Está en la página 1de 8

MÉTODOS DE PROSPECCIÓN MINERA

1. Introducción:

La evolución de los yacimientos minerales la cual tiene una estrecha relación con la evolución de
los métodos que se han utilizado para descubrir los yacimientos. El costo de métodos para
descubrir yacimientos puede ser una definición corta de término exploración minera, uno explora
buscando yacimientos como hacen los geólogos, aplican una serie de métodos y herramientas.

A lo largo de la historia el uso de metales ha sido un factor muy importante para la evolución del
hombre. Desde la prehistoria hasta principios del ciclo pasado no hubo muchos cambios en los
métodos usados para el descubrimiento de yacimientos.

Desde la prehistoria hasta principios del ciclo pasado el descubrimiento era la observación directa,
en donde en superficie se observaba alguna evidencia directa de algún yacimiento eso constituía
un descubrimiento. Por eso que el recuento de la evolución de esta materia se restringe
principalmente al siglo 20 que abarca hasta nuestros días.

Es en el siglo 20 donde se dan los mayores cambios en cuanto a las técnicas y herramientas que
se aplicaron para descubrir el yacimiento y otra razón es que justamente durante el siglo 20 se
descubrieron la mayoría de los grandes yacimientos. Se puede considerar que a principios del
siglo 20 los yacimientos que eran explotados eran yacimientos que ahora consideramos en el
mejor de los casos mediana minería, no existía la explotación a gran escala como ahora se conoce.

Tres periodos podemos reconocer en el siglo 20, relacionados a esta evolución en los métodos
utilizados para descubrir yacimientos, cada uno de estos periodos se caracterizan por alguna
metodología en particular y normalmente concluye cuando esta metodología pierde eficiencia. A
principios de periodo se aplican ciertos métodos, se logran descubrimientos importantes algunos
fabulosos, pero en algún momento esta metodología decae y entonces se investiga para lograr una
nueva herramienta que mejore la eficiencia en la exploración de yacimientos y entramos entonces
al nuevo periodo.

El primero sería aproximadamente hasta los años 40, se basó en la observación directa, pero aquí
se hicieron tres grandes descubrimientos que continúan en exploración:

 Mount Isa en Australia, yacimientos polimetálico. Se descubrió en 1933.


 Roan Antelope de cobre en Zambia. Se descubrió en 1925.
 Meresky Reef en Sudáfrica, zona muy rica en platino, pero parte de un complejo que
produce otros metales como cromo y hierro.

Estos depósitos como la mayoría que fueron descubiertos en este periodo se descubrían gracias a
que afloraban en superficie, los mismos minerales de mena tenían claros indicios en superficie
que permitía la observación directa, entonces no se necesitaba de teorías geológicas, solo se
necesitaba de un conocimiento mínimo mineralógico para identificar estas especies minerales que
constituían la mena. El geólogo jugaba un papel en llevar adelante las fases más detalladas del
desarrollo de la explotación y en su expansión del yacimiento. A fines de este periodo se ve con
la necesidad de una nueva técnica de exploración por lo que en los últimos años se introdujo los
primeros métodos geofísicos. Entonces algunos yacimientos que ya se conocían como
Withwoderjan en África el distrito de oro más importante del mundo, la extensión de este
yacimiento se hizo gracias a técnicas geofísicas. Con los métodos geofísicos se utilizan alguna
propiedad física especial de los minerales y si sabemos que mucha de las menas pertenece al
grupo de minerales de sulfuros, óxidos y elementos nativos que tienen un peso específico alto.
Entonces una propiedad física de estos minerales de mena que están acompañados de una ganga
muy frecuente (pirita) es el peso específico alto. Si por algún método podemos detectar en el sub
suelo minerales con un peso específico distinto, podemos descifrar del sub suelo que hay una
variación de pesos específicos y podemos tratar de interpretar que minerales son, ese es una
técnica geofísica llamada gravimetría.

En el siguiente periodo la geofísica cobra mayor importancia y esta geofísica que fue probada
para evaluar un yacimiento previamente conocido, ya fue ahora aplicada en la exploración.
Además a esto se debe añadir, que las técnicas geofísicas tuvieron un gran empuje en la segunda
guerra mundial, había ciertas zonas ocultas que debían ser exploradas con fines bélicos. Esta
aplicación de la geofísica tuvo especialmente éxitos en regiones no solo donde los yacimientos
no afloraban en superficie, sino además estaban cubiertos por una capa glaciar importante como
el caso de Canadá, entonces no se podía explorar directamente en muchos casos. En Canadá hay
muchas regiones donde estacionalmente está cubierta por hielo, hay regiones importantes que
tienen una capa glaciar continua ininterrumpida, llamada perpetua en algunos casos.

Se aplican las técnicas de la geofísica y no solo la gravimetría, se aplican métodos magnéticos,


electromagnéticos, se desarrollan más las técnicas geofísicas, porque no solo el peso específico
puede ser utilizado en los minerales, su capacidad también de transmisión eléctrica, su capacidad
de ser paramagnéticos o diamagnéticos. Es decir, todas estas características físicas pueden ser
medidas, tenemos en el subsuelo o debajo de una capa glaciar, una acumulación de minerales,
podemos diferenciar estas características si alomadamente en un área abunda minerales bastante
más paramagnéticos que el resto, entonces ya no solo son métodos gravimétricos sino también
magnéticos, electromagnéticos.
2. Métodos de Prospección Minera:

a) Métodos Geológicos:

 Reconocimiento Geológico General:


El reconocimiento geológico se debe hacer tras el estudio de toda la información previa disponible
y de una visita general de la zona que permita identificar el estado y el comportamiento de obras
lineales existentes y examinar los cortes que existan en el terreno como zanjas, trincheras,
excavaciones, pozos, etc.
El estudio estereoscópico de las fotografías aéreas permite la localización de las distintas
formaciones geológicas y, muchas veces, identificar los tipos de suelos presentes. Esta
interpretación geológica de las fotografías aéreas (fotogeología) es muy útil en los estudios
previos, ya que se consigue una visión general de la zona y se pueden reducir los trabajos
geológicos de campo a la realización de comprobaciones y análisis de zonas dudosas mediante
prospecciones. Por este motivo, es necesario, completar el estudio fotogeológico con un
reconocimiento de campo, que complete las conclusiones alcanzadas, y una programación de
sondeos, ensayos de laboratorio y de campo que variará según la importancia de la obra y de la
información requerida en cada fase del proyecto.
Los reconocimientos subterráneos son indispensables a partir de la fase de anteproyecto, y
permiten mediante prospecciones geofísicas, sondeos mecánicos y ensayos in situ, completar la
información anterior y ser útil en la correspondiente fase del proyecto. Cabe destacar la
importancia de las prospecciones geofísicas, que permiten una auscultación de la zona y reducen
considerablemente el número de sondeos mecánicos en las zonas más homogéneas. Las más
comunes son la prospección eléctrica y la prospección sísmica, que utilizan técnicas distintas y,
por tanto, ventajas diferentes.
 Mapeo Geológico General:

El mapeo geológico es fundamental en cualquier proyecto de exploración. Una exploración eficaz


requiere una comprensión profunda de los controles litológicos y estructurales de la
mineralización. Estos conocimientos deben obtenerse a través del mapeo geológico en las etapas
iniciales de un programa de exploración.
El mapeo es una herramienta de exploración rentable y un proceso generador de proyectos que
entrega beneficios tangibles para todos los programas de exploración. Un buen mapa geológico
no sólo sirve para orientar un programa de exploración, sino que también comunica claramente
el potencial económico de un proyecto a los actores.

b) Métodos Geoquímicos

 Muestreo de sedimentos, agua, suelos, rocas.

Es una fase de vital importancia en la evaluación de un Depósito Mineral, debido que en él


se apoya el estudio de viabilidad técnica-económica. Las muestras no solo deben ser
representativas, sino que deben estar en una cantidad adecuada, en el lugar preciso, y con un
proceso de reducción de peso y análisis apropiados.

 Análisis químico

Es importante que la información referente a la mineralogía, relaciones texturales, tamaño de


partículas, distribución de los elementos y las asociaciones mineralógicas, deben ser conocidas
tan pronto durante la etapa de exploración de un yacimiento mineral. Esta información demás de
permitir a los geólogos de exploración interpretar la génesis del yacimiento y programar los
trabajos para la evaluación del mismo, servirá de apoyo en las etapas subsiguientes, para la
solución de dificultades potenciales en el beneficio de los minerales y para las consideraciones
económicas necesarias en el cálculo de la inversión de capitales requeridos.
La mayor parte de la información mineralógica necesaria en esta etapa, puede ser obtenida
mediante estudios microscópicos; pero en ciertos casos, será necesaria otras técnicas de análisis
mineralógico para la rápida obtención de datos específicos y prácticos.

Muchos prospectos mineros interesantes fueron descartados en todo el mundo, debido


principalmente a la falta de una buena preparación en mineralogía de las personas que
descubrieron o examinaron dichos prospectos.

Inclusive un geólogo de bastante experiencia deberá tener sólidos conocimientos en mineralogía,


para poder reconocer y/o sospechar la presencia de un mineral importante y, solicitar la
realización de investigaciones adicionales en un laboratorio de análisis mineralógico.

 Identificación de zonas anómalas.

El principio básico de la prospección geoquímica se basa en detectar la dispersión de un


determinado metal para detectar la fuente de emisión, esto es, el yacimiento mineral, sus
principios son válidos también para poder trazar la extensión de un fenómeno de contaminación,
ya que las reglas físico-químicas que gobiernan la dispersión de elementos químicos en el ciclo
exógeno son las mismas. La dispersión de elementos químicos lleva a la formación de una
zona geoquímicamente anómala, que denominaremos anomalía geoquímica. La anomalía
geoquímica contrasta claramente con lo que podríamos denominar valores normales de un
determinado elemento químico en el medio de dispersión (suelo, aguas, atmósfera). Aunque a
veces una anomalía pueda ser obvia en términos numéricos (valores extremadamente altos de un
elemento), la caracterización de la misma se lleva a cabo mediante un tratamiento estadístico, más
o menos complejo, de la información.

c) Métodos geofísicos.
 Métodos magnéticos

El método magnético es el método geofísico de prospección más antiguo aplicable en la


prospección petrolífera, en las exploraciones mineras y de artefactos arqueológicos.

En las exploraciones mineras se aplica el método magnético en la búsqueda directa de minerales


magnéticos y en la búsqueda de minerales no magnéticos asociados con los minerales, que ejercen
un efecto magnético mensurable en la superficie terrestre.

Además el método magnético se puede emplear en la búsqueda de agua subterránea. Por medio
de estudios aeromagnéticos se puede localizar zonas de fallas, de cizallamiento y de fracturas,
que pueden albergar una variedad grande de minerales y dirigir a una mineralización epigenética,
relacionada con estress de las rocas adyacentes. El conocimiento de sistemas de fracturas y de
acuíferos en rocas solidificadas cubiertas por una capa de depósitos aluviales puede facilitar la
búsqueda y explotación de agua subterránea.

A través del método magnético se pueden levantar las discordancias y las superficies terrestres
antiguas ahora cubiertas por rocas más jóvenes con el fin de explorar minerales detríticos y/o
minerales de uranio relacionados con discordancias.

Hasta el medio de la quinta década de este siglo prácticamente solo se llevaron a cabo los métodos
magnéticos de exploración en la superficie terrestre. Hoy día en la prospección petrolífera se
emplean casi exclusivamente magnetómetros instalados en aviones y en barcos. En los estudios
de reconocimiento de depósitos minerales se emplean magnetómetros aeroportados.
 Métodos geoeléctricos

Los métodos geoeléctricos se dividen en dos tipos principales, pasivo y activo. En el primero se
miden los potenciales eléctricos espontáneos existentes en el subsuelo producto de corrientes
naturales provocadas por reacciones electroquímicas, gradientes de temperatura o fenómenos
relacionados al movimiento de aguas subterráneas. El método activo consiste en inyectar
corriente en el subsuelo y medir luego la respuesta de éste a ese estímulo externo que estará
condicionado por las propiedades geoeléctricas de las rocas investigadas.

Método geoeléctrico activo, El método activo consiste en la inyección de corriente continua o de


baja frecuencia en el terreno mediante un par de electrodos y la determinación, mediante otro par
de electrodos, de la diferencia de potencial (A, B y M, N respectivamente). La magnitud de esta
medida depende, entre otras variables, de la distribución de resistividades en el subsuelo, de la
presencia de minerales polarizables, de las distancias entre los electrodos y de la corriente
inyectada.

 Métodos gravimétricos

La gravimetría es un método muy importante en la búsqueda de depósitos minerales. Este método


aprovecha las diferencias de la gravedad en distintos sectores. La gravitación es la aceleración
(m/s2) de un objeto qué está cayendo a la superficie. La gravitación normal (promedia) en la
tierra es 9,80665 m/s2. Grandes cuerpos mineralizados pueden aumentar la gravitación en una
región determinada porque rocas de mayor densidad aumentan la aceleración.

El método gravimétrico hace uso de campos de potencial natural igual al método magnético y a
algunos métodos eléctricos. El campo de potencial natural observado se compone de los
contribuyentes de las formaciones geológicas, que construyen la corteza terrestre hasta cierta
profundidad determinada por el alcance del método gravimétrico (o magnético respectivamente).
Generalmente no se puede distinguir las contribuciones a este campo proveniente de una
formación o una estructura geológica de aquellas de las otras formaciones
o estructuras geológicas por el método gravimétrico, solo en casos especiales se puede lograr una
separación de los efectos causados por una formación o estructura geológica individual. Se realiza
mediciones relativas o es decir se mide las variaciones laterales de la atracción gravitatoria de un
lugar al otro puesto que en estas mediciones se pueden lograr una precisión satisfactoria más
fácilmente en comparación con las mediciones del campo gravitatorio absoluto.
Los datos reducidos apropiadamente entregan las variaciones en la gravedad, que solo dependen
de variaciones laterales en la densidad del material ubicado en la vecindad de la estación de
observación.

 Métodos sísmicos

En el método sísmico se provocan perturbación dinámicas artificiales (martillo, explosivo, etc.)


en o cerca de la superficie del terreno. Estas perturbaciones originan ondas elásticas,
longitudinales y transversales que se registran en pequeños detectores o geófonos. La medición
de los intervalos de tiempo que transcurren desde que se genera el impulso hasta su recepción en
los geófonos u otros sensores colocados a diferentes distancias y que a su vez lo envíen al
oscilógrafo o aparato registrador, permite construir una gráfica de tiempo-distancia conocida
como dromocrónica que permite determinar la velocidad de propagación de las ondas de terreno.
Mediante estas velocidades también es posible obtener propiedades de interés geotécnico como
son: morfologías del subsuelo, estado de compactación y fracturación de los materiales,
porosidad, constantes elásticas de los materiales y grado de saturación. Las principales
aplicaciones de este método son: 1. Determinación de los espesores y estratigrafía en el subsuelo.
2. Determinación de la profundidad del basamento, espesores de aluvión. 3. Auxiliar en la
identificación de estructuras.

d) Métodos mineros.
 Perforaciones

Los sondeos son una herramienta vital en la investigación minera. A través de perforaciones del
subsuelo por métodos diversos, se obtienen muestras en profundidad que permiten confirmar o
desmentir posibles interpretaciones sobre la existencia de yacimientos y en su caso, conocer la
ley del mineral.
Cuando aun se tiene incertidumbre de los datos obtenidos, la apertura de calicatas puede ser una
forma fácil y rápida de obtener información geológica y estructural de una zona determinada de
la corteza superficial.
Las calicatas son zanjas que se abren sobre la superficie hasta alcanzar la roca para conocer la
estructura y calidad del material de cobertura que se encuentra cubriendo el macizo rocoso.