Está en la página 1de 14

CAPÍTULO VIII

TALLADORAS DE ENGRANAJES

8.1 Introducción.

La elaboración de los dientes de las ruedas dentadas se realiza con alta productividad en
máquinas especiales, entre ellas, las talladoras de engranajes. En un capítulo anterior se
estudió la fresadora y con ella el cabezal divisor, que es un accesorio muy usado para el
tallado de ruedas dentadas, dentro de ciertos límites, pero es indudable que no es ésta la
máquina óptima para el tallado de ruedas dentadas, si bien es una solución para la mayoría
de los talleres pequeños. Es por ello que en este texto se van a tratar las talladoras de
engranajes, sin mucha profundidad, pero por considerarse que se trata de máquinas de gran

importancia para la producción de piezas por maquinado, aunque no sean muchos los
talleres que las poseen.

8.2 Métodos para el tallado de ruedas dentadas.

Fig. 8.1 Tallado de dientes en una fresadora universal

Las ruedas dentadas, independientemente del tipo de que se trate, se tallan por dos
métodos: el de copiado, y el de generación o rodamiento.

Para tallar ruedas dentadas por el método de copiado se emplean herramientas cuyo perfil
coincide con el del diente a tallar. Estas herramientas pueden ser fresas modulares de disco,
cuchillas de forma, fresas modulares de vástago, brochas.

138
El tallado de ruedas dentadas con el cabezal divisor en la fresadora universal se realiza por
el método de copiado. Esto implica la necesidad de elaborar los dientes uno a uno, lo que
repercute negativamente en la productividad. Debido al uso del cabezal divisor, la
posibilidad de introducir errores humanos es alta y con ello se produce el rechazo de piezas
ya casi terminadas. Debido a que no es posible tener una fresa para cada número de dientes
diferentes dentro de un mismo módulo, el perfil del diente obtenido es aproximado y
repercute negativamente en la precisión. Vale recordar que ruedas de un mismo módulo
pero de diferentes números de dientes tienen perfiles diferentes de los dientes, desde la
cremallera con su perfil de dientes totalmente rectos, hasta un piñón de 17 dientes con un
perfil bastante curvado, se nota una gran diferencia. Por eso las fresas modulares de disco o
de vástago vienen en juegos de varias fresas para un mismo módulo, y cada fresa puede
utilizarse para tallar ruedas dentro de un rango determinado de número de dientes.

El método de elaboración por copiado se utiliza fundamentalmente en la producción unitaria


(de una pieza) o en series pequeñas. No obstante, hay casos especiales en que el método de
copiado se utiliza para la producción masiva de engranajes de un mismo módulo y número
de dientes, utilizando para ello herramientas especiales, fabricadas específicamente para esa
producción. Para ese caso no se puede hablar de baja productividad, ni poca precisión. Por
ejemplo, se emplean brochas para el tallado de ruedas dentadas interiores y exteriores.

Por su parte, el método de rodamiento o generación consiste en coordinar los movimientos


de la pieza y de la herramienta de corte como si estuvieran engranadas, de modo que los
bordes cortantes de la herramienta de corte describan en su movimiento el perfil del diente
deseado. Este método tiene las siguientes ventajas :
1. Con una herramienta de un determinado módulo se pueden elaborar todas la ruedas de
ese módulo independientemente del número de dientes que tengan.
2. Mayor exactitud
3. Mayor productividad
4.. Permite la elaboración de ruedas dentadas corregidas, con una herramienta de corte
normal

8.3 Clasificación de las talladoras de engranajes.

La clasificación de las talladoras es muy amplia. Se pueden mencionar las siguientes :


 Máquinas para el dentado de ruedas cilíndricas.
 Máquinas para la elaboración de ruedas cónicas de dientes rectos.
 Máquinas para la elaboración de ruedas de chevrón (doble helicoidales).
 Máquinas para la elaboración de ruedas cónicas de dientes no rectos.
 Máquinas para la elaboración de ruedas dentadas no circulares.

Entre las máquinas para ruedas cilíndricas las más frecuentes son las fresadoras de dientes,
que trabajan con una herramienta de corte llamada fresa madre, fresa sin fin o hob. También
están las mortajadoras de dientes, que trabajan con una herramienta llamada rueda
cortadora. Y se incluye en este grupo a una cepilladora de dientes que trabaja con una
herramienta de corte parecida a una cremallera y que se denomina precisamente cremallera
cortante o peine.

Estas máquinas tienen esquemas cinemáticos bastante complejos y varias guitarras de ruedas
intercambiables que deben ser calculadas y colocadas adecuadamente para su
funcionamiento. Pero no nos vamos a extender aquí viendo ejemplos de cada una de ellas,
por la razón antes mencionada de que no son tan frecuentes en los talleres pequeños y

139
medianos. Sin embargo, dentro de esa poca frecuencia, la llamada fresadora de dientes se
encuentra en ciertas ocasiones y la tomaremos como ejemplo.

8.4 Fresadora de dientes.

Estas son las talladoras de engranajes más difundidas, ya que se dedica a la fabricación de
ruedas dentadas cilíndricas de dientes rectos y helicoidales, así como al tallado de ruedas sin
fin. También se pueden tallar ruedas de cadenas o sprockets, y árboles estriados. Las partes
principales de la fresadora de dientes son (ver figura 8.2) : bancada, cabezal fresador, mesa,
columna o montante principal, columna o montante auxiliar.

Esta máquina tiene diferentes movimientos. La utilización de ellos está en dependencia del
tipo de rueda que se esté tallando.

El movimiento principal es la rotación de la herramienta de corte que se monta en el husillo.


Para obtener la velocidad deseada se dispone de una guitarra.
El movimiento de rodamiento es la coordinación de la rotación de la fresa madre con la
rotación de la pieza que se talla, como si ambas estuvieran engranadas. Esta unión
cinemática de los movimientos se logra a través de una guitarra.

El avance vertical es el movimiento del cabezal fresador por las guías del montante
principal.

El avance radial es el acercamiento relativo entre la fresa y la pieza, lo cual puede hacerse
moviendo la mesa o moviendo el montante principal, según el modelo de la máquina.

También existe un avance tangencial que consiste en el movimiento axial del husillo.

Todos estos avances se expresan en mm/rev de la pieza, y para cada uno de ellos hay una
cadena cinemática con su correspondiente guitarra.

La posición del eje de rotación de la fresa depende del tipo de rueda que se vaya a tallar. En
la figura 8.3 se pueden observar la posición de la fresa y los movimientos que son necesarios
según el tipo de rueda que se talla.

140
Fig. 8.2 Esquema de una fresadora de dientes.

141
Fig. 8.3 : Movimientos y ángulos del eje de rotación de la fresa
en la fresadora de dientes.

El ángulo de inclinación del husillo portafresa es la suma o resta de los ángulos de las
hélices de la fresa madre y de la rueda a tallar. Tales ángulos se suman cuando los sentidos

142
de las hélices son contrarios, por ejemplo, fresa madre de hélice derecha y rueda dentada de
hélice izquierda. Cuando los sentidos de las hélices son iguales, entonces sus ángulos se
restan. Esta es la razón por la cual para tallar una rueda sin fin el ángulo de inclinación del
husillo portafresa es cero : tanto la fresa como la rueda tienen el mismo sentido de hélice, y
además las magnitudes de sus ángulos son iguales.

8.5 Esquema cinemático de una fresadora de dientes.

Al inicio de este texto se abordaron algunos aspectos de la cinemática de las máquinas


herramienta, y se estudió dentro de ciertos límites el esquema cinemático de un torno. El
esquema cinemático de una talladora de engranajes es sumamente más complejo que el de
un torno o el de una fresadora universal, no obstante, se presenta a continuación el esquema
de una talladora con el objetivo de brindar al estudioso de este asunto la posibilidad de
enfrentarse a la cinemática de una máquina compleja, lo cual puede ser una dura prueba,
pero con la intención principal de que se vea que las expresiones para el cálculo de las
diferentes guitarras de esta máquina tienen una fundamentación cinemática. Un técnico
medio pudiera emplear esas expresiones para hacer los cálculos necesarios, pero un
ingeniero, además de eso, debe conocer el origen de las expresiones, debe saber hacer
análisis cinemáticos.

Para el análisis de cualquier cadena cinemática hay que comenzar por preguntarse dónde se
origina el movimiento y dónde termina. A veces la respuesta no es sencilla. Todos los
movimientos de la máquina, en definitiva, nacen en el motor eléctrico, pero no todas las
cadenas cinemáticas se originan en éste, tal como se verá un poco más adelante.

Para el movimiento principal o de rotación del husillo portafresa la cadena se inicia en el


motor eléctrico y termina en el husillo. La ecuación del balance cinemático dice entonces :

número de revoluciones
del husillo portafresa = (número de rpm del motor)*(relación de transmisión total)

De la figura 8.4 se obtiene que :

105 35 32 A 24 24 17 16
n fresa  1420 0.985       rpm
224 35 48 B 24 24 17 64

Despejando en esta ecuación es fácil de obtener que :

A nf

B 109

143
Fig. 8.4 : Esquema cinemático de una fresadora de dientes.

Pero como

144
1000V
nf 
 d f
Sustituyendo se obtiene que :
A 2.9V

B df
Para esta guitarra del movimiento principal en este modelo de fresadora de dientes hay una
condición de engrane : A+B = 60

El movimiento de rodamiento o generación consiste en la combinación del giro de la


herramienta de corte y el giro de la pieza a tallar, como si estuvieran engranadas. Entonces a
la pregunta sobre dónde nace este movimiento y dónde concluye, hay que responder que se
origina en el husillo donde está la herramienta de corte y concluye en el árbol donde se sitúa
la pieza a tallar.

Si este movimiento simula el engranamiento fresa-rueda dentada, entonces por cada


revolución de la fresa la rueda dentada debe girar un ángulo equivalente a un diente. Pero
esta afirmación es solo válida si la fresa madre tiene una sola entrada, pues como se sabe, la
relación de transmisión entre el tornillo sin fin y su rueda correspondiente depende del
número de entradas “k” del tornillo sin fin. Entonces, de manera más general se puede decir
que para cada revolución de la herramienta de corte en esta máquina la pieza rotará “k /z”
revoluciones. La ecuación desarrollada del balance cinemático entonces es :

64 17 24 24 46 C a c 1 k
1      idif  1     rpm de la pieza
16 17 24 24 46 D1 b d 96 z

La relación de trasmisión del diferencial en este caso es igual a la unidad.


Por otra parte, cuando z es menor que 161 dientes, en el catálogo de la máquina se
especifica que debe usarse C 1  D1  36 . Para esta situación, despejando en la ecuación
antes dada, se obtiene que :

a c 24 k
 
b d z

Pero si z es mayor o igual que 161 dientes, entonces C1=24 y D1=48, de donde :

a c 48 k
 
b d z

El movimiento del avance vertical del cabezal portafresa se mide en mm por revolución de
la pieza. La cadena se inicia por tanto en el árbol donde se coloca la pieza y termina en la
trasmisión tornillo-tuerca que pone en movimiento vertical al cabezal portafresa. Para una
revolución de la pieza el tornillo del avance vertical debe dar tantas revoluciones o
fracciones de revoluciones de modo que se obtenga el avance vertical Sv recomendado en
el régimen de corte. Si ese tornillo tiene 10 mm de paso, en una revolución hará avanzar al
cabezal 10 mm., por lo que si se quiere que avance Sv mm será necesario que el tornillo del
Sv
avance gire revoluciones. La ecuación del balance cinemático es estonces :
10

145
96 2 a1 c1 45 19 16 4 5 Sv
1         
1 24 b1 d 1 36 19 16 20 30 10

El despeje de esta expresión permite obtener que :

a1 c1 3 Sv
 
b1 d 1 10

El movimiento de avance radial también se mide en mm por revolución de la pieza. Para


esta cadena cinemática el análisis es similar al de la anterior, solo que se inicia en el árbol
donde se sujeta la pieza y termina en el tornillo del avance radial. Por tanto, la ecuación
desarrollada del balance cinemático es l a siguiente :

96 2 a1 c1 45 19 16 4 10 4 10 20 Sr
1            
1 24 b1 d 1 36 19 16 20 20 20 20 25 10

De esta expresión se obtiene que :

a1 c1 5 Sr
 
b1 d 1 4

De la misma manera, para el movimiento del avance tangencial del husillo portafresa hay
una cadena cinemática mediante la cual se logra que a una revolución de la pieza le
corresponda St/5 revoluciones del tornillo de avance correspondiente, de modo que :

96 2 a1 c1 45 19 16 16 30 1 St
1          
1 24 b1 d 1 36 19 16 16 30 50 5

De donde :

a1 c1
  St
b1 d 1

Cuando se tallan ruedas cilíndricas de dientes helicoidales, o cuando se tallan ruedas sin fin
con avance tangencial, se hace necesario un movimiento rotacional adicional o diferencial.
Para entender esta necesidad puede hacerse el siguiente análisis.

En la figura 8.5 se puede observar un cilindro cuya longitud corresponde exactamente al


paso de la hélice de una ranura que hay sobre él. A su lado hay un triángulo rectángulo cuyo
cateto base es el desarrollo de la circunferencia del cilindro, y el otro cateto tiene el paso de
la hélice como longitud. Si nos imaginamos que ese triángulo es de papel y lo envolvemos
sobre el cilindro es fácil darse cuenta que la hipotenusa se convierte en la ranura helicoidal.

146
En contacto con el cilindro de la figura 8.5 hay una fresa, la que tiene un determinado
ángulo de inclinación de su árbol (como ya se sabe, ese ángulo es   ). Para que la fresa
pueda tallar una ranura helicoidal sobre el cilindro, suponiendo que la fresa no rote y solo se
mueva con avance vertical, el cilindro tendrá que girar una revolución completa mientras la
fresa recorre una distancia igual al paso de la hélice ( T ). Esto equivale a decir que en T /10
revoluciones del tornillo del avance vertical la pieza debe girar una revolución adicional,

pero como la hélice puede ser derecha o izquierda, a ese giro de la pieza se le pone un signo
+ o un signo -, para diferenciar el sentido de rotación.

Fig 8.5 Cilindro con ranura helicoidal y triángulo


asociado a éste.

De esta manera se puede plantear la ecuación desarrollada del balance cinemático como la
siguiente :

T 30 20 16 19 36 a 2 c 2 1 C a c 1
         idif  1     1
10 5 4 16 19 45 b2 d 2 30 D1 b d 96

Aquí la relación de trasmisión del diferencial es igual a 2 (nótese que no es igual que en la
cadena de rodamiento, el movimiento entra de una manera diferente, se suman
movimientos). Por otra parte, hay que tomar en cuenta que según el número de dientes a
tallar sea menor o mayor que 161, los engranajes C 1 y D1 toman valores diferentes, lo que
trae como consecuencia que la expresión de cálculo de las ruedas a, b, c, y d tenga dos
variantes (ver lo explicado anteriormente en la cadena de rodamiento).

Hay que añadir que :


 d z m
T  d 
tan cos

147
Sustituyendo d en la expresión de T , se puede despejar de la ecuación del balance
cinemático la expresión para la guitarra del movimiento adicional o diferencial :

a2 c2 25 z
 
b2 d 2 k T

Y sustituyendo T en la expresión anterior, se obtiene finalmente :

a 2 c 2 7 .95775 sen
 
b2 d 2 m k

Todo lo explicado anteriormente es para ruedas cilíndricas de dientes helicoidales. Si se


tratara de una rueda sin fin que se va a tallar por el método del avance tangencial, hay que
considerar el análisis cinemático a partir del tornillo del avance tangencial, de modo que a
un avance St de la fresa le corresponde una rotación adicional 1/z revolución de la pieza.
Si el avance se mide en revoluciones del tornillo del avance, como en los análisis anteriores,
entonces es St/5 revolución del tornillo del avance tangencial para 1/z. Al desarrollar la
ecuación del balance cinemático se halla que :

a2 c2 15 cos
 
b2 d 2 2  k  m

Es conveniente señalar aquí que el ángulo de la hélice de la fresa madre se puede calcular
por :

m k
tan 
d  2.5 m

Donde d es el diámetro exterior de la fresa.

8.6 Algunas particularidades del cálculo de las guitarras de las talladoras de


engranajes.

Las guitarras que pueden encontrarse en una talladora de engranajes para realizar sus
diferentes movimientos, la mayoría de las cuales ya han sido mencionadas, son :
1. Guitarra del movimiento principal.
2. Guitarras para los movimientos de avances.
3. Guitarra del movimiento de división.
4. Guitarra del movimiento de generación o rodamiento.
5. Guitarra del tiempo del ciclo de trabajo.
6. Guitarra del movimiento diferencial o adicional.

Las guitarras marcadas con los números 3 y 4 no admiten aproximaciones de ningún tipo.
La número 6 permite un error ínfimo (diferencia entre la relación de trasmisión que
teóricamente debe alcanzarse, y la que realmente se puede obtener). Las demás permiten
errores mayores, lo cual influye en la productividad pero no en la precisión de la rueda que
se talla.

148
El fabricante a veces impone determinadas condiciones de engrane para algunas guitarras de
las talladoras, como ocurre en el torno, lo que obliga a un esfuerzo adicional en el cálculo
porque además de tratar de encontrar exactamente o aproximadamente la relación de
trasmisión necesaria, hay que satisfacer la condición de engrane. Pero esa complicación no
la tenemos en la máquina que hemos tomado como ejemplo en este capítulo.

8.7 Afinado de la fresadora de dientes para el tallado.

Ejemplo No.1.
Calcular las guitarras necesarias para tallar una rueda de 48 dientes helicoidales, módulo 3,
en la fresadora de dientes cuyo esquema cinemático ha sido estudiado en este capítulo. La
fresa madre es de una entrada y 85 mm. Se recomienda V=32 m/min y un avance de 1.5
mm/rev de la pieza. Se dispone de las siguientes ruedas intercambiables para la guitarra del
movimiento principal : 18, 22, 25, 28, 32, 35, 38 y 42 dientes. Esta guitarra es de solo dos
ruedas (A y B) que deben cumplir la condición A+B=60. El resto de las guitarras disponen
de las siguientes ruedas : 20, 20, 23, 24, 25, 25, 30, 33, 34, 35, 37, 40, 41, 43, 45, 47, 48,
50, 53, 55, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 65, 67, 70, 71, 73, 75, 79, 80, 83, 85, 89, 90, 92, 95, 97,
98, 100. El ángulo de inclinación de los dientes de la rueda es de 2030’.

Solución :
En realidad las talladoras traen una tabla para la guitarra de las rpm del husillo, y otras
tablas para los avances y demás movimientos. No obstante, sobre todo para la guitarra del
movimiento diferencial, es imposible poner allí todas las variantes posibles, lo que obliga
con frecuencia a hacer el cálculo. En otras ocasiones las tablas se han deteriorado, o
extraviado, o simplemente no existen por cualquier causa. Por esta razón aquí se hace el
afinado de todas la guitarras, lo que además sirve de ejemplo y ejercitación.
La guitarra del movimiento principal es :

A1 2.9V ( 2.9 )( 32)


   1,09
B1 df 85

lo que implica que : A1  1,09 B

pero, si A1  B1  60 , se puede sustituir B1 en la expresión de A1, así :

B1  60  A1
A1  1,09 (60  A1 )
A1  65 ,4  1,09 A1

65 ,4
A1 
2,09
A1  31,29

Es decir, A1=32, lo que implica que B1= 60-32 = 28

El movimiento de rodamiento es :

a c 24 k 24
  
b d z 48

149
En este caso resultó fácil encontrar una solución para esta guitarra, pero no se admite
diferencia entre la relación de trasmisión teórica y la real. Con esta respuesta hallada se
invalidan las ruedas de 24 y 48 dientes para poder usarlas en las demás guitarras, ya que el
juego de ruedas es único.

La guitarra del movimiento adicional o diferencial (se trata de una rueda de dientes
helicoidales, su tallado exige también este movimiento) es :

a 2 c 2 7 ,95775 sen 
   1,0150985
b2 d 2 m k

La necesidad de una computadora es ahora evidente, no obstante, se trata de hacerlo


manualmente. Siguiendo las mismas ideas aprendidas en el cálculo de la guitarra del torno
cuando la respuesta no se halla por simples multiplicaciones y divisiones y se acude a un
tanteo, como primera aproximación se puede suponer que b2 = c2 (por ejemplo, pueden ser
las dos de 20 o de 25 dientes). Entonces :

a2
 1,0150985  a 2  1,0150985 d 2
d2

Ahora se va sustituyendo d2 por las ruedas disponibles en busca del a2 más cercano
posible :

a 2  (1,0150985 ) 23  23,35
a 2  (1,0150985 ) 24  24 ,36
... ... ... ...

Así se encuentra que la respuesta de menor error es :

71 25
  1,0142857
25 70

Se pueden buscar respuestas con 4 ruedas, de acuerdo con los métodos trabajosos
explicados en el capítulo sobre tornos. Algunas de ellas son :

45 97
  1,0151162
100 43

45 79
  1,0157142
100 35

La guitarra del avance vertical es la siguiente :

150
a1 c1 3 Sv ( 3)( 1,5 ) 4 ,5 45
    
b1 d 1 10 10 10 100

Pero si aceptamos ésta, no se puede aceptar ninguna de las dos anteriores porque las ruedas
de 45 y 100 ya están previstas para aquéllas, entonces se busca una respuesta con cuatro
ruedas para la guitarra del avance vertical, que en definitiva no tiene que ser tan exacta :

45 9 9 1 90 20
    
100 20 5 4 50 80

De esta manera se concluye el cálculo de las guitarras.

151