Está en la página 1de 1

EL MONSTRO DE HUANTA (T.

L)
Era una noche oscura y tenebrosa cuando los pobladores del pueblo de huanta,
escucharon a voz alta, gritos escalofriantes de una mujer, parecía parecía que la estaban
despedazando; al día siguiente los pobladores pensaron que era simple mujer que
estaba siendo asaltado o maltratada. Luego de tres días que pasara el hecho, volvía a
surgirse un grito más fuerte y más tenebroso, entonces un poblador que vivía cerca
donde se estaban dando esos gritos decidió salir de su casa para ver qué es lo que estaba
pasando, salió y busco, alumbro en la oscuridad, entonces los gritos ya se habían
calmado, el poblador de mucho miedo decidió retornar a casa porque pensó que era lo
mejor y que encontraría nada.
Al amanecer se daba rumores de dos mujeres habían desaparecido del pueblo en las
últimas semanas, y que nadie sabía cuál era la razón de esta desaparición. La noticia
corrió tan rápido ya que los pobladores de huanta y pueblos aledaños se enteraron de
estas desapariciones terroríficas. Preocupados los pobladores por estos hechos,
también ya estaban con mucho miedo que les pasara lo mismo que a las dos mujeres
desaparecidas, esa noche el pueblo estaba en tota silencio, pero nadie podía dormir ya
que estaban en total alerta. Y cuando llego la madrugada llego una nueva noticia de un
pueblo colindante a la localidad de huanta, de que habían desaparecido tres mujeres
más. Luego de esta noticia corrió los rumores de un poblador que vivía alejado de los
demás casa, dijo que había visto a un monstruo en persona con los dientes bien afilados
con los ojos llenos de maldad, era el mismo demonio, los pobladores de todos los lugares
donde estaba sucediendo estos se hechos ya se habían cansado de tantas matanzas y se
organizaron para capturarlo y matarlo.
Luego de pocos días escucharon nuevos gritos cercanos al pueblo de huanta, entonces
los pobladores ya organizados actuaron raudamente para ir y capturarlo al monstruo,
luego de una agotada persecución y con mucho miedo llegaron a capturarlo, y cuando
los pobladores lo vieron a los ojos pensaron que era el demonio en persona luego de
amarrarlo a un árbol con mucho cuidado las personas estaban pensando en cómo
matarlo, ellos decían en quemarlo otros decía que lo ahorquen, en uno de esos
momentos de descuido de los pobladores el monstro había desaparecido como si fuera
por arte de magia. Las personas estaban atormentados con lo que había pasado. Hasta
estos momentos no se sabe nada del demonio.