Está en la página 1de 5

a ACADEMIA ARGENTINA

DE AJEDREZ
“MIGUEL NAJDORF”

CURSO SUPERIOR DE AJEDREZ


2ª Lección siempre, de iniciar el asalto al enemigo.
Cuando se pierden tiempos en las apertu-
EL DESARROLLO ras o en los cambios o retirando piezas amena-
zadas, el desarrollo se retrasa, mientras crece
Definido el desarrollo como el elemento en la misma proporción la fuerza y el desarro-
necesario e imprescindible para emprender llo del contrario.
cualquier combinación o maniobra en al cam- ¿Qué se debe desarrollar primero, los alfiles
po enemigo, su importancia efectiva es grande. o los caballos?
Ya hemos dicho que desarrollar es ubicar las No se debe tener preferencia por desarro-
piezas, pero, con un objetivo. Este puede va- llar unos u otros: todo depende de la posición
riar: ataque directo al Rey (el más frecuente) y de las necesidades de la misma, pero la ex-
maniobra posicional o ganancia de material, periencia aconseja empezar primero por los
etc. El aficionado debe saber que si tiene sus caballos. ¿Por qué? Porque como el salto del
piezas desarrolladas puede confiar en su po- caballo es corto, las casillas que domina están
sición y emprender cualquier maniobra, hasta muy cerca, en cambio el alfil desde su casilla
el sacrificio material de piezas, en la seguridad inicial ya domina toda una diagonal; por tanto,
de ver compensados sus esfuerzos; pero si su primero será el caballo. Ahora bien, ¿cuál de
desarrollo es deficiente, desde ya debe aban- los dos, el de b1 o el de g1?
donar la idea de cualquier excursión en campo Puede decirse que el caballo g1 es el verda-
enemigo, pues los resultados serán desastrosos. dero defensor de la posición antes del enroque
Esta verdad que es axiomática para el afi- y después de el por los puntos vitales que do-
cionado fuerte, no lo es para la gran mayoría mina desde f3: ofensivos: e5 y g5; defensivos h2
de los medianos que emprenden “arriesgados y h4. Y esta podría ser una razón valedera de
viajes” con una o dos piezas, sin haber comple- su desarrollo previo. En caso de duda: estudiar
tado su desarrollo. cual pieza, de los dos alfiles o caballos tiene
¿Cuándo se dice que el jugador está una sola casilla buena y jugarla ya.
desarrollado? Aclaradas estas nociones elementales, pa-
Prácticamente, cuando todas sus piezas semos a otras, también relacionadas con el de-
están ubicadas en puntos estratégicos y el rey sarrollar, pero más complejas.
en seguridad (enrocado). Hay que aclarar que Nunca hacer una jugada de desarrollo que
el desarrollo se refiere siempre a las piezas me- obligue al contrario a ubicar bien una pieza,
nores porque son aquellas las encargadas, casi por ejemplo:

-5-
1era. Academia Argentina de Ajedrez - Miguel Najdorf - Prof. José Luis Matamoros
Diagrama Nº 1 Diagrama N° 2

Malo sería aquí 1.¥b5+ por en respuesta las negras jugaran 1...£d8 o 1...£h5 ambas se-
1...¥d7 que obligaría a cambiarla retroceder rian malas porque al amenazar el caballo que
o defender y ninguna de esas eventualidades está mal ubicado se le obliga a colocarse bien
es agradable para las blancas, entonces se debe donde debe estar: la casilla f3. Es necesario que
desechar 1.¥b5+ y reemplazarla por la lógica el aficionado repare en estos pequeños detalles
1.¤c3. porque con ellos se puede o no completar bien
No colocar las piezas donde sean atacadas un desarrollo y este posibilitar la ganancia de
con una jugada de desarrollo. una partida.
Vamos a ver un ejemplo interesante de de-
Veamos un ejemplo conocido. sarrollo bueno contra otro deficiente ocurrido
en una partida que gane el premio de brillantez
Blancas Negras en el Torneo de New York 16° Congreso, 1889.
1.e4 d5
2.exd5 £xd5 Blancas: Miksa Weiss
3.¤c3 £d8 Negras: William Pollock

Y las blancas han desarrollado su caballo 1.e4 e5


del flanco de dama gratuitamente gracias a la Cuanto más antigua sea una partida, tantas
intempestiva maniobra negra. Si una pieza del más probabilidades tiene de ser un planteo de
contrario está mal ubicada y nosotros desarro- peón e.
llamos una pieza al atacarla, pero la obligamos La causa estriba en que los jugadores de ese
a colocarse bien, mejorando su posición, no tiempo eran casi todos combinadores de tipo
debemos hacer esa jugada porque ella nos per- imaginativo y la apertura peón e se presta para
judica más que nos favorece. este estilo de juego.
Supongamos que en la posición del diagra- 2.¤f3 ¤c6
ma Nº 2: Desarrollo con iniciativa y defensa con de-
-6-
1era. Academia Argentina de Ajedrez - Miguel Najdorf - Prof. José Luis Matamoros
sarrollo; ambas jugadas lógicas, correctas y po- 9. ... O-O
siblemente las reconocidas como mejores. 10.£e4 ...
3.¥b5 ... Transgrediendo una de las reglas que he-
Prepara el 0-0, desarrolla bien el alfil cons- mos enunciado anteriormente, se amenaza
tituyendo la apertura llamada de Ruy López. una pieza que será, defendida por otra, obli-
Conserva la iniciativa por largo rato para las gando pues al desarrollo de esta.
blancas si se juega bien. 10. ... ¥e6!
3. ... a6 11.¤xe5 ...
Este movimiento se hace para rechazar La especulación blanca consistía en que al
el alfil (se descuenta que las blancas no van a hacer 10. ... ¥e6, las negras tapaban la colum-
cambiar porque ese es el alfil del ataque en esta na e y “creían” que eso les facilitaría la ganan-
apertura) a a4 y entonces tenerlo a tiro con b5 cia del peón e. Veremos enseguida que esto no
mas adelante. pasa de ser una utopía.
4.¥a4 ¤f6 11. ... ¤xe5
Desarrolla el caballo y ataca el peón central. 12.£xe5 ...
5.d3 ...
Aquí es cuando las blancas empiezan a jugar Diagrama N° 3
perdiendo terreno. 5.d3 es innecesaria, pues el
peón se defiende solito después de 5.O-O! por
la amenaza, en caso de tomarlo con 5. ... ¤xe4
de 6.¦e1. La jugada hecha no desarrolla nin-
guna pieza y es de una absoluta pasividad.
5... b5
6.¥b3 ¥c5
Hagamos el balance del desarrollo en este
momento, en la forma que hemos recomen-
dado hacerlo; contando únicamente las piezas
desarrolladas (sin los peones): blancas 2, ne-
gras 3. Quiere decir que, a pesar del tiempo
inicial de apertura, las blancas ya están atrasa-
das en desarrollo.
7.c3 d5
Agrediendo el peón e4 y tomando la ofen- En esta posición las negras han completado
siva. su desarrollo, mientras las blancas, sin enrocar
8.exd5 ¤xd5 y con todo el flanco dama esperando turno,
9.£e2 ... creen que compensan todas estas desventajas
Primero debió enrocar para poner el Rey con el peón que, momentáneamente, tienen
en seguridad. Ahora las negras entregan el demás.
peón e, amenazado inultamente y ello se debe, Grave error de concepto, como se verá in-
precisamente, al hecho de que las blancas no mediatamente: un peoncito no equilibra el mal
han enrocado. Axioma: antes de combinar o desarrollo, la posición expuesta del Rey y de la
amenazar hay que enrocar. Dama y todas las posibilidades que derivan de
-7-
1era. Academia Argentina de Ajedrez - Miguel Najdorf - Prof. José Luis Matamoros
esta situación. partida: las posibilidades están todas a favor de
12. ... ¤b4?! las negras. El punto vulnerable de las blancas
Las negras se embarcan en una combina- se encuentra en f2 a causa de la presión que
ción no muy segura, pero que tiene a su favor ejerce el alfil negro en c5, conjuntamente con
la cantidad grande de amenazas que se ciernen el caballo y la torre que amenaza entrar a e1 en
sobre la posición blanca, dada su falta de enro- el momento propicio.
que y mal desarrollo. 16.¤d2 £e7
13.O-O ... Apuntando a la casilla e1.
Para escapar de los dobles del caballo y de 17.b4 ¥xf2+
la posibilidad de ¦e8, pero lo único que revela Este “sacrificio” era un secreto a voces que
esta jugada es que las blancas, un poco tarde, se las negras hacen impunemente, pues el alfil
han asustado de las complicaciones. Interesan- no se puede tomar ya que si 18.¦xf2 ¤xf2
te hubiera sido arrostrar el peligro (que existe 19.¢xf2 £e3+ 20.¢f1 £e1#.
igual, se tome o no el caballo) con una pieza de 18.¢h1 £e1!
más jugando 13.cxb4. Norma a seguir en po- La posición blanca se torna desesperada:
siciones similares: Si las amenazas no se com- no se puede capturar la Dama por el mate in-
baten escapando al peligro, arrostrar este con minente con la torre.
la compensación material que ella signifique. 19.h3 ...
13... ¤xd3 Buscando aire para una posición asfixiante.
14.£h5 ¥xb3 19. ... ¤xc1
Cambiando la única pieza activa de las Sacrificando otra vez la Dama y obligando
blancas. a aceptar el presente, pues de no ser así se per-
15.axb3 ¦e8 dería el caballo.
20.¦xe1 ¦xe1+
Diagrama N° 4 Y las piezas menores combinadas, dan
cuenta del rey blanco.
21.¢h2 ¥g1+
22.¢g3 ...
Tampoco solucionaba nada 22.¢h1 ¥e3+
23.¢h2 ¥xd2; con ventaja material y posicio-
nal.
22... ¦e3+
23.¢g4 ...
Si 23.¤f3 sigue 23. ... ¤e2+ 24.¢g4 y lue-
go más o menos como en el texto, el procedi-
miento ganador es igual.
23... ¤e2
24.¤f1 ...
Para evitar el jaque de g3, pero insuficiente.
24. ... g6!
Compárese el desarrollo de ambos juga- Ganando tiempo en la amenaza de la Dama
dores y desde ya se sabrá quién debe ganar la para crearle al Rey una situación de mate.
-8-
1era. Academia Argentina de Ajedrez - Miguel Najdorf - Prof. José Luis Matamoros
25.£d5 h5+ obligar a jugar y ganar enseguida.
26.¢g5 ¢g7!
Para apoyar el avance de f6+ y tomar con el SOLUCION al FINAL Nº 1
Rey negro, el posible escape por h6. Kliatz Kin,1924
27.¤xe3 f6+
28.¢h4 ¥f2+
29.g3 ¥xg3#
0-1
Una partida brillante producto de la lucha
de un mal desarrollo contra uno bueno, donde
si bien las jugadas no han sido completamen-
te correctas, la emoción no decayó en ningún
momento y de la cual se pueden extraer (para
el que quiera encontrarlas) enseñanzas muy
interesantes.

PARA RESOLVER
FINAL N° 2.
Bron,1929
Para forzar el final las blancas hacen
1.c7! ¢xc7
Lo mejor para evitar ulterioridades, pero
2.axb6+! ...
Entregando también la torre.
2. ... ¢xb8
3.b7! ...
Y el único sobreviviente es el que decide el
juego.
3. ... ¢c7
4.bxa8=£
Ganando.

Juegan las blancas y ganan.

Para ganar las blancas deben coronar un


peón, pero ¿cómo conseguirlo? La torre ne-
gra, bien ubicada detrás de los peones lo im-
pide fácilmente. Entonces la solución está “en
descolocar” la torre y forzar la entrada. En ese
momento, estudiar qua pieza se corona para
-9-