Está en la página 1de 6

Comercio Electrónico

Licenciada Vania Perdomo

Gendri Joel Cruz

31521362
Wearable device
Es una tecnología que se usa en el cuerpo humano. Este tipo de dispositivo se ha convertido en
una parte más común del mundo tecnológico ya que las empresas han comenzado a desarrollar
más tipos de dispositivos que son lo suficientemente pequeños como para usar y que incluyen
potentes tecnologías de sensores que pueden recopilar y entregar información sobre su entorno.
Los dispositivos portátiles también se conocen como dispositivos portátiles, tecnología portátil o
simplemente dispositivos portátiles.

La tendencia de las compañías electrónicas es proporcionar comodidad y nueva funcionalidad a


sus consumidores, la razón por la cual los dispositivos portátiles son tan populares es porque
proporcionan una gran variedad de sistemas informáticos abarcando desde una simple
calculadora hasta PC inalámbricas portables, además sus cómodos tamaños permiten que estos
productos sean más prácticos ya que el peso es menor, hay una reducción del consumo eléctrico y
los costos se apaciguan un poco.

La popularidad de los dispositivos informativos portátiles ha ido incrementando notoriamente y


este es solo su comienzo ya que los mismos nunca dejan de actualizarse, por ende siempre sale la
competencia de un producto anterior trayendo como consecuencia que estemos empapados con
tecnología nueva rápidamente.

Ejemplos de dispositivos portátiles:

Computadoras Notebook:

También llamadas laptop o computadora portátil, es una pequeña computadora


personal con un peso entre 1 y 6 kilogramos, pensada para que pueda ser fácilmente
transportable.

Celulares

Smart watch

Tablets
Ventajas y Desventajas de Wearable devices

Ventajas:
 Permiten usar el teléfono sin sacarlo del bolsillo. Es el colmo de lo absurdo, pero muchos
móviles tienen la pantalla tan grande que acaba dando pereza el sacarlos para leer las
notificaciones. Con un smartwatch accedemos a una buena parte del móvil a distancia,
añadiendo comodidad a su uso.
 Permiten instalar aplicaciones al gusto. Podemos comprar un reloj corriente con muchas
funciones, pero sólo a un smartwatch podemos añadirle funciones casi sin coste. El reloj a
nuestro gusto, existiendo la posibilidad de, incluso, tener acceso a hacer fotografías (tanto
con el propio smartwatch como accediendo desde él a la cámara del teléfono).
 Se puede cambiar el aspecto de la pantalla de inicio. Todos cambiamos de reloj por cómo
se ve el propio reloj, pero sólo con un smartwatch resulta posible variar el aspecto en
pocos toques y sin hacer nada más.
 Son perfectos para practicar deporte. Los smartwatch están especialmente indicados para
las prácticas deportivas, facilitando el registro del movimiento, la quema de calorías y la
comprobación de la progresión en tiempo real mientras se hace deporte. Dependerá de si
el móvil dispone de GPS o no, aunque siempre se puede comunicar con el teléfono
mientras se lleva en el brazo o en la mochila.
 Facilitan que no perdamos el móvil. Ésta es una utilidad que tiene casi todos los
smartwatch, viéndose favorecida por la conexión continua por Bluetooth entre
smartphone y reloj. Si se rompe el enlace el reloj nos avisará, evitando así que dejemos
atrás el móvil.
 Son un reloj. Puede parecer una obviedad, pero un smartwatch también es un reloj. Y con
un diseño rompedor que no suelen tener los relojes normales.

Desventajas:

 Su batería no dura lo que tendría que durar. Incluso aunque hablemos del Pebble, que es
uno de los smartwatch con mayor duración del mercado: la batería de estos aparatos de
muñeca es de risa, quedando casi de tomadura de pelo el hecho de que el Galaxy Gear
tenga que estar cada día recargándose. Si tenemos en cuenta que tendrían que ser
aparatos de muy bajo consumo, su autonomía es su mayor hándicap.
 Son demasiado caros. Esto tampoco se puede obviar, la mayor parte de los relojes
inteligentes suben en exceso de precio. Si realmente tuvieran una utilidad útil quizá se
compensase su precio, pero lo cierto es que esto no es así. Los hay más accesibles, pero,
aún así, sigue siendo un accesorio caro.
 No suelen verse bien a plena luz del día. Quizá un teléfono móvil pueda permitirse el lujo
de disponer de una pantalla que peque de poca visibilidad a plena luz del día o bajo la luz
del sol, pero un reloj no. Y no es que los relojes inteligentes se ven muy favorecidos en el
uso exterior, teniendo serias dificultades hasta para ver la hora si utilizamos uno en
verano. Se ha ido corrigiendo con el tiempo, pero, al incluirse pantallas LCD y AMOLED, no
es algo que se pueda solucionar.
 Son más difíciles de manejar de lo que parece. Un reloj no puede tener demasiados
controles ni botones, por lo que un smartwatch ha de seguir la línea. Pero claro: si le
instalamos aplicaciones y distintas capas al reloj, deberemos de poder movernos entre
ellas. Y las interfaces en estos dispositivos aún no están muy pulidas, debiendo de hacer
una cantidad alta de gestos para movernos por los menús. A lo que hay que sumar la
dificultad de disponer de pantallas muy cortas.
 Se necesita usar el Bluetooth. Queda claro que el smartwatch es un reloj inteligente,
pero, si no está conectado por Bluetooth al teléfono móvil, pasa a ser un reloj cualquiera.
¿Resultado? Se nos acaba consumiendo la batería del reloj y la del teléfono, acabando con
ambos bajo mínimos (aunque bien es cierto que el Bluetooth no es de las conexiones que
más consume).
 Se termina usando sólo como reloj. No falla: basta que un aparato para la muñeca tenga
multitud de usos para que no se acaben utilizando. Muchas apps, cámaras, juegos… Pero
vais a acabar usando el smartwatch como reloj. ¿Vale la pena invertir en un gadget de este
estilo para acabar utilizándolo en su mínima expresión? Pues lo cierto es que no.

Ventajas:
 Última moda: La apariencia de estos anteojos puede resultar atractiva y podría generar
una gran moda en el futuro.
 Lectura fácil y rápida: Nos permite chequear nuestros correos sin la necesidad de abrir
nuestro e-mail.
 Cámara escondida: Fotos y videos rápidos, activados sólo con un parpadeo o con una
orden oral.
 Mejor ubicados: Es normal hoy en día, recurrir al GPS de nuestros teléfonos para guiarnos
mejor en donde nos encontramos o hacía donde queremos ir. Con Google Glass podremos
ver el mapa de la ciudad sin la necesidad de estar sacando el teléfono del bolsillo todo el
tiempo.
 Personalización: Tendrá funciones que nos permite personalizar aún los anteojos que si
usáramos un celular. Podremos dar funciones a través del reconocimiento de voz.
 Chau Mousse, Chau Teclado: Una de sus ventajas más particulares es que podremos
responder video llamas, chats y correos electrónicos sin la necesidad de tener que utilizar
un teclado gracias a sus funciones de voz.
 No te olvides nada: como todo dispositivo electrónico actual, Google Glass tendrá la
función de agenda virtual que nos permitirá tomar notas, recordatorios y fechas
importantes y nos dará avisos y alarmas para recordar aquellos datos que más
necesitemos.
 No hay discriminación: Este producto no quedará fuera para aquellos que usen anteojos o
lentes de contacto, se podrá ajustar su diseño de forma que se le podrá incluir dioptrías o
reducírselas si es necesario para el usuario.
 La educación se actualiza: Es sabido que la tecnología ha tenido avances muy pobres,
últimamente, respecto a la educación, es por eso que se crearán aplicaciones útiles no
solo para estudiantes sino para los más chicos que estén iniciando su camino en el
conocimiento y la lectura.
Desventajas:
 Batería muy limitada: Si bien su duración podría ser suficiente como para un día entero, el
uso de sus funciones, especialmente la de filmar video, podría reducir mucho más rápido
su batería.
 Si usas Google no manejes: Ni un año desde que este producto innovador llegó a los
mercados y ya tenemos antecedentes de accidentes automovilísticos por el uso de los
anteojos mientras se conduce.
 Adicción a las redes sociales: El uso compulsivo de las redes sociales es ya un hecho real
en nuestra sociedad y el uso de estos anteojos, que nos permite utilizarlas de forma
cómoda, podría empeorar la adicción de las personas.
 Agotamiento y dolores de cabeza: Muchos usuarios han afirmado sufrir de dolores de
cabeza, mareos y desorientación luego de largos periodos utilizando el artefacto.
 Mejor no significa perfecto: Como todo artefacto hoy en día, sus aplicaciones de mando a
través de la voz o de movimientos, no resultarán perfectos cada vez que lo intentemos.
Algún día la perfección podrá llegar a nuestras manos pero, por el momento, se trata de
una tecnología muy reciente.
 ¿Dónde los guardo?: A diferencia de los anteojos normales, los Google Glass no son
capaces de plegarse, lo cual dificulta tanto a sacárnoslos como a elegir un lugar donde
guardarlos.
 Tu celular también lo sufre: como ya se sabe, estos anteojos estan conectados a nuestro
teléfono celular y, por lo tanto, no solo su batería será escasa sino que también drenará la
del móvil.
 Duelen los bolsillos: Demasiado obvio. El dinero no crece en los árboles y como toda
innovación tecnológica de gran consumo, estos anteojos tendrán un precio que no bajará
los 1200 o 1500 dólares, cantidad superior a lo que nos costaría comprar un celular o una
tablet.
 Los prefiero de noche: La pantalla de los anteojos no se puede ver con claridad con la luz
del sol durante el día.
 Dependencia: Sin un teléfono celular conectado por WiFi, no podremos acceder a muchas
de sus funciones.

Recursos apoyados

https://luisthebigboss.wordpress.com/2012/09/09/dispositivos-portatiles/

https://www.techopedia.com/definition/31206/wearable-devic

https://iutoms7001.wordpress.com/2016/10/31/ventajas-y-desventajas-de-wearables/

http://mariainformaticafigueras.blogspot.com/2014/11/ventajas-y-desventajas-de-
smartwatch.html