Está en la página 1de 3

Productos Industriales de origen biotecnológico.

Víctor Alejandro Monsalve. 311528, Yeison Sánchez López. 313059, Carlos Alberto Bravo Reyes.
314017
Estudiantes de Ingeniería Química. Universidad Nacional de Colombia, Sede Manizales.

los microorganismos son seres que tienen una máquina biológica capaz de procesar una serie de
compuestos (principalmente de origen orgánico) para transformarlos en energía, biomasa y otros
subproductos. Todas estas características son las que la Biotecnología Industrial trata de aprovechar
para la fabricación de sustancias químicas o bienes de equipo y de consumo, de manera que estos
procesos tengan el menor impacto posible sobre el medio ambiente, sin renunciar a su eficacia ó
prestaciones.[1]

Los procesos biotecnológicos actuales involucran esencialmente grupos diferentes de


microorganismos como por ejemplo:[2]

-bacterias (Escherichia coli, Pseudomonas spp. Serratia mascescens, Erwenia herbícola,


Lactococcus lactis y Bacillus subtilis ).[2]

-hongos ( Saccharomyces cerevisiae, Pichia y Hansenula, Trichoderma y Aspergilli ).[2]

Ejemplos

-El descubrimiento accidental de penicilina notó que el Staphylococcus aureus estaban contaminadas
con un molde, Penicillium notatum,y se sorprendió al ver que ninguna de las colonias bacterianas
podría crecer en el proximidad del molde. Desafortunadamente, la producción de penicilina por la
cepa de P. notatum en uso fue tan lento que tardó más de un año en acumular suficiente material
para una prueba clínica [3]

-como producto de Streptomyces griseus, se usó estreptomicina contra la tuberculosis causado por
Mycobacterium tuberculosis y también contra bacterias Gram negativas; la meningitis bacteriana
también se trató con estreptomicina. Su mayor impacto en la medicina fue reconocida por la
concesión del Nobel. Como el primer antibiótico comercialmente exitoso producido por un
actinomicetos, este aminoglucósido abrió el camino para el reconocimiento de estos organismos
como el más prolíficos productores de antibióticos.[3]

-Como un método de conservación, la leche se fermenta a ácido láctico para hacer yogur y también
se convirtió en kefyr y koumiss usando especies de Kluyveromyces en Asia.[3]

-El antibiótico Synercid para el tratamiento de sepsis por gérmenes grampositivos estaba compuesto
por quinupristina y dalfopristina, siendo ambas semi-sintetizado a partir de compuestos naturales
hechos por una sola cepa de Streptomyces pristinaespiralis.[3]

-Dado que la mayor parte de los cereales consumidos en el mundo eran poco eficaces en L - lisina,
este aminoácido esencial se convirtió en un producto industrial importante. La lisina se obtiene de
la vía biosintética de la Escherichia coli que contiene tres aspartato quinasas, cada una de las cuales
está regulada por un producto final (lisina, treonina y metionina). [4]
Los productos naturales se convirtieron en los principales medicamentos quimioterapéuticos contra el
cáncer. La citarabina para el linfoma no Hodgkin se aisló de una esponja. La mayoría de los otros
compuestos antitumorales importantes se produjeron microbiana mente de metabolitos secundarios.
Estos incluyen actinomicina D que es el nombre aplicado a un grupo de antibióticos polipeptídicos
aislados de las bacterias de suelo del género Streptomyces, la mitomicina son una familia de
antibióticos alcaloidales aziridínicos aislados de Streptomyces caespitosus o Streptomyces
lavendulae, bleomicinas que son una mezcla de antibióticos citotóxicos sintetizados por la bacteria
Streptomyces verticillus, y las antraciclinas son agentes citostáticos obtenidos a partir de cultivos de
Streptomyces. Los más utilizados son daunorrubicina y doxorrubicina. [5]

Para la contracción del útero, la hipertensión, las alteraciones relacionadas con la serotonina y
migrañas, entre otros. Los alcaloides vegetales han sido tradicionalmente producido por extracción de
esclerocios de especies parasitarias del género fúngico Claviceps. posteriormente estos alcaloides se
convirtieron en productos de hongos.[6]

Algunas cepas microbianas producen concentraciones muy altas de células extracelulares enzimas.
Las cepas silvestres de Bacillus licheniformis produjeron 5 g / l de proteasa y comercial cepas hechas
20 g / l. Las cepas de alto rendimiento de Aspergillus produjeron 20 g / l de glucoamilasa. Esta
versatilidad se ilustra por el hecho de que la α-amilasa de Bacillus amyloliquefaciens, una enzima
comercial utilizada durante años para la hidrólisis de almidón en una temperatura tan alta como 90 °
C, se vio obligado a competir en 1972 con una similar enzima de B. licheniformis que podría operar a
110 ° C. Las temperaturas óptimas para B. amyloliquefaciens y B. licheniformis α - amilasas fueron 70
° C y 92 ° C, respectivamente. [3]
(i) amilasas de cebada malteada y trigo en el industrias de cerveza, panadería y textiles por amilasas
de Bacillus y Aspergillus.[7]
(ii) proteasas vegetales y animales por la proteasa Aspergillus para la prueba de enfriamiento de
cerveza y ablandamiento de la carne.[7]
(iii) proteasas pancreáticas por Aspergillus y Bacillus proteasas para revestimiento de cuero y en
preparaciones detergentes.[7]
y (iv) cuajo del estómago de la pantorrilla (quimosina) por Mucor rennins para la fabricación de
queso. Más tarde, la clonación de mamíferos la quimosina se volvió de interés para los fabricantes de
queso y las pruebas sobre el queso hecho con la enzima recombinante mostró éxito comercial.[7]
[1]
https://www.biotechmagazine.es/reportajes-biotech/la-biotecnologia-industrial-una-realidad-h
oy-una-necesidad-manana/
.[2]
http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1984-82502011000200002
[3]https://application.wiley-vch.de/books/sample/3527314423_c01.pdf
[4]Kinoshita , S. , Nakayama , K. , and Kitada , S. ( 1958 ) L - Lysine production using
microbial auxotroph . J. Gen. Appl. Microbiol. , 4 , 128 – 129 .
[5]Rayl , A.J.S. ( 1999 ) Oceans: medicine chests of the future? Scientist , 13 ( 19 ), 1 –
4.
[6]Vining , L.C. and Taber , W.A. ( 1979 ) Ergot alkaloids , in Economic Microbiology,
Secondary Products of Metabolism , vol. 3 (ed. A.H. Rose ), Academic Press , London ,
pp. 389 – 420 .
[7]Carlsen , S. ( 1990 ) Molecular biotechnology in the research and production of
recombinant enzymes , in Industrial Use of Enzymes: Technical and Economic Barriers
(eds B. Wolnak and M. Scher ), Bernard Wolnak and Associates , Chicago , pp. 52 – 69