Eventualmente puede acotarse por este procedimiento puntos periféricos, fuera de los
polígonos principales, destinados a apoyo fotogramétrico o evaluaciones

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 56
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

complementarias, vale decir, para puntos que no son utilizados para apoyar la
implantación de conductos u obras civiles.

Para tramos que están destinados a la densificación de puntos fijos dentro del área a
servir se debe tomar la precaución de que las líneas a establecer no cuenten con más de
6 tramos de desniveles trigonométricos entre puntos fijos de polígono(s) principal(es)
(según 4.1.3.3 Nivelación Geométrica Topográfica de Apoyo) y se debe aplicar la
siguiente tolerancia de cierre entre cotas transportada y fija:

± 20 mm . (ΣK + 1)

donde ΣK es la sumatoria de distancias de niveles controlados por el circuito, expresada


en kilómetros.

La compensación se debe efectuar por mínimos cuadrados con pesos inversamente


proporcionales a los cuadrados de las distancias de los desniveles de cada tramo entre
puntos fijos.

Cruces de ríos o valles

Cuando sea necesario pasar las líneas de nivelación al otro lado de un río o valle y se
excedan las distancias instrumento mira previstos en Nivelación geométrica topográfica,
se deben efectuar mediciones de desniveles excéntricos recíprocos y simultáneos con
miras especiales o índice de lectura sobre la misma. Todo desnivel recíproco y
simultáneo se debe reiterar invirtiendo equipos y operadores.

Independientemente de las precauciones citadas en el párrafo anterior, se debe prever un


mínimo de dos cruces independientes, los que deben diferir en orientación entre 30 y
150 grados sexagesimales.

El polígono cerrado por ambos cruces y los tramos de nivelación que los vinculan debe
tener un error de cierre por debajo de 30 mm, tolerancia que se reduce cuando los
requerimientos de la evaluación hidráulica entre ambos lados sean más exigentes.

Además de nivelación geométrica, en estas operaciones se pueden utilizar instrumentos


con cuña y/o tornillo de elevación graduados u otro dispositivo previsto para tal fin.
También se puede utilizar nivelación trigonométrica dentro de lo previsto en Nivelación
trigonométrica, siempre y cuando se llegue a satisfacer la tolerancia entre ambos cruces.

La compensación del cruce se debe efectuar por mínimos cuadrados en forma aislada de
la red total asignándole peso infinito a los tramos laterales (que vinculan los cruces) y
peso inverso al cuadrado de la distancia a los cruces propiamente dichos. Esta
distribución de correcciones se debe efectuar después de haber compensado los
desniveles en las redes establecidas de cada lado.

4.1.3.4. Planialtimetría General

Adoptada la escala, de acuerdo a los requerimientos de diseño, se debe proceder a


confeccionar una planimetría que contenga fundamentalmente el trazado de calles,
edificaciones importantes e infraestructura en general. Pueden tomarse como referencia
las previsiones expuestas en 4.1.1.2.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 57
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Dicha planimetría puede surgir de una compilación de antecedentes (4.1.3.1.), en cuyo


caso se debe ajustar en base al apoyo horizontal efectuado de acuerdo a 4.1.3.2.

En caso de que las planimetrías antecedentes no cuenten con el grado de detalle o


exactitud necesario para el diseño, ni aún con ajustes, actualizaciones y mejoras que se
le pudieran agregar mediante reconocimientos y levantamientos topográficos parciales,
se debe prever la confección de dicha planimetría mediante restitución fotogramétrica o
levantamiento topográfico. A su vez, si las pendientes medias del terreno fuesen
superiores al 1% o si no se prevén obras de transporte por gravedad, se puede encarar la
planialtimetría completa mediante restitución. A continuación se describen las pautas a
seguir en cada caso, incluyendo la altimetría a agregar cuando la compilación o
restitución revistan carácter planimétrico exclusivamente.

Restitución planimétrica

Las escalas de vuelo a utilizar deben estar comprendidas entre 1:5.000 y 1:20.000 con
superposición longitudinal mínima del 60%. Si el área a procesar fuese reducida, se
puede proveer el apoyo mediante cuatro puntos fototopográficos planialtimétricos por
modelo, que estén identificados en los fotogramas. La exactitud en la determinación de
las coordenadas planialtimétricas de esos puntos debe ser de 0,5 metros con respecto a
los apoyos previstos en 4.1.3.2. y 4.1.3.3.

Si el área permite formar un bloque de aerotriangulación se puede apoyar una cantidad


menor de puntos pero no debe bajar de:

4 + 0,2 . M

donde M es el número de modelos a someter a aerotriangulación. Dichos puntos


fototopográficos deben estar ubicados preferentemente en la periferia del bloque.

Los cuatro puntos de apoyo por modelo a restituir, provengan de información topográfica
directa o de aerotriangulación, deben conformar un cuadrilátero que cubra no menos del
70% de la superficie a procesar dentro del modelo.

De la restitución descripta no se debe obtener información altimétrica.

Antes de proceder al dibujo definitivo del plano, la restitución debe ser complementada
con un reconocimiento "in situ" en donde queden aclaradas posibles interpretaciones
erróneas, tales como tipo de pavimento, discriminación de tapas de registro o bocas de
servicios implantados, etc.. Esa oportunidad se debe aprovechar para actualizar la
nomenclatura de calles, indicación de edificios públicos, etc.

Restitución planialtimétrica

Para este tipo de proceso las escalas de vuelo a utilizar deben estar comprendidas entre
1:3.500 y 1:10.000 con superposiciones entre 60% y 80%, debiéndose utilizar el mayor
porcentaje cuando la distancia principal (focal) de la cámara métrica de toma esté por
debajo de 150 mm. Los puntos de apoyo fotográficos deben posicionarse con errores por
debajo de 0.10 m en planimetría y 0.05 m en altimetría y su cantidad debe ser de:

4 + 0,2 . M

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 58
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

puntos planialtimétricos, con el agregado necesario de puntos exclusivamente


altimétricos para que haya, por lo menos, un punto con cota topográfico por modelo a
procesar. El significado de M es el mismo que se describe en Restitución planimétrica.

Para la distribución de los puntos de apoyo fotográficos planialtimétricos y para los que
correspondan al apoyo de cada modelo a restituir también se deben adoptar las
previsiones del apartado Restitución planimétrica.

La aerotriangulación debe presentar residuos por debajo de 0.25m en las tres


coordenadas. Eventuales desvíos mayores en los puntos de apoyo determinan el límite
para su eliminación o bien para la atenuación significativa de su peso como modalidad de
ajuste; el 60% de los desvíos debe estar por debajo de 0.10m y los puntos de apoyo que
hayan superado la tolerancia de 0.25 m no deben ser computados como tales.

Se deben acotar como mínimo los cruces de ejes de calles y un punto al medio de cada
cuadra urbana. Cuando haya construidos sumideros, bocas de tormentas o bocas de
registro de desagües pluviales o cloacales previos, se debe proceder también a su
acotamiento. Independientemente de los valores anteriores, se deben acotar fondos de
acequias, cunetas pronunciadas y veredas sobre todo cuando estas últimas presentan
singularidades fuera de lo común en su elevación respecto de los niveles de las calles.

En los sectores que entran en el diseño y no cuentan con edificaciones que definan el
amanzanamiento, se debe acotar el terreno natural con una densidad media de cuatro
puntos por hectáreas. Las curvas de nivel se deben obtener directamente por restitución
cuando las pendientes superen el 2%, para sectores más llanos dichas líneas deben
surgir de interpolación entre puntos acotados en forma individual con la densidad prevista
anteriormente.

Las curvas de nivel se deben trazar con equidistancias de un metro, en sectores de


pendiente menor, donde las mismas queden muy espaciadas, se debe trazar una
intermedia, de manera tal que en los mismos se cuente con equidistancia de medio
metro.

Cuando entren en consideración zonas de pendiente mayor, en donde las líneas de nivel
cada metro se aproximen entre sí con separación menor de un milímetro, se puede
aumentar la equidistancia a 2 o 5 metros, según convenga para la representación de la
morfología.

La línea interpolada de medio metro se debe graficar con trazos del orden de 1 milímetro
de longitud, las de metro o dos metros deben ser de trazo continuo y las que
correspondan múltiplos de 5 o 10 metros deben ser de mayor espesor. Se deben acotar
los puntos superiores o inferiores de los domos, hoyas o puntos de silla.

La información restituida debe verificarse y complementarse con un reconocimiento que


aclare los aspectos descriptos en el último párrafo de Restitución Planimétrica.

Levantamiento topográfico

En el caso que se cuente con una planimetría general previamente elaborada por
compilación o restitución planimétrica el levantamiento altimétrico se puede efectuar
mediante nivelación geométrica en donde los puntos se ubiquen con respecto a los
detalles graficados. En ese caso se debe arrancar con la nivelación en un punto fijo del
apoyo vertical (4.1.3.3.) y se cierra en otro, con una tolerancia de 3 cm. El estado de

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 59
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

corrección del instrumento debe ser el previsto en Niveles geométricos y los puntos del
terreno se pueden acotar con lecturas intermedias. Como mínimo se deben determinar
puntos en los cruces de ejes de calles y uno intermedio por cuadra, este se debe elegir
preferentemente en los cambios de pendiente. Complementariamente se deben acotar
sumideros, bocas de tormenta o registro, fondo de cunetas o acequias y veredas; cuando
no estén suficientemente definidos los niveles de veredas y calles (especialmente si son
de tierra o se encuentran en estado precario) se deben acotar umbrales representativos
de las viviendas laterales a la calle en estudio.

Se debe indicar los tipos de calzada (pavimento de hormigón, pavimento bituminoso,


empedrado, etc.) a fin de indicar esa característica en las planialtimetrías elaboradas.

Alternativamente ese levantamiento se puede efectuar mediante taquimetría


electroóptica, adoptando la misma tolerancia de cierre. En el supuesto caso que se haya
adoptado el apoyo previsto en Nivelación Trigonométrica, la tolerancia de 3 cm se debe
incrementar en un 50% (45 mm).

Cuando sea necesario efectuar el levantamiento planialtimétrico mediante operación


topográfica se debe utilizar preferentemente taquimetría electroóptica, la cual se puede
complementar con levantamiento ortogonal para definir anchos de calles, veredas, etc.,
especialmente cuando se trate de trazados tipo damero. En ese caso se debe aplicar la
misma tolerancia descripta en el párrafo anterior para altimetría y de:

± 0.2 m * (K + 2)

para planimetría, donde K es el recorrido poligonal entre puntos de apoyo (4.1.3.2.)


expresada en kilómetros.

Para levantamientos mediante cinta de agrimensor, escuadra óptica, etc. se debe aplicar
la misma tolerancia en planimetría. Preferentemente se debe evitar el uso de taquimetría
estadimétrica, la cual es aplicable exclusivamente en áreas reducidas y con pendientes
entre el 2% y el 10 %.

En las anotaciones, además de las lecturas, se debe dejar expresa constancia de las
características de cada punto determinado. Esta descripción se debe completar con un
croquis, en el cual se deben indicar medidas auxiliares, características de la
infraestructura de servicios públicos y detalles sobre la edificación o uso del suelo de los
predios cuyo frente se presenta hacia las obras a implantar.

En el caso de que dentro de las previsiones del proyecto se considere una traza que
atraviese terrenos no utilizados como calles o caminos, se debe efectuar el replanteo del
posible eje de dicha obra con la determinación planialtimétrica de los quiebres que se
prevean. A lo largo de esa línea se debe acotar un punto de terreno natural cada 25
metros y en todo sector en donde haya una pendiente transversal superior al 2% se debe
agregar un perfil transversal que se extiende 30 metros a cada lado, con la determinación
de un punto cada 10 metros en promedio, dándole preferencia a los cambios de
pendiente.

Además del levantamiento planialtimétrico del terreno con la densidad expuesta, se


deben indicar los límites de propiedades y edificaciones existentes dentro de la franja de
30 metros hacia cada lado.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 60
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Los posibles cruces de obras con infraestructura existente se deben levantar con el
detalle suficiente como para relacionar los elementos de referencia de las mismas,
especialmente los niveles que puedan identificarse.

Levantamientos batimétricos

Se deben efectuar especialmente en zonas que deben ser atravesados por sifones,
puentes, etc. o bien en donde deban proyectarse obras de toma o en donde sea
necesario establecer secciones de aforo o calcular volúmenes disponibles.

En correspondencia con este trabajo se deben analizar datos disponibles sobre la


hidrometría local, principalmente estadísticas de niveles de agua máximos y mínimos
ordinarios y excepcionales, valores de caudal, etc. En particular se debe tratar de vincular
las referencias altimétricas de esos estudios para poder relacionar el acotamiento del
fondo con los niveles críticos determinados.

Esos estudios deben buscarse en las instituciones nacionales o provinciales relacionados


con las evaluaciones hídricas. En el caso de no contarse con datos del área de estudio se
debe verificar si existen datos aguas arriba y aguas abajo que puedan ser útiles para este
fin. En ese caso se debe efectuar un análisis de la posibilidad de interpolar o extrapolar
esos datos, en función del comportamiento hidráulico del curso del agua, y si esa
posibilidad es viable se deben efectuar lecturas simultáneas en los hidrómetros
respectivos y el lugar a levantar para referir los niveles respectivos.

En el caso de que el objeto de estudio sea marítimo o el Río de la Plata, o esté


influenciado por sus efectos, puede recurrirse a la tabla de mareas, publicación anual del
Servicio de Hidrografía Naval. Si hay disponibles pilares de mareas u otra referencia
altimétrica de esa institución se debe proceder a su vinculación, en caso contrario se
deben nivelar "pelos de agua" durante la bajamar y durante la pleamar y se deben
transportar dicha referencia hasta los puntos fijos hasta contar con el relacionamiento
buscado. Dado que esa publicación está preparada para satisfacer requerimientos
específicos para la navegación, se debe recurrir al citado Servicio solicitando la
confección de un histograma con la distribución de las más bajas bajamares y las más
altas pleamares mensuales; en el caso de que los datos disponibles no agreguen
mayores elementos de juicio para los requerimientos del diseño, se deben adoptar como
referencias los niveles de pleamares y bajamares de las mareas de sicigias equinocciales
de perigeo que figuren en la citada tabla para el puerto patrón más próximo, efectuándole
el traslado por puerto secundario cuando se justifique de acuerdo al régimen
mareográfico local.

Si no se puede localizar ninguno de los datos citados se debe recurrir a pobladores


locales que recuerden niveles máximos y mínimos alcanzados y deben transportarse los
mismos hasta los puntos altimétricos previstos para apoyar los levantamientos.
Complementariamente se debe observar en la vegetación y accidentes costeros indicios
que puedan servir para avalar tal estimación.

Las técnicas para el levantamiento propiamente dicho se describen en 4.1.4.

En secciones de aforo se deben efectuar un perfil batimétrico sobre la traza prevista y


dos complementarios, agua arriba y abajo, a una distancia del orden del ancho del curso
de agua en su estado normal. Se deben dejar marcados puntos altimétricos a cada lado
de la sección y puntos planimétricos en la zona cercana que sirvan para el eventual
posicionamiento de los correntómetros en el momento del aforo.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 61
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Los levantamientos para evaluación de volúmenes se deben efectuar en función de la


escala de representación que se elija para el diseño. Como mínimo se debe prever una
línea de sondajes cada dos centímetros a esa escala, orientando dichas líneas en forma
perpendicular a las curvas de nivel predominantes o línea de costa del costado más
extendido.

Documento a elaborar

La escala y límites se deben establecer de acuerdo a lo previsto en Del Area a Servir.,


para su elección se debe tener presente la posible expansión de la zona urbana y el
emplazamiento de la(s) fuente(s) y la(s) planta(s) potabilizadora(s).

Dentro de la zona representada se debe poder volcar detalles de infraestructura existente


e información hidrogeológica, geomorfológica, edafológica, de vegetación natural,
ecológica, de fondos de lechos, de corrientes, de alturas de agua, caudales, variables
físicas, químicas y biológicas del agua, con la necesaria discriminación entre puntos de
medición o isolíneas que representen cada variable.

4.1.4. Especificaciones Para Batimetría

Estas especificaciones son de aplicación para levantamientos sobre espejos de agua,


tanto en el caso de trabajos sobre el área a servir como para estudios de detalle (4.1.5.).

4.1.4.1. Nivel de Referencia

Se debe adoptar el mismo nivel de referencia que se adopta para todos los trabajos
topográficos, de acuerdo a 4.1.3.2. No obstante ello, se deben vincular otros niveles
hidrométricos o mareográficos que estén vinculados a la variación del nivel de agua con
el fin principal de poder aprovechar valores estadísticos. Especialmente niveles máximos
y mínimos ordinarios y extraordinarios con su recurrencia.

4.1.4.2. Mediciones de Profundidad

Hasta dos metros de profundidad se puede utilizar una percha o vara graduada con
divisiones mínimas iguales o menores a un decímetro, con un peso en la parte inferior
que facilite su inmersión y una zapata con superficie mínima de 200 cm2 que impida su
penetración profunda en el fango.

Para profundidades mayores, o como alternativa en reemplazo de lo admitido en el


párrafo anterior, se debe utilizar un registro ecográfico que cumpla con las siguientes
condiciones:
1). Escala vertical del ecograma 1:100 o mayor.
2). Velocidad de registro 3 cm/ minuto o mayor.
3). Frecuencia de transductor 150 a 250 Khz, pudiendo contar con una frecuencia
adicional menor que opere simultáneamente.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 62
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

4). Posibilidad de ajuste del valor de la velocidad de propagación en el agua, ya sea


introduciendo el valor determinado en el caso de sondas digitales o adecuando la
velocidad de barrido del registro sobre el diagrama en el caso de sondas mecánica-
electrónicas.
5). Posibilidad de imprimir en el diagrama marcas de sincronización con datos de
posicionamiento.
6). Posibilidad de bajar una placa de contraste bajo el transductor para la
determinación del valor real de velocidad de propagación.
7). Estabilidad de la determinación de la profundidad con un error no mayor de
1:1.000, aún ante eventuales fluctuaciones en la alimentación eléctrica.
8). Registro sobre papel seco.
9). Apertura del haz del transductor igual o menor que 7 grados sexagesimales.
10). Posibilidad de cambiar de fase o rango de registro con indicación en el diagrama
(por ejemplo 0 - 15 m, 15 - 30 m, etc.).
11). Alcance que cubra hasta la máxima profundidad prevista en el levantamiento.

Sobre la vertical del transductor se debe montar la señal o la antena que sirva de
referencia del sistema de posicionamiento. El transductor se debe colocar de manera que
no sea perturbado por la turbulencia.

Antes de operar el equipo se debe calibrar mediante placa hasta profundidades que
superen el 70% de la máxima a levantar. Antes de interrumpir cada período de trabajo y
al comenzar cada período nuevo se debe repetir el contraste, el cual debe satisfacerse
con respecto a la calibración inicial dentro de 0.2 m hasta los 10 metros, 0.3 m entre 10 y
30 m y eventualmente dentro de 1% en profundidades mayores.

La velocidad de la embarcación durante el registro debe ser menor que 5 m/s, salvo que
se levanten lechos extensos con morfología estable, con finalidades que no estén
relacionadas con el dimensionamiento directo de obras civiles, en cuyo caso se acepta
hasta 15 m/s.

La velocidad de la embarcación dentro del intervalo entre puntos posicionados no debe


variar en más del 20%.

El apartamiento de la trayectoria real con respecto a la recta entre marcas de


sincronización no debe ser mayor de 3 metros o el 10% de la distancia entre puntos
posicionados (el valor que sea mayor). El apartamiento de la trayectoria real con respecto
a la línea teórica de sondajes no debe ser superior al 20% de la separación entre estas
líneas. La separación entre puntos posicionados no debe superar al doble de la
separación entre líneas de sondajes. La separación entre líneas de sondajes se debe
adoptar en función de la escala de representación elegida para el trabajo, de manera tal
que entre una corrida y la contigua haya separaciones entre uno y dos centímetros sobre
el documento gráfico, según los requerimientos y variación de la morfología.

Se deben levantar líneas de sondajes transversales para comprobación, preferentemente


en los sectores más horizontales del fondo. La separación entre las mismas debe oscilar
entre 3 y 8 veces la de las líneas principales.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 63
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Las líneas principales se deben planificar tratando de tomar los máximos gradientes del
fondo.

El control del nivel de agua se debe efectuar con la frecuencia necesaria para registrar
fluctuaciones menores de 5 centímetros en regímenes limnimétricos y hasta
30 centímetros en regímenes mareográficos con amplitudes superiores a los 3 metros.
Cuando el curso de agua tenga pendiente mayor del 0.2%. se deben determinar
topográficamente las cotas del nivel de agua para cada línea en cada margen; para
pendiente menor, siempre y cuando se pueda considerar constante, se debe colocar un
hidrómetro en las proximidades de cada extremo del sector a levantar y se deben
relacionar sus ceros con el apoyo vertical (4.1.3.3.) a fin de interpolar los niveles en
trayectorias intermedias.

Donde se pueda aceptar que la pendiente afecta menos de 5 cm la cota del pelo de agua
dentro de la zona a levantar se puede colocar un solo hidrómetro para todo el área.

Los ecogramas deben resultar nítidos, sin ambigüedades en su interpretación con las
indicaciones necesarias para considerar cambios de fase e individualización de los
puntos de sincronización. Las constancias de calibración y contraste con placa (previstas
anteriormente) deben estar en el mismo registro sin cortes de papel. Necesariamente
debe haber un contraste inicial y otro final en cada faja de registro útil.

4.1.4.3. Posicionamiento

En áreas reducidas en donde se requieren detalles se deben utilizar, preferentemente,


cables graduados o con contador calibrado extendido entre una margen y otra o bien con
un sistema de enrollado con tensión constante a fricción de operación manual. Este
procedimiento denominado "a cordel" o "tag line" tiene la ventaja de permitir el
desplazamiento lento de una embarcación menor y el control detallado de su distancia a
punto de referencia. Para mantener la alineación se deben colocar enfilaciones con un
par de jalones espaciados en aproximadamente la quinta parte de la distancia máxima a
levantar.

En áreas mayores donde las distancias a la costa estén comprendidas entre 50 y 200 m,
o donde no se necesite demasiada exactitud en los detalles del fondo en las
proximidades de la costa, se puede operar también con enfilaciones para definir las
líneas pero se debe determinar la posición por intersección de dos visuales de teodolito,
que se corten entre sí con ángulos entre 40 y 140. Los teodolitos se deben estacionar en
puntos de apoyo horizontal (4.1.3.2.) con direcciones de referencias a otros dos y se
deben establecer señales de sincronización, mediante transceptores, con intervalos entre
10 a 20 segundos.

Cuando entren en consideración distancias mayores se deben emplear trisecciones (con


tres visuales de teodolito) de manera tal que en cualquier lugar de la zona a levantar dos
visuales se corten entre 40 y 140, con el agregado de que otro par (formado por una de
las anteriores y la tercera visual) se corte entre 20 y 160. En este caso se puede
aumentar el intervalo de tiempo entre puntos sincronizados con el registro ecográfico
manteniendo las previsiones expuestas en 4.1.4.2.

La distancia entre el punto ajustado de las tres visuales y el determinado con la mejor
intersección (más próxima a 90) no debe superar la distancia que corresponde a 1
milímetro en la escala del levantamiento.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 64
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Como alternativa, el posicionamiento con teodolito se puede reemplazar mediante el uso


de equipos bipolares mediante microondas codificadas con ángulos de intersección de
radiovectores entre 40 y 140, también se puede utilizar posicionamiento satelitario
relativo, pos-procesado o a tiempo real, por ejemplo "DGPS" operando con coeficiente de
dilución de precisión horizontal (HDOP) no mayor de 2. En cualquiera de ambos casos el
procedimiento se debe contrastar contra no menos de 3 puntos de apoyo (4.1.3.2.)
debiendo verificarse en forma estática una diferencia menor que 0.5 mm de
representación a la escala del levantamiento. Para el caso de microondas, se debe
calibrar cada estación de referencia a una distancia entre 80% y 120% de la máxima
prevista de la operación.

4.1.4.4. Control del Nivel de Agua

Se deben efectuar observaciones que aseguren la determinación del nivel de agua en el


lugar en que se encuentre la embarcación y con respecto al apoyo vertical (4.1.3.3.) con
una exactitud de 5 centímetros, haciendo abstracción de las fluctuaciones que produzcan
el oleaje. En general se deben adoptar los relacionamientos y precauciones expuestos en
Levantamiento Batimétricos y 4.1.4.2.

4.1.5. Estudios de Detalle


4.1.5.1. Densificación del apoyo
La provisión de apoyo planimétrico general, de acuerdo a 4.1.3.2 y 4.1.3.3 se debe
densificar de manera que el área afectada a obras quede con los elementos de referencia
suficientes para:
1). Apoyar el levantamiento topográfico.
2). Apoyar el eventual levantamiento batimétrico.
3). Apoyar los estudios de investigación geotécnica.
4). Permitir el replanteo de la obra diseñada.
5). Permitir el control y cómputo durante la construcción.
6). Facilitar los controles y tareas de mantenimiento.

Las exactitudes de los valores planialtimétricos de referencia deben ser tales que las
mediciones que se efectúen entre las mismas no detecten incongruencias mayores de 3
mm en altimetría ni 15 mm en planimetría si la superficie total no supera una hectárea. Si
entran en consideración superficies mayores se admiten vacilaciones dentro de las
tolerancias expuestas en 4.1.3.2. y 4.1.3.3.
Se deben utilizan instrumentos y métodos como los expuestos en esos apartados pero
para las estaciones, señales y prismas se deben colocar bases de autocentración a fin de
garantizar la identidad de cada punto de la red (cuando es usado como punto estación o
referencia). Se debe tomar la precaución de eliminar en los cálculos las correcciones por
deformación de la proyección, cuando esta supere el valor de 10 mm/Km. Para ello se
adopta un punto cerca del baricentro del sector en estudio con sus coordenadas
generales y el resto de los puntos de apoyo se calculará libre de tales correcciones.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 65
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

4.1.5.2. Levantamiento Topográfico

Se debe efectuar con las técnicas descriptas en 4.1.3.4. tomando las precauciones que
en ningún punto levantado tenga un error superior a 10 mm en altimetría y 50 mm en
planimetría en áreas iguales o menores que una hectárea. Se debe levantar con sumo
detalle todas las construcciones implantadas en el área y se deben determinar los valores
necesarios para agregarles detalles de construcciones y servicios vinculados al diseño,
cuyos detalles consten en planos específicos.

La escala del levantamiento debe ser la que requiera el diseño respectivo. Puede
tomarse como referencia los órdenes previstos en 4.1.1.2- De Detalle

Cuando la superficie a levantar supere la hectárea, la exactitud de los puntos levantados


es de:

± 20 mm en altimetría

± 10 mm . (5 + 2 . K) en planimetría

donde K es el largo de la zona a levantar expresado en km.

Los sectores del terreno natural libre de construcciones se deben levantar con una
densidad tal que asegure que en la superficie graficada quede un punto levantado cada
cm2. En estos casos para terrenos llanos (pendientes medias por debajo del 1%), la
tolerancia planimétrica de los puntos acotados debe ser el triple de la especificada
anteriormente.

En especial se deben levantar las trazas de los cortes verticales que deban preverse para
el diseño.

4.1.5.3. Levantamiento Batimétrico

Se debe efectuar mediante las especificaciones expuestas en 4.1.4. Cuando entren en


consideración levantamientos de taludes o canales se debe tomar la precaución de
levantar cada traza en ida y vuelta a fin de atenuar eventuales inclinaciones en el eje del
transductor. Por otra parte, se debe efectuar una determinación experimental de la
apertura de la emisión del haz del transductor y en base a esos datos se debe corregir la
sección respectiva. La separación entre perfiles debe ser inferior a la distancia que
gráficamente esté representada por un centímetro en los planos a elaborar.

4.1.5.4. Información Adicional

Se le debe dar especial importancia a la búsqueda de antecedentes hidrométricos y su


vinculación, de acuerdo a las previsiones expuestas en 4.1.4.1, 4.1.4.2 y 4.1.3.4
(Levantamiento Batimétrico). Además de relacionar los elementos de infraestructura
existente, se deben levantar todos aquellos datos constructivos de los que no se
dispongan información. Se debe verificar la homogeneidad planimétrica y altimétrica de
las investigaciones geotécnicas y freatimétricas. Independientemente de ello, el trabajo
de levantamiento se debe compatibilizar con la documentación que se elabore para la
afectación de inmuebles que se desarrolla en 4.1.6.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 66
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

4.1.5.5. Representación Morfológica

El relieve del terreno natural, o de eventuales plataformas mejoradas a nivel del mismo,
se debe representar mediante curvas de nivel. La equidistancia se debe establecer entre
0.10 m y 1 m según la variación de las formas respectivas, de manera tal que la
separación de líneas quede comprendida entre 2 mm y 20 mm. El plano de curva de nivel
debe ser complementario del acotado general el cual se elabora también como
documento final. En el plano con curvas de nivel se deben hacer constar los puntos
singulares (máximos o mínimos relativos, puntos de silla, etc.) y deben figurar los
elementos de infraestructura existente con las cotas características, las cuales se deben
diferenciar (con constancia en las referencias) de las cotas de terreno natural.

Sobre el plano con curvas de nivel se debe hacer constar en punteado la ubicación de
construcciones subterráneas que se describe por separado mediante planos específicos
o los levantamientos que se describen en 4.1.5.6.

4.1.5.6. Levantamiento de Cámaras, Túneles y Conductos

Toda construcción subterránea de la que no se disponga información confiable debe ser


levantada expresamente. Para ello se deben tomar medidas utilizando las bocas de
registro respectivas.

Cuando las medidas que se puedan tomar desde la superficie hacia el interior no sean
suficientes para definir la orientación de los ejes de las obras implantadas se debe
proceder a destapar sectores cubiertos por suelo, y si ese recurso fuese impracticable o
insuficiente, se debe recurrir al transporte de orientación mediante teodolito giroscópico.

En este último caso se debe aplicar preferentemente el método de lectura de las


elongaciones del dispositivo inercial con un mínimo de 5 elongaciones hacia cada lado.
Las determinaciones se debe complementar con otras en superficie a fin de
compatibilizar la orientación del sistema de referencia con el norte geográfico y estado de
calibración del instrumento.

4.1.6. Trabajos de Mensura y Afectaciones


4.1.6.1. Generalidades

Los trabajos relacionados con la transferencia de derechos reales o cesión parcial de los
mismos, de acuerdo a las previsiones de 4.1.1.2 (Mensura y Afectaciones) se deben
efectuar siguiendo las normas que rijan para el control parcelario, catastral y dominial en
la jurisdicción respectiva.

No obstante ello, se deben tratar de compatibilizar el grado de detalle que se vuelque en


esos documentos con las referencias de hechos existentes de los trabajos de detalle que
se describen en 4.1.5. Además de los planos que tengan valor jurídico, como los de
mensura y servidumbre, se deben elaborar otros que sirvan para ordenar la información y
proveer elementos de juicio para las tasaciones u otras evaluaciones que deban hacerse
sobre el valor de los bienes afectados.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 67
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

4.1.6.2. Planos de Mensura

En la confección y tramitación de estos planos se debe tratar de que la porción del


inmueble no afectada a la obra quede como una parcela definida y no como un
remanente, a fin de que al propietario no pierda el grado de descripción del bien para
futuras transferencias o divisiones del mismo.

Por otra parte se debe tratar de establecer límites que no dejen sectores poco utilizables
por las partes.

Dentro de lo posible, se debe buscar la conformidad del propietario durante la operación


de mensura y tramitación posterior.

4.1.6.3. Planos de Servidumbre

Se deben confeccionar y tramitar tratando de que quede perfectamente aclarado el sector


de cada inmueble afectado por la obra, sus características y las operaciones futuras que
pudiesen estar involucradas con eventuales reparaciones y mantenimiento.

4.1.6.4. Planos Indice y Fichero

Para ordenar la información se deben confeccionar planos índices donde se indiquen los
planos de mensura y servidumbre elaborados, como así también los de relevamiento de
mejoras que se prevén en 4.1.6.5.

Complementariamente se debe confeccionar una ficha por inmueble en la que consten


datos del mismo y del propietario, forma de contactarlo y grado de disposición para
transferir los derechos. Estos elementos informativos se deben elaborar mediante tarjetas
y una versión de base de datos en soporte magnético.

4.1.6.5. Relevamientos de Mejoras

Se deben confeccionar planos con el detalle suficiente para facilitar la tasación de las
mejoras de los inmuebles afectados. Esos planos deben dejar claro el grado en que
pueden afectar a las mejoras de bienes remanentes las desmembraciones o
servidumbres que se tramiten con los documentos previstos en 4.1.6.2 y 4.1.6.3.

Los datos complementarios de estos planos se deben incluir en el fichero previsto en


4.1.6.4.

4.2. ESTUDIOS GEOTÉCNICOS

La investigación geotécnica debe implementarse en dos etapas:


1). Etapa de reconocimiento preliminar del sitio.
2). Etapa de ejecución de investigaciones de campo y laboratorio.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 68
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

4.2.1. Reconocimiento Preliminar del Sitio

El reconocimiento preliminar del sitio debe ser efectuado por un profesional especialista
en geotecnia una vez que haya terminado la recopilación de antecedentes geológicos-
geotécnicos a fin de completar la información requerida para el proyecto.

En función de las necesidades del proyecto dicho reconocimiento debe abarcar:

• Determinación del tipo de material constitutivo del subsuelo (rocas, gravas, suelos
finos) predominantes en el área.

• Obtención de datos, en el sitio, que permitan programar racionalmente la etapa de


investigaciones de campo y laboratorio.

• Posición del nivel freático (datos regionales).

• Existencia de formaciones geológicas o geomorfológicas singulares (presencia de


“mallines”, posibilidad de existencia de suelos expansivos o colapsables, etc.).

• Existencia de canteras comerciales de suelos seleccionados o áridos para la


elaboración de hormigones.

• Existencia de empresas proveedoras de hormigones.

Con los datos obtenidos se debe elaborar, en función de cada proyecto, el programa de
investigaciones de campo y laboratorio a implementar.

4.2.2. Investigaciones Básicas de Campo y Laboratorio

El tipo de investigación a realizar depende de las características geológicas del subsuelo


predominantes en cada emplazamiento.

4.2.2.1. Rocas Aflorantes o Subaflorantes

A los efectos de la presente norma, se define como “roca” a aquellos materiales que por
su grado de consistencia, cementación, resistencia y conformación masiva, resulten
difícilmente excavables con métodos mecánicos o manuales convencionales.

La investigación de campo en sitios donde se presenten rocas aflorantes, se realizan


mediante reconocimientos geológico-geotécnicos superficiales, que pueden ser
complementados con perforaciones expeditivas realizadas mediante el empleo de
equipos portátiles ha roto-percusión, que permiten una evaluación cualitativa del grado de
alteración y/o fracturación de la roca, con una precisión adecuada a los requerimientos de
los proyectos.

En el caso de tratarse de rocas subaflorantes, se debe determinar, mediante


excavaciones a cielo abierto, el espesor de los materiales de cubierta y, una vez
detectado el techo de roca, se debe proceder según lo indicado para el caso de rocas
aflorantes.

Se deben obtener muestras típicas de los materiales de cubierta y de la roca, las cuales
deben ser cuidadosamente identificadas y condicionadas para su envío al laboratorio.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 69
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

El informe a elaborar para las tareas de campo debe contener, como mínimo, los
siguientes datos:

• Plano de ubicación de las distintas exploraciones efectuadas.

• Consideraciones geológicas y geomorfológicas regionales.

• Espesor y tipo de material de cubierta.

• Descripción litológica de los materiales rocosos.

• Grado de fracturación y/o alteración del techo de roca.

• Espesor aproximado de roca alterada.

• Tipo de alteración: meteorización, alteración química, etc.

• En el caso de observarse condiciones topográficas especiales, análisis de la


posibilidad de deslizamientos.

• Determinación de la existencia de capa freática y las posibles fluctuaciones del nivel


de la misma.

• Registro fotográfico detallado que permita interpretar y/o visualizar las circunstancias
indicada anteriormente.

En el laboratorio se debe efectuar, como mínimo las siguientes determinaciones:

Sobre el material de cubierta

• Análisis granulométricos por tamizado, incluyendo delimitación de la fracción menor


de 74 micrones por lavado sobre tamiz N° 200.
(Norma IRAM 10.512 – ASTM D 422)

• Límites de Atterberg Líquido y Plástico.


(Norma IRAM 10.501 / 10.502 – ASTM D 4318/D 424)

• Clasificación según Sistema Unificado de Casagrande.


(Norma E-3 - Bureau of Reclamation)

• Análisis químico de Agresividad al hierro y al hormigón.


(Norma DIN 4030 – “Evaluación de Agresividad de Suelos y Aguas de O.S.N.”)

Sobre las muestras de roca

• Examen Petrográfico.
(Normas ASTM C – 295/85)

• Ensayo de carga puntual.


(The point – load strength test” – Rock Engineering, J. Franklin/M. Dusseault, 1989)

• Determinación de Peso Específico Absoluto.


(Norma IRAM 1503 / 1533 – ASTM D 854)

• Determinación de Peso Específico Aparente.


(Norma IRAM 1533)

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 70
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Absorción.
(Norma IRAM 1533 – ASTM C 127)

• En el caso de tratarse de rocas sedimentarias, se debe ejecutar además, las


determinaciones indicadas para el material de cubierta.

4.2.2.2. Materiales Granulares Gruesos

En aquellos emplazamientos donde, como resultado de la etapa de reconocimiento, se


establezca que los materiales de fundación están constituidos, preponderantemente por
mantos de gravas de potencia adecuada, entendiéndose por esto que las cargas a
transmitir por las fundaciones de las estructuras interesan solamente a los mismos o bien
a materiales subyacentes de mayor competencia (rocas), las investigaciones de campo
se deben efectuar mediante calicatas o pozos a cielo abierto, cuya profundidad debe ser
la adecuada para asegurar esta circunstancia.

La excavación de las calicatas puede efectuarse mediante métodos manuales o bien


mecánicos (retroexcavadora).

Durante la ejecución de las calicatas se debe llevar a cabo, en forma sistemática, las
siguientes operaciones:

• Delimitación de la secuencia y espesor de los distintos estratos por reconocimiento


tacto-visual de los materiales extraídos y de las paredes de la excavación.
(Norma E – 3 Bureau of Reclamation)

• Obtención de muestras representativas de cada manto.


(Norma E – 1 Bureau of Reclamation)

• Determinación de densidades “in situ”.


(Norma E – 24 Bureau of Reclamation)

• Medición del nivel del agua libre subterránea.

Sobre las muestras extraídas se deben ejecutar los siguientes ensayos de laboratorio

• Análisis granulométricos por tamizado.


(Norma IRAM 10.512)

• Límites de Atterberg: Líquido y Plástico.


(Norma IRAM 10.501 / 10.502 – ASTM D 4381 / D 424)

• Clasificación según el Sistema Unificado de Casagrande.


(Norma E – 3 Bureau of Reclamation).

• Determinación de Densidades Máximas y Mínimas.


(Normas E – 12 Bureau of Reclamation)

• Análisis químico de agresividad al hierro y al hormigón.


(Norma DIN 4030 – “Evaluación de agresividad de suelos y aguas” de O.S.N.)

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 71
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

4.2.2.3. Investigaciones en Suelos Finos de Tipo Cohesivo o Limo - Arenoso

Los estudios básicos de campo, para la investigación de suelos finos se realizan en base
a perforaciones ejecutadas por métodos manuales o mecánicos.

Durante la ejecución de los sondeos, se debe llevar a cabo en forma sistemática las
siguientes operaciones:

• Ensayo normal de penetración: mediante la hinca de un sacamuestras de pared


delgada. El número (N) de golpes necesarios para hacer penetrar el sacamuestras
30 cm. en un suelo no alterado por el avance de la perforación, constituye una
valoración cuantitativa de la compacidad relativa de los diferentes mantos
atravesados.
(Normas I.R.A.M 10.517)

• Recuperación de muestras representativas del subsuelo, su identificación y


acondicionamiento en recipientes adecuados para mantener inalteradas sus
condiciones naturales de estructura y humedad.
(Normas I.R.A.M 10.517)

• Determinación de la secuencia y espesor de los diferentes estratos por


reconocimiento tacto – visual de los suelos extraídos.
(Normas E – 3 Bureau of Reclamation)

• Medición del Nivel de agua libre subterránea.

Todos los datos obtenidos de las determinaciones anteriormente indicadas deben ser
volcados en planillas adecuadas a tal fin, donde también deben consignarse
circunstancias especiales que pudieran producirse durante el transcurso de la perforación
(desmoronamientos, fugas de agua de inyección, detección de niveles freáticos y
artesianos, presencia de obstáculos, etc.).

Profundidad de las Investigaciones

Se deben adoptar los siguientes criterios:

• En el caso de que los resultados de la perforación indiquen claramente la factibilidad


de realizar fundaciones directas, puede considerarse como profundidad mínima de
los sondeos, la resultante de adicionar al nivel de fundación previsto, dos veces el
ancho de la fundación, o bien una profundidad tal que permita evaluar la magnitud de
los eventuales asentamientos a producirse dadas las cargas transmitidas por las
fundaciones.

• En el caso de fundaciones profundas, deben considerarse dos circunstancias:


¾Penetración mínima del pilote en mantos resistentes (de 3 a 5 veces el
diámetro del mismo).
¾Adición a la longitud resultante de un mínimo de 5,00 metros a 10,00 metros,
dependiendo del diámetro del mismo, a los efectos de asegurar la continuidad
de los mantos consistentes que alojan a la punta del pilote.

Todas las muestras extraídas se deben someter a las siguientes determinaciones de


laboratorio:

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 72
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Contenido Natural de Humedad.


(Normas E – 9 Bureau of Reclamation)

• Análisis granulométrico por tamizado.


(Normas IRAM 10.512)

• Límites de Atterberg: Líquido y Plástico.


(Normas IRAM 10.501 / 10.502 – ASTM D 4318 / D 424)

• Descripción Macroscópica de las muestras: color, olor, presencia de óxidos,


conchillas, etc.
(Normas E – 3 Bureau of Reclamation)

• Clasificación según el Sistema Unificado de Casagrande.


(Normas E – 3 Bureau of Reclamation)

• Determinación de Pesos Unitarios Húmedos y Secos.


(Normas IRAM 1533)

• Ensayo de Compresión Triaxial No Consolidados, No Drenados, con el contenido


natural de humedad sobre muestras típicas.
(Normas E – 17 Bureau of Reclamation)

• Análisis Químico de Agresividad sobre muestras de suelo y agua.


(Normas DIM 4030 – “Evaluación de Agresividad de Suelos y Aguas de O.S.N.)

Los resultados obtenidos de todas las determinaciones se deben volcar en planillas y


gráficos adecuados a tal fin.

4.2.3. Investigaciones Geotécnicas Complementarias

La implementación de estas determinaciones complementarias, se justifica cuando, con


los datos obtenidos de las investigaciones básicas, descriptas precedentemente, no
puedan cumplimentarse todos los requerimientos del proyecto.

Esta circunstancia se presenta cuando los materiales detectados, o bien las


circunstancias geomorfológicas del sitio, presenten singularidades que justifiquen un
estudio de detalle.

Estos Estudios Complementarios de Detalle, implican en todos los casos,


determinaciones especiales de laboratorio.

A continuación se indican, para cada tipo de material, las determinaciones especiales de


laboratorio que puedan requerirse y bajo qué circunstancias.

4.2.3.1. Rocas Aflorantes o Subaflorantes

Dadas las características de los Proyectos a encara, ante la presencia en el


emplazamiento de materiales de estas características, no se requieren investigaciones
complementarias.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 73
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

4.2.3.2. Materiales Granulares Gruesos

Ante la presencia del nivel freático a profundidades interesadas por las obras, y ante la
necesidad de realizar excavaciones, pueden requerirse las siguientes:

• Ensayo de permeabilidad.
(Norma IRAM 10.508 / E – 14 Bureau of Reclamation)

• Ensayo de Compresión Triaxial Consolidado Drenado.


(Norma E -17 Bureau of Reclamation)

4.2.3.3. Suelos Finos de Tipo Cohesivo o Limo - Arenoso

Suelos Saturados

Ante la presencia del nivel freático a profundidades interesadas por las eventuales
construcciones y/o excavaciones, pueden requerirse las siguientes determinaciones
especiales:

• Ensayo de permeabilidad.
(Norma E – 13 Bureau of Reclamation)

• Ensayo de Compresión Triaxial bajo diferentes condiciones de saturación,


consolidación y drenaje.
(Norma ASTM D – 2850 / E -17 Bureau of Reclamation)

Suelos Compresibles

Ante la existencia de suelos de baja consistencia que requieren un análisis detallado de


sus características de compresibilidad pueden ser necesarias las siguientes
determinaciones complementarias:

• Ensayo de consolidación unidimensional.


(Normas IRAM 10.505 / ASTM D – 2435)

Suelos Colapsables

Ante la presencia de suelos de estructuras metaestables, susceptibles de disminuir la


resistencia al corte al incrementarse su contenido natural de humedad, pueden requerirse
las siguientes determinaciones especiales:

• Ensayo de consolidación unidimensional.


(Normas IRAM 10.505 / ASTM D – 2435)

• Ensayo de Compresión Triaxial bajo diferentes condiciones de saturación.


(Normas ASTM D – 2850 / E – 17 Bureau of Reclamation)

4.2.4. Estudios de Yacimientos y Fuentes de Provisión de Materiales de


Construcción

La búsqueda de fuentes de provisión de materiales para al construcción de obras de


materiales sueltos, debe, en primera instancia, agotar las posibilidades de utilización de

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 74
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

los suelos existentes en el propio emplazamiento de las obras (suelos provenientes de


desmontes) y, en el caso de que esto no resulte factible, debe limitarse al inventario de
canteras existentes cercanas a cada sitio, obteniéndose muestras típicas de la misma
para la realización de ensayos de caracterización en laboratorio.

Estos ensayos, se limitan a los estrictamente necesarios para la obtención de los


parámetros básicos de diseño requeridos por los distintos proyectos.

Los ensayos de laboratorio a realizar, para cada tipo de material, son los siguientes:

Rocas

• Examen petrográfico.
(Norma ASTM C – 295 / 85)

• Durabilidad por ataque con Sulfato de Sodio.


(Norma IRAM 1512)

• Ensayo de Abrasión “Los Angeles”.


(Norma IRAM 1532)

Materiales Granulares Gruesos

• Análisis granulométrico por tamizado.


(Norma IRAM 10512 / ASTM D-422

• Determinación de Densidades Máximas y Mínimas.


(Norma E – 12 Bureau of Reclamation)

• Ensayo de Abrasión “Los Angeles”.


(Norma IRAM 1532)

• Ensayo de permeabilidad.
(Norma IRAM 10.508 / E – 14 Bureau of Reclamation)

• Análisis químico de agresividad al hierro y al hormigón.


(Normas DIN 4030 – “Evaluación de agresividad de suelos y aguas” de O.S.N.)

Suelos Finos

• Análisis granulométrico por tamizado.


(Norma IRAM 10512 / ASTM D-422)

• Límites de Atterberg Líquido y Plástico.


(Norma IRAM 10501 / 10502 - ASTM D-4318 / D-424)

• Ensayo de Compactación Proctor.


(Norma AASHO T – 99)

• Ensayo de compresión triaxial bajo diferentes condiciones de saturación,


consolidación y drenaje.
(Norma E – 17 Bureau of Reclamation)

• Ensayo de permeabilidad.
(Norma E – 13 Bureau of Reclamation)

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 75
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Análisis químico de agresividad.


(Normas DIN 4030 – “Evaluación de agresividad de suelos y aguas” de O.S.N.)

4.2.5. Cantidad de Investigaciones

Las cantidades de investigaciones a implementar, en todos los casos, dependen del tipo
de proyecto y de la extensión real del mismo.

4.2.5.1. Conducciones y Redes de Agua

Las trazas deben ser investigadas mediante exploraciones sistemáticas, acordes al tipo
de material existente en cada zona, las que como mínimo consisten en un ensayo de
penetración hasta la costa del invertido de la cañería más 1,00 m.

Cuando estos ensayos indiquen resultados discordantes o cambios en las características


de los suelos, debe ampliarse el estudio, densificando los puntos de exploración.

La secuencia mínima a requerir, es de 1 (una) investigación cada 300 metros de traza de


cañerías de conducción y cañerías principales D° > 250 mm y cada 500 metros para
tuberías de D° < 250 mm. La profundidad de las mimas debe superar en un mínimo de
1,00 metro el nivel previsto para la excavación en cada punto de la traza.

4.2.5.2. Plantas Potabilizadoras

La cantidad mínima de investigaciones a realizar en los predios destinados a la


construcción de las Plantas Potabilizadoras, depende obviamente del área ocupada y de
las características de la misma.

Como criterio general se considera la ejecución de no menos de una (1) investigación


cada 1.000 m2, con un mínimo de dos (2).

Las investigaciones deben ser ubicadas estratégicamente, en función de las


localizaciones previstas para las principales estructuras componentes de la planta
potabilizada. En caso de comprobarse variaciones en la calidad de los suelos, debe
incrementarse el número de investigaciones, de forma tal de lograr un acabado
conocimiento del área.

4.2.6. Informe Técnico

Los informes técnicos a elaborar en función de los datos y resultados obtenidos de las
determinaciones de campo y laboratorios efectuados, deben abarcar, como mínimo, los
siguientes aspectos:

4.2.6.1. Memoria Descriptiva

En este punto deben incluirse los resultados obtenidos de la etapa de reconocimiento de


sitio y recopilación de antecedentes, que justifique la metodología de trabajo finalmente

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 76
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

adoptada, explicándose las circunstancias por las cuales la misma pudo haber
experimentado variaciones durante su implementación.

Debe incluirse una descripción detallada del o de los métodos de investigación


implementados, número de exploraciones, profundidad de las mismas y su ubicación
planialtimétrica con relación a los distintos elementos de proyecto (trazas de redes,
estructuras de la planta potabilizadora, etc.).

4.2.6.2. Resultados Obtenidos

Todos los resultados obtenidos de las determinaciones de campo y laboratorios


efectuadas, deben ser presentados en gráficos y planillas adecuadas a tal fin.

Se debe indicar, para cada determinación, la norma y procedimiento seguido durante su


ejecución, efectuándose un análisis detallado de los parámetros obtenidos y la
justificación de la implementación de las investigaciones geotécnicas complementarios.

4.2.6.3. Conclusiones y Recomendaciones

El informe técnico debe contener conclusiones donde se consigne todos los parámetros
de diseño necesarios para la ejecución del proyecto y las recomendaciones necesarias
para su correcta implementación.

Específicamente deben consignarse, como mínimo los siguientes datos.

Para Diseños de Fundaciones de Estructuras

• Descripción del Perfil Geotécnico en cada Emplazamiento.

• Soluciones Alternativas de Fundación (si las hubiese).

• Para Fundaciones Directas.


¾Nivel mínimo de cimentación compatible con los requerimientos de diseño.
¾Tensiones de trabajo a distintos niveles, en función de la geometría de la
fundación.
¾Coeficientes de balasto vertical para distintas profundidades (valores
ponderados).

• Para Fundaciones Profundas.


¾Evaluación de las distintas alternativas de pilotes: Hincados Premoldeados,
Hincados Moldeados “in situ”, etc.
¾Longitud estimada o mínima de los pilotes (según el tipo de pilote).
¾Capacidad de carga admisible por fricción y por punta.
¾Coeficiente de balasto horizontal en función de la profundidad y de la geometría
del pilote.

• En general, toda otra recomendación que resulte de importancia para la


implementación de la solución propuesta, métodos de excavación, estabilidad de las

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 77
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

paredes de las excavaciones, precauciones a adoptar ante la presencia de suelos


compresibles, expansivos, colapsables, etc., sistemas de abatimiento del nivel
freático, diagramas de empuje a considerar para el dimensionamiento de las
estructuras de contención de las excavaciones, riesgo sísmico, agresividad del suelo
y agua, etc.

Para Diseño de Conducciones y Redes

En este caso revisten especial importancia los parámetros y recomendaciones que


permitan realizar una adecuada planificación de las secuencias constructivas y en
consecuencia, deben suministrarse parámetros y recomendaciones orientados hacia esa
finalidad.

En especial, deben consignarse los siguientes:

• Perfil estratigráfico.

• Posición del nivel freático.

• Agresividad potencial del suelo y agua.

• Sistemas de abatimiento.

• Métodos de excavación.

• Estabilidad de las paredes de las zanjas, en función de la secuencia de excavación


de las mismas.

• Precauciones a adoptar durante el relleno de las excavaciones.

4.2.7. Detalle de Planillas Para Estudios Geotécnicos


4.2.7.1. Tareas del Campo

Calicatas

• Resumen de determinaciones para cada calicata. Planilla 1.

• Determinación de densidad “in situ” por el método del agua. Planilla 2.

• Determinación de densidad “in situ” por el método de la arena. Planilla 3.

Perforaciones

• Resumen de determinación para cada perforación. Planilla 4.

4.2.7.2. Ensayos de Laboratorio


• Análisis granulométrico, contenido natural de humedad, Límites de Atterberg.
Planilla 5.

• Curva granulométrica. Planilla 6.

• Peso específico y absorción de materiales granulares. Planilla 7.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 78
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Peso específico aparente de rocas. Planilla 8.

• Peso específico de las partículas sólidas de suelo fino. Planilla 9.

• Densidades máximas y mínimas en suelos granulares. Planilla 10.

• Permeabilidad a carga constante. Planilla 11.

• Permeabilidad a carga variable. Planilla 12.

• Compresión triaxial. Planilla 13.

• Consolidación unidimensional. Planilla 14.

• Compactación Proctor. Planilla 15.

• Durabilidad por ataque con (SO4) Na2. Planilla 16.

• Abrasión “Los Angeles”. Planilla 17.

• Ensayo de carga puntual. Planilla 18.

• Análisis químico de Agresividad sobre muestras de suelo. Planilla 19.

• Análisis químico de Agresividad sobre muestras de agua. Planilla 20.

4.2.7.3. Resumen de Resultado


• Perfil geotécnico de calicatas. Planilla 21.

• Perfil geotécnico de Perforaciones. Planilla 22.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 79
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Perfil de Calicata

Obra: Cota terreno natural: Fecha Inicio:

Calicata N°: Cota de fondo: Fecha terminación:

Ubicación: Cota nivel freático: Operador:

DENSIDAD "IN SITU"


M PROF. Tipo de DESCRIPCION
N° ESQUEMA CALICATA P.
m muestra Vol. (t/m3) (%) d(t/m3)
Húmedo

Planilla 1.

Determinación del peso específico aparente "in situ"

OBRA: CALICATA N°

1 Peso húmedo gr.

2 Humedad %

3 Peso seco gr.

4 Peso de agua gr.

5 Densidad de agua gr/


cm³

6 Volumen 4/5 cm³

7 δh gr/
1/6 cm³
8 gr/
δd cm³
9 Observaciones

Determinación de húmedad


10 Cápsula
gr.
11 Peso húmedo + tara
gr.
12 Peso seco + tara

gr.
13 Tara
11-12 gr.
14 Peso del agua
12-13 gr.
15 Peso del suelo seco

16 Humedad 14,100
___ %
15
17 Observaciones

Planilla 2.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 80
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Determinación del peso específico aparente "in situ"

OBRA N° CALICATA:

Peso Específico Aparente


Peso Arena P.E. Arena Peso del frasco Peso del Peso del frasco + Peso Arena necesaria Volumen del pozo Hume
Embudo (kg/m3) lleno de Arena material retira- Arena que queda para llenar el pozo dad
ESPESOR (kg/m3) do del pozo % Húmedo Seco
V= A - C -D
P.E.Arena DH= B DS = DH x 100
E A B C A-C-D V 100 + H

Planilla 3.

OBRA:

Perfil de perforación
Perforación nº: Sacamuestras:
Inspector: Entubado:
Perforista: Peso pilón: Caída:
Fecha comienzo: Nivel Boca:
Fecha finalización:

Muestras Niveles de agua


Fecha Hora Prof. Entub.
Profundidad (m)

Recuperación

Entubamiento
N° de Golpes
N° y Tipo de

cada 15cm

Resistencia
Standart
Muestra

Penetro

Descripción de muestra

Planilla 4.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 81
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

OBRA: Perf.: Prof.: Muestra: Estudio:

Humedad natural Límite líquido. Límite plástico Aprec.

Humedad
A Pesafiltro
Natural
B PSH + Tara

C PSS + Tara Ind. Plast.

D B - C = Agua

E Tara pesaf. N° Golpes

F C - E = PSS

G (D%F) 100 = W% Color

H N° de golpes

I Factor correción Textura

J Result. final

K I.P.= Clasif.

Análisis granulométrico PSH = PSS =

Tamiz 1"1/2 1" 3/4" 1/2" 3/8" 4 10 40 100 200


Ret.
gr
Pasa

Coef. Unif. Cu. = Coef. Curv. Cc.= Clasif.

Operador:
Fecha:
V°B°:

Planilla 5.

Granulometría de suelos
Tamiz normal

3 PULG. 1 PULG.
3 IN. 1 1/2 3/4 IN 1/2 3/8 N°4 N°10 N°40 N°100 N°200

100

90

80
Porcentaje que pasa en peso

70

60

50

40

30

20

10

0
1000 100 10 1.0 0.1 0.01 0.001
Grava Arena
Rodados Limo o arcilla
Gruesa Fina Gruesa Mediana Fina

Muestra N° Profundidad Clasificacion Hum.


Nat. LL PL PI

Planilla 6.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 82
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Peso específico de sólidos

1 Peso húmedo gr.

2 Humedad %

3 Peso seco gr.

4 Peso de agua gr.

5 Densidad de agua gr/


cm³

6 Volumen 4/5 cm³

gr/
7 δh 1/6 cm³
gr/
8 δs cm³

9 Observaciones

Determinación de humedad

10 Cápsulas N°

11 Peso húmedo + Tara gr.

12 Peso seco + Tara gr.

13 Tara gr.

14 Peso agua 11-12 gr.

15 Peso suelo seco 12-13 gr.

14 100 %
16 Humedad
15

17 Observaciones

Planilla 7.

Peso unitario seco

1 Peso húmedo gr.

2 Humedad %

3 Peso seco gr.

4 Peso de agua gr.

5 Densidad de agua gr/


cm³

6 Volúmen 4/5 cm³


gr/
7 δh 1/6 cm³
gr/
8 δd cm³

9 Observaciones

Determinación de humedad

10 Cápsula N°

11 Peso húmedo + Tara gr.

12 Peso seco + Tara gr.

13 Tara gr.

14 Péso agua 11-12 gr.

15 Peso suelo seco 12-13 gr.

14 100 %
16 Humedad
15

17 Observaciones

Planilla 8.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 83
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Peso especifico de sólidos Muestra N°:


Sondeo N°:
Profundidad:

Denominación 1 2 3 4 5

Peso suelo seco + Tara (gr)

Tara

Peso suelo seco (gr)

Peso picnómetro (gr)

Peso picnom. + Líquido + Suelo(gr)

Volúmen sólido (gr)

Peso específico (gr/cm3) δs

Temperatura del agua (C°)

Corrección

Peso especifico corregido (gr/cm3)

Peso especifico promedio δ (gr/cm3)


s

Planilla 9.

Deternación de densidad relativa


en suelos granulares

Densidad Máxima

Muestra N°

Procedencia

Molde N°

Peso (kg)
Tara

Volúmen (dm3)

Peso Final (kg)

Volumen final (dm3)

Condición

Densidad húmeda (kg/m3)

Densidad seca (kg/m3)

Humedad (%)

Densidad Mínima

Muestra N°

Procedencia

Molde N°

Peso (kg)
Tara

Volumen (dm3)

Peso final (kg)

Procedimiento

Densidad seca (kg/dm3)

Planilla 10.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 84
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Ensayo de permeabilidad
carga hidráulica constante.

Serie N°

Muestra N° Permeatro N°

Altura (L)= cm Volumen (V)= cm3 Diámetro ( O )= cm


Masa seca (M)= gr Humedad ( )= % Sección (S)= cm²
s= gr/cm3 d= gr/cm3 Altura de carga (H)= cm
Sección de tubo (F)= cm²
Clasificación Observaciones

K=Q L Q=F R L = Constante


S H t S H

Diferencia
Fecha Hora Lecturas lectura Tiempo K
cm R t/S cm/seg

Planilla 11.

Ensayo de permeabilidad
carga hidráulica variable.

Muestra N° Permeatro N°
Altura (L)= cm Diámetro ( Ø )= cm
Masa seca (M)= gr Sección (A)= cm2
s= gr/cm3 Sección de tubo (a)= cm2

-
Ensayo Carga Ho Hi t K K
N° kg/cm² cm cm seg. cm/seg cm/seg

Planilla 12.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 85
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

v
V σ1-σ3
% µ
kg/cm² Probeta N°1 Probeta N°1 Probeta N°1
Probeta N°:
Humedad %
Peso Unit. Seco tn/cm3

Inicial
Relacion de vacios
Saturacion %
Humedad %

Satur.
Desp.
Relacion de vacios
Saturacion %
Humedad %

Desp.
Cons.
Relacion de vacios

Estados
Saturacion %
Mayor tens. Ppal. efect. σ1 kg/cm².
Mayor tens. Ppal. efect. σ3 kg/cm².
Mayor tens. Ppal. σ1 kg/cm².
Mayor tens. Ppal. σ3 kg/cm².

Falla
Humedad %
Peso Unit. Seco tn/cm³
Relacion de vacios
Saturacion %
Contrapresión kg/cm
Presion de consolidación kg/cm²
Relación tens. Ppal. efet. σ1 / σ3.
Diámetro muestra mm
Altura muestra mm
Velocidad del ensayo µ / min.
Deformación axial ε %. Deformación axial ε %. Deformación axial ε %.

kg/cm²
Perf. Muest. Prob. Prof. Tipo de muestra:
N° N° N°

Clasificación:

e∆
C= kg Ø=
Tensión de corte.

cm²
C'= kg Ø=
cm²
LL= IP= T200²
0.5 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
kg/cm²

Observaciones:

Tensión normal σ Kg/cm²


Obra:

Ensayo compresión triaxial: Fecha:

N°:

Planilla 13.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 86
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Def. (cm)

0.125 0.25 0.50 1 2 4 8 16 32 64 128


log.P (kg/cm2)

P e t50 Cv K d e w Sr
Cond. t/m3 -
kg/cm² seg. cm²/s cm/s % %

Inicial

Final

L.L. L.P. L.P. F200 s


% % % % t/m3

Clasificación: Perf. N°: Muestra N°:

Obs:
0.125 0.25 0.50 1 2 4 8 16 32 60 120 240 480 1440 2880 4320 Prof.(m) Tipo:
log.t(min)

Obra:

Ensayo de consolidación: Fecha:


Planilla 14.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 87
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Ensayo de compactación.

Punto Peso suelo Peso Peso suelo Peso Unitario Muestra N°:
Volúmen Humedad
N° humedo + cilindro húmedo cilindro Pozo N°:
cilindro Humedo Seco Profundidad (m):
N° de capas:
N° de golpes:
Peso pistón (kg):
Altura caida (m):
Proctor normal:
Proctor modif.:
Otros:

Suelo Suelo
Punto Pesafiltro humedo + seco + Tara Agua Suelo Seco % Humedad
N° pesafiltro pesafiltro

δd

Material

LL:
LP:
IP:

δ d max. gr/cm³

ω op %

Planilla 15.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 88
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Ensayo de durabilidad por ataque


con sulfato de sodio.

Obra:
Muestra:
Profundidad:

Escamad.
Desinteg.
Granul. original Peso de N° de Pérdida Pérdida

Rajadas
N° de Pasa Retiene (%) Ret.Ind.* Fracción Part. real corregida

Varios
orden (g.) (%) (%)

Total
* Sobre la fracción gruesa

Planilla 16.

Desgaste los angles


Datos de la muestra

Método de ensayo: Norma IRAM 1532


Máquina "LOS ANGELES".
Graduación "A"

Cantidad de
Pasa por tamiz IRAM Retenido por tamiz IRAM muestra

38 mm (1" 1/2) 25 mm (1") 1250 g


25 mm (1") 19 mm(3/4") 1250 g
19 mm (3/4") 12.5 mm (1/2") 1250 g
12.5 mm (1/2") 9.5 mm (3/8") 1250 g

Número de esferas utilizadas en el ensayo: 12


Cantidad de material retenido sobre el tamiz:
IRAM 1.7 mm (N°12)
Desgaste del material por abrasión:

Planilla 17.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 89
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Ensayo de carga puntual

Muestra Sondeo Profund. Tipo de Boca Tipo W D A De P Is F=(De/50) Is = (50) Anisotropía Observaciones
(N°) (m) 1-2-3 (cm) (cm²) (cm) (kg) (kg/cm²) (kg/cm²) Is(50) 2/Is(50) 1

Tipo de dispositivo
(1) = diametral

(2) = axial

(3) = Forma regular

Planilla 18.

Análisis químico de agresividad

Muestras de suelo

Perforación / Calicatas N°
Profundidad m
pH
Ácidos de intercambios

Sales solubles en ácido clorhídrico.


=
Sulfatos (SO4 ) mg/kg
Óxido de magnesio (MgO) mg/kg

Sales solubres en agua.


=
Sulfatos (SO 4 ) mg/kg
Cloruros (CL- ) mg/kg
Alcalinidad (Na2 Co 3 ) mg/kg
Carbonato de calcio (CaCo3 ) mg/kg
Sulfuro (S ) mg/kg

Planilla 19.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 90
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Análisis químico de agresividad

Muestras de agua

Lugar de extracción
pH
Residuo seco a 105 °C mg/l
Alcalinidad Ca Co3 mg/l
Dureza en Ca Co3 mg/l
++
Ca (Ca ) mg/l
=
Sulfatos (SO4 ) mg/l
-
Cloruros (CL ) mg/l
Suluros (S = )
pH de saturación
Indice de Langelier

Planilla 20.

Obra:

Calicata: Profundidad: Método de excavación:


Nivel freático:

Propiedades físicas
Representacion

Humedad natural
Clasificación

γd
Muestra N°

Profund. m

Lim. Liq. LL. LIM. PLAST. LP.


% Pasa tamiz 200
Cota m

Color Descripción % Pasa tamiz 100 g/cm3 Observaciones


gráfica

% Pasa tamiz 40
10 20 30 40 50 60 70 80 90
0.00

1.00

2.00

3.00

4.00

5.00

6.00

7.00

Planilla 21.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 91
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Obra: Perforación:

Ubicación:
Profund. (m)

Pasa tamiz N° 4
Muestra N°

Resistencia Humedad Natural ++++ Pasa tamiz N° 10 Ø u Cu d


Cota (m)

a la penetración Límite Líquido Pasa tamiz N° 40


N° de golpes Límite Plástico Pasa tamiz N° 100 kg kg kg
Descripción Pasa tamiz N° 200 cm² dm³ dm³

Estudio N°

Planilla 22.

Criterios Básicos - Cap. 2 – Estudios preliminares para el diseño de las obras / pág. 92
CAPÍTULO 3. CRITERIOS DE CALIDAD DEL AGUA

ÍNDICE

1. CALIDAD DEL AGUA A TRATAR.....................................................................1


2. CALIDAD DEL AGUA TRATADA......................................................................8
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

LISTA DE ILUSTRACIONES

TABLAS

Tabla 1. Niveles guía de calidad de agua para fuentes de agua de bebida humana con tratamiento
convencional (Anexo b1, Ley Nacional N° 24051) .............................................................................4
Tabla 2. Clasificación de las aguas según NB-592 .................................................................................5
Tabla 3. Tecnologías de tratamiento de agua para bebida.....................................................................7

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. ii


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

1. CALIDAD DEL AGUA A TRATAR

Definición

• Se considerarán como aguas a tratar a aquellas que se utilicen como fuente de


ingreso a un sistema de abastecimiento público, sean éstas de tipo superficial o
subterráneo.

Calidad del agua en las fuentes

• Puede adoptarse como referencia para la definición de niveles de calidad mínimos


de una fuente de agua a los Niveles Guía de Calidad de Agua para Fuentes de Agua
que reciban tratamiento de potabilización a los contenidos en el Anexo b1 de la Ley
Nacional N° 24051 de Residuos Peligrosos (Tabla 1).

• Asimismo, se tendrán en cuenta los criterios de calidad de fuente de agua definidos


por la autoridad de cuenca respectiva.

Nivel guía
Constituyente Peligroso CAS Referencias
(ug/l)
Acido Nitrilo-Triacetico 139-13-9 50 B
Acroleina 107-02-8 542 D
Aldicarb 116-06-3 3 D
Aldrin 307-00-2 0.03 A
Aluminio (Total) 7429-90-5 200 A
Amonio (ug/L NH4) 7664-41-7 50 C
Antimonio (Total) 7440-36-0 10 C
Arsénico (Total) 7410-38-2 50 A
Atrazina 1912-24-9 3 D
Bario (Total) 7440-39-3 1000 B
Benceno 7143-2 10 A
Bencidina 9287-5 0.0015 D
Bendiocarb 22781-23-3 40 B
Benzo(A) Pireno 50-32-8 0.01 A
Berilio (Total) 7410-41-7 0.039 D
Bhc-Alfa 31984-6 0.131 D
Bhc-Beta 319-85-7 0.232 D
Bhc-Gama (Lindano) 5889-9 3 A
Bis (2-Cloroetil) Eter 111-44-4 3.85 D
Bis (Clorometil) Eter 542-88-1 0.000038 D
Bis (2-Cloroisopropil) Eter 108-60-1 5 D
Bis (Etilhexil) Ftalato 117-81-7 21400 D
Boro (Total) 7440-42-8 1000 C
Bromometano 74-83-9 2 D
Bromoximil 1689-01-5 5 B
Cadmio (Total) 7440-43-9 5 A
Carbaril 63-25-2 90 B
Carbofurano 1563-66-2 40 D
Cianazina 21725-16-2 10 B
Cianuro (Total) 57-12-5 100 A

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. 1


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Nivel guía
Constituyente Peligroso CAS Referencias
(ug/l)
Cinc (Total) 7440-66-6 5000 B
Clordano 57-74-9 0.3 A
Clorobenceno 108-90-7 100 D
Crolofenol (2-) 95-57-8 0.1 D
Cloroformo 67-66-3 30 A
Clorometano 74-67-3 1.9 D
Clorpirifos 2991-88-2 90 B
Cloruro de Vinilo 75-01-4 20 D
Cobre (Total) 7440-50-8 1000 B
Cromo (Total) 7440-47-3 50 A
Cromo (+6) 18540-29-9 50 D
D (2,4-) 94-75-7 100 A
Ddt 50-29-3 1 A
Diazinon 333-41-5 20 B
Dibromocloropropano (Dbcp) 96-12-8 0.2 D
Dibromoetileno 106-93-4 0.05 D
Dicamba 1918-00-9 120 B
Diclofop-Metil 51338-25-3 9 B
Diclorobenceno (1,2-) 95-50-1 200 B
Diclorobenceno (1,4-) 106-46-7 5 B
Dicloroetano (1,2-) 107-06-2 10 A
Dicloroetileno (1,1-) 75-35-4 0.3 A
Dicloroetileno (1,2-Sis) 540-59-0 70 D
Dicloroetileno (1,2-Trans) 156-60-5 100 D
Diclorofenol (2,4-) 120-83-2 0.3 D
Diclorometano 75-09-2 50 B
Dicloropropano (1,2-) 78-87-5 5 D
Dicloropropileno (1,2-) 563-51-2 87 D
Dieldrin 60-57-1 0.03 A
Dimetilfenol (2,4-) 105-67-9 400 D
Dimetoato 60-51-5 20 B
Dinitrofenol (2,4-) 51-28-5 70 D
Dinitrotolueno (2,4-) 121-14-2 1.1 D
Diquat 85-00-7 70 B
Diuron 338-54-1 150 B
Endosulfan 188-68-1 138 D
Endrin 72-20-8 0.2 B
Estinero 100-42-5 100 D
Etilbenceno 100-41-4 700 D
Fenol 108-95-2 2 B
Fluoranteno 206-44-0 190 D
Fluoruro (Total) 16984-48-8 1500 A
Forato 298-02-2 2 B
Glifosato 1071-83-6 280 B
Heptacloro 76-11-8 0.1 A
Heptacloro Epoxido 1024-57-3 0.1 A
Hexaclorobenceno 118-74-1 0.01 A
Hexaclorobutadieno 87-68-3 4.5 D
Hexaclorocilopentadieno 77-47-4 1 D
Hexacloroetano 67-72-1 24 D

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. 2


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Nivel guía
Constituyente Peligroso CAS Referencias
(ug/l)
Hidrocarb. Ar. Polinucleares 74-87-3 0.03 D
Hierro (Total) 7439-89-6 300 A
Isoforone 78-59-1 5 D
Malation 121-75-5 190 B
Manganeso (Total) 7439-96-5 100 A
Mercurio (Total) 7439-97-6 1 A
Metil Paration 290-00-0 7 B
Metil-Azinfos (Gution) 86-50-0 20 B
Metolaclor 51218-45-2 50 B
Metoxicloro 72-43-5 30 A
Metribuzina 21087-64-9 80 B
Níquel (Total) 7440-02-0 25 E
Nitrato 1918-00-9 10000 A
Nitrito 51338-27-3 1000 B
Nitrobenceno 98-95-3 30 D
Organoclorados Totales 106-46-7 10 F
Organoclorados (No Plag.) 107-06-2 1 C
Paraquat 1910-42 10 B
Paration 56-38-2 50 B
Pcb (Total) 1336-36-3 0.00079 D
Pcb-1016 (Arochlor 1016) 101612674-11-2 2 D
Pcb-1221 (Arochlor 1221) 11104-28-2 2 D
Pcb-1232 (Arochlor 1232) 11141-16-5 2 D
Pcb-1242 (Arochlor 1242) 53469-21-9 2 D
Pcb-1248 (Arochlor 1248) 12672-29-6 2 D
Pcb-1254 (Arochlor 1254) 111097-69-1 2 D
Pcb-1260 (Arochlor 1260) 11096-82-5 2 D
Pentaclorobenceno 608-93-5 572 D
Pentaclorofenol 87-86-5 10 A
Plaguicidas Totales 85-00-7 100 B
Plata (Total) 7440-22-4 50 B
Plomo (Total) 74439-92-1 50 A
Selenio (Total) 7782-49-2 10 A
Simazine 122-34-9 10 B
T (2,4,5-) 93-76-5 280 B
Talio (Total) 7440-28-0 18 D
Temefos 3383-96-8 200 B
Terbufos 13071-79-9 1 B
Tetracloroetano (1,1,2,2-) 79-31-5 1.7 D
Tetracloroetileno 127-8-4 10 A
Tetraclorofenol (2,3,4,6-) 58-90-2 1 D
Tetracloruro De Carbono 56-23-5 3 A
Tolueno 108-88-3 1000 D
Toxafeno 8001-35-2 5 B
Tp (2,4,5-) 93-72-1 10 B
Trialato 2303-17-5 230 B
Tribromometano 75-25-2 2 D
Tricloroetano (1,1,1-) 71-55-6 200 G
Tricloroetano (1,1,2-) 79-00-5 6 D
Tricloroetileno 79-01-6 30 A

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. 3


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Nivel guía
Constituyente Peligroso CAS Referencias
(ug/l)
Triclorofenol (2,3,4-) 15950-66-0 10 H
Triclorofenol (2,4,6-) 88-06-2 10 A
Triclorofluormetano 75-69-4 D
Trihalometanos 86-50-0 G
Uranio Total 51218-45-2 100 B
Xilenos (Totales) 1330-20-7 10000 D

Referencias:

A : Guía para la Calidad del Agua Potable. OMS. 1985


B : Canadian Water Quality Guidelines. 1987
C : European Community Water Directive. 1991
D : USEPA. 1991
E : Legislación Federal de Brasil. Resolución CONAMA (Consejo Federal de Medio
Ambiente). 1986
F : Analyse des Trinkwassers im Versorgungsgebietder Stadtwerke Düsseldorf AG. 1991
G : Obras Sanitarias de la Nación.
H : Selección de los niveles guía de calidad de agua en función de los diferentes usos del
recurso. Cuenca del Plata. República Argentina. 1987

Tabla 1. Niveles guía de calidad de agua para fuentes de agua de bebida


humana con tratamiento convencional (Anexo b1, Ley Nacional N° 24051)

Para evaluar las posibles fuentes a utilizar se puede emplear la clasificación de los
cuerpos de agua, que de acuerdo con su calidad y requerimiento de tratamiento para
cumplir con las Normas de potabilidad, se muestra en la Tabla 2.

Esta clasificación se basa en las siguientes categorías:

• Tipo A: Aguas subterráneas o superficiales, provenientes de cuencas con


protección sanitaria, con las características básicas presentadas en la Tabla 2
estando los demás parámetros de calidad de acuerdo con los requerimientos
estándar de potabilidad.

• Tipo B: Aguas superficiales o subterráneas, provenientes de cuencas no


protegidas, con las características básicas presentadas en la Tabla 2 y que puedan
satisfacer el estándar de potabilidad con tecnologías de tratamiento que no
demanden coagulación química.

• Tipo C: Aguas superficiales provenientes de cuencas no protegidas, con las


características básicas presentadas en la Tabla 2 y que exijan tecnologías de
tratamiento con coagulación química para alcanzar el estándar de potabilidad.

• TIPO D: Aguas superficiales de cuencas no protegidas, sujetas a contaminación,


cuyas características básicas se presentan en la Tabla 2 y que requieren
tratamientos especiales para alcanzar el estándar de potabilidad.

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. 4


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Tipo
Característica básica
A B C D
DBO (mg/L)
ƒMedia < 1.5 1.5 – 2.5 2.5 – 4.0 4.0
ƒMáxima de cualquier 3.0 4.0 6.0 > 6.0
muestra
Coliformes totales (NMP/100 mL)
Media mensual 50 – 100 100 – 5000 5000 – 20000 >20000
Máximo >100 (*) > 5000 (**) > 20000 (***) ---
pH 5–9 5–9 5–9 3.8 – 10.3
Cloruros (mg/L) < 50 50 – 250 250 – 600 > 600
Fluoruros (mg/L) < 1.5 1.5 – 3.0 >3.0 ---

(*) En menos de 5% de las muestras examinadas


(**) En menos de 20% de las muestras examinadas
(***) En menos de 5% de las muestras examinadas

Tabla 2. Clasificación de las aguas según NB-592

Protección de fuentes

• Aunque existen tecnologías de tratamiento de agua para permitir que casi cualquier
fuente pueda cumplir con las normas de calidad de agua de bebida, deberán
arbitrarse los medios necesarios para evitar el deterioro y lograr la mejoría de la
calidad de la calidad de la fuente de agua.

• Se debe elaborar y aplicar un Programa para el Manejo y Protección de la Calidad de


la Fuente de suministro de agua, cuyo objetivo principal será mantener o mejorar la
calidad de la fuente de agua, tendiendo a controlar o eliminar las fuentes de
contaminación.

• Cuando sea posible, el Programa para el Manejo y Protección de la Calidad de la


Fuente de suministro de agua formará parte de un Plan Integral de Protección de
Cuenca el cual tendrá un enfoque más abarcativo y tomará en consideración
diferentes aspectos relacionados con la salud humana y la calidad del ambiente
dentro de la cuenca de interés, buscando integrar el cumplimiento de normas
obligatorias con el incentivo al desarrollo de los recursos naturales

• El Programa de Manejo y Protección de la Fuente se basará en un Plan de


Monitoreo cuyo objetivo será generar información confiable con relación a la fuente
de agua y su evolución. Los datos obtenidos y procesados permitirán evaluar el
resultado de medidas aplicadas para la protección y mejoramiento del recurso de
agua, así como también seguir el impacto de eventuales descargas accidentales de
contaminantes.

• El Plan de Monitoreo puede tener objetivos amplios respecto de la protección del


recurso. Cuando enfoque su atención en la protección de la fuente de agua deberá
atender como mínimo los siguientes aspectos:
¾Definición de los objetivos y metas parciales del programa de monitoreo.
¾Recopilación y generación de información básica.

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. 5


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Desarrollo de un modelo conceptual que relacione los datos de calidad de agua


conocidos con el sistema físico, químico y biológico que constituye la fuente de
agua y las entradas al mismo ya sean éstas de origen natural o antrópico.
¾Definición de objetivos en cuanto al tipo, cantidad y calidad de información a
producir. Esta decisión estará dada por el uso previsto de la información
generada y permitirá establecer metodologías de monitoreo y sus costos
asociados.
¾Establecimiento de estrategias para las mediciones de campo, y
determinaciones analíticas, definiendo criterios de aceptación de datos.
¾Definición de los sistemas de transferencia, procesamiento y almacenamiento
de datos a emplear. Una parte esencial de este aspecto es el establecimiento
de una metodología de evaluación de la calidad de los datos.
¾Definición de una metodología para el análisis, evaluación e interpretación de
los datos recolectados.
¾Establecimiento de métodos de evaluación del Programa de Monitoreo a fin de
poder detectar problemas y elaborar recomendaciones para su solución.
¾Definición de métodos de comunicación de la información reunida.

• Cuando la fuente a proteger sea de tipo subterráneo, deberán identificarse las áreas
de recarga de la misma a fin de establecer un programa de protección adecuado
para estas áreas.

Tratamiento

• El objetivo de todo sistema de tratamiento intercalado entre la fuente de agua y la


población servida será mejorar la calidad de la fuente de modo que el agua
distribuida sea segura, con sabor y olor aceptables y de características
organolépticas agradables para su consumo, cumpliendo con las características de
agua de bebida establecidas en la presente Norma.

• La elección de los procesos de tratamiento deberá basarse en los siguientes


criterios:
¾Calidad del agua a tratar.
¾Calidad de agua tratada requerida para el consumo, la cual se establece en la
presente Norma.
¾Condiciones ambientales y socioeconómicas locales.
¾Características de la población a servir.
¾Nivel de tecnología disponible localmente.

• Las tecnologías de tratamiento se podrán seleccionar de acuerdo los criterios


resumidos en la Tabla 3.

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. 6


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Objetivo de tratamiento Tecnología


ƒ Remoción de compuestos volátiles causantes de olor y
sabor y gases disueltos (ej: H2S, CH4, compuestos
orgánicos volátiles -COV-) descarbonatación
ƒ Aeración
ƒ Oxigenación y desoxigenación
ƒ Oxidación (hierro)

ƒ Remoción de materia particulada fácilmente


ƒ Presedimentación -
sedimentable
Prefiltración con grava
ƒ Desinfección, control biológico ƒ Oxidación Química
ƒ Control de olores y sabores
ƒ Oxidación de metales disueltos (hierro y manganeso)
ƒ Oxidación de compuestos orgánicos, mejoramiento en
la remoción de color

ƒ Desestabilización de la materia coloidal y ƒ Coagulación – Floculación


macromoléculas y aglomeración de partículas
sedimentables o filtrables para la remoción de turbidez
y color, eliminación de arsénico.

ƒ Remoción de partículas floculentas sedimentables ƒ Sedimentación (decantación)


como paso previo a la filtración

ƒ Remoción de algas. ƒ Flotación

ƒ Remoción final de partículas, luego de procesos de ƒ Filtración rápida


tratamiento fisicoquímico y/o biológico

ƒ Proceso biológico de remoción ƒ Filtración lenta


-
ƒ Remoción de nitratos (NO3 ) ƒ Denitrificación

ƒ Reducción de dureza debida a la presencia de calcio y ƒ Ablandamiento


magnesio por precipitación o intercambio iónico

ƒ Control de olores, sabores y materia orgánica ƒ Adsorción con carbón activado


ƒ Reducción de color
ƒ Remoción de compuestos orgánicos y precursores de
trihalometano
-
ƒ Remoción de dureza, arsénico y nitratos (NO3 ) ƒ Intercambio iónico

ƒ Remoción de sólidos disueltos totales, incluyendo ƒ Membranas


nitratos, arsénico y dureza

Tabla 3. Tecnologías de tratamiento de agua para bebida

• Los criterios particulares relativos a cada tecnología de tratamiento de agua deberán


consultarse en las normas específicas correspondientes.

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. 7


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2. CALIDAD DEL AGUA TRATADA

• De acuerdo con lo establecido por la Resolución No. 494 del Ministerio de Salud y
Acción Social (Art. 982), el Agua potable de suministro público y Agua potable de uso
domiciliario, es aquella que es apta para la alimentación y uso doméstico. El agua
potable de uso domiciliario es el agua proveniente de un suministro público, de un
pozo o de otra fuente, ubicada en los reservorios o depósitos domiciliarios.

• Para cumplir con esta definición no debe contener sustancias o cuerpos extraños de
origen biológico, orgánico, inorgánico o radiactivo en tenores tales que la hagan
peligrosa para la salud.

• Debe presentar además sabor agradable y ser prácticamente incolora, inodora,


límpida y transparente.

• Con respecto a la calidad que debe poseer el agua potable, debe tomarse como
referencia a las Normas establecidas en el Código Alimentario Argentino Actualizado,
capítulo XII, artículo 982 aprobado por resolución No.494 del Ministerio de Salud y
Acción Social del 7.07.94, que se transcribe más abajo, o cualquier modificación
posterior a la publicación de las presentes Normas.

Codigo alimentario

En todos los casos, el agua tratada deberá cumplir con las características
físicas, químicas y microbiológicas siguientes:

Características físicas:

Turbiedad: máx. 3 UNT (ver disposición aclaratoria)

Color: máx. 5 escala Pt-Co;

Olor: sin olores extraños.

Características químicas:

pH: 6,5 - 8,5; pH sat.: pH +/- 0,2

Sustancias inorgánicas:

Amoníaco (NH4+) máx.: 0,20 mg/l

Aluminio residual (Al) máx.: 0,20 mg/l

Arsénico (As) máx.: 0.05 mg/l

Cadmio (Cd) máx.: 0.005 mg/l

Cianuro (CN-) máx.: 0.10 mg/l

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. 8


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Cinc (Zn) máx.: 5.0 mg/l

Cloruro (Cl-) máx.: 350 mg/l

Cobre (Cu) máx.: 1.00 mg/l

Cromo (Cr) máx.: 0.05 mg/l

Dureza total (CaCO3)máx.: 400 mg/l

Fluoruro (F-): para los fluoruros la cantidad máxima se da en función de la


temperatura promedio de la zona, teniendo en cuenta el consumo diario del
agua de bebida:
¾Temperatura media y máxima del año (oC) 10.0 - 12.0, contenido límite
recomendado de Flúor (mg/l)

Límite inferior: 0.9; Límite superior: 1.7:


¾Temperatura media y máxima del año (oC) 12.1 - 14.6, contenido límite
recomendado de Flúor (mg/l),Límite inferior: 0.8

Límite superior: 1.5:


¾Temperatura media y máxima del año (oC) 14.7 - 17.6, contenido límite
recomendado de Flúor (mg/l)

Límite inferior: 0.8; Límite superior: 1.3:


¾Temperatura media y máxima del año (oC) 17.7 - 21.4, contenido límite
recomendado de Flúor (mg/l)

Límite inferior: 0.7; Límite superior: 1.2:


¾Temperatura media y máxima del año (oC) 21.5 - 26.2, contenido límite
recomendado de Flúor (mg/l)

Límite inferior: 0.7; Límite superior: 1.0:


¾Temperatura media y máxima del año (oC) 26.3 - 32.6, contenido límite
recomendado de Flúor (mg/l)

Límite inferior: 0.6; Límite superior: 0.8:

Hierro total (Fe) máx.: 0.30 mg/l

Manganeso (Mn) máx.: 0.10 mg/l

Mercurio (Hg) máx.: 0.001 mg/l

Nitrato (NO-3) máx.: 45 mg/l

Nitrito (NO-2) máx.: 0.10 mg/l

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. 9


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Plata (Ag) máx.: 0.05 mg/l

Plomo (Pb) máx.: 0.05 mg/l

Sólidos disueltos totales, máx.: 1500 mg/l

Sulfatos (SO4=) máx.: 400 mg/l

Cloro activo residual (Cl) min.: 0.2 mg/l

La autoridad sanitaria competente podrá admitir valores distintos si la


composición normal del agua de la zona y la imposibilidad de aplicar
tecnologías de corrección lo hicieran necesario.

Características Microbiológicas:

Bacterias coliformes: NMP a 37 o C - 48 hs. (Caldo Mc Conkey o Lauril


Sulfato), en 100 ml: igual o menor de 3.

Escherichia coli: ausencia en 100 ml.

Pseudomonas aeruginosa: ausencia en 100 ml.

En la evaluación de la potabilidad del agua ubicada en reservorios de


almacenamiento domiciliario deberá incluirse entre los parámetros
microbiológicos a controlar el recuento de bacterias mesófilas en agar (APC -
24 hs. a 37 oC): en el caso de que el recuento supere las 500 UFC/ml y se
cumplan el resto de los parámetros indicados, sólo se deberá exigir la
higienización del reservorio y un nuevo recuento. En las aguas ubicadas en
los reservorios domiciliarios no será obligatoria la presencia de cloro activo.

Contaminantes orgánicos:

THM, máx.: 100 µg/l

Aldrin + Dieldrin, máx.: 0.03 µg/l

Clordano, máx.: 0.30 µg/l

DDT (Total + Isómeros), máx.: 1.00 µg/l

Detergentes, máx.: 0.50 mg/l

Heptacloro + Heptacloroepóxido, máx.: 0.10 µg/l

Lindano, máx.: 3.00 µg/l

Metoxicloro, máx.: 30.0 µg/l

2,4 D, máx.: 100 µg/l

Benceno, máx.: 10 µg/l

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. 10


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Hexacloro benceno, máx.: 0.01 µg/l

Monocloro benceno, máx.: 3.0 µg/l

1,2 Dicloro benceno, máx.: 0.5 µg/l

1,4 Dicloro benceno, máx.: 0.4 µg/l

Pentaclorofenol, máx.: 10 µg/l

2, 4, 6 Triclorofenol, máx.: 10 µg/l

Tetracloruro de carbono, máx.: 3.00 µg/l

1,1 Dicloroeteno, máx.: 0.30 µg/l

Tricloro etileno, máx.: 30.0 µg/l

1,2 Dicloro etano, máx.: 10 µg/l

Cloruro de vinilo, máx.: 2.00 µg/l

Benzopireno, máx.: 0.01 µg/l

Tetra cloro eteno, máx.: 10 µg/l

Metil Paratión, máx.: 7 µg/l

Paratión, máx.: 35 µg/l

Melatión, máx.: 35 µg/l

• Con respecto al parámetro Turbiedad, teniendo en cuenta los numerosos estudios


realizados internacionalmente que demostraron la estrecha vinculación entre los
valores de este parámetro y la calidad microbiológica del agua, así como las
recomendaciones de organismos reconocidos internacionalmente, se establecen los
siguientes valores:
¾Valor máximo admisible para la turbiedad del agua tratada: 1 UNT.
¾Valor recomendado de la turbiedad para el agua tratada: 0,5 UNT.

• Podrán adoptarse otras normas de calidad (provinciales, municipales y/o


internacionales) siempre y cuando los valores límites para cada uno de los
parámetros fueran menores a los establecidos en el Código Alimentario Argentino.

• Podrán incorporarse parámetros de calidad que no figuren en el Código Alimentario y


su inclusión deberá justificarse debidamente tomando en cuenta:
¾Antecedentes de datos de calidad de la fuente de provisión.
¾Recomendaciones de organismos internacionales relacionados con la provisión
de agua potable.

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. 11


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Toda otra información que a juicio de los proyectistas resulte de interés.

• En algunos casos especiales, y para algunos parámetros el ENOHSa podrá admitir


valores mayores a los establecidos en las presentes Normas, siempre y cuando se
demuestre que la instalación de la planta de tratamiento mejorará sustancialmente la
calidad del agua que consume la población.

• En el proyecto de la planta de tratamiento deben preverse sitios de extracción de


muestras para evaluar en forma rutinaria la calidad del agua cruda, el efluente de
cada uno de los procesos y el agua final tratada. El programa de monitoreo de la
calidad del agua tratada (parámetros a analizar, frecuencia, técnicas analíticas) debe
basarse en la Norma de Laboratorio de la Planta de Potabilización.

• Aunque no existen valores numéricos referidos a la cantidad de organismos del fito y


zooplancton admisibles en el agua tratada, debe procurarse que la cadena de
procesos de tratamiento elegida asegure la mayor remoción posible de los mismos,
procurando que no estén presentes, especialmente si existen en la fuente de
provisión concentraciones importantes de cianobacterias. Para ello, se deben tener
en cuenta, las recomendaciones establecidas en la Norma de Tratamiento para la
remoción de Algas.

• Asimismo, los procesos de tratamiento deben diseñarse para asegurar la ausencia


de virus entéricos y de quistes de parásitos en el agua tratada.

• La calidad del agua tratada a la salida de la planta y en la red debe ser verificada por
los organismos que en cada provincia tengan el poder de policía, de acuerdo con la
reglamentaciones existentes en cada una de ellas. No obstante, el ENOHSa, se
reserva el derecho de realizar auditorías para verificar la calidad del agua tratada así
como la operación de las plantas de tratamiento.

• Los responsables de los servicios de tratamiento y abastecimiento de agua potable,


ya sean públicos o privados, tienen la responsabilidad de verificar el nivel de
capacitación del personal ocupado en la operación y mantenimiento de las plantas de
tratamiento y redes de distribución y deben organizar periódicamente cursos de
entrenamiento y capacitación.

• Tanto los elementos que conforman los equipos específicos de procesos, así como
toda otra parte del equipamiento y/o piezas accesorios de los mismos que vayan a
mantener contacto con el agua ya potabilizada o en proceso de potabilización, deben
ser diseñadas y/o especificadas en materiales aptos para este uso. A tal fin, el
ENOHSa puede solicitar los certificados de aptitud otorgados por autoridad nacional
competente. En su defecto, se evaluarán los certificados de aptitud otorgados por
organismos internacionales, como por ejemplo la OMS (Organización Mundial de la
Salud), o por organismos extranjeros reconocidos internacionalmente, como por
ejemplo la EPA (Environmental Protection Agency) de los Estados Unidos. Ante la
ausencia de estos, el proyectista deberá demostrar por medio de análisis y/o
ensayos específicos la factibilidad de uso, probando que no existe aporte de
materiales tóxicos como ser resinas, colorantes, metales, etc. mediante mecanismos
de lixiviación, disgregación, disolución y otros.

Criterios Básicos - Cap. 3 – Criterios de calidad del agua / pág. 12


CAPÍTULO 4. ESTUDIOS DE FUENTES DE AGUA Y
DISEÑO DE CAPTACIONES

ÍNDICE

1. FUENTES SUPERFICIALES .............................................................................1


1.1. ESTUDIOS DE FUENTES ............................................................................................................... 1
1.1.1. Objetivo .............................................................................................................................. 1
1.1.2. Ríos o Arroyos................................................................................................................... 1
1.1.2.1. Estudios Básicos ................................................................................................................. 1
1.1.2.2. Estudios Relacionados con la Ubicación de la Obra de Toma........................................ 1
1.1.2.3. Calidad de Agua................................................................................................................... 2
1.1.2.4. Caudal Disponible................................................................................................................ 2
1.1.2.5. Crecida Máxima de Proyecto .............................................................................................. 4
1.1.2.6. Indicaciones Para el Informe Final ..................................................................................... 4
1.1.3. Lagos, Embalses y Lagunas ............................................................................................ 5
1.1.4. Manantiales........................................................................................................................ 5
1.1.5. Agua de Lluvia................................................................................................................... 6
1.1.6. Otras Fuentes Superficiales........................................................................................... 10
1.2. OBRAS DE TOMA ....................................................................................................................... 10
1.2.1. Generalidades.................................................................................................................. 10
1.2.2. Ríos y Arroyos................................................................................................................. 11
1.2.2.1. Capacidad Hidráulica ........................................................................................................ 11
1.2.2.2. Calidad de Agua................................................................................................................. 12
1.2.3. Lagos o Embalses........................................................................................................... 12
1.2.3.1. Capacidad Hidráulica ........................................................................................................ 12
1.2.3.2.Calidad de Agua...................................................................................................................... 12

1.3. REQUISITOS LEGALES, AMBIENTALES Y OPERATIVOS................................................................. 13


1.3.1. Aspectos Legales............................................................................................................ 13
1.3.2. Aspectos Ambientales.................................................................................................... 13
1.3.3.Operación y Mantenimiento ........................................................................................... 14
1.4. INSTALACIONES COMPLEMENTARIAS DE LAS OBRAS DE TOMA .................................................... 14
1.5. CAPTACIÓN DE AGUA DE LLUVIAS.............................................................................................. 15
1.5.1. Área de Captación........................................................................................................... 15
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

1.5.2. Volumen de Represas .....................................................................................................15


1.6. CAPTACIÓN EN MANANTIALES ....................................................................................................17
2. FUENTES SUBTERRÁNEAS ..........................................................................19
2.1. ESTUDIO DE FUENTES SUBTERRÁNEAS.......................................................................................19
2.1.1. Análisis de Prefactibilidad ..............................................................................................19
2.1.2. Estudio de Diagnostico...................................................................................................20
2.1.2.1. Objetivo y Alcances ...........................................................................................................20
2.1.2.2. Tareas a Ejecutar................................................................................................................20
2.1.3. Estudios de Detalle..........................................................................................................24
2.1.3.1. Objetivo y Alcances ...........................................................................................................24
2.1.3.2. Tareas a Realizar ................................................................................................................24
2.1.4. Procesamiento de Datos e Informe Final ......................................................................27
2.2. DISEÑO DE CAPTACIONES ..........................................................................................................28
2.2.1. Tipo de Captación............................................................................................................28
2.2.2. Número y Ubicación de Perforaciones..........................................................................28
2.2.3. Construcción y Dimensiones de las Perforaciones.....................................................29
2.2.3.1. Métodos de Perforación.....................................................................................................29
2.2.3.2. Profundidad de la Perforación ..........................................................................................29
2.2.3.3. Diámetro de la Perforación................................................................................................30
2.2.3.4. Entubado.............................................................................................................................30
2.2.3.5. Filtros ..................................................................................................................................30
2.2.3.6. Prefiltro de Grava ...............................................................................................................31
2.2.3.7. Cementación.......................................................................................................................31
2.2.3.8. Desarrollo............................................................................................................................32
2.2.3.9. Terminación del Pozo ........................................................................................................32
2.2.3.10. Ensayo de Bombeo .........................................................................................................32
2.2.4. Operación y Manejo del Sistema de Captación............................................................33
2.2.4.1. Caudal de Explotación.......................................................................................................33
2.2.4.2. Control de las Captaciones ...............................................................................................33
2.2.4.3. Rehabilitación de las Captaciones ...................................................................................34
2.2.4.4. Ajustes Operativos del Sistema........................................................................................34
2.2.4.5. Control del Acuífero ...........................................................................................................34
2.2.5. Utilización de un Modelo Matemático............................................................................35
2.3. ÁREAS DE PROTECCIÓN .............................................................................................................36
2.3.1. Dimensiones de las Zonas de Protección.....................................................................36
2.3.1.1. Zona III.................................................................................................................................36
2.3.1.2. Zona II..................................................................................................................................37
2.3.1.3. Zona I...................................................................................................................................37
2.3.1.4. Delimitación de las Zonas de Protección.........................................................................37
2.3.2. Fuentes Potenciales de Contaminación........................................................................37
2.3.2.1. Zona III.................................................................................................................................37
2.3.2.2. Zona III b..............................................................................................................................37
2.3.2.3. Zona III a..............................................................................................................................39
2.3.2.4. Zona II..................................................................................................................................40
2.3.2.5. Zona I...................................................................................................................................42
2.3.3. Medidas Operativas .........................................................................................................42

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. ii


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.4. RECARGA ARTIFICIAL ................................................................................................................ 42


2.4.1. Análisis de su Aplicación ............................................................................................... 42
2.4.1.1. Diseño Preliminar .............................................................................................................. 43
2.4.2. Estudio de Detalle ........................................................................................................... 43
2.4.2.1. Objetivo y Alcances........................................................................................................... 43
2.4.2.2. Investigación de la Zona ................................................................................................... 44
2.4.2.3. Investigación del Sistema de Recarga............................................................................. 45
2.4.3. Diseño del Sistema de Recarga..................................................................................... 46
2.4.3.1. Conceptos Generales ........................................................................................................ 46
2.4.3.2. Características Constructivas y Ubicación de las Piletas.............................................. 48
2.4.3.3. Calidad del Agua de Recarga............................................................................................ 49
2.4.3.4. Recuperación y Reutilización del Agua Recargada........................................................ 49
2.4.3.5. Red de Pozos de Observación.......................................................................................... 50
2.4.3.6. Operación del Sistema ...................................................................................................... 50
2.5. IMPACTO AMBIENTAL................................................................................................................. 52

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. iii
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

1. FUENTES SUPERFICIALES

1.1. ESTUDIOS DE FUENTES

1.1.1. Objetivo

Los estudios de aprovechamiento de fuentes de agua superficial, para la provisión de


agua potable deben comprender básicamente la evaluación de:

• El caudal disponible en relación a la demanda del proyecto.

• La calidad del agua cruda y su variación estacional, para establecer el tratamiento de


potabilización que permita ajustarla a las Normas de calidad de agua de consumo.

• La crecida máxima, en relación a la seguridad de la obra de toma.

El caudal o volumen disponible depende de diversos factores entre los cuales los más
importantes son la duración, intensidad y frecuencia de las precipitaciones, el clima, la
vegetación, las características geográficas, topográficas y geológicas.

La calidad del agua depende de los microorganismos y de las materias orgánicas y


minerales presentes. Por otra parte, especialmente en las zonas habitadas, puede
producirse la contaminación del agua por las descargas no controladas de efluentes
cloacales o industriales.

A continuación se señalan los distintos casos que pueden presentarse y el detalle de los
estudios a realizar.

1.1.2. Ríos o Arroyos


1.1.2.1. Estudios Básicos

Se deberán realizar los estudios topográficos y de suelos que se detallan en los Capítulos
correspondientes de las presentes Normas. Respecto a estos últimos, de acuerdo a la
importancia y el tipo de obra, el ENOHSa podrá exigir entre otras, las determinaciones de
cortes transversales geológicos y de la permeabilidad del suelo y del subsuelo.

1.1.2.2. Estudios Relacionados con la Ubicación de la Obra de Toma

Deberán efectuarse los estudios técnico–económicos de alternativas, para la localización


y diseño de la obra de toma, basados en lo siguiente:

• Localización de obras públicas y privadas existentes en la zona circundante que


puedan ser afectadas por el proyecto o que puedan afectar al proyecto.

• Localización de posibles fuentes de contaminación, descarga o arrastre de materias


orgánicas, líquidos cloacales y desagües industriales.

• Datos provenientes de estaciones limnimétricas, etc. en la zona circundante.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 1


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Tipos de vegetación, cultivos y bosques en la zona tentativa de proyecto y


circundante.

• Arrastre de sedimentos de la fuente de agua y que podrían ser interferidos por la


obra de toma, particularmente en las crecidas.

• Efectos de las crecidas desde el punto de vista de la resistencia y estabilidad de la


estructura de la obra de toma.

• Datos sobre la cimentación de obras hidráulicas existentes en las proximidades.

• Capacidad portante del suelo para la fundación de la estructura de la obra de toma.

• Cota mínima y de crecida del curso de agua.

• Riesgos de erosión de las márgenes del río frente a eventuales crecidas y estudio de
la necesidad de protecciones.

1.1.2.3. Calidad de Agua

A los fines de asegurar la calidad del agua, se deberán extraer muestras para determinar
en el laboratorio los parámetros establecidos en las Normas de calidad de agua de
consumo que sean de aplicación. También, para la realización de ensayos de tratabilidad
del agua.

Deberán incluirse determinaciones que permitan prever la aparición eventual de


problemas de olor y sabor. Si la fuente es un canal de baja turbiedad se deberá realizar
un estudio cualicuantitativo de fitoplancton y zooplancton. De detectarse la presencia de
cianobacterias, se deberán realizar determinaciones analíticas con la finalidad de
identificar la presencia de toxinas. En todos los estudios se deberán incluir
determinaciones del número umbral de olor según la técnica establecida en los Métodos
Estándar para el Análisis de Agua y Líquidos Residuales de la American Water Works, la
American Health Public Association y la Water Environment Federation en su última
edición. Podrán aceptarse otras técnicas cualitativas de determinación de sabor y olor si
son debidamente justificadas por los proyectistas.

De no poder controlarse económicamente los problemas de sabor y olor, deberán


buscarse fuentes alternativas.

Las muestras se deberán extraer durante las épocas de crecida y de estiaje, en los
posibles lugares de toma y en los afluentes próximos de importancia.

1.1.2.4. Caudal Disponible

Se deberá requerir en todos los casos la información básica y los estudios


complementarios que se mencionan en los puntos que siguen, destacándose que estos
últimos no serán necesarios cuando se cuente con datos fehacientes de aforos de parte
de entidades públicas o privadas reconocidas, de acuerdo con los cuales el caudal
mínimo disponible sea compatible con el caudal y período de diseño.

Los estudios a realizar comprenden:

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 2


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Estudios climáticos

La información básica a recopilar deberá consistir en los datos existentes en lo que


respecta al promedio de las precipitaciones mensuales, los registros de distintas
tormentas y las temperaturas máximas y mínimas de invierno y verano.

Los estudios deben comprender como mínimo los siguientes aspectos:

• Precipitaciones mensuales en diversas localidades de la cuenca, obtenidos en el


Servicio Meteorológico Nacional. Los mismos deben comprender por lo menos
25 años, salvo indicación en contrario del ENOHSa. En el caso de insuficiencia de
datos podrá realizarse la correlación pluviométrica de la cuenca en estudio con otra
cercanas de similares posibilidades de precipitación.

• Intensidad y dirección de vientos.

• Temperaturas medias mensuales.

Estudios hidrológicos

La información básica a obtener deberá consistir en la recopilación y análisis de los datos


sistemáticos existentes de información hidrométrica y aforos de entidades públicas y
privadas reconocidas, e informaciones locales y/o aforos directos para determinar
caudales de crecida y estiaje.

En el caso de no contarse con la información citada, se deberán realizar aforos


expeditivos tomados simultáneamente con las alturas hidrométricas, en distintas
condiciones del río a fines de establecer la ley altura-caudal. Asimismo se deberá
determinar el “caudal básico” mediante aforos en períodos de estiaje.

En aquellos casos donde todo lo anteriormente señalado no fuera posible, se requerirán


las siguientes informaciones en la zona a estudiar:

Determinación de la cuenca de aporte en base a las planchetas del IGM, mapas zonales,
etc.

• Comparación de datos entre las series de las distintas estaciones pluviométricas.

• Determinación de la precipitación media en la cuenca por los métodos de media


aritmética, de Thiessen o de las isohietas, y el análisis estadístico de máximas
tormentas con la determinación de la ley de mejor ajuste.

• Análisis de tormentas. Registros, histograma de tormentas de no muy larga duración


(entre 1/3 y 1/5 del tiempo de concentración de la cuenca).

• Si el ENOHSa lo considerara conveniente, se deberá determinar el volumen de


evaporación media. La evapotranspiración potencial podrá establecerse mediante
mediciones directas o en el caso en que éstas no sean factibles mediante fórmulas
empíricas como las de Lugeon, Meyer o Thornthwaite.

Partiendo de los datos pluviométricos, se deberá establecer cuál será la lluvia neta. Esto
último, se deberá determinar teniendo en cuenta la conformación de las subcuencas, la
cobertura vegetal, el manejo actual agropecuario, la clasificación hidrológica de los
suelos, la infiltración, etc.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 3


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

En el caso de insuficiencia de datos, podrá utilizarse la comparación hidrológica con


cuencas próximas similares a la cuenca en estudio.

1.1.2.5. Crecida Máxima de Proyecto

Se procederá de la siguiente manera:

• Si existiera suficiente cantidad de datos sobre caudales, se llevará a cabo el análisis


estadístico de los máximos caudales anuales, determinando la ley de mejor ajuste.

• La crecida de proyecto se obtendrá de esta última, para una recurrencia no inferior a


la vida útil de la obra.

• Si no existiera suficiente cantidad de datos sobre caudales, la crecida de proyecto se


calculará mediante el método del hidrograma unitario. El hidrograma de proyecto se
obtiene multiplicando las ordenadas del hidrograma unitario, por la precipitación neta
correspondiente a la máxima tormenta para una recurrencia no inferior a la vida útil
de la obra.

Para determinar el hidrograma unitario se podrá proceder de cualquiera de las dos


maneras siguientes:

• En base a los datos correspondientes a varias tormentas de no muy larga duración,


(duración entre 1/3 y 1/5 del tiempo de concentración de la cuenca).

• En base a métodos empíricos tales como el de Snyder u otros, en caso de no contar


con registros de tormentas. Se determina así el hidrograma unitario sintético cuyos
coeficientes de ajuste se deberán fijar en base a la correlación de las características
físicas de la cuenca en cuestión con las correspondientes a cuencas similares de las
cuales se poseen hidrogramas realmente registrados.

Cuando el ENOHSa lo considere necesario deberán realizarse los siguientes estudios


adicionales :

• Cálculo de crecidas mediante ambos métodos indicados precedentemente, es decir


llevando a cabo el análisis estadístico de máximos caudales anuales y por otra parte
mediante el método del hidrograma unitario, a fines comparativos.

• Determinación de las características medias mensuales del escurrimiento, déficit y


superávits.

• Estudios de erosión y defensas. Se deberán determinar las máximas fuerzas


tangenciales y las consiguientes máximas velocidades que son capaces de soportar
sin erosiones los suelos que conforman el perímetro del curso. En función de tales
determinaciones se establecerá la necesidad o no de proyectar defensas.

1.1.2.6. Indicaciones Para el Informe Final

En el Informe Final, la memoria técnica deberá contener los datos, estudios y


determinaciones de todos los puntos indicados anteriormente. Asimismo deberá contener
las recomendaciones que sugieran sobre ampliación y profundización de estudios,
conclusiones y justificaciones de la adopción de la fuente.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 4


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

1.1.3. Lagos, Embalses y Lagunas

Se deberá proceder a determinar su alimentación superficial o subterránea y sus


desagües, topografía y profundidades de la ribera; fluctuaciones del nivel de agua,
corrientes, influencias de desagües superficiales, datos relativos a luz solar y proliferación
de algas, plantas acuáticas y desechos flotantes. Serán de aplicación las consideraciones
efectuadas para ríos y arroyos en relación a problemas de sabor y olor.

Se deberán extraer muestras de aguas a distintas profundidades para sus análisis físico-
químicos y bacteriológicos y ensayos de coagulación si presentara turbiedad. En aquéllos
casos en que el ENOHSa lo considere conveniente se deberán realizar estudios de
permeabilidad y evapotranspiración.

Estudios de azolve: en los casos de tomas mediante embalses, se deberán extraer


muestras del material en suspensión que llevan las aguas para la determinación del
caudal sólido y la producción anual de sedimentos. Estas determinaciones permitirán
proyectar los descargadores de fondo necesarios y las operaciones de limpieza y
mantenimiento a los efectos de evitar la reducción de la capacidad del embalse dentro de
su vida útil.

1.1.4. Manantiales

Estudios geológicos

Los mismos deberán permitir establecer el tipo de manantial de que se trata,


determinando si es una fuente que emana de fisuras de capas de roca o brota de estratos
de roca meteorizada o bien si brota en terreno aluvional.

Se deberá detectar la presencia o no de fallas que produzcan desviaciones en el manto


acuífero. Tales desviaciones serán de vital importancia para el proyecto de la obra de
toma ya que ésta deberá captar al agua en su yacimiento geológico y no en aluviones.

Deberá comprobarse si el afloramiento es único, múltiple o bien si se trata de un


afloramiento lineal. En aquéllos casos en que las características del afloramiento así lo
indiquen, se deberá estudiar la posibilidad de incrementar las corrientes de los estratos
porosos mediante tubos colectores o galerías de infiltración.

Reconocimientos

Se deberá reconocer topográficamente la zona, verificando la inexistencia de grietas que


puedan dar lugar a la contaminación de la fuente por invasión de aguas superficiales o
subterráneas contaminadas.

En aquellos casos de manantiales que afloran en regiones bajas de terreno aluvional


donde el agua se acumula en forma de charca o pantano, cubierta con plantas y
conteniendo vida animal, deberán indagarse con mayor detenimiento las probabilidades
de contaminación. Tales zonas deberán ser investigadas estableciendo su ubicación y
características.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 5


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Los reconocimientos deberán incluir asimismo la factibilidad de construcción de la obra


de toma y de las posibles obras complementarias.

Se deberá proceder además a la extracción de muestras de agua para sus análisis de


calidad.

Evaluación de la capacidad de producción del manantial

Se deberán realizar aforos para constatar la compatibilidad entre los caudales mínimos a
captar en relación con las necesidades de abastecimiento de la población.

Los aforos se deberán realizar en distintas épocas del año, especialmente en las épocas
de lluvias y las de estiajes, para la determinación de caudales máximos y mínimos,
régimen del manantial y posibles intermitencias.

Para caudales pequeños podrá aforarse por mediciones directas mediante el llenado de
recipientes de volumen conocido. Para caudales mayores (en general mayores de 3 l/s)
el método más conveniente puede considerarse el aforo por vertedero.

Se deberá aforar durante el mayor tiempo posible, incluyendo necesariamente el período


de estiaje.

En los caudales cronológicos deberán consignarse los días de lluvias y cantidad de agua
caída estableciendo de este modo la correlación entre ambos fenómenos y deduciendo
por lo tanto el tiempo que tarde en manifestarse en el manantial la influencia de las
lluvias.

La variación de la turbiedad y temperatura del agua serán elementos de juicio para


establecer la correlación anteriormente mencionada.

La técnica del aforo debe ser tal que no interfiera el escurrimiento natural de las aguas,
dando lugar de este modo a mediciones falsas.

En tal sentido, si se afora por vertedero, habrá que tener especial cuidado de no alterar
con el remanso del vertedero las condiciones de salida del manantial. El remanso
formado puede anegar la boca del manantial, y disminuyendo la carga sobre el mismo,
reducir el caudal.

1.1.5. Agua de Lluvia

En aquellas localidades donde no se cuente con fuentes superficiales o subterráneas


aprovechables para el abastecimiento de agua se deberá estudiar la posibilidad de utilizar
aguas de lluvia, en cuyo caso será necesario obtener la siguiente información:

Suelos

Los suelos se deberán estudiar desde los puntos de vista de su permeabilidad, arrastre
de material durante las lluvias, calidad para el desarrollo de especies vegetales y su
calidad en cuanto a la posibilidad de incorporar al agua sales u otros elementos que
desmejoren su potabilidad.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 6


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

En caso de que no se conocieran suficientemente las características del suelo de la


cuenca receptora, se podrán realizar los siguientes estudios:

• Para el estudio geotécnico se deberán practicar sondeos mediante perforaciones


distanciadas entre uno y cinco kilómetros, según la homogeneidad que presente y
con profundidades entre uno y dos metros, con extracción de muestras cada 50 cm.

• Para el estudio de la permeabilidad se deberán practicar pozos excavados a cielo


abierto, con profundidades de uno a dos metros y distanciados con igual criterio que
en el caso anterior, según la homogeneidad que presente el terreno a través de los
ensayos.

Topografía

Se deberá realizar el relevamiento topográfico con el suficiente detalle como para definir
las posibles cuencas y cauces aprovechables.

Para ello se deberá utilizar la información fotográfica aérea disponible y la


fotointerpretación respectiva, complementando ese estudio con el relevamiento
topográfico.

Precipitaciones

Se deberá obtener un registro confiable de lluvias que abarque el mayor número posible
de años, a satisfacción del ENOHSa.

Si no se poseen registros de la misma localidad en estudio, se podrán utilizar los de


lugares próximos con características climáticas similares.

Si de la localidad en estudio sólo se poseen registros de pocos años, podrán compararse


con otros registros más amplios y extrapolar valores.

Se deberán aplicar coeficientes de seguridad cuyo valor deberá ser mayor en la medida
en que resulte menos confiable o completa la información disponible.

Los valores obtenidos se deberán volcar en planillas y gráficos que determinen dentro del
período considerado lo siguiente:

• Intensidades de las precipitaciones diarias ocurridas.

• Frecuencia de precipitaciones diarias de fuertes valores.

• Precipitaciones anuales.

• Duración de las precipitaciones.

• Frecuencias e intervalos de recurrencia para distintas precipitaciones anuales.

• Tablas o gráficos de análisis estadísticos.

El proyectista podrá quedar en libertad para aplicar los criterios y métodos estadísticos y
de probabilidad que considere adecuados a la información disponible, pero el estudio
deberá brindar los elementos básicos para poder definir la precipitación de cálculo, la

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 7


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

capacidad necesaria de almacenamiento y la probabilidad de que se produzcan


precipitaciones menores que la de cálculo, durante el período de diseño.

No se deberán considerar las precipitaciones diarias menores de un valor a determinar de


acuerdo al clima, naturaleza del terreno, material de arrastre, vegetación, pendientes, etc.
Para terrenos naturales, no habiendo otro elemento de juicio, podrá adoptarse el valor de
40 mm.

Además, al llegarse a la etapa de proyecto, puede ocurrir que no puedan considerarse los
excedentes de precipitaciones superiores a un determinado valor que colme la capacidad
de las obras de conducción hasta la represa.

Evaporación y transpiración

No se exigirá la medición de estos dos valores. Se podrán determinar por mediciones en


el lugar o de no ser factibles, por fórmulas empíricas o procurando obtener información
sobre evaporación en la zona, evaluando el clima y cuidando de aclarar si los registros
corresponden a evaporímetros terrestres o flotantes.

Para la definición de la evaporación y transpiración de la superficie terrestre, se deberán


investigar las características del suelo, profundidad del agua subterránea, clase y
madurez de la vegetación natural y posible vegetación que admite la clase de terreno.

El conjunto de la transpiración y la evaporación que constituye la evapotranspiración


puede medirse aunque con escasa precisión, observando la diferencia ente el volumen
de la precipitación sobre una porción de terreno y el recogido mediante drenes que
cubran el sector.

De los valores antes mencionados la mayor importancia para el diseño hidráulico de la


planta, la tiene la evaporación que ocurre a través de la superficie de agua de las
represas. Los restantes influyen en la escorrentía al mantener diferente grado de
humedad en la capa superior del terreno y disminuir la absorción del agua de la
precipitación.

Aguas freáticas

Se deberá analizar su calidad y verificar su nivel y potencia en las diferentes épocas del
año, en relación a la posibilidad y conveniencia de utilizarla como complemento del agua
de lluvia para ser mezclada con la misma en las represas o reservas.

La potencia y nivel de la napa freática tiene interés desde el punto de vista de la


influencia que pueda tener esta napa, sobre las obras proyectadas y la calidad del agua
de escurrimiento. Además reviste importancia, si se prevé una explotación mixta con
aprovechamiento directo de la napa freática o si se prevén recargas de pozos abiertos.

Escurrimiento de las aguas

La aplicación de coeficientes empíricos y generales para la determinación del


escurrimiento, puede dar lugar a gruesos errores justamente en la determinación de la
superficie de la cuenca necesaria. Pueden aplicarse coeficientes empíricos en el caso de
superficies receptoras impermeabilizadas, en las que puede aceptarse un valor de 0,90.

Para el caso de cuencas naturales, se deberá proceder con el siguiente criterio:

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 8


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

a) Determinación de una curva o tabla que indique para cada altura de la precipitación, el
volumen escurrido por unidad de superficie receptoras. La determinación de la curva o
tabla puede lograrse en las siguientes formas:

• Por la aplicación de tablas que den esos valores para situaciones de clima y suelos
semejantes al que se estudia. Pueden utilizarse al efecto las tablas y criterios
expuestos en la publicación “Diseño de Pequeñas Presas” (Bureau of Reclamation –
United States Departament of the Interior). También pueden aplicarse las tablas y
fórmulas del “Método racional generalizado”.

• Por la observación, durante un ciclo completo de un año, de la relación precipitación-


escurrimiento en una planta de características similares en clima y suelos a la que se
estudia.

• Por el ensayo en el propio terreno en estudio, en una cuenca piloto preparada para
tal efecto. Esta solución es aconsejable para poblaciones de cierta magnitud.

b) Aplicación de un índice de corrección para las lluvias que ocurren a continuación de


otra anterior, denominada precipitación precedente, en cuyo caso, por la saturación de
humedad del suelo, la escorrentía es mayor.

c) Con los valores de a) y las correcciones de b), construcción de las curvas de aportes
anuales aprovechables para la unidad de la superficie receptora. Se deberán tomar los
años más secos y sus inmediatos para que en la etapa de proyecto se puedan utilizar
tomados de a dos años seguidos, para determinar el volumen de reserva necesario.

d) Si se puede encontrar, para años secos y semisecos, y para la cuenca en estudio, un


coeficiente único para cada valor de precipitación anual, que dé la relación entre la
altura de la precipitación y valor del escurrimiento, podrá aplicarse para simplificar, la
tarea indicada en el punto c).

Calidad de las aguas

Se deberán realizar análisis protistológicos de las aguas represadas de la zona para


estudiar la posible proliferación de algas en el represamiento a construir y los métodos
correctivos apropiados.

Además, como ya se ha mencionado, se deberán realizar análisis químicos y físicos de


las agua freáticas, para determinar la posibilidad de desmejoramiento de la calidad del
agua represada.

Estación meteorológica

En los casos en que no existe información adecuada, se deberá estudiar la posibilidad de


la instalación inmediata de una estación meteorológica para obtener información sobre
precipitaciones, temperaturas, humedad, vientos, evaporación, etc. La obtención de estos
datos durante uno o dos años previos a la iniciación de las obras, podrá ser utilizada para
confirmar o ajustar dimensiones o características de las obras de captación o tratamiento.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 9


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

1.1.6. Otras Fuentes Superficiales

Canales de riego

Se deberán obtener los datos completos de la fuente; alimentación, régimen, aforos, área
de riego que sirve, etc., perjuicio que ocasionaría la derivación del caudal necesario en la
economía de la zona, por disminución del área de riego; período de limpieza anual; toma
suplementaria sobre otro canal próximo donde el corte del agua no coincida con el
principal: caudales disponibles a derivar; muestras de agua para análisis químico y
bacteriológicos. En todos los casos, debe establecerse el compromiso de cesión a través
de la documentación correspondiente con el caudal necesario para cubrir la demanda
durante el período de diseño.

Derivación desde obras existentes de provisión de agua potable

No existiendo fuentes locales o relativamente cercanas se podrá considerar la utilización


de obras ya habilitadas en localidades próximas siempre que lo permita la capacidad de
la fuente y que las condiciones sanitarias, técnicas y económicas de esta solución
ofrezcan ventajas con respecto al uso de otras fuentes. Se deberán aportar los datos de
la fuente a efectos de evaluar su capacidad actual y futura, análisis químico y
bacteriológico, estado de las instalaciones, etc. También en este caso debe establecerse
el compromiso de cesión correspondiente del caudal necesario para cubrir la demanda
durante el período de diseño.

Agua de mar

En las zonas costeras y no existiendo otras posibilidades de utilización económica de


fuentes de agua dulce de origen superficial, puede analizarse la factibilidad de utilización
de agua de mar, previendo como es obvio el correspondiente tratamiento para reducir el
tenor de sales presentes a niveles de potabilidad.

1.2. OBRAS DE TOMA

1.2.1. Generalidades

Al analizar una captación de agua superficial, el proyectista debe considerar en primer


lugar los riesgos de contaminación y consecuentemente, las previsiones que deben
tomarse para garantizar la confiabilidad y estabilidad de la calidad de agua.

Simultáneamente debe asegurar una capacidad hidráulica con un mínimo riesgo de


interrupción, equivalente al caudal máximo diario para el final del período de diseño.

Para la verificación de estos objetivos, conviene distinguir las particularidades de los ríos
o arroyos, y las de los lagos o embalses.

En todos los casos, se deben desarrollar los estudios hidrológicos, aforos, etc. que
permitan definir el rendimiento y régimen de las cuencas de captación. Por otra parte, las
características geográficas y topográficas, los estudios geotécnicos, los aspectos
ambientales y legales, y los riesgos de contaminación, conforman con los primeros, los

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 10


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

factores que influyen en la factibilidad, características técnicas y envergadura del


proyecto de la obra de toma y por lo tanto, deben ser adecuadamente analizados.

Finalmente, de la comparación económica de alternativas técnicamente viables, debe


surgir el diseño de captación a adoptar.

1.2.2. Ríos y Arroyos


1.2.2.1. Capacidad Hidráulica

La obra de toma debe ser capaz de captar el caudal de diseño, aún en las condiciones
más desfavorables. Para ello, se debe determinar el caudal mínimo disponible del curso
de agua, sustentado en datos de aforos y/o pluviométricos, obtenidos durante un período
suficientemente prolongado para hacer confiables los resultados que se logren del
procesamiento de dicha información.

El caudal de la fuente en época de estiaje, debe ser como mínimo el triple del caudal
máximo diario para el final del período de diseño, admitiéndose que sea sólo el doble si el
sistema integral se desarrolla por gravedad sin necesidad de bombeos intermedios.

Si el caudal mínimo no permitiera cubrir la demanda, pero el caudal promedio en un


período que abarque el intervalo de ocurrencia del mínimo fuera suficiente, puede
estudiarse la viabilidad de la construcción de un embalse cuyo volumen alcance para
satisfacer los consumos de la época seca, evitando así cortes en la prestación del
servicio.

Si la corriente fuera de muy pequeño caudal y tirante, puede proyectarse una presa de
derivación para mantener la toma sumergida, garantizando en todo momento la captación
del caudal de diseño y evitando el arrastre de aire.

Adicionalmente, el proyectista debe analizar para el diseño de la toma los siguientes


aspectos:

• Los registros históricos de niveles de agua con la finalidad de definir:


¾La cota de la boca de toma que permita captar agua aún en la mínima bajante.
¾La cota de las máximas crecientes para evitar la inundación de las instalaciones
electromecánicas y las obras civiles complementarias.
En los casos en que la toma se encuentre en una zona donde el nivel del agua
pueda sufrir grandes cambios, la obra debe estar en condiciones de adaptarse a los
mismos.

• Las protecciones necesarias de la boca de captación mediante rejas o láminas


perforadas, previendo además su limpieza periódica, frente a los riesgos de ingreso
al sistema de elementos sólidos o cuerpos extraños que transporte el curso de agua
y que pudieran causar daños u obstrucciones.

• La seguridad estructural, mediante un emplazamiento de la obra en un fondo estable


y realizar las verificaciones a la flotación, al volcamiento y a las socavaciones,
debiendo preverse, las instalaciones de alivio o descarga frente a las crecidas y las
protecciones para el tránsito en el río.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 11


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

1.2.2.2. Calidad de Agua

Las obras de toma pueden estar expuestas a contaminación por descargas cloacales,
industriales, pluviales y/o por la presencia de vaciaderos de basura. Por lo tanto, debe
evitarse la ubicación de la obra de toma aguas abajo de las descargas mencionadas, a
menos que:

• Se demuestre una adecuada capacidad de autodepuración del río o arroyo,


sustentada en modelos matemáticos y/o análisis de calidad de agua realizados en
épocas críticas.

• Se establezcan claramente los controles y responsabilidades respecto a las


descargas contaminantes.

• Se prevean en el proyecto para el caso de contingencias, diferentes condiciones de


operación tales como la utilización de fuentes complementarias o alternativas,
variaciones en la potabilización del agua, etc. para disminuir los riesgos a niveles
aceptables.

Es necesario tener en cuenta que se debe:

• Ubicar la toma en una zona con buena profundidad y en la orilla opuesta a la que
acumule mayor cantidad de sedimentos. Para ello hay que verificar la capacidad de
erosión del cauce en la orilla que tiene la competencia erosiva para verificar que no
se llegue a trabajar dentro de límites inestables.

• Evitar la captación de aguas de crecientes o en caso contrario, prever las


condiciones de operación del sistema para esa contingencia.

1.2.3. Lagos o Embalses


1.2.3.1. Capacidad Hidráulica

Con la finalidad de determinar si el volumen de almacenamiento es suficiente para cubrir


la demanda aún en las condiciones más desfavorables, el proyectista debe evaluar la
alimentación al lago o embalse y su variabilidad estacional, el desagüe, la permeabilidad
del fondo, la evapotranspiración, etc. Por otra parte, a través del conocimiento de las
fluctuaciones del nivel de agua, debe diseñarse la obra de toma para que pueda captar
en todo momento el caudal de diseño.

1.2.3.2.Calidad de Agua

En líneas generales, las aguas de lagos y embalses suelen ser menos turbias que las de
ríos caudalosos, por la posibilidad de sedimentación de partículas que se presenta en
aguas quietas, pero pueden manifestarse problemas de color, como consecuencia del
desarrollo de plantas acuáticas.

Por otra parte, la calidad del agua puede variar según el sector y profundidad a
considerar, lo que es relevante para la selección de la ubicación de la toma.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 12


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Otro aspecto que debe considerar por el proyectista es la acción de las olas,
especialmente en el caso en que no haya suficiente profundidad y el espejo de agua sea
de cierta extensión, debido a que podría producir el levantamiento de sedimentos del
fondo.

En relación al transporte y difusión de las contaminantes, las fluctuaciones del nivel de


agua y la influencia de los vientos predominantes, así como las corrientes superficiales y
subsuperficiales deben tenerse en cuenta, pudiendo obligar a prever distintas
profundidades de captación, de acuerdo a las variaciones de la calidad de agua para los
correspondientes niveles, originadas en los cambios de las condiciones mencionadas.

Una toma ubicada muy cerca del fondo puede captar particularmente en estiaje, agua
turbia o con cierto contenido de materia orgánica descompuesta, por lo que conviene que
la distancia entre el fondo del lago y la cara inferior del filtro no resulte menor de 50 cm.
Por el contrario, si está ubicada muy próxima a la superficie puede contener desechos
flotantes, algas y plantas acuáticas, por lo que es recomendable captar a una profundidad
mayor a 30 cm.

Finalmente, para la determinación de la ubicación del lago o embalse respecto a zonas


urbanas o campos en explotación agrícola, debe evaluarse la magnitud de los riesgos de
contaminación química y microbiológica, proliferación de algas y plantas acuáticas,
acumulación de desechos flotantes en general, y todos aquéllos aspectos que puedan
influir en la calidad del agua.

1.3. REQUISITOS LEGALES, AMBIENTALES Y OPERATIVOS

Complementando los aspectos relativos a la capacidad hidráulica y a la calidad del agua


que se han expresado hasta ahora, deben atenderse una serie de requisitos básicos
como los que se describen a continuación:

1.3.1. Aspectos Legales

Con la debida antelación, deben cumplimentarse las autorizaciones para el


emplazamiento de la obra y el compromiso, suscripto por el Organismo que corresponda,
de cesión del agua para garantizar la cobertura de la demanda durante el período de
diseño. Asimismo, deben establecerse los resguardos correspondientes en cuanto a
eventuales focos contaminantes aguas arriba.

1.3.2. Aspectos Ambientales

Debe evaluarse si la obra se encuentra o es aledaña a áreas de interés ambiental, y en


tal caso, cumplimentar las reglamentaciones de aplicación. En particular, es necesario
minimizar las alteraciones que pueda producir la obra en el curso de agua, tales como
interferencias para la navegación, actividades recreativas u otros usos, perjuicios graves
a la fauna ictícola y problemas de embanques y erosiones. Estos últimos, se pueden
reducir localizando la obra preferiblemente en tramos rectos.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 13


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

En todos los casos que el ENOHSa lo considere necesario se deberá incorporar al


proyecto el estudio de las alteraciones que la obra de toma pueda ocasionar al curso y
las medidas adoptadas para atenuarlas.

1.3.3.Operación y Mantenimiento

El proyecto debe facilitar y minimizar las tareas de operación, limpieza y mantenimiento


sin interferir el servicio; al respecto se deben prever medios de acceso adecuados para
personal y equipos, iluminación, y elementos de protección y cercado, para evitar la
entrada de personas y animales extraños, disponiéndose los elementos para la limpieza y
los dispositivos para el control y la medición de caudales. Asimismo, deben quedar
claramente expresadas las recomendaciones para las tareas de monitoreo,
mantenimiento, y las acciones a desarrollar en las contingencias. Al respecto pueden
señalarse:

• La limpieza de las rejas con una frecuencia preestablecida o en función de la pérdida


de carga.

• La limpieza por retrolavado de los caños filtros.

• El mantenimiento del equipamiento electromecánico.

• El permanente control de la calidad del agua cruda y el procesamiento de los datos


para permitir predecir los picos de su desmejoramiento y la duración de los mismos,
y la identificación, seguimiento y minimización de los eventuales focos de descargas
contaminantes.

• El control periódico del estado de las tuberías flexibles y anclajes en el caso de


tomas con plataformas flotantes.

• La limpieza y desinfección con posterioridad a una crecida, etc.

• En el caso de captación de aguas de lluvia mediante plateas impermeabilizadas, el


control del crecimiento de malezas, la reparación de fisuras y el mantenimiento de las
zanjas que desvían las aguas de los alrededores.

• En las represas, el control de las algas por medio de alguicidas y los riesgos de
ingreso de elementos tóxicos desde la cuenca de captación por ejemplo si ésta
abarca zonas urbanas o campos en explotación agrícola.

1.4. INSTALACIONES COMPLEMENTARIAS DE LAS OBRAS DE TOMA

Para cada una de las instalaciones complementarias de la captación como rejas, caños
filtros, desarenadores, conductos, canales, etc., se debe acompañar su diseño, cálculo de
las pérdidas de carga, determinación de velocidades y la documentación gráfica que
defina con precisión sus dimensiones, ubicación con relación a puntos fijos debidamente
balizados y toda la información necesaria para su correcta ejecución.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 14


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

1.5. CAPTACIÓN DE AGUA DE LLUVIAS

En los casos en que resulta imposible o antieconómica la captación de aguas


subterráneas o superficiales, debe analizarse la viabilidad del aprovechamiento de aguas
de lluvia.

Los sistemas en general se componen de una superficie de captación, un volumen de


almacenamiento de agua cruda conformado por una represa o aljibe según sea la
envergadura del servicio, un tratamiento potabilizador y un volumen de reserva de agua
tratada.

El área de captación y el volumen de almacenamiento de agua cruda, pueden definirse a


partir del conocimiento del régimen de lluvias, en lo posible para un número significativo
de años, y el consumo a cubrir con el servicio.

Por otra parte, el tratamiento potabilizador deberá depender de las características de la


superficie de captación, siendo usualmente una filtración seguida por la desinfección.
Complementariamente, una dosificación controlada de cal puede permitir atenuar la
acidez que naturalmente posee el agua de lluvia.

1.5.1. Área de Captación

En sistemas domésticos se utilizan directamente las superficies de los techos y patios de


las viviendas.

En sistemas públicos, según sean las condiciones del suelo pueden utilizarse las
superficies naturales de la cuenca con preparaciones mínimas, o en caso contrario
plateas de empedrado o de hormigón. Los canales de recolección por otra parte, se
deben diseñar usualmente para conducir en un mes la cuarta parte de la precipitación
anual.

1.5.2. Volumen de Represas

Deben ser capaces de retener el agua captada de la precipitación por un tiempo breve,
permitiendo la posterior potabilización y la conducción a la reserva de agua tratada.

Su número no debe ser inferior a dos, y debe asegurarse la impermeabilización de


taludes y fondo a través de compactación, con suelos seleccionados, membranas, etc.

Las primeras aguas deben descartarse enviándolas a un desagüe y previendo en la


llegada de la tubería de recolección a la represa una cámara con válvulas o compuertas
para tal efecto. Otra posibilidad, es tratar de aprovecharlas mediante el envío hacia
sectores bajos con suelos permeables para su posterior captación desde pozos filtrantes
y bombeo hacia la represa.

Para el volumen de las represas debe realizarse la comparación de la curva anual de


aportes a la cuenca y la curva de consumos. Se obtiene calculando la suma de los
valores absolutos de:

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 15


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• La mayor diferencia en exceso entre el volumen escurrido acumulado para el período


crítico de lluvias y el volumen necesario acumulado teniendo en cuenta en esta
última la evaporación, infiltración y consumo

• La mayor diferencia en defecto.

Cuando no se disponen de aforos durante el año, deben utilizarse procedimientos que


permitan obtener el caudal superficial que se genera en una cuenca para una
precipitación dada, definiendo esta última por su duración e intensidad. La relación entre
el caudal superficial y el precipitado debe estar dada por el coeficiente de escorrentía.

La determinación del volumen de escorrentía, es decir la precipitación efectiva a partir de


una precipitación caída en una cuenca, es función de numerosas variables, entre las que
pueden mencionarse el tipo de suelo, la pendiente, la vegetación, el porcentaje de
cobertura, el grado de humedad, etc. El Soil Conservation Service (SCS) de Estados
Unidos, elaboró una metodología para la estimación de la escorrentía que ha sido
comprobada en distintas partes del mundo.

Pérdidas por Evaporación en la Represa

La evaporación depende de:

• La temperatura del aire y la radiación solar: incrementan la evaporación.

• La velocidad y turbulencia del viento: también la incrementan.

• Presión: la evaporación aumenta cuando la presión disminuye.

• Salinidad del agua: la evaporación disminuye con el aumento de la concentración


salina.

Se determinan con mediciones en estaciones o con el empleo de fórmulas de equilibrio


de energía.

Pérdidas por Infiltración en la Represa

Pueden determinarse por ensayos con infiltrómetros en el lugar, lo que sería más
representativo, o por ensayos de permeabilidad en laboratorio.

Potabilización y Reserva

A partir de la información estadística de lluvias se debe dimensionar el sistema de


potabilización, para que sea capaz de tratar el agua en un tiempo inferior al que medie
entre dos precipitaciones sucesivas.

El proyectista debe incluir un pretratamiento que evite el paso de arena, hojas, insectos y
cualquier otro contaminante. Las entradas de aire y desagües deben quedar protegidas
por tamices para evitar el paso de elementos indeseables. La desinfección de las aguas
se debe realizar usualmente por cloración. Por otra parte, como ya se mencionó es
conveniente dosificar cal para atenuar la acidez natural de las aguas de lluvia.

En el caso de que se capte agua directamente de la cuenca, el proyectista debe tener en


cuenta el arrastre de los suelos para el diseño del sistema de tratamiento, incorporando

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 16


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

antes de la filtración una etapa de sedimentación a menos que se demuestre que no es


necesaria.

1.6. CAPTACIÓN EN MANANTIALES

Los manantiales son simplemente aguas subterráneas que afloran naturalmente a la


superficie de la tierra.

Cuando el manantial se origina en un acuífero confinado entre estratos impermeables, su


producción suele ser uniforme durante todo el año.

En el caso de manantiales procedentes del manto freático, su producción está muy


afectada por el régimen de lluvias, pudiendo llegar a secarse durante la estación seca o
inmediatamente después.

Todos los manantiales, y en particular los de origen freático, están expuestos a


contaminación en la zona próxima al sitio de afloramiento. Por lo tanto, se debe realizar
un reconocimiento sanitario de la zona adyacente, determinar el origen y calidad del agua
y el rendimiento del manantial en las diferentes épocas del año.

En los casos en que se dispone de un manantial de características adecuadas en cuanto


a caudal y calidad de agua, la toma básicamente debe proyectarse para impedir cualquier
clase de contaminaciones, evitando la invasión de aguas superficiales o subterráneas
impuras, profundizando hasta alcanzar el acuífero en su yacimiento geológico.

En tal sentido, se debe atender los siguientes aspectos:

• No alterar la calidad del agua, garantizando el libre escurrimiento hacia la cámara de


toma y no interfiriendo el régimen hidráulico de la fuente.

• Prever un dispositivo de desborde de agua a través de un vertedero o de un tubo


para evitar contracargar el manantial, y un conducto para la limpieza.

• Prever un depósito en el piso de la cámara para acumular las arenas presentes en


el agua, facilitando su limpieza.

• Colocar una capa de tierra de unos 50 cm sobre la cámara de toma para conservar
la temperatura.

• Disponer una ventilación adecuada.

• Instalar una boca de acceso con cierre hermético que impida el paso de aguas
superficiales, insectos, roedores y cualquier elemento extraño.

• Construir un canal en la parte superior que evite que las aguas superficiales o de
lluvia pasen sobre la toma.

• Instalar un cerco para evitar la entrada de personas y animales.

Si el manantial se presenta como un afloramiento único y localizado, la obra puede contar


con una cámara sin fondo profundizada hasta el acuífero y una cámara de válvulas
contigua.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 17


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

En el caso de que haya varios manantiales cercanos puede proyectarse una galería
colectora o varias cámaras conectadas a una cámara final.

Cuando el afloramiento se produce a lo largo de una línea, pueden colocarse tubos


perforados que funcionan como colectores y que sean capaces de conducir las aguas a
una cámara final.

Los materiales para las cámaras y conductos deben garantizar la hermeticidad de la obra,
no alterar la calidad de las aguas, y soportar la agresividad del suelo.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 18


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2. FUENTES SUBTERRÁNEAS

2.1. ESTUDIO DE FUENTES SUBTERRÁNEAS

A fin de lograr una mejor definición y coordinación de las tareas y así una menor
erogación, el estudio de fuentes subterráneas se deberá dividir en 3 etapas de
complejidad y costo crecientes: Análisis de Prefactibilidad, Estudio de Diagnóstico y
Estudio de Detalle.

El conjunto de estas investigaciones debe producir la siguiente información:

• Topografía y geología del área de interés.

• Litología del subsuelo, básicamente la presencia y extensión de los horizontes


permeables e impermeables.

• Profundidad, espesor y extensión del acuífero a explotar y, si corresponde, del


inmediatamente superior.

• Dirección y velocidad de flujo en el acuífero a explotar.

• Calidad del agua subterránea en el acuífero a explotar y su variación espacial.

• Granulometría del acuífero a explotar.

• Parámetros hidráulicos del acuífero a explotar.

• Fluctuaciones del nivel de agua subterránea en el acuífero a explotar y en el (los)


que participa(n) en su recarga.

• Reserva regulatriz (aproximada) del acuífero a explotar.

• Profundidad y extensión del acuífero inmediatamente subyacente al de interés.

• Calidad del agua subterránea en los acuíferos inmediatamente sobre- y subyacente.

2.1.1. Análisis de Prefactibilidad

Debe ser llevado a cabo en todos los casos, preferentemente por el comitente del
estudio, a fin de lograr un conocimiento general de las características del lugar que
permita por un lado corroborar o descartar la existencia de agua subterránea
aprovechable y por otro definir, si corresponde, las tareas de las etapas siguientes, o por
lo menos las del estudio de diagnóstico.

La tarea a realizar es una Recopilación y Evaluación de Antecedentes, debiéndose reunir


el material existente más importante relativo al agua subterránea, tal como informes y
mapas geológicos e hidrogeológicos, perfiles de perforaciones importantes y análisis
químicos.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 19


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Mediante el procesamiento y análisis de la información recabada se deberá elaborar un


cuadro de situación de la hidrogeología de la zona y en función del mismo, se deberá
determinar la posibilidad de que exista una fuente subterránea de abastecimiento y los
estudios a realizar en la(s) etapa(s) siguiente(s).

2.1.2. Estudio de Diagnostico


2.1.2.1. Objetivo y Alcances

En caso de haberse seleccionado la fuente subterránea, en esta etapa se deberá alcanzar a


nivel de diagnóstico una identificación de la factibilidad técnica de captar agua subterránea
de calidad y cantidad adecuadas al proyecto, determinar el tipo de captación y las
eventuales obras complementarias requeridas (por ej. recarga artificial) y definir y ubicar las
tareas de la etapa siguiente.

Los trabajos a realizar en esta etapa deben comprender la recopilación y evaluación de


antecedentes, el censo hidrogeológico, el levantamiento geológico, las perforaciones de
exploración, los análisis de laboratorio y la evaluación de resultados. Las tres primeras
tareas (recopilación y evaluación de antecedentes, censo hidrogeológico, levantamiento
geológico) son tareas comunes propias de la fase inicial de todo estudio hidrogeológico,
por eso el estudio de diagnóstico debe ser la primera etapa del estudio hidrogeológico
completo, eventualmente ampliada por una(s) perforación(es) de exploración y análisis de
laboratorio, si ello resultase necesario para poder determinar la posibilidad de una
explotación del agua subterránea.

La información a obtener en las tres primeras tareas debe satisfacer las necesidades de
todo el estudio y no solamente las mínimas del nivel de diagnóstico.

2.1.2.2. Tareas a Ejecutar

Recopilación y Evaluación de Antecedentes

Antes de iniciar cualquier otro trabajo de exploración debe reunirse todo el material
relativo al agua subterránea existente en organismos públicos y empresas privadas, tales
como informes geológicos, hidrogeológicos, hidrológicos y geofísicos, mapas geológicos
e hidrogeológicos, fotogramas aéreos e imágenes digitalizadas, perfiles de perforación,
análisis químicos, ensayos de acuífero, información sobre plantas de agua potable y
sistemas de riego. Igualmente debe conseguirse la información correspondiente a la
hidrología, meteorología, suelos, uso de la tierra, etc.

La información recopilada, especialmente la de geología, hidrogeología, meteorología e


hidrología, no debe limitarse a la zona de trabajo propiamente dicha sino abarcar un área
mayor, normalmente la cuenca y/o la unidad hidrogeológica correspondiente.

Por su importancia para el estudio, en todos los casos se deberá obtener:

• Mapas topográficos regionales a escala 1:100.000 ó 1:50.000 y locales a escala


1:25.000 a 1:10.000. De no existir mapas se obtendrán planos municipales o
catastrales. El proyectista seleccionará la escala a utilizar de manera que se defina
en forma precisa la ubicación de las obras.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 20


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Fotografías aéreas de la zona de trabajo y áreas aledañas lo más recientes posible,


en escalas 1:10.000 a 1:25.000, o eventualmente 1:50.000. También, si existen,
fotomosaicos.

• En caso que no existan fotografías aéreas o estén desactualizadas, imágenes


satelitarias SPOT o LANDSAT TM en escala 1:50.000 o 1:100.000.

• Mapa geológico de la zona y/o región.

• Perfiles de perforación, informes hidrogeológicos, etc. con datos sobre la litología del
subsuelo, los niveles de agua subterránea y su calidad, ensayos de acuífero.

• Datos climáticos e hidrológicos.

• Ubicación y caudales de los sistemas de captación de agua subterránea y/o


superficial, tanto para riego como para abastecimiento, existentes o proyectados.

• El caudal de proyecto y su variación en el tiempo.

Censo Hidrogeológico

Se llevará a cabo mediante una recorrida de la zona de estudio, visitando todas las
manifestaciones de agua (pozos, manantiales, ríos, lagunas, etc.) y representándolas en
un mapa topográfico y/o una fotografía aérea con la mayor precisión posible. De cada
una se registrarán los siguientes datos: ubicación, tipo, profundidad, características de las
obras ejecutadas, perfil geológico, acuíferos, temperatura, pH y conductividad eléctrica
del agua, caudal obtenido, uso del mismo y niveles de agua, en la medida que las
instalaciones lo permitan. Todos los datos obtenidos se volcarán en una ficha de
relevamiento.

En cada manifestación censada se deberá colectar una muestra de agua de 1 litro, en


una botella de plástico resistente, sellada y rotulada, y con el tratamiento previo y
conservación necesarios para evitar su alteración hasta el análisis de laboratorio.

En el caso de existir explotaciones importantes del acuífero, por ejemplo por industrias o
para irrigación, se deberá averiguar el consumo anual de agua subterránea y los
antecedente técnicos de las captaciones.

En oportunidad de realizarse el censo hidrogeológico se deberá proceder también a


identificar y localizar las posibles fuentes de contaminación del agua subterránea.

Levantamiento Geológico

Si los mapas geológicos recopilados tienen el detalle adecuado a las necesidades del
estudio de fuentes, deberán ser revisados mediante observaciones de campo,
complementando y ajustando las unidades mapeadas con criterio hidrogeológico,
buscando establecer su capacidad acuífera. Se deberá tener en cuenta tanto la litología y
estructura de las unidades, como aspectos geomorfológicos e hidrológicos.

Cuando el material existente no satisfaga los requerimientos del estudio, el levantamiento


geológico se deberá llevar a cabo mediante una fotointerpretación y control de campo
identificando y representando, en función de su significado hidrogeológico, las
formaciones y estructuras geológicas, unidades litológicas, rasgos geomorfológicos, y red
de drenaje.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 21


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

En caso de no existir fotografías aéreas ni satelitarias adecuadas, se deberá realizar un


mapeo geológico regular de campo.

Perforaciones de Exploración

En el caso de que la información obtenida en los trabajos anteriores sea insuficiente para
proporcionar los conocimientos que permitan definir la posibilidad de un abastecimiento
con agua subterránea, deberá realizarse una o más perforaciones de exploración.

La cantidad de perforaciones a ejecutar será función de las características especiales de


cada localidad. Se deberá realizar, por lo menos, una por emplazamiento posible de las
obras de captación previstas y/o unidad hidrogeológica presente en cada emplazamiento.

En todas las perforaciones la profundidad a alcanzar deberá ser suficiente para


determinar el techo y la calidad del acuífero subyacente al de interés o el basamento
hidrogeológico.

Las perforaciones se deberán llevar a cabo en un diámetro entre 100 y 150 mm (4" y 6")
mediante el método rotativo de circulación directa del fluido de inyección, que deberá
consistir en agua sin aditivo o con el mínimo necesario. Cuando por razones técnicas, por
ejemplo la litología del lugar, se prefiera utilizar otro método de perforación, se deberá
fundamentar satisfactoriamente el método adoptado.

Durante la ejecución de las perforaciones se deberá realizar un muestreo metro a metro


del terreno atravesado y un registro de los tiempos netos de avance por metro.

Las muestras deben ser representativas de los estratos atravesados y deberán permitir
definir las características litológicas y granulométricas de cada uno de los horizontes
observados. Para ello las operaciones de perforación se deberán ajustar a la litología
atravesada y toda la tarea ejecutarse bajo la supervisión técnica de un hidrogeólogo
experimentado.

Alcanzada la profundidad deseada, se deberá efectuar un cambio de inyección e


inmediatamente después un perfilaje geofísico de la perforación con la obtención de un
registro continuo de radiación gamma natural, resistividad (focalizada o normal corta y
larga), potencial espontáneo y diámetro de perforación ("caliper").

En el caso de que la calidad química del acuífero sea desconocida, la perforación será
entubada con caños de PVC de 100 mm de diámetro, grava y filtro frente a la capa de
interés y sellados en ambos extremos del filtro. Una vez concluido el entubado, se
realizará una limpieza completa del pozo y se extraerá una muestra de agua
representativa con un método adecuado a las características constructivas del pozo. Si
en el lugar existe más de una capa de interés, en cada una se deberá construir un pozo y
extraer una muestra siguiendo el esquema anterior. Del mismo modo se investigará la
calidad del acuífero inmediatamente por encima y/o por debajo del de interés, si se
sospecha que éste pueda tener alguna conexión hidráulica con los anteriores.

Levantamiento Topográfico

En caso de no contar con mapas existentes adecuados se deberá efectuar un


relevamiento plani-altimétrico, en escala adecuada a la zona de estudio, de los puntos
censados y las perforaciones realizadas.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 22


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Análisis de Laboratorio

Se deberán realizar análisis granulométricos del material que compone el acuífero y


análisis químicos de la calidad del agua. Los resultados de los distintos análisis deberán
ser volcados a planillas, que con los informes correspondientes deberán ser avaladas por
un profesional especializado.

Para la realización de los análisis granulométricos, las muestras litológicas


representativas seleccionadas de las recolectadas en la(s) perforación(es) de
exploración, deberán ser analizadas mediante tamizado en laboratorio y los resultados
representados como curva acumulativa.

Para la realización de los análisis químicos, las muestras de agua obtenidas en el censo
hidrogeológico y las perforaciones de exploración serán analizadas en laboratorio en
cuanto a sus características físico - químicas necesarias para definir su aptitud y su
clasificación hidrogeoquímica. Las determinaciones a efectuar deberán ser las siguientes:

• Color, olor, sabor y turbidez.

• Conductividad Eléctrica - pH - Residuo Seco - Cloruros - Sulfatos - Carbonatos -


Bicarbonatos - Calcio - Magnesio - Sodio - Potasio - Nitritos - Nitratos - Amoníaco -
Fosfatos - Hierro - Manganeso – Arsénico – Cromo – Flúor - Sílice - Dureza -
Alcalinidad.

La lista anterior es de carácter indicativo y podrá ser ampliada o reducida por el ENOHSa
según cada caso en particular.

En caso de no analizarse la totalidad de las muestras recolectadas en el censo, la


selección de las muestras a analizar deberá ser representativa del(os) ambiente(s)
hidrogeológico(s) a estudiar.

Para la realización de los análisis bacteriológicos, las muestras recolectadas para


averiguar su eventual contaminación, principalmente las de un acuífero freático, deberán
ser analizadas con respecto a las bacterias estipuladas por las normas de calidad de
agua potable que establecen las presentes Normas.

Selección de la Fuente de Provisión

El análisis de la información obtenida en las tareas precedentes, evaluadas


simultáneamente con los restantes aspectos del proyecto deberá permitir establecer si se
dan las condiciones que permitan la utilización de la fuente subterránea. Básicamente
ellas son:

• Existencia de agua subterránea de calidad adecuada y a una distancia


económicamente aceptable del lugar de consumo;

• Reserva regulatriz del acuífero del mismo orden de grandeza o superior al caudal de
proyecto;
ó

• Ausencia de otra fuente adecuada o más conveniente, aunque no se cumplan, en


forma total o parcial, las condiciones anteriores.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 23


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

En caso de que se empleen otros motivos para utilizar o descartar la fuente subterránea,
el proyectista deberá justificarlo planteando las razones que llevan a tal decisión.

Informe Intermedio

Se deberá confeccionar un informe con la descripción sucinta de los trabajos realizados y


los resultados obtenidos, la definición y justificación de la fuente de provisión
seleccionada, la ubicación de la(s) zona(s) a ser investigadas en detalle y las tareas a ser
realizadas en ésta(s).

El informe deberá estar acompañado por un mapa de síntesis, en escala adecuada al


tamaño del área, con la representación de las características, principalmente las
hidrogeológicas, que condujeron a la selección de la fuente y a la ubicación de la(s)
zona(s) a ser investigadas en detalle.

2.1.3. Estudios de Detalle


2.1.3.1. Objetivo y Alcances

Si los trabajos anteriores demostraron la viabilidad de una fuente subterránea, en esta


etapa se deberán determinar en forma cuantitativa las características necesarias para
diseñar el sistema de captación apropiado y que no se hayan obtenido en las etapas
anteriores.

Si en el estudio de diagnóstico se eligió más de una posible zona para la explotación del
agua subterránea, no es necesario que en todas ellas se realicen la totalidad de las
tareas de investigación que se describen más adelante. La ejecución de los pozos de
bombeo y observación y ensayo de acuífero se llevarán a cabo solamente en la zona
definitiva.

Las zonas de trabajo no deben limitarse al área de construcción de las captaciones y sus
alrededores inmediatos, sino abarcar la cuenca o unidad hidrogeológica correspondiente.

2.1.3.2. Tareas a Realizar

Prospección Geofísica

Se deberán realizar una serie de sondeos eléctricos verticales (SEV) mediante la


configuración tipo Schlumberger dispuestos a lo largo de líneas de perfil con una
densidad no inferior a 4 veces la profundidad de investigación deseada y cubriendo toda
el área designada por el hidrogeólogo.

La interpretación de cada uno de los SEV se deberá efectuar mediante un método


automático o asistido por computadora con un error cuadrático medio no mayor del 4%.
Con los resultados se deberán confeccionar cortes geoeléctricos para cada una de las
líneas de perfil medidas.

Cuando existan rasgos de interés hidrogeológico asociados a diferencias de densidad de


las rocas y no lo suficientemente definidos por la prospección geoeléctrica, se deberá
aplicar la sísmica de refracción.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 24


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Perforaciones de Exploración

En su ejecución se deberá seguir los mismos lineamientos ya indicados para el Estudio


de Diagnóstico. La cantidad y ubicación deben ser tales que permitan definir las
características hidrogeológicas de cada unidad de interés (entendiéndose por unidad de
interés cada área con características hidrogeológicas propias en superficie y/o
profundidad y de interés para el proyecto).

Como mínimo se deberá ejecutar una perforación en cada una de las unidades de
interés, debiéndose incrementar su número si el tamaño del área hace presumir
heterogeneidades o si estas se aprecian en los estudios de campo.

Se deberá buscar ubicar los pozos de exploración de modo tal que puedan servir como
futuros pozos de observación para el ensayo de acuífero y/o la red de observación; en
este caso deben ser entubadas con caños y filtros de 100 mm de diámetro, siguiendo los
criterios expuestos en el punto “Construcción de Pozo de Bombeo y de Observación”.

El proyectista deberá evaluar la conveniencia de ejecutar perforaciones adicionales por


métodos que den muestras más representativas de los estratos atravesados, en el lugar
previsto para la construcción de los pozos de explotación o donde se efectúe el ensayo
de acuífero.

Construcción del Pozo de Bombeo y de Observación

Para la realización de un ensayo de acuífero en el sitio de los futuros pozos de


producción se deberá construir un pozo de bombeo y por lo menos tres pozos de
observación a diferentes distancias del mismo.

Para ambos tipos de pozo los detalles constructivos, como ser ubicación, profundidad,
filtros, grava, diámetros, etc. deben ser diseñados teniendo en cuenta las características
del acuífero: tipo (libre, confinado, etc.), espesor, granulometría, heterogeneidad y
anisotropía, caudal y depresiones estimadas.

El proyectista deberá tener en cuenta para cada pozo los resultados que se espera
obtener en el ensayo y los fines de su construcción.

En las situaciones donde el ENOHSa lo considere necesario para el control de las


variaciones del nivel de agua subterránea, también se deberá construir uno o más pozos
de observación fuera del cono de depresión del ensayo de acuífero.

Ensayo de Acuífero

En el (los) acuífero(s) a explotar se deberá llevar a cabo por lo menos un ensayo de


acuífero, pudiendo el ENOHSa exigir un número mayor de ensayos si considera que las
condiciones hidrogeológicas lo requieren.

Cada ensayo de acuífero deberá comprender las siguientes tareas:

• Mediciones de control del nivel estático durante uno o más días anteriores al
bombeo, hasta hallar fehacientemente sus variaciones.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 25


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Breve bombeo de prueba para ajustar los equipos, seguido de recuperación del nivel
estático, documentado por mediciones de control del mismo.

• Ensayo a caudal variable en tres a cuatro escalones de 1 horas c/u, hasta el caudal
máximo del pozo o por lo menos hasta un 50% por encima del de explotación
previsto

• Recuperación, con mediciones de control, del nivel estático al valor previo


observado.

• Ensayo a caudal constante ,determinado en base al ensayo escalonado y en principio


igual o superior al de explotación previsto; la duración mínima deberá ser de 24 horas
en el caso de un acuífero semiconfinado o confinado, y de 72 horas en él de un
acuífero freático.

• Ensayo de recuperación hasta alcanzar la estabilización del nivel de agua.

• Mediciones de control del nivel estático durante uno o más días después de la
recuperación, hasta hallar fehacientemente sus variaciones.

En la realización del ensayo de bombeo deberán observarse las siguientes reglas:

• No comenzar el bombeo antes de haberse recuperado totalmente el nivel estático.

• Mantener perfectamente constante el caudal, sin variaciones mayores al 5%.

• Efectuar las mediciones del nivel de agua a intervalos de tiempo adecuados y


exactos y registrarlas en planillas específicas con la identificación completa del
ensayo y del punto de medición.

• Registrar las precipitaciones, las variaciones de la presión atmosférica, del nivel


regional de agua subterránea y del nivel de eventuales aguas superficiales
conectados al acuífero.

• Utilizar una bomba con válvula de retención.

• Mantener constante el caudal de otros pozos de bombeo que puedan existir en el


área de influencia del ensayo o bien parar los mismos con suficiente anticipación
para lograr la recuperación total del nivel estático.

• Repetir el ensayo, previa recuperación total del nivel estático, en caso de ocurrir
cualquier interrupción en el bombeo.

Mediciones de control del nivel estático. Se deberán efectuar en los pozos de


observación a intervalos de 2 a 4 horas antes y después del ensayo, y en los pozos de
observación fuera del cono de depresión, si existen, también durante el ensayo.

Durante el mismo período también se deberá medir la presión barométrica, los niveles de
aguas superficiales en el caso de que estén en contacto con el acuífero ensayado y la
precipitación.

Mediciones del nivel de agua. Durante las fases de bombeo y de recuperación del
ensayo se deberá medir la profundidad del agua en todos los piezómetros y también en el
pozo de bombeo, con una precisión mínimo de 1 cm. En principio la secuencia de los
intervalos de tiempo entre dos lecturas deberá ser la siguiente:

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 26


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Tiempo de bombeo Intervalos de tiempo


1 – 2 min. 0.5 min.
2 – 4 min. 1 min.
4 – 10 min. 2 min.
10 – 30 min. 5 min.
30 – 100 min. 10 min.
100 – 300 min. 30 min.
5 - 48 horas 60 min.
2 – 3 días 2 horas

Los instrumentos de medición serán registradores automáticos o sondas eléctricas


luminosas y/o acústicas con cables graduados.

Mediciones de caudal. Se deberán llevar a cabo mediante un dispositivo de medición


continua, como ser caudalímetros comerciales, vertederos rectangulares (para caudales
grandes), vertederos triangulares (caudales pequeños), tubo de Venturi y tubo con
diafragma circular. Todos deberán corresponder a normas publicadas a ser presentadas
por el contratista. El error de medición no debe ser mayor del 5%.

Durante la primera hora las lecturas se deberán realizar por lo menos cada 15 minutos;
luego con intervalos no mayores de media hora y cada vez que se sospeche de una
variación de caudal y se efectúe su corrección.

Mediciones de la calidad. Junto con las mediciones de caudal se deberá medir la


conductividad eléctrica del agua bombeada. Además se deberán tomar muestras de agua
al comienzo, medio y final del bombeo y en cada cambio importante de la conductividad
eléctrica, para su posterior selección y análisis físico-químico en laboratorio.

Levantamiento Topográfico

En caso de no contar con mapas existentes adecuados se deberá efectuar un


relevamiento plani-altimétrico, en escala adecuada para la zona de estudio, de los puntos
de medición de la prospección geofísica y las perforaciones realizadas.

Análisis de Laboratorio

Los análisis de laboratorio a realizar en las muestras de agua y de terreno obtenidas


durante el ensayo del acuífero y en las perforaciones serán las mismas del estudio de
diagnóstico.

2.1.4. Procesamiento de Datos e Informe Final

Los datos producidos por las tareas realizadas en las tres o dos etapas de este estudio
de fuentes serán procesados e interpretados en forma continua para obtener la
información enumerada al inicio del Capítulo. Con ese fin se deberán preparar todas las
representaciones gráficas necesarias, tales como mapas y perfiles geológicos e
hidrogeológicos, mapa geomorfológico, mapas y gráficos hidroquímicos, mapas
piezométricos y de isoprofundidad, mapas isopáquicos y estructurales, etc.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 27


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

En el informe final se deberán describir los trabajos realizados y los resultados


alcanzados, las conclusiones y recomendaciones con relación a los objetivos del estudio
y se deberán acompañar los datos obtenidos en forma de tablas y gráficos y las
representaciones gráficas del párrafo anterior.

2.2. DISEÑO DE CAPTACIONES

2.2.1. Tipo de Captación

En todos los casos, salvo las excepciones detalladas más abajo, las captaciones de
aguas subterráneas deberán ser perforaciones verticales entubadas.

Se podrán construir captaciones horizontales como galerías filtrantes y/o zanjas de


captación en los siguientes casos, debiendo el proyectista justificar la acción:

• Cuando el acuífero apto sea de espesor reducido, haciendo imposible o


inconveniente la utilización de una batería de pozos para obtener el caudal requerido.

• Cuando exista la posibilidad de extracción de aguas subterráneas por gravedad y sin


costos de bombeo (caso de un acuífero topográficamente mas alto que la zona a
servir).

• Cuando los pozos de explotación, incluso de bajo caudal, causaren salinización del
agua extraída por la invasión de conos de agua salada debajo de ellos.

• Cuando no exista espacio suficiente para construir una batería de pozos.

• Cuando por razones de una topografía accidentada sea la manera más conveniente
de acceder al acuífero seleccionado.

Se podrán construir pozos radiales, con la justificación técnica del proyectista, cuando se
conjuguen las siguientes condiciones:

• Cuando no se disponga de espacio suficiente para construir una batería de pozos

• Cuando sea necesario evitar grandes depresiones de bombeo.

• Cuando se requieran importantes caudales de agua subterránea.

2.2.2. Número y Ubicación de Perforaciones

El número de perforaciones se deberá fijar relacionando la demanda de agua con el


caudal que pueda dar cada pozo de acuerdo al régimen de bombeo (ver más adelante)
Deberá además preverse la construcción de por lo menos una perforación de reserva.

Para determinar la ubicación de las perforaciones se deberán aplicar los siguientes


criterios:

• Seleccionar las características hidrogeológicas más convenientes, que en orden


decreciente son: calidad del agua subterránea – mayor permeabilidad del acuífero –

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 28


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

mayor espesor del acuífero y menor profundidad del acuífero y/o del nivel
piezométrico.

• Ubicarlas aguas arriba, con respecto al flujo del agua subterránea, de focos
contaminantes y/o a las distancias que surjan de las áreas de protección (ver más
adelante).

• Si corresponde, observar un distanciamiento preventivo de una interfaz agua dulce –


agua salada para evitar una salinización del recurso, a ser demostrado por el
proyectista mediante los cálculos correspondientes.

• Mantener las posibles interferencias entre pozos propios y ajenos, calculados con
base en los parámetros hidráulicos del acuífero y los caudales de producción, dentro
de límites aceptables para las condiciones del lugar.

• Permitir una eventual ampliación futura de la batería de pozos.

• Guardar la menor distancia posible al área a servir.

2.2.3. Construcción y Dimensiones de las Perforaciones


2.2.3.1. Métodos de Perforación

Siempre que las condiciones de trabajo lo permitan, las perforaciones se deberán


efectuar por el método de rotación directa o inversa, utilizando preferentemente fluidos de
inyección a base de polímeros sintéticos degradables o de agua limpia.

Se podrá optar por otros métodos en las siguientes situaciones:

Percusión a cable: en materiales friables heterogéneos como arenas con intercalación de


cantos rodados pequeños; también en formaciones fisuradas donde se puedan producir
pérdidas de fluidos si se perfora a rotación. En general las profundidades no deben ser
demasiado grandes y el contratista deberá fundamentar la utilización del método.

Percusión a martillo neumático: en casos de formaciones geológicas de elevada


dureza y en materiales sueltos muy heterogéneos como arenas y/o gravas con rodados
grandes y bloques.

2.2.3.2. Profundidad de la Perforación

Por regla general la perforación deberá alcanzar la base del acuífero a explotar, pudiendo
ser menor en las siguientes situaciones:

• Cuando el acuífero sea de espesor muy grande; en este caso la profundidad se


deberá determinar en función de la longitud del filtro necesaria para lograr el caudal
deseado, pero sin causar una depresión excesiva por efecto de la penetración
parcial.

• Cuando el acuífero de interés presente en su parte inferior agua de salinidad


excesiva; en tal caso la profundidad se deberá fijar de manera de evitar la invasión
del cono de agua salada.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 29


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.2.3.3. Diámetro de la Perforación

La perforación deberá realizarse con un diámetro tal que supere en 150 mm como
mínimo al diámetro exterior del caño camisa y de los filtros respectivamente.

2.2.3.4. Entubado

Deberá tener las dimensiones adecuadas de longitud y diámetro para poder cumplir en cada
caso con las siguientes funciones:

• Constituir la conducción hidráulica entre el acuífero y la superficie del terreno.

• Servir de cámara para el alojamiento y movimiento cómodo de la bomba de la


capacidad requerida y de sus accesorios, incluidos el tubo piezométrico, los sensores
guardaniveles y el cable en caso de electrobombas sumergidas. El espacio
comprendido entre el diámetro exterior de la bomba y el interior de la tubería no debe
ser inferior a 75 mm.

• Permitir la instalación del filtro y prefiltro de grava en una perforación telescópica de


filtro perdido, diseño al que se dará preferencia en acuíferos confinados y
semiconfinados.

• Proveer protección sanitaria al pozo en la superficie del terreno, sobresaliendo de la


misma por lo menos 0.50 m.

El material de la cañería de entubado deberá ser de acero o PVC aditivado debiendo el


proyectista justificar la utilización de uno u otro, teniendo en cuenta la calidad del agua
subterránea y las dimensiones de la perforación.

Cañería de acero. Deberá ser sin costura y correspondiendo a la Norma ASTM A 53 o IRAM
equivalente, con extremos roscados o lisos para soldar.

Cañería de PVC. Deberá ser para una presión nominal adecuada a la profundidad prevista,
no menor de 7 kg/cm2, y con extremos roscados.

2.2.3.5. Filtros

Las dimensiones del filtro, longitud, diámetro y abertura se deberán determinar en función de
la geometría, la granulometría y los parámetros hidráulicos del acuífero a explotar.

Tipo. Por regla general deberá ser de acero inoxidable con ranura continua. Por razones
técnicas (como ser dureza muy alta del agua y/o un acuífero de grano grueso) podrán
utilizarse filtros ranurados con nervaduras longitudinales de PVC aditivado, debiendo el
proyectista justificar la elección. En todos los casos, los filtros deberán tener la resistencia
al colapso adecuada a la profundidad de la perforación y del nivel dinámico de
explotación.

Abertura. Cuando la perforación se pueda construir sin engravado (ver Prefiltro de


Grava) la abertura de los filtros se deberá determinar de la siguiente manera:

• En una formación homogénea de arena y/o grava, la abertura del filtro debe retener
entre el 40 y 50 % de la arena o grava.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 30


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• En formaciones heterogéneas estratificadas, las aberturas se deberán calcular en


función de la gradación de cada uno de los horizontes. Se tendrán entonces
diferentes secciones de filtro cuyas aberturas se ajustan al material de cada estrato
individual. En estos casos se deberá aplicar además las siguientes dos reglas: si el
material fino se ubica por encima de un estrato de material grueso, debe extenderse
el tamaño de abertura por lo menos 0,6 metros dentro del estrato inferior y el tamaño
de abertura de éste no debe superar el doble de la abertura que se emplea para el
material fino.

En las perforaciones con prefiltro de grava, la abertura de los filtros deberá ser tal que
retenga un 90% o más del material del prefiltro.

Longitud. Por regla general deberá corresponder por lo menos al 80 % del espesor del
acuífero, sin contar aquellas partes que por su contenido de material pelítico (limo y
arcilla) resulten inconvenientes. Cuando el espesor acuífero sea muy grande, se deberá
aplicar lo indicado con respecto a la profundidad de la perforación, calculando la longitud
del filtro mediante la fórmula de Walton.

Diámetro. Una vez fijadas la abertura y la longitud de los filtros, el diámetro se deberá
calcular en función del caudal requerido y de la velocidad óptima del paso del agua a
través de los filtros, sea la generalmente aceptada de 3 cm/s o la referida a la
conductividad hidráulica del acuífero (según Walton).

2.2.3.6. Prefiltro de Grava

Un prefiltro de grava podrá utilizarse en cualquier situación, pero será obligatorio en las
siguientes condiciones del acuífero:

• Más del 50 % de granulometría menor de 0.5 mm.

• Agua subterránea incrustante.

• Acuíferos confinados de gran espesor.

• Acuíferos estratificados, con capas alternadas de materiales finos, medianos y


gruesos.

Para determinar el tamaño de grano de la grava, se deberá utilizar el método de Johnson


o equivalente, aplicado al horizonte con la granulometría más fina del sector acuífero
correspondiente.

El espesor del prefiltro de grava no debe ser inferior a unos 7 cm ni superior a los 20 cm.

En su parte superior el prefiltro deberá ser sellado por un anillo de cemento, goma o
plomo.

2.2.3.7. Cementación

El espacio anular entre el entubado y la pared de la perforación deberá ser rellenado


hasta la superficie con cemento o, preferentemente, una mezcla de cemento con 10 % de
bentonita.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 31


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.2.3.8. Desarrollo

Deberá comenzar con un lavado con agua limpia, si corresponde con agregado de
polifosfatos, y luego se deberá utilizar uno o varios de los siguientes métodos: chorros de
alta velocidad - aire comprimido - bombeo intermitente - pistoneo. En caso de utilizarse
más de un método el orden de aplicación deberá ser el indicado precedentemente.

Se deberá extender hasta que el pozo no de señales de mejora adicional, o sea que el
caudal específico se mantenga constante y el agua tenga no más de 5 ppm de sólidos en
suspensión.

2.2.3.9. Terminación del Pozo

En la superficie, alrededor del entubado se deberá construir una plataforma protectora de


cemento con pendiente hacia la periferia. Cuando la bomba es del tipo sumergible, la
abertura superior del entubado debe quedar bien cerrada con una tapa ajustada provista
de aberturas con juntas estancas para el paso de los elementos instalados en el pozo,
como ser caño de la bomba, tubo piezométrico y guardaniveles, como así también un
tubo de ventilación cubierto con malla fina o relleno de lana de vidrio. Cuando la bomba
está instalada directamente sobre el pozo (por ejemplo una de eje vertical), la tubería del
pozo deberá ajustar herméticamente en la abertura en la base de la bomba, dejando un
orificio para el tubo piezométrico y los cables de los guardaniveles.

Una vez terminada la construcción de la perforación se deberá hacer una completa


desinfección de la misma, usando una solución con 50 a 200 mg/l (normalmente
100 mg/l) de cloro activo, disolviendo en agua hipoclorito de calcio, de sodio, o cloro libre.
La desinfección debe incluir al prefiltro de grava, al acuífero en el borde del pozo, al
sistema de extracción de agua y a los conductos y tanques de almacenamiento.

En los casos donde el ENOHSa lo considere conveniente, podrá exigir la realización de


las respectivas pruebas de estanqueidad (entubados telescópicos), verticalidad y
alineación antes de efectuarse la desinfección anterior.

2.2.3.10. Ensayo de Bombeo

Una vez concluida la construcción y desarrollo del pozo se deberá efectuar un ensayo de
bombeo consistente en:

• Mediciones de control del nivel estático hasta verificar su recuperación.

• Ensayo a caudal variable en tres a cuatro escalones de 1,5 horas c/u, hasta el caudal
máximo del pozo o por lo menos hasta él de explotación previsto.

• Ensayo de recuperación hasta alcanzar la estabilización del nivel de agua.

Con la interpretación del ensayo se deberán determinar los caudales específicos y el


caudal crítico del pozo, y se deberá verificar el tipo de acuífero y el valor de su
transmisividad.

En caso de que existan dudas con respecto a la determinación del nivel dinámico del
pozo en bombeos prolongados, basadas en los datos anteriores y los parámetros

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 32


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

hidráulicos disponibles, se deberá efectuar también un ensayo de larga duración (mínimo


24 horas), con el caudal de explotación previsto, seguido de un ensayo de recuperación.

2.2.4. Operación y Manejo del Sistema de Captación


2.2.4.1. Caudal de Explotación

El caudal de explotación de cada una de las captaciones se deberá fijar de acuerdo a los
siguientes criterios:

• El nivel dinámico a largo plazo debe permanecer por encima del tope de los filtros y
de la bomba.

• El caudal no debe sobrepasar el caudal crítico del pozo o sea aquel a partir del cual
disminuye su eficiencia, salvo que se disponga de una debida justificación por parte
el proyectista.

• Debe evitarse, si corresponde, la invasión de agua salada, sea por ascenso del cono
de agua salada y/o el avance de la interfaz agua dulce - agua salada.

• El caudal medio anual del conjunto de las captaciones no debe exceder el orden de
grandeza de la recarga media anual (reserva regulatriz) hallada; por ejemplo que se
encuentre dentro del margen de error con el que ésta fue determinada.

• Evitar y/o minimizar, si corresponde, la infiltración de agua subterránea y/o superficial


de mala calidad.

• Evitar y/o minimizar, si corresponde, la interferencia entre los pozos propios y/o de
terceros.

Si las condiciones con respecto a los últimos cuatro criterios lo requieren, sea por su
situación crítica y/o su complejidad, la determinación del caudal de explotación se deberá
hacer mediante un modelo matemático (ver punto 2.2.5).

El funcionamiento de las perforaciones se deberá hacer en forma rotativa, de modo que


también los pozos de reserva trabajen periódicamente.

2.2.4.2. Control de las Captaciones

A fin de poder efectuar los controles necesarios, las perforaciones de producción deben
estar provistas de los siguientes elementos:

• Un grifo a la salida de la bomba para la toma de muestras de agua.

• Un orificio de acceso a la tubería de revestimiento provisto de un caño de


1” (mínimo ¾”) de diámetro que penetre en el agua por debajo del nivel dinámico
mínimo. La instalación de un manómetro puede resultar de utilidad; aunque sus
lecturas no son muy precisas, por ejemplo para un ensayo de bombeo, permite una
visualización rápida del nivel de agua.

• Un caudalímetro, preferentemente con totalizador, que permita lecturas del caudal


instantáneas y del volumen total extraído.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 33


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

En cada una de las captaciones se deberán realizar la siguientes observaciones:

• Registro diario del caudal extraído y horas de funcionamiento.

• Análisis químicos parciales (conductividad eléctrica, aniones principales y nitratos) y


bacteriológicos semanales, o con la frecuencia fijada por la norma correspondiente o
la autoridad competente.

• Análisis químicos completos (conductividad eléctrica, residuo seco, alcalinidad,


dureza, sílice, bicarbonato, cloruro, sulfato, nitrato, nitrito, amonio, sodio, potasio,
calcio y magnesio) cada tres a seis meses, según la evolución observada en los
análisis anteriores o la frecuencia fijada por la norma correspondiente o la autoridad
competente.

• Mediciones mensuales a trimestrales (como mínimo) del nivel dinámico, tomadas


siempre en las mismas condiciones, preferentemente estacionarias.

• Mediciones semestrales del nivel estático, tomadas siempre en las mismas


condiciones de recuperación del nivel.

Las frecuencias indicadas se deberán ajustar en función de las variaciones observadas a


lo largo del tiempo, incluyendo las correspondientes a los pozos de monitoreo del
acuífero (ver 2.4.5).

2.2.4.3. Rehabilitación de las Captaciones

Cuando por causas propias de la captación el rendimiento de la misma, o sea su caudal


específico, haya disminuido de tal manera que afecte su operación económica, se deberá
proceder a su rehabilitación mediante uno o varios de los métodos abajo indicados, o
bien a su reemplazo.

Según las características constructivas y la situación observada, los métodos deberán


ser:

• Extracción del material acumulado en el fondo e interior de los filtros.

• Nuevo desarrollo de la perforación.

• Tratamiento con ácido.

• Limpieza con medios mecánicos.

2.2.4.4. Ajustes Operativos del Sistema

Durante la operación de las captaciones, su régimen de explotación se deberá modificar


en más o en menos, en función de la evolución observada en el acuífero y las
captaciones con respecto a los criterios empleados para la determinación inicial del
régimen.

2.2.4.5. Control del Acuífero

Para controlar la evolución del acuífero y prevenir mediante su corrección cualquier


variación perjudicial, se deberá realizar un monitoreo periódico de los niveles

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 34


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

piezométricos y de la calidad química del agua subterránea. A tal fin se deberá habilitar
una red de pozos de observación representativa en toda el área de aporte del sistema de
captación.

La cantidad, ubicación y profundidad de estos pozos deberán estar dados por el tamaño
del área de aporte, las características hidrogeológicas de la misma, la presencia de
eventuales fuentes de contaminación, sean éstas de origen natural (por ejemplo una
interfaz agua dulce - agua salada) o antrópico (ver Numeral 2.3, Áreas de Protección), los
posibles impactos ambientales y la información a ser obtenida. En este sentido, los pozos
de observación deberán proporcionar lo siguiente:

• Depresión del acuífero alrededor del sistema de captación.

• Límite de los conos de depresión y su evolución en el tiempo, aunque sea por


extrapolación de la depresión mencionada en el párrafo anterior.

• Evolución de los niveles piezométricos y de la calidad química en toda el área de


aporte.

• Evolución de la calidad química y/o bacteriológica en el área situada entre fuentes de


contaminación, potenciales o reales, y el sistema de captación.

La frecuencia de las mediciones deberá ser alta al principio y luego deberá ajustarse
progresivamente en función de los resultados que se obtengan. Por regla general
deberán ser las siguientes:

• Mediciones mensuales (a trimestrales) de niveles piezométricos.

• Análisis químicos parciales mensuales (a trimestrales), comprendiendo conductividad


eléctrica, aniones principales y nitrato.

• Análisis químicos completos (ver Numeral 2.4.2) semestrales, incluyendo elementos


nocivos para la salud como flúor, arsénico, vanadio y potenciales sustancias tóxicas
provenientes del medio ambiente como ser detergentes, plaguicidas, efluentes
industriales, derivados del petróleo, etc.

En la construcción de los pozos de observación se deberá seguir lo indicado en la Norma.


del Estudio de la Fuente Subterránea para perforaciones de exploración (ver Numeral
2.1.2.2).

2.2.5. Utilización de un Modelo Matemático

En cualquier proyecto el diseño del Sistema de Captación y la determinación del Área de


Protección y del Impacto Ambiental podrá efectuarse con la ayuda de un modelo
matemático, pero su empleo será obligatorio en las siguientes situaciones:

• Cuando la reserva regulatriz (recarga media anual) de valor inferior o cercano al de


la explotación proyectada.

• Cuando exista una probable invasión salina por movilización de una interfaz agua
dulce – salada.

• Una interferencia importante entre un número considerable de los pozos


proyectados.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 35


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Cuando se produzca una intensidad probablemente importante de alguno de los


impactos ambientales indicados en el Numeral 2.5.

• Cuando exista una probable infiltración inducida de agua subterránea y/o superficial
de mala calidad.

• Cuando exista una situación compleja que no permite definir con suficiente precisión
las zonas de protección, especialmente la isocrona de 50 días.

El tipo y las características del modelo matemático deberán corresponder a las


condiciones hidrogeológicas y al problema a resolver de cada lugar, y su empleo debe
ser fundamentado por el proyectista y aprobado por el comitente.

En caso de aplicarse métodos analíticos en vez de simulaciones numéricas, el proyectista


deberá justificar el procedimiento adoptado demostrando que con el mismo, teniendo en
cuenta las características del subsuelo y de la obra, se puede alcanzar los resultados
deseados.

2.3. ÁREAS DE PROTECCIÓN

Lo más temprano posible en la planificación de la captación de agua subterránea se


deberá iniciar ante las autoridades competentes del lugar las gestiones para el
establecimiento, de acuerdo a las leyes y procedimientos vigentes, del área de protección
y de las correspondientes restricciones y controles necesarios en el uso de la tierra.

El área de protección de una captación por regla general deberá abarcar toda su área de
aporte y se deberá subdividir en las siguientes zonas de protección:

Zona III: debe estar destinada a proteger la captación de contaminantes de larga vida,
principalmente químicos no degradables o difícilmente degradables y productos
radioactivos.

Zona II: debe brindar protección contra una contaminación por microorganismos
patógenos y otros contaminantes que por su escaso tiempo de tránsito y espacio
recorrido en el acuífero puedan ser perniciosos para la calidad del agua en la captación.

Zona I: debe abarcar las inmediaciones de las obras de captación y proteger a éstas de
cualquier contaminación y perjuicio.

2.3.1. Dimensiones de las Zonas de Protección


2.3.1.1. Zona III

Por regla general se deberá extender hasta los límites del área de aporte de la captación,
incluyendo, cuando corresponda, las cuencas hídricas superficiales que desembocan en
dicha área.

Cuando el área de aporte es muy extensa, la Zona III puede circunscribirse al área de
recarga de la captación; es decir, aquella superficie del área de aporte alrededor de la

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 36


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

captación necesaria para producir una recarga media anual igual a la extracción media
anual prevista de la captación.

De ser necesario, por ejemplo para facilitar la aplicación de las medidas de protección,
esta zona podrá subdividirse en una zona exterior III b y otra interior III a. En acuíferos
con una velocidad real del agua subterránea de hasta 10 m/día, el límite entre las dos
zonas se ubicará a 2 km de la captación; si la velocidad real es superior deberá fijarse
una distancia mayor.

En la Zona III b también podrán incluirse regiones donde los estratos sobreyacentes al
acuífero explotado contienen horizontes continuos no disturbados de baja permeabilidad
de por lo menos 5 metros de espesor para velocidades reales no mayores de 10 m/día y
de 8 metros cuando las velocidades son mayores. En ningún caso el límite entre ambas
zonas puede estar dentro de la isocrona de 50 días ni a una distancia menor de 1 km de
la captación.

2.3.1.2. Zona II

Se deberá extender desde la captación hasta la línea isocrona de 50 días, es decir la


línea dentro del área de captación desde la cual el flujo de agua subterránea tarda 50
días en alcanzar la captación; en ningún caso la distancia podrá ser inferior a 100 metros.

Esta Zona II puede suprimirse cuando pueda comprobarse fehacientemente que dentro
del área de la isocrona de 50 días el acuífero explotado está aislado de la superficie por
un horizonte continuo de muy baja permeabilidad de por lo menos 8 m de espesor y que
no esté atravesado por perforaciones, propias y ajenas, con un sellado imperfecto. Esto
se aplica sobre todo a acuíferos confinados.

2.3.1.3. Zona I

Se deberá extender desde la captación en todas las direcciones hasta una distancia
mínima de 10 metros y hasta 30 metros en el caso de un acuífero muy vulnerable (por
ejemplo a escasa profundidad y con una zona vadosa de buena permeabilidad).

2.3.1.4. Delimitación de las Zonas de Protección

Al establecer los límites de las zonas de protección, sobre todo de las zonas 2 y 3, se
deberá tratar que los mismos coincidan con líneas geográficas, como ser caminos, rutas,
propiedades, barrancas, cursos de agua, etcétera.

2.3.2. Fuentes Potenciales de Contaminación


2.3.2.1. Zona III

Si ésta no presenta subdivisión, vale lo indicado para la Zona III a.

2.3.2.2. Zona III b

Constituyen fuentes potenciales de contaminación:

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 37


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Actividad Industrial

• Áreas industriales.

• Construcción y/o ampliación de fábricas e instalaciones para producción,


procesamiento, utilización y almacenamiento de sustancias radiactivas y/o no o
difícilmente degradables, como ser refinerías, fundiciones, fábricas químicas,
depósitos de productos químicos y plantas nucleares (salvo para uso en medicina,
ensayos, mediciones y controles).

• Usinas termoeléctricas, a excepción de las alimentadas por gas.

Conductos

• Cañerías para la conducción de sustancias contaminantes para el agua

Efluentes

• Alcantarillados, incluyendo piletas para la colección y el tratamiento de aguas


pluviales como así también plantas centrales de depuración, salvo que éstas sean
inspeccionadas y controladas regularmente.

• Infiltración de efluentes, a excepción de aguas pluviales sin contaminación peligrosa


y efluentes de plantas de tratamiento cloacales de viviendas aisladas y rurales.

Residuos Sólidos

• Rellenos sanitarios y plantas de tratamiento de residuos, a excepción de depósitos


transitorios e instalaciones de transferencia.

• Instalaciones para el almacenamiento y/o procesamiento de chatarra de automotores


y de neumáticos descartados.

• Depósitos de residuos de usinas termoeléctricas y de incineración de basura, escoria


de altos hornos y arenas de fundiciones;

• Depósitos de áridos no contaminados, pero cuyos productos de alteración lixiviables


puedan producir efectos negativos en el agua subterránea.

Actividad Agropecuaria

• Explotaciones agropecuarias, hortícolas y forestales, siempre y cuando no se


realicen por métodos no contaminantes del agua subterránea; sobre todo con
respecto a:
¾Aplicación de fertilizantes, salvo que sea en los tiempos y cantidades
estrictamente necesarias y reglamentarias.
¾Aplicación de abonos orgánicos en suelos en barbecho, congelados o cubiertos
de nieve.
¾Aplicación de barros residuales del tratamiento de líquidos cloacales o de
residuos municipales.
¾Utilización de insecticidas.
¾Ganadería con alta carga de animales, por ejemplo corrales y “feedlots”;

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 38


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Almacenamiento de abonos orgánicos y de fertilizantes fluidos fuera de


instalaciones impermeables.
¾Desmontes.
¾Irrigación agrícola que sobrepase la capacidad de campo.

Transporte

• Aeropuertos y aeródromos.

• Playas de carga y de transbordo de mercadería.

• Utilización de materiales lixiviables contaminantes del agua (por ejemplo escombros,


residuos de plantas de incineración, escorias de fundiciones y de minería) en la
construcción de instalaciones para el transporte terrestre, fluvial, ferroviario y aéreo.

• Infiltración de aguas pluviales recolectadas de instalaciones para el transporte,


incluyendo playas de estacionamiento, paradores, puertos y estaciones, excepto
mediante cunetas o inundación de grandes áreas con suelo productivo.

Varios

• Actividades de minería y explotación de yacimientos de petróleo y gas natural.

• Depósitos subterráneos para sustancias contaminantes.

• Almacenamiento de escoria minera.

• Excavaciones que reduzcan sensiblemente el espesor de los horizontes que


constituyen el techo del acuífero, especialmente si éste llega a aflorar en forma
temporaria o permanente y no se puedan tomar medidas de seguridad efectivas y
permanentes para la protección del agua subterránea.

• Aprovechamientos geotérmicos a excepción de instalaciones con circuito secundario.

• Instalaciones y ejercicios militares.

2.3.2.3. Zona III a

En la Zona III a constituyen fuentes potenciales de contaminación:

Fuentes Contaminantes de la Zona III b

Todas las indicadas.

Líquidos Contaminantes

• Manipulación de sustancias contaminantes para el agua, excepto cantidades


menores para consumo domiciliario, almacenamiento de combustible para
calefacción domiciliaria y uso en establecimientos agropecuarios.

• Transformadores y cables de electricidad subterráneos con sustancias líquidas de


enfriamiento y de aislamiento contaminantes para el agua, especialmente
instalaciones fuera de uso.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 39


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Efluentes

• Alcantarillados, exceptuando aquellos con impermeabilización especial y control


periódico adecuado.

• Descarga de efluentes (excepto aguas pluviales tratadas) a un curso de agua


superficial que luego atraviese la Zona II.

Residuos Sólidos

• Depósitos transitorios e instalaciones de transferencia de residuos.

• Instalaciones para el reciclado de residuos (por ejemplo de escombros).

Actividad Agropecuaria

• Huertas.

• Monocultivos y cultivos no tradicionales (por ej. viñedos, lúpulo, espárrago, tabaco).

Construcciones

• Nuevas áreas de viviendas.

• Instalaciones para el transporte y otras construcciones cuyos efluentes (excepto


aguas pluviales sin contaminantes peligrosos) no sean conducidos fuera de esta
zona de forma completa y segura.

Varios

• Instalación y ampliación de cementerios.

• Ferias, festivales y otros espectáculos fuera de las instalaciones específicas.

• Motorismo.

• Estaciones de servicio.

• Depósitos de materiales de construcción que puedan originar una contaminación del


agua subterránea.

• Canteras, tosqueras y otras explotaciones de materias primas superficiales.

• Daños, a los horizontes que forman el techo del acuífero, por ejemplo por
excavaciones, excepto para colocación de tuberías de servicios y construcciones.

• Construcción y ampliación de estanques y tajamares, por ejemplo para piscicultura.

• Aplicación de insecticidas en espacios verdes, incluyendo el mantenimiento de vías


de comunicación, salvo que se realice con técnicas no contaminantes del agua
subterránea.

2.3.2.4. Zona II

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 40


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

En la Zona II constituyen fuentes potenciales de contaminación y son en general no


aceptables:

Fuentes Contaminantes de la Zona III

Todas las indicadas.

Construcciones

• Levantar y ampliar construcciones, especialmente para la actividad industrial y


agropecuaria, incluyendo la modificación de su uso.

• Obradores.

Transporte

• Rutas, vías férreas y otras obras e instalaciones para el transporte, excepto caminos
vecinales.

• Reformas de obras e instalaciones para el transporte, excepto para mejorar la


protección del agua subterránea.

Sustancias Contaminantes

• Transporte de sustancias radioactivas o contaminantes para el agua.

• Almacenamiento de fuel- y gasoil.

• Almacenamiento de fertilizantes e insecticidas.

• Conductos de efluentes.

• Transformadores y cables de electricidad con sustancias líquidas de enfriamiento y


de aislación contaminantes para el agua.

Actividad Agropecuaria

• Aplicación de abonos orgánicos.

• Pastoreo.

• Construcción y ampliación de depósitos de abonos orgánicos.

• Construcción o ampliación de drenes.

Varios

• Aguas superficiales cargadas de efluentes.

• Infiltración de agua pluvial recolectada, salvo aquella no contaminado proveniente de


techos.

• Balnearios, campings, campamentos e instalaciones deportivas.

• Voladuras.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 41


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.3.2.5. Zona I

En la Zona I constituyen fuentes potenciales de contaminación y son en general no


aceptables:

• Todo lo indicado para la Zona III y II.

• Tránsito de vehículos y peatones.

• Explotaciones agropecuarias, forestales y hortícolas.

• Aplicación de fertilizantes e insecticidas.

2.3.3. Medidas Operativas

• La empresa de aguas deberá adquirir, en propiedad o servidumbre, como mínimo el


área correspondiente a la Zona I.

• La Zona I deberá estar rodeada por un cerco que impida el acceso no autorizado a la
misma y su superficie estar provista de una cubierta de pasto.

• Las Zonas II y III deberán ser suficientemente identificadas mediante carteles.

• Las instalaciones necesarias para la operación y el mantenimiento de la planta de


captación deberán ser construidas de manera que no representen un riesgo para el
agua subterránea y del mismo modo deberán realizarse todas las actividades
propias.

• Los desagües y efluentes de la planta se deberán evacuar sin contaminar las aguas
subterráneas y superficiales.

• Todo el área de protección deberá ser vigilada sistemáticamente, preferentemente


en forma conjunta con la autoridad competente.

• En todo el área de aporte se deberá controlar, con una densidad adecuada en el


tiempo y el espacio, el nivel y la calidad del agua subterránea, y en caso de
observarse una evolución desfavorable, se deberá investigar su causa y proceder a
su corrección, preferentemente junto con el organismo competente.

2.4. RECARGA ARTIFICIAL

2.4.1. Análisis de su Aplicación

El análisis de la información obtenida en el Estudio de Diagnóstico del Estudio de la


Fuente Subterránea, evaluada simultáneamente con los restantes aspectos del proyecto
permitirá establecer si se dan las circunstancias que justifiquen la recarga artificial del
agua subterránea. Básicamente deberán darse las siguientes:

• Necesidad de mejorar la explotabilidad del acuífero, sea en su aspecto cuantitativo


y/o cualitativo, incluyendo la conveniencia de crear una barrera hidráulica contra
alguna contaminación.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 42


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Disponibilidad del agua necesaria a ser infiltrada.

• Ausencia de otra fuente de abastecimiento adecuada o más conveniente.

En caso de que se planteen otras razones para decidir la utilización de esta técnica, el
proyectista deberá justificarla planteando las razones que llevan a tal opción.

A menos que el proyectista demuestre la necesidad técnica de utilizar otro sistema, el


método de recarga artificial deberá ser el de piletas de infiltración.

Con un adecuado diseño las piletas de infiltración puede adaptarse a una variedad de
características locales, pero existen algunas que hacen imposible su implantación y en
consecuencia este método debe ser descartada, entre ellas:

• Cuando el subsuelo, zona vadosa y/o zona saturada, es impermeable.

• Cuando existen horizontes de baja permeabilidad a una profundidad menor de


2-3 metros.

• Cuando el nivel freático se encuentra demasiado cerca de la superficie, a una


profundidad menor de 2-3 metros y se proyecte la infiltración de efluentes.

• Cuando la capacidad de transmisión y de almacenamiento del acuífero sea


insuficiente para el caudal de recarga.

• Cuando una excesiva profundidad del acuífero freático no permite recuperar el agua
infiltrada.

2.4.1.1. Diseño Preliminar

A fin de comprobar la posibilidad y conveniencia de la recarga y definir en caso que


corresponda el subsiguiente estudio de detalle, se deberá hacer un diseño preliminar en
base a los datos obtenidos, los valores empíricos indicados en la bibliografía
correspondiente y/o otras estimaciones. Como mínimo se deberán determinar los
siguientes aspectos:

• Altura y extensión del domo de recarga.

• Dimensión de las piletas.

• Ubicación de las piletas con respecto a las captaciones.

• Ubicación de los pozos de recuperación o del sistema de extracción que se adopte.

A tal fin se deberán utilizar métodos analíticos o modelos matemáticos, debiendo el


proyectista fundamentar la metodología adoptada.

2.4.2. Estudio de Detalle


2.4.2.1. Objetivo y Alcances

Si los trabajos anteriores demostraron la conveniencia de una recarga artificial, en esta


etapa, a realizarse junto con la del Estudio de Fuentes, se deberán determinar en forma

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 43


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

cuantitativa las características necesarias, que no se hayan obtenido en el estudio de


diagnóstico, para diseñar el sistema de recarga artificial apropiado. La investigación
comprende dos partes: la de la zona y la del sistema de recarga.

En la primera, la información que se requiere, además de la indicada para el Estudio de


Detalle del Estudio de la Fuente Subterránea, es la siguiente:

• Mineralogía de las arcillas.

• Permeabilidad del suelo y de la zona no saturada, principalmente la vertical pero a


veces también la horizontal.

• La anisotropía vertical en los parámetros hidráulicos del acuífero.

El estudio del sistema de recarga debe proporcionar los siguientes conocimientos:

• Capacidad de infiltración y su posible variación durante la recarga.

• Extensión y altura del domo de recarga.

• Calidad del agua recargada y su evolución a través del subsuelo.

2.4.2.2. Investigación de la Zona

La investigación de las zonas de interés para una recarga artificial se deberán incluir en el
Estudio de Detalle del Estudio de la Fuente Subterránea, debiéndose entonces realizar
los siguientes trabajos adicionales:

Levantamiento Topográfico

En caso de no contar con mapas existentes se deberán confeccionar por lo menos los
siguientes:

• Carta plani-altimétrica en escala adecuada a la dimensión de la obra de recarga a fin


de poder ubicar correctamente el conjunto de piletas, perforaciones, etc.

• Carta plani-altimétrica de toda la zona de estudio, en escala de 1:10.000 a 1:50.000


según la extensión de la misma, para la representación de la geología, hidrogeología,
geofísica, etc.

Este material cartográfico es indispensable solamente para la zona de estudio definitiva.


Si no existe para las otras posibles zonas se deberán utilizar fotografías aéreas y una
ubicación plani-altimétrica de los sondeos geofísicos y las perforaciones, incluyendo las
existentes.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 44


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Mediciones de Permeabilidad

Para la selección del sitio de construcción de las piletas y el diseño de las mismas, en la
zona definitiva se deberán efectuar mediciones que permitan determinar la permeabilidad
del suelo y de la zona no saturada.

Para hallar capacidades de infiltración relativas con fines comparativos, las mediciones
de permeabilidad del suelo se deberán efectuar con pequeños infiltrómetros de doble
anillo.

Para predecir la capacidad de infiltración de piletas de recarga, en el sitio definitivo de


éstas se deberán hacer ensayos de infiltración con estanques mayores, complementados
con mediciones de permeabilidad en la zona vadosa.

Para efectuar las mediciones de permeabilidad de resaturación "in situ", en cada caso el
proyectista deberá definir el método más adecuado en función de las condiciones
particulares del lugar.

Construcción de Pozo de Bombeo y de Observación. Ensayo de Acuífero

Solamente se deberán llevar a cabo en la zona definitiva de construcción de las piletas de


recarga y en caso de que, a criterio del proyectista debidamente fundamentado, la
información obtenida en el Estudio de Fuentes no sea aplicable, siguiéndose entonces los
mismos criterios para su ejecución.

Análisis de Laboratorio

En caso de que la composición del subsuelo lo exija, se deberán efectuar análisis de


arcillas que permitan hallar su capacidad de expansión y de intercambio iónico.

Procesamiento e Interpretación de Datos

Los datos producidos por las tareas descriptas deberán ser procesados e interpretados
en forma continua para obtener la información enumerada en el apartado de Objetivo y
Alcances.

Deberá incluir una evaluación intermedia después de las tareas comunes con el Estudio
de Detalle del Estudio de la Fuente Subterránea y antes de la tarea 4.2.2.1, que deberá
definir la zona más apropiada (si se investigó más de una) y la ubicación de las piletas de
infiltración dentro de esta zona.

2.4.2.3. Investigación del Sistema de Recarga

El diseño y la operación de un sistema de recarga artificial depende de numerosos


parámetros: calidad del agua, clima, características del suelo y subsuelo, etc. En cada
caso el proyectista debe efectuar una evaluación de los datos disponibles y fundamentar
tanto el diseño del sistema de recarga propuesto como la ubicación seleccionada.

Cuando se planifique un sistema de recarga artificial en áreas donde no se cuente con


experiencia previa, los parámetros de diseño se deberán definir mediante la construcción
y operación de una planta piloto.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 45


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Diseño y Construcción de la Planta Piloto

Para el diseño y construcción de la planta piloto se deberán tener en cuenta los criterios
expuestos en el Numeral 2.4.3 para la planta definitiva.

Se deberá efectuar un diseño preliminar en base a los datos obtenidos en los estudios
previos, pudiendo complementarse esta información con valores empíricos. La memoria a
presentar deberá justificar el procedimiento adoptado.

De no contar con información precisa sobre la capacidad de infiltración, la misma se


deberá estimar a partir de los valores de permeabilidad de la zona vadosa y del suelo
medidos en la Investigación de Detalle.

Se deberá prever utilizar como planta piloto una de las piletas de la planta definitiva. Su
tamaño no deberá ser inferior a 0,02 Ha ni superior a 0,5 Ha. Si la heterogeneidad de las
características del lugar exigiera una superficie mayor la necesidad de su construcción
deberá ser adecuadamente justificada.

En todos los casos se debe tener en cuenta que el área de la pileta debe ser suficiente
para que el resultado de los ensayos no se vea afectado por heterogeneidades locales,
en especial las de la permeabilidad del suelo y de la zona vadosa.

Simultáneamente con la pileta experimental deberá construirse la Red de Pozos de


Observación definitiva (Norma 2.4.3.5.).

De ser necesario se deberán ejecutar pozos de observación adicionales en las


inmediaciones de esta pileta.

El proyectista deberá considerar la utilización, si las condiciones del lugar lo permiten, de


las perforaciones de exploración y del ensayo de bombeo, como pozos de observación.

Operación de la Planta Piloto

El período de estudio deberá abarcar, como mínimo, un ciclo hidrológico completo.

Las observaciones a efectuar deberán ser las mismas indicadas en las normas de
Operación del Sistema (Numeral 2.4.3.6).

Para poder estudiar la capacidad de depuración (si corresponde) y el esquema óptimo de


inundación y secado, las pruebas de recarga deberán realizarse con el mismo líquido a
ser empleado en la planta definitiva. Si ello no fuese posible, se deberá utilizar agua
limpia. En este caso el proyectista deberá fundamentar la medida y aclarar sus
consecuencias en los resultados obtenidos. Cuando se dé esta circunstancia la
experimentación deberá concluir utilizando la instalación definitiva.

2.4.3. Diseño del Sistema de Recarga


2.4.3.1. Conceptos Generales

De los diversos métodos de recarga artificial se deberá utilizar el de las piletas de


infiltración, salvo que el proyectista demuestre, a juicio del ENOHSa, la necesidad técnica
de utilizar otro sistema.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 46


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Con respecto a la calidad del agua subterránea, el proyecto debe asegurar que:

• En ningún caso se produzca una degradación del agua subterránea que afecte su
potabilidad.

• En todos los casos se cumpla con la legislación, reglamentaciones o normas de


protección del medio ambiente.

Las condiciones básicas que se deberán satisfacer en el diseño son:

• La calidad del líquido a recargar debe ser compatible con la capacidad de depuración
del sistema suelo – acuífero, de modo que no se produzca contaminación del
acuífero.

• En el caso de que se utilice un líquido de recarga de calidad inferior a la del acuífero,


un control hidrogeoquímico detallado del acuífero debe seguir el movimiento del agua
infiltrada como así también la calidad del agua subterránea.

Los ciclos de inundación y secado de las piletas de recarga deben optimizar su


funcionamiento de acuerdo a los siguientes criterios:

• Maximizando la capacidad de infiltración sin afectar la calidad del agua subterránea


según los principios antes enunciados.

• Maximizando la depuración del líquido de recarga cuando se utilizan efluentes.

Tanto la planta piloto como el sistema completo de recarga artificial deben ser diseñados
y construidos con suficiente flexibilidad para permitir modificaciones en la profundidad del
agua, ciclos de inundación – secado - limpieza, configuración de piletas inundadas y en
renovación y otros aspectos operacionales.

Para la determinación de los diversos parámetros que participan en el diseño se deberán


emplear las ecuaciones, métodos de cálculo y/o valores empíricos que corresponden a
las condiciones del lugar, debiendo el proyectista documentar su origen y fundamentar su
aplicación.

Se deberá evaluar mediante un modelo matemático la influencia de los diferentes


factores, tanto los de diseño como los propios del lugar, en el funcionamiento del sistema
de recarga artificial, especialmente en lo referente al impacto hidráulico e hidroquímico en
el acuífero.

Con simulaciones sucesivas, incorporando datos más completos y precisos a medida que
avanzan los estudios, se deberán ajustar los detalles de diseño y se programarán las
investigaciones adicionales que resulten necesarias.

En caso de efectuar estas evaluaciones y ajustes con métodos analíticos en vez de


simulaciones numéricas, el proyectista deberá justificar el procedimiento adoptado
demostrando que las características del subsuelo y de la obra son lo suficientemente
sencillas para permitirlo, teniendo en cuenta si el sistema es para reutilización de un
efluente infiltrado.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 47


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.4.3.2. Características Constructivas y Ubicación de las Piletas

El sistema de infiltración deberá consistir en un conjunto de piletas, en las cuales debe


ser posible modificar la carga hidráulica. Cada pileta deberá tener su propia entrada y
salida de agua de manera que pueda ser llenada, vaciada, secada y limpiada en forma
individual. Nunca deben estar en serie de modo que la salida de una sea la entrada de
otra. De ser necesario, la primera pileta o la parte inicial de ella puede ser utilizada como
dispositivo de presedimentación adicional.

La profundidad de las piletas deberá estar en relación a la profundidad de agua con la


cual funcionarán (Numeral 2.4.3.6.) y deberá ser tal que facilite su secado y limpieza. Se
deberá prever un dispositivo especial de drenaje, para ser usado cuando la limpieza lo
requiera.

Las piletas deben construirse con fondo plano y horizontal, o de pendiente suave y
regular si la topografía del lugar y/o la limpieza lo requieran.

La superficie de cada pileta o batería se deberá calcular en función del caudal de agua de
recarga disponible y la capacidad de infiltración, teniendo en cuenta que la misma
disminuye por la colmatación.

El cálculo se deberá hacer con criterio conservador, utilizando los valores más bajos
determinados para la capacidad de infiltración, previendo posibles ampliaciones y ajustes
en el diseño a ejecutar a medida que aumenten los caudales o que la experiencia permita
contar con mayor información.

La cantidad de piletas o baterías de piletas deberá ser de 3 ó 4, en correspondencia al


esquema operativo que se adopte (ver Numeral 2.4.3.6).

Donde el domo de recarga (incluyendo eventuales colgantes) pueda acercarse o alcanzar


el fondo de las piletas, éstas deben estar dispuestas evitando grandes conjuntos
inundados. En este caso las piletas deben ser pequeñas y/o largas y angostas, y las
adyacentes no deben ser inundadas simultáneamente.

Las piletas deben estar equipadas con dispositivos para la medición del caudal y de la
profundidad y temperatura del agua.

En la ubicación de las piletas debe tenerse en cuenta los siguientes criterios:

Condiciones del subsuelo. Si las condiciones del lugar lo permiten, se deberá elegir un
sitio donde la litología del suelo y de la zona no saturada (por lo menos su parte superior)
sea más ventajosa, es decir lo suficientemente gruesa para dar una buena capacidad de
infiltración y, si corresponde, lo suficientemente fina para dar un tratamiento adecuado
(para una recarga con efluente el óptimo corresponde al rango de limo arenoso - arcilloso
a arena limosa - arcillosa).

El nivel del agua subterránea debe hallarse a una profundidad suficiente para evitar que
el domo de recarga alcance el fondo de las piletas. Como punto de partida se deberá
tomar una distancia de 2-3 m y el definitivo se deberá obtener del modelo matemático o
cálculo analítico según el caso.

Sistema de captación. Las piletas se deben ubicar dentro del área de aporte de la
captación, aguas arriba en dirección del flujo del acuífero, a la distancia necesaria para

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 48


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

dar al agua infiltrada el tiempo de residencia y recorrido horizontal en el acuífero


suficientes para alcanzar la depuración requerida del caso, pero nunca inferior a la
distancia de la isocrona de 50 días (ver 2.3. Areas de Protección)

2.4.3.3. Calidad del Agua de Recarga

La calidad del líquido a infiltrar debe asegurar que la calidad del agua que llegue al
acuífero sea del mismo o mejor nivel de calidad que la del acuífero.

Si eso resulte imposible, situación que debe ser demostrada por el proyectista, esa
condición de calidad deberá cumplirse antes que el agua infiltrada llegue a la captación.

Cuando se emplean efluentes, éstos deben tener un nivel avanzado de tratamiento


previo.

En caso que la información que se dispone no sea suficiente para definir el tratamiento
previo necesario, la experimentación con la planta piloto y/o la planta definitiva deberá
definir los requerimientos de cada lugar.

2.4.3.4. Recuperación y Reutilización del Agua Recargada

La recuperación del agua se deberá hacer mediante pozos de bombeo, los que deben
penetrar completamente el acuífero o bien su parte superior activa, como así también
estar adecuadamente espaciados entre sí y debidamente situados con respecto a las
piletas de infiltración, para que un conjunto de ellos pueda interceptar la mayor cantidad
posible del líquido recargado.

Donde la poca profundidad y el reducido espesor del acuífero lo exijan, la captación se


deberá hacer mediante captaciones horizontales, con el mismo criterio anterior de
intercepción del líquido recargado, debiendo el proyectista fundamentar la adopción del
método.

Cuando una calidad inferior del agua de recarga y las condiciones del lugar lo requieran,
la distancia del sistema de captación con respecto al de infiltración se deberá fijar en
función de los cambios de calidad que se produzcan en el agua infiltrada dentro del
acuífero, pero nunca deberá ser inferior a la distancia de la isocrona de 50 días.
(Ver 2.3. Areas de Protección).

Con los datos obtenidos en los estudios previos y la experimentación con la planta piloto
y/o la definitiva sobre la hidráulica y la calidad del acuífero y el funcionamiento del
sistema de recarga, se deberá determinar el diseño de las captaciones debiéndose fijar,
como mínimo profundidad y capacidad de los pozos o drenes, distancias entre ellos y a
las piletas, régimen de extracción y depresiones. Ello se deberá hacer por métodos
analíticos o por modelos matemáticos, según las condiciones del lugar y posibilidades del
proyecto, debiendo el proyectista fundamentar el método utilizado.

La reutilización del agua infiltrada deberá ser compatible con la calidad exigida para
consumo humano, debiendo preverse el tratamiento adicional necesario, teniendo en
cuenta la posible presencia de microorganismos patógenos y de compuestos orgánicos.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 49


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.4.3.5. Red de Pozos de Observación

La Red de Pozos de Observación deberá ser una de las primeras obras a diseñar y
construir, comenzando con el aprovechamiento de las perforaciones de exploración y
siguiendo con la construcción de la planta piloto. Deberá formar parte de la red de pozos
de observación del sistema de captación.

Su diseño debe hacerse teniendo en cuenta los diversos controles que debe
proporcionar, como ser la evolución del domo de recarga, los cambios de la calidad de
agua en la zona no saturada y en el acuífero (si corresponde), la depresión causada por
las captaciones, el área en que se observan modificaciones en el acuífero producidas por
la recarga, etc.

La cantidad y ubicación de los pozos deberá ser función del tamaño y la geometría del
sistema de recarga y las condiciones de cada lugar.

Su número mínimo deberá ser de 10 sitios, salvo que el proyectista justifique la utilización
de un número menor, distribuidos alrededor de las piletas sobre la línea de flujo del
acuífero y su transversal y/o las direcciones de extensión máxima y mínima del agua
infiltrada.

Deberán ser entubados con caños de PVC de 100 mm (4") de diámetro, siguiendo los
criterios constructivos enunciados en el numeral 2.1.2.2 (Estudio de la Fuente
Subterránea).

2.4.3.6. Operación del Sistema

Durante el funcionamiento del sistema de recarga se deberá obtener información para


realimentar el diseño y ajustar en forma permanente la operación del sistema.

Red de Pozos de Observación

Los parámetros a controlar deberán ser el nivel y la calidad del agua subterránea,
debiendo la extracción de muestras ser precedida por un bombeo de duración suficiente
para lograr agua exclusivamente del acuífero.

Los análisis de calidad de agua a efectuar deberán ser de tres tipos : indicativos, básicos
y completos.

Los indicativos deberán incluir, además de la conductividad eléctrica, el consumo de


oxígeno (si corresponde),y algún componente distintivo del agua, si existe, que permita
reconocer la llegada del mismo a un pozo.

Los básicos deberán examinar, si corresponde, la calidad del agua con respecto a
determinados componentes del efluente recargado después que el mismo ha llegado al
pozo de observación, a ser definidos por el proyectista tal que permita evaluar el
funcionamiento del sistema de recarga.

En los análisis completos se deberá determinar:

• Si la calidad del agua subterránea satisface los requerimientos establecidos en las


normas vigentes para el consumo humano.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 50


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Los componentes correspondientes a los análisis básicos, si corresponde.

La frecuencia de los análisis debe ajustarse a la evolución de los parámetros en cada


lugar; durante la fase inicial y experimental de las operaciones se deberá comenzar con
una frecuencia diaria y luego se deberá espaciar en función de la velocidad observada de
los cambios que se producen. El esquema definitivo ya regularizado deberá ser de
1 a 4 meses para los indicativos y básicos, y de 6 a 12 meses para los completos.

En las mediciones del nivel de agua la frecuencia regular nunca debe ser inferior a
30 días. Durante el período experimental se comenzará con una frecuencia diaria y luego
se deberá espaciar de acuerdo a la evolución encontrada, pero teniendo en cuenta
también las fluctuaciones naturales del acuífero.

Las observaciones y análisis en una red parcial deberán iniciarse un año antes de
comenzar la recarga, o un período mínimo tal que permita conocer las situaciones de
máxima y de mínima y que debe ser fundamentado por el proyectista, a fin de poder
conocer acabadamente las condiciones naturales del acuífero. Para ello se podrán
emplear pozos existentes si fuese necesario y las condiciones de la zona lo permiten.

Piletas de Infiltración

A fin de que el sistema de recarga artificial tenga éxito las piletas deben funcionar para
infiltrar la mayor cantidad posible de líquido y, si corresponde, producir agua mejorada de
la calidad deseada. Para ello la operación de las piletas debe seguir los siguientes
criterios:

• La profundidad del agua debe permitir alcanzar una alta capacidad de infiltración sin
aumentar la colmatación ni complicar la limpieza.

• La infiltración no debe hacer crecer excesivamente el domo de recarga. Donde ésto


puede ocurrir, piletas adyacentes no deben ser inundadas simultáneamente.

• La capacidad de infiltración debe ser mantenida mediante ciclos adecuados de


inundación, secado y limpieza.

• Si corresponde, la carga hidráulica debe limitarse a la capacidad de depuración de


modo que dentro del acuífero la calidad del agua infiltrada sea compatible con las
normas de potabilidad.

Los valores óptimos de estos parámetros operativos se deberá obtener a través de las
experiencias con la planta piloto y luego con la planta completa. Para eso el programa de
control de los pozos de la red de observación debe ser acompañado por mediciones
regulares (diarias) de la calidad y del caudal del líquido ingresado y de la profundidad y
temperatura del agua en las piletas.

Para la aplicación de los ciclos de inundación, secado y limpieza el conjunto de piletas se


deberá subdividir en 3 "baterías": una inundada, una en secado y/o limpieza y una
renovada lista para ser puesta en servicio.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 51


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.5. IMPACTO AMBIENTAL

A fin de evitar, o al menos minimizar, toda alteración indeseable del medio ambiente
como consecuencia de la explotación del agua subterránea, deberán tomarse los
siguientes recaudos:

• Ubicación correcta de las captaciones, basada en las normas de diseño de las


captaciones (Norma 2.2).

• Construcción de las perforaciones respetando las directivas descritas en la


Norma 2.3.

• Explotación de las captaciones respetando las normas correspondientes (2.4) a fin


de evitar una sobreexplotación que pueda alterar las condiciones hidráulicas y
químicas del acuífero.

• Monitoreo permanente de los niveles piezométricos y de la calidad química y


bacteriológica del agua subterránea (Norma 2.4) y toma de las medidas necesarias
en caso de detectarse algún deterioro.

Con estos recaudos, y otros que resulten necesarios a criterio del proyectista, deberá
lograrse evitar o minimizar los siguientes impactos potencialmente negativos:

• Interferencia en captaciones de terceros.

• Reducción perjudicial del espesor saturado del acuífero.

• Infiltración vertical a través de acuitardos desde otros acuíferos (especialmente el


freático) que contengan aguas de calidad inferior, especialmente las inaptas para
consumo humano.

• Infiltración inducida o acelerada de aguas superficiales contaminadas o de mala


calidad.

• Invasión salina por movilización de la interfaz agua dulce – salada, sea en acuíferos
costeros o en lentes de agua dulce.

• Sobreexplotación del recurso.

• Restricciones para el uso de la tierra en el área de protección, especialmente


aquellos que acarrean perjuicios económicos.

Criterios Básicos - Cap. 4 – Estudios de fuentes de agua y diseño de captaciones / pág. 52


CAPÍTULO 5. PLANTAS DE POTABILIZACIÓN

ÍNDICE

1. REJAS, TAMICES, CÁMARA DE CARGA Y AFOROS ....................................1


1.1. REJAS ........................................................................................................................................ 1
1.2. MICROTAMICES ........................................................................................................................... 1
1.3. CÁMARA DE CARGA .................................................................................................................... 1
1.4. AFOROS...................................................................................................................................... 2
2. TRATAMIENTOS PRELIMINARES ...................................................................3
2.1. DESARENADORES ....................................................................................................................... 3
2.1.1. Objetivos de su Aplicación .............................................................................................. 3
2.1.2. Zonas que Componen un Desarenador de Flujo Horizontal ........................................ 3
2.1.3. Diseño de un Desarenador............................................................................................... 4
2.2. PRESEDIMENTACIÓN O SEDIMENTACIÓN PRELIMINAR .................................................................... 7
2.2.1. Objetivos de su Aplicación .............................................................................................. 7
2.2.2. Parámetros de Diseño de un Sedimentador de Flujo Horizontal ................................. 7
2.3. PREFILTRACIÓN GRUESA EN MANTO DE GRAVA ........................................................................... 8
2.3.1. Objetivos de su Aplicación .............................................................................................. 8
2.3.2. Clasificación ...................................................................................................................... 8
2.3.3. Parámetros de Diseño ...................................................................................................... 8
2.3.4. Filtración Dinámica con Manto de Grava........................................................................ 8
2.3.5. Filtro Grueso de Flujo Horizontal .................................................................................. 10
2.3.6. Filtros Gruesos de Flujo Horizontal Descendente en Serie........................................ 12
2.3.7. Filtros Gruesos de Flujo Vertical Descendente en Serie ............................................ 12

3. COAGULACIÓN: MEZCLA RÁPIDA...............................................................14


4. FLOCULACIÓN................................................................................................24
5. SEDIMENTACIÓN Y DECANTACIÓN .............................................................31
5.1. DEFINICIONES ........................................................................................................................... 31
ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

5.2. CLASIFICACIÓN ..........................................................................................................................31


5.3. ALCANCE ..................................................................................................................................31
5.4. VELOCIDAD DE SEDIMENTACIÓN CRÍTICA ....................................................................................32
5.4.1. Generalidades ..................................................................................................................32
5.4.2. Método Teórico de Determinación de la Velocidad de Sedimentación .....................32
5.4.3. Ensayos en Laboratorio..................................................................................................34
5.5. SEDIMENTADORES CONVENCIONALES DE FLUJO HORIZONTAL O DECANTADORES........................39
5.6. SEDIMENTACIÓN DE PARTÍCULAS FLOCULENTAS CON ESCURRIMIENTO VERTICAL ........................43
5.7. SEDIMENTACIÓN DE PARTÍCULAS EN ESCURRIMIENTO INCLINADO ................................................43
5.7.1. Velocidad de Sedimentación Crítica de Diseño ...........................................................43
5.7.2. Dimensionamiento de la Zona de Sedimentación........................................................44
5.7.3. Sistema de Ingreso del Agua a Cada Unidad ...............................................................47
5.7.4. Sistema Recolector del Barro Depositado en las Tolvas ............................................48
5.7.5. Zona Líquida Entre Placas Paralelas o Conductos Inclinados y la Base Mayor y
Superior de las Tolvas de Barro .........................................................................................49
5.8. RECOLECCIÓN SUPERFICIAL DEL LÍQUIDO SEDIMENTADO ............................................................49
6. FLOTACIÓN.....................................................................................................52
7. FILTRACIÓN....................................................................................................55
7.1. GENERALIDADES .......................................................................................................................55
7.1.1. Definición del Proceso ....................................................................................................55
7.1.2. Velocidad de Filtración ...................................................................................................55
7.1.3. Clasificación del Proceso de Filtración.........................................................................55
7.1.4. Parámetros Básicos Adoptados de Diseño y Operación ............................................56
7.1.5. Parámetros Característicos de los Medios Filtrantes..................................................56
7.2. FILTRACIÓN RÁPIDA CONVENCIONAL ..........................................................................................57
7.2.1. Características de la Alternativa ....................................................................................57
7.2.2. Límites de Calidad del Agua Cruda para Filtración Rápida Convencional ...............58
7.2.3. Parámetros de Diseño y Operación ...............................................................................58
7.2.4. Estructuras y Elementos de la Filtración Rápida Convencional ................................60
7.2.5. Pérdida de Carga en el Manto Filtrante Fijo..................................................................63
7.2.6. Fluidificación de Medios Granulares .............................................................................67
7.2.7. Lavado de los Filtros.......................................................................................................71
7.2.8. Sistema de Recolección y Disposición de Agua Sucia del Lavado ...........................77
7.2.9. Sistema de Control de la Filtración Rápida ..................................................................78
7.2.10. Filtración con Velocidad Declinante ............................................................................79
7.2.11. Número de Filtros ..........................................................................................................81
7.3. FILTRACIÓN DIRECTA ASCENDENTE............................................................................................81
7.3.1. Características del Proceso............................................................................................81
7.3.2. Determinación de Parámetros de Diseño y Operación ...............................................83
7.3.3. Parámetros de Diseño y Operación de la Filtración Directa Ascendente .................83
7.3.4. Estructuras y Sistemas de la Filtración Directa Ascendente......................................84
7.3.5. Descargas de Fondo Intermedias ..................................................................................85
7.4. FILTRACIÓN DIRECTA DOBLE: ASCENDENTE – DESCENDENTE ....................................................86
7.4.1. Características del Sistema ............................................................................................86
7.4.2. Características de la Filtración directa Ascendente en la Filtración Directa Doble .86

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. ii


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

7.4.3. Características de la Filtración Descendente en la Filtración Directa Doble............ 88


7.5. FILTRACIÓN DIRECTA DESCENDENTE ......................................................................................... 88
7.5.1. Características del Proceso ........................................................................................... 88
7.6. FILTRACIÓN LENTA.................................................................................................................... 90
7.6.1. Características del Proceso ........................................................................................... 90
7.6.2. Selección del Proceso de Filtración Lenta ................................................................... 90
7.6.3. Límites de Calidad del Agua Cruda............................................................................... 91
7.6.4. Criterios de Diseño y Operación ................................................................................... 92
7.6.5. Estructuras de la Filtración Lenta ................................................................................. 93
7.6.6. Especificaciones Generales........................................................................................... 94
7.7. FILTROS DINÁMICOS DE ARENA ................................................................................................. 94
7.7.1. Características................................................................................................................. 94
7.7.2. Característica del Agua Cruda....................................................................................... 94
7.7.3. Velocidad Media de Filtración........................................................................................ 95
7.7.4. Caudal de Ingreso al Filtro ............................................................................................. 95
7.7.5. Dimensionamiento .......................................................................................................... 95
7.7.6. Lecho Filtrante de Arena ................................................................................................ 96
7.7.7. Manto Sostén................................................................................................................... 96
7.7.8. Sistema de Drenaje ......................................................................................................... 96
7.7.9. Regulación de la Velocidad de Filtración ..................................................................... 96
7.7.10. Sistema de Autolimpieza de una Unidad .................................................................... 97
7.7.11. Sistema de Ingreso a Cada Unidad de una Batería ................................................... 97
7.7.12. Operación y Mantenimiento ......................................................................................... 97
7.7.13. Generalidades................................................................................................................ 98
7.8. FILTRACIÓN A PRESIÓN ............................................................................................................. 98
7.8.1. Características del Proceso ........................................................................................... 98
7.8.2. Diseño Adoptado............................................................................................................. 98
7.8.3. Características Aconsejadas Para el Sistema de Filtros a Presión........................... 98
7.8.4. Presiones Manométricas de Diseño y Operativas....................................................... 99
7.8.5. Recipientes ...................................................................................................................... 99
7.8.6. Elementos Interiores de los Filtros ............................................................................... 99
7.8.7. Instrumentación Requerida.......................................................................................... 100
7.8.8. Datos Garantizados....................................................................................................... 100

8. LABORATORIO .............................................................................................103

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. iii


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

LISTA DE ILUSTRACIONES

TABLAS

Tabla 1. Criterios de diseño de filtros gruesos grava con escurrimiento horizontal según la
concentración media de sólidos suspendidos ..................................................................................11
Tabla 2. Clasificación del agua según su comportamiento en la coagulación......................................14
Tabla 3. Longitud necesaria de los conductos (en metros) en función de la velocidad de
sedimentación de partículas discretas, Usc (cm/min) y de la velocidad media de escurrimiento Uem
(cm/min), en el conducto de 60 x 600 mm........................................................................................46
Tabla 4. Límites aceptables de calidad del agua cruda para filtración rápida convencional ................58
Tabla 5. Parámetros de diseño y operación de la filtración rápida convencional .................................59
Tabla 6. Valores máximos de la calidad del agua cruda para aplicar Filtración Directa Ascendente...81
Tabla 7. Parámetros de diseño y operación para la Filtración Directa Ascendente .............................84
Tabla 8. Valores máximos de parámetros de calidad del agua cruda para la Filtración Ascendente en
la Doble Filtración Directa (Ascendente-Descendente)....................................................................87
Tabla 9. Rango de valores de los parámetros de diseño para la Filtración Ascendente en la Doble
Filtración Directa ...............................................................................................................................87
Tabla 10. Rango de valores de los parámetros de diseño de la Filtración Descendente en la Filtración
Directa Doble ....................................................................................................................................88
Tabla 11. Frecuencia de los valores límites máximos que caracterizan al agua cruda para el empleo
de la Filtración Directa Descendente ................................................................................................89
Tabla 12. Rango de valores del material filtrante en Filtración Directa Descendente ..........................89
Tabla 13. Rango de valores de parámetros de diseños y operación en la Filtración Directa
Descendente .....................................................................................................................................90
Tabla 14. Tecnologías aplicadas para tratamiento sin coagulación química, de acuerdo a los
parámetros básicos máximos del agua cruda ..................................................................................91
Tabla 15. Rango de valores de los parámetros de diseño y operación de la Filtración Lenta de Arena
..........................................................................................................................................................92

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. iv


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

FIGURAS

Figura 1. Curva de sedimentación en columna de sedimentación....................................................... 36


Figura 2. Curvas de isoremoción en ensayo de sedimentación de partículas floculentas................... 37
Figura 3. Porosidad del lecho expandido (εe) en función del número de Reynolds (Re) y del número
de Galileo (Ga) ................................................................................................................................. 71

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. v


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

1. REJAS, TAMICES, CÁMARA DE CARGA Y AFOROS

1.1. REJAS

Cuando el agua captada en fuentes superficiales pueda arrastrar materiales suspendidos


o flotantes que puedan causar deterioros en bombas u obstrucciones en las
conducciones o en la planta de potabilización se debe colocar rejas para impedir su
ingreso.

La separación de las barras debe ser función del tamaño de los materiales a retener.

El proyecto debe indicar claramente la ubicación y disposición de las rejas y su forma de


limpieza y calcular la pérdida de carga con reja limpia y establecer la máxima aceptable
con reja sucia.

El empleo de rejas con limpieza mecánica debe ser adecuadamente justificado quedando
a juicio del ENOHSa la aceptación de su utilización.

1.2. MICROTAMICES

Cuando exista el riesgo de ingreso a la planta de potabilización de peces de pequeño


tamaño u otro tipo de fauna acuática o algas provenientes de embalses se debe analizar
la conveniencia de instalar microtamices.

Se deben instalar aguas abajo después de las rejas.

Debe preverse filtros giratorios, construidos con materiales resistentes a la corrosión,


diseñados para trabajo continuo, que posean sistemas de limpieza automática con
dispositivos para la eliminación de los materiales retenidos.

1.3. CÁMARA DE CARGA

Es la unidad de la planta de potabilización donde ingresa el agua cruda conducida desde


la captación, su fin es mantener constante la cota del pelo libre del líquido y permitir
desarrollar desde allí el perfil hidráulico de toda la planta.

A fin de asegurar, entre límites estrechos, el mantenimiento de la cota del pelo libre del
agua en la cámara y evitar inundaciones y desbordes en las diferentes instalaciones de la
planta se debe prever, en las paredes laterales de la misma, la construcción de un
vertedero de demasías que permita la evacuación de los caudales en exceso que puedan
ingresar a la cámara, derivándolos hacia el sistema de desagües de la planta.

En aquellos casos en que el líquido ingrese a la cámara de carga con elevada velocidad,
que produzca oscilaciones de magnitud en la cota del pelo libre de la misma, debe

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 1


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

preverse una cámara de aquietamiento donde se transforme la energía cinética del


escurrimiento de la conducción en energía potencial en la cámara.

El volumen de la cámara de carga se debe calcular para una permanencia inferior a 1


(un) minuto a caudal de diseño. Soluciones que consideren permanencias superiores
debe ser justificadas y previamente aprobadas por el ENOHSa.

1.4. AFOROS

La correcta medición de caudales reviste suma importancia en una planta de


potabilización, para controlar los distintos procesos que se desarrollan en la misma y
determinar los volúmenes entregados a la distribución.

El proyecto debe considerar, como mínimo, aforar los siguientes caudales:

• De agua cruda a tratar.

• Que ingresan a cada batería de filtros para determinar la velocidad de filtración.

• De agua de lavado de los filtros.

• De descarga de barros de decantadores y limpieza de floculadores, casa química,


etc.

• Para dosificación de productos químicos.

• De agua tratada.

En todos los casos se debe realizar el aforo a fin de lograr la máxima eficiencia, tanto
desde el punto de vista técnico como económico del proceso de potabilización.

El proyectista debe seleccionar el tipo y características del aforador a colocar en cada


caso justificando su utilización en función del rango de caudales a medir, adaptabilidad a
las características del proceso, facilidad de lectura y registro de datos, disponibilidad en el
mercado y costo.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 2


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2. TRATAMIENTOS PRELIMINARES

2.1. DESARENADORES

2.1.1. Objetivos de su Aplicación

La instalación de un desarenador tiene por finalidad la separación de partículas minerales


relativamente gruesas, especialmente arenas, que son transportadas en el escurrimiento
del agua cruda que ingresa a la planta de potabilización desde la fuente superficial
adoptada.

El desarenador debe:

• Evitar que se produzcan sedimentos en la conducción desde la fuente de provisión


del agua cruda.

• Proteger contra la abrasión los equipos de impulsión y otros aparatos de la planta de


potabilización.

• Evitar sobrecargas en las fases siguientes del tratamiento.

• Normalmente remover partículas discretas superiores a 0,2 mm.

Cuando la instalación incluyere tamizado o microcernido (con mallas de 1 a 2 mm), y el


agua captada pudiera arrastrar partículas minerales, debe diseñarse siempre
previamente un desarenador.

Generalmente se diseñan los desarenadores como unidad de flujo horizontal, los que
deben considerar los lineamientos que se describen a continuación (numerales 2.1.2.
y 2.1.3.).

El ENOHSa podrá permitir el diseño de desarenadores de flujo inclinado, según


metodología de cálculo indicada en el Numeral 5.7.

2.1.2. Zonas que Componen un Desarenador de Flujo Horizontal

• Zona de entrada

Integrada por una transición que vincule el canal o conducto que transporta el líquido
a desarenar. Su función es conseguir una distribución uniforme de los filetes del
escurrimiento dentro de la unidad, a fin de tener una velocidad media constante en la
zona de desarenación.

• Zona de sedimentación de las partículas gruesas: zona de desarenación

Canal en donde se realice el depósito de las partículas separadas del escurrimiento


horizontal, normalmente de sección rectangular. Debe tener pendiente de fondo para
facilitar su limpieza.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 3


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Zona de salida

Constituida por un vertedero horizontal con descarga libre, ubicado en todo el ancho
de la zona de desarenación, diseñado para mantener una velocidad que no produzca
resuspensión del material sedimentado.

• Zona receptora del material depositado para su posterior derivación

Formada normalmente por una tolva con una pendiente mínima para provocar el
deslizamiento del material depositado hacia un canal transversal colector,
generalmente de 0,10 a 0,30 m de altura y 0,30 m de ancho, desde el cual se deriva
todo el material recolectado a una cámara exterior, a través de compuertas de igual
sección que ese canal.

2.1.3. Diseño de un Desarenador

• Parámetros de diseño: su determinación

¾Velocidad de sedimentación terminal (valor constante), en adelante velocidad


de sedimentacion de partículas minerales o discretas, Us (cm/s).
A determinar en ensayos con columna de sedimentación o adoptando fórmulas
según sea el tamaño de las mismas (ver Numeral 5.4 - Sedimentación y
Decantación - del presente Capítulo).
¾Diámetro equivalente o tamaño dp (cm) de las partículas inorgánicas, mediante
análisis granulométrico, que predominan durante la mayor parte del año y
especialmente las presentes en períodos lluviosos.
¾Velocidad media de escurrimiento longitudinal, Uem (cm/s), en la zona útil de
desarenación o sedimentación.
¾Velocidad de arrastre de la partícula dp , (Uar), que debe ser el límite superior de
la velocidad media de escurrimiento Uem (cm/s).
¾Velocidad de paso o descarga libre (carga hidráulica unitaria), qv (m3/s.m), por
el vertedero de umbral horizontal y longitud, lv (m) igual al ancho constante B
(m) del desarenador (o de la zona de desarenación). Debe evitar la turbulencia
y arrastre del material en la aproximación del flujo al final de la unidad.
¾Temperatura media del agua en períodos fríos (T°C).

• Velocidad de sedimentación, Us (cm/s), correspondiente a una partícula mineral de


tamaño, dp (cm), densidad relativa δs = 2,65 (correspondiente a arenas)
¾Debe determinarse en ensayos con columnas de sedimentación, de acuerdo a
lo establecido en el Numeral 5.4.3. - Ensayos en Laboratorio – del presente
Capítulo.
¾En caso de no poder realizar esos ensayos de laboratorio, a justificarse, se
deben adoptar las fórmulas de cálculo establecidas en el Numeral 5.4.2 –
Método Teórico de Determinación de la Velocidad de Sedimentación – del
presente Capítulo.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 4


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

En particular se tienen las siguientes situaciones:


- Para arenas gruesas con tamaños dp entre 0,02 y 0,10 cm (0,2 a 1,0 mm),
con número de Reynolds Re entre 1 y 2000, se debe aplicar la fórmula
correspondiente al régimen de transición en la zona de desarenación,
reemplazando en la expresión general de la velocidad de sedimentación, Us
(cm/s), el valor del coeficiente de arrastre CD (adimensional).
Preferentemente se utiliza el valor de CD deducido por Fair, Geyer y Okun,
seguidos por el de Allen o el de Rich, indicado en el referido Numeral.
- Para gravas con tamaños dp mayor a 1,0 cm (10 mm) y número de
Reynolds Re mayor a 10.000, se debe aplicar la fórmula de Newton para
determinar la velocidad de sedimentación, Us (cm/s), correspondiente al
régimen turbulento en la zona de desarenación, en donde el número de
Reynolds Re es mayor a 1.000, según se indica en el referido Numeral.
- Sólamente cuando predominan partículas de arenas muy finas, de tamaño
dp menor a 0,02 cm (0,2 mm), se debe aplicar la fórmula de Stokes
correspondiente al régimen laminar en la zona de desarenación, en donde
el número de Reynolds Re es menor a 1, según se especifica en el referido
Numeral.

• Velocidad media del escurrimiento horizontal, Uem (cm/s), en la zona de


desarenación (asentamiento de las partículas)
¾Su función es calcular la sección transversal útil, Ae (m2), zona de asentamiento
de las partículas o de desarenación, o sea la sección vertical perpendicular al
sentido del flujo en esa zona.
¾La relación entre la velocidad media de escurrimiento horizontal, Uem (cm/s),
debe ser igual o menor a la mitad de la velocidad de arrastre, Uar (cm/s),
correspondiente a la partícula mineral de tamaño dp (cm).
¾El ENOHSa podrá aceptar los siguientes valores máximos de la velocidad
media de escurrimiento horizontal, Uem (cm/s), para minimizar la influencia de la
velocidad de arrastre, Uar (cm/s):
- Uem ≤ 8,0 cm/s para arena fina (tamaño dp < 0,02 cmf (0,2 mm)).
- Uem ≤ 11,0 cm/s para arena gruesa (tamaño tp entre 0,02 y 0,100 m (0,2 y
1,00 mm)).
- Otros valores adoptados de Uem (cm/s) deben ser aceptados por el
ENOHSa.

• Dimensionamiento de las zonas que compnen la caja de un desarenador


¾Zona útil de desarenación (sedimentación o asentamiento)
Los parámetros de diseño de la zona útil de la zona de desarenación en donde
el escurrimiento es horizontal, deben cumplir las siguientes relaciones:
- Ae = H.B = Q/Uem = sección transversal o vertical de la zona de
desarenación (m2).
- As = L.B = Q/Us = superficie teórica de la zona de desarenación (m2).

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 5


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

- H = B/2 = (Ae/s)1/2 = altura o profundidad útil de la zona de desarenación


(m).
- B = 2H = (2 Ae)1/2 = As/L = ancho constante de la unidad y de la zona de
desarenación (m).
- L = As/B = As/(2 H) = H.As/Ae = H.Uem/Us = longitud teórica de la zona de
desarenación (m).
- Ld = Cs . L = Cs . H . Uem/Us = longitud real de la zona de desarenación (m).
- V = L.B.H = volumen útil teórico de la zona de desarenación (m3).
- td = V/Q = tiempo de permanencia teórica en la zona de desarenación (s).
- 10 < Ld/H < 20 = relación longitud real – altura líquida útil.
donde:
Q = caudal de diseño o de pasaje en cada desarenador (m3/s)
Cs = 1,25 a 1,50 = coeficiente de seguridad para compensar el efecto de
eventuales turbulencias en la masa líquida por cortocircuitos corrientes
de densidad o zonas muertas (preferentemente Cs = 1,5)
¾Zona de ingreso

Cada unidad puede tener un canal de transición para asegurar la uniforme


distribución de los filetes líquidos en la zona de desarenación.

Lt = (B – b) / (2 tg α) = longitud del canal de transición (m), siendo:

B = ancho constante del desarenador o de la zona de desarenación (m)

b = ancho del canal o conducto de acceso a la unidad (m)

α = ángulo que forma la prolongación de la pared del canal de acceso de


solera horizontal. Debe adoptarse α ≤ 12°30’.
¾Zona de salida o descarga del líquido desarenado

La salida debe realizarse por vertedero de descarga libre, de longitud lv = B (m)

qv ≤ 1,00 m/s = velocidad de diseño en el pasaje del caudal desarenado, Q


(m3/s), para evitar turbulencias y arrastre del material
resuspendido.

hv = [Q/(1,838 B)2/3 = tirante líquido sobre el vertedero de longitud lv = B =


ancho del desarenador (m)
¾Zona de almacenamiento del material sedimentado

La pendiente hacia la cámara de recolección y derivación del material


depositado, desde el extremo final de la unidad, debe ser igual o superior al
10% de L = longitud de la zona de sedimentación (m).

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 6


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

El ancho b (m) del canal transversal recolector, debe preferentemente


diseñarse en la entrada de la unidad, sin considerarse en la longitud L (m) de
sedimentación.

• Consideraciones generales para el diseño


¾Se deben remover siempre las partículas de arena con tamaños iguales o
mayores a 0,2 mm.
¾Se deben proyectar dos unidades como mínimo, cada una con el caudal de
diseño. Un mayor número de unidades debe diseñarse considerando aspectos
operativos y constructivos (evitar grandes excavaciones, especialmente por la
profundidad de la tolva y canal colector de material depositado).

2.2. PRESEDIMENTACIÓN O SEDIMENTACIÓN PRELIMINAR

2.2.1. Objetivos de su Aplicación

• La instalación de un sedimentador preliminar tiene por finalidad remover materia


inorgánica con tamaños predominantemente mayores a 0,02 mm que puede ser
removida por sedimentación natural, sin el agregado de coagulante. Para tamaños
mayores a 0,20 mm debe preferirse el diseño de desarenadores.

• Debe proyectarse sedimentación preliminar como tratamiento previo a la filtración


lenta de arena, cuando las características del agua cruda así lo requiera o antes de
un proceso de coagulación – sedimentación cuando se demuestre que de esta
manera se economiza coagulante o se optimiza el proceso.

• Pueden diseñarse al igual que para los desarenadores, tanques rectangulares de


flujo horizontal para remover los sólidos minerales.

• También pueden diseñarse presedimentadores de flujo inclinado, según metodología


de cálculo indicada en el Numeral 5.7.

2.2.2. Parámetros de Diseño de un Sedimentador de Flujo Horizontal

• Se deben aplicar los parámetros que se especifican a continuación; debiendo


justiticarse a ser aprobados por el ENOHSa otros valores. Para Q = caudal de diseño
(m3/hora), se tiene:

Us = qs = Q / (L . B) = 0,20 a 1,00 m/hora: velocidad de sedimentación o carga


hidráulica superficial, cuando no se disponga de ensayos de Laboratorio para su
determinación, siendo:

L = longitud de la zona de sedimentación (m)


B = ancho constante de la zona de sedimentación (m)

ts = L . B . H / Q = 1 a 3 horas: tiempo de permanencia hidráulica

H = 1,50 a 2,00 m: altura útil de la zona de sedimentación

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 7


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

qv = Q / B) = 2 a 3 L/sm: carga hidráulica sobre el vertedero de descarga libre del


líquido sedimentado

L/B = 3 a 8: relación longitud-ancho

2.3. PREFILTRACIÓN GRUESA EN MANTO DE GRAVA

2.3.1. Objetivos de su Aplicación

Son eficientes para:

• Reducir la turbiedad y los sólidos suspendidos y en menor grado los coliformes


fecales, del agua cruda o del efluente de la sedimentación preliminar, con o sin
desarenadores.

• Mitigar los picos de turbiedad que puedan ocurrir, con cortos períodos de duración.

• Producir agua potable en zonas donde la calidad del agua cruda hace posible el
diseño solamente de filtración lenta de arena.

2.3.2. Clasificación

• De acuerdo al sentido del escurrimiento dentro del lecho filtrante y del tipo de
limpieza cuando se colmaten, se deben considerar los siguientes tipos de filtración
gruesa en grava:
¾Prefiltración dinámica con lecho de grava.
¾Prefiltración gruesa en manto de grava propiamente dicha, de escurrimiento
horizontal y vertical (ascendente o descendente).

El prefiltro puede ubicarse como componente de un sistema de potabilización o formando


parte de la captación: ríos, arroyos, lagos, etc.

2.3.3. Parámetros de Diseño

Para la adopción del tipo y parámetros de diseño, se debe efectuar ensayos en filtros
pilotos con muestras sacadas en períodos normales y en picos de corta duración. En
caso que tales ensayos no puedan realizarse, a continuación se exponen para todos los
tipos, parámetros que deben ser tenidos en cuenta para el diseño por ser consecuencia
de estudios y experiencias disponibles de investigación sobre prefiltración gruesa.

Otros parámetros adoptados deben ser justificados y aprobados por ENOHSa.

2.3.4. Filtración Dinámica con Manto de Grava

El sistema consiste en un filtro de grava construido directamente en el lecho del río


utilizando la velocidad de la corriente para autolavado superficial.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 8


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Objetivos de su aplicación:
¾Debe utilizarse en una primera etapa previa a la filtración lenta de arena, con o
sin filtración gruesa de grava intermedia.
¾Debe diseñarse como primera barrera para mejorar la calidad del agua a tratar
o para amortiguar los picos eventuales de sus impurezas, especialmente la
turbiedad y los sólidos suspendidos.

• Consideraciones para el diseño:


¾La turbiedad del agua cruda no debe exceder de 20 UNT, salvo durante los
picos de turbiedad.
¾En general deben aplicarse parámetros y especificaciones técnicas,
constructivas y de operación, semejantes a los correspondientes a filtros
dinámicos de arena, cuya Norma está determinada en el Capítulo 5 - Plantas
de Potabilización - Numeral 7 - Filtración.
¾Tales semejanzas deben corresponder a los siguientes sistemas: ingreso,
salida, control de los caudales y limpieza normal de la superficie filtrante.
¾Para mejorar la calidad del agua cruda, removiendo impurezas, se deben
aplicar los siguientes parámetros:
™Uf = 12 a 48 m3/m2 . d = velocidad media de filtración
™Ue = 0,10 a 0,30 m/s = velocidad media de escurrimiento superficial de
autolavado
™Manto de grava de 3 subcapas de espesor e (m) y tamaños d (mm):

1ª subcapa (superior): e = 0,20 a 0,30; d = 3,2 a 4,8

2ª subcapa (intermedia): e = 0,20 a 0,30; d = 6,4 a 12,7

3ª subcapa (inferior): e = 0,20 a 0,30; d = 15,9 a 25,4


¾Para amortiguar los picos de turbiedad y sólidos suspendidos, se deben aplicar
los siguientes parámetros:
™Uf = 120 a 240 m3/m2 . d = velocidad media de filtración

™Ue ≤ 0,05 m/s = velocidad media de escurrimiento superficial de autolavado


™Manto de grava de 3 subcapas de espesor e (m) y tamaños d (mm)

1ª subcapa (superior): e = 0,20 a 0,30; d = 1,4 a 2,8

2ª subcapa (intermedia): e = 0,10 a 0,20; d = 3,2 a 6,4

3ª subcapa (final): e = 0,10 a 0,20; d = 6,4 a 15,9

• Eficiencias en reducción de impurezas

Se puede esperar las siguientes eficiencias medias:


¾Sólidos suspendidos: 80%.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 9


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Turbiedad: 65%.

¾Color: 30%.

¾Coliformes fecales: 96%.

2.3.5. Filtro Grueso de Flujo Horizontal

• Ventajas de su aplicación
¾Posibilidad de diseñar unidades de mayor longitud y menor altura del manto de
grava.
¾Facilidad en aspectos constructivos.
¾Son eficientes para reducir la turbiedad y los sólidos suspendidos del agua a
tratar.

• Desventajas
¾Son menos eficientes en reducción de los coliformes fecales que las restantes
variantes de la filtración gruesa.
¾Para conseguir una misma eficiencia se requieren mayores costos
constructivos.
¾Es dificultosa su limpieza.

• Conformación
¾Debe proyectarse un tanque de base rectangular en donde el flujo debe ser
horizontal.
¾El sistema debe estar constituido por cuatro zonas consecutivas:
™Zona de entrada para distribuir el flujo que ingresa.
™Zona de filtración compuesta por dos, tres o más compartimentos llenos de
material granular, normalmente grava, de tamaño constante en cada uno
pero decrecientes en los que le siguen.
™Zona de salida destinada a recolectar el líquido filtrado y derivarlo a los filtros
lentos de arena.
™Zona de recolección ubicada en el fondo de cada compartimento, que debe
receptar el líquido sucio de cada limpieza periódica, proveniente del volumen
contenido en los vacíos de la grava de todos los compartimentos.

• Dimensionamiento
¾Los parámetros de diseño deben ser determinados mediante pruebas con un
filtro piloto.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 10


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾En caso de no contar con esos ensayos, se puede adoptar, previa consulta y
aprobación por el ENOHSa, los aconsejados por las investigaciones realizadas
a la fecha, que se detallan en la Tabla 1.

Concentración de sólidos suspendidos en el afluente


Parámetro
≥ 100 mg/l < 100 mg/l
Velocidad de filtración m/h 0,5 a 1,0 0,75 a 1,5
Número de compartimentos 4 3
Longitud de los compartimentos m
Compartimento N° 1 2,0 a 4,0 1,5 a 3,0
Compartimento N° 2 2,0 a 3,0 1,5 a 2,5
Compartimento N° 3 1,5 a 2,5 1,0 a 2,0
Compartimento N° 4 1,0 a 2,0 --
Tamaño de la grava mm
Compartimento N° 1 15,9 a 25,4 15,9 a 25,4
Compartimento N° 2 9,6 a 15,9 9,6 a 15,9
Compartimento N° 3 4,8 a 9,6 4,8 a 9,6
Compartimento N° 4 2,4 a 4,8 --
Altura útil máxima m 1,50 1,50
Ancho máximo m 5,00 5,00
3 2
Velocidad de descarga m /m . día ≥ 1400 ≥1400

Tabla 1. Criterios de diseño de filtros gruesos grava con escurrimiento horizontal


según la concentración media de sólidos suspendidos

¾Otro criterio de dimensionamiento debe ser también aprobado por ENOHSa.


¾Para lograr eficiencia en reducción microbiana, deben adoptarse valores bajos
de la velocidad de filtración, ya que para velocidades mayores el filtro grueso
de flujo horizontal actúa reduciendo la turbiedad y especialmente sólidos los
suspendidos.
¾Deben efectuarse descargas periódicas, con velocidades iguales o mayores de
1,00 m2/m2 h, debiendo el filtro proporcionar la carga necesaria para vencer las
pérdidas de carga que se producen en el escurrimiento vertical descendente de
las descargas para la limpieza.
¾Debe darse en cada compartimento una altura adicional de grava sobre la de
diseño, considerando las pérdidas de carga ocasionadas en el escurrimiento
horizontal dentro del manto de grava.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 11


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2.3.6. Filtros Gruesos de Flujo Horizontal Descendente en Serie

• Conformación:
¾Deben estar constituidos por tres unidades o compartimentos en serie,
separados entre ellos por cámaras intermedias que reciben el aporte de la
anterior por el fondo y lo descargan superficialmente a la siguiente.
¾La entrada a una cámara inicial se debe efectuar mediante un vertedero de
caída libre, preferentemente triangular y la salida desde la cámara final también
con un vertedero similar.
¾La limpieza del manto colmatado se debe efectuar en forma semejante a los
filtros gruesos horizontales, pero con el aporte únicamente de cada
compartimento.

• Dimensionamiento:
¾Debe basarse especialmente en los resultados de pruebas realizadas en un
filtro piloto.
¾De no contar con esos parámetros, deben presentarse valores emanados de
las últimas experiencias realizadas para este tipo de filtración gruesa, siempre
con la aprobación de ENOHSa.
¾Como guía se pueden indicar los siguientes parámetros:

Compartimento 1: tamaño de la grava, entre 3,0 y 4,0 cm y espesor 0,50 m,


con una velocidad de filtración entre 0,20 y 0,80 m/h.

Compartimento 2: tamaño de la grava entre 1,5 y 3,0 cm y espesor 0,50 m, con


una velocidad de filtración entre 0,15 y 0,40 m/h.

Compartimento 3: tamaño de la grava entre 1,0 y 1,5 cm y 0,50 m de espesor,


con una velocidad de filtración entre 0,10 y 0,20 m/h.

2.3.7. Filtros Gruesos de Flujo Vertical Descendente en Serie

• Conformación
¾Debe ser igual a la de un filtro de flujo vertical descendente, pero invirtiendo el
flujo y el sistema de ingreso y descarga en las cámaras intermedias entre las
tres unidades o compartimentos, o sea entrada superficial y salida por el fondo
para cada una de esas cámaras intermedias.
¾La limpieza de cada compartimento debe ser semejante a los filtros gruesos
descendentes.

• Dimensionamiento
¾Los parámetros de diseño deben obtenerse en pruebas en filtro piloto.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 12


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾De no contar esos antecedentes debe presentarse a ENOHSa para su


aceptación y aprobación, parámetros emanados de investigación en este tipo
de filtro grueso.
¾Como guía se puede indicar los siguientes parámetros:

™Número de compartimentos en serie: ≥ 3.


™Velocidad de filtración: 12 a 48 m3/m2 d.
™Espesor del manto de grava: 0,60 a 0,80 m.
™Granulometría (tamaños en mm).

Primer compartimento: 19,0 a 25,4

Segundo compartimento: 6,4 a 12,7

Tercer compartimento: 2,4 a 4,8

• Velocidad de descarga para la limpieza: 100 a 200 m3/m2 . d

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 13


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

3. COAGULACIÓN: MEZCLA RÁPIDA

• Definición: la coagulación es un proceso que consiste en aplicar productos químicos


para lograr la desestabilización de suspensiones coloidales de partículas sólidas y
asimismo la adsorción y precipitación de compuestos en solución, a fin de su
remoción por sedimentación, flotación y/o filtración, pasando previamente, o no, por
un proceso de floculación.

El proceso de coagulación se caracteriza por la alteración físico-química de


partículas coloidales del agua, principalmente por la turbiedad y el color, produciendo
su aglomeración en partículas sedimentables.

Los coagulantes usuales a utilizar son las sales de aluminio o de hierro, mientras que
para aplicaciones específicas se podrán adicionan polímeros y en menor grado, sílice
activada y bentonita como auxiliares de la coagulación.

• La coagulación debe realizarse en una primera etapa mediante la mezcla rápida,


operación que consiste en dispersar los productos químicos en el agua, produciendo
reacciones de hidrólisis y precipitaciones prácticamente instantáneas. Es necesario
conocer la cinética de la coagulación mediante ensayos de laboratorio para el
dimensionamiento de los dispositivos de mezcla.

• El agua a tratar deberá clasificarse según sea su comportamiento, de acuerdo a la


Tabla 2:

I. Alta concentración de Adsorción de polímeros Dosis de coagulante


coloides – baja alcalinidad metálicos en la superficie de incrementa con
los coloides (pH 4 a 7) concentración de partículas.
Adición de alcalinidad en
algunos casos.
II. Alta concentración de Adsorción de polímeros Dosis de coagulación
coloides – alta alcalinidad metálicos positivos y incrementa con
precipitación de hidróxidos concentración de partículas.
(pH mayor que 7)
III. Baja concentración de Formación de precipitado. Alta dosis de coagulantes.
coloides – alta alcalinidad Floculación de barrido. Adición de partículas
IV. Baja concentración de Formación de precipitado. Alta dosis de coagulantes.
coloides – baja alcalinidad Floculación de barrido. Adición de alcalinidad o
partículas, o ambos.

Tabla 2. Clasificación del agua según su comportamiento en la coagulación

• Para fijar los parámetros de diseño debe realizarse ensayos de laboratorio en dos
épocas diferentes: la lluviosa y la seca, especificando el porcentaje de su duración en
el año. Los ensayos deben indicar la conveniencia o necesidad de realizar una
coagulación por neutralización de cargas o por barrido. Los ensayos deben realizarse
durante una semana como mínimo en cada época y se deben determinar las
condiciones óptimas del gradiente de velocidad, tiempo de mezcla, dosis del
coagulante y la concentración de su solución.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 14


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• En el caso plenamente justificado de no tener parámetros deducidos de esos


ensayos, se podrán adoptar los siguientes criterios para coagulantes metálicos
hidrosolubles:
¾Tiempo de mezcla: menor a 7 s.
¾Gradiente de velocidad G: entre 300 y 1200 s-1, debiendo evitarse valores entre
1500 y 3600 s-1. En cambio se podrá producir una mezcla satisfactoria con
gradientes de velocidades superiores a 3600 s-1, que puede lograrse en
mezcladores mecánicos en línea o singularidades ubicadas en conductos con
velocidades relativamente elevadas.
¾El parámetro GT debe estar comprendido entre 300 y 1600.

Los valores adoptados deben ser aprobados específicamente por el ENOHSa


en cada caso, previa justificación técnica.

• La coagulación con sales de aluminio o de hierro debe producir una reacción


adecuada del coagulante con el agua. Para ello deberán cumplirse las siguientes
condiciones:
¾Todos los productos químicos que modifican el pH (cal, soda, ácidos y otros),
deben aplicarse aguas arriba del punto de inyección de la solución del
coagulante, a una distancia suficiente y con un dispositivo adecuado de mezcla
que permita asegurar una completa disolución.
¾Para lograr el pH óptimo de coagulación, compatible con el mecanismo de
coagulación requerido de acuerdo a los ensayos (neutralización de cargas o
barrido), el pH debe ser corregido antes de la introducción del coagulante.
¾La dosificación de las sales de aluminio o hierro debe efectuarse en forma
constante en el plano de la inyección, mediante chorros separados 10 cm como
máximo, a fin de que su dispersión en el agua sea inmediata y uniforme.
¾Cuando se aplican polímeros auxiliares de la coagulación, debe determinarse
en ensayos de laboratorio el tiempo transcurrido entre la aplicación del
coagulante primario y la aplicación posterior del polielectrolito,
recomendándose que se posibilite alcanzar valores entre 3 y 30 minutos a
ajustar de acuerdo a las experiencias a realizar en el futuro durante la
operación del sistema.
¾Los coagulantes metálicos, auxiliares de coagulación y preoxidantes deben
aplicarse en solución.
¾La concentración de la solución del coagulante debe ser la menor posible, entre
0,5 y 2,0 % (5 a 20 g/l), para una inyección instantánea, debiendo estudiarse
caso por caso si existen excepciones. Debe evitarse la excesiva dilución
(menor a 0,5 %).
¾La dispersión de polielectrolitos como coagulantes primarios o como auxiliares
de coagulación, debe cumplir con las recomendaciones de los fabricantes.

• Se debe adoptar el dispositivo de mezcla rápida entre los siguientes tipos:


¾Mezclador hidráulico: que utiliza la energía disipada en forma de pérdida de
carga en el flujo de agua a través de un conducto, canal o tanque de mezcla. A

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 15


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

su vez se tienen las siguientes clases de mezcladores: mezcla en línea en


conducto abierto o cerrado, mezcla en singularidades colocadas en conductos:
resalto hidráulico, vertedero, canaletas Parshall, curva, expansión brusca, placa
con orificios, válvula y cualquier otro que produzca una pérdida de carga
localizada.
¾Mezclador mecánico: es un aparato mecánico que debe producir movimientos
de mezcla en un líquido a través de la rotación de un impulsor. Se denominan
agitadores de turbina y se clasifican según el tipo de flujo producido en la masa
líquida dentro del tanque de mezcla: de flujo axial que mueve el líquido
paralelamente al eje impulsor y de flujo radial que lo hace perpendicularmente
al eje, siendo en ambos la potencia disipada función de la geometría del tanque
o conducto de mezcla, del sistema de impulsión y de las características del
líquido.
¾Mezclador neumático: en donde las burbujas de aire producidas por un difusor
ascienden por el tanque de mezcla, provocando la circulación del líquido y una
potencia disipada en una expansión isotérmica.

Debe ser aconsejable en todos los casos que el dispositivo produzca una
mezcla instantánea (tipo flash) en una unidad de flujo pistón.

• En cada caso debe justificarse las razones técnicas de la elección efectuada.

• La mezcla en resalto hidráulico, que es un fenómeno que ocurre cuando la corriente


líquida pasa de un régimen rápido o hipracrítico a uno tranquilo o subcrítico, debe
cumplir con las siguientes condiciones:
¾En canales rectangulares por cambio de pendiente o con vertederos de caída
libre, el Número de Froude F1 en el inicio hipercrítico del resalto hidráulico debe
estar comprendido entre 4,5 y 9 (F1 = 4,5 a 9,0 que corresponde a resalto
estable).
¾En canaletas o medidores Parshall, el Número de Froude F1 en el inicio del
resalto, puede estar comprendido en cualquiera de los dos siguientes rangos:
entre 1,7 y 2,5 (F1 = 1,7 a 2,5 que corresponde a resalto débil o preresalto) o
entre 4,5 y 9,0 (F1 = 4,5 a 9,0 que corresponde al resalto estable)
¾En ambos mezcladores, el Número de Froude F1 no debe estar comprendido en
el rango entre 2,5 y 4,9 (F1 = 2,5 a 4,9 que corresponde a resalto oscilante), ni
superar el valor mayor a 9,0 (F1 > 9,0 que corresponde a un resalto fuerte y que
puede provocar roturas en el canal).
¾F1 = U1/(g . h) = Número de Froude (adimensional), siendo:
- h1 = Q/(b.U1) = altura del agua en el inicio del resalto hidráulico (m), cuando
el régimen es hipercrítico

- U1 = 2 (2g . Eo/3) . cos φ/3 = velocidad media de escurrimiento por esa


sección inicial del resalto hidráulico (m/s)
donde:

cos φ = - (g . Q/b) / (2/3 g . Eo)3/2, siendo φ = ángulo auxiliar de cálculo


Q = caudal de pasaje por el mezclador (m3/s)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 16


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

b = ancho constante del canal rectangular (m). En medidores Parshall,


b = w = ancho de la garganta o módulo del medidor
Eo = E1 = H1 + Uo2/2g = energía específica o carga hidráulica disponible
en la sección inicial supercrítica del resalto (m), siendo:
H1 = distancia vertical entre la línea piezométrica aguas arriba del
resalto hidráulico y la solera en el comienzo de ese resalto (m)
Uo2/2g = diferencia de niveles entre la línea de energía y la línea
piezométrica (m)
En canaletas Parshall se tiene:

E o = E1 = H o + U o2 / 2 g + N = ho + [Q /( D1 .ho )]2 / 2 g + N = energía especí-


fica en la sección 1 (donde comienza el resalto (m) siendo:
ho = k . Qn = tirante líquido medido en la sección del sector
convergente de fondo horizontal, situado a 2/3 B
(m) de la garganta (m), y que corresponde al caudal
de pasaje, Q (m3/s) para la canaleta de módulo W
(m) = ancho de la garganta (m)
Uo = Q / (ho . D’) = velocidad media en la sección de medición (m),
donde D’= 2/3 (D – W) + W = ancho de la sección
de medición en el sector convergente de la canaleta
(m).
N = diferencia de niveles entre las soleras de ese sector convergente
y de la sección inicial del resalto (comienzo de la garganta) (m)
¾Los parámetros W, D, N, k y n, están desarrollados en manuales que
consideran a los medidores Parshall.
¾En mezcladores por cambio de pendiente, el valor de N (m), corresponde a la
diferencia de niveles de la solera del canal donde el régimen hidráulico es
constante y de esa sección inicial del resalto.
¾En mezcladores de vertederos de caída libre, el valor de N (m), es igual a la
altura del vertedero respecto a la solera del canal antes del vertedero.
¾En todos los casos debe producirse el resalto hidráulico, para lo cual es
necesario analizar las condiciones del escurrimiento aguas abajo. La solución
del coagulante debe ser inyectada en el inicio del resalto donde se produce la
mayor turbulencia.

• Los mezcladores mecánicos deben obedecer las siguientes condiciones:


¾La potencia del equipo debe ser establecida en función del gradiente de
velocidad.
¾Para tener tiempo de mezcla inferior a 2 s, el flujo debe incidir directamente
sobre las paletas del impulsor.
¾La solución del coagulante debe ser inyectada debajo de la turbina o hélice del
equipo.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 17


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• La utilización de difusores en un canal o conducto debe cumplir con las siguientes


condiciones, aparte de las generales para mezcladores rápidos:
¾Producir una aplicación uniforme mediante chorros dirigidos en un sentido
distinto al correspondiente al escurrimiento, que a su vez debe tener una
velocidad media igual o mayor a 2 m/s.
¾El diámetro de los orificios de salida de los chorros debe ser igual o mayor a
3 mm.
¾El sistema difusor debe permitir limpiezas periódicas en el conducto que
distribuye la solución de coagulante.

• Productos químicos dosificados en seco deben ser previamente diluidos o


dispersados en agua antes de su aplicación.

• Gradiente medio de velocidad G (s-1) para producir mezcla rápida. Es uno de los
factores básicos conjuntamente con el tiempo de mezcla tm (s).

Deben adoptarse para su cálculo las siguientes expresiones, según sea el tipo de
mezclador rápido.
¾Expresión general

p
G= = gradiente medio de velocidad (s-1), que define un parámetro de
µ.Vm
disipación de la energía en la masa del fluido.

Donde:

ρ = potencia aplicada al agua (W ó N . m/s)

Vm = volumen del sector donde se produce la mezcla (canal, conducto o


tanque), (m3)

µ = ρ . ν = viscosidad dinámica del agua a temperatura T °C (N . s/m2 ó Kg/m.s)

ρ = masa específica del agua a temperatura T°C (Kg/m3 ó N.s2/m4 para Kg =


N/g)

ν = µ / ρ = viscosidad cinemática del agua a temperatura T° C (m2/s)

g = aceleración de la gravedad en el sitio de consideración (m/s2)

¾Para mezcladores hidráulicos

h
ρ.g Q ρ.g f
G= ⋅ ⋅h = . = gradiente medio de velocidad, (s-1),
μ V f μ tm
m
expresión general de mezcladores
hidráulicos

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 18


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Donde:

Q = caudal de diseño o de pasaje por el mezclador hidráulico (m3/s)

tm = Vm / Q = tiempo de mezcla rápida (s)

hf = pérdida de carga hidráulica en el pasaje (m), en el volumen Vm(m3), para


arribar al gradiente medio de velocidad, G (s-1) requerido en el proceso,
valor que depende del tipo de mezclador adoptado.

Los parámetros ρ, g y µ están especificados en el presente Numeral.


¾Para conductos a presión

ρ .g -1
G= . U ⋅ j = gradiente medio de velocidad (s ), en conductos a presión,
µ
siendo:

j = hf / Lm = pérdida de carga consumida en la longitud L (m) de mezcla, (mm)

Uam = Q/Ae = velocidad media del flujo (m/s) en el pasaje por el volumen Vm
(m3) de sección transversal, Ae (m2)

Los parámetros ρ, µ y g, están especificados en el presente Numeral.


¾Para conductos abiertos o cerrados

Válido para conductos a escurrimiento a gravedad o a pelo libre, aplicando la


fórmula de Manning.

ρ . p 0, 57 -1
.Rh .U em = gradiente medio de velocidad (s ), para conductos
1, 5
G = n.
µ
abiertos o cerrados con escurrimiento a pelo libre

n = coeficiente de Manning, indicado en textos de Hidráulica de acuerdo a la


rugosidad del conducto.

Rh = Ae / pe = radio hidráulico (m) de la sección mojada en el conducto, canal u


orificio por donde el flujo pasa a la mezcla rápida, siendo:

Ae = área de la sección mojada (m2)

pa = perímetro mojado de esa área (m)

Uem = Q / Ae = velocidad media de pasaje (m/s), del caudal de pasaje, Q (m3/s),


por el área mojada Ae (m2).

Los parámetros ρ, µ y g, están especificados en el presente Numeral.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 19


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Para una singularidad

La siguiente expresión es válida para curvas, expansiones bruscas, placas con


orificios, válvulas o cualquier elemento que provoque una pérdida de carga
localizada, en donde el 80% es la energía hidráulica correspondiente a la
pérdida de carga, hf (m), del flujo que se deriva en un volumen, Vm (m3), a una
distancia, Lm = 5 D (m), aguas debajo de la singularidad:

ρ.g 0,8U K .U 2 ρ K .U 3
G= . . = 0,2828 . = gradiente medio de velocidad (s-1),
µ 5D 2 g µ D
en una singularidad, siendo:

Uem = Q / Ae = 4 Q / π . D2 = velocidad media de pasaje por el conducto (m2)

Ae = π . D2 / 4 = sección de pasaje por el conducto (m2)

D = diámetro del conducto (m)

K = coeficiente de pérdida de carga del flujo turbulento por la singularidad, que


se especifica en textos de Hidráulica.

Los parámetros ρ, µ, g y Q, están especificados en el presente Numeral.


¾Para resaltos hidráulicos

La siguiente expresión es válida en canaletas o medidores Parshall y en


canales rectangulares por cambio de la pendiente o en vertederos de caída
libre:

1 (h2 − h1 )
3
ρ .g
G= ⋅ ⋅ = gradiente medio de velocidad (s-1), en resaltos
µ tm 4h1 ⋅ h2
hidráulicos, siendo:

Q
h1 = = h2 / 2[(1 + 8F12 )1/ 2 − 1] = tirante líquido conjugado del h2, correspondiente a
b.U1
la sección inicial del resalto hidráulico con régimen
hipercrítico, (m)

Q
h2 = = h1 / 2[(1 + 8F22 )1/ 2 − 1] = tirante líquido conjugado del h1, correspondiente
b.U 2
a la sección final del resalto hidráulico con
régimen subcrítico, (m) valor que es conveniente
mantener aguas abajo del resalto, mediante
dispositivos especiales (compuertas u orificios)

Donde:

Q1, U1, h1 y F1 = parámetros especificados anteriormente en este Numeral

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 20


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

b = ancho constante, (m), en canales rectangulares de mezcladores por cambio


de pendiente

b1 = W = ancho de la sección inicial del resalto hidráulico, (m), en una canaleta


Parshall de módulo W (m)

b2 = C = ancho mayor del sector divergente final del resalto hidráulico, (m), para
esa canaleta Parshall de módulo W (m)

F2 = U2 / (g . h2)1/2 = número de Froude (adimensional) en la sección final del


resalto, función de h2 (m), obtenido del valor conjugado h1 (m) y de
U2 = Q / (b . h2) = velocidad media en la sección final, (m/s)

tm = 2 Lr / (U1 + U2) = tiempo de mezcla en la longitud Lr (m) del resalto


hidráulico, (m)

Lr ≈ 4,5 h2, para F1 = 1,7 a 2,5 (resalto débil)

Lr = 6 (h2 – h1) ≈ 6,1 h2, para F1 = 4,5 a 9,0 (resalto estable)


¾Para resalto hidráulico en canal por cambio de pendiente

ρ .g h
G= ⋅ f = gradiente medio de velocidad, (m)
µ tm

Donde:

Q
h1 = : tirante líquido inicial, (m), para b = ancho del canal, (m)
b ⋅ U1

Los parámetros U1, U2, h2 y hf = (h2 – h1) / (4h1 . h2), se calculan siguiendo el
criterio correspondiente a canaletas Parshall, que se especifica en textos de
Hidráulica.
• Mezcladores mecánicos
¾Potencia disipada en un mezclador rápido con turbinas
Debe aplicarse la siguiente expresión:

P = K . ρ . n3 . D5 = potencia disipada, (W)


Donde:

ρ = masa específica a T °C del agua, (Kg/m3)

D = diámetro de la turbina, (m)

µ = viscosidad dinámica a T °C del agua, (N . s/m2)


n = número de rotaciones por segundo, (rps)
K = coeficiente que depende del tipo de rotor y de las características de la
cámara. Se debe adoptar K = 5, para turbinas de flujo radial con seis
paletas planas fijadas en un disco perpendicular al eje de rotación del

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 21


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

equipo. Para este tipo de turbina, se debe adoptar las relaciones


geométricas siguientes:

2,7 ≤ DT/D ≤ 3,3

2,7 ≤ H/D ≤ 3,9

0,75 h/D ≤ 1,3


b = D/4, W = D/5
l = DT/10
Siendo:
DT = diámetro del tanque, (m)
H = altura del tanque, (m)
h = distancia entre el borde inferior de las paletas y la solera de la
cámara, (m)
W = altura de cada placa, (m), de b = longitud de cada placa, (m)
l = ancho de cada uno de los 4 deflectores perpendiculares entre sí, de
altura mayor a H, (m)

P = µ . Vm . G2 = potencia (w), que debe adoptarse en función de:


G = G . t/tm = gradiente medio de velocidad, que debe adoptarse para
GT = valor adimensional que puede variar entre 300 y 1500 y
tm = tiempo de mezcla menor a 7 s
Vm = Q . tm = volumen líquido de la cámara de mezcla, (m3)

P
n= = velocidad de rotación (rps), que debe calcularse en función
K ⋅ ρ ⋅ D5
de P, K, ρ y D
¾Condiciones que deben cumplir los mezcladores mecánicos:
™La potencia P (w) debe ser establecida en función del gradiente medio de
velocidad G (s-1).
™Tiempos de mezcla inferiores a 2 s, exigen que el flujo incida directamente
sobre las placas o paletas de agitadores.
™La solución o suspensión del producto químico debe ser inyectada debajo
de la turbina del agitador.
™La turbina con seis láminas cortas ubicadas en un disco perpendicular al eje
de giro, presenta la mayor potencia disipada, necesaria en mezcla rápida
con gradientes medios de velocidad elevada.
™La turbina con sus paletas largas, conectadas a 45° con el eje de giro (flujo
axial), no debe aplicarse en la fase de coagulación. Su uso debe aplicarse
preferentemente en la etapa de floculación, con gradientes de velocidad
distribuidos uniformemente en el tanque, sin límite de velocidad.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 22


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

™Los mezcladores mecánicos en línea deben producir gradientes medios de


velocidad del orden de 5000 s-1 o mayores y tiempos de mezcla del orden de
fracción de segundo. Para ello puede colocarse una turbina dentro de un
conducto.
• Mezcladores neumáticos
¾Potencia disipada

Debe emplearse en las etapas de mezcla rápida y floculación cuando se


aplican en aeración y/o en la clarificación por flotación, aplicables en canales
de gran profundidad o en tramos de conductos verticales, mediante difusores
de aire.

 H − Pa 
P = ρ ⋅ g ⋅ Qai ⋅ Pa ⋅ l n   = potencia disipada (w)
 Pa 

Donde:

ρ = masa específica del agua a T °C (Kg/m3)


g = aceleración de la gravedad (m/s2)
Pa = presión atmosférica local (m.c.a.)
H = profundidad de instalación del difusor (m.c.a)

µ ⋅V ⋅ G2
Qai = = caudal de aire (m3/s), para un determinado
 H + Pa 
ρ ⋅ g ⋅ Pa ⋅ l n  
 Pa 
gradiente medio de velocidad
Vm = volumen del tanque donde se producirá la mezcla, (m3)
¾Condiciones a considerar
Deben considerarse las siguientes situaciones:
™Para la mezcla rápida no es importante el tamaño de las burbujas, mientras
que en la floculación el diámetro debe ser inferior a 0,1 mm.
™Hay problemas con la espuma de acuerdo al coagulante utilizado y de la
presencia de algas, que perjudica a la sedimentación.
™El aire agregado a los flóculos es favorable a la flotación, siendo
especialmente indicado para el proceso de clarificación.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 23


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

4. FLOCULACIÓN

• Definición: la floculación es el proceso de unir partículas previamente coaguladas y


desestabilizadas para formar mayores flóculos a fin de lograr su separación por
sedimentación, flotación y/o filtración del agua tratada, especialmente para la
remoción de sustancias que producen turbiedad y color en el agua a tratar.

• La energía aplicada en la floculación, al igual que en la mezcla rápida, podrá


efectuarse por medios hidráulicos, mecánicos o neumáticos.

• Se podrán instalar floculadores de los siguientes tipos:


¾Floculadores de potencia, controlados por el gradiente G y en donde los
flóculos son arrastrados con el agua en el flujo a través del tanque de
floculación. El gradiente medio de velocidad puede ser prefijado de antemano y
ajustado posteriormente por el operador.
¾Floculadores de contacto de sólidos o de manto de lodos: controlados por la
concentración de flóculos C, que requieren atención permanente del operador.

En cada caso, debe justificarse las razones técnicas de la elección efectuada.

• El período de detención hidráulica o tiempo de floculación tf y los gradientes medios


de velocidad G a ser aplicados, deben ser determinados mediante ensayos de
laboratorio.

• En el caso de no ser factible esos ensayos se pueden adoptar los siguientes valores:
¾Floculadores de manto de lodo

tf = tiempo de floculación entre 5 y 15 min

G = gradiente medio de floculación mayor a 5 s-1, dependiendo de la


concentración C y densidad de los flóculos

C = concentración de los flóculos, entre 0,05 y 0,20, siendo un valor común


0,15

C . G . tf = parámetro entre 60 y 120

H = profundidad del manto de lodo entre 1,00 y 3,00 m, siendo un valor medio
2,00 m
¾Floculadores de potencia (hidráulicos, mecánicos o neumáticos)

tf = tiempo de floculación: 20 a 30 min cuando el proceso que sigue es la


decantación y de 10 a 20 min, cuando ser tiene flotación y/o filtración
directa
™Energía aplicada G . tf : entre 104 y 105, con una media de 5 . 104, siendo los
valores más bajos para aguas de turbiedad alta y los más altos para aguas
de baja turbiedad.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 24


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

™G = gradiente medio de velocidad: entre 70 y 10 s-1, siendo 30 s-1 un valor


medio
™Profundidad del líquido en los tanques de floculación: de 2,50 a 5,00 m.
™Número de compartimentos en serie en la floculación mecánica y neumática:
de 3 a 6, siendo 4 el valor normal.

Los valores adoptados deben ser aprobados específicamente por el


ENOHSa en cada caso previa justificación técnica.

• Floculadores de manto de lodo o clarificadores de contacto

Deberán verificar los sistemas patentados de acuerdo a los siguientes parámetros de


diseño:

ρ.g C ρF − ρ
¾ G = ⋅ ⋅ ⋅ U o = gradiente de velocidad, (s-1)
µ 1− C ρ

donde:

C = 21,8 . 10-6 . D = concentración de sólidos deseada (vol/vol ó cm3/cm3)

D = dosis de óptima de sulfato de aluminio (mg/l)

ρF = masa específica de los flóculos (Kg/m3), normalmente de 1001 Kg/m3

ρ = masa específica del agua (Kg/m3)

Uo = Q/A = carga o velocidad de escurrimiento superficial, (m/s), que debe


variar entre 2 a 4 m/h (0,056 a 0,111 cm/s), donde:

Q = caudal de escurrimiento (m3/s)

A = área horizontal del clarificador

D⋅Q
¾q = 21,8 ⋅ 10 −6 ⋅ = caudal de purga, (l/s ó m3/h), donde:
Co

Co = concentración del manto de lodo, normalmente de 15 %

• Floculadores hidráulicos

Son dispositivos donde se utiliza la energía hidráulica disipada en el flujo del agua a
través de un tanque, canal o conducto.

Entre las variantes están los floculadores de chicanas (flujo horizontal o vertical), de
acción de chorro de agua (de flujo helicoidal y los determinados “Cox” y “Alabama”),
y en medio poroso (floculador de piedras).

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 25


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Floculadores de chicanas
™Los floculadores de chicana pueden ser de escurrimiento horizontal
recomendado para caudales superiores a 75 l/s, mientras que para menor
capacidad se aplican los floculadores de flujo vertical.

La velocidad media de escurrimiento Ui debe estar comprendida entre 0,30


m/s en el inicio del floculador y 0,10 m/s en el final.
™Se debe considerar al número de Camp, Ca = G . tf como el parámetro más
significativo en el proceso de floculación, ya que el floculador hidráulico es
menos sensible a las variaciones de caudales que el mecánico (en éstos
hay más zonas muertas y cortocircuitos que en el hidráulico).
™Se deben adoptar las siguientes relaciones de los caudales Q (m3/s),
respectivamente con los gradientes medios de velocidad G y número de
Camp Ca, para la variación del caudal:

3/ 2
G Q 
= 
Go  Qo 

1/ 2
Ca  Q 
= 
C ao  Qo 

™En los floculadores de flujo horizontal el espacio libre entre el extremo de


una chicana y la pared del canal, o sea donde se produce un giro de 180°
del flujo, debe ser igual a 1,5 veces la separación libre entre dos chicanas
consecutivas, no debiendo ese espacio ser mayor a la longitud de cada
chicana. En consecuencia la velocidad media de pasaje en ese giro U2 (m/s)
deberá ser 2/3 de la correspondiente al flujo entre chicanas.
™En los floculadores de flujo vertical la altura líquida en el tanque no debe ser
inferior a 3 veces la separación entre dos chicanas consecutivas.
™Para el diseño se deben adoptar las expresiones siguientes desarrolladas
por C. Richter:

Q 13 + 9 f ρ n c3
G= ⋅ ⋅ = gradiente medio de velocidad (s-1), de cada
A 18 µ tf
tramo, cuando se cumple que U2 = 2/3 U1

2
µ 18 A 
nc = ⋅ ⋅  ⋅ G  ⋅ t f = número de canales entre chicanas de
ρ 13 + 9 f Q 
cada tramo

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 26


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2
13 + 9 f  Q 
hf = ⋅   ⋅ n c3 = pérdida de carga por fricción en el tramo de
18 g  A
nc canales entre chicana (m)

donde:

Q = caudal de pasaje en cada unidad de floculación (m3/s)

A = área de pasaje del canal o tramo considerado, perpendicular al sentido


del flujo (m2), siendo:

Ah = H . L = área total de pasaje en floculadores de flujo horizontal

∆v = H . B = área total de pasaje en floculadores de flujo vertical

H = altura líquida en el tramo (m)

L = longitud del floculador (m)

B = ancho del floculador (m)

f = coeficiente de la fórmula de Darcy, que varía entre 0,2 y 0,3 para el


diseño

U = Q/A = velocidad media de pasaje entre chicanas (m/s)

tf = V/Q = tiempo de detención hidráulica en el floculador (h)


¾Floculadores hidráulicos de acción del chorro de agua

Corresponden a los de flujo helicoidal y a los denominados “Cox” y “Alabama”.


™El gradiente medio de velocidad se calcula con la expresión general para
mezcladores rápidos hidráulicos:

ρ.g hf
G= ⋅ = gradiente medio de velocidad (s-1)
u tf

donde:

hf = K . U2/2g = pérdida de carga total en el pasaje por todos los orificios


sumergidos (m), siendo:

K = coeficiente de pérdida de carga en el flujo a través de cada orificio


sumergido

U = velocidad de pasaje por cada orificio (m/s)


™El gradiente medio de velocidad G (s-1) debe verificar el número S de la
expresión de Sinclair y Sindelar, donde la rotura de los flóculos es
despreciable cuando S = G . Re-5 es menor de 1,3 s-1.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 27


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Se sugiere S < 0,7 s-1 para aguas con alta alcalinidad y sales de hierro y
S< 0,3 s-1 para aguas con baja alcalinidad y sales de aluminio como
coagulante.
™En los floculadores helicoidales el flujo es tangencial y en especial dentro de
la cámara de floculación, generado por la energía hidráulica inducida en la
entrada. Se recomienda un mínimo de 5 cámaras en serie.
™El floculador Cox debe disponer de 5 cámaras en serie, en donde las
aberturas se colocan alternativamente en la parte superior e inferior y a cada
lado de las cámaras, forzando un flujo en zig-zag. Se deben proyectar las
alturas con una velocidad de pasaje entre 0,7 y 0,5 m/s en la primera
cámara y 0,20 a 0,10 m/s en la última. El tiempo de floculación tf debe variar
entre 15 y 25 min.
™En el floculador Alabama, con flujo ascendente-descendente se produce el
ingreso a cada cámara del caudal, mediante curvas de 90° orientadas hacia
y apoyadas en la solera del tanque, siendo removibles para ajustar la
velocidad de ingreso.

Se debe cumplir el siguiente criterio de cálculo:

Carga superficial por cámara: q = 25 a 50 l/s . m2

Velocidad en las curvas de 90°: Up = 0,4 a 0,6 m/s

Número de Camp: Ca . tf = 3,6 . 104 a 7,5 . 105,


pudiendo adoptarse
5 . 104 para diseño

Tiempo total de floculación: tf = 15 a 25 minutos

Longitud de cada cámara: L1 = 0,75 a 1,50 m

Ancho de cada cámara: B = 0,50 a 1,25 m

Altura líquida: H = 1,50 a 3,00 m

Profundidad de la cámara de salida: H1 = 1,50 a 3,00 m


™La floculación en medio poroso o por contacto, consiste en el flujo a través
de un lecho granular contenido en un tanque. Se deben cumplir los
siguientes requisitos:

- Tiempo de floculación tf entre 3 y 5 min.

- Número de Camp G . tf no debe ser inferior a 1,5 . 104

ρ ⋅ g ⋅U ⋅ j
- Gradiente medio de velocidad G = , donde:
µ ⋅ εo

U = Q/A = velocidad de aproximación (m/s)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 28


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

j = pérdida de carga unitaria en medio poroso (m/m)

εo = porosidad inicial del medio


™Pérdida de carga unitaria, en floculadores de medio poroso:

µ (1 − ε o )
2
hf U 1−ε U2
j= = 150 ⋅ ⋅ + 1,75 3 ⋅ ( m / m)
L ρ.g ε 03 Ce D ε g ⋅ Ce ⋅ D

Fórmula de Ergun para número de Reynolds entre 10 y 300 y para


porosidad inicial εo, siendo además de parámetros ya indicados:

L = espesor del medio granular (m)

D = diámetro equivalente del medio granular (m)

Ce = coeficiente de esfericidad medio granular

• Floculadores mecánicos

Se clasifican de acuerdo básicamente al tipo de movimiento: giratorios y alternativos


u oscilantes.
¾Floculadores giratorios de paletas: paralelas o perpendiculares al eje
™Deben calcularse considerando únicamente a las paletas que se encuentran
en un solo plano del eje, ya que la repetición de las paletas en más de un
plano no cambia el gradiente de velocidad.

™ G = 5
ρ⋅g
µ ⋅V
[ (
⋅ C D (1 − k )3 ⋅ n 3 ⋅ b ⋅ l r13 + r23 +  )] = gradiente medio de

velocidad (s-1) cuando las paletas son paralelas al eje.

™ G = 2
ρ⋅g
µ ⋅V
[ (
⋅ C D (1 − k )3 ⋅ n 3 ⋅ b l14 + l 24 + )] = gradiente medio de

velocidad (s-1), cuando las paletas son perpendiculares al eje,

donde:

b l 
CD = 1,10 + 0,02  +  = coeficiente de arrastre, siendo:
 l b
l = longitud y b = altura de cada paleta

k = relación entre la velocidad del agua y la correspondiente a las paletas,


siendo k = 0,25 el valor normalmente adoptado

n = velocidad de rotación (r.p.s)

r = radio de giro correspondiente al eje longitudinal de cada paleta

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 29


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

™Si las paletas están inclinadas en un ángulo α respecto al eje giratorio, la


expresión del gradiente medio de velocidad debe corregirse con el factor

2 s en 2α
1 + s en 2α

™El área de las paletas debe ser menor al área del plano transversal del
compartimento que contiene al eje de rotación y a las paletas.
™La velocidad en la extremidad de las paletas no debe ser superior a
1,20 m/s.
¾Floculadores giratorios de turbina
™Deben suministrar un movimiento axial (efecto de bombeo) producido por las
paletas inclinadas. La ventaja respecto a las paletas de baja rotación es que
pueden accionarse con altas velocidades (se eliminan los reductores de
velocidad). El ángulo de inclinación, al igual que las hélices de aeronaves,
varía en razón inversa a su diámetro.
™El diseño debe ser igual al correspondiente al de mezcladores rápidos,
debiéndose observar las siguientes condiciones:

DT/D = 2,0 a 6,6 = relación entre el lodo o diámetro del tanque de floculación
y el diámetro de giro

H/D = 2,7 a 3,9 = relación entre la altura líquida y el diámetro de giro

h/D = 0,9 a 1,1 = relación entre la distancia de las paletas con la solera y el
diámetro de giro

w = D/8 = ancho de las paletas (m)

l = DT/12 = ancho de cada uno de los deflectores verticales (m)


™La potencia disipada debe calcularse con la siguiente expresión:

P = K . ρ . n3 . D = potencia disipada (w)

K = número de potencia: K = 1,25 para un impulsor de 8 paletas y K = 0,75


para el de 4 paletas
¾Floculadores alternativos
™Están constituidos por un sistema de paletas colocado en un balancín que
se mueve de arriba hacia abajo y viceversa provocando turbulencias en la
masa líquida (sistema de biela y manivela).
™Tienen ventajas especialmente en ampliaciones o reformas de instalaciones
existentes.
™En caso de aplicarse este tipo de floculación debe justificarse a satisfacción
del ENOHSa, el método de cálculo aplicado.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 30


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

5. SEDIMENTACIÓN Y DECANTACIÓN

5.1. DEFINICIONES
• La sedimentación es un proceso basado en el fenómeno físico por el cual las
partículas suspendidas presentes en el agua descienden debido a la acción de la
gravedad por su mayor masa específica.
• Se denomina discretas a las partículas aisladas que no cambian de densidad,
tamaño o forma al descender en el líquido, no habiendo interferencia entre las
mismas durante el proceso.
• Los sólidos o partículas son considerados como aglomerables o floculentos cuando
al descender en la masa líquida, se adhieren o aglutinan, cambiando de tamaño,
forma y peso específico durante la caída, formando flóculos con una velocidad de
sedimentación mayor que las partículas inicialmente consideradas.
• El proceso de sedimentación se realiza en unidades denominadas en general
sedimentadores.
• Se reserva el nombre específico de desarenadores, a las unidades donde se retiene
sólo arena y otras partículas discretas de similar velocidad de sedimentación que la
arena.
• Las unidades donde sedimentan partículas floculentas se denominan indistintamente
sedimentadores o decantadores. Algunos autores utilizan sólo el nombre de
decantadores para el caso de sedimentación de partículas floculentas, indicando al
proceso como “decantación”.

5.2. CLASIFICACIÓN
• Las unidades donde se realiza el proceso de sedimentación se dividen en
convencionales de flujo horizontal, de flujo vertical ascendente y de flujo inclinado.
• En los de flujo inclinado, también denominados según algunos autores, de alta
velocidad o alta carga aparente (entendida como el cociente entre el caudal y la
superficie del sedimentador), el escurrimiento puede desarrollarse en conductos
cerrados inclinados (de sección circular, rectangular, cuadrada, etc.) o entre placas
planas paralelas e inclinadas respecto a un plano horizontal común.

5.3. ALCANCE
• En el presente Numeral se desarrollan los criterios básicos de diseño para todo tipo
de unidades de sedimentación, destacándose en especial el caso de sedimentación
de partículas floculentas resultantes de los procesos previos de coagulación y
floculación.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 31


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Los criterios de diseño específicos para los desarenadores, y de los


presedimentadores utilizados como tratamientos preliminares, se tratan en el
Numeral 2, de este Capítulo.

5.4. VELOCIDAD DE SEDIMENTACIÓN CRÍTICA

5.4.1. Generalidades

• La velocidad de sedimentación Us debe ser uno de los parámetros básicos en el


diseño y determinación de la eficiencia en reducción de la turbiedad y/o de los
sólidos suspendidos del líquido a tratar.

• La velocidad de sedimentación de una partícula en un líquido en reposo, puede


determinarse de dos formas: a) teórica en base a la expresión general (para zonas
laminar, turbulenta o de transición), cálculo efectuado generalmente para partículas
discretas y aisladas; o b) mediante ensayos de laboratorio, efectuado especialmente
para partículas floculentas.

• En la sedimentación de partículas discretas aisladas no hay interferencias externas a


las mismas. En cambio, las partículas floculentas al aglomerarse, resultan con mayor
velocidad de sedimentación al final que en el comienzo del proceso.

• La capacidad de remoción de las partículas discretas es independiente de la


profundidad y tiempo de detención hidráulica en los sedimentadores, lo que no
ocurre con las partículas floculentas.

5.4.2. Método Teórico de Determinación de la Velocidad de Sedimentación

• Expresión general de cálculo de la velocidad de sedimentación

Us = [4/3 . (g/CD). (δs – 1) . dp]1/2 = velocidad de sedimentación libre de una partícula


discreta y aislada (m/s)

Donde:

dp = diámetro equivalente o tamaño de la partícula, (m)

δp = ρs / ρ = densidad relativa de la partícula (adimensional)

ρs = masa específica de la partícula a temperatura T°C de diseño, (Kg/m3 ó


N.s2/m4)

ρ = masa específica a temperatura T°C del agua (Kg/m3 ó N.s2/m4)

g = aceleración de la gravedad en el lugar (m/s2)

CD = coeficiente de arrastre de Newton, función del número de Reynolds


Re = Us . dp / ν (adimensional), valor constante cuando Re ≥ 2000 y variable
para Re ≤ 2000

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 32


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

ν = viscosidad dinámica del agua a temperatura T°C, (m2/s)

- CD = 24/Re, para Re < 1 (en el régimen laminar durante el asentamiento de las


partículas
- CD = 0,44, para Re ≥ 2000 en el régimen turbulento durante el asentamiento
de las partículas
- CD = valor a adoptar entre los criterios de investigadores, entre los cuales
están:
CD = 24/Re + 3/(Re)1/2 + 0,34, expresión de Fair, Geyer y Okun (la más
utilizada)
CD = 12,5/Re0,5 = expresión de Allen
CD = 30,0/Re0,625 = expresión modificada de Allen
CD = 14/Re0,5 = expresión de Rich
CD = (12/Re) (1 + 0,15 Re0,687) = expresión de Chiller y Newman
CD = 14/Re0,5 = expresión de Hatch

• Aplicación del método teórico

La determinación de la velocidad de sedimentación, Us (m/s), se debe realizar


mediante iteraciones (tanteos), teniendo en cuenta los siguientes parámetros de
diseño: tamaño de la partícula, dp, (m), densidad relativa de la partícula δs,
aceleración de la gravedad, g (m/s2) y la temperatura a T°C, a fin de tener la
viscosidad cinemática, ν (m2/s) para esa temperatura.

El tanteo debe constar de los siguientes pasos:


1). Se debe calcular primeramente, Us (m/s) con la ley de Stokes para escurrimiento
laminar, obtenida reemplazando en la fórmula general de Newton, arriba
especificada, el valor del coeficiente de arrastre CD = 24/Re (Re < 1), obteniéndose
la siguiente fórmula:

Us = (g/18) . (δs - 1) dp2 = velocidad de sedimentación en régimen laminar,


normalmente empleada para partículas floculentas o partículas minerales
muy finas (dp < 0,2 mm)

Con el valor de Us (m/s), se debe calcular el correspondiente número de


Reynolds, Re = Us . dp /ν

Si resulta Re < 1, se tiene el resultado definitivo de Us (m/s).

En cambio si Re > 1, se tiene a su vez dos alternativas:

Re ≥ 2000 ó Re < 2000, que corresponden respectivamente a flujo con régimen


turbulento o régimen de transición

2). En el caso de Re ≥ 2000, se debe reemplazar en la fórmula general, arriba


mencionada, el valor del coeficiente de arrastre CD = 0,44, para régimen
turbulento, resultando la Ley de Newton para ese régimen:

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 33


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Us = [3,3 g . (ds – 1) . dp]1/2 = velocidad de sedimentación de la partícula dp (m), en


régimen turbulento (m/s).

Si se mantiene el valor del número de Reynolds, Re ≥ 2000, se tiene el valor


definitivo de Us (m/s).

En caso contrario, si Re < 2000, se debe reemplazar en esa fórmula general, el


valor de CD adoptado (según el investigador elegido), obteniéndose el valor de Us
(m/s) en el régimen de transición.

Con el valor de Us (m/s) en ese régimen, se debe calcular el correspondiente al


número de Reynolds Re = Us . dp/ν
3). En este último paso, si Re está comprendida entre 1 y 2000, se tiene el valor
definitivo de Us (m/s) en régimen de transición.
4). En caso contrario, o sea que Re no está comprendido en ese lapso (1 a 2000), se
debe reiterar el cálculo para llegar al valor de Us (m/s) especificado (normalmente
establecido en la determinación de la eficiencia del proceso de sedimentación).

• Para partículas minerales de arena de tamaños t ≤ 0,005 cm (0,05 mm), debe


aplicarse directamente la expresión de Stockes (flujo laminar con Re < 1). Para
tamaños cercanos a 0,1 cm (1,0 mm) (valor común en arenas en suspensión, se
debe utilizar la fórmula de Us (m/s) calculada en el régimen de transición (Re = 1 a
2000).

• Para partículas floculentas no se puede aplicar la expresión de Stockes, ya que


ocurren interferencias en los sedimentadores y a las diferentes masas específicas de
las partículas suspendidas en el agua cruda y los flóculos formados.

5.4.3. Ensayos en Laboratorio

• En particular para líquidos previamente floculados el ensayo debe efectuarse para


determinar la velocidad de sedimentación de diseño y la eficiencia en remoción de la
turbiedad y/o sólidos suspendidos.

• El ensayo debe realizarse en una columna de sedimentación, debiendo ser del tipo
“batch”. Puede ser un tubo de 100 a 150 mm de diámetro, con una profundidad
mayor a 1,00 m, preferentemente con la misma altura útil Ho (zona de sedimentación)
de la unidad a diseñar o determinar su eficiencia.

• En las paredes de la columna se deben instalar varios grifos toma-muestras a


distintos niveles (generalmente con una separación de 0,60 m entre ellos). Se
aconseja proyectar una tapa desmontable ubicada en la base inferior para permitir el
ingreso sin interferencias del líquido a ensayar, siendo una manija superior el
elemento de izaje cuando se ensaya una unidad en operación.

• Para partículas discretas aisladas, la determinación de la velocidad de sedimentación


se debe efectuar obteniendo el líquido a ensayar en un solo toma-muestra, por tener
una velocidad de caída constante de la partícula, que no cambia de tamaño y
densidad, o sea no influye la profundidad del sedimentador.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 34


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• En cambio para las partículas floculentas la toma de muestras debe hacerse al


mismo tiempo en todos los puntos de muestreo de la columna de sedimentación, ya
que la velocidad de caída aumenta con la profundidad y con el tiempo de
permanencia hidráulica.

• A continuación se especifican las recomendaciones de Camp que se deben tener en


cuenta para obtener resultados confiables en los ensayos realizados en la columna
de sedimentación:
¾La sección de la columna debe ser lo suficientemente grande para evitar
reducción apreciable del nivel líquido en su interior y además para minimizar el
efecto pared que retarda la sedimentación (la velocidad de sedimentación es
prácticamente nula en esa zona).
¾Para determinar la eficiencia de un sedimentador, la altura o profundidad del
punto de recolección en el mismo, debe ser igual en la columna de
sedimentación para que se pueda reproducir el efecto de la floculación, ya que
las partículas sedimentan con distintas velocidades.
¾Debe mantenerse preferentemente constante la temperatura en toda la masa
líquida dentro de esa columna.
¾El llenado de la columna de sedimentación se debe realizar cuidadosamente
para evitar turbulencia residual excesiva, tratando de hacerlo con la mayor
rapidez para garantizar la uniformidad de la suspensión en el inicio del ensayo.
¾La toma de las muestras en cada uno de los grifos de recolección ubicados en
distintas alturas de la columna de sedimentación, debe realizarse a partir de los
puntos superiores a fin de reducir el efecto del descenso del nivel líquido en la
columna.

• El procedimiento y secuencia del ensayo debe ser el siguiente:


¾Se debe determinar la turbiedad de la muestra a ensayar, denominándose
Co (UT) a la concentración inicial.
¾Se debe mezclar y volcar dentro de la columna del sedimentador, la suspensión
para garantizar la uniformidad del líquido a ensayar. Cuando se introduce esa
columna dentro de la masa líquida de una unidad para calcular su eficiencia, se
deben tomar precauciones para tener esa uniformidad.
¾Una vez que la suspensión se haya aquietado, se deben tomar las muestras al
mismo tiempo en todos los grifos de muestreo de cada profundidad de la
columna a intervalos de 10 o 15 minutos de iniciado el ensayo, en el lapso más
corto posible para obtener un muestreo simultáneo en todas las tomas.
¾A continuación se debe determinar la turbiedad Ct en cada serie de muestras,
obtenidas en grifos diferentes.
¾Aplicando la expresión (Co – Ct) / Co = (1 - Ct / Co), se deben determinar los
valores de la remoción porcentual de la turbiedad, siendo la relación Ct /Co la
fracción que sedimenta con una velocidad menor o igual a la que corresponde
al tiempo de toma de la muestra.
¾Con los resultados obtenidos para cada serie de muestras se debe
confeccionar una curva, resultante de considerar la relación Ct / Co = Tt / To

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 35


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

(T = turbiedad en UT) en las ordenadas y en las abscisas la velocidad de


sedimentación de la partícula Us = h/t (m/s ó cm/s), siendo h = altura constante
de la toma de la muestra respecto a la superficie líquida del inicio del ensayo y
t = tiempo transcurrido desde ese inicio hasta la toma de la muestra (s).
¾En el caso de ensayos para determinar la velocidad de sedimentación de
partículas a ser eliminadas en desarenadores o presedimentadores, se debe
reemplazar la turbiedad por la concentración de partículas.

Figura 1. Curva de sedimentación en columna de sedimentación

¾Denominando Cr a la fracción de la concentración de partículas o turbiedad que


queda en el líquido de la columna de sedimentación, es (1 – Cr) la fracción
removida para cualquier punto de la curva Cr – Us, siendo Us = h/t (altura de la
toma de muestra/tiempo transcurrido de esa toma).
¾Para Usc = Q/As = velocidad de diseño de la unidad para la cual se evalúa a la
eficiencia de la unidad de superficie As, también denominada velocidad crítica,
la remoción debe ser (1 – Cro) y Cro la fracción de la turbiedad remanente.
¾La remoción global Rg para una cierta velocidad de sedimentación Us, está
compuesta de dos fracciones a y b:

a = (1 − C rc ) = fracción removida en un 100% correspondiente a partículas con


velocidad de sedimentación crítica Usc o mayor (Us ≥ Usc =
Q/As)

C = C rc
b= ∫
C =0
(U s / U sc ) ⋅ dCr = fracción removida correspondiente a la concentración
de partículas o turbiedad con velocidad de sedimentación Us

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 36


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

inferior a la crítica Usc (Us < Usc = Q/As), que corresponde al


área rayada de la Figura 1.

Considerando a Crr = fracción residual de la concentración de las partículas o


turbiedad, remanente normalmente al final del ensayo, se tiene realmente:

C = C rc
Rg = [1 − Crc − Crr ] + ∫
C =0
(U s / U sc )

en la práctica puede considerarse:

b = (Usc . Crc) / 2 ó b = [Usc . (Crc – Crr)] / 2 considerando la concentración


residual al final del ensayo

Con los valores calculados de Rg en cada punto de muestra y los tiempos de la


serie, se debe trazar por interpolación las curvas de igual remoción R (en %), o
sea (100 – R) = concentración de la turbiedad (o sólidos suspendidos a la
profundidad h después del tiempo de iniciación del ensayo).

Superficie del Líquido


D h=0
C
B

Profundidad (m)
H R1 A R2 R3 R 4 cte

h=H
t t t t t
1 p 2 3 4
Columna de Fondo
Sedimentación Tiempo de toma de cada muestra. (min)

Figura 2. Curvas de isoremoción en ensayo de sedimentación de partículas


floculentas

Referencias

™R = 100 (Co – Ci) / Co = remoción de la turbiedad (o sólidos suspendidos)


™t1, t2, t3 y t4 : tiempos de permanencias requeridos para obtener
R1 > R2 > R3 > R4
™Las curvas de remoción representan el proceso de sedimentación de las
partículas floculentas, indicando el porcentaje de reducción al cabo de cierto
tiempo.
™Para un tiempo tp, los puntos A, B, C y D indican la reducción de la turbiedad
o sólidos suspendidos, que se ha producido en las profundidades hA, hB, hC

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 37


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

y hD de un sedimentador ideal, con una altura útil H igual a la de la columna


de ensayo.
™De acuerdo a diversos investigadores (Reynolds y Metcalf Eddy), la
retención total para cada tiempo de permanencia tp debe ser calculada con
la siguiente expresión:

RT = R2 + (hA/H) . (R3 – R2) + (hB/H) . (R4 – R3) + (hC/H) . (100 – R)

Esta remoción corresponde a la carga hidráulica superficial Us de un tanque


ideal de Hazen, de profundidad útil H, siendo:

Us = H/tp

™Con varios valores de tp se deben calcular los correspondientes a RT y US y


graficarlos en una curva: remoción total RT (%) versus Us = H / tp.

Esa curva se debe utilizar para adoptar el valor de Us de acuerdo a la


remoción deseada RT (%).

• La velocidad de sedimentación determinada en los ensayos de laboratorio, debe ser


dividida por un coeficiente de minorización “K”, a fin de obtener la velocidad de
sedimentación crítica de diseño Usc (m/s, cm/min o m3/m2 . d). Se debe aplicar este
coeficiente para tener en cuenta tanto las diferencias que se verifican entre los
resultados obtenidos en las plantas y en laboratorio como las imprecisiones del
método adoptado para el dimensionamiento.

El valor de K a utilizar debe estar entre 1,2 a 2, en función de la capacidad de la


planta y el nivel de capacitación de los operadores. (A menor capacidad y nivel de
operación, debe ser mayor el coeficiente de minorización K).

• Cuando exista variación de la calidad del agua cruda, el ENOHSa puede establecer
que los ensayos se realicen durante los períodos secos y lluviosos de un año y con
una secuencia tal que permita arribar a valores confiables.

• Cuando no sea posible realizar el ensayo de sedimentación, se puede reemplazar


para el cálculo, la velocidad de sedimentación, Us, por el valor de la carga hidráulica
superficial, qs, definida como el cociente Q/As, siendo:

Q = caudal de diseño a sedimentar (m3/s)

As = superficie líquida en la zona de sedimentación de la unidad (m2)

• Los valores de la carga hidráulica superficial qs (m3/m2.día) que se pueden adoptar,


son los siguientes:

qs = Usc = 25 m3/m2.día = 1,74 cm/min, para una capacidad de producción de la


planta de potabilización de hasta Q = 1000 m3/día

qs = Usc = 35 m3/m2.día = 2,43 cm/min, para una capacidad de producción Q mayor a


10.000 m3/día (Q > 10.000 m3/día)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 38


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

qs = Usc = 40 m3/m2.día = 2,80 cm/min, para capacidad de producción Q mayor a


10.000 m3/día (Q > 10.000 m3/día)

• En todos los casos, el valor adoptado de qs ó Usc, debe ser justificado


adecuadamente y contar con la aprobación del ENOHSa.

5.5. SEDIMENTADORES CONVENCIONALES DE FLUJO HORIZONTAL O DECANTADORES

• La velocidad de sedimentación crítica Usc ó carga hidráulica superficial qv, debe ser la
resultante de las metodologías desarrolladas en el Numeral 5.4.

• El área superficial debe determinarse mediante la expresión: As = Q/Usc o la


expresión As = Q/qs

• La velocidad media de escurrimiento longitudinal Uem, no debe ser superior al valor


de la velocidad Uar de arrastre de las partículas sedimentadas.

El valor de Uem deberá determinarse mediante las siguientes expresiones o las


aceptadas por ENOHSa:

¾Uem ≤ Uar = (Re/8)1/2 . Usc (m/s ó cm/min) para Re < 2000

¾Uem ≤ Uar = 18 Usc (m/s ó cm/min) para Re > 15000

donde:

Re = 4 ρ . Uem . Rh/µ = 4 Uem . Rh/ν = número de Reynolds, siendo:

Rh = As / (2H + B) = radio hidráulico (m)

ρ = masa específica del agua a temperatura T°C, (Kg/m3 = N.s2/m4)

µ = ν . ρ = viscosidad dinámica del agua a temperatura T°C, (N . s/m2)

ν = µ / ρ = viscosidad cinemática del agua a temperatura T°C, (m2/s)

B = ancho constante de la zona de sedimentación (m)

H = altura o profundidad útil de la zona de la sedimentación (m)

En el caso de partículas floculentas y cuando no sea posible determinar en


laboratorio el valor de Usc, el ENOHSa puede aceptar con la adecuada justificación
los siguientes valores para la velocidad media del escurrimiento longitudinal en
sedimentadores convencionales de flujo horizontal.

¾Uem ≤ 0,5 cm/s para plantas de potabilización con capacidad menor o igual a
10.000 m3/día.

¾Uem ≤ 0,75 cm/s para plantas de potabilización con capacidad mayor o igual a
10.000 m3/día, con operación calificada.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 39


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Uem ≤ 1,00 cm/s, para plantas de potabilización con capacidad mayor o igual a
10.000 m3/día, con operación calificada y remoción continua o semicontinua del
barro depositado.

• Las dimensiones de los sedimentadores deben observar las siguientes relaciones:

¾Relación longitud-ancho: 2 ≤ L/B ≤ 5.

¾Relación longitud-profundidad útil: 2,5 ≤ L/HD ≤ 25.

• La altura útil H de la zona de sedimentación, se puede obtener con las siguientes


expresiones:
H = Q / (Uem . B) = altura útil (m)
H = tp . (Q / As) = altura útil
Donde:
Q = caudal de pasaje o de diseño (m3/s)
Uem = velocidad media de escurrimiento en el sentido del flujo (m/s)
As = B . L = área superficial de la zona de sedimentación (m)
L = longitud de la zona de sedimentación (m)
ts = Q / Vs = Q / (L . B . H) = tiempo de detención hidráulica (día)
Vs = volumen líquido en la zona de sedimentación (m3)
¾Para ese cálculo el período de detención hidráulica ts, debe ser función de la
carga superficial hidráulica qs= Q/As (m3/m2.día) = velocidad de sedimentación
crítica o de diseño (cm/min)
El valor de ts (hora) puede variar entre:
ts = 1,5 a 2,5 hora, para Q/As = 50 a 60 m3/m2.día (valor mínimo)
ts = 3,5 a 4,5 hora, para Q/As = 15 a 20 m3/m2.día (valor máximo)
¾En todos los casos debe cumplirse con las restricciones indicadas para la
velocidad media de escurrimiento, Uem, siendo su valor adoptado debe ser
justificado adecuadamente y contar con la aprobación del ENOHSa.

• El número mínimo de unidades adoptado debe ser de 2.

• La distribución del caudal de agua floculada a todas las unidades de una batería de
sedimentadores, debe cumplir con los siguientes requisitos:
¾Repartición uniforme del caudal en todas las unidades de igual capacidad.
¾Repartición proporcional del caudal en las unidades de distintas capacidades.
¾En ambos casos el desvío máximo del caudal entre unidades extremas de la
batería y del caudal de cada una respecto a su caudal nominal, no debe
exceder del 15% y preferentemente no ser mayor del 5%.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 40


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾En caso que se realice por canales y compuertas, para evitar rotura de flóculos
y deposiciones, la velocidad de escurrimiento debe cumplir que
0,1 ≤ Uem ≤ 0,60 m/s y el gradiente de velocidad debe ser inferior al de la última
cámara de floculación.

• El ENOHSa puede exigir para la entrada en sedimentadores convencionales de flujo


horizontal la colocación de una pantalla perforada (tabiques difusores), la que debe
cumplir los siguientes requisitos:
¾Garantizar el paralelismo de los filetes líquidos y la velocidad de escurrimiento
horizontal.
¾Tener el mayor número de orificios, repartidos según su altura útil H y su ancho
B con espaciamiento igual o menor a 0,50 m.
¾En el caso de partículas floculentas el gradiente de velocidad en el pasaje por
cada orificio no debe ser superior al mínimo de la última etapa de la floculación
o a 20s-1 si fuere mayor.

¾La relación entre la sumatoria de las áreas de pasaje Σ ao (m2) de los orificios
de superficie (m2), debe ser inferior a 0,5

Σ ao / Ae) < 0,5 ó [Σ ao / (B . H)] < 0,5


¾La distancia La entre la pared frontal inicial del sedimentador y el tabique difusor
transversal al mismo, debe dejar espacio superficial para la limpieza y ser
aproximadamente igual a:

La = 1,5 . Σao . H/Ae = 1,5 Σ ao / B = separación libre entre la pared frontal inicial
del sedimentador y el tabique inferior (m)

• La remoción del barro depositado se debe realizar en forma continua, semicontinua o


periódica, pudiendo ser manual o mecanizada.

• En los sedimentadores con remoción manual de barro se debe cumplir con las
siguientes condiciones:
¾La o las descargas de fondo deben ser realizadas en un lapso menor a 6 horas.
¾La o las descargas deben estar localizadas en la zona de mayor acumulación
de barro.
¾La pendiente mínima del fondo hacia el lugar de la descarga debe ser mayor
del 5%.
¾En los decantadores convencionales debe diseñarse una altura adicional
suficiente para acumular el barro generado entre limpiezas sucesivas.
¾Debe disponerse de un equipo de lavado por chorro que debe alcanzar todo el
fondo y paredes del decantador.

• La remoción hidráulica del barro acumulado debe diseñarse a través de una tolva de
volumen tronco piramidal o de cono invertido con ángulo mayor a 50° respecto a la
horizontal, con la descarga localizada en la base inferior.

• La descarga automática debe ser diseñada con un dispositivo de ajuste del tiempo
de funcionamiento.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 41


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• La carga hidráulica H (m) sobre los puntos de descarga debe ser mayor a la suma de
H’ = 1,50 m y Hp = pérdida de carga en el pasaje del barro evacuado. Caso contrario
debe diseñarse una instalación de bombeo para retirar ese barro.

• El diámetro mínimo de la cañería de descarga debe ser de 150 mm para una longitud
inferior a 10 m, y de 200 mm y más para una longitud mayor o situada debajo de
estructuras de difícil acceso.

• En todos los casos se debe poder observar visualmente la calidad del barro.

• Los sedimentadores deben estar dotados de remoción hidráulica del lodo, con o sin
dispositivo mecánico de arrastre, cuando el agua cruda contenga concentración
relativamente elevada de materia orgánica no estabilizada; además cuando se
demuestre que es más ventajosa que la remoción manual.

• Cuando se diseñen raspadores mecánicos deben respetarse las siguientes


condiciones:
¾Tener un pozo de descarga con las características de las tolvas especificadas
anteriormente.
¾La descarga del pozo debe ser siempre automática y sincronizada con el
movimiento del raspador.
¾Velocidad máxima del raspador igual a 30 cm/min.

• Cuando el dispositivo mecanizado para el retiro del barro sea un sifón fluctuante, la
disposición del barro descargado debe hacerse en una canaleta lateral dispuesta en
toda la longitud del decantador.

• Para sedimentadores de limpieza manual de hasta 20 m de longitud, la descarga


debe ubicarse en la mitad inicial, mientras que para longitudes mayores la canaleta
central debe comenzar en el medio y terminar en las extremidades donde se
localizan las descargas.

• La descarga del fondo de una unidad debe ser dimensionada de manera que el
tiempo de vaciado sea el menor posible, posiblemente menor a 2,0 horas con un
máximo de 6,0 horas, debido a minimizar el tiempo operativo.

Esa descarga puede calcularse con las siguientes expresiones:

Ad = (As/4880 td) . Hd1/2 = área de la compuerta de descarga (m2)

Donde:

As = área superficial del sedimentador (m2)

Hd = altura o carga hidráulica desde la superficie líquida del sedimentador hasta la


compuerta o válvula de descarga (m)

td = tiempo de vaciado (hora)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 42


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

5.6. SEDIMENTACIÓN DE PARTÍCULAS FLOCULENTAS CON ESCURRIMIENTO VERTICAL

• Son unidades generalmente patentadas provistas o no de equipos para extracción de


barro, pudiendo ser unidades independientes con remoción del lodo hidráulica o
mecanizada.

• Cuando el ingreso del agua coagulada se realiza en la zona de barro, se denominan,


decantadores de manto de lodo que operan con una carga hidráulica superficial
normalmente mayor al de flujo horizontal.

• En algunos equipos patentados, en una misma unidad se producen los procesos de


floculación y sedimentación en la zona del lodo.

• Se puede aceptar el empleo de decantadores de mantos de lodo sólo cuando el


escurrimiento sea continuo y no existan variaciones significativas de caudal y de
calidad del agua cruda.

• Los decantadores de manto de lodo pueden ser hidráulicos o mecanizados, con o sin
recirculación de lodo, con o sin control de la altura del manto a través del vertedero y
con escurrimiento continuo, constante o pulsante.

• Los decantadores de manto de lodos deben verificar las siguientes condiciones:


¾La carga hidráulica superficial, qs, debe variar entre 50 y 100 m3/m2. día,
dependiendo de la calidad del agua cruda, de la eficiencia de la coagulación y
del uso de polímeros.
¾La altura del manto de lodo debe variar entre 1 y 3 m, con una concentración de
sólidos entre 2 y 10%.

• En todos los casos se debe presentar al ENOHSa para su aprobación los datos
garantizados y los que solicitare, correspondiente al diseño y operación del sistema
patentado, que deben cumplir con las normas generales correspondientes a los
sedimentadores desarrollados en el Numeral 5.4.

• El ingreso del agua en los decantadores convencionales de flujo vertical debe


efectuarse en puntos, ranuras o por el borde inferior de una pantalla, a fin de
asegurar la distribución uniforme del agua en toda la superficie del decantador.

• La recolección del agua decantada debe realizarse en vertederos o en caños


perforados, con carga hidráulica unitaria inferior a 2,5 l/s.m, debiendo estar
separados no más de dos veces la altura líquida sobre el manto de lodo.

5.7. SEDIMENTACIÓN DE PARTÍCULAS EN ESCURRIMIENTO INCLINADO

5.7.1. Velocidad de Sedimentación Crítica de Diseño

• Siendo un parámetro fundamental en el diseño, la velocidad de sedimentación crítica


de diseño debe determinarse de acuerdo a las especificaciones establecidas en el
Numeral 5.4.

• En el caso de partículas floculentas, de no ser posible determinar la velocidad de


sedimentación crítica Usc en el laboratorio, situación que debe ser justificada, se debe

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 43


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

cumplir con la adopción de un valor conservador para la carga hidráulica superficial


qs, aprobado por el ENOHSa, no mayor a un intervalo comprendido entre 20 y
25 m3/m2 . día, de acuerdo a la metodología de cálculo adoptada en el diseño.

5.7.2. Dimensionamiento de la Zona de Sedimentación

• El cálculo de la zona de sedimentación debe realizarse mediante uno de los métodos


que se indican a continuación:
¾Se puede considerar que la retención de partículas se produce en toda la zona
de escurrimiento inclinado, compuesta de un tramo inicial con flujo de transición
y el final con escurrimiento laminar (completamente desarrollado). En este caso
el cálculo debe considerar tres parámetros básicos: la velocidad de
sedimentación crítica Usc , determinada experimentalmente o en su reemplazo
por la carga hidraúlica superficial qs (m3/m2.día ó cm/min), la longitud total de la
zona de sedimentación l (m) y la velocidad media de escurrimiento inclinado en
esa zona, Uem (m3/m2.día ó cm/min).

En el caso de escurrimiento entre placas planas paralelas se debe aplicar los


valores de la Tabla 3, en donde el ENOHSa puede aceptar las interpolaciones
lineales necesarias entre sus valores.
¾En el caso de adoptarse valores relativamente bajos de la velocidad de
sedimentación crítica Usc, o de la carga hidráulica superficial, qs, se puede
dimensionar la zona de sedimentación mediante la siguiente expresión de Yao
aplicada sólamente en la zona de escurrimiento laminar:

Usc = Sc . Uem/[sen θ + L . cos θ) = Uem/f = velocidad de sedimentación de


diseño (m/s, m/d ó cm/min)

donde:

f = (sen θ + L cos θ)/Sc = factor de forma para decantadores con elementos


de escurrimiento inclinado.

Sc = factor de eficiencia, siendo igual a 1,0 para placas planas paralelas y


conductos rasos (de poca altura respecto al ancho), de 4/3 para
conductos circulares y 11/8 para conductos cuadrados.

θ = ángulo de inclinación de los conductos o placas planas paralelas


respecto al plano horizontal.

Uem = velocidad media de escurrimiento longitudinal en los conductos y placas


planas paralelas (m/s, m/d ó cm/min), que sirve para determinar el
número de conductos o de placas planas en cada línea o calle de los
decantadores.

L = lL/d =(l – lt)/d = longitud de cálculo = longitud relativa de la zona con


escurrimiento laminar (valor adimensional)

lL = l – lt = longitud de la zona de escurrimiento laminar (m)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 44


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

d = diámetro equivalente de los conductos o separación libre entre placas


planas paralelas (m)

l = longitud de escurrimiento inclinado = ancho de cada placa plana ó


longitud de cada conducto (m)

lt = Ct . (4 Rh . d/ν) = longitud del tramo de transición.

Ct = coeficiente de Sparrow, cuyo valor es: 0,0065 para placas planas y


0,0080 para conductos rectangulares.

Rh = radio hidráulico de la sección de escurrimiento (m) = sección


mojada/perímetro mojado (m)

ν = viscosidad cinemática del agua para la temperatura del agua, (m2/s)

En casos especiales para valores muy bajos de la sedimentación crítica Usc, se


puede despreciar en forma conservadora, la longitud lt del tramo de transición.

• En todos los casos se debe convenir con el ENOHSa el procedimiento de cálculo a


utilizar. A su vez, en el futuro el ENOHSa podrá ajustar los criterios de diseño de
sistemas de sedimentación en plantas de potabilización en base a nuevas evidencias
teóricas, experimentales y operativas.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 45


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Velocidad de Escurrimiento Uem (cm/min)


Usc
(cm/min) 10 cm/min 15 cm/min 20cm/min 25 cm/min 30 cm/min
transición* total** perf. des.*** transición* total** perf. des.*** transición* total** perf. des.*** transición* total** perf. des.*** transición* Total** perf. des.***
1.0 0.3780 1.1941 0.8161 0.5659 1.8331 1.2672 0.7537 2.5091 1.7554 0.9439 3.1733 2.2294 1.1317 3.8183 2.6866
1.5 0.3780 0.7617 0.3837 0.5659 1.1906 0.6237 0.7537 1.6527 0.8990 0.9439 2.0992 1.1553 1.1317 2.5344 1.4027
2.0 0.3780 0.5449 0.1669 0.5659 0.8649 0.2990 0.7537 1.2217 0.4680 0.9439 1.5564 0.6125 1.1317 1.8844 0.7527
2.5 0.3780 0.4119 0.0339 0.5659 0.6676 0.1007 0.7537 0.9554 0.2017 0.9439 1.2201 0.2762 1.1317 1.4823 0.3506
3.0 0.3303 0.3303 0 0.5372 0.5372 0 0.7537 0.7789 0.0252 0.9439 1.0006 0.0567 1.1317 1.2191 0.0874
3.5 0.2673 0.2673 0 0.4501 0.4501 0 0.6516 0.6616 0 0.8428 0.8428 0 1.0245 1.0245 0
4.0 0.2195 0.2195 0 0.3750 0.3750 0 0.5539 0.5539 0 0.7213 0.7213 0 0.8823 0.8823 0

Tabla 3. Longitud necesaria de los conductos (en metros) en función de la velocidad de sedimentación de partículas discretas, Usc
(cm/min) y de la velocidad media de escurrimiento Uem (cm/min), en el conducto de 60 x 600 mm

Referencias:

* : Longitud del tramo de transición (m)

** : Longitud total del conducto (m)

***: Longitud del tramo de perfil de velocidad totalmente desarrollado

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 46


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• La velocidad media de escurrimiento inclinado Uem (m/s) debe ser menor a la


velocidad de arrastre Ua (m/s) en conducciones inclinadas dada por la siguiente
expresión, debida a (Camp):

8β a ⋅ g ⋅ d p (δ s − 1)
U a = cosθ = velocidad de arrastre (m/s), donde se tienen los
f
siguientes parámetros a justificar:

βa = coeficiente, función de las características de los flóculos (varía entre 0,04


y 0,25)

dp = tamaño de las partículas floculentas (varía entre 0,00002 y 0,004 m)

δs = ρs/ρ = densidad relativa de los flóculos (varía entre 1,002 y 1,030)

f = coeficiente de Darcy – Weisbach (varía entre 0,02 y 0,10)

g = aceleración de la gravedad (m/s2)

5.7.3. Sistema de Ingreso del Agua a Cada Unidad


• Se debe aplicar el mismo sistema indicado en el Numeral 5.5 para sedimentadores
convencionales, respecto a la repartición uniforme de caudal a la cámara de acceso
de cada uno de los sedimentadores, desde el canal común de agua floculada.
• Dentro del decantador también debe distribuirse el caudal en forma uniforme debajo
de los elementos donde se produce el escurrimiento inclinado y ascendente. Para
ello se debe proyectar uno o más conductos sumergidos, de altura decreciente en el
sentido del flujo y con orificios practicados simétricamente en cada sección, de igual
área ao (m2) y separación s (m) entre dos consecutivos.
• Para lograr la repartición uniforme se debe cumplir la siguiente relación:

r = (ao/A) . (Q/qo) ≤ 0,5, donde:

A = área de la sección del conducto (m2), inmediatamente anterior al orificio de


sección ao (m2) y caudal de pasaje qo (m3/s), siendo Q = caudal de pasaje por
esa sección A (m3/s)

• El diseño del sistema de distribución interior del líquido floculado debe ser aprobado
por ENOHSa y debe cumplir con las siguientes condiciones:
¾El gradiente medio de velocidad G (s-1) en los conductos, orificios y compuertas
no debe ser mayor al correspondiente a la última cámara de floculación y en
ningún caso mayor a 20 s-1, debiendo ser verificado cuando se suprima una
unidad de la batería de decantadores por mayor aporte de caudal, a fin de
evitar rotura de los flóculos.
¾La velocidad media del flujo en los conductos no debe producir depósitos
indeseables de flóculos.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 47


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾En ningún caso se debe diseñar un sistema de ingreso directamente debajo de


los conductos y placas planas paralelas, desde la cámara de acceso a cada
unidad.

5.7.4. Sistema Recolector del Barro Depositado en las Tolvas

• En Plantas de Potabilización existentes, mediante ensayos en Laboratorio con Cono


Imhoff, se debe determinar el volumen de barro producido diariamente en períodos
críticos (mayor turbiedad).

• En proyectos nuevos de Plantas de Potabilización, el volumen de barro a producir, se


debe determinar en base a la calidad del agua cruda y dosis de productos químicos a
aplicar en esos períodos, además de adoptar nuevas experiencias de diseño.

• En ambos casos, se debe programar la frecuencia de las descargas diarias de barro,


generalmente efectuados en períodos de diferentes calidades.

• Se debe proyectar y justificar el método de extracción de barro depositado en las


tolvas: mecánico o hidráulico (normalmente utilizado).

• Se debe diseñar el sistema individual de cada tolva o el “manifold” cuando se


proyecta una tolva por fila de elementos de sedimentación.

• En ambos casos se debe presentar a ENOHSa la metodología de cálculo para su


aceptación.

• Para tener una recolección uniforme (variación máxima del caudal extraído del 10 %
entre las tolvas de barro), la relación entre la sumatoria del área de los laterales y la
correspondiente al área del colector principal en cada sección, debe ser inferior a
0,3 (preferentemente 0,2). Por ese motivo, para proyectos nuevos se debe preferir el
diseño de canales principales de sección creciente. En caso de ampliaciones de
obra, las tuberías deben tener un diámetro mínimo de 150 mm, cuando su longitud
sea superior a 10 m.

• La carga hidráulica disponible debe ser igual a la altura de agua sobre el orificio
menos la sumatoria de las pérdidas de carga producida en el lateral y principal hasta
su descarga en el canal colector general de la batería incluso la válvula o compuerta
de descarga de ese conducto principal. Con la carga disponible se debe calcular el
caudal de pasaje qo (m3/s) por el lateral , siendo QL = Σqo = caudal total instantáneo
de descarga del lodo depositado.

• Para la remoción hidráulica de los barros acumulados, debe proyectarse cámaras o


tolvas de volumen tronco piramidal invertido, con paredes laterales con una
inclinación no inferior a 50° respecto a la horizontal, debiendo situarse en el fondo los
orificios o aberturas de descarga.

• Las válvulas o compuertas de descarga deben situarse en cámaras exteriores de


fácil acceso, las que deben permitir la observación directa del barro descargado.

• La descarga automática de los barros debe contar con un dispositivo de ajuste del
tiempo de funcionamiento.

• Se debe estudiar el destino final del barro extraído, que debe estar sujeto a
disposiciones legales y aspectos técnicos económicos y ambientales.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 48


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• En los sedimentadores de flujo ascendente inclinado para la recolección de los lodos


depositados en las tolvas deben aplicarse los mismos criterios y especificaciones
indicadas en el apartado correspondiente a sedimentadores convencionales de
escurrimiento horizontal.

5.7.5. Zona Líquida Entre Placas Paralelas o Conductos Inclinados y la Base


Mayor y Superior de las Tolvas de Barro

• Debe proyectarse un sistema que evite la influencia de la energía cinética del chorro
emergente de cada orificio del canal de alimentación a las placas paralelas o
conductos, tanto sobre el flujo de ingreso del agua floculada a los mismos como
sobre los lodos que sedimentan o que se encuentran depositados en las tolvas, lo
que debe ser aprobado por ENOHSa.

5.8. RECOLECCIÓN SUPERFICIAL DEL LÍQUIDO SEDIMENTADO

En los sedimentadores de flujo horizontal y en los de escurrimiento ascendente e


inclinado, la recolección del agua sedimentada debe efectuarse mediante caños con
orificios practicados en la generatriz superior o en canaletas colectoras. En ambos
sistemas la descarga al interior de los mismos, debe ser libre.

• La recolección de agua sedimentada debe ser uniforme para evitar corrientes


preferenciales que pueden arrastrar flóculos o partículas discretas sin sedimentar.
Esta condición es más importante que uniformar el flujo horizontal en la cámara de
sedimentación en los convencionales o el escurrimiento ascendente entre las placas
paralelas y conductos inclinados.

• Para los sedimentadores de flujo horizontal, en donde se diseñan generalmente


canaletas colectoras, se deben considerar las siguientes especificaciones:
¾La descarga libre del líquido sedimentador sobre los coronamientos de las
canaletas, cuando se tiene una velocidad crítica de sedimentación, Usc (m/d),
correspondiente a una carga hidráulica superficial, qs (m3/m2.día), deducida
mediante ensayos de Laboratorio, debe cumplir:

Qs ≤ 0,018 H . (Q/As) = caudal unitario de agua sedimentada que escurre sobre


los bordes de las canaletas (l/s . m), donde:

H = altura útil del sedimentador (m)

Qs = caudal sedimentado en la unidad (m3/d)

As = área líquida de la unidad (m2)

qs = Usc = Q/As = carga hidráulica de sedimentación (m3/m2.día)

¾Cuando no se disponga de ensayos de laboratorio para determinar Usc de


diseño, el valor de Q debe ser igual o menor a 1,8 l/s . m.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 49


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾El caudal Q que escurre por una canaleta de sección rectangular (o equivalente
a una rectangular), está dado por:

Q = 1,38 bc . hom1,5 (m3/s), para descarga libre al final de la canaleta

Q = [h2om – h2em) . g . b2c . hem/2]1/2, para descarga sumergida al final de la


canaleta

donde:

hom = altura líquida máxima dentro de la canaleta (m) y a una distancia mínima
de 10 cm entre los bordes de las canaletas y la superficie líquida

hem = altura líquida máxima en la salida de las canaletas (m)

bc = ancho constante de cada canaleta (m)

g = aceleración de la gravedad (m/s2)

• El sistema de caños con orificios y canaletas colectoras en sedimentadores de


escurrimiento inclinado, debe cumplir las siguientes especificaciones:
¾La distancia centro a centro entre caños con orificios o canales colectores,
deberá ser S ≤ 2 H1, siendo H1 (m) la altura de agua sobre las placas planas o
conductos de escurrimiento inclinado (distancia entre la superficie líquida y el
extremo superior de esas placas planas o conductos).
¾El caudal unitario de descarga por metro lineal de caños con orificios o
canaletas, no debe ser superior a 2,5 l/s . m y excepcionalmente a 3,5 l/s . m
cuando se deba suprimir una unidad de la batería de sedimentadores.
¾En el caso de caños con orificios, para tener recolección uniforme de agua
sedimentada, todos los orificios deben tener descarga libre. La altura líquida
sobre la generatriz superior donde se practican los orificios, debe estar
comprendida entre 0,05 y 0,15 m, normalmente 0,10 m, mientras el tirante
líquido máximo dentro de los caños no debe exceder de 0,75 D, siendo D (m) el
diámetro interno de los mismos.

En cañerías colectoras se debe calcular:

• Número de caños en cada fila de placas o conductos inclinados, de acuerdo a la


primera especificación.

• Número y separación, centro a centro, de los orificios practicados en la generatriz


superior de los caños.

• Diámetro nominal de cada caño (igual para todos los caños), siendo un criterio de
cálculo el siguiente:

Ao = 0,462 ac / no = sección de cada orificio (m2), siendo:

ac = π . D2c/4 = sección del caño (m2), de diámetro nominal Dc (m)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 50


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

no = número de orificios por caño

Las canaletas colectoras deben dimensionarse de igual forma que para sedimentadores
convencionales.

La descarga de los caños con orificios y canaletas en el colector general de agua


sedimentada de cada unidad, debe ser libre, con caída mínima cuando se diseñan filtros
con velocidad decreciente (compatible con el nivel máximo N3 que ocurre mientras se
lava la unidad más sucia de la batería de filtros).

En todos los casos el método de cálculo debe ser sujeto a la aprobación de ENOHSa.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 51


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

6. FLOTACIÓN

• Por flotación mediante aire disuelto (FAD) se entiende un sistema que por medio de
la utilización de finas burbujas de aire, es aplicable para la separación de partículas
suspendidas en el líquido, especialmente en aguas con las siguientes características:
¾Bajas turbiedades y baja alcalinidad. (Turbiedades menores a 100 UNT y
sólidos suspendidos menores a 50 mg/l).

¾Aguas con contenidos importantes de algas (> 10 µg/l de clorofila “a”).


¾Aguas con color debido la presencia de sustancias húmicas.

• Un sistema FAD debe esta compuesto como mínimo por los siguientes elementos:
¾Tanque de saturación.
¾Compresor y bomba de presurización.
¾Tanque de flotación: en general puede dividirse en dos zonas, la zona de
mezcla donde ingresa el agua saturada y se producen los aglomerados flóculo-
burbujas y la zona de flotación. Asimismo, el tanque de flotación debe contar
con un sistema mecánico de barrido de material flotante.

• La conveniencia de incorporar un proceso de flotación en la línea de tratamiento


debe justificarse mediante ensayos en laboratorio y de ser necesario en planta piloto.

• Los ensayos de laboratorio deben ser programados de modo de comparar la


eficiencia del proceso de flotación frente a otras alternativas de separación. Estos
ensayos deben servir para determinar:
¾Necesidad de la utilización de un agente químico coagulante.
¾Tipo de coagulante, dosis y pH óptimos, necesidad o no de agregar
polielectrolitos, tipo y dosis de poliectrolito.
¾Tiempos de mezcla rápida y de floculación, gradientes óptimos.

• En base a los resultados obtenidos en laboratorio, el proyectista debe estudiar la


necesidad de realizar ensayos en planta piloto para determinar:
¾Dosis de aire.
¾Cargas superficiales para la zona de flotación.
¾Tiempos de retención.
¾Relación de recirculación.
¾Frecuencia de eliminación de flotantes.
¾Características y concentración de sólidos flotantes.
¾Características del barredor de fondo de la unidad y del barredor superficial.
¾Frecuencia de limpieza de la unidad

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 52


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Los ensayos a escala piloto deben incluir todas las etapas de la línea de procesos a
emplear en la planta definitiva.

Se debe operar la planta piloto durante un período que abarque las posibles
variaciones en la calidad del agua a tratar.

• Para el diseño de una planta piloto se debe justificar la utilización de los siguientes
parámetros de diseño (pudiéndose adoptar como referencia los valores indicados)

Gradiente de velocidad para la etapa de floculación: 50-120 s-1

Tiempo de floculación: 4-15 min

Tiempo de retención en la zona de mezcla: 60-240 s

Carga hidráulica (basada en el


caudal total: alimentación +recirculación) 40-100 m3/m2.h

Velocidad de ingreso en la zona de flotación: 20-100 m/h

Carga hidráulica(basada en el
caudal total: alimentación +recirculación) 5 -11 m3/m2.h

Profundidad: 1,5-3,00 m

Recirculación: 6,0-10,0 %

Dosis de aire: 6,0-8,0 mg/l

Tanques de saturación con medios empacados

Carga hidráulica: 50-80 m3/m2.h

Profundidad del lecho: 0,80-1,20 m

Presión de saturación: 300-600 kPa (kN/m2)

Tanques de saturación sin medios empacados

Carga hidráulica: 0-60 m3/m2.h

Tiempo de retención: 20-60 s

Presión de saturación: 400-600 kPa (k.N/m2)

• Cuando se haya realizado ensayos en planta piloto, debe atender y prever


adecuadamente los siguientes aspectos del proyecto de la planta definitiva:
¾Diseño del equipo barredor: la elección del equipo debe asegurar que no se
produzca el deterioro de la calidad del agua tratada por rotura de la capa
flotante. La elección del sistema de barrido queda condicionada por la calidad
del agua tratar y de los lodos generados.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 53


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Diseño del tanque de saturación: debe asegurarse la máxima eficiencia en la


disolución de aire. Se recomienda el uso de tanques de saturación con medios
empacados.
¾Elección del mecanismo de reducción de presión: debe seleccionarse las
válvulas o toberas, de modo de generar burbujas de diámetros entre 30 y 100
micras. El ingreso del agua saturada debe hacerse de forma tal que exista una
adecuada distribución del flujo.
¾Tanques de flotación: Cuando los tanques de flotación sean de planta
rectangular, las zonas de mezcla y de flotación deber estar separadas por una
pantalla inclinada aproximadamente 60 grados respecto a la horizontal. Debe
procurarse que al pasar el agua hacia la zona de flotación, no se rompan los
aglomerados flóculos-burbuja generados en la zona de mezcla.

• Cuando se considere que los sistemas FAD puedan ser provistos por fabricantes de
equipos como un sistema completo, se debe realizar un anteproyecto de las
instalaciones y especificar los principales parámetros de diseño en base a la calidad
del agua tratada y a los resultados obtenidos en pruebas de laboratorio. Debe
exigirse, en ese caso en los documentos de licitación, que el fabricante demuestre
que el equipo que ofrece puede cumplir con las exigencias establecidas mediante
ensayos en planta piloto. Estos ensayos deben exigirse al proveedor del equipo
como requisito previo necesario para la aprobación definitiva del sistema y procesos
propuestos.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 54


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

7. FILTRACIÓN

7.1. GENERALIDADES

7.1.1. Definición del Proceso

• Es el proceso mediante el cual se logra la remoción de partículas suspendidas,


coloidales y microorganismos presentes en el agua que escurre a través de un medio
poroso.

7.1.2. Velocidad de Filtración

La velocidad de filtración Uf puede expresarse en m/s ó cm/s y también como carga


hidráulica superficial qf en m3/m2. día ó en m3/m2. min.

Se tiene que:

Uf = q f = Q f / A f

donde:

Qf = caudal a filtrar que ingresa a cada unidad (m3/s ó cm3/s)

Af = área superficial filtrante de cada unidad (m2 ó cm2)

7.1.3. Clasificación del Proceso de Filtración

• Según las características del agua cruda: filtración lenta, para un tratamiento de tipo
biológico, con baja velocidad de filtración y filtración rápida, como proceso final de un
tratamiento de coagulación, floculación y sedimentación de partículas floculentas,
con alta velocidad de filtración.

• Según el pretratamiento: filtración rápida convencional con coagulación, floculación y


decantación y filtración directa con coagulación y prefloculación o solamente con
coagulación.

• Según el sentido del escurrimiento a través del lecho poroso: filtración ascendente,
filtración descendente y mixta ascendente-descendente.

• Según la carga hidráulica sobre el lecho filtrante: filtración a presión y filtración a


gravedad.

• Según la velocidad de filtración durante una carrera: filtración de velocidad constante


y de velocidad declinante.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 55


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

7.1.4. Parámetros Básicos Adoptados de Diseño y Operación

• Para todas las alternativas de filtración rápida (convencional a presión, directa


ascendente, directa descendente, directa ascendente-descendente) y lenta
(convencional y dinámica), se debe seleccionar la alternativa y los parámetros de
diseño y de operación mediante estudios efectuados en Laboratorio.

• Esos estudios deben consistir en pruebas efectuadas con filtros de laboratorio o


filtros pilotos, según sea la importancia del proyecto, en base a muestras sustraídas
de la fuente de agua adoptada, durante los períodos donde el agua cruda se
mantiene constante en su calidad y en los períodos con variaciones de la misma,
determinando su frecuencia en el tiempo.

• El ENOHSa podrá exigir esos estudios para justificar los parámetros de diseño y
operación.

• De no poder efectuar esos estudios, se debe justificar ante el ENOHSa, para su


aprobación, parámetros de diseño y operación, obtenidos en experiencias de plantas
de potabilización existentes y en estudios de investigación recientes. En el desarrollo
de las distintas alternativas se desarrollan esos parámetros.

7.1.5. Parámetros Característicos de los Medios Filtrantes

• Medios filtrantes: arena, antracita, granate e ilmenita.


¾Las características de los medios filtrantes deben determinarse mediante una
serie granulométrica de tamices (IRAM, TYLER ó ASTM).

• Los parámetros característicos de los materiales filtrantes deben ser:


¾D10 : tamaño efectivo (mm) = abertura (mm) del tamiz por donde pasa el 10 %
(en peso) del material
¾D60 :abertura (mm) del tamiz por donde pasa el 60 % (en peso) del material
granular
¾D90 = abertura (mm) del tamiz por donde pasa el 90 % (en peso) del material,
considerado como tamaño mayor en el lavado de los filtros
¾Cu = D60/D10 = coeficiente de uniformidad (adimensional)
¾Ce = coeficiente de esfericidad (adimensional), que considera la forma de los
granos, ó
¾F : factor de forma (adimensional) que también considera la forma de los
granos del material)

¾ρ : masa específica del material (Kg/m3 ó N . s2/m4)


¾Lf = espesor de cada subcapa que compone el lecho filtrante (m), siendo
LF = ΣLf = espesor total del lecho (m)
¾Dmáx = tamaño máximo de las partículas de cada subcapa (m)
¾Dmín = tamaño mínimo de las partículas de cada subcapa (m)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 56


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Deq = (Dmáx . Dmín)1/2 = tamaño equivalente de cada subcapa (m)

¾δg = densidad relativa del grano del lecho filtrante (adimensional)


¾po = porosidad del manto limpio (adimensional)

• Capa soporte
¾Las características de la capa soporte deben depender del sistema de drenaje
adoptado, del lecho filtrante y del tipo de filtración adoptado, siendo los
parámetros más importantes, los siguientes:

e = espesor de cada subcapa (m), siendo Σe = espesor total (m)

Dmáx = tamaño máximo de las partículas del material de cada subcapa (mm)

Dmín = tamaño mínimo de las partículas del material de cada subcapa (mm)

Deq = (Dmáx . Dmín)1/2 = tamaño equivalente de cada subcapa (mm)

δg = densidad relativa del material de la capa soporte (adimensional)

po = porosidad del manto limpio (adimensional)

Ce = coeficiente de esfericidad (adimensional)

7.2. FILTRACIÓN RÁPIDA CONVENCIONAL

7.2.1. Características de la Alternativa

• Se debe aplicar filtración rápida convencional cuando las características del agua
cruda superficial, especialmente en cuanto a la turbiedad y al color verdadero,
determinen un tratamiento completo, integrado por los siguientes procesos:
¾Eventualmente tratamiento preliminar.
¾Coagulación, generalmente por el mecanismo de barrido.
¾Floculación hidráulica o mecánica.
¾Sedimentación o flotación de partículas floculentas.
¾Filtración rápida.
¾Desinfección y neutralización del pH del agua filtrada.

• El escurrimiento a través del manto filtrante debe realizarse en sentido descendente.

• Para el lavado del filtro sucio de una batería se debe inyectar agua y/o aire en
sentido ascendente.

• El manto filtrante puede estar constituido por las siguientes alternativas:


¾Capa única de arena con subcapas de distinto tamaño.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 57


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Capa única de arena con tamaños prácticamente uniformes (bajo valor del
coeficiente de uniformidad).
¾De manto dual: antracita (superior o superficial) y arena (inferior o de fondo).
¾De manto triple: granate o ilmenita, capa situada debajo del manto dual de
antracita y arena.

• Se debe adoptar la velocidad de filtración constante o variable durante una carrera


de filtración.

7.2.2. Límites de Calidad del Agua Cruda para Filtración Rápida Convencional

A continuación se indican los límites de calidad del agua cruda aceptados de acuerdo a
experiencias reconocidas. Otros límites deben ser justificados.

Procesos 90 % del tiempo 80 % del tiempo Eventualmente


• Turbiedad T (UT) ≤1000 ≤ 800 ≤ 1500
Para > 1500 añadir
eventualmente un
período de
detención en un
embalse.
• Color verdadero C (UC) ≤ 150 ≤ 70 -
• Coliformes fecales (NMP/100 ml) ≤ 600 ≤ 600 ≤ 600
Si CF > 600,
preclorar

Tabla 4. Límites aceptables de calidad del agua cruda para filtración rápida
convencional

7.2.3. Parámetros de Diseño y Operación

A continuación se indican a título ilustrativo los valores de los parámetros de diseño y


operación correspondientes a experiencias de plantas de potabilización con filtración
rápida y además a estudios recientes. Estos valores pueden utilizarse como orientación
general cuando no se pueden obtener resultados de ensayos de Laboratorio (según se
establece en el Numeral 7.1.4).

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 58


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Rango de
Parámetros de diseño y operación Observaciones
valores
• Velocidad media de filtración Uf o carga Operación con:
3 2
superficial qf expresada en m /m . día
¾Con capa única de arena de distintos tamaños ≤ 200 Velocidad de filtración constante
¾Con capa única de arena prácticamente uniforme ≤ 360 Velocidad de filtración constante
¾Con capa única de arena de distintos tamaños ≤ 300 Velocidad de filtración declinante
¾Con capa única de arena prácticamente uniforme ≤ 500 Velocidad de filtración declinante
¾Con manto dual de arena y antracita ≤ 400 Velocidad de filtración constante
¾K = qmáx/qmed = relación entre la velocidad Batería de filtros que funcionan
máxima de filtración qmáx y la media qmed como vasos comunicantes (ingresos
3 2
(m /m . día), en filtración declinante, sumergidos) de una batería de
1,3 a 1,5
siendo: Nf = número de filtros de área Af
2 3
Qmed = Qf/(Nf . Af) = velocidad media de (m ) que trata un caudal Qf (m /d)
3 2
filtración (m /m . día)
• Manto de arena silícea Densidad 2,5 a 2,7
¾Capa única de arena con subcapas de distinto
tamaño
™Espesor (m) 0,60 a 0,80
™Tamaño efectivo (mm) 0,45 a 0,65
™Tamaños límites 0,60 a 1,41
™Coeficiente de uniformidad ≤ 1,6
¾Capa torpedo Aplicado eventualmente entre el
™Espesor (m) 0,10 a 0,20 lecho filtrante y la capa soporte para
™Tamaño efectivo (mm) 0,9 a 1,1 optimizar la operación de lavado del
™Tamaños límites (mm) 0,84 a 2,00 filtro.
™Coeficiente de uniformidad ≤ 1,7
¾Capa única de arena prácticamente uniforme
™Espesor (m) ≤ 1,00
™Tamaño efectivo (mm) 0,9 a 1,3
™Rango de tamaños (mm) 0,84 a1,68
™Coeficiente de uniformidad ≤ 1,2
¾Manto dual de arena y antracita Densidad de la antracita 1,4 a 1,7
™Espesor de la arena (m) 0,20 a 0,30
™Espesor de la antracita (m) 0,45 a 0,60
™Tamaño efectivo de la arena (mm) 0,40 a 0,60
™Tamaño efectivo de la antracita (mm) 0,90 a 1,10
™Tamaños límites de la arena (mm) 0,42 a 1,41
™Tamaños límites de la antracita (mm) 0,59 a 2,00
™Coeficiente de uniformidad de la arena ≤ 1,6
™Coeficiente de uniformidad de la antracita ≤ 1,6
™Tamaño grueso de la antracita D90 / tamaño
efectivo de la arena D10 3 a 3,5 Para una limitada intermezcla
™Tamaño efectivo de la antracita D10 / tamaño
grueso de la antracita D90 0,5 Para una limitada intermezcla
™Velocidad ascensional (m/s) en el lavado del
tamaño grueso D90 de la antracita / velocidad
ascensional (m/s) en el lavado del tamaño 1,1 a 1,2 Para una limitada intermezcla
grueso D90 de la arena (para producir una
expansión E = 5 al 10 %)

Tabla 5. Parámetros de diseño y operación de la filtración rápida convencional

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 59


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

7.2.4. Estructuras y Elementos de la Filtración Rápida Convencional

• Manto filtrante
¾La arena debe estar constituida esencialmente por granos de cuarzo,
producidos por la erosión natural de las rocas, con las siguientes
características:
™Contenido de sílice no inferior al 99 %.
™Solubilidad máxima del 5 % en ácido clorhídrico concentrado (1,18 g/cm3).
™Masa específica comprendida entre 2500 y 2700 Kg/m3.
¾Para la antracita se pueden aceptar los siguientes parámetros recomendados
por la Organización Mundial de la Salud, OMS y por la American Water Works
Asociation, AWWA y por el material importado (M.I):
™Humedad: 4,4 % (M.I.)

™Material soluble en ácido clorhídrico: densidad relativa δ = 1,2 A 2,0 %) : 1 %


(AWWA)
™Material volátil: 7,90 (M.I.)
™Cenizas: 12,50 % (M.I.)
™Carbono fijo: 85 % (OMS)
™Azufre total: 0,49 (M.I.)
™Porosidad: 56,0 % (M.I.)
™Coeficiente de uniformidad: 1,7 (AWWA)
™Dureza: superior a 2,5 en la escala MOHS (AWWA)
™Masa específica: comprendida entre 1400 y 1700 Kg/m3 (M.I.)

En todos los casos las especificaciones adoptadas y expresamente


indicadas, ya sea de esas organizaciones internacionales o de materiales
importados, deben ser aprobadas por el ENOHSa.

• Sistema de drenaje: falso fondo y capa soporte


¾El sistema de drenaje de los filtros rápidos debe cumplir las siguientes
funciones:
™Colectar el agua filtrada.
™Distribuir uniformemente el agua y eventualmente el aire para el lavado de la
unidad.
™La capa soporte debe estar conformada de acuerdo al tipo de falso fondo
aceptado. Puede suprimirse cuando se proyectan placas porosas (para
soportar el lecho filtrante) o boquillas con ranuras menores o iguales a
0,35 mm.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 60


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

™La elección del tipo de falso fondo debe depender principalmente de la


calidad de la operación y mantenimiento, de las formas de suministrar el
agua para el lavado de los filtros y de factores económicos.

• Falso fondo con boquillas


¾Deben aplicarse en función del método de lavado, pudiendo ser simples cuando
el lavado es con agua solamente o especiales cuando conducen agua y aire.
Generalmente se tienen entre 20 a 25 boquillas simples por metro cuadrado y
50 a 60 boquillas especiales por metro cuadrado.
¾El sistema drenante debe estar compuesto por placas premoldeadas donde se
insertan las boquillas y el falso fondo o cámara inferior, que deberá tener una
altura mínima D + 0,20 m, siendo D = diámetro de la cañería del agua del
lavado (que podrá ser común a la colectora de agua filtrada de la unidad).
¾La capa soporte de grava en el falso fondo con boquillas debe estar constituida
por subcapas de arriba hacia abajo, de tamaños D y espesor e.
1 : e1 = 5,0 a 1,5 cm D1 = 4,8 a 2,4 mm (superior)
2 : e2 = 5,0 a 7,5 cm D2 = 12,7 a 4,8 mm
3 : e3 = 7,5 a 10,0 cm D3 = 19,0 a 12,7 mm
4 : e4 = 7,5 a 10,0 cm D4 = 38,0 a 19,0 mm
5 : e5 = 10,0 a 15,0 cm D5 = 63,0 a 38,0 mm (fondo)
¾Cuando se utilizan boquillas especiales con pequeñas ranuras (0,6 a 0,7 mm),
el manto soporte de grava se debe reemplazar por arena torpedo especificada
en el Numeral 7.2.2.

Si se utiliza arena prácticamente uniforme no es necesaria la capa de arena


torpedo.

• Falso fondo con vigas en V (Falso fondo californiano)


¾Las vigas prefabricadas en forma de V invertida, con dos alas, en donde se
insertan orificios revestidos que las atraviesan, deben colocarse adosadas y
tener las siguientes dimensiones:
altura h : 25 a 30 cm
base b : 25 a 30 cm
longitud máxima l : 4,00 m
diámetros de los orificios do : 9,6 a 19,0 mm
separación entre orificios so : 25 a 30 cm
¾Generalmente se usan para lavado con agua. Previa adecuada justificación en
cada caso, el ENOHSa podrá aprobar su utilización para distribuir también aire.
¾La capa soporte de grava debe apoyarse sobre los espacios formados entre
vigas adosadas longitudinalmente y debe estar constituida por las siguientes
subcapas de arriba hacia abajo de tamaños D y espesor e.
1 : e1 = 7,5 a 10,0 cm D1 = 1,7 a 3,2 mm (parte superior)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 61


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

2 : e2 = 7,5 a 10,0 cm D2 = 3,2 a 6,4 mm


3 : e3 = 7,5 a 10,0 cm D3 = 6,4 a 12,7 mm
4 : e4 = 7,5 a 10,0 cm D4 = 12,7 a 25,4 mm
5 : e5 = 10,0 a 15,0 cm D5 = 25,4 a 50,0 mm (fondo)
¾El sistema drenante se debe completar con un falso fondo, de igual área que la
caja del filtro.

• Cañerías con orificios


¾El sistema debe estar constituido por un conducto principal desde el cual se
derivan a cada lado, conductos secundarios (laterales) en donde se practican
orificios simétricos inferiormente, formado a cada lado un ángulo de 45°. Los
orificios distribuidores deben generalmente tener diámetros entre 6,4 y 12,7
mm, con separaciones entre 5 y 20 cm.
¾Se debe dimensionar el sistema con el método de distribución de caudales de
Hudson, considerando que la relación entre la sumatoria de las áreas de los
laterales y la correspondiente al principal debe ser menor a 0,5.
¾La composición del manto soporte debe seguir lo indicado por Baylis:
Para lavado con agua solamente
e1 = 7,0 cm D1 = 2,4 a 3,2 mm (parte superior)
e2 = 9,0 cm D2 = 3,2 a 6,4 mm
e3 = 9,0 cm D3 = 6,4 a 12,7 mm
e4 = 5,0 cm D4 = 12,7 a 19,0 mm
e5 = 10,0 cm D5 = 19,0 a 38,0 mm
e6 = 15,0 cm D6 = 38,0 a 75,0 mm (Fondo; donde se coloca el
lateral)
Para lavado con agua y aire
e1 = 10,0 cm D1 = 50,0 a 25,4 mm
e2 = 5,0 cm D2 = 25,4 a 12,7 mm
e3 = 5,0 cm D3 = 12,7 a 6,4 mm
e4 = 10,0 cm D4 = 25,4 a 12,7 mm
e5 = 15,0 cm D5 = 50,0 a 25,4 mm

• Bloques
¾Se debe proponer en cada caso al ENOHSa para su aprobación el tipo de
bloque a utilizar, especificando sus características, pérdidas de carga si se
utilizarán para lavado con agua solamente o con agua y aire, forma de
colocación y ventajas que presenta.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 62


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Manto soporte

El manto soporte debe estar constituido por grava o canto rodado conformado por
fragmentos de rocas originarias del lecho de río o de yacimientos y cumplir con las
siguientes especificaciones:
¾Tamaños límites: no más del 8 % en peso podrá superar el límite máximo o ser
menor al límite mínimo establecidos en el diseño.
¾La masa específica debe ser mayor o igual a 2.500 Kg/m3.
¾Tener un máximo del 2 % en peso de granos de tamaño pequeño, laminares o
alargados.
¾Los tamaños superiores a 12,7 mm deben tener un máximo del 25 % en peso
de grava triturada y angular.
¾Para gravas con tamaños de hasta 9,5 mm, la solubilidad en ácido clorhídrico
concentrado no debe exceder del 5 % y del 10 % para los tamaños mayores.
¾La subcapa en contacto directo con el medio filtrante debe tener grava con
tamaño mínimo igual o mayor al tamaño máximo de ese medio filtrante.
¾En ningún caso el espesor de cada subcapa debe ser menor a 5,0 cm.

• Altura de la capa líquida sobre el lecho filtrante o sobrenadante

El nivel de agua sobre el manto filtrante y el de la salida del agua filtrada, deben ser
establecidos para eliminar o disminuir la posibilidad de presiones negativas en el
manto filtrante (arrastre de aire y bloqueo de los poros entre los granos), o sea
presiones inferiores a la atmosférica.

7.2.5. Pérdida de Carga en el Manto Filtrante Fijo

• Parámetros de cálculo

Las pérdidas de carga se deben calcular en base a los siguientes parámetros:

Qf = Q/Nf = caudal medio a filtrar en cada unidad de una batería (m3/s), siendo:

Q = caudal total a filtrar (m3/s)

Nf = número de filtros iguales de una batería

Uf = Qf/Af = velocidad media de filtración (m/s)

Af = área filtrante de cada unidad (m2)

• Determinación de las pérdidas de carga en el inicio de una carrera de filtración (lecho


filtrante limpio)

Se deben calcular las siguientes pérdidas de carga (m):

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 63


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾h1 = K . Ufn = pérdida de carga (m) en el fondo de los filtros (vigas en forma de
V, bloques, múltiples con laterales y falso fondo), donde:

K y n = coeficiente a justificar en función de las características del fondo


¾h2 = pérdida de carga en el manto soporte no uniforme (m). Se debe aplicar la
expresión de Ergun (indicada en el presente Numeral), por ser flujo
turbulento (número de Reynolds Re > 6)

(
¾h3 = 1,67 U c2 / 2 g = 1,67 A f ⋅ U f / Ac )2 / 2 g = pérdida de carga (m), en la
compuerta de entrada de los filtros, siendo:

Uc = velocidad de pasaje por la compuerta (m/s)

Ac = área de la compuerta (m2)


¾h4 = [10,643 Qf1,85 . C-1,85 . D-4,87] . Leq = [10,643 (Af . Uf)1,85 . C-1,85 . D-4,87] . Leq =
= pérdida de carga (m), en el sistema de salida del líquido filtrado a través
de la longitud equivalente de las piezas especiales que interconectan al
filtro con la cámara que contiene el vertedero de descarga (entrada a la
cañería, salida de la cañería, ramal T de salida lateral, válvula de
regulación abierta, curvas, etc.), siendo:

C = coeficiente de pérdida de carga por fricción, de la expresión de Williams-


Hazen (adimensional)

D = diámetro equivalente del conducto de salida de los filtros (m)

Leq = longitud equivalente de las piezas especiales (m)


¾h5 = [Af . Uf/(1,838 B)]2/3 = pérdida de carga (m), en el vertedero de control de la
descarga del líquido filtrado, ubicado en una cámara individual, cuando se
tenga velocidad de filtración declinante, donde:

B = ancho del umbral horizontal del vertedero (m)


¾hfo = pérdida de carga inicial producida en cada material granular del filtro

Según sea la uniformidad de los granos de cada material se deben adoptar las
siguientes expresiones:
2
K K µ ⋅ (1 − ε o )2 ⋅ L f ⋅ U f  6 
™ h fo =   = α ⋅U f = ecuación de
3  
g ⋅ ρ ⋅ εo  C e ⋅ Deq 
Karman-Koseny para el medio filtrante limpio uniforme (coeficiente de
uniformidad Cu ≤ 1,3)
2
K K µ ⋅ (1 − ε o )2  6 
 ⋅ Σ X i / (Deq )2 = β ⋅ U f =
™ h fo = ecuación de
3  
g ⋅ ρ ⋅ εo  C e ⋅ Deq 
Fair-Hatch para el medio filtrante limpio no uniforme (Cu > 1,3)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 64


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

KK = coeficiente de Koseny. Para el diseño se debe adoptar KK = 4,17


(puede variar entre 4,0 y 4,5)

εo = porosidad inicial del manto granular limpio

Ce = coeficiente de esfericidad de los granos

Lf = espesor del manto filtrante (m)

g = aceleración de la gravedad (m/s2)

µ = viscosidad dinámica del agua a temperatura T° C (N . s/m2)

ρ = masa específica del agua a temperatura T° C (Kg/m3)

Xi = fracción correspondiente a la subcapa i de espesor Li, del medio


filtrante no uniforme = Li/Lf

Deq = (Dmáx . Dmín)1/2 = tamaño equivalente de los granos de un lecho filtrante


uniforme o de cada subcapa del lecho total (m)

Uf = velocidad de filtración o de aproximación (m/s)


™Para Uf > 500 m3/m2. día, se debe aplicar la fórmula de Ergun:

150 µ ⋅ (1 − ε o )2 ⋅ L f ⋅ U f (1 − ε o ) . U f
h fo = + 1,75 = pérdida de carga
g ⋅ ρ ⋅ ε 03 ⋅ C e2 ⋅ Deq
2
ε o3 ⋅ g ⋅ C e ⋅ Deq
en lechos limpios de granos uniformes (m)

150 ⋅ µ ⋅ (1 − ε o )2 ⋅ L f ⋅ U f 2
1,75 (1 − ε o ) ⋅ U f
h fo = ⋅ Σ X i / Deq + ⋅ Σ X i / Deq =
g⋅ ρ a ⋅ ε o3 g ⋅ ε o3 ⋅ C e
= pérdida de carga en lechos limpios compuestos por subcapas de granos
no uniformes (m)

En consecuencia:

Hfo = h1 + h2 + h3 + hfo = pérdida de carga total en un filtro con velocidad de


filtración constante (nivel líquido operativo constante) (m)

Hfo = h1 + h2 + h3 + h4 + ho = pérdida de carga total en un filtro con velocidad


de filtración declinante (nivel líquido operativo variable) (m)

• Pérdida de carga durante la carrera de un filtro


¾Las pérdidas de carga producidas en un filtro durante una carrera se deben
calcular según la velocidad de filtración, ya sea constante o declinante.
¾hf = Hd – Hfo = pérdida de carga variable y decreciente producida en la carrera
de filtración (m)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 65


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

donde:

Hd = carga hidráulica disponible para producir la velocidad de filtración


constante declinante (m)

Hfo = pérdida de carga total inicial (filtro limpio) (especificada en este Numeral),
que depende de si se diseña un dispositivo de control en velocidad de
filtración constante o un vertedero de control del efluente filtrado en la
declinante (m)
¾Carga hidráulica disponible Hd

La carga hidráulica disponible debe ser fijada considerando factores técnicos,


económicos y operativos.

Hd = NL – Ns = diferencia entre el nivel líquido constante NL y el de salida Ns del


líquido filtrado, en filtración con velocidad constante

Hd = Nmáx – Nv = diferencia entre los niveles líquido máximo en el sobrenadante


y sobre el vertedero de control en filtración con velocidad declinante (m)
Esa carga hidráulica disponible debe ser fijada de tal manera que la
velocidad de filtración máxima no supere 1,5 veces la velocidad media de
diseño en el inicio de la carrera
¾Control de la velocidad de filtración de una unidad

La pérdida de carga hf producida durante una carrera de filtros con velocidad


de filtración y nivel líquido constantes, es una pérdida de carga adicional
variable y decreciente, que debe introducir un dispositivo de control proyectado
en la salida del efluente filtrado a fin de mantener constantes a ambos
parámetros.

El elemento de control en los filtros de velocidad declinante debe ser un


vertedero de umbral horizontal ubicado en la descarga del líquido filtrado. En el
sobrenadante se produce una variación de los niveles líquidos, siendo el
mínimo en el inicio de la carrera y el máximo en el final de la misma.

• Cargas negativas

Los niveles de agua sobre el manto filtrante y salida del agua filtrada, deben
calcularse para evitar presiones negativas o sea presiones inferiores a la
atmosférica, ya que pueden liberar burbujas de aire en el lecho filtrante y en
consecuencia disminución prematura del volumen de agua filtrada.

El proyectista tiene libertad de utilizar otras expresiones adecuadas a las


características especiales de su diseño, debiendo verificarlas en cada caso,
quedando a juicio del ENOHSa su aceptación.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 66


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

7.2.6. Fluidificación de Medios Granulares

• Finalidad de la fluidificación
¾Producir la expansión del medio filtrante con liberación de las impurezas
retenidas, utilizando agua en sentido ascencional.
¾Hay una velocidad mínima de fluidificación Umf (m/s), para la cual la
fluidificación es incipiente.
¾En base a las características del medio granular y a la velocidad ascencional
del lavado UL (m/s), se debe prever su expansión.
¾Para lechos granulares duales o de más materiales filtrantes, la expansión total
es igual a la suma de la expansión de cada material.

• Pérdida de carga en lechos granulares expandidos

Se la debe calcular considerando la porosidad εo inicial y el espesor Lfo del medio


granular antes de su expansión, teniendo en cuenta que el coeficiente de arrastre es
igual a uno y en consecuencia se tiene:

hL = Lfe . (1 - εe) . (δs -1) = Lfo (1 - εo) . (δs -1) = pérdida de carga en el medio granular
expandido durante la operación del
lavado de la unidad (m)
donde:
Lfe = espesor del medio granular expandido (m)
Lfo = espesor del medio granular antes de su expansión (m)

εe = porosidad del lecho granular expandido (adimensional)

εo = porosidad inicial del lecho granular antes de su expansión (adimensional)

δs = ρs/ρ = densidad relativa del material granular (adimensional)

ρs = masa específica de los granos del lecho filtrante (Kg/m3)

ρ = masa específica del agua a temperatura T° C (Kg/m3)

• Determinación de la velocidad mínima de fluidificación

Umf = [µ / (ρ . Deq)] . [(33,72 + 0,0408 Ga)1/2 - 33,7] = velocidad mínima de fluidificación


(m/s)

donde:

Ga = D3eq . ρ (ρs - ρ) . g / µ2 = número de Galileo (adimensional), considerando


constante a la pérdida de carga hL (m), tanto para el
lecho inicial fijo como para el fluidificado (de acuerdo a
lo indicado anteriormente en este Numeral 7.2.6)

µ = viscosidad dinámica del agua a temperatura T° C (N.s/m2)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 67


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

ρ = masa específica del agua a la temperatura T°C (Kg/m3)


g = aceleración de la gravedad (m/s2)

Deq = diámetro equivalente o tamaño medio de los granos de un lecho granular entre
mallas consecutivas de la serie granulométrica (m)
¾En los lechos granulares uniformes o prácticamente uniformes, se debe aplicar
en la expresión Umf, el valor de Deq correspondiente a los granos de la subcapa
superior o de menor tamaño, o sea lechos granulares preparados entre dos
tamices consecutivos de la serie granulométrica adoptada.
¾En lechos granulares no uniformes se debe adoptar el valor de Deq, igual al de
la abertura del tamiz de la serie granulométrica por donde pasa el 90 % (en
peso) de los granos (según proposición de Cleasby y Fan) a fin de garantizar
que todo el lecho filtrante fluidifique. Igual criterio debe adoptarse en el lavado
de los filtros.

• Porosidad del lecho expandido

¾Para cada subcapa i de un lecho granular, se puede calcular la porosidad εei del
lecho expandido aplicando las curvas siguientes, donde se la determina en
función del número de Reynolds, el coeficiente de esfericidad de los granos y
del número de Galileo.
donde:

Remf = ρ . Deq Umf / µ = número de Reynolds (adimensional)

Ga = D3eq . ρ . (ρs - ρ) . g / µ2 = número de Galileo (adimensional)


n
¾ (1 − ε e ) = 1 / ∑ X i / (1 − ε e1 )
i =1

donde:

Xi = espesor de cada subcapa i (m)

εei = porosidad de cada subcapa expandida (calculada con los gráficos


siguientes)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 68


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

10 7
7
5
3

COEFICIENTE DE ESFERICIDAD
Ce = 0.50
10 6

7
5
3

NUMERO DE GALILEO (Ga) 10 5


7
5
5
3
0.4
εi =
5
0.5
10 4 5
7 0.6
5 5
0.7
3
0
0.9

10³
7
5
3

10²
7
5 NUMERO DE REYNOLDS (Re)
3
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 2 3 4 5 6 7 8 9 10² 2 3 4 5 6 7 8 9 10³

10 7
7
5

COEFICIENTE DE ESFERICIDAD
Ce = 0.60
10 6
7
5
3
NUMERO DE GALILEO (Ga)

10 5
7
5 5
0.4
3 εi =
5
0.5
5
10 4 0.6
5
7 0.7
5
0
3 0.9

10³
7
5
3

10²
7
5 NUMERO DE REYNOLDS (Re)
3
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 2 3 4 5 6 7 8 9 10² 2 3 4 5 6 7 8 9 10³

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 69


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

c
10 7
7
5

COEFICIENTE DE ESFERICIDAD
Ce = 0.70
10 6
7
5

3
NUMERO DE GALILEO (Ga)

10 5
7
5
3
5
0.4
εi =
5
10 4 0.5
7 5
5 0.6
5
3 0.7

0
0.9
10³
7
5
3

10²
7
5 NUMERO DE REYNOLDS (Re)
3
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 2 3 4 5 6 7 8 9 10² 2 3 4 5 6 7 8 9 10³

d
10 7
7
5
3

COEFICIENTE DE ESFERICIDAD
Ce = 0.80
10 6
7
5
3
NUMERO DE GALILEO (Ga)

10 5
7
5
3
5
0.4
εi = 5
10 4 0.5
7 5
5 0.6
5
3 0.7
0
0.9
10³
7
5
3

10²
7
5 NUMERO DE REYNOLDS (Re)
3
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 2 3 4 5 6 7 8 9 10² 2 3 4 5 6 7 8 9 10³

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 70


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

10 7
7
5
3

COEFICIENTE DE ESFERICIDAD
Ce = 0.90
10 6

7
5
3
NUMERO DE GALILEO (Ga)

10 5
7
5
3
5
0.4
εi =
10 4 5
7 0.5
5
0.6
5
5
3
0.7
0
0.9

10³
7
5
3

10²
7
5 NUMERO DE REYNOLDS (Re)
3
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 2 3 4 5 6 7 8 9 10² 2 3 4 5 6 7 8 9 10³

Figura 3. Porosidad del lecho expandido (εe) en función del número de


Reynolds (Re) y del número de Galileo (Ga)

• Expansión del lecho fluidificado

E % = [(Lfe – Lfo) / Lfo] . 100 = [(εe - εo) / (1 - εe)] . 100 = porcentaje de la expansión del
lecho de espesor total Lfo

En consecuencia:

Lfe = Lfo . (1 - εo) / (1 - εe) = espesor del lecho expandido (m)

• Otro procedimiento de cálculo de la pérdida de carga en lechos granulares


expandidos, debe ser justificado.

7.2.7. Lavado de los Filtros

a) Finalización de una carrera y necesidad del lavado de una unidad

• El lavado de un filtro debe efectuarse cuando ocurra primeramente cualquiera de las


siguientes causas:
¾La pérdida de carga alcanzada durante la carrera de filtración es igual a la
máxima admisible en el diseño.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 71


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾La calidad del efluente desmejora bruscamente (rotura del manto) o se alcanza
gradualmente una turbiedad previamente establecida.

b) Pérdida de carga en lechos filtrantes expandidos

• Durante el lavado de una unidad colmatada (y en la filtración con escurrimiento


ascendente), debe calcularse la pérdida de carga en el lecho filtrante fluidificado.

• La pérdida de carga hL (m) en cada capa de distinto material del lecho filtrante es
constante durante su fluidificación. Su cálculo debe ser realizado con la expresion
arriba indicada (Numeral 7.2.6).

• También se puede calcular hL aplicando la fórmula de Ergún (Numeral 7.2.5)

• Como valores indicativos se tienen:


¾hLa = 0,94 La = pérdida de carga en la capa de arena de espesor La, densidad
relativa δs = 2,65 y porosidad inicial po = 0,43 (m)
¾hLant = 0,24 Lant = pérdida de carga en la capa de antracita de espesor Lant,
densidad relativa δs = 1,50 y porosidad inicial po = 0,48 (m)
¾Para lechos duales de arena y antracita, se tiene:

hL = hLa + hLant = pérdida de carga total en el lecho dual fluidificado (m)

• La determinación de la pérdida de carga en el lecho expandido debe ser justificada y


aprobada por el ENOHSa.

c) Métodos de lavado

Se pueden considerar los siguientes métodos de lavado:

• Lavado solamente con agua en sentido ascendente: en lechos filtrantes de arena y


en plantas potabilizadoras pequeñas.

• Lavado auxiliar superficial con cañería fija o con molinetes hidráulicos y lavado
simultáneo o no, con agua con sentido ascendente: en lechos de arena convencional
y en plantas de operación calificada.

• Lavado auxiliar subsuperficial con cañería fija o con torniquetes hidráulicos y lavado
simultáneo o no, con agua en sentido ascendente: en lechos de arena y antracita y
en plantas con operación calificada.

• Inyección de aire seguida de lavado con agua en sentido ascendente: en lechos de


antracita y arena o arena prácticamente uniforme y en plantas con operación
calificada.

• Inyección de aire e introducción simultánea de agua en sentido ascendente: en


lechos de antracita y arena o de arena prácticamente uniforme y en plantas con
operación calificada.

d) Velocidad ascensional en el lecho fluidificado

• La velocidad ascendente debe ser adoptada en función de la velocidad mínima de


fluidificación para un lecho granular expandido.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 72


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

e) Lavado con agua en sentido ascendente

• El lavado con agua en sentido ascendente debe diseñarse de acuerdo a las


siguientes condiciones:
¾La expansión total del lecho filtrante debe estar comprendida entre 20 y 30 %
como máximo.

¾Para lavado con agua solamente se puede fijar la velocidad de lavado UL entre
0,80 y 1,00 m/min. durante un período de 7 a 10 minutos para filtros de
velocidad constante y cercano a 15 minutos para los de velocidad decreciente
variable.

¾Con la velocidad ascensional de lavado adoptada UL (m/s), se debe determinar


el caudal de agua para lavado QL = Af . UL (m3/s), siendo Af = área filtrante
(m2), las pérdidas de carga en el medio filtrante expandido, sistemas de drenes,
capa soporte, conductos, orificios, válvulas y compuertas, además del
dimensionamiento de las canaletas colectoras de agua del lavado, fijando su
posición en relación a la superficie del manto filtrante en reposo.

f) Lavado auxiliar superficial y subsuperficial

• El lavado auxiliar superficial se puede realizar por medio de conductos fijos con
orificios ubicados arriba y afuera del lecho filtrante o a través de molinetes hidráulicos
los que deben cumplir con las siguientes exigencias:
¾Deben estar dispuestos para cubrir el máximo del área del filtro, con una
presión mínima de 0,3 m.c.a y un caudal unitario de 20 l/min . m2.
¾Las boquillas deben estar instaladas cada 0,60 a 0,75 m y dotadas de orificios
en un número tal para que la velocidad de pasaje sea de 3 m/s aplicando un
caudal superficial de 20 l/min. m2.
¾Los caños horizontales espaciados entre 0,80 y 1,00 m deben poseer orificios
espaciados 0,20 m como máximo y con las especificaciones de las boquillas.
¾Las boquillas fijas o los caños horizontales deben ubicarse entre 5 a 10 cm
sobre la superficie del manto filtrante expandido.
¾Los chorros de agua provenientes de los orificios de los sistemas de las
boquillas y caños horizontales, deben tener una inclinación aproximada de 15°
respecto a la vertical en el sector inferior.
¾El lavado superficial debe iniciarse cuando el nivel líquido se encuentre próximo
a alcanzar el borde de las canaletas colectoras del agua de lavado y debe
mantenerse de 2 a 4 minutos. Posteriormente al lavado superficial, debe
realizarse un lavado con flujo ascendente para producir una expansión total
entre 20 y 30 % en el lecho filtrante y ser mantenido por un período de 1 a 10
minutos.

• El lavado auxiliar subsuperficial debe realizarse con molinetes hidráulicos o


conductos provistos de boquillas con tapones de gomas especiales y ranuras que se
abren durante el lavado auxiliar.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 73


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾El lavado subsuperficial debe efectuarse simultáneamente con el lavado


mediante agua de flujo ascendente, a fin de producir una expansión total entre
el 20 y 30 % en el lecho filtrante, aplicando un caudal unitario de 20 a
50 l/min . m2 y una duración del orden de 10 minutos para filtros de flujo
descendente y de 15 minutos para los filtros descendentes.
¾El lavado subsuperficial generalmente dura 1 minuto después del inicio del
lavado, o sea con el lecho expandido.
¾La presión requerida en las boquillas debe variar entre 30 y 70 m.c.a.
¾Los dispositivos para el lavado subsuperficial deben estar situados entre 0,20 y
0,50 m debajo de la superficie del lecho filtrante en reposo.

g) Lavado con aire y agua

• El lavado con agua y aire en forma independiente debe realizarse de la siguiente


manera:
a) Primera fase: disminución del nivel de agua de la unidad hasta 0,20 a 0,30 m
sobre la superficie del manto filtrante.
b) Segunda fase: inyección de aire durante alrededor de 2 a 5 minutos con un
caudal unitario de 10 a 20 l /min . m2 .
c) Tercera fase: lavado solamente con agua a una velocidad ascensional que
produzca una expansión mínima del 5 % de la subcapa con tamaño D90 (mm)
del material granular, siendo entre 0,60 a 0,80 m/min, un valor normal.

• El lavado con agua y agua simultáneamente debe realizarse de la siguiente manera:


a) Primera fase: inyección de aire con un caudal unitario comprendido entre 4 y
8 l /min . m2 y agua con velocidad ascensional de 0,15 a 0,30 m/min. en un
período alrededor de 2 a 5 minutos.
b) Segunda fase: lavado solamente con agua de velocidad ascensional
comprendida entre 0,6 y 1,0 m/min, durante un periodo alrededor de 2 a
5 minutos.

h) Métodos para aplicar el agua de lavado

• El agua para el lavado de los filtros puede provenir de:


¾Un tanque elevado.
¾Un sistema de bombeo.
¾De otros filtros que operan al mismo tiempo en paralelo (autolavado).

h1) Tanque elevado

• El agua se debe impulsar generalmente desde un canal o cámara de agua filtrada


que no haya recibido productos químicos, como cloro para desinfección, flúor para
fluoración y cal para al corrección del pH.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 74


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Volumen del tanque:


¾Debe calcularse para un tiempo mínimo de lavado t, igual a 10 minutos = 600
segundos y con el caudal correspondiente a la velocidad ascensional adoptada
QL = UL . Af (m3/s).
¾Se debe tener en cuenta el número de filtros de la batería y otros usos de la
planta de potabilización: grifos ubicados en otros sectores (floculación,
decantación, casa química y lavado de las instalaciones).
¾El volumen total de un tanque elevado VT (m3), debe ser función del volumen
de agua requerido en el lavado de una unidad, VL = tL . QL (m3) y del número
de unidades de la planta de potabilización, nF. O sea:

a) VT ≥ 1,5 VL (m3), para nF ≤ 6

b) VT ≥ 2,0 VL (m3), para nF ≤ 7

• El tiempo del llenado del tanque debe ser de 60 minutos, mediante equipos de
bombeo de accionamiento automático.

• El tanque elevado debe estar situado a una cota que permita efectuar el lavado con
el caudal unitario y la velocidad ascensional de diseño.

• La velocidad en la cañería de conducción del agua para el lavado, debe fijarse


generalmente entre 2 y 4 m/s.

• La diferencia entre los niveles del fondo del tanque y del coronamiento de las
canaletas colectoras del agua del lavado, debe ser como mínimo igual a la sumatoria
de pérdidas de carga producidas por el caudal de lavado QL en: conductos y
accesorios, orificios compuertas, sistema de drenaje, capa soporte, manto filtrante
expandido y tirante líquido sobre el coronamiento de las canaletas.

h2) Bombeo directo

• El caudal de bombeo QL (m3/s) debe determinarse en función de la velocidad


ascensional UL (m/s) adoptada y la superficie filtrante Af (m2).

• De proyectarse una cámara de aspiración de los equipos de bombeo, el volumen de


la misma Vb (m3), debe tener una capacidad suficiente para el lavado de una unidad y
llenarse en 60 minutos como máximo.

• La altura manométrica Hb (m) se debe determinar sumando al desnivel geométrico


(diferencia entre el nivel líquido sobre el coronamiento de las canaletas colectoras del
agua del lavado y el nivel líquido mínimo operativo en la cámara de aspiración),
todas las pérdidas de carga indicadas para calcular la altura del tanque.

• En el caso de un tanque elevado como cámara de aspiración (desnivel geométrico


inferior a la suma de las pérdidas de carga), debe estudiarse el uso del mismo
conducto para el llenado del tanque y para el bombeo directo.

• En todos los casos debe existir un equipo de reserva para el bombeo directo.

• Para los equipos de bombeo directo se debe presentar la curva característica que
permita el ajuste del caudal Qb del agua de lavado.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 75


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Los equipos de bombeo deben ser instalados siempre ahogados, por seguridad, a fin
de impedir por cualquier motivo, la formación de vórtices y de cavitación.

• El accionamiento de los equipos de bombeo directo deben ser efectuados desde la


galería de comando o en el lugar de operación de los filtros.

• Debe estudiarse la conveniencia de instalar un medidor de caudales.

h3) Lavado con agua proveniente de los demás filtros de una batería (autolavado).

• Para adoptar el lavado con agua proveniente de las restantes unidades de la batería,
deben considerarse las siguientes condiciones:
¾La salida de agua filtrada de las unidades debe ser diseñada de tal manera que
cuando una compuerta o válvula de descarga del agua sucia del lavado se
abra, parte o el total del caudal filtrado de los restantes filtros de la batería se
encamine hacia el filtro a limpiar.
¾Se debe ajustar la cota del umbral horizontal del vertedero general o de todos
los vertederos individuales de descarga del agua filtrada de la batería, a fin de
establecer el caudal QL (m3/s) requerido en el lavado que provoque la
expansión optima de diseño.

¾Esa operación de ajuste del caudal QL requerido en el lavado debe ser


efectuada conociendo el caudal total filtrado Qr (m3/s) por la batería para tener
el caudal excedente a descargar por el o los vertederos.
¾El número de unidades de la batería debe ser función de la velocidad de lavado
UL (m/s) que garantice la expansión óptima E(%) de diseño, siendo cuatro el
número mínimo de filtros admitidos (ver 7.2.10).
¾Se debe proyectar un canal cerrado o conducto que intercomunique a todas las
unidades de la batería, con la condición de colocar válvulas o compuertas de
bloqueo en cada filtro, en ocasión del mantenimiento o reparación de cualquier
unidad de la batería, sin interrumpir el funcionamiento de la restantes.
¾La diferencia entre la cota del o de los vertederos de descarga del agua filtrada
y el nivel líquido sobre las canaletas de lavado, debe ser igual a la suma de las
pérdidas de carga del escurrimiento del caudal de lavado adoptado QL (m3/s),
por las compuertas, falso fondo, sistema de drenaje, capa soporte y manto
filtrante expandido.

i ) Lavado con aire

• Debe calcularse la velocidad de aplicación del aire Uai (m3/m2. min) en las
condiciones normales de presión y temperatura, en función de la velocidad
ascencional del agua adoptada UaL (m3/m2 . min) y de la velocidad mínima de
fluidificación Umf (m3/m2 . min), correspondiente al tamaño D60 (abertura del tamiz que
pasa el 60% en peso) del grano del lecho filtrante, en base a la expresión de
Amirtharajah para velocidades del aire entre 0,1 y 1,8 (m3/m2 . min):

4,84 (U ai )2 + 10 2 (U a / U mf ) = 41,9

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 76


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Debe calcularse el flujo de aire, en peso, que escurre en orificios y conductos


qa1 = Qai . ρai (Kg/s)

donde:

Qai = caudal de aire (m3/s)

ρai = masa específica del aire (Kg/m3)

• Debe calcularse la potencia del compresor P (Kw), determinando la pérdida de carga


(desde el compresor) hasta la salida del aire debajo de las boquillas o bloques
especiales, mediante ecuaciones empíricas a utilizar. La transformación de esa
presión en pérdida de carga (en m.c.a) se debe efectuar considerando el peso
específico del agua a la temperatura de diseño γ, (N/m3).

• La cañería de conducción del aire debe calcularse con un diámetro constante, fijando
una velocidad de escurrimiento entre 15 y 30 m/s, siendo de 10 a 25 m/s en los
orificios de pasaje del aire al manto filtrante. La longitud equivalente de las piezas
especiales debe ser obtenida de la literatura hidráulica.

• Otro sistema de determinación del lavado con aire debe ser justificado.

7.2.8. Sistema de Recolección y Disposición de Agua Sucia del Lavado

• La recolección del agua de lavado se debe efectuar mediante canaletas que


descarguen en un canal frontal, central o lateral, en cuyo extremo se encuentre
ubicada la compuerta de descarga del caudal total del lavado.

• Las canaletas colectoras deben dimensionarse de acuerdo a las siguientes


condiciones, semejantes a las correspondientes a canaletas o caños con orificios
colectores del agua decantada:
¾El fondo de las canaletas colectoras deben estar a una cota superior al nivel del
manto filtrante expandido, a una altura que no sea inferior al 15 % de la
dimensión del filtro perpendicular a la canaleta.
¾La separación entre los bordes o coronamientos de las canaletas colectoras,
debe ser como mínimo de 1 m y de un máximo igual a seis veces la altura libre
del agua sobre el nivel del manto filtrante expandido, no debiendo exceder de
3 m.
¾La sección transversal de las canaletas debe ser simétrica en relación al plano
longitudinal que pasa por su eje.
¾En el interior de las canaletas colectoras debe preverse pendientes en los
sentidos longitudinal y transversal, para evitar el depósito de material.
¾El diseño de las canaletas colectoras de sección rectangular y descarga libre en
el canal receptor general, se debe diseñar con el mismo criterio que las
colectoras de agua decantada, pudiendo utilizarse la siguiente expresión:
Q = 1,3 bc . ho1,5 = caudal colectado (m3/s), donde
bc = ancho de la canaleta (m)

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 77


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

ho = altura líquida en el extremo opuesto al de su descarga (m)

• La disposición de las canaletas debe diseñarse para tener una repartición uniforme
del caudal QL (m3/s) de lavado en toda la superficie filtrante A f (m2).

• Se puede aceptar la descarga directa al canal colector general, cuando la dimensión


del filtro perpendicular a ese canal sea igual o menor a 3 m.

• La disposición final del agua sucia del lavado debe cumplir con las normas
establecidas para las descargas de establecimientos de agua potable, debiendo en
aquellos casos que fuera necesario a criterio del ENOHSa proyectarse el reciclaje de
ese volumen del lavado, al igual que la correspondiente al resto de los desagües de
la planta potabilizadora, según se indica en el Capítulo 13 de los presentes Criterios
de Diseño.

7.2.9. Sistema de Control de la Filtración Rápida

• Cuando el ENOHSa lo considere necesario se debe diseñar un sistema de control de


la operación de los filtros para su instalación en los siguientes sitios:
¾Entrada del agua a cada unidad, pudiendo ser agua decantada o coagulada y/o
floculada en filtración directa.
¾Salida del agua filtrada de cada unidad.
¾Entrada regulada de agua para el lavado del filtro.
¾Salida regulada de agua sucia del lavado.
¾Entrada del agua auxiliar, superficial o subsuperficial.
¾Entrada de aire para el sistema de lavado agua y aire.

• El proyectista puede además justificar la instalación de mecanismos de control que


operen conjuntamente con elementos como son:
¾Compuertas: libre, segmentada y montada en guías.
¾Válvulas: esclusas, mariposa simple o con dispositivo de control del caudal o
abertura lenta, de esfera, de diafragma.
¾Vertederos.

• La operación de los filtros debe ser controlada por medio de los siguientes
elementos:
¾Dispositivos para medición de las pérdidas de carga.
¾Medidor de caudal para el control de la salida.
¾Determinación de la turbiedad del agua filtrada.

• Se debe diseñar y justificar cuando así lo indique el ENOHSa, el método de control


que relacione la velocidad de filtración con la carga hidráulica disponible y con la
resistencia total del filtro al flujo, de acuerdo a los dispositivos controladores

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 78


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

adoptados: de niveles y de caudales o con vertederos y/o compuertas, en la entrada


y salida del flujo en cada unidad.

• Debe evaluarse la operación y la eficiencia de la remoción de partículas suspendidas


y de microorganismos. Entre las acciones a desarrollar se mencionan las siguientes:
¾Precisión de los instrumentos de control de la filtración.
¾Control del lavado.
¾Análisis del medio filtrante: granulometría, determinación de bolas de barro,
peso específico, porosidad, dureza y solubilidad en ácido clorhídrico.

• Los comandos de los filtros deben estar situados en un área que permita el control
completo de la operación.

• Debe cubrirse el área de los equipos que exigieren cuidados especiales, además de
estar comprendida entre paredes de acuerdo a las condiciones climáticas locales.

• Los canales de agua filtrada deben diseñarse en todos los sectores con cubiertas y
accesos estancos o sea sanitariamente seguros.

• En canales abiertos debe impedirse la acción de agentes exteriores que pudieren


alterar la calidad del agua transportada.

7.2.10. Filtración con Velocidad Declinante

• Es uno de los sistemas de filtración más utilizados en el presente en América Latina,


siendo una modificación del filtro con velocidad constante y nivel variable.

• En la filtración con velocidad declinante, la compuerta de entrada del caudal a tratar


debe estar siempre ahogada para que los filtros de la batería funcionen como vasos
comunicantes.

• La alimentación de los filtros debe hacerse preferiblemente por medio de un canal


con dimensiones suficientes para contar con un volumen de almacenamiento y así
obtener que todos los filtros de la batería operen con la misma carga hidráulica
disponible.

• La carga hidráulica disponible para la filtración Hd (m), debe ser adoptada para que la
velocidad máxima U f max no supere 1,5 veces la velocidad media de la batería de
filtros, momento que alcanza el nivel máximo operativo durante los ciclos de la
carrera de una unidad y debe lavarse la unidad más sucia retirándola de la
operación.

La elaboración del proyecto de una batería de filtración con velocidad declinante


debe considerar los siguientes criterios:
¾Para evitar presiones negativas el umbral del vertedero de salida individual o
general de la batería de filtros, debe estar situado a una cota de algunos
centímetros sobre la superficie del manto filtrante.
¾Las entradas del agua a tratar y las canaletas colectoras de agua del lavado
deben estar siempre sumergidas.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 79


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Se debe colocar una válvula o compuerta en la salida del agua filtrada, para
ajustar el flujo y en consecuencia introducir una pérdida de carga requerida en
el proceso, a fin de levantar niveles operativos o cuando disminuye el caudal
afluente.
¾El canal común de ingreso del agua a tratar en una batería de filtros, debe
diseñarse de tal manera que las unidades reciban el mismo caudal.
¾El diseño de la salida de agua tratada debe realizarse considerando el sistema
de lavado. Cuando se realiza con el caudal de los restantes filtros de la unidad,
se deben utilizar canales y compuertas de pared. Cuando el caudal de lavado
proviene de un tanque elevado o bombeo directo, se deben utilizar
normalmente cañerías con válvulas. Además como se indicó anteriormente
siempre debe diseñarse el vertedero general o individual de agua filtrada, para
tener el nivel mínimo deseable dentro de la unidad.
¾En el caso de variaciones del caudal afluente a los filtros, se deben diseñar
cañerías individuales en la salida conectadas al canal común de carga filtrada,
en donde se debe instalar una válvula mariposa, con accionamiento automático
y programado para cada caudal previsto.

• El modelo matemático para el diseño de una batería de filtros con velocidad


declinante en cada carrera, debe contemplar la determinación de las velocidades de
filtración y las variaciones del nivel de agua en un filtro de la batería (mínimo N1,
máximo N2 y durante el lavado de una unidad N3), tanto durante los ciclos de una
carrera como en el período durante el lavado de la unidad más sucia de la batería.
Se denomina ciclo al período entre los lavados secuenciales de cada uno de los
filtros de la batería compuesta por N f unidad y carrera al período entre dos lavados
sucesivos de un filtro, siendo igual a N f ciclos.

• Los proyectistas pueden usar el modelo propuesto por el Di Bernardo (1985-1986),


complementado por el modelo desarrollado por Di Bernardo y Machado (1996), que
contempla el almacenamiento aguas arriba de los filtros, como herramientas para el
diseño de filtros con velocidad declinante.

• Se deben desarrollar exhaustivamente todos los cálculos necesarios para determinar


los niveles dinámicos de operación, máximo y mínimo de un filtro de la batería
durante cada ciclo de una carrera y el nivel líquido durante el lavado del filtro más
sucio.

• El proyectista debe además desarrollar todos los cálculos necesarios para


determinar los siguientes parámetros:

¾Pérdida de carga disponible: Hd (m).


¾Nivel líquido mínimo en el comienzo de un ciclo de la carrera de un filtro,
cuando se ha limpiado el más sucio: Nmín = N1 (m).
¾Nivel líquido máximo cuando termina un ciclo de ese filtro, momento en que se
debe limpiar el más sucio de la batería: Nmáx = N2 (m).
¾Nivel líquido de ese filtro cuando se limpia el filtro más sucio de la batería:
NL = N3 (m).

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 80


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Incremento del nivel mínimo N1 cuando se considera el almacenamiento:


∆Ho (m).
¾Velocidad de filtración máxima cuando un filtro comienza una carrera:
U max (m/s).
¾Velocidad de filtración mínima cuando ese filtro debe ser lavado al terminar su
carrera U mim (m/s).
¾Velocidades de filtración intermedias de ese filtro en los siguientes ciclos de su
carrera: U (m/s).

7.2.11. Número de Filtros

• En la primera etapa de la construcción de una batería de filtros, con velocidad de


filtración constante, se debe proyectar dos unidades como mínimo, siendo deseable
por lo menos tres unidades.

• El número mínimo de unidades de una batería de filtros con velocidad declinante y


lavado mutuo (el lavado de un filtro se realiza con el caudal aportado por las
restantes unidades), debe ser siempre de cuatro filtros, aún en la primera etapa
constructiva del proyecto. Ese número mínimo debe incrementarse si la velocidad de
lavado requerida exigiera mayor caudal de lavado según 7.2.7 h3).

7.3. FILTRACIÓN DIRECTA ASCENDENTE

7.3.1. Características del Proceso

• Se puede aplicar cuando los valores del agua cruda están dentro de los siguientes
límites de calidad:

Características del agua cruda Valores máximos


• Turbiedad (UT)
¾90 % del tiempo ≤ 25
¾95 % del tiempo ≤ 50
¾100 % del tiempo ≤ 100
• Color verdadero (UC)
¾90 % del tiempo ≤ 20
¾95 % del tiempo ≤ 50
¾100 % del tiempo ≤ 100
• DBO5 (mg/l) ≤5
• Coliformes totales CT(NMP/100 ml) ≤ 5000
• Coliformes fecales CF(NMP/100 ml) ≤ 1000
• Carbono orgánico total (mg/l) ≤2
• Densidad algal (UPA/ml) ≤ 500

Tabla 6. Valores máximos de la calidad del agua cruda para aplicar Filtración
Directa Ascendente

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 81


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Para la adopción de la filtración directa ascendente se debe considerar que es un


sistema de filtración rápida que se caracteriza por los siguientes aspectos:
¾Se aplica únicamente para agua que ha tenido solamente un proceso previo de
coagulación, sin los posteriores de floculación y sedimentación.
¾El escurrimiento es en el sentido ascendente a través del lecho filtrante, o sea
ingreso del líquido a filtrar por el fondo y colecta superficial del líquido filtrado.
¾Posibilidad de efectuar lavados intermedios en una carera de filtración,
efectuando descargas periódicas de fondo (a mayor número mejor eficiencia).
¾Se pueden proyectar filtros con velocidad de filtración constante o declinante.
¾Puede ser la primera etapa en un sistema de filtración ascendente-descendente
(ver 7.4).
¾El mecanismo de la coagulación del agua a filtrar es por neutralización de
cargas, con bajas dosis de coagulante (2 a 20 mg/l de sulfato de aluminio) y pH
entre 6,9 y 7,1, valores inferiores a los establecidos para plantas de
potabilización convencionales, ya que no se requieren flóculos sedimentables
(grandes y pesados) y partículas desestabilizadas para su retención en el lecho
filtrante.
¾En la terminación de una carrera de filtración se tiene “ruptura del manto”
(aumento brusco de la turbiedad o fluidificación del lecho filtrante).
¾Se obtienen mayores resultados aumentando el espesor del lecho filtrante
(menor posibilidad de fluidificación y aumento brusco de la turbiedad).
¾Se obtiene mayor volumen de agua filtrada cuando se la compara con la
filtración convencional descendente, ya que la retención de las impurezas se
produce en todo el manto filtrante.
¾Posibilidad de inyectar agua de fuente externa en la interfase grava-arena, para
evitar la formación de una bolsa de aire durante las descargas de fondo, que al
ascender puede causar perturbaciones sensibles en el medio granular con el
transporte de impurezas, significando deterioro en la calidad física y
bacteriológica del efluente filtrado.
¾Se reduce las dimensiones de la planta potabilizadora proyectada con filtración
rápida convencional, al eliminarse los procesos de floculación y sedimentación.
¾Se pueden obtener carreras de filtración más prolongadas colocando una malla
en la superficie de la unidad.
¾La inyección conjunta de agua y aire en el lavado al finalizar una carrera, puede
ser efectiva para la limpieza del medio granular.
¾Puede utilizarse un pretratamiento sin coagulación química cuando se tengan
aguas crudas que excedan los parámetros especificados en la Tabla 6.
¾Puede aplicarse filtración directa ascendente con velocidad declinante, cuando
el agua cruda presenta valores inferiores a los estipulados en la Tabla 6 y
especialmente respecto a la turbiedad y color.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 82


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Debe proyectarse cámaras de carga individuales para la alimentación de cada


filtro cuando se diseñan descargas de fondo intermedias.

7.3.2. Determinación de Parámetros de Diseño y Operación

• En base a las ventajas y desventajas de la aplicación de la filtración directa


ascendente, el proyectista debe aplicar generalmente parámetros de diseño
obtenidos en determinaciones efectuadas en Laboratorio, con las siguientes
alternativas:
¾Filtrando en papel Whatman 40 el agua previamente coagulada, metodología
generalmente aceptada para plantas de potabilización con capacidad no mayor
a 500 l/s.
¾En filtros de laboratorio.
¾En filtros pilotos con una altura similar a los filtros diseñados, para plantas de
mayor capacidad.

• Los principales parámetros que deben ser analizados y someter sus resultados a
consideración del ENOHSa para justificar el proceso a adoptar, son los siguientes:
¾Dosis y pH de coagulación (valores básicos para el mecanismo de
neutralización de cargas).
¾Polímero más efectivo.
¾Secuencia de aplicación de los coagulantes.
¾Intensidad y tiempo de mezcla.

7.3.3. Parámetros de Diseño y Operación de la Filtración Directa Ascendente

Se debe seleccionar y justificar la adopción de los parámetros de diseño y operación,


dentro de los siguientes rangos deducidos de experiencias en plantas con filtración
directa ascendente:

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 83


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Rango de
Parámetro Observaciones
valores
3 2
• Velocidad media de filtración (m /m . día) 120 a 240
• Velocidad mínima de fluidificación (m/min), tL: tiempo de lavado 10 min
para evitar fuga de los tamaños menores 0,56 a 1,1 hf: pérdida de carga ≤ 2,00 m
de los granos E: expansión = 20%
• Velocidad de aplicación del agua en la
3 2 600 a 1000
interfase en descargas de fondo (m /m .
día)
2
• Velocidad de aplicación del aire (l/s . m )
UL: velocidad de aplicación del
cuando se lo inyecta conjuntamente con el 1,5
agua = 0,35 m/min
agua
• Manto de arena silícea
¾Espesor (m) 1,20 a 1,60
¾Tamaños límites (mínimo y máximo) de 0,5 a 2,0
los granos (mm)
¾Tamaño efectivo D10 0,70 a 0,85
¾Coeficiente de uniformidad 1,50 a 1,65
• Manto soporte
¾Subcapa inferior (de fondo): espesor (m) 10,0 a 7,5 Tamaños límites (mm): 31,7 a
25,4
¾Subcapa intermedia: espesor (m) 10,0 a 7,5 Tamaños límites (mm): 25,4 a
15,9
¾Subcapa intermedia: espesor (m) 10,0 a 7,5 Tamaños límites (mm): 15,9 a
9,6
¾Subcapa intermedia: espesor (m) 12,5 a 7,5 Tamaños límites (mm): 9,6 a
4,8
¾Subcapa intermedia: espesor (m) 20,0 a 15,0 Tamaños límites (mm): 4,8 a
2,4
¾Subcapa intermedia: espesor (m) 12,5 a 7,5 Tamaños límites (mm):9,6 a a
4,8
¾Subcapa superior (superficial): espesor 10,0 a 7,5 Tamaños límites (mm):15,9 a
(m) 9,6
• Capa líquida superficial o sobrenadante (m) 0,60 a 1,00
• Mecanismo de coagulación - Neutralización de cargas

Tabla 7. Parámetros de diseño y operación para la Filtración Directa Ascendente

7.3.4. Estructuras y Sistemas de la Filtración Directa Ascendente

• Sistema drenante

Pueden utilizarse:
¾Vigas longitudinales premoldeadas con orificios (V invertida) (sistema
californiano).
¾Bloques de volumen tronco – piramidal invertido.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 84


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Sistema de ingreso del agua coagulada


¾Un conducto debe conducir el agua coagulada desde el sistema de mezcla
rápida hasta el falso fondo del sistema drenante.
¾Cuando se proyectan descargas intermedias durante la carrera de un filtro,
debe diseñarse un by-pass en ese conducto de ingreso del agua coagulada a
la unidad.

• Sistema de salida superficial del agua filtrada


¾Puede estar compuesto por canaletas o conductos perforados, cámara
colectora, vertederos y conductos de descarga.

• Sistema de descarga superficial del agua de lavado


¾En algunos diseños es común con el sistema colector de agua filtrada y con un
conducto de salida separado. En otros el conducto con orificios se proyecta a
un nivel inferior del correspondiente al de agua filtrada.

• Sistema de aporte del agua de lavado


¾Conducto de ingreso en el falso fondo, con derivación hacia la interfase de la
grava y arena para descargas periódicas de fondo, cuando se proyecta,
mediante otro conducto perforado.

• Sistema de aire para el lavado

Se proyecta cuando se lo requiera para optimizar el lavado.

7.3.5. Descargas de Fondo Intermedias

Se deben considerar los siguientes aspectos:

• Los picos de turbiedad en el efluente se atenúan efectuando varias descargas de


fondo.

• Las carreras de filtración aumentan con el mayor número de descargas.

• El número de descargas de fondo intermedias debe depender esencialmente de las


características del agua cruda y de la evolución de la pérdida de carga en el lecho
granular (grava y arena).

• Cuando se produzcan vacíos perjudiciales en la grava durante las descargas de


fondo intermedias, se debe inyectar agua en un sector cercano a la interfase, arena –
grava, mediante una cañería con orificios, con una velocidad de alrededor de
800 m3 / m2 . día.

• Los períodos entre descarga de fondo deben programarse de acuerdo a la pérdida


de carga total disponible HF (m) y al número de descargas de fondo calculadas N:

∆H = HF / (N + 1) = (H f + H o + H t ) / (N + 1) = crecimiento de la pérdida de carga


entre dos descargas de fondo consecutivas (m), siendo:

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 85


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

H f = pérdida de carga por retención de impurezas en una carrera (m)

Ho = pérdida de carga inicial en el lecho de arena y grava (m)

H t = pérdida de carga turbulenta en el pasaje por drenes, orificios, compuertas y


vertederos (m)

• Se debe calcular el número N de descargas de fondo.

7.4. FILTRACIÓN DIRECTA DOBLE: ASCENDENTE – DESCENDENTE

7.4.1. Características del Sistema

• Se lo debe diseñar cuando los parámetros de calidad del agua cruda exceden los
máximos especificados en la Tabla 6 del Numeral 7.3 – Filtración Directa
Ascendente, especialmente para obtener turbiedades inferiores a 10 UT.

• Se debe considerar a la filtración ascendente como un pretratamiento de la


descendente.

• En la filtración directa doble, las unidades de la filtración ascendente pueden tener


mantos filtrantes de arena gruesa o grava.

• Puede aplicarse mayores velocidades de filtración que en la filtración ascendente.

• Se tiene una mayor eficiencia bacteriológica que en la filtración ascendente.

• Debe estudiarse la posibilidad de obviar la coagulación proyectando un


pretratamiento para reducir la turbiedad y eventualmente el color.

7.4.2. Características de la Filtración directa Ascendente en la Filtración Directa


Doble

• Se la considera como pretratamiento de la filtración descendente en la filtración


directa doble.

• Las características del agua cruda a tratar son similares a las de la filtración directa
ascendente, respecto a la turbiedad (UT) y color aparente (UC).

• El manto filtrante puede ser de arena gruesa o grava.

• A continuación se desarrollan los valores máximos de las características del agua


cruda, determinados en plantas existentes con filtración directa ascendente en la
filtración doble. Esos valores corresponden a experiencias en donde se aplica el
sistema y a conclusiones de investigaciones recopiladas hasta el presente.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 86


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

Características del agua cruda Manto de arena gruesa Manto de grava


• Turbiedad (UT)
¾90 % del tiempo 50 100
¾95 % del tiempo 100 200
¾100 % del tiempo 200 250
• Color verdadero (UC)
¾90 % del tiempo 50 100
¾95 % del tiempo 100 200
¾100 % del tiempo 200 250
• DBO5 (mg/l) 10 10
• Coliformes totales (mg/l) 20000 20000
• Coliformes fecales (mg/l) 5000 5000
• Carbono orgánico total (mg/l) 5 5
• Densidad algal (UPA/ml) 2500 5000

Tabla 8. Valores máximos de parámetros de calidad del agua cruda para la


Filtración Ascendente en la Doble Filtración Directa (Ascendente-Descendente)

• Los parámetros de operación de plantas de potabilización que aplican el sistema, se


indican en la siguiente tabla:

Parámetros de diseño y operación Manto de arena gruesa Manto de grava


• Velocidad de filtración en el filtro
3 2
ascendente (m /m . día) 120 a 240 24 a 144
• Velocidad de filtración en el filtro
3 2
descendente (m /m . día) 200 a 400 200 a 400
• Velocidad ascensional del lavado ≤ 1,00 ≤ 1,00
(m/min)
• Tiempo de lavado (min) 10 10
• Número de descargas de fondo en
el filtro ascendente durante la ≤4 ≤4
carrera de filtración
• Velocidad de aplicación del agua
en la interfase del filtro ascendente 600 a 1000 600 a 1000
3 2
(m /m . día)
• Mecanismo de coagulación Neutralización de carga Neutralización de carga

Tabla 9. Rango de valores de los parámetros de diseño para la Filtración


Ascendente en la Doble Filtración Directa

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 87


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

7.4.3. Características de la Filtración Descendente en la Filtración Directa


Doble

• Parámetros de diseño
También para la Filtración Descendente los valores de los parámetros de Diseño y
Operación que se deben aplicar, son el resultado de experiencias y estudios efectuados
hasta el presente.

Parámetros de diseño y operación Rango de valores


3 2
• Velocidad de filtración (m /m . día) 270 a 285
• Velocidad de lavado (m/min) 0,60 a 1,00
• Tiempo de lavado con agua solamente (min) 10
• Espesor del manto de arena (m) 0,60 a 0,80
• Características granulométricas de la arena Semejante a la filtración rápida
convencional
• Espesor (m) y tamaño de la capa soporte
¾Subcapa superior 0,05 m – 4,8 a 2,0 mm
¾Subcapa intermedia 0,05 – 7,9 a 4,8 mm
¾Subcapa intermedia 0,10 – 15,8 a 7,9 mm
¾Subcapa intermedia 0,15 – 25,4 a 15,8
¾Subcapa inferior 0,15 – 38,0 a 25,4 mm

Tabla 10. Rango de valores de los parámetros de diseño de la Filtración


Descendente en la Filtración Directa Doble

7.5. FILTRACIÓN DIRECTA DESCENDENTE

7.5.1. Características del Proceso

• Generalmente se debe aplicar Filtración Directa Descendente cuando se dispone de


un agua a tratar con valores relativamente bajos de la turbiedad y color, ya que es
más eficiente técnica y económicamente que el tratamiento convencional con
filtración rápida y pretratamiento con coagulación, floculación y sedimentación.

• El proceso de filtración directa descendente debe estar basado en una coagulación


por neutralización de cargas y en la eliminación de la sedimentación, como
pretratamiento previo a la filtración rápida.

• La floculación puede no ser utilizada, dependiendo de la calidad del agua cruda, del
tamaño de las partículas de las características del medio filtrante y de la velocidad de
filtración. En consecuencia se tiene la filtración Directa con Floculación y la Filtración
Directa sin Floculación.

• Para tener en cuenta la posibilidad de cambios en las características del agua cruda
y del proceso, se deben proyectar “by pass” entre los procesos de coagulación,
floculación y filtración.

• En la Filtración Directa Descendente, la velocidad de filtración debe ser constante.

• Características del agua cruda a tratar:

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 88


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

En la Tabla 11, se desarrollan las frecuencias de los valores límites de las


características del agua cruda a tratar, también consecuencia de experiencias y
estudios realizados sobre este sistema de filtración y que deben considerarse para
aplicar Filtración Directa Descendente.

Características del agua cruda Frecuencia del valor límite máximo


95 % 100 %
• Turbiedad (UT) < 25 < 100
• Color verdadero (UC) < 25 < 50
• Carbono orgánico total (mg/l) - <5
• Sólidos suspendidos totales (mg/l) < 50 < 150
• Concentración de algas (UPA/ml) < 500 < 1000
• Coliformes fecales < 100 < 500
• Coliformes totales < 500 < 2500
• Hierro total (mg/l) <5 < 10
• Manganeso total (mg/l) <1 <2
• Turbiedad para color verdadero inferior a 10 UC - 200
• Color verdadero para turbiedad inferior a 5 UT - 100

Tabla 11. Frecuencia de los valores límites máximos que caracterizan al agua
cruda para el empleo de la Filtración Directa Descendente

• Características de los mantos de arena, antracita y granate, que deben considerarse


en la Filtración Directa Descendente

Material filtrante Rango de valores


• Manto de arena sola prácticamente uniforme
¾
Tamaño de los granos (mm) 0,84 a 1,68
¾
Tamaño efectivo (mm) 1,00 a 1,30
¾
Coeficiente de uniformidad < 1,20
¾
Espesor del manto (m) 1,00 a 1,50
• Manto únicamente de antracita
¾
Tamaño de los granos (mm) 1,00 a 2,40
¾
Tamaño efectivo (mm) 1,20 a 1,50
¾
Coeficiente de uniformidad < 1,3
¾
Espesor del manto 1,20 a 1,80
• Manto de dos o tres capas
¾
Antracita
™Tamaño de los granos (mm) 0,71 a 2,40
™Tamaño efectivo (mm) 1,0 a 1,3
™Coeficiente de uniformidad < 1,5
™Espesor de la capa (m) 0,50 a 0,80
¾
Arena
™Tamaño de los granos (mm) 0,42 a 2,00
™Tamaño efectivo (mm) 0,5 a 0,6
™Coeficiente de uniformidad < 1,5
™Espesor de la capa (m) 0,20 a 0,40
¾
Granate
™Tamaño de los granos (mm) 0,21 a 0,59
™Tamaño efectivo (mm) 0,25 a 0,35
™Coeficiente de uniformidad < 1,5
™Espesor de la capa (m) 0,10 a 0,15

Tabla 12. Rango de valores del material filtrante en Filtración Directa


Descendente

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 89


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Parámetros de diseño

A continuación se desarrollan los rangos de valores de los parámetros de diseño que


deben considerarse en la filtración directa Descendente, según experiencias:

Parámetros de diseño Rango de valores


• Velocidad de filtración constante o variable
3 2
(m /m . día) ≤ 600
• Carga hidráulica disponible (medio filtrante
limpio y retención de impurezas) en una 2,00 a 2,50
carrera mínima de 12 h (m)
• Aplicación de polímero sintético no iónico
para turbiedad mayor a 10 UT 0,2 mg/l
• Tiempo de floculación (min) 5 a 20
-1
• Gradiente de velocidad (s ) 50 a 150
• Mecanismo de coagulación Neutralización de cargas

Tabla 13. Rango de valores de parámetros de diseños y operación en la


Filtración Directa Descendente

7.6. FILTRACIÓN LENTA

7.6.1. Características del Proceso

Para adoptar la Filtración Lenta se debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

• Disponer de agua cruda cuya calidad normal tenga bajos contenidos de turbiedad,
color, coliformes fecales y densidad algal, según se indica en el Numeral 7.6.3.

• Bajas velocidades de filtración (menores a 6 m3/m2. día).

• Se considera el mejor proceso de filtración en lo relativo a la eficiencia bacteriológica.

7.6.2. Selección del Proceso de Filtración Lenta

• Para seleccionar el proceso debe tenerse en cuenta entre otras consideraciones,


además de la calidad del agua cruda, el riesgo sanitario que representa la fuente y la
capacidad económica de los futuros usuarios.

• Cuando en ciertas épocas del año varía la calidad normal del agua, se debe efectuar
ensayos de sedimentabilidad y filtrabilidad. Si en esas pruebas se superan los
valores límites máximos establecidos para filtración lenta de arena sola, se debe
adicionar un pretratamiento, según se establece en la Tabla 14.

• Excepcionalmente cuando no se pueda aplicar pretratamiento por razones técnicas y


económicas, se tiene la alternativa del eventual uso en caso de emergencias, de un
pretratamiento compuesto por coagulación y por una floculación y sedimentación
incluidas en una sola unidad.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 90


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• En todos los casos se debe proyectar desinfección final y reserva del agua filtrada.

7.6.3. Límites de Calidad del Agua Cruda

En la Tabla 14 se especifican los límites de la calidad que se deben considerar para


diseñar filtración lenta de arena solamente o con pretratamiento previo a la filtración lenta
de arena. Ese pretratamiento puede ser presedimentación en estanques, embalses,
reservorios naturales, sedimentación preliminar, filtración gruesa de grava o filtración
dinámica de grava.

Valores máximos para tecnologías sin coagulación química


Filtración lenta Filtración lenta Filtración Filtración Filtración
solamente con mantas gruesa + gruesa + dinámica de grava
Parámetros básicos sintéticas filtración lenta filtración lenta + filtración gruesa
del con mantas + filtración lenta
agua cruda sintéticas con mantas
sintéticas
FL solamente FL con MS FG + FL FG + FL con FD + FG + FL con
MS MS
Turbiedad (UT) 10 10 25 50 100
Color verdadero
5 5 5 5 10
(ua)
DBO5 (mg/L) 5 5 10 10 10
Coliformes totales
1.000 2.000 5.000 10.000 20.000
(NMP/100 ml)
Coliformes fecales
500 500 1.000 3.000 5.000
(NMP/100 ml)
Densidad algal
250 250 1.000 1.000 2.000
(UPA/ml)
Oxígeno disuelto
≥5 ≥5 ≥4 ≥4 ≥4
(mg/L)
Hierro total (mg/L) 1 3 3 3 3
Manganeso (mg/L) 0,2 0,2 0,3 0,3 0,5
Sustancia
potencialmente Corresponden a valores máximos establecidos en Normas de
perjudicada a la Potabilización
salud pública
Fuente: “Métodos y Técnicas de Tratamiento de Agua” de Luis Di Bernardo (Publicación
patrocinada por ABES-Brasil-1993).

Referencias: FD: filtración dinámica con manto de grava.


FG: filtración gruesa con manto de grava o arena gruesa.
FL: filtración lenta de arena, con o sin manta sintética sobre la superficie
filtrante (MS).
D: desinfección del efluente filtrado que debe aplicarse en todos los casos.
N: neutralización del pH cuando los valores superen o sean inferiores a los
límites establecidos en Normas de Potabilización.
Tabla 14. Tecnologías aplicadas para tratamiento sin coagulación química, de
acuerdo a los parámetros básicos máximos del agua cruda

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 91


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

7.6.4. Criterios de Diseño y Operación

Se debe efectuar ensayos de Laboratorio para determinar los parámetros óptimos para el
diseño y operación de los filtros lentos con el agua cruda, especialmente de épocas
normales y eventuales cuando cambia la calidad de la misma.

Caso contrario se puede presentar al ENOHSa la justificación de criterios de diseño y


operación basados en los indicados en la tabla siguiente, resultado de muchas
experiencias realizadas hasta el presente.

Rango de
Parámetro de diseño y operación Observación
valores
3 2
• Velocidad media de filtración (m /m . día) Valores máximos
¾Únicamente filtración lenta 2,4 a 4,8
¾Sedimentación preliminar o filtración gruesa 3,6 a 7,2
en grava más filtración lenta
¾Sedimentación preliminar o filtración gruesa, 7,2 a 12,0
más mantas sintéticas, más filtración lenta
¾Solamente filtración de dos unidades en 4,8
paralelo, operando solamente una
• Número de filtros de una batería
¾Para superficie Af ≤ 50 m2 ≥1 Limpieza manual
¾Para superficie Af = 50 a 100 m2 ≥2 Limpieza manual
¾Para superficie Af = 100 a 250 m2 ≥3 Limpieza manual
¾Para superficie Af = 250 a 500 m2 ≥4 Limpieza manual o mecanizada
¾Para superficie Af = 500 a 1000 m2 ≥5 Limpieza manual o mecanizada
¾Para superficie Af ≥ 1000 m2 ≥ 10 Según aspectos económicos
• Manto de arena silícea
¾Espesor e (m) 0,80 a 1,00 Capa activa e’ > 0,40
¾Tamaño efectivo D10 (mm) 0,10 a 0,40 0,10 para claras y 0,40 para
aguas turbias
¾
Coeficiente de uniformidad Cu ≤3
¾
Densidad relativa de los granos 2,60 a 2,70
• Manto de grava: subcapas
¾
Superior (superficial)
™Espesor e (m) 0,05
™Tamaño máximo (mm) 1,5 a 4,0
™Tamaño mínimo (mm) 0,5 a 2,0
¾
Intermedia
™Espesor e (m) 0,05
™Tamaño máximo (mm) 2,5 a 2,6
™Tamaño mínimo (mm) 4,0 a 15,0
¾
Inferior
™Espesor e (m) 0,10
™Tamaño máximo (mm) 10,0 a 40,0
™Tamaño mínimo (mm) 5,0 a 20,0
¾
Densidad de la grava 2,60 a 2,70
¾
Altura líquida o sobrenadante (m) ≤ 2,00 En la puesta en marcha

Tabla 15. Rango de valores de los parámetros de diseño y operación de la


Filtración Lenta de Arena

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 92


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

7.6.5. Estructuras de la Filtración Lenta

• Sistema de drenaje del agua filtrada


¾Debe justificarse la adopción del sistema de drenaje en función de la velocidad
media de filtración Uf (m3/m2 . día).
¾De acuerdo a experiencias las alternativas más eficientes resultan las de
ladrillos comunes colocados para formar canales colectores inferiormente y una
capa superior con juntas abiertas para sostener a los mantos de arena, siendo
la restante de conductos perforados y juntas abiertas.

• Ingreso del líquido a filtrar

Debe cumplir con las siguientes especificaciones:


¾Asegurar una repartición uniforme en todas las unidades de una batería de
filtros, regulando el caudal a filtrar.
¾Uniformar el flujo de ingreso a la unidad.
¾Reducir la energía hidráulica del chorro sobre la superficie del lecho filtrante.
¾Drenar el agua del sobrenadante cuando se limpia.
¾Graduar el nivel líquido del sobrenadante.

• Salida del líquido filtrado


¾Debe cumplir con las siguientes funciones:

™Mantener constante el caudal filtrado Qf (m3/d) y en consecuencia la


velocidad media de filtración U f (m3/m2. día).
™Evitar presiones negativas dentro del lecho de arena.
™Permitir el llenado inferior de un filtro puesto fuera de servicio, con el flujo de
las restantes unidades de la batería.
™Regular y bloquear la salida del agua filtrada.
™Posibilitar la medición del caudal filtrado.

• Diseño del sistema de salida


¾Mientras el sistema de ingreso debe regular el caudal a filtrar, el sistema de
salida del efluente filtrado debe ser diseñado para mantener constante la
velocidad de filtración de diseño.
¾Para ello debe mantenerse constante la carga hidráulica disponible sobre el
lecho filtrante.
¾Esa situación se logra permitiendo una variación de niveles líquidos operativos,
ya sea en el sobrenadante del filtro o en la cámara colectora del líquido filtrado,
(donde se instala el elemento de control), según sea el sistema adoptado.
¾Esa variación de niveles líquidos operativos debe acompañar al
correspondiente incremento de las pérdidas de carga producidas por el

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 93


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

escurrimiento del líquido durante una carrera de filtración, a través del lecho
filtrante, capa soporte, sistema drenante, conductos, orificios y vertederos de
descarga del efluente filtrado (cuando se la diseña).
¾En ambos casos los niveles líquidos de esa variación (máximo y mínimo),
deben ser determinados especialmente por razones económicas y
constructivas.

• Los sistemas de ingreso y salida deben ser adoptados de acuerdo a experiencias


positivas y ser aceptados por ENOHSa.

7.6.6. Especificaciones Generales

• El lecho filtrante debe estar constituido por granos de arena silícea redondeados y
duros, libres de arcilla y materia orgánica al igual que la grava.

• La arena debe contener un máximo de 2 % de carbonato de calcio y magnesio.

• Debe garantizarse que antes de su colocación en la caja del filtro, la arena y la grava
estén libres de limo y materia orgánica, debiendo ser lavadas de no cumplir con este
requisito.

• Debe especificarse el sistema de limpieza de la subcapa colmatada del manto


filtrante.

7.7. FILTROS DINÁMICOS DE ARENA

7.7.1. Características

• Es una variante de los filtros lentos convencionales.

• La limpieza se realiza con el flujo horizontal de autolavado.

• Se requiere aproximadamente mayor caudal afluente en cada unidad.

• El tirante líquido sobre el lecho de arena es pequeño (h ≤ 2 cm).

• Menor espesor del lecho filtrante.

• El sistema ha demostrado ser eficiente en la reducción bacteriana.

7.7.2. Característica del Agua Cruda

Para utilización de los filtros dinámicos de arena se deben considerar los siguientes
valores de la calidad requerida del agua cruda:

• Turbiedad

¾Durante la mayor parte del año: ≤ 50 UT.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 94


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾En períodos de corta duración (no mayor a 48 h) con bruscos aumentos de la


turbiedad: ≤ 150 UT.

• Color aparente

¾Durante la mayor parte del año: ≤ 30 UC.


¾En períodos de corta duración (no mayor a 48 h) con bruscos aumentos del
color aparente: ≤ 50 UC.

• Coliformes fecales
¾Valor máximo: 104 NMP/100 ml.

7.7.3. Velocidad Media de Filtración

• Para el diseño y operación pueden adoptarse, los siguientes valores de la velocidad


media de filtración Uf (m3/m2 , día o m/h):
¾Para turbiedad comprendida entre 10 y 50 UT:

Uf = 2,4 m3/m2 . día (0,10 m/h) a 4,8 m3/m2 . día (0,20 m/h), siendo el valor
menor para aguas con mayor turbiedad y viceversa
¾Para aguas claras, con turbiedad < 10 UT: Uf = 7,2 m3/m2 . día (0,30 m/h).

7.7.4. Caudal de Ingreso al Filtro

• Caudal total de ingreso a cada unidad: Q = 10 Qf, siendo:

Qf = caudal a filtrar en la unidad (m3/d ó m3/s)

QL = Q – Qf = caudal del escurrimiento sobre el lecho de arena, denominado de


autolimpieza (m3/d ó m3/s)

• Otro valor de Q en relación a Qf debe ser justificado de acuerdo a experiencias


valederas.

7.7.5. Dimensionamiento

• A f = Q f / U f = área rectangular del lecho filtrante (m2)

• A f = L f / B f = r . B f . B f = r . B f2 = área filtrante, siendo:

¾r = L f / B f = 5 = relación entre la longitud L f y el ancho Bf

• B f = (A f / r)1/2 = ancho de la superficie filtrante, que debe justificarse si es mayor de


2,40 m o menor de 1,20 m

• L f = A f / B f = r . B f = longitud del lecho filtrante (m)

• H = 0,96 a 1,65 m = altura total de la caja filtrante

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 95


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Número de unidades de una batería: debe aplicarse el criterio adoptado para los
filtros lentos de arena, siendo su número igual o mayor a 2.

7.7.6. Lecho Filtrante de Arena

Ha = 0,50 a 0,70 m = espesor de la capa de arena filtrante. Se deben justificar otros


valores.

D10 = 0,25 a 0,35 mm = tamaño efectivo de la arena, con tamaños límites entre 0,2 y
1,10 mm. Los tamaños menores deben corresponder a los 0,15 m superficiales,
siendo el coeficiente de uniformidad máximo CU = 3

7.7.7. Manto Sostén

Debe diseñarse de igual forma que para los filtros lentos convencionales y depende del
sistema de drenaje adoptado.

7.7.8. Sistema de Drenaje

Debe ser similar al de los filtros lentos convencionales, generalmente de ladrillos


comunes formando canales longitudinales.

7.7.9. Regulación de la Velocidad de Filtración

• Debe proyectarse en la cámara colectora de agua filtrada, un dispositivo hidráulico


para regular el pasaje del caudal efluente, de tal manera que se mantenga constante
el tirante líquido del sobrenadante y del escurrimiento superficial de autolimpieza,
evitando también presiones negativas en el lecho filtrante.

• Puede aplicarse el sistema telescópico compuesto por un caño fijo vertical dentro del
cual se desliza el caño suspendido mediante un elemento flotante. Otro dispositivo
debe ser justificado ante el ENOHSa.

• El dispositivo debe tener las siguientes funciones:


¾Mantener constante el caudal filtrado del efluente, regulando la carga hidráulica
sobre el caño móvil.
¾Acompañar las variaciones del nivel líquido en la cámara colectora de agua
filtrada dentro de dos límites. El máximo cuando se termina la carrera por
colmatación del lecho filtrante y el mínimo cuando comienza la carrera con el
manto filtrante limpio.
¾La diferencia de niveles líquidos debe corresponder a las pérdidas de carga
durante una carrera, en el lecho de arena, capa soporte, sistema drenante,
orificios, conductos y la referida carga hidráulica sobre el caño móvil.
¾El nivel líquido mínimo de la cámara colectora debe ser superior al de la
superficie del lecho filtrante, para evitar presiones negativas en el mismo.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 96


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

7.7.10. Sistema de Autolimpieza de una Unidad

• El flujo de autolimpieza sobre la superficie filtrada, debe calcularse como


escurrimiento en un canal con las mismas dimensiones de la caja filtrante de ancho
B f (m) y longitud L f (m), entre el ingreso del caudal total Q (m3/s) hasta el vertedero
de descarga del caudal sobrante Qd = Q – Qf ≅ 9 Qf (m3/s).

• La velocidad de autolimpieza debe calcularse aplicando la expresión:


Uau = Qe / (h . Bf) (m/s), siendo:

Qe = (Q – Qf ) / 2 ≅ 9,5 Qf = caudal medio superficial de autolimpieza (m3/s). Debe


oscilar entre 0,20 y 0,30 m para evitar arrastres del lecho de arena.

B f = ancho del canal de autolimpieza (m)

h = tirante líquido del escurrimiento superficial que deberá variar entre 0,8 y 2,0 cm.

• La pendiente del fondo del canal de autolimpieza o de la superficie filtrante, debe


calcularse con la siguiente expresión:

i = (n . Ue / R2/3)2 = (n . Ue / h2/3 )2 ≅ (0,02 Ue / h2/3 )2 = pendiente de autolimpieza,


(mm) (generalmente del 6 0/00 para el caudal Q = 10 Qf), donde:

n ≅ 0,02 = coeficiente de Manning para lecho de arena.

R = radio hidráulico del flujo ≅ h

Ue = caudal de autolimpieza (m/s)

∆h = i . L f = desnivel del canal de autolimpieza (m)

7.7.11. Sistema de Ingreso a Cada Unidad de una Batería

• Se debe diseñar para tener repartición uniforme y evitar depósitos o erosiones en las
estructuras diseñadas, especialmente en la zona inicial del lecho filtrante o sea en el
comienzo del canal de autolimpieza.

7.7.12. Operación y Mantenimiento

• Debe indicarse el método de limpieza de cada unidad colmatada, que debe ocurrir
cuando se tenga el nivel máximo Nmáx (m) en la cámara colectora de agua filtrada.
Generalmente el método más aplicado debe ser el de rastrillado superficial con el
flujo del caudal de autolimpieza Qe (m3/s), mientras la filtración queda bloqueada.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 97


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

7.7.13. Generalidades

Todos los parámetros de diseño, operación y mantenimiento de sistemas con filtros


dinámicos, deben ser justificados y aprobados por el ENOHSa.

7.8. FILTRACIÓN A PRESIÓN

7.8.1. Características del Proceso

• Puede proyectarse la filtración rápida directa en unidades a presión, con flujo


descendente en lechos uniformes o estratificados, duales o triples.

• Los filtros a presión son filtros rápidos donde el proceso se realiza dentro de
recipientes cerrados, generalmente construidos con chapa de acero.

• Esos recipientes reciben el agua floculada a presión y suministran agua filtrada


también a presión.

7.8.2. Diseño Adoptado

• En todos los casos se debe justificar la adopción de filtración a presión como


alternativa a la filtración a gravedad.

• Se debe justificar además, en detalle, la adopción del tipo de filtro de los parámetros
de diseño y de las características constructivas y operativas, las que deben ser
aprobadas por ENOHSa.

7.8.3. Características Aconsejadas Para el Sistema de Filtros a Presión

• Posición: verticales u horizontales.

• Flujo: descendente.

• Presión de trabajo: 3 Kg/cm2.

• Diámetro máximo: 3,00 m.

• Altura máxima del vertical: 2,50 m.

• Longitud máxima del horizontal: 8,00 m.

• Colector inferior (tipos):


¾Colector y laterales.
¾Colector, laterales y toberas.
¾Falso fondo y toberas.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 98


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

• Lavado
¾Con agua solamente: 36 a 60 m3 /m2 . h.
¾Con agua y aire: 40 a 50 m3 /m2 . h para el aire y 20 a 40 m3 /m2 . h para el
agua
¾Pérdida de carga: 4,50 m.c.a.

• Altura del lecho filtrante


¾Simple: verticales entre 0,60 y 0,80 m de arena y horizontales entre 0,30 y
0,80 m.
¾Dual: (70% antracita y 30% arena): verticales entre 0,60 y 0,90 m y horizontales
entre 0,30 y 0,80 m.
¾Triple: (60% antracita, 25% arena y 15% granate): verticales entre 0,60 y 0,90
m y horizontales entre 0,60 y 0,80 m.

• Altura del manto soporte (según sea el sistema colector inferior):


¾Grava estratificada: verticales entre 0,30 y 0,40 m y horizontales entre 0,40 y
0,80 m.
¾Grava uniforme: 0,10 a 0,20 m.

7.8.4. Presiones Manométricas de Diseño y Operativas

• La presión de lavado debe estar comprendida en un rango de 0,8 a 1,2 Kg/cm2.

7.8.5. Recipientes

• Deben ajustarse a la norma IRAM 1-4 (1993) o las que se aprueben en el futuro,
para los siguientes aspectos:
¾Cálculo del proyecto y su fabricación.
¾Ubicación de las instalaciones.
¾Preparación de las superficies de los recipientes.
¾Revestimientos exteriores e interiores de los recipientes.

• Debe diseñarse todos los elementos del exterior de los recipientes de los filtros a
presión: materiales, conductos medidores (presión y caudales), válvulas, conexiones
y todo elemento requerido en la operación del sistema.

7.8.6. Elementos Interiores de los Filtros

La distribución del agua a filtrar la recolección del agua filtrada y la impulsión y


recolección del agua de lavado, deben ser uniformes y producir reducidas pérdidas de
carga.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 99


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

7.8.7. Instrumentación Requerida

Para la operación normal de una planta de potabilización con filtración a presión, el


proyecto debe prever el equipamiento necesario para controlar los siguientes parámetros:

• Temperatura del agua.

• Presión.

• Caudal.

• pH.

• Turbiedad.

• Indicadores.

• Registros.

• Control y comando.

• Automatización: pérdida de carga, turbiedad, carreras de filtración.

7.8.8. Datos Garantizados

En caso de adquirirse un filtro a presión se debe exigir la presentación y posterior


cumplimiento de, por lo menos, los siguientes datos garantizados:

1). De proceso

• Calidad del agua tratada:


¾Turbiedad (UNT).
¾pH.
¾Composición química.

• Productos químicos
¾Coagulante: (dosis, tipo).
¾Ayuda de coagulación (polielectrolito, dosis, tipo).
¾Alcalinizante (dosis, tipo).

• Caudales
¾Caudal neto producido (m3/día).
¾Caudal medio (m3/día).
¾Caudal máximo (m3/día).
¾Presión de diseño y presión de trabajo (Kg/cm2).

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 100


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Tipo de lavado (agua solamente, aire – agua, aire y agua).


¾Caudal y presión del agua de lavado (m3/h; Kg/cm2).
¾Caudal y presión de aire (m3/h; Kg/cm2).
¾Duración de lavado (según tipo – minutos).
¾Volumen de agua de lavado (m3/día).

• Duración de la carrera (en función del agua a tratar).


¾Para T = 50 UNT Dc = ......... (horas)
¾Para T = 30 UNT Dc = ......... (horas)
¾Para T = 20 UNT Dc = ......... (horas)
¾Para T < 20 UNT Dc = ......... (horas)

2) De materiales

• Electrobombas
¾Tipo, modelo, marca.
¾Características constructivas.
¾Curvas de funcionamiento.
¾Motor, modelo, marca, potencia

• Filtros
¾Tipo (horizontal o vertical).
¾Diámetro (m).
¾Largo (m).
¾Superficie filtrante (m2).
¾Presión de diseño (kg/cm2).
¾Material constructivo:
™Cilindro y casquetes; espesores (mm).
™Revestimientos, interiores y exteriores.
¾Material filtrante:
™Composición (granulometría; TE; CU).
¾Material soporte.
™Composición (granulometría).
¾Internos, material constructivo; tipo.
¾Válvulas: tipo, marca, diámetro.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 101


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

¾Cañerías del filtro: material, tipo, diámetro.

• Instrumentos
¾Caudalímetros (tipo, marca, modelo).
¾pH metros (tipo, marca, modelo).
¾Turbidímetros (tipo, marca, modelo).
¾Analizador de cloro residual (tipo, marca, modelo).
¾Otros: (describir).

• Tablero eléctrico
¾Gabinete.
¾Interiores.

• Cañerías del sistema


¾Materiales, tipo, diámetros.

3). De operación

• Consumo de productos químicos (Kg/m3 de Agua Tratada).

• Consumo de energía eléctrica (Kwh/m3 de Agua Tratada).

• Personal.
¾Profesionales (horas/m3 de Agua Tratada).
¾Técnicos (horas/m3 de Agua Tratada).
¾Operarios (horas/m3 de Agua Tratada).

• Repuestos necesarios para un año de operación.

Criterios Básicos - Cap. 5 – Plantas de potabilización / pág. 102


ENOHSA ENTE NACIONAL DE OBRAS HÍDRICAS DE SANEAMIENTO

8. LABORATORIO

• Cuando el sistema de potabilización abastezca a ciudades de gran población, la


tarea de control de calidad del agua tratada y de la calidad del agua en la red puede
estar a cargo de un Laboratorio Central. En estos casos, el Laboratorio de Planta se
puede dedicar exclusivamente al control de la operación de los procesos de
potabilización, mientras que el control de la calidad del agua final y del agua tratada
en la red puede estar a cargo del Laboratorio Central.

• El Laboratorio de la Planta de Potabilización debe tener como mínimo las siguientes


funciones:
¾Medir y registrar las características del agua a tratar y sus variaciones.
¾Medir, registrar y controlar las características del agua tratada que entra al
sistema de distribución, verificando que cumpla con las normas establecidas.
¾Medir, registrar y controlar la calidad del agua en el sistema de distribución.
¾Medir, registrar y controlar la eficiencia de cada proceso clave del tratamiento,
como por ejemplo: coagulación, floculación, sedimentación, filtración,
ablandamiento, eliminación de hierro y manganeso, desinfección,
neutralización del pH, control de olores y sabores, entre otros, verificando que
su operación se efectúe según lo previsto.

• La capacidad analítica del Laboratorio de Planta depende principalmente de la


complejidad de los procesos a controlar y del tamaño de la Planta de Potabilización.
Por lo general, es conveniente dividir al Laboratorio en zonas dedicadas a objetivos
específicos, por ejemplo: recepción de muestras, análisis químicos generales,
microbiología, microscopía, sala de balanzas, sector de análisis instrumentales
orgánicos, sector de análisis instrumentales inorgánicos y otras que se pueden
considerar adecuadas. Los lugares donde se almacenen las drogas y las muestras
deben estar a resguardo de cualquier tipo de contaminación.

• El Laboratorio debe contar asimismo, con espacio suficiente para guardar las drogas,
el material de vidrio y el equipamiento portátil así como mesadas suficientes para los
instrumentos y áreas para el lavado del material. De este modo, el Laboratorio de
Planta comprende, además de las áreas específicamente dedicadas a la realización
de análisis, otras dependencias auxiliares tales como droguero, oficinas y depósitos.
Cuando en la planta existen procesos de potabilización especiales, como por ejemplo
adsorción o flotación, es conveniente prever un espacio para la instalación y prueba
de sistemas piloto.

• El Laboratorio de Planta debe estar dotado de buena iluminación, ser un lugar limpio
y bien mantenido, y constituir un lugar de trabajo agradable, con temperatura y
humedad controladas, preferentemente equipado con aire acondicionado, siendo
destinado exclusivamente a las finalidades para las que está previsto.

• El Laboratorio de