Está en la página 1de 3

INSTRUYENDO CON AMOR

PROVERBIOS 1.8-9

Proverbios: “Principio de la sabiduría es el temor de Jehová” 1.7

La palabra “proverbio” mashal quiere decir “ser como”, de esta manera Proverbios es un libro de
comparaciones entre imágenes comunes, concretas y las verdades más profundas de la vida.
Proverbios son afirmaciones (o ilustraciones) sencillas y morales que enfatizan y enseñan realidades
fundamentales acerca de la vida. Salomón buscó la sabiduría de Dios (2 Cr. 1:8–12) y ofreció “dichos
eficaces” diseñados para hacer que los hombres contemplen 1) el temor de Dios y 2) vivan por su
sabiduría (1:7; 9:10). La suma de esta sabiduría es personificada en el Señor Jesucristo (1 Co. 1:30).
MacArthur (1997)

El libro refleja un contexto triple como: 1) literatura de sabiduría general; 2) principios de la vida
dentro de la corte real; y 3) instrucción ofrecida en la relación tierna de un padre y madre con sus
hijos, todo esto diseñado para producir meditación en Dios.

En este libro, el autor trata con problemas cotidianos y difíciles de la vida. 1.6.

Proverbios es tanto un patrón para impartir tiernamente la verdad de generación a generación,


como un vasto recurso para el contenido de la verdad a ser impartida. Proverbios contiene los
principios y aplicaciones de las Escrituras que los personajes piadosos de la Biblia ilustraron en la
vida de cada uno de ellos. NO ES UN LIBRO APARTE, HACE PARTE DE LA BIBLIA Y DE LA HISTORIA
GLOBAL DE SALVACIÓN. ES UNA JOYA DENTRO DE LA BIBLIA, PUES REDUCE EN FRASES CORTAS,
GRANDES VERDADES.

Hace una clara distinción entre la sabiduría y la necedad. Te pone a escoger entre dos bandos.
Al estudiar Proverbios, encontramos lo que Dios piensa en asuntos de la vida. Y esta sabiduría
finalmente son propiedad de Cristo (Col 2.3) en quien están escondidos todos los tesoros de la
sabiduría y del conocimiento.

Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación,
santificación y redención. 1 Corintios 1.30. El es la sabiduría, y el habita en nosotros, estamos unidos
a El, como los pampanos a la vid y tenemos la mente de Cristo.

Proverbios da testimonio de Cristo en el sentido que deja ver la prudencia y sabiduría que tuvo
Cristo, El es el autor de Proverbios y es su cumplimiento a cabalidad.
El libro al comenzar nos dice que nos da a entender: Sabiduria y doctrina, razones prudentes,
justicia, juicio, y equidad, sagacidad a los simples. Para aumentar el saber, entender proverbio y
declaración…

Vamos a tratar de entresacar unos pasajes de Proverbios, para estudiarlos, estos pasajes tienen que
ver con la crianza de los hijos.

Después del preámbulo, la primer frase que aparece es “Oye hijo mio” esto deja ver el latir del
corazón de un padre, que se desvive en deseo de que el hijo tenga lo mejor en su vida. Es una
expresión de cariño, de posesión tierna, de relación cercana y estrecha.
El proverbista comienza su disertación, apelando al gran amor que tiene por su hijo, no es una
cantaleta, no es un regaño lleno de ira, es una enseñanza sistemática, permanente y afectuosa.
Nuestros hijos deben percibir que al enseñarles, les amamos. El mundo de hoy prohíbe expresiones
de cariño, en especial en los hombres.

La base de la enseñanza de un padre o madre a su hijo, es el amor, debe mostrarse el amor, el cariño,
no todos expresamos el amor de la misma manera, pero debe sentirse al momento de enseñar.
¿Cómo reaccionaríamos al momento que alguien nos enseñe de mala manera?

¿Por qué no hay expresiones de cariño al enseñar el temor de Dios? Porque no hay tiempo, porque
hay que hacerlo rápido, porque tenemos muchas ocupaciones.

Los padres deben tener tiempo para enseñar a sus hijos, mas que enseñar el cultivo, algún oficio o
temas varios, que está bien. Los padres deben enseñar a sus hijos la Palabra de Dios, debe haber un
tiempo, en el cual se haga un devocional o un tiempo de adoración familiar, en el cual los padres
transmitan esta enseñanza.

La Biblia aquí menciona dos cosas: Instrucción y dirección.


Instrucción: algo que se debe hacer, disciplina, advertencia. Debemos corregir y disciplinar a
nuestros hijos para moldear su carácter. Cual es el mejor lugar para criar a un ser humano, para que
sea disciplinado, puntual, responsable, no sea de doble animo, un dia si un dia no? Cual es el mejor
lugar para criar a alguien para que no tenga problemas con ser mujeriego o violento o agresivo o
compulsivo? El hogar, los padres!

Tenemos la gran responsabilidad de enseñar principios y valores y aun normas a nuestros hijos con
el fin de que esta enseñanza sea una plataforma para que ellos conozcan a Cristo y no tenga
problemas con experiencias en el mundo que les dejen cicatrices! Salmo 1 da bienaventuranzas y si
tu hijo se guarda del mundo, tendrá esas bienaventuranzas.

Este proverbio es una enseñanza de un padre amoroso, que tiene tiempo para enseñar, no digas
que no tienes tiempo para enseñar a tu hijo, es nuestro ego materialista que pensamos que es
perder tiempo. Padres, hombres uds tienen la misma responsabilidad de enseñar y formar a sus
hijos, no saques excusas, no te justifiques, la primera necesidad de un hijo no es tanto lo material,
es instrucción y enseñanza espiritual!

TIEMPO DEVOCIONAL – TAREA

1. Buscar un tiempo en el dia, que toda la familia pueda estar reunida sin afanes. En la mañana,
entonces media hora antes de arrancar a correr por los afanes del dia (si se levantan a las
5:30 entonces 5:00 AM). Si es en la noche entonces si se acuestan 9:00 PM, entonces 8:30
PM. Se apagan celulares o los ponen en modo avión, no se reciben llamadas, nada de caras
de sueño y se busca un lugar cómodo, puede ser la cama de los padres, pero todos sentados.
2. Se pregunta como estuvo el día antes de comenzar, es bueno que cada uno diga que hizo,
en el trabajo, si, cuenten experiencias de trabajo, en el colegio, algo que no sea muy largo,
pero que resuma el día. Eso se tiene en cuenta para dar gracias a Dios. Quien lidera? El
padre.
3. Debe haber un tiempo para dar gracias y cantar un coro de agradecimiento, luego se
presentan las peticiones y se canta un coro de confianza en Dios, y luego se da la enseñanza
4. Enseñanza: que sea corta pero sustanciosa, 10 a 15 minutos. Si son muy pequeños, se puede
enseñar una historia bíblica, un pasaje de la vida del Señor Jesús o una parábola, pues las
historias o narraciones son fáciles para llamar la atención. Cuentales experiencias que has
tenido con Dios, con pasajes bíblicos, no te de pena emocionarte frente a ellos
5. En las oraciones si son pequeños, tu oras y ellos repiten, pero cuando van creciendo
gradualmente les vas dejando que ellos dirijan las oraciones.
6. Al finalizar haz una oración para que ellos guarden la Palabra de Dios, ora para que Dios les
guarde del mundo y que sean salvos, ora con sentimiento, que ellos sientan que tu estas
interesado en su salvación.

No dejar que un disgusto con ellos corte el altar familiar. Si hay que pedir perdón, se pide, pero
dedícate a ser un maestro espiritual a tus hijos.

Saca tiempo, como deber ineludible, inevitable, ellos son un tesoro que Dios puso en tus manos, no
son cualquier cosa, tu tendras que rendir cuentas por ellos. Me duele cuando un padre o una madre
no se preocupa por la salvación de sus hijos, o no se duele por los que ya están en el mundo.