Está en la página 1de 7

Foja:58

Cincuenta y Ocho

Santiago, catorce de Junio de dos mil doce.


VISTOS:
En estos autos RIT Nº O-3934-2010, RUC Nº 1040050349-K del
Segundo Juzgado de Letras del Trabajo, por sentencia de diecisiete de Junio
de dos mil once la juez titular de dicho tribunal doña Lorena Renate Flores
Canevaro rechazó la demanda interpuesta por el abogado don Rodolfo
Caballero Muñoz en representación de 133 personas que allí se
individualizan, en contra de Central Store Limitada, sin costas.
En contra de esta sentencia el mismo abogado, por los demandantes,
dedujo recurso de nulidad fundado en la causal prevista en el artículo 477 del
Código del Trabajo.
Declarado admisible el recurso se procedió a su vista, oportunidad en
que alegaron los apoderados de ambas partes.
CONSIDERANDO:
PRIMERO: Que la causal de nulidad invocada, prevista en el artículo
477 del Código del Trabajo, se refiere a haberse dictado la sentencia con
infracción de ley, con influencia sustancial en lo resolutivo.
La infracción se alega en relación al artículo 45 inciso 1 º parte final del
Código del Trabajo.
SEGUNDO: Que la norma legal que se alega infringida dispone:
“El trabajador remunerado exclusivamente por día tendrá derecho a la
remuneración en dinero por los días domingo y festivos, la que equivaldrá al
promedio de lo devengado en el respectivo periodo de pago, el que se
determinará dividiendo la suma total de las remuneraciones diarias
devengadas por el número de días en que legalmente debió laborar en la
semana. Igual derecho tendrá el trabajador remunerado por sueldo mensual
y remuneraciones variables, tales como comisiones o tratos, pero, en este
caso, el promedio se calculará sólo en relación a la parte variable de sus
remuneraciones”
Este último párrafo fue agregado por el artículo único de la Ley 20.281
“Los empleadores que a la fecha de entrada en vigencia de esta ley
hubieren pactado sueldos base inferiores a un ingreso mínimo mensual en
los contratos de trabajo, sean estos individuales o producto de negociaciones
colectivas, deberán, dentro de seis meses desde la entrada en vigencia de la
presente ley, ajustar la diferencia entre el sueldo base convenido y el ingreso
mínimo con cargo a los emolumentos variables, lo que deberá reflejarse en
las respectivas liquidaciones de remuneraciones.
Este ajuste no podrá significar una disminución de las
remuneraciones. Para estos efectos, se entenderá que hay una disminución
de la remuneración cuando una vez efectuado el ajuste, el trabajador
percibiere una menor remuneración que la que habría percibido en las
mismas condiciones, antes del ajuste.”.
TERCERO: Que el señalado artículo 45 del Código del Trabajo
estableció el beneficio denominado semana corrida, y es la interpretación de
esta norma, en armonía con el artículo transitorio de la Ley 20.281 la que
origina la controversia entre las partes.
En efecto, los demandantes pretenden que este beneficio se calcule
sobre la base del total de las remuneraciones variables, incluida la parte de
ella ya imputada al sueldo fijo para los efectos de ajustar la remuneración al
ingreso mínimo mensual, en tanto que la demandada sostiene que la semana
corrida debe calcularse sobre el resto de la remuneración variable una vez
efectuado el señalado ajuste mediante la imputación que permite la ley.
CUARTO: Que la sentencia establece los siguientes hechos, que
resultan inamovibles:
a) que todos los trabajadores demandantes tienen contrato de trabajo
vigente con anterioridad a la entrada en vigencia de la Ley 20.281 de 21 de
Julio de 2008.
b) que el sueldo base de los demandantes, pactado en sus respectivos
contratos de trabajo, era inferior al ingreso mínimo mensual.
c) que todos ellos tienen derecho al beneficio de semana corrida desde
la entrada en vigencia de la Ley 20.281.
d) que la empleadora realizó el ajuste a que se refiere el artículo
transitorio de la ley 20.281 para los efectos de igualar el sueldo base de los
remuneración variable el monto necesario para que dicho sueldo base
alcanzara la suma del respectivo ingreso mínimo.
e) que luego de este ajuste, la demandada calculó la semana corrida
sobre el resto de la remuneración variable una vez efectuado al ajuste, y de
esa forma ha continuado pagando el señalado beneficio.
QUINTO: Que resolviendo la controversia jurídica la sentencia tiene
presente, en primer lugar, que el artículo 42 del Código del Trabajo
imperativamente dispone que “El sueldo no podrá ser inferior a un ingreso
mínimo mensual”, y luego que el inciso 2º del artículo transitorio de la Ley
20.281 establece que el ajuste en referencia “no puede significar una
disminución de las remuneraciones”.
Y luego de referirse a la historia fidedigna de la ley, considera que esta
normativa no tuvo por objeto un aumento de las remuneraciones de estos
trabajadores, concluyendo que realizado el ajuste del sueldo fijo con la
remuneración variable, esta última pasa a formar parte del primero, y que la
parte variable de la remuneración no afectada por dicho ajuste es la que
debe servir de base para calcular la semana corrida.
SEXTO: Que fundando la causal de nulidad que alega el recurrente
sostiene que se ha infringido el artículo 45 inciso 1º parte final del Código del
Trabajo por cuanto no ha sido interpretado de conformidad al artículo 19 del
Código Civil, pues se ha desatendido su tenor literal, lo que ha llevado al
rechazo de la demanda.
En efecto, alega que el artículo transitorio de la Ley 20.281 que cita la
sentenciadora no se refiere al cálculo de la semana corrida, y que debe
estarse al claro tenor literal del mencionado artículo 45 que ordena calcular
la semana corrida en relación a la remuneración variable del trabajador, sin
considerar descuentos ni ajuste alguno, norma que el fallo deja de aplicar por
una errónea interpretación.
Alega que del mismo modo se infringió el señalado artículo transitorio
de la Ley 20.281 al darle una interpretación errada y aplicarlo al caso de
autos cuando no correspondía hacerlo.
SEPTIMO: Que para la interpretación de la ley, esto es, para
determinar su verdadero sentido y alcance, el sentenciador debe considerar
en esta caso, ha sido expresamente manifestada al disponer en el inciso 2º
del artículo transitorio de la Ley 20.281 que “Este ajuste no podrá significar
una disminución de las remuneraciones. Para estos efectos, se entenderá
que hay una disminución cuando, una vez efectuado el ajuste, el trabajador
percibiere una menor remuneración que la que habría percibido en las
mismas condiciones, antes del ajuste”.
OCTAVO: Que conforme a los hechos que han quedado establecidos,
relatados en el motivo cuarto precedente, los demandantes percibían sueldo
base inferior al ingreso mínimo mensual por lo que la empleadora debió
realizar el ajuste dispuesto en la ley, para lo cual imputó a dicho sueldo base
parte de las remuneraciones variables, de modo tal que al calcular la semana
corrida lo hizo sobre un monto inferior del que se consideraba para este
efecto con anterioridad al ajuste. De lo anterior no cabe sino concluir que
esta operación significó una disminución de la remuneración de estos
trabajadores, produciéndose una situación expresamente prohibida en la ley.
NOVENO: Que la sentenciadora ha estimado que la parte de la
remuneración variable imputada al sueldo base dejó de ser tal para pasar a
formar parte de este último, efecto no previsto en la ley y que produce una
infracción tanto del artículo 45 del Código del Trabajo, que ordena calcular el
beneficio de la semana corrida sobre la remuneración variable, debiendo
entenderse sobre lo es en su totalidad, como del artículo transitorio de la Ley
20.281 en la parte que expresamente dispone que el ajuste permitido en
dicha normativa no puede significar una disminución de las remuneraciones
del trabajador.
Cabe recordar que ninguna modificación introdujo el mencionado
artículo transitorio al texto del artículo 45 del Código del Trabajo, única forma
en que podría alterarse su claro sentido y tenor literal.
DECIMO: Que la infracción de ley recién anotada configura la causal
de nulidad del fallo que alegó la parte demandante, y tiene influencia
sustancial en lo resolutivo toda vez ha llevado al rechazo de la demanda
deducida.
Por consiguiente, procede acoger el recurso de nulidad interpuesto.
Y de conformidad, además, a lo dispuesto en los artículos 474, 477,
diecisiete de Junio de dos mil once, dictada por el Segundo Juzgado de
Letras del Trabajo de Santiago en autos RIT Nº O-3934-2010 de dicho
tribunal, sentencia que se invalida y se la reemplaza por la que se dicta a
continuación con esta misma fecha, sin nueva vista.
Regístrese y comuníquese.
Redactó la ministro señora Aguayo.
Nº 1069-2011.

Pronunciada por la Décima Sala de la Iltma. Corte de Apelaciones de


Santiago, presidida por el ministro señor Alfredo Pfeiffer Richter e integrada
por la ministra señora Pilar Aguayo Pino y el abogado integrante señor
Rodrigo Asenjo Zegers.
En cumplimiento a lo resuelto en la sentencia de nulidad que antecede y a lo
dispuesto en el artículo 478 del Código del Trabajo, se dicta la siguiente
sentencia de reemplazo:

Santiago, catorce de Junio de dos mil doce.


VISTOS:
Se reproduce la parte expositiva y considerativa de la sentencia, con
excepción de los motivos séptimo, octavo, noveno, décimo, undécimo,
duodécimo, décimo tercero y décimo cuarto, que se eliminan.
Y teniendo presente, además, lo expresado en los considerandos
séptimo, octavo y noveno de la sentencia de nulidad que antecede, los que
se tienen por reproducidos, se decide que SE ACOGE, con costas, la
demanda interpuesta por el abogado don Rodolfo Caballero Muñoz en
representación de los 133 trabajadores individualizados en lo expositivo en
contra de la sociedad Central Store Limitada, a quien se condena a pagar a
los demandantes las diferencias del beneficio de semana corrida producido a
partir del mes de Febrero de 2009 a raíz de haber sido calculado sobre las
remuneraciones variables una vez descontadas de ellas el monto imputado a
sueldo fijo de conformidad al artículo transitorio de la Ley 20.281, sumas que
deberán ser pagadas con el reajuste e intereses establecidos en el artículo
63 del Código del Trabajo y cuyo monto deberá determinarse en la etapa de
ejecución de esta sentencia.
Regístrese y comuníquese.
RIT Nº O-3934-2010.
Reforma Laboral Nº 1069-2011.
por la ministra señora Pilar Aguayo Pino y el abogado integrante señor
Rodrigo Asenjo Zegers.